Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

Intoxicación Alimentaria por plomo

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Próximo SlideShare
Trabajo toxicologia pdf
Trabajo toxicologia pdf
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 13 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (19)

Similares a Intoxicación Alimentaria por plomo (20)

Anuncio

Más de Self employed (20)

Más reciente (20)

Anuncio

Intoxicación Alimentaria por plomo

  1. 1. UNIVERSIDAD AUTONOMA DE OCCIDENTE Unidad Guamuchil Asignatura: Toxicología Docente: René Bojórquez Domínguez. Autores: -Brianda Lizeth Mendoza Cuevas. -Brisa Magaly Villa López. -Milagros Yareli Valenzuela López. Elaborado por alumnos de 9no trimstre de la licenciatura de nutrición. Julio del 2018 Briiandaa_niice@hotmail.com. Brisalopez89outlook.es Yarelita_val@hotmail.com. Resumén La intoxicación por plomo es una patología relativamente común originada por una exposición crónica al metal, la cual puede ser por fuente accidental, ambiental o laboral.4 Este metal se absorbe por tres vías; gastrointestinal, respiratoria y cutánea, siendo esta última muy poco común. El plomo se puede almacenar en diversos órganos y tejidos, principalmente en el tejido óseo, cerebro, hígado, riñones, tejido adiposo, entre otros, donde puede provocar daños inclusive niveles que sobrepasan los 70 ug/dL, puede provocar daños extremos como coma cerebral y muerte.7 Introducción El plomo (Pb) es un metal tóxico conocido desde la antigüedad. Las primeras extracciones de plomo se llevaron a cabo en la región de Palabras Claves: intoxicación, plomo, anemia, peces, loza vidriada, saturnismo, metal, exposición.
  2. 2. Anatolia alrededor del año 3500 a.C., es por eso que se piensa que la contaminación e intoxicación por plomo es uno de los primeros riesgos ambientales descritos en la historia de la humanidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como intoxicación los valores de plombemia de más de 15 μg/dl. Pero para el Center of Disease Control (CDC) el nivel de intoxicación es mayor o igual a 10 μg/dl.5 Es de suma importancia saber que materiales están hechos con plomo para evitar así la exposición a él, así como utilizar material apto para cocinar, almacenar, comer o beber los diferentes alimentos. Otro aspecto que deben tener en cuenta las madres es saber qué clase de peces consumir y en qué cantidad o frecuencia, pues las aguas marinas típicamente están contaminadas por desechos que las mismas personas van arrojando, así como evitar la compra de alimentos envasados, pues la mayoría contienen plomo. Mecanismos de acción del plomo Toxicocinetica del plomo Uno de los mecanismos más importantes del plomo, es su acción para la inhibición de las enzimas que necesitan grupo sulfhidrilo para actuar, el mejor ejemplo de ello son los trastornos que induce en la biosíntesis del grupo hemo (inhibición de la enzima delta-aladeshidrasa y de la ferroquelatasa). Estas acciones son decisivas sobre la síntesis de la hemoglobina. El plomo se absorbe por tres vías; gastrointestinal, respiratoria y cutánea, siendo esta última muy poco común, las deficiencias nutricionales, las dietas pobres en hierro y calcio pero ricas en lípidos favorecen la absorción de este metal.5 De esta manera el plomo se irá almacenando en diversos órganos y tejidos, principalmente en el tejido óseo, cerebro, hígado, riñones, tejido adiposo, entre otros, donde puede provocar daños inclusive niveles que sobrepasan los 70 ug/dL, puede provocar daños extremos como coma cerebral y muerte.7
