Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

TANYA IBAR ESPOSA DE PABLO IBAR, PRESO EN EE UU

33 visualizaciones

Publicado el

«Sólo me permiten darle un beso al llegar y al salir». La esposa de Pablo Ibar dice que el sobrino de Urtain ha recobrado la esperanza de una vida en libertad. 03 mayo 2009 Diario Vasco

Publicado en: Noticias y política
  • DOWNLOAD THAT BOOKS INTO AVAILABLE FORMAT (2019 Update) ......................................................................................................................... ......................................................................................................................... Download Full PDF EBOOK here { http://bit.ly/2m6jJ5M } ......................................................................................................................... Download Full EPUB Ebook here { http://bit.ly/2m6jJ5M } ......................................................................................................................... Download Full doc Ebook here { http://bit.ly/2m6jJ5M } ......................................................................................................................... Download PDF EBOOK here { http://bit.ly/2m6jJ5M } ......................................................................................................................... Download EPUB Ebook here { http://bit.ly/2m6jJ5M } ......................................................................................................................... Download doc Ebook here { http://bit.ly/2m6jJ5M } ......................................................................................................................... ......................................................................................................................... ................................................................................................................................... eBook is an electronic version of a traditional print book that can be read by using a personal computer or by using an eBook reader. (An eBook reader can be a software application for use on a computer such as Microsoft's free Reader application, or a book-sized computer that is used solely as a reading device such as Nuvomedia's Rocket eBook.) Users can purchase an eBook on diskette or CD, but the most popular method of getting an eBook is to purchase a downloadable file of the eBook (or other reading material) from a Web site (such as Barnes and Noble) to be read from the user's computer or reading device. Generally, an eBook can be downloaded in five minutes or less ......................................................................................................................... .............. Browse by Genre Available eBooks .............................................................................................................................. Art, Biography, Business, Chick Lit, Children's, Christian, Classics, Comics, Contemporary, Cookbooks, Manga, Memoir, Music, Mystery, Non Fiction, Paranormal, Philosophy, Poetry, Psychology, Religion, Romance, Science, Science Fiction, Self Help, Suspense, Spirituality, Sports, Thriller, Travel, Young Adult, Crime, Ebooks, Fantasy, Fiction, Graphic Novels, Historical Fiction, History, Horror, Humor And Comedy, ......................................................................................................................... ......................................................................................................................... .....BEST SELLER FOR EBOOK RECOMMEND............................................................. ......................................................................................................................... Blowout: Corrupted Democracy, Rogue State Russia, and the Richest, Most Destructive Industry on Earth,-- The Ride of a Lifetime: Lessons Learned from 15 Years as CEO of the Walt Disney Company,-- Call Sign Chaos: Learning to Lead,-- StrengthsFinder 2.0,-- Stillness Is the Key,-- She Said: Breaking the Sexual Harassment Story That Helped Ignite a Movement,-- Atomic Habits: An Easy & Proven Way to Build Good Habits & Break Bad Ones,-- Everything Is Figureoutable,-- What It Takes: Lessons in the Pursuit of Excellence,-- Rich Dad Poor Dad: What the Rich Teach Their Kids About Money That the Poor and Middle Class Do Not!,-- The Total Money Makeover: Classic Edition: A Proven Plan for Financial Fitness,-- Shut Up and Listen!: Hard Business Truths that Will Help You Succeed, ......................................................................................................................... .........................................................................................................................
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
  • Sé el primero en recomendar esto

