SlideShare una empresa de Scribd logo

Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro o algo...

Relatos cortos

1 de 20
Descargar para leer sin conexión
Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro o algo...
1. EL DOMADOR DE MARIPOSAS
Durante mi infancia quise ser varias cosas, imagino que como la mayoría de niños,
pero fue al llegar a la adolescencia y tras mi primer desengaño amoroso cuando lo
tuve claro: domador de mariposas.
Pero por alguna extraña razón que aún no alcanzo a comprender, el destino fue
llevándome por otros derroteros, acabé matriculado en ingeniería en Madrid, de la
cual poco aprendí, y más tarde marketing y publicidad en Valencia, de la cual aún
guardo algún recuerdo.
Aun así la espina seguía clavada desde esa primera vez a los catorce años, donde
unas mariposas crecieron en mi estómago, alimentándose de besos furtivos y
vanas ilusiones, hasta que de repente un buen día se acabaron las vacaciones de
verano, ella volvió a su ciudad con una rápida despedida, y yo acabé teniendo el
estómago lleno de unas terribles orugas que me provocaron un dolor en todo el
cuerpo, acabando en el corazón.
Con 24 años esas mariposas ya habían repetido su proceso conmigo en tres
ocasiones, ya que aun estando prevenido por mí mismo, no había conseguido
controlarlas en ninguna ocasión.
Entonces decidí sacar tiempo de donde fuera para leer libros de psicología,
química, física, filosofía o cualquier cosa que pudiera ayudarme a entender
racionalmente el porqué de aquel fenómeno tan devastador.
Y lo conseguí. No puedo explicar cómo, ni tampoco intentaré jamás enseñar a
nadie a hacerlo.
Aprendí a domar mariposas.
ESAS mariposas.
Desde entonces mi vida ha sido mucho más tranquila, ordenada, controlada,
ausente de dolor.
Hasta que la conocí.
No fue al instante, por supuesto, porque si no habría usado una vez más mis dotes
de domesticador de mariposas… ¿Dónde vais? ¿Qué pretendéis? ¿No veis que
aquí no hay nada que hacer? Venga, fuera, nada de ilusiones, imaginación off,
alejad el atribuir a alguien mil y una virtudes donde no hay ni una décima parte…
Empezaron a crecer porque no las vi venir. Llegado un punto ya no te lo esperas,
la verdad.
Bueno, al fin y al cabo, las descubrí a tiempo, cuando todavía eran pocas y
pequeñas, y sería muy fácil acabar con ellas.
Pero oh, sorpresa, seguían creciendo, y no podía evitarlo. Yo, el gran y
desconocido domador de mariposas siendo vencido a estas alturas. No podía ser,
algo fallaba. Luchaba y luchaba. Y crecían y crecían.
Y entonces lo supe. Vi el motivo. Hablé con ellas, me lo explicaron todo.
“Hay dos tipos de mariposas, las que otra persona te mete en el estómago, y que
te puede meter de mil maneras, por los ojos, por la oídos o por la piel, y las que
crecen en ti. Nosotras somos las segundas”.
PUES ESTO NO VA A QUEDAR ASÍ, les dije gritando, furioso.
Seguí luchando, lo juro, haciendo todo lo que podía, pero entonces lo entendí.
“Es el fin” - es lo primero que pensé,- “está dentro de mí, es parte de mí, es como
un cáncer sin solución, cuando estas mariposas se conviertan en orugas el dolor
será insufrible, inhumano, y cuando llegue al corazón, moriré”.
Entonces hice lo único que podía hacer, me arranqué el corazón, y se lo di.
2. HISTORIAS
No sé qué voy a escribir en esta historia. Es más, creo que no hay historia. Y es
una pena porque lo que más me gustan son las historias, especialmente con final
feliz. O sin final.
Tal vez sea solo una descripción de una noche, de un momento, de algo que pasó
o que deseo que pase.
Y así empieza.
El móvil en la mano, como siempre, y esta vez también escuchando a Marea, un
grupo que me encanta. De repente apareces y te pones a mi lado, y me quitas un
auricular para saber que estoy oyendo. No te gusta mucho y lo sé, pero te quedas
escuchando.
https://www.youtube.com/watch?v=d28bMZFRen8&feature=youtu.be
Entonces yo, como era de esperar, a favor de todo pronóstico, te beso.
Ya sé que tú no quieres, que te gustan los guapos, los altos, los simpáticos… pero
a mí me gustas tú, y el no ya lo tengo.
Te apartas.
Pero no te enfadas, te ríes. Esa risa…
Tiro del auricular hacia mí para quitártelo del oído pero en vez de eso te agarras
fuerte y te acercas. Te miro. Te beso. El no ya lo tengo.
¿Qué haces? ¿Por qué no te apartas? ¿No ves que ahora no sé qué hacer? ¿O
sí…?
Sigo besándote, despacio, rozando tus labios con mí lengua, humedeciéndolos,
saboreándolos, muy despacio, me desvío hacia la barbilla para empezar a besarte
el cuello, aguantando las ganas de dar pequeños mordiscos, y me apartas.
Me señalas sonriendo el auricular. Escucho un anuncio, estaba con Spotify,
rápidamente cojo el móvil y busco otro grupo, algo que haya oído recientemente
para no perder ni un segundo más. Fall Out Boy. Seguro que más que Marea te
gustan. Subo el volumen. Mucho.
A menudo me gusta escuchar la música muy fuerte, me sube la adrenalina.
Publicidad