  3. 3. El plomo que atraviesa la piel pasa a través de los folículospilosos y glándulas sebáceas así como las sudoríparas y va directamente al torrente circulatorio. En la especie humana la absorción de plomo por vía inhalatoria es mínima en comparación con la vía digestiva. Si el plomo penetra por vía respiratoria se combina con proteínas o con el dióxido de carbono (C02) espirado, formándose carbonato de plomo (PbC03) soluble. Por vía respiratoria, la cual es la más importante en el medio laboral, se llega a absorber el 40 % del plomo. Parte de este plomo se fija en la saliva y se traga. Es por eso que cual la vía respiratoria está considerada como la más peligrosa. Respecto a la absorción digestiva, mientras los adultos absorben el 10%, los niños absorben hasta el 50% del Pb ingerido. Una vez absorbido el plomo, se traslada al torrente sanguíneo (el 2% del contenido total, cuya vida media es de 36 ± 5 días), a los tejidos blandos (cuya vida media es algo más prolongada) y por último en tejido óseo (que representa el 90% del contenido total con una vida media entre 10 y 28 años). El plomo que se encuentra en el cuerpo circula aproximadamente un 95-99% transportado por los hematíes, unido a la hemoglobina (Hb) y otros compuestos. Se distribuye desigualmente en los tejidos, cerca del 10% del plomo es almacenado en los tejidos blandos, conteniendo el tejido óseo el restante 90%. En hueso, el plomo es incorporado a los cristales de hidroxiapatita, de los cuales puede ser utilizado muy lentamente. Si las concentraciones en sangre son elevadas, el almacenamiento de plomo en los huesos se ve favorecido, pudiendo acumularse un 94% del Pb absorbido. La sangre transfiere lentamente el plomo a los huesos donde se fija siguiendo un metabolismo paralelo al del calcio. Cualquier vía de ingestión de plomo tiene su punto final en el hígado, el cual metaboliza los compuestos que a él llegan, el cual puede eliminar una parte por la bilis. Pero cuando las personas presentan una insuficiencia hepática o la concentración del metal es excesiva se elimina por medio del sudor, la saliva, el páncreas y
  4. 4. también por la orina. Pero el plomo se excreta mayormente por orina (80%) y de forma secundaria por heces, saliva, así como por uñas y pelo. Toxicodinamia del plomo El plomo interacciona con metales pesados esenciales como el calcio (Ca), hierro (Fe), zinc (Zn) así como también el cobre (Cu), compitiendo con ellos o modificando sus concentraciones celulares. Además, inhibe la bomba de sodio y potasio e incrementando la permeabilidad celular además de la síntesis de ADN, ARN y de proteínas. Inhibe también, la síntesis del grupo hemo y por lo tanto, todas las enzimas respiratorias que lo contienen y también la hemoglobina por inhibición específica de la ALAD (d- aminolevulínico-deshidrasa), coprofibrinógeno-oxidasa y ferroquelatasa. Además de todo esto, también altera los microtúbulos. La mayoría de los efectos tóxicos por plomo tienen lugar a nivel del sistema nervioso central (SNC). Se estima que el límite de concentración de plomo sin que provoque efectos biológicos es de 35 μg/dL de plomo, pero altas concentraciones de plomo han sido asociadas a diferentes problemas de salud en el hombre incluyendo disfunciones del sistema nervioso en fetos y también en niños, pero ya en adultos puede provocar hematoxicidad, disfunción reproductiva así como enfermedad de Alzheimer. Algunas de las manifestaciones clínicas de la intoxicación aguda son dolor cólico, anemia hemolítica, elevación de enzimas hepáticas, encefalopatía aguda y neuropatía. Algo que es bien conocido es que la intoxicación por plomo conduce o provoca anemia. Los principales efectos tóxicos del plomo originan daños sobre el tracto gastrointestinal como cólico saturnino, el cual es un síndrome caracterizado por un dolor abdominal muy vivo, irradiado desde el ombligo hacia la espalda, los muslos, también por estreñimiento extremo y vómitos, con frecuencia existe, reducción del abdomen y de los órganos abdominales, así como modificaciones del pulso (dicrotismo). Unos de los problemas que se
