1


LAS PRIMERAS EXPERIENCIAS COMO TUTOR ONLINE



Mazurkiewicz Rodriguez Héctor



Resumen

     Son muchos los docentes ...
2

virtualizados, unos de pregrado, otros de postgrado y educación continua, e incluso
de extensión universitaria. Algunas...
3

trabajo, se hace referencia a algunas prácticas que los profesores pueden realizar
sin nada más que una computadora con...
4

       Asimismo, e-actividades es otra de las definiciones necesarias para entender
lo que se presenta en este trabajo,...
5

asincrónicas, son aquellas que permiten que los alumnos se conecten de acuerdo
con sus tiempos, dentro de los parámetro...
6

el caso de universia.net; e incluso si surge la preocupación por las pocas habilidades
para manejar esas plataformas, e...
7

confiable y de fácil administración. Este es un servicio de comunicación asincrónica
utilizada por millones de personas...
8

1), y esto es porque en la misma plataforma del correo electrónico pueden Chatear
con sus contactos y administrarlos co...
9

transferir archivos digitales, lo cual también lo convierte en una herramienta de
cooperación dentro del ámbito educati...
10

debate las listas de distribución de correo electrónico, es decir, cuando un miembro
del grupo participa en el debate,...
11

desarrollar competencias como tutor online; no obstante, esta información quedaría
incompleta sin los blogs o bitácora...
12

Figura Nº 4. Ejemplo de Edublog




Fuente: Propia



Comentarios finales

      La cuestión ahora, es cómo integrar t...
13

un mensaje de bienvenida que los motive a participar y con indicaciones tales como:
“te invito a escribir tu perfil y ...
14

Referencias bibliográficas y electrónicas


Cabero, J. y Román, P. Coords. (2006). E-actividades. Un referente básico ...
15

INTECO (2007). Estudio sobre la Seguridad de la Información y la eConfianza en los
      Hogares Españoles. Recuperado...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Primeras Experiencias

1.075 visualizaciones

Publicado el

Son muchos los docentes universitarios motivados a desarrollar experiencias de enseñanza y aprendizaje online, y donde sólo prevalece la intención por no contar con una plataforma e-learning. Este trabajo presenta las posibilidades que ofrece Internet para que el docente comience su formación como tutor online, dado que las tutorías son uno de los tres elementos básicos de la educación virtual, refiriéndose a la Internet como una red pública que promueve las redes sociales y ofrece a sus usuarios numerosas herramientas gratuitas y de fácil uso, que permiten una interacción tutor-estudiante-estudiante de forma sincrónica o asincrónica.

Publicado en: Educación, Tecnología
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.075
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Primeras Experiencias

