Ganadores del Premio del Jurado del II Certamen deMicrorrelatos de Terror del Museo del Romanticismo     Primer premio: So...
Primer premioSola, de Chelo SierraA Carmen nunca le gustó vivir sola: odiaba comer sola, ver la televisión sola y, sobreto...
Segundo premioLa chica del billete de veinte marcos, de Santiago AsensioMerinoMe pidió fuego al atardecer. Los tirabuzones...
Tercer premio                                GarcíCrema de mantequilla, de Miriam García RonquilloUn golpe en la salita de...
MencióMención especial del JuradoCéfiro, condenado caballero, de Rodrigo Gutiérrez “kalki”                                ...
¡MUCHAS FELICIDADES A LOS GANADORES!El Museo del Romanticismo yNanoediciones queremos darlas gracias a todos los participa...
Ganadores del Premio del Jurado y Mención Especial del II Certamen de Microrrelatos de Terror del Museo del Romanticismo
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Ganadores del Premio del Jurado y Mención Especial del II Certamen de Microrrelatos de Terror del Museo del Romanticismo

1.621 visualizaciones

Publicado el

Ganadores del Premio del Jurado y Mención Especial del II Certamen de Microrrelatos de Terror del Museo del Romanticismo, en colaboración con Nanoediciones

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.621
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
413
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Ganadores del Premio del Jurado y Mención Especial del II Certamen de Microrrelatos de Terror del Museo del Romanticismo