Recomendados

El regreso y la espera de R. Pfeiffer
El regreso y la espera de R. PfeifferEl regreso y la espera de R. Pfeiffer
El regreso y la espera de R. PfeifferCruella Devil
 
Sariak dbh narración
Sariak dbh narraciónSariak dbh narración
Sariak dbh narraciónxabieransola
 
Teoría de la existencia
Teoría de la existenciaTeoría de la existencia
Teoría de la existenciaKessler Pineda
 
Antología Z-Sides: Preámbulo de la I Antología Hispano-parlante del Apocalips...
Antología Z-Sides: Preámbulo de la I Antología Hispano-parlante del Apocalips...Antología Z-Sides: Preámbulo de la I Antología Hispano-parlante del Apocalips...
Antología Z-Sides: Preámbulo de la I Antología Hispano-parlante del Apocalips...LuisJoelCortez
 
ESCONDERSE EN LAS NUBES. CUENTO
ESCONDERSE EN LAS NUBES. CUENTOESCONDERSE EN LAS NUBES. CUENTO
ESCONDERSE EN LAS NUBES. CUENTOMansetic
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

¿Nos sobran los motivos? (Crónica de una huelga de hambre)
¿Nos sobran los motivos? (Crónica de una huelga de hambre)¿Nos sobran los motivos? (Crónica de una huelga de hambre)
¿Nos sobran los motivos? (Crónica de una huelga de hambre)Maxi De Diego Pérez
 
El tunel - Resumen por Cap.
El tunel - Resumen por Cap.El tunel - Resumen por Cap.
El tunel - Resumen por Cap.Aldana
 
Ejercicio de escritura en la Institucion Educativa Cristo Rey
Ejercicio de escritura en la Institucion Educativa Cristo ReyEjercicio de escritura en la Institucion Educativa Cristo Rey
Ejercicio de escritura en la Institucion Educativa Cristo ReyGuayabal15
 
Noticia de la mujer que no quería salir de la cárcel
Noticia de la mujer que no quería salir de la cárcelNoticia de la mujer que no quería salir de la cárcel
Noticia de la mujer que no quería salir de la cárcelMaxi De Diego Pérez
 
Expresión corporal y creación textual
Expresión corporal y creación textualExpresión corporal y creación textual
Expresión corporal y creación textualMaxi De Diego Pérez
 
Bucay, jorge recuentos para demián
Bucay, jorge   recuentos para demiánBucay, jorge   recuentos para demián
Bucay, jorge recuentos para demiánAngel Enrique
 
PAPELUCHO Y EL MARCIANO
PAPELUCHO Y EL MARCIANOPAPELUCHO Y EL MARCIANO
PAPELUCHO Y EL MARCIANOSara Garrido
 
Ana la pelota humana
Ana la pelota humana   Ana la pelota humana
Ana la pelota humana DayanaAnahi
 

La actualidad más candente (12)

¿Nos sobran los motivos? (Crónica de una huelga de hambre)
¿Nos sobran los motivos? (Crónica de una huelga de hambre)¿Nos sobran los motivos? (Crónica de una huelga de hambre)
¿Nos sobran los motivos? (Crónica de una huelga de hambre)
 
El tunel - Resumen por Cap.
El tunel - Resumen por Cap.El tunel - Resumen por Cap.
El tunel - Resumen por Cap.
 
Cuentos para reir
Cuentos para reirCuentos para reir
Cuentos para reir
 
Me Dijeron (Pablo Peña de la Hoz)
Me Dijeron (Pablo Peña de la Hoz)Me Dijeron (Pablo Peña de la Hoz)
Me Dijeron (Pablo Peña de la Hoz)
 
Ejercicio de escritura en la Institucion Educativa Cristo Rey
Ejercicio de escritura en la Institucion Educativa Cristo ReyEjercicio de escritura en la Institucion Educativa Cristo Rey
Ejercicio de escritura en la Institucion Educativa Cristo Rey
 
Poderosa
PoderosaPoderosa
Poderosa
 
Noticia de la mujer que no quería salir de la cárcel
Noticia de la mujer que no quería salir de la cárcelNoticia de la mujer que no quería salir de la cárcel
Noticia de la mujer que no quería salir de la cárcel
 
Expresión corporal y creación textual
Expresión corporal y creación textualExpresión corporal y creación textual
Expresión corporal y creación textual
 
Narrativa literaria para escritores aficionados: Un conflicto que viene de lejos
Narrativa literaria para escritores aficionados: Un conflicto que viene de lejosNarrativa literaria para escritores aficionados: Un conflicto que viene de lejos
Narrativa literaria para escritores aficionados: Un conflicto que viene de lejos
 
Bucay, jorge recuentos para demián
Bucay, jorge   recuentos para demiánBucay, jorge   recuentos para demián
Bucay, jorge recuentos para demián
 
PAPELUCHO Y EL MARCIANO
PAPELUCHO Y EL MARCIANOPAPELUCHO Y EL MARCIANO
PAPELUCHO Y EL MARCIANO
 
Ana la pelota humana
Ana la pelota humana   Ana la pelota humana
Ana la pelota humana
 