  5. 5. presenta mayormente por intoxicación al plomo es que este metal afecta al sistema reproductor humano, tanto masculino como femenino, también tiene efectos en la hipertensión y enfermedades cardiovasculares en adultos, por otro lado la exposición al plomo es especialmente peligrosa para el neonato, ya que una exposición a este metal en la mujer embarazada puede dar lugar a un nacimiento prematuro, a niños con bajo peso al nacer, e incluso se puede presentar abortos.2 Plomo en humanos El plomo es un metal pesado que no juega ningún papel en la fisiología humana, por lo que el nivel plasmático ideal debería ser cero.5 La exposición al plomo y la consecuente intoxicación afecta múltiples sistemas del organismo humano y constituye un problema de salud mundial. Los niños son más vulnerables y las manifestaciones precoces de afectación se presentan con niveles de hasta 10 µg/ml. La prevalencia del envenenamiento por plomo en la infancia es entre el 4 y el 76 % entre los diferentes países, con ligero predominio en el sexo masculino.8 Plomo en la industria alimentaria Actualmente es la Unión Europea la responsable de fijar las concentraciones máximas de plomo en los alimentos. Uno de los alimentos que ha sido tradicionalmente considerado como vehículo de plomo es el vino. La Unión Europea fijó en su momento un máximo de 0,6 mg/L de plomo en vinos y actualmente ha establecido el nivel máximo permisible en 0,2 mg/L. Se ha demostrado que existe una pequeña diferencia entre la concentración de plomo encontrada en vinos jóvenes y viejos, apreciándose menores concentraciones en los jóvenes, debido a un fenómeno de clarificación natural. En pocas palabras entre más viejo sea el vino mayor cantidad de plomo tendrá y como consecuente será más alta la intoxicación al ingerirlo. Se encuentran concentraciones de plomo en algunos alimentos, los más destacados son: Moluscos bivalvos y Cefalópodos (sin vísceras), después le siguen las carnes de lenguadillo,
  6. 6. anguila, baila, jurel, lisa, mojarra, ronco y sardina, además despojos comestibles de vacas, ovejas, cerdos y aves de corral. Entre las bebidas que se encuentra presente el plomo es en té (India), en vino andaluz, café, cacao, mosto, entre otras. En especies marinas se ha encontrado cantidades de plomo en; el mejillón, mujil, la tilapia (agua dulce), camarón gen. Pennaeus (agua dulce), entre otros. De igual manera, en los productos agrícolas se destacan los champiñones, papa, cebolla, alfalfa, maíz. También se encuentra en alimentos variados como la miel, leche de vaca y los huevos de granja.2 Fuentes de exposición del plomo Exposición al plomo por el uso de loza de barro vidriada y el envasado de los alimentos Uno de los factores de exposición no ocupacional al plomo, es la loza de barro vidriada con greta de plomo. La fabricación de este tipo de vasijas y uso hace que los niveles de plomo persistan de manera importante. Su amplio uso en las familias es debido al bajo nivel de precio en el mercado. Se realizó un estudio en niños donde salieron con niveles altos de plomo en sangre, donde el 66.8% de las madres utilizaban el barro vidriado para cocinar; 36.4% para guardar el alimento y consumirlo después, y sólo 8.2% lo utilizan para tomar líquidos y esto repercutía en los hijos de las madres.9 Otro estudio realizado en niños arrogo que el 40 % de ellos tenían el plomo en sangre superior a 10 µg/dl. Los factores asociados fueron, no lavarse las manos antes de alimentarse, jugar con juguetes de plomo, llevarse los juguetes a la boca y también el comer tierra.8 Los recipientes de alfarería barnizados con esmaltes plomados en contacto con medios ácidos (zumos, vinos, vinagres) pueden desprender cantidades importantes de plomo y originar brotes.6 Se calculó que aproximadamente el 20% del plomo presente en la dieta diaria de las personas de más de un año procedía de los alimentos envasados. Se estima que las conservas aportan actualmente el 15 % del plomo
