Publicidad
Mhs doc blog_ntei2
Mhs doc blog_ntei2
Mhs doc blog_ntei2
Mhs doc blog_ntei2
Publicidad
Mhs doc blog_ntei2
Mhs doc blog_ntei2
Mhs doc blog_ntei2
Mhs doc blog_ntei2
Mhs doc blog_ntei2
Publicidad
Mhs doc blog_ntei2
Mhs doc blog_ntei2
Mhs doc blog_ntei2
Mhs doc blog_ntei2
Próximo SlideShare
Diapositiva blogntei2Diapositiva blogntei2
Cargando en ... 3
1 de 13
Publicidad

Más contenido relacionado

Publicidad

Mhs doc blog_ntei2

  1. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL EL USO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS EN LA FORMACIÓN DEL EDUCADOR INFANTIL II MOTRICIDAD GRUESA EN NIÑOS DE 0 A 5 AÑOS DOCENTE: ING. JAQUELINE MARTINEZ CALDERÓN ESTUDIANTE: MARIBEL HUANCA SILVESTRE SEMESTRE: CUARTO SEMESTRE
  2. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL ORURO, ENERO 2022 1. RESUMEN La motricidad gruesa es la habilidad de manejar el cuerpo para hacer movimientos grandes. Esta capacidad se debe desarrollar en los primeros años de vida para seguir con el proceso de crecimiento y maduración de manera adecuada. Al desarrollar la motricidad gruesa se ejercitan grandes grupos de músculos. Los niños tienen que aprender a controlarlos para ser más precisos en sus movimientos, ejercitar su equilibrio y su coordinación. Es por ello que si no se estimula el motor de los grandes músculos, los niños pueden tener dificultades para gatear, caminar, por supuesto correr, ir en bicicleta o nadar. Sin embargo, estas mismas actividades se recomiendan a los niños para que aprendan a mantener el control de sus movimientos. Éste, además, es el primer paso para ejercitar los músculos más finos. Un niño que no controla bien su cuerpo tendrá más dificultades de aprender a escribir o de concentrarse en al escuela, pues su motricidad fina depende de la gruesa. Hay varias actividades que María Montessori permitía a los niños ejecutar con estos fines motrices. Algunos padres prohíben o regañan a los niños cuando realizan esas actividades sin saber los beneficios que pueden traerles. Jugar en los parques, treparse a los árboles, caminar a la orilla de un bordecito, saltar charcos… todo ello les es beneficioso. Jugar con globos, pegarles con la mano, lanzarlos hacia arriba y después cacharlos son parte del entrenamiento. Les ayuda también las actividades de puntería: pegarle a las latas con piedritas o lanzar una pelota en medio de las llantas es un juego muy divertido para ellos. Incluso, hay algunos lugares para niños en donde tienen llantas solas para que los niños las arrastren, corran con ellas y las apilen, pues la fuerza también debe ser desarrollada como parte de la motricidad gruesa.
  3. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL 2. INTRODUCCION DEL TEMA El desarrollo de la motricidad permite al área sensorial- motriz una capacidad exploradora que fomenta el aprendizaje y estimula el desarrollo intelectual de la niña y el niño; abarcando las habilidades para moverse, desplazarse, explorar, conocer y experimentar el entorno que los rodea. El ámbito de la motricidad está relacionado con los músculos que la niña y el niño realiza; los cuales son importantes porque permiten expresar la destreza adquirida y constituyen la base fundamental para el desarrollo del área cognitiva y del lenguaje. La motricidad gruesa es la que hace referencia a los movimientos de grandes grupos musculares, a la posición del cuerpo y a la capacidad de equilibrio; que a medida que la niña y niño va creciendo, empieza a moverse de manera coordinada los músculos de su cuerpo, a tener equilibrio, disponer de fuerza, velocidad y agilidad en todos sus movimientos. Las niñas y niños reflejan todos sus movimientos y determina el comportamiento motor manifestada por medio de las habilidades motrices básicas, desarrollando la capacidad motriz que permite la interacción con el medio durante la recreación en el desarrollo de actividades físicas; las niñas y niños de edad 4 años ejecutan movimientos con mayor orientación espacial y percepciones de tiempo. 3. OBJETIVOS 3.1 OBJETIVO GENERAL Identificar los movimientos de los niños desde su nacimiento La psicomotricidad, como estimulación a los movimientos del niño, tiene como objetivo final: - Motivar los sentidos a través de las sensaciones y relaciones entre el cuerpo y el exterior. - Hacer que los niños puedan descubrir y expresar sus capacidades, a través de la acción creativa y la expresión de la emoción 3.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS
