Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

05 ap r450-14 austroads 2014 investigation tiposchoquesclave resumenfisi

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
1/80
Tipos de Choques
_________________________________________________________________________________
MATERIAL DIDÁCTICO...
2/80
Tipos de Choques
_________________________________________________________________________________
MATERIAL DIDÁCTICO...
3/80
Tipos de Choques
_________________________________________________________________________________
MATERIAL DIDÁCTICO...
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Eche un vistazo a continuación

1 de 80 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Similares a 05 ap r450-14 austroads 2014 investigation tiposchoquesclave resumenfisi (20)

Más de Sierra Francisco Justo (20)

Anuncio

Más reciente (20)

05 ap r450-14 austroads 2014 investigation tiposchoquesclave resumenfisi

  1. 1. 1/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 https://www.onlinepublications.austroads.com.au/items/AP–R450–14 Investigación de los Principales Tipos de Choques Choques por despistes DP y frontales FR en Zonas Urbanas: Informe Final
  2. 2. 2/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Investigación de los principales tipos de choques Choques por DesPistes DP y FRontales FR en zonas urbanas: Informe Final Austroads marzo 2014 Informe de investigación de AP–R450–14 https://www.onlinepublications.austroads.com.au/items/AP–R450–14 Las víctimas y el verdugo
  3. 3. 3/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Extracto Los choques por despistes DP y frontales FR por pérdida de control tienen alta incidencia y gravedad en los entornos urbanos. Este informe recopila la investigación de los factores que contribuyen a la incidencia y gravedad de tales choques en las vías urbanas de Australia y Nueva Zelanda, e identifica posibles medidas para reducirlos. Para sumar información a las investigaciones se analizaron datos de choques y de investi- gaciones en el lugar. Se formulan recomendaciones sobre las formas de reducir la incidencia y gravedad de estos tipos de choques para alcanzar un Sistema Seguro. austroads@austroads.com.au www.austroads.com.au https://www.onlinepublications.austroads.com.au/items/AP–R450–14
  4. 4. 4/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Resumen En Australia se adoptó un enfoque de Sistemas Seguros para la seguridad vial. Como parte de este enfoque se tratan los factores camino, velocidad, vehículo y conductor para reducir los choques de vehículos y prevenir muertes y lesiones graves. Los choques por despistes (DP) y frontales (FR) comparten muchas características similares. Los choques por DP son uno de los tipos más comunes, mientras que en general los choques FR producen resultados más graves. Para alcanzar un Sistema Seguro es importante identificar los factores que pueden reducir la incidencia o gravedad de estos tipos de choques. Se revisó la bibliografía para identificar investigaciones previas sobre los factores aso- ciados a choques por DP y FR en los entornos urbanos, medidas que pueden usarse para prevenir los choques, y la eficacia de estas medidas. Se analizaron los datos de choques por DP y FR durante un lapso de cinco años (2006–10) en Australia y Nueva Zelanda. Se identificaron factores viales y ambientales, factores de vehículos, y las características del conductor. Se investigaron los puntos (negros) de concentración de choques en Sydney, Melbourne, Brisbane y áreas metropo- litanas, para identificar los factores que pueden haber contribuido a la ocurrencia o gravedad de choques por DP y FR. Tras examinar las conclusiones de la revisión de la bibliografía, del análisis de datos de choques concentrados y de las investigaciones en los puntos–negros, se identificaron una serie de medidas de seguridad. Los factores relacionados con la mayor incidencia o gravedad de los choques por DP y FR en zona urbana incluyen:  características del conductor: fatiga, jóvenes y hombres son factores identificados como de mayor riesgo de estos tipos de choques  factores de vehículos: los vehículos viejos se asocian con mayor incidencia en este tipo de choques. Las nuevas tecnologías, tales como frenos antibloqueo, control electrónico de es- tabilidad, y un mejor rendimiento de choque pueden ayudar a reducir estos tipos de choques  diseño del camino: las pendientes de bajadas empinadas que llevan a curvas, curvas múltiples en una distancia corta y distancias de visibilidad limitadas se encuentran entre una variedad de factores de diseño de caminos contributivos a los choques. El estudio identificó una serie de líneas de investigación que podrían adoptarse en el futuro. Actualmente hay guías limitadas sobre qué especies de árboles son apropiadas para la siembra a los costados del camino, y de qué diámetro. Se requiere más investigación sobre el papel de la antigüedad del vehículo como factor contribuyente a los choques, y sobre cómo el entorno del camino puede estar relacionado con la incidencia de choques FR. Se identificaron medidas de seguridad que podrían adoptarse; de corto plazo como parte de un programa de mantenimiento, y mejoramientos más sustanciales de mayor plazo como parte de obras capitales o programas de seguridad vial. Los mejoramientos que se realizarán como parte del mantenimiento incluyen la delinea- ción del camino, mejor señalización, mantenimiento de la vegetación a los costados, y tratamiento de cuestiones relacionadas con la distancia visual. Los mejoramientos más sustanciales que se realizarán incluyen el tratamiento de las curvas riesgosas, riesgos laterales, revisiones de velo- cidad basadas en la geometría del camino y en los peligros al costado de la calzada.
  5. 5. 5/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Contenido 1. Introducción 7 1.1. Antecedentes 7 1.2. Objetivos 7 1.3. Metodología 7 1.3.1. Tarea 1 – Revisión de la bibliografía y búsqueda en Internet 7 1.3.2. Tarea 2 – Recolección y análisis de datos de choques 8 1.3.3. Tarea 3 – Investigaciones del lugar 8 2. Revisión de la bibliografía y búsqueda en Internet 9 2.1. Definiciones de la búsqueda bibliográfica 9 2.1.1. Camino urbano 9 2.1.2. Choques por despiste, DP 9 2.1.3. Choques frontales, FR 9 2.1.4. Choque por pérdida de control, PDG 9 2.2. Prevalencia de los choques por despiste DP y frontales FR 9 2.3. Factores contribuyentes de los choques 11 2.3.1. Alineamiento horizontal 11 2.3.2. Diseño de rotondas modernas 12 2.3.3. Delineación pobre del camino 13 2.3.4. Superficie de calzada y banquinas 13 2.3.5. Iluminación pobre 13 2.3.6. Distancia visual pobre 13 2.3.7. Ancho de carril 14 2.3.8. Condiciones meteorológicas 14 2.3.9. Condiciones médicas 14 2.3.10. Distracción del conductor 15 2.3.11. Fatiga 16 2.3.12. Influencia del alcohol 16 2.3.13. Edad del conductor 17 2.3.14. Velocidad del vehículo 17 2.3.15. Cinemática vehicular 17 2.4. Contramedidas Choques 23 2.4.1. Diseño vial 23 2.4.2. Límite de velocidad 25 2.4.3. Medianas 25 2.4.4. Superficie de la calzada 26 2.4.5. Distancia visual 26 2.4.6. Franjas sonoras de banquina 26 2.4.7. Franjas sonoras de eje central 26 2.4.8. Señalización 27 2.4.9. Drenaje 27 2.4.10. Delineación de calzada 27 2.4.11. Peligros al costado de la calzada 28 2.4.12. Tecnología y diseño de vehículos 33 3. Análisis de datos Choques 38 3.1. Introducción 38 3.2. Resultados 39 3.2.1. Choques por DP con heridos 39 3.2.2. Choques frontales FR con heridos 39 3.2.3. Choques con heridos anuales 40 3.2.4. Choques con heridos diarios 40 3.2.5. Choques con heridos horarios 41 3.2.6. Choques con heridos por condición de iluminación 42 3.2.7. Choques con heridos por condición del tiempo 42 3.2.8. Choques con heridos por zona de velocidad 43 3.2.9. Choques con heridos por alineamiento vertical 44
  6. 6. 6/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 3.2.10.Choques con heridos por alineamiento horizontal 45 3.2.11.Choques con heridos por tipo de intersección 45 3.2.12.Choques con heridos por tipo de choque 46 3.2.13.Proporción de choques por DP con heridos contra objeto 47 3.2.14.Proporción de choques por DP con heridos, resultantes en vuelcos 47 3.2.15.Proporción de choques FR con heridos por maniobra de adelantamiento 48 3.2.16.Choques con heridos por tipo de vehículo 48 3.2.17.Choques con heridos por edad del vehículo 49 3.2.18.Choques con heridos por edad del conductor 50 3.2.19.Choques por el conductor de género 50 3.2.20.Los choques mortales por Concentración Conductor de alcohol en sangre 51 3.3. Hallazgos clave 52 3.3.1. Choques por DP 52 3.3.2. Choques FR 52 4. Investigaciones en el lugar 53 4.1. Evaluación de los factores causales 53 4.1.1. Selección del lugar 53 4.1.2. Inspecciones 54 4.2. Principales conclusiones de las investigaciones del lugar 54 4.2.1. Choques por DP 54 4.2.2. Choques FR 55 4.3. Ejemplos de hallazgos clave 55 4.3.1. Geometría 55 4.3.2. Rotondas 61 4.3.3. Intersecciones semaforizadas 62 4.3.4. Problemas de visibilidad 63 4.3.5. Peligros a los costados de la calzada 64 5. Principales resultados y Discusión 67 5.1. Seres humanos 67 5.2. Vehículo 67 5.3. Entorno del camino 65 6. Conclusiones y recomendaciones 69 6.1. Conclusiones 69 6.2. Cuestiones por considerar como parte de las actualizaciones de las Guías Austroads 67 6.3. Más trabajos de Austroads 72 Referencias 73 Apéndice A Investigaciones del lugar* 76 Apéndice B Lista de Seguridad* 76 Apéndice C Investigaciones en el Lugar* 76 Apéndice D Comentario de resultados de las investigaciones del lugar 76 Apéndice E Factores de reducción choques 78 _________________________________ *https://www.onlinepublications.austroads.com.au/items/AP–R450–14
  7. 7. 7/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 1 Introducción 1.1 Antecedentes En Australia y Nueva Zelanda se adoptó el enfoque de Sistema Seguro para la seguridad vial, para que proteja de la muerte y lesiones graves a los usuarios cumplidores y prudentes, y a la mayoría que ejerce su falible condición humana. El enfoque Sistema Seguro reconoce que los usuarios no están exentos de cometer errores, y que los seguirán cometiendo, pero... no se los debe castigar con la muerte o lesiones graves cuando lo hacen. En parte, el enfoque de Sistema Seguro requiere:  Diseño, construcción y mantenimiento de un sistema vial (caminos, vehículos y gastos de operación) para que generalmente las fuerzas sobre el cuerpo humano generadas en los choques sean inferiores a las que resultan en lesiones mortales o incapacitantes.  Mejorar los caminos y sus costados para reducir el riesgo de choques y minimizar el daño. Las medidas para los caminos de alta velocidad incluyen la separación del tránsito, el diseño de los caminos 'indulgentes', y dar clara orientación al conductor. En las zonas con gran número de usuarios vulnerables de la vía o riesgo sustancial de choque, el control de la velocidad complementado por tratamientos de caminos y sus costados es una estra- tegia clave para limitar los choques.  Administrar las velocidades, teniendo en cuenta los riesgos de los diferentes partes de la red de caminos. Los choques por despiste, DP, son uno de los tipos más comunes de choques en los entornos urbanos. Mientras que los no tan comunes choques FR comparten muchas características similares, y por lo general dan resultados más graves. En la tarea hacia alcanzar un Sistema Seguro es importante identificar las lagunas en el conocimiento de los factores que contri- buyen a este tipo de choques, y los métodos utilizables para evitar su ocurrencia. 1.2 Objetivos Los objetivos del estudio son:  identificar los factores que pueden contribuir a la aparición y gravedad de choques por DP y FR en entornos viales urbanos en todo Australasia  identificar tratamientos correctivos. 1.3 Metodología Inicialmente la investigación comprendió revisar la bibliografía y la búsqueda de información en Internet. El siguiente paso fue la recopilación y análisis de datos de choques de Australia y Nueva Zelanda. Siguió la investigación de lugares de concentración de choques (pun- tos–negros) en jurisdicciones representativas. El objetivo de cada tarea fue identificar los factores que pudieran haber contribuido a causar o agravar los choques por DP y FR en zona urbana, y las posibles medidas correctivas. 1.3.1 Tarea 1 – Revisión de la bibliografía y búsqueda en Internet Se revisó la bibliografía y se buscaron investigaciones en Internet para identificar los factores asociados a los choques por DP y FR en entornos urbanos, medidas nuevas o innovadoras utilizadas para prevenir los choques y su eficacia, y evaluaciones recientes de la efectividad del tratamiento de choques según los Factores de Reducción de Choques, FRC.
