Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Informe feminicidio por prostitución en España 2010-2012

Entre 2010 y 2012 fueron asesinadas al menos 20 mujeres que ejercían la prostitución, 19 a manos de hombres y una por una mujer. En nuestra base de datos, Geofeminicidio, hemos clasificado 17 de los casos como feminicidios por prostitución (14 cometidos por clientes) y otros dos como feminicidios íntimos (perpetrados por parejas de las víctimas).

  • Sé el primero en comentar

Informe feminicidio por prostitución en España 2010-2012

  1. 1. FEMINICIDIO POR PROSTITUCIÓN EN ESPAÑA: VIOLENCIA DE GÉNERO IGNORADA Entre 2010 y 2012 fueron asesinadas al menos 20 mujeres que ejercían la prostitución, 19 a manos de hombres y una por una mujer. En nuestra base de datos, Geofeminicidio, hemos clasificado 17 de los casos como feminicidios por prostitución (14 cometidos por clientes) y otros dos como feminicidios íntimos (perpetrados por parejas de las víctimas). Siete casos se registraron en Andalucía, seis en Valencia, cuatro en Cataluña, uno en Madrid y uno en Castilla-La Mancha. En las noticias no se abordaron como crímenes de violencia de género. Solo uno forma parte de las cifras oficiales y en tres casos no están resueltos. Sebastiano del Piombo, Martirio de Santa Águeda, 1520 Graciela Atencio / Análisis de datos: Charo Marcos / Síntesis hemerográfica: Noemí García Cabezas / Diseño: Francisco Gatica CRÍMENES MACHISTAS QUE NO IMPORTAN El feminicidio por prostitución es un crimen frecuente en las sociedades patriarcales. Sin embargo las estadísticas de asesinatos de mujeres por razones de género no lo visibilizan. ¿Cuántas mujeres que ejercen la prostitución fueron asesinadas entre los años 2010 y 2012? Nuestra investigación hemerográfica y análisis estadístico intentan aportar información que pueda ser utilizada en el debate que sostienen la academia, los medios de comunicación, ONGs feministas y de derechos humanos y un sector de la ciudadanía: ¿qué hacer con la prostitución? ¿Abolirla o regularla? ¿Penalizar a los clientes y acabar con la demanda o brindarle un soporte legal a una práctica que heredamos de la antigüedad? Mostramos apenas la punta de un iceberg representado en la extrema crueldad con la que acabaron sus vidas estas mujeres. En la mayoría de los feminicidios por prostitución cometidos por hombres y registrados en Geofeminicidio, los asesinos tuvieron un ensañamiento brutal con el cuerpo de las víctimas y en todos los casos ellas se enfrentaron a ese momento del final en un estado de vulnerabilidad social y/o legal. Este artículo forma parte de “Feminicidio en España: Informe 2010-2012”. Las cifras oficiales de mujeres asesinadas 1
  2. 2. por violencia de género según la Ley Integral se limitan al recuento de aquellas que perdieron su vida a manos de hombres que eran pareja o expareja. Feminicidio.net contabiliza todos los asesinatos de mujeres. Una aclaración importante: en este registro de casos hemos recopilado las noticias aparecidas en periódicos nacionales, locales y otros medios digitales entre enero de 2010 y diciembre de 2012. Debido a la limitación de referencia a un solo tipo de fuente, sin poder contrastar con otras fuentes, no tenemos la seguridad de que sea definitiva la cifra de 19 prostitutas asesinadas a manos de hombres (dos casos más de 2012 sin datos suficientes podrían engrosar este listado). Otra de las razones por las que decidimos ampliar el análisis: en la prensa escrita que utilizamos como fuente los feminicidios por prostitución no son visibilizados de la misma manera que los feminicidios íntimos (cometidos por la pareja o expareja). Mientras que los feminicidios íntimos ocupan la portada de periódicos, los feminicidios por prostitución se reducen a un espacio secundario de la información o al interior de la sección de “Sucesos”. También se les saca partido con crónicas y reportajes amarillistas que brindan detalles morbosos, reafirman la cosificación del cuerpo de las víctimas y la condición patriarcal de los hombres que disponen de “mujeres públicas” y en un arrebato de ira y descontrol matan a aquellas sobre las que tienen el poder “por el desacuerdo en el precio del servicio” y que en muchas ocasiones significa que el cliente se niega a pagar por la relación sexual. Para periódicos y publicaciones digitales no son crímenes machistas y reporteros, redactores y editores no hacen seguimiento de los casos ni ahondan en la prostitución y la trata como fenómenos de violencia de género estructural. Pero no solo los medios de comunicación minimizan estos crímenes. Tampoco alarma a instituciones encargadas de la seguridad pública y la prevención de la violencia contra las mujeres; ni a partidos políticos; ni a la opinión pública. 1. NÚMERO DE CASOS POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS Geofeminicidio es una aplicación tecnológica que contiene una base de datos. Permite el registro on line de feminicidios y asesinatos de mujeres y elabora de manera automática 18 tipos de informes y gráficos. También incluye la geo-referenciación de los casos, muestra según la división geográfica de cada país el lugar donde se cometieron los feminicidios y los tipos de feminicidio. El mapa muestra las Comunidades Autónomas donde fueron cometidos los feminicidios por prostitución: 1) El primer lugar lo ocupa Andalucía, con cuatro casos en 2010, dos en 2011 y uno en 2012, representa al 36,84% del total de casos. 2) Valencia, un caso en 2010, dos en 2011 y tres en 2012 (31,58%). 3) Cataluña, dos casos, uno en 2010, uno en 2011 y dos en 2012 (21,05%). 4) Madrid, un caso en 2010 (5,26%). Y 5) Castilla-La Mancha, un caso en 2011 (5,26%). Resulta significativo el número de feminicidios de mujeres que se prostituían cometidos en Andalucía y en Valencia entre 2010-2012. Si observamos la distribución en porcentaje del total de feminicidios perpetrados en cada una de las Comunidades Autónomas, porcentaje relacionado de forma directa con la población respectiva de mujeres, Andalucía, que cuenta con el 17,80 % de la población total de mujeres en España, registra el 20,94% del total de feminicidios. Si analizamos las mujeres asesinadas, el porcentaje se dispara ya que Andalucía concentra el 36,84% del total de feminicidios registrados los tres últimos años, más de un tercio de los casos. El caso de Valencia es aún más acusado. Cuenta con el 10,80% de la población total de mujeres en España, registra el 11,50% del total de feminicidios pero en el periodo 2010-2012 concentra el 31,58% del total de estos feminicidios. A continuación mostramos un cuadro comparativo entre el porcentaje de feminicidios de mujeres que se prostituían y el porcentaje del total de feminicidios registrados por Comunidades Autónomas. 2
  3. 3. 2. TIPOS DE FEMINICIDIO Y OTROS ASESINATOS DE MUJERES COMETIDOS EN ESPAÑA En el siguiente cuadro aparecen los tipos de feminicidio y asesinatos de mujeres registrados en el período señalado. A continuación mostramos los gráficos con el número total de casos registrados en 2010, 2011 y 2012 en Geofeminicidio por tipos de feminicidio. En el gráfico observamos 123 feminicidios y asesinatos de mujeres cometidos en 2010. Los siete feminicidios por prostitución representan al 5,69% del total de casos de nuestra base de datos. Si sumáramos estos siete casos a los 73 crímenes machistas de mujeres reconocidos por la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género del Ministerio de Sanidad en el 2010, el porcentaje de feminicidios por prostitución representaría al 8,75% del total de casos. De los 110 feminicidios y asesinatos de mujeres en 2011, los seis feminicidios por prostitución representan al 5,45 del total de casos de Geofeminicidio. Si fuesen parte de las cifras oficiales (61 casos reconocidos por el Estado español), representarían al 8,95% del total de casos. De los 108 feminicidios y asesinatos de mujeres en 2012, las seis mujeres que se prostituían asesinadas, representan al 5,55 del total de casos. Si fuesen parte de las cifras oficiales (61 casos reconocidos por el Estado español), representarían al 9,23% del total de casos. El diseño y programación de nuestra base de datos Geofeminicidio (www.geofeminicidio.com) es una adaptación tecnológica del trabajo académico realizado por la socióloga Julia Monárrez Fragoso, creadora de la Base de Datos Feminicidio 1993-2005, El Colegio de la Frontera Norte (1). Contiene el registro de los “asesinatos misóginos de mujeres cometidos por hombres” en Ciudad Juárez, Chihuahua, desde esa fecha hasta la actualidad. (1) Monárrez Fragoso, Julia, ‘Las diversas representaciones del feminicidio y los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez’, 1993- 2005, en Julia Monárrez, et.al., Violencia contra las mujeres e inseguridad ciudadana en Ciudad Juárez, Vol. II Violencia infligida contra la pareja y feminicidio, El Colegio de la Frontera Norte y Miguel Ángel Porrúa Editores, 2010. 3
  4. 4. Nuestra definición de feminicidio por prostitución fue inspirada en la tipología acuñada por Monárrez Fragoso, feminicidio por ocupaciones estigmatizadas (“bailarinas, meseras y las prostitutas”) (2). 3. PERFIL SOCIODEMOGRÁFICO DE LAS MUJERES ASESINADAS: EDAD, NACIONALIDAD Y TIPO DE PROSTITUCIÓN QUE EJERCÍAN El número de casos en este informe responde al orden cronológico de la fecha que se cometieron los feminicidios. Las 19 mujeres asesinadas eran jóvenes y de mediana edad. Tenían entre 20 y 48 años. Seis mujeres estaban en la franja de 20 a 29 años. • Caso seis: Abies Otaremovbo, 22 años, nigeriana, ejercía la prostitución en la calle. • Caso siete: Daniela Gabriela Mihalcea, 25 años, rumana, ejercía la prostitución en la calle. • Caso ocho: desconocemos el nombre de la víctima más joven, 20 años, uruguaya, ejercía la prostitución a domicilio. • Caso 15: C. D. F., 25 años, ultimada por su pareja en Elche, Alicante; se trata de un feminicido íntimo y es el único que forma parte de las cifras oficiales. • Caso 16: sin identificar, mujer joven. • Caso 17: nombre y apellidos no conocidos, 24 años, española, ejercía la prostitución a domicilio. Nueve de las víctimas tenían entre 30 y 36 años. • Caso dos: María, 35 años, rusa, ejercía la prostitución de lujo en un piso. • Caso tres: Antonia Fernández, 33 años, española, ejercía la prostitución a domicilio. • Caso cuatro: Alla Mefodova, 36 años, ucraniana nacionalizada española, ejercía la prostitución a domicilio. • Caso nueve y 10 (incluimos a las dos víctimas en un solo ítem debido a que fueron asesinadas por el mismo victimario y en el mismo escenario). C. A, de 35 años y J. P. de 33. La mayor era nigeriana y la menor ecuatoguineana. Ambas trabajaban en un club de alterne pero también ejercían la prostitución a domicilio. • Caso 13: Astrid Carolina López Cruz, 30 años, colombiana nacionalizada española, ejercía la prostitución a domicilio. • Caso 14: Edilene O. D. S., 32 años, brasileña, ejercía la prostitución a domicilio. • Caso 18. Sabrina, 30 años, marroquí. • Caso 19. Nombre y apellidos no conocidos, 30 años, brasileña, ejercía la prostitución en su domicilio. Las cuatro víctimas restantes tenían entre 42 y 48 años. • Caso uno: E. E., 42 años, rusa, trabajaba en un club de alterne. • Caso cinco: Alejandra B., 48 años, la mayor de todas las víctimas, española, ejercía la prostitución en su domicilio particular. • Caso 11: Susana M. F., 45 años, argentina nacionalizada española, ejercía la prostitución en un domicilio particular. • Caso 12: Maryuri Alice P. G., 47 años, ecuatoriana nacionalizada española, ejercía la prostitución a domicilio. 4 (2) Ibid.
