La economía sumergida

736 visualizaciones

Publicado el

Economía sumergida. Economía en la sombra.

Publicado en: Noticias y política
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
736
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
7
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La economía sumergida

  1. 1. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 1 LA ECONOMÍA SUMERGIDA Manuel Herranz Montero. Desde ‘Arian seis’. Este documento sobre la economía sumergida,- economía en la sombra -, es el apartado 9 del trabajo global „Sobre el paro. Y aledaños‟ publicado en 2012 del que se muestra índice, al cual se añade un anexo de post publicados en febrero de 2014. SOBRE EL PARO. Y ALEDAÑOS Población, trabajo, industria, competitividad… _________________________________________________________________ INDICE 1. INTRODUCCIÓN 3 2. LA POBLACION ESPAÑOLA Y EL PARO EN DATOS 6 Población activa, inactiva, ocupada, asalariada, sectores productivos… 3. LA INDUSTRIA, OLVIDADA EN LA MODERNIZACIÓN Y EL EMPLEO 20 4. COMPETITIVIDAD, CONOCIMIENTO, (I+D+i). EL PESO DE LA HISTORIA 27 5. EN TIEMPOS DE BATALLAS, REFLEXIONES SOBRE LA CRISIS GLOBAL 43 6. POR QUÉ NO SE HA PRODUCIDO UN ESTALLIDO SOCIAL. TODAVÍA 51 7. EL PROBLEMÓN ES EL EMPLEO. CREAR TANTOS SERÁ UNA REVOLUCIÓN 57 8. LA DEUDA ES LO URGENTE. EL EMPLEO ES LO IMPORTANTE 64 9. A VUELTAS CON LAS CIFRAS DEL PARO. Y LA ECONOMIA SUMERGIDA 73 10. TRANSITANDO CAMINOS PARA ENCONTRAR SALIDAS 80
  2. 2. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 2 9.- A VUELTAS CON LAS CIFRAS DEL PARO. Y LA ECONOMIA SUMERGIDA A vueltas con las cifras del paro. En España siempre hubo paro. Expresado con mejor precisión, nunca hubo trabajo remunerado por encima de la subsistencia en cada momento histórico para una mayoría de población. Desde los Reyes Católicos, las reminiscencias religiosas del catolicismo romano, convirtieron a las élites culturales y político-religiosas de este país en grupos que NO gustaban del trabajo ni lo consideraban digno como elemento conveniente y adecuado para el desarrollo humano, ellos destinaban a sus descendientes, a la Iglesia, a las armas o a la herencia de tierras, menospreciando actividades vinculadas con laboriosidad y comercio. Antiguamente las tierras propiedad de los señores, aristocracia, corona, órdenes militares y religiosas, y la Iglesia, no se ponían en producción para satisfacer demandas de población, que nunca importaron a ninguno de los anteriores, utilizándose principalmente para el ocio, caza y placeres de sus dueños. País en cuyas ciudades siempre se vieron muchas torres y cruces sobre ellas, y muy pocas chimeneas, habla sobre la poca consideración que las élites españolas tuvieron sobre el trabajo. Hace cientos de años la mano de obra sobrante salía a conquistar nuevos mundos hacia América, viajes que seguirían realizando decenas de miles de españoles en siglos posteriores. En fechas no tan lejanas, los años 60, salieron a Europa millón y medio de españoles, -por cierto la mitad ‘sin papeles’-. En la Transición regresan a España dos millones de españoles emigrantes en medio de las crisis sucesivas del petróleo y la crisis de modernización del aparato productivo, se destruyen cientos de miles de puestos de trabajo al adaptar tareas agrícolas, pesca e industria a la UE, hasta años relativamente cercanos en los que se vuelve a repetir con la entrada a la eurozona. Tasa de desempleo estandarizada