Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

Trabajo social en america latina

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 5 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (20)

A los espectadores también les gustó (15)

Anuncio

Similares a Trabajo social en america latina (20)

Trabajo social en america latina

  1. 1. [Escriba texto] ASISTENCIA SOCIAL, SERVICIO SOCIAL Y TRABAJO SOCIAL COMO TRES ETAPAS DEL DESARROLLO DE LA PROFESIÓN EN AMERICA LATINA Podemos distinguir tres grandes etapas, cada una de ellas expresa diferentes y concepciones de la profesión teóricas y prácticas igualmente distintas, la evolución de la concepción y la práctica de la profesión no se produce fundamentalmente por lo que acontecen en la profesión sino por los cambios que se dan en la sociedad global. Barreix explica esta evolución de la siguiente manera “Mientras la primera forma de acción social, se denominó históricamente asistencia social, la segunda se prolongó hasta nuestros días, en la que se conoce como servicio social”, en los albores del siglo xx una forma de acción social (servicio social) reemplazo a otra forma de acción social(asistencia social) y a la misma se le dio una denominación distinta, servicio en lugar de asistencia para luego darle una denominación distinta, trabajo social. ASISTENCIA SOCIAL Se trata de la concepción dominante en la etapa profesional y que se prolonga en las primeras promociones de asistentes sociales latinoamericanos. Se distinguen dos concepciones: concepción benéfico- asistencial y concepción practica para médica o para jurídica. CONCEPCIÓN BENÉFICO-ASISTENCIAL En los años 1925 y comienzos de la década del 40, se define por su modalidad benéfica asistencial. No solo se trata de una prolongación de la concepción dominante en la etapa pre-profesional, es también la mentalidad, la concepción y el estilo operativo vigente en las primeras asistentes sociales profesionales en américa latina. Dentro de esta concepción, además de una corriente de asistencia social de inspiración católica, tienen también su importancia, grupos de ayuda de asistencia e inspiración masónica, son aquellos que no están preocupados por la caridad, sino por la filantropía. Lo cierto es que con motivaciones diferentes se dieron modalidades operativas similares en cuanto a las formas de acción social para ayuda al necesitado. En la perspectiva de estas concepciones visualiza los problemas sociales o se consideraba como problemas sociales que necesitaban de asistencia. A estos problemas se les atribuye causas muy diversas como enfermedad, herencia, raza, clima, apatía, falta de espíritu emprendedor. Lo que de ninguna manera aparecía como problema y menos aún como causa de problemas, eran los determinantes estructurales. En otras palabras no se visualiza ninguna conexión entre los problemas individuales y las estructuras globales de la sociedad, aun cuando esta concepción de la asistencia social evoluciono incorporando el método de desarrollo de la comunidad. Subyacente a esta concepción benéfico-asistencial, había supuestos teóricos, políticos e ideológicos que dieron el horizonte intelectual y la intencionalidad que tuvo y tiene aún la asistencia social como forma de acción social. PRÁCTICA PARA MEDICA Y / O PARA JURIDICA DENTRO DE UN ENFOQUE BENEFICO-ASISTENCIAL Mientras se persiste en trabajar con esta modalidad, de benéfico-asistencial, en las diferentes instituciones donde se ocupaban asistentes sociales (principalmente de salud), no se les asignaba ningún papel específico, a no ser la de auxiliares de nivel técnico intermedio, útil para ayudar en la labor del médico y del abogado. La denominación profesional que suele utilizarse en ese entonces, “visitadoras sociales” en el cual se refleja concebir el papel y la función del asistente social. Algunos abogados. Y muchos más los médicos encontraron en la “visitadoras” y “asistentes” sociales u auxiliar de cierta le serviría más que una “secretaria administrativa”, pero era algo menos que un profesional. En esta evolución ha sido precisamente donde la identidad de la caridad con la beneficencia se está consideradamente extendida hasta el punto que entre las personas cultas se dan deformaciones de la “caridad” en donde se dona lo que sobra o restitución de lo que injustamente se han retenido de salarios mal pagados o simplemente
