Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Nuevo curriculo nacional de la educacion basica nivel inicial 2017

18.248 visualizaciones

Publicado el

NUEVO CURRÍCULO NACIONAL DE LA EDUCACIÓN BÁSICA - NIVEL INICIAL 2017

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

Nuevo curriculo nacional de la educacion basica nivel inicial 2017

  1. 1. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016
  2. 2. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 INDICE PRESENTACIÓN.....................................................................................................................................3 I. PRESENTACIÓN DEL NIVEL INICIAL...............................................................................................4 II. CONDICIONES GENERALES PARA EL NIVEL DE EDUCACIÓN INICIAL...........................................7 III. AREAS CURRICULARES Y COMPETENCIAS..............................................................................10 3.1. Área de Personal Social......................................................................................................11 3.2. Área Psicomotriz.................................................................................................................26 3.3. Área de Comunicación........................................................................................................38 3.4. Área de Castellano como segunda lengua.........................................................................62 3.5. Área de Descubrimiento del Mundo..................................................................................72 3.6. Área de Matemática...........................................................................................................88 3.7. Área de Ciencia y Tecnología............................................................................................100 IV. COMPETENCIAS TRANSVERSALES A LAS ÁREAS..................................................................108 4.1. Se desenvuelve en entornos virtuales generados por las TIC.........................................108 4.2. Competencia transversal Gestiona su aprendizaje de manera autónoma ....................114 Glosario Bibliografía
  3. 3. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 PRESENTACIÓN Los programas curriculares presentan de manera organizada las competencias que se espera desarrollen los estudiantes y que forman parte de la visión declarada en el Perfil de Egreso al término de la Educación Básica. Desde esta perspectiva, los programas curriculares de los niveles de Inicial, Primaria y Secundaria se organizan por áreas curriculares según el Plan de Estudios de cada nivel educativo. Las áreas curriculares son una forma de organización articuladora e integradora de las competencias que se busca desarrollar en los estudiantes y de las experiencias de aprendizaje afines. Estos programas contienen los enfoques, que son los marcos teóricos y metodológicos que orientan los procesos de enseñanza y aprendizaje; orientaciones generales para el desarrollo de las competencias que se espera que los estudiantes desarrollen a través de cada área curricular y las vinculaciones entre competencias de diveras áreas. Luego, se presentan las definiciones de las competencias y sus capacidades, con sus respectivos estándares de aprendizaje, que son los niveles de progresión de las competencias y que definen niveles esperados de las mismas al final de cada ciclo de la Educación Básica Regular. Finalmente se ofrece una ficha con un conjunto de desempeños que ilustran el avance y el logro del nivel esperado de la competencia al final de cada ciclo, según las edades de los estudiantes, seguido de algunas condiciones que favorecen el desarrollo de las competencias, en relación al espacio, los materiales y el rol del docente.
  4. 4. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 I. PRESENTACIÓN DEL NIVEL INICIAL Es el primer nivel de la Educación Básica Regular. Se hace cargo de la atención educativa de niños y niñas menores de 6 años. La atención educativa en el nivel Inicial se organiza en dos ciclos que responden a las características madurativas y de desarrollo del infante. El primer ciclo atiende a niños y niñas de 0 a 2 años; el segundo ciclo, a niños y niñas de 3 a 5 años de edad, aproximadamente. Ambos ciclos se desarrollan de forma escolarizada y no escolarizada. En el primer caso se da a través de los servicios de Cuna que atienden a niños y niñas de 0 a 2 años, y de los servicios de Cuna Jardín que atienden a niños y niñas de 0 a 5 años. En el segundo caso, se desarrollan a través de los Programas No Escolarizados de Educación Inicial-PRONOEI, de entornos comunitarios y de entornos familiares para el ciclo I y el ciclo II. La Educación Inicial es una etapa de gran relevancia, pues en ella se establecen las bases para el desarrollo del potencial biológico, afectivo, cognitivo y social de niños y niñas. Está orientada al desarrollo de competencias, reconociendo en niños y niñas sus propias particularidades, ritmos de desarrollo e intereses. El nivel Inicial enfatiza la capacidad de estos para actuar e interactuar por propia iniciativa con su ambiente, generando las condiciones físicas y afectivas que les brinden la oportunidad de construir una base sólida para sus vidas. De igual manera, el nivel subraya la capacidad de los adultos para acompañar y atender respetuosamente al niño, favoreciendo su desarrollo. Esta atención se realiza en estrecha relación y complemento con la labor educativa de la familia, por ser este el primer espacio de socialización y principal institución de cuidado y educación del niño durante los primeros años de vida. Así también, en el marco de la atención integral, se promueven acciones intersectoriales para incluir el componente educativo en la vida cotidiana de los niños que son atendidos por otros sectores, como los de salud, inclusión social o protección. De este modo, se pretende atender pertinente y oportunamente las necesidades de salud, nutrición, protección, acceso al registro legal de identidad y cuidado, garantizando las condiciones básicas para su desarrollo. La Educación Inicial contribuye a un adecuado proceso de transición del hogar al sistema educativo y constituye el primer espacio público en el cual los niños se inician en la formación como ciudadanos. Asimismo, el nivel de Educación Inicial se articula con el nivel de Educación Primaria en concepciones sobre la infancia y en enfoques pedagógicos que responden a las características de desarrollo de los niños, y a las diferencias individuales y socioculturales de los estudiantes. El nivel de Educación Inicial abarca los ciclos I y II de la EBR: CICLO I Comprende a los niños de 0 a 2 años. En los primeros años de vida, los niños muestran una evolución acelerada y compleja de cambios a nivel motriz, cognitivo, socioemocional y comunicacional. Se toma especial atención a la organización de espacios y objetos que respondan a sus características, necesidades e intereses, así como a sus procesos madurativos. Para brindar una atención educativa de calidad en estas edades, se plantea organizar grupos de atención teniendo en cuenta el nivel de desarrollo motor autónomo en el que se encuentran. Por lo tanto, un solo servicio educativo podría atender a niños y niñas de los diferentes grupos etarios: de 0 a 9 meses, de 10 a 18 meses, de 19 a 24 meses y de 25 a 36 meses aproximadamente. El desarrollo de la niñez en este primer ciclo está marcado por el inicio del proceso de individuación. En este proceso la persona se reconoce a sí misma y se diferencia de las otras, es decir, desarrolla de