  1. 1. 1 LAS PRIMERAS EXPERIENCIAS COMO TUTOR ONLINE Mazurkiewicz Rodriguez Héctor Resumen Son muchos los docentes universitarios motivados a desarrollar experiencias de enseñanza y aprendizaje online, y donde sólo prevalece la intención por no contar con una plataforma e-learning. Este trabajo presenta las posibilidades que ofrece Internet para que el docente comience su formación como tutor online, dado que las tutorías son uno de los tres elementos básicos de la educación virtual, refiriéndose a la Internet como una red pública que promueve las redes sociales y ofrece a sus usuarios numerosas herramientas gratuitas y de fácil uso, que permiten una interacción tutor-estudiante-estudiante de forma sincrónica o asincrónica. Palabras clave: tutor online, tutoría online, e-moderación, e-tutoría, e-learning. Abstract They are many university students motivated to develop teaching and learning online experiences, and where the intention only prevails for not having a e-learning platform. This work presents the possibilities that Internet offers so that the professor begins its formation like online tutor, since the tutorships are one of the three basic elements of the virtual education, referring to the Internet like a public net that it promotes the social nets and it offers to their users numerous gratuitous tools and of easy use that it allow an interaction tutor-student-student in a synchronous or asynchronous way. Key words: online tutor, online tutorship, e-moderation, e-tutorship, e-learning. Introducción Cada vez, son mas las universidades tradicionales que están incursionando en la educación virtual, bien sea con cursos semi-presenciales o cursos totalmente
  2. 2. 2 virtualizados, unos de pregrado, otros de postgrado y educación continua, e incluso de extensión universitaria. Algunas de estas universidades ya cuentan con plataformas de teleformación o Entornos Virtuales de Enseñanza y Aprendizaje (EVEA), tales como Moodle, Claroline, WebCT, Blackboard, o desarrollos propios, pero se enfrentan al problema que para muchos significa el éxito o fracaso del programa de educación virtual, es decir, la formación del tutor online; y es que la importancia no radica en la plataforma, sino en como se diseñe curricularmente el curso y es aquí donde las tutorías se convierten en el elemento clave del aprendizaje autónomo a través de Internet. Dentro de este mismo orden de ideas, se puede afirmar que las instituciones de educación superior más que invertir en tecnología para llevar a cabo proyectos de e- learning, deben invertir en la formación de su recurso humano, en otras palabras, en un plan de formación del profesorado como e-tutores o e-moderadores. Sin embargo, la realidad es que para muchas instituciones ya es un problema el gasto que representa el elemento tecnológico en sus proyectos e-learning, pues a pesar que hoy día existen herramientas libres y gratuitas altamente efectivas para el e- learning como lo es Moodle, siempre habrá que repotenciar los sistemas computarizados existentes, ampliarlos y en algunos casos adquirirlos por primera vez; además, de tener que contratar personal técnico especializado, servicios de Internet de banda ancha, entre otros. A todo esto se le suma otro problema, el que los profesores más experimentados son los que están mejor preparados para atender las tutorías académicas, pero también son los que más se resisten al nuevo modelo educativo, e incluso los mismos estudiantes se enfrentarían a un cambio cultural en su formación. Entonces, qué pueden hacer las instituciones de educación superior para superar estas dificultades. Atendiendo a la pregunta anterior, quizás la respuesta sea tema de un trabajo de investigación, no obstante, de acuerdo a la experiencia del propio autor, se podría considerar que si la institución ya decidió llevar a cabo un proyecto de e-learning, es porque existe motivación en la comunidad universitaria para tal “cosa”, por lo cual no será difícil lograr que en primera instancia los profesores se autoformen para la adquisición de competencias como e-tutores y que los estudiantes participen en e- actividades que sirvan de práctica para dicha formación. Precisamente en este