  1. 1. Ganadores del Premio del Jurado del II Certamen deMicrorrelatos de Terror del Museo del Romanticismo Primer premio: Sola, de Chelo Sierra Segundo premio: La chica del billete de veinte marcos, de Santiago Asensio MerinoTercer premio: Crema de mantequilla, de Miriam García RonquilloMención especial del Jurado: Céfiro, condenado caballero, de Rodrigo Gutiérrez “Kalki”
  2. 2. Primer premioSola, de Chelo SierraA Carmen nunca le gustó vivir sola: odiaba comer sola, ver la televisión sola y, sobretodo, dormir sola. Esto último no lo soportaba. Quizás esa urgencia que tenía siemprepor encontrar a alguien con quien compartir su cama, la había llevado a coleccionar elmismo número de parejas que de fracasos. Su última relación acababa de llegar a su finesa misma mañana. Se había dado cuenta de que Miguel tampoco era el hombre de suvida y, como acostumbraba a hacer en cuanto constataba algo así, había decididoterminar con él. Se acostó casi de madrugada, en un intento de enfrentarse a laoscuridad y a los sonidos de la soledad lo más tarde posible. Los pasos cansados delvecino de arriba, el zumbido grave y constante del motor del frigorífico, los arañazosobstinados de las termitas que habitaban en la pata derecha del butacón, el rítmicoulular de un búho, la sirena de una ambulancia... todo la sobresaltaba aquella noche.Imposible dormir sola. Imposible. Aterrorizada, saltó de la cama, corrió por el pasillohasta la despensa y, ya dentro, se acurrucó junto a todos esos cuerpos fríos yamontonados. Tan conocidos. Tan reconfortantes.
  3. 3. Segundo premioLa chica del billete de veinte marcos, de Santiago AsensioMerinoMe pidió fuego al atardecer. Los tirabuzones recordaban vagamente a alguien. Locomenté. Dio una calada y formó un aro que se confundió con la neblina. Los del nortetenéis pobres maneras de flirtear. Tomemos algo. Annette. Mascullé mi nombre.Donde vivo, nadie tutea apresuradamente.Pedí cerveza. Ella nada. Escribía poemas, me dijo. Cuando contaba mi vida, vivida amedias, mis vacaciones prosaicas, se acercaron de otra mesa. No hable solo, amigo.Súmese a nuestra tertulia. Respondí que estaba muy bien acompañado. Las risas megolpearon.Te pareces a la de los billetes antiguos. Una escritora que nadie lee ya. Los poetasrománticos vinieron al mundo para enfangar los años de instituto. Hölderlin, Novalis…Tu comentario merece recompensa. Mis habitaciones, destartaladas por el tiempo, teasustarían. Ven.Saliendo, señaló el cielo sobre el lago. La luna, dije. No, es una góndola de plata quealumbrará nuestro baño. Argumenté que era noche de otoño.En la orilla desnudó su cuerpo. En el agua me besó sin abrazarme. La última vez queme bañé con un hombre fue con uno que odiaba todo. Tenía el corazón débil, susurró.Nadó apartándose y sentí el frío cortante y el dolor definitivo en el pecho.
  4. 4. Tercer premio GarcíCrema de mantequilla, de Miriam García RonquilloUn golpe en la salita del piano. Coges otro pastel, y la crema de mantequilla mancha elribete de encaje de tu guante. Estallido de cristal, debe ser el jarrón que había sobre lamesita, junto al piano. Un crujido muy desagradable, como de huesos aplastados.Abres la boca al máximo, introduces el pastel casi entero; sientes su esponjosidadinundando tu boca, y lo tragas de una vez.Golpes en el pasillo, se diría que cuadros cayendo. ¿Los cuadros? Bastante gratuito, laverdad... Tragas el resto del pastel y chupas la crema de mantequilla de tus dedos.Miras con fastidio tu guante manchado.Un golpe sordo contra la pared del pasillo, y un reguero de sangre asoma por debajode la puerta. Tu vestido almidonado cruje al girarte para coger otro pastel. El tacto dela caja es suavísimo y el trazo en el nombre del fabricante, exquisito. Te vuelves agirar en la silla, y está frente a ti. No puedes dejar de mirar sus ojos desencajadosmientras masticas tu último pastel, saboreando esa deliciosa crema de mantequilla.
  5. 5. MencióMención especial del JuradoCéfiro, condenado caballero, de Rodrigo Gutiérrez “kalki” Gutié kalki”Cabalgata; calesas, costosos carruajes, cabalgaduras, cuales calurosas cabeceancolumpiando crines cresponadas, caminan cadenciosas completando carretera camposantocobricruzado.Canícula, campanadas, capitanea comitiva cierto carcamal con casulla, cíngulo, crucifijo,claro capellán; continúan camino cruzando cipreses, convoy con célebres caballeros,camaradas, cónyuge -Carolina-, concubina… Culminan cercando cripta, cuala criadoscompelidos construyeron, consumándola con colosal cúprica cruz, cincelada contendiendocielo.Clérigo compite compungiendo conciencias celebrando calcada cortesía como cubriócomendador; centinelas constatan contraponiendo citas, chismorreos cómplices, cínicos,caballero codazo chocó con cara cerrando comedia. Calumniado capellán corrióconcluyendo: “Como cieno creciste, cieno cuando caíste, Creador cuídalo”.Camaradas calan caja concavidad cirios circunvalada, corazones conmovidos claman cielocon canciones consagradas, confiando calma caballero Céfiro.Chilló cuervo, correteó cabrito conteniéndose cerca caja, cofrade circulaCogiéndolo … “¡caramba!”, crucificándose, contramarchea cobardado. Confirmandoconmoción, candado cajacedrada cliqueó, carcajadas cavernosas, compuerta crepitócediendo, Céfiro confiado contempló colérico, cara cericeleste, capa cubriendo centelleantecelada, cortante cuchilla celosamente cogida …, comitiva consternada columbraba calofría.¡Chas!, caballos cabritáronse, confusión, caos, corpulento Céfiro clamó “¡Carolina, cianuro!”“¡Céfir…!” -contestó-, cuchilla cruzó cantando clavándose criminal corazón, chivoconvirtióse cuernicaballo, contiguos congregaron cuantiosos cadáveres.Concienzuda ceremonia celebró contento, colmó cruz con cuerpos cuya calmaconturbada confunde creyente, concluyó cabalgando cuernicaballo conjuntoconcubina, conciliado consigo; camandulero caballero Céfiro, chivo compañero.
  6. 6. ¡MUCHAS FELICIDADES A LOS GANADORES!El Museo del Romanticismo yNanoediciones queremos darlas gracias a todos los participantesde esta II edición del Certamen deMicrorrelatos de Terror, por la acogidade nuestra modesta iniciativa,que pretende celebrar una fecha tanromántica como es el Día de Difuntos¡Hasta el próximo año!

×