  5. 5. Como se observa en el gráfico de nacionalidad, solo tres eran españolas y 10 extranjeras: dos de nacionalidad brasileña, dos rusas, dos nigerianas, una ecuatoguineana, una marroquí, una rumana y una uruguaya. Cinco mujeres habían obtenido la nacionalidad española: una rumana, una ucraniana, una argentina, una colombiana y una ecuatoriana. De una mujer desconocemos su nacionalidad. 4. ESCENARIO DE LOS ASESINATOS Definimos al escenario del asesinato como aquel lugar donde él o los victimarios depositan, dejan o abandonan el cadáver. En este campo también analizamos el espacio, sitio o lugar donde fue asesinada la víctima -no coinciden cuando los victimarios al deshacerse del cadáver pretenden borrar rastros y evidencias del crimen-. Nuestra base de datos, Geofeminicidio, especifica el lugar donde es hallado el cadáver a los efectos de explotar los datos por un sistema de geo-referenciación. En el análisis de datos discriminamos tres tipos de prácticas de prostitución, según la información recogida en las noticias: 1) Prostitución en prostíbulos. 2) Prostitución en domicilio particular (de la prostituta, el destinado a dicha actividad y el del cliente. 3) Prostitución en la calle. Si hacemos una correlación entre el tipo de prostitución que ejercían las víctimas y los escenarios en los que fueron asesinadas, arrojamos las siguientes conclusiones: • De las tres mujeres que trabajaban en clubes de alterne, una fue asesinada en su domicilio particular, un apartamento que compartía con otras dos mujeres. Las otros dos prostitutas de clubes de alterne (aunque al parecer también prestaban servicio a domicilio) murieron en el mismo escenario, la casa del victimario, que las asesinó a las dos juntas. Las tres fueron encontradas en el mismo escenario donde fueron asesinadas. • De las 10 prostitutas que ejercían en domicilios particulares, cinco fueron asesinadas en las mismas viviendas donde trabajaban y residían. Las otras cinco que se dedicaban a la prostitución a domicilio murieron en las casas de los victimarios-clientes: en tres de los casos ellos se deshicieron del cadáver, uno tiró en la puerta de su casa, el segundo lo desmembró y lo distribuyó en bolsas de plástico que luego arrojó en dos contenedores soterrados de basura. Un tercer victimario enterró el cadáver en el jardín de su vivienda y lo cubrió con cal viva. El cuarto acuchilló en el departa- mento a la mujer; ésta, pese a que consiguió escapar, el victimario la persiguió y tras un forcejeo la mujer cayó por el hueco por la escalera. • De las tres mujeres que ejercían la prostitución en la calle (las tres eran jóvenes, nigeriana de 22 años, rumana de 25, la tercera no se conoce nacionalidad ni edad exacta), la primera fue asesinada dentro de un coche, propiedad del cliente y luego arrojada a un pozo de una finca de la familia del asesino. La segunda apareció muerta en la acera, en plena zona urbana, frente a un centro de estudios. La tercera fue encontrada muerta en un camino junto a la carretera, cerca de la silla donde se sentaba en los periodos de espera de los clientes, en una zona en la que hay clubes de alterne. • En los dos casos de feminicidios íntimos (prostitutas asesinadas por sus parejas) el escenario del crimen fue la vivienda habitual. 5. ACTOS VIOLENTOS, ARMAS UTILIZADAS Y MOTIVOS DE LOS VICTIMARIOS Este campo permite registrar la saña de los victimarios con los cuerpos de las víctimas. Nuestro base de datos contabiliza los actos violentos previos, durante y posteriores a los asesinatos. • En 12 de los 19 casos de feminicidios por prostitución los asesinos ejecutaron más de un acto violento. • También en 12 casos fueron auchilladas, la mayoría con numerosas puñaladas. Uno de los asesinatos más cruentos es el caso tres, el agresor le asestó 91 puñaladas con dos armas, un cuchillo y un hocino. En seis de estos casos utilizaron cuchillos, en uno no se especifica el tipo de arma blanca y en otro el victimario utilizó una navaja; en dos casos, el del asesinato simultáneo de dos prostitutas, el agresor golpeó brutalmente a las víctimas además de apuñalarlas. En otro de los casos, utilizó además del cuchillo, un martillo. El supuesto asesino en serie que mató a dos prostitutas con cuchillo, a una de ellas la maniató antes de apuñalarla y con la otra mujer discutió, a ambas las amenazó antes de robarles sus tarjetas bancarias y dinero. • En cuatro casos una de las armas utilizadas fue la fuerza física. En uno de estos crímenes, el victimario la mató a golpes, luego la descuartizó con un serrucho y finalmente quemó las manos y la cabeza de la víctima. • Tres de las mujeres fueron estranguladas: el victimario la golpeó y luego la estranguló con un pañuelo de seda que llevaba puesto la víctima; en el segundo caso sufrió múltiples golpes en la cabeza y la muerte fue por estrangulamiento. El tercer de los victimarios estranguló con una cuerda a la mujer luego de una discusión. • En uno de los feminicidios el agresor utilizó un martillo con el que le destrozó la cabeza a la víctima. • En otro de los casos la mujer fue arrojada al vacío desde un cuarto piso. • Único caso del que no tenemos información de los actos violentos ni del arma utilizada: la joven de Lleida que fue encontrada en una acera con un fuerte golpe en la cabeza. Motivos de los victimarios para cometer el asesinato • En cuatro de los casos se suscitó una “discusión por el precio” del servicio, esto provocó una reacción violenta por parte de los hombres que culminó en el asesinato de las mujeres. 5
  6. 6. • En otros cuatro casos fue una “discusión” la que desencadenó el crimen, sin que sepamos el tipo de altercado. • En dos casos, el de los asesinatos de dos prostitutas, el asesino declara haber visto a una de las mujeres “intentando robarle”. • En otros dos casos, ambos cometidos por el supuesto asesino en serie, mató a las víctimas después de haberlas atracado; aunque en declaración posterior, la novia y cómplice del asesino en los robos de tarjetas y extracción del dinero de la víctimas en cajeros públicos, confesó que el victimario “sentía un gran asco” por las prostitutas y le “parecían sucias”. • En uno de los casos, por testigos e información publicada en prensa, víctima y victimario tenían una relación más o menos estable y las discusiones eran frecuentes, lo hemos clasificado en el ítem: “continuo de violencia”. Es el caso del hombre mayor que asestó las 91 puñaladas a la mujer. • No contamos con información sobre los motivos de los asesinos en seis de los feminicidios. Síntesis hemerográfica de casos 1 2 6 06/01/2010. E. E., 42 años, Almería. Rusa, prostituta en club de alterne. Caso no resuelto. Se trata del segundo feminicidio del año registrado en Geofeminicidio. E. E. era ciudadana rusa, compartía piso con otras dos compatriotas desde hacía año y medio y ejercía la prostitución en un club de alterne. Según información aportada por los vecinos, alguien las recogía por las noches y las dejaba en casa la mañana del día siguiente. Esa noche la mujer no fue a trabajar. Algunos vecinos aseguran que oyeron llorar a la víctima la madrugada de los hechos. Una compañera de piso de la mujer la encontró muerta con numerosas heridas de arma blanca. Fue ella quien avisó a la policía. A día de hoy el caso permanece abierto. ID: 504, “Muere en su casa de Almería una mujer tras ser apuñalada”, elpais.com, Almería, 7 de enero de 2010. 08/03/2010. María, 35 años, L’Eixample, Barcelona, Cataluña. Rusa, prostituta de domicilio particular. Caso resuelto. Victimario condenado. El segundo caso de feminicidio por prostitución de 2010 tuvo lugar en Barcelona, en el barrio de L’Eixample. Allí la víctima, una mujer de 35 años, vivía en un piso “de alto standing” en el que recibía clientes. Parece que era la encargada del piso que compartía con otras mujeres que se dedicaban a la misma actividad. Fue una compañera quien la encontró muerta con la cabeza destrozada por los golpes recibidos. Se tardó cuatro meses en localizar y detener al victimario, Juan Manuel G. E., de 31 años y nacionalidad española. En julio de ese mismo año se le detuvo en Salta, Argentina, tras una orden internacional de detención. Según recoge la prensa, el motivo del asesinato no fue económico sino que el hombre “se enajenó, se puso extremadamente violento, perdió el control y la mató”. ID: 535, “La mujer asesinada en el Eixample era una prostituta de lujo rusa”, elpais.com, Barcelona, 10 de marzo de 2010. ID: 535, “Cae en Argentina un asesino de Barcelona”, elperiodico.com, Barcelona, 13 de julio de 2010. 3 08/04/2010. Antonia Fernández, 33 años, zona del Cerro, Córdoba, Andalucía. Española, prostituta a domicilio. Caso resuelto: victimario condenado. Antonia Fernández, de 33 años, conocida como “La Moñetes” y natural de Huelva, vivía en Córdoba desde 2008. Era adicta al consumo de drogas y ejercía la prostitución. Uno de sus clientes habituales era Salvador C. R., un hombre de 60 años, de nacionalidad española. Antonia (a quien sus familiares llamaban Toñi) fue asesinada en casa del victimario, en la que solía quedarse a dormir, entre el 7 y el 9 de abril. El hombre le asestó 91 puñaladas con un cuchillo y un hocino. Según el informe del fiscal, la última discusión se produjo “por desacuerdos en el pago de los servicios sexuales”. El victimario después de matarla se fue de casa y olvidó las llaves dentro. Tuvo que llamar a un cerrajero; fue éste quien dio la voz de alarma al ver el enorme charco de sangre en la vivienda. A finales de febrero de 2012, un tribunal popular lo declaró culpable con ensañamiento. El hombre fue condenado por la Audiencia Provincial de Córdoba a cumplir 17 años y seis meses de prisión por un delito de asesinato con agravante de abuso de autoridad. Antonia tenía cinco hijos de entre tres y 11 años que vivían con un tío y con su madre. ID: 546, “El fiscal pide 17 años de cárcel por el crimen de la prostituta del Cerro”, eldiadecordoba.es, Córdoba, 26 de diciembre de 2011. ID: 546, “Condenan a 17 años y seis meses de prisión al anciano acusado de matar a una prostituta”, europapress.es, Córdoba, 29 de febrero de 2012. ID: 546, “Asesina en su piso de Córdoba a una prostituta con la que discutía de forma habitual”, elcorreo.com, Bilbao, 13 de abril de 2010.
