Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Vedruna en el mundo y frases célebres

17.340 visualizaciones

Publicado el

  • Sé el primero en comentar

Vedruna en el mundo y frases célebres

  1. 1. Vedruna en el mundoLas Hermanas Carmelitas de la Caridad Vedruna, fueron fundadas el 26 de febrero de 1826 en la ciudadde Vic, provincia de Barcelona (España), por Santa Joaquina de Vedruna y de Mas. Elproyecto iniciado ayer por Joaquina y sus primeras compañeras sigue vivo hoy en nuevas generacionesde mujeres que, "con la luz de Dios en sus pupilas y la compasión de Jesús en sus entrañas", se encarnanen nuevos lugares del mundo para irradiar esperanza y amor sin fronteras. Hoy están en: Europa América Albania Argentina -Bolivia España-Italia Brasil - Colombia África Cuba - EEUU Eritrea-Gabón Paraguay - Perú Guinea Ecuatorial Puerto Rico - Chile Togo - R. D. del Congo Rep. Dominicana Asia Uruguay - Venezuela Filipinas-Índia Haití Japón-Taiwan Ella fue la fundadora de la Congregación de Hermanas Carmelitas de la Caridad Vedruna, que comenzó su andadura en Vic (Barcelona) (España) el 26 de febrero de 1826. Natural de Barcelona y educada en un ambiente familiar muy cristiano, se sintió siempre atraída por Dios. Casada con unjoven de Vic, Teodoro de Mas, se amaron profundamente y se entregaron ilusionados a la tarea de educar a sus nueve hijos. Prematuramente viuda, Joaquina dedicó lo mejor de sí misma a sus hijos y a los enfermos pobres de la ciudad de Vic, decidida entonces a acabar sus días como religiosa, en la pobreza y la oración. Cuando, ya mayores sus hijos, parecía llegado el momento del retiro a la vida monástica, el Señor le mostró, a través decircunstancias providenciales, el camino hacia una meta nueva: poner en marcha una congregación religiosa “para abrazar las necesidades de los pueblos, ya para cuidar enfermos, ya para la enseñanza de las niñas”, como ella misma decía. Deseosa únicamente de “emprender lo que el Señor quiera”, “dispuesta para hacer su voluntad”, reunió hermanas e inició con ellas un nuevo modo de vida religiosa al servicio de las clases populares del país. La infancia y la juventud, los marginados y los enfermos… encontraron en ella acogida y respuesta a sus necesidades.
  2. 2. Murió en Barcelona, víctima del cólera, en el verano de 1854, dejando tras sí numerosas comunidades, que, herederas de su Carisma, son hasta hoy las continuadoras de su obra en la Iglesia. “Madre de nueve hijos –dijo de ella Juan XXIII– se convertirá en madre de innumerables pobres”. Él mismo, en 1959, añadía el nombre de Joaquina de Vedruna a la lista de los testigos ejemplares del Señor, a la lista de sus santos. Sta. Joaquina de Vedruna - Hnas. Carmelitas de la Caridad 26 de febrero 1826-2012: 186 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN Un año más celebramos que el 26 de febrero de 1826 Joaquina de Vedruna fundó la congregación de las Hermanas Carmelitas de la Caridad. Hanpasado ya 186 años de aquella fundación en Vic donde un grupo de jóvenes decidióhacer algo para atender las necesidades de los demás y que así la luz de la Buena Noticia pudiera seguir iluminando una parte del mundo. Como Santa Joaquina quería, su obra está presente hoy en todos los continentes anunciando el mensaje de Jesús: "AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS COMO YO OS HE AMADO". Ayudando y acompañando a los jóvenes, emigrantes, ancianos,enfermos, encarcelados, marginados... que están recibiendo hoy en día la hermosa herencia que Joaquina nos dejó: "EL AMOR NUNCA DICE BASTA" Ahora, 186 años después, ya somos una gran familia, la familia Vedruna. Hermanas, profesores y, por supuesto, también vosotros, nuestros alumnos y alumnas, padres y madres, antiguos alumnos...., formamos parte de esta gran familia. Todos somos necesarios para continuar la obra que JOAQUINA DE VEDRUNA comenzó.Santa Joaquina de Vedruna