  5. 5. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 manera progresiva su identidad. La atención en este ciclo propicia que los niños adquieran confianza y seguridad en sus capacidades para actuar con iniciativa y autonomía. Esta actuación se produce a través de las actividades exploratorias y sensoriomotrices indicadas para esta etapa, las cuales les permite descubrir diferentes aspectos de su entorno. Asimismo, internalizan formas de comportamiento social para vincularse efectivamente con otros. A medida que se promueven estas interacciones, los niños manifiestan progresivamente mayor interés por integrarse y participar en pequeños grupos. Por otro lado, desde el desarrollo de su motricidad, van adquiriendo mayor dominio de su cuerpo en el espacio, se sienten más seguros y con mayores recursos para conocer el mundo que los rodea. Desde edades muy tempranas, prima la comunicación no verbal (gesto, mímica, postura, mirada y voz) y, a partir del primer año, el incremento del repertorio de palabras en niños y niñas hace posible que puedan comunicarse de forma verbal con los adultos que los rodean. En este ciclo, se promueve que los niños puedan expresar sus necesidades, emociones e intereses a través de la comunicación verbal y no verbal. En esta interacción, que se da de manera continua con el adulto referente, niños y niñas llegan a comprender lo que dicen y hacen las personas de su entorno, y pueden responder con gestos, movimientos o palabras. Los niños y niñas construyen su pensamiento a partir de la acción y la interacción, descubren el mundo a través de su cuerpo y aprenden del entorno que les rodea por medio de la exploración. CICLO II Comprende a los niños de tres a cinco años. En su organización, contempla la atención a niños que cumplen 3, 4 o 5 años al 31 de marzo del año lectivo. Al igual que en ciclo I de la Educación Inicial, en estas edades, se propicia de forma gradual la atención a cada una de las condiciones que favorecen el proceso de desarrollo y aprendizaje de nuestros niños y niñas, teniendo en cuenta que la organización de espacios, el tiempo y los objetos respondan a sus características, necesidades e intereses, así como a sus procesos madurativos. A partir del proceso de individuación iniciado en los primeros años de vida, los niños de estas edades han logrado diferenciarse de los demás, por lo que se fortalece en este ciclo la construcción de su identidad desde el conocimiento y valoración de sí mismos. Aprenden a expresar mejor y con mayor seguridad sus emociones, y a regularlas por sí solos o en compañía de un adulto cuando es necesario. A medida que fortalecen todos estos aspectos de su desarrollo, niños y niñas son capaces de abrirse al mundo social, ampliando su grupo de juego y participación, aprendiendo a convivir con los demás, a cuidar los espacios y recursos comunes que utilizan dentro y fuera de la escuela, y a construir normas de convivencia. Logran una mayor conciencia acerca de las características y posibilidades de su cuerpo, así como un mayor dominio, control y coordinación de sus posturas y movimientos, evidenciando una mayor autonomía en el cuidado de sí mismos. Se expresan naturalmente a través de la vía corporal y motriz, ampliando sus capacidades creativas. Afianzan su expresión verbal, enriquecen su lenguaje oral ampliando su vocabulario y aprenden a adecuar su lenguaje a los contextos sociales donde hablan. Se ponen en contacto con el mundo escrito desde diversas prácticas sociales de lectura y escritura de acuerdo a sus posibilidades y niveles de desarrollo. Así también, a través de lenguajes artísticos, pueden expresar las vivencias de su entorno familiar y local. De la misma manera, a estas edades se construye la noción de cantidad y espacio. Desarrollan su capacidad de comparar cantidades usando cuantificadores, realizar ordenamientos y agrupaciones
  6. 6. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 según sus propios criterios, y resolver problemas que implican acciones de juntar, agregar, quitar o establecer relaciones en el espacio en relación a sí mismos y a otras personas. Su curiosidad natural los motiva a explorar el ambiente que los rodea y a preguntar sobre aquello que es de su interés. Una flor marchita o una fruta podrida son hechos de la vida cotidiana sobre los cuales formulan preguntas y posibles explicaciones. Estas situaciones ponen a prueba sus ideas y aprenden a observar, describir y a obtener información de diversas fuentes, construyendo así sus primeras representaciones sobre los objetos, seres vivos y fenómenos de la naturaleza.
  7. 7. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 II. CONDICIONES GENERALES PARA EL NIVEL DE EDUCACIÓN INICIAL En el nivel de Educación Inicial consideramos que las condiciones que se brindan a los niños y niñas son de vital importancia para su desarrollo y aprendizaje. Por ello, en el currículo se brindan algunas ideas sobre aquellas condiciones que se requieren asegurar en los diferentes servicios educativos de atención a niños o niñas, para el logro de sus aprendizajes. a. El espacio y los materiales: En el nivel inicial, el espacio y los materiales son recursos fundamentales en el proceso de desarrollo y aprendizaje de los niños. Por tanto, requieren de una atención especial y una mirada sensible para que respondan a sus características madurativas, intereses y necesidades. La organización del espacio, así como los materiales a utilizar, responden a un propósito pedagógico; por ello, deben ser planificados guardando una intencionalidad clara. Al planificar la disposición espacial y de los materiales de nuestra institución educativa o aula debemos garantizar las siguientes condiciones: En relación al espacio - Debe ser amplio, de modo que permita a cada niño desplazarse, actuar con comodidad y realizar actividades que no interfieran con las de los demás. Esta condición es importante para generar relaciones de respeto y tranquilidad entre los niños. - Debe ser seguro, evitando elementos u objetos que puedan generar peligro (enchufes, escaleras, armarios u otros elementos que no estén bien asegurados). - Debe ser ecológico, que sean un ambiente respetuoso del medio natural y que garantice la debida utilización de los recursos naturales (luz natural, madera, plantas, etc.). - Debe ser ventilado, iluminado y limpio, que propicie un ambiente adecuado para el desarrollo de las actividades. - Debe ser funcional, que facilite el desplazamiento de niños y niñas con seguridad y autonomía de acuerdo a su edad y a sus posibilidades de movimiento. Para los niños de Ciclo I, el espacio debe ser adecuado de acuerdo a la edad. En el caso de los bebés de más de 3 meses que aún no se desplazan, se puede colocar una manta o tela gruesa resistente y saludable sobre una base firme y plana. Y, para los bebés que se desplazan, el espacio debe estar libre de materiales fijos (como mesas y sillas) a fin de favorecer el transito libre y seguro. - El aula debe generar un clima acogedor, evitando sobrecargar las paredes con carteles, afiches o imágenes que no contribuyen a mantener la armonía y el orden en el aula. Para ello se sugiere relacionar materiales y objetos, en cuanto al número, pertinencia y lugar donde se ubican. - La ambientación debe ser producto de un proceso de apropiación de los niños. Cada elemento que es colocado por los niños en su espacio tiene un significado y un uso para ellos. - En la organización del espacio se considera espacios internos, delimitados por paredes, elementos separadores movibles o plegables; los intermedios, los de tránsito entre el espacio externo e interno; y los espacios externos referidos a espacio libres como los patios. En relación a los materiales