  8. 8. 8/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 1.3.2 Tarea 2 – Recolección y análisis de datos de choques De una variedad de factores ambientales, vehiculares, y humanos se analizaron datos de choques FR y por DP en vías urbanas de Australia y Nueva Zelanda. Los datos se recogieron durante cinco años 2006–10. Se identificaron y evaluaron las tendencias de los datos para considerar posibles factores contribuyentes, y ver cómo la incidencia de este tipo de choques cambió con el tiempo. 1.3.3 Tarea 3 – Investigaciones en el lugar Se investigó una muestra representativa de lugares de concentración de choques en las zonas metropolitanas de Sydney, Melbourne y Brisbane. Se identificaron factores que pueden haber contribuido a la ocurrencia y gravedad de los choques por DP y FR. Se usó una lista de verificación de la seguridad vial para registrar funciones de los caminos que pueden haber contribuido a los choques y sus gravedades.
  9. 9. 9/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 2 Revisión de la bibliografía y búsqueda en Internet 2.1 Definiciones de la búsqueda bibliográfica 2.1.1 Camino urbano Austroads no incluye una definición para entornos de caminos urbanos. En cambio, la defi- nición se basa en revertir la definición de ingeniería de los caminos no urbanos. Esto produce la definición de que se considera un camino urbano cuando es dividido y con un límite de velocidad ≤ 80 km/h, o un camino indiviso con un límite de velocidad ≤ 70 km/h. 2.1.2 Choques por despiste, DP Austroads define los choques por despiste (DP) como los que ocurren cuando un vehículo sale de la calzada y choca contra un objeto, como un árbol o poste. No todos los trabajos revisados abordan los choques por DP de forma explícita. Los vuelcos, impactos con los peligros en los caminos, la pérdida de control del vehículo, y choques de un vehículo, todos tienen una fuerte correlación con los choques por DP. Como tales, estos se supusieron im- plicar choques por DP, salvo que la bibliografía tratara específicamente los choques por DP separadamente. 2.1.3 Choques frontales, FR En la bibliografía de Austroads no hay ninguna definición oficial de los choques frontales FR. Para este informe, una definición de trabajo es que un choque FR se refiere a un caso en el que un vehículo se aparta de su carril hacia el tránsito opuesto, de manera que alguna parte del frente de su vehículo golpea alguna parte del frente del vehículo opuesto. Esto incluye la mayoría de los más comunes choques FR. 2.1.4 Choque por pérdida de control, PDC En general la bibliografía trata a los choques por pérdida de control, PDC, como choques por despiste DP. En este documento, el término "choque por pérdida de control" pretende dar a entender cualquier choque en el que el conductor pierde el control del vehículo. Esto es in- dependiente de si la pérdida de control resulta en un despiste (en general hacia la derecha, lo que podría resultar en un choque DP), o hacia la izquierda (hacia el tránsito opuesto, lo que podría resultar en un choque FR). 2.2 Prevalencia de los choques por despiste DP y frontales FR La Estrategia Nacional de Seguridad Vial 2011–20 identificó a los choques por DP y FR como dos de los tres tipos de choques básicos que necesitan la mayor atención en nuestros ca- minos1 . Muchos choques resultan de un comportamiento de conducción ilegal, pero la es- trategia señala que muchos otros se deben a errores del conductor. Independientemente de los factores humanos, la estrategia destaca el mejoramiento de la seguridad inherente de la infraestructura vial como una forma fundamental de mitigar estos choques. Una extensa revisión de la bibliografía indica una mucha mayor atención a los choques por DP, particularmente en un entorno vial urbano. 1 El tercer tipo es en intersecciones.
  10. 10. 10/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Esto puede ser atribuible a la mayor incidencia y gravedad de los choques por DP en este entorno. Sin embargo, como Larsson y otros destacaron, con frecuencia los choques FR pueden ser una subcategoría de choques por DP, en la que el vehículo errante choca con un vehículo que viaja en la dirección opuesta, en lugar de un objeto al borde del camino. Por lo tanto, con frecuencia los choques FR comparten los mismos factores contribuyentes y tra- tamientos de reducción de choques que los por DP. Johnston (2006) identificó los choques por DP contra peligros laterales o vuelcos como los mayores contribuyentes a muertes y lesiones, que son el 40% de todos los choques mortales en Victoria. En tanto la cifra total de choques se reduce, la reducción de muertos no es signi- ficativa. Por lo tanto, los choques por DP mortales crecen en proporción al total. En el 2010, según la división de estadística de Adelaida hubo 2.577 choques por DP, 12 mortales (11 contra objetos fijos laterales + 1 por vuelco). En el mismo período hubo 196 choques FR, 86 con heridos y 4 mortales. Los choques mortales por choques contra peligros laterales (fuertemente asociados con choques por DP) fueron más frecuentes en los entornos urbanos que en las zonas rurales de Australia del Sur. De los choques mortales en la región metropolitana de Adelaida, el 42% se clasificaron como choques contra peligros laterales, a diferencia de 37% en las zonas re- gionales y remotas de Australia del Sur. En el 2010, en los caminos urbanos de Nueva Zelanda los choques por DP fueron los más comunes para acarrear muertes. Mientras que los choques por DP ascendieron al 20% de los choques urbanos con lesiones, ascendieron al 48% de los choques urbanos mortales. Los choques FR son menos comunes en los entornos urbanos; ascienden a un 3,6% de los choques con lesiones y al 2% los mortales. En Irlanda, para todo tipo de caminos, el 42% de los choques mortales fueron de un solo vehículo, mientras que el 18% fueron choques FR. Estos fueron los principales tipos de choques en resultar mortales para los ocupantes del vehículo. Choques de un solo vehículo comprenden 26% de los choques con lesiones, mientras los choques FR comprenden 10% de los choques de lesiones. Por lo tanto, los choques de vehículos solos son cada vez más frecuentes a medida que la gravedad del choque aumenta. Esto indica que los ocupantes del vehículo tienen más probabilidades de morir en estos tipos de choques que otros. Kim y otros analizaron los choques de motocicletas en el estado de Hawái EUA entre 1986 y 1995, y encontraron que el 40% de los choques de motocicletas en la isla fueron de un solo vehículo. Mientras que este estudio incluyó a todos los tipos de caminos, los puntos–negros de choques se centraron alrededor de las áreas urbanas. Los vehículos solos están sobrerrepresentados en los choques con lesiones graves, en ca- minos curvilíneos, con defectos, y en caminos húmedos, aceitosos o contaminados de alguna otra forma. Los corredores con excesos de velocidad o conductores borrachos también están sobrerrepresentados en choques individuales de motocicletas.
  11. 11. 11/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 2.3 Factores contribuyentes de los choques 2.3.1 Alineamiento horizontal Choques por DP Austroads encontró que en cualquier tipo de camino, los choques por DP en curvas son menos graves que en rectas. Los choques por DP experimentaron un 24% de menor costo por heridos en las curvas con radios entre 100 y 700 m, que en tramos rectos y curvas con radios > 1.500 m. Aunque el informe no discutió esto, presumiblemente sería atribuible a velocidades de operación más bajas en las secciones curvas. En Nueva Zelanda, de todos los choques por DP perjudiciales ocurridos en el 2010 en cual- quier entorno del camino, el 61% se produjeron en las curvas. De todos los choques mortales choques por DP, 68% ocurrieron en las curvas. Esto sugiere que los choques por DP son más frecuentes y más graves en las curvas que otros tipos de choques. En Nueva Gales del Sur, el 54% de las muertes en choques en cualquier tipo de camino contra postes de electricidad se produjeron en las curvas. Esto indica un significativo exceso de representación de curvas en este tipo de choque. Hummer y otros estudiaron las características de los choques que se producen en las curvas de dos carriles, mediante el análisis de los datos de choques del Sistema de Información de Seguridad en los caminos de Carolina del Norte. Incluyendo los choques contra objetos fijos y vuelcos como choques por DP, el estudio encontró que el 60% de los choques que ocurren en las curvas de dos carriles en ambientes urbanos fueron choques por DP. Por el contrario, los choques por DP ascienden a 33% del total de choques que se producen en cualquiera de las partes rectas o curvas de todos los caminos de dos carriles (urbanos y rurales), y el 10% de los choques que ocurren en cualquier camino urbano. Esto sugiere que tanto la curvatura y la anchura del camino son factores contribuyentes. En los EUA, el 76% de los choques mortales en las curvas de caminos en cualquier entorno son choques por DP. Turner y Mansfield encontraron que el 59% de los choques contra ár- boles en las vías urbanas en Huntsville, Alabama se produjeron en las curvas. Esto a pesar de que las secciones curvas solo fueron el 5% de la longitud total de los caminos en el área estudiada. Sin embargo, la mayoría de los choques por DP mortales en los EUA se producen en los tramos rectos, en comparación con las curvas, y esta disparidad es más pronunciada en el entorno urbano. Mientras que esto es debido al hecho de que las secciones rectas del camino son más comunes, y por lo tanto experimentan más exposición, indican que las secciones rectas del camino no deben pasarse por alto. También puede ser indicativo de altas veloci- dades de viaje en tramos rectos de camino que resultan en choques más graves. Austroads manifiesta que las curvas pueden ocultar peligros como la contaminación de la superficie del camino, el estrechamiento de calzada, o más curvas cerradas. Sin previo aviso adecuado, los conductores pueden ser incapaces de responder adecuadamente a estos peligros. Esto puede resultar en la pérdida de control del vehículo, lo que lleva a un choque DP o FR.