  4. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL Incentivar en el desarrollo de sus movimientos en las diferentes etapas de su desarrollo incrementar las habilidades del niño para moverse armoniosamente La motricidad gruesa es la habilidad de manejar el cuerpo para hacer movimientos grandes. Al desarrollar la motricidad gruesa se ejercitan grandes grupos de músculos. Los niños tienen que aprender a controlarlos para ser más precisos en sus movimientos, ejercitar su equilibrio y su coordinación. 4. CARACTERISTICAS PRINCIPALES El desarrollo del niño ocurre en forma secuencial, esto quiere decir que una habilidad ayuda a que surja otra. Es progresivo, siempre se van acumulando las funciones simples primero, y después la más complejas. Todas las partes del sistema nervioso actúan en la coordinada para facilitar el desarrollo; cada área de desarrollo interactúa con las otras para que ocurra una evolución ordenada de la habilidades. La dirección que sigue el desarrollo motor es de arriba hacia abajo, es decir, primero controla la cabeza, después el tronco. Va apareciendo del centro del cuerpo hacia afuera, pues primero controla los hombros y al final la función de los dedos de la mano. Para describir el desarrollo del movimiento se divide en motor grueso y motor fino. El área motora gruesa tiene que ver con los cambios de posición del cuerpo y la capacidad de mantener el equilibrio. La motora fina se relaciona con los movimientos finos coordinados entre ojos y manos. 5. MARCO TEORICO El desarrollo de la motricidad gruesa se da en diferentes etapas del crecimiento y todas son esenciales, pero la etapa desde 1 a los 5 años se destaca especialmente ya que el(la) niño(a) empieza, primero, a hacer cosas como caminar por su propia cuenta, agacharse, subir, bajar escaleras… Después, todas esas habilidades se fortalecen y se empiezan a desarrollar otras como correr, saltar, tener equilibrio y, por ende, mayor autonomía. Hitos del desarrollo de la motricidad gruesa Por lo tanto, podemos visualizar hitos evolutivos del desarrollo de la motricidad gruesa en las siguientes etapas:
  5. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL  De 0 a 3 meses: Puede girar la cabeza de un lado a otro, y comienza a levantarla, empezando a sostenerse por los antebrazos.  De 3 a 6 meses: En esta etapa empieza a girar su cuerpo.  De 6 a 9 meses: Se sienta independientemente y se inicia en el gateo.  De 9 a 12 meses: Empieza a gatear para moverse y comienza a trepar.  De 12 a 18 meses: Comienza a dar sus primeros pasos y agacharse.  De 18 a 24 meses: Puede bajar escaleras con ayuda y lanzar pelotas.  De 2 a 3 años: Corre y esquiva obstáculos. Empieza a saltar y caer sobre los dos pies.  De 3 a 4 años: Es capaz de balancearse sobre un pie y salta desde objetos estables, como por ejemplo escalones.  De 4 a 5 años: Da vueltas sobre sí mismo y puede mantener el equilibrio sobre un pie.  5 años y más: El equilibrio entra en su fase más importante y se adquiere total autonomía motora. Actividades para reforzar la motricidad gruesa:  Subir escaleras: sujeto a la baranda y luego suelto.  Bajar escaleras: sujeto a la baranda y luego suelto.  Andar de puntillas.  Saltar con los dos pies, cayendo en el mismo lugar.  Andar sobre una línea recta manteniendo el equilibrio: se puede pintar con tiza un camino haciéndolo cada vez más sinuoso y estrecho.  Caminar marcha atrás manteniendo el equilibrio.  Caminar sobre una línea manteniendo el equilibrio.  Saltar a la cuerda.
  6. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL  Andar por baldosas de dos colores, pisando sólo un color.  Sostenerse sobre el pie derecho manteniendo el equilibrio. Después sobre el izquierdo. 6. VENTAJAS  Conciencia del propio cuerpo parado o en movimiento.  Dominio del equilibrio.  Control de las diversas coordinaciones motoras.  Control de la respiración.  Orientación del espacio corporal.  Adaptación al mundo exterior.  Mejora de la creatividad y la expresión de una forma general.  Desarrollo del ritmo.  Mejora de la memoria.  Dominio de los planos horizontal y vertical.  Nociones de intensidad, tamaño y situación.  Discriminación de colores, formas y tamaños.  Nociones de situación y orientación.  Organización del espacio y del tiempo. 7. DESVENTAJAS  Lesiones leves en cualquier parte del cuerpo.  Sudoración en algunas ocasiones de manera excesiva 8. CONCLUSIONES La psicomotricidad permite el desarrollo integral del niño a través de la interacción del cuerpo con el medio externo. - El movimiento y la persona se relacionan y activan para llevar al niño a un desarrollo total y al equilibrio en sus dimensiones: motriz, afectiva, cognitiva y social. - La psicomotricidad busca desarrollar las capacidades motrices del niño a través de la exploración del cuerpo y la interacción con el medio ambiente.
