SlideShare una empresa de Scribd logo

Medicina del alma

Laymaryh
Laymaryh

De Mello, Anthony

Medicina del alma

1 de 51
Descargar para leer sin conexión
Medicina del alma
Anthony de Mello
Medicina del Alma
para la superación personal
Ciertodía,Dios estabacansadodelas personas.
Ellas estabansiempremolestándolo,pidiéndolecosas.
Entoncesdijo:“Voy a irmey a escondermeporun tiempo.”
Así fuequereunióa sus consejerosy dijo:“¿Dónde deboesconderme?”
Algunos dijeron:“Escóndaseenla cimadela montañamás altadela tierra.”
Otros:“No, escóndaseen elfondodelmar.No van a hallarlonunca allí.”
Otros:“No, escóndaseenelotroladodela Luna;éseeselmejorlugar.¿Cómo lo hallarían allí?
Entonces Dios se volvió hacia el más inteligente,sonriendo, respondió: “¡Escóndase en el corazón
humano!¡Es elúnicolugar adondeellosno van nunca!”
¡Bellahistoriahindú! Sencillay muy actual.
Anthony de Mello
Anthony de Mello
1
Medicina del alma
Prólogo
De la primeraedición
Estelibrotieneuna historia. El 15 de noviembrede 1986, pocomás de seismesesantesde
morir, el padre Anthony de Mello dictóun ciclo de dos conferencias, la primera por la
mañana y la otrapor la tarde, sobreel tema Redescubrir la vida. Hablóen la Universidad de
Fordham, en Nueva York, anteun público predominantementejoven, y sus palabras y su
imagen fuerontransmitidas por televisiónsatelital a más de 40universidades y collegesde
los EstadosUnidos, quedando registradasenvideocasete.
Así sepreservóun testimonioprobablementeúnicode la vozy la presencia del padre De
Mello, para felicidad e inspiración de su gran legión de admiradores y seguidores, que
podrán apreciar cómo comunicaba sus pensamientos y sentimientos de una manera
sorprendentemente fresca, espontánea y plena de calidez y alegría, ofreciendo con su
modalidad propia un ejemplo de regocijoy desapego.
Editorial Lumen ha adquirido los derechos de dicho videocasetey ofreceuna versión
literaria, depurada y ordenada, de lo expresado por Anthony de Mello en las conferencias
registradasenel video. El textopublicado nocoincide exactamenteconla versión literalde las
palabrasallí pronunciadas, y estomereceuna explicación.
En toda exposición oral –y más aun si es apoyada por la presencia del orador- la
comunicaciónconel oyentea travésde la palabra se apoya fundamentalmenteen el tono,la
modulación y la cadencia de la voz, así como en sus pausas, y también en los gestosy
expresionesdel rostroy de las manos. Estoes particularmentenotable en el caso del padre
De Mello, que basa su comunicatividad en una espontaneidad desbordante, que lo lleva a
moversesin cesar, a hacergestosconlas manosy los dedos (reminiscencia, sin duda, de los
mudras de la India) y a sonreírsey reírconstantemente.
Además, en toda exposiciónoral (salvo que se tratede la lecturaen voz alta de un texto
escrito)generalmentenoserespetaun ordenlógicorigurosoni una sintaxissiemprecorrecta.
El discurso está constituido por frases muchas veces incompletas, con repeticiones y
aclaraciones frecuentes, saltos y rupturas de la continuidad, muletillas e interjecciones.
Además, la exposición–sobretodo cuando es improvisada- no suele estarestructurada en
forma organizada y consecuente. Todo estoes adecuado para el lenguaje oral y le otorga
soltura, poderde convicción,riquezaemocional y expresividad.
Peroel lenguajeescritoesdistinto.Nodisponedel apoyo de la vozy el gestoy sesirvede
la palabra preferentementepara transmitir conceptos e ideas. Por eso requiere un rigor
expresivo, lógicoy sintácticomucho mayorqueel lenguajeoral.
Para convertiren un textoliterariolas palabras pronunciadas por el padre De Mello en
sus conferencias, Editorial Lumen ha realizado el trabajo de editing (o “elaboración
editorial”) que es habitual en estos casos. Es decir, ha organizado y redactado un texto
adecuado para ser publicado como libro. Estatarea se ha llevado a cabo con gran cariño,
respeto, seriedad y conocimiento de la obra total de Anthony de Mello, cuidando
especialmente de no falsear ni distorsionar sus ideas, ni tampoco su estilo y su forma
característicade expresarse. Aunqueél nohaya podido conocerestaversión,creemosquela
habría aprobado calurosamente. Estamos seguros de que ella permitirá al lector esa
comuniónsilenciosa, esediálogopersonal conel autorqueesposible a travésdel libro.
Anthony de Mello
2
Medicina del alma
I
Diez, doce años atrás, hice un descubrimiento que trastocóy revolucionó mi vida,
convirtiéndomeen un hombrenuevo. Descubrí una formula queme permiteser feliz por el resto
dela vida,quepermitedisfrutarcada minutode la vida. Redescubrí la vida .
Al escucharesto,alguienpodrá asombrarsey preguntarme:
_¡Cómoseenterósólodiez odoceañosatrás?¿Noha leído usted los Evangelios?
¡Por supuestoque leí los Evangelios! ¡Perono la había visto! La fórmula estaba allí, en los
Evangelios, peroyo nola había comprendido. Más tarde, cuando ya la había descubierto,la
hallé en los textossagradosde las principales religionesy me asombré: la había leído y nola
había visto, no la había comprendido. Ojalá la hubiera descubiertocuando era más joven.
¡Quédiferentehabría sido todo!
¿Cuánto tiempo me llevará transmitir a otrosesa fórmula? ¿Todo un día? Voy a ser
honesto: sólo un par de minutos. No creo que requiera más de dos minutos transmitirla.
Captarla ocomprenderla llevaría...¿veinteaños?, ¿quinceaños?, ¿diez años?, ¿diez minutos?,
¿un día?, ¿tresdías? ¡Quiénsabe! Esodepende de cada uno.
La capacidad de escuchar
Esnecesariauna cualidad para captaraquello queyo descubrí de repentediez añosatrás
y que revolucionómi vida: la cualidad de escuchar, de comprender, de “ver”. Creoque, si
mil personasme oyeny una escucha,si mil me leeny una ve,esun promediobastantebueno.
¿Esdifícil comprender la fórmula? Es tan sencilla que puede comprenderla un niño de
sieteaños, ¿noesasombroso?Enrealidad, cuando piensoenesohoy, me pregunto:¿Porqué
no la comprendí antes?No lo sé. No sé por quéno la comprendí antes. Peroasí fue. Puede
serque cualquiera estéen condicionesde comprenderla hoy, aunque sea en parte. ¿Quése
necesitapara comprenderla? Una sola cosa: la capacidadde escuchar.Esoes todo. ¿Erescapaz
de escuchar?Silo eres,podrás comprenderla.
Ahora bien, escuchar no es tan fácil como podría parecer. La razón es que siempre
escuchamos a partir de conceptos establecidos, de posiciones y fórmulas establecidas, de
prejuicios...Escucharnosignifica“tragar”; esoescredulidad:
-Éllo dice, yo lo acepto.
No quiero que nadie me tenga fe cuando me escucha o me lee; las enseñanzas de la
Iglesia ola Biblia sepueden tomarconfe,peronolo quieroqueme tomena mí confe. Deseo
quecuestionentodolo quedigo, quereflexionensobremis opiniones.
Escucharnosignifica sercrédulo. Perotampocosignifica atacar. Lo quevoy a planteares
algo tan nuevo que algunos pensarán que estoy loco, que no estoy en mi sano juicio. Por
Anthony de Mello
3
Medicina del alma
consiguiente,van a sentirsetentadosde atacar. Sisele dice a un marxistaquealgoanda mal
dentro del marxismo, lo primero que probablemente haga es atacar. Si se le dice a un
capitalista que algo no está bien en el capitalismo, se alza en armas. Si se le dice a un
norteamericano que en los Estados Unidos hay algo que no está bien, se enfurece. Y lo
mismosucede conlos indios, si seatacaa la India, etcétera.
Escuchar no significa creer ciegamente, ni tampoco atacar o simplemente estar de
acuerdo. Me contaron acerca de un superior jesuita que tenía mucho éxito. Alguien le
preguntó:
-¿Cómoesqueusted tienetantoéxitocomosuperior?
-Muy sencillo; la recetaessencilla: estoyde acuerdocontodos–respondió.
¡Estabade acuerdocontodos! Le objetaron:
-¡No hable tonterías! ¿Cómopuede usted teneréxitocomo superiorestando de acuerdo
contodos?
-Escierto,¿cómopuedo teneréxitocomosuperiorestandode acuerdocontodos?–fuesu
respuesta.
¿Qué se necesita para comprender la
fórmula de la felicidad? Una sola cosa:
la capacidad de escuchar.
De modo queescucharnosignificaestarde acuerdoconmigo;puedes discreparconmigo
y entenderlo, ¿no es asombroso? Escuchar significa estar alerta. Si estás alerta, estás
observando, estás escuchando, con una especie de mentevirgen. No es fácil escuchar con
una mentevirgen,sin prejuicios, sin fórmulasestablecidas.
Alguien me contóla historia de una persona que llevó a la práctica el famosorefrán:
“Quien por día una manzana come, al médico a distancia pone.” Bien, estapersonatenía un
affaireconla esposade un médico...y comía una manzana por día. Esdecir, ¡había entendido
todoal revés! Había partidode una fórmula establecida, de una posiciónmental rígida.
Me contaron también acerca de un sacerdoteque estaba tratando de convencer a un
feligrésalcohólicode que dejara la bebida. Para ello llenóun vaso con alcohol puro y tomó
una lombriz, dejándola caeren el vaso. La pobrelombriz comenzóa retorcersey murió. Y el
sacerdotele dijoal feligrés:
-¿Comprendisteel mensaje,Juan?
-Sí, padre, comprendí el mensaje... comprendí el mensaje...¿Sabe?, si se tieneun bicho en
el estómago,hay quetomaralcohol.
¡Ay! ¡Vaya si comprendióel mensaje! Juan no comprendióel mensajeporque no estaba
escuchando.
Conozcootrocaso en el que era el sacerdoteel que no estaba escuchando. En efecto,
cuentanacercade un alcohólicoquefuea veral cura párroco,el cual, comoestabaleyendo el
diario, noquería quelo molestaran.
-Disculpe, padre.
El padre, fastidiado, lo ignoraba.
-Eh, disculpe, padre.
-¿Quépasa? –preguntóel párroco.
-¿Mepodría decirquéproduce artritis,padre?
El padre seguía fastidiado:
Anthony de Mello
4
Medicina del alma
-¿Qué produce artritis? Beberproduce artritis; eso es lo que produce artritis. Salir con
mujeres fáciles produce artritis; eso es lo que produce artritis. Dedicarse al juegoproduce
artritis;esoeslo queproduce artritis. ¿Porquélo preguntas?
-Porqueaquí, enel diario, dice queel SantoPadretieneartritis.
El párroconohabía estadoescuchando.
Bueno, si estáspreparado para oír algo nuevo, sencillo, inesperado, opuestoa casi todo
aquello que tehan contado hasta ahora, entoncesquizás escuches lo que tengoque decir,
quizás lo comprendas. Cuando Jesúsenseñabala BuenaNueva, creoquefueatacadonosólo
porquelo queenseñabaerabueno,sinoporqueeranuevo. Odiamostodolo queesnuevo:
-Noquierooírnada nuevo; denmelas viejascosas.
Si rechazamos lo nuevo, no
estamos dispuestos a escuchar.
Pero si lo aceptamos sin discriminar,
tampoco estamos escuchando.
No nosgustalo nuevo; esdemasiado molesto,demasiado liberador. Sirechazamoslo
nuevo, noestamosdispuestosa escuchar.
Perosi lo aceptamossin discriminar, tampocoestamosescuchando. Buda lo dijo de una
maneramuy hermosa: “Monjesy discípulos nodeben aceptarmis palabras por respeto,sino
que deben analizarlas, de la misma manera que un orfebretrabaja el oro: seccionando,
raspando, frotando,fundiendo.” Así debesertambiénconmis palabras.
La vida estádonde menossele espera
¿Quéesesoquellamamos “nuestravida”? Echa una mirada al mundo y luegoteinvitaré
a echar una mirada a tu propia vida. Echa una mirada al mundo y luegoteinvitaréa echar
una mirada a tupropia vida. Echa una mirada al mundo: pobrezapor doquier. Leí enelNew
York Times quelos obispos de los EstadosUnidos afirman quehay 33millones de personas
en el país que viven por debajo del umbral de pobreza, trazado por el propio gobierno. Si
crees que eso es pobreza, deberías ir a otrospaíses a ver la consunción, la suciedad, la
miseria. ¿A esosepuede llamar vida?
Pero hay algo asombroso. Te mostraré que la vida existe aun en esas condiciones.
Alrededor de 12 años atrás me presentaron, en Calcuta, a un hombre que arrastraba un
ricksha, un vehículo de tres ruedas de tracción humana...¡Es terrible! Se trata de un ser
humano; no es un caballo el que tira, sino un ser humano. Estospobres seres no duran
mucho tiempo; viven 10 a 12 años después de que comienzan a tirar del ricksha, pues
enferman de tuberculosis. Pesea su trabajo, Ramchandra –queasí se llamaba estehombre-
tenía esposa e hijos, e incluso televisión. En ese entonces había un pequeño grupo de
personas dedicadas a una actividad ilegal llamada “exportación de esqueletos”, que
finalmentefueronapresadas. ¿Sabesqué hacían? Si una persona era muy pobre, ellos se le
acercabany le compraban el esqueletopor el equivalentede unos10 dólares. Así fuecomole
preguntarona Ramchandra:
-¿Desdecuántotiempoatrástrabajasenla calle?
-Desde hace diez años...-respondióRamchandra. Entoncesellos pensaron: “No va a vivir
mucho más...” Y dijeron:
Anthony de Mello
5
Medicina del alma
-Muy bien, aquí estátudinero.
En el momentoen que la persona moría, se apoderaban del cuerpo, se lo llevaban y,
luego, cuando el cuerpoestabadescompuesto,medianteun procesoquetenían, descarnaban
todoel esqueleto. Ramchandra había vendido el suyo, tantaera su miseria; estaba rodeado
de consunción, pobreza, desgracia, incertidumbre. Nunca creerías posible encontrar la
felicidad allí, ¿noescierto?
A estehombre, al que nada parecía molestarlo, que estaba perfectamentebien, al que
nada parecía preocuparlo, le preguntéun día:
-¿Noestáspreocupado?
-¿Porqué?
-¿Sabes?,portufuturo,porel futurode los niños...- agregué.
Bueno,hagolo mejorquepuedo, peroel restoestáenmanosde Dios...
-Pero–dijeyo- ¿y quéhay de tuenfermedad?; tehacesufrir,¿noescierto?
-Unpoco; tenemosquetomarla vida comoviene–fuesu respuesta.
Jamás lo vi de mal ánimo. Pues bien, un día, cuando estabahablándole, me di cuentade
queestabaenpresencia de un místico,me di cuentade queestabaenpresencia de la vida. ¡Él
estabaallí! ¡Estabavivo! Yo estabamuerto...Eraun hombrequeeraplenamenteél mismo, de
acuerdoconaquellas bellas palabras de Jesús: “Mirad los cuervosdel cielo, quenosiembran
ni cosechan...; mirad los lirios del campo, que no hilan ni tejen...” (Lc. 12, 24y 27; Mt6, 26);
ellos no se preocupan ni por un momentodel futuro; no como tú. Ramchandra estaba allí
mismo. No sé, hoy seguramenteestará muerto. Mi encuentrocon él fue muy breve, en
Calcuta; y despuésseguí hastadonde vivo ahora, hacia el surde la India.
Está en la Biblia: “ Mirad los lirios
del campo, que no hilan ni tejen...”
¿Qué le sucedió a esta hombre? No lo sé. Pero sé que conocí a un místico. Era una
personaextraordinaria; descubrióla vida, la redescubrió.
Esaextrañacosa: la mentehumana
Muchas veces pensé qué cosa tan extraña es la mente humana. Ha inventado la
computadora, ha desintegradoel átomo,ha hecho posible enviar naves al espacio, pero, ¿no
ha solucionadoel problema del sufrimientohumano, de la angustia, la soledad, la depresión,
el vacío, la desesperación! Honestamente no creo que tú estés libre de todos esos
sentimientos. ¿Cómopuede serque no hayamos encontradola soluciónpara ellos? Hemos
logrado toda clase de adelantostecnológicos. ¿Ha elevado estonuestracalidad de vida en
una sola pulgada? ¡No!, ni en una pulgada. Tenemos – eso sí- más comodidad, más
velocidad, más placeres, más entretenimientos, más erudición, mayores adelantos
tecnológicos. Pero,¿seha logradosuperarenalgola soledad, el vacío, la congoja,la avaricia,
el odio, los conflictos?¿Hay menoslucha, menoscrueldad? Yo piensoqueestamospeor...
Tenemos a mano la solución del
problema de la felicidad. ¿Por qué no
la usamos? No la queremos
Anthony de Mello
6
Publicidad

Recomendados

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Ponerologia politica
Ponerologia politicaPonerologia politica
Ponerologia politicaJosedgeo
 
Los angeles te hablan escuchalos 2 de Marianela Garcet - Demo
Los angeles te hablan escuchalos 2 de Marianela Garcet - DemoLos angeles te hablan escuchalos 2 de Marianela Garcet - Demo
Los angeles te hablan escuchalos 2 de Marianela Garcet - DemoOCTOGON MISTIC
 
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidad
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidadAnthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidad
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidadDianny Capera
 
Mejia+aurelio+ +vidas+antes+de+la+vida+hipnosis+y+regresiones
Mejia+aurelio+ +vidas+antes+de+la+vida+hipnosis+y+regresionesMejia+aurelio+ +vidas+antes+de+la+vida+hipnosis+y+regresiones
Mejia+aurelio+ +vidas+antes+de+la+vida+hipnosis+y+regresionesLaura Lima
 
