Felipe V, año de 1709 – Por cuatro razones, la primera moneda.
Titulamos así este artículo, refiriéndonos al real de a 8 d...
El primer canto con leyenda.
La otra novedad que introduce esta moneda es la leyenda en su canto, a modo de la que llevaba...
La “pelucona” de plata.
El retrato del Rey en el anverso con una gran peluca al uso europeo y francés, teniendo como model...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Felipe V 1709, el primer busto español.

1.382 visualizaciones

Publicado el

La moneda moderna con busto y leyenda en el canto.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.382
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
983
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Felipe V 1709, el primer busto español.

  1. 1. Felipe V, año de 1709 – Por cuatro razones, la primera moneda. Titulamos así este artículo, refiriéndonos al real de a 8 de 1709 de Felipe V, en base a cuatro motivos: 1) Es el primer real de a 8 español con retrato de busto del Rey¹. 2) Es la primera moneda española con leyenda en el canto. 3) Es la primera moneda española acuñada en prensa de volante. 4) Es la primera de las monedas que popularmente se llamarían “peluconas” Los datos técnicos de la moneda expuesta son: plata de 916,6 milesimas, con 26,87 g. de peso y 39,50 mm. de diámetro. Grosor de 2,3 mm. El primer busto. Es esta moneda de busto, con retrato del Rey al mas puro estilo francés de la época, la primera de 8 reales labrada en la península, en la ceca provisional y de corta vida de la Plazuela de las Descalzas de Madrid, a partir del decreto de 15 de julio de 1709 que fijaba la labra de monedas de plata de 11 dineros (916,6 ‰) y 68 piezas de real por marco castellano (3,38 g. por real) siendo el peso teórico del de a 8 de 27,06 g. Tan corta vida fue la del taller como la de la moneda, acuñada solamente unos meses entre 1709 y 1710, de forma que hasta 63 años después, ya con Carlos III, no reaparecen las monedas de plata de “real busto”. Imágen en mano
  2. 2. El primer canto con leyenda. La otra novedad que introduce esta moneda es la leyenda en su canto, a modo de la que llevaba la plata francesa con Luis XIV a partir de 1686. En nuestro caso la leyenda decía: · AVXILIVM * MEVM * A * DOMINO· (Salmos 120,2). La primera acuñación a volante. Como citamos mas arriba, se habilitó una ceca provisional (la ceca oficial estaba situada en la calle de Segovia) dotándola de unas prensas de volante fabricados por los ingenieros franceses, Pierre y Antoine Lourdet. Joseph García Caballero, ensayador cuya inicial figura en ésta moneda (j) escribió en su Breve cotejo de pesas y medidas lo siguiente: “…esta moneda al principio se labró en volantes …Eran estas monedas muy hermosas y bien parecidas, pero duró poco su fábrica: lo uno, por ser muy costosa; y lo otro, por haberse descompuesto los volantes y demás instrumentos por cuya razón se mandó cesar en dicha labor…”. El punzón fue tallado por Isidoro de Párraga y se conserva, así como uno de los troqueles, en la exposición permanente del Museo Casa de la Moneda de Madrid. 2 La secuencia es clara, punzón en relieve que mira a la derecha, cuño en hueco hacia la izquierda y moneda en relieve hacia la derecha. En total, según Glenn Murray, se labraron 6.137 kilos = 129.000 piezas de 8, 4 y 2 reales, sin que sepamos la cantidad acuñada para cada valor.
  3. 3. La “pelucona” de plata. El retrato del Rey en el anverso con una gran peluca al uso europeo y francés, teniendo como modelo las piezas de su abuelo Luis XIV, lo que le dará el nombre popular de “pelucona” a esta pieza de plata y sobre todo a las piezas de oro que casi veinte años después, a partir de 1728, empezaron a acuñarse en Madrid y Sevilla. La similitud con el “écu au jabot” de plata francés es casi idéntico, tanto en el anverso como en el reverso, tal como podemos ver en la siguiente moneda de Luis XIV. Nuevos tiempos para la vieja Hispania. Écu au jabot (escudo del pañuelo a la garganta) Plata de 917 milésimas y 27,45 g. R.D. Corvera, Novbre. 2015 ¹ Hacemos la salvedad del real de a 8 de Felipe IV de 1663 considerado prueba y no moneda regulada por ley u ordenanza. 2 Las imágenes proceden del cuerpo de la ponencia titulada “La Casa de la Moneda de Madrid, de la acuñación a martillo a la moneda del siglo XX: 1718-1925”, impartida por el Conservador del Museo Casa de la Moneda. D. José María Pérez García el pasado 27 de noviembre de 2015, dentro de los III Encuentros Científicos de la Cátedra de Epigrafía y Numismática de la UCM, con nuestro agradecimiento. Estas imágenes no pueden ser usadas, bajo ningún concepto, con fines comerciales.

×