  8. 8. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 - Deben estar en buen estado (limpios, no tóxicos y conservados) ya que así se invita a niños y niñas a usarlos e incentivar su cuidado. Los materiales sucios o rotos generan riesgo y no reflejan el respeto que se merecen los niños. - Deben ser variados y pertenecer a dos clases: materiales estructurados (rompecabezas, muñecas, pelotas, etc.) y no estructurados (cajas, telas, arena, embudos, etc.), de manera que ofrezcan muchas posibilidades de uso, transformación y exploración. - Deben estar organizados en canastas o estantes y permanecer al alcance de los niños para que los puedan usar, manipular, transportar, sacar y guardar con facilidad de acuerdo a sus intereses, favoreciendo así su autonomía. - Deben ser pertinentes a las características madurativas de los niños y al contexto. - Se debe contar con materiales suficientes para todos los niños del grupo. - Deben ser seguros y resistentes, asegurando la calidad y evitando cualquier riesgo de accidentes. b. El rol del adulto: El adulto acompaña el desarrollo y aprendizaje de cada niño con una actitud de respeto, valorando sus características y promoviendo un clima de comunicación y atención pertinente. Su rol es establecer un vínculo afectivo con los niños a través de los cuidados y atenciones cotidianas pertinentes que les posibiliten sentirse cada vez más seguros. Comprender las etapas del desarrollo de los niños es necesario para acompañarlos en el proceso de construcción de su identidad y socialización, identificando y respetando sus intereses, deseos e iniciativas. Debemos asegurar las siguientes condiciones: - Acompañar a los niños durante el desarrollo de las actividades, de manera atenta, afectuosa, estando disponibles a sus requerimientos. - Dirigirse al niño por su nombre de manera cálida durante las interacciones. Evitar el uso de diminutivos o palabras que sustituyen su nombre (gordito, papachito, etc.). - Anticipar las actividades que van a realizar los niños o que se van a realizar con los niños. Por ejemplo: “voy a acomodarte el pantalón para que sigas jugando”, “Después del refrigerio iremos a jugar”. - Promover el respeto a los acuerdos y normas del aula. - Reconocer y valorar las actividades y proyectos de acción que los niños emprenden. - Observar y escuchar de manera permanente a los niños para conocerlos, comprender su desarrollo e intervenir de forma oportuna. - Registrar aspectos relevantes del desarrollo de los niños. - Desarrollar una actitud relajada para interactuar con niñas y niños (desde nuestra disposición corporal y nuestra voz). Al tener esta actitud nos daremos cuenta de que cada vez serán más los momentos de comunicación con nuestros niños. - Evitar la angustia por seguir la programación tal cual se había previsto. - Intervenir de forma adecuada con preguntas que los ayuden a reflexionar y elaborar sus respuestas. - Intervenir para problematizar, para responder sus preguntas, para ayudar a resolver un conflicto, para ser espectador de alguna actividad (por ejemplo, una obra de títeres). - Generar vínculos afectivos con los niños. - Decidir cuándo ceder el protagonismo a los niños. - Generar interacciones positivas con los niños a través de gestos, expresiones y tonos de voz. Las palabras y silencios del docente, así como sus posturas y formas reflejan cómo piensan y sienten sobre los niños con los que trabajan.
  9. 9. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 - Promover el trabajo individual y en pequeños grupos. - Reflexionar con los niños sobre lo que han aprendido y cómo lo han aprendido. - Compartir con las familias los logros de los niños. A partir de la presentación de estas condiciones generales consideradas para el nivel de Educación Inicial, se han descrito condiciones mucho más específicas tanto para el primer como para el segundo ciclo, vinculadas a cada uno de los aspectos anteriormente mencionados (rol del adulto, ambientación, espacios y materiales). Estas condiciones aparecen a continuación de cada uno de los desempeños descritos por ciclo para las áreas curriculares. Se espera que con ellas exista mayor claridad en aquellas condiciones que, como adultos, debemos asegurar para el logro de las competencias establecidas en cada una de las áreas curriculares, para nuestros niños y niñas.
  10. 10. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 III. AREAS CURRICULARES Y COMPETENCIAS A continuación se presenta la tabla de organización de las áreas curriculares consideradas para los programas curriculares del ciclo I y del ciclo II del nivel de Educación Inicial. CICLO I CICLO II Áreas Competencias Áreas Competencias Enfoques transversales: Interculturalidad, Atención a la diversidad, Ambiental, de Derechos, Orientación al bien común y Búsqueda de la excelencia Competencias transversales a las áreas: Se desenvuelve en los entornos virtuales generados por las TIC y Gestiona su aprendizaje Personal Social Construye su identidad Personal Social Construye su identidad Convive y participa Convive y participa democráticamente Psicomotriz Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad Psicomotriz Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad Comunicación Comprende y produce textos orales Comunicación Comprende y produce textos orales Se inicia en la lectura en su lengua materna Se inicia en la escritura en su lengua materna Crea proyectos desde los lenguajes del arte Crea proyectos desde los lenguajes del arte Castellano como segunda lengua Comprende y produce textos orales en Castellano como segunda lengua Descubrimiento del mundo Construye la noción de cantidad Matemática Construye la noción de cantidad Establece relaciones espaciales Establece relaciones espaciales Explora su entorno para conocerlo Ciencia y Tecnología Explora su entorno para conocerlo 4áreas 8 competencias 6 áreas 14 competencias
  11. 11. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 11 3.1. Área de Personal Social _________________________________________________________________________________ El desarrollo personal y social es un proceso fundamental para la vida de las personas, para estar en armonía consigo mismas, con los otros y con la naturaleza. La construcción de la identidad en los primeros años de vida se logra a partir de las vivencias con la familia y la escuela, que son los primeros espacios donde niños y niñas se relacionan con otras personas. Tales espacios constituyen la comunidad en la que ellos empezarán a desarrollarse. Viviendo en comunidad empezarán a construir su identidad, a interactuar y convivir, ejerciendo sus derechos, cumpliendo sus deberes y respetando las diferencias. Las características propias de los niños y niñas hacen que el tratamiento curricular en este nivel educativo no recaiga sobre todas las competencias que deben ser logradas por los estudiantes al final de la EBR, sino sobre aquellas que constituyen la base para el desarrollo y aprendizaje del niño y niña en el nivel de Educación Inicial y en sus aprendizajes futuros. En ese sentido, las competencias que desarrollan los aspectos básicos de los estudiantes en los ciclos I y II son: Construye su identidad y Convive y participa democráticamente. Competencias del área de Personal Social Convive y participa democráticamente Construye su identidad