DESPERTAR MORIR Y VIVIR
DESPERTAR  MORIR  Y  VIVIRDESPERTAR  MORIR  Y  VIVIR
DESPERTAR MORIR Y VIVIRMarinalen1
 
Catequesis propensos
Catequesis propensosCatequesis propensos
Catequesis propensosVicky Vasquez
 
Joseph murphy el_poder_de_su_mente_subco
Joseph murphy el_poder_de_su_mente_subcoJoseph murphy el_poder_de_su_mente_subco
Joseph murphy el_poder_de_su_mente_subcoHumbertoVelezL
 
Carlos Castañeda - Viaje a ixtlan
Carlos Castañeda - Viaje a ixtlanCarlos Castañeda - Viaje a ixtlan
Carlos Castañeda - Viaje a ixtlanvictoria bravo
 

La actualidad más candente (9)

Ponerologia politica
Ponerologia politicaPonerologia politica
Ponerologia politica
 
Los angeles te hablan escuchalos 2 de Marianela Garcet - Demo
Los angeles te hablan escuchalos 2 de Marianela Garcet - DemoLos angeles te hablan escuchalos 2 de Marianela Garcet - Demo
Los angeles te hablan escuchalos 2 de Marianela Garcet - Demo
 
Speech de Diego Aguirre
Speech de Diego AguirreSpeech de Diego Aguirre
Speech de Diego Aguirre
 
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidad
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidadAnthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidad
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidad
 
Mejia+aurelio+ +vidas+antes+de+la+vida+hipnosis+y+regresiones
Mejia+aurelio+ +vidas+antes+de+la+vida+hipnosis+y+regresionesMejia+aurelio+ +vidas+antes+de+la+vida+hipnosis+y+regresiones
Mejia+aurelio+ +vidas+antes+de+la+vida+hipnosis+y+regresiones
 
DESPERTAR MORIR Y VIVIR
DESPERTAR  MORIR  Y  VIVIRDESPERTAR  MORIR  Y  VIVIR
DESPERTAR MORIR Y VIVIR
 
Catequesis propensos
Catequesis propensosCatequesis propensos
Catequesis propensos
 
Joseph murphy el_poder_de_su_mente_subco
Joseph murphy el_poder_de_su_mente_subcoJoseph murphy el_poder_de_su_mente_subco
Joseph murphy el_poder_de_su_mente_subco
 
Carlos Castañeda - Viaje a ixtlan
Carlos Castañeda - Viaje a ixtlanCarlos Castañeda - Viaje a ixtlan
Carlos Castañeda - Viaje a ixtlan
 

Similar a Medicina del alma

LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el Ente
LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el EnteLA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el Ente
LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el EnteAlejandro Rubio Pellón
 
LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el Ente
LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el EnteLA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el Ente
LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el EnteAlejandro Rubio Pellón
 
Este_dolor_no_es_mi_o.pdf
Este_dolor_no_es_mi_o.pdfEste_dolor_no_es_mi_o.pdf
Este_dolor_no_es_mi_o.pdfOlivia Valles
 
Este_dolor_no_es_mi_o.pdf
Este_dolor_no_es_mi_o.pdfEste_dolor_no_es_mi_o.pdf
Este_dolor_no_es_mi_o.pdfyiraldy
 
Este-Dolor-No-Es-Mio.pdf
Este-Dolor-No-Es-Mio.pdfEste-Dolor-No-Es-Mio.pdf
Este-Dolor-No-Es-Mio.pdfBetyRoma
 
Este dolor no es mío.pdf
Este dolor no es mío.pdfEste dolor no es mío.pdf
Este dolor no es mío.pdfRoss Cortes
 
Decir hola de nuevo
Decir hola de nuevoDecir hola de nuevo
Decir hola de nuevoRed RELATES
 
El médico del Tibet (por: carlitosrangel)
El médico del Tibet (por: carlitosrangel)El médico del Tibet (por: carlitosrangel)
El médico del Tibet (por: carlitosrangel)Carlos Rangel
 
Manzur gerardo tratamiento en la psicosis
Manzur  gerardo   tratamiento en la psicosisManzur  gerardo   tratamiento en la psicosis
Manzur gerardo tratamiento en la psicosisanabrest
 
Espabila de una... puta vez - José Montañez.pdf
Espabila de una... puta vez - José Montañez.pdfEspabila de una... puta vez - José Montañez.pdf
Espabila de una... puta vez - José Montañez.pdfLara María Pérez Llopis
 
Abordaje psicoanalitico de familias en sen situaciones de crisis
Abordaje psicoanalitico de familias en sen situaciones de crisisAbordaje psicoanalitico de familias en sen situaciones de crisis
Abordaje psicoanalitico de familias en sen situaciones de crisisEQUIPO SALUD MENTAL SAAVEDRA (CSMS)
 
Despierta! - Anthony de Mello (Charlas sobre la espiritualidad)
Despierta! - Anthony de Mello (Charlas sobre la espiritualidad)Despierta! - Anthony de Mello (Charlas sobre la espiritualidad)
Despierta! - Anthony de Mello (Charlas sobre la espiritualidad)LibreriaPremium
 
🍀Osho - Aprende a silenciar la mente.pdf
🍀Osho - Aprende a silenciar la mente.pdf🍀Osho - Aprende a silenciar la mente.pdf
🍀Osho - Aprende a silenciar la mente.pdfMosaicart Chiloé
 
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidad
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidadAnthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidad
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidadJuan Carlos Hernández Moreno
 
Mello anthony despierta charlas sobre la espiritualidad [doc]
Mello anthony   despierta charlas sobre la espiritualidad [doc]Mello anthony   despierta charlas sobre la espiritualidad [doc]
Mello anthony despierta charlas sobre la espiritualidad [doc]PABLO PAOLASINI
 
La Meditacion y los Aprendizajes OSHO Ccesa007.pdf
La Meditacion y los Aprendizajes  OSHO  Ccesa007.pdfLa Meditacion y los Aprendizajes  OSHO  Ccesa007.pdf
La Meditacion y los Aprendizajes OSHO Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 

Similar a Medicina del alma (20)

LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el Ente
LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el EnteLA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el Ente
LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el Ente
 
LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el Ente
LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el EnteLA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el Ente
LA SINGULARIDAD DEL ESPÍRITU. La tensión entre el Ser y el Ente
 
Este_dolor_no_es_mi_o.pdf
Este_dolor_no_es_mi_o.pdfEste_dolor_no_es_mi_o.pdf
Este_dolor_no_es_mi_o.pdf
 
Este_dolor_no_es_mi_o.pdf
Este_dolor_no_es_mi_o.pdfEste_dolor_no_es_mi_o.pdf
Este_dolor_no_es_mi_o.pdf
 
Este-Dolor-No-Es-Mio.pdf
Este-Dolor-No-Es-Mio.pdfEste-Dolor-No-Es-Mio.pdf
Este-Dolor-No-Es-Mio.pdf
 
Este dolor no es mío.pdf
Este dolor no es mío.pdfEste dolor no es mío.pdf
Este dolor no es mío.pdf
 
Vistazo al budismo
Vistazo al budismoVistazo al budismo
Vistazo al budismo
 
Decir hola de nuevo
Decir hola de nuevoDecir hola de nuevo
Decir hola de nuevo
 
El médico del Tibet (por: carlitosrangel)
El médico del Tibet (por: carlitosrangel)El médico del Tibet (por: carlitosrangel)
El médico del Tibet (por: carlitosrangel)
 
Manzur gerardo tratamiento en la psicosis
Manzur  gerardo   tratamiento en la psicosisManzur  gerardo   tratamiento en la psicosis
Manzur gerardo tratamiento en la psicosis
 
Espabila de una... puta vez - José Montañez.pdf
Espabila de una... puta vez - José Montañez.pdfEspabila de una... puta vez - José Montañez.pdf
Espabila de una... puta vez - José Montañez.pdf
 
valor de la escucha.pptx
valor de la escucha.pptxvalor de la escucha.pptx
valor de la escucha.pptx
 
Semana 51 don esteban (9 de enero)
Semana 51 don esteban (9 de enero)Semana 51 don esteban (9 de enero)
Semana 51 don esteban (9 de enero)
 
Abordaje psicoanalitico de familias en sen situaciones de crisis
Abordaje psicoanalitico de familias en sen situaciones de crisisAbordaje psicoanalitico de familias en sen situaciones de crisis
Abordaje psicoanalitico de familias en sen situaciones de crisis
 
Despierta! - Anthony de Mello (Charlas sobre la espiritualidad)
Despierta! - Anthony de Mello (Charlas sobre la espiritualidad)Despierta! - Anthony de Mello (Charlas sobre la espiritualidad)
Despierta! - Anthony de Mello (Charlas sobre la espiritualidad)
 
🍀Osho - Aprende a silenciar la mente.pdf
🍀Osho - Aprende a silenciar la mente.pdf🍀Osho - Aprende a silenciar la mente.pdf
🍀Osho - Aprende a silenciar la mente.pdf
 
Despierta libro Anthony de Mello
Despierta libro Anthony de MelloDespierta libro Anthony de Mello
Despierta libro Anthony de Mello
 
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidad
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidadAnthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidad
Anthony de-mello---despierta-charlas-sobre-la-espiritualidad
 
Mello anthony despierta charlas sobre la espiritualidad [doc]
Mello anthony   despierta charlas sobre la espiritualidad [doc]Mello anthony   despierta charlas sobre la espiritualidad [doc]
Mello anthony despierta charlas sobre la espiritualidad [doc]
 
La Meditacion y los Aprendizajes OSHO Ccesa007.pdf
La Meditacion y los Aprendizajes  OSHO  Ccesa007.pdfLa Meditacion y los Aprendizajes  OSHO  Ccesa007.pdf
La Meditacion y los Aprendizajes OSHO Ccesa007.pdf
 

Más de Laymaryh

Sanidad del alma herida
Sanidad del alma heridaSanidad del alma herida
Sanidad del alma heridaLaymaryh
 
Victoria sobre los espiritus malignos .
Victoria sobre los espiritus malignos .Victoria sobre los espiritus malignos .
Victoria sobre los espiritus malignos .Laymaryh
 
Cuerpo y alma en oracion
Cuerpo y alma en oracionCuerpo y alma en oracion
Cuerpo y alma en oracionLaymaryh
 
Lo mejor de Anthony de Mello
Lo mejor de Anthony de MelloLo mejor de Anthony de Mello
Lo mejor de Anthony de MelloLaymaryh
 
Contacto con Dios
Contacto con DiosContacto con Dios
Contacto con DiosLaymaryh
 
Caminar sobre las aguas
Caminar sobre las aguasCaminar sobre las aguas
Caminar sobre las aguasLaymaryh
 
Rompiendo idolos
Rompiendo idolosRompiendo idolos
Rompiendo idolosLaymaryh
 
Despierta, charlas sobre la espiritualidad
Despierta, charlas sobre la espiritualidadDespierta, charlas sobre la espiritualidad
Despierta, charlas sobre la espiritualidadLaymaryh
 
La cuarta dimension 2
La cuarta dimension 2 La cuarta dimension 2
La cuarta dimension 2 Laymaryh
 
Claves de interpretación bíblica
  Claves de interpretación bíblica  Claves de interpretación bíblica
Claves de interpretación bíblicaLaymaryh
 

Más de Laymaryh (10)

Sanidad del alma herida
Sanidad del alma heridaSanidad del alma herida
Sanidad del alma herida
 
Victoria sobre los espiritus malignos .
Victoria sobre los espiritus malignos .Victoria sobre los espiritus malignos .
Victoria sobre los espiritus malignos .
 
Cuerpo y alma en oracion
Cuerpo y alma en oracionCuerpo y alma en oracion
Cuerpo y alma en oracion
 
Lo mejor de Anthony de Mello
Lo mejor de Anthony de MelloLo mejor de Anthony de Mello
Lo mejor de Anthony de Mello
 
Contacto con Dios
Contacto con DiosContacto con Dios
Contacto con Dios
 
Caminar sobre las aguas
Caminar sobre las aguasCaminar sobre las aguas
Caminar sobre las aguas
 
Rompiendo idolos
Rompiendo idolosRompiendo idolos
Rompiendo idolos
 
Despierta, charlas sobre la espiritualidad
Despierta, charlas sobre la espiritualidadDespierta, charlas sobre la espiritualidad
Despierta, charlas sobre la espiritualidad
 
La cuarta dimension 2
La cuarta dimension 2 La cuarta dimension 2
La cuarta dimension 2
 
Claves de interpretación bíblica
  Claves de interpretación bíblica  Claves de interpretación bíblica
Claves de interpretación bíblica
 

Último

SAN VALENTIN Y EL ORIGEN DE SU FESTIVIDAD.pdf
SAN VALENTIN Y EL ORIGEN DE SU FESTIVIDAD.pdfSAN VALENTIN Y EL ORIGEN DE SU FESTIVIDAD.pdf
SAN VALENTIN Y EL ORIGEN DE SU FESTIVIDAD.pdfasociacion
 
El camino del Siervo de Dios .pptx
El camino del Siervo de Dios       .pptxEl camino del Siervo de Dios       .pptx
El camino del Siervo de Dios .pptxjenune
 
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicos
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicosPresentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicos
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicosAndrei Nanu
 
Plenitud Espiritual Parte 2.pptx
Plenitud Espiritual  Parte 2.pptxPlenitud Espiritual  Parte 2.pptx
Plenitud Espiritual Parte 2.pptxjenune
 
DOCTRINA DE DIOS - TEOLOGIA PROPIA 1.pptx
DOCTRINA DE DIOS - TEOLOGIA PROPIA 1.pptxDOCTRINA DE DIOS - TEOLOGIA PROPIA 1.pptx
DOCTRINA DE DIOS - TEOLOGIA PROPIA 1.pptxRicardo Hernandez
 
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdf
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdfaprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdf
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdfYudyAngulo1
 
LA LEGIÓN DE MARÍA trabajos.ppt
LA LEGIÓN DE MARÍA  trabajos.pptLA LEGIÓN DE MARÍA  trabajos.ppt
LA LEGIÓN DE MARÍA trabajos.pptEdujosap
 
Hija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánica
Hija Salvaje de Mi Madre Canción ChamánicaHija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánica
Hija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánicajjseguin
 
Folleto IKIGAI para que descubras tu propósito
Folleto IKIGAI para que descubras tu propósitoFolleto IKIGAI para que descubras tu propósito
Folleto IKIGAI para que descubras tu propósitorenacerholisticotera
 

Último (10)

SAN VALENTIN Y EL ORIGEN DE SU FESTIVIDAD.pdf
SAN VALENTIN Y EL ORIGEN DE SU FESTIVIDAD.pdfSAN VALENTIN Y EL ORIGEN DE SU FESTIVIDAD.pdf
SAN VALENTIN Y EL ORIGEN DE SU FESTIVIDAD.pdf
 
El camino del Siervo de Dios .pptx
El camino del Siervo de Dios       .pptxEl camino del Siervo de Dios       .pptx
El camino del Siervo de Dios .pptx
 
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicos
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicosPresentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicos
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicos
 
Plenitud Espiritual Parte 2.pptx
Plenitud Espiritual  Parte 2.pptxPlenitud Espiritual  Parte 2.pptx
Plenitud Espiritual Parte 2.pptx
 
DOCTRINA DE DIOS - TEOLOGIA PROPIA 1.pptx
DOCTRINA DE DIOS - TEOLOGIA PROPIA 1.pptxDOCTRINA DE DIOS - TEOLOGIA PROPIA 1.pptx
DOCTRINA DE DIOS - TEOLOGIA PROPIA 1.pptx
 
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdf
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdfaprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdf
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdf
 
LA LEGIÓN DE MARÍA trabajos.ppt
LA LEGIÓN DE MARÍA  trabajos.pptLA LEGIÓN DE MARÍA  trabajos.ppt
LA LEGIÓN DE MARÍA trabajos.ppt
 
Hija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánica
Hija Salvaje de Mi Madre Canción ChamánicaHija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánica
Hija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánica
 
Folleto IKIGAI para que descubras tu propósito
Folleto IKIGAI para que descubras tu propósitoFolleto IKIGAI para que descubras tu propósito
Folleto IKIGAI para que descubras tu propósito
 
Reflexión de Cuaresma sobre san Pedro
Reflexión de Cuaresma sobre san PedroReflexión de Cuaresma sobre san Pedro
Reflexión de Cuaresma sobre san Pedro
 