en porcentaje de la población activa 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 España 21,3 20,6 19,5 17,3 16,3 16,4 18,4 22,7 24,1 22,9 22,2 20,8 18,8 15,9 14,1 Alemania 6,6 6,3 6,3 5,6 4,8 5,6 6,7 8 8,5 8,2 9 9,9 9,3 8,7 8,1 Francia 10,6 10,7 10,2 9,6 9,1 9,6 10,5 11,9 12,5 11,8 12,5 12,7 12 11,3 9,9 Italia 11,2 12,1 12,1 12,1 11,5 11 11,6 10,2 11,2 11,7 11,7 11,8 11,9 11,5 10,7 UME, € 10,3 10,3 10 9,2 8,5 8,9 9,9 11 11,7 11,4 11,7 11,7 11 10,1 9,2 UE15 10,1 10,1 9,5 8,7 8,1 8,7 9,7 10,9 11,2 10,8 11 10,8 10 9,3 8,4 Manuhermón. Datos de 'La convergencia real de España en el seno de la UE ampliada'. Martín y Velázquez. Funcas Durante los años ochenta las tasas de paro en España eran sistemáticamente más altas que las del resto de Europa, manteniéndose durante muchos años cercanas al doble que en los países de la UE. En todo caso conviene prestar mayor atención a las cifras de activos ocupados que a las de parados, ya que muchas veces tapan parte de
  3. 3. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 3 la realidad de la gente que trabaja –se entiende dentro del mercado laboral oficial-. Los ocupados han aumentado desde 1996/97 hasta 2008 aumentando la tasa de actividad, y fundamentalmente por la importancia de la incorporación de mujeres al mercado de trabajo. Elaboración Manuhermon. Datos de 'La convergencia real de España en el seno de la UE ampliada'. Martín y Velázquez. Funcas Las estadísticas de paro esconden realidades diversas, la principal el sufrimiento de millones de personas que pasan penalidades para comer, vestir y alojarse decentemente, comparados con sus vecinos. Ya sabemos que no todos viven como los miserables del tercer mundo, en esto de la pobreza la ubicación física es importante, el entorno en el que vivimos condiciona las valoraciones que hacemos, el efecto mirada, la convivencia social, existen, tanto como para que los trabajos y cifras sobre la pobreza lo tengan en cuenta, así rebasar el umbral de pobreza en España no se considera con los mismos ingresos que en EEUU, en Vietnam o en Somalia, pero en todos los casos implica una marginación de la sociedad en que se vive. En las cifras de paro (EPA 2012TI) tienen mucha importancia la velocidad de generación, lo rápido que crece, como ahora, tenemos 730.000 parados más en un año, los parados de muy larga duración que llevan más de 3 años sin trabajar van en aumento, hasta los 705.000…gran relieve tiene el número de 1.728.400 de hogares en los que todos sus miembros están en paro…, y los desanimados, aquellos individuos que quedan fuera del sistema y ya no se animan a apuntarse, ni a buscar trabajo, lo cual les excluye de las cifras… y tiene un peso gravísimo ese 50% de gente joven que está fuera del mercado laboral… Aunque no conviene olvidar de cara a las comparaciones, para situarnos mejor en la realidad, que hoy en las estadísticas de la EPA, existen 5 millones más de asalariados que en 1996, que coinciden en número con la cifra de parados. Por si fuera poco pasar graves penurias para conseguir sobrevivir, los parados encima, tienen que aguantar en ocasiones los insultos y el desprecio de muchos tertulianos de los ultramedios, de cargos políticos y de empresarios mamadores de las tetas del estado cuando acusan de cobrar el paro y hacer chapuzas, o de preferir cobrar el paro a querer trabajar…deberían existir leyes que condenaran estos delitos de injurias y ofensas a colectivos. Y recordar que hay 1.150.000 parados que no cobran subsidio de paro. 0 5 10 15 20 25 30 PorcentajePoblaciónActiva TASAS DESEMPLEO % POB.ACTIVA España Francia Italia UE15