Destacado

"Condições para ampliação da comercialização de produtos orgânicos da agricul...
"Condições para ampliação da comercialização de produtos orgânicos da agricul..."Condições para ampliação da comercialização de produtos orgânicos da agricul...
"Condições para ampliação da comercialização de produtos orgânicos da agricul...Cepagro
 
First draft script
First draft scriptFirst draft script
First draft scripttaiam98
 
đườNg thảng và mặt phẳng trong không gian
đườNg thảng và mặt phẳng trong không gianđườNg thảng và mặt phẳng trong không gian
đườNg thảng và mặt phẳng trong không gianThế Giới Tinh Hoa
 
СДЕЛКИ РОССИЙСКИХ КОМПАНИЙ С КОНТРАГЕНТАМИ ТАМОЖЕННОГО СОЮЗА
СДЕЛКИ РОССИЙСКИХ КОМПАНИЙ С КОНТРАГЕНТАМИ ТАМОЖЕННОГО СОЮЗАСДЕЛКИ РОССИЙСКИХ КОМПАНИЙ С КОНТРАГЕНТАМИ ТАМОЖЕННОГО СОЮЗА
СДЕЛКИ РОССИЙСКИХ КОМПАНИЙ С КОНТРАГЕНТАМИ ТАМОЖЕННОГО СОЮЗАBDA
 
список делегации подробный
список делегации подробныйсписок делегации подробный
список делегации подробныйBDA
 
Итоги деятельности ОАО «Аэропорт Толмачево»
Итоги деятельности ОАО «Аэропорт Толмачево»Итоги деятельности ОАО «Аэропорт Толмачево»
Итоги деятельности ОАО «Аэропорт Толмачево»BDA
 
Sesion arte
Sesion arteSesion arte
Sesion arteyessi56
 
Du pont 2010 small scale
Du pont 2010 small scaleDu pont 2010 small scale
Du pont 2010 small scaleBDA
 
Thi thử toán chuyên nguyễn huệ 2012 lần 3 k d
Thi thử toán chuyên nguyễn huệ 2012 lần 3 k dThi thử toán chuyên nguyễn huệ 2012 lần 3 k d
Thi thử toán chuyên nguyễn huệ 2012 lần 3 k dThế Giới Tinh Hoa
 
Thi thử toán quỳnh lưu 2 na 2012 lần 2 k d
Thi thử toán quỳnh lưu 2 na 2012 lần 2 k dThi thử toán quỳnh lưu 2 na 2012 lần 2 k d
Thi thử toán quỳnh lưu 2 na 2012 lần 2 k dThế Giới Tinh Hoa
 
מצגת המשמרות המקומיים 11.2014
מצגת המשמרות המקומיים 11.2014מצגת המשמרות המקומיים 11.2014
מצגת המשמרות המקומיים 11.2014Hemi Shturman
 
6ª feira – semana das crianças
6ª feira – semana das crianças6ª feira – semana das crianças
6ª feira – semana das criançaseebtmv
 

Destacado (20)

"Condições para ampliação da comercialização de produtos orgânicos da agricul...
"Condições para ampliação da comercialização de produtos orgânicos da agricul..."Condições para ampliação da comercialização de produtos orgânicos da agricul...
"Condições para ampliação da comercialização de produtos orgânicos da agricul...
 
First draft script
First draft scriptFirst draft script
First draft script
 
A primeira guerra mundial
A primeira guerra mundialA primeira guerra mundial
A primeira guerra mundial
 
bear_filled
bear_filledbear_filled
bear_filled
 
Bài tập mũ và logarit
Bài tập mũ và logaritBài tập mũ và logarit
Bài tập mũ và logarit
 
đườNg thảng và mặt phẳng trong không gian
đườNg thảng và mặt phẳng trong không gianđườNg thảng và mặt phẳng trong không gian
đườNg thảng và mặt phẳng trong không gian
 
СДЕЛКИ РОССИЙСКИХ КОМПАНИЙ С КОНТРАГЕНТАМИ ТАМОЖЕННОГО СОЮЗА
СДЕЛКИ РОССИЙСКИХ КОМПАНИЙ С КОНТРАГЕНТАМИ ТАМОЖЕННОГО СОЮЗАСДЕЛКИ РОССИЙСКИХ КОМПАНИЙ С КОНТРАГЕНТАМИ ТАМОЖЕННОГО СОЮЗА
СДЕЛКИ РОССИЙСКИХ КОМПАНИЙ С КОНТРАГЕНТАМИ ТАМОЖЕННОГО СОЮЗА
 
список делегации подробный
список делегации подробныйсписок делегации подробный
список делегации подробный
 
pikk ilu soeng
pikk ilu soengpikk ilu soeng
pikk ilu soeng
 
Loyola
LoyolaLoyola
Loyola
 
Итоги деятельности ОАО «Аэропорт Толмачево»
Итоги деятельности ОАО «Аэропорт Толмачево»Итоги деятельности ОАО «Аэропорт Толмачево»
Итоги деятельности ОАО «Аэропорт Толмачево»
 
Sesion arte
Sesion arteSesion arte
Sesion arte
 
Du pont 2010 small scale
Du pont 2010 small scaleDu pont 2010 small scale
Du pont 2010 small scale
 
