Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Párpados I

Párpados I: Anatomía, alteraciones congénitas, ptosis palpebral, orzuelo interno y externo, meibomitis, chalazión.

  • Inicia sesión para ver los comentarios

Párpados I

  1. 1. Universidad Autónoma de Coahuila Facultad de Medicina Unidad Torreón Myriam Del Río Partida
  2. 2. La verdadera medida de la grandeza de un hombre es cómo trata a quien no puede beneficiarlo en nada. - Ann Landers
  3. 3. Anatomía y Fisiología
  4. 4. Son dos velos musculomembranosos situados delante del globo ocular, que pueden ponerse en contacto uno con el otro o separarse para dejar libre una parte más o menos grande de la cara anterior del globo ocular.* Latarjet, Michel. Anatomía Humana. Buenos Aires : Panamericana, 2004. 950-06-5080-0.
  5. 5. Los párpados y la secreción de las glándulas lacrimales protegen la córnea y el globo ocular de las lesiones.* El párpado, cuando se cierra, tapa por delante el globo ocular y lo protege de la lesión y del exceso de luz. Mantiene húmeda la córnea al extender el líquido lacrimal. Moore, Keith L. y Dalley, Arthur F. Anatomía con orientación clínica. Madrid : Panamericana, 2005. 950-06-1574-6.
  6. 6. Cara anterior Cara posterior Extremos Bordes Latarjet, Michel. Anatomía Humana. Buenos Aires : Panamericana, 2004. 950-06-5080-0.
  7. 7. De adelante hacia atrás se hallan: Piel Capa conjuntivocelulosa Capa muscular estriada Capa fibrosa Tarsos Tabiques orbitarios Capa muscular lisa Capa mucosa Latarjet, Michel. Anatomía Humana. Buenos Aires : Panamericana, 2004. 950-06-5080-0.
  8. 8. Láminas tarsales superior e inferior Músculo orbicular Glándulas tarsales Moore, Keith L. y Dalley, Arthur F. Anatomía con orientación clínica. Madrid : Panamericana, 2005. 950-06-1574-6.
  9. 9. Ligamento palpebral medial Ligamento palpebral lateral Tabique orbitario Moore, Keith L. y Dalley, Arthur F. Anatomía con orientación clínica. Madrid : Panamericana, 2005. 950-06-1574-6.
  10. 10. Conjuntiva palpebral Conjuntiva bulbar Fondos de saco conjuntivales Moore, Keith L. y Dalley, Arthur F. Anatomía con orientación clínica. Madrid : Panamericana, 2005. 950-06-1574-6.
  11. 11. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  12. 12. Glándulas de Meibomio • Glándulas sebáceas modificadas localizadas en la lámina tarsal • Segregan la capa lipídica externa de la película lagrimal precorneal Glándulas de Zeis • Glándulas sebáceas modificadas que están asociadas con los folículos de las pestañas Glándulas de Moll • Glándulas sudoríparas modificadas cuyos conductos se abren dentro de un folículo de una pestaña o directamente en el borde palpebral anterior entre las pestañas Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  13. 13. Su secreción lipídica lubrica los bordes de los párpados y evita que se peguen al cerrarse. También crea un barrera que impide el paso del líquido lacrimal si se produce en cantidades anormales. Si la producción es excesiva se derrama sobre la barrera en forma de lágrima. Moore, Keith L. y Dalley, Arthur F. Anatomía con orientación clínica. Madrid : Panamericana, 2005. 950-06-1574-6.
  14. 14. Latarjet, Michel. Anatomía Humana. Buenos Aires : Panamericana, 2004. 950-06-5080-0.
  15. 15. Latarjet, Michel. Anatomía Humana. Buenos Aires : Panamericana, 2004. 950-06-5080-0.
  16. 16. Ganglios Ganglios preauriculares submandibulares Canto Párpado lateral inferior Párpado Canto superior medial Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  17. 17. Músculo VII par orbicular Motora Músculo III par elevador Invervación V par o Sensitiva trigémino Músculo de Simpática Mϋller Fernández Pérez, Joaquín, Alañón Fernández, Félix Jesús y Ferreiro López, Sebastián. Oftalmología en Atención Primaria. s.l. : Formación Alcalá, 2001. 84-95658-67-4.
  18. 18. Elevador Orbicular del Mϋller Riolano del ojo párpado Netter, Frank H. Atlas de Anatomía Humana. Barcelona : Masson, 2005. 84-458-1297-1.