  7. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL - El cuerpo del niño es importante ya que es es el punto de partida de sus diversas posibilidades de acción. - La educación física abarca todo lo relacionado con el uso del cuerpo . - La educación física y la psicomotricidad ayuda a la formación integral del ser humano, con su práctica se impulsan los movimientos creativos e intencionales, la manifestación de la corporalidad a través de procesos afectivos y cognitivos. - A través de la educación física y la psicomotricidad se promueve el disfrute de la movilización corporal y se fomenta la participación en actividades motores, también se procura la convivencia, la amistad y el disfrute. 9. RECOMENDACIONES  Subir y bajar escaleras.  Jugar a la pelota. Ejecución: ahora si puede lanzar la pelota por el aire y por el suelo dándole patadas.  Recoger los juguetes del suelo: esto mejorará el equilibrio del niño.  Pedir al niño que nombre y señale las partes de su cuerpo. Esto se hará en cuatro segmentos: sobre su propio cuerpo, sobre el cuerpo de otra persona, sobre una silueta dibujada y sobre su propia imagen en el espejo.  Caminar sin salirse sobre una línea pintada en el suelo.  Lanzar al aire una pelota. Para motivarlos se puede poner un cubo para que la intente encestar.  Recorrido de obstáculos simples. Ejecución: colocar un trozo de cuerda o lazo que haga un recorrido alrededor de la habitación, rodeando sillas, por debajo de la mesa. Recorre con él el itinerario para que finalmente lo intente hacer él solo.  Correr y detenerse repentinamente.  Mantener el equilibrio caminando sobre una cuerda intentando no pisar el suelo.
  8. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL 10. ANEXOS
  9. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL 11. ARTICULOS DEL TEMA 11.1. ARTICULO 1 CÓMO DESARROLLAR LA MOTRICIDAD GRUESA El desarrollo del movimiento en las personas puede categorizarse en motricidad gruesa y motricidad fina. La motricidad gruesa tiene que ver con los cambios de posición del cuerpo, los movimientos globales y la capacidad de mantener el equilibrio. En eso somos especialistas en el desarrollo y distribución de productos que favorecen la autonomía y potencian esta área. Aunque los tiempos de adquisición de los distintos hitos evolutivos son individuales y dependen en gran medida de las características biológicas y ambientales de cada persona, podemos establecer diferentes fases en el desarrollo motor: De 0 a 3 meses: Puede girar la cabeza de un lado a otro, y comienza a levantarla, empezando a sostenerse por los antebrazos. De 3 a 6 meses: En esta etapa empieza a girar su cuerpo. De 6 a 9 meses: Se sienta independientemente y se inicia en el gateo. De 9 a 12 meses: Empieza a gatear para moverse y comienza a trepar. De 12 a 18 meses: Comienza a dar sus primeros pasos y a agacharse. De 18 a 24 meses: Puede bajar escaleras con ayuda y lanzar pelotas. De 2 a 3 años: Corre y esquiva obstáculos. Empieza a saltar y caer sobre los dos pies. De 3 a 4 años: Es capaz de balancearse sobre un pie y salta desde objetos estables, como por ejemplo escalones. De 4 a 5 años: Da vueltas sobre sí mismo y puede mantener el equilibrio sobre un pie. 5 años y más: El equilibrio entra en su fase más importante y se adquiere total autonomía motora.
  10. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL Como vemos, el desarrollo de la motricidad gruesa en la etapa infantil es de vital importancia para la exploración, el descubrimiento del entorno, la autoestima, la confianza en sí mismo y resulta determinante para el correcto funcionamiento de la psicomotricidad fina más adelante. En relación a esto, los últimos datos sobre neuro aprendizaje aportan importantes conclusiones sobre la influencia del desarrollo motor en las dificultades atencionales y de aprendizaje. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la importancia del gateo. Mediante el acto de gatear, los niños y niñas desarrollan habilidades viso espaciales, experiencias táctiles, integración bilateral, orientación, adquieren la lateralidad y el patrón cruzado estableciendo importantes conexiones entre los hemisferios cerebrales, además de estimular el sistema vestibular y propioceptivo. Todos estos aspectos resultan primordiales para el desarrollo de las funciones cognitivas y se encuentran especialmente relacionados entre sí en un momento concreto: la adquisición de la lectoescritura. Materiales y actividades para potenciar la motricidad gruesa Sabiendo de su importancia, en eso tenemos una gran variedad de materiales para trabajar el área motora gruesa de forma divertida y motivadora: Paracaídas: Paracaídas de nylon ideal para juegos grupales de psicomotricidad y coordinación. Recorrido motriz: Un juego didáctico con muchas posibilidades de aprendizaje y diversión, que les ayudará a desarrollar las habilidades motoras, tomar decisiones y coger confianza en sí mismos. Túneles de reptación: Son perfectos para favorecer la coordinación bilateral, el gateo y la organización espacial. Echa un vistazo a los diferentes tipos de túneles aquí. Circuitos de formas, flechas, manos y pies para trabajar la lateralidad, la coordinación y el equilibrio de forma lúdica y educativa.