Medicina del alma

  • 1. Medicina del alma Anthony de Mello Medicina del Alma para la superación personal Ciertodía,Dios estabacansadodelas personas. Ellas estabansiempremolestándolo,pidiéndolecosas. Entoncesdijo:“Voy a irmey a escondermeporun tiempo.” Así fuequereunióa sus consejerosy dijo:“¿Dónde deboesconderme?” Algunos dijeron:“Escóndaseenla cimadela montañamás altadela tierra.” Otros:“No, escóndaseen elfondodelmar.No van a hallarlonunca allí.” Otros:“No, escóndaseenelotroladodela Luna;éseeselmejorlugar.¿Cómo lo hallarían allí? Entonces Dios se volvió hacia el más inteligente,sonriendo, respondió: “¡Escóndase en el corazón humano!¡Es elúnicolugar adondeellosno van nunca!” ¡Bellahistoriahindú! Sencillay muy actual. Anthony de Mello Anthony de Mello 1
  • 2. Medicina del alma Prólogo De la primeraedición Estelibrotieneuna historia. El 15 de noviembrede 1986, pocomás de seismesesantesde morir, el padre Anthony de Mello dictóun ciclo de dos conferencias, la primera por la mañana y la otrapor la tarde, sobreel tema Redescubrir la vida. Hablóen la Universidad de Fordham, en Nueva York, anteun público predominantementejoven, y sus palabras y su imagen fuerontransmitidas por televisiónsatelital a más de 40universidades y collegesde los EstadosUnidos, quedando registradasenvideocasete. Así sepreservóun testimonioprobablementeúnicode la vozy la presencia del padre De Mello, para felicidad e inspiración de su gran legión de admiradores y seguidores, que podrán apreciar cómo comunicaba sus pensamientos y sentimientos de una manera sorprendentemente fresca, espontánea y plena de calidez y alegría, ofreciendo con su modalidad propia un ejemplo de regocijoy desapego. Editorial Lumen ha adquirido los derechos de dicho videocasetey ofreceuna versión literaria, depurada y ordenada, de lo expresado por Anthony de Mello en las conferencias registradasenel video. El textopublicado nocoincide exactamenteconla versión literalde las palabrasallí pronunciadas, y estomereceuna explicación. En toda exposición oral –y más aun si es apoyada por la presencia del orador- la comunicaciónconel oyentea travésde la palabra se apoya fundamentalmenteen el tono,la modulación y la cadencia de la voz, así como en sus pausas, y también en los gestosy expresionesdel rostroy de las manos. Estoes particularmentenotable en el caso del padre De Mello, que basa su comunicatividad en una espontaneidad desbordante, que lo lleva a moversesin cesar, a hacergestosconlas manosy los dedos (reminiscencia, sin duda, de los mudras de la India) y a sonreírsey reírconstantemente. Además, en toda exposiciónoral (salvo que se tratede la lecturaen voz alta de un texto escrito)generalmentenoserespetaun ordenlógicorigurosoni una sintaxissiemprecorrecta. El discurso está constituido por frases muchas veces incompletas, con repeticiones y aclaraciones frecuentes, saltos y rupturas de la continuidad, muletillas e interjecciones. Además, la exposición–sobretodo cuando es improvisada- no suele estarestructurada en forma organizada y consecuente. Todo estoes adecuado para el lenguaje oral y le otorga soltura, poderde convicción,riquezaemocional y expresividad. Peroel lenguajeescritoesdistinto.Nodisponedel apoyo de la vozy el gestoy sesirvede la palabra preferentementepara transmitir conceptos e ideas. Por eso requiere un rigor expresivo, lógicoy sintácticomucho mayorqueel lenguajeoral. Para convertiren un textoliterariolas palabras pronunciadas por el padre De Mello en sus conferencias, Editorial Lumen ha realizado el trabajo de editing (o “elaboración editorial”) que es habitual en estos casos. Es decir, ha organizado y redactado un texto adecuado para ser publicado como libro. Estatarea se ha llevado a cabo con gran cariño, respeto, seriedad y conocimiento de la obra total de Anthony de Mello, cuidando especialmente de no falsear ni distorsionar sus ideas, ni tampoco su estilo y su forma característicade expresarse. Aunqueél nohaya podido conocerestaversión,creemosquela habría aprobado calurosamente. Estamos seguros de que ella permitirá al lector esa comuniónsilenciosa, esediálogopersonal conel autorqueesposible a travésdel libro. Anthony de Mello 2
  • 3. Medicina del alma I Diez, doce años atrás, hice un descubrimiento que trastocóy revolucionó mi vida, convirtiéndomeen un hombrenuevo. Descubrí una formula queme permiteser feliz por el resto dela vida,quepermitedisfrutarcada minutode la vida. Redescubrí la vida . Al escucharesto,alguienpodrá asombrarsey preguntarme: _¡Cómoseenterósólodiez odoceañosatrás?¿Noha leído usted los Evangelios? ¡Por supuestoque leí los Evangelios! ¡Perono la había visto! La fórmula estaba allí, en los Evangelios, peroyo nola había comprendido. Más tarde, cuando ya la había descubierto,la hallé en los textossagradosde las principales religionesy me asombré: la había leído y nola había visto, no la había comprendido. Ojalá la hubiera descubiertocuando era más joven. ¡Quédiferentehabría sido todo! ¿Cuánto tiempo me llevará transmitir a otrosesa fórmula? ¿Todo un día? Voy a ser honesto: sólo un par de minutos. No creo que requiera más de dos minutos transmitirla. Captarla ocomprenderla llevaría...¿veinteaños?, ¿quinceaños?, ¿diez años?, ¿diez minutos?, ¿un día?, ¿tresdías? ¡Quiénsabe! Esodepende de cada uno. La capacidad de escuchar Esnecesariauna cualidad para captaraquello queyo descubrí de repentediez añosatrás y que revolucionómi vida: la cualidad de escuchar, de comprender, de “ver”. Creoque, si mil personasme oyeny una escucha,si mil me leeny una ve,esun promediobastantebueno. ¿Esdifícil comprender la fórmula? Es tan sencilla que puede comprenderla un niño de sieteaños, ¿noesasombroso?Enrealidad, cuando piensoenesohoy, me pregunto:¿Porqué no la comprendí antes?No lo sé. No sé por quéno la comprendí antes. Peroasí fue. Puede serque cualquiera estéen condicionesde comprenderla hoy, aunque sea en parte. ¿Quése necesitapara comprenderla? Una sola cosa: la capacidadde escuchar.Esoes todo. ¿Erescapaz de escuchar?Silo eres,podrás comprenderla. Ahora bien, escuchar no es tan fácil como podría parecer. La razón es que siempre escuchamos a partir de conceptos establecidos, de posiciones y fórmulas establecidas, de prejuicios...Escucharnosignifica“tragar”; esoescredulidad: -Éllo dice, yo lo acepto. No quiero que nadie me tenga fe cuando me escucha o me lee; las enseñanzas de la Iglesia ola Biblia sepueden tomarconfe,peronolo quieroqueme tomena mí confe. Deseo quecuestionentodolo quedigo, quereflexionensobremis opiniones. Escucharnosignifica sercrédulo. Perotampocosignifica atacar. Lo quevoy a planteares algo tan nuevo que algunos pensarán que estoy loco, que no estoy en mi sano juicio. Por Anthony de Mello 3
  • 4. Medicina del alma consiguiente,van a sentirsetentadosde atacar. Sisele dice a un marxistaquealgoanda mal dentro del marxismo, lo primero que probablemente haga es atacar. Si se le dice a un capitalista que algo no está bien en el capitalismo, se alza en armas. Si se le dice a un norteamericano que en los Estados Unidos hay algo que no está bien, se enfurece. Y lo mismosucede conlos indios, si seatacaa la India, etcétera. Escuchar no significa creer ciegamente, ni tampoco atacar o simplemente estar de acuerdo. Me contaron acerca de un superior jesuita que tenía mucho éxito. Alguien le preguntó: -¿Cómoesqueusted tienetantoéxitocomosuperior? -Muy sencillo; la recetaessencilla: estoyde acuerdocontodos–respondió. ¡Estabade acuerdocontodos! Le objetaron: -¡No hable tonterías! ¿Cómopuede usted teneréxitocomo superiorestando de acuerdo contodos? -Escierto,¿cómopuedo teneréxitocomosuperiorestandode acuerdocontodos?–fuesu respuesta. ¿Qué se necesita para comprender la fórmula de la felicidad? Una sola cosa: la capacidad de escuchar. De modo queescucharnosignificaestarde acuerdoconmigo;puedes discreparconmigo y entenderlo, ¿no es asombroso? Escuchar significa estar alerta. Si estás alerta, estás observando, estás escuchando, con una especie de mentevirgen. No es fácil escuchar con una mentevirgen,sin prejuicios, sin fórmulasestablecidas. Alguien me contóla historia de una persona que llevó a la práctica el famosorefrán: “Quien por día una manzana come, al médico a distancia pone.” Bien, estapersonatenía un affaireconla esposade un médico...y comía una manzana por día. Esdecir, ¡había entendido todoal revés! Había partidode una fórmula establecida, de una posiciónmental rígida. Me contaron también acerca de un sacerdoteque estaba tratando de convencer a un feligrésalcohólicode que dejara la bebida. Para ello llenóun vaso con alcohol puro y tomó una lombriz, dejándola caeren el vaso. La pobrelombriz comenzóa retorcersey murió. Y el sacerdotele dijoal feligrés: -¿Comprendisteel mensaje,Juan? -Sí, padre, comprendí el mensaje... comprendí el mensaje...¿Sabe?, si se tieneun bicho en el estómago,hay quetomaralcohol. ¡Ay! ¡Vaya si comprendióel mensaje! Juan no comprendióel mensajeporque no estaba escuchando. Conozcootrocaso en el que era el sacerdoteel que no estaba escuchando. En efecto, cuentanacercade un alcohólicoquefuea veral cura párroco,el cual, comoestabaleyendo el diario, noquería quelo molestaran. -Disculpe, padre. El padre, fastidiado, lo ignoraba. -Eh, disculpe, padre. -¿Quépasa? –preguntóel párroco. -¿Mepodría decirquéproduce artritis,padre? El padre seguía fastidiado: Anthony de Mello 4
  • 5. Medicina del alma -¿Qué produce artritis? Beberproduce artritis; eso es lo que produce artritis. Salir con mujeres fáciles produce artritis; eso es lo que produce artritis. Dedicarse al juegoproduce artritis;esoeslo queproduce artritis. ¿Porquélo preguntas? -Porqueaquí, enel diario, dice queel SantoPadretieneartritis. El párroconohabía estadoescuchando. Bueno, si estáspreparado para oír algo nuevo, sencillo, inesperado, opuestoa casi todo aquello que tehan contado hasta ahora, entoncesquizás escuches lo que tengoque decir, quizás lo comprendas. Cuando Jesúsenseñabala BuenaNueva, creoquefueatacadonosólo porquelo queenseñabaerabueno,sinoporqueeranuevo. Odiamostodolo queesnuevo: -Noquierooírnada nuevo; denmelas viejascosas. Si rechazamos lo nuevo, no estamos dispuestos a escuchar. Pero si lo aceptamos sin discriminar, tampoco estamos escuchando. No nosgustalo nuevo; esdemasiado molesto,demasiado liberador. Sirechazamoslo nuevo, noestamosdispuestosa escuchar. Perosi lo aceptamossin discriminar, tampocoestamosescuchando. Buda lo dijo de una maneramuy hermosa: “Monjesy discípulos nodeben aceptarmis palabras por respeto,sino que deben analizarlas, de la misma manera que un orfebretrabaja el oro: seccionando, raspando, frotando,fundiendo.” Así debesertambiénconmis palabras. La vida estádonde menossele espera ¿Quéesesoquellamamos “nuestravida”? Echa una mirada al mundo y luegoteinvitaré a echar una mirada a tu propia vida. Echa una mirada al mundo y luegoteinvitaréa echar una mirada a tupropia vida. Echa una mirada al mundo: pobrezapor doquier. Leí enelNew York Times quelos obispos de los EstadosUnidos afirman quehay 33millones de personas en el país que viven por debajo del umbral de pobreza, trazado por el propio gobierno. Si crees que eso es pobreza, deberías ir a otrospaíses a ver la consunción, la suciedad, la miseria. ¿A esosepuede llamar vida? Pero hay algo asombroso. Te mostraré que la vida existe aun en esas condiciones. Alrededor de 12 años atrás me presentaron, en Calcuta, a un hombre que arrastraba un ricksha, un vehículo de tres ruedas de tracción humana...¡Es terrible! Se trata de un ser humano; no es un caballo el que tira, sino un ser humano. Estospobres seres no duran mucho tiempo; viven 10 a 12 años después de que comienzan a tirar del ricksha, pues enferman de tuberculosis. Pesea su trabajo, Ramchandra –queasí se llamaba estehombre- tenía esposa e hijos, e incluso televisión. En ese entonces había un pequeño grupo de personas dedicadas a una actividad ilegal llamada “exportación de esqueletos”, que finalmentefueronapresadas. ¿Sabesqué hacían? Si una persona era muy pobre, ellos se le acercabany le compraban el esqueletopor el equivalentede unos10 dólares. Así fuecomole preguntarona Ramchandra: -¿Desdecuántotiempoatrástrabajasenla calle? -Desde hace diez años...-respondióRamchandra. Entoncesellos pensaron: “No va a vivir mucho más...” Y dijeron: Anthony de Mello 5
  • 6. Medicina del alma -Muy bien, aquí estátudinero. En el momentoen que la persona moría, se apoderaban del cuerpo, se lo llevaban y, luego, cuando el cuerpoestabadescompuesto,medianteun procesoquetenían, descarnaban todoel esqueleto. Ramchandra había vendido el suyo, tantaera su miseria; estaba rodeado de consunción, pobreza, desgracia, incertidumbre. Nunca creerías posible encontrar la felicidad allí, ¿noescierto? A estehombre, al que nada parecía molestarlo, que estaba perfectamentebien, al que nada parecía preocuparlo, le preguntéun día: -¿Noestáspreocupado? -¿Porqué? -¿Sabes?,portufuturo,porel futurode los niños...- agregué. Bueno,hagolo mejorquepuedo, peroel restoestáenmanosde Dios... -Pero–dijeyo- ¿y quéhay de tuenfermedad?; tehacesufrir,¿noescierto? -Unpoco; tenemosquetomarla vida comoviene–fuesu respuesta. Jamás lo vi de mal ánimo. Pues bien, un día, cuando estabahablándole, me di cuentade queestabaenpresencia de un místico,me di cuentade queestabaenpresencia de la vida. ¡Él estabaallí! ¡Estabavivo! Yo estabamuerto...Eraun hombrequeeraplenamenteél mismo, de acuerdoconaquellas bellas palabras de Jesús: “Mirad los cuervosdel cielo, quenosiembran ni cosechan...; mirad los lirios del campo, que no hilan ni tejen...” (Lc. 12, 24y 27; Mt6, 26); ellos no se preocupan ni por un momentodel futuro; no como tú. Ramchandra estaba allí mismo. No sé, hoy seguramenteestará muerto. Mi encuentrocon él fue muy breve, en Calcuta; y despuésseguí hastadonde vivo ahora, hacia el surde la India. Está en la Biblia: “ Mirad los lirios del campo, que no hilan ni tejen...” ¿Qué le sucedió a esta hombre? No lo sé. Pero sé que conocí a un místico. Era una personaextraordinaria; descubrióla vida, la redescubrió. Esaextrañacosa: la mentehumana Muchas veces pensé qué cosa tan extraña es la mente humana. Ha inventado la computadora, ha desintegradoel átomo,ha hecho posible enviar naves al espacio, pero, ¿no ha solucionadoel problema del sufrimientohumano, de la angustia, la soledad, la depresión, el vacío, la desesperación! Honestamente no creo que tú estés libre de todos esos sentimientos. ¿Cómopuede serque no hayamos encontradola soluciónpara ellos? Hemos logrado toda clase de adelantostecnológicos. ¿Ha elevado estonuestracalidad de vida en una sola pulgada? ¡No!, ni en una pulgada. Tenemos – eso sí- más comodidad, más velocidad, más placeres, más entretenimientos, más erudición, mayores adelantos tecnológicos. Pero,¿seha logradosuperarenalgola soledad, el vacío, la congoja,la avaricia, el odio, los conflictos?¿Hay menoslucha, menoscrueldad? Yo piensoqueestamospeor... Tenemos a mano la solución del problema de la felicidad. ¿Por qué no la usamos? No la queremos Anthony de Mello 6
