SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 14
Descargar para leer sin conexión
La Memoria del Mundo: 
INSPIRACIÓN PARA LA 
EDUCACIÓN PATRIMONIAL 
Valentina Cantón Arjona* 
educación 
PATRIMONIAL 
A la doctora Rosa María Fernández de Zamora, 
generosa promotora de la preservación y difusión 
de nuestro patrimonio documental 
El Programa Memoria del Mundo, creado por la Organización 
de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 
1992, tiene como finalidades la preservación y el registro del patrimonio do-cumental 
(escritos e impresos, grabaciones sonoras, materiales fotográficos 
y audiovisuales y películas de cine). Fundado en la colaboración internacional 
−y de manera paralela pero cercana al proyecto emblemático de la UNESCO 
de Patrimonio Mundial Cultural y Natural−, promueve y auspicia proyectos de 
trabajo orientados a la preservación, la localización, la investigación, el acceso 
y la difusión de fondos de la memoria documental humana. Sus fines, principios y valores, íntimamente vinculados 
con los del quehacer educativo, son motivo de inspiración para la educación patrimonial y la creación de estrate-gias 
pedagógicas ad hoc, y podemos vincularlos a otros propósitos educativos de gran alcance como la promoción 
de la lectura, la enseñanza de la historia y el desarrollo de competencias informáticas. 
El Programa Memoria del Mundo de la UNESCO: 
descripción, principios y criterios 
La Memoria del Mundo es la memoria colecti-va 
y documentada de los pueblos del mundo 
–su patrimonio documental– y representa una 
buena parte del patrimonio cultural mundial. 
Como todo patrimonio cultural, la Memoria es 
un legado del pasado a la comunidad mundial 
presente y futura, pues en ella se registran las 
huellas y testimonios de los pensamientos, in-venciones, 
descubrimientos y creaciones espi-rituales 
y artísticas, así como logros científicos, 
históricos, políticos y sociales. De ahí que, gran 
parte de esta memoria se encuentre resguarda-da 
y custodiada en museos, bibliotecas, archi-vos, 
pinacotecas, fonotecas y fondos audiovi-suales, 
mientras que otra gran parte está por ser 
* Docente investigadora de la Universidad Pedagógica Nacio-nal 
(UPN)-Unidad Ajusco, y coordinadora del Seminario de 
Educación Patrimonial de la Maestría en Pedagogía, Posgrado, 
FFyL-UNAM. Responsable del proyecto “El derecho a la memo-ria: 
la educación patrimonial” en la UPN. 
© UNESCO, Timbuktu Manuscript, Timbuktu, Mali. En: www.unesco-ci.org/photos/ 
showphoto.php/photo/1512/title/timbuktu-manuscript/cat/525 
36 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… 
rigidos a preservar, conservar, restituir, reva-lorar 
y difundir los bienes patrimoniales do-cumentales; 
así como facilitar el acceso a ellos 
para su estudio y, en su caso, interpretación. En 
coherencia con lo anterior, en 1992, en el seno 
de la UNESCO, se creó el Programa Memoria 
del Mundo. Al año siguiente, los días 12, 13 y 
14 de septiembre de 1993, en Pultusk, Polonia, 
se llevó a cabo la Primera Reunión del Comi-té 
Consultivo Internacional,2 durante la cual se 
puso de relieve, entre otros asuntos, “la impor-tancia 
de la memoria para la conservación de la 
civilización (en particular en esa parte de Eu-ropa 
que ha sufrido totalitarismos durante los 
últimos decenios)”; de ahí “la importancia del 
Programa para la salvaguarda de los patrimo-nios 
documentales en peligro” y la necesidad 
de establecer “líneas directrices” que, retoman-do 
los esfuerzos realizados por organizaciones 
profesionales, se integraran bajo un esquema 
de cooperación internacional, haciendo de este 
programa un “megaprograma” capaz de movi-lizar 
las energías necesarias para su desarrollo.3 
Se establecieron, entonces, los dos principios 
indisociables que guiarían tales energías: 
1. La preservación de las colecciones y fondos. 
2. La democratización del acceso a dichas co-lecciones 
y fondos, y la consecuente y nece-saria 
sensibilización de los gobiernos.4 
2 Si bien, era finalidad principal de esta reunión orientar una con-sulta 
regional sobre la conservación, la salvaguardia y la pro-moción 
del patrimonio documental en los países de Europa 
Central y Oriental, en su documento final se establecen linea-mientos 
generales útiles para todos los países y regiones. Véase 
Programme “Mémoire du monde”, Première réunion du Comité con-sultatif 
international du Programme “Mémoire du monde”, Pultusk, 
Pologne, 12-14 septembre 1993, Rapport final [Informe final de la 
Primera Reunión del Comité Consultivo Internacional del Pro-grama 
Memoria del Mundo], París, UNESCO, 1993. Disponible 
en: <unesdoc.unesco.org/images/0009/000963/096365fb.pdf>. 
3 Ibidem, p. 2. 
4 Idem. 
descubierta, restaurada, reconstruida, difundi-da 
y/o registrada. 
No obstante la existencia de espacios dedica-dos 
a la preservación, y el desarrollo y vigencia 
de una conciencia secular respecto a la impor-tancia 
y necesidad del cuidado de los bienes 
que constituyen los fondos y referentes de la(s) 
memoria(s) (recordemos, por ejemplo, la Anti-gua 
Biblioteca de Alejandría, fundada en el siglo 
III a. C.), las calamidades y desastres naturales 
(inundaciones, temblores, erupciones volcáni-cas) 
y humanos (ignorancia, comercio ilícito, 
guerras, saqueos, o bien, la destrucción delibe-rada 
de todo aquello que constituye la memoria 
individual y colectiva del contrario) han pues-to 
en peligro constante no sólo la preservación 
de estos bienes sino, también, su existencia, al 
grado que hoy sabemos que se ha perdido gran 
parte de ese patrimonio. Además, es necesario 
considerar que a dichas calamidades y desastres 
se añade la fragilidad de los materiales que sir-ven 
de soporte para estos bienes de la memoria: 
papeles de trapo o de fibras vegetales, pieles, 
pergaminos, cintas magnetofónicas, películas 
para fotografía y cine, cintas de video, o bien, 
más recientemente, los soportes de los registros 
digitales. Los primeros y más antiguos soportes 
son frágiles porque su composición los hace pe-recederos 
e inestables; los últimos tienen su peli-gro 
más inmediato en su galopante caducidad 
frente a las innovaciones tecnológicas.1 
Reconociendo que gran parte de la memoria 
de la humanidad descansa en estos bienes do-cumentales 
patrimoniales, la comunidad inter-nacional 
consideró que era necesario y de in-terés 
primordial fomentar y desarrollar –de 
manera conjunta y coordinada– esfuerzos di- 
1 Ray Edmondson, Memoria del Mundo: Directrices para la sal-vaguardia 
del patrimonio documental, París, UNESCO, 2002 (ed. 
rev.) (CII-95/WS), pp. 1-3. Disponible en: <unesdoc.unesco. 
org/images/0012/001256/125637s.pdf>. 
CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 37
Educación PATRIMONIAL 
dos y documentos de valor inestimable para 
la humanidad constituye una pérdida irre-mediable. 
• La consideración de las minorías culturales.6 
Estos y otros criterios (omitidos aquí por la 
naturaleza de nuestro texto y la extensión obli-gada) 
se clasificaron como: 
Criterios intelectuales: referidos a la tipografía, el 
interés lingüístico y/o literario, la antigüedad, 
la historicidad (por ejemplo, importancia de los 
documentos o colecciones respecto a eventos 
nacionales o regionales trascendentes) y la cali-dad 
de irremplazable de esos fondos y coleccio-nes 
en caso de desaparición. 
Criterios físicos: relativos a los materiales de so-porte, 
los aspectos estéticos y artísticos y el esta-do 
físico de conservación. 
Criterios contextuales: referidos al conjunto, el 
fondo, al que pertenecen los documentos (por 
ejemplo, fondos de archivo). 
Criterios de riesgo: vinculados a la situación de 
riesgo en la que se encuentran los documen-tos 
(por ejemplo, condiciones adversas para su 
preservación, ya sean físicas o de consulta in-controlada, 
urgencia para su declaración como 
6 Idem. 
Atendiendo a tales principios guía, se prefi-guró 
un plan de acción que abarcaba la ejecu-ción 
de varias tareas, entre ellas: la restitución 
de los fondos que habían emigrado o se encon-traban 
dispersos por circunstancias políticas o 
situación de guerra; las acciones dirigidas a la 
salvaguardia de la memoria oral; la utilización 
de las nuevas tecnologías puestas al servicio del 
programa; la realización de copias para facilitar 
tanto la preservación como la consulta y la difu-sión 
–especialmente en el sector audiovisual–; y, 
finalmente, la diferenciación entre bibliotecas 
y archivos y sus respectivas misiones.5 
En esa primera reunión, el Comité Consulti-vo 
Internacional discutió también la definición 
de los criterios de selección de las colecciones y 
fondos, lo que “permitiría profundizar el con-cepto 
mismo de memoria del mundo”. Tales 
criterios generales –que no universales– serían 
adaptados por los distintos países atendiendo a 
sus particularidades. Entre dichos criterios, sub-rayamos 
los siguientes: 
• La historicidad (valor histórico) de un do-cumento 
no está ligado necesariamente a su 
edad. 
• La necesidad de introducir la calidad de 
“irremplazable” ya que la destrucción de fon- 
5 Ibidem, p. 3. 
38 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… 
Tanto los dos principios guía –preserva-ción 
de las colecciones y fondos, y democrati-zación 
del acceso a éstos– como los criterios de 
selección antes descritos responden a una idea 
generadora: las memorias colectivas de los pue-blos 
son fundamentales para la construcción de 
su destino y la preservación de su identidad cul-tural, 
de ahí que sea indispensable establecer y 
facilitar las condiciones necesarias tanto para la 
patrimonio o tesoro nacional y los procedimien-tos 
de salvaguardia).7 
También, en esa primera reunión se estable-cieron 
las bases para la conservación, la con-dición 
jurídica, la cooperación internacional y, 
finalmente, el funcionamiento del Programa 
Memoria del Mundo y su potencial apoyo y co-laboración 
con organizaciones profesionales y 
de especialistas. 
7 Ibidem, pp. 4-5. 
Programa Memoria del Mundo 
Objetivos: 
La concepción del Programa Memoria del Mundo es que el patrimonio documental mundial pertene-ce 
a todos, debe ser plenamente preservado y protegido para todos y, con el debido respeto de los 
hábitos y prácticas culturales, debe ser accesible para todos de manera permanente y sin obstáculos. 
La misión del Programa Memoria del Mundo es la siguiente: 
• Facilitar la preservación del patrimonio documental mundial mediante las técnicas más adecuadas. 
Se puede hacer prestando directamente asistencia práctica, difundiendo consejos e información y 
fomentando la formación, o bien asociando patrocinadores a proyectos oportunos y apropiados. 
• Facilitar el acceso universal al patrimonio documental. Este aspecto comprenderá la promoción 
de la producción de copias digitales y catálogos consultables en Internet y la publicación y distri-bución 
de libros, CD, DVD y otros productos de manera tan amplia y equitativa como sea posible. 
Cuando el acceso tenga repercusiones para quienes custodian el patrimonio, se tendrá en cuenta 
esta circunstancia. Se reconocerán las restricciones legales y de otro tipo en materia de accesibili-dad 
a los archivos. Se respetarán las sensibilidades culturales, como el hecho de que las comunida-des 
indígenas conserven su patrimonio y controlen su acceso. Los derechos de propiedad privada 
están garantizados por ley. 
• Crear una mayor conciencia en todo el mundo de la existencia y la importancia del patrimonio 
documental. Para ello se recurrirá, aunque no exclusivamente, a ampliar los registros de la Me-moria 
del Mundo y a utilizar en mayor medida los medios de comunicación y las publicaciones 
de promoción e información. La preservación y el acceso no sólo son complementarios, sino que 
contribuyen a la sensibilización, ya que la demanda de acceso estimula la labor de preservación. 
Se fomentará la producción de copias de acceso para evitar una excesiva manipulación de los 
documentos a preservar. 
FUENTE: <www.unesco.org/new/es/communication-and-information/flagship-project-activities/memory-of-the-world/ 
about-the-programme/objectives/>. 
CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 39
Educación PATRIMONIAL 
Concepción y misión del Programa Memoria 
del Mundo 
Establecidos los principios y criterios rectores, 
podemos presentar las principales tareas que 
efectúa el Programa Memoria del Mundo, sin-tetizadas 
en el documento de la UNESCO (2002) 
Directrices para la salvaguardia del patrimonio 
documental:9 
1.1.5. El Programa Memoria del Mundo deter-mina 
el patrimonio documental de importancia 
internacional, regional y nacional; lo inscribe en 
un registro, y otorga un logotipo para identificar-lo. 
Facilita asimismo su preservación y el acceso 
sin discriminación. Además, organiza campañas 
para sensibilizar sobre el patrimonio documental, 
alertar a los poderes públicos, a los ciudadanos y 
a los sectores empresarial y comercial de las nece-sidades 
de preservación y para recaudar fondos. 
Más adelante, se describen –y actualizan–, 
también de manera sintética, la concepción y 
misión del Programa: 
2.3.1. La concepción del Programa Memoria del 
Mundo es que el patrimonio documental mun-dial 