  12. 12. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 12 x Enfoque del área de Personal Social En esta área, el marco teórico y metodológico que orienta la enseñanza – aprendizaje corresponde asume los enfoques de Desarrollo personal y Ciudadanía activa.  El enfoque de Desarrollo personal enfatiza el proceso que lleva a los seres humanos a construirse como personas, alcanzando el máximo de sus potencialidades en un proceso continuo de transformaciones biológicas, cognitivas, afectivas, comportamentales y sociales que se dan a lo largo de la vida. Este proceso permite a las personas no solamente conocerse a sí mismas y a los demás, de modos cada vez más integrados y complejos, sino también vincularse con el mundo natural y social de manera más integradora. En este proceso de desarrollo el área enfatiza el respeto por la iniciativa propia y el trabajo a partir de las experiencias de cada estudiante y de aquellas que son posibles de ser vividas y pensadas, aun cuando todavía no se haya tenido experiencia directa con ellas.  La Ciudadanía activa asume que todas las personas son ciudadanos con derechos y responsabilidades que participan del mundo social propiciando la vida en democracia, la disposición al enriquecimiento mutuo y al aprendizaje de otras culturas, así como una relación armónica con el ambiente. Para lograrlo, enfatiza los procesos de reflexión crítica sobre la vida en sociedad y el rol de cada persona en ella, promueve la deliberación acerca de aquellos asuntos que nos involucran como ciudadanos y la acción sobre el mundo de modo que este sea cada vez un mejor lugar de convivencia y respeto de derechos. Enfoques transversales La atención a la diversidad es un eje del área Personal Social, ya que promueve la valoración e inclusión de todas las personas y el reconocimiento de sus características, intereses y necesidades particulares. Por ejemplo, se hace uso de material propio de la zona, y se respetan los procesos de aprendizaje y desarrollo de cada niño, así como las costumbres de las familias. Además, entendiendo que la diversidad de creencias de nuestros estudiantes constituye una riqueza en las instituciones educativas, el área busca desarrollar puntos en común para poder promover el trato equitativo de todos ellos. El docente debe tomar en cuenta la diversidad entre los estudiantes en términos culturales, sociales, étnicos, religiosos, y respecto de las diferencias entre hombres y mujeres, estilos y ritmos de aprendizaje, y niveles de conocimiento. Esa diversidad es un desafío que los docentes tienen que contemplar y abordar permanentemente. Particularmente el área de Personal Social pone en valor la interculturalidad al formar ciudadanos que reconozcan y valoren la diversidad de nuestro país, y tengan interés por conocerla. Promueve el reconocimiento de las diferencias entre las personas y la búsqueda de alternativas para valorarlas en los espacios en los que los estudiantes se desenvuelven. Plantea el reto de superar la visión de la diversidad sociocultural como un problema, para construir juntos un proyecto colectivo de sociedad, en un marco de respeto a valores y normas consensuadas. Para lograrlo, el área contribuye al desarrollo de una actitud intercultural crítica. Por ejemplo, se promueve el conocimiento de la diversidad cultural de los niños del aula y de otras culturas; igualmente, se respeta la lengua materna de las niñas y niños. Esta mirada intercultural supone también aceptar como válidas distintas formas de espiritualidad que responden no sólo a distintos credos (o ausencia de estos), sino también a la existencia de cosmovisiones ligadas a diferentes tradiciones culturales. Asimismo, el área contribuye a que los estudiantes reconozcan al ambiente como el escenario donde y con el que conviven. El ambiente contribuye a que se desarrollen como personas y que puedan protegerlo y aprovecharlo sostenidamente. De igual manera, al formar ciudadanos informados, responsables y activos, el área permite que los estudiantes se comprometan y participen de manera crítica en asuntos públicos vinculados al desarrollo sostenible, y a hacer frente al cambio climático. Por ejemplo, los niños tienen la posibilidad de interactuar con el ambiente y cuidarlo en sus actividades cotidianas.
  13. 13. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 13 Vinculación de las competencias del área y las de otras áreas El logro de los aprendizajes relacionados al área de Personal social requiere la vinculación de sus competencias. Al elaborar las normas de convivencia del aula ponemos en práctica aquellos valores éticos que se han afianzado en la familia y en el aula. Asimismo, cuando trabajamos temas relacionados con la familia podemos hacerlo tanto desde el modo en que el entorno contribuye a la formación de la identidad, así como desde la historia familiar. El área también requiere del desarrollo de competencias de otras áreas. En el caso del área de Comunicación, las competencias comunicativas favorecen la expresión oral con respecto a un tema común o asunto público y a la representación de los deseos para el bienestar de todos. Asimismo, las competencias vinculadas a la aplicación de la ciencia y la tecnología contribuyen a la comprensión del ambiente desde su interacción con ella. Finalmente, las competenicas del área de Personal social se vinculan con la del área de Psicomotricidad a partir del conocimiento y posiblidades que el niño tiene de su cuerpo para la construcción de su identidad.
  14. 14. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 14 Competencias, capacidades y estándares de aprendizaje del área de Personal Social En esta sección se ofrecen las definiciones de las competencias del área de Personal Social que todos los estudiantes peruanos deben desarrollar a lo largo de su trayectoria escolar, así como de las capacidades que se combinan en esta actuación. Cada competencia viene acompañada de sus estándares de aprendizaje que son los referentes para la evaluación formativa de las competencias, porque describen niveles de desarrollo de cada competencia desde el inicio hasta el fin de la escolaridad, y definen el nivel esperado al finalizar un ciclo escolar. Los estándares de aprendizaje constituyen criterios precisos y comunes para reportar no solo si se ha alcanzado el estándar, sino para señalar cuán lejos o cerca está cada estudiante de alcanzarlo. De esta manera ofrecen información valiosa para retroalimentar a los estudiantes sobre su aprendizaje y ayudarlos a avanzar, así como, para adecuar la enseñanza a los requerimientos de las necesidades de aprendizaje identificadas. Asimismo, los estándares de aprendizaje sirven como referente para la programación de actividades que permitan demostrar y desarrollar competencias de los estudiantes. La organización de los estándares de aprendizajes en la Educación Básica Regular se muestra en la siguiente tabla: Nivel 8 Nivel destacado Nivel 7 Nivel esperado al final del ciclo VII Nivel 6 Nivel esperado al final del ciclo VI Nivel 5 Nivel esperado al final del ciclo V Nivel 4 Nivel esperado al final del ciclo IV Nivel 3 Nivel esperado al final del ciclo III Nivel 2 Nivel esperado al final del ciclo II Nivel 1 Nivel esperado al final del ciclo I Así mismo, se incluye una ficha con un conjunto de desempeños que ilustran el avance y el logro del nivel esperado de la competencia al final de cada ciclo, según los grados en los que se encuentran los estudiantes.