  12. 12. 12/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Además, si la curva conduce hacia una curva vertical convexa que obstruye la visual, los conductores pueden no tener tiempo suficiente para responder. Los conductores necesitan una advertencia adecuada de las convexidades, sobre todo cuando se combina con curvas horizontales, ya que la interacción de las fuerzas centrífugas y de gravedad en una combi- nación de curvas horizontal / vertical reduce la capacidad de un conductor para controlar su vehículo. Del mismo modo, una convexidad puede obstruir la vista de una curva horizontal siguiente, lo que impide la preparación adecuada del conductor para maniobrar la curva. Bidulka y otros simularon series de curvas horizontales superpuestas con curvas verticales convexas o cóncavas. Se pidió a los conductores de los simuladores evaluar la gravedad de las curvas. El estudio encontró que las curvas horizontales aparecen más cerradas cuando se superponen con una convexidad, y se aplanan cuando se superponen con una concavidad. Obviamente, la superposición con una concavidad sería más peligrosos, ya que los conduc- tores prevén una curva más plana que la real, por lo que no reducirán su velocidad adecua- damente. El estudio también encontró que a mayor curvatura vertical, mayor será la dificultad de percibir correctamente la curvatura horizontal. Choques FR Austroads señala que los choques FR pueden resultar por un subviraje inicial en una curva. Si el conductor luego corregir en exceso, puede perder el control de su vehículo y conducir hacia el tránsito de sentido contrario. En los EUA, dos tercios de los choques FR ocurrieron en tramos rectos. El 11% de todos los choques mortales en curvas horizontales de los EUA son FR. Esto puede indicar un exceso de representación de los ambientes curvos en choques FR, pero también indica que los choques FR deben tratarse en curvas y rectas. 2.3.2 Diseño de rotondas modernas Las rotondas modernas se identificaron como propensas a choques por DP; la mayoría cuando se circula la calzada anular (en oposición a entrada o salida). Los factores identifi- cados que conducen a un mayor riesgo de choques por DP en las rotondas son:  entradas más amplias  mayor curvatura de la trayectoria de entrada*  escasa visibilidad  falta de deflexión*  mayor velocidad de aproximación  diseño de forma ovalada. * Nota FiSi: Parecería contradictorio tratar de aumentar la deflexión y disminuir a la vez la curvatura de entrada
  13. 13. 13/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 2.3.3 Delineación pobre del camino La delineación ayuda a evitar choques del tipo PDC al aclarar el entorno del camino y facilitar el esperado comportamiento del conductor. Se puede obtener a mediante de marcación de líneas, marcadores de pavimento, postes guía, chebrones, y señales de advertencia La delineación da a los usuarios viales un conocimiento avanzado de cualquier cambio en el trazado, incluyendo la gravedad de las curvas, lo cual permite a los conductores prepararse adecuadamente para maniobrarlas. Sin advertencia previa, los conductores pueden acer- carse a la curva a una velocidad excesiva, o transitar por ella de forma incorrecta. Esto puede resultar en un choque por PDC. La delineación también orienta sobre cuál carril viajar, y clarifica las maniobras de cambio de carril permisibles, al dar mayor coherencia a la conducción. La delineación puede carecer de conspicuidad debido a las condiciones meteorológicas ad- versas (lluvia u oscuridad), o desgaste de pintura de líneas o marcas. Al reducirse las claves visuales, los conductores pueden malinterpretar los mensajes, y llevarlos a más frecuentes choques por DP y FR. Del mismo modo, las líneas redundantes no borradas adecuadamente pueden dar mensajes contradictorios, y resultantes más choques por DP. La mala delimitación central puede inducir choques por DP; los conductores pueden creer que están viajando por un camino de mano única, y los conductores pueden entonces viajar a lo largo del centro, lo que aumenta el riesgo de un choque frontal. 2.3.4 Superficie de calzada y banquinas Los vehículos que circulan en los caminos con resistencia al deslizamiento (fricción neumá- ticos/pavimento) inadecuada pueden experimentar un frenado menos eficiente, y desplaza- mientos laterales, lo cual puede resultar en la pérdida de control del vehículo y despistes hacia derecha o izquierda. Al reducirse la eficacia de frenado, los choques tienden a ser a veloci- dades más altas, lo que aumenta su gravedad. Caminos con mala resistencia al deslizamiento son particularmente propensos a los choques en condiciones de clima húmedo. Sin embargo, en ciertas circunstancias, tales como san- grado de pavimento, la resistencia al deslizamiento puede ser baja aun en condiciones secas. 2.3.5 Iluminación pobre Los conductores en calles con poca iluminación son menos propensos a ver oportunamente las desviaciones en el camino o los objetos a sus costados, lo cual reduce su capacidad para maniobrar a través de las curvas. Esto retrasa su capacidad de freno antes de un choque contra el mobiliario vial lateral, y aumenta la gravedad del choque. Los conductores están particularmente en riesgo al entrar en una calle oscura, después de estar en un área bien iluminada. Los ojos de un conductor toman tiempo para adaptarse adecuadamente a diferentes condiciones de iluminación. 2.3.6 Distancia visual pobre Los conductores que experimentan distancias visuales obstruidas pueden esperar que las condiciones continúen. Cuando los conductores se encuentran con un cambio repentino en el alineamiento o el tránsito, su capacidad de reacción puede verse reducida. Esto puede re- sultar en choques FR o por DP.
  14. 14. 14/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 P.e., en lugar de frenar según las cambiantes condiciones del tránsito, un conductor podría no tener tal opción. Por el contrario, puede desviarse de su carril e invadir el contrario. La distancia visual adecuada depende de la velocidad directriz del camino. Las causas de la obstrucción de la distancia visual incluyen curvas verticales convexas, vegetación o edificios en el interior de las curvas y los objetos fijos, como puentes. Deben removerse las características de camino donde interfieran la distancia visual de de- tención para la velocidad directriz del camino. Cuando esto no fuere posible, la velocidad del vehículo debe reducirse hasta que la velocidad directriz se ajuste a la distancia visual de detención disponible. 2.3.7 Ancho de carril Un carril angosto puede ocasionar la invasión de los carriles adyacentes, particularmente de vehículos grandes como ómnibus y camiones. Los intentos para corregir esta invasión y evitar un choque pueden resultar en sobrecorrección, lo que lleva al vehículo a salirse de su carril, y resultar en un choque por DP o frontal. 2.3.8 Condiciones meteorológicas En comparación con otros tipos de choques, Delaney informó que en Melbourne los choques contra objetos al costado de la calzada fueron más comunes en condiciones climáticas ad- versas y por la noche. Austroads indica aumentos de los choques por DP en la oscuridad y periodos de lluvia, atri- buyendo esto a la reducción de la visibilidad de la delimitación del camino. En tiempo húmedo puede ocurrir un mal drenaje, se reducirá la fricción entre neumáticos y pavimento, y los frenos serán menos eficientes. Los vehículos de adelante pueden rociar agua, reduciendo la visibilidad. Como los conductores tienen menos control de su vehículo, son más susceptibles a choques por DP y FR. 2.3.9 Condiciones médicas Los conductores afectados por una condición médica preexistente están sobrerrepresentados en los choques de múltiples vehículos y contra objetos fijos. Es de suponer que una gran parte de estos choques serían FR y por DP, en general más notables en los entornos urbanos. En comparación con los conductores sanos, los conductores con problemas de salud son más propensos a chocar en las áreas metropolitanas y en los caminos con las zonas de velocidad de 50 o 60 km/h. Las condiciones médicas comúnmente atribuidas fueron pérdida de conciencia o convulsio- nes sufridas por el conductor previas al choque, mala salud general. Quienes chocaron por mala salud general eran en la mayoría ancianos con múltiples condiciones de comorbilidad: problemas cardíacos, hipertensión, discapacidad visual y diabetes. Estos conductores identi- ficaron tales causas de choques como apretar el acelerador en lugar del freno y entrar en la calzada a contramano.