Thi thử toán chuyên nguyễn huệ 2012 lần 3 k d
Thi thử toán chuyên nguyễn huệ 2012 lần 3 k dThi thử toán chuyên nguyễn huệ 2012 lần 3 k d
Thi thử toán chuyên nguyễn huệ 2012 lần 3 k d
 
Thi thử toán quỳnh lưu 2 na 2012 lần 2 k d
Thi thử toán quỳnh lưu 2 na 2012 lần 2 k dThi thử toán quỳnh lưu 2 na 2012 lần 2 k d
Thi thử toán quỳnh lưu 2 na 2012 lần 2 k d
 
Nikon Shop-in-Shop
Nikon Shop-in-ShopNikon Shop-in-Shop
Nikon Shop-in-Shop
 
מצגת המשמרות המקומיים 11.2014
מצגת המשמרות המקומיים 11.2014מצגת המשמרות המקומיים 11.2014
מצגת המשמרות המקומיים 11.2014
 
Bdt nesbit
Bdt nesbitBdt nesbit
Bdt nesbit
 
Sansmriti OND Qtr 2009
Sansmriti OND Qtr 2009Sansmriti OND Qtr 2009
Sansmriti OND Qtr 2009
 
6ª feira – semana das crianças
6ª feira – semana das crianças6ª feira – semana das crianças
6ª feira – semana das crianças
 

Similar a Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro o algo...

Similar a Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro o algo... (20)

T
TT
T
 
Invisible - Eloy Moreno.pdf
Invisible - Eloy Moreno.pdfInvisible - Eloy Moreno.pdf
Invisible - Eloy Moreno.pdf
 
Tecnicas literarias
Tecnicas literariasTecnicas literarias
Tecnicas literarias
 
Modern Monster
Modern MonsterModern Monster
Modern Monster
 
Usw3
Usw3Usw3
Usw3
 
Algo tan trivial 1er cap
Algo tan trivial 1er capAlgo tan trivial 1er cap
Algo tan trivial 1er cap
 
El Mapa del Autoestima - Martin Ross.pdf
El Mapa del Autoestima - Martin Ross.pdfEl Mapa del Autoestima - Martin Ross.pdf
El Mapa del Autoestima - Martin Ross.pdf
 
Usw2
Usw2Usw2
Usw2
 
Usw1
Usw1Usw1
Usw1
 
Frustraciones
FrustracionesFrustraciones
Frustraciones
 
¡Vaya Mierda! Fanzine Noviembre 2014
¡Vaya Mierda! Fanzine Noviembre 2014¡Vaya Mierda! Fanzine Noviembre 2014
¡Vaya Mierda! Fanzine Noviembre 2014
 
culpa nuestra.pdf.pdf
culpa nuestra.pdf.pdfculpa nuestra.pdf.pdf
culpa nuestra.pdf.pdf
 
Tiempo libre
Tiempo libreTiempo libre
Tiempo libre
 
Copia_de_Cuando-No-Queden-Mas-Estrellas-Que-Contar-Maria-Martinez.pdf
Copia_de_Cuando-No-Queden-Mas-Estrellas-Que-Contar-Maria-Martinez.pdfCopia_de_Cuando-No-Queden-Mas-Estrellas-Que-Contar-Maria-Martinez.pdf
Copia_de_Cuando-No-Queden-Mas-Estrellas-Que-Contar-Maria-Martinez.pdf
 
Mi chivo expiatorio (autoguardado) (1)
Mi chivo expiatorio (autoguardado) (1)Mi chivo expiatorio (autoguardado) (1)
Mi chivo expiatorio (autoguardado) (1)
 
Cuentos cortos del caracol
Cuentos cortos del caracolCuentos cortos del caracol
Cuentos cortos del caracol
 
La noche del oráculo
La noche del oráculoLa noche del oráculo
La noche del oráculo
 
Manual de la perfecta cabrona
Manual de la perfecta cabronaManual de la perfecta cabrona
Manual de la perfecta cabrona
 
2015 diario de viaje
2015 diario de viaje2015 diario de viaje
2015 diario de viaje
 
Mi Otro Yo Viene De Otro - Rafael Bejarano
Mi Otro Yo Viene De Otro - Rafael BejaranoMi Otro Yo Viene De Otro - Rafael Bejarano
Mi Otro Yo Viene De Otro - Rafael Bejarano
 

Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro o algo...

