Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Iñaki Lopez entrevisto a Pablo Ibar en el corredor de la muerte

28 visualizaciones

Publicado el

Destacaría cuando la dirección me mandó al corredor de la muerte de la prisión de Stark en Florida a entrevistar a Pablo Ibar. Esa experiencia no se me olvidara jamás. 6 Febrero 2010 Noticias de Gipúzkoa

Publicado en: Noticias y política
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Iñaki Lopez entrevisto a Pablo Ibar en el corredor de la muerte

  1. 1. 76 MIRARTE Noticias de Gipuzkoa Sábado, 6 de febrero de 2010 comunicación I Ñ A K I L Ó P E Z PRESENTADOR DE ‘PÁSALO’ Y ‘EL CONQUIS’ EN ETB-2 “Yo prefiero las aventuras en el plató, lo de las privaciones en la Patagonia se lo dejo a Iantzi” Ha empezado una nueva aventura, durante unos días combinará este trabajo televi- sivo con los últimos días en ‘Pásalo’. Iñaki López hace en esta entrevista un viaje por seis años de su vida profesio- nal, un tiempo ligado inten- samente a ETB. Ahora expe- rimenta con otro formato Iñaki López pre- senta los lunes ‘El conquis’. FOTO: ETB. ROSANA LAKUNZA DONOSTIA. Le gusta más la aventu- ra del plató que irse a la Patagonia a lidiar con dificultades. Ahora le toca replantearse su vida profesio- nal mientras dedica los lunes a El conquis, un debate sobre el reality que presenta Julian Iantzi. ¿Va a ser usted la Mercedes Milá de El conquistador? Como fan del concurso de ETB, le tengo ganas a este programa que es más que un debate. Adelantamos imágenes de las próximas semanas, emitimos momentos inéditos del concurso y tendremos en plató a los protagonistas, así como a ganado- res de ediciones anteriores, más lo que aporte la gente a través de Facebook o Twitter. Creo que los tocados a lo Carmen Miranda que luce la Milá o sus vestidos de fabuloso y rococó diseño a mí no me harían justicia. Man- tendré mi estilo, más sobrio. ¿Considera que El conquis es una alternativa a su trabajo en ‘Pásalo’? Es otro proyecto, otro horario, un público distinto y una pro- ductora diferente. Y eso es bue- no. Hay que probar de todo en esta profesión. Pero Pásalo es hasta el momento el progra- ma del que más orgulloso me siento. Han sido 1.420 edicio- nes en seis años, doce meses al año. Y eso lo convierte en algo muy especial. Es el lugar donde más tiempo he perma- necido trabajando, y Adela mi relación más duradera... hasta la fecha. ¿Cómo ve su papel dentro de este debate? Yo pretendo divertirme con este programa tanto como viendo el concurso el domingo. El con- quistador tiene mucha miga y los lunes la desmenuzamos. Noso- tros recreamos los momentos más peliagudos, divertidos o tensos, sabremos las razones de cada con- cursante hablando con él en plató y sobre todo, trataremos de pasar un buen rato durante los 50 minutos que dura... ¡Que no es poco! ¿Es un aventurero de plató? Sí. Lo de las privaciones en la Pata- gonia se lo dejo a Julian. Mi expe- riencia como avezado aventurero se limita a un par de subidas al Gorbea con resultado desigual y algún escarceo con el Pagasarri. Disto mucho de parecerme a De la Qua- dra Salcedo. ¿Cuál ha sido su mayor aventura? He pasado grandes tribulaciones simplemente cambiando un neu- mático, pero mi mayor aventura fue resultar retenido en la pista del aero- puerto de Caracas durante varias horas porque mi maleta resultaba sospechosa. Ya me veía regentando el economato de alguna prisión boli- variana... Afortunadamente aquella no era mi maleta. Era la de un ciu- dadano chino. Pásalo termina en una semana. ¿Podría hacer un balance? Inmejorable. Han sido seis años intensos y apasionantes. Hemos retransmitido en directo la muerte de un Papa y la llegada de otro, catás- trofes varias, inicios y fines de tre- guas, la llegada de Obama o la final de Copa en Valencia con el Athletic... Todo