  7. 7. vehiculizado por los alimentos que recibe el consumidor, se ha demostrado la presencia de plomo en las cápsulas que recubren los tapones de las botellas de vino para evitar su avinagrado. Los envases de cristal empleados en alimentación no pueden contener más del 24% de óxido de plomo para no producir toxicidad por migración del plomo al alimento, debido a la acidez y al calor.10 Exposición al plomo por la contaminación marina Otra exposición alimentaria es por la contaminación marina, la cual se encuentra asociada tanto en presencia de compuestos orgánicos como inorgánicos, habitualmente de origen antrópico. Alguno de estos contaminantes tales como los elementos traza e hidrocarburos poliaromáticos (HPA), pueden alcanzar a algunos organismos marinos que sirven de alimento humano, pudiendo ocasionar efectos tóxicos a corto o largo plazo.12 Cuando existen niveles elevados de plomo transmitidos por el agua durante 30-60 días este puede acumularse en el pescado o marisco, en agallas, musculo, riñones, intestinos e hígado. Cabe destacar que existe una alta acumulación en la branquia de los peces.13 El hepatopáncreas es el tejido que acumula cantidades relativamente más altas de plomo superior a 4mg/kg/ de peso corporal durante una exposición de 24 a 49 mg/Pb/kg.14 Uno de los peces donde está presente el plomo, es el “Mesodesma donacium”, que es considerado como un alimento que presenta un nivel de riesgo para la salud del consumidor.12 Otro pez es el Scartichthys gigas “pez borracho”, al cual se le realizó un estudio, donde se pudo deducir el impacto de este metal en dichos peces, pues se considera que el tiempo de vida de estos peces no es mayor a dos años, las concentraciones muestran que sí se está produciendo una acumulación del metal en su organismo, se puede transmitir y acumular en la población que los consume.16 Otro pez donde está presente el plomo es la “trucha”, las concentraciones de plomo en el músculo de las truchas capturadas provienen tanto de los niveles
  8. 8. encontrados en el sedimento como en el agua.15 Exposición al plomo por el consumo de aves Se puede presentar la intoxicación por plomo al consumir aves silvestres que estás pueden resultar expuestas al plomo a través de diversas vías y a partir de diferentes fuentes de dicho metal pesado. Una forma de exposición más frecuentemente asociada con una intoxicación clínica por plomo es la ingestión de munición de plomo utilizada para la caza. Las aves silvestres ingieren munición de plomo por dos motivos. Las especies con un estómago muscular más desarrollado (molleja), como son las aves acuáticas o los galliformes, por lo general se alimentan de materias vegetales duras (semillas) o animales con exoesqueleto, que hacen necesaria la ingestión regular de “grit” (gastrolitos) para romper y triturar los alimentos. Estas especies pueden ingerir los perdigones de plomo acumulados en las zonas de caza al confundirlos, principalmente, con partículas de grit. La segunda causa de la ingestión de perdigones de plomo en aves la encontramos en las aves de presa, especialmente en las que tienen hábitos carroñeros, al alimentarse de cadáveres con munición de plomo, como perdigones o fragmentos de balas, incrustados en su carne.17 Exposición al plomo por el consumo del cacao La planta de cacao absorbe ligeramente los metales pesados que existen por naturaleza en los suelos y los concentra en las semillas. Estos metales, al descomponerse, se concentran en los suelos, y estas concentraciones naturales pueden llegar a ser tóxicas, debido a que pueden provocar que las plantas o cultivos los acumulen, ocasionando efectos tóxicos para las personas que la consumen. Uno de los metales más abundantes en los suelos es el plomo. Este metal puede ser transferido a las partes comestibles de los cultivos siendo la capacidad de absorción variable. Se realizó un estudio para comprobar la presencia de plomo en los cultivos de cacao, donde los mayores valores encontrados fueron 6,83 y 5,92 ppm de plomo.19