  • 2. 1. EL DOMADOR DE MARIPOSAS
  • 3. Durante mi infancia quise ser varias cosas, imagino que como la mayoría de niños, pero fue al llegar a la adolescencia y tras mi primer desengaño amoroso cuando lo tuve claro: domador de mariposas. Pero por alguna extraña razón que aún no alcanzo a comprender, el destino fue llevándome por otros derroteros, acabé matriculado en ingeniería en Madrid, de la cual poco aprendí, y más tarde marketing y publicidad en Valencia, de la cual aún guardo algún recuerdo. Aun así la espina seguía clavada desde esa primera vez a los catorce años, donde unas mariposas crecieron en mi estómago, alimentándose de besos furtivos y vanas ilusiones, hasta que de repente un buen día se acabaron las vacaciones de verano, ella volvió a su ciudad con una rápida despedida, y yo acabé teniendo el estómago lleno de unas terribles orugas que me provocaron un dolor en todo el cuerpo, acabando en el corazón. Con 24 años esas mariposas ya habían repetido su proceso conmigo en tres ocasiones, ya que aun estando prevenido por mí mismo, no había conseguido controlarlas en ninguna ocasión. Entonces decidí sacar tiempo de donde fuera para leer libros de psicología, química, física, filosofía o cualquier cosa que pudiera ayudarme a entender racionalmente el porqué de aquel fenómeno tan devastador. Y lo conseguí. No puedo explicar cómo, ni tampoco intentaré jamás enseñar a nadie a hacerlo. Aprendí a domar mariposas. ESAS mariposas. Desde entonces mi vida ha sido mucho más tranquila, ordenada, controlada, ausente de dolor. Hasta que la conocí. No fue al instante, por supuesto, porque si no habría usado una vez más mis dotes de domesticador de mariposas… ¿Dónde vais? ¿Qué pretendéis? ¿No veis que aquí no hay nada que hacer? Venga, fuera, nada de ilusiones, imaginación off, alejad el atribuir a alguien mil y una virtudes donde no hay ni una décima parte… Empezaron a crecer porque no las vi venir. Llegado un punto ya no te lo esperas, la verdad.
  • 4. Bueno, al fin y al cabo, las descubrí a tiempo, cuando todavía eran pocas y pequeñas, y sería muy fácil acabar con ellas. Pero oh, sorpresa, seguían creciendo, y no podía evitarlo. Yo, el gran y desconocido domador de mariposas siendo vencido a estas alturas. No podía ser, algo fallaba. Luchaba y luchaba. Y crecían y crecían. Y entonces lo supe. Vi el motivo. Hablé con ellas, me lo explicaron todo. “Hay dos tipos de mariposas, las que otra persona te mete en el estómago, y que te puede meter de mil maneras, por los ojos, por la oídos o por la piel, y las que crecen en ti. Nosotras somos las segundas”. PUES ESTO NO VA A QUEDAR ASÍ, les dije gritando, furioso. Seguí luchando, lo juro, haciendo todo lo que podía, pero entonces lo entendí. “Es el fin” - es lo primero que pensé,- “está dentro de mí, es parte de mí, es como un cáncer sin solución, cuando estas mariposas se conviertan en orugas el dolor será insufrible, inhumano, y cuando llegue al corazón, moriré”. Entonces hice lo único que podía hacer, me arranqué el corazón, y se lo di.
  • 6. No sé qué voy a escribir en esta historia. Es más, creo que no hay historia. Y es una pena porque lo que más me gustan son las historias, especialmente con final feliz. O sin final. Tal vez sea solo una descripción de una noche, de un momento, de algo que pasó o que deseo que pase. Y así empieza. El móvil en la mano, como siempre, y esta vez también escuchando a Marea, un grupo que me encanta. De repente apareces y te pones a mi lado, y me quitas un auricular para saber que estoy oyendo. No te gusta mucho y lo sé, pero te quedas escuchando. https://www.youtube.com/watch?v=d28bMZFRen8&feature=youtu.be Entonces yo, como era de esperar, a favor de todo pronóstico, te beso. Ya sé que tú no quieres, que te gustan los guapos, los altos, los simpáticos… pero a mí me gustas tú, y el no ya lo tengo. Te apartas. Pero no te enfadas, te ríes. Esa risa… Tiro del auricular hacia mí para quitártelo del oído pero en vez de eso te agarras fuerte y te acercas. Te miro. Te beso. El no ya lo tengo. ¿Qué haces? ¿Por qué no te apartas? ¿No ves que ahora no sé qué hacer? ¿O sí…? Sigo besándote, despacio, rozando tus labios con mí lengua, humedeciéndolos, saboreándolos, muy despacio, me desvío hacia la barbilla para empezar a besarte el cuello, aguantando las ganas de dar pequeños mordiscos, y me apartas. Me señalas sonriendo el auricular. Escucho un anuncio, estaba con Spotify, rápidamente cojo el móvil y busco otro grupo, algo que haya oído recientemente para no perder ni un segundo más. Fall Out Boy. Seguro que más que Marea te gustan. Subo el volumen. Mucho. A menudo me gusta escuchar la música muy fuerte, me sube la adrenalina.