  7. 7. ID: 546, “El acusado del crimen del Cerro alega que la víctima lo agredió”, eldiadecordoba.es, Córdoba, 21 de febrero de 2012. ID: 546, “Toñi Fernández: en honor a la verdad“, huelvainformacion.es, Isla Cristina (Huelva), 19 de abril de 2010. ID: 546, “El jurado declara culpable de asesinato al anciano acusado de matar a una prostituta en Córdoba”, europapress.es, Córdoba, 24 de febrero de 2012. 4 5 4. 06/04/2010. Alla Mefodova, 36 años, Mijas Costa, Málaga, Andalucía. Española de origen ucraniano, prostituta a domicilio. Caso resuelto: victimario condenado. Alla vivía desde hacía 10 años en España y era conocida como Bianca en el mundo de la prostitución que ejercía a domicilio. El caso de Alla es uno de los asesinatos más brutales que hemos documentado. El victimario, de nacionalidad española, hombre casado y con dos hijos, la noche del crimen contrató a una prostituta en su domicilio. Consumió alcohol y cocaína. Según su confesión, al día siguiente apenas recordaba lo sucedido la noche del asesinato. La discusión se desencadenó por el precio del servicio. La mató a golpes en la cabeza y luego se quedó dormido. Luego compró un serrucho en una ferretería y la descuartizó. Empaquetó los restos del cuerpo de la víctima en bolsas de plástico y los tiró en dos contenedores soterrados de Fuengirola; quemó las manos y el cráneo y los arrojó en un descampado de un paraje cercano a Mijas. El victimario fue condenado en noviembre de 2011 a 14 años y cuatro meses de prisión por homicidio y profanación de cadáver y a indemnizar al hijo de la víctima con 200.000 euros y a los padres de ésta con 100.000 euros. ID: 549, “Condenado por matar a una prostituta y descuartizar el cuerpo”, laopiniondemalaga.es, Fuengirola (Málaga), 28 de octubre de 2011. ID: 549, “Condenan a 14 años de cárcel al hombre que mató y descuartizó a una prostituta”, elmundo.es, Mijas (Málaga), 4 de noviembre de 2011. 12/04/2010. Alejandra B., 48 años, Valencia, Comunidad Valenciana. Española, prostituta de domicilio particular. Caso resuelto: victimario condenado. Alejandra había llegado hacía poco a la casa donde fue asesinada, en la calle Císcar de Valencia, apenas se relacionaba con la vecindad. La mujer, española de 48 años, se anunciaba desde 2008 en un periódico y en internet y ofrecía sus servicios sexuales. Era separada y tenía una hija. En el mes de abril de 2010, el victimario, de nacionalidad española, llamó a Alejandra desde el teléfono de su esposa con el fin de contratarla. La mujer atendía a los clientes en su casa. Al parecer el hombre había consumido cocaína y al llegar a al domicilio de la mujer discutieron por un motivo no conocido, lo que hizo que el hombre se pusiera especialmente violento. El victimario golpeó brutalmente a Alejandra y posteriormente la estranguló con un pañuelo de seda que ella llevaba atado al cuello. Luego intentó simular un robo (la policía lo descartó debido a que la cerradura no estaba forzada) y huyó haciendo desaparecer el móvil de la mujer. Gracias a los datos proporcionados por la compañía telefónica, la investigación judicial comprobó que el hombre había llamado el día del asesinato a la víctima. Dos meses después fue detenido. El agresor fue condenado a 12 años y nueve meses de prisión por homicidio con agravante de superioridad. ID: 547, “La Policía investiga la muerte violenta de una mujer en Valencia“, elpais.com, Madrid, 13 de abril de 2010. ID: 547, “Acepta 12 años por estrangular a una prostituta en Valencia”, levante-emv. com, Valencia, 22 de noviembre de 2011. 6 7 23/04/2010. Abies Otaremovbo, 22 años, Ciudad Real, Castilla-La Mancha. Nigeriana, prostituta en la calle. Caso resuelto: victimario condenado. Abies Otaremovbo era nigeriana y ejercía la prostitución en las calles de Ciudad Real. De esta forma fue como conoció a Francisco L. L. P., un joven de 21 años, español, nativo de la ciudad castellano manchega que solicitó los servicios después de haber dejado a su novia en casa y salir de copas con sus amigos. Mantuvieron relaciones sexuales dentro del vehículo en un polígono industrial y posteriormente se dirigieron a una finca de la familia del victimario en la localidad de Torralba de Calatrava. Allí tuvieron una discusión (en el juicio el victimario acusó a Abies de robarle dinero). El joven luego le asestó entre 12 y 14 puñaladas a la mujer en los brazos y el tórax con una navaja; sacó a Abies del coche y la siguió acuchillando. Finalmente arrastró a la mujer hasta un pozo cercano y tiró el cuerpo en su interior. Francisco confesó el crimen unas semanas más tarde. Tras recibir 60.000 euros de indemnización, los familiares de la víctima decidieron retirar la denuncia. En un principio el fiscal solicitó 17 años de prisión para el victimario, sin embargo se le rebajó la condena cinco años por atenuante de reparación de daño (por el pago y el arrepentimiento del victimario). ID: 550, “Comienza el juicio contra un hombre acusado de matar a una prostituta”, abc.es, Ciudad Real, 11 de abril de 2011. ID: 550, “La vida de la prostituta nigeriana asesinada se tasa en 60.000 euros”, latribunadeciudadreal.es, Ciudad Real, 9 de abril de 2011. ID: 550, “Declarado culpable de matar a una prostituta en Ciudad Real en 2010”, europapress.es, Ciudad Real, 11 de abril de 2011. 11/06/2010. Nombre no conocido, 20 años, Málaga, Andalucía. Uruguaya, prostituta a domicilio. Caso resuelto: victimario condenado. Se trata del segundo caso de feminicidio por prostitución en la Costa del Sol en apenas dos meses del 2010. La víctima, cuyo nombre no hemos podido conocer a través de la información publicada en prensa, acudió a la vivienda del que sería su victimario, quien la llamó para solicitarle sus servicios sexuales. A pesar de su juventud, 20 años, la joven era consciente de los peligros de su actividad y mantenía ciertas costumbres como la que finalmente llevó a dar con el victimario: apuntaba los datos de los domicilios a los que se dirigía cada vez que tenía una cita. Al llegar a la vivienda se inició una discusión, probablemente por el precio del servicio. El joven, un camarero español oriundo de Málaga, de 31 años, consumi- dor de cocaína desde hacía una década, la estranguló con una cuerda. Los gritos de la joven pidiendo ayuda no alertaron a los vecinos, pensaron que se trataba de una discusión de pareja. Después de asesinarla, a la mañana siguiente el asesino dejó tirado el cadáver frente a la puerta de su casa y le pidió a su madre que le limpiara el piso. El victimario fue condenado a 10 años y un día de cárcel y a pagar una indemnización de 178.000 euros a los familiares de la víctima. ID 595: “El detenido por estrangular a una mujer dejó el cadáver en su portal”, elpais. com, Málaga, 15 de junio de 2010. ID 595: “Diez años por estrangular a una prostituta en Málaga”, laopiniondemalaga. es, Málaga, 18 de junio de 2011. 8 09/06/2011. Daniela Gabriela Mihalcea, 25 años, Lleida, Cataluña. Rumana, prostituta en la calle. Caso no resuelto. La joven Daniela Gabriela Mihalcea, de 25 años y de origen rumano, apareció muerta con un fuerte golpe en la cabeza frente al Instituto Joan Oró de Lleida. Un repartidor de prensa fue la primera persona que vio el cadáver y llamó a la policía. La joven, que ejercía la prostitución en la carretera, siempre se había negado a ser protegida por un proxeneta. Mantenía una gran cartera de clientes. Nada se sabe del victimario y no hay datos sobre sospechosos en la escasa información recogida en prensa. Al parecer ninguna de sus compañeras apuntó el número de la matrícula del último coche al que subió Daniela, precaución que es casi una regla entre las prostitutas de la zona. ID: 682, “Concentración silenciosa en Lleida por la muerte violenta de una joven el jueves”, lavanguardia.com, Lleida, 10 de junio de 2011. ID: 682, “Los Mossos buscan a un cliente por el asesinato de la prostituta”, lamanyana.es, Lleida, 11 de junio de 2011. 9 03/08/2011. C. A., 35 años; J. P., 33 años, Benissa, Alicante, Comunidad Valenciana. Nigeriana, prostituta en club de alterne. Caso resuelto: victimario condenado. 10 03/08/2011. J. P., 33 años, Benissa, Alicante, Comunidad Valenciana. Ecuatoguineana, prostituta en club de alterne. Caso resuelto: victimario condenado. Jesús Castillo, un joven español de Benissa, de 31 años, contrató a dos prostitutas con su primer sueldo después de una larga temporada en paro. Trabajaba como obrero y los fines de semana también era camarero en Calpe, donde solicitó los servicios de C. A. y J. P., dos mujeres africanas. Una de ellas tenía residencia en Gorgos, Alicante y la otra en Parla, Madrid. Parece que en el domicilio del cliente consumieron drogas y tuvieron relaciones sexuales. Después durmieron. Según declaraciones del agresor, en un momento de la noche se despertó y vio a una de las dos mujeres intentando robarle. Las golpeó y apuñaló hasta acabar con sus vidas. Al parecer no se oyeron gritos y ningún vecino dio la voz de alarma. Al día siguiente, el joven se entregó voluntariamente a la Guardia Civil, que hasta ese momento no tenía conocimiento de lo sucedido. 7