  • 7. Medicina del alma La tragedia es, tal como lo descubrí diez o doce años atrás, que ¡el secreto se ha encontrado! Tenemosla solucióna mano. ¡Porquénola usamos?No la queremos. Ésees el motivo,¿locrees?¡No la queremos! ¡No la queremos! Imagina queyo le diga a alguien: -Mira, voy a darteuna fórmula queteva a hacerfeliz por el restode tu vida; disfrutarás cada minutodel restode tuvida... Imagina que te digo eso a ti...Te lo diré, te daré la fórmula. ¿Sabes lo que probablementeme responderás? -¡No me la diga! ¡Basta! No quierooírlo. La mayoría de la gentenoquiereescuchar la fórmula, aunqueni siquieradebe aceptarla porfe... Voy a demostrartequeesasí. Alrededor de seis meses atrás, el verano pasado, estuve en SaintLouis, Missouri, para dar una especie de seminariode fin de semana. Había allí un sacerdote,que se me acercóy me dijo: -Aceptocada una de las palabras queusted ha dicho duranteestostresdías, cada una de las palabras...,¿y sabe por qué?No porquehaya hecho lo queusted osalentóa hacer: seccionar, frotar,raspary analizar. No. Y me explicó: -Unostresmesesatrás, asistí a una víctima del sida en su lecho de muerte. Y el hombre me contólo siguiente:“Padre, hace seis meses, el doctorme dijo queyo temía seis mesesde vida, y yo lo creí.” ¡Cuánta razónhabía tenido!, pues el hombre se estaba muriendo. ¿Sabe algo, padre? Éstoshan sido los seis mesesmás felices de toda mi malgastada vida..¡los más felices! Enrealidad, nunca había sido felizhastaestosseismeses, dijo, y abandonéla tensión, la presión, la ansiedad, la esperanza y, en lugar de caeren la desesperación, finalmentefui feliz.” Y el sacerdoteconcluyó: -¿Sabe?, muchas veces he reflexionado sobrelas palabras de aquel hombre. Cuando lo escuché a usted este fin de semana, pensé: “Este hombre ha vuelto a vivir. Usted está diciendo exactamentelo queél dijo...” Aprende a contentarte con lo que tienes, aprende a ser autosuficiente. Donde empieza el camino Otrohombre también sabía esto. En la Epístola a los Filipenses, san Pablo dice: “He aprendido a contentarmeconlo quetengo...” (Flp 4,1 1). ¡Estáenla Biblia! La fórmula estáen la Biblia. Yo teexplicaré cómoponerla en práctica, aunque la manera de hacerlo está allí también; la fórmula está completa...Esto es lo que dice san Pablo: “He aprendido a contentarmeconlo quetengo...he aprendido a serautosuficiente.” (Me achacarán quizá que la Biblia nodice “autosuficiente”; peroéstenoserámás queel comienzode los ataques.)“He aprendido a serautosuficiente” significa: “Séandar escasoy sobrado. Estoy avezado a todo y en todo: a la saciedad y al hambre, a la abundancia y a la privación. Todo lo puedo en Aquel queme conforta.” Unpocoantesdice san Pablo: “Regocijaosenel Señor,siempre, regocijaos.” Yo lo repito: “Regocijaos.” Piensoen Ramchandra en Calcuta, piensoen aquella víctima del sida en Saint Louis. A eso se refieresan Pablo. ¡Lo había leído durante toda mi vida y nunca lo había Anthony de Mello 7
  • 8. Medicina del alma entendido! Suspalabras sedirigían a mí y yo nolas había comprendido. Bueno,supongamos que tú quieres comprenderlas, ¿qué debes hacer? Primero, deberás entender un par de verdades acercade timismo. Luego,tearrojaréla fórmula, para quehagaslo quequierascon ella. ¿Quédebes entenderacerca de ti mismo? Antetodo, que tu vida es un enredo. ¿No te gustaoírlo?Bueno,quizá esoprueba queescierto.Tu vida esun enredo. Quizásme dirás: -Puede ser. Sierescomola persona promedio con la que me tropecésiempre, tu vida es un enredo. Medirás: -¿Quésignifica esode quemi vida esun enredo?Me va muy bien en mis estudios, tengo padres buenos, tengobuenas relacionescon mi familia, tengoun novio (o una novia, según sea el caso), todosme quieren, me va bien en el deportey tengouna carreramuy brillante pordelante. Ante todo, tu vida es un enredo. ¿No te gusta oírlo? Bueno, quizás eso prueba que es cierto. -Oh, ¿Sí? -Sí. -¿Piensasquetuvida noesun enredo? Respondes: -No. -Oh, dime –aquí estála prueba de fuego-, ¿nunca tesientessolo?, ¿tienesalguna congoja?, ¿alguna veztealterasporalgo? -¿Quieredecirquenodebemosalterarnos? -¿Quieresla respuestalimpia, clara y sencilla? -¡Sí! -¡No! -¿Quieredecir: noalterarsepornada? -Correcto,me oíste:¡no! -¡Cállese! Noquieroescucharmás. -¿Comprendeslo quequierodecir? -No. Comola mayoría de la gente,tienesuna teoría: “Debesperturbarteonoereshumano.” Muy bien, adelanteentonces,pertúrbate.Buenasuerte.¡Adiós! Enseñara cantara los cerdos...? Hay un delicioso refrán de un autor norteamericano, que cito frecuentemente: “No le enseñesa cantara un cerdo: pierdes el tiempo e irritasal cerdo.” He tenidoqueaprenderla leccióny he abandonadomis intentosde enseñara cantara los cerdos. Ahoraplanteo: -¿Noquieresescucharlo quedigo?¡Adiós!... Ninguna discusión. No discuto. Estoy listo para explicar, listo para aclarar: ¿por qué tratarde discutir?Novale la pena. De modoquepregunto: -¿Alguna vez sufristealgún conflictointerno? ¿Quieres decir que todas tus relaciones estánbien?, ¿contodos? -Bueno,no. -Tu vida esun enredo. ¿Quieresdecirquedisfrutasde cada minutode tuvida? Anthony de Mello 8
  • 9. Medicina del alma -Bueno,nodel todo. -¿Comprendeslo quetedije?...es un enredo. -¡Eh! Espereun minuto,¡la encarnación...! -Sí, sí... ¡Adiós! “Después teveo, bicho feo.” ¿Porquédiscutir?Mejorafirmar: _Noestoy interesadoen discutircontigo. Punto. Lo séporquelo estuvehaciendo todoel tiempo. No estoy interesadoendiscutir. O enfrentasel hechode quetuvida esun enredoen discutir. O enfrentas el hecho de que tu vida es un enredo o no lo haces: ¿No quieres enfrentarlo? No tengo nada que decirte. Y “tu vida es un enredo” significa que estás acongojado, por lo menos ocasionalmente, te sientes solo, este vacío te está mirando fijamente,estásasustado...¿estásasustado? -Sí. -Tu vida esun enredo. -¿Quieredecirquesesuponequenodebemostenermiedo? -No, señor(o señora,segúnseael caso); ¡no!, sesuponequenodebemostenermiedo. -¿Denada? -De nada. -PeroMahoma... Perdón,nosocuparemosde Mahoma luego, ¿estábien?Hablemosde ti...¿No sabeslo que significa ser intrépido, no tenermiedo? La tragedia es que no creesque lo puedes lograr. Sinembargo,¡es tanfácil! Comotedijeronquenosepuede lograr,nunca tratasde ser intrépido. Pero a lo largo de toda la Biblia está dicho que es posible y tú no lo comprenderás, porquetehan dicho quenosepuede lograr. A lo largo de toda la Biblia está dicho que se puede perder el miedo y encontrar la felicidad. -¿Estás angustiado por el futuro? ¿Tienes algún resabio de angustia, de preocupación,de desconcierto? -Sí. -¡Estás en un enredo! ¿Quéteparece? ¿Quieresaclararlo? Yo podría aclararlo en cinco minutos,si tugradode preparaciónesadecuado. Notienesquemudartede esasilla; sentado en ella podrías resolverloen cincominutos. No se tratade un recursopublicitario. Lo digo enserio: esalgotansencillo y tanterriblementeimportantequela gentenole acierta. Y túlo puedes alcanzar. Estamos“sentados”sobreuna mina de diamantes y nolo sabemos -¿Sabescómosedescubrieronlas minas de diamantesen Sudáfrica? Esuna historiamuy interesante;la he leído hace algún tiempo. Unhombreblanco, sentadoenla chozadel jefede una aldea de nativos, enSudáfrica, vio cómolos chicosjugabanconcosasparecidas a bolitas. De pronto, su corazónse sobresaltóal darse cuenta de que, en realidad, eran diamantes. Recogióun par de ellos,...¡diamantes! Entonces,le dijoal jefede la aldea: -¿Podría darme alguna de estasbolitas? ¡Usted sabe!, tengochicos en casa que también juegana estaclase de juego, y las suyas sonalgo diferentes...¿Podría usted...? A cambio, yo estaríadispuestoa darle una bolsa de tabaco. El jeferióy dijo: Anthony de Mello 9
  • 10. Medicina del alma -Mire, esosería un abuso de mi parte; quierodecir, sería un verdaderoroboaceptarsu tabacoa cambiode estascosas. Tenemosmiles de ellas aquí. Y le dio una canastallena. Luego, el blanco regresóa su país, volviócon mucho dinero, comprótodas las tierrasdel lugar y en diez años fue el hombre más rico del mundo. Esta historiareal escomouna parábola. Reflexionosobremi propia vida y pienso: “¿Porquéla desperdicié?” ¡La desperdicié en toda clase de cosas maravillosas, ¡créeme !: ministerios pastorales, emprendimientos teológicos, servicios litúrgicos, etcétera. Nosotros, los sacerdotes, cuanto más ocupados estamosen las cosas de Dios, más probable es que olvidemos lo que significa Dios, y más probable es que nos volvamos más complacientes. (¡Éstaes la historia de Jesús! ¿Quiénes hicierona un lado a Jesús? Los sacerdotes.¿Quiénmás? La gentereligiosa.)Entonces,ahora pienso: “¡Desperdicié la vida! No tengoni un minutopara arrepentirme. ¡Para quéperder siquieraun minutoenlamentarel pasado!” ¿Noesasí? Peroel hechoesquela desperdicié. Noesdemasiado tarde Recuerdoaquella hermosahistoriadel pescadorquesaliótemprano,por la mañana, para pescar, cuando aún estaba oscuro. Su pie tropezócon algo que parecía una bolsa, que probablementehabía llegado arrastrada por la marea, desde algún barco naufragado. La recogió,la abrióy sedio cuentade queconteníapequeñaspiedras; las agarróy seentretuvo, hasta el amanecer, arrojándola lejos, en el mar, para ver si podía calcular, por el ruido que producían, la distancia a que había lanzado cada una. Pues bien, cuando comenzó a amanecer,miródentrode la bolsa y vio allí trespiedras preciosas. ¡Dios!. ¡había estadollena de piedras preciosasy él nosehabía dado cuenta! ¡Demasiado tarde!, demasiado tarde...¡No era demasiado tarde! ¡Quedaban tres piedras todavía! No era demasiado tarde, no era demasiado tarde... Supongamos que a aquellos nativos “sentados” sobre aquellas minas de diamantes, muertosde hambre, con sus chicos desnutridos, dedicados a buscar comida, a mendigar, alguienles dijera: -¡No vendan esapropiedad, hay enella minas de diamantes! ¿Venesto? ¡Esun diamante! Puedenvenderlo, pueden obtener100.000dólaresporesto... Ellosdirían, seguramente: -Esonoserdiamante;esoserpiedra. Ensu menteesoesuna piedra; seniegana escuchar. -¡No!, esoesuna piedra. Ésaes la actitud de las personasen todas partes: noquierenoír, noquierenescuchar. Tú le dices: -La vida esextraordinaria, la vida esmaravillosa; túpodrías disfrutarla; notendrías ni un minutode tensión,ni uno, ninguna presión,ninguna ansiedad. ¿Lodeseas? -¡No esposible! ¡Nunca seha logrado! ¡No puede lograrse!–seráturespuesta. Nohay ningúnespíritude búsqueda, de investigación,comoser: -¡Tratemosde averiguar! Tratemos... ¡No, no, no! Estonoeslo quesucede. Encambio, dices: -Nopuede lograrse. La última cosa que quiere un paciente es la cura; no quiere curarse, busca alivio. Anthony de Mello 10
  • 11. Medicina del alma -Noquierooírte. -Unsacerdoteme ha dicho quenopuede lograrse;mi psicólogome dice quenopuede lograrse...¡Usted vienea decirquepuede lograrse!¡Fuera! ¡Mala suerte! Pues bien, entonces, lo que ahora teplanteoes si estás preparado para admitir que tu vida es un enredo. Luego–y estoes un poco más duro-, sostengoque tú no quieres salir del enredo. Habla con cualquiera que merezca el nombre de “psicólogo” y lo confirmará: la última cosa que quiereun pacientees la cura; no quierecurarse, busca alivio. Eric Berne, unode los grandespsiquiatrasnorteamericanos,lo expresamuy gráficamente.Imagina túun pacientequeestámetidohastasus naricesenuna letrinay pide ayuda. ¿Sabeslo quedice?: -¿Podrían ayudarmea quela gentenohaga olas? -¿Noquieresalir? -¡Oh, no! ¡No, no! ¿Salir? ¡PorDios! ¡No! ¡Sóloayúdenmea quenohaganolas! Esoeslo queél quiere. Noquieresalir. ¿Quiereshacer una prueba contigomismo? Te daré un par de minutos; podrás hacerla ahoramismo. Bien, aquí va: -Suponteque pudieras serinmensamentefeliz, pero renunciando a obtenertu título de profesional. ¿Estás preparado para cambiar ese título por felicidad? No conseguirás esa novia (o ese novio, según sea el caso). ¿Estás preparado para cambiarla (o cambiarlo) por felicidad? ¿Sabes algo?: no alcanzarás el éxito. Fracasarás, y todos dirán: "¡Es un vagabundo!" Peroserás feliz, serás inmensamentefeliz. ¿Estás preparado para cambiar la "buena opinión" de la genteconesefin? -¡Oh, no! -Tedarétiempopara pensarenesomás adelante. Preferimosserdesdichados Cuando el verano pasado estuve en Siracusa, estado de Nueva York, vi un simpático aviso, enun diario, enel cual aparecía una chica tomada de la manode un chico; y ella decía: “No quieroserfeliz. Las únicas personas felices que conozcoestán en un manicomio. Yo quieroserdesdichada contigo.” ¿Comprendeslo quequierodecir? -Yo no quieroserfeliz,quieroserdesdichadacontigo. ¿Estás preparado para cambiar éxito por felicidad? La gentenoquieresalir de eso;noquiere,noquiere. -No quierofelicidad; quierofama. No quierofelicidad; quieroesa medalla de oroen los juegosolímpicos. Supónquetediga: Ira, deja de lado la medalla de oro;¡serásfeliz, maldición! ¿Paraquéquieresesamedalla? ¿Para qué quieresser el númerouno, el jefede la corporación? ¡Te haré feliz! Con 10.000 dólaresporaño,¡teharéfeliz! ¡No, no, no, no! Dame mi dinero,mi dinero,mi dinero,mi dinero,mi dinero... ¿Comprendes ahora lo que quiero decir? Ahora estás cayendo en la cuenta: ellos no quierenserfelices; ellosnoquierenvivir; ¡quierendinero! ¿Se te ha ocurrido alguna vez que aquello que llamas tu felicidad es en realidad tu cadena? Simplemente piensa: ¿A quéllamas tu felicidad? ¿Considerasque tu felicidad es Anthony de Mello 1 1
  • 12. Medicina del alma alguien ( “tú eres mi dicha”), que es tu matrimonio, tus negocios, tu título, lo que sea? ¿Dóndeencuentrastufelicidad?, ¿enquiénencuentrastu felicidad? ¡En tuprisión! Éstees un lenguaje duro, y ¿quién puede escuchar estas palabras? Pero reflexiona sobre esto, "secciona, raspa, funde". ¿Se te ha ocurrido alguna vez que aquello que llamas tu felicidad es en realidad tu cadena? ¿Recuerdas a Ramchandra, el hombre que tiraba del ricksha? ¡Vivía como un rey! ¡Lo digo en serio! Aunque la ayuda externa, de los demás, es buena, él no la necesitaba..., no para vivir. Necesitaba ayuda externapara estarcómodo, para estarsano.., no para vivir. Él podría haberla necesitado para alcanzar una larga vida, si es que a esose lo puede llamar vida. Seríateneruna largaexistencia, novivir. Élvivía. Yo estabamuero. Élsabía quéerala vida...Era feliz. Era como "los cuervos del cielo y los lirios del campo...". Era una encarnacióndel Sermónde la Montaña. Todo esoestabaallí, en el Sermónde la Montaña... Yo lo descubrí más tarde. Estátodoallí. ¡Yo nolo había visto!...Y él vivía comoun rey. ¿Quésignifica vivir comoun rey? ¿Sabeslo quelos neciospiensan queesosignifica? (y el mundo estálleno de ellos, créeme). ¡Necios! ¿Sabeslo queellos creen queesosignifica? Significatrasladarseen cochesde lujo, recibiendo las cortesíasy el saludo de todos..., y toda esa clase de basura, toda esa clase de desperdicios, como ver aparecersus nombres en los titulares. Creenquesignifica tenerpoder sobrela gente...Creenqueesosignifica vivir como un rey. Voy a decirtelo queyo creoquesignifica: ellos noviven comoreyes; sonesclavos. ¡Están aterrorizados! ¡Mira sus caras en la televisión, por Dios! Esosreyes y reinas, y esos presidentes... y todos los demás. ¡Míralos en la televisión y te darás cuenta enseguida! ¡Tienen miedo! ¿Sabes por qué tienen miedo? Porque quieren poder; porque quieren prestigio, quieren una reputación. No viven como reyes. Yo tediré qué significa “vivir como un rey” : no saber en absoluto de ansiedades, de conflictos internos, vivir sin tensiones, sin presiones, sin desconcierto, sin congoja. ¿Qué queda entonces? Felicidad pura, sin diluir. “Vivir como un rey” significa no saber en absoluto de ansiedades, de conflictos internos, vivir sin tensiones, sin presiones, sin desconcierto, sin congoja. La felicidad estáenunomismo La gentea veces se pregunta: “¿Qué hago para serfeliz?” Tú no haces nada para ser feliz, necio. Esomuestracuán mala ha sido tueducaciónteológica, quecreesquedebeshacer algo para ser feliz. No debes hacer nada para ser feliz. No puedes adquirir la felicidad, ¿sabespor qué? ¡Porquela tienes! ¡La tienes! ¡La tienesenestemismomomento! ¡La tienes! ¡Peroestástodoel tiempo obstruyéndola, en tunecedad! La obstruyes. Deja de obstruirla y la tendrás. Si yo pudiera mostrartecómo librarte de tus conflictos, tus ansiedades, tus tensiones,tuspresiones, tuvacío, tusoledad, tudesesperación,tudepresión,tucongoja..., te liberaríasde todoeso. ¿Quétequedaría? La felicidad pura, sin diluir. Esoeslo quetienes. Anthony de Mello 12