  9. 9. Signos y síntomas El envenenamiento por plomo afecta múltiples sistemas del organismo humano, en especial el nervioso central y periférico, hematopoyético, renal, endocrino, óseo, gastrointestinal y cardiovascular.8 Se debe tener en cuenta que, durante el embarazo, la lactancia y la menopausia, hay movilización de plomo del hueso. Cuando esto sucede en el embarazo, mediante la movilización del Pb en hueso materno, este ingresa al torrente sanguíneo y cruza la barrera fetoplacentaria, constituyendo una fuente de exposición endógena para el feto. Las concentraciones de niveles de plomo en sangre materna <5µg/dL, se ha asociado con la reducción del crecimiento fetal y aumento del riesgo de abortos espontáneos y parto prematuro. Cuando las madres embarazadas consumen alimentos en las vasijas de barro o beben líquidos en ellas, los recién nacidos presentaran niveles de plomo sanguíneos más elevados que los recién nacidos de madres sin exposición al plomo, esto se verifico en un estudio.20 En los niños, las manifestaciones más importantes son; principalmente el déficit de atención, trastornos de aprendizaje y de conducta, retardo del desarrollo psicomotor, en especial de la coordinación visomotora, el equilibrio, disminución del cociente de inteligencia que puede llegar al retraso mental, trastornos del desarrollo físico y puede que en niveles mayores de plomo llegar a producir trastornos de la audición.8 Así como también incapacidad para activar la vitamina D por daño renal y anemia por inhibición de ferroquelatasa.21 Diagnóstico y tratamiento Para el diagnóstico, se recauda un conjunto de datos que se harán para saber las posibles fuentes de exposición. Pero para confirmar el diagnóstico se debe conocer la plombemia en sangre total ya que este metal está unido al eritrocito en un 95%. Para saber los efectos biológicos perjudiciales de la exposición de este metal se solicita la investigación de protoporfirina libre eritrocitaria en sangre y el ácido
  10. 10. aminolevulínico en orina. Otros exámenes para el diagnóstico incluyen: hemograma con lámina, metabolismo del hierro, examen de orina, función renal y radiografía de huesos largos.22 El tratamiento farmacológico en las intoxicaciones crónicas por plomo va dirigido a alejar al paciente de la fuente de contaminación, controlar los síntomas así como también a reducir la concentración del metal en el organismo, por medio de agentes quelantes. Estos agentes son sustancias que se unen a los metales pesados que circulan por el torrente sanguíneo, formando compuestos atóxicos e hidrosolubles, que son eliminados en la orina y en la bilis. Dentro de la práctica clínica, hay cuatro medicamentos que se usan para la desintoxicación los cuales son; el edetato cálcico disódico (EDTA), el dimercaprol, la penicilamina y el succímero.23 Recomendaciones nutricionales Tener una dieta rica en elementos esenciales como calcio, zinc, hierro, vitamina C y otros compuestos antioxidantes son considerados importantes modificadores de la disponibilidad y toxicidad del plomo.23 Diversos estudios han mostrado la interacción que existe entre elementos esenciales como el calcio y el hierro. Se ha asociado una deficiencia de cualquiera de éstos con un incremento en la absorción y retención del plomo. La intoxicación neuronal por plomo puede resultar