  19. 19. Alteraciones Congénitas
  20. 20. Son pliegues cutáneos verticales bilaterales que se extienden desde el párpado superior o inferior hacia el canto medial. Pueden dar lugar a una seudoesotropía. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  21. 21. Palpebral Tarsal Signos Inverso Superciliar Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  22. 22. Palpebral Los pliegues se distribuyen simétricamente entre el párpado superior y el párpado inferior.* Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  23. 23. Tarsal Los pliegues se originan en la cara medial del párpado superior y se extienden medialmente antes de desaparecer. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  24. 24. Inverso Se asocian con el síndrome de blefarofimosis. Los pliegues empiezan en el párpado inferior y se extienden hacia arriba a la zona cantal medial. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  25. 25. Superciliar Los pliegues se originan por encima de la ceja y se extienden hacia abajo a la cara lateral de la nariz. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  26. 26. Pliegues Pliegues pequeños grandes Y-V- Z-plastia plastia Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  27. 27. Es un cuadro infrecuente en el que hay un aumento de la distancia entre los cantos mediales como resultado de unos tendones cantales mediales anormalmente largos. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  28. 28. No confundir con • En el que hay un aumento de la hipertelorismo separación entre las órbitas • Forma aislada Telecanto • Síndrome de blefarofimosis Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  29. 29. Asociaciones Sistémicas Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  30. 30. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  31. 31. El epibléfaron es muy frecuente en las personas orientales y no debe confundirse con el entropión congénito, que es muy raro. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  32. 32. Un pliegue horizontal de piel Cuando el pliegue de piel es extra se extiende a lo largo del estirado hacia abajo, las borde palpebral anterior y las pestañas giran y la localización pestañas se dirigen normal del párpado se hace verticalmente.* aparente. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  33. 33. En la mayoría de los casos no se requiere tratamiento porque lo habitual es la resolución espontánea con la edad. • Resección de una banda de Casos piel y músculo, y fijación del pliegue cutáneo a la lámina persistentes tarsal.* Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  34. 34. Es un defecto del párpado parcial o de todo su espesor infrecuente, congénito, unilateral o bilateral. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  35. 35. Colobomas • Ocurren en la unión de los tercios medio e del interno párpado • No se asocian con superior anomalías sistémicas Colobomas • Ocurren en la unión de los tercios medio y del externo párpado • Frecuentemente se asocian con anomalías inferior sistémicas* Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  36. 36. Defectos pequeños o Defectos grandes moderados Injertos cutáneos Cierre primario y colgajos de rotación Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  37. 37. Ptosis Palpebral
  38. 38. Es una posición anormalmente baja del párpado superior que puede ser congénita o adquirida. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  39. 39. Neurogénica Miogénica Aponeurótica Mecánica • Parálisis del • Miastenia • Involutiva • Dermatocalasia tercer par gravis • Postoperatoria • Tumores craneal • Distrofia • Edema • Síndrome de miotónica • Lesiones Horner • Miopatía ocular orbitarias • Síndrome de • Congénita anteriores parpadeo simple • Cicatrización mandibular de • Síndrome de Marcos Gunn blefarofimosis • Dirección anómala del tercer par craneal Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  40. 40. Historia Síntomas de Edad de una posible Fotografías inicio y enfermedad antiguas duración sistémica subyacente Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  41. 41. • 1. Falta de soporte de los párpados por el globo • 2. Retracción del párpado contralateral • 3. Hipotropía ipsilateral • 4. Ptosis ciliar • 5. Dermatocalasia Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  42. 42. 1. Falta de soporte de los párpados por el globo Ojo artificial Microftalmos Deficiencia de volumen orbitario Ptisis bulbar Enoftalmos Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  43. 43. 2. Retracción del párpado contralateral Se detecta al comparar los niveles de los párpados superiores, recordando que el borde del párpado superior cubre normalmente los 2 mm superiores de la córnea. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  44. 44. 3. Hipotropía ipsilateral El párpado superior sigue al globo ocular inferiormente. La seudoptosis desaparecerá cuando el ojo hipotrópico asuma la fijación al cubrir el ojo normal. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  45. 45. 4. Ptosis ciliar Debida a un exceso de piel en la frente o parálisis del séptimo par craneal. Se diagnostica al elevar manualmente las cejas. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  46. 46. 