pertenece a todo el mundo, debería ser ple-namente 
preservado y protegido por todos y, 
con el debido respeto de los hábitos y prácticas 
culturales, debería ser accesible para todos de 
manera permanente y sin obstáculos. 
2.3.2. La misión del Programa Memoria del Mun-do 
es incrementar la conciencia y la protección 
del patrimonio documental mundial y lograr su 
accesibilidad universal y permanente.10 
Son, pues, tareas de este programa, levantar 
censos a través de los archivos y bibliotecas y 
diversos repositorios de las colecciones, fondos 
9 Ibidem, p. 1. 
10 Ibidem, p. 5 (uso de negritas en el original). 
constitución como para la preservación y restitu-ción 
de esas memorias que tienen una existencia 
real, la cual descansa en documentos que se ca-racterizan 
por sus variados soportes materiales. 
Por último, no podríamos cerrar este aparta-do 
sin preguntarnos qué es un documento y por 
qué se afirma que los documentos contienen 
memoria. 
Un documento es aquello que documenta o 
consigna algo, un acontecimiento, una idea, un 
deseo, una creencia, con un propósito intelec-tual 
deliberado, que si bien puede expresarse de 
distintas maneras y en distintos soportes, para 
ser considerado como documento debe cumplir 
con las siguientes características: ser móvil (ex-ceptuando 
aquellos documentos cuyos sopor-tes 
estén integrados a estructuras inamovibles 
como, por ejemplo: las estelas de piedra, los pe-troglifos, 
las inscripciones y dibujos rupestres 
o aquellos documentos que forman parte del 
edificio que las alberga; consistir en signos/có-digos, 
sonidos y/o imágenes; ser conservable; 
ser reproducible y trasladable; y ser fruto de un 
proceso de documentación (elaboración docu-mental) 
deliberado.8 
Respecto a la segunda pregunta –¿por qué 
se afirma que los documentos contienen me-moria?–, 
aunque la respuesta es aparentemen-te 
simple, nos remite a la complejidad mayor 
de la condición humana: su intencionalidad y 
la necesidad de comunicación. Un documento 
contiene memoria, es memoria, porque se ela-bora 
con una intención, una finalidad explícita, 
un esfuerzo intelectual y técnico deliberado que 
tiene, siempre, como horizonte, la presencia de 
los otros. De ahí la importancia de su significa-do 
y valor cultural. A este asunto volveremos 
después, cuando hablemos del Registro de la 
Memoria del Mundo. 
8 Ray Edmondson, op. cit., pp. 6-7. 
40 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… 
De esta última intención, se derivó la crea-ción 
del Registro de la Memoria del Mundo, en 
el que, desde su creación en 1995, se incluyen 
–como en el caso de la lista del Patrimonio Mun-dial 
Cultural y Natural– los bienes documenta-les 
que constituyen un legado, un patrimonio 
para las generaciones pasadas, presentes y fu-turas. 
Entre estos bienes pueden contarse, por 
ejemplo, las tablillas de arcilla que dieron sopor-te 
a la escritura cuneiforme, los archivos en que 
se registraron intercambios comerciales, o las 
grabaciones sonoras y las películas del intersiglo 
XIX-XX y el siglo XX, o bien, documentos como 
los códices precolombinos y los incunables. 
El Registro de la Memoria del Mundo se pro-pone 
la inscripción de documentos y garantizar 
su accesibilidad y disponibilidad en línea. Con 
ese propósito, recoge todos los documentos que 
cumplen con criterios determinados y que, con-cordantes 
en principio con los criterios plantea-dos 
en el informe final de la primera Reunión 
del Comité Consultivo Internacional del Pro-grama 
Memoria del Mundo de 1993, se reclasi-fican 
y amplían. 
De acuerdo con la representatividad e im-portancia 
mundial de los documentos, así como 
con el cumplimiento de los distintos criterios, se 
han establecido tres tipos de registro: el registro 
internacional, que es propiamente el Registro 
de la Memoria del Mundo, y los registros re-gionales 
y nacionales. Los registros nacionales 
incluyen los documentos aprobados e inscritos 
por las comisiones nacionales de la UNESCO (en 
el caso de México, el Registro de Memoria del 
Mundo comprende los documentos aprobados 
por la Comisión Mexicana de Cooperación con 
la UNESCO, Conalmex-SEP), en tanto que los re-gionales 
incluyen documentos que tienen valor 
para toda una región (es el caso, por ejemplo, 
de los que procesa el Comité Regional para 
América Latina y el Caribe, y el correspondien-te 
Registro Regional de Memoria de Mundo). 
o documentos que han sufrido daños y cuya 
preservación esté en peligro, y fomentar y apo-yar 
la realización de proyectos y estrategias de 
trabajo orientados no sólo a la preservación 
sino, también, a la localización y registro de fon-dos 
de la memoria documental. 
Es común a ambas tareas (censos y desarro-llo 
de proyectos), el interés por valorar, facilitar 
y promover el desarrollo de nuevas técnicas y 
procedimientos de preservación y conservación; 
así como el desarrollo y fortalecimiento de la 
conciencia sobre la importancia y valor de estos 
bienes y la consecuente formación de profesio-nales 
de este ámbito. Dada la naturaleza de los 
bienes, dichos profesionales provienen funda-mentalmente 
de campos como la archivonomía, 
la bibliotecología, la bibliotecología escolar,11 la 
museología, la historia cultural, la restauración 
y conservación,12 la cinematografía, la etnomu-sicología, 
así como la edición y legislación so-bre 
el patrimonio y los derechos autorales,13 las 
ciencias de la comunicación y las tecnologías de 
la información.14 
11 Véanse Richard Ebdon y Sara Gould, The IFLA/UNESCO School 
Library Guidelines, s/l, IFLA, 2002; y Jan Lyall, Memory of the 
World: A Survey of Current Library Preservation Activities, París, 
UNESCO, 1996 (CII-96/WS-7). Disponible en: <unesdoc.unesco. 
org/images/0010/001091/109150E.pdf>. 
12 Véase George Boston, Safeguarding the Documentary Herita-ge: 
A Guide to Standards, Recommended Practices and Reference 
Literature Related to the Preservation of Documents of All Kinds, 
París, UNESCO, 1998. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ 
images/0011/001126/112676eo.pdf>. 
13 Véase Jules Larivière, Legislación sobre depósito legal: directrices, 
París, UNESCO, 2000 (CII.00/WS/7). Disponible en: <unesdoc. 
unesco.org/images/0012/001214/121413s.pdf>. 
14 Véanse Richard Ebdon y Sara Gould (comps.), Survey on Di-gitisation 
and Preservation, IFLA/UNESCO, 1970. Disponible en: 
<www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/HQ/CI/CI/pdf/ 
mow/IFLA%20UNESCO%20Survey%20on%20Digitisation%20 
and%20PreservationEN.pdf>; Jean-Michel Rodes, Geneviève 
Piejut y Emmanuèlle Plas, Memory of the Information Society, 
París, UNESCO, 2003; y Kevin Bradley, Risks Associated with the 
Use of Recordable CDs And DVDs as Reliable Storage Media in 
Archival Collections: Strategies and Alternatives, París, UNESCO, 
2006 (CI/INF/2006/1 REV) (v. inglés). Disponible en: <unesdoc. 
unesco.org/images/0014/001477/147782e.pdf>. 
CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 41
Educación PATRIMONIAL 
Las tablillas con escritura cuneiforme son bienes documentales que constituyen un legado y se incluyen 
en el Registro de la Memoria del Mundo 
Bin im Garten en commons.wikimedia.org 
Este último aspecto se valora en función de 
cinco criterios: 
1. Tiempo, época de datación. 
2. Lugar de creación. 
3. Contexto social, histórico, cultural político y 
artístico en que fue creado. 
4. Tema o asunto con que se relacione (por ejem-plo, 
la historia local, regional, la política, el 
desarrollo del deporte, la técnica o el arte). 
5. Valor estético y estilístico, así como valor y 
riesgo de su soporte material.16 
A los cinco criterios mencionados se añade 
un sexto criterio, que –a diferencia de los estipu-lados 
en Directrices para la salvaguardia del patri-monio 
documental, revisado en 2002– fue aproba-do 
en la octava reunión del Comité Consultivo 
Internacional, realizada en Pretoria, Sudáfrica, 
16 Idem. 
Un mismo documento puede, atendiendo a sus 
características y los criterios que cumple, for-mar 
parte de uno, dos o los tres registros, de-pendiendo 
de su importancia e influencia y de 
aspectos tales como su rareza, su integridad, el 
nivel de amenaza de destrucción y las posibili-dades 
reales de gestión para su preservación.15 
Los principales elementos que un documen-to 
debe cumplir para que su candidatura y re-gistro 
como parte de la Memoria del Mundo sea 
considerada son los siguientes: 
• Ser auténtico, es decir, no ser un documento 
apócrifo ni de procedencia e identidad des-conocidas. 
• Ser único e irremplazable, de ahí que su pér-dida 
o deterioro constituya una pérdida para 
la humanidad. 
• Ser de trascendencia mundial. 
15 Ray Edmondson, op. cit., p. 20. 
42 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… 
último depende de los sujetos y su comunidad, 
quienes, al apropiarse afectivamente del objeto 
o bien patrimonial, en este caso documental, le 
atribuyen un valor real y simbólico y una fun-ción 
social. Valor real y simbólico y función so-cial 
que sólo pueden generarse si los sujetos y 
las comunidades tienen acceso amplio, oportu-no 
y permanente a los documentos motivo de 
sus afectos; acceso que, por otra parte, constitu-ye 
un derecho humano cultural. 
Abdelaziz Abid, secretario general de la Bi-blioteca 
Nacional de Túnez y especialista del 
Programa Memoria del Mundo, en una entrevis-ta 
realizada por Jasmina Sopova, habla de la im-portancia 
relativa del tema de la conservación: 
La conservación no es el objetivo esencial del 
programa [Memoria del Mundo], sino un medio 
y una condición imprescindibles para que ciuda-danos 
del mundo entero puedan tener acceso al 
patrimonio documental. El objetivo primordial, 
en última instancia, es permitir el acceso a los 
contenidos de documentos que han permanecido 
guardados bajo llave durante siglos, hasta el ad-venimiento 
de la era de la comunicación. ¿Cuán-tas 
personas han tenido la posibilidad de admirar 
la Biblia de Gutenberg, antes de la era digital? 
18 
Hoy en día, cualquiera puede contemplarla. 
Recordemos que fueron los actos y las crea-ciones 
de personajes como Gutenberg y Come-nio 
los que, haciendo accesible al pueblo un bien 
documental, revolucionaron la vida religiosa y 
pedagógica. En su obra El mundo en imágenes,19 
18 Jasmina Sopova, “El patrimonio documental en la era digital: 
entrevista con Abdelaziz Abid”, en El Correo de la UNESCO, 
núm. 5, 2007, pp. 3-4. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ 
images/0018/001894/189454s.pdf>. 
19 Se sugiere revisar: Ma. Esther Aguirre, “Enseñar con textos e 
imágenes. Una de las aportaciones de Juan Amós Comenio”, 
en Revista Electrónica de Investigación Educativa, vol. 3, núm. 1. 
Disponible en: <redie.uabc.mx/vo13no1/contenido-lora.html>. 
en junio de 2007, y se incorpora al documento 
Directrices… como “Addendum 1”. El nuevo 
criterio introducido dice: 
6. Importancia social y espiritual y significación 
para la comunidad. 
Este concepto constituye también un medio para 
expresar la importancia de un documento o un 
conjunto de documentos desde el punto de vista 
de su valor espiritual o sagrado. Permite a una co-munidad 
determinada demostrar su apego afectivo a 
ese documento o esos documentos por su contribución 
a la identidad y la cohesión social de dicha comunidad. 
La aplicación de este criterio debe reflejar una 
importancia actual, es decir que el patrimonio do-cumental 
debe tener un valor afectivo para las perso-nas 
que viven hoy en día. Una vez que las personas 
que han venerado el patrimonio documental por 
su importancia social y espiritual o su significa-ción 
para la comunidad dejan de hacerlo, o ya no 
están en vida, ese patrimonio pierde su impor-tancia 
específica y, con el tiempo, puede adquirir 
valor histórico.17 
Este último criterio en el que se concentra y 
sintetiza ese valor para el ser humano del docu-mento, 
que se deriva del apego afectivo y valor 
atribuido por la comunidad, tiene para nosotros 
importancia fundamental, pues en él se expresa 
el tránsito del interés por el objeto patrimonial 
y sus características –en este caso el objeto pa-trimonial 
documento–, al interés por los sujetos 
que le conceden valor y significación y lo man-tienen 
vivo como patrimonio. Tránsito e interés 
que son los ejes de nuestra propuesta de educa-ción 
patrimonial. Así, descubrimos un elemento 
que no habíamos considerado antes: el docu-mento 
puede tener valor histórico y, sin embar-go, 
carecer de valor como patrimonio, pues este 
17 Ray Edmondson, op. cit., “Addendum 1” (al párrafo 4.2.5), s/p. 
CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 43
Educación PATRIMONIAL 
Comenio se pone al servicio de la idea de la ac-cesibilidad 
del bien documental; servicio por el 
que fue acusado de herético y perseguido por la 
Inquisición. Con acciones como éstas, en las que 
la importancia de los sujetos se alza por encima 
de la sacralidad de los objetos, se han alfabetizado 
poblaciones para las que estaba vedada la letra. 
Tres ejemplos del papel de la memoria 
documental: la historia del primer 
largometraje del mundo, los tesoros perdidos 
de Tombuctú, y los archivos de la trata negrera 