  15. 15. 15/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 2.3.10 Distracción del conductor La distracción puede dar lugar a que los conductores respondan tardíamente a los cambios en el entorno de tránsito. Como resultado, los vehículos pueden desviarse de su carril y resultar en un en un choque. Alternativamente, el conductor puede corregir en exceso esta desviación para evitar un choque, sólo para resultar en un choque PDC alternativo. Desorden visual Austroads identifica el desorden visual como un tema particular de los caminos urbanos. Se incluyen la publicidad a los costados del camino, señales viales innecesarias o excesivos y marcas en el pavimento, mobiliario urbano y estructuras en general. El desorden puede distraer a los conductores, confundirlos en caso de malinterpretar un dispositivo de control de tránsito. Más señales pueden obstruir cambios en el entorno de tránsito, reducir la distancia visual para una oportuna respuesta del conductor, Sección 2.3.6. Distracciones en el vehículo En 2012 AAMI publicó resultados de una encuesta a conductores implicados en un choque durante los cinco años anteriores; el 23% lo atribuyó a falta de atención o distracción. Las principales causas de distracción identificadas fueron los niños pasajeros, sistemas de na- vegación por satélite, escuchar y manipular la radio, CD o reproductor de MP3. Ghazizadeh y Boyle (2009) informaron que casi el 30% de los choques de un solo vehículo en Misuri durante 2001–2006 fueron atribuibles a la distracción del conductor, independiente- mente del entorno del camino. La principal causa de distracción del conductor en choques de un solo vehículo fue usar dispositivos digitales: computadora, GPS y juegos electrónicos. Presumiblemente, la entrada de estos dispositivos sería similar a la mensajería de texto. El estudio no fue capaz de separar los resultados de los demás usos del teléfono móvil. Ghazizadeh y Boyle analizaron los choques hasta 2006. La AAMI estudió los choques en los cinco años anteriores al documento de 2011, presumiblemente 2006–10. Es probable que las distracciones por los teléfonos, en particular los teléfonos inteligentes, se volvieran más prominentes desde entonces. Los primeros iPhone y teléfonos inteligentes Android fueron autorizados en Australia en 2008. Los Smartphone dan una gama de aplicaciones que pueden incrementar la fuente de dis- tracción de los conductores. Desde mayo de 2012, el 52% de los australianos usa los telé- fonos inteligentes, frente al 37% de un año antes. Karagiannakis informó sobre una encuesta de enero 2012 de los conductores de Nueva Gales del Sur. Encontró que el 40% utiliza su teléfono mientras conduce; el 88% hizo llamadas telefónicas, el 68% utilizó SMS y correo electrónico, el 40% usó aplicaciones, el 38% tomó fotos, y el 25% se comunicó a con redes sociales. El uso global se redujo desde una encuesta de 2011, por la que el 46% de los conductores de Nueva Gales del Sur admitió usar sus móviles durante la conducción. Sin embargo se incrementó el uso de las redes sociales du- rante la conducción. Karagiannakis informó que los conductores jóvenes y los inexpertos al recuperar y enviar mensajes de texto cometen 28% y 63% más invasiones de carril. Además, el tiempo que sus ojos están fuera del camino aumentó en un 400%.
  16. 16. 16/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 2.3.11 Fatiga Los choques por fatiga se asocian principalmente con choques por DP y FR, porque los vehículos derivan desde su carril. Conducir fatigado es común. AAMI informó que el 26% de los conductores encuestados ad- mitió haberse quedarse dormido un instante al conducir. El estudio identificó que el 13% de los choques se relacionaron con fatiga. Frecuentemente se asocian los choques por fatiga del conductor con largos tiempos de conducción en caminos rurales; en los caminos urbanos los conductores se fatigan por otros factores. Bradfield y Cuthbertson informaron que la fatiga del conductor puede resultar de un deterioro crónico del sueño. Los conductores que sólo durmieron durante seis horas al día durante un período de 12 días tienen un rendimiento comparable al de un conductor con una concen- tración de alcohol en sangre (BAC) de 0,08–0,10%. Los conductores que estuvieron des- piertos durante las 17 horas antes tienen un rendimiento similar al de un BAC de 0.05%. Los empleados por turno, como los trabajadores de fábrica o médicos internos son más susceptibles a los choques relacionados con la fatiga. Las víctimas de los trastornos del sueño también tienen más probabilidades de estar involu- crados en choques relacionados con la fatiga. La apnea del sueño y la narcolepsia son los trastornos más importantes. La narcolepsia es un trastorno del mecanismo de sueño y vigilia, por el cual una persona puede experimentar somnolencia excesiva durante el día, y puede quedarse dormido con poca o ninguna advertencia. Algunos enfermos también pueden experimentar una pérdida repentina del tono muscular. La narcolepsia afecta a alrededor del 0,51% de la población total. La apnea del sueño es un trastorno en el cual una persona sufre dificultades para respirar mientras duerme, lo que le impide experimentar el sueño profundo. Esta falta de descanso adecuado conduce a los enfermos de estar muy cansados durante el día. El 9% de las mu- jeres y 24% de los hombres experimentan apnea del sueño. Los niveles de fatiga aumentan a mediados de la tarde y temprano en la mañana. Los choques por fatiga aumentan en torno de estas horas. La Universidad de Tecnología de Queensland informó sobre el rendimiento de conducción en un estudio de los conductores que se despiertan a las 5 de la mañana; informaron sentirse peligrosamente somnolientos después de 40 minutos de conducción. El nivel de fatiga expe- rimentado aumentó el riesgo de choque en unas 15 veces respecto de un conductor no fati- gado. 2.3.12 Influencia del alcohol Delaney y otros encontraron que entre 1996 y 2000, el 87% de los conductores en Melbourne implicados en choques contra obstáculos al costado de la calzada tenían un índice de al- coholemia superior al límite legal de 0,05.
  17. 17. 17/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 El Ministerio de Transporte demostró una clara relación entre el índice de alcoholemia y los choques por DP choques en Nueva Zelanda, sobre todo en las curvas. El 47% de los con- ductores de caminos urbanos y rurales implicados en choques por DP en las curvas tenían un índice de alcoholemia superior al límite legal de 30 mg por 100 ml de sangre. Los choques por DP choques en las rectas los FR tuvieron proporciones de conductores intoxicados en el momento del choque. Estuvieron sobrerrepresentados en el 22% y 11% los conductores borrachos. Esto indica una fuerte correlación entre los conductores borrachos en los choques por DP, sobre todo en curvas. 2.3.13 Edad del conductor Delaney y otros encontraron que entre 1996 y 2000 el 25% de los conductores en Melbourne implicados en choques contra peligros laterales tenían entre 18–21 años. Otro 25% tenía entre 26 a 35 años. El 24% de los conductores implicados en choques contra objetos al costado del camino tenían carnés de prueba. Los conductores en Melbourne menores de 25 eran más propensos a estar involucrados en choques contra objetos fijos que contra objetos no fijos. Este fue también el caso de poseedores de carnés de prueba. 2.3.14 Velocidad del vehículo En pruebas del Programa de Evaluación de Australasia de Vehículos Nuevos, ANCAP, el 40% de los vehículos del lado del conductor chocaron frontalmente contra una barrera a 64 km/h. Esto reproduce un choque frontal en el que los vehículos se superponen en un 40%. Los vehículos modernos se desempeñan bien en estas condiciones. Sin embargo, los estu- dios encontraron que la capacidad de supervivencia de un choque frontal puede disminuir dramáticamente una vez que un choque se encuentra fuera de estos parámetros. El Consejo de Transporte de Australia informó que las posibilidades de sobrevivir a un choque disminuyen significativamente en los FR, una vez que el diferencial de velocidad supera los 70 km/h. Para choques laterales contra postes y árboles, la supervivencia disminuye sig- nificativamente una vez que la velocidad de impacto supera los 40 km/h. El Instituto de Seguros para Seguridad Vial (IIHS) encontró que la gravedad de los choques FR con un moderado traslapo aumentó significativamente una vez que la velocidad de la prueba de choque fue superada en un choque real. Preocupa que las modificaciones de los vehículos necesarias para mejorar la supervivencia de esta configuración de choques a más altas velocidades puedan comprometer la seguridad del vehículo para otras configuraciones de choque. 2.3.15 Cinemática vehicular El movimiento del vehículo tras el error inicial del conductor puede ser un contribuidor clave para supervivir a un choque. Se encontró que los vuelcos y choques contra peligros a los costados de la calzada, en particular árboles, contribuyen a los resultados más graves de los choques por DP. La supervivencia del choque FR tradicional mejoró debido a un mejor diseño de los vehículos atribuido a los Programas de Evaluación de Autos Nuevos y otros programas de seguridad para automóviles en todo el mundo. Sin embargo, una serie de factores de choque no tradi- cionalmente abordados por estos programas puede reducir la capacidad de supervivencia de un choque.
  18. 18. 18/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 El DOT de Washington informó sobre los choques por DP en todos sus caminos estatales, urbanos y rurales. Señaló que una vez que un vehículo se sale del camino, los eventos más perjudiciales son los vuelcos (40%), o choques contra peligros al costado de la calzada, entre los cuales los más perjudiciales son los árboles (13%), postes de servicios públicos (9%), cunetas (6%) o alambrados (5%). Impacto contra peligros a los costados de la calzada Generalmente los choques contra peligros laterales son debidos a DP. Delaney informó que en Melbourne el 86% de los choques contra peligros laterales entre 1996 y 2000 implicó a un vehículo solo. Turner informó que el 85% de los choques contra peligros laterales es atribuible a la pérdida de control de un solo vehículo. Los postes de electricidad representan un peligro particular en los entornos urbanos. Aquí, los postes se colocan generalmente por el borde de cordón para permitir la iluminación de la reserva del camino y dar espacio para instalar otros servicios públicos. Generalmente hechos de madera con un tamaño mayor que 30 cm, los postes se diseñan para ser resistentes du- rante varios años. El cercano posicionamiento de un objeto tan rígido puede tener conse- cuencias graves. Los choques contra peligros laterales presentan un desafío particular, mientras que la tec- nología actual de los vehículos parece para dar a los ocupantes la misma protección para este tipo de coques que para otros. El IIHS informó que los choques FR contra árboles o postes están sobrerrepresentados en los choques mortales o con heridos graves. El estudio trató de replicar la configuración choque utilizando los muñecos actualmente disponibles. El estudio falló en identificar las fuerzas coherentes con alto riesgo de lesiones. Se cree que esto se debe a que la biofidelidad de los maniquíes actuales no refleja la dinámica de los ocupantes reales en un choque de este tipo. Actualmente ANCAP realiza pruebas de choques laterales contra mobiliario vial al costado de la calzada. Sin muñecos de choques con la biofidelidad para replicar la dinámica del choque, hay poco beneficio en el replicar impactos FR contra peligros laterales. Delaney informa que entre el 3% y el 4% de los choques contra los peligros a los costados de la calzada en Melbourne resultaron mortales. Esto sugiere una sobrerrepresentación de los choques contra peligros laterales en los choques mortales, en comparación con otros tipos de choques. Los objetos más comúnmente chocados fueron árboles y postes a los costados de la calzada, con 4,1% y el 3,3% de choques mortales. En Nueva Zelanda, alrededor del 27% de todos los choques urbanos implican un peligro lateral. La inmensa mayoría de los choques contra obstáculos al costado de la calzada en Nueva Zelanda fueron contra 'mobiliario vial’ (barandas, postes, semáforos), y cercas; pero las muertes están sobrerrepresentadas en los choques contra árboles y, en menor medida, contra el mobiliario vial. Los peligros laterales parecen ser particularmente graves. En todos los tipos de caminos de Australia del Sur, los choques con peligros laterales contribuyeron al 11.8% de todas los choques, pero el 48,2% de los choques mortales fueron contra peligros al costado de la cal- zada, y el 37,6% de los choques que resultaron en ingresos hospitalarios.