5. Dermatocalasia Un exceso de piel en los párpados superiores puede causar tanto seudoptosis como ptosis verdadera. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  47. 47. 1. Distancia refleja marginal Es la distancia entre el borde del párpado superior y el reflejo luminoso en la pupila con el paciente mirando directamente a una linterna sostenida por el examinador. La normal es 4-4.5 mm Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  48. 48. 1. Distancia refleja marginal Normal Ptosis leve Ptosis moderada Ptosis grave Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  49. 49. 2. Altura de la hendidura vertical Es la distancia entre los bordes de los párpados superior e inferior, medida en el plano pupilar.* Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  50. 50. 2. Altura de la hendidura vertical Altura de hendidura vertical: Leve 2 → 7-10 mm 8-12 mm mm Moderada → 3mm Grave → 4 mm o más Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  51. 51. 3. Función elevadora Se coloca un pulgar firmemente contra la ceja del paciente, con el paciente mirando hacia abajo.* Después, el paciente mira hacia arriba lo máximo posible, y la distancia de la excursión se mide con una regla. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  52. 52. 3. Función elevadora Normal • 15 mm o más Buena •12-14 mm Regular •5-11 mm Mala • 4 mm o menos Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  53. 53. 4. Pliegue del párpado superior Es la distancia vertical entre el borde palpebral y el surco palpebral al mirar hacia abajo. 10 mm 8 mm Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  54. 54. 4. Pliegue del párpado superior Ausencia de • Evidencia indirecta surco en de una mala pacientes con función elevadora ptosis congénita • Defecto Surco intenso aponeurótico Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  55. 55. 5. Exposición pretarsal Es la distancia entre el borde palpebral y el pliegue cutáneo con el paciente mirando en posición primaria. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  56. 56. 1. Inervación aumentada La inervación aumentada puede fluir hacia el músculo elevador de una ptosis unilateral.* La inervación aumentada asociada también hacia el párpado normal opuesto dará lugar a retracción palpebral. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  57. 57. 2. Fatigabilidad Se prueba pidiendo al paciente que mire hacia arriba sin parpadear durante 30 segundos La caída progresiva de uno o ambos párpados o la imposibilidad de mantener la mirada hacia arriba son sugestivas de miastenia Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  58. 58. 3. Defectos de la motilidad ocular Los defectos de la motilidad ocular, particularmente del recto superior, deben evaluarse en los pacientes con ptosis congénita. La corrección de una hipotropía ipsilateral puede mejorar el grado de ptosis. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  59. 59. 4. Fenómeno de parpadeo mandibular Puede detectarse pidiendo al paciente que mastique y mueva las mandíbulas de lado a lado. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  60. 60. 5. Fenómeno de Bell Se prueba manteniendo manualmente los párpados abiertos, pidiendo al paciente que cierre los ojos y observando la rotación hacia arriba del globo ocular. Fenómeno de • Riesgo de queratopatía postoperatoria por exposición* Bell débil Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  61. 61. Aproximadamente el 5% de todos los casos de ptosis congénita manifiestan este fenómeno. La inmensa mayoría de los casos son unilaterales. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  62. 62. Una retracción del párpado junto con estimulación de los músculos pterigoideos ipsilaterales cuando: • Se abre la boca • Se Mastica • Se Succiona • Se mueve la mandíbula hacia el lado contralateral Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  63. 63. Hay que plantearlo si el parpadeo mandibular o la ptosis representan un problema funcional o cosmético significativo.* Las posibles opciones son: 1. Resección unilateral • Para los casos leves con función del elevador del elevador de 5 mm o mejor. 2. Desinserción • Y resección parcial con suspensión ipsilateral unilateral del elevador de la ceja (frontal) para los casos más graves. 3. Desinserción • Y resección parcial con suspensión bilateral de bilateral del elevador las cejas para obtener un resultado simétrico. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  64. 64. Síndromes de dirección errónea del III par Posteriores a Congénitos parálisis adquirida del III par craneal* Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  65. 65. • Movimientos extraños del párpado superior Signos que acompañan a varios movimientos oculares. • Se basa en la desinserción del elevador y Tratamiento suspensión ciliar. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  66. 66. Es producida probablemente por un fallo en la migración o el desarrollo neuronal con secuelas musculares. Una minoría de casos son hereditarios. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  67. 67. • Ptosis unilateral o bilateral de gravedad variable. • Ausencia del pliegue palpebral superior y mala función elevadora. • Al mirar hacia abajo el párpado ptósico está ligeramente más alto que el párpado normal como resultado de una mala relajación del músculo elevador.* Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  68. 68. Después de la corrección quirúrgica puede empeorar el retraso palpebral en la mirada hacia abajo. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  69. 69. • Puede existir debilidad del músculo recto superior debido a la estrecha asociación embriológica entre él y el elevador. • En los casos bilaterales graves puede existir una elevación compensadora del mentón. • Los defectos de refracción son bastante comunes y frecuentemente responsables de ambliopía más que la propia ptosis. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  70. 70. Debe llevarse a cabo durante los años preescolares cuando se pueden obtener determinaciones exactas. Se puede plantear antes en los casos graves para evitar la ambliopía. En la inmensa mayoría de los casos se precisa la resección del elevador. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  71. 71. Ptosis simétrica moderada o grave con mala función del elevador Es un trastorno Abertura palpebral horizontal corta congénito raro que se hereda como un Telecanto y epicanto inverso rasgo autosómico Ectropión lateral de los párpados dominante. inferiores Puente nasal poco desarrollado e hipoplasia de los bordes orbitarios superiores Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  72. 72. Al cabo de unos meses Tratar ambliopía Suspensión frontal Se da en 50% de bilateral los casos Corrección aproximadamente del epicanto y telecanto Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  73. 73. Dehiscencia Desinserción Estiramiento De la aponeurosis elevadora que restringe la transmisión de la fuerza de un músculo elevador normal al párpado superior. Habitualmente está causada por cambios degenerativos involutivos relacionados con la edad. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  74. 74. Ptosis generalmente bilateral variable con buena función elevadora Surco palpebral superior alto (12 mm o más)* Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  75. 75. En los casos graves el surco palpebral superior puede estar ausente, el párpado situado por encima de la lámina tarsal puede ser muy delgado y el surco superior profundo Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  76. 76. Resección del elevador, reinserción o reparación de la aponeurosis del elevador anterior. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  77. 77. Es el resultado de la alteración de la movilidad del párpado superior. Puede producirse por: • Dermatocalasia • Tumores grandes del párpado* • Cicatrización • Edema palpebral grave • Lesiones orbitarias anteriores Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  78. 78. Orzuelo Interno y Externo
  79. 79. Orzuelo Infección estafilocócica de las glándulas palpebrales Glándulas de Glándulas de Meibomio Zeis y de Moll Orzuelo Orzuelo interno externo Bendezú Loyola, Alfonso. Enfermedades de los párpados y conjuntiva. Oftalmología.
  80. 80. Motivo de • Dolor y tumefacción palpebral • Enrojecimiento ocular y sensación de consulta arenilla Exploración • Eritema e inflamación palpebral • Nódulo doloroso con hipersensibilidad clínica* localizada • Palpación del párpado en busca de un Diagnóstico nódulo • Exploración con lámpara de hendidura* Diagnóstico • Cualquier lesión que produzca inflamación aguda del párpado* diferencial Moreno García, Luis Francisco, Gálvez Ruiz, Alberto y Heidari Nejad, Habib. Párpados, Conjuntiva y Esclera. Atlas Urgencias en Oftalmología..
  81. 81. Puede resolverse espontáneamente Se resuelven en 2-3 semanas Moreno García, Luis Francisco, Gálvez Ruiz, Alberto y Heidari Nejad, Habib. Párpados, Conjuntiva y Esclera. Atlas Urgencias en Oftalmología..
  82. 82. Es un absceso causado por una infección estafilocócica aguda de las glándulas de Meibomio. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  83. 83. La lesión puede Tumefacción dolorosa aumentar de tamaño y e inflamada dentro de drenar posteriormente la lámina tarsal. a través de la piel. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  84. 84. Puede ser necesario el tratamiento mediante incisión y desbridamiento si persiste un nódulo residual después de la resolución de la infección aguda. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  85. 85. Es un absceso estafilocócico agudo del folículo de una pestaña y su glándula asociada de Zeis o Moll que suele afectar a los niños. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  86. 86. Tumefacción dolorosa e inflamada en el borde palpebral que apunta hacia adelante a través de la piel. Puede existir más de una lesión y ocasionalmente abscesos diminutos pueden afectar a todo el borde palpebral. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  87. 87. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  88. 88. Meibomitis
  89. 89. Inflamación y obstrucción de las glándulas de Meibomio, que producen acumulación de secreciones espesas en la zona posterior del borde palpebral. Moreno García, Luis Francisco, Gálvez Ruiz, Alberto y Heidari Nejad, Habib. Párpados, Conjuntiva y Esclera. Atlas Urgencias en Oftalmología..