Es conocido por los cinéfilos, que deben la pri-mera 
función de cinematógrafo, el 28 de diciem-bre 
de 1895, a los hermanos Auguste y Louis 
Lumière. Sin embargo, ha permanecido casi en 
el olvido, que el primer largometraje fue escrito 
y dirigido por Charles Tait. En The Story of the 
Kelly Gang, película de una hora de duración, 
estrenada el 26 de diciembre de 1906, Tait narra-ba 
una historia que había conmovido el periodo 
poscolonial de Australia y “había alcanzado la 
consideración de mito en la psique de todos los 
ciudadanos”.20 En ese filme se representaban 
las hazañas de una banda de ladrones coman-dada 
por Ned Kelly, cuyos actos de resistencia 
frente a la corrupción policiaca y la defensa del 
honor de las mujeres los colocaba en la catego-ría 
de héroes. En una nación construida, entre 
otras cosas, gracias al esfuerzo de los presos 
confinados, exiliados, en la isla, las hazañas de 
Kelly –semejantes a las de los colonos del viejo 
oeste– arraigaron en un pueblo que iba cons-truyendo 
sus propios mitos fundacionales y su 
identidad. Así, los pedazos de película sueltos, 
20 Jo Chichester, “El regreso de la banda de Kelly”, en El Correo 
de la UNESCO, núm. 5, 2007, p. 5. Disponible en: <unesdoc. 
unesco.org/images/0018/001894/189454s.pdf>. 
© National Film and Sound Archive, Kelly Gang Poster, Canberra, Australia, 1906. En: www.unesco-ci.org/photos/showphoto.php/photo/1956/title/kelly-gang-poster-2c-190/cat/579 
Cartel de la película The Story of the Kelly Gang 
44 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… 
Charles Tait escribió 
y dirigió The Story of 
the Kelly Gang 
dispersos y olvidados por los exhibidores de la 
época, hoy reunidos y restaurados, constituyen 
un documento de altísimo valor para la identi-dad 
nacional australiana, que permanece en el 
ánimo y la memoria colectiva de sus habitantes. 
El documento forma parte ya del Registro de la 
Memoria del Mundo. ¿Quién diría que una pelí-cula 
de vaqueros australiana es hoy depósito de 
la identidad nacional? 
Por la dinámica propia de la historia, nadie 
sabe los tesoros que se pueden encontrar y su 
valor testimonial. Tal es el caso de los tesoros 
documentales de Tombuctú, “ciudad encara-mada 
en las alturas del río Níger a su paso por 
Mali, [que] encierra la clave de gran parte de la 
memoria escrita de Sahel”. Quince mil docu-mentos 
se han catalogado en Tombuctú; son la 
memoria de los desarrollos científicos, artísticos 
y literarios que convocaron a la universidad de 
Sankore a más de 25 000 estudiantes provenien-tes 
de distintas partes de África. La erudita “ciu-dad 
© National Film and Sound Archive, Dan Kelly & Joe Byrne, Canberra, Australia, 1906. En: www.unesco-ci. 
org/photos/showphoto.php/photo/1945/title/dan-kelly26amp-3b-joe-by/cat/579 
de los 333 sabios”, en la que se enseñaba 
la lengua árabe y la avanzada ciencia islámica, 
se había nutrido de los intelectuales andaluces 
exiliados en África tras la persecución y expul-sión 
de su tierra (Al-Andalus) perpetrada por 
los reyes católicos Isabel y Fernando en el año 
1492. En estas tierras africanas, que muchos pre-juzgan 
de exclusiva tradición oral, permanecen 
testimonios documentales de una grandeza cul-tural 
hoy apenas calculada.21 Como se constata 
en estos documentos, los exilios y las migracio-nes 
siguen enriqueciendo las historias de los 
pueblos que los acogen. 
Tal es el caso de la migración más vergon-zosa 
y dolorosa sufrida en América. A lo largo 
y ancho del nuevo continente, la Europa colo- 
21 Jean Michel Djian, “Tombuctú desvela un lado oculto de la 
historia de África”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, 
p. 7. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/images/0018/0018 
94/189454s.pdf>. 
Dan Kelly y Joe Byrne 
mythicalmonkey.blogspot.mx 
CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 45
Educación PATRIMONIAL 
de gran importancia respecto a este tráfico hu-mano 
que se prolongó durante el siglo XVIII y 
hasta el XIX, cuando la esclavitud fue abolida en 
distintos países.22 
Estos documentos contienen, sobre todo, la 
historia de una infamia de la que aún queda 
mucho por investigar, rescatar y decir, y que 
será de gran ayuda para perfilar y construir una 
historia africana, americana y europea diferente. 
Queda claro en los ejemplos antes mencio-nados, 
que no existe memoria ni patrimonio 
neutral o inocente pues, como sostiene Eduardo 
Nivón: 
El patrimonio […] no es un conjunto canónico 
de bienes físicos o inmateriales, sino un proceso 
22 Louis Bergés, “Balizas de la historia: los archivos de la trata 
negrera”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, pp. 14-15. 
Disponible en: <unesdoc.unesco.org/images/0018/001894/18 
9454s.pdf>. 
Documentos de Tombuctú 
nial promovió la explotación de esclavos negros 
traídos de manera forzada a través del Atlánti-co. 
Esta trata negrera, que se prolongó durante 
casi cuatro siglos y enriqueció a comerciantes y 
propietarios esclavistas, quedó documentada 
en más de veintisiete kilómetros de documen-tos 
que contienen, entre otros asuntos: registros 
de las transacciones económicas en la tierra de 
origen; descripciones, memorias y relatos de los 
viajes; rutas de la esclavitud; contratos de com-praventa 
de los hombres y mujeres negros; na-rraciones 
de la vida cotidiana; y registros y ba-lances 
comerciales de compañías navieras que 
monopolizaban la trata humana entre 1675 y 
1791, como la holandesa West-Indische Com-pagnie, 
la británica Royal African Company, la 
danesa Dansk-Vestindien y la francesa Com-pagnie 
des Indes. En los archivos de los prin-cipales 
puertos negreros: Liverpool, Bristol, 
Londres, La Rochelle, Burdeos, Nantes, El Ha-vre, 
Middelburg y Ámsterdam, obran fondos 
© Alida Boye, Manuscript, Timbuktu, Mali. En: www.unesco-ci.org/photos/showphoto.php/photo/1490/title/manuscript/cat/525 
46 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… 
Ilustración que muestra los planos de cubierta y secciones transversales del barco de esclavos británico Brookes, 1788 
www.loc.gov 
CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 47
Educación PATRIMONIAL 
Patrimonio documental sobre la resistencia y la lucha por los derechos humanos en 
República Dominicana, 1930-1961 
relacionado con la actividad y la agencia huma-na, 
un instrumento de poder simbólico, inde-pendientemente 
de la época histórica en que se 
examine. En ese sentido, el patrimonio nunca es 
inerte, sino una constante recreación asociada a la 
formación de identidades individuales, grupales 
o nacionales. Por tanto, lo que importa del patri-monio 
es la forma como son percibidos los obje-tos 
23 
de la memoria. 
Todas las memorias (individuales y colec-tivas, 
de un pasado lejano o cercano, e incluso 
la memoria del horizonte que nos proponemos 
alcanzar) traen consigo una carga de sentidos 
que, al mismo tiempo que las constituye, pue-de 
también deformar, suprimir o sustituir sus 
23 Eduardo Nivón, “Del patrimonio como producto. La inter-pretación 
del patrimonio como espacio de intervención cul-tural”, 
en Eduardo Nivón y Ana Rosas Mantecón (coords.), 
Gestionar el patrimonio en tiempos de globalización, México, 
UAM-Iztapalapa / Juan Pablos Editor, 2010, p. 20. 
© Museo Memorial de la Resistencia Dominicana, República Dominicana. En: www.unesco.org/new/es/communication-and-information/ 
resources/multimedia/photo-galleries/preservation-of-documentary-heritage/memory-of-the-world-register 
contenidos. La idea de una “memoria nacional” 
sostenida en ciertos documentos (por ejemplo, 
el acta de independencia expresada como uni-versal 
para toda la población de un país, inclui-dos 
quienes quedan excluidos de la libertad 
que debe garantizar toda vida independiente) 
puede deformar o bien sustituir las memorias 
particulares de los diversos pueblos que confor-man 
esa nación y de la visión de independencia 
que sostenían y a la que aspiran. 
La memoria de un pueblo se compone tanto 
de memorias compartidas –es decir que contie-nen 
elementos comunes– como de memorias en 
conflicto –es decir, memorias que recuerdan e 
impulsan una nueva versión, versiones diferen-tes 
a la versión única instituida. El patrimonio 
documental protegido por el Programa Memo-ria 
del Mundo nos abre, y facilita la posibilidad 
de que emerjan, estas nuevas historias; será 
tarea de todos, especialmente de los maestros, 
transmitirlas. 
48 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… 
LARIVIÈRE, Jules, Legislación sobre depósito legal: directrices, 
París, UNESCO, 2000 (edición revisada, aumentada y ac-tualizada 
de la publicación de Jean Lunn, UNESCO,1981) 
(CII.00/WS/7). Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ 
images/0012/001214/121413s.pdf>. 
LYALL, Jan, Memory of the World: A Survey of Current Library 
Preservation Activities, París, UNESCO, 1996 (CII-96/WS-7) 
(v. francés e inglés). Disponible en: <unesdoc.unesco. 
org/images/0010/001091/109150E.pdf>. 
NIVÓN Bolán, Eduardo, “Del patrimonio como producto. 
La interpretación del patrimonio como espacio de inter-vención 
cultural”, en Eduardo Nivón y Ana Rosa Man-tecón 
(coords.), Gestionar el patrimonio en tiempos de glo-balización, 
México, UAM-Iztapalapa / Juan Pablos Editor, 
2010, pp. 15-35. 
PROGRAMME “Mémoire du monde”, Première réunion du 
Comité consultatif international du Programme “Mémoi-re 
du monde”, Pultusk, Pologne, 12-14 septembre 1993, 
Rapport final [Informe final de la Primera Reunión del 
Comité Consultivo Internacional del Programa Me-moria 
del Mundo], París, UNESCO, 1993 (PGI 93/WS.17) 
(v. francés). Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ 
images/0009/000963/096365fb.pdf>. 
RODES, Jean-Michel, Geneviève Piejut y Emmanuèlle Plas, 
Memory of the Information Society, París, UNESCO, 2003 (v. 
francés e inglés). Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ 
images/0013/001355/135529e.pdf>. 
SOPOVA, Jasmina, “El patrimonio documental en la era di-gital: 
entrevista con Abdelaziz Abid”, en El Correo de la 
UNESCO, núm. 5, 2007, pp. 3-4. Disponible en: <unesdoc. 
unesco.org/images/0018/001894/189454s.pdf>. 
UNESCO-Memory of the World, Safeguarding the Documen-tary 
Heritage of Humanity, París, UNESCO, 2011 (CI-2010/ 
WS/3-CLD 119.10) (v. francés e inglés). Disponible en: 
<unesdoc.unesco.org/images/0018/001877/187733e. 
pdf>. 
Lista completa del Registro Memoria del Mundo 
Si el lector desea conocer la lista completa de docu-mentos 
inscritos en el Registro de Memoria del Mun-do, 
puede consultarla en: 
<www.unesco.org/new/es/communication-and-information/ 
flagship-project-activities/memory-of-the- 
world/register/full-list-of-registered-heritage/>. 
Fuentes 
AGUIRRE, Ma. Esther (2001), “Enseñar con textos e imáge-nes. 
Una de las aportaciones de Juan Amós Comenio”, 
en Revista Electrónica de Investigación Educativa, vol. 3, 
núm. 1, 2001. Disponible en: <redie.uabc.mx/vol3no1/ 
contenido-lora.html>. 
BERGÈS, Louis, “Balizas de la historia: los archivos de 
la trata negrera”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 
2007, pp. 14-15. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ 
images/0018/001894/189454s.pdf>. 
BOSTON, George y Milton Keynes, Safeguarding the Docu-mentary 
Heritage: A Guide to Standards, Recommended 
Practices and Reference Literature Related to the Preservation 
of Documents of All Kinds, París, UNESCO, 1998 (CII.98/ 
WS/4) (v. francés e inglés). Disponible en: <unesdoc. 
unesco.org/images/0011/001126/112676eo.pdf>. 
BRADLEY, Kevin, Risks Associated With the Use of Recordable 
CDs And DVDs as Reliable Storage Media in Archival Collec-tions: 
Strategies and Alternatives, París, UNESCO, 2006 (CI/ 
INF/2006/1 REV) (v. inglés). Disponible en: <unesdoc. 
unesco.org/images/0014/001477/147782e.pdf>. 
CHICHESTER, Jo, “El regreso de la banda de Kelly”, en 
El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, pp. 5-6. Disponible 
en: <unesdoc.unesco.org/images/0018/001894/189454s. 
pdf>. 
DJIAN, Jean Michel, “Tombuctú desvela un lado oculto de 
la historia de África”, en El Correo de la UNESCO, núm. 
5, 2007, pp. 7-9. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ 
images/0018/001894/189454s.pdf>. 
EBDON, Richard y Sara Gould (comps.), Survey on Digiti-sation 
and Preservation, IFLA/UNESCO, 1999 (v. francés 
e inglés). Disponible en: <www.unesco.org/new/fi-leadmin/ 
MULTIMEDIA/HQ/CI/CI/pdf/mow/IFLA%20 
UNESCO%20Survey%20on%20Digitisation%20and%20 
PreservationEN.pdf>. 
, The IFLA/UNESCO School Library Guidelines, IFLA/ 
UNESCO, 2002 (v. francés e inglés). Disponible en: <archi-ve. 
ifla.org/VII/s11/pubs/sguide02.pdf>. 
EDMONDSON, Ray (coord.), Memoria del Mundo: Directri-ces 
para la salvaguardia del patrimonio documental, París, 
UNESCO, 2002 (ed. revisada) (CII-95/WS). Disponible en: 
<unesdoc.unesco.org/images/0012/001256/125637s. 
pdf>. 
GARCÍA, Idalia y Bolfy Cottom, El patrimonio documental de 
México, Reflexiones sobre un problema cultural, México, Mi-guel 
Ángel Porrúa / Cámara de Diputados LX Legislatu-ra, 
2010. Disponible en: <biblioteca.diputados.gob.mx/ 
janium/bv/ce/scpd/LX/patri_doc.pdf>. 
CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 49