  19. 19. 19/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 En los EUA, Hummer y otros encontraron que, aunque los choques contra objetos fijos se totalizaron el 43% de los choques ocurridos en vías urbanas de dos carriles en Carolina del Norte, ascendieron al 55% de los choques con lesiones graves o mortales. Entre 1985 y 1996, en Australia del Sur el 58,6% de los choques mortales contra peligros laterales en todos los tipos de caminos se atribuyeron a los árboles, y el 20,0% a los postes de electricidad. En el 18,8% de las muertes por choques de árboles, y el 14,9% de las muertes contra los postes, las muertes pueden ser consecuencia de posteriores vuelcos de los vehículos. En el resto, las muertes fueron por la fuerza del impacto contra el peligro. Un estudio en Carolina del Norte mostró que los contribuyentes más frecuentes a los choques graves contra objetos fijos en cualquier tipo de camino fueron choques contra árboles (25% de los choques con objetos fijos) y con los postes de electricidad (15 %). Kloeden informó una mayor proporción de choques graves que involucraron a peligros late- rales en la zona metropolitana de Adelaida que en las regionales (41,6% frente a 36,9%). El Adelaide CBD presentó una proporción aún menor de los choques graves que implican peli- gros laterales (22,9%). Se cree que la baja tasa en el Adelaide CBD puede reflejar las con- diciones cambiantes de tránsito en la zona, a diferencia de las áreas metropolitanas. Proba- blemente el alto índice de choques en las áreas metropolitanas refleja la mayor densidad mobiliario en el camino. La Autoridad de Caminos y Tránsito informó que los choques contra postes de electricidad en Nueva Gales del Sur fueron más comunes en las áreas metropolitanas, caminos rura- les–urbanas2 , que en los caminos no–urbanas. En gran parte esto se atribuye a la mayor densidad de los postes de electricidad en los entornos urbanos. En Sydney, el 28% de los choques con víctimas son por choques contra postes de electrici- dad; los que representaron el 10% de todos los choques mortales en las zonas urbanas de NSW. Scott informó en los EUA una alta frecuencia de los choques graves contra postes de servicios públicos en las vías urbanas; lo atribuyó a la alta densidad de postes en entornos urbanos y su estrecha proximidad al camino. Los factores clave que influyen en la gravedad de un choque con mobiliario vial son la pro- ximidad del peligro para la calzada y, para los árboles, su tamaño. Kloeden y otros informaron que la distancia media de los peligros laterales mortales de una vía urbana fue de 2,5 m. Además, el 22% de los choques mortales se produjo a 1 m de la calzada. Turner y Mansfield encontraron que los árboles grandes de unos ≥ 30 cm estaban sobrerre- presentados en los choques informados contra peligros laterales. Esto sugiere que los cho- ques con árboles más pequeños dieron lugar a un daño mínimo del vehículo. Austroads indica que los árboles de diámetro menor que 7 a 10 cm, según el tipo de especie, son seguros para su inclusión en las zonas despejadas. Mientras que el diámetro máximo depende de la especie, una extensa búsqueda en la bibliografía no consiguió dar una orien- tación clara sobre cuál sería el diámetro máximo admisible de cada especie. 2 Los caminos situados en los municipios edificados en lugares de lo contrario rurales o remotos.
  20. 20. 20/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Vuelco En 2005, en una de cada tres muertes ocurridas en cualquier tipo de camino australiano hubo un vuelco. Los ocupantes son particularmente susceptibles a los vuelcos por el elevado riesgo de su eyección parcial o total; y si están sujetos pueden ser dañados por el contacto con el interior del vehículo cuando el vehículo se aplasta durante el vuelco. Una gran proporción de los ocupantes en vuelcos son total o parcialmente expulsados, afectando al 30% y 14% de los ocupantes de los vuelcos en Victoria. Se cree que los ocu- pantes expulsados pueden haber estado sujetos antes del choque. Las razones de la falla de la sujeción en el vuelco incluyen: la bobina de salida, el desenganche inercial, y la deformación de los puntos de anclaje de la correa. En Carolina del Norte, EUA, Hummer encontró que, a pesar de que los vuelcos de vehículos ascienden al 6% de los choques en caminos urbanos de dos carriles, equivalen al 16% de los choques que resultan en lesiones graves o mortales. Los vuelcos son choques particularmente graves. Krull informa que en los EUA, para caminos urbanos y rurales, la proporción de vuelcos involucrados en choques mortales es cinco veces más alta que la de personas involucradas en choques con lesiones; y que los vuelcos son 14 veces la proporción de choques con solo daños a la propiedad. Viner informó que en los choques por DP en Illinois, EUA, el 7,3% resultó en vuelcos. Sin embargo, los vuelcos representaron el 22,8% de las muertes en choques por DP y el 15% de los choques por DP, con lesiones en las vías urbanas. Esta disparidad destaca la gravedad de los vuelcos, cuya principal causa fueron las fuerzas entre la superficie del costado de la cal- zada y los neumáticos, atribuibles a 72% de los vuelcos urbanos. La pendiente del talud lateral y la densidad del suelo afectan la probabilidad de vuelco; el suelo suelto permite que las ruedas lo aren. Alrededor del 3% de los choques contra objetos fijos al costado de las calzadas urbanas terminan en vuelcos. El objeto impactado con mayor frecuencia que propicia los vuelcos es la baranda metálica de viga–W, contribuyente al 5,7% de todos los vuelcos urbanos. La Figura 2.1 representa un camión objeto de un cuarto de vuelco debido a la interacción con la baranda de puente y alto centro de gravedad del vehículo. Figura 2.1: Cuarto de vuelco de camión causado por interacción con la baranda
  21. 21. 21/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Choques frontales de superposición pequeña Brumbelow y Zuby encontraron que los choques frontales de superposición pequeña están excesivamente sobrerrepresentados en los choques FR graves, con una parte importante de grandes intrusiones. Estos choques comprenden en torno del 20% de los extremos frontales de los vehículos y tradicionalmente no se prueban en la actualidad (2014). * A raíz de este estudio, en 2012 el IIHS realizó pruebas de choques frontales de superposición pequeña. En la prueba de choque, el 25% de la parte delantera del vehículo se chocó contra una barrera a 64 km/h. Sólo 3 de los 11 vehículos analizados arrojó calificaciones buenas o aceptables. Para las pruebas piloto solo se eligieron autos de tamaño mediano de lujo y ca- si–lujo, ya que son los que suelen tener mayores características de seguridad que el resto de la flota de vehículos. Por lo tanto, se cree que otros vehículos de la categoría recibirán re- sultados más pobres. La prueba reveló que el borde exterior del vehículo no estaba bien protegido por las estruc- turas de la zona de aplastamiento, lo que resultó en grandes intrusiones en el habitáculo. Además, a menudo el movimiento de los ocupantes hacia adelante y hacia el costado significó que el ocupante perdiera completamente las bolsas de aire. Se prevé que los fabricantes de vehículos mejorarán los diseños futuros para abordar esta cuestión. Sin embargo, es probable que haya una demora antes de que la seguridad en esta área se extienda hacia toda la flota. _________________________________________ * Nota FiSi según IIHS http://www.iihs.org/iihs/ratings/ratings–info/frontal–crash–tests IIHS evalúa el comportamiento al choque de un vehículo con la ayuda de cinco pruebas: Choque frontal de superposición moderada, choque frontal de superposición pequeña, costado, resistencia techo y apoyacabezas & asientos. Para las calificaciones de prevención de choques frontales, el Instituto realiza pruebas de velocidades baja y moderada en vehículos con sistemas de freno automáticos. El frontal es el tipo de choque mortal más común. Importantes avances hubo en la protección frontal, en gran parte gracias al programa de prueba de choque que la administración nacional de seguridad tránsito vial (NHTSA) comenzó en la década de 1970, y a las evaluaciones de validez–al–choque desde 1995. IIHS realiza dos pruebas de choque frontal diferentes: de superposición moderada (anteriormente conocida como de desplazamiento frontal) y una prueba de superposición pequeña. Prueba de choque frontal de superposición moderada Prueba de choque frontal de superposición pequeña
  22. 22. 22/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Prueba de choque frontal de superposición moderada Cuando IIHS comenzó sus pruebas de choques frontales de superposición moderada, la mayoría de los vehículos recibieron una calificación pobre o marginal. Ahora la gran mayoría de vehículos gana buenas calificaciones. Los compartimentos de los ocupantes son mucho más fuertes de lo que solían ser. Sujetan en un choque y permiten que los cinturones de seguridad y bolsas de aire hagan su trabajo. En la prueba de choques frontales de superposición moderada, un vehículo viaja guiado a 64 km/h hacia una barrera con un frente deformable tipo nido de abeja de aluminio. El frente de la barrera es de poco más de 2 m de altura. Un muñeco híbrido III que representa a un hombre de tamaño mediano se coloca en el asiento del conductor. El 40% de la anchura total del vehículo golpea la barrera en el lado del conductor. En la prueba las fuerzas son similares a las que resultarían de un choque de desplazamiento frontal entre dos vehículos del mismo peso, con cada uno yendo por debajo de 64 km/h. Prueba de choque frontal de superposición pequeña Para impulsar más mejoramientos en la protección del choque frontal, en 2012 el Instituto presentó una prueba de choque frontal de superposición pequeña. La prueba reproduce lo que sucede cuando la esquina frontal de un vehículo choca con otro vehículo o un objeto como un árbol o poste de servicio público. Esta prueba de choque es un desafío para algunos diseños de bolsas de aire y cinturones de seguridad, porque los ocupantes se mueven hacia adelante y hacia el costado del vehículo. En la prueba, un vehículo viaja guiado a 64 km/h hacia una barrera rígida de 1.5 m de altura. Un muñeco híbrido III que representa a un hombre de tamaño mediano se coloca en el asiento del conductor. El 25% de la anchura total del vehículo golpea la barrera en el lado del conductor. Los coches más modernos tienen jaulas de seguridad que encapsulan el compartimiento de los ocupantes y que soportan choques frontales totales y choques frontales con superposición moderada con poca deforma- ción. Al mismo tiempo, las zonas de aplastamiento ayudan a administrar la energía del choque para reducir las fuerzas en el compartimiento de los ocupantes. Las estructuras principales de la zona de aplastamiento se concentran en 50% medio del extremo frontal. Cuando un choque comprende estas estructuras, el compar- timiento de los ocupantes está protegido contra la intrusión, y las bolsas de aire frontales y cinturones de seguridad pueden refrenar con eficacia y proteger a los ocupantes. Los choques frontales de superposición pequeña afectan principalmente a los bordes exteriores del vehículo, que no están bien protegidos por las estructuras de la zona de aplastamiento. Las fuerzas de choque van directamente hacia la rueda delantera, sistema de suspensión y cortafuegos. No es raro que la rueda sea forzada atrás hacia los pies del conductor, contribuyendo a más intrusión en el compartimiento de los ocu- pantes y resultando en lesiones graves de piernas y pies. Para una protección eficaz en choques frontales de superposición pequeña, la jaula de seguridad debe resistir las fuerzas de choque no atemperadas por es- tructuras de la zona de aplastamiento. El ensanchamiento de estas estructuras frontales ayudaría. https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=xErtFxlOxbg Criterios de clasificación Los ingenieros consideran tres factores para clasificar los vehículos en las pruebas de choques de superposiciones frontales moderada y pequeña: rendimiento estructural, medidas de las lesiones y movimiento del maniquí. ________________________________________________________