  • 7. Sírvanse a escuchar las canciones a partir de aquí y mientras leen, al volumen más alto posible. https://www.youtube.com/watch?v=u_1zucZh2ZU Me besas. Me aparto. Sonrío. Nos besamos. Te aparto el pelo porque voy a seguir donde lo había dejado, en ese cuello que me grita en silencio que lo bese, lo muerda, la acaricie, mientras mi mano toca tu culo, lo agarra… y yo beso ahora de nuevo tu boca, sin miramientos, con prisas, sin pausas, es hora de quitarnos los auriculares, sino sería imposible despojarnos de la parte de arriba. Fuera también la de abajo. Conjunto negro de encaje. Lo que veo es belleza, pura y dura, y lo será siempre. Toco, acaricio más, atraigo hacia mi todo tu cuerpo, lo beso, lo recorro todo con mis manos, con mi boca, tus pechos, duros, erizados, entran en mi boca como si fuera su lugar habitual, me separo para mirarte, enrollo los cables del auricular alrededor de ellos, te veo mientras te miras, mientras tu color de piel sube en la escala de rojos un par de tonos, te acaricio el cuello, te beso de nuevo, hasta que creo que es hora de decirle fuera al culotte. Lo acompaño hasta que sale por los pies, aprovechando para besar tus interminables piernas hasta el final... en ese momento el cable del auricular no daba más se me cae justo donde iba a llevar mi boca y mi lengua al regresar de tus pies. Me lo pongo de nuevo. https://www.youtube.com/watch?v=L0V6l_NXheA Por un oído la canción a todo volumen, por el otro tus gemidos in crescendo. Jamás he oído una sinfonía mejor, más embriagadora. Entonces me deslizo rápido hacia ti, ya no hay posibilidad de escapar, estoy ahí, contigo, en medio de un calor indescriptible y delicioso, nos movemos al compás, realizamos un baile perfecto, lento, rápido, despacio, fuerte… y acabamos juntos la canción. - Creía que no querrías, que me dirías que no. - Jajajaja, que tonto eres, diez años juntos y aún con esas.
  • 9. Se despertó como todos los días, fue al baño, se miró al espejo, y se vio a sí mismo confuso por el extraño olor que percibía. Era un olor diferente, no le recordaba absolutamente a nada que hubiera olido antes. El primero reflejo fue olerse a sí mismo. El segundo buscar con la mirada el posible responsable sin encontrar nada. Volvió a la habitación y el olor también estaba ahí. Se vistió y fue a la cocina. Y el olor también estaba allí. Y por el pasillo. Estaba en toda la casa. Salió hacia el trabajo y su extrañeza pasó a preocupación, ya que el olor seguía en el ascensor. También el garaje. Y dentro del coche. Sentado en él la preocupación pasó a miedo. - …la fantosmia asociada con este tipo de infección suele tener una corta duración y por lo general desaparece. Sin embargo tengo que decirle que tiene otras causas, más graves, como… Miedo. - …epilepsia, Parkinson, Alzheimer o tumores cerebrales. Lo primero, como siempre, es descartar todas estas con un análisis y ya iremos viendo… El médico siguió hablando pero no él dejó de escuchar. La idea de no ver crecer a sus hijas era su único pensamiento. Terror. Esa mañana no volvió a su trabajo. Al pensamiento inicial se le había sumado otro que no podía quitarse de ninguna manera de la cabeza: “No quiero morir sin vivir, no quiero morir sin vivir, no quiero sin vivir…” A ese pensamiento corrieron rápido otros, una innumerable cantidad de cosas que seguramente ya no podría ni soñar con hacer: tomar cerveza en una taberna de Dublín, ver un partido de la NBA en Nueva York, bucear en Sudáfrica, recorrer Marruecos en moto, lanzarse en paracaídas, escribir un libro… Lloró. Lloró mucho. Hasta que se convirtió en rabia. Mucha rabia. Se maldijo a sí mismo con las peores maldiciones, hasta convencerse de que se lo merecía ya que era algo que había pensado toda su vida: vivir antes de que sea demasiado tarde. Como ahora. ¿Cuánto tiempo le quedaría? - …como le dije, después de descartar posibles infecciones, se le hizo otra analítica con los marcadores tumorales, y el resultado ha sido… ahora queda… … leer los libros pendientes, probar comidas exóticas, pasear, conocer personas en persona, besar otras bocas, hacer realidad fantasías…
  • 10. - …después del resultado de la biopsia, tenemos que hacerle una tomografía computada para ver el... y decidir si… Desde aquella mañana no había dejado de percibir ese olor. Había pasado un mes, el peor de su vida. Cada día con la angustia de saber si le quedaba una incierta cantidad de tiempo de vida como a la mayoría, o si esa incierta cantidad además ya estaba sentenciada. Cuatro meses después se había acostumbrado al olor, casi no se acordaba de él, a la vez que, sin saber ni el cómo ni el por qué, mientras le envolvían la rabia y la más terrible de las incertidumbres, había vuelto a su rutina. Tenía muchas responsabilidades y no podía abandonarlas todas por una posibilidad sin certeza. Creyó decidir que la mejor opción era esperar. Si todo apuntaba mal, a malas tendría un par de meses para vivir la vida locamente, para hacer todo lo que aún no se atrevía a hacer. - …se da la paradoja que a menor edad las células se reproducen más deprisa, y eso incluye tanto las buenas que nos mantienen jóvenes, como, desgraciadamente, las malas, por eso en su caso estamos hablando de… Justo un mes después, tumbado en aquella habitación, se centró en percibir el olor, en hacerlo bueno, en apreciarlo, en disfrutarlo y, cuando por fin creyó conseguirlo, dejó de oler. “…no quiero morir sin vivir, no quiero morir sin vivir, no quier”