  90. 90. El borde palpebral posterior Obstrucción de los orificios de Hiperemia las glándulas de Meibomio Telangiectasia Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  91. 91. El borde palpebral posterior Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  92. 92. El borde palpebral posterior Casos de larga duración: Dilatación quística de los conductos de Meibomio, con engrosamiento y muescas en el borde palpebral. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  93. 93. Secreciones de las glándulas de Meibomio Casos de • Turbias o espesas, con aspecto de placas larga parecidas a pasta de duración dientes Casos • No se pueden exprimir muy secreciones graves Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  94. 94. Secreciones de las glándulas de Meibomio Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  95. 95. 1.- Formación de chalazión, que puede ser recurrente. 2.- La inestabilidad de la película lagrimal está presente en alrededor del 30% de los pacientes. Probablemente es el resultado de un desequilibrio entre los componentes acuoso y lipídicos de la película lagrimal, lo que permite que aumenten la evaporación de las lágrimas y la sequedad. 3.- Conjuntivitis papilar y erosiones epiteliales corneales inferiores. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  96. 96. Meibomitis con intensas Otras Tetraciclinas reagudizaciones medidas sistémicas Eritromicina Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  97. 97. 1.- Otras medidas Higiene palpebral • Toallitas limpiadoras, lociones o gel neutro Corticoides tópicos suaves Sustitutos de las lágrimas Compresas calientes • Para reblandecer el sebo solidificado Expresión mecánica de las glándulas de Meibomio • Para reducir la cantidad de lípidos irritantes dentro de las glándulas Fusidato sódico tópico en gel • En los pacientes con acné rosácea asociado Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  98. 98. 2.- Tetraciclinas sistémicas Meibomitis con intensas reagudizaciones Se depositan en el hueso en crecimiento y en los dientes, causando No emplearse tinción de los dientes e hipoplasia dental. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  99. 99. 2.- Tetraciclinas sistémicas Se puede emplear una de las siguientes preparaciones: • 250 mg cuatro veces al día durante 1 semana Tetraciclina • Luego dos veces al día durante 6-12 semanas • 100 mg dos veces al día durante 1 semana Doxiciclina • Luego dos veces al día durante 6-12 semanas • 100 mg una vez al día durante 6-12 Minociclina semanas Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  100. 100. 3.- Etritromicina o azitromicina Pueden emplearse cuando las tetraciclinas están contraindicadas. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  101. 101. Chalazión
  102. 102. Un chalazión (quiste de Meibomio) es una lesión inflamatoria lipogranulomatosa crónica estéril causada por el bloqueo de los orificios de la glándula de Meibomio y el estancamiento de las secreciones sebáceas.* Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  103. 103. Puede presentarse a cualquier edad con un nódulo indoloro gradualmente creciente. En ocasiones un chalazión del párpado superior puede presionar la córnea, inducir astigmatismo y causar visión borrosa. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  104. 104. Una lesión firme, redondeada e La eversión del párpado puede indolora en la lámina tarsal de mostrar un granuloma polipoide tamaño variable que puede ser asociado si la lesión se ha roto a múltiple o bilateral. través de la conjuntiva tarsal. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  105. 105. Aunque algunos chalaziones pequeños pueden desaparecer espontáneamente, las lesiones persistentes suelen requerir tratamiento por uno de los siguientes métodos: Inyección Tetraciclinas Cirugía de sistémicas corticoides Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  106. 106. Cirugía El párpado se evierte con una pinza especial, el quiste se incide verticalmente y su contenido es drenado a través de la lámina tarsal.* Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  107. 107. Inyección En el interior de la lesión de corticoides A través de la conjuntiva se realiza la inyección con una aguja de calibre 30 de 0.1-0.2 ml de suspensión acuosa de diacetato de triamcinolona diluida con dignocaína hasta una concentración de 5 mg/ml.* En los casos en que no responden se puede administrar una segunda inyección al cabo de 2 semanas. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.
  108. 108. Tetraciclinas sistémicas Pueden ser precisas como profilaxis en los pacientes con chalaziones recurrentes, especialmente aquellos asociados con acné rosácea o dermatitis seborreica. Kansky, J. Jack. Oftalmología Clínica. Barcelona : Elsevier.

×