más grave si existe, además, una deficiencia de hierro. Por ello, son necesarias la ingesta adecuada de estos nutrientes y la modificación de las carencias orgánicas. Conclusión La intoxicación por plomo es una enfermedad originada por una exposición crónica al metal, el cual se va acumulando tras varias exposiciones a él, esta exposición puede ser por vía inhalatoria, digestiva y por vía cutánea la cual es poco común. Se debe prestar atención a los alimentos que se consumen, pues todos podemos estar en riesgo de sufrir una intoxicación por plomo, debemos consumir con moderación animales marinos debido a que
  11. 11. estudios realizados demuestran que existe una alta acumulación en los peces. Donde el hepatopáncreas es el tejido que acumula cantidades relativamente más altas de plomo superior a 4mg/kg/ de peso corporal durante una exposición de 24 a 49 mg/Pb/kg. También en los alimentos envasados, pues en estudios realizados se calculó que aproximadamente el 20% del plomo presente en la dieta diaria de las personas procedía de estos alimentos, también se estima que las conservas aportan actualmente el 15 % del plomo vehiculizado por los alimentos que recibe el consumidor, de igual manera se ha demostrado la presencia de plomo en las cápsulas que recubren los tapones de las botellas de vino para evitar su avinagrado. Se debe de evitar cocinar alimentos en materiales no aptos para este proceso, como son la loza de barro vidriada con greta de plomo, donde mediante estudios realizados en niños, arrojo como resultados que ellos tenían niveles altos de plomo en sangre, donde el 66.8% de las madres utilizaban el barro vidriado para cocinar; 36.4% para guardar el alimento y consumirlo después, y sólo 8.2% lo utilizan para tomar líquidos y esto repercutía en los hijos de las madres. Se puede presentar la intoxicación por plomo al consumir aves silvestres que hayan estado expuestas al metal, al igual que el consumo de cacao, donde mediante estudios se demostró que los valores mayores de plomo en los cultivos fueron 6,83 y 5,92 ppm. Ante esta intoxicación se utiliza comúnmente el succimero, debido a que es un potente agente quelante y puede eliminar este metal pesado del cuerpo. Bibliografía 1. Robles M. & Sabath E. (2014) Breve historia de la intoxicación por plomo: de la cultura egipcia al Renacimiento. Revista de Investigación Clínica. Vol. 66 (1). Pp. 88-91. 2. Rubio C. et al. (2004) El plomo como contaminante alimentario. Revista de Toxicología. Vol. 21 (2). Pp. 72-80. 3. López R. (2001) Anemia secundaria a intoxicación por plomo. Nuestra experiencia a propósito de 12 casos. Notas clínicas. Vol. 201. Pp. 390-393. 4. Charris V. et al.(2011) Intoxicación por plomo secundaria a alojamiento de esquirlas en el cuerpo. Acta medica colombiana. Vol. 36(4). Pp. 200-203.
  12. 12. 5. Ascione I. (2001) Intoxicación por plomo pediatría. Archivo de Pediatría Uruguay. Vol. 72 (2). Pp. 133-138. 6. López R. (2001) Anemia secundaria a intoxicación por plomo. Nuestra experiencia a propósito de 12 casos. Notas clínicas. Vol. 201. Pp. 390-393. 7. Castro J. (2013) NIVELES DE PLOMO EN GESTANTES Y NEONATOS EN LA CIUDAD DE LA OROYA, PERu. Revista peruana médica expediente de Salud Pública. Vol. 30 (3). Pp. 393-398. 8. López Jorge (2000). Intoxicación por plomo en niños menores de seis años en un Asentamiento Humano del Callao. Anales de la Facultad de medicina. Vol.61 (1). Pp. 37-47. 9. Meneses F. et al (2002) Niveles de plomo en sangre y factores de exposición en niños del estado de Morelos, México. Salud púbica de México. Vol. 45 (2). Pp. 203-207. 10. Rubio C. et al (2004) El plomo como contaminante alimentario. Revista de Toxicología. Vol. 21 (2). Pp. 72-80. 11. Torres L. et al (1999). Eliminación del plomo por curado casero. Salud Pública Mexico. Vol. 41. Pp. 106-108. 