Más contenido relacionado

Similar a La Memoria del Mundo. Inspiración para la educación patrimonial

Patrimonio Documental
Patrimonio DocumentalPatrimonio Documental
Patrimonio Documentalmakalaco4
 
Patrimonio Inmaterial CANAIMA
Patrimonio Inmaterial CANAIMA Patrimonio Inmaterial CANAIMA
Patrimonio Inmaterial CANAIMA Menfis Alvarez
 
1-Guia-Metodologica-Para-La-Salvaguardia-Del-Patrimonio-Cultural-Inmaterial.pdf
1-Guia-Metodologica-Para-La-Salvaguardia-Del-Patrimonio-Cultural-Inmaterial.pdf1-Guia-Metodologica-Para-La-Salvaguardia-Del-Patrimonio-Cultural-Inmaterial.pdf
1-Guia-Metodologica-Para-La-Salvaguardia-Del-Patrimonio-Cultural-Inmaterial.pdfJuanitaAlvarez15
 
Las bibliotecas, archivos y hemerotecas
Las bibliotecas, archivos y hemerotecasLas bibliotecas, archivos y hemerotecas
Las bibliotecas, archivos y hemerotecasCandelariaUNEFM
 
Patrimonio documental: bibliotecas, archivos, hemerotecas
Patrimonio documental: bibliotecas, archivos, hemerotecasPatrimonio documental: bibliotecas, archivos, hemerotecas
Patrimonio documental: bibliotecas, archivos, hemerotecasCandelariaUNEFM
 
Creando un archivo_personal_de_los_bienes_culturales_musicales
Creando un archivo_personal_de_los_bienes_culturales_musicalesCreando un archivo_personal_de_los_bienes_culturales_musicales
Creando un archivo_personal_de_los_bienes_culturales_musicalesMaryvillacl
 
Patrimonio de la humanidad
Patrimonio de la humanidadPatrimonio de la humanidad
Patrimonio de la humanidadVanne De la Rosa
 
Patrimonio Cultural
Patrimonio CulturalPatrimonio Cultural
Patrimonio CulturalIris Moreno
 
¿que es el patrimonio y como usarlo para el aprendizaje?
¿que es el patrimonio y como usarlo para el aprendizaje?¿que es el patrimonio y como usarlo para el aprendizaje?
¿que es el patrimonio y como usarlo para el aprendizaje?Azucena Alverdín
 
C18-1_1_Planificación espacial del patrimonio cultural y natural: dificultade...
C18-1_1_Planificación espacial del patrimonio cultural y natural: dificultade...C18-1_1_Planificación espacial del patrimonio cultural y natural: dificultade...
C18-1_1_Planificación espacial del patrimonio cultural y natural: dificultade...Instituto Universitario de Urbanística
 
TALLER EN SLIDESHARE
TALLER EN SLIDESHARETALLER EN SLIDESHARE
TALLER EN SLIDESHAREJuan Carlos
 

Similar a La Memoria del Mundo. Inspiración para la educación patrimonial (20)

Patrimonio Documental
Patrimonio DocumentalPatrimonio Documental
Patrimonio Documental
 
Patrimonio Inmaterial CANAIMA
Patrimonio Inmaterial CANAIMA Patrimonio Inmaterial CANAIMA
Patrimonio Inmaterial CANAIMA
 
1-Guia-Metodologica-Para-La-Salvaguardia-Del-Patrimonio-Cultural-Inmaterial.pdf
1-Guia-Metodologica-Para-La-Salvaguardia-Del-Patrimonio-Cultural-Inmaterial.pdf1-Guia-Metodologica-Para-La-Salvaguardia-Del-Patrimonio-Cultural-Inmaterial.pdf
1-Guia-Metodologica-Para-La-Salvaguardia-Del-Patrimonio-Cultural-Inmaterial.pdf
 
Las bibliotecas, archivos y hemerotecas
Las bibliotecas, archivos y hemerotecasLas bibliotecas, archivos y hemerotecas
Las bibliotecas, archivos y hemerotecas
 
Patrimonio documental: bibliotecas, archivos, hemerotecas
Patrimonio documental: bibliotecas, archivos, hemerotecasPatrimonio documental: bibliotecas, archivos, hemerotecas
Patrimonio documental: bibliotecas, archivos, hemerotecas
 
Cartas
CartasCartas
Cartas
 
06859 es
06859 es06859 es
06859 es
 
Creando un archivo_personal_de_los_bienes_culturales_musicales
Creando un archivo_personal_de_los_bienes_culturales_musicalesCreando un archivo_personal_de_los_bienes_culturales_musicales
Creando un archivo_personal_de_los_bienes_culturales_musicales
 
Activity 827-3
Activity 827-3Activity 827-3
Activity 827-3
 
Patrimonio de la humanidad
Patrimonio de la humanidadPatrimonio de la humanidad
Patrimonio de la humanidad
 
El registro de la memoria documental de México.
El registro de la memoria documental de México.El registro de la memoria documental de México.
El registro de la memoria documental de México.
 