  15. 15. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 15 Competencia CONSTRUYE SU IDENTIDAD. El estudiante conoce y valora su cuerpo, su forma de sentir, de pensar y de actuar desde el reconocimiento de las distintas identidades que lo definen (histórica, étnica, social, sexual, cultural, de género, entre otras) como producto de las interacciones continuas entre los individuos y los diversos contextos en los que se desenvuelven (familia, escuela, comunidad). No se trata que los estudiantes construyan una identidad “ideal”, sino que cada estudiante pueda –a su propio ritmo y criterio– ser consciente de las características que lo hacen único y de aquellas que lo hacen semejantes a otros. En el nivel Inicial, la competencia Construye su identidad parte de la comprensión de los niños sobre el conocimiento de su propio cuerpo, sus gustos, preferencias y habilidades. En esta etapa, la familia es el principal espacio en el que se reciben los cuidados y la atención, en un marco de cariño, lo que permite la construcción de vínculos seguros. En la medida que estos vínculos estén bien establecidos, el niño será capaz de relacionarse con otros niños, maestra y otros adultos con mayor seguridad e iniciativa. En estas interacciones el niño va construyendo su propia identidad, la visión de sí mismo, de los demás y del mundo afirmándose como sujeto activo, con iniciativa, derechos y con competencias. Asimismo va reconociendo sus emociones y aprendiendo a expresarlas de manera adecuada con la compañía del adulto. En ese sentido, esta competencia implica la combinación de las siguientes capacidades:  Se valora a sí mismo: Parte por reconocer las características, cualidades, limitaciones y potencialidades que lo hacen ser quien es, que le permiten aceptarse, sentirse bien consigo mismo y ser capaz de asumir retos y alcanzar sus metas. Además, se reconoce como integrante de una colectividad sociocultural específica, desarrollando un sentido de pertenencia a su familia, escuela, comunidad, país y mundo.  Autorregula sus emociones: Es reconocer y tomar conciencia de sus emociones, a fin de poder expresarlas de manera adecuada, considerando su etapa de desarrollo, el contexto, los patrones culturales diversos y las consecuencias que estas tienen para sí mismo y para los demás. Ello le permite regular su comportamiento, en favor de su bienestar y el de los demás.
  16. 16. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 16 Estándares de aprendizaje de la competencia Construye su identidad Ciclo Descripción de niveles del desarrollo de la competencia Nivel destacado Construye su identidad al tomar conciencia de los aspectos que lo hacen único, cuando se reconoce a sí mismo y se valora y es capaz de alcanzar sus metas. Se reconoce como parte de un mundo globalizado y que puede intervenir en él. Evalúa sus propias emociones y comportamientos en función de su bienestar y el de los demás. En una situación de conflicto moral, razona en función de principios éticos, que intenta universalizar. Justifica la importancia de considerar la dignidad, los derechos humanos y la responsabilidad de las acciones, así como la reciprocidad en las relaciones humanas. Se plantea metas éticas de vida1y articula sus acciones en función a ellas. Vive su sexualidad de manera responsable y placentera, respetando la diversidad en un marco de derechos. Establece relaciones afectivas positivas basadas en la reciprocidad, el respeto, el consentimiento y el cuidado del otro. Identifica signos de violencia en las relaciones de amistad o pareja. Argumenta la importancia de tomar decisiones responsables en la vivencia de la sexualidad en relación a su proyecto de vida. Nivel esperado al final del ciclo VII Construye su identidad al tomar conciencia de los aspectos que lo hacen único, cuando se reconoce a sí mismo y valora sus identidades2sus logros y los cambios que se dan en su desarrollo. Se reconoce como parte de un mundo globalizado. Manifiesta sus emociones, sentimientos, logros e ideas distinguiendo el contexto y las personas, y comprendiendo sus causas y consecuencias. Asume una postura ética frente a una situación de conflicto moral, integrando en su argumentación principios éticos, los derechos fundamentales, la dignidad de todas las personas. Reflexiona sobre las consecuencias de sus decisiones. Se plantea comportamientos que incluyen elementos éticos de respeto a los derechos de los demás y de búsqueda de justicia teniendo en cuenta la responsabilidad de cada quien por sus acciones. Se relaciona con los demás bajo un marco de derechos, sin discriminar por género u orientación sexual y sin violencia. Desarrolla relaciones afectivas, de amistad o de pareja, basadas en la reciprocidad y el respeto. Identifica situaciones que vulneran los derechos sexuales y reproductivos y propone pautas para prevenirlas y protegerse frente a ellas. Nivel esperado al final del ciclo VI Construye su identidad al tomar conciencia de los aspectos que lo hacen único, cuando se reconoce a sí mismo a partir de sus características personales, culturales y sociales, y de sus logros, valorando el aporte de las familias en su formación personal. Se desenvuelve con agrado y confianza en diversos grupos. Selecciona y utiliza las estrategias más adecuadas para regular sus emociones y comportamiento, y comprende las razones de los comportamientos propios y de los otros. Argumenta su posición frente a situaciones de conflicto moral, considerando las intenciones de las personas involucradas, los principios éticos y las normas establecidas. Analiza las consecuencias de sus decisiones y se propone comportamientos en los que estén presentes criterios éticos. Se relaciona con igualdad o equidad y analiza críticamente situaciones de desigualdad de género en diferentes contextos. Demuestra respeto y cuidado por el otro en sus relaciones afectivas, y propone pautas para prevenir y protegerse de situaciones que afecten su integridad en relación a la salud sexual y reproductiva. Nivel esperado al final del ciclo V Construye su identidad al tomar conciencia de los aspectos que lo hacen único, cuando se reconoce a sí mismo a partir de sus características personales, sus capacidades y limitaciones reconociendo el papel de las familias en la formación de dichas características. Aprecia su pertenencia cultural a un país diverso. Explica las causas y consecuencias de sus emociones, y utiliza estrategias para regularlas. Manifiesta su punto de vista frente a situaciones de conflicto moral, en función de cómo estas le afectan a él o a los demás. Examina sus acciones en situaciones de conflicto moral que se presentan en la vida cotidiana y se plantea comportamientos que tomen en cuenta principios éticos. Establece relaciones de igualdad entre hombres y mujeres, y explica su importancia. Crea vínculos afectivos positivos y se sobrepone cuando estos cambian. Identifica conductas para protegerse de situaciones que ponen en riesgo su integridad en relación a su sexualidad. Nivel esperado al final del ciclo IV Construye su identidad al tomar conciencia de los aspectos que lo hacen único, cuando se reconoce a sí mismo a partir de sus características físicas, cualidades, habilidades, intereses y logros y valora su pertenencia familiar y escolar. Distingue sus diversas emociones y comportamientos, menciona las causas y las consecuencias de estos y las regula usando estrategias diversas. Explica con sus propios argumentos por qué considera buenas o malas determinadas acciones. Se relaciona con las niñas y niños con igualdad, reconociendo que todos tienen diversas capacidades. Desarrolla comportamientos que fortalecen las relaciones de amistad. Identifica situaciones que afectan su privacidad o la de otros