  3. 3. 3 trabajo, se hace referencia a algunas prácticas que los profesores pueden realizar sin nada más que una computadora conectada a la Internet. La afirmación anterior, parte de la experiencia del autor en el Núcleo Costa Oriental del Lago de la Universidad del Zulia (Núcleo LUZ-COL), en su esfuerzo por promover en sus estudiantes el interés sobre las posibilidades que ofrecen los recursos de la Internet para el desarrollo de actividades pedagógicas y andragógicas, en virtud que son estudiantes de la carrera de Licenciatura en Educación. Esta universidad venezolana que tiene más de 100 años de fundada, desarrolla la mayor parte de sus programas académicos de manera presencial, pero desde hace más de 30 años viene trabajando en programas a distancia, de los cuales desde hace poco más de un año ha comenzado a ofrecer asignaturas y cursos totalmente virtualizados. Considerándose que la Universidad del Zulia posee una matrícula estudiantil de más de sesenta mil estudiantes, los esfuerzos ha realizarse para lograr un cambio cultural en su comunidad universitaria y así apropiarse de la tecnología en provecho de la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje, debe ser enorme. Así, el autor pone su grano de arena a través de experiencias de tutoría online en sus funciones como profesor tutor de un programa de servicio comunitario y en e-actividades de la asignatura circuitos eléctricos de la carrera en Educación mención Industrial área Electricidad. Tales experiencias han sido altamente satisfactoria tanto para el tutor como para los tutorados, e incluso el programa de Servicio Comunitario tutorado totalmente de manera virtual, recibió un reconocimiento como uno de los cinco mejores programas desarrollados en el Núcleo LUZ-COL en el primer periodo del 2008. Algunas definiciones básicas Antes de presentar los aspectos claves de este trabajo, se considera importante aclarar algunas definiciones relacionadas con la formación a través de Internet. La primera de ellas es Netcourse o curso en red, el cual para Collison, Elbaum, Haavind y Tinker (2000), es un contenido de estudio ofrecido a través de una vía de comunicación electrónica digital como la World Wide Web, el cual deriva del término network, refiriéndose a un sistema de computadoras interconectadas que facilitan el intercambio de información.
  4. 4. 4 Asimismo, e-actividades es otra de las definiciones necesarias para entender lo que se presenta en este trabajo, el cual según Cabero y Román (2006) son las diferentes acciones que los estudiantes llevan a cabo en completa relación con los contenidos e informaciones que les han sido ofrecidos, tal que las mismas son presentadas, realizadas o transferidas a través de la Internet. Por otra parte, para García, Trejo, Flores y Rabadán (2007:40) “la tutoría es un proceder, un mecanismo académico-pedagógico en el proceso educativo” tal que el tutor es la persona que lleva a cabo dicha tarea; mientras que tutorizar es el ejercicio particular de esta tarea, la cual se lleva a cabo coordinadamente para ayudar, orientar o informar bien sea en lo personal, académico o profesional, al tutorado. De acuerdo a estas definiciones, se puede establecer que cuando la tutoría se realiza a través de la Internet los términos a utilizar serían: tutoría virtual o tutoría online o e-tutoría, tutor virtual o tutor online. Ahora bien, hay un término que está siendo usado desde hace pocos años para referirse al tutor online y es el de e-moderador, lo cual da el mismo significado a los términos e-tutoría y e-moderación. Éste último popularizado por Gilly Salmon quien ha sido fuente de referencia de muchos investigadores de esta área del conocimiento, la cual define al e-moderador (e-moderator) como una persona que dirige una reunión o conferencia online (Salmon, 2004). Para esta autora, la e- moderación (e-moderating) se está convirtiendo en un nuevo modo de enseñanza, donde los e-moderadores necesitan nuevas actitudes, conocimientos y habilidades, y modos de comportamiento exitoso en ambientes online. Con respecto al e-learning, para Fernández (2003) cp. Gacitúa (2005) es un sistema de teleformación que aprovecha las infraestructuras de Internet y de las Intranet de instituciones educativas y empresas, convirtiendo parte de éstas en un medio que permite la formación no presencial, sin la necesidad de que las partes implicadas coincidan en espacio y tiempo, proporcionando un abanico de soluciones que aúnan la adquisición de conocimiento, habilidades y capacidades. Por último pero no menos importante, Gacitúa (2005) ofrece unas definiciones precisas y fáciles de entender sobre los dos tipos básicos de herramientas de comunicación utilizadas en la formación online, estas son las herramientas sincrónicas y las asincrónicas. Las primeras son aquellas donde los alumnos se conectan en tiempo real con el tutor u otros compañeros por lo que el proceso de aprendizaje solo queda diferido en el espacio. Mientras que las herramientas