  2. 2. [Escriba texto] de la plusvalía apropiada . Hoy las acciones benéfico –sociales son u resabio de otras época en las que los ricos cumplían con su “deber de conciencia “repartiendo migajas de sus festines. Resulta difícil imaginar a un profesional del servicio social, que tenga un mínimo de dignidad colaborando en estas tareas asistenciales y miserablistas, SERVICIO SOCIAL CONCEPCIÓN ASÉPTICO –TEOCRÁTICA A partir de 1940, como ya se ha dicho la influencia de la asistencia social de estilo europeo pierde vigencia y el servicio social norteamericano comienza a dar su sello y estilo al servicio social en Latinoamérica, su influencia norteamericana tuvo las siguientes características: Una mayor preocupación técnico – científica en la etapa anterior Elevación de estatus profesional Acentuación psicológista de su marco teórico referencial y de su practica Un modo de hacer marcado por el estilo del tecnicismo aséptico. El social Work “encandiló” a muchos profesionales del continente quienes imitaron el estilo profesional norteamericano y eso le lleva a un modo de hacer caracterizado por la asepsia tecnocrática, es así como aparecen los tecnócratas que son profesionales del servicio social químicamente puros, incoloros, inodoros e insípidos. Este carácter neutro y aséptico que pretendes alcanzar los tecnócratas es coherente con la ideología y la apoliticidad que le atribuye al servicio social.Este enfoque que nosotros hemos propuesto llamar aséptico- tecnocrático ha sido la concepción y la práctica tradicional del servicio social. Según su clásica definición al servicio social se le atribuía como objetivo principal la adaptación o ajuste del individuo con otros individuos o con su medio ambiente, de este concepto tradicional se deduce claramente dos conceptos importantes adaptación y ajuste, a ambos conceptos podríamos agregarle el concepto de acomodación so similares indican un estado y un proceso que hace referencia a un modus vivendi de individuos que reconocen ya captan una posición relativa y existente dentro de las condiciones sociales generales.La concepción tradicional del servicio social que hemos hecho referencia, no refleja sino la concepción vigente del social Works norteamericano. Actualmente el rechazo de las ideas de acomodación y el ajuste como categoría central que explica los objetivos del servicio social, pertenece al acervo común del servicio social latinoamericano , no solo en su versión más avanzada del trabajo social sino también del servicio social desarrollista. CONCEPCIÓN DESARROLLISTA Cuando se habla de esta concepción se hace referencia a una corriente de pensamiento y acción que surge en la década del 50, el desarrollo fundamentalmente en términos económicos, considerado como un proceso o una serie de etapas que abarca diferentes aspectos pero, en general, consiste en un cambio inducido hacia una situación modernizante, conforme al modelo de los llamados países desarrollados. Dentro de las fases que se le denomina “Servicio Social” esta concepción significó un importante paso hacia adelante, ya que en ella se expresan los primeros balbuceos que quieren ser respuesta a necesidades y problemas, concretos que sufren nuestros países. Pero, ¿Qué hechos y circunstancias llevaron a formular y plantear un servicio social desarrollista? El desarrollo se transformó en una idea-fuerza que penetró casi en todos los campos, logró imponerse en América Latina la idea de que el desarrollo es la gran tarea que debe de realizar cada país y el conjunto de continente para salir de la situación de atraso y subdesarrollo, esto también influyó en la concepción del servicio Social. ¿Cómo fue esta relación del servicio social con la problemática general del desarrollo? A medida que se avanzaba en el análisis de las características del subdesarrollo, se fueron incorporando aspectos que caracterizaban a esta situación. Ya entrada la década de los 60 es considerada como una de las notas principales del subdesarrollo. Es el momento en que comienza a considerarse la participación social como uno de los medios para lograr la integración de la población marginada al conjunto de la sociedad. En ese contexto aparecen diferentes técnicas o prácticas sociales, especialmente del servicio social, como instrumentos adecuados para promover y acelerar la participación popular. Se usaron diferentes denominaciones, que, en general, encerraban técnicas y modalidades operativas similares. Todas ellas apoyadas en el mismo supuesto básico: a los
