Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

La mesa compartida (cuadro)

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 4 Anuncio
Anuncio

Más Contenido Relacionado

Similares a La mesa compartida (cuadro) (20)

Anuncio

Más de Jovenesop FD (20)

Más reciente (20)

Anuncio

La mesa compartida (cuadro)

  1. 1. 4 PAUTAS PARA EL ANÁLISIS DE UN CUADRO l.° Observar • Contemplar en silencio. • Meterse progresivamente dentro de la imagen. • Dejar un largo espacio de tiempo para impregnarse. • No tener prisa. 2.° Reconocer • Mirar la imagen como si no se tratara de un tema religioso. • Al principio no dar ninguna interpretación ni buscar ningún significado. • Limitarse a reconocer, a distinguir y a describir el cuadro, en sus grandes líneas y en sus detalles. • Descubrir las estructuras del cuadro: cuál es su centro; qué hay arriba y abajo; qué hay a la izquierda -zona en general más activa- y a derecha -normalmente zona pasiva-. Ver si hay diagonales; si hay formas en círculos, y cómo se relacionan entre sí .... • Cada elemento, cada detalle tiene su importancia y desempeña un papel. • «Leer» el cuadro como si fuera una página de un libro, es decir, línea por línea; de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. 3.° Sentir • Cada cuadro provoca una determinada gama de sensaciones. ¿Qué sensaciones y sentimientos te ofrece a ti el cuadro? Por ejemplo: paz, angustia, calor humano, incertidumbre, entusiasmo, sorpresa, desconcierto, curiosidad, tensión, calma... • ¿Qué recuerdos evoca en mí el cuadro? (Situaciones, experiencias, anécdotas de mi vida, paisajes, objetos, otras imágenes... ) 4.° Interpretar • ¿Qué textos bíblicos pueden corresponder a esta imagen? • ¿Qué punto de vista o momento del relato bíblico, o aspecto del poema o de la profecía ha escogido el artista? ¿Ha privilegiado a alguno de los personajes? ¿Es el mismo personaje que el relato bíblico pone de relieve o es otro? • ¿Qué parecidos y diferencias hay entre el cuadro y el texto? • ¿Cómo lo ha representado el artista? • ¿Han sido empleados determinados símbolos? ¿Qué significados aportan al cuadro? • ¿Cuál es el centro de gravedad teológico? • ¿Qué situación histórica transparenta? • ¿Por quién, en qué ocasión y para quién fue hecho? • ¿Qué titulo podría ponerse a esta imagen? 5.° Aplicar • ¿Qué me dice el cuadro para mi vida? ¿Me pide algo? • ¿Con qué elemento, personaje, símbolo o zona del cuadro puedo yo identificarme? • ¿Cómo podría ayudarme el cuadro para la oración: alabanza, súplica, agradecimiento...? CONVOCADOS HOY
  2. 2. 4 LA MESA COMPARTIDA 1. MOTIVACIÓN Previamente, el grupo ya está sentado alrededor del proyector, de cara a la pantalla. En una habitación oscura; el proyector encendido, pero sin proyectar; pantalla o pared blanca; no olvides la diapositiva: Sieger KÖDER, La comida de los pecadores. E1 grupo guarda silencio. EL ANIMADOR COMIENZA LA ORACIÓN: • “Comenzamos nuestra oración: en el nombre del Padre, y del Hijo...”. • “Hemos estado reflexionando y meditando sobre el don que nos hace Dios de vivir nuestra vida cristiana en comunidad. Ahora vamos a hacer oración, a sentir con el corazón ante Dios y con los hermanos este signo del Reino de los Cielos que es la comunidad de pecadores perdonados por Jesús”. Proyectas la diapositiva: Sieger KÖDER, La comida de los pecadores, 1973. 2. OBSERVAR (5’) El grupo contempla en silencio y relajado por largo espacio de tiempo, sin hacer otra cosa que observar la imagen. Se van metiendo progresivamente dentro de la imagen. EL ANIMADOR DIRIGE LA OBSERVACIÓN DEL CUADRO: "Estamos acostumbrados a rezar con textos escritos, pero no con imágenes. Sin embargo, las imágenes religiosas nos rodean en nuestra cultura cristiana católica. Rezar ante una: imagen es sencillo. En primer lugar no pretendas racionalizar nada. Solamente déjate ganar por el arte: las líneas, los colores, objetos, personajes...". • "Primero contempla en silencio" (Deja 1/2 minuto de silencio). CONVOCADOS HOY
  3. 3. 4 • "Métete progresivamente dentro de la imagen. Abre tu sensibilidad". (Deja un espacio de tiempo en silencio hasta completar los cinco minutos). 