  • 12. Quien piense que la química no influye en nuestra vida no tiene ni puta idea de nada. La química produce reacciones. Os cuento. ¿Era guapa? No. Bueno, tal vez a su manera. ¿Un cuerpo bien proporcionado? Digamos que de manera aceptable. ¿Una bonita sonrisa, sentido del humor, inteligente, buena persona? Eso sí, menos mal. Pero no la aguanto. Y allí estaba yo, urdiendo un nuevo plan, deseando que a la tercera fuera la vencida. El primero había sido demasiado simple, y además como no podía ser de otra manera vino acompañado con discusiones. - Cariño, en cuanto vuelvas del trabajo podrías ducharte a conciencia y echarte todo el desodorante que puedas. Joder, aun me pregunto cómo se puede ser tan gilipollas. Aun así conseguí que lo hiciera. Pero no funcionó. Para el segundo intento ya me esforcé un poco más en planearlo. Aunque eso sí, no puedo evitar pensar que soy gilipollas. Me pasé tres días en casa con la nariz embadurnada en Vicks Vaporus. Qué bien huele. Y lo importante, no me dejaba olerla a ella. Pero tampoco funcionó. Al menos esta vez sólo tuve que contarle una mentira. No funcionó pero sí me ayudó a entender el porqué. El problema era la química. No sólo el olor, que era lo que yo percibía claramente. Tenía que conseguir que su organismo cambiara de alguna manera la producción de esos agentes químicos que producían ese efecto. - El médico me ha mandado un complejo vitamínico que dice que es una maravilla. Anda, pruébalo tú también. El compuesto de sus pastillas era clorofilina de cobre. Tenía que funcionar. Esta noche vendría tarde del trabajo, y era el momento de saber si funcionaría. Los dos algo cansados, después de cenar nos sentamos en el sofá a ver juntos la tele Bueno, en realidad a mirar cada uno su smartphone… - ¿Qué haces?
  • 13. Me pregunta. Yo, disimulando vuelvo a darle una patadita suave en la pierna. Mal vamos. - ¿Qué te pasa? Vuelve a preguntarme. Decido dejar el teléfono en la mesa y acercarme a ella. - ¿Te lo digo en el oído? Parezco estúpido. La voy a cagar, lo sé. Tengo la sensación que no ha funcionado. Demasiado tarde, demasiado cerca. Comienzo a morderle el cuello, justo debajo de la oreja. Sonríe, se estremece. ¿No se lo esperaba? No lo creo. Sigo recorriendo su cuello, mordiéndolo poco a poco. Mi mano izquierda se desliza hasta su nuca, no puede huir. Mi mano derecha agarra su cintura, ya es mía. Subo a sus labios que beso con pasión. Necesito morder fuerte sus labios pero ya sé que no debo hacerlo. Mi mano derecha ya está levantando su blusa, lo nota, y en un segundo de perfecto compas entre los dos ya está fuera. Para el sujetador necesito medio segundo. Quería tocar sus pechos con mis manos, pero mi boca ya ha llegado. Creo que mi cerebro desconecto hace rato. Me empuja hacia atrás, me mira, y casi me arranca la camisa. Me la quito yo, creo, porque también le estoy quitando el pantalón. El vientre se levanta hacia mí, y mi boca sale de nuevo a su encuentro, recorriéndolo, sin pausa, con ansía. Vuelve a empujarme, me tumba boca arriba. Creo que su cerebro también ha desconectado. Me quita el pantalón, comienza a lamerme. Me levanto, dejándola semitumbada boca abajo. Veamos quien come a quien. Me coloco detrás de ella, culo para arriba, y comienzo a lamer. Ese es el gemido, lo sé, es hora de entrar. No podía contenerme más, iba a explotar. Le di la vuelta, le sujete las manos, fuerte contra el sofá, y comencé a moverme, despacio, para ver sus ojos, para notar sus gritos, y con fuerza ahora, con ansía, porque sé que el mundo se acaba en este momento. Descansamos unos minutos en el sofá. Ella me decía algo, pero no la escuchaba. Yo pensaba en la química. Qué cojones tendrá que provoca esta reacción en mí. No era sólo el olor, como pensaba al principio, lo que me volvía loco. Pero ya no estaba tan seguro que fuera la química. Porque guapa no era. Bueno, a su manera. Su cuerpo, aceptable. ¿A ver si era porque era buena persona, inteligente, con sentido del humor y tenía una bonita sonrisa?
  • 14. 5. LA CUADRATURA DEL CÍRCULO
  • 15. - Cari, ¿crees que estoy gorda? Estábamos cenando en un restaurante, y yo acababa de ver en otra mesa a alguien que no debería estar ahí. - No amor, te lo he dicho un montón de veces ya. Y además a mí no me gustan las mujeres muy delgadas. - Eso quiere decir que te gustan rellenitas, por lo tanto, yo estoy rellenita, o tal vez gorda. - Ojalá estuvieras un poquito más gorda para ponerte una tabla de ejercicios de dos polvos diarios. - Jijijiji, que cosas dices. - Pide dos postres y empezamos esta noche. Se reía. Llevábamos ya tres años juntos y sabía cómo hacerlo. Lo pasábamos bien. - De todas formas tenemos que hablar. Se puso muy seria de repente. Un tenemos que hablar, joder. - ¿De qué? - ¿Antes podrías decirme quien es aquella mujer? Ya la has mirado disimuladamente tres veces. - ¿Quién? ¿Aquella? Creo que es una antigua compañera de trabajo - ¿Y porque no te acercas a saludarla? - Ya me conoces, sabes que no soy muy sociable Volvió a mirarla. Tarde o temprano se daría cuenta y ella nos miraría a nosotros. - Creo que no es una antigua compañera de trabajo… - ¿Por qué piensas eso? - Porque creo es una antigua aventura - No, no lo es