  8. 8. Un jurado popular lo consideró culpable de dos delitos de homicidio. Pese a que el fiscal solicitó 12 años de prisión por cada uno de los crímenes cometidos, la Audiencia Provincial aplicó la pena mínima de 10 años por cada homicidio (sin agravantes) y una indemnización de 180.000 euros a los herederos de las víctimas (90.000 euros para cada familia). ID: 756 y 757, “Mata a cuchilladas a dos prostitutas en Benissa, se entrega y alega que le robaron“, diarioinformacion.com, Benissa (Alicante), 6 de agosto de 2011. ID: 756 y 757, “Prisión provisional para el asesino confeso de dos prostitutas en Benissa”, elmundo.es, Dénia (Alicante), 9 de agosto de 2011. ID: 756 y 757, “Mata a cuchilladas a dos prostitutas porque pensaba que iban a robarle”, lasprovincias.es, Benissa (Alicante), 6 de agosto de 2011. ID: 756 y 757, “Veinte años de cárcel para el hombre que mató a dos mujeres tras mantener relaciones con ellas en Benissa”, lainformacion.com, Alicante, 21 de noviembre de 2011. 11 12 8 11/08/2011. Susana M. F., 45 años, Calahonda, Málaga, Andalucía. Española de origen argentino, prostituta a domicilio. Caso resuelto: victimario en prisión preventiva. Susana era natural de Buenos Aires pero vivía desde hacía tiempo en España, en la Costa del Sol, Málaga. Incluso la mujer había obtenido la nacionalidad española. Tenía un hijo, quien dio aviso sobre la desaparición de su madre. Susana era conocida en ese ambiente por el nombre de Micaela. Abdelkader Sali, de 44 años, nacido en Alemania, había contactado a Micaela en una ocasión anterior. La segunda vez acudió con el objetivo de robarle. Después de tener relaciones sexuales con la víctima, aunque esta se resistió, la acuchilló. Abdelkader Sali tenía antecedentes penales: en 1988 entró a robar en Alemania a una casa y asesinó a la mujer que allí vivía. Por el crimen había cumplido 18 años de prisión. Después de matar a Susana cogió sus tarjetas y con su novia se dedicaron a sacar dinero de la cuenta de la víctima. Fue detenido en septiembre por la muerte de otra mujer. Según la prensa tiene el perfil de un asesino en serie que siente una gran aversión por las prostitutas. ID: 723, “La mujer asesinada en Calahonda recibió trece puñaladas”, laopiniondemalaga.es, Málaga, 13 de agosto de 2011. ID: 723, “Decretan prisión para presunto asesino de la Costa“, laopiniondemalaga.es, Málaga, 26 de septiembre de 2011. ID: 723, “El asesino en serie siente «gran asco» por las prostitutas“, laopiniondemalaga.es, Málaga, 6 de octubre de 2011. ID: 995 “El juez imputa otra muerte al presunta asesino en serie de la Costa del Sol”, sur.es, Málaga, 5 de julio de 2012. 10/09/2011. Maryuri Alice P. G., 47 años, San Pedro de Alcántara, Marbella, Málaga, Andalucía. Española de origen ecuatoriano, prostituta a domicilio. Caso resuelto: victimario en prisión preventiva. Maryuri fue la segunda víctima conocida del asesino en serie de la Costa del Sol, Abdelkader Sali, quien fue detenido en su casa de Mijas, el 25 de septiembre de 2011. Maryuri ejercía la prostitución en su casa, donde raramente pernoctaba, según los vecinos. Allí recibió a su victimario, quien le robó dinero y tarjetas de crédito amenazándola con un cuchillo. Luego la maniató con una cuerda y le asestó numerosas puñaladas. Después de abandonar la vivienda retiró dinero de sus cuentas. La pareja del victimario y la madre de ésta también fueron detenidas. Están imputadas por robo de tarjetas. El cuerpo de Maryuri fue encontrado por una persona que le alquilaba una habitación en su casa. ID: 724, “Aparece asesinada una mujer en San Pedro con varias heridas en el cuello”, diariosur.es, Marbella (Málaga), 11 de septiembre de 2011. ID: 724, “Detenido un presunto asesino en serie acusado de dos muertes en Costa del Sol”, elmundo.es, Málaga, 24 de septiembre de 2011. 13 14 15/10/2011. Astrid Carolina López Cruz, 30 años, Madrid, Comunidad de Madrid. Española de origen colombiano, prostituta a domicilio. Caso resuelto: victimario en prisión preventiva. Astrid vivía en el madrileño barrio de Delicias pero se trasladaba donde se lo solicitaran sus clientes. Uno de ellos, Raúl Vega Carvajal, de 33 años, tenía una casa en el Barrio del Pilar, al norte de la capital, domicilio en el que eran frecuentes las fiestas con alcohol, drogas y prostitutas. Parece que prostituta y cliente no se pusieron de acuerdo en el precio, el victimario golpeó con un martillo a su víctima, luego la acuchilló y por último, con la intención de esconder el cadáver la enterró en cal viva en el patio de su casa. Después de tres semanas confesó el crimen a la policía. Los conocidos de la víctima habían interpuesto una denuncia por desaparición a los pocos días del asesinato. El victimario ingresó en prisión preventiva. ID: 646, “Un hombre mata a otro en Tetuán y excava una fosa en su jardín para enterrarlo”, elpais.com, Madrid, 3 de noviembre de 2011. ID: 646, “Una tumba de cal viva en el jardín de casa”, abc.es, Madrid, 4 de noviembre de 2011. 01/03/2012. Edilene O. D. S., 32 años, Valencia, Comunidad Valenciana. Brasileña, prostituta a domicilio. Caso resuelto: victimario en prisión preventiva. A las cinco de la mañana de la madrugada del 1 de marzo de 2012 se produjo el asesinato de Edilene, una mujer brasileña de 32 años que ejercía la prostitución. El crimen se cometió en la vivienda de un amigo del asesino. Francisco Javier O. O., de 40 años, con antecedentes penales, citó a la mujer en el 5º piso del portal 10, número 1 de la Avenida Tres Forques, en Valencia. El compañero de piso le había ofrecido alojamiento a cambio de compartir gastos de la casa. La primera noche que se quedó solo, el hombre solicitó los servicios sexuales de Edilene. Al parecer, después de haber mantenido relaciones tuvieron una discusión y el hombre le asestó varias puñaladas. Edilene pudo escapar de la vivienda y bajar las escaleras. Sin embargo el victimario la alcanzó y tras un forcejeo, la mujer cayó por el hueco de la escalera; el agresor fue dete- nido pocos minutos después del asesinato en las inmediaciones del edificio. ID: 766, “Un hombre mata a puñaladas a una mujer en Valencia“, levante-emv.com, Valencia, 1 de marzo de 2012. ID: 766, “Mata a cuchilladas a una prostituta tras llevarla a casa de un amigo en Valencia”, levante.-emv.com, Valencia, 2 de marzo de 2012. ID: 766, “Identifican a la prostituta asesinada”, levante-emv.com, Valencia, 3 de marzo de 2012. 15 02/05/2012. C. D. F., 25 años, Elche, Alicante, Comunidad Valenciana. Española (feminicidio íntimo). Caso resuelto: victimario en prisión preventiva. La joven C. D. F., de 25 años y natural de Elche vivía con su pareja en el cuarto de un piso que se alquilaba por habitaciones. Llevaban cuatro meses residiendo en esa casa de la calle Ventarich. La joven ejercía la prostitución y según algunas fuentes, tenía problemas de drogadicción. El hombre, de 58 años, también de la misma localidad, había tenido una fuerte discusión con la víctima la noche del 1 al 2 de mayo. Los vecinos estaban acostumbrados a las peleas de la pareja pero cuando alguno de ellos oyó a la mujer pedir ayuda, no avisó a la policía. Tras asesinar a la mujer con un cuchillo de cocina, huyó de la casa luego volvió y confesó el crimen. No había denuncias previas por maltrato, aunque la mujer ya había sido víctima de un delito de lesiones por parte de otro hombre unos años atrás. Es el único caso de este recuento que forma parte de las cifras oficiales. ID: 883, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-38.pdf ID: 883, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-38b.pdf ID: 883, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-38c.pdf ID: 883, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-38d.pdf 16 08/09/2012. Sin identificar, mujer joven, Amposta, Tarragona, Cataluña. Prostituta en la calle. Caso no resuelto. El cadáver de una mujer joven fue descubierto en un campo situado junto a un camino rural de Amposta (Montsià), cercano a la carretera nacional N-340. Fuentes del Ayuntamiento de la localidad señalan que la joven era prostituta pues el lugar en el que apareció su cuerpo es frecuentado por mujeres que ofrecen servicios sexuales. La información recogida en prensa no precisa si trabajaba en la carretera o en un club de alterne próximo al lugar donde se encontró el cadáver. Desconocemos si ha sido identificada a día de hoy. Los Mossos explicaron que el cuerpo de la mujer presentaba evidentes señales de violencia, por lo que está abierta la investigación por homicidio. Se procedió a la búsqueda de testigos que hubieran visto a la joven en las últimas horas o algún movimiento sospechoso por la zona. Algunas fuentes indican que la mujer murió acuchillada. ID: 931, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-931.pdf ID: 931, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-931b.pdf ID: 931, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-931c.pdf