  4. 4. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 4 Ahora bien, sentado lo anterior, habría que abordar otros aspectos de las estadísticas españolas sobre el paro, ya que pueden esconder una realidad no comparable homogéneamente con el resto de países europeos; 6 millones de parados sin ingresos para subsistir incendiarían este país, los robos y delitos contra la seguridad se multiplicarían por miles, -hoy están aumentando, pero siguen muy alejados de otros países-. La realidad es que hasta ahora ha existido un buen colchón de subsistencia, basado en el ahorro tanto familiar, como estatal, y acompañado de la solidaridad de la sociedad civil, ONG, grupos, individuos…recursos que se están agotando. En el manejo de las cifras de paro no es descartable que se produzcan acciones de maquillaje para reducirlas, mermando cifras de población, que disminuyan tasas de actividad o activos, -hoy ya nuevamente por debajo del 60%, e históricamente por debajo de la media europea-, y como consecuencia de ello se reducirían el número de parados, y no por aumentar los puestos de trabajo. Las dos vías para conseguirlo serían: 1) Por el aumento de los desanimados, gente que ya no espera nada y se retira del mercado de trabajo reduciendo la cifra de activos y por tanto parados. A pesar de que existe una parte de desanimados que simplemente viviendo las dificultades se apartan del mercado, también es posible influir mediante campañas, por ejemplo, apartando a las mujeres del mercado, volviéndolas al hogar, ‘desanimando políticamente’ a familiares de empresarios, pymes y autónomos para que no se apunten/identifiquen como parados –no lo duden, ya se ha hecho desde opciones derechistas-. 2) Disminuir cifras totales de población, que aumentaron con la emigración, impulsando salidas al exterior de decenas de miles de españoles que buscan rentabilizar estudios en otros países –despilfarro económico para España que regala un capital humano a otros, después de haber invertido en su formación- y también por regreso a sus países de origen de extranjeros que vinieron en su día y que se está produciendo, aunque su resultado no vuelca inmediatamente en cifras de censos, empadronamiento, etc. en donde se reflejarán con cierto retraso. Pero además de lo anterior han debido existir otras vías de escape tradicional. Quizás debamos cuestionarnos seriamente los números y la organización social. Si los procesos estadísticos son similares en todos los países, si están homogeneizados los conceptos, los métodos de análisis y toma de datos, habría que plantearse ¿qué nos hace aparecer tan diferentes en la foto, por qué doblamos habitualmente las tasas de paro de otros países? Existen dos fuertes disparidades, con sentidos opuestos, en las estadísticas oficiales sobre el paro, respecto a otros países: 1) nuestra baja tasa de actividad, la pequeña proporción de personas en edad laboral, entre 15/65, fundamentalmente por el menor peso comparativo de la actividad femenina, lo cual implicaría que las cifras de paro estarían disminuidas y que aumentarían al aumentar dicha tasa, manteniendo los ocupados. Y 2) la actividad económica oculta que mitigaría las enormes cifras de paro. Las diferencias continuadas en las cifras pueden encontrar alguna explicación en la economía sumergida.