12. Díaz O. et al (2008). ESTUDIO DE LA CONCENTRACIÓN DE ARSÉNICO, MERCURIO, PLOMO Y FENANTRENO EN LA MACHA (Mesodesma donacium). IMPLICANCIAS ALIMENTARIAS Y TOXICOLOGICAS. Vol. 45 (1). Pp. 1-16. 13. Yuwei Y. et al (2018). Effect of sub- chronic exposure to lead (Pb) and Bacillus substilis on Carassius auratus gibelio: Bioaccumulation, antioxidant responses and ummune responses. Ecotoxicology and environmental Safety. Vol. 161. Pp. 755-762. 14. Luszczek E. et al (2013) Lead accumulation and elimination in tissues of Prussian carp, Carassius gibelio (Bloch, 1782), after long-term dietary exposure, and depuration periods. Environ Sci Pollut Res. Vol. 20. Pp.3122-3132. 15. Ramírez M. et al (2008) Metales pesados en trucha (Micropterus salmoides floridanus) de la presa Hanabanilla, Cuba. Revista científica de la sociedad española de Acuicultura. Vol.29. Pp.1-9. 16. Matos Matilde. (2015) Contaminantes de plomo en adn del ScartichthyS gigaS “pez borracho. Ciencias de la Salud. Vol. 2 (3). Pp. 281-288. 17. Vallverdú C. et al (2012) Intoxicación por munición de plomo en aves silvestres en España y medidas para reducir el riesgo. Revista Científica de ecología y medio ambiente. Vol. 22 (2). Pp. 61-67. 18. Ferreyra Hebe.(2011) Municiones de plomo y contaminación: Un viejo problema mundialmente conocido pero localmente desatendido. Hornero. Vol.26(1). Pp.65-72. 19. Sanchéz M. & Rengifo J. (2017) Evaluación del contenido de metales pesados (Cd y Pb) en diferentes edades y etapas fenológicas del cultivo de cacao en dos zonas del Alto Huallaga, Guánaco (Perú). Revista de Investigación de agroproducción sustentable. Vol. 1 (1). Pp. 87-94. 20. Tellez M. et al. (2017) Intoxicación por plomo y nivel de marginación en recién nacidos de Morelos, México. Salud pública de México. Vol. 59 (3). Pp. 218- 225. 21. Ortega M. (2014) Niveles de plomo y mercurio en muestra de carne de
  13. 13. pescado importado y local. Pediatria. Vol. 47 (3). Pp. 51-54. 22. Ascione I. et al. (2001) Intoxicación por plomo en pediatría. Archivo de Pediatria Uruguay. Vol. 72 (2). Pp. 133-138. 23. Fontana D. et al. (2013) INTOXICACIÓN POR PLOMO Y SU TRATAMIENTO FARMACOLOGICO. Revista de Salud pública. Vol.17(1). Pp.49-59. 24. Kirushanthi S. et al (2018). A comparative study of edetate calcium disodium and dimercaptosuccinic acid in the treatment of lead poisoning in adults. Clinical Toxicology. 10.1080/15563650.2018.1478424. Pp. 1- 6. 25. Caro M. & Solis A. (2013) Intoxicación crónica por plomo: presente en un caso clínico y revisión de la literatura. Asociación Costarricense de Pediatría. Vol. 11. Pp. 34-39. 26. Manzano C. et al. (2012) Efectos clínicos de los probióticos que dice la evidencia. Revista Chilena nutricional. Vol. 39 (1). Pp. 98-104. 27. Perez Y. et al (2013). Bioadsorción del plomo (II) por biomasa microbiana seca. Efecto del PH. Revista Cubana de química. Vol. 15 (1). Pp. 75-81. 28. Barrera M. (2012) Consumo de calcio: Evolución y situación actual. Revista de la Facultad de Medicina. Vol. 60 (1). Pp. 55. 29. Martínez Emilio (2016). El calcio, esencial para la salud. Nutrición hospitalaria. Vol. 33 (4). Pp. 26-31. 30. Botargues M. (2011). Riesgos y beneficios de la suplementación con calcio y con vitamina. Evid Act Pract Ambul. Vol. 14(3). Pp. 100-102. 31. Comité Nacional de Hematología, Oncología y Medicina Transfusional, Comité Nacional de Nutrición. (2017) Deficiencia de hierro y anemia ferropénica. Guía para su prevención, diagnóstico y tratamiento. Arch Argent Pediatr. Vol. 115 (4) Pp. 68-82. 32. Rubio C. et al (2013). El zinc: oligoelemento esencial. Nutrición Hospitalaria. Vol. 22 (1). Pp. 101-107. 33. Braakhuis A. et al (2012) Effect of Vitamin C Supplements on Physical Performance. Nutrition and Ergogenic Aids. Vol. 11 (4). Pp. 180-184.

×