  3. 3. [Escriba texto] marginados hay que integrarlos a la sociedad global mediante su participación activa en proyectos de desarrollo. Desde ese momento y en adelante se fue concibiendo el servicio social como una técnica social que debe contribuir al proceso general de desarrollo socio-económico de un país, operando fundamentalmente a nivel psico-social, con el fin de integrar a los marginados a la sociedad ya sea como productores o como ciudadanos. TRABAJO SOCIAL Cuando todavía se buscaba la vinculación entre los objetivos del servicio social y los de la política nacional de desarrollo, algunos de los trabajadores sociales que estaban en la vanguardia de la reconceptualización comenzaron a considerar la insuficiencia del desarrollismo como respuesta a nuestros problemas. En esto tuvo influencia directa e indirectamente la “teoría de la dependencia” que adquiría una gran importancia dentro del pensamiento latinoamericano. Esta teoría de la dependencia fue un verdadero fermento intelectual para muchos trabajadores sociales, que tomaron las categorías analíticas de la dependencia y el imperialismo como si fuesen un deus ex machina que todo lo explica. Pero lo importante en todo esto es que había un ambiente generalizado entre los trabajadores sociales acerca de la necesidad de elaborar problemas respuestas a los problemas sustanciales que vivía el continente. Dentro de este contexto, se da este nuevo umbral de la historia de las formas de acción social en América Latina. Se está en pleno proceso de reconceptualización y se van dibujando los perfiles del trabajo social. Al margen de todas las limitaciones, desviaciones, achaques y manías, lo que se pretendía en ese momento era formular y elaborar una concepción y realizar una práctica del trabajo social en concordancia con nuestra situación. Situación de subdesarrollo y dependencia, que los trabajadores sociales comenzaban a ver desde una perspectiva crítica. Por otra parte se quiere dar respuestas concretas a través de la profesión a los problemas concretos más sustanciales que configuran nuestra situación. Así nace una concepción concientizadora y revolucionaria del trabajo social. CONCEPCIÓN CONCIENTIZADORA-REVOLUCIONARIA Para alcanzar este propósito, la primera tarea que nos impusimos fue la de prestar atención a la realidad latinoamericana y la de procurar liberarnos de esquemas conceptuales importados. Pero la tarea no se agotaba con rechazar lo importado o lo pasado. Lo importante era crear a partir de lo nuestro. Ahora bien, así planteado el problema, ¿Cuál sería la modalidad operativa del trabajo social en una situación de crisis y de cambio como la nuestra?, ¿Cuál sería el método de un trabajo social cuya referencia principal es la práctica social del pueblo? Quizás el modo de encontrar una respuesta a estas cuestiones, sea partiendo de un análisis de los que se hace, para captarlo, en una primera aproximación, por contraste con lo propuesto. El servicio social tradicional propone como objetivo o finalidad del quehacer profesional, la adaptación. Ahora bien, la adaptación supone explícita o implícitamente que la sociedad en su conjunto es como debe de ser , vale decir, no es cuestionada ni cuestionable en sus aspectos esenciales, aunque se admitan posibilidades de mejorarla.El servicio social desarrollista plantea la integración a la sociedad. El trabajo social con su opción por una acción concientizadora-liberadora, fue una alternativa diferente a las otras dos opciones. El trabajo social no pretende ser el instrumento del cambio, sino, dentro de lo que puede hacer, coadyuvar a las transformaciones estructurales, mediante una tarea de organización y de realización de proyectos específicos, en un marco de movilización y participación popular. El cambio radical que se produce con la nueva concepción, reside en el enfoque y en el para qué de cada proyecto y de cada actividad, no se trata ni de corregir, ni de modernizar el orden existente, sino de transformarlo. El trabajo social tiene que jugar un papel respecto a la maduración, preparación y realización de los cambios que deben operarse a nivel de estructuras globales y a nivel personal, no como instrumento de acomodación, ajuste o integración, sino como promotor de una práctica social que sirve al proyecto de liberación de nuestro pueblo. GÉNESIS Y DESARROLLO DEL TRABAJO SOCIAL
  4. 4. [Escriba texto] El origen del trabajo social como profesión se inicia en los primeros años del presente siglo con la institucionalización de la enseñanza del servicio social, para intervenir racional y técnicamente en los programas dirigidos a los sectores sociales carentes de los recursos económicos o comunitarios, producto de conflictos de diferente orden, gravedad e incidencia social. La constitución profesional del trabajo social tiene sus raíces más profundas en el origen de las desigualdades sociales generalmente de la penuria y la opulencia, que arrancan con la formulación de Estado para favorecer y mantener los intereses de los dueños de los medios de producción. Esto significa que el trabajo social posee una prehistoria que enmarca en el nacimiento de las necesidades