  11. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL Materiales acolchados: como cilindros y ruedas, piscinas de bolas, escaleras y rampas, puffs y colchonetas antibacterianos y antideslizantes para crear una zona de softplay a medida que genere entornos estimulantes y seguros de cualquier tamaño. Espacios para la integración sensorial con elementos vestibulares y propioceptivos que motiven al movimiento funcional e intencionado mediante juegos espaciales, experiencias sensomotoras y balanceos. 11.2. ARTICULO 2 La motricidad gruesa y su importancia en niños de 3 a 6 años La motricidad gruesa es de vital importancia en el desarrollo integral de su hijo, ya que implica acciones relacionadas con movimientos de todo su cuerpo. La motricidad gruesa incluye movimientos musculares de piernas, brazos, cabeza, abdomen y espalda. Su correcto desarrollo le permitirá a su hijo(a) poder subir la cabeza, gatear, incorporarse a la postura inicial, voltear y mantener el equilibrio, entre otras habilidades. Este tipo de motricidad permite que su hijo (a) sea capaz de desplazarse, además facilita que se atreva a conocer su entorno experimentando con todos sus sentidos. El desarrollo de la motricidad gruesa se da en diferentes etapas del crecimiento y todas son esenciales, pero la etapa desde 1 a los 5 años se destaca especialmente ya que el(la) niño(a) empieza, primero, a hacer cosas como caminar por su propia cuenta, agacharse, subir, bajar escalera. Después, todas esas habilidades se fortalecen y se empiezan a desarrollar otras como correr, saltar, tener equilibrio y, por ende, mayor autonomía.
  12. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL Hitos del desarrollo de la motricidad gruesa Por lo tanto, podemos visualizar hitos evolutivos del desarrollo de la motricidad gruesa en las siguientes etapas: De 0 a 3 meses: Puede girar la cabeza de un lado a otro, y comienza a levantarla, empezando a sostenerse por los antebrazos. De 3 a 6 meses: En esta etapa empieza a girar su cuerpo. De 6 a 9 meses: Se sienta independientemente y se inicia en el gateo. De 9 a 12 meses: Empieza a gatear para moverse y comienza a trepar. De 12 a 18 meses: Comienza a dar sus primeros pasos y agacharse. De 18 a 24 meses: Puede bajar escaleras con ayuda y lanzar pelotas. De 2 a 3 años: Corre y esquiva obstáculos. Empieza a saltar y caer sobre los dos pies. De 3 a 4 años: Es capaz de balancearse sobre un pie y salta desde objetos estables, como por ejemplo escalones. De 4 a 5 años: Da vueltas sobre sí mismo y puede mantener el equilibrio sobre un pie. 5 años y más: El equilibrio entra en su fase más importante y se adquiere total autonomía motora. Actividades para reforzar la motricidad gruesa Subir escaleras: sujeto a la baranda y luego suelto. Bajar escaleras: sujeto a la baranda y luego suelto. Andar de puntillas. Saltar con los dos pies, cayendo en el mismo lugar. Andar sobre una línea recta manteniendo el equilibrio: se puede pintar con tiza un camino haciéndolo cada vez más sinuoso y estrecho. Caminar marcha atrás manteniendo el equilibrio. Caminar sobre una línea manteniendo el equilibrio. Saltar a la cuerda. Andar por baldosas de dos colores, pisando sólo un color.
  13. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE ORURO FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA Y EDUCACIÓN INFANTIL Sostenerse sobre el pie derecho manteniendo el equilibrio. Después sobre el izquierdo. Conclusión Como vemos, el desarrollo de la motricidad gruesa en la etapa infantil es de vital importancia para la exploración, el descubrimiento del entorno, la autoestima, la confianza en sí mismo y resulta determinante para el correcto funcionamiento de la psicomotricidad fina más adelante. Todos estos aspectos resultan primordiales para el desarrollo de las funciones
Publicidad