La tundra (del ruso тундра, que significa ‘llanura sin
árboles’, y este de tūndâr, palabra lapona que significa
‘tierra in...
La tundra ocupa aproximadamente un quinto de la superficie
emergida. Subiendo las latitudes en dirección a ambos polos del...
Son zonas cercanas a los polos, en torno a los círculos
polares, donde los inviernos son extremadamente fríos y
los verano...
Cabe resaltar que más de un tercio del
carbono atrapado en el suelo se encuentra
en las áreas de taiga y tundra. Cuando el...
La vida vegetal se ve expuesta a bajas temperaturas, lo
cual dificulta su supervivencia, además de su dificultad
para cons...
 Suelos poco fértiles, formados por materiales residuales
de la alteración mecánica y química incompleta de la roca
origi...
La fauna, en las tundras, tiene la necesidad de protegerse del frío:
los distintos organismos poseen diferentes formas par...
En ecosistemas litorales, las aves y los mamíferos litorales,
como focas y lobos de mar (Otaria flavescens), también son
u...
 Tundra ártica
 América del Norte
 Eurasia
 Tundra antártica
 Tundra alpina
Características:
Ecozona(s): Neártico y P...
Tundra
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Tundra

3.390 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.390
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
39
Acciones
Compartido
0
Descargas
44
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tundra

  1. 1. La tundra (del ruso тундра, que significa ‘llanura sin árboles’, y este de tūndâr, palabra lapona que significa ‘tierra infértil’) describe la vegetación de bajo crecimiento del ártico, más allá del límite norte de la zona arbolada. Es un bioma que se caracteriza por su subsuelo helado, falta de vegetación arbórea o, en todo caso, de árboles naturales, lo cual se debe a la poca heliofanía y al estrés del frío glacial; los suelos, que están cubiertos de musgos y líquenes, son pantanosos, con turberas en muchos sitios. Se extiende principalmente por el hemisferio norte: en Siberia, Alaska, norte de Canadá, sur de Groenlandia y la costa ártica de Europa. En el hemisferio sur se manifiesta con temperaturas mucho más parejas durante el año y en lugares como el extremo sur de Chile y Argentina, islas subantárticas como Georgia del Sur y Kerguelen, y en pequeñas zonas del norte de la Antártida cercanas al nivel del mar.
  2. 2. La tundra ocupa aproximadamente un quinto de la superficie emergida. Subiendo las latitudes en dirección a ambos polos del planeta comienzan (entre los 45º y 60°, tanto norte como sur) las zonas de tundra. Bajando estas latitudes se suelen encontrar bosques de coníferas (la taiga) con algunas betuláceas enanas en el hemisferio norte, y bosques y selva húmeda fría de fagáceas seguidos de coníferas australes en el hemisferio sur. También existen biomas semejantes a los de la tundra por efecto de altura, como en el Tíbet y en diversos niveles de las montañas alrededor del mundo, como ocurre en zonas tropicales. Se pueden distinguir tres tipos de tundra: alpina, ártica y antártica; la alpina se encuentra en zonas montañosas, mientras que la ártica se encuentra en zonas más bajas en donde se forman charcos, y es en ésta donde hay mayor presencia de vegetación; y, por último, la antártica, que cuenta con mucho menos biodiversidad que las dos anteriores.
  3. 3. Son zonas cercanas a los polos, en torno a los círculos polares, donde los inviernos son extremadamente fríos y los veranos cortos y frescos, con lluvias ligeras en verano y nevadas el resto del año. Su clima polar propicia que durante los largos inviernos la temperatura permanezca en promedio a −28 °C, y que el terreno esté cubierto por hielo y nieve. En cambio, durante los cortos veranos, la temperatura puede variar de 0 a 10 °C, por lo que grandes extensiones se convierten en pantanos (turberas) en esta época; esto sucede por el deshielo, y porque los suelos no permiten que se filtre el agua, debido al permafrost, que favorece la solifluxión.
  4. 4. Cabe resaltar que más de un tercio del carbono atrapado en el suelo se encuentra en las áreas de taiga y tundra. Cuando el permafrost se funde un poco, libera carbono en forma de dióxido de carbono, efecto que se ha observado en Alaska. En los años 70, la tundra era un depósito de carbono, pero en la actualidad se le considera más como una fuente de carbono gaseoso.
  5. 5. La vida vegetal se ve expuesta a bajas temperaturas, lo cual dificulta su supervivencia, además de su dificultad para conseguir agua, pues esta se encuentra congelada durante la mayor parte del año. Además, la materia inorgánica mineralizada es muy pobre, debido a la baja tasa de descomposición de la materia orgánica. En las tundras donde las temperaturas son inferiores a 10 °C en el mes más frío y períodos anuales sin hielos inferiores a 3 meses, se imposibilita el crecimiento arbóreo, por lo que las plantas comunes son los musgos y los líquenes, que no pasan los 10 cm de altura, gracias a los fuertes vientos, que los hacen mantenerse lo más bajo posible.
  6. 6.  Suelos poco fértiles, formados por materiales residuales de la alteración mecánica y química incompleta de la roca originaria.  La vegetación depende de periodos de actividad vegetativa y de condiciones hídricas del suelo.  Vegetación abierta y dominio de líquenes.  Sustratos inestables para el crecimiento arbóreo (solifluxión).  Vegetación zonificada según periodo de actividad.  Series xerófilas. Estepas de líquenes con sauces, etc.  Suelos poco fértiles y bien drenados hasta el permafrost.  Tundra mesófila (15-30 °C) con dominio de ciperáceas y deshielados hasta 1 m.
  7. 7. La fauna, en las tundras, tiene la necesidad de protegerse del frío: los distintos organismos poseen diferentes formas para hacer esto, dependiendo de su regulación de la temperatura. Así, algunos animales desarrollan un denso pelaje y acumulan una gran cantidad de grasa subcutánea: su relación superficie- volumen es lo más pequeña posible para aislarse del frío. Otros construyen galerías en la nieve cuando no hay en el suelo; y, por último, algunos migran en épocas muy frías, como el caribú (o reno). Los poiquilotermos, por su parte, contemplan estados de resistencia al frío, con ciclos de desarrollos cortos en épocas cálidas. Abundan los insectos ápteros y acuáticos, escasean los reptiles y anfibios. Los niveles tróficos son muy cortos en invierno, con pocas especies no migratorias; aumenta la cadena trófica con la llegada de los animales migratorios.
  8. 8. En ecosistemas litorales, las aves y los mamíferos litorales, como focas y lobos de mar (Otaria flavescens), también son un importante componente migratorio. Dado lo anterior y la poca diversidad de presas, los cambios de uno afectan al conjunto, y de ahí las grandes fluctuaciones poblacionales periódicas de las tundras, mayor de lo que es general. Existen herbívoros, como el caribú (o reno), el buey almizclero, la liebre ártica, la cabra nival y el lemming, y carnívoros, como el oso blanco (en el extremo norte), el lobo, el halcón gerifalte, el oso kodiak y el búho nival. Los salmones son, en gran medida, la base de la red trófica para la fauna de este bioma.
  9. 9.  Tundra ártica  América del Norte  Eurasia  Tundra antártica  Tundra alpina Características: Ecozona(s): Neártico y Paleártico. Clima: Frío con veranos cortos. Tipo de vegetación: Musgos, líquenes, matas y hierbas. Latitudes: Alrededor y más allá de los círculos polares. Localización: Continente(s): Norteamérica, Europa y Asia País(es): Estados Unidos, Canadá, Noruega, Suecia, Finlandia, Rusia. Distribución geográfica de la taiga:

×