  9. 9. 17 18 14/11/2012. Nombre y apellidos no conocidos, 24 años, Alicante, Comunidad Valenciana. Rumana, prostituta a domicilio. Caso resuelto: victimario en prisión preventiva. El cadáver de una mujer de 24 años y nacionalidad rumana aparecía a la altura del número 12 de la calle Madrid en Alicante, junto a un edificio derruido. El cuerpo de la mujer, que llevaba un vestido blanco, fue identificado gracias a las pesquisas policiales (en un principio no se pudo identificar debido a que la víctima estaba indocumentada). En la primera fase de la investigación pese a que la víctima presentaba fuertes golpes en la cara, se descartó una muerte violenta; sin embargo la autopsia determinó que la mujer murió estrangulada y golpeada. Fue detenido un hombre de 33 años y nacionalidad española como presunto autor del feminicidio; actualmente se encuentra en prisión provisional. En su declaración ante el juzgado de guardia dijo que echó a la prostituta de su casa tras no llegar a un acuerdo por el precio de los servicios sexuales y la dejó discutiendo con dos compatriotas. Estos hombres de nacionalidad rumana también fueron señalados por algunos vecinos del Raval Roig; tras el descubrimiento del cadáver, la Policía Nacional descartó que estuviera relacionado con el caso. El hombre detenido tiene antecedentes policiales por un caso similar en el que la víctima, una prostituta nigeriana de 20 años, sufrió lesiones graves pero pudo escapar de su agresor a finales de 2008. ID: 953, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-953b.pdf ID: 953, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-953d.pdf 16/11/2012. Sabrina, 30 años, Fuengirola, Málaga, Andalucía. Marroquí (feminicidio íntimo). Caso resuelto: victimario en prisión preventiva. Una mujer trans pidió ayuda a la policía de Fuengirola la noche del 16 de noviembre de 2012. Cuando los cuerpos de seguridad llegaron a la vivienda que compartía la víctima con su compañero en la calle Matías Sáez de Tejada, encontraron el cuerpo de la mujer con una fuerte herida en el pecho. El presunto asesino, un hombre de nacionalidad rumana y 27 años de edad que responde a la inicial A., le había asestado una puñalada mortal. Sabrina era marroquí y ejercía la prostitución. Se trata de un feminicidio íntimo pero no fue contabilizado en las cifras oficiales del Ministerio de Sanidad. ID: 954, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-954.pdf ID: 954, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-954b.pdf ID: 954, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-954c.pdf ID: 954, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-954d.pdf 19 01/12/2012. Nombre y apellidos no conocidos, 30 años, Alcanar, Tarragona, Cataluña. Brasileña, prostituta en domicilio particular. Caso resuelto: victimario en prisión preventiva. La madrugada del sábado 1 de diciembre de 2012, una mujer de nacionalidad brasileña y 30 años que ejercía la prostitución en su casa, fue arrojada por un cliente desde un cuarto piso situado en la Avenida de la Constitución de la localidad tarraconense de Alcanar. El hombre, de nacionalidad española y 50 años de edad, fue detenido poco después del suceso y se encuentra en prisión provisional sin fianza. El feminicidio habría ocurrido tras una discusión entre víctima y victimario, aunque no han trascendido las razones de la misma. ID: 963, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-963.pdf ID: 963, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-963b.pdf ID: 963, http://www.geofeminicidio.com/ Uploads/ESP-2012-963c.pdf El siguiente caso no está incluido en el recuento de este informe debido a que se trata de un asesinato perpetrado por una mujer (en Geofeminicidio solo contabilizamos los feminicidios y asesinatos cometidos por hombres). 01/03/2011. Ada K., 34 años. Palma de Mallorca, Islas Baleares. Rusa. Caso resuelto. El 1 de marzo de 2011 dos prostitutas rusas mantuvieron una discusión en el bar Bocayro de la calle Rafaletes de Palma de Mallorca. Al parecer la discusión tendría un trasfondo económico. La victimaria en el transcurso de la misma decidió subir a su casa a por el ordenador para enseñarle a la víctima unos mensajes. Cuando regresó apuñaló a Ada K., de 34 años, en la arteria femoral, lo que le provocó una fuerte hemorragia y posteriormente un paro cardíaco en la ambulancia que le conducía al hospital. La victimaria, Ana K., de 33 años, enterró el arma en un macetero en el portal de su edificio y tiró las ropas ensangrentadas en un contenedor. Horas más tardes, acompañada de su novio Pedro R. M., español de 53 años, se entregó a la policía. El hombre fue puesto en libertad con cargos. La mujer declaró estar muy bebida cuando cometió el asesinato de su compañera. http://ultimahora.es/mallorca/noticia/ sucesos/ultimas/una-prostituta-rusa-matade-una-punalada-a-otra-en-la-madrugadade-ayer-en-un-bar-de-palma.html http://ultimahora.es/mallorca/noticia/ sucesos/ultimas/la-autora-de-la-punaladamortal-en-portopi-dice-que-no-se-creeque-su-companera-haya-muerto.html http://www.diariodemallorca.es/ sucesos/2012/06/11/piden-5-anos-carcelprostituta-mato-cuchillada-palma/772017. html 6. PERFIL SOCIODEMOGRÁFICO DE LOS VICTIMARIOS Edad, ocupación y nacionalidad Con relación al perfil de los asesinos, la información publicada sobre ellos es limitada o escasa -interpretamos este punto en el análisis de noticias-. Conocemos el nombre completo de los victimarios en cinco casos, en otros cuatro los nombres de pila y las iniciales de los apellidos. En sólo tres casos de los 19 hemos podido saber la ocupación. Mientras que la edad media de las víctimas de feminicidio por prostitución entre los años 2010-2012 fue de 33 años (por debajo de la media del total de feminicidios y asesinatos de mujeres, 46 años), la edad media de los victimarios es de 36 años (también por debajo de la edad media del total de victimarios en el mismo período, 43 años). La edad de los victimarios oscila entre los 21 y los 60 a 70 años (no conocemos este último dato con exactitud debido a que en algunas noticias el victimario de mayor edad figura con 60 años y en otras con 70). Ocho de los asesinatos fueron perpetrados por hombres jóvenes de entre 21 y 33 años. De los 19 feminicidios conocemos datos de 14 victimarios. Tres casos no han sido resueltos y no aparece en prensa la identidad de los victimarios; dos agresores cometieron doble asesinato de prostitutas, uno era alemán y el otro español. En 13 de los 19 casos los victimarios son de nacionalidad española. Seis de los victimarios tenían relaciones de noviazgo o pareja, dos de ellos asesinaron a su pareja (casos de feminicidio íntimo). 9
  10. 10. • Caso uno: hasta el momento de publicar este informe continúa en investigación judicial, no contamos con ningún dato del o los victimarios. • Caso dos: Juan Manuel G. E., 31 años, carpintero, nacionalidad española. • Caso tres: Salvador C. R., entre 60 y 70 años, nacionalidad española, mantenía contacto frecuente con la víctima. • Caso cuatro: español, casado y con dos hijos. • Caso cinco: español y casado. • Caso seis: Francisco L. L. P., 21 años, nacionalidad española, tenía una relación de noviazgo. • Caso ocho: victimario sin identificar. • Caso siete: 31 años, camarero, español. • Casos nueve y 10: Jesús Castillo, 31 años, obrero y camarero de nacionalidad española. • Casos 11 y 12: Abdelkader Sali, 44 años, alemán, tenía una relación de pareja. • Caso 13: Raúl Vega Carvajal, 33 años, español. • Caso 14: Francisco Javier O. O., 40 años, español. • Caso 15: M. M. C., 58 años, nacionalidad española, tenía una relación sentimental con la mujer a la que asesinó. • Caso 16: Victimario sin identificar. • Caso 17: Nombre no conocido, 33 años, español. • Caso 18: A., 27 años, nacionalidad rumana, tenía una relación sentimental con la mujer a la que asesinó. • Caso 19: Nombre no conocido, 50 años, español. 7. SITUACIÓN JUDICIAL DE LOS VICTIMARIOS • En tres de los asesinatos, según la información recogida en prensa se desconoce quiénes son los victimarios y hasta la fecha no han sido encarcelados: caso uno, la mujer rusa que fue acuchillada en el piso donde vivía, en Almería. Caso ocho, la joven rumana que fue encontrada muerta en la calle, en Lleida, Cataluña. Caso 16, joven encontrada en un camino rural junto a la carretera en Amposta, en una zona frecuentada por prostitutas y cercana a un club de alterne. • Seis de los victimarios han sido condenados por la Justicia por los feminicidios perpetrados en 2010. • Caso dos: un jurado declaró culpable por unanimidad al acusado de matar a una prostituta a martillazos en Barcelona en el año 2010. El hombre admitió haber contratado los servicios de la mujer pero negó haberla matado y aseguró que aquella noche había bebido mucho y había tomado varias drogas. Sus huellas dactilares aparecieron en un martillo encontrado en el piso y el hecho de que el hombre bajara del apartamento para comprar cruasanes y volviera a subir, hizo que el jurado no creyera su versión y considerara que no iba tan desorientado por el alcohol o las drogas como decía. La Fiscalía pidió 25 años de prisión para el joven. • Caso tres: en febrero de 2012 un jurado popular declaró culpable a Salvador C. R., el hombre mayor de 60 (ó 70) años. La Audiencia Provincial de Córdoba lo condenó a cumplir 17 años y seis meses de prisión por un delito de asesinato con agravante de abuso de superioridad (situación en la que el agresor se encuentra en una posición ventajosa para cometer el delito y la víctima bajo condición de indefensión) por las 91 puñaladas asestadas contra la víctima. Según la prensa, la defensa del agresor recurrió la sentencia y pidió reducción de la pena y la admisión de atenuante o eximente por trastorno mental de su cliente en el momento de los hechos. El asesinato ocurrió en abril de 2010. • Caso cuatro: en octubre de 2011 un jurado popular declaró culpable por homicidio y profanación de cadáver a un hombre que mató a una mujer en abril de 2010, descuartizó su cadáver con un serrucho, quemó sus manos y su cráneo y se deshizo del cuerpo en dos contenedores de basura y un descampado. La Audiencia de Málaga en primera instancia lo condenó a 14 años y cuatro meses de prisión, pena que había solicitado la Fiscalía. También fue obligado a indemnizar al hijo de la víctima con 200.000 euros y a los padres de la misma con 100.000 euros. La defensa recurrió el caso y en marzo de 2012, la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía rebajó tres años y un mes la cárcel impuesta al asesino. La profanación de cadáver quedó en una pena de tres meses de prisión y también sufrió la rebaja de un mes. La Sala considera que la rebaja se ajustaba más al delito cometido y que existió la ausencia de un ánimo directo o específico de dañar la memoria