  23. 23. 23/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 2.4 Contramedidas de choques Johnston y otros identificaron tres estrategias primordiales para hacer frente a los choques por DP, que pueden adoptarse para choques FR y por DP. Las dos primeras estrategias se orientan hacia la prevención de choques; la tercera se orienta hacia la mitigación del im- pacto:  identificar las razones de comportamiento de vehículo o conductor al dejar su carril, y reducir su incidencia  reducir la probabilidad de que un vehículo se despiste, independientemente del compor- tamiento precedente  reducir las consecuencias de un choque potencial después de que un vehículo se desviara de su carril. Las siguientes secciones son las principales medidas que se identificaron para enfrentar al menos una de las estrategias anteriores. Varias medidas se dirigen a más de una estrategia. P.e., el mejoramiento de la resistencia al deslizamiento superficial debe ayudar a los conductores a mantener un mayor control de sus vehículos, evitando así los choques. La alta resistencia al deslizamiento permitirá altos índices de frenado de los vehículos. Por lo tanto, en caso de ocurrir un choque, las velocidades de impacto serán menores, y se reducirá el riesgo de lesiones personales. 2.4.1 Diseño vial Alineamiento horizontal Se debe tener cuidado al reducir la curvatura para reducir los choques por pérdida de control, porque los conductores via- jarán a velocidades más altas, y por lo tanto con mayor riesgo de perder el control de sus vehículos que en las curvas más cerradas. Austroads señala que tal vez sea necesario ensanchar los caminos en las curvas. Esto es porque en las curvas los vehículos ocupan más de su ancho de carril. Sin espacio suficiente, esto puede obligar a los vehículos a acercarse al tránsito opuesto. Esto aumentaría el riesgo de choques FR, especialmente en lo que los coches se desvían de su posición lateral en las curvas. Anchura de la calzada Los carriles angostos contribuyen a los choques FR y por DP. Sin embargo, Austroads destaca que no hay evidencia de que la ampliación de los carriles mejorará la seguridad vial, afir- mación apoyada por la investigación de Dumbaugh, quien sugiere que la excesiva ampliación del camino aumenta los choques como resultado de la velocidad excesiva del conductor. Austroads recomienda anchos de carril de 3.5 m de ancho. Los carriles de 3 m pueden ser permisibles cuando el proyecto esté constreñido, el camino se diseña para un entorno de baja velocidad, el tránsito de camiones es mínimo, y el alineamiento y la historia de la seguridad vial son satisfactorios.
  24. 24. 24/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Donde los carriles sean menores que el recomendado de 3.5 m, puede haber un beneficio al ampliar los carriles; pero es poco probable que produzca beneficios más allá de este punto. La provisión de banquinas más anchas y pavimentadas también puede ayudar a reducir la incidencia de los choques FR y por DP. Peralte El peralte contrarresta toda o parte de la fuerza centrífuga que actúa sobre un vehículo, mediante la ligera inclinación de la calzada hacia el interior de la curva. Al ayudar al drenaje de la calzada mejora la fricción superficial. Apaciguamiento del tránsito y caminos autoexplicativos En los caminos de alto riesgo deben instalarse medidas de apaciguamiento del tránsito, para mejorar el cumplimiento de los límites de velocidad adecuados. Tales medidas pueden tener un efecto adicional de alentar a los conductores a utilizar otras calles que tengan los mismos riesgos de choques aso- ciados a ella. Esto no siempre es deseable, y debe tenerse cuidado para asegurarse de que las medidas para apaciguar el tránsito no se limiten a exportar el problema a otra calle. Los caminos nuevos suelen para que coincidan con su límite de velocidad previsto. Sin embargo, para reflejar consideraciones operacionales, los límites de velocidad pueden cambiarse en los caminos existentes, lo cual puede crear incoherencias entre la velocidad directriz y el límite de velocidad. La inves- tigación muestra que cuando los conductores aceleran por calles urbanas de baja velocidad, generalmente están influi- dos por características de diseño que fomentan mayores velocidades. El angostamiento de carril, adición de curvas y otros tratamientos para apaciguar el tránsito pueden ayudar a alentar velocidades de operación más bajas. Sin embargo, preocupa que tales tratamientos impidan el tránsito rápido de los vehículos de emergencia. Thomson aboga por adoptar el principio de caminos auto- explicativos, concepto de diseño según el cual los caminos y su entorno deben llevar implícito el comportamiento apropiado del conductor para el entorno. Los caminos deben cumplir con las expectativas del conductor y ayudarlos a anticipar los cambios en las condiciones, sin necesidad de señales. Thomson da el ejemplo de una curva en un camino. Si hay una línea de árboles que bordea el camino, la línea de árboles debe curvarse con el camino. Si la línea de árboles continúa en línea recta, esto puede dar la impresión a los conductores de que el camino es recto. Este concepto fue reforzado por la investigación publicada por Dumbaugh sobre las Calles Vivibles (http://bit.ly/1q2HrFr); diseñadas para indicar un entorno urbano, pero que pueden presentar peligros laterales. Sin embargo, estos riesgos se mantienen claramente visibles, e incitan al conductor a reducir su velocidad. La investigación indicó una reducción del 67% en los choques al costado de la calzada.
  25. 25. 25/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Neuman y otros sugieren angostar carriles para dar un mayor buffer entre tránsitos opuestos. Esto tiene el doble efecto de reducir la incidencia y gravedad de los choques FR. Los carriles angostados reducen las velocidades de viaje, mientras que un mayor buffer entre tránsitos opuestos da mayor oportunidad de redirigir un vehículo errante. * ________________________ * Texto original: Neuman et al. (2003b) suggest narrowing laneways to provide a larger buffer between opposing traffic. This has the dual effect of reducing the incidence and severity of Head-On collisions. Narrower lane widths reduce travel speeds, whilst a greater buffer between opposing traffic provides greater opportunity to redirect an errant vehicle. Austroads asesora ampliamente sobre las medidas de apaciguamiento del tránsito. Varias de estas medidas implican la introducción de ‘peligros’, incluyendo la limitación de las distancias visuales, angostamiento y curvado de la calle, y plantación de árboles al costado del camino. Es cuestión de experiencia si un dispositivo peligro/apaciguador de tránsito tendría un efecto positivo o negativo sobre la seguridad de cada calle en particular. 2.4.2 Límite de velocidad Generalmente las velocidades de choque aceptadas para que exista una posibilidad razonable de supervivencia de los ocupantes son de 70 km/h en choques FR, y 40 km/h en impactos FR contra árboles o postes. Estos valores deben considerarse meramente indicativos, ya que un número de variables pueden afectar la capacidad de supervivencia de un choque. En las zonas urbanizadas, donde es difícil dar zonas despe- jadas, es más importante hacer hincapié en las velocidades adecuadas para el entorno del camino; así, el límite de velo- cidad por defecto en entornos urbanos de Australia y Nueva Zelanda es de 50 km/h. 2.4.3 Medianas Austroads lista la prevención de choques FR como una función clave de las medianas. Austroads recomienda que cuando no se puedan usar medianas anchas, puede ser apropiado instalar barreras centrales para evitar que los vehículos errantes inva- dan los carriles de sentido contrario. Medianas tan angostas como de 0,8 m pueden utilizarse con barreras rígidas para se- parar los flujos de tránsito de sentido contrario.
  26. 26. 26/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 2.4.4 Superficie de la calzada Las superficies de los pavimentos deben garantizar un nivel adecuado de resistencia al des- lizamiento en superficies mojadas y secas; y el drenaje del camino debe evitar la acumulación de agua en la calzada. La resistencia adecuada al deslizamiento es particularmente impor- tante en las curvas y en las intersecciones de choques frecuentes (puntos–negros). Son muy distintos los métodos de evaluación de la resistencia al deslizamiento de Australia y Nueva Zelanda, los cuales varían en función del volumen y composición del tránsito, clima y recursos disponibles. La evaluación de cuándo una superficie de calzada debe monitorearse puede ser visual, sistemática de la red o de sus partes vulnerables, después de un incidente, o para controlar los materiales o procesos utilizados en una superficie específica. Los organismos viales usan esta información para decidir la frecuencia de las pruebas por realizar. 2.4.5 Distancia visual Se requiere una adecuada distancia visual que permita a los conductores anticipar cualquier cambio en el camino por de- lante, y transitarlo con seguridad. Las distancias visuales pueden ser afectadas por los alineamientos horizontal y ver- tical y su coordinación, y por el ambiente al costado del ca- mino. Cuando la distancia visual no pueda mejorarse, es posible que sea necesario reducir la velocidad del vehículo a un nivel más apropiado. 2.4.6 Franjas sonoras de banquina Las franjas sonoras de banquina (FSB), conocido como perfil audio–táctil en Nueva Zelanda, son una serie de ranuras situadas a lo largo de la banquina. Si un vehículo pasa por encima de la franja, genera vibraciones y ruido en el vehículo que pretenden alertar al conductor para que vuelva a su carril. Elvik y otros informaron una reducción del 20% en choques por DP. Dixon y otros informaron reducciones de choques por DP entre 30 y 85%. Las FSB no siempre son deseables en un entorno urbano, ya que pueden disuadir a los ci- clistas dado que son incómodas para ellos, y pueden causarles la pérdida del control. Ade- más, las FSB producen ruido que puede ser indeseable en un entorno urbano. 2.4.7 Franjas sonoras de eje central En Australia y Nueva Zelanda no se encontraron franjas so- noras de eje central (FSEC) para reducir en general como en otros países los choques de vehículos en un 15%, y reducir choques frontales y de refilón lateral en un 21%. En los cho- ques FR con heridos y por refilón de sentidos opuestos hubo una reducción del 25%. Torbic indica una reducción de cho- ques mucho mayor del 64% para los FR en caminos urbanos de dos carriles.