Politica archivistica
Politica archivisticaPolitica archivistica
Politica archivistica
 
Unesco patrimonio
Unesco patrimonioUnesco patrimonio
Unesco patrimonio
 
Unesco patrimonio
Unesco patrimonioUnesco patrimonio
Unesco patrimonio
 
Patrimonio Cultural
Patrimonio CulturalPatrimonio Cultural
Patrimonio Cultural
 
¿que es el patrimonio y como usarlo para el aprendizaje?
¿que es el patrimonio y como usarlo para el aprendizaje?¿que es el patrimonio y como usarlo para el aprendizaje?
¿que es el patrimonio y como usarlo para el aprendizaje?
 
Olaia Fontal
Olaia FontalOlaia Fontal
Olaia Fontal
 
C18-1_1_Planificación espacial del patrimonio cultural y natural: dificultade...
C18-1_1_Planificación espacial del patrimonio cultural y natural: dificultade...C18-1_1_Planificación espacial del patrimonio cultural y natural: dificultade...
C18-1_1_Planificación espacial del patrimonio cultural y natural: dificultade...
 
patrimonio y cultura
patrimonio y culturapatrimonio y cultura
patrimonio y cultura
 
TALLER EN SLIDESHARE
TALLER EN SLIDESHARETALLER EN SLIDESHARE
TALLER EN SLIDESHARE
 

Más de Valentina Cantón Arjona. Universidad Pedagógica Nacional/Universidad Nacional Autónoma de México

Más de Valentina Cantón Arjona. Universidad Pedagógica Nacional/Universidad Nacional Autónoma de México (19)

Bordados del pueblo masehual en Tlatokxohitl. Procesos educativos en mujeres ...
Bordados del pueblo masehual en Tlatokxohitl. Procesos educativos en mujeres ...Bordados del pueblo masehual en Tlatokxohitl. Procesos educativos en mujeres ...
Bordados del pueblo masehual en Tlatokxohitl. Procesos educativos en mujeres ...
 
El compromiso de la educación intercultural con el patrimonio. pdf
El compromiso de la educación intercultural con el patrimonio. pdfEl compromiso de la educación intercultural con el patrimonio. pdf
El compromiso de la educación intercultural con el patrimonio. pdf
 
Educacion patrimonial. Monumentos historia y poder
Educacion patrimonial. Monumentos historia y poderEducacion patrimonial. Monumentos historia y poder
Educacion patrimonial. Monumentos historia y poder
 
El patrimonio cultural del exilio español en México. Blas Cabrera Felipe
El patrimonio cultural del exilio español en México. Blas Cabrera FelipeEl patrimonio cultural del exilio español en México. Blas Cabrera Felipe
El patrimonio cultural del exilio español en México. Blas Cabrera Felipe
 
Patrimonio cultural inmaterial del exilio español en México
Patrimonio cultural inmaterial del exilio español en MéxicoPatrimonio cultural inmaterial del exilio español en México
Patrimonio cultural inmaterial del exilio español en México
 
Correo del maestro. Educación patrimonial
Correo del maestro. Educación patrimonialCorreo del maestro. Educación patrimonial
Correo del maestro. Educación patrimonial
 
Correo del Maestro. El patrimonio cultural ¿objetos o sujetos?
Correo del Maestro. El patrimonio cultural ¿objetos o sujetos?Correo del Maestro. El patrimonio cultural ¿objetos o sujetos?
Correo del Maestro. El patrimonio cultural ¿objetos o sujetos?
 
Patrimonio industrial en México.
Patrimonio industrial en México. Patrimonio industrial en México.
Patrimonio industrial en México.
 
Elementos para una caja de herramientas (participativas) para la Educación pa...
Elementos para una caja de herramientas (participativas) para la Educación pa...Elementos para una caja de herramientas (participativas) para la Educación pa...
Elementos para una caja de herramientas (participativas) para la Educación pa...
 
Desarrollo de la educación patrimonial en México. Una propuesta de periodización
Desarrollo de la educación patrimonial en México. Una propuesta de periodizaciónDesarrollo de la educación patrimonial en México. Una propuesta de periodización
Desarrollo de la educación patrimonial en México. Una propuesta de periodización
 
Educacion patrimonial. Educar con y para el patrimonio 3a p. pdf
Educacion patrimonial. Educar con y para el patrimonio 3a p. pdfEducacion patrimonial. Educar con y para el patrimonio 3a p. pdf
Educacion patrimonial. Educar con y para el patrimonio 3a p. pdf
 
Educacion patrimonial. Educar con y para el patrimonio 2a p
Educacion patrimonial. Educar con y para el patrimonio 2a pEducacion patrimonial. Educar con y para el patrimonio 2a p
Educacion patrimonial. Educar con y para el patrimonio 2a p
 
Educación patrimonial. Educar con y para el patrimonio 1a parte
Educación patrimonial. Educar con y para el patrimonio 1a parteEducación patrimonial. Educar con y para el patrimonio 1a parte
Educación patrimonial. Educar con y para el patrimonio 1a parte
 
Mi patrimonio i códices 22 abril 2010
Mi patrimonio i códices 22 abril 2010Mi patrimonio i códices 22 abril 2010
Mi patrimonio i códices 22 abril 2010
 
Mi patrimonio ii zonas arqueológicas 27 abril 2010
Mi patrimonio ii zonas arqueológicas 27 abril 2010Mi patrimonio ii zonas arqueológicas 27 abril 2010
Mi patrimonio ii zonas arqueológicas 27 abril 2010
 
Ciudades patrimoio de la humanidad
Ciudades patrimoio de la humanidadCiudades patrimoio de la humanidad
Ciudades patrimoio de la humanidad
 
La Educación patrimonial como estrategia para la formación ciudadana
La Educación patrimonial como estrategia para la formación ciudadanaLa Educación patrimonial como estrategia para la formación ciudadana
La Educación patrimonial como estrategia para la formación ciudadana
 
Educación patrimonial, identidad y calidad educativa
Educación patrimonial, identidad y calidad educativaEducación patrimonial, identidad y calidad educativa
Educación patrimonial, identidad y calidad educativa
 
Educacion Patrimonial/Proyecto de investigación/Seminario de pedagogía FFyL-U...
Educacion Patrimonial/Proyecto de investigación/Seminario de pedagogía FFyL-U...Educacion Patrimonial/Proyecto de investigación/Seminario de pedagogía FFyL-U...
Educacion Patrimonial/Proyecto de investigación/Seminario de pedagogía FFyL-U...
 

Último

Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdfCuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdflizcortes48
 
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEPresentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEJosé Hecht
 
Docencia en la Era de la Inteligencia Artificial UB4 Ccesa007.pdf
Docencia en la Era de la Inteligencia Artificial UB4  Ccesa007.pdfDocencia en la Era de la Inteligencia Artificial UB4  Ccesa007.pdf
Docencia en la Era de la Inteligencia Artificial UB4 Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).hebegris04
 
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...Carol Andrea Eraso Guerrero
 
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaBuenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaMarco Camacho
 
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectosTrishGutirrez
 
Descripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldaduraDescripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldaduraJose Sanchez
 
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptxfotofamilia008
 
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.monthuerta17
 
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...Martin M Flynn
 
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdf
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdfPrograma sintetico fase 2 - Preescolar.pdf
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdfHannyDenissePinedaOr
 
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entornoSalvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entornoday561sol
 
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XVtema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XVChema R.
 
Actividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 EducacionActividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 Educacionviviantorres91
 
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Edith Liccioni
 

Último (20)

Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdfCuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
 
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEPresentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
 
Docencia en la Era de la Inteligencia Artificial UB4 Ccesa007.pdf
Docencia en la Era de la Inteligencia Artificial UB4  Ccesa007.pdfDocencia en la Era de la Inteligencia Artificial UB4  Ccesa007.pdf
Docencia en la Era de la Inteligencia Artificial UB4 Ccesa007.pdf
 
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
 
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
 
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
 
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaBuenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
 
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
 
Descripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldaduraDescripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldadura
 
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
 
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
 
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
 
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIUUnidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
 
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
 
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdf
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdfPrograma sintetico fase 2 - Preescolar.pdf
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdf
 
Unidad 1 | Metodología de la Investigación
Unidad 1 | Metodología de la InvestigaciónUnidad 1 | Metodología de la Investigación
Unidad 1 | Metodología de la Investigación
 
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entornoSalvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entorno
 
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XVtema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
 
Actividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 EducacionActividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 Educacion
 