  • 13. Medicina del alma Los chinos lo dicen de una manera hermosa: “Cuando el ojo no está obstruido, el resultado es la visión; cuando el oído oestáobstruido, el resultado esla audición; cuando la boca no estáobstruida, el resultado es el gusto. “ Y yo agrego: “Cuando la menteno está obstruida, el resultado esla verdad; y cuando el corazónnoestáobstruido, el resultadoesla dicha...y el amor.” Tú tienes todos estossentidos y sentimientos, pero están obstruidos. Elimina la obstrucción. Ahorame ocuparédel segundoplanteo:tú no quieressalir delenredo. Quierescomodidad, quierestus pequeñas pertenencias, las pequeñas cosas que la sociedad teha enseñado que sonesenciales para la felicidad y quesonlas cosasquecreanel enredo. Sonfalsedades. Eso eslo quetúdeseas, de modoqueporesonoquieressalir del enredo. Perohay algo más: el enredoexistetambiénporquetienesideas equivocadas, noporque algoestémal enti. ¿Túestásbien!...y yo estoybien, túestásbien..., ¡estamostodosbien! No nos pasa nada malo, pero han puestoideas equivocadas en nuestras cabezas. Alguien lo hizo. No debemosperder demasiado tempo tratandode apresaral culpable. De cualquier manera, el hecho es que tú tienesideas equivocadas sobrela vida. Si alguien tediera un equipo estereofónico, tedaría también el manual de instruccionesque lo acompaña. Pues bien, nonosentregaronun manual de instruccionescuando nosdieronel don de la vida. O, mejor dicho: nos dieron luego un manual de instrucciones, pero ¡estaba completamente equivocado! Poreso, ustedesno escuchan la música de la vida; recibensonidos “ásperos”. Reciben desconcierto,conflictos, soledad, vacío. ¡Eso también está dicho el la Biblia! Pero muy pocas personasla leenrealmente. Creenquelo hacen, peronocaptanel quid, la esencia. Yo no comprendí el quid. Quizás yo sea un reverendo pelmazo, pero he descubiertoque muchosme acompañan. Ellostampococomprendieronel quid, ¡no lo entendieron! La fórmula de la felicidad ¿Cuál esel quid? Bueno,hay muchas manerasde presentarla fórmula; yo te daréla más sencilla quepude encontrar. Voy a utilizarlas palabrasdel viejoBuda. ¿Porquélo elegí El enredo existe también porque tienes ideas equivocadas, no porque algo esté mal en ti. a él? Porquesu fórmula es la más sencillas de todas y él la enuncia con límpida claridad. Aunque no estés de acuerdo con ella, no puedes dejar de comprenderla. Dice así: “El mundo está lleno de sufrimiento; la raíz del sufrimiento es el deseo; la supresión del sufrimientoes la eliminacióndel deseo. “¡Oh, imagino tu cara! Eshermosolo que sucede: estás pensado... ¿Eso es magnífico!, ¡Es magnífico!...Y estás pensando equivocadamente...¡Eso es horrendo! Sin embargo, ¿No es maravilloso? Porque bien sé cómoyo reaccionabaanteesto. Medecían: -“El mundo estállenode sufrimiento...” -¡Magnífico,correcto,de acuerdo! -“...la raízdel sufrimientoesel deseo...” -¡Bueeno...! ¿Correcto? ¿Quéconclusiónsacaránotros? -“...la supresióndel sufrimientoesla eliminacióndel deseo. -¿Entoncesvoy a serun vegetal? Quierodecir: ¿cómopodremosvivir sin deseos? Así pensaba yo. ¿Locomprendes? -Entiendo, entiendo... Anthony de Mello 13
  • 14. Medicina del alma El sufrimientoy el apego Yo nocreoqueBuda fueratanneciocomopara pensarque nodeberíamostenerdeseos. ¡Por Dios! Yo no estaría diciendo esto si no tuviera el deseo de hacerlo. Tú no me escucharías si no tuvieras el deseo de saber lo que digo. Por lo tanto, tedaré una mejor versiónde la fórmula: “El mundo está lleno de sufrimiento; la raíz del sufrimientoes el apego;la supresióndel sufrimientosignificala eliminación,el abandono,de los apegos.” Bien sabes que existen deseos de cuya satisfacción no depende mi felicidad. Tienes cantidades de deseosde cuya satisfacciónno depende tu felicidad. Siasí no fuera, estarías trepándotepor las paredes, serías el rey de los neuróticos. Todostenemosdeseos;deseamos toda clase de cosasy nossentimosfelicesde obtenerlas. Hay una clase de deseosque, si no los satisfacemos,nopor esonosentristecemos. Perohay otrosdeseosfrentea los cuales nos decimos: -¡SantoDios, si noconseguimosesto,vamosa serdesdichados...! A los deseosde estetipoBuda los llama “apegos”. El origende todoslos conflictos ¿Dedóndecreesqueprovienentodoslos conflictos? De los apegos. ¿Dedóndecreesque provieneel sufrimiento? De los apegos. ¿De dónde creesque provienela soledad? De los apegos. ¿De dónde crees que proviene vacío? Tú lo sabes: el origen es el mismo. ¿De dónde creesque provienenlos temores? También de los apegos. Sinapegono hay temor. ¿Lopensastealguna vez? Sinapegonohay temor. -¡Te quitaréla vida! -¡Adelante,sin titubear! Estar libre de todo apego a la vida significa estar feliz de vivir y estar feliz de abandonar la vida. Estarlibrede todoapegoa la vida significaestarfelizde vivir y estarfeliz de abandonarla vida. ¿Crees que es posible? ¿Sabesuna cosa? Hay personas quelo han logrado, de modoqueesposible. ¿Quiereslograrlotúmismo? -¡Uh! Apego. Hay apego. -Lo siento,señor.Ustedtienesida; le quedan sóloseismesesde vida. -¿Sóloseismeses? Chico, esmucho tiempode vida. ¡Esmaravilloso! -¡Quéfelicidad! Estapersonanotieneningúnapego. Entrasenun restaurante. Piensas: “Vamosa comersopa estanoche”. Y preguntas: -¿Quéclasede sopa tienen? ¿Tienensopa de tomates? -¡No hay sopa de tomates! -¡PorDios! ¿Quéclasede restauranteeséste? Vamos, gente,vamosa otraparte. ¿Sedan cuenta?: “Si no hay sopa de tomates, no puedo cenar.” ¡Apego! En cambio, distintosería si preguntaras: -¿Quéclasede sopa tienen? ¿Sopade tomates? -Sopade tomatesno. -¿Quétiene? Anthony de Mello 14
  • 15. Medicina del alma -Bueno, tenemos...de maíz dulce..., tenemos...eh...sopa de champignones...; tenemossopa de pollo, ...tenemos... -¡Muy bien, me gustantodas! ¿Quétal, porejemplo, sopa de hongos? Voy a hacerle una mala pasada al viejoBuda, ahora mismo, y a revelarteotropequeño secreto. Si disfrutasdel aroma de un millar de flores, no tesentirás demasiado mal por la falta de una. Nadie tedijo estojamás en tu cultura, ¿no es verdad? A mí tampoco me lo dijeron. Sidisfrutasdel gustode un millar de platos, no tesentirásmal por la faltade uno. ¿Recuerdas haber sido educado para gozar de un millar de platos, de modo que nada te perturbe,porque“si pierdesaquello, tienesesto...”? ¿Quéteparece? -¡Oh, no, no, no! ¡Tienesqueconseguiresto! Si disfrutas del aroma de un millar de flores, no te sentirás demasiado mal por la falta de una. Paraesotuculturay la mía noshan preparado. Tenemosinstruccionesequivocadas. No les importapara nada si túy yo somosfelicesono. Quierenquetengamoséxito,quierenque produzcamos. Esoes lo que quieren, aunque seamosdesdichados, esclavos e infelices. Así, porejemplo, si has perdido un amigoy teofrecenmillonesde amigos,dirás: -¡No, lo quieroa esetipo! Quieroun amigo personal, único e insustituible, para que, si me rechaza, yo seadesdichado porel restode mi vida... -¡Buenasuerte!¡Adiós! A estecerdonohay queenseñarlea cantar... Tenemos instrucciones equivocadas. A tu cultura y la mía no les importa para nada si tú y yo somos felices o no. Es demasiado peligroso. Peroésa es la forma en que nos educaron. Así fue durante miles de años: “Debestenerdeseosde cuya satisfaccióndependa tufelicidad.” El verdaderoprogreso Estoeslo adecuado para el llamado “progreso”. Digo “llamado” porquepara mí noes progreso,noesun verdaderoprogreso. -Usteddice quenoesun progreso,¡cuando tenemosavionesJumboy navesespaciales...! -¡Muy inteligente! Tediréquéesel progreso:el corazónesprogreso,el amoresprogreso, la felicidad esprogreso. ¿Tienesestascosas? -Lamentablemente,nolas tengo. Puedes quedartecon lo demás, ¿para qué sirve? Dime, ¿para qué sirve trasladarse en aviones, conun corazónllenode sufrimientoy vacío? ¡Dime! Preferiríavivir sobrela tierra, en una selva, y serplenamentefeliz, a estarbailando todoel día; ¿túno?Quizás túno; nolo sé. ¿Tedas cuenta? Estásenfrentado,realmente, conla elecciónentrela vida y la muerte.Y Estás enfrentado, realmente, con la elección entre la vida y la muerte. Anthony de Mello 15
  • 16. Medicina del alma aquello quelas personasllaman “vida” esfrecuentemente“muerte”, ...y nolo saben. ¡Y hay quienes me dicen que si tienenapegos pueden amar...! ¡El mayor enemigodel amor es el apego,el deseo,enel sentidode apego! ¿Sabesporqué? Porque: -Si tedeseo..., si tedeseo de estamanera, deseo poseerte,no puedo dejartelibre, tengo queatraparte;tengoquemanipulartepara poderatraparte. Voy a manipularme a mí mismo para poderengañartey, así, atraparte. ¿Sigues lo que estoy diciendo? ¿Está suficientemente claro? ¡Oh, sí! Estás comprendiendo...¡correcto!, ¡maravilloso! -...Poresosientotemor. ¿A estole llaman “amor”? Opinoquequienespiensanasí notieneninteligencia. -¡No, por Dios! No los voy a dejar libres; no me los voy a dejar libre. Estoy manipulándolos; estoy manipulándome a mí mismo..., y tratando por todos los medios de atraparlos. Y ..., y hay temor. No hay miedo alguno en el amor perfecto. ¿Sabes por qué? Porque no hay deseo alguno. El amory el apego Poresose dice aquel aforismotanhermoso: “El amorperfectoahuyentael miedo.” No hay miedo algunoenel amorperfecto. ¿Sabesporqué? Porquenohay deseoalguno. Ahora, pregúntalea tu cultura –yo le he preguntadoa la mía- si tienealgún sentidoesta afirmación: “Donde hay amor, no hay deseoalguno.” (Entiendo “deseo” en el sentido de “apego”, ¿de acuerdo?) ¿Sabes lo que te vienen diciendo?: “Pero si el apego es amor.” ¡Cuántanecedad! Así esperasencontrarvida y sóloencuentrasmuertey desdicha. Tedicen: -¿Cómosepodría amarsi nosesienteapego? Más adelanteme referiréexplícitamenteal amor. Esuna cosa tan sencilla, tan sublime, tanextraordinaria, y sin embargopocas vecesme encontréconalguien quesupiera quéesel amor. Créeme, lo digo en serio. A lo largo de mi vida me encontrécon toda clase de personasque profesaban todotipo de creencias, religiosas o no, católicas o no; me encontré conlaicos, sacerdotes,monjasy obispos, peropocas vecesconalguien quesupiera quées el amor. Quienesnolo saben tieneninstruccionesequivocadas para desenvolverseen la vida. Le preguntoa unode ellos: -¿Cómopodría el amorserapego? Y los demás discuten con él al respecto y, finalmente, por supuesto, luego de cinco minutos,me dicen: -Usted tiene razón. ¿Quiere decir que él ha vivido cincuenta y cinco años, ha escrito librosde teologíay nolo ha comprendido...? Élresponde: -No. Y yo agrego: -Bien, le daré algún consuelo: he vivido tanto como usted y tampoco lo había comprendido. ¿Lesirveestode consuelo? “Apego” significa: -Tengoqueatraparte;si noteatraponoseréfeliz...No puedo serfelizsin ti. Allí tienes la fórmula para el divorcia, para las peleas, para la ruptura de las amistades: Anthony de Mello 16
  • 17. Medicina del alma -No puedo ser feliz sin ti. Te necesitopara mi felicidad. ¡Maldición! Haré todo para manipularte,para atraparte. “Amor” significa: -Soyperfectamentefelizsin ti, mi amor;estátodobien. Y anhelotubieny tedejolibre. Y cuando teatrapo, estoyencantado; y cuando no, noestoytriste. ¿Quéteparece?Y nosóloeso: -He aprendido a serautosuficiente.Estoy sobremis propios pies, sin inclinarmesobreti. Y, ¿sabes?, si ganodinero,¡es maravilloso! Y si noganodinero,noestoydeprimido, soy feliz. ¿Sabesalgomás? Cuandotemarchas, yo noteextraño,nosientodolor. “Amor” significa: -Soy perfectamente feliz sin ti, mi amor; está todo bien. Y anhelo tu bien y te dejo libre. Donde hay sufrimiento,nohay amor. Tepregunto: -Cuando sufres, ¿por quién sufres?; ¿a quién has perdido? ¿Sientes compasión por ti mismo? -¡Oh! Nolo diga; usted estádiciendo la verdad. ¡No! La fórmula de la felicidad El fundamentode la fórmula esel siguiente:Si no estuvierasocupadoactivamenteen volverte desdichado, serías feliz. Nacimos felices. Toda la vida está atravesada de felicidad. Existeel dolor; por supuestoqueexiste. ¿Quiénteha dicho quenopuedes serfeliz condolor?Ven a conocera un amigomío queestámuriendo de cáncer, peroes feliz, en medio del dolor. Así, pues, nacimos con el don de la felicidad, pero lo perdimos. Nacimos con el sentido de la vida, pero lo perdimos. Debemos redescubrirlo. ¿Por qué lo perdimos? Porque nos enseñaron a trabajar activamente para volvernos desdichados. ¿Cómo lo lograron? Enseñándonosa apegarnos,enseñándonosa tenerdeseostanintensosquenosrehusaríamos a serfelicesa menosquefueransatisfechos. Si no estuvieras ocupado activamente en volverte desdichado, serías feliz. Todo lo que tú debes hacer es sentartedurantedos minutosy limitartea observarcuán falsoesdecir quenoserías feliz sin A oBoXoY olo quesea. Lo trágicoesquenolo harás. ¿Sabespor qué?Porque, si tesentarasa observar, podrías verla falsedad. (Séqueyo nome sentaría; me resistía ello duranteaños.)Tú dirías: -¿Quési no atrapo a Mary Jane, o si no atrapo a John, no seréfeliz? ¡Eh!, eso es falso. Antesde encontrarmeconél yo erafeliz. El mundo está lleno de sufrimiento; la raíz del sufrimiento es el deseo-apego; la supresión del sufrimiento es el abandono del apego. ¿Sabesuna cosa?Unavezme enamoréde alguien y, entonces..., bueno, la perdí y tenía el corazóndestrozado. Pero ¿qué sucedió? ¡Ahora estoy bien! Por lo tanto, ella no era mi felicidad, después de todo. ¿Recuerdas cuando, en tu infancia , perdías algo y pensabas: Anthony de Mello 17
  • 18. Medicina del alma “nunca voy a serfeliz sin esto”? ¿Quépasó?Silo encontrarasahora, nolo mirarías siquiera. ¿Porqué no aprendemos? ¡Oh, no, no! Tenemosque vivir en la ilusión. Unose sientebien; unosesienteestimulado. ¿Noescierto?A mí me estimula. Queremos estímulos; no queremos la felicidad. Queremos emociones. Y cada vez que tenemosuna emociónsufrimos una ansiedad, porque podríamos perderla o podríamos no conseguirla, y entoncestendríamosuna depresión. La fórmula de la felicidad es tansencilla que, comotelo anticipé, podría explicártela en dos minutos. Si la escucharías o no, es otra cuestión; eso depende de tu propio corazón. Entonces, aquí va: El mundo está lleno de sufrimiento;la raíz del sufrimientoes el deseo-apego;la supresión del sufrimientoes el abandonodel apego.¿Cómoselo abandona? Bastaconmirarpara comprenderqueestábasado en una creencia falsa, la creencia de que“sin estonopuedo ser feliz”. ¡Esoesfalso! La libertad En el momentoen que comprendes que es falso, tevuelves libre.¡Buena suerte! Puede llevarte un minuto, puede llevarte veinticinco años, pero el día en que lo comprendas te volverás libre, libre comoun pájaro. Vendrás a dar retirospor televisiónsatelital, ¡hablarás con presidentes!, ¡te reunirás con papas!, y no estarás apabullado en lo más mínimo. Serás libre, completamentelibre. Harás una “burrada” y no teimportará. No tepreocuparás por impresionar a los grandes personajes. ¿Comprendes lo que te quiero decir? ¡Qué no te preocuparás por impresionara nadie...! ¿Sabeslo queesosignifica?¡Que noteimportaráun bledo lo que piensen y lo que digan de ti. ¿Sabeslo que esosignifica? ¡Oh, chico, esoes la libertad! Noteimportasi teapruebanono; estátodobien; eresfeliz. -¿Nome aprueban?Bien, ¡mala suerte!¡Peorpara ellos! ¡Me voy! ¡Soy feliz! Pero eso será porque habrás descubiertoque tu felicidad no depende de esas cosas. Tienesquellegara comprenderlopor timismo. Esinútil leerun libro; esinútil simplemente oír lo que digo. Tienesque comprenderlo. Y, por supuesto, no lo comprenderás si tienesla fórmula equivocada. Anthony de Mello 18
  • 19. Medicina del alma Intermedio ¿Abandonar los apegos significa apartarse del mundo material? La respuestaes: ¡no! Unousa el mundo material, uno goza el mundo material, pero no debe hacerdependersu felicidad del mundo material. ¿Estáestosuficientementeclaro?Uno comienza a gozarlas cosas cuando estádesapegado, porque el apego produce ansiedad. Si estás ansiosocuando teaferrasa algo, difícilmentepodrás gozarlo. Porlo tanto, lo que te propongono es una renuncia al goce; es una renuncia a la posesividad, a la ansiedad, a la tensión,a la depresiónfrentea la pérdida de algo. Confíoen queestoestarásuficientemente claro. ¿Podríamos seguir identificándonos con los sufrimientos de Cristo si fuéramos siempre felices? Quizá la mejorforma de aclararlo sería mediante una historia. Cuentan que había un gran maestro zen, de quien se decía que había alcanzado la iluminación; y un día su discípulo le dijo: -Maestro,¿quéha obtenidoconla iluminación? Y él respondió: -Bien, tediré esto: antesde seriluminado solía estardeprimido...Después de haber sido iluminado seguí estandodeprimido... ¡Es desconcertante! ¿No? La depresiónno ha variado; ha variado la actitud del maestro hacia ella. Porextrañoqueparezca, él noafirma: -Noseréfelizhastaqueestadepresiónsevaya. ¿Sabes?, tú también podrías estar sereno y calmo y ser feliz mientras persiste la depresión,sin combatirla, sin serperturbado por ella, sin estarenfadado a causa de ella, sin tratarde...¡nada! Estarássereno. Ésaes la diferencia. Entoncespodrás atravesarpor pesares físicos,einclusoporsufrimientosemocionales, y noserperturbadoporellos. Anthony de Mello 19