lo que ha ocurrido en estos 72 meses ha pasado por nuestra mesa dedebate.Nohemospretendidonun- ca hacer un programa perfecto, ni sentar cátedra, y nos habremos equi- vocado centenares de veces, seguro; pero creo que no fallo al decir que ha sido la mesa más plural que jamás se haya visto en un medio de comu- nicación. Y todo esto con notables resultados de audiencia. ¿Han sido duros los últimos meses? Sí, pero hasta cierto punto. Aquí todos sabemos que así funciona la televisión. Los proyectos llegan y se van. Y que uno supere el lustro con buena audiencia es un éxito raro de ver. Ése ha sido nuestro caso. Es bueno que la televisión se renueve y lleguen nuevos proyec- tos. Éste es un medio dinámico. Eso lo sabíamos cuando empezamos aquí, nunca lo hemos olvidado. Ahora tocan nuevos formatos... y ¡que gire la rueda! ¿Podría destacar los mejores momentos? ¡Buf! ¡No me pides tú nada, querida! Han sido muchos. Yo destacaría cuando la dirección me mandó al corredor de la muerte de la prisión de Stark en Florida a entrevistar a Pablo Ibar. Esa experiencia no se me olvidara jamás. Ni las bromas de un funcionario sobre el gasto que supo- níatenerlasillaparada.Ademásnos detuvo a todo el equipo el sheriff de Gainsville por circular por su pue- blo con las largas puestas. La Amé- rica profunda es muy marciana. ¿Y los peores? El tsunami del Índico, el terremoto de Haití... no son noticias nada agra- dables de contar. También ha sido increíble la cantidad de tardes dedi- cadas a la violencia de género o los accidentes laborales para que a la postre nada parezca cambiar. Eso, y la abortada tregua. Una pena aquel día de la T4. ¿Qué sensaciones se tienen cuando un trabajo como éste, de larga dura- ción, tiene fecha de caducidad? C’est la vie! Nadie sospechamos jamás en el equipo que nos jubila- ríamos haciendo Pásalo. Pero hemos hecho historia en ETB y con eso nos quedamos. La sensación es la de misión cumplida. Por el camino ha dejado ofertas de Telecinco, Antena 3 o Cuatro, ¿se arrepiente? Nunca. Es cierto que Pásalo y for- matos como La caja negra me per- mitieron tener muchas novias en Madrid pero consideré que nadie me ofrecía un proyecto como Pásalo. Esto no es fútbol, a los 35 no creo estar en el ocaso de mi carrera; las ofertas siguen llegando. ¡Quién sabe qué nos depara el futuro! Dijo “no” a María Teresa Campos, le dio plantón. ¿Osado? ¡Ja ja! La Campos son palabras mayores. Ella es televisión con mayúsculas y fue una sorpresa para mí su interés hace unos años, cuan- do además era la reina indiscutible de las mañanas. Pero aquí, en casa, tenía proyectos más interesantes. No hablé directamente con ella pero estoy seguro de que lo entendió como profesional que es de este medio. ¿Si ella le dijera ven…, ahora? No depende de quién me llame, sino de que formato me ofrezca. Y tam- poco tengo en mente mi formato per- fecto. Pero sí sé lo que me gusta y lo que no haría jamás. La directora de Pásalo opina que el formato no está agotado, ¿qué pien- sa usted? Arri Granados sabe latín, arameo y sánscrito en esto de la tele. Como diría Carlos Sobera, ella es buena, muy buena. Ha mantenido este pro- yecto en pie 1.420 programas y a base de merecidos pescozones ha hecho de mí algo parecido a un pro- fesional. Creo que no se equivoca tampoco en este caso. Aunque en ese tema mi opinión no es muy impar- cial. Madrid siempre le ha tirado los tejos, ¿va caer ahora en la tentación? Trabajar en Madrid es algo que no me quita el sueño. Si llega el forma- to adecuado en el momento correc- to me lo plantearé como he hecho siempre. Siempre me han tratado muy bien en esta casa. “No tengo en mente el formato perfecto, pero sí sé lo que me gusta y lo que no haría jamás” S U S F R A S E S “El conquistador’ tiene mucha miga y los lunes la desmenuzamos para pasar un buen rato”

×