Tema 35.la pintura barroca española, ribera, zurbarán, murillo

1.523 visualizaciones

Publicado el

LA PINTURA BARROCA ESPAOLA. RIBERA, ZURBARÁN Y MURILLO

  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Tema 35.la pintura barroca española, ribera, zurbarán, murillo

  1. 1. DEPARTAMENTO DE GEOGRAFÍA E HISTORIA MATERIA: HISTORIA DEL ARTE PROFESORA: TERESA FERNÁNDEZ DIEZ I.E.S. ALDONZA LORENZO (LA PUEBLA DE ALMORADIEL)TEMA 35. LA PINTURA BARROCA ESPAÑOLA: RIBERA, ZURBARÁN, MURILLOÍNDICE1- INTRODUCCIÓN.2- RASGOS GENERALES DE LA PINTURA BARROCA ESPAÑOLA3- RIBERA4- ZURBARÁN5- MURILLO6- BIBLIOGRAFÍA1- INTRODUCCIÓN.En el siglo XVIII español, el predominio de la escultura y la pintura, como creaciones realmente originales, espatente sobre la arquitectura, anclada en antiguas formas o imitativa de estilos exteriores. La pobreza de medios,en un país en crisis, influyó de forma notable sobre los materiales, así como en las dimensiones y programas de lasobras, hecho que se traduce en la utilización de la madera en escultura y el óleo en pintura, mucho más asequibleque las grandes composiciones al fresco. Esta situación de crisis, evidente en la nobleza y en la Iglesia, unida alescaso peso de la burguesía, hizo que las obras fueran encargadas por determinados conventos, iglesias locales ocofradías religiosas. Solo la Corte, a través de sus pintores reales, ejerció un notable mecenazgo.2- RASGOS GENERALES DE LA PINTURA BARROCA ESPAÑOLA1.- Predominio de la temática religiosa y de su expresión mística, con la representación de numerosas vidas desantos, que fueron ornato de iglesias y conventos.2.- Ausencia de rasgos que fueron habituales del Renacimiento, como por ejemplo lo heroico. Predomina unacierta intimidad y un sabor de humanidad poco o nada teatral. Se prefiere un equilibrado naturalismo y unacomposición sencilla.3.- Tenebrismo. Técnica que expresa el sentir del pintor barroco y no solo una técnica importada de Italia.4.-Gusto por el realismo, partiendo del naturalismo, aunque a veces detrás de los objetos hay numerosossímbolos. Rompe los moldes de lo español, para sobresalir en el panorama europeo. Se trata de un arte que,partiendo del naturalismo/tenebrismo, llega a fundir el estudio de tipos concretos con altos grados de misticismo.Pero, al tratarse de un arte naturalista, se van a representar cosas tanto bellas como horrendas, desde la gracia delos niños, hasta cadáveres en descomposición. Es el triunfo de la realidad, que es a la vez bella y horrible. En estegusto por el realismo, el pintor español barroco, además de la temática religiosa, se recrea en: • Los retratos, abundantes en el ámbito real y de la aristocracia, poniendo de manifiesto la psicología del retratado así como su condición social. • Tipos populares, tomando como modelos de personajes religiosos, gentes del pueblo. • Bodegones, austeros frente a la opulencia de los flamencos. • Escasez de temas mitológicos, solo reducido a ámbitos cortesanos. Se contrapone la prevención de la Iglesia sobre el desnudo, al gusto de la nobleza y altas jerarquías eclesiásticas, que lo demandaban para la decoración de sus palacios. • Escasez de pintura de género, bodegón, paisaje y pintura de Historia, aunque también los hubo.5.- Gusto por los efectos lumínicos. Los pintores españoles barrocos se rinden al estudio de la luz. 1
  2. 2. DEPARTAMENTO DE GEOGRAFÍA E HISTORIA MATERIA: HISTORIA DEL ARTE PROFESORA: TERESA FERNÁNDEZ DIEZ I.E.S. ALDONZA LORENZO (LA PUEBLA DE ALMORADIEL)6.- La pintura española no fue un arte movido, sino todo lo contrario, de gran estatismo y serenidad, aunque estafalta de movilidad física excluye un dinamismo compositivo que proviene de la tensión de su estructura(diagonales, escorzos) o de los contrastes, bien lumínicos o temáticos, donde se oponen modelos, actitudes omundos distintos.7.- Etapas. Se suele agrupar a los pintores barrocos españoles por escuelas, en función a su procedencia(valenciana, madrileña y andaluza), aunque también se pueden clasificar por orden cronológico y por lasinfluencias italianas: - 1ª generación que surge del naturalismo (influencia de Caravaggio): Ribera y Zurbarán. El caso excepcional deVelázquez. 