de la víctima, estimó: “induce a no exceder del mínimo legal previsto” de tres meses. Sin embargo conservó la misma indemnización a los familiares de la víctima. • Caso cinco: el victimario estranguló a la mujer en abril de 2010 en Valencia y en noviembre de 2011 fue condenado a 12 años y nueve meses de prisión por delito de homicidio con agravante de superioridad. El juicio se celebró a puerta cerrada por petición de la acusación particular. La Fiscalía solicitó una condena de 15 años de prisión pero aceptó que se le rebajara la pena. El criminal no recurrió su caso. • Caso seis: en abril de 2011 el joven Francisco L. L. P. acuchilló a la mujer y luego la arrojó al pozo de una propiedad de su familia. La Fiscalía pidió 17 años de prisión para el asesino pero aceptó la reducción de la pena a 12 años de cárcel debido a que el victimario como reparación del daño ofreció a la familia de la víctima 60.000 euros. Se le aplicó un atenuante y la acusación por esta suma de dinero renunció a ejercer acciones civiles y penales contra el criminal. El arreglo se pactó en la Audiencia de Ciudad Real, donde había ocurrido el asesinato en abril de 2010. • Caso siete: en junio de 2011 la Audiencia de Málaga condenó a 10 años y un día de prisión a un hombre que estranguló en su domicilio a una mujer que ejercía la prostitución. Un jurado popular lo declaró culpable de un delito de homicidio. La sentencia también obligó al victimario a indemnizar a los familiares de la víctima con 178.000 euros. El hecho ocurrió en junio de 2010. De los feminicidios ocurridos en 2011, en un caso que afecta a dos feminicidios, se ha celebrado el juicio: 10
  11. 11. • Casos nueve y diez: condenado a 20 años de prisión (10 años por cada víctima) y una indemnización de 180.000 euros a los herederos de las víctimas (90.000 euros a cada familia). Se apreció el atenuante de confesión y se rechazó aplicar el atenuante de contradicción porque los peritos no consideraron probado que el consumo de cocaína hubiera alterado sus facultades psíquicas. • Casos 11 y 12 el asesino se encuentra en prisión preventiva acusado por el asesinato de dos mujeres en los meses de agosto y septiembre de 2011. Además, se le imputa un tercer crimen, el de una mujer alemana de 49 años ocurrido también en Calahonda. No lo hemos incluido como feminicidio por prostitución pues no ha trascendido esta información, si bien, las circunstancias en que se dio el caso apunta a que también podría ser un crimen de este tipo. De los demás casos sabemos que los victimarios están en prisión preventiva. CONCLUSIONES Entre el enfoque de la criminología feminista y el periodismo de datos con perspectiva de género Uno de los objetivos de la línea editorial de Feminicidio.net es visbilizar las formas extremas de violencia contra las mujeres que acaban en asesinato. El asesinato es el indicador en la elaboración de los informes estadísticos de Geofeminicidio y el término feminicidio nuestro paradigma de análisis. La base de datos registra tipos de feminicidio y otros tipos de asesinato de mujeres. Visibilizamos en primer término los feminicidios porque en las sociedades patriarcales la mayoría de las muertes violentas de mujeres son feminicidios. En este punto resulta necesario abrirle paso a la criminología feminista y focalizar la atención en los sujetos que cometen los asesinatos en la inmensa mayoría de los casos. Si bien las tasas de asesinatos de hombres son más elevadas que las de asesinatos de mujeres, sin perspectiva de género se puede argumentar que la violencia con resultado de muerte impacta más a hombres que a mujeres, datos estadísticos confirmarían esta afirmación. Pero esta lectura está velada: los hombres matan a hombres y los hombres matan a mujeres, individuos de la mitad de la especie se matan entre sí y matan a individuos de la otra mitad. Por ello, creemos que el análisis estadístico de los asesinatos de mujeres debe centrarse también en los victimarios y los tipos de violencia (masculina) extrema que éstos utilizan cuando cometen un asesinato. En las sociedades patriarcales más del 90 por ciento de todos los crímenes son cometidos por hombres. El informe-reportaje fue elaborado con el fin de responder a la pregunta: ¿Cuántas mujeres que ejercían la prostitución fueron asesinadas entre 2010 y 2012? Pudimos dar respuesta a este interrogante. Sin embargo, desde el marco del periodismo de datos con perspectiva de género la investigación desencadenó otras preguntas que intentaremos responder a través de una investigación periodística, elaboración de nuevos informes estadísticos, entrevistas, artículos de opinión y campañas de sensibilización: ¿Cuántas mujeres que se prostituyen hay en España? ¿Cuántas de ellas son víctimas de trata? ¿Cuántas padecen un riesgo real de ser asesinadas? ¿Por qué los hombres matan a las mujeres que se prostituyen? ¿Por qué las asesinan con tanta saña? Si como señalan estudios de campo e investigaciones, la mayoría de las mujeres que ejercen la prostitución en España son víctimas de trata, ¿Por qué las investigaciones policiales no arrojan algún vínculo entre los asesinatos de estas mujeres y las redes de trata o los proxenetas? España es la puerta de entrada del tráfico de personas en la Unión Europea: ¿Está suficientemente preparada para enfrentarse al combate de las mafias y las redes de trata? ¿Por qué la prensa no menciona en ninguno de los artículos consultados un hipotético vínculo entre la mujer asesinada y las redes de trata o proxenetas? ¿Por qué la prensa, fuente de este informe, invisibiliza o considera estos asesinatos menos importantes que los feminicios íntimos? ¿Por qué las fuentes oficiales no incluyen los feminicidios por prostitución como asesinatos por violencia machista? ¿Por qué el feminicidio por prostitución no es analizado ni tenido en cuenta en el debate sobre la legalización o abolicionismo de la prostitución? Contabilizar los feminicidios por prostitución: una cuestión política Las instituciones y fuentes encargadas del recuento de víctimas por violencia de género que no contabilzan los feminicidios por prostitución presentan limitaciones en sus registros de casos. 11
  12. 12. 1 Limitación estadística: si el total de casos de víctimas mortales por violencia de género se reduce a las registradas en el marco de la pareja o ex pareja, también se reduce la tasa anual de víctimas mortales por millón de mujeres. Eso da como resultado estadísticas acotadas a las muertes violentas de mujeres de un solo tipo y convierte a las otras mujeres asesinadas por violencia de género en parte de un subregistro de víctimas. 2 Limitación semántica: el registro oficial de víctimas provoca confusión entre la ciudadanía. Los medios de comunicación y las autoridades colaboran en el equívoco. Existe una percepción generalizada entre la opinión pública que asocia el concepto de violencia de género a las muertes en el marco de la Ley Integral de Violencia de Género, las únicas que ocupan la primera plana de la prensa. Las cifras oficiales de crímenes machistas tampoco incluyen a aquellas que son asesinadas por extraños luego de una agresión sexual, a las madres asesinadas por hijos violentos ni a las niñas asesinadas por sus padres o padrastros. La violencia de género que acaba en el asesinato de una mujer a manos de un hombre cubre un espectro bastante más amplio que el de las relaciones de pareja. 3 Limitación política: no pongo en duda ni cuestiono el alcance y los efectos legales de la Ley Integral de Violencia de Género. Ni siquiera planteo en este punto que se deba modificar la norma. Este análisis estadístico pretende demostrar que la documentación de los casos de feminicidio por prostitución es una cuestión de interés público que deberían asumir las instituciones del Estado español. Existen organismos con capacidad técnica, profesional e infraestructura para realizar tal recuento. Hacerlo depende de una decisión política. La investigación y análisis funcional realizados previamente a la puesta en marcha de Geofeminicio, la aplicación tecnológica con la que elaboramos los gráficos y mapas de este informe, nos hizo percatarnos de que nombrar, conceptualizar y la manera de contabilizar, constituyen la clave para poner en foco los asesinatos de mujeres por violencia de género. No sólo la ausencia de cifras globales de feminicidios por países es el problema básico al que nos enfrentamos en el fenómeno del feminicidio en España y en América Latina. Una sumatoria de casos colocados en anuarios estadísticos tampoco alcanza. En el análisis estadístico resulta crucial cómo los contabilizamos (la clasificación o tipos de violencia), bajo qué registros o campos de rellenado, qué definiciones utilizamos en el marco de análisis de la violencia de género, cuáles cruces de datos e información utilizamos y con qué finalidad. Los feminicidios por prostitución forman parte de la Estadística de Defunciones según la Causa de Muerte, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, bajo la denominación: “Agresiones (homicidios)” de Mujeres. Un avance del informe publicado, de 2010, en sus resultados provisionales del mismo (3) reporta 122 homicidios de mujeres. De esas 122, según la Ley Integral, 73 fueron muertes por violencia de género. Los siete feminicidios por prostitución contabilizados en Geofeminicidio en 2010, formarían parte del resto de “homicidios” de mujeres registrados por el INE. Desconocemos de los demás homicidios de mujeres, 42 casos, cuáles son las causas específicas y cuáles los tipos de homicidios. Y en este punto nos surge una pregunta: ¿Por qué el