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
 

La Memoria del Mundo. Inspiración para la educación patrimonial

  • 1. La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA EDUCACIÓN PATRIMONIAL Valentina Cantón Arjona* educación PATRIMONIAL A la doctora Rosa María Fernández de Zamora, generosa promotora de la preservación y difusión de nuestro patrimonio documental El Programa Memoria del Mundo, creado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1992, tiene como finalidades la preservación y el registro del patrimonio do-cumental (escritos e impresos, grabaciones sonoras, materiales fotográficos y audiovisuales y películas de cine). Fundado en la colaboración internacional −y de manera paralela pero cercana al proyecto emblemático de la UNESCO de Patrimonio Mundial Cultural y Natural−, promueve y auspicia proyectos de trabajo orientados a la preservación, la localización, la investigación, el acceso y la difusión de fondos de la memoria documental humana. Sus fines, principios y valores, íntimamente vinculados con los del quehacer educativo, son motivo de inspiración para la educación patrimonial y la creación de estrate-gias pedagógicas ad hoc, y podemos vincularlos a otros propósitos educativos de gran alcance como la promoción de la lectura, la enseñanza de la historia y el desarrollo de competencias informáticas. El Programa Memoria del Mundo de la UNESCO: descripción, principios y criterios La Memoria del Mundo es la memoria colecti-va y documentada de los pueblos del mundo –su patrimonio documental– y representa una buena parte del patrimonio cultural mundial. Como todo patrimonio cultural, la Memoria es un legado del pasado a la comunidad mundial presente y futura, pues en ella se registran las huellas y testimonios de los pensamientos, in-venciones, descubrimientos y creaciones espi-rituales y artísticas, así como logros científicos, históricos, políticos y sociales. De ahí que, gran parte de esta memoria se encuentre resguarda-da y custodiada en museos, bibliotecas, archi-vos, pinacotecas, fonotecas y fondos audiovi-suales, mientras que otra gran parte está por ser * Docente investigadora de la Universidad Pedagógica Nacio-nal (UPN)-Unidad Ajusco, y coordinadora del Seminario de Educación Patrimonial de la Maestría en Pedagogía, Posgrado, FFyL-UNAM. Responsable del proyecto “El derecho a la memo-ria: la educación patrimonial” en la UPN. © UNESCO, Timbuktu Manuscript, Timbuktu, Mali. En: www.unesco-ci.org/photos/ showphoto.php/photo/1512/title/timbuktu-manuscript/cat/525 36 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
  • 2. La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… rigidos a preservar, conservar, restituir, reva-lorar y difundir los bienes patrimoniales do-cumentales; así como facilitar el acceso a ellos para su estudio y, en su caso, interpretación. En coherencia con lo anterior, en 1992, en el seno de la UNESCO, se creó el Programa Memoria del Mundo. Al año siguiente, los días 12, 13 y 14 de septiembre de 1993, en Pultusk, Polonia, se llevó a cabo la Primera Reunión del Comi-té Consultivo Internacional,2 durante la cual se puso de relieve, entre otros asuntos, “la impor-tancia de la memoria para la conservación de la civilización (en particular en esa parte de Eu-ropa que ha sufrido totalitarismos durante los últimos decenios)”; de ahí “la importancia del Programa para la salvaguarda de los patrimo-nios documentales en peligro” y la necesidad de establecer “líneas directrices” que, retoman-do los esfuerzos realizados por organizaciones profesionales, se integraran bajo un esquema de cooperación internacional, haciendo de este programa un “megaprograma” capaz de movi-lizar las energías necesarias para su desarrollo.3 Se establecieron, entonces, los dos principios indisociables que guiarían tales energías: 1. La preservación de las colecciones y fondos. 2. La democratización del acceso a dichas co-lecciones y fondos, y la consecuente y nece-saria sensibilización de los gobiernos.4 2 Si bien, era finalidad principal de esta reunión orientar una con-sulta regional sobre la conservación, la salvaguardia y la pro-moción del patrimonio documental en los países de Europa Central y Oriental, en su documento final se establecen linea-mientos generales útiles para todos los países y regiones. Véase Programme “Mémoire du monde”, Première réunion du Comité con-sultatif international du Programme “Mémoire du monde”, Pultusk, Pologne, 12-14 septembre 1993, Rapport final [Informe final de la Primera Reunión del Comité Consultivo Internacional del Pro-grama Memoria del Mundo], París, UNESCO, 1993. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/images/0009/000963/096365fb.pdf>. 3 Ibidem, p. 2. 4 Idem. descubierta, restaurada, reconstruida, difundi-da y/o registrada. No obstante la existencia de espacios dedica-dos a la preservación, y el desarrollo y vigencia de una conciencia secular respecto a la impor-tancia y necesidad del cuidado de los bienes que constituyen los fondos y referentes de la(s) memoria(s) (recordemos, por ejemplo, la Anti-gua Biblioteca de Alejandría, fundada en el siglo III a. C.), las calamidades y desastres naturales (inundaciones, temblores, erupciones volcáni-cas) y humanos (ignorancia, comercio ilícito, guerras, saqueos, o bien, la destrucción delibe-rada de todo aquello que constituye la memoria individual y colectiva del contrario) han pues-to en peligro constante no sólo la preservación de estos bienes sino, también, su existencia, al grado que hoy sabemos que se ha perdido gran parte de ese patrimonio. Además, es necesario considerar que a dichas calamidades y desastres se añade la fragilidad de los materiales que sir-ven de soporte para estos bienes de la memoria: papeles de trapo o de fibras vegetales, pieles, pergaminos, cintas magnetofónicas, películas para fotografía y cine, cintas de video, o bien, más recientemente, los soportes de los registros digitales. Los primeros y más antiguos soportes son frágiles porque su composición los hace pe-recederos e inestables; los últimos tienen su peli-gro más inmediato en su galopante caducidad frente a las innovaciones tecnológicas.1 Reconociendo que gran parte de la memoria de la humanidad descansa en estos bienes do-cumentales patrimoniales, la comunidad inter-nacional consideró que era necesario y de in-terés primordial fomentar y desarrollar –de manera conjunta y coordinada– esfuerzos di- 1 Ray Edmondson, Memoria del Mundo: Directrices para la sal-vaguardia del patrimonio documental, París, UNESCO, 2002 (ed. rev.) (CII-95/WS), pp. 1-3. Disponible en: <unesdoc.unesco. org/images/0012/001256/125637s.pdf>. CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 37
  • 3. Educación PATRIMONIAL dos y documentos de valor inestimable para la humanidad constituye una pérdida irre-mediable. • La consideración de las minorías culturales.6 Estos y otros criterios (omitidos aquí por la naturaleza de nuestro texto y la extensión obli-gada) se clasificaron como: Criterios intelectuales: referidos a la tipografía, el interés lingüístico y/o literario, la antigüedad, la historicidad (por ejemplo, importancia de los documentos o colecciones respecto a eventos nacionales o regionales trascendentes) y la cali-dad de irremplazable de esos fondos y coleccio-nes en caso de desaparición. Criterios físicos: relativos a los materiales de so-porte, los aspectos estéticos y artísticos y el esta-do físico de conservación. Criterios contextuales: referidos al conjunto, el fondo, al que pertenecen los documentos (por ejemplo, fondos de archivo). Criterios de riesgo: vinculados a la situación de riesgo en la que se encuentran los documen-tos (por ejemplo, condiciones adversas para su preservación, ya sean físicas o de consulta in-controlada, urgencia para su declaración como 6 Idem. Atendiendo a tales principios guía, se prefi-guró un plan de acción que abarcaba la ejecu-ción de varias tareas, entre ellas: la restitución de los fondos que habían emigrado o se encon-traban dispersos por circunstancias políticas o situación de guerra; las acciones dirigidas a la salvaguardia de la memoria oral; la utilización de las nuevas tecnologías puestas al servicio del programa; la realización de copias para facilitar tanto la preservación como la consulta y la difu-sión –especialmente en el sector audiovisual–; y, finalmente, la diferenciación entre bibliotecas y archivos y sus respectivas misiones.5 En esa primera reunión, el Comité Consulti-vo Internacional discutió también la definición de los criterios de selección de las colecciones y fondos, lo que “permitiría profundizar el con-cepto mismo de memoria del mundo”. Tales criterios generales –que no universales– serían adaptados por los distintos países atendiendo a sus particularidades. Entre dichos criterios, sub-rayamos los siguientes: • La historicidad (valor histórico) de un do-cumento no está ligado necesariamente a su edad. • La necesidad de introducir la calidad de “irremplazable” ya que la destrucción de fon- 5 Ibidem, p. 3. 38 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
  • 4. La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… Tanto los dos principios guía –preserva-ción de las colecciones y fondos, y democrati-zación del acceso a éstos– como los criterios de selección antes descritos responden a una idea generadora: las memorias colectivas de los pue-blos son fundamentales para la construcción de su destino y la preservación de su identidad cul-tural, de ahí que sea indispensable establecer y facilitar las condiciones necesarias tanto para la patrimonio o tesoro nacional y los procedimien-tos de salvaguardia).7 También, en esa primera reunión se estable-cieron las bases para la conservación, la con-dición jurídica, la cooperación internacional y, finalmente, el funcionamiento del Programa Memoria del Mundo y su potencial apoyo y co-laboración con organizaciones profesionales y de especialistas. 7 Ibidem, pp. 4-5. Programa Memoria del Mundo Objetivos: La concepción del Programa Memoria del Mundo es que el patrimonio documental mundial pertene-ce a todos, debe ser plenamente preservado y protegido para todos y, con el debido respeto de los hábitos y prácticas culturales, debe ser accesible para todos de manera permanente y sin obstáculos. La misión del Programa Memoria del Mundo es la siguiente: • Facilitar la preservación del patrimonio documental mundial mediante las técnicas más adecuadas. Se puede hacer prestando directamente asistencia práctica, difundiendo consejos e información y fomentando la formación, o bien asociando patrocinadores a proyectos oportunos y apropiados. • Facilitar el acceso universal al patrimonio documental. Este aspecto comprenderá la promoción de la producción de copias digitales y catálogos consultables en Internet y la publicación y distri-bución de libros, CD, DVD y otros productos de manera tan amplia y equitativa como sea posible. Cuando el acceso tenga repercusiones para quienes custodian el patrimonio, se tendrá en cuenta esta circunstancia. Se reconocerán las restricciones legales y de otro tipo en materia de accesibili-dad a los archivos. Se respetarán las sensibilidades culturales, como el hecho de que las comunida-des indígenas conserven su patrimonio y controlen su acceso. Los derechos de propiedad privada están garantizados por ley. • Crear una mayor conciencia en todo el mundo de la existencia y la importancia del patrimonio documental. Para ello se recurrirá, aunque no exclusivamente, a ampliar los registros de la Me-moria del Mundo y a utilizar en mayor medida los medios de comunicación y las publicaciones de promoción e información. La preservación y el acceso no sólo son complementarios, sino que contribuyen a la sensibilización, ya que la demanda de acceso estimula la labor de preservación. Se fomentará la producción de copias de acceso para evitar una excesiva manipulación de los documentos a preservar. FUENTE: <www.unesco.org/new/es/communication-and-information/flagship-project-activities/memory-of-the-world/ about-the-programme/objectives/>. CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 39