  • 20. Medicina del alma Si la felicidad no es apego, ¿cómo la definiríamos en términos positivos? La felicidad no puede definirse; por lo menos yo no he encontrado una definición. En realidad, túno tendrás ninguna idea acerca de quées la felicidad mientrasnoabandonesel apego. De modo que la felicidad sólo podría definirse como el abandono de la ilusión, el abandono del apego. Cuando se abandona la desdicha causada por el apego, se alcanza la felicidad. Por supuesto que, para “definirla”, se podrían usar expresiones como “paz y serenidad”, “estar por encima de todo”, “disfrutar cada momentotal como se presenta”, “vivir enel presente”...Sonpalabras; sonmeraspalabras. No sabesquéesla visiónhastaque el ojodeja de estarobstruido. No sabes quées la felicidad hasta que abandonas los deseos- apego. Entonceslo sabes, y las palabrasya noimportanmás. Si Cristo es un modelo de desapego y felicidad, ¿cómo se puede entender su sentimiento de soledad en el huerto, de enojo en el Templo y de soledad en la cruz? Estosestadospor los quepasóCristo,¿soncompatibles conla felicidad? La respuestaes: ¡sí! Es posible qué, debido a la programación, la cultura o , simplemente, la psiquis y el cuerpo que uno tiene, como serhumano, pueda atravesarpor toda clase de sufrimientosy, sin embargo,de alguna manera, estarpor encima de todo. Antesde la iluminación, yo solía sentirmesolo, perola soledad ya no es más lo que solía ser. ¿Esposible que la soledad y el vacío desaparezcan completamente?Así lo creo. Los cristianos enseñamos continuamente que Jesúsera un hombre. Eraun serhumano como cualquier otro,y, como todoslos seres humanos, estabasujetoa todosestossentimientos.¿Unolos supera finalmente,pocoa poco? Algunosde nosotros,sí; otros,no. Jesúspudo superarlos...aunquequizásnolos superó. Sabemosmuy poco acerca de eso, peroestáclarolo siguiente: uno puedetenerun estado de serenidad, de felicidad, aun cuando pasan algunas nubes...Te daré un ejemplo para mostrartede qué estoy hablando. En la vida existen las nubes y existe el cielo. Muchos maestrosorientalesdirán que antesde esteestado al que ellos llaman “iluminación” –antes de lo queyo teestoy invitando a comprendery a alcanzar-, se identificaban conlas nubes y estaban presos de ese sentimiento. Después de la iluminación, ellos se identificaban con el cielo. -¡Oh, allí vieneuna nube, una nubenegra! Vieney seva. Más adelante, temostrarécómose hace esto. Una vez más, es tan sencillo que parece increíble. Y despuésde un momento,dirás: -¡Eh,! Pasaronseis mesesdesde que vino una nube negra. Peronovoy a hacerdepender mi felicidad de si las nubes vienen o no. ¿Comprendes lo que digo? Muy bien, magnífico. Perolo quesucederáahoraesqueestarásentensiónpor noestardeprimido. ¡Oh, Dios! Hay, entonces, otracausa para estaren tensión. Te apegarás a ese estado imaginario que llamas felicidad. De modo que lo que tienes que hacer es prestar atención a esos apegos, entenderlos, comprender que están basados en una creencia falsa, y entoncesellos caerán. Entoncessabrásde quéestoyhablando. ¿No hay una contradicción en la afirmación de que se puede ser feliz y a la vez estar deprimido, siendo que la depresión es la ausencia de placer y felicidad? Anthony de Mello 20
  • 21. Medicina del alma La respuesta es: ¡sí y no! Si para ti la felicidad significa emociones, diversión, placer..., entonces sí, hay contradicción...Pero emociones, diversión, placer, no son felicidad. La felicidad es un estado de desapego. Durantemuchos añosyo ni siquiera creía que pudiera existir tal cosa. Para mí, ser feliz significaba tener diversión; ser feliz significaba ganar, conseguirlo quequería. Estoes lo quela gentegeneralmenteentiende por felicidad. Para la mayoría de las culturas la felicidad significa: “Consigue lo que quieres, por esoeresfeliz.” ¿Comprendescómoesesto? -¡Sí! ¡Tengolo quequiero;soy feliz! Pero eso no es felicidad. Eso es una emoción; eso es conseguir lo que se quiere. La depresiónes frecuentemente–nosiempre-el resultado de no lograrlo que se quiere, es lo opuestoa la emoción. Siuno busca emociones, se deprime; es el otroextremodel péndulo. Las emociones son una causa de la depresión. Por supuesto, ésta es también tiene causas físicas. De modo quenome refieroa esa felicidad quesignifica emociones, diversión,placer. Me refieroa la felicidad que significa estarpor encima de todo eso, estarsereno, no estar apegadoa los vaivenesde la existencia. Agregaréotracosa: cuantomás se combatela depresión, peor se vuelve. No resistasal mal; cuando tegolpeenuna mejilla, vuélvetey ofrecela otra;cuando espantasa un demonio, vienen otrossiete. Debes enfrentartecon estascosas sin combatirlas, porque cuantomás la combates,más la fortaleces. ¿Es posible lanzarse a la lucha de todos los días –religiosa, social o política-, pelear bien y estar en paz? Hay un hermosopárrafoen el Bhágavad Gita, el textosagrado hindú, en el cual el Señor Krishna se dirige a Arjuna, el personajeprincipal del libro. La escena es en un campo de batalla, y el jovenpríncipe pregunta: -¿Porquétengoqueir a la batalla? Y el Señorle responde, de una maneramuy hermosa, diciendo: -Arrójateal corazónde la batalla, sumérgeteen el estrépitode la batalla y mantén tu corazónenpaz juntoa los pies etéreosdel Señor. Ésaes la fórmula. ¿Es posible lanzarse al estrépitode la batalla, pelear bien y estaren paz? Todos los grandes místicoslo han logrado. Sino estásen paz -¡créeme!-, harás mucho más daño que bien. ¿Sabes por qué? Porque no será la batalla del Señorla que estarás librando; serála batalla del egoy nolo sabrás. Las causaspueden serjustas,perocuando está involucrado el ego, ¡Oh, Dios!...De modo que podrías lanzarte directamente a la batalla -acercade estome extenderémás adelante-conel corazónen paz, y entoncesnada destruirá tu felicidad. Sería terrible si pelearas bien y el resultado fuerala pérdida de la felicidad. No debeshacereso. ¿Se puede ser también feliz disfrutando de las cosas con la única finalidad de dar, sin buscar la aprobación de los demás? No digo quenonosdeban interesarlos demás; nosdeben interesarmucho. Debemosser muy sensibles con respecto a ellos, pero no ser controlados por su aprobación o desaprobación. Así, pues, debemos darles lo que creemos que es bueno para ellos, sin dejarnoscontrolar. ¿Sigueslo quetedigo?Enotraspalabras, novoy a desistirde lo quecreo queestábien sóloporquelos demás me desaprueban; y novoy a hacerlo quecreoqueestá Anthony de Mello 21
  • 22. Medicina del alma mal porquepiensoque me aprueban. De modo que no me dejo controlarpor ellos. Sóloen estecasohay verdaderoamor. ¿Por qué las religiones, sobre todo las religiones organizadas, han perdido su cualidad mística? Bueno, yo no diría que la religión ha perdido su cualidad mística. Pero sí que está siempre en peligrode perderla. ¿Quieresverpolítica? La encuentrasen la religión. ¿Quieres ver sucias luchas internas? Las encuentras en la religión. ¿Quieres ver la crucifixión del Mesías? ¿Dóndecreesquela puedes encontrar?Enla religión. Esuna tristeironía -y estáallí mismo, en el Nuevo Testamento-que las personas religiosas hayan sido las encargadas en crucificar al Mesías. Ni los romanos, ni los colonialistas, ni las multinacionales, ni los imperialistas, ni los chupasangres, ni los prestamistas, sinolas personasreligiosas...Es cierto que la religiónestá siempre en peligro de caer en esto, pero también preserva el elemento místico. Creoqueseríamosdemasiadosparciales si lo negáramos. ¡Válgame Dios! ¿Habría yo comprendido lo que he comprendido en estosaños, en estos pocos últimos años, si no hubiera sido jesuita? Y, sí -todoslo sabemos-, la Compañía tiene muchas desventajas, tremendas desventajas, puedo apreciarlo; tiene sus limitaciones. A veces pienso que es algo así como la madre, que tiene aspectosbuenos y aspectosmalos, pero es la madre. La amamos con todossus defectosy a veces no le prestamosdemasiada atencióna lo que dice. Ella pertenecea otraépoca, es cierto,y a veces tomamosalgo de su gransabiduría y aprendemosa valorarlo buenoy lo malo quetieney la amamostal cual es. Del mismo modo la religión, pese a todas sus desventajas, con sus tremendos defectos, también conserva (¡gracias a Dios!) algo de su belleza y algo de su original bondad. Nosotros, los religiosos, debemos estar siempre alertas, para que esos defectos no se interponganenel caminode la verdad y de lo místico. ¿Carecer de apegos significa abandonar los esfuerzos creativos humanos, dejar de luchar e incluso de soñar? ¡De ninguna manera! Además, setienemucha más energía cuando nosetieneapegos; se tienetodala energíadisponible para uno. El gransabiochinoChuangTzu lo expresa, de una maneramaravillosa, más omenosasí: -Cuando el arquerodispara sin buscarprovecho, poseetoda su destreza;cuando dispara por un premiode oro,seenceguece,seenloquece,ve dos blancos. Sudestrezanoha variado, peroel premiolo divide. Le importa;piensa más enganarqueendisparar, y la necesidad de ganarlo vacía de poder. ¿No es sublime? "...la necesidad de ganar lo vacía de poder"...Si no necesitara ganar, tendría mucha más energía. Poresonadie se incorporaa la empresa humana de los sueños, visionesy objetivoshumanosde maneratanmaravillosa y creativacomola personaqueestá apegada. Desafortunadamente, hemos llegado a asociar desapego con falta de interés y afecto,connodisfrutar,conel ascetismo. Yo nosostengoeso,enabsoluto. ¿Cómo se deben enfrentar tanto el dolor como el sufrimiento? La respuestaesdura, peromuy clara y sencilla: -Yo nosufriría si noestuvieraapegado; nosufriría si nofuerapor mi pérdida; nosufriría si, de alguna manera, nofuerasmi felicidad. Perocuando tedisfruto,enteramente,teamo enel sentidode quesoy sensible, sientointerésy afectoporti, buscotubieny tedejolibre. Y túno Anthony de Mello 22
  • 23. Medicina del alma eresmi felicidad; notehe dado el poder de decidir si seréfeliz ono. De modo quenosufro portuausencia, portudesprecio, porturechazooportumuerte. Estoes difícil de aceptar y te puede llevar muchos meses digerirlo; pero hasta que lo logres,...bueno...el dolor es maravilloso: lo canalizas gradualmente hacia afuera de tu "sistema" y regresasa la vida. ¿Cómo resulta posible diferenciar entre compromiso y apego, entre compromiso y desapego? Hay quetenerencuentados cosas. Primero,queel mundo esun enredo;segundo, queyo también soy un enredo. No hay que esconderse detrás de una comisión de paz. Eso no solucionanada. Sitereúnesconuna jauría de lobosenuna comisiónde paz, noalcanzarásla paz. Siteunes a mil lobospara organizarjusticia, noobtendrás justicia. No debes tratarcon los lobos. De modo queesconvenientequetecomprometas,túmismo, conuna causa. Esoes bueno. Comprométete con todo tu corazón en la batalla estremecedora. Pero, si has alcanzado el desapego, estaráspor encima de eso. Comoalguien dijouna vez, de maneratan bella: "Para alcanzarla paz del corazón,renuncia comogerentegeneral dl universo." Como yo no soy el gerentegeneral, hago lo que puedo, me zambullo, y el resultado queda en las manosde Dios, de la vida, del destino. El cuidarse de los apegos para poder desapegarse, ¿no dará lugar a ansiedades, a preocuparse constantemente por evitar aquello a lo que se está apegado, creando así un nuevo apego? Yo nodiría quehay quetenercuidado conlos apegos; yo diría quehay queobservarlos, contemplarlos, entenderlos, estudiarlos. ¿De qué manera se detecta un apego? En el momentoen que aparece una inquietud, se sabe que hay un apego oculto debajo de ella. Ahorabien, túdirás: -Inquietud, ¿eh? -Mm. -¿Porquénolograslo quequieres? -Mm, mm. -¿...O lograslo quenoquieres? -Correcto. -¿...O estásporperderlo quequieres? -Correcto. -¿Loquesignificaquerehúsasserfeliza menosqueconsigaslo quequieres? -¡Sí! ¡Eh, espere un minuto! ¿Quiere usted decir que si no consigo estono seré feliz? ¿Quieredecir que estoes mi felicidad, que una persona, un serhumano, no puede serfeliz sin esto? -¡Oh, no! Tú puedes, ella puede, hay sereshumanosfelicessin esto. Comprenderlo tepodría insumir desde dos segundos, o un par de horas, hasta cinco o seisdías. Bueno,nopensarías enestorepetidamente,perola mentelo elaboraría. Tediréuna cosa: en el momentoen que teatrevas a exponerte-aunque sea durantedos segundos-a la verdad, estarás"perdido". Porquesi la vislumbrasaunqueseauna vez, algoentitevolverá a llevar hacia ella. Poresoquizá haya algo en el interiorde nosotrosquetememirar. Sila ves -aunquequizás telleve un tiempo-serásconducido a ella nuevamentey, cada vez en mayor medida, tevolverásmás librey feliz. Anthony de Mello 23
  • 24. Medicina del alma ¿Cómo se concilian el hecho de ser conscientes de nuestro estado de apego y el impulso hacia lo que la sociedad dice hay que hacer para tener éxito? Hay comoun forcejeo:por un lado, felicidad, paz, serenidad, dominio de sí mismo, estar por encima; por el otro,el impulso, que la sociedad ha puestodentrode nosotros,tetener éxito. ¿Cómose resuelve esteconflicto?Simplemente,hay quevolver a definirel éxito. Esto no es fácil, si estás atrapado por el "qué pensarán" o el "qué dirán", por una especie de dependencia total de tu autovaloraciónfrentea los demás. Si piensas que valgo la pena, entoncesvalgo la pena; si me adjudicas un éxito, soy exitoso; si no, no lo soy. ¡Quién nos concederá la gracia de escapar de esto! Cuando me encuentrocon un hombre o una mujer que han escapado de esto, los saludo reverencialmente. No así a los demás, a los grandes comandantesy los presidentes, que son sereshumanos muy inferiores, ni siquiera un poco mejoresqueel promedio, lujuriosos,codiciosos,temerosos,ansiosos,mezquinos,controlados como títeres por lo que la gente piensa y lo que la gente dice, y tan apresados, tan esclavizadosporel deseode podery de vértigo.¿Quieresqueyo respeteesto? Perocuando conozcoa una persona como Ramchandra...¡mi Dios! Élsí que cuentacon mi admiración, como también aquella víctima del sida, en Saint Louis, a la que no tuve el privilegiode conocer.Admiramosalgoequivocado: las cosas. Y estosucede enla mayoría de nuestrasinstitucionesreligiosas, enlas queseexhortaa triunfary seconsideraun granhonor queun ex alumno se haya convertidoen un charlatán. ¿Esestolo quevaloramos?De modo que, o bien valoramos a la persona que ha escapado de las garras de la sociedad, o bien valoramosla riqueza, comola de dar un millón de dólarespara conseguirla primera fila en el espectáculo. -¿Mencionóusted, padre, las institucionescristianas...? Así es. Comoalguien lo ha señalado, estamosmucho más en peligro: nos lavan el cerebro, somos constantementebombardeados por este punto de vista, somos adoctrinados. ¿Es posible escapara eso? II A manerade ilustraciónde lo quedije en la primera parte,quisieracontarahoraalgunas historias. La primera, hermosay muy motivadora, se refierea un monjejaponés, el maestro Bokushu. Cada mañana, al despertarse, Bokushu soltaba una gran carcajada estentóreaque duraba dos o tres minutos y resonaba a través de las doscientas cincuenta celdas del monasterio. Todospodían escucharlo. Todosse despertabanconesa carcajada, comoconun relojdespertador. Y la última cosa que Bokushu hacía por la noche era, otravez, soltaresa gran carcajada estentórea; después se acomodaba sobre su estera y se dormía. Y los discípulos estaban muy curiosospor saber qué hacía reír al maestro,y trataban de que les Anthony de Mello 24
  • 25. Medicina del alma contara;peroél nolo hacía. Y muriósin darles la explicaciónquepedían. Ésteesel final de la historia. Posteriormente, todo tipo de personas han estado tratando de imaginarse qué lo hacía reír. Yo mismo tengo un par de suposiciones. Y espero que también tú busques una respuesta a esa curiosidad. La búsqueda temotivará a dirigirteen la direccióncorrectaa travésde la meditación. Pecesquetienensed y temenahogarse El poetamísticoindio Kabir tienepoemas extraordinarios. Unode ellos comienza con el verso: "Reí cuando me contaronque el pez en el agua tiene sed." ¿Qué me dices de eso? Preguntarás,sin duda: -¿Estamosenel agua? -Ajá. -¿Somospeces? -Ajá. -¿Tenemossed? -Oh, ¡vamos! -Perola tenemos,¿noescierto? Hay un textoque leí el veranopasado, en algún lugar de los EstadosUnidos, acerca de un cazador norteamericano en África. Contaba que había vivido allí con nativos que no temíanal peligro: -¡Era extraordinario! Ellos nos miraban a nosotros, hombres blancos, con una extraña clase de curiosidad cuando veían temoren nuestrosojos. Esoeraincomprensible para ellos. Eratanincomprensible comomirara los ojosde los pecesquetemíanahogarse. Esoestámuy bien, también. ¿Puedesimaginarun pez quetengamiedo de ahogarse? Una y otra vez, los maestros místicos del mundo se han preguntado por qué el ser humanoesdesdichado, por quétienemiedo, y cosaspor el estilo. Porsupuesto,mientrasno se ha comprendido la verdad, tienesentido serdesdichado o sentirseatemorizado. Cuando hablo de temorno me refieroa una respuestainmediata anteun peligroinminente; no me refieroa eso, que es propio de los animales. Me refieroal temora lo que vendrá, a lo que sucederá; me refiero a esto. Y "esto", nos dicen los místicos, no existe; en sus mentes, simplementenoexiste...¡En eseestadovale la pena estar!¡es extraordinario! Hay otraestimulantehistoria acerca del tema. Un mercader de camellos, un árabe que atravesaba el desierto del Sahara, acampó para pasar la noche. Los esclavos levantaron tiendasy clavaronestacasenel suelopara atara ellas los camellos. -Hay sólo diecinueve estacas y tenemos veinte camellos; ¿cómo atamos al vigésimo camello?-le preguntóun esclavoal amo. -Estoscamellos sonanimales tontos.Hagan los movimientoscomopara ataral camello y permaneceráquietotodala noche. Eso hicieron, y el animal se quedó quietoallí, convencido de que estaba atado. A la mañana siguiente, al levantar campamentoy prepararse para continuar el viaje, el mismo esclavo sequejóal amo de quetodoslos camellos lo seguían, exceptoaquél, queserehusaba a moverse. -Seolvidaronde desatarlo-dijoel amo. Y el esclavorealizóentonceslos movimientoscomosi lo desatara... Ésaes una imagen de la condición humana. Estamos atados a cosas que no existen; tenemosmiedo de cosasquenoson...Sonilusiones, falsedades, creencias; norealidades. ¡Qué Anthony de Mello 25