TANYA IBAR ESPOSA DE PABLO IBAR, PRESO EN EE UU

  1. 1. AL DÍADV8 DOMINGO, 3 DE MAYO DE 2009 JAVIER PEÑALBA Tanya Ibar, esposa de Pablo, pre- so en el corredor de la muerte en Estados Unidos, asegura que su marido ha recuperado la esperan- za de vivir una vida en libertad. La denuncia realizada hace unos meses desde una cadena de tele- visión estadounidense por una persona que atribuye a un hom- bre llamado William Ortiz el tri- ple crimen por el que Pablo fue condenado ha llevado a un juez a ordenar la revisión de algunos aspectos relacionados con el caso. De momento, el magistrado ha pedido que se compruebe si las huellas y muestras de ADN que se hallaron en el escenario del crimen se corresponden con las de Ortiz. Si así fuese, Pablo Ibar habría ganado una gran batalla en su camino hacia la libertad. – ¿Cómo se encuentra la familia tras las últimas decisiones de los jueces? – Estamos bien. Después de las medidas que el magistrado adop- tó la semana pasada, estamos muy esperanzados. Sin embargo, somos plenamente conscientes de que aún nos queda un largo camino por delante. – ¿Y qué dice Pablo? – Pablo está entusiasmado con todo esto. A veces dice que aho- ra mismo se siente como si estu- viera en un sueño. – ¿Tienen confianza en que las pruebas que se van a practicar próximamente demostrarán la ino- cencia de Pablo? – Tenemos que recordar que con eso no se tiene nada garantizado en el estado de Florida. Pablo te- nía un ADN que le excluía y nin- guna de sus huellas dactilares coincidían con las de la escena del crimen, pero aún y todo fue declarado culpable. Así que no puedo decir que esté confiada, pero pido a Dios que la gente vea finalmente la verdad: que Pablo es inocente y que las nuevas prue- bas lo pondrán en libertad. –¿Qué sintió su marido cuando supo que un testigo relacionaba a William Ortiz con el triple ase- sinato? – Creo que al principio Pablo es- taba conmocionado. No se creía lo que estaba pasando. Sé que en- tonces se echó a llorar. Por fin se sabría que la persona que en rea- lidad había cometido el crimen estaba en la calle y que acabarían por ponerle en libertad. – ¿Conocía o conoce Pablo a Wi- lliam Ortiz? – No, Pablo nunca ha coincidido con William Ortiz. Ni le conoce. –¿Saben ustedes quién es William Ortiz? – No, no le conocemos de nada, ni sabemos quién es. – Y la persona que hizo la denun- cia por televisión, ¿la conocen? – No, tampoco conocemos al hom- bre que ofreció su testimonio en la televisión. – Dice que Pablo está mucho más animado. – Sí, Pablo está mejor anímica- mente ahora, aunque sabemos que aún queda un largo camino por recorrer. Pablo sabe que el proceso en el que estamos inmer- sos requiere su tiempo. Por eso tenemos que ser realistas y tener los pies sobre la tierra. La noche de autos – ¿Qué les transmite el abogado sobre todo lo que está acontecien- do? – Ha dejado muy claro que él está trabajando sobre todos los aspec- tos y que esto va a costar algo de tiempo y de dinero. No va a ser algo inmediato. Son muchos los frentes en los que está trabajan- do ahora mismo y no va a desis- tir hasta que Pablo esté en casa. – ¿Para cuándo cree que habrá una decisión? – No estoy segura. Rezo con la es- peranza de que llegue cuanto an- tes. Quiero a mi marido en casa. – Si las pruebas demuestran que Ortiz estuvo en la casa de los crí- menes, ¿qué sucederá con Pablo? – No estoy muy segura de lo que ocurrirá a corto plazo, pero sé que con el tiempo volverá a casa. No me imagino cómo pueden te- ner a Pablo en la cárcel si las pruebas demuestran que Ortiz es el asesino. – Pablo siempre ha negado su par- ticipación en el crimen. Recuér- denos dónde se encontraba aquel día. – Pablo estaba en mi casa el día en que se cometió el delito. Mi madre y mi hermana mayor se habían ido a Irlanda para su gra- duación. Nos habían dejado a mi hermana y a mí con uno de mis primos en casa. Pablo pasó la no- che conmigo aprovechando que mi madre no estaba. A la maña- na siguiente Heather, mi herma- na pequeña, descubrió a Pablo en mi cama. Y se lo dijo a mi primo. Éste nos avisó entonces que para cuando volviera de dejar a mi «Sólo me permiten darle un beso al llegar y al salir» TANYA IBAR ESPOSA DE PABLO IBAR, PRESO EN EE UU La esposa de Pablo Ibar dice que el sobrino de Urtain ha recobrado la esperanza de una vida en libertad Tanya, en una imagen tomada durante el juicio de apelación. /EFE «Pablo a veces dice que ahora se siente como si estuviera en un sueño» «Tenemos que ser realistas, aún queda un largo camino por recorrer» «Sólo se puede mantener una relación así si realmente crees en la otra persona»