  5. 5. 5 asincrónicas, son aquellas que permiten que los alumnos se conecten de acuerdo con sus tiempos, dentro de los parámetros que impongan el curso; el proceso de aprendizaje queda diferido en el tiempo y en el espacio. Interacción telemática docente-alumno ¿Hoy día, qué docente universitario no ha navegado en la Internet? bien sea para buscar información académica relacionada a la asignatura o asignaturas que imparte, o sobre sus estudios de postgrado y/o mejoramiento docente o profesional; o sobre cualquier otro tema de interés general como salud, economía, política, ciencia, astrología, viajes y turismo, entre otras; o para realizar transacciones bancarias, solicitudes, compras e inscripciones online; quizás para abrir y usar una cuenta de correo electrónico, participar en un foro, en una sala de Chat; entre tantas aplicaciones que tiene la red. Lo que se quiere con estas líneas es evidenciar la experiencia previa que la mayoría de los docentes universitarios tienen en el uso de Internet, y por ende lo “sencillo” que podría resultar la interacción telemática con los alumnos, claro está, sin que esa supuesta sencillez signifique un desconocimiento de la importancia que tiene el adquirir las competencias necesarias para ser un buen tutor online. Cabe hacer referencia en este punto, a lo señalado por Barroso y Llorente (2006) en Cabero y Román (2006) en relación a la comunicación, quienes la definen como un proceso que se desarrolla entre sujetos que disponen de alguna convención, y al utilizarla intercambian intencionalmente información, independientemente de la situación espacio temporal de cada uno de ellos. Además, la utilización de las herramientas de comunicación sincrónicas o asincrónicas ofrecidas por las tecnologías de la información y comunicación (TIC), llevan a los usuarios a nuevas estructuras comunicativas, dado que está demostrado que la participación no tiene la misma carga sintáctica y semántica y está condicionada por la herramienta de comunicación utilizada, lo cual implicará al mismo tiempo, la necesidad de adquirir nuevos aprendizajes y habilidades para desenvolverse en ella. Para esto último, por qué esperar que la institución ponga a disposición de los docentes y estudiantes de una plataforma de teleformación o e-learning, si en la red se pueden encontrar sitios de calidad y confiabilidad que ofrecen este servicio, tal es
  6. 6. 6 el caso de universia.net; e incluso si surge la preocupación por las pocas habilidades para manejar esas plataformas, entonces se podría considerar la gran cantidad de herramientas eficientes y gratuitas disponibles en la Internet para interactuar con los estudiantes, pues su uso le permitiría a los docentes tener una experiencia previa como e-tutores. Es decir, el uso del correo electrónico, las salas de Chat, los foros, blogs, wikis y grupos, posibilitan tanto al docente como a los estudiantes adquirir habilidades y desarrollar competencias de interacción y comunicación, para posteriormente desenvolverse con seguridad y buen desempeño dentro de una plataforma de e-learning. Obviamente, el desarrollo de competencias que podrían resultar de las experiencias antes señaladas, no serían suficientes para cumplir con calidad todas las tareas de un tutor online al que hace referencia García Aretio (2003), es decir: diseñador y gestor del proceso, orientador personal, proveedor de información y recursos, generador de ambiente propicio y dinamizador de grupos, motivador y facilitador del aprendizaje, supervisor y evaluador. Pero como lo señalan Gros y Silva (sf.), las herramientas de comunicación mediadas por computadora, incorporadas de modo apropiado en los procesos de formación virtual, y bien asistidas, pueden favorecer un proceso interactivo y colectivo de producción de conocimiento por parte de los estudiantes, pues se promueve espacios para la reflexión accesibles a toda hora, adaptables al ritmo de aprendizaje individual y sobre todo, opuestos a la tradicional transmisión de conocimientos del docente al estudiante. Entonces, el hecho de saber utilizar para la interacción didáctica las herramientas de comunicación sincrónicas y asincrónicas disponibles en la Internet, representa una experiencia clave como tutor online. Cómo desarrollar las competencias comunicativas del tutor online No es difícil decidir por donde comenzar, dado que son varios los estudios que señalan al correo electrónico como el servicio de Internet más utilizado. El gráfico Nº 1 se ha tomado como referencia para identificar el porcentaje de uso de los servicios de Internet por parte de sus usuarios. Por ello es pertinente comenzar con el correo electrónico, tal que además, son muchas las organizaciones que ofrecen este servicio de manera gratuita,