y busca ayuda cuando alguien no la respeta. Nivel esperado al final del ciclo III Construye su identidad al tomar conciencia de los aspectos que lo hacen único, cuando se reconoce a sí mismo a partir de sus características físicas, habilidades y gustos. Se da cuenta que es capaz de realizar tareas y aceptar retos. Disfruta de ser parte de su familia, escuela y comunidad. Reconoce y expresa sus emociones, y las regula a partir de la interacción con sus compañeros y docente, y de las normas establecidas de manera conjunta. Explica con razones sencillas por qué algunas acciones cotidianas causan malestar a él o a los demás, y por qué otras producen bienestar a todos. Se reconoce como niña o niño y explica que ambos pueden realizar las mismas actividades. Muestra afecto a las personas que estima e identifica a las personas que le hacen sentir protegido y seguro y recurre a ellas cuando las necesita. Nivel esperado fin ciclo II Construye su identidad al tomar conciencia de los aspectos que lo hacen único. Se identifica en algunas de sus características físicas, así como sus cualidades e intereses, gustos y preferencias. Se siente miembro de su familia y del grupo de aula al que pertenece. Practica hábitos saludables reconociendo que son importantes para él. Actúa de manera autónoma en las actividades que realiza y es capaz de tomar decisiones, desde sus posibilidades y considerando a los demás. Expresa sus emociones e identifica el motivo que las originan. Busca y acepta la compañía de un adulto significativo ante situaciones que lo hacen sentir vulnerable, inseguro, con ira, triste o alegre. Nivel esperado fin ciclo I Construye su identidad al tomar conciencia de los aspectos que lo hacen único. Se identifica con algunas de sus características físicas, sus gustos, disgustos e intereses, su nombre y a los miembros de su familia. Participa en sus cuidados personales y en diversas actividades desde su iniciativa y posibilidades. Busca y acepta el consuelo y compañía de su adulto significativo cuando se siente vulnerado e inseguro, así como cuando algunas de sus acciones afectan a otro. 1 Entendemos metas éticas de vida como por ejemplo: ser justo, ser responsable, entre otros. 2 Estas identidades son la familiar, cultural, sexual, de género, étnica, política, entre otras.
  17. 17. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 17 Competencia Construye su identidad Ciclo I Cuando el niño construye su identidad combina las siguientes capacidades:  Se valora a sí mismo  Regula sus emociones Descripción del nivel de la competencia esperado al fin del ciclo I Construye su identidad al tomar conciencia de los aspectos que lo hacen único. Se identifica con algunas de sus características físicas, sus gustos, disgustos e intereses, su nombre y a los miembros de su familia. Participa en sus cuidados personales y en diversas actividades desde su iniciativa y posibilidades. Busca y acepta el consuelo y compañía de su adulto significativo cuando se siente vulnerado e inseguro, así como cuando algunas de sus acciones afectan a otro. Desempeños a los 9 meses Cuando el niño construye su identidad y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Manifiesta sus necesidades, sensaciones e intereses por medio de gestos, movimientos o acciones y diferencia su cuerpo del cuerpo del adulto que lo cuida, a través del tono y las sensaciones corporales que percibe. Por ejemplo, aleja su cuerpo del cuerpo de la madre al sentirse incómodo cuando está en los brazos.  Realiza actividades cotidianas que parten de su iniciativa, de acuerdo a sus intereses y sus posibilidades motrices, reconociendo su nombre cuando lo llaman al responder con gestos, volteando la cabeza, etc.  Se siente cómodo en compañía de su adulto cuidador, manifestándolo con su cuerpo y participando con agrado e iniciativa durante los momentos de cuidado (higiene, alimentación, cambio de ropa), cuando es atendido de manera afectuosa y se le anticipa las acciones que va a realizar. Por ejemplo, levanta el pie cuando el adulto referente se lo pide para ponerle las medias  Expresa sus emociones a través de risas, llantos, gestos o movimientos y reacciona ante las expresiones emocionales de otros. Desempeños a los 18 meses Cuando el niño construye su identidad y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Manifiesta las sensaciones y necesidades que percibe de su cuerpo a través de acciones, gestos y movimientos y, desde su iniciativa, empieza a alejarse de su adulto significativo para ir a la conquista del espacio y explorar nuevos ambientes y retorna de manera espontánea.  Realiza actividades cotidianas que parten de su iniciativa, de acuerdo a sus intereses y sus posibilidades motrices, reconociendo su nombre cuando lo llaman y a los miembros más cercanos de su familia.  Se siente cómodo en compañía de su adulto cuidador y las personas más cercanas. Participa con agrado e iniciativa en acciones de su cuidado cuando el adulto referente solicita de forma amable su colaboración. Por ejemplo, intenta sacarse el zapato, jala sus medias para quitárselas, se lava las manos, etc.  Expresa sus emociones a través de risas, llantos, gestos o movimientos y reacciona ante las expresiones emocionales de otros. Busca consuelo y atención del adulto para sentirse seguro y contenido frente a una emoción. Va iniciando su tolerancia a tiempos cortos de espera y a la frustración de sus deseos, al ser Desempeños a los 24 meses Cuando el niño construye su identidad y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Manifiesta sus sensaciones, necesidades e intereses y empieza a diferenciarlos de la de los otros oponiéndose o queriendo hacer las cosas por sí solo. Por ejemplo, cuando con gestos o palabras comunica “No quiero”, “yo solito”.  Realiza actividades cotidianas que parten de su iniciativa, de acuerdo a sus intereses y sus posibilidades motrices.  Se muestra cómodo en compañía de su familia, reconoce a otras personas conocidas. Participa con agrado e iniciativa en acciones de su cuidado personal y realiza algunas actividades de higiene, alimentación y orden con el deseo de hacerlo solo. Expresa alegría y orgullo por ello.  Expresa sus emociones a través de risas, llantos, gestos o movimientos y responde a las expresiones emocionales de otros. Busca consuelo y atención del adulto para regularse frente a una emoción intensa. Tolera tiempos cortos de espera y a la frustración de algunos deseos cuando es anticipado y sostenido por la presencia o la palabra del adulto cuando sus necesidades básicas están satisfechas. Por ejemplo, cuando le dicen “Este objeto no es para jugar, pero podemos utilizar este otro”. Desempeños a los 36 meses Cuando el niño construye su identidad y logra el nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Manifiesta sus sensaciones, necesidades e intereses y empieza a diferenciarse de los otros. Por ejemplo: “¡Yo no soy bebé, soy grande!”. Manifiesta su deseo por hacer las cosas por sí solo y por hacer valer sus decisiones. Por ejemplo, quiere elegir la ropa que se va a poner.  Realiza de manera autónoma actividades cotidianas que parten de su iniciativa de acuerdo a sus intereses.  Se muestra cómodo con los miembros de su familia y reconoce a otras personas conocidas. Participa con agrado e iniciativa en acciones de su cuidado personal y realiza de manera autónoma algunas actividades de higiene, alimentación y orden. Expresa alegría y orgullo por ello.  Expresa sus emociones a través de gestos, movimientos o palabras y reconoce algunas emociones en los demás cuando el adulto se lo menciona.  Busca consuelo y atención del adulto para regularse frente a una emoción y para tolerar la espera de tiempos cortos o la frustración de algunos deseos.