  • 5. Educación PATRIMONIAL Concepción y misión del Programa Memoria del Mundo Establecidos los principios y criterios rectores, podemos presentar las principales tareas que efectúa el Programa Memoria del Mundo, sin-tetizadas en el documento de la UNESCO (2002) Directrices para la salvaguardia del patrimonio documental:9 1.1.5. El Programa Memoria del Mundo deter-mina el patrimonio documental de importancia internacional, regional y nacional; lo inscribe en un registro, y otorga un logotipo para identificar-lo. Facilita asimismo su preservación y el acceso sin discriminación. Además, organiza campañas para sensibilizar sobre el patrimonio documental, alertar a los poderes públicos, a los ciudadanos y a los sectores empresarial y comercial de las nece-sidades de preservación y para recaudar fondos. Más adelante, se describen –y actualizan–, también de manera sintética, la concepción y misión del Programa: 2.3.1. La concepción del Programa Memoria del Mundo es que el patrimonio documental mun-dial pertenece a todo el mundo, debería ser ple-namente preservado y protegido por todos y, con el debido respeto de los hábitos y prácticas culturales, debería ser accesible para todos de manera permanente y sin obstáculos. 2.3.2. La misión del Programa Memoria del Mun-do es incrementar la conciencia y la protección del patrimonio documental mundial y lograr su accesibilidad universal y permanente.10 Son, pues, tareas de este programa, levantar censos a través de los archivos y bibliotecas y diversos repositorios de las colecciones, fondos 9 Ibidem, p. 1. 10 Ibidem, p. 5 (uso de negritas en el original). constitución como para la preservación y restitu-ción de esas memorias que tienen una existencia real, la cual descansa en documentos que se ca-racterizan por sus variados soportes materiales. Por último, no podríamos cerrar este aparta-do sin preguntarnos qué es un documento y por qué se afirma que los documentos contienen memoria. Un documento es aquello que documenta o consigna algo, un acontecimiento, una idea, un deseo, una creencia, con un propósito intelec-tual deliberado, que si bien puede expresarse de distintas maneras y en distintos soportes, para ser considerado como documento debe cumplir con las siguientes características: ser móvil (ex-ceptuando aquellos documentos cuyos sopor-tes estén integrados a estructuras inamovibles como, por ejemplo: las estelas de piedra, los pe-troglifos, las inscripciones y dibujos rupestres o aquellos documentos que forman parte del edificio que las alberga; consistir en signos/có-digos, sonidos y/o imágenes; ser conservable; ser reproducible y trasladable; y ser fruto de un proceso de documentación (elaboración docu-mental) deliberado.8 Respecto a la segunda pregunta –¿por qué se afirma que los documentos contienen me-moria?–, aunque la respuesta es aparentemen-te simple, nos remite a la complejidad mayor de la condición humana: su intencionalidad y la necesidad de comunicación. Un documento contiene memoria, es memoria, porque se ela-bora con una intención, una finalidad explícita, un esfuerzo intelectual y técnico deliberado que tiene, siempre, como horizonte, la presencia de los otros. De ahí la importancia de su significa-do y valor cultural. A este asunto volveremos después, cuando hablemos del Registro de la Memoria del Mundo. 8 Ray Edmondson, op. cit., pp. 6-7. 40 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
  • 6. La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… De esta última intención, se derivó la crea-ción del Registro de la Memoria del Mundo, en el que, desde su creación en 1995, se incluyen –como en el caso de la lista del Patrimonio Mun-dial Cultural y Natural– los bienes documenta-les que constituyen un legado, un patrimonio para las generaciones pasadas, presentes y fu-turas. Entre estos bienes pueden contarse, por ejemplo, las tablillas de arcilla que dieron sopor-te a la escritura cuneiforme, los archivos en que se registraron intercambios comerciales, o las grabaciones sonoras y las películas del intersiglo XIX-XX y el siglo XX, o bien, documentos como los códices precolombinos y los incunables. El Registro de la Memoria del Mundo se pro-pone la inscripción de documentos y garantizar su accesibilidad y disponibilidad en línea. Con ese propósito, recoge todos los documentos que cumplen con criterios determinados y que, con-cordantes en principio con los criterios plantea-dos en el informe final de la primera Reunión del Comité Consultivo Internacional del Pro-grama Memoria del Mundo de 1993, se reclasi-fican y amplían. De acuerdo con la representatividad e im-portancia mundial de los documentos, así como con el cumplimiento de los distintos criterios, se han establecido tres tipos de registro: el registro internacional, que es propiamente el Registro de la Memoria del Mundo, y los registros re-gionales y nacionales. Los registros nacionales incluyen los documentos aprobados e inscritos por las comisiones nacionales de la UNESCO (en el caso de México, el Registro de Memoria del Mundo comprende los documentos aprobados por la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO, Conalmex-SEP), en tanto que los re-gionales incluyen documentos que tienen valor para toda una región (es el caso, por ejemplo, de los que procesa el Comité Regional para América Latina y el Caribe, y el correspondien-te Registro Regional de Memoria de Mundo). o documentos que han sufrido daños y cuya preservación esté en peligro, y fomentar y apo-yar la realización de proyectos y estrategias de trabajo orientados no sólo a la preservación sino, también, a la localización y registro de fon-dos de la memoria documental. Es común a ambas tareas (censos y desarro-llo de proyectos), el interés por valorar, facilitar y promover el desarrollo de nuevas técnicas y procedimientos de preservación y conservación; así como el desarrollo y fortalecimiento de la conciencia sobre la importancia y valor de estos bienes y la consecuente formación de profesio-nales de este ámbito. Dada la naturaleza de los bienes, dichos profesionales provienen funda-mentalmente de campos como la archivonomía, la bibliotecología, la bibliotecología escolar,11 la museología, la historia cultural, la restauración y conservación,12 la cinematografía, la etnomu-sicología, así como la edición y legislación so-bre el patrimonio y los derechos autorales,13 las ciencias de la comunicación y las tecnologías de la información.14 11 Véanse Richard Ebdon y Sara Gould, The IFLA/UNESCO School Library Guidelines, s/l, IFLA, 2002; y Jan Lyall, Memory of the World: A Survey of Current Library Preservation Activities, París, UNESCO, 1996 (CII-96/WS-7). Disponible en: <unesdoc.unesco. org/images/0010/001091/109150E.pdf>. 12 Véase George Boston, Safeguarding the Documentary Herita-ge: A Guide to Standards, Recommended Practices and Reference Literature Related to the Preservation of Documents of All Kinds, París, UNESCO, 1998. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ images/0011/001126/112676eo.pdf>. 13 Véase Jules Larivière, Legislación sobre depósito legal: directrices, París, UNESCO, 2000 (CII.00/WS/7). Disponible en: <unesdoc. unesco.org/images/0012/001214/121413s.pdf>. 14 Véanse Richard Ebdon y Sara Gould (comps.), Survey on Di-gitisation and Preservation, IFLA/UNESCO, 1970. Disponible en: <www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/HQ/CI/CI/pdf/ mow/IFLA%20UNESCO%20Survey%20on%20Digitisation%20 and%20PreservationEN.pdf>; Jean-Michel Rodes, Geneviève Piejut y Emmanuèlle Plas, Memory of the Information Society, París, UNESCO, 2003; y Kevin Bradley, Risks Associated with the Use of Recordable CDs And DVDs as Reliable Storage Media in Archival Collections: Strategies and Alternatives, París, UNESCO, 2006 (CI/INF/2006/1 REV) (v. inglés). Disponible en: <unesdoc. unesco.org/images/0014/001477/147782e.pdf>. CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 41
  • 7. Educación PATRIMONIAL Las tablillas con escritura cuneiforme son bienes documentales que constituyen un legado y se incluyen en el Registro de la Memoria del Mundo Bin im Garten en commons.wikimedia.org Este último aspecto se valora en función de cinco criterios: 1. Tiempo, época de datación. 2. Lugar de creación. 3. Contexto social, histórico, cultural político y artístico en que fue creado. 4. Tema o asunto con que se relacione (por ejem-plo, la historia local, regional, la política, el desarrollo del deporte, la técnica o el arte). 5. Valor estético y estilístico, así como valor y riesgo de su soporte material.16 A los cinco criterios mencionados se añade un sexto criterio, que –a diferencia de los estipu-lados en Directrices para la salvaguardia del patri-monio documental, revisado en 2002– fue aproba-do en la octava reunión del Comité Consultivo Internacional, realizada en Pretoria, Sudáfrica, 16 Idem. Un mismo documento puede, atendiendo a sus características y los criterios que cumple, for-mar parte de uno, dos o los tres registros, de-pendiendo de su importancia e influencia y de aspectos tales como su rareza, su integridad, el nivel de amenaza de destrucción y las posibili-dades reales de gestión para su preservación.15 Los principales elementos que un documen-to debe cumplir para que su candidatura y re-gistro como parte de la Memoria del Mundo sea considerada son los siguientes: • Ser auténtico, es decir, no ser un documento apócrifo ni de procedencia e identidad des-conocidas. • Ser único e irremplazable, de ahí que su pér-dida o deterioro constituya una pérdida para la humanidad. • Ser de trascendencia mundial. 15 Ray Edmondson, op. cit., p. 20. 42 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
  • 8. La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… último depende de los sujetos y su comunidad, quienes, al apropiarse afectivamente del objeto o bien patrimonial, en este caso documental, le atribuyen un valor real y simbólico y una fun-ción social. Valor real y simbólico y función so-cial que sólo pueden generarse si los sujetos y las comunidades tienen acceso amplio, oportu-no y permanente a los documentos motivo de sus afectos; acceso que, por otra parte, constitu-ye un derecho humano cultural. Abdelaziz Abid, secretario general de la Bi-blioteca Nacional de Túnez y especialista del Programa Memoria del Mundo, en una entrevis-ta realizada por Jasmina Sopova, habla de la im-portancia relativa del tema de la conservación: La conservación no es el objetivo esencial del programa [Memoria del Mundo], sino un medio y una condición imprescindibles para que ciuda-danos del mundo entero puedan tener acceso al patrimonio documental. El objetivo primordial, en última instancia, es permitir el acceso a los contenidos de documentos que han permanecido guardados bajo llave durante siglos, hasta el ad-venimiento de la era de la comunicación. ¿Cuán-tas personas han tenido la posibilidad de admirar la Biblia de Gutenberg, antes de la era digital? 18 Hoy en día, cualquiera puede contemplarla. Recordemos que fueron los actos y las crea-ciones de personajes como Gutenberg y Come-nio los que, haciendo accesible al pueblo un bien documental, revolucionaron la vida religiosa y pedagógica. En su obra El mundo en imágenes,19 18 Jasmina Sopova, “El patrimonio documental en la era digital: entrevista con Abdelaziz Abid”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, pp. 3-4. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ images/0018/001894/189454s.pdf>. 19 Se sugiere revisar: Ma. Esther Aguirre, “Enseñar con textos e imágenes. Una de las aportaciones de Juan Amós Comenio”, en Revista Electrónica de Investigación Educativa, vol. 3, núm. 1. Disponible en: <redie.uabc.mx/vo13no1/contenido-lora.html>. en junio de 2007, y se incorpora al documento Directrices… como “Addendum 1”. El nuevo criterio introducido dice: 6. Importancia social y espiritual y significación para la comunidad. Este concepto constituye también un medio para expresar la importancia de un documento o un conjunto de documentos desde el punto de vista de su valor espiritual o sagrado. Permite a una co-munidad determinada demostrar su apego afectivo a ese documento o esos documentos por su contribución a la identidad y la cohesión social de dicha comunidad. La aplicación de este criterio debe reflejar una importancia actual, es decir que el patrimonio do-cumental debe tener un valor afectivo para las perso-nas que viven hoy en día. Una vez que las personas que han venerado el patrimonio documental por su importancia social y espiritual o su significa-ción para la comunidad dejan de hacerlo, o ya no están en vida, ese patrimonio pierde su impor-tancia específica y, con el tiempo, puede adquirir valor histórico.17 Este último criterio en el que se concentra y sintetiza ese valor para el ser humano del docu-mento, que se deriva del apego afectivo y valor atribuido por la comunidad, tiene para nosotros importancia fundamental, pues en él se expresa el tránsito del interés por el objeto patrimonial y sus características –en este caso el objeto pa-trimonial documento–, al interés por los sujetos que le conceden valor y significación y lo man-tienen vivo como patrimonio. Tránsito e interés que son los ejes de nuestra propuesta de educa-ción patrimonial. Así, descubrimos un elemento que no habíamos considerado antes: el docu-mento puede tener valor histórico y, sin embar-go, carecer de valor como patrimonio, pues este 17 Ray Edmondson, op. cit., “Addendum 1” (al párrafo 4.2.5), s/p. CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 43