  7. 7. 7 confiable y de fácil administración. Este es un servicio de comunicación asincrónica utilizada por millones de personas en el mundo, solo en América Latina para el 2007, 41 millones de usuarios de Internet usaban los servicios de correo electrónico de la empresa Microsoft, es decir, Hotmail (El Universal, 2007); lo cual podría representar el 35% o más del total de usuarios, si se considera que es solo uno de los cinco servidores de correo electrónico gratuito más utilizados en la región y actualmente 126 millones de personas tienen acceso a la Internet en América Latina. Gráfico Nº 1. Servicios de Internet más utilizados Fuente: INTECO (2007) De acuerdo a los datos arrojados por los estudios de Consulta Mitofski (2005), Hotmail, Yahoo, Gmail, Terra y Latinmail, son los cinco servidores de correo electrónico gratuito más utilizados en América Latina. Pero qué importancia tiene esto para los docentes o tutores, y la respuesta es mucha, pues les permite decidir en cual servidor abrirán una cuenta de correo para interactuar con los estudiantes y estos se sientan más cómodos o familiarizados a la hora de solicitarles que abran su cuenta en ese mismo servidor. Pero por qué harían algo como eso y no dejar libre la elección, y es que sería una ventaja utilizar un servidor de correo que ofrezca igualmente el servicio de Chat o Messenger, y no tener que utilizarlo por separado. Por ejemplo, Microsoft proporciona el Windows Live Messenger y Hotmail cuyos contactos y otros elementos son comunes; asimismo Yahoo y Gmail, sin ánimo de discriminar cualquier otro servidor. Aunque los estudiantes considerados por el autor para describir esta experiencia manifiestan su preferencia por Gmail (ver figura Nº
  8. 8. 8 1), y esto es porque en la misma plataforma del correo electrónico pueden Chatear con sus contactos y administrarlos con facilidad, teniendo así una herramienta de comunicación sincrónica y otra asincrónica de manera simultanea (para abrir una cuenta en este servidor, el interesado debe entrar con su explorador en www.gmail.com y seguir las instrucciones de registro). Figura Nº 1. Pantalla de un servidor de e-mail Carpetas Correos recibidos Contactos para el Chat Fuente: Propia El correo electrónico no solo le permite al tutor comunicarse por escrito (a través de textos) con los estudiantes; también posibilita enviar archivos digitales que podrían ser materiales didácticos, imágenes, vídeos, paquetes, entre otros, claro está, con las restricciones de espacio y “peso” de los archivos, propios del servidor. Entonces con el correo electrónico o e-mail, el tutor y los estudiantes tienen una herramienta de comunicación y cooperación. Ahora bien, considerando nuevamente el gráfico Nº 1, el Chat representa otro de los servicios de Internet ampliamente utilizados por los usuarios de la red. Este es un servicio de comunicación sincrónica que el tutor y los estudiantes pueden utilizar para comunicarse entre si a través de textos, pero también por vídeo con audio o voz sobre IP, popularizado este último por el Messenger de Microsoft y otros sistemas como el Skype, a criterio del autor. Al igual que el correo electrónico, las versiones más recientes de estos sistemas de mensajería instantánea permiten
  9. 9. 9 transferir archivos digitales, lo cual también lo convierte en una herramienta de cooperación dentro del ámbito educativo. Es importante que el tutor tome en cuenta, que cuando los estudiantes sean muy jóvenes o adolescentes, el Chat es un servicio de Internet que pasa a ser de opcional a imprescindible en las tutorías online, pues por lo general los jóvenes se sienten altamente motivados por su uso dada la experiencia previa que la mayoría posee al chatear con sus amistades, novi@s, familiares y hasta extraños en la red. En este mismo orden de ideas, podría ser contraproducente que el tutor online en formación utilizara las salas de Chat públicas para establecer comunicación con sus estudiantes, no así los servicios de mensajería instantánea ofrecida por los servidores antes mencionados o similares, para precisar, el servicio líder en la región es el Messenger de Microsoft, el cual permite una comunicación en tiempo real a través de textos, audio y vídeo, además de proporcionar herramientas con emoticones, fondos, animaciones, entre otros; lo cual facilita y motiva la interacción telemática (ver figura Nº 2). El Messenger de Yahoo también es uno de los preferidos, y el Talk de Google comienza a atraer los usuarios de Internet así como sus otros servicios, a criterio del autor. Pero como se mencionó anteriormente, una buena estrategia es utilizar el chat que incorpora Gmail, también de Google. Figura Nº 2. Pantalla de un servidor de mensajería instantánea Herramientas Imágenes de los Área de lectura usuarios Emoticones Área para escribir Activar cámara Fuente: Propia Son muchos los sitios Web que ofrecen este servicio de manera gratuita y pública, pero al igual que para la mensajería instantánea, es más favorable utilizar un servidor que ofrezca algo más, tal como los grupos, donde se incorpora al foro de