  5. 5. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 5 (De „El trabajo no declarado en España‟ nº 45, Estudios de la Fundación 1º de Mayo, CCOO)
  6. 6. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 6 Economía sumergida, oculta, no declarada, subterránea, irregular, negra, paralela, invisible, clandestina… Un remedio que no debería ser solución La economía sumergida puede ser una de las explicaciones al contrate que muestran nuestras estadísticas oficiales de paro, cuando se comparan con las de otros países. Es difícil cuantificar su peso, que pueden situar entre 15% a 25 % variando en las últimas décadas, en los resultados de múltiples estudios y sistemas que existen para estudiar el fenómeno. Hay datos de algunos de los últimos estudios sobre el asunto, que sitúan la economía no declarada con un peso alrededor de entre una cuarta y una quinta parte del PIB, lo cual es enorme. Bien es verdad, que en todos los países existe una parte de economía oculta, el asunto es determinar cuánto. Las estimaciones que se realizan para Europa la calculan alrededor del 10% en algunos países del norte y en el entorno del 20/25% en España, Italia, Portugal… EEUU, Reino Unido, son dos países que arrojan cifras muy contradictorias en distintos estudios sobre el tema, llevándolos unos al primer grupo –alrededor del 10%- y otros al segundo –rodeando el 20%-. Gobiernos e Instituciones pretenden sumar al PIB, dentro de 5 años, la economía ilegal, (prostitución, droga…) entonces veremos si las cifras se hacen más fiables ya que habrá mayor atención a estudios y trabajos sobre el asunto. El fenómeno es viejo en España, por ceñirnos a etapas recientes, es conocido desde la posguerra –otra cuestión es cuantificarlo- pero la producción de mercancías y servicios cuyas actividades no pagaban impuestos tiene amplia tradición en el franquismo; Posteriormente, durante las crisis de la transición–desde mitad de los 70 hasta mediados los 80, la expresión ‘crisis económica’ cobra un valor similar al actual y se adueña de libros, prensa, medios, calle… Renace su importancia fruto de la cual, desde la Dirección General de Estudios y Documentación de Presidencia del Gobierno, -auspiciado por J.B.Terceiro- se celebró en diciembre de 1981 en Madrid un Simposio Internacional sobre Economía Oculta, al surgir con fuerza la preocupación por definirla e integrarla en obligaciones fiscales, apareciendo entonces múltiples estudios y artículos que trataban el problema. El concepto de ‘economía sumergida’, puede integrar situaciones muy distintas, incluso en la utilización de los nombres para conceptuarla, –oculta, en la sombra, irregular, no declarada, etc.- ya que las realidades que definen pueden ser muy diferentes y los grupos sociales afectados no son solamente trabajadores o autónomos como en ocasiones quieren hacer creer desde los ultramedios. Podemos diferenciar distintos grupos del fenómeno: 1.- El dinero/ocupación que mueven mafias o individuos en las actividades ilegales, perseguidas, o delictivas, como las vinculadas a contrabandos, drogas, prostitución, tráficos de personas, armas, animales o productos, extorsión, seguridad...
  7. 7. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 7 2.- La economía sumergida, la relacionada con la ocultación al fisco, a la Seguridad Social, al Ministerio de Trabajo, etc. integra empresas de todas dimensiones y sectores productivos que declaran menos de la realidad que manejan, por supuesto hay grandes corporaciones, empresas medianas y pequeñas que desarrollan actividades lícitas, pero realizadas en parte ilegalmente, sin declarar al Estado. Incluye evasiones, subcontratas, sacar parte de la actividad fuera de balances, ocultación de ingresos/beneficios –por tanto cotizables- que se derivan a gastos de la empresa, por ejemplo de vacaciones disfrazados de cursos de formación, de consumos de lujo tales como propiedades, fincas, coches, aviones o barcos, viajes, comidas… Ello no ocurre solo en las grandes compañías, también en muchos talleres o empresas medianas y pequeñas se realizan trabajos de los que se declara solo una parte, en donde pueden convivir una parte de trabajadores dados de alta con otra parte ocultos… Bastante de la economía no declarada era conocida desde mi niñez y juventud, ahora solo añade algún componente nuevo. Hace muchos años era práctica habitual que los comerciales bancarios ofrecieran productos ‘ad hoc’, opacos fiscalmente, a profesionales liberales; dentistas o médicos, despachos y servicios de profesionales tipo abogados, arquitectos, aparejadores, asesores,… ahora esta actividad se ha modernizado sacando la pasta fuera de España a otros países y paraísos fiscales. Sectores tradicionales hace 30 años fueron el calzado, juguetes y textil, -con gran peso en Galicia y Levante, donde fue estudiado, realizado en casas o locales no registrados-. 