  • 9. Educación PATRIMONIAL Comenio se pone al servicio de la idea de la ac-cesibilidad del bien documental; servicio por el que fue acusado de herético y perseguido por la Inquisición. Con acciones como éstas, en las que la importancia de los sujetos se alza por encima de la sacralidad de los objetos, se han alfabetizado poblaciones para las que estaba vedada la letra. Tres ejemplos del papel de la memoria documental: la historia del primer largometraje del mundo, los tesoros perdidos de Tombuctú, y los archivos de la trata negrera Es conocido por los cinéfilos, que deben la pri-mera función de cinematógrafo, el 28 de diciem-bre de 1895, a los hermanos Auguste y Louis Lumière. Sin embargo, ha permanecido casi en el olvido, que el primer largometraje fue escrito y dirigido por Charles Tait. En The Story of the Kelly Gang, película de una hora de duración, estrenada el 26 de diciembre de 1906, Tait narra-ba una historia que había conmovido el periodo poscolonial de Australia y “había alcanzado la consideración de mito en la psique de todos los ciudadanos”.20 En ese filme se representaban las hazañas de una banda de ladrones coman-dada por Ned Kelly, cuyos actos de resistencia frente a la corrupción policiaca y la defensa del honor de las mujeres los colocaba en la catego-ría de héroes. En una nación construida, entre otras cosas, gracias al esfuerzo de los presos confinados, exiliados, en la isla, las hazañas de Kelly –semejantes a las de los colonos del viejo oeste– arraigaron en un pueblo que iba cons-truyendo sus propios mitos fundacionales y su identidad. Así, los pedazos de película sueltos, 20 Jo Chichester, “El regreso de la banda de Kelly”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, p. 5. Disponible en: <unesdoc. unesco.org/images/0018/001894/189454s.pdf>. © National Film and Sound Archive, Kelly Gang Poster, Canberra, Australia, 1906. En: www.unesco-ci.org/photos/showphoto.php/photo/1956/title/kelly-gang-poster-2c-190/cat/579 Cartel de la película The Story of the Kelly Gang 44 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
  • 10. La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… Charles Tait escribió y dirigió The Story of the Kelly Gang dispersos y olvidados por los exhibidores de la época, hoy reunidos y restaurados, constituyen un documento de altísimo valor para la identi-dad nacional australiana, que permanece en el ánimo y la memoria colectiva de sus habitantes. El documento forma parte ya del Registro de la Memoria del Mundo. ¿Quién diría que una pelí-cula de vaqueros australiana es hoy depósito de la identidad nacional? Por la dinámica propia de la historia, nadie sabe los tesoros que se pueden encontrar y su valor testimonial. Tal es el caso de los tesoros documentales de Tombuctú, “ciudad encara-mada en las alturas del río Níger a su paso por Mali, [que] encierra la clave de gran parte de la memoria escrita de Sahel”. Quince mil docu-mentos se han catalogado en Tombuctú; son la memoria de los desarrollos científicos, artísticos y literarios que convocaron a la universidad de Sankore a más de 25 000 estudiantes provenien-tes de distintas partes de África. La erudita “ciu-dad © National Film and Sound Archive, Dan Kelly & Joe Byrne, Canberra, Australia, 1906. En: www.unesco-ci. org/photos/showphoto.php/photo/1945/title/dan-kelly26amp-3b-joe-by/cat/579 de los 333 sabios”, en la que se enseñaba la lengua árabe y la avanzada ciencia islámica, se había nutrido de los intelectuales andaluces exiliados en África tras la persecución y expul-sión de su tierra (Al-Andalus) perpetrada por los reyes católicos Isabel y Fernando en el año 1492. En estas tierras africanas, que muchos pre-juzgan de exclusiva tradición oral, permanecen testimonios documentales de una grandeza cul-tural hoy apenas calculada.21 Como se constata en estos documentos, los exilios y las migracio-nes siguen enriqueciendo las historias de los pueblos que los acogen. Tal es el caso de la migración más vergon-zosa y dolorosa sufrida en América. A lo largo y ancho del nuevo continente, la Europa colo- 21 Jean Michel Djian, “Tombuctú desvela un lado oculto de la historia de África”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, p. 7. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/images/0018/0018 94/189454s.pdf>. Dan Kelly y Joe Byrne mythicalmonkey.blogspot.mx CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 45
  • 11. Educación PATRIMONIAL de gran importancia respecto a este tráfico hu-mano que se prolongó durante el siglo XVIII y hasta el XIX, cuando la esclavitud fue abolida en distintos países.22 Estos documentos contienen, sobre todo, la historia de una infamia de la que aún queda mucho por investigar, rescatar y decir, y que será de gran ayuda para perfilar y construir una historia africana, americana y europea diferente. Queda claro en los ejemplos antes mencio-nados, que no existe memoria ni patrimonio neutral o inocente pues, como sostiene Eduardo Nivón: El patrimonio […] no es un conjunto canónico de bienes físicos o inmateriales, sino un proceso 22 Louis Bergés, “Balizas de la historia: los archivos de la trata negrera”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, pp. 14-15. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/images/0018/001894/18 9454s.pdf>. Documentos de Tombuctú nial promovió la explotación de esclavos negros traídos de manera forzada a través del Atlánti-co. Esta trata negrera, que se prolongó durante casi cuatro siglos y enriqueció a comerciantes y propietarios esclavistas, quedó documentada en más de veintisiete kilómetros de documen-tos que contienen, entre otros asuntos: registros de las transacciones económicas en la tierra de origen; descripciones, memorias y relatos de los viajes; rutas de la esclavitud; contratos de com-praventa de los hombres y mujeres negros; na-rraciones de la vida cotidiana; y registros y ba-lances comerciales de compañías navieras que monopolizaban la trata humana entre 1675 y 1791, como la holandesa West-Indische Com-pagnie, la británica Royal African Company, la danesa Dansk-Vestindien y la francesa Com-pagnie des Indes. En los archivos de los prin-cipales puertos negreros: Liverpool, Bristol, Londres, La Rochelle, Burdeos, Nantes, El Ha-vre, Middelburg y Ámsterdam, obran fondos © Alida Boye, Manuscript, Timbuktu, Mali. En: www.unesco-ci.org/photos/showphoto.php/photo/1490/title/manuscript/cat/525 46 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
  • 12. La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… Ilustración que muestra los planos de cubierta y secciones transversales del barco de esclavos británico Brookes, 1788 www.loc.gov CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 47
  • 13. Educación PATRIMONIAL Patrimonio documental sobre la resistencia y la lucha por los derechos humanos en República Dominicana, 1930-1961 relacionado con la actividad y la agencia huma-na, un instrumento de poder simbólico, inde-pendientemente de la época histórica en que se examine. En ese sentido, el patrimonio nunca es inerte, sino una constante recreación asociada a la formación de identidades individuales, grupales o nacionales. Por tanto, lo que importa del patri-monio es la forma como son percibidos los obje-tos 23 de la memoria. Todas las memorias (individuales y colec-tivas, de un pasado lejano o cercano, e incluso la memoria del horizonte que nos proponemos alcanzar) traen consigo una carga de sentidos que, al mismo tiempo que las constituye, pue-de también deformar, suprimir o sustituir sus 23 Eduardo Nivón, “Del patrimonio como producto. La inter-pretación del patrimonio como espacio de intervención cul-tural”, en Eduardo Nivón y Ana Rosas Mantecón (coords.), Gestionar el patrimonio en tiempos de globalización, México, UAM-Iztapalapa / Juan Pablos Editor, 2010, p. 20. © Museo Memorial de la Resistencia Dominicana, República Dominicana. En: www.unesco.org/new/es/communication-and-information/ resources/multimedia/photo-galleries/preservation-of-documentary-heritage/memory-of-the-world-register contenidos. La idea de una “memoria nacional” sostenida en ciertos documentos (por ejemplo, el acta de independencia expresada como uni-versal para toda la población de un país, inclui-dos quienes quedan excluidos de la libertad que debe garantizar toda vida independiente) puede deformar o bien sustituir las memorias particulares de los diversos pueblos que confor-man esa nación y de la visión de independencia que sostenían y a la que aspiran. La memoria de un pueblo se compone tanto de memorias compartidas –es decir que contie-nen elementos comunes– como de memorias en conflicto –es decir, memorias que recuerdan e impulsan una nueva versión, versiones diferen-tes a la versión única instituida. El patrimonio documental protegido por el Programa Memo-ria del Mundo nos abre, y facilita la posibilidad de que emerjan, estas nuevas historias; será tarea de todos, especialmente de los maestros, transmitirlas. 48 CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014
  • 14. La Memoria del Mundo: INSPIRACIÓN PARA LA… LARIVIÈRE, Jules, Legislación sobre depósito legal: directrices, París, UNESCO, 2000 (edición revisada, aumentada y ac-tualizada de la publicación de Jean Lunn, UNESCO,1981) (CII.00/WS/7). Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ images/0012/001214/121413s.pdf>. LYALL, Jan, Memory of the World: A Survey of Current Library Preservation Activities, París, UNESCO, 1996 (CII-96/WS-7) (v. francés e inglés). Disponible en: <unesdoc.unesco. org/images/0010/001091/109150E.pdf>. NIVÓN Bolán, Eduardo, “Del patrimonio como producto. La interpretación del patrimonio como espacio de inter-vención cultural”, en Eduardo Nivón y Ana Rosa Man-tecón (coords.), Gestionar el patrimonio en tiempos de glo-balización, México, UAM-Iztapalapa / Juan Pablos Editor, 2010, pp. 15-35. PROGRAMME “Mémoire du monde”, Première réunion du Comité consultatif international du Programme “Mémoi-re du monde”, Pultusk, Pologne, 12-14 septembre 1993, Rapport final [Informe final de la Primera Reunión del Comité Consultivo Internacional del Programa Me-moria del Mundo], París, UNESCO, 1993 (PGI 93/WS.17) (v. francés). Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ images/0009/000963/096365fb.pdf>. RODES, Jean-Michel, Geneviève Piejut y Emmanuèlle Plas, Memory of the Information Society, París, UNESCO, 2003 (v. francés e inglés). Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ images/0013/001355/135529e.pdf>. SOPOVA, Jasmina, “El patrimonio documental en la era di-gital: entrevista con Abdelaziz Abid”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, pp. 3-4. Disponible en: <unesdoc. unesco.org/images/0018/001894/189454s.pdf>. UNESCO-Memory of the World, Safeguarding the Documen-tary Heritage of Humanity, París, UNESCO, 2011 (CI-2010/ WS/3-CLD 119.10) (v. francés e inglés). Disponible en: <unesdoc.unesco.org/images/0018/001877/187733e. pdf>. Lista completa del Registro Memoria del Mundo Si el lector desea conocer la lista completa de docu-mentos inscritos en el Registro de Memoria del Mun-do, puede consultarla en: <www.unesco.org/new/es/communication-and-information/ flagship-project-activities/memory-of-the- world/register/full-list-of-registered-heritage/>. Fuentes AGUIRRE, Ma. Esther (2001), “Enseñar con textos e imáge-nes. Una de las aportaciones de Juan Amós Comenio”, en Revista Electrónica de Investigación Educativa, vol. 3, núm. 1, 2001. Disponible en: <redie.uabc.mx/vol3no1/ contenido-lora.html>. BERGÈS, Louis, “Balizas de la historia: los archivos de la trata negrera”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, pp. 14-15. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ images/0018/001894/189454s.pdf>. BOSTON, George y Milton Keynes, Safeguarding the Docu-mentary Heritage: A Guide to Standards, Recommended Practices and Reference Literature Related to the Preservation of Documents of All Kinds, París, UNESCO, 1998 (CII.98/ WS/4) (v. francés e inglés). Disponible en: <unesdoc. unesco.org/images/0011/001126/112676eo.pdf>. BRADLEY, Kevin, Risks Associated With the Use of Recordable CDs And DVDs as Reliable Storage Media in Archival Collec-tions: Strategies and Alternatives, París, UNESCO, 2006 (CI/ INF/2006/1 REV) (v. inglés). Disponible en: <unesdoc. unesco.org/images/0014/001477/147782e.pdf>. CHICHESTER, Jo, “El regreso de la banda de Kelly”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, pp. 5-6. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/images/0018/001894/189454s. pdf>. DJIAN, Jean Michel, “Tombuctú desvela un lado oculto de la historia de África”, en El Correo de la UNESCO, núm. 5, 2007, pp. 7-9. Disponible en: <unesdoc.unesco.org/ images/0018/001894/189454s.pdf>. EBDON, Richard y Sara Gould (comps.), Survey on Digiti-sation and Preservation, IFLA/UNESCO, 1999 (v. francés e inglés). Disponible en: <www.unesco.org/new/fi-leadmin/ MULTIMEDIA/HQ/CI/CI/pdf/mow/IFLA%20 UNESCO%20Survey%20on%20Digitisation%20and%20 PreservationEN.pdf>. , The IFLA/UNESCO School Library Guidelines, IFLA/ UNESCO, 2002 (v. francés e inglés). Disponible en: <archi-ve. ifla.org/VII/s11/pubs/sguide02.pdf>. EDMONDSON, Ray (coord.), Memoria del Mundo: Directri-ces para la salvaguardia del patrimonio documental, París, UNESCO, 2002 (ed. revisada) (CII-95/WS). Disponible en: <unesdoc.unesco.org/images/0012/001256/125637s. pdf>. GARCÍA, Idalia y Bolfy Cottom, El patrimonio documental de México, Reflexiones sobre un problema cultural, México, Mi-guel Ángel Porrúa / Cámara de Diputados LX Legislatu-ra, 2010. Disponible en: <biblioteca.diputados.gob.mx/ janium/bv/ce/scpd/LX/patri_doc.pdf>. CORREO del MAESTRO núm. 217 junio 2014 49