  27. 27. 27/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Las preocupaciones planteadas acerca de la utilización de FSEC son:  los conductores pueden están familiarizados con franjas sonoras de banquina y pueden responder automáticamente para separarse de la banquina y acercarse al carril contrario, más que separarse del eje central  los conductores dan menos espacio a los ciclistas a lo largo de la banquina cuando hay FSEC  se generan quejas por ruido  pueden ser menos visibles las rayas pintadas sobre FSEC. En general, la FHWA de los EUA cree que los beneficios de FSEC superan cualquier preo- cupación. 2.4.8 Señalización Las señales de alineamiento horizontal pueden utilizarse para dar a los conductores advertencia avanzada de una curva, o múltiples curvas en las proximidades. McGee y Hanscom informan que en general las señales de advertencia de curva redujeron los choques 18% en todos los caminos. Dada la correlación entre curvas y choques por DP, y en menor me- dida FR, es probable que estos choques se redujeran igual, o más. Las señales de advertencia de velocidad aconsejada se usan para informar a los conductores la velocidad máxima segura de viajar a través de una curva. Pueden usarse en combina- ción con los señales de alineamiento horizontal. Los chebrones se utilizan para resaltar una curva, delimitar el borde de la curva, y guiar a los conductores pasantes. 2.4.9 Drenaje El drenaje es importante para evitar la acumulación de agua que pueda comprometer la resistencia al deslizamiento de un camino. El pavimento del camino debe tener suficiente pen- diente longitudinal y transversal para asegurar que el agua drene lejos del camino. La infraestructura vial tiene que ser capaz de drenar el agua de la calzada y del uso del suelo adyacente. 2.4.10 Delineación de calzada En las curvas se encontraron líneas de borde estándares para reducir los choques contra obstáculos al costado de la calzada en un 17%. Las líneas de eje reducen todos los tipos de choques en 35%. La marcación de líneas de alta visibilidad nocturna/humedad y el uso de cuentas de vidrio de alta visibilidad también pueden ser efectivas en dar claves visuales du- rante condiciones húmedas o de noche.
  28. 28. 28/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Clavos iluminados Los clavos retrorreflectivos son altamente efectivos para la delineación nocturna al reflejar la luz de los faros de los vehículos, lo cual permite ver unos 50–60 m adelante. En cambio, los clavos autoiluminados mediante diodos de emi- sión de luz (LED), dan advertencias anticipadas de curvas, lo cual ayuda a los conductores a entrar y transitar la curva con mayor facilidad. 2.4.11 Peligros al costado de la calzada La manera más obvia de mitigar los riesgos de choques por DP contra peligros laterales sería eliminar o reubicar postes, árboles u otros objetos a los costados. Si un poste no está presente, no puede ser golpeado, evitando así el riesgo de un resultado grave. Tal medida es más eficaz cuando todos los objetos laterales puedan quitarse. P.e., si se eliminan los postes de electricidad, pero se conservan los árboles gruesos, los vehículos golpearían los árboles en lugar de los postes. Postes de electricidad Tratamientos de seguridad a los costados de la calzada para postes de electricidad incluyen la colocación de los servicios públicos subterráneos, la eliminación de los postes por completo, o el traslado de los postes más lejos del camino o en un lugar menos vulnerable. En su defecto, una tercera opción sería la de tratar de reducir el número de postes. La Figura 2.2 representa un poste rígido, una característica urbana común que aumenta notablemente la gravedad de los choques por DP. Figura 2.2: Poste rígido Los postes pueden removerse mediante la colocación de servicios públicos subterráneos. Esto no siempre puede ser útil, dado que los postes todavía pueden ser necesarios para apoyar el alumbrado público o los servicios públicos que sirven a propiedad privada adyacente. Sin embargo, sólo alrededor del 34% de los postes de electricidad también apoyan las farolas. Por lo tanto, puede haber un beneficio en la coloca- ción de los servicios públicos subterráneos, y el tra- tamiento de los postes de alumbrado público restan- tes con otras medidas de mitigación de choque. Al- gunos semáforos y postes de señales pueden qui- tarse si se suspenden las señales y semáforos de cables aéreos. Aunque el costo de la colocación de los servicios públicos subterráneos puede ser alto, habría beneficio en priorizar este enfoque en áreas de alto riesgo de choques por DP.
  29. 29. 29/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 La densidad de postes tiene la mayor correlación con la frecuencia de choques de vehículos contra los postes. Por lo tanto, la reducción del número de postes debería reducir el número de choques. Al separar la distancia entre postes habría mayores aberturas para que los vehículos desviados pasaran por ellas. Una reducción en el número de postes puede obte- nerse mediante la colocación de postes en un solo lado del camino, o mediante el aumento de la distancia entre postes. Donde no se pueda trasladar los postes a lugares más seguros se recomienda usar postes rompibles, diseñados para reducir la gravedad del choque tras el impacto, en comparación con los rígidos. Actualmente en Australia se usan postes frangibles de base deslizante y postes absorbentes de impactos. Los postes de base deslizante implican postes montados en una base a través de una placa fijada con pernos. La placa y los tornillos están diseñados para liberarse durante un impacto, lo que permite la rotura del poste hacia afuera y la reducción de las fuerzas sufridas por el vehículo en caso de choque. Generalmente se usan en entornos de alta velocidad. Al romperse el poste en caso de impacto, el cambio de velocidad y el nivel de daños del vehículo se reducen en comparación con un impacto contra un poste. Como resultado, el nivel de intrusión en habitáculo y el nivel de la fuerza experimentada por los ocupantes del vehículo se reducen al mínimo y se modera la gravedad del choque. Los postes de base deslizante se desacon- sejan en ambientes de alto tránsito peatonal. La Figura 2.3 es un ejemplo de un poste de base deslizante. Figura 2.3: poste De base deslizante Fuente: Austroads (2008a). Los postes absorbentes de impactos permanecen unidos a la base del poste tras el impacto, pero absorben la energía del impacto al deformarse. La deformación del poste se controla a través de debilitamientos diseñados de la parte inferior del poste. Este diseño da un nivel aceptable de solvencia al choque en impactos a menos de 80 km/h. Además, es más ade- cuado para áreas de alta actividad peatonal alta, ya que los postes no están diseñados para colapsar.
  30. 30. 30/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Los postes de electricidad no son propiedad del organismo vial en cuya zona de camino se instalan, pero aprueban su instalación y dirigen su retiro o sustitución en caso de suponer un peligro. En Nueva Zelanda los organismos viales aprueban la instalación de postes nuevos, pero solo pueden retirar los existentes su propio costo. La Figura 2.4 es un ejemplo de poste de absorción de impactos. Figura 2.4: Poste absorbente de impactos Fuente: Austroads (2008a). Árboles Kloeden y otros recomiendan una zona despejada de árboles de por lo menos 1 m al costado del camino, y preferible 3 m o más, si es posible. Turner y Mansfield sugieren que sólo los árboles con un diá- metro de tronco maduro ≤ 10 cm o menos se planten en la zona despejada. Mientras que los árboles representan un riesgo importante de lesiones en caso de choque, su eliminación puede dar lugar a un aumento de las velocidades de viaje. El paisajismo del en- torno del camino con árboles mejora la percepción de un conductor de la seguridad y la con- ciencia espacial. El paisajismo con árboles reduce la velocidad media de viaje en un camino. Puede ser apropiado tratar de mantener una zona despejada de tres metros, pero, cuando no sea posible, corresponde seleccionar árboles pequeños con un diámetro ≤ 10 cm. Esto ayuda a retener los beneficios de apaciguar el tránsito con el paisajismo de los árboles, sin comprometer la seguridad en el caso de choques por DP. Barreras Las barreras pueden utilizarse para evitar que los vehículos errantes se despisten y golpeen postes, árboles y otros peli- gros laterales, y en cambio devuelvan al vehículo hacia el carril de tránsito. Las barreras incluyen dispositivos tales como barandas metálicas, de madera, cables y barreras de hormi- gón.
  31. 31. 31/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Las barandas y barreras redirigen a los vehículos errantes lejos de los peligros del camino. Los amortiguadores de impacto absorben la energía de un vehículo errante de una manera más controlada que la que se experimenta al chocar contra un objeto fijo lateral. Esta opción no es ideal, ya que las barreras y barandas en sí mismas suelen convertirse en peligros laterales. Los vehícu- los son más propensos a embestir las barreras que lo que serían peligros laterales, ya que cubren una longitud mayor que el riesgo que están protegiendo, y se posicionan más cerca de la calzada. Sin embargo, los impactos con barreras laterales, es probable que sean menos graves, si se instalan adecuadamente. Además, los costos de instalación y mantenimiento de barreras laterales, pueden ser muy altos. En general es preferible eliminar un peligro por completo que soportar los costos fi- nancieros por el mantenimiento de una barrera. Debido al riesgo potencial de estos dispositivos, sólo se deben instalar barreras laterales donde el daño potencial causado por el impacto de un peligro lateral es mayor que la de golpear la barrera, y donde los tratamientos de riesgo alternativas no son viables. Si no hay otro remedio mejor, se instalan barreras; entre 1.5 y 4 m desde el borde exterior de la banquina. En el momento de redactar este informe, el trabajo en curso para Austroads proyecto ST1427 demuestra que las barreras instaladas más cerca de la calzada aumentan significativamente los choques contra ellas. Sin embargo, al alejar la barrera desde la calzada, el ángulo de incidencia aumenta, lo que resulta en aumento de la gravedad del choque. Esta investigación establece un má- ximo de cuatro metros de retranqueo antes de que la propor- ción de choques mortales se vuelva ultra grave. Cuando se instalan barreras se requieren adecuados tratamientos de sus extremos para asegurar que no se conviertan en un nuevo peligro para los vehículos errantes. Los terminales se diseñan para penetrar en el vehículo de manera controlada y para reducir la velocidad del vehículo. Las barreras también se pueden utilizar en las medianas, como una forma de evitar que los vehículos errantes invadan la calzada de tránsito opuesto, y ocurran choques FR. Las terminaciones de barrera pueden ser peligros en sí mismas. Los extremos inflexibles pueden resultar en una dinámica de choque similar a chocar contra un poste o árbol, de los que presuntamente protegerían. Un tratamiento final en rampa puede resultar en el vuelco del vehículo o volverlo volador.