3.- Como en el grupo anterior dentro de la actividad no delictiva, pero realizada sin controles legales, ni declarada, existen múltiples actividades conocidas por el común de los mortales, por ejemplo el trabajo doméstico y/o familiar no considerado como producción económica a efectos de PIB, o la ocasional de temporeros, los clubs de trueque –importantes en EEUU, o aquí en zonas rurales y novedosos en algunos barrios- trabajos con inmigrantes, horas extras no declaradas, jornadas completas cotizadas como parciales, pagos en metálico sin control, becarios, y/o en prácticas con trabajo total… Siempre hubo y aún hoy existen grupos de trabajadores que producen fuera de control fiscal en sectores tradicionales en la agricultura, ganadería y pesca; hay miles de ‘chapuzas’ dedicados a rehabilitación y arreglos de viviendas, en oficios clásicos de fontanería, electricidad, carpintería, albañilería, pintura… hay por los extrarradios de las grandes urbes y ciudades alejadas, profusión de talleres y trabajos de mecánicos de autos, de arreglo de electrodomésticos, de nuevas tecnologías e informática tanto en maquinaria como programación, adecuación mantenimiento y montajes, transporte de personas y mercancías, carga y descarga; venta ambulante, compraventa de chatarras y artículos dudosos; además de labores en hostelería y alimentación; servicios diversos de asistencia y limpieza, de cuidados personales, docencia, arreglos de textil y calzado, teletrabajo diverso, vigilancia y seguridad,… como vemos la lista puede tocar todas las necesidades humanas que podamos imaginar. Muchos obreros autónomos y pequeños talleres de las actividades citadas anteriormente, son en bastantes ocasiones los despedidos de empresas dedicadas a esas tareas y que desde fuera siguen con una actividad similar, aunque sin control fiscal. Y lo que es más importante, sin derechos, ni seguridad laboral, ni vivencial, sin cotización social para su futuro, así el país pierde, ellos pierden, la sociedad pierde. De esta manera se construye la fábrica social de sudamericanización
  8. 8. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 8 aumentando las diferencias sociales y polarizando a los individuos en dos grandes grupos, los que tienen derechos y los que no. (De „El trabajo no declarado en España‟, nº 45 de Estudios de la Fundación 1º de Mayo, de CCOO, cuadro en el que citan el trabajo de Arrazola) Hay muchos trabajos disponibles sobre el tema en cuestión. El último de ellos, publicado recientemente por FUNCAS, cifraba su peso en un 22% entre 2005/2008, con unos costes de impuestos no declarados al fisco de alrededor de 70.000 millones de euros –cifra similar al déficit del Estado-, estimando en cuatro millones y cuarto los puestos de trabajos existentes bajo estas condiciones. Naturalmente habrá que pensar que no todos los empleos serían de jornada completa además de algunos compartidos con otros trabajos, pluriempleo. Un matiz importante a considerar, es que este tipo de economía también se ve afectado por una recesión, y aquí y ahora se detectan signos de caída, de pérdida de actividad debido a la depresión en la que estamos sumidos. Como vemos, supuesto que fueran completamente ciertas estas estimaciones, y considerando solamente su aplicación legal en la mitad de las mismas, de repente las cifras del paro se homologarían con las del resto de países de la UE17 o mejorarían respecto de ellas, lo cual marca como una tarea preferente de cualquier gobierno su afloramiento a mecanismos legales de control fiscal. El problema, como de costumbre, es que los esfuerzos se gasten en perseguir el eslabón débil dejando, sin control, una vez más, al eslabón fuerte de la cadena, grandes y medianas empresas, las subcontrataciones y la ingeniería contable y fiscal, y la corrupción... Gastar 200 cuando se declaran 100 de ingresos, es una de las muestras de la economía oculta, y más en los más grandes. El paseo por ciudades costeras españolas ofrece a la vista decenas de puertos repletos de embarcaciones de recreo, yates de diverso calado, de particulares y empresas, muestra parte de lo oculto al fisco, al igual que una visita por los polígonos industriales que rodean Madrid –supongo que por otros será parecido- les mostrará flotas increíbles de cochazos de lujo en las puertas de empresas industriales pequeñas –entre 10 y 20 trabajadores-, con varios restaurantes de alto nivel por la zona; también se pueden vislumbrar resultados del comercio de arte, lujo y antigüedades. Al mismo tiempo que todos recordaremos amigos o conocidos de los anteriores, que tienen dos pisos en la costa, la mansión en
