Argumentacion

915 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
915
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Argumentacion

  1. 1. LA ARGUMENTACIÓN 1) DEFINICIÓN: es una variedad de discurso con la que se pretende defender una opinión y persuadir de ella a un receptor mediante pruebas y razonamientos. 2) ESTRUCTURA: a) tema o tesis: es la idea que se debate que puede aparecer al principio o al final, y puede ser implícita o explícita; b) el cuerpo argumentativo o desarrollo: el conjunto de argumentos, citas, datos, ejemplos,... que avalan o fundamentan la tesis (ya sabemos que la argumentación puede ser deductiva o inductiva); c) conclusión: resume, sintetiza, aclara o matiza la tesis defendida y presenta las opiniones finales del autor sobre la tesis. 3) DOS TIPOS DE ESTRUCTURA ARGUMENTATIVA: a) estructura deductiva: se va de lo general –tesis defendida- a lo particular –argumentos, datos, ejemplos, pruebas,...-; b) estructura inductiva: se va de lo particular a lo general; partiendo de hechos, datos, pruebas, ejemplos,... se llega a la conclusión-tesis defendida. Este tipo de estructura gana en suspense: el lector u oyente no sabe en qué parará la argumentación hasta el final. 4) ESTRUCTURA DE LA RETÓRICA CLÁSICA1 : a) introducción (o exordio): sirve para enmarcar el problema citando las cuestiones a tratar: o para captar la atención del destinatario (se utiliza la “captatio benevolentiae”) señalando la importancia del asunto, poniendo ejemplos o citando casos particulares; o para poner al lector o auditorio de parte del autor (aquí se emplean recursos retóricos); b) exposición: se informa al destinatario clara y brevemente de los hechos más significativos a tener en cuenta para entender la tesis o idea que se pretende defender, por lo tanto, habrá fragmentos expositivos; c) argumentación: aquí vendrían los argumentos o pruebas pertinentes que defienden o pueden refutar la tesis; d) conclusión (o epílogo) síntesis final que resume, matiza o aclara la tesis o idea defendida. 5) LOS ARGUMENTOS: 5.1 Una argumentación no puede persuadir a su destinatario si los argumentos que utiliza no son adecuados. Un buen argumento reúne tres características: a) pertinencia: es pertinente si está relacionado con la tesis y contribuye a reforzarla; b) validez: bien construido y que conduzca a la conclusión deseada; lo contrario sería una “falacia” (argumento no válido); c) fuerza argumentativa: deben ser argumentos sólidos e irrefutables, que no admitan discusión (lo contrario serían argumentos débiles). 5.2 Tipos de argumentos según su función: a) argumentos de apoyo: argumentos expuestos para avalar y defender unas ideas; b) contraargumentos: argumentos expuestos para invalidar una idea; c) mecanismo de concesión- adversación: en un argumentación unilateral (ensayo, artículo), se acepta parcialmente un argumento contrario para rebatirlo o contraargumentar con una idea de más peso (“es cierto que la película resulta un poco lenta [concesión], pero todos los críticos la consideran una obra de arte [adversación]). 5.3 Tipos de argumentos según su contenido: Todo argumento se basa en unos contenidos o tópicos (se llama “tópico” al concepto o valor en que se apoya un argumento para establecer su fuerza argumentativa). Existe una gran variedad de ópicos: a) tópico de la existencia: lo real y existente es preferible a lo no existente (Sé que deseas ir al cine, pero hoy lunes están cerrados todos); b) 1 La retórica era una disciplina-asignatura fundamental en la educación greco-latina- La estudiaban todos los que quisieran desempeñar cargos públicos (políticos). Consistía en un conjunto de normas y usos para dominar el arte del bien hablar con el fin de deleitar, persuadir-convencer y conmover al auditorio Hoy día se siguen empleando estas técnicas en los discursos y argumentaciones orales o escritas.