INE, si para el resto de defunciones, la mayoría de las causas están detalladas por tipo, no existe una causa específica por tipo de homicidio de mujeres? Las estadísticas oficiales de España y de la mayoría de los países son deficitarias en este punto y no abarcan todos los tipos de violencia que los hombres ejercen sobre los cuerpos de las mujeres con resultado de muerte. La línea de investigación y de periodismo de datos de Feminicidio.net y el rellenado de la base de datos del feminicidio en Iberoamérica incluye tipos de asesinato de mujeres y tipos de feminicidio. • Desconocemos si alguna o algunas de las 19 mujeres asesinadas eran víctimas de redes de trata (Geofeminicidio también incluye en su tipología el feminicidio por trata). Tampoco la prensa se hace eco de esta línea de investigación. Sólo pudimos saber que tres de las asesinadas trabajaban en clubes de alterne. • No sabemos si estas mujeres sufrían discriminación y violencia por ser inmigrantes, tampoco si alguna o algunas de ellas tenían una condición migratoria irregular. El hecho de que la inmensa mayoría de las prostitutas asesinadas fuese de origen extranjero (10 extranjeras y cinco nacionalizadas), manifiesta una velada discriminación o exclusión social que confina a un determinado grupo de mujeres, originarias de países del sur y de Europa del Este, a tener que vender su cuerpo como única “cárcel” de supervivencia y de explotación económica por parte de clientes, proxenetas, mafiosos de redes de trata y “empresarios” de clubes de alterne, en la Unión Europea. Y si cruzamos la condición de extranjeras de las víctimas con la condición ciudadana nacional de los victimarios (trece de ellos), en algunos casos de los citados, a la dominación masculina y la violencia de género que existe en la relación clienteprostituta se suma el lugar que ocupa cada quien, victimario-víctima, en la construcción subjetiva de la identidad: hombre, blanco, europeo y mujer, mestiza o de color, inmigrante... forma de microcolonización patriarcal, tolerada por un Estado que no ha sido capaz, en su lucha contra la violencia de género, desde que está en vigor la Ley Integral, finales de 2004, de activar políticas de igualdad de oportunidades destinas prevenir la trata de personas con fines de explotación sexual, dirigidas a colectivos de mujeres en riesgo de caer en la prostitución o redes de trata o víctimas de esas prácticas opresoras. • La actuación de la Justicia en los casos en los que dictó sentencia arroja dudas acerca de si se trata de condenas ejemplares o no. Hay una excepción, la del caso del hombre mayor, sentenciado a 17 años de prisión con agravante de abuso de autoridad. El resto de sentencias, entre 10 y 12 años de condena, merecen preguntas que no estaría 12
  13. 13. Infografía de organismos oficiales y no oficiales que documentan las cifras oficiales de mujeres víctimas de violencia de género en el marco de la Ley Integral. 13
  14. 14. mal responder comparando el tiempo de reclusión dictado en estos casos con el tiempo de reclusión en condenas de otros delitos o condenas a victimarios de mujeres que fueron asesinas en el marco de la aplicación de la Ley Integral de Violencia de Género: ¿es justo que un hombre que asesina con saña a una mujer (que la Justicia rechaza como tal en varios casos) sea condenado con una docena de años? ¿Es justo que a un victimario le reduzcan la pena cinco años de un asesinato por 60.000 euros, cifra que el fiscal del caso autorizó también como atenuante? ¿Es justo que a un hombre que mató a golpes a una mujer, la descuartizó con un serrucho, quemó las manos y la cabeza y arrojó su cuerpo a dos contenedores y un descampado le hayan reducido en segunda instancia tres años la pena, condena que quedó en 11 años de prisión y tres meses por profanación del cadáver de la víctima? • Si contáramos con cifras oficiales sobre el número de mujeres que ejercen la prostitución por voluntad propia o como víctimas de trata en España, podríamos medir la tasa de feminicidios por prostitución en relación a la población de mujeres prostitutas. • Nos parece grave que las redes de trata y los empresarios de los clubes de alterne estén invisibilizados en las noticias sobre los casos de asesinatos de prostitutas. Los grandes medios de comunicación no informan ni advierten a la opinión pública sobre el peligro de las mafias de tráfico de personas con fines de explotación sexual. • Por último, consideramos que es crucial incluir en el debate sobre la prostitución y la trata de mujeres en España, el riesgo que padece este colectivo de mujeres de sufrir violencia extrema. ANÁLISIS DE NOTICIAS EN PRENSA DIGITAL 1 Cifras: los periódicos no los consideran casos de violencia de género Los feminicidios por prostitución no son tratados por las y los redactores y editores de los periódicos como crímenes machistas. Lo constatamos por las noticias publicadas que registramos en Geofeminicidio. Algunos artículos incluso aclaran que no se trata de un caso de violencia de género. • Caso 2 (El Periódico de Cataluña): “Según fuentes cercanas al caso, el crimen no estuvo motivado por un móvil económico o pasional. Los primeros indicios ya apuntaban que no se trataba de un robo que acabara mal o de un crimen machista”. • Casos nueve y 10: (El Mundo): “La Guardia Civil ha descartado que la muerte a cuchilladas de estas dos mujeres corresponda a un caso de violencia de género, dado que no había relación sentimental entre el detenido y sus víctimas, según explicaba este viernes la Subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares”. “Crimen pasional” todavía se usa ese término en la prensa para justificar el acto por parte del victimario y enmascarar el asesinato machista, como en el artículo de El Periódico de Cataluña: “La causa de lo ocurrido fue distinta, según revelaron las pesquisas ‘cuando estaba con la chica el hombre se enajenó, se puso extremadamente violento, perdió el control y la mató’”. El enfoque de las noticias recopiladas forma parte de la estigmatización social en torno a la prostitución y a las mujeres que la ejercen. Existe una negación de la violencia machista contra las “otras” mujeres. Por otro lado, que sea o no un caso de violencia de género: ¿depende de su institucionalización? Para los periodistas de las noticias citadas parece que sí. En ambos artículos, las fuentes policiales se remiten a lo que digan las autoridades. En los casos nueve y 10, de Benissa, Alicante, Encarna Llinares, la Subdelegada de Gobierno se encarga de remarcar que no es un crimen machista. Advertía en las conclusiones del informe que esto da lugar a un concepto equivocado y limitado de los distintos tipos de violencia que sufren las mujeres por el hecho de ser mujeres. Las noticias transmiten el discurso oficial que discrimina entre dos tipos de mujeres, a las primeras se les aplica una Justicia con perspectiva de género basada en la comprobación de la relación de pareja entre víctima y victimario. Las segundas están fuera de la normatividad femenina, de la heterodesignación, son las mujeres que se “salen de la raya” y por lo tanto “es normal” que el peligro las aceche. El sistema patriarcal, la naturalización de la violencia de género y sus consecuentes prácticas discursivas se diseminan con resultados previsibles aunque velados a los ojos de la opinión pública: en la prensa las mujeres asesinadas son revictimizadas y sus victimarios, hombres, invisibilizados en una criminalidad justificada. Las “otras” mujeres, las prostitutas, son tratadas en las noticias como las no-esposas, no-novias, no-amigas, noamantes. 2 Asesinato: su descripción se centra en la saña de los agresores En ese limbo o no-lugar funciona una paradoja, la indiferencia o subvaloración manifestada por la prensa es acompañada por una sobrerepresentación de la violencia que padecen estas mujeres antes de morir: se muestran de14
  15. 15. scripciones cruentas de los hechos violentos relacionados con el asesinato y la saña del asesino sin que aporte información sustancial a la noticia. El énfasis está puesto en las torturas y atrocidades que sufren los cuerpos de las víctimas y en los efectos del uso de la fuerza masculina. Apelan al morbo y hasta transmiten el sadismo del asesino. • Caso 3 (El Día de Córdoba) “En la madrugada de un día no determinado pero comprendido entre el 7 y el 9 de abril de 2010, se produjo una fuerte disputa. Según el fiscal, Salvador C. R. se dirigió a un armario, del que cogió un cuchillo con una hoja de 26 centímetros de longitud y cinco de ancho, así como un hocino con una hoja de 17 centímetros. Provisto de las referidas armas, se aproximó a la víctima, a la que ‘comenzó a asestar multitud de golpes en la cabeza, cuello, abdomen y extremidades superiores’. La víctima intentó huir, pero el procesado lo evitó cerrando con llave la puerta del domicilio. La Fiscalía relata que, acto seguido, el individuo continuó asestándole golpes a la mujer, hasta un total de 91. La multitud de heridas sufridas le causaron una cuantiosa hemorragia externa, lo que le originó una insuficiencia cardiocirculatoria que le provocó la muerte por shock hemorrágico”. • Caso 5 (Levante) “El procesado contactó desde el teléfono móvil de su mujer con la prostituta y se citó en el domicilio de la víctima. El acusado discutió con la mujer y la golpeó con gran violencia. Un ejemplo de la brutalidad con la que actuó el homicida es que con uno de los golpes le partió una prótesis dental. Después, agarró fuertemente el pañuelo de seda que llevaba la mujer en el cuello y apoyó uno de los pies sobre su espalda para