  9. 9. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 9 el pueblo, el adosado o buen piso por la ciudad, los dos pisos para los hijos, - la burbuja inmobiliaria entre otras cosas era una forma común de invertir lo opaco fiscalmente… todo ello convenientemente puesto a nombre de la suegra, primo o cualquier testaferro. Esta realidad oculta que puede representar en valor, la cuarta parte del PIB, supone que hay millones de trabajadores que ‘trapichean’ en la economía sumergida y carecen de los derechos del conjunto de la población, no cotizan a la Seguridad Social, no pagan los mismos impuestos que el resto, por tanto con los trabajadores sumergidos, aparecen al menos dos problemas: 1) Las discusiones en cuanto al tiempo o cuantificación de pensiones o edad de jubilación les afectan poco, al igual que la seguridad en el empleo y prestaciones por despido, etc. Su seguridad laboral no tiene nada que ver con la defendida para los fijos, ni con la teórica que nos gustaría a todos. Mientras tanto son carne de cañón de la que se aprovecha el sistema, con pocos apoyos políticos y sindicales. 2) Parte del sostén lo ofrece el salario social, sanidad, educación, prestaciones por desempleo, rentas de ayuda e inserción…componentes del estado de bienestar que cada día encuentra menores contribuyentes, muchos de ellos sumergidos, por lo que irá disminuyendo su peso y posibilidad de contribuciones sociales. (Una pescadilla que se muerde la cola) Así que, en este campo la sociedad tiene un trabajo urgente que realizar, gobiernos, sindicatos, partidos,… deben reflotar y sacar a la luz aquello que existe, que puede ser otra rama diferente a las políticas de generación de empleo, se trataría de hacer visible lo real dándole una forma adecuada de mayor seguridad y que permitiera arropar a los futuros jubilados que de otra forma quedarían ‘un poco desprotegidos’ ampliando la brecha de miseria que se agranda cada día. Publicado en „Arian seis‟ en 2012
  10. 10. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 10 ANEXO ECONOMÍA EN LA SOMBRA. Publicado en ‘Arian seis’ en febrero 2014 A raíz de un informe reciente sobre la economía sumergida de Gestha, -los técnicos del ministerio de Hacienda- se ha vuelto a reabrir en la prensa el debate sobre la pérdida de potencia fiscal, minoración de ingresos del Estado, que comporta esta práctica en España. Las posturas que reflejan los periodistas son contradictorias y opuestas de unos a otros al interpretar el fenómeno de la economía subterránea, lo cual en momentos puede extrañar, incluso distorsionar el debate si se pretende rotundidad en cifras exactas. El informe de GESTHA -del que proceden los 3 gráficos siguientes- afirma muchas cosas útiles para tomar decisiones políticas, y asevera algunas otras discutibles, discutidas, como que la economía sumergida crece durante la crisis; grandes expertos mundiales en el tema, como Schneider, autor de numerosos trabajos muchos de los cuales son patrocinados por organismos internacionales, afirman que decrece, y que el fenómeno sigue la senda de los ciclos económicos de crecimiento y recesión. Hay teorías que afirman que algunos apartados de la economía subterránea siguen el ciclo –son procíclicos- mientras otras teorías afirman lo contario, que son contracíclicos, van en sentido contrario al ciclo.
  11. 11. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 11 Lejos de ser algo extraño, lo que ocurre es normal en fenómenos como éste, sometido a estimaciones variables al no existir cifras contables, precisamente por ello se denomina economía en la sombra, por su falta de claridad, apreciaciones que dependerán de los modelos de investigación y además del concepto que se utilice para definir el fenómeno, puede variar sensiblemente dependiendo de si incluye todas o unas cuantas de las actividades ilícitas o ilegales, en donde la evasión fiscal a gran escala en paraísos fiscales – muy vinculada al comercio exterior- tiene un peso muy superior sobre la economía sumergida basada en facturas sin IVA y chapuzas, como muestran los trabajos de Tax Justice Network, y Richard Murphy, o la enormidad de la economía delictiva vinculada a la droga, armas, prostitución...