  18. 18. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 18 (*) Esta condición se mantiene para el II ciclo. anticipado y sostenido por la presencia o palabra del adulto significativo cuando sus necesidades básicas están satisfechas. Por ejemplo, cuando el adulto le dice: “Sé que tienes hambre, en unos minutos te daré tu leche”. Condiciones que favorecen el desarrollo de la competencia Construye su identidad en el ciclo I En relación al espacio y materiales:  Acondicionar los espacios de tal manera que las paredes estén libres de distractores y sean de colores que promuevan la tranquilidad (*)  Organizar los espacios de cuidados y de actividad autónoma para que el adulto pueda responder rápidamente a las necesidades de los niños y evitarles angustia.  Acondicionar todos los espacios y mobiliario para que los niños puedan realizar algunas actividades de cuidados por sí solos, favoreciendo así su autonomía. Por ejemplo, los lavaderos deben estar a la altura de los niños (*)  Los materiales deben ser pertinentes a las características madurativas de los niños y a sus intereses, que sean variados para el grupo, y así no se generen situaciones de conflicto por un mismo material. Deben ser de fácil manipulación (tamaño, forma, etc.), de tal manera que el niño se sienta capaz de utilizarlo (*)  Los materiales deben ser seguros y permitir la manipulación, para que la exploración y el juego sean momentos de placer, de tener iniciativas, curiosidad, de expresar, de enunciarse a través de la acción, alentar el querer ser, el yo puedo y el yo sé (*)  Los espacios de actividad autónoma deben incluir materiales que respondan a las características culturales de la región (*) En relación al rol del docente:  Estar atento a las manifestaciones de los niños (satisfacción, frustración, miedo, etc.) para acompañarlo en esos momentos.  Brindar los cuidados oportunos a los niños, acompañándolos en su progresiva autonomía (*)  Promover un ambiente tranquilo que facilite la interacción entre todos los miembros del grupo(*)  Acompañar al niño en el proceso de regular sus emociones: dándole consuelo cuando lo solicita, poniendo palabras a su emoción y/o para entender algunas emociones de sus compañeros como miedo, tristeza, enojo o felicidad (*)  Acompañar a los niños en la resolución de conflictos escuchándolos, mostrando serenidad, ayudándolos a reflexionar sobre lo ocurrido y encontrando alternativas de solución(*)  Acompañar a los niños a reconocer sus propios logros, reafirmándolos en las acciones que realiza. Así no dependerá del juicio del adulto o estímulos externos, como el uso de autoadhesivos o sellos(*)  Promover la toma de decisiones de los niños a partir de las oportunidades que se le brinden: realizar acciones por propia iniciativa, elegir determinado material para jugar, etc. (*)  Reconocer y acompañar las características particulares de cada niño de manera positiva (*)  Promover el conocimiento de las características, costumbres, formas de vida propias y de sus compañeros(*)
  19. 19. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 19 Competencia Construye su identidad CICLO II Cuando el niño construye su identidad combina las siguientes capacidades:  Se valora a sí mismo  Regula sus emociones Descripción del nivel de la competencia esperado al fin del ciclo II Construye su identidad al tomar conciencia de los aspectos que lo hacen único. Se identifica en algunas de sus características físicas, así como sus cualidades e intereses, gustos y preferencias. Se siente miembro de su familia y del grupo de aula al que pertenece. Practica hábitos saludables reconociendo que son importantes para él. Actúa de manera autónoma en las actividades que realiza y es capaz de tomar decisiones, desde sus posibilidades y considerando a los demás. Expresa sus emociones e identifica el motivo que las originan. Busca y acepta la compañía de un adulto significativo ante situaciones que lo hacen sentir vulnerable, inseguro, con ira, triste o alegre. Desempeños 3 años Cuando el niño construye su identidad y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo II realiza desempeños como los siguientes:  Se reconoce en sus características físicas y manifiesta sus necesidades e intereses, las diferencia de los demás afirmando su identidad. Por ejemplo: “Yo quiero este”.  Se reconoce como parte de su familia y de su grupo de aula e identifica a los miembros que lo integran.  Realiza actividades que parten de su iniciativa, necesidades e intereses y practica algunos hábitos de alimentación e higiene personal de manera autónoma con agrado e iniciativa.  Expresa de diferentes maneras sus emociones y con ayuda del adulto identifica las suyas y las que observa en los demás.  Busca la compañía y consuelo del adulto en situaciones en las que requiere sentirse seguro. Desempeños 4 años Cuando el niño construye su identidad y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo II realiza desempeños como los siguientes:  Se reconoce en sus características y preferencias, las diferencia de los demás afirmando su identidad. Por ejemplo: “A mí me gusta el plátano”.  Se reconoce como miembro de su familia y grupo de aula, cuenta su historia familiar y los momentos importantes de su vida.  Realiza actividades que parten de su iniciativa, necesidades e intereses y practica hábitos de alimentación e higiene personal con agrado e iniciativa y reconoce la importancia de estos para su salud.  Expresa de diferentes maneras sus emociones y reconoce las emociones en los demás mostrando su simpatía o tratando de ayudarlo.  Busca la compañía y consuelo del adulto en situaciones en las que requiere sentirse seguro o contenido. Desempeños 5 años Cuando el niño construye su identidad y logra el nivel esperado del ciclo II realiza desempeños como los siguientes:  Se reconoce en algunas de sus características, cualidades, gustos y preferencias, las diferencia de la de los demás. Por ejemplo: “Yo corro muy rápido”.  Se identifica de acuerdo a su género sin hacer distinciones en los roles que puede asumir en situaciones de juego o de la vida cotidiana.  Se reconoce como parte de su familia y grupo de aula, describe hechos importantes de su historia familiar.  Realiza actividades cotidianas de manera autónoma y da razón sobre las decisiones que toma.  Practica algunos hábitos de alimentación, cambio de ropa e higiene personal, con agrado e iniciativa y reconoce la importancia de estos para su salud.  Expresa verbalmente sus emociones, identifica las causas que lo originan y reconoce las emociones de los demás mostrando su simpatía, desacuerdo o preocupación.  Busca la compañía y consuelo del adulto en situaciones en que lo requiere.