  10. 10. 10 debate las listas de distribución de correo electrónico, es decir, cuando un miembro del grupo participa en el debate, la herramienta puede ser configurada para que cada uno de los miembros reciba en su buzón de correo electrónico una copia del mensaje. Otras de las particularidades de los grupos, serán descritas a través del servicio que ofrece Google Groups, dado que para el autor y sus estudiantes este es uno de los mejores servidores de grupos de Internet. Cuando se crea un grupo en Google Groups (http://groups.google.com), este se puede configurar para que sea público o privado, e incluso donde cualquier usuario de la red puede entrar y leer los debates pero no participar en ellos, entre otras configuraciones. También permite invitar a los miembros a través de un mensaje de correo electrónico, donde ellos pueden editar su perfil y subir su fotografía; permite igualmente subir archivos para compartir, alojar páginas Web relacionadas al grupo, y otros servicios que el tutor online y los estudiantes pueden aprovechar para realizar sus e-actividades o simplemente comunicarse (ver figura Nº 3). Figura Nº 3. Pantalla de un Grupo en Internet Fuente: Propia Debe quedar claro, que foro y grupo no es lo mismo, dentro de los grupos se encuentra el servicio de debates o foros, mientras que los foros ofrecidos por algunos sitios Web son solo eso, espacios virtuales para debatir cuestiones diversas. Hasta ahora se ha descrito lo que podría considerarse, los principales servicios de comunicación a través de Internet con los cuales el docente podría
  11. 11. 11 desarrollar competencias como tutor online; no obstante, esta información quedaría incompleta sin los blogs o bitácoras. Hoy día, estos representan un papel tan importante en la formación virtual que en el ámbito educativo no se habla de blogs sino de edublogs, es decir, hay una marcada apropiación de los blogs por parte del sector educativo. Y es que las organizaciones que ofrecen los servicios gratuitos de blogs han resuelto un problema que abrumaba a los docentes que querían su presencia en Internet, y que por motivos de trámites de alojamiento, configuraciones, diseños, entre otros, no la tenían; todo esto porque ahora con los blogs es muy fácil publicar los resultados de una investigación, una monografía, un material didáctico, el currículum vitae, o simplemente una notificación o aviso para los estudiantes. De manera resumida se describen los blogs, como espacios virtuales en la Internet donde el usuario puede publicar textos, fotografías, gráficos, entre otros archivos digitales. Entonces, con los blogs el tutor online tiene la posibilidad de tener su propia página Web sin necesidad de ser un experto en informática, pues los sistemas de los servidores que ofrecen este servicio llevan al usuario paso a paso hasta la publicación de los contenidos de su interés. Además de ser gratuitos, permiten que el usuario fije el nombre de su dominio con tan solo la extensión del nombre del servidor de la organización (ejemplo: http://luzcolcircuitos.blogspot.com/). Asimismo, cada vez que el usuario publique un nuevo contenido, el servidor, previa configuración, indicará la fecha de publicación y abrirá un espacio a los visitantes para realizar comentarios. Esto último le permitirá al tutor interactuar con los estudiantes asincrónicamente. Para cerrar esta sección de la comunicación, en la siguiente figura se muestra una imagen que corresponde a un edublog que el autor utiliza para publicar los proyectos de servicio comunitario a los estudiantes inscritos en su sección.
  12. 12. 12 Figura Nº 4. Ejemplo de Edublog Fuente: Propia Comentarios finales La cuestión ahora, es cómo integrar todas las herramientas y/o servicios que se han descrito, para lograr unas tutorías online que no tengan mucho que envidiarles a las ofrecidas a través de una plataforma e-learning o EVEA. Una buena práctica sería la siguiente, la cual está basada en las experiencias que el autor ha tenido, como ya se mencionó, en el desarrollo de sus tutorías a grupos de Servicio Comunitario y de la asignatura de circuitos eléctricos. Primero, crear un grupo, es importante que el nombre del mismo esté relacionado con el curso a desarrollar más no es un requisito; se puede configurar para que cualquiera pueda verlo más no participar sino ha sido invitado. Se toma nota del dominio asignado por el servidor y de la dirección de correo electrónico del grupo, luego se procede a crear un edublog donde se publique a los estudiantes la metodología a seguir en el desarrollo de las tutorías online, y se continuaría utilizando para notificar las fechas de actividades planificadas, eventualidades, entre otros. Además, es muy importante que en éste se señale la dirección electrónica del correo del grupo y se indique a los estudiantes que envíen su dirección de email al mismo, en el caso de no poseer dicha dirección, recomendar un servidor y explicar los procedimientos de registro y funcionamiento. Una vez obtenida la dirección de email de los estudiantes, se procede a invitarlos al grupo a través de este medio con