aplicar más fuerza”. • Caso 6 (ABC-Agencia EFE) “Desde allí fueron a otro lugar también alejado del pueblo y propiedad de la familia del acusado, quien, mientras estaban los dos sentados en el coche, sacó una navaja y se la clavó a la mujer varias veces en el tórax y los brazos. A continuación, sacó a la mujer del coche y la siguió acuchillando, hasta que la arrastró hasta un pozo y arrojó su cadáver al interior”. • Casos nueve y 10 (Las provincias) “Lo cierto es que enfureció y la emprendió a golpes con la prostituta. Primero le rompió un vaso de cristal en el pecho. A continuación, cogió un cuchillo y cosió a puñaladas tanto a ella como a la segunda víctima, que se había despertado con el alboroto. No fue hasta el día siguiente cuando cobró verdadera conciencia de la atrocidad que había cometido y decidió entregarse”. • Caso 12 (La Opinión de Málaga) “Salió desnudo, envuelto en una toalla, señaló, mantuvieron las relaciones y le dio 50 euros. Ella se dio la vuelta, y la amenazó con el cuchillo pidiéndole todo el dinero. Sólo tenía 60 euros en el bolso. Se quedó además con las tarjetas bancarias. ‘Le pinché con el cuchillo en diversas ocasiones, sin saber por qué lo hacía. Ella cogió un cojín que estaba en la cama para defenderse, pero la pinché a través del mismo’, aclaró. Salió herido del forcejeo, en concreto en su antebrazo izquierdo y el pecho, dijo. ‘Le miré el pulso en el cuello y pensé que estaba muerta’, apuntó. La mujer gritó, y él trató de callarla tapándole la boca con la mano y la funda de la almohada. ‘La televisión estaba encendida’, añadió”. • Caso 13 (ABC) “La secuencia de los hechos fue la siguiente. Raúl y la joven mantuvieron un último contacto sexual y estuvieron consumiendo alcohol y cocaína. En un momento dado, la mujer le pidió una cantidad de dinero que el homicida confeso se negó a entregarle. La discusión fue brutal, hasta que Raúl agarró un martillo y la golpeó en la cabeza. Luego, acabó matándola de dos cuchilladas”. En todos los artículos señalados el relato de la historia se centra en la descripción del acto violento o el acto violento conforma el único relato dentro de la noticia. Las imágenes transmiten una fijación que suele manifestarse en periodistas dedicados a la cobertura de crímenes: el morbo y el sadismo del asesino se traslada a la subjetividad del redactor. El foco de la redacción elude las causas del asesinato, la criminalidad y peligrosidad del asesino; evade el sufrimiento y el horror que padece la víctima y niega la violencia patriarcal que carcome la rutina con información constante e ininterrumpida de asesinatos misóginos. Las páginas de “sucesos”, ”policiales” y de “impacto” de los periódicos descontextualizan la violencia de género en una serialidad de hechos aislados de la “normalidad”. Los medios de comunicación no asumen que con frecuencia se convierten en reproductores y propagandistas de la naturalización de la violencia de género. 3 Cosificación: prostitutas no-mujeres La cosificación de las mujeres se manifiesta primero en el lenguaje. En la mayoría de los artículos citados se las llama prostitutas antes que mujeres. Falsamente, como dirá Marcela Lagarde, si para la ideología patriarcal la sexualidad de las mujeres es definitoria en sus vidas y en su feminidad, la prostitución es un modo de vida total (real y simbólicamente). En la mayoría de los artículos periodísticos las mujeres son discriminadas y esencializadas doblemente, por ser mujeres y ser prostitutas. 15
  16. 16. • Caso dos (El País) “Era rusa y tenía 30 años. Los vecinos destacan su belleza y gusto por la buena ropa”. “Cada día veía entrar y salir chicas guapísimas del edificio, rubias, negritas...Era tan guapa y tan elegante que al principio no pensé que trabajara de eso, que fuera prostituta (cita de un testigo)”. • Caso ocho (La Mañana) “Una joven prostituta de 25 años que desde hacía un año y medio alquilaba sus curvas en las rotondas de la capital del Segria...” “Rara era la noche que su cuerpo no deslumbraba a los conductores que entraban o salían de Lleida”. • Caso 13 (ABC) “En el mundillo en el que se movía, era bastante conocida. Se definía como una “tigresa” y dependiendo de la ocasión daba un nombre u otro...A sus 30 años, a algunos clientes les parecía mayor...” La manera de describir a las víctimas está influenciada en cómo éstas se presentan en los avisos de prostitución, se hace referencia a sus nombres “profesionales”, el precio que cobraban por el “servicio” e incluso se le da especial relevancia a aquellas que tenían una larga cartera de clientes o lograban ganar importante sumas de dinero con dicha actividad. 4 Motivos: una discusión o un robo, nunca la misoginia En algunas noticias se cita a informes de la declaración ante la policía, folios de sentencia o fuentes que llevan los casos. Pese a que los reporteros recopilan información y datos sobre víctima y victimario, ¿por qué no se publican con mayor detalle rasgos de los hombres que cometen los crímenes? Los redactores no infieren, por ejemplo, que los victimarios no quieren pagar el precio pautado por las víctimas cuando en al menos la mitad de los casos el motivo del asesinato es “el precio del servicio” o se presume que lo sea: ¿Es esto lo que desencadena la violencia en ellos que acaba en una demostración atroz de fuerza y en el asesinato? Centrar el motivo de los feminicidios en esta cuestión esconde la misoginia, desplazada a la perspectiva subjetiva de quien elabora la noticia. La misoginia es una mentalidad social alimentada por el imaginario colectivo, la continua reproducción y repetición de mitos antiguos y contemporáneos -sobre todo los relacionados con el amor romántico- y la resistencia del patriarcado como sistema de vida a que las mujeres rompan con el orden simbólico que las coloca en un lugar de inferioridad en nuestra especie. Los medios de comunicación retroalimentan esa misoginia que tiene su especial representación en las noticias policiales o de “sucesos” de los periódicos. Y si no: ¿por qué ocupa un espacio importante de la información que el victimario sea apreciado por la comunidad en la que vive: la misoginia del hombre “normal” que acuchilló a las dos mujeres en su piso de Benissa, Alicante y luego del asesinato fue a trabajar como si se tratara de un día de rutina. ¿Y la misoginia del que mató a golpes y descuartizó a la mujer, que pensó en suicidarse cuando se dio cuenta de lo que había hecho, al día siguiente? En lugar de eso fue a una ferretería, compró un serrucho, descuartizó a la mujer y se deshizo del cuerpo para no dejar rastros del crimen. La misoginia del supuesto asesino en serie que sentía asco por las prostitutas debido a un trauma de su infancia (ellos son asesinos por culpa de “otros u otras”, un lugar común en las narraciones de noticias policíacas del motivo que los llevó a cometer el crimen). También podemos citar la misoginia del anciano que olvidó las llaves de su departamento con el cuerpo de la víctima dentro y llamó a un cerrajero al que le dijo cuando entraron a su casa, frente a un gran charco de sangre: “hay un muerto, ¿quieres verlo?”. O la del victimario que estranguló a la mujer más joven de nuestro recuento, de 20 años y la tiró a la calle, frente a su portal, como si se tratara de una bolsa de basura y después llamó por teléfono a su madre para que limpiara el piso. ¿Cómo es posible que las y los periodistas no se cuestionen acerca del odio de los victimarios hacia las mujeres y de lo que es capaz ese odio, que lleva a aniquilar la vida de una persona? En estos casos de violencia extrema se manifiesta de manera evidente y lacerante esa misoginia, ¿por qué no la deconstruimos? Los medios de comunicación son un espejo de esa mentalidad social, el calado de la misoginia llega en distintos niveles a todos los sectores de la sociedad, desde el Estado, sus leyes, sus autoridades, sus fuerzas de seguridad, su Justicia... hasta la ciudadanía, representada en el último peldaño por simples lectoras y lectores de periódicos. Puntualizo recomendaciones generales derivadas del análisis de prensa de este informe: • Las secciones de noticias policíacas, “sucesos”, “sociedad” que cubren crímenes y delitos, deberían contar con un protocolo de redacción en el que se excluyan la descripción de los actos violentos que no aporten información al caso y que inciten o hagan alarde del ejercicio de la violencia. • Cambio en el enfoque de la noticia, centrada en la criminalidad del victimario o agresor y no en la víctima, quien generalmente acaba siendo revictimizada por la prensa. • Las y los reporteros, cronistas, redactores, editoras y editores de este tipo de noticias deben contar con una formación especial, focalizada en sensibilizar a lectores y lectoras en la prevención de todas las formas de violencia, en especial la violencia de género. Y utilizar ese enfoque en la elaboración de noticias y reportajes desprovistos de sensacionalismo y banalidad, que involucre a expertos y expertas en sociología, criminología, psicología, filosofía, 16
  17. 17. antropología, pedagogía y otras disciplinas; nos permitiría comprender e interrogarnos sobre el fenómeno de la violencia con más y mejores argumentos, herramientas y saberes. • La incorporación de un glosario de términos: terrorismo sexual, misoginia, discriminación de género, cosificación, androcentrismo y patriarcado, entre otros, daría un matiz distinto a las noticias y ayudaría a desmontar prejuicios y falsedades sobre la naturalización de la violencia contra las mujeres que se utilizan y se repiten como si se trataran de verdades inmutables. 17

×