  • 26. Medicina del alma agonías pasamos por cosas de las cuales -estamos convencidos- parece depender nuestra felicidad! Pero no debería ser así, porque nuestra felicidad no depende de nada. Y no queremosverlo. Supongoquelos místicoslo entienden, porqueellosmismoshan pasado por esto.Estánsorprendidos de queel serhumanoseengañe,de quelas personasseengañende estamaneraa sí mismas. Nadie nosquitóla libertad quebuscamos Ahoratemostraréel puntode partida. No necesitarásquenadie más teseñale el camino. Siperseverasencumplir lo queteindicaré,si tansolole echas una mirada al lugarde partida y persistesen el intento, encontrarás el camino y, más tarde o temprano, descubrirás qué significaesode "estaratadoa cosasquenoexisten". Estamos atados a cosas que no existen; tenemos miedo de cosas que no son... Secuentaqueun discípulo acudióciertavezal maestro,y éstele preguntó: -¿Paraquévinisteaquí? -Mouksha -respondió el discípulo ("Mouksha" es la palabra sánscrita que significa "libertad")-. Vengopara obtenerla libertad. -Oh, ¿la libertad?-inquirióel maestro. -Ajá. -¡Ve y averigua quiénteha atado! El discípulo sefuey meditóduranteuna semana. Luegoregresóy dijo: -Nadie me ha atado. -¿Y para quéquieresentoncesla libertad? Eneseinstantelos ojosdel discípulo seabrierony logróla libertad, logróla liberación. Si ya era libre, ¿por qué buscaba la libertad? Tú no entiendes porque tehas atado con todotipode cadenasimaginarias. Meocuparéde estoenlo quesigue, peropasoa paso. John Lennon, uno de los Beatles, dijo una frasemaravillosa: "La vida es algo que nos pasa mientras estamos ocupados en otracosa." ¡Oh, qué hermosa frase! En realidad, la vida es algoquenospasa mientrasestamossumamenteocupados en otracosa. O, peoraún, la vida es algo que nospasa mientrasestamosocupados sufriendo toda clase de otrascosas. Tengo una imagenperfectapara aclararesto.Piensa queestásen una sala de conciertos,cómoda y agradablementeubicado en tu butaca, en la oscuridad de la sala, escuchando una sinfonía y disfrutándola. De repenterecuerdas que tehas olvidado de cerrartu automóvil. ¡Oh, Dios! ¿Quéhaces ahora?No puedes salir, pues molestaríasa los demás; ya nopuedes disfrutarde la música y estásatrapado en la disyuntiva. Éstaes la imagende la vida para la mayoría de las personas: ansiedad constante. "La vida es algo que nos pasa mientras estamos ocupados en otra cosa." (John Lennon) -¿Quéhago ahora? ¿Queva a pasar a continuación?¿Cómome voy a arreglarcon esto? ¿Cómome enfrentoconaquello? Seguramente querrás saber si hay otra condición posible. ¡La hay! Si eres religioso, podrás alcanzarla, pero¿para quétesirve la religiónsi nola sabesusar?Sigueslos dogmas, las creencias y el ritual correctos; sigues todo de manera correcta, pero llevas una vida completamenteequivocada. ¿Paraquétesirve?Tienesel menú, peronotienesalimentopara Anthony de Mello 26
  • 27. Medicina del alma comer. ¿Paraquétesirve?Todo esode "¡Señor,Señor"estábien, peroconesonobastapara quehaya vida. "¿Porquéme llamáis 'Señor,Señor!' y nohacéislo quedigo?" (Lc. 6, 46).¿Para quétesirve, si nola sabesusar?Bueno,¡aquí va!: tedirécomousarla. Losproblemasnoexistenenla realidad... Comenzaré con eso de "estar perturbado". ¿Recuerdas que me referí a ello? Tú estás perturbado debido a tus apegos. ¿Quéteperturba? Alguien murió, tetraicionó,terechazó; has perdido algo, tus planes se han desvirtuado, algo ha perdido el rumbo, o lo que sea, ¿Puedes pensar, ahora mismo, en algo que te haya perturbado en el pasado reciente? Adelante, hazlo. Piensa en algo que tehaya perturbado en el pasado recienteo que teesté perturbando en estemomento.Luego, prepara tu alma para un shock...¡Aquí viene! Te diré la verdad desnuda; lanzaréuna bomba directamentesobreti. Escucha esto:Nada en la realidad,nada en la vida, nada en el mundo teperturba;nada tieneel poderdeperturbarte.¿Alguientelo ha dicho? Toda perturbaciónexisteenti, noenla realidad. Podría subrayar la palabra "toda". ¡Toda perturbación está en ti! no en la vida, ni en la realidad, ni en el mundo; está en ti...El solo hecho de comprender esto ha cambiado totalmentela vida de quienes lo lograron. El solo hecho de comprenderlo, y nada más. La realidad noesperturbadora, la realidad noesproblemática; si noexistierala mentehumana, nohabría problemas. Todosellos existensóloenla mentehumana. Todossoncreadospor la mente. Nada en la realidad, nada en la vida, nada en el mundo te perturba; nada tiene el poder de perturbarte. Alguienme dijoenDenver,el veranopasado: -¡No habrá quizásalgunosproblemasqueexistanenla realidad y noenmi? Le respondí: -Sitesacamosde allí, ¿donde estáel problema? -Nohay ningúnproblema. ...sóloexistenenla mentehumana Ahora bien, para mí ésta es una verdad tan simple que un niño de sieteaños podría entenderla. Perome he encontradocon personasque son doctoresen toda clase de ciencias peroquenunca lo comprendieron. Dan porsentadoquelos problemas existenenla realidad. (Por "problema" entiendo "algo que perturba a alguien".) Ellas creen que los problemas existenenel mundo, enotraspersonas, enla vida. ¡No, no, no! Existenenellas. Estansimple comoesto;nada tieneel poderde perturbarlas. Lo explicaréconcretamente. Alguienfaltóa la palabra quetedio. Estásperturbado. -¿Quécreesqueteperturba?¿La promesaincumplida? -Hmm, hmm. -Podría presentartea otroindividuo, también enfrentado con un problema, con una promesaincumplida, peroquenoestáperturbado. ¿Cómoesquetúteperturbas? Sucede que tú has elegido pensar; has sido adiestrado para pensar que la promesa incumplida es lo que te perturba. ¡No es la promesa incumplida!, es tu programación, tu adiestramiento. Has sido adiestrado para perturbartecada vez que te enfrentas con una promesaincumplida. Has organizadoun picnic para el domingo, y el picnic sesuspende por lluvia. ¿Dóndecreesqueestáel origende la perturbación?,¿enla lluvia oenti, enla lluvia o Anthony de Mello 27
  • 28. Medicina del alma en tu reacciónfrentea la lluvia? Lo repetiré: el sentimientode perturbaciónnoestácausado por la lluvia, sinopor tu reacciónfrentea la lluvia. Otroreaccionará en formadiferente,sin perturbarse. Tu y yo hemos sido adiestrados para hacer depender nuestra felicidad de ciertas cosas. Estoy desarrollando ahora lo que afirmé en la primera parte. Si tú no hubieras hecho dependertufelicidad de quenollueva, noreaccionaríasde estamanera, ¿noesasí? Perohas sido adiestrado..., túy yo hemos sido adiestradospara hacer depender nuestrafelicidad de ciertas cosas, y entonces, cuando esas cosas no se producen -por obra de nuestro adiestramiento,de nuestraprogramación,de sea falsa creencia en que"si estonosucede, no seréfeliz"-. sucede quenosperturbamos. Tedaréalgunosejemplos muy interesantesde esto, tomadosde otrasculturas. Convencidode quemoriría, murió El veranopasado, un amigomío, enNueva York, me contóalgomuy interesante: -Enuna tribu de África el métodopara aplicar la pena de muerteel siguiente: comolos nativos no tienen la silla eléctrica ni usan la horca , aplican la muerte por destierro. Si pertenecesa la tribu y has cometidoel delitomás grave, eresdesterrado. Y esteamigo me contóque, una vez leída la sentencia de destierro, en el lapso de una semana, aproximadamente, la persona muere. ¿Morirías tú, si teaplicaran una sentencia de destierro,al serteleída? Yo no, y creoque tú tampoco. ¿Lo harías? ¿Quécrees?Podríamos sufrir, es cierto, si nos desterraran, pero eso no moriríamos, ¡por Dios! En cambio, ellos mueren. Un jesuita amigo mía, de México, me contóacerca de la creencia que existe, entrelos nativosde una zonade esepaís, en que, si tocanciertotipo de piedra, mueren. Y estánmuy convencidosde esto.Así fuecomoun niño, queaparentementeestabacorriendo, tocóconsu pie esetipode piedra maldita. Acudióal cura y le dijoqueiba a morir. -Todoestoessuperstición.Nocreoenestascosas-dijoel cura. Aquella noche, la madredel niñofuea veral sacerdotey le rogó: -Padre, ¿podría venir, porfavor,a darle los últimossacramentosal niño? Y el curadijo: -Mire, lo de la piedra es una superstición. No estimulen esa creencia en el niño, o estova a acabarenuna especiede profecíaautocumplida; todoesoestontería. El cura no fue. A la mañana siguiente, el niño había muerto, literalmente. Estaba convencidode queesosucedería, de modoquemurió. Sesuele oír acerca de estudiantesque, en ciertasculturas, comunidades o países, toman sus exámenestanseriamenteque, si fracasan, se suicidan. Conozcopersonasque fracasany no les importa en absoluto. Otras, en cambio, se suicidan. ¿Por qué está diferencia en la reacción?Saquemos las conclusiones, ¿Quién lo mató?¿Quién la mató?¿Los exámenes, el fracaso?¿Quécrees?Obtengamosalguna respuesta. ¿Quédirías tú? Nada te perturba. Te perturbas a ti mismo cuando algo sucede. -Fuela personamisma; fuesu reacción. Anthony de Mello 28
  • 29. Medicina del alma ¿Está bien? Eso se podría decir del individuo de esa tribu africana que fue desterrado...Suponte que yo le dijera al juez que el destierro lo mató...¡Pero no fue el destierro el que lo mató! Fueron sus creencias, su cultura, su adoctrinamiento, su programaciónlas que lo mataron. Al niñoque tocóla piedra con el pie, ¿fueéstala que lo mató?¡Oh, no, no! Fue su creencia, fuesu programación. ¿Entendisteesto?Ahoralo aplicaré a la vida diaria, y el resultadoserádevastador,explosivo. Perturbacióny espiritualidad Presta atención: "Algo te ha perturbado." ¿Has oído esa expresión: "Algo te ha perturbado"? Así se dice en inglés, ¡así se dice en todos los idiomas! "Algo me perturba." ¡Nada teperturba! La maneraprecisa de hablar sería: "Me perturboa mí mismocuando algo sucede." Pero¿quiénhabla así? -¡Entoncestúme perturbas! -No, no, no. Mi comportamientohizoqueteperturbarasa timismo. OH, ¡odiamos decir eso!, ¿verdad? Nos gustadecir que el mundo es responsable, que la gente,la vida oDiossonresponsables. -¡Tú lo has hecho!, nola programación. ¿Tienesalguna idea de lo quesignificaría querealmentecomprendierasesto?Estaríaspor encima de todo, habrías alcanzado el súmmum de la "espiritualidad". Estapalabra significa noestarmás a merced de suceso,personaocosaalguna. Pero,¡atención!, nodije quenohaya queamara las personas;dije quenohay queestarmás a su merced. Sicomprendierasquetú eresel autory el responsable de tu propia perturbación, no estarías ya a merced de suceso, personaocosaalguna. Enotraspalabras, suceda lo quesuceda, ya noteperturbarías. Quizás hayas pasado años estudiando espiritualidad, escribiendo, leyendo y tomando cursossobreella...Pero¿estásperturbado todavía? ¿Aún teperturbas en algunas ocasiones? Sí, lo haces. ¿Para qué tesirven, pues, todostus estudios? La vida pasa a tu lado mientras estássentadoenesasala de conciertos,incapaz de disfrutarde la música, incapaz de cerrarel automóvil, atrapado en la disyuntiva. Bien, veamos si podemos aclarar estopresentando ejemplosconcretos. Sialguien muerey estoy perturbado, ¿quéme perturba?¿la muertede estapersona?No. Si estoy perturbado por eso es porque he sido programado para estarperturbado cuando alguien muere. Tómatetu tiempo para pensar en eso, que va en contrade todo lo que tu cultura y la mía nos han enseñado. Nos han enseñado a perturbarnoscuando perdemos a alguien. Hemos sido adiestrados para perturbarnos cuando alguien nos rechaza, nos desaprueba, nos abandona, se nos muere. Hemos sido adiestrados para depender emocionalmente de los demás, para no ser capaces de vivir emocionalmentesin ellos. Así, pues, estoyperturbado, naturalmente,porquealguiena quienyo estabaapegado ha muerto. ¿Esla muertela queme perturba?¡No! He sido adiestradopara perturbarmecuando esto suceda. Estosuenacasi blasfemo. ¡Esterrible! Medítalo. Consideremosotroejemplo. Hemos sido adiestrados para depender emocionalmente de los demás, para no ser capaces de vivir emocionalmente sin ellos. Si veo en la calle a alguien que no tiene para comer, parece ineludible perturbarme. Analizaré estolentamente. Veo a alguien en la calle que no tiene para comer...¿Es eso un mal? ¿Qué crees? ¿Sí o no? ¡Sí, evidentemente! ¿Debería yo hacer algo al respecto, en la medida de mis posibilidades? ¿Síono?Sí. Ahorabien, ¿necesitoperturbarmepara lanzarme a la accióny haceralgoal respecto? Anthony de Mello 29
  • 30. Medicina del alma Perturbacióny autocastigo Existeel supuestode que, si noteperturbas, si noteadiestranpara que teperturbes, no harás nada. Peromira: hay alguien que no tienepara comery esoes una calamidad. Ahora tú estásperturbado; tenemosdos calamidades. ¿Podríamos enfrentarestascalamidades sin agregarotra?Muchas personasnopueden ni siquieraconcebirla idea de lanzarsea la acción sin antesperturbarse. Porejemplo, si estásde pie en una cola y alguien se coloca delantede ti, sin respetarel ordende llegada. -¿Quierestomarmedidas? -Claroquesí. -¿Quieresdecirquela acciónde eseindividuo esincorrecta? Muchas personas no pueden siquiera concebir la idea de lanzarse a la acción sin antes perturbarse. -Tieneusted razón. -¿Quiereshaceralgoal respecto? -Así es. -¿Quieresecharlo? -Claroquesí. Pero, ¿sabes lo que, en última instancia, vas a hacer? En realidad piensas: "Como esa persona se comportómal, voy a castigarme." Porque perturbarme es una manera de castigarme. ¡Mira qué lógico es esto!, ¿no es así? Ahora bien, ¿por qué teperturbas? Si le preguntasesoa la gente,teresponde: -Porquenoperturbarsenoeshumano. ¿No es humano? Y, ¿qué haces tú? Piensas que esa persona se comportómal, y seguidamenteaumentará tu presiónsanguínea, perderás la tranquilidad, dejarás de dormir estanoche. ¿Esoes más humano? Además, ¿por qué habrías de castigarte?¡Eres inocente! ¿Creestú que la genteentendería esto?Quierodecir la gente"razonable", cuya cultura está edificada sobreesteplanteo: -¿Cómosería posible queusted noseperturbara?...¿Quieredecirquenoestáperturbado? -No. -Perousted estáplaneandohaceralgo. -Evidentemente;esbiencierto. Cuando uno se perturba, tiene menos energía para hacer cosas y tiene menos capacidad de percepción. -¿Perousted noestáperturbado? -No. ¿Porquédebería perturbarme?¿Porquédebería castigarmea causa de eseindividuo se comportómal? Así debería ser: "Sumérgeteenel estrépitode la batalla y manténtu corazón en paz juntoa los pies etéreos del Señor..." Pero hay quienes temen. Quienes nos adiestraron y programarontemieronquesi nonosperturbábamosnoharíamosnada. Nunca seles ocurrió darse cuenta de que, cuando uno se perturba, tienemenos energía para hacer algo y tiene menoscapacidad de percepción. Ya nove las cosascorrectamente;reaccionaconexceso. Anthony de Mello 30