  3. 3. Su VidaJoaquina de Vedruna, una mujer que recorrió los caminos desu mundo con una carga de humanidad hecha transparenciade Dios, por este vivir suyo de cara El, aún en lascircunstancias más extrañas de su vida.Nació en Barcelona el 16 de abril de 1783. La quinta entreocho hermanos, compartió con ellos una educación austera,rica en aquellos valores que dan garantía a una personalidaddestacada. Desde niña amó la vida, la naturaleza, el trabajo.Observando las cosas pequeñas y tratando con ellas,aprendió a hablar con Dios.A los doce años pidió el ingreso en un convento de CarmelitasCalzadas. Mientras esperaba el plazo para ser admitida,obedeciendo a sus padres y creyendo cumplir la voluntaddivina, casó con Teodoro de Mas, con quien convivió enperfecta sintonía de ideales. Tenía entonces 16 años. Tras un primer momento deangustia, halló una nueva manera de entregarse a Diosviviendo con toda lealtad su condición de esposa y llegando aser madre de nueve hijos.Asumió la plena responsabilidad de su hogar cuando a los 33 años quedóviuda con escasos medios económicos y seis hijos que situar en la vida. Susdeberes familiares y la situación política de España en aquel entonces, ledieron no pocas preocupaciones y sufrimientos: la educación y colocación desus hijos, estrecheces económicas, juicios por cuestiones de herencia,persecuciones políticas, destierro, separaciones... Todo lo vivió a la luz de unaexperiencia divina abandonada siempre al querer del Padre. "Penas nunca mefaltarán, gracias a Dios", escribía, convencida hasta el extremo de que "aquelPadre de Misericordias todo lo hace bien".Cuando crecieron sus hijos juzgó ser el momento de entrar en el claustro, peroel encuentro providencial con el apóstol capuchino P. Esteban de Olot, orientósus aspiraciones hacia la fundación de un Instituto con fines apostólicos:educación y salud.
  4. 4. El 26 de febrero de 1826, asociada a nueve compañeras, fundaba en Vic, en sucasa del Manso Escorial, el Instituto de Hermanas Carmelitas de la Caridad.Las Hijas de la Madre Vedruna entraron muy pronto como personal sanitario yasistencial en los hospitales y casa de caridad y fueron las primeras maestrasrurales religiosas con las que contó la Iglesia española.El mapa de Cataluña se abrió ante ella como una primera invitación. Lospueblos e incluso la capital, son testigos de la expansión de su obra. Joaquinapercibe tanta necesidad de presencia y servicio en el mundo que que vive,que "quisiera remediar las necesidades de todos los pueblos".Este primer impulso expansivo quedó frenado por la guerra. En julio de 1840 laFundadora con algunas hermanas tuvo que emprender el amargo camino deldestierro hacia Francia. Permaneció en Perpignan hasta septiembre de 1843en que pudo volver a pasar la frontera española. Encontró su obra sacudidapor la guerra y la dificultad pero fiel. Reorganizó el noviciado, rehizo lascomunidades y alentó a cada religiosa. Cada día se le van uniendo nuevosmiembros para consolidar su obra. Con mirada sobrenatural y entrañableternura escribió luego: "Aunque ha pasado un tiempo muy malo Dios hacuidado de nosotras como se cuida de los pájaros... Todo esto nos da a todasnueva vida y fuerzas para continuar con lo comenzado".Joaquina de Vedruna asistió lúcidamente al declive de su vida. Sus dosúltimos años sobre un sillón de ruedas, con dificultad de expresión y aparentepérdida de facultades manifiestan y significan la fecundidad del grano de trigoque muere. El 28 de agosto de 1854 alcanzada por la epidemia de cóleramoría en Barcelona. Dejaba el Instituto extendido por siete diócesis, con 26establecimientos y unas 150 religiosas; un noviciado en marcha, unalegislación completa con la aprobación diocesana y un espíritu bien definido yluminoso.
  5. 5. FRASES DE SANTA JOAQUINA- Ojala estuviéramos todos abrasados en el amor de Jesús, de manera que pudiéramos encender todo el mundo.- A todas os lo digo: tengamos grandes deseos, y el Señor nos otorgará lo que más nos convenga.- Procuremos desechar de nuestros corazones todo cuanto pueda impedir el puro amor .- El buen Jesús nos llama sin cesar, y ¿nosotras nos haremos siempre las sordas? Procuremos tener nuestros corazones muy bien dispuestos: que nuestra voluntad sea toda para Jesús, todas nuestras potencias y sentidos sean para el Señor.- No ha de haber en nuestro corazón apego alguno, sino amor y mas amor, porque el amor nunca dice basta ni sosiega hasta abrasar, y abrasando nuestro corazón el puro amor de Jesús, arrojara de el cuanto de opone a que todo sea amor.- No durmamos; amemos a Dios sin cesar. Solamente al Señor, creador de cielos y tierra, ha de ser nuestro descanso y nuestro consuelo. Solo el amor de Dios se encuentra siempre; lo demás todo pasa.- Amor, amor y más amor, que nunca dice basta.- Se consigue más con una gota de miel que con un barril de hiel.- No dejéis que ningún niño se vaya a casa triste por no haber hablado con él y solucionado el problema.

×