3. RECONOCER (10’) El grupo observa en silencio y sigue las indicaciones del animador respondiendo a las preguntas que se le hacen. EL ANIMADOR DIRIGE LA OBSERVACIÓN Y PREGUNTA AL GRUPO: (Vas leyendo esta pauta de "lectura" del cuadro, despacio pero continuamente, con pequeños silencios para responder). "Mira la imagen como si no se tratara de un tema religioso. No intentes dar ninguna interpretación ni buscar ningún significado". "Limítate a reconocer y a describir el cuadro en sus grandes líneas y en sus detalles; cada elemento, cada detalle tiene su importancia y juega su papel pensado por el artista". "Primero, descubre la estructura de la composición de la obra: ¿cuál es su centro?; ¿cómo se disponen los personajes?; ¿qué color o elemento de luz o de sombra es más significativo y sirve para centrar la composición?; ¿qué hay delante?; ¿qué hay en el fondo?; ¿a la izquierda?; ¿a la derecha..., arriba..., abajo? (Deja unos 3 minutos para que la gente responda a estas preguntas en voz alta). "Ahora nos fijamos en la luz, en las zonas de sombra del cuadro, en los colores, en los tonos, en el dibujo. (Deja otros 3 minutos para la participación de la gente). Finalmente diferenciamos los personajes: ¿cuántos hay, quiénes son, qué hacen, qué aspecto tienen? (Asegúrate de destacar el personaje de las manos en el plano del observador, cuyo rostro es "invisible", para que su presencia sea notada por todos). (Deja 3 minutos para la participación de la gente). 4. SENTIR (10') El grupo observa en silencio y sigue las indicaciones del animador respondiendo a las preguntas que se le hacen. EL ANIMADOR DIRIGE LA OBSERVACIÓN Y PREGUNTA AL GRUPO: "Cada cuadro provoca una determinada gama de sensaciones: ¿Qué sentimientos te produce el cuadro? Por ejemplo: de paz, angustia, calma, calor humano...". "¿Qué recuerdos evoca el cuadro en tu memoria; situaciones, experiencias, anécdotas?". (Dejas el tiempo necesario para las intervenciones hasta cumplir los diez minutos). 5. INTERPRETAR (10') El grupo participará dándole contenidos religiosos a1 cuadro. EL ANIMADOR PREGUNTA AL GRUPO: "Un cuadro religioso nos transmite 1a experiencia de fe de su autor o de una comunidad, para ayudarnos a rezar o a contrastar nuestras vidas con el Evangelio. Vamos ahora a ver qué nos dice esta imagen de nuestra vida cristiana en comunidad. ¿Cuál piensas que es el mensaje que el cuadro tiene para nuestra vida de comunidad?". "¿Qué escena crees que representa el artista?: ¿Qué significado tiene el cuadro?; ¿qué nos quiere decir?" (deja algo más de 5 minutos para que respondan a estas preguntas). "Para decirnos todo esto el artista ha utilizado determinados símbolos o recursos artísticos?; ¿qué símbolos son éstos?". (No se deje sin comentar al personaje de las manos, cuyo rostro no se ve, con estas preguntas: "¿Quién es el personaje central?; ¿cuál es el centro de gravedad teológico del cuadro?"). CONVOCADOS HOY
  4. 4. 4 6. APLICAR EN LA ORACIÓN (Hasta completar la hora disponible) EL ANIMADOR PREGUNTA AL GRUPO: "¿Qué me dice e1 cuadro para mi vida?; ¿con qué personaje o símbolo me identifico?". PARA LA ORACIÓN: cuando las intervenciones se apagan, proclamar: Lucas 14, 15-24 ó 15, 1-7 ó 19, 1-10. Y dejas todo el tiempo, hasta el final, para la oración compartida. Sieger KÖDER, La comida de los pecadores, 1973 (Ficha técnica para el animador) Mural pintado para una iglesia de un barrio de Roma, con personajes del barrio. Vienen representados: un judío con el manto de oración; una prostituta procedente del sudeste de Asia; una vieja del asilo; un payaso; un intelectualillo; una mujer rica; y un refugiado político o hambriento de Africa. La escena se desarrolla en un interior, en torno a una mesa. Parece que comparten pan y vino y todos reciben estos alimentos de un personaje de espaldas a nosotros; o mejor, que está con el espectador, del cual sólo se ven sus manos abiertas y se sabe de su presencia por sus palabras y gestos, pues todos los comensales se vuelven hacia él para escucharle y recibir el vino y el pan. La habitación parece pobre, oscura y suela, en un mugriento color marrón. Una puerta a la derecha deja ver al fondo la ciudad. En la penumbra de la habitación destaca el color blanco del mantel de la mesa; de ese color emana la luz que destaca los variopintos vestidos de los personajes, en colores intensos: azul, rojo; del color de su piel y de los cabellos femeninos. La disposición en torno a la mesa construye una estructura compositiva circular: un óvalo que fuga hacia el espectador, por la disposición del personaje "sin rostro" hacia el que se dirigen las miradas. Esta estructura circular, abierta, y los colores del mantel y de los vestidos da calor humano, encuentro; aumentado por el tema de una comida en común. Muy rico para su comentario es la variedad de tipos, razas, edades, religiones, clase social, cultura, creencias religiosa o ideológica..., caracterizados por el dibujo cercano a la caricatura, que deforma y aumenta la personalidad del sujeto. Los símbolos son muy ricos: una mesa, una comida, un grupo, la disparidad de comensales, el alimento que comparten (pan y vino)... Pero sobre todo, la disposición del personaje "invisible": el hecho de que sólo se le vea las manos, su lugar en la mesa y en la composición, del lado del observador. Los participantes en la oración seguro que descubren muchos más símbolos. Todo cuanto sirva para motivar al grupo a la oración y a la interiorización de valores evangélicos puede valer. CONVOCADOS HOY

×