EL COMIENZO ESTÁ EN LA FAMILIA

1.014 visualizaciones

Publicado el

LA FAMILIA COMO TODO ORGANISMO VIVO, TIENE UNA HISTORIA, UN NACIMIENTO Y UN DESARROLLO

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.014
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
21
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

EL COMIENZO ESTÁ EN LA FAMILIA

  1. 1. LA FAMILIA, EN CUANTO ES Y DEBE SER SIEMPRE COMUNIÓN Y COMUNIDAD DE PERSONAS ENCUENTRA EN EL AMOR LA FUENTE Y EL ESTÍMULO INCESANTE PARA ACOGER, RESPETAR Y PROMOVER A CADA UNO DE SUS MIEMBROS EN LA ALTÍSIMA DIGNIDAD DE PERSONAS Juan Pablo II Familiaris consortio, n. 22
  2. 2. INTRODUCCIÓN Para Eguiluz (2003), “la familia es como una unidad interactiva, se considera un organismo vivo, porque está compuesto de varias partes, y estas partes interaccionan entre sí, ya que su sistema abierto lo constituyen varias unidades que se relacionan a través de normas de comportamiento, ya que cada parte del sistema es una unidad diferente, pero que influye en las demás unidades y a su vez es influida por otros sistemas” (p. 1). Esto nos da a entender la gran importancia que tiene la familia primigenia ya que se encuentra muy relacionada a la condición personal, ya que sin ella no puede existir plenamente la persona. De ahí la necesidad para que se den las condiciones personales humanas, que están relacionadas con el amor y son una complementariedad en la excedencia como en la indigencia del ser humano, que al mismo tiempo se puede donar a sí mismo y a la vez carecer de una donación total, solo por ser una persona finita. Esto deduce que la familia es muy importante ya que es un refugio compensador de la precariedad humana que hace que la familia esté ligada a la índole personal, que sin la familia no puede existir plenamente la persona.
  3. 3. CONTENIDO I. SIN FAMILIA NO HAY PERSONA Y SIN PERSONA NO HAY SOCIEDAD I.I LA FAMILIA PRIMIGENIA I.2 LA FAMILIA HUMANA Y EXCEDENCIA I.3 LA FAMILIA HUMANA E INDIGENCIA I.4 LA FAMILIA COMUNIÓN Y COMUNIDAD DE PERSONAS (MAPA CONCEPTUAL) I.5 CONCLUSIÓN
  4. 4. I. SIN FAMILIA NO HAY PERSONA Y SIN PERSONA NO HAY SOCIEDAD • La familia da consistencia, alimenta a la persona; y la persona, hecha fuerte en la familia nutre a su vez a la sociedad • Sin familia no hay persona plena, cabal; sin persona por su parte desaparece la sociedad civil como agrupación humana auténtica • Si queremos revitalizar la sociedad ética y humanamente debemos de responder a lo que Juan Pablo II exclama en su documento Familiaris consortio “FAMILIA SÉ LO QUE ERES” INSTITUCIÓN FAMILIA Imprescindible PERSONA BÚSQUEDA DEL BIEN DEL OTRO Índole personal SOCIEDAD HUMANA SOCIEDAD
  5. 5. I.I F A M I L I A P R I M I G E N I A • En su más intimo misterio El Dios Uno y Trino, no es soledad sino familia (Juan Pablo II) • Es persona aquel sujeto que por su intrínseca superioridad entitativa, se encuentra naturalmente encaminado al don, a la dádiva, a la entrega amorosa de sí mismo • “El hombre única criatura terrestre a la que Dios a amado por sí misma no puede encontrar su propia plenitud, si no es en la entrega sincera de sí mismo a los demás” Gaudium et Spes • La naturaleza constitutiva del Dios Tri-Personal: “El modelo de esta interpretación de la persona es Dios mismo como Trinidad, como comunión de personas • Decir que el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de este Dios, es decir que el hombre está llamado a existir para los demás, a convertirse en un don • En el seno de la trinidad, El Padre, no es persona sin el hijo • Santo Tomás afirma: que Dios a la fuerza ha de ser Trino, porque con solo dos personas divinas- “no se realizarían en plenitud, no se comunicarían, las delicias del amor” • Del amor también del humano, nada se entiende desde la perspectiva egoísta del yo, resulta luminoso cuando empieza a conjugarse en términos de tú • La expresión cumplida del amor del Padre al hijo, y viceversa es el amor personal con que los dos se quieren indisolublemente en el Espíritu Santo, queriendo también a este • Solo en ese querer conjunto hacia otro conquista su acabamiento el Amor Divino • De ahí que la Familia Primigenia haya de instaurarse como Trinidad • De esta sumarísima consideración de la vida intratrinitaria, a cuya “semejanza” se construye la familia humana http://dspace.unav.es/dspace/bitstream/10171/14011/3/STXVI-306.pdf