  2. 2. AL DÍADOMINGO, 3 DE MAYO DE 2009 9DV hermana en la casa de una de sus amigas Pablo haría bien en mar- charse, porque me iba a montar un follón de cuidado. – Una cámara de seguridad que había en la casa donde se come- tieron los asesinatos grabó los he- chos. Habrá visto las imágenes en infinidad de ocasiones. ¿El au- tor de los delitos se parece tanto a Pablo? – Creo que podría parecerse a una gran cantidad de hispanos. Ese hombre tiene la apariencia gene- ral de un hispano. Creo que no se parece a Pablo, porque conozco muy bien la cara de Pablo y él es- taba conmigo esa noche, por lo que no puede parecerme que fue- ra él. –¿Cada cuántos días va a verle? – Voy a visitarle todos los sába- dos. A veces tengo un permiso es- pecial para el domingo y enton- ces le visito ambos días, pero eso sólo ocurre cada 90 días. –¿Cuántos kilómetros tiene que hacer para visitarle? – Tengo que conducir 514 kilóme- tros de ida y otros tantos de vuel- ta. En total 1.028 kilómetros. – ¿Cómo es el espacio en el que se ven? – Es muy grande, con un montón de mesas alrededor de la sala. Tienen barajas y otros juegos de mesa para jugar entre dos perso- nas. También hay una cantina donde conseguir algo para comer o beber. – ¿Cuánto tiempo les permiten estar juntos? – La visita es de nueve de la ma- ñana hasta las tres de la tarde. Son un total de seis horas las que podemos estar juntos. Aunque a veces tardan un poco en bajarles y perdemos una hora de nuestra visita. Eso no sucede siempre, pero sí de vez en cuando. La relación de pareja – ¿Les permiten mantener con- tacto físico? – El único contacto físico permi- tido es un beso al entrar y luego un beso antes de salir. Durante la visita podemos cogernos la mano o darnos un abrazo, pero depende del guardia que trabaje ese día. A algunos no les impor- ta y a otros sí. Cada semana pue- de ser distinta. – Son ya quince los años que Pa- blo lleva en prisión. Usted siem- pre ha estado a su lado, ¿se pue- de mantener una relación de esta forma? – Creo que todo es posible si te lo llegas a creer. He de decir que no es una vida fácil de llevar. Mu- chas noches no paro de llorar has- ta dormirme soñando con que tengo a Pablo a mi lado. Mi cora- zón está dolido por Pablo porque sé que no se merece estar en el corredor de la muerte por algo que él no cometió. Ojalá pudiera aliviarle ese dolor. El amor que Pablo y yo compartimos es muy especial. Siento que somos uno y que mi amor por él no morirá nunca. Creo que sólo es posible mantener una relación como ésta si realmente crees en la persona y le tienes un gran amor. El amor puede conquistarlo todo. – Pablo le dijo en alguna oca- sión que se olvidara de él, que comenzara una nueva vida. ¿Que pensó usted? – Pensé que eso me demostra- ba el gran hombre que es. Él podría haber sido egoísta y ha- berme mantenido junto a él hasta que yo le hubiera deja- do, pero Pablo no es así. Se preocupa demasiado por la gente y no quiere que sufran como él. Para mí es un hom- bre cabal y ese episodio lo que hizo fue que estuviera aún más segura, si cabe, de que quería pasar por todo esto con él. – ¿Nunca se le ha pasado por la cabeza dejarlo? ¿Por qué? – No, nunca se me ha pasado por la mente dejarlo. No podría estar con otro. En el fondo de mi ser estaría pensado siem- pre en Pablo y eso no sería jus- to para el otro. Pablo es mi vida y si esto es lo que tengo que soportar para estar con él, que así sea. Creo que Dios no te da más pruebas que las que puedes soportar. Sé