  20. 20. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 20 Condiciones que favorecen el desarrollo de la competencia Construye su identidad en el ciclo II En relación al espacio y materiales:  Organizar el aula a través de sectores, que promuevan el juego simbólico, procurando que contenga materiales estructurados (carros, muñecas, etc.) y no estructurados (cajas, telas, cobijas, palos de escoba, etc.), que permitan la representación de sus vivencias (jugar a como si montáramos un caballo con los palos de escoba). En relación al rol del docente:  Promover la construcción de acuerdos y normas que favorecen una convivencia respetuosa entre los niños y con su entorno.  Mantener los límites claros y consistentes en el tiempo (sin cambiar de opinión de un día a otro o dependiendo de tu estado de ánimo), para que los niños puedan sentirse seguros y acompañados al realizar sus actividades.  Aprovechar situaciones en las que se involucre a los niños en la búsqueda de soluciones a los problemas que encuentran y/o conflictos que puedan afectarlos.  Acompañar a los niños en la progresiva adquisición de los hábitos de higiene y alimentación que promueven un estilo de vida saludable.  Acompañar y alentar a los niños a que escuchen a otros niños y respeten su manera de pensar.
  21. 21. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 21 Competencia CONVIVE Y PARTICIPA DEMOCRÁTICAMENTE. Es actuar en la sociedad relacionándose con los demás de manera justa y equitativa, reconociendo que todas las personas tienen los mismos derechos y responsabilidades. Implica una disposición a conocer, comprender y enriquecerse con los aportes de las diversas culturas, respetando las diferencias. De igual forma, supone tomar posición frente a aquellos asuntos que los involucran como ciudadanos y contribuir en la construcción del bienestar general, en la consolidación de los procesos democráticos y en la promoción de los derechos humanos. En el nivel Inicial esta competencia se entiende como la convivencia y la participación de los niños y niñas por propia iniciativa, es decir, cómo los niños y niñas se relacionan con las personas y empiezan a interactuar entre pares y con otros adultos distintos a su familia en el primer espacio público que es la escuela. Lo hacen a través del juego, la exploración y las actividades cotidianas que surgen en su convivencia. Además, con el acompañamiento del adulto, conocen los límites y las normas en la interacción, necesarias para la interacción y la convivencia armónica. Por otro lado, inician su participación dando su opinión, buscando soluciones o tomando acción a partir de su propia iniciativa en asuntos comunes que afectan a todo el grupo y que le interesan. A continuación se describen las capacidades que se combinan para el logro de la competencia en este nivel:  Interactúa con las personas reconociendo que todos tenemos derechos: Es establecer relaciones en las que se respetan las diferencias, se reconoce a todos como personas valiosas, y se demuestra disposición a preocuparse por el otro y a enriquecerse mutuamente. Implica actuar frente a las distintas formas de discriminación (por género, fenotipo, origen étnico, lengua, discapacidad, orientación sexual, edad, nivel socioeconómico, entre otras), así como reflexionar sobre las diversas situaciones que vulneran la convivencia democrática.  Construye y asume normas y leyes: Es producir, respetar y evaluar las normas en relación a los principios que las sustentan, así como cumplir con las leyes, reconociendo la importancia de estas para la convivencia. Supone manejar información y conceptos relacionados con la convivencia (como la equidad, el respeto y la libertad) y hacer suyos los principios democráticos (la autofundación, la secularidad, la incertidumbre, la ética, la complejidad y lo público).  Participa en acciones que promueven el bienestar común: Es proponer y gestionar iniciativas vinculadas con el interés común y con la promoción y defensa de los derechos humanos, tanto en la escuela como en la comunidad. Para ello, se apropia y utiliza canales y mecanismos de participación democrática.
  22. 22. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 22 Estándares de aprendizaje de la competencia Convive y participa democráticamente Nivel Descripción de niveles del desarrollo de la competencia Nivel destacado Convive y participa democráticamente, relacionándose con los demás respetando los derechos humanos y reconociendo la ley como garantía de la libertad y la justicia. Valora la diversidad y se relaciona interculturalmente con las personas de diferentes culturas. Utiliza reflexivamente diversos instrumentos legales para proponer normas aplicables a distintas escalas. Maneja adecuadamente los conflictos en diversos escenarios. Asume un papel protagónico para proponer, organizar y ejecutar acciones que promuevan y defiendan los derechos humanos, la justicia y el reconocimiento de la diversidad cultural. Delibera sobre asuntos públicos a partir del análisis multidimensional, sustentando su postura en fuentes confiables y principios democráticos, y estando dispuesto a reajustar su posición a partir de argumentos razonados, para aportar a la construcción de consensos. Nivel esperado al final del ciclo VII Convive y participa democráticamente, relacionándose con los demás, respetando las diferencias y promoviendo los derechos de todos, así como cumpliendo sus responsabilidades y evaluando sus consecuencias. Se relaciona con personas de diferentes culturas respetando sus costumbres y creencias. Evalúa y propone normas para la convivencia social basadas en los principios democráticos y en la legislación vigente. Utiliza estrategia de negociación y diálogo para el manejo de conflictos. Asume responsabilidades en la organización y ejecución de acciones colectivas para promover sus derechos y responsabilidades frente a situaciones que involucran a su comunidad. Delibera sobre asuntos públicos con argumentos basados en fuentes confiables, los principios democráticos y la institucionalidad, y aporta a la construcción de consensos. Rechaza posiciones que legitiman la violencia o la vulneración de derechos. Nivel esperado al final del ciclo VI Convive y participa democráticamente cuando se relaciona con los demás respetando las diferencias y los derechos de cada uno, cumpliendo sus responsabilidades y buscando que otros también las cumplan. Se relaciona con personas de culturas distintas, respetando sus costumbres. Construye y evalúa de