I.- INTRODUCCION: LA JUSTIFICACION DE LOS LÍMITES DE LOS DERECHOS
FUNDAMENTALES.
Para el estudio de la limitación de los d...
También por otro lado debemos distinguir la delimitación o configuración constitucional;
Que es aquella delimitación que e...
Ello se ve claramente en el caso de los derechos fundamentales de configuración legal,
en donde la infracción de la ley qu...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Resumen: Los limites del derecho y el sistema normativo

487 visualizaciones

Publicado el

Todos los derechos reservados. Solo para fines académicos, prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.-

Publicado en: Derecho
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
487
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Resumen: Los limites del derecho y el sistema normativo

  1. 1. I.- INTRODUCCION: LA JUSTIFICACION DE LOS LÍMITES DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES. Para el estudio de la limitación de los derechos humanos se tendrá dos consideraciones. Una referida a la problemática misma que en si genera una teoría a los derechos fundamentales, en los momentos en que estos colisionan entre sí o con otros bienes jurídicos. Así la teoría general de los derechos mostrara la conexión de los mismos con determinadas cuestiones como la reserva de la ley, el contenido esencial, el principio de proporcionalidad y en general, la intervención en el ejercicio de los derechos de la configuración del legislador y la aplicación juridicial. En segundo lugar, se tendrá en cuenta tanto aportaciones doctrinales académicas como jurisprudenciales., ya superado el momento en el que los déficits habían de cubrirse recurriendo a la doctrina extranjera. La limitación es el resultado inevitable de la ordenación que es precisamente lo que diferencia a los derechos en cuantas facultades reconocidas y protegidas por el ordenamiento de las libertades naturales o poderes sobre la propia conducta que llegan hasta donde alcanzan nuestras fuerzas. De la idea de ordenación, requerida para la firmacion simultanea, general y total de los derechos entre si y de los derechos con otros bienes jurídicamente protegidos, se sigue necesariamente la limitación. Asi pues ni el individuo puede decidir de modo absoluto sobre su actuación licita, ignorando que su condición social implica obligaciones con los intereses comunes y derechos de los demás, si el ordenamiento en cuanto conjunto integrado tolera sacrificios o excepciones injustificados o desproporcionados de las facultades que admite, por lo que la compabilidad de los derechos entre si y de estos con bienes constitucionalmente protegidos implica su reconocimiento limitado. Por lo que no debería extrañar la decisión del tribunal constitucional de reconocer esta limitación en ocasión de conflicto entre los DDFF. II.- PRECISIONES CONCEPTUALES: LIMITACION, VULNERACION, SUSPENSION Y DELIMITACION DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES. Debemos hacer una distinción entre vulneración y limitación, como ya entendemos lo que es y lo que implica la limitación, nos referiremos a la vulneración (lesión o invasión); Es cuando un derecho se niega o ignora, privación propiamente dicha, o bien se reconoce un alcance inferior que el que le otorga el ordenamiento jurídico. La limitación es legítima, mientras que la vulneración es ilegítima. Entonces a la limitación, podemos relacionarla con la suspensión, que seria una privación temporal o episódica del ejercicio de derechos (no se pierden los derechos, solo se restringen). De lo que la suspensión individualizada priva es, entonces, de algunas garantías en que los derechos consisten, sin llegar a acabar, en concreto, con la protección judicial de los mismos que la constitución asegura. Mientras que en la suspensión general, tampoco desaparecen estos derechos, estos son los casos de estado de alarma, excepción y sitio.
  2. 2. También por otro lado debemos distinguir la delimitación o configuración constitucional; Que es aquella delimitación que el mismo constituyente ha decidido. Esta determinación directa por parte del constituyente no quiere decir, ni que la configuración del derecho se lleve a cabo exclusivamente a partir del precepto constitucional que lo reconoce, pues la delimitación del derecho exige la integración de ese precepto en el conjunto, parcial o total, constitucional, ni que en esa configuración no quepa, una intervención ya no accesoria sino constitutiva del legislador (Ej. Se permite el derecho a reunión, pero es prohibido con armas, o grupos terroristas). III.- EL PLANO CONSTITUCIONAL DE LA LIMITACION. A) Límites y conflicto entre derechos. La determinación constitucional de los límites de los derechos, o establecimiento de su contorno, cuenta con una dificultad no pequeña que es la de la sumariedad o incompletud de las clausulas constitucionales que reconocen los derechos. Estos límites existen en relación de exigencias de unos derechos con otros y de las demandas de protección de determinados bienes, en función de principio de unidad de la constitución, que afirma a la vez que el carácter normativo de la toda ella, la efectividad de todas sus partes, y no solo de la de los derechos. La unidad sistemática de la constitución, vincula la parte dogmática con el contenido institucional y orgánico, de modo que los derechos no pueden utilizarse contra el estado, obstaculizando el funcionamiento de la organización política (se evita el exceso de derecho), son derechos entonces que se tienen frente al estado, pero nunca contra él. El orden constitucional ofrece otros dos aspectos a considerar cuando se trata de la limitación entre derechos que se presenta ciertamente en términos muy diferentes respecto de la limitación en el caso de derechos no fundamentales. En ese sentido no hay derechos necesariamente instrumentales o auxiliares de otros, por decirlo así, principales. La integración de los derechos se hace en términos de paridad sistemática, de manera que en auqellos casos en que se produce vinculación funcional respecto de otro. Nosotros partimos de la idea de la necesidad de todos los derechos para el desarrollo de la persona y de que todos son igualmente prescindibles en la vida democrática. La existencia de derechos políticos o libertades públicas, esto es derechos de participación, a través de los cuales, directa o indirectamente, se produce la intervención de los ciudadanos en la vida política o el funcionamiento del estado, aunque reconoce la especialización de algunos derechos no puede ignorar la relación de los demás derechos con el sistema político. De manera que todos los derechos son rasgos funcionales de la democracia. No hay derechos fundamentales sin democracia. Otra cosa, y ello puede tener efectos decisivos de cara a la resolución de un conflicto entre los derechos, es que algunos de ellos tengan una dimensión institucional mayor.
  3. 3. Ello se ve claramente en el caso de los derechos fundamentales de configuración legal, en donde la infracción de la ley que desarrolla el derecho pero que no percute o tiene alcance sustantivo en el mismo no resulta denunciable en el amparo, así hay infracciones electorales que obviamente no abren la vía del recurso o infracciones reglamentarias que no significan una vulneración del derecho fundamental de participación del parlamentario. En cambio en los derechos formales no se admiten gradaciones en la infracción constitucional, de modo que esta se produce con independencia de su trascendencia material. B. Limites derivados de las exigencias de protección de determinados bienes jurídicos expresos o implícitos: orden público, derecho penal y limites generales al ejercicio de los derechos. Orden público; reconocido expresamente como límite en el ejercicio de algunos derechos fundamentales como el de libertad religiosa o el derecho de reunión. Evidentemente no procede una identificación del orden público con el orden político o el conjunto o síntesis de los valores de sistema. Pero tampoco parece satisfactorio, con un sentido minimalista, limitar el orden público a la tranquilidad o paz exterior que permite gozar de los derechos y libertades, que es la opción claramente elegida por la sentencia del tribunal constitucional. La expresión orden público no se refiere a los principios y valores comúnmente aceptados en la sociedad. No cabe en el estado democrático someter las ideas de los manifestantes a controles de oportunidad política basados en los principios y valores, tanto jurídicos como meta jurídicos. Equivale a un normal desarrollo de la convivencia ciudadana que no ponga en peligro a personas o bienes.

×