  13. 13. 13 un mensaje de bienvenida que los motive a participar y con indicaciones tales como: “te invito a escribir tu perfil y subir tu fotografía”. Una vez que se tengan a todos los estudiantes como miembros del grupo, se puede comenzar la interacción asincrónica tutor-estudiante, estudiante-tutor, estudiante-estudiante. Asimismo, se pueden subir materiales didácticos al grupo, publicarlos en el blog, enviarlos por correo electrónico a cada estudiante, o todas a la vez. Luego, se procede con una invitación a los estudiantes para crear una cuenta en Skype o en un sistema similar a este, pues a través del mismo es posible realizar las tutorías online sincrónicas por conversaciones de voz, videollamadas, Chats grupales o llamadas en conferencia; y como en los casos anteriores, todo gratis y muy sencillo. Es importante señalar, que para realizar esta interacción de manera satisfactoria se requiere una buena conexión a Internet y particularmente para las videollamadas un buen ancho de banda y cámara Web, pues la experiencia señala que cuando existen problemas de conexión el estudiante se desmotiva y puede incluso abandonar el curso. Asimismo, la experiencia obtenida al utilizar los servicios o herramientas ya descritas arrojan las mismas debilidades, en cuanto a tutoría virtual se refiere, que cuando se utilizan las plataformas e-learning, entre otras, la necesidad de una retroalimentación casi inmediata en la comunicación asincrónica; el dominio por parte del tutor de técnicas de mediación especialmente en la comunicación sincrónica; los problemas técnicos presentados al querer subir o descargar archivos bien sea de audio, vídeo, PDF, etc. Pero una debilidad específica que se presentan en estos recursos al compararlos con las plataformas, es la imposibilidad de obtener soporte técnico o realizar modificaciones que se ajusten a necesidades particulares, pese a que las opciones de configuración son muy amplias. Por último, llama la atención la actitud del estudiante comparado con la del docente cuando la institución invita a utilizar estos recursos de la Internet, manifestando el estudiante un interés por participar en esta experiencia de tutoría online con herramientas muchas veces conocidas y al alcance de ellos, mientras que algunos docentes muestran disconformidad por considerar que la institución está evadiendo su responsabilidad de ofrecer una plataforma de teleformación que les permita realizar sus tutorías con el mínimo esfuerzo y con la formalidad del caso.
  14. 14. 14 Referencias bibliográficas y electrónicas Cabero, J. y Román, P. Coords. (2006). E-actividades. Un referente básico para la formación en Internet. Primera edición. Editorial MAD, S.L. España. Collison, G., Elbaum, B., Haavind, S. y Tinker, R. (2000). Facilitating online learning. Effective Strategies for Moderators. Atwood Publishing. United States of America. Consulta Mitofski (2005). Estudio global sobre correo electrónico gratuito. México. Recuperado el 26 de abril de 2008 de: http://www.consulta.com.mx/interiores/99_pdfs/15_otros_pdf/oe_20050508_C orreoElectronico.pdf El Universal (2007). ¿Cuántas personas usan Hotmail y cuántas Messenger? Recuperado el 26 de abril de 2008 de: http://www.eluniversal.com.mx/articulos/43763.html Gacitúa, J. Dir. (2005). Sobreviviendo a la Educación On line. Manual para utilizar recursos de Internet en el aula. Demiurgo Ediciones. Salamanca, España. García Aretio (2003). El tutor en los sistemas digitales de enseñanza y aprendizaje. Editorial del BENED. Recuperado el 6 de agosto de 2007 de: http://www.uned.es/catedraunesco-ead/editorial/p7-10-2003.pdf García, F., Trejo, M., Flores, L. y Rabadán, R. (2007). La Tutoría. Una estrategia educativa que potencia la formación de profesionales. Editorial Limusa. México. Gros y Silva (sf.) La formación del profesorado como docente en los espacios virtuales de aprendizaje. Revista Iberoamericana de Educación. Recuperado el 6 de agosto de 2007 de: http://www.rieoei.org/deloslectores/959Gros.PDF
  15. 15. 15 INTECO (2007). Estudio sobre la Seguridad de la Información y la eConfianza en los Hogares Españoles. Recuperado el 26 de abril de 2008 de: http://www.inteco.es/Seguridad/Observatorio/Estudios_e_Informes/Estudios_e _Informes_1/estudio_seguridad_hogares_oleada3 Salmon, G. (2004). E-moderating: The key to teaching & learning online. Second edition. RoutledgeFalmer. Great Britain.

×