Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
EL AVARO Y EL LEÓN DE ORO
Hace mucho, estaba un Avaro miedoso que se topó con una estatua de Oro con forma de
un León. Muy...
"¡Hermanos míos! ¡nuestros enemigos se van a destruir entre ellos! ¡Salgamos y sigamos
tranquilamente con nuestras cosas!"...
El Lirón, de mala gana dio lo que le pidió recordándole al Topito, que le debían un favor. Al
rato, volvieron a llamar a s...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Fabulas 22

440 visualizaciones

Publicado el

  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Fabulas 22

  1. 1. EL AVARO Y EL LEÓN DE ORO Hace mucho, estaba un Avaro miedoso que se topó con una estatua de Oro con forma de un León. Muy sorprendido y fascinando, se dijo en voz baja: "¡Que gran ocasión!, el miedo paraliza mi mente y desgarra mi corazón, sin embargo, las ganas de poder de riqueza doblega mi alma. ¿Que poderes celestiales habrán creado esta belleza? Como deseo tener para mi esta riqueza, pero con tan solo ver a esta fiera, me aterro. La codicia me motiva a hacerla mía, pero, mi débil carácter me impide hacerlo. Oh deseo que no das justo goce, pues ofreces algo pero impides tocarlo dándome un horrible tormento. ¿Que debo hacer para que llegues a mis manos?" Mientras seguía en sus pensamientos el Avaro, unos ladrones se acercaron a la estatua y sin mucha demora se la llevaron dejando al Avaro sólo con sus palabras, y sin oro. Moraleja Ocasión desaprovechada, bobada probada. EL LEÓN, LA VACA, LA CABRA Y LA OVEJA Una vez, un León, una Vaca, una Cabra y una Oveja hicieron un pacto para cazar juntos en los montes y repartirse en paz todo aquello que atrapasen. Mientras andaban en busca de su presa, avistaron una Cierva que sin mucha demora, de inmediato la atraparon. Al poco rato, el León la tomó y dividió en cuatro partes iguales, luego dijo: "La primera de estas partes es para mi, porque me llamo León, también me comeré la segunda porque soy el más fuerte. Y creo que me quedaré también con la tercera parte." Y mirando con ojos amenazadores a los otros tres socios, agregó: "Y para aquel, que toque la cuarta parte, que vaya preparando su testamento pues me lo comeré." Cuando se es honrado como la Vaca, inocente como la Cabra y mansacomo la Oveja, no se debe andar con Leones. Moraleja Tratos sobre caudales, hazlos con tus iguales. LA SERPIENTE, LA COMADREJA Y LOS RATONES Desde hace mucho tiempo, la Serpiente y la Comadreja son irrefutablesenemigas, y ambas tienen una sola cosa en común, su comida predilecta son los Ratones. Un día, en el interior de una vieja casona donde habían muchos Ratones, se encontraron estas enemigas que llegaron ahí por el mismo propósito.Muy molestas ambas, se preparaban para luchar entre ellas para ver quien se quedaba con todos los Ratones. Un Ratón que vio a las rivales, dijo a sus hermanos:
  2. 2. "¡Hermanos míos! ¡nuestros enemigos se van a destruir entre ellos! ¡Salgamos y sigamos tranquilamente con nuestras cosas!" Los Ratones al ver a las enemigas en lo suyo, decidieron salir y continuar con sus quehaceres, sin embargo, la Serpiente y la Comadreja al verlos salir se dijeron: "Estamos peleando tontamente y ellos felices. No desperdiciemos esta oportunidad y dejemos de pelear." Dicho y hecho, las enemigas olvidaron su rivalidad y emprendieron en búsqueda de su festín. Al poco rato, los ratones que dejaron sus huecos, pasaron a los estómagos de sus depredadores. Moraleja A la ocasión venida, aprovéchala enseguida. EL DEPOSITARIO INFIEL Una vez, un Comerciante que se disponía a viajar, entregó a su Vecinouna caja con barritas de oro y plata para que la guarde mientras estaba fuera. Cuando finalizo su viaje, el Comerciante visito a su Vecino pidiendo de regreso su tesoro. El Vecino le respondió: "Estimado amigo, me temo no poder complacerte, ya que los ratones se comieron el joyero y todo su contenido." El Comerciante fingiendo darle la razón a sus excusas, disimuladamente escondió al hijo de este y lo invito a cenar. "Oh amigo." - Dijo el Vecino - "No puedo aceptar tu invitación ya que he perdido a mi Hijo y hasta ahora no lo encuentro." "Estimado amigo." - Respondió el Comerciante - "Estoy seguro que lo hallarás. Yo vi cómo un Búho se llevo a tu Niño." "Eso es imposible." - Dijo el Vecino. "Si los Ratones comen Oro y Plata, ¿por qué no un Búho se puede llevar a tu Niño?" - Respondió el Comerciante. El Vecino entendió la indirecta y sin mucha demora devolvió el tesoro, y recuperó a su Hijo. Moraleja La mentira que engaña, vuelve a ti y te daña. LA FAMILIA TOPO Y EL LIRÓN Hace mucho, vivía una familia de Topos cerca de la casa de un Lirón. Un dia, un Topito llamo a la puerta de su vecino y le dijo: "Buenos días Señor Lirón. Dice mi Mamá si fuera tan amable de prestarnosun kilo de harina para preparar una Torta."
  3. 3. El Lirón, de mala gana dio lo que le pidió recordándole al Topito, que le debían un favor. Al rato, volvieron a llamar a su puerta, y era otra ves elTopito pidiendo por favor, medio kilo de Azúcar. El Lirón muy molesto e indignado, a propósito y de mala gana, entrego al Topito medio kilo de Sal. Horas más tarde, tocaron nuevamente la puerta del Señor Lirón. Este abrió y vio que era la Mamá Topo y su familia que le dijeron: "¡Feliz cumpleaños Vecino!, por favor acepte esta torta que le preparamos." El Lirón, muy conmovido y arrepentido por su mala acción, dio las gracias y comió conscientemente sin rechistar la Torta, a pesar de que estaba salada. Moraleja Quien imita al que engaña, se venga y no agravia. 5

×