  • 31. Medicina del alma Yo no sé nada de boxeo, pero me han dicho que la última cosa que debería hacer un boxeadoren el ringes perturbarseo perder la serenidad, porqueentonceshabrá perdido la lucha. También me han dicho quela primera cosa quesu contrincantetratade lograres que pierda la serenidad, pues entoncesperderá su coordinacióny su capacidad de percepción. ¡Con cuantafrecuencia las personasque participan de proyectossociales, de magníficos proyectospara el bienestarde los demás, se implican emocionalmentey se perturban de tal modo que destruyen la propia obra que se propusieron hacer! Pierden capacidad de percepción,reaccionanconexceso. Consideremosotroejemplo. Siseha cometidoun delitoen perjuiciode una persona, ¿no justifica eso que ella se perturbe? ¡No, no! Pero casi no parece realista pensar en estos términos. Siselo explicas a la gente,noquiereoír. -Noqueremosoírlo...Váyase. Váyase a otraparte.Nogastesu aliento. -Estábien. ¡Adiós! Me voy. Y sacudo el polvo de mis pies. ¿Terecuerda estouna frasedel Evangelio? "Y si no se os recibe ni se escuchan vuestras palabras, salid de la casa o de la ciudad aquella sacudiendo el polvo de vuestrospies". (Mt10,14). Felicidad y cambio Ellos noquierenoír, noquierenserfelices, noquierencambiar. Puesbien, deja quesigan así. ¿Por qué deberías querer gastar tu aliento? ¿Tienes necesidad de concederte esa sensaciónde bienestarque resulta de convertira todosy de serla causa de su iluminación? Quizás debas, ahora, mirar dentrode ti. No serás feliz a menos que teconsagrescomo un granmaestro.¿Noquierenoír?Allá ellos, essu responsabilidad. Así, pues, nada entodoeste mundo tieneel poder de perturbarte,¡nada! Enrealidad, nada teha perturbadojamás,nadiete hadañadojamás. ¿Quéme dices de esto?¡Vaya! Notehabrá gustado. -¡Oh, no! ¿Quiereusted decirquenadie me dañó? -Hmm. No, nadie tedañójamás; tútehas dañado tontamentea timismo. Ahora, esome lleva a la segunda parte: -¡Oh!, ellos no me dañaron; la realidad no me dañó, ¿no es así? Entonces, no puedo ensañarmecontraellos. -Entonces,¿quiéntedañó? -¿Estebuenode mí mismo?¿Yome dañéa mí mismo? -Sí. En realidad, nada te ha perturbado jamás, nadie te ha dañado jamás. -Ahora me ensañarécontramí mismo; me odiaré por haberme hecho esto. ¿Porqué lo hago?Me perturboa causa de mi mismo. Me enojoconmigomismo. ¿Quémás sabeusted al respecto? -Pues, tetengobuenas noticias: el daño no me lo hicieron los demás, no me lo hizo el mundo, no me lo hizo la vida, y, lo mejor de todo, no me lo hice yo mismo. ¿No es maravilloso?Entonces,¿quiénlo hizo? En honora la verdad, ¿alguien, en su sano juicio, se dedicaría a perturbarseen forma consciente,gustosay deliberada? ¡Vamos! ¿Creestúquelo harías? No, nolo haría, nome perturbaría deliberadamente.Escomosi el hacerloestuvierafuera de mi control. ¿Noesasí? Anthony de Mello 31
  • 32. Medicina del alma Entonces, deja de culparte a ti mismo. Eso ha sido grabado dentro de ti. Has sido programado para eso, has sido condicionado de esa manera. Esto es lo que debes comprender. No tienesquehacernada para alcanzarla iluminación, notienesquehacernada para lograr la liberacióny para obtenerla espiritualidad. Todo lo que tienesque hacer es comprender algo, entenderalgo. Silo entendieras, seríasliberado. -De modoqueestoyperturbado; ellosme han perturbado. -¡Equivocado! -Yo me he perturbado. -¡Equivocado! -Esmi programaciónla que me perturba; es mi cultura la que lo hace. Éstaes la manera enquehe sido educado; así escomohe sido adiestrado. Para alcanzar la iluminación, la espiritualidad, la liberación, todo lo que tienes que hacer es comprender. Esenativode esaregiónde Áfricafuedesterrado. -La condenalo mató. -¡Equivocado! -Élmismosemató. -¡Equivocado! Fue su programación la que lo hizo. Así es, pues, como hemos sido educadosy adiestrados. Noculpar a nadie Es muy difícil definir la madurez, pero yo di con esta definición bastantelógica: La madurez es lo quehas alcanzadocuando ya no culpas a nadie. No culpas a otros;noteculpas a ti mismo. Vesquéanda mal y comienzasa remediarlo. Ésteesun muy buen signode madurez. Te asombrarás de lo infantiles que son las personas. Sontan infantiles...Limítatea esperar durantemedio día y encontrarás a nuestrosmás grandes hombres abandonándose a actos infantiles, completamenteinfantiles. ¿Sabes de qué manera se comportaun niño pequeño? Enla India, porejemplo, cuando segolpea la rodilla contrauna mesalloraconfuerzay todos le preguntan: -¿Quiéntegolpeó?,¿la mesa?¡mesa mala!, ¡mesa mala! Luego,el niñosedesahoga: _¡Ooouuu! ¡Mala..., mesamala! Y entoncessesientemejor.¡Quéinfantil eseso!, ¿eh? Peroademás hay quienesvienena verte,a consultarte,y entoncesle preguntas: Yo no soy culpable, tú no eres culpable, él no es culpable... -Ahora, ¿quientepegó? -Mi mujer,mi marido, mi superior...-teresponden. -¡Oh, quéperversos,quéterribles! Y el "pequeñobebé" sesientebien. Y puede serel presidentede cualquiergranasociación y país, o lo que sea...¡Dios mío!, ¡qué infantiles pueden volverse las personas! Y no son conscientes de su infantilismo. Tienen que culpar a alguien...Pero no, madurez es comprenderquenosepuede culpar a nadie; o, mejordicho conmás precisión,esnodarsela salida emocional infantil de culpar a otrosoa unomismo, sinomás bien verquéanduvo mal Anthony de Mello 32
  • 33. Medicina del alma y ponersea remediarlo, haceralgoal respecto.Entonces,ellos nopueden serculpados; túno puedes serculpado. La programacióneslo quenosllevóa hacereso. ¿Quiénteperturba? Ahora tepropongoun ejercicio que sólotellevará un par de minutos. Observa si tiene algún efecto sobre ti. Piensa en algo que hasta ahora hayas podido decir que te ha perturbado. Hace pocos instantes te dije que pensaras en ello. Vuelve sobre esto y comprendequenofueronesacosaoesapersonalo queteperturbó.Fuetuprogramación;no fue la perversidad de ellos, su desaprobación, su rechazo; no fue su fracaso. Fue tu programaciónla queteperturbó.¿Quéobservas? -Parececomosi toda mi cultura me hubiera dicho quedebo sentirmeperturbado en esta situación. Eliminar estome deja un sentimientocomo de estar perdido, que no sé cómo superar. Descubrirás que no eres tu sentimiento, no eres tu desdicha, no eres tu disgusto... -Hastaahora siempre tehas identificado con lo que sentías, pero ahora descubrirás que no eressu sentimiento,no erestu desdicha,no erestu disgusto... -Bien, aprenderécómotomardistancia frentea mis sentimientos... -Así desaparecerán; tú tendrás poder sobre ellos, y no ellos sobre ti. No tendrás que gastartodastusenergíasluchando contraesascosasexteriores,¿correcto? -Así es. No tendréque gastartodas mis energías emocionales echándole la culpa a esas cosasexteriores. -Correcto. Mientras tengas un "enemigo" afuera que te perturba, te negarás a abandonar tu perturbación a menos que ella desaparezca. Es decir, si piensas en alguien te perturba, entonces, mientras él está allí y se complace en el comportamientoque tú dices que te perturba, te negarás a abandonar tu perturbación a menos que él se reforme, cambie, desaparezca, se vaya, o lo que fuere. ¿No es así? Bien, supongamos que no se tratede una persona sino de la vida y que éstapersistaen serde esa manera, entoncesseguirás estando perturbado. Peroahoratedigo: No "arregles" nada. Deja que todo siga su curso y se resolverá todo. -¡Eh, esperaun minuto!; noesapersona, noesla vida, ¡es tuprogramación! -Oh, ¿esoeslo quees? -Así es, ¿sabes?Élpodría estarallí mismo, haciendo exactamentelo quehace ahora, y no tendrías necesidad de estarperturbado. Otraspersonasen tu lugar no estarían perturbadas. ¡Estuprogramación...! Muchas personas nunca cambian porque están muy decididas a cambiar. Están tan decididas que no cambian nunca. -Oh, ¡estoesuna revelación!... Y tuperturbacióndisminuiría más y más, y después de un lapso estaríascada vezmenos perturbadoporcada vezmenoscosas. ¿Soysuficientementeclaro? Anthony de Mello 33
  • 34. Medicina del alma Cómo"arreglar" las cosas Puesbien, ahoraviene"la granpreguntanorteamericana": ¿cómolo "arreglamos"?Osea: -Estábien...; él nome perturba, yo nome perturbo;la programaciónme perturba. ¿Cómo lo "arreglamos"? Sigamosla granrespuestaoriental. -No lo "arregles", deja que siga su curso; desaparecerá por sí solo. Cuantomás tratesde "arreglarlo", más sefortalecerá. Estotambién resulta "explosivo": no lo "arregles", déjalo seguir su curso. Deja que siga; desaparecerá; realmentelo hará. Sihas comprendido esto... -Pero¿nonecesitosaberde dóndeprovieneestaprogramación? -Es una ayuda; es una ayuda, pero no es necesaria. Y, si estás totalmentedecidido a lograrlo, si te planteas: "tengo que descubrir de dónde proviene y tengo que cambiar", entonceslas cosasempeorarán, puedes estarsegurode ello. En Occidente y en Oriente somos iguales. Basta con raspar la "cultura exterior"; debajo somos todos iguales. Muchas personas nunca cambian porque están muy decididas a cambiar. Están tan decididas quenocambian nunca. Comoestántantensas, tanansiosas, todoempeora. Estoes comúna todaslas personas,nosóloenOccidente,sinotambiénenOriente. Somostodosiguales. Los temas y enfoquesque presentoen los EstadosUnidos los ofrezco tambiénenJapóny enla India, en España y enAmérica Latina, entodaspartes,...¡y en todas partes las personas son iguales! Los norteamericanos tienen rasgos culturales diferentes, pero, enel fondo, somostodosiguales. Pordoquierexistenlos mismosproblemas: el odio, el conflicto, la culpa son los mismos; la dependencia frentea la opinión de la gente y la dependencia emocional frentea la aprobación son las mismas. ¡Todo es exactamente lo mismo! Bastaconrasparla "culturaexterior"; debajosomostodosiguales. Aquí y allá, en todas partes, hay gentequetratade "arreglar" el enredo, de lograrquela perturbacióndesaparezca. -¿Cómolo "arreglo"? -Nolo "arregles". Entiéndelo, míralo, obsérvalo; seocupará de sí mismo. Lo que sucede es que tu no te"arreglas", no cambias, la vida cambia, como también lo hace la naturaleza. Así comouno nose cura a sí mismo, la naturaleza sí se cura a sí misma. Unodebe limitarsea haceralgopara ayudarla. Ahoraredondeareestaidea. La plantearéde una maneraun pocomás provocativa. Cuando La vida no es cruel contigo, la vida es fácil; es tu programación la que es cruel contigo. sucede alguna de esascosasquecomúnmentedecimosqueteperturban, nosonellas las que teperturban. La vida noes cruel contigo,la vida es fácil; es tu programaciónla quees cruel contigo.La vida esfácil; la vida esplacentera. Recuerda a mi amigoRamachandra, el hombre del riksha. Pensaren la vida que llevótepermitirá comprenderque no es lo exteriorlo que causa la perturbación;noerestúel quela causa. Estuprogramación. Las relacioneshumanas y la perturbación Anthony de Mello 34
  • 35. Medicina del alma ¿Tienes dificultades en tu convivencia con las personas? No erestú el responsable. Las rebelioneshumanas nunca son difíciles; es tu programaciónla que las hace difíciles. Nunca hay dificultades en tu relacióncon las personas. Sólohay dificultades en tu programación. ¿Cómoesqueteperturbas? -¿Usted quiere decir que es posible vivir con un individuo que pierde la ecuanimidad todoslos días y noperturbarse? -Sí, sí; enmuy granmedida, sin perturbarse. -¿Ustedquieredecirque, cuando alguienlo insulta, usted noseperturba? -Correcto.¿Porquéno? ¿Por qué no puede ser posible "no perturbarse" cuando alguien te insulta? Quisiera explicar estocon una analogía. Cuando el destinatariono recibe una carta, se la envían de vuelta a quienla escribió.Sitúnola recibes, va de vuelta. ¿Cómoesquerecibisteel insulto? ¿Sabespor qué tesentisteinsultado o fuisteperturbado por el insulto?Porquelo recibiste. Poreso,¡tonto!¿Porquélo recibiste? -¿Ustedquieredecirqueesposible norecibirlo?Ustedquieredecir... ¿Considerasqueeresun "serhumano" si vives comoun pequeñomonoquesaltacuando cualquieratirade la cuerda? Voy a explicartequésignificaseun "serhumano", recurriendoa una historia. Una personacompra un periódicotodoslos días a un quiosquero,quesiempre la tratacondescortesía. -¿Porquécomprasel diarioa esteindividuo queestandescortéscontigo?,¿porquénose lo comprasa otro,queestátansóloa una puertade distancia?-le dijoun amigo. -¿Porqué debería decidir el quiosquerodónde compro mi periódico?, ¿por qué debería tenerel poderde decidir eso?-fuela respuesta. Enestecaso, la persona se comportócomoun serhumano. Encaso contrario, se habría comportadocomolos monos, a los quesepuede controlarconsólotorcerlesun pocola cola, para hacerlos actuarde manerasprevisibles. ¡Programación, programación! Entonces, no es la persona la que te ha perturbado al insultarte; no eres tú el que se ha perturbado a sí mismo. Estuprogramaciónla quelo ha hecho. Todolo quetienesquehaceres comprender estoy tomardistancia frentea la perturbación.Comprender. -¿Quiereshaceralgorespectode tuprogramación,si puedes? -¡Vaya! ¿Esnecesario? -¡No! Silo entiendes, ya sabesquela perturbaciónprovienede tuprogramación;node ti, node los demás. Sehará cargode sí misma; realmentelo hará. Te sorprenderá de que, después de unos pocos meses, las cosas que antes te habrían enfermado -con preocupación o con sufrimiento, o con lo que fuere-podrás vencerlas sin esfuerzo, con una paz perfecta. Estarás suficientementerelajado para ello. Eso es la vida espiritual; es morir para ti mismo, abandonando tu programación. La abandonarás al comprenderla comoes, llamándola porsu nombre. Intermedio ¿Es posible reaccionar, tomar medidas, sin estar perturbado, frente a una acción incorrecta como la de alguien que se incorpora a una cola sin respetar el orden de llegada? Anthony de Mello 35
  • 36. Medicina del alma Sialguien seincorporaa la cola delantede tí, puedes tomarmedidas. ¿Porquéno?¡Ve y toma medidas! ¡Toma todas las medidas que quieras! La cuestiónde fondo es que tomes medidas para corregiralgo queestámal, noquetomesmedidas para aliviar un sentimiento de perturbación. ¿Ves la diferencia? Es una gran diferencia. Lamentablemente, con frecuencia tomamos medidas no sólo para corregir algo que está mal, sino para aliviar sentimientosde perturbación.Esonoestábien. Si la programación es, en última instancia, responsable del tipo de vida que llevamos y de muchas de nuestras acciones, ¿tiene sentido hablar de pecado? ¡Por supuesto! Existe mucho pecado a nuestro alrededor, existe mucha maldad. Sin embargo, cuantomás se comprende la naturaleza humana, tantomenosinclinado se siente uno a juzgara cualquiera. Porquehay tantaestupidez, tantaignorancia, tantotemory tanta programacióndetrás de mucho de lo que llamamos "pecado", que hemos sido aconsejados acertadamenteque no debemosjuzgara nadie, ni siquiera a nosotrosmismos. SanPablo lo dice; él noseatrevesiquieraa juzgarsea sí mismo. ¿Somos nosotros los que nos liberamos o es la gracia de Cristo la que lo hace? La gracia de Cristoestáal alcancede todos. Perotenerla gracia de Cristoa tudisposición no significa necesariamenteque podrás llegar a cualquier parte. Tienesque hacer algo para ello. Recuerda la historia de ese individuo que al encender su pipa le prendió fuegoa su barba. Le dijeron: -¡Seprendiófuegotubarba! Y el respondió: -Lo sé; pero¿noven queestoyrezandopara quellueva? La lluvia está al alcance, pero hay que hacer algo para producirla. Entonces, la idea es: infortunadamente,la gracia de Dios estáal alcance de todos; la tragedia del génerohumano no es que escaseela gracia de Dios, sino que escasea el entendimientoadecuado. Tenemos ideas equivocadas sobrela gracia, que necesitansercorregidas. SanPablo dice: "¿Quién me liberaráde esto?La gracia de Cristome liberaráde esto." Ahorabien, ¡la gracia de Cristonos llega de tantasmaneras! No debes entenderla gracia de Cristocomouna sustancia que cae sobreti. Cuando alcanzas una comprensiónmás profunda de la realidad o tecomprendes mejora timismo, ¿nohas recibido la gracia de Cristo?Esoes, pues. ¿El bagaje cultural puede ayudar a comprender las verdades relacionadas con el desapego? ¡No! Necesitastenersentido común e inteligencia, lo que no tienenada que ver con ser erudito, saberleery escribirotenerestudiosde cualquiertipo. Punto. No cultivesla idea de que un doctoren filosofía está mejorprovistoque un simple campesino de los Andes. No para comprender lo que nos ocupa. Te asombrarías de saber que poca inteligencia tienela genteculta. Realmente, te asombrarías, ¡lo digo en serio! ¡Tienes que tratarcon ellos Un amigo mío de la Universidad de Fordham me contaba que leyó un libro extraordinario acercade las personasquetuvieronun papel preponderanteen el envío de naves espaciales a la Luna y cosas por el estilo, basado en sus propias confesionesy entrevistas. Enél dicen algo así: "Es trágico que hayamos sido capaces de realizar toda esta tarea de cooperación Anthony de Mello 36