  6. 6. I.2 LA FAMILIA HUMANA Y EXCEDENCIA La excedencia en virtud de su superioridad entitativa, la persona se configura como una realidad llamada a la entrega, a la donación total y absoluta Solo la unión fecunda de un varón y una mujer que se han entregado de por vida abre el espacio a la concepción amorosa y gratuita del hijo como ofrenda de su amor libérrimo e infinito La familia surgida de matrimonio constituye la esfera del humus vital y humano donde se recibe la donación personal de cada uno de sus subsiguientes miembros Necesidad del matrimonio, que es el camino donde los adultos pueden darse por entero, en cuerpo y alma En el matrimonio encuentran cuantos la componen el ámbito adecuado para donarse, ser aceptados y recibidos gozosamente La familia de institución matrimonial constituirá el único ámbito que forma hacedero el crecimiento propiamente humano de la humanidad Los cónyuges se obsequian recíprocamente en cada acto de unión íntima fecunda, en cuerpo y alma y Dios premia esa entrega con lo máximo de una nueva realidad humana, creada a su propia imagen y semejanza En contraste ciertas parejas de homosexuales tienen pretensiones de hacer llegar a los hijos mediante los múltiples procedimientos de fecundación artificial La nueva criatura jamás se adentraría en la vida como un acto amoroso “el amor homosexual es infecundo” Por eso, por su superior índole de persona, por su sobreexcedencia en el ser, el hombre está llamado a vivir en FAMILIA
  7. 7. I.3 FAMILIA HUMANA E INDIGENCIA Persona, por tanto, impelida a la entrega: excedencia, pleni tud, en beneficio del otro De ahí que la mujer encarne de manera más acabada la índole personal propia del ser humano por cuanto es “la que recibe amor para dar amor” Juan Pablo II en la Mulieris dignitatem Para alcanzar en los hijos su apogeo como personas es hacerles conciencia de que son el término de un amor infinitamente infinito de Dios El sujeto humano es una persona finita y por eso indigente, que aprende a su vez a ser persona “Nadie da lo que no tiene” El orden de la naturaleza primero se recibe amor para poder dar amor Para la plenitud de la persona, el sujeto humano tiene que recibir para completar su índole personal el AMOR La indigencia radical de la persona humana se halla en que Dios nos amó primero El matrimonio es la escuela de amor para los cónyuges, los hace felices en esta vida a través de pruebas y contradicciones los madura para acercarse al amor La familia es insustituible para la plena personalización de cada sujeto humano: 1 desde la concepción hasta la muerte establece las condiciones para que el hombre pueda amar, entregándose 2 desde sus primeros pasos se empeña en enseñarle a hacerlo Es así como el hombre realiza su vocación como persona “principio y término de amor”
  8. 8. I.4 1.4 LA FAMILIA COMUNIÓN Y COMUNIDAD DE PERSONAS
  9. 9. CONCLUSIÓN Ciertamente el ser humano al ser creación de Dios, hecho a su imagen y semejanza, intrínsecamente está hecho para donarse a sí mismo, y tomando el amor de Dios Trino y Uno a su vez, el hombre se hace persona y puede vivir en comunión de personas, concretizándose en una Comunidad de Vida y de Amor “La Familia”, fundamentada en el amor de los esposos, y como resultado de ese amor, los hijos, para que de esta manera se desarrolle una civilización de amor, en donde se promueva y se respete la vida, la dignidad de sus integrantes, alimentando el amor constantemente, protegiendo y respetando a los más pequeños y a los ancianos. A su vez como individuos humanos reconocer que podemos entregarnos en una donación total y absoluta, pero que a su vez, como seres finitos somos indigentes por lo que es necesario formar nuestra familia en el amor para ser formadores de nuestros hijos en una comunidad de amor, que les permita formar su familia en base al amor.
  10. 10. Antropología del matrimonio y de la familia María Lourdes Enríquez Mendoza UPAEP Maestría en Desarrollo Familiar MATERIAL DE APOYO Melendo Tomás (2009). El Comienzo Está En La Familia. México: Ed.Trillas

×