  32. 32. 32/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Zona despejada Una zona despejada es un área que comienza desde el borde de la calzada, por la que un vehículo errante puede viajar sin golpear ningún peligro. Esto incluye los carriles colindantes y auxiliares, banquina, arcén, y taludes. Se de- termina sobre la base de un compromiso entre el área de recuperación necesaria para un vehículo errante, los costos involucrados en la prestación de esta área, y el riesgo de un vehículo errante en la zona. Mientras que una zona despe- jada puede implicar objetos rompibles al costado de la cal- zada, debe mantenerse libre de cualesquiera peligros no–rompibles, o de estos riesgos debe protegerse con una barrera. Generalmente las zonas despejadas son factibles en zonas verdes urbanas (p.e., un desvío o una nueva subdivisión). Sin embargo, las áreas urbanas establecidas (lugares industriales abandonados) por lo general tienen un espacio limitado, con peligros laterales al lado del camino, difíciles de quitar o reubicar. Austroads sugiere que los peligros laterales deben evaluarse en el contexto del entorno del camino, para determinar el nivel de riesgo de choque que suponen. Los factores a tener en cuenta al considerar las zonas despejadas son terraplenes, curvas, velocidades de operación de los vehículos, y los volúmenes de tránsito. La zona despejada se debe mantener transitable, sin agujeros u obstáculos que puedan engancharse en el chasis del vehículo, ya que esto puede resultar en la pérdida de control del vehículo, despiste o vuelco. Austroads sugiere un ancho mínimo de zona despejada de 3 m para caminos con un límite de velocidad < 60 km/h y con un TMDA < 750. Muchos entornos urbanos requerirían mayores zonas despejadas. Delineación de los peligros Cuando ninguna de las opciones anteriores es factible, hay un beneficio en mejorar la capacidad del conductor de ver los peligros laterales; p.e., mediante el marcado de postes con cinta reflectante. Esto puede ayudar a los conductores a identificar el riesgo y tomar acciones evasivas apropiadas. Sin embargo, esto sólo es eficaz cuando los vehículos están bajo algún nivel de control.
  33. 33. 33/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 2.4.12 Tecnología y diseño de vehículos La tecnología automotriz desarrolla dispositivos incorporados en los vehículos que ayudan a los conductores a permanecer alertas a la calzada, a mantener el control de su vehículo, y asistirlos en caso de un choque. Muchos desarrollos son nuevos y emergentes, que en los últimos años demostraron mejorar significativamente la seguridad. Pero, por la edad media de 10 y 13.2 años de los vehículos de Australia y Nueva Zelanda, habrá un retraso significativo antes de que estos avances sean frecuentes. Control Electrónico de Estabilidad El Control Electrónico de Estabilidad, CEE, (ESC, Electronic Stability Control) evita la pérdida de control de un vehículo. El CEE toma nota de la posición del volante y de la dirección de viaje y, cuando no se corresponden, el CEE aplica los frenos. Para corregir sobrevirajes (cuando la parte trasera del vehículo se desliza hacia afuera), aplica el freno del lado cercano o del frontal lejano, según el lado de la pérdida de control. Para el subviraje (cuando la parte delantera del vehículo comienza a patinar), el frenado se aplica al lado próximo o lado lejano trasero, según la dirección de la pérdida de control, Figura 2.5. Figura 2.5: Visión general del efecto de control electrónico de estabilidad A partir de noviembre de 2011, el CEE es obligatorio para todos los nuevos vehículos de pasajeros vendidos en Australia, pero no en Nueva Zelanda. Høye y otros (2011) realizaron un meta–análisis de la bibliografía para evaluar los beneficios del CEE en reducir varios tipos diferentes de choques. Los choques por DP mortales se redujeron en un 43%; otros estudios indican una reducción del 30% en los choques FR.
  34. 34. 34/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Sistemas de frenado antibloqueo Los sistemas de frenos antibloqueo (ABS) evitan el bloqueo de las ruedas durante el frenado. ABS detecta el inicio del bloqueo de las ruedas y limita la presión para evitarlo. ABS vuelve a aplicar el frenado hasta el inicio del bloqueo de la rueda, en cuyo punto se libera de nuevo. Esto permite que la fuerza de frenado esté cerca del máximo posible. Los con- ductores sentirán un efecto pulsante cuando aplican el ABS, mientras los frenos están constantemente aplicados y libe- rados a lo largo de la activación. ABS permite la máxima eficacia de frenado, incluso en superficies con poca resistencia al deslizamiento. Como resultado, los conductores evitan por completo algunos choques al llevar a sus vehículos a una oportuna detención. En otras situaciones de choques inevitables, al mejorar la eficiencia de frenado, la velocidad de impacto es más baja y se reduce la gravedad del choque. Como las ruedas no se bloquean durante el frenado con ABS, los conductores pueden dirigir a su vehículo durante la frenada. Burton y otros informaron que el ABS reduce el índice de choques FR. Los estudios demos- traron una reducción en choques múltiples de vehículos que va de 9% a 42%, con una mayor reducción de los choques en condiciones húmedas o resbaladizas; y que los vehículos con ABS son más propensos a estar involucrados en los choques por DP. Los estudios demostraron un aumento significativo en los choques por DP, en particular los DP terminados en vuelcos, con un aumento de entre 11% y 49%. Debido a la importancia de este aumento, y a la elevada gravedad de este tipo de choque, esta desventaja de seguridad prácticamente anula los beneficios de la reducción de otros tipos de choques. Esto parece ser una anomalía, considerando el mayor rendimiento de frenado de los vehículos equipadas con ABS. Varias explicaciones centradas en el comportamiento del conductor se propusieron:  la inexperiencia del conductor con ABS puede llevarlo a retirar su pie del pedal de freno una vez activado  los conductores pueden adaptarse a los beneficios de seguridad de ABS y conducir más rápido (homeostasis del riesgo)  como los conductores mantienen el control de la dirección con los frenos ABS, pueden reaccionar para evitar un choque trasero mediante el frenado + el esquive del choque y resultar en un choque por DP. Seguridad de los vehículos en Australasia * Los vehículos no están necesariamente probados o diseñados para la máxima seguridad en todos los choques FR, vuelcos, e impactos contra mobiliario vial. En los años recientes, los programas como ANCAP dieron excelentes resultados en mejorar la seguridad pasiva y activa de la flota vehicular. Sin embargo, los vehículos siguen entrando al mercado australiano con muy poca protección de los ocupantes. *Australasia es el nombre de una región al sudoeste de Oceanía, que comprende Australia, Melanesia y Nueva Zelanda. (Wikipedia) La adopción en las normas de diseño de los requisitos de seguridad para los choques por DP parece ser la única medida que mejorará la seguridad, incluso de los modelos más básicos de la flota.
  35. 35. 35/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 Advertencia de abandono del carril Los sistemas de alerta de cambio de carril (LDWS) utilizan sensores o cámaras de video para detectar la posición del carril o línea de borde de calzada, en relación con la posición del vehículo. Si la línea está por ser alcanzada sin una indi- cación de cambio de carril activada, el sistema alerta al con- ductor. Sobre la base de estimaciones de los fabricantes, Austroads estimó que esta tecnología podría reducir los choques en 25%; pero según el IIHS los datos del mundo real indican que los sistemas de advertencia de abandono del carril no fueron beneficiosos en reducir los choques. Hasta ahora, las razones de la ineficacia del sistema son:  el sistema se basa en las marcas de carril en el camino, que pueden no ser claramente visibles  los conductores pueden obtener demasiadas falsas alarmas, de manera que desconectan el sistema. Una variante de esta tecnología es prevenir el cambio de carril mediante la guía delicada de volver el vehículo a su carril si comienza a desviarse. Esto puede resultar más eficaz que un sistema de alerta basado en las acciones del conductor. Aviso de choque Los sistemas de alerta de choques utilizan sensores o cá- maras de video para detectar la inminencia de un choque. Los sistemas pasivos advierten al conductor del choque, y pre- paran los sistemas de seguridad pasiva del vehículo durante un choque (p.e., pretensión de los cinturones de seguridad). Los sistemas activos se activarán frenando al vehículo para evitar un choque. Estos sistemas son eficaces para evitar o reducir la gravedad de los choques FR y por DP. Asistencia al Freno A menudo, en situaciones de emergencia los conductores no aplican plenamente los frenos, debido a reacciones lentas y error al juzgar la desaceleración. Los sistemas de asistencia al frenado (BAS) detectan si se está intentando una frenada de emergencia, sobre la base del índice de aumento de la pre- sión aplicada al pedal. Una vez que esto se detecta, el BAS aplicará el frenado máximo. Esto puede reducir la distancia de frenado hasta un 45%.
  36. 36. 36/80 Tipos de Choques _________________________________________________________________________________ MATERIAL DIDÁCTICO NO–COMERCIAL – CURSOS UNIVERSITARIOS DE POSGRADO Traductor Microsoft Free Online + + Francisco Justo Sierra franjusierra@yahoo.com Ingeniero Civil UBA – CPIC 6311 ingenieriadeseguridadvial.blogspot.com.ar Beccar, abril 2014 La figura 2.6 da una visión general de la tecnología de asistencia de frenado. Figura 2.6: Visión general del efecto de la tecnología de asistencia de fre- nado Fuente: Transport Ca- nada (2012). Faros adaptativos Los faros adaptativos analizan el movimiento del vehículo para determinar su dirección y ajustar la de los faros. Los datos de choques disponibles para determinar la eficiencia de esta tecnología no son hasta ahora concluyentes. Monitoreo de la fatiga Varios sistemas de transporte inteligentes (ITS) incorporaron supervisores de fatiga en los vehículos. Los sistemas monitorean los movimientos oculares del conductor, ya que hay ciertos movimientos oculares (tales como el cierre del ojo y los movimientos bruscos) que pueden ser indicativos de fatiga. En caso de detectar fatiga el sistema alerta al conductor, y si por ejemplo se programó para una flota de vehículos comerciales, la notificación puede re- gistrarse.

×