  12. 12. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 12
  13. 13. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 13 A las opiniones vertidas anteriormente se añaden algunos aspectos y charts aclaratorios. 1.- La economía subterránea, la oculta, precisamente por serlo, no está cuantificada con precisión, por lo que las cifras de cualquier estudio son estimaciones más o menos acertadas, pero las cifras no tienen el mismo rango de veracidad que las de la Contabilidad Nacional. Sin entender por ello que unas son malas y las otras fetén, pero sí, que unas cifras estarán menos contrastadas que otras. 2.- Diversos estudios sobre economía sumergida sugieren que en España a mayor actividad económica mayor economía sumergida, sobre todo cuando esa actividad con ha sido el caso estaba producida en sectores como turismo, hostelería y construcción. Situada entre un 20% o 25%, sea cual sea su medida, es clara su importancia sobre la economía española, un cuarto o un quinto de la misma no cotiza fiscalmente. En otros países europeos del sur, tiene ponderaciones similares y en los del norte queda situada en el entorno del 15%. 3.- De lo anterior se puede deducir que hoy en plena crisis la economía oculta no tendría por qué haber aumentado en España. Por un lado hay muchos aspectos y anécdotas individuales que podrían citarse en relación al IVA y las cotizaciones a la S.S., que inclinan a pensar en aumentos de ocultación al fisco para conseguir subsistir, pero, por ejemplo, serían necesarios la suma de millones de parados que cobren subsidio y realicen alguna chapuza, para llegar al dinero negro en un solo caso de corrupción urbanística durante la burbuja. La gran caída de demanda tiene un peso considerable que afecta a todos los sectores sociales y productivos, particularmente al de construcción sector muy vinculado a la corrupción fiscal. Las cifras de caídas en actividades comerciales internas e importadoras hacen notoria la reducción del gasto y consumo de familias y empresas en todos los sectores. 4.- Respecto a uno de los indicadores que se utilizan para medir sus efectos, la circulación de metálico, puede ser medido por el trasiego de los billetes grandes, hay autores que hablan de una considerable reducción de la circulación de los de 500 € por España, aún siendo todavía el país de la eurozona por donde más circulan. Diversos estudios sostienen que países con una mayor utilización de dinero electrónico presentan menores datos de economía en la sombra, en este sentido en España en los últimos años aparecen datos que reflejan se ha reducido el metálico y aumentado el % de transacciones de dinero electrónico, 2007/2011 en cinco años un aumento superior a 5 puntos. 5.- La economía sumergida es un antiguo fenómeno que se mantiene en el tiempo, con variada incidencia económica influida por hábitos fiscales históricos, y por profundos cambios recientes. Durante el franquismo existió poca práctica de pago de impuestos, se acrecienta en la democracia que concede mucha importancia a la recaudación fiscal, tanto para crear el estado de bienestar cuanto para contribuir a la caja común europea obligados por su legislación. Con el impulso de la globalización en la transición del siglo XX se produce una ruptura en las prácticas de evasión fiscal ya que los mercados globales posibilitan realizarlo a gran escala, enormes masas de dinero pueden circular con mayor libertad y velocidad por todo el planeta escapando de los controles estatales. Así la economía sumergida, vinculada a comercio exterior y mercados de divisas toma otra dimensión, que unida a la
  14. 14. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 14 creciente importancia de los mercados de droga, armas, etc. marca fracturas y nuevas líneas de estudio de la economía en la sombra. 6.- En todo caso es evidente que existen segmentos de corrupción económica sobre los que actuar para blanquear grandes sumas de dinero de fraude y evasión fiscal que podrían reducir el déficit del Estado si consiguieran aumentar ingresos fiscales, aunque solo fuera en una cuarta parte de lo estimado. Hoy parece claro que los nichos de economía subterránea no solamente son los relacionados con la chapucería, facturas con o sin IVA, -una chapuza de fontanería casera de 50 € supondrá con un IVA del 21% una contribución impositiva de 10,5 €, que al lado de la evasión fiscal de una gran corporación resulta ridículamente millones de veces menor, con ser problemática, al igual que los arreglos de las ferias, tampoco serán el mayor problema la producción de calzado en el hogar o la textil clandestina en garajes, ambas fuera de cotizaciones sociales, comparada con las gigantescas cifras vinculadas al comercio exterior, a la droga, prostitución, armas… Los dos cuadros siguientes fueron publicados por La Caixa en su 'Informe mensual':
  15. 15. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 15 'Ocultándose en las sombras' es un pequeño folleto de hace varios años, que particularmente me gusta por su sencillez como introducción al asunto con una visión general, claro y conciso.