  2. 2. tópico de la utilidad: lo útil y beneficioso es preferible a lo perjudicial (Debes dejar de fumar: tienes los bronquios hechos polvo); c) tópico de la moralidad: lo que está de acuerdo con ciertos principios morales es preferible a lo “inmoral” (No contestes así a tu padre: es una falta de respeto); d) tópico de la cantidad: lo que tiene más es preferible a lo que tiene menos Es el “argumento de la mayoría” (Éste es un bonito vestido. Se lleva mucho este año y lo compra mucha gente); e) tópico de la calidad: es inverso al anterior y puede servir de contraargumento (Aunque Madrid es grande y hermoso, se vive mejor en mi pueblecito). Existen muchos otros tópicos: de la belleza, de la tradición, del progreso y de la novedad, del placer,.. En todos ellos se basan los argumentos de lo existente, de la utilidad, el argumento ético, de la matoría, de la calidad, el argumento estético, de la tradición,... 5.4 Argumentos según su finalidad. 5.4.1 Hay argumentos llamados racionales o basados en los hechos: a) la argumentación lógica se basa en principios lógicos del razonamiento humano (relaciones causa-efecto; concreto- abstracto, individual-general, condición-resultado,...). El argumento lógico por excelencia es el “silogismo” (razonamiento que consta de dos premisas y una conclusión: “Los hombres son mortales. Sócrates es hombre. Luego Sócrates es mortal”). Se utiliza el “ejemplo” (los casos concretos) para confirmar la veracidad de una tesis general. También se utiliza el argumento basado en un “principio general”: utilizar una idea de carácter general para confirmar una tesis sobre un hecho concreto. Señalemos también el “argumento del sentir general o del sentido común” ( No te eches la culpa. Cualquiera en tu lugar hubiera hecho lo mismo) y el “uso de máximas o refranes” para reforzar una idea y, finalmente el “argumento de autoridad” (citar a alguien con autoridad para defender una idea; las citas pueden ser “explícitas” o “implícitas”; b) y la argumentación analógica: se hace referencia a otro hecho distinto semejante al que está en debate. Existe el argumento de la “comparación”. 5.4.2 Y existen los argumentos de carácter afectivo: pretenden provocar en el destinatario ciertos estados de ánimo que condicionarán su apreciación de la tesis (simpatía, pena, admiración, horror, temor,...). No se diferencian de los anteriores, excepto en el uso del lenguaje, de la expresividad o de los recursos lingüísticos. Se emplean las figuras estilísticas, las connotaciones de ciertas palabras y la adjetivación valorativa (Si el telón de acero se ha derretido y los malos de ayer son los buenos de hoy, ¿por qué siguen fabricando y vendiendo armas y miedo?). 6) CARACTERÍSTICAS LINGÜÍSTICAS DE LA ARGUMENTACIÓN: a) la modalidad oracional predominante es la enunciativa (en textos especializados y objetivos), pero es frecuente el uso de modalidades exclamativas, interrogativas y dubitativas; b) pueden aparecer tecnicismos dependiendo del texto y también vocabulario denotativo, claro, objetivo y específico; c) la sintaxis suele ser compleja, de largos periodos de oraciones subordinadas comparativas, condicionales, concesivas, consecutivas. Abundan los incisos explicativos; d) uso de conectores que contraponen ideas que expresan causas o consecuencias y también los organizadores del discurso y, por supuesto, los conectores que introducen la opinión del emisor (entiendo, desde mi punto de vista, a mi modo de ver,...). 7) TIPO DE TEXTOS ARGUMENTATIVOS: Además de los escritos de carácter filosófico, político, social, económico, religioso, .... debemos destacar los géneros de opinión en la prensa: los artículos de opinión, los editoriales, las cartas al director, las críticas literarias,.... Muchas veces el diálogo teatral tiene partes argumentativas. Pero quizá sea el ensayo un tipo de texto donde se une la