que un día estaremos juntos tal como he- mos soñado. – Háblenos de Pablo, ¿como és? – ¡Pablo es el amor de mi vida! Es una gran persona. Siempre está pensando en los demás y en qué puede hacer para echar una mano. Es muy amable y tiene un maravilloso sentido del humor. Hace que me ría mucho. Me siento tan bien cuando estoy con él... Todo el mundo quiere estar siempre a su alrededor. Tampoco me pue- do olvidar de lo guapo que es. Sabe escuchar y me da conse- jos cuando los necesito. Me siento afortunada por tenerle como esposo. – ¿Le cree capaz de hacer lo que dicen que hizo? –¡De ninguna manera! (se muestra muy enérgica). En ab- soluto. ¡Pablo nunca pudo ha- ber hecho algo así! Eso no va con su carácter. – ¿Con qué sueña Pablo si que- dase en libertad? – Si Pablo es puesto en liber- tad, nuestro sueño sería ir a España y comenzar un nueva vida con nuestra familia. Nuestro deseo es también ayu- dar a otros que puedan estar en la misma situación, espe- cialmente los más jóvenes. Sólo queremos ser felices y es- tar junto a la gente que más amamos. La vida es muy cor- ta así que no hay que dar nada por sentado. Viviremos la vida a tope. «Soñamos con irnos a vivir a España» J. P. T ras recorrer medio mundo, llega a Fran- cia la exposición Bo- dies y una orden judi- cial provoca su clausura. Se compone la misma de una se- rie de anatomías humanas en- teras y en secciones, órganos, músculos y tegumentos, más sistemas sanguíneos y nervio- sos, todo ello perfectamente conservado mediante trata- miento químico con polímero. Además de prohibir su exhibi- ción pública, el magistrado ha secuestrado los cuerpos argu- yendo que «el espacio asigna- do por la Ley al cadáver es el cementerio». El señor juez se ha metido en un jardín francés del que ya veremos cómo sale. Pues con esa sentencia en la mano, pue- de que mañana alguien denun- cie al Museo del Louvre por ex- poner de forma permanente una momia de época ptolemai- ca, y entonces no quedará más remedio que precintar la gran pirámide de cristal. ¿Y qué pasa con las reli- quias? Dos basílicas francesas (Toulouse y Saint-Denis) pre- sumen de atesorar las más sun- tuosa colecciones de vísceras y extremidades santas existen- tes en Europa. Reliquias que en algunos lugares –recorde- mos– se sacan de paseo en fe- chas señaladas. Ahí quiero ver yo a la policía judicial intervi- niendo: «Están rodeados... ¡Sal- gan con las manos del santo en alto!». Una vez inhumadas momias y reliquias, les llegará el turno a los gabinetes de medicina. El justiciero parisino no necesi- tará ir lejos: en el corazón del barrio Latino hay abierto al pú- blico un alucinante Museo de Anatomía Patológica, largas fi- las de botes de cristal conte- niendo cuerpos en formol de seres nacidos con deformacio- nes y otros descarríos de la ma- dre naturaleza cuya descrip- ción ahorraré a mis lectores. ¿No tendrá que aplicarse tam- bién ahí el precepto de que «el espacio asignado por la Ley al cadáver es el cementerio»? Limpia Francia de tales abe- rraciones y sin cortarse un pelo a lo Garzón, el mesié po- drá intervenir en el extranje- ro: la justicia universal impo- ne que saquemos a Lenin de la plaza Roja y a las momias de Atacama de su museo arqueo- lógico, amén de socorrer a fa- raones y a otros miles de ex se- res vivos que figuran en las guías turísticas de los cinco continentes como atracciones embalsamadas. En la sentencia judicial que ordena el cierre de Bodies se lee que dicha exposición es con- traria a la dignidad y a la de- cencia. Me cuesta creer que quien tal cosa afirma la haya visitado personalmente. Yo lo hice el pasado verano, en Ma- drid, algo receloso ante lo que me temía fuera un espectácu- lo de poca ciencia y mucho morbo. Pero mis dudas se disi- paron nada más entrar: se tra- ta de una extraordinaria lec- ción de anatomía que nos des- cubre la verdad íntima de lo que somos de manera tangible: cuerpos. Aunque entiendo que haya quien no soporta ver su huma- nidad tan enteramente desnu- da. GIPUTXIRENE JUAN AGUIRRE Saqueas corpus, mesié juez

×