  • 16. Ya está, ella nos había visto. - ¿Has visto como nos ha mirado? En serio vas a seguir diciendo es una antigua compañera del trabajo - No, no voy a seguir mintiendo - ¿Tienes una aventura con ella? - No - Pero tienes una aventura con alguien ¿verdad? - Sí - ¿Con quién? - Contigo. Esa de ahí es mi mujer. - Eres un enorme y grandísimo hijo de puta. Me das asco. Todos sois iguales. Confiaba en ti… Se hizo el silencio. Yo sabía que cualquier cosa que dijera sería un error. Pero no pude más. - ¿Todavía tenemos que hablar? - Sí, estoy con otro. Quería decírtelo antes. - Claro - Es cierto - ¿No lo dices para vengarte? - No. Además lo conoces - ¿Quién es? - Tu amigo Andrés - ¿En serio? No te creo - ¿Por qué es gay?
  • 17. - Exactamente - Pues ya no lo es. Dice que estaba liado, equivocado, confuso, pasando por una etapa de descubrimiento, buscando un cariño que le resultaba fácil de encontrar… - No me lo creo. - También me contó otra cosa. Que hace tiempo estuvisteis juntos, fuisteis amantes durante casi dos años - No es cierto - ¿No? - Todavía lo somos - ¿Qué? - Es cierto - ¿No lo dices para vengarte? - No. - ¿Y lo sabe tu mujer? - Se lo has contado tu ¿verdad? - ¿Qué? - Y seguro que está aquí porque tú le has dicho que viniera… - Es cierto, sabía lo de tu mujer. Y ella sabe que tuviste una relación con otro hombre, pero no que aun la tienes. En ese momento ambos miramos a Laura, mi mujer, que se acercaba tranquila hacia nosotros. - Luis, te dejo, y quiero el divorcio. Me voy a vivir con Andrés. Vamos a casarnos. Adiós.
  • 19. Nunca habría imaginado que Emma, mi esposa, contaría tan bien mis hazañas por África. - ¡Pedro, Carla, carta de papa! Siempre dejaban cualquier cosa que estuvieran haciendo y aparecían al instante como por arte de magia. Ojos abiertos como platos, sonrisas como lunas crecientes… - Ya, mama, lee, rápido, rápido” Hacía ya un año que me había ido. “Hola hijos, hola Pedro, hola Carla, hola Emma. Lo primero ya lo sabéis…” - ¡Nos quieres mucho y nos echas muchísimo de menos!” Gritaron contentos al unísono los dos. “…os quiero mucho y os echo muchísimo de menos. ¿Sabéis que ha pasado esta semana? El lunes llegó un paquete con vacunas. Vosotros seguro que sabéis lo que son, pero aquí no tenían ni idea, ¡y había que pincharles! En fin, ha sido difícil y a la vez divertido convencerles poco a poco de que era bueno para ellos, pero lo conseguimos y ahora la mayoría no estarán más sanos. Y sabéis lo que pasó también, ¿os acordáis que había un tigre que se acercaba por las noches y rugía y todo el mundo tenía mucho miedo?...” - ¡Sí! “…pues un día paseando ¡me lo encontré! ¡Lo tenía justo enfrente!...” Ojos enormes, bocas abiertas. “… y el tigre me vio, y me atacó, pero yo me defendí, lo agarré del cuello, lo inmovilicé y le miré directamente a los ojos, ¿y sabéis qué? …” Los niños se abrazaban, nerviosos pero sobre todo entusiasmados. “… el tigre también tenía miedo. Le hablé, le dije que asustaba a la gente del poblado, y creo que me dijo que era porque él les tenía miedo, y no quería que se acercaran a él por la noche. Hijos, no tengáis miedo de nada, el miedo no es bueno. Pedro, no existen los monstruos que viven en la oscuridad. La oscuridad no es mala. Sólo es que la luz también se va a dormir. Carla, no tengas miedo de
  • 20. hablar con otras niñas, si eres valiente y te lo propones, nada ni nadie, ni un tigre siquiera puede hacerte daño.” Cuando supe que tenía que irme tuve mucho miedo, un miedo atroz. Sobre todo por saber que no podría volver. “Hijos, es muy duro estar aquí sin vosotros, pero sabéis que no pude evitarlo. Aquí me encuentro muchos niños como vosotros, a los que les gusta jugar, divertirse, comer dulces y chocolate, estar con sus padres. Pero no tienen nada, no tienen juguetes, no tienen chocolate, y muchas veces no tienen padres. Sois afortunados por estar con mamá. Espero volver pronto. Os quiero mucho. Papá” - Mamá, ¿papá es un héroe verdad? - Nunca lo dudes. Siempre lloraban un poco al final de cada carta. Lloraban con una sonrisa. Quiero pensar que más de felicidad y orgullo, que no de pena. Pero se estaban haciendo mayores y seguro que no tardaría mucho en llegar la última carta. La de la despedida. Había tenido una vida tranquila, normal. Había estudiado, había trabajado, me había casado y había tenido dos hijos. Tenía una rutina, tenía todo planeado, un plan de jubilación. “Emma, no me quiero ir así. Al menos para mis hijos. Quiero que me recuerden siempre. Quiero seguir viviendo en ellos un poco más” Ya hace un año que me fui. Nunca he estado en África. Pero creo que para cuando llegue la última carta, la de mi muerte, ya seré inmortal en sus recuerdos.