  16. 16. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 16 The Shadow Economy. FRIEDRICH SCHNEIDER & COLIN C. WILLIAMS The Institute of Economic Affairs. Estudio mundial sobre el tema, Asia, África, Europa, América. FUNDACIÓN DE ESTUDIOS FINANCIEROS. La economía sumergida en España
  17. 17. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 17 Sobre el Ciclo Económico diferentes versiones: Atlantic Review of Economics – 2nd Volume - 2013 - segundo volumen - 2013. La economía sumergida y el ciclo económico... Santos M. Ruesga Benito, Domingo Carbajo Vasco, Manuel Pérez Trujillo. Visa Europa, Tiene distintos estudios. Este es bastante conocido, 2013. Copio más cuadros de lo habitual porque es difícil descolgarlos del PDF.
  18. 18. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 18
  19. 19. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 19
  20. 20. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 20 Economía subterránea. Tax gap.
  21. 21. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 21 Size and Development of the Shadow Economy of 31 European and 5 other OECD Countries from 2003 to 2012: Some New Facts by Friedrich Schneider
  22. 22. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 22 Closing the European Tax Gap A report for Group of the Progressive Alliance of Socialists & Democrats in the European Parliament by Richard Murphy FCA Director, Tax Research UK. 2012-02 Los trabajos de Richard Murphy sobre la evasión fiscal son de lo mejorcito que podemos encontrar. En esta ocasión es uno realizado para el Grupo de Socialistas democráticos en el Parlamento Europeo.
  23. 23. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 23 Dicen que la mayor circulación de efectivo implica mayor economía sumergida, lo cual implica menor uso de transacciones electrónicas, tarjetas, pero, en este estudio muestran un crecimiento del pago electrónico en España y al tiempo afirman que creció la economía subterránea. Medirla es un problema, y a pesar de las cifras e interpretaciones contradictorias, es claro que en los países del Sur la economía en la sombra es mayor que en los del Norte y que atajar la evasión fiscal debería ser una de las políticas preferentes. Pero recuerden que una factura de un fontanero puede suponer 10€ de IVA, por lo que son necesarias un millón de fontaneros para llegar a 10 millones de IVA que cualquier empresa mediana o grande escaquea de las arcas públicas. Ni que decir tiene que si dedican sus esfuerzos a perseguir el fraude en las casetas de feria o a los autónomos, no dedican esas fuerzas a perseguir a corporaciones multinacionales y ricos, que son los que de verdad se llevan miles de millones de € fuera de España. (Los cuadros son del trabajo enlazado abajo). EL “TAX GAP” EN ESPAÑA, DEFINICIÓN, ESTIMACIONES Y MEDIDAS DINÁMICAS PARA SU REDUCCIÓN. Santos M. Ruesga. Economista. Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid y Domingo Carbajo. Economista. Abogado. Inspector de Hacienda del Estado.
  24. 24. „La economía sumergida‟. Manuel Herranz. „Arian seis‟. 2012-2014 Página 24 Otro trabajo interesante es: Shadow Economies in Highly Developed OECD Countries: What Are the Driving Forces? IZA DP No. 6891.October2012. Friedrich Schneider, Andreas Buehn

×