Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

QUILOPERICARDIO IDIOPÁTICO

86 visualizaciones

Publicado el

LAMINA PRESENTADA EN EL CONGRESO ARGENTINO DE CIRUGIA. Caso clíncicop de un paciente masculino de 31 años que consulta, por un cuadro de cuatro días de evolución caracterizado por dolor torácico, de tipo opresivo, sin irradiación, de intensidad leve, que progresa hasta hacerse de máxima intensidad. Sin variaciones posicionales o durante el ciclo respiratorio. Acompañado de disnea progresiva, clase funcional IV. Al examen físico se hallaba estable hemodinamicamente, disneico y taquipneico. Presentaba Ingurgitación yugular 4/6 sin colapso, ruidos cardiacos hipo fonéticos, rales crepitantes bibasales. Un Eco cardiograma evidenció un derrame pericárdico moderado. Se realiza PERICARDIOCENTESIS con extracción de 420ml de líquido con características quilosas. Su examen físico-químico mostró una concentración de Colesterol 50 mg %, T.A.G. 492 mg/dl, 5000 elementos x mm3 (80% P.M.N. y 20% M.M.N.) glucosa 38 mg%, proteínas 4.7, Rivalta + y pH 6,5. Se coloca un catéter de drenaje de 14 Ga, recogiéndose en las primeras 12 hs 500 ml, para hacerse escaso en los días siguientes. Se retira al quinto día. Se descartan causas infecciosas y neoplásica. Se solicita Linfografía que identifica actividad mediastinal, por pasaje del radiofármaco a la cavidad pericárdica, como también en ambas regiones subclaviculares, sugiriendo la presencia de linfa como causa del derrame pericárdico. Evoluciona favorablemente externándose, para reingresar 25 días después por disnea, fiebre y un nuevo derrame pericárdico. Se decide practicar una Ventana Pleuro-Pericárdica y Avenamiento Pleural izquierdo. Evolución favorable, externación y actual control por consultorios exterrnos luego de 6 meses.

Publicado en: Salud y medicina
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

QUILOPERICARDIO IDIOPÁTICO

  1. 1. INTRODUCCIÓN: El QUILOPERICARDIO es una entidad relativamente rara. Generalmente existe una anomalía del conducto linfático o de sus tributarios, ya sea por neoplasias, o por lesiones. En algunos pocos casos no se encuentra una causa clara ,y se los clasifica como de origen idiopático, primario o criptogenético. Se presenta uno de estos casos. . QUILOPERICARDIO IDIOPÁTICO Dr. Damián De Marchi, Dra. Encarnación Alonso, Dra. Clara Cerutti, Dra. De Francesco, Irene – Prof. Dr. Luis Del Rio Diez (M.A.A.C.). Servicio de Cirugía General - Hospital de Emergencias “Dr. Clemente Álvarez”. Rosario. Santa Fe. CASO CLÍNICO: Paciente masculino de 31 años que consulta, por un cuadro de cuatro días de evolución caracterizado por dolor torácico, de tipo opresivo, sin irradiación, de intensidad leve, que progresa hasta hacerse de máxima intensidad. Sin variaciones posicionales o durante el ciclo respiratorio. Acompañado de disnea progresiva, clase funcional IV. Al examen físico se hallaba estable hemodinamicamente, disneico y taquipneico. Presentaba Ingurgitación yugular 4/6 sin colapso, ruidos cardiacos hipo fonéticos, rales crepitantes bibasales. Un Eco cardiograma evidenció un derrame pericárdico moderado. Se realiza PERICARDIOCENTESIS con extracción de 420ml de líquido con características quilosas. Su examen físico-químico mostró una concentración de Colesterol 50 mg %, T.A.G. 492 mg/dl, 5000 elementos x mm3 (80% P.M.N. y 20% M.M.N.) glucosa 38 mg%, proteínas 4.7, Rivalta + y pH 6,5. Se coloca un catéter de drenaje de 14 Ga, recogiéndose en las primeras 12 hs 500 ml, para hacerse escaso en los días siguientes. Se retira al quinto día. Se descartan causas infecciosas y neoplásica. Se solicita Linfografía que identifica actividad mediastinal, por pasaje del radiofármaco a la cavidad pericárdica, como también en ambas regiones subclaviculares, sugiriendo la presencia de linfa como causa del derrame pericárdico. Evoluciona favorablemente externándose, para reingresar 25 días después por disnea, fiebre y un nuevo derrame pericárdico. Se decide practicar una Ventana Pleuro-Pericárdica y Avenamiento Pleural izquierdo. Evolución favorable, externación y actual control por consultorios exterrnos luego de 6 meses . DISCUSIÓN: Cuadro poco común, usualmente insospechado, ya que lo más cercano que la clínica llega es al diagnóstico de derrame pericárdico. El análisis del líquido obtenido por pericardiocentesis, rico en T.A.G. establece el diagnostico de quilopericardio, el resto de los estudios permitirá rotularlo como idiopático al descartar patologías asociadas.

×