sociales diferenciales, que según el grado de satisfacción o insatisfacción producen las diferentes formas de asistencia social. La historia del trabajo social se inicia con la apertura de centros de capacitación especializados en el manejo y la orientación tecnológica de la asistencia social pública y privada como respuesta al desarrollo de la sociedad industrial, que requiere fuerza de trabajo calificada para enfrentar la aguda problemática social que engendra esta sociedad. La capacitación de esta nueva fuerza de trabajo intelectual, que define el oficio del trabajador social, se inicia en forma incipiente con cursos de dos años de formación que permiten obtener títulos de visitadores sociales. Posteriormente esta capacitación llega a durar tres, cuatro o cinco años, permitiendo al trabajo social una formación científica, que supera al pragmatismo que le dio nacimiento. APÉNDICE HIPÓTESIS DE SUELY GOMES DA COSTA: El servicio social habría sido procedido del hombre por un fenómeno de “ayuda recíproca” El objetivo era dar respuesta a algunos niveles de necesidades humanas Este fenómeno habría sido modificado, en diferentes sociedades se habrían redefinido los papeles desempeñados por la “ayuda recíproca”, esta evolución estaría insertada en un nuevo orden de poder y de división: dominadores y dominados A partir de ello, la “ayuda recíproca” habría evolucionado en sentido de ayuda para los miembros más débiles de la sociedad y en la defensa de esta. En la edad media el orden socio-económico estaba subordinado a la ética; la caridad surgía en “defensa de los más débiles, la iglesia legitimaria algunas formas de asistencia pública. La reforma habría permitido la revisión de aquel orden social de los valores; el calvinismo dividiría al mundo entre elegidos y condenados. SURGIMIENTO DE LAS PRIMERAS ESCUELAS DE SERVICIO SOCIAL Y/O TRABAJO SOCIAL EN AMÉRICA LATINA PAÍS Año de la fundación de la primera escuela Número de escuelas a 1987 Años de duración de los estudios Chile Puerto Rico Argentina México Cuba Colombia Brasil Venezuela Perú Uruguay Ecuador Paraguay Costa Rica Bolivia Panamá El Salvador Honduras Guatemala Haití Nicaragua República Dominicana 1995 1929 1930 1933 1934 1936 1936 1936 1937 1937 1938 1939 1942 1946 1947 1953 1957 1953 1959 1961 1966 15 02 43 65 01 13 58 07 10 02 09 01 03 02 01 06 01 05 01 01 04 04 05 04 03 y 04 02 04 04 03 y 05 04 04 04 04 05 05 04 05 04 03 03 04 04
  5. 5. [Escriba texto] A partir de la revolución industrial la “ayuda a los más débiles” en los países ricos sería asumida por la clase dominante y válida en la medida que garantice la expresión de la doctrina y la defensa de los grupos de poder. En los países católicos la prestación de servicios asistenciales era papel de la iglesia católica. La asociación norteamericana de caridad que estructuró el servicio social, tuvo en su doctrina una marcada influencia protestante. Esta ayuda se concretiza con el estado moderno en función de las responsabilidades de sus ciudadanos para con la “nación” El estado moderno surge como gerente del bienestar, concretizando la gerencia de servicios sociales y de seguridad. ESTUDIOS REALIZADOS EN AMERICA LATINA: 1) Seguidores de Greenwood: Integrada por Ángela T.deVigetti, Vera Holz, Renèe Dupont y Ana O ttemberg. 2) Línea ECRO: -Creado por Enrique Pichón Reviere para la creación de aportes a la teoría de Servicio social. 3) Línea del C.B.C.I.S.S: Kruse hace análisis de los trabajos realizados por el “Centro Brasileño de Cooperación e intercambio de servicio social.”Su principal órgano de difusión “debates sociales”. Las reuniones se inician en ARAXÀ 1967, se hace un serio intento de sistematización teórica del trabajo. Posteriormente” segundo seminario nacional de asistentes sociales, aquí destaca Lucena Dantas, quien presento un trabajo sobre naturaleza y fines del servicio social. 4) Otros estudios argentinos: Kruse analiza a otras figuras del servicio social y trabajo social Luis M.Frum, Natalio Kisnerman y Ezequiel AnderEgg. 5) Autoanálisis del autor: La teoría del servicio social es un todo armónico de conocimientos de las ciencias sociales, filosofía y el propio quehacer profesional que permite comprender y orientar ¿el por qué?, ¿Cómo? y ¿Cuándo? de la acción profesional. Orienta fundamentalmente a la práctica atreves de la acumulación material y la dialéctica de ese material. Finaliza con la transformación de las ideas en actos, tiene 3 momentos decisivos: el de optar por una estrategia y una táctica, el de optar por ciertas técnicas operativas y el de saber analizar la acción efectuada para recoger juicios que enriquezcan o modifiquen la teoría de la cual partimos.

×