2ª generación de pintores (Murillo, Valdés Leal) que desarrollan una pintura personal de calidad3- RIBERA (1591-1652)Se formó con Ribalta pero viajó tempranamente a Italia, donde realizó toda su obra y donde se impregnó de lainfluencia de Caravaggio, siendo allí conocido por “Lo Spagnoletto”, el pequeño español. Sus primeras obras tienenmarcado carácter tenebrista, con figuras que se recortan violentamente sobre un fondo oscuro; en una segundaetapa su pincelada se hace menos densa, la luz más dorada y se van aclarando los fondos. Ribera trabajaba enambientes humildes, llegando a utilizar como modelos a mendigos, inclinándose principalmente por cuerposarruinados por la vejez o el hambre, representando con extremo naturalismo la piel, la delgadez y otros rasgos delas figuras, cuyo misticismo es reforzado además por los intensos claroscuros empleados en las composiciones. Esel pintor de las frentes arrugadas, los dedos ásperos, los muslos delgados, que permiten la visión de los huesos.Culto al color, de raigambre veneciana, y fuerza escultórica en los personajes, siguiendo aquí la línea de la pinturabarroca de representar todo aquello que se da en la naturaleza, aunque sea desagradable, raro o feo.OBRAS:  San Andrés.  El sueño de Jacob.  El martirio de San Felipe.  El patizambo.4- ZURBARÁN (1598-1664)Perteneció a la misma generación que Ribera, pero desarrolló un estilo muy distinto, basado en una pintura quetuvo presente el tenebrismo en casi toda su producción. Aprendió en Sevilla, pero volvió a su lugar natal, Fuente deCantos (Badajoz), donde realizó numerosos encargos, sobre todo series monacales, que habían de constituir suespecialidad. Por recomendación Velázquez viaja a Madrid en 1634 con el fin de tomar parte en la ornamentacióndel famoso Salón de Reinos, para el que pinta El Socorro de Cádiz. Su producción desciende hacia 1640, y seobserva también un cambio en la estética de su pintura, que evoluciona hacia formas más blandas, delicadas ycoloristas, con temas más amables por influencia de Velázquez y de Murillo. El tema de los bodegones es tambiénclave en su obra, utiliza una composición sobria y sencilla, distribuyendo los objetos representados en fila sobreuna mesa; sigue la línea iniciada por Sánchez Cotán en la representación de naturalezas muertas. Muestra sufacilidad para realizar composiciones sencillas en las que puede centrarse en el estudio de la expresión de lospersonajes, en la reproducción de las texturas de las telas y en el juego de la infinita gama de los blancos y losgrises. Tuvo sus mejores clientes en los conventos sevillanos y extremeños. Es el mejor intérprete de las ideas de laContrarreforma, ya que consiguió la plasmación de la máxima intensidad mística, sublimando estados anímicospróximos al éxtasis. La expresión, tanto de rostros como de manos, irradia un fervor sin igual al espectador devoto.Sin embargo es un pintor deficiente en la composición, de escenas casi siempre en interiores inspirados en laescenografía teatral, sin dominio de la profundidad y con personajes colocados en filas paralelas.OBRAS  Aparición del Apóstol San Pedro a San Pedro Nolasco.  San Hugo en el refectorio de los Cartujos.  Defensa de Cádiz contra los ingleses.  Bodegón. 2
  3. 3. DEPARTAMENTO DE GEOGRAFÍA E HISTORIA MATERIA: HISTORIA DEL ARTE PROFESORA: TERESA FERNÁNDEZ DIEZ I.E.S. ALDONZA LORENZO (LA PUEBLA DE ALMORADIEL)5- MURILLO (1617-1682)Nacido en Sevilla, se formó en el taller del pintor Juan del Castillo, y completó su formación con el estudio de lasobras de Herrera el viejo y Zurbarán. Sus primeros cuadros seguros son de la década de los 40, aunque noalcanzará el éxito hasta la década siguiente. En 1660 se fundó la Academia de Sevilla de la que fue presidente juntocon Herrera el Mozo. Estaba trabajando en la iglesia de los Capuchinos de Cádiz cuando se desplomó el andamio enel que trabajaba.Murillo se inclina por la gracia y la delicadeza, dirigiéndose a los fieles con un lenguaje grato y sencillo queconmueva sus sentimientos y atraiga su simpatía. Se adaptó al gusto imperante y plasmó una religiosidad familiar ytierna que “prefiere las seducciones de la religión en detrimento de sus rigores”.Tenebrista al principio, evolucionará hacia la riqueza cromática y lumínica que, en muchas ocasiones, expresa conaparatosos rompimientos de gloria, propio del barroco decorativo y triunfalista del final de la centuria. En sujuventud se inició en la técnica tenebrista; a esta época pertenecen obras que reflejan el ambiente de golfillos ymendigos de los bajos barrios sevillanos. En las décadas centrales del siglo conoce un éxito grande, desplazando yacopiando innumerables encargos.OBRAS  Niños comiendo fruta.  Inmaculadas.  Niño Jesús pastor.BIBLIOGRAFÍAAntonio Fernández y otros. ARTIS Historia del Arte. Ed. Vicens Vives (Bachillerato Segundo Curso)VVAA. Historia del Arte. Edit. ECIR. 2008VVAA. Historia del Arte. Edit. SM. 2009TAPIE, V.: Barroco y clasicismo. Madrid, Cátedra. 1978 GALERÍA DE IMÁGENES EL SUEÑO DE JACOB. Ribera SAN ANDRÉS. Ribera EL PATIZAMBO. Ribera 3
  4. 4. DEPARTAMENTO DE GEOGRAFÍA E HISTORIA MATERIA: HISTORIA DEL ARTE PROFESORA: TERESA FERNÁNDEZ DIEZ I.E.S. ALDONZA LORENZO (LA PUEBLA DE ALMORADIEL) EL MARTIRIO DE SAN FELIPE. Ribera NIÑOS COMIENDO FRUTA. Murillo INMACULADA. Murillo NIÑO ESPULGÁNDOSE. MurilloEL REFECTORIO DE LOS CARTUJOS. Zurbarán BODEGÓN. Zurbarán 4

×