  3. 3. exposición y la argumentación (que suelen ir unidas). El ensayo tiene una estructura libre en la presentación de sus ideas, no es un manual exhaustivo, sino una sugerencia de un tema o de varias ideas (nunca pretende agotar un tema); suele contener muchas citas; se suele emplear la estructura deductiva (de lo general a lo particular); suele ser breve; tiene variedad temática (preferencia de disciplinas humanísticas); tiene un carácter subjetivo, un enfoque personal y original. 8) CÓMO ORGANIZAR UNA ARGUMENTACIÓN: pensando en un examen y en escribir unas líneas sobre un tema o una idea que tenga estructura argumentativa, debemos seguir los siguientes pasos: 1º) Debo tener muy clara la idea o tesis que deseo defender y del que voy a hablar. Conviene acotar el tema y definirlo bien; 2º) Elaboro un plan previo, un esquema “¡en sucio!” en el que voy anotando las ideas, sugerencias, ejemplos, ... y lo que se me ocurre sobre el tema en cuestión; 3º) Elijo la estructura que voy a utilizar para exponer la argumentación: deductiva o inductiva. Debo tener claro si parto de una idea o tesis y voy aportando ejemplos o casos que la conforman (deductiva o analizante) o se después de exponer los diversos casos o ejemplos llego a una conclusión-tesis final (inductiva sintetizante). Lo normal es que se mezclen ambas estructuras, pero debo tener claro cómo voy a plantear la argumentación; 4º) Selecciono y preciso qué tipo argumentos voy a utilizar en el escrito: ejemplos, citas de autoridad, refranes, argumentos afectivos,... 5) Me pongo a escribir, recordando que toda argumentación tiene una introducción, un cuerpo argumentativo que utiliza argumentos y una conclusión final. 6) Tendré en cuenta el vocabulario que utilizo, la división del escrito en párrafos, las posibles citas,... y dejaré unos minutos para repasar lo que he escrito. Si lo que he escrito ni me gusta, ni me convence, ni estoy de acuerdo con ello, ... por arte de magia, no causará el efecto contrario en el que lo lee. NUNCA DEBO PONERME A ESCRIBIR SIN UN PLAN PREFIJADO O UN ESQUEMA PREVIAMENTE PENSADO Y REALIZADO EN SUCIO. * Se propone un ejemplo de un esquema sobre un argumentación: cf. F. Lázaro Carreter, Curso de Lengua española de COU, Anaya , Madrid 1987, p. 467)
  4. 4. Textos argumentativos Quedan algo más de dos meses para que empiece el verano y todas las revistas de modo y belleza han lanzado ya sus suplementos de Ponte a punto. Mil trucos para adelgazar. Cómo rebajar esos kilos de más. ¿Acaso hoy día no es nadie si no se tiene la barriga de Claudia Schiffer o las piernas de Linda Evangelista? Eso, al menos, es lo que se está dando a entender en los numerosos extra belleza que he leído hasta ahora, en los que la palabra salud se conmuta en “perfección estética”, dando lugar a terribles y, en algunos casos, irremediables confusiones que se crean en las mentes de jóvenes que, por estas vías, desembocan en los terribles túneles, a veces sin salida, de la anorexia y de la bulimia. Como adolescente afectada y en vías de recuperación, quiero promover la lucha contra esas imposiciones de las sociedad consumista, machista e inconsecuente, y poner de moda la vida, la autoestima, la personalidad y todo aquello por lo que merezca la pena sacrificarse en este mundo. Elisa Arias Maldonado: Cartas al Director Parece que hemos inaugurado la era de la solidaridad. Un fenómeno social que vacila entre una moda mediática de imagen y número de cuenta o una consigna de lucha, de valor ético interiorizado que poner en práctica en nuestra vida cotidiana y transmitir a nuevas generaciones. La imagen de la solidaridad ofrecida por los medios de comunicación se convierte a menudo en una especie de acto de beneficencia y, a pesar de su valor económico, en una expiación de conciencia del mundo occidental. Pero, realmente, ¿qué es la solidaridad? ¿educamos a los jóvenes en la solidaridad desde la familia, desde la escuela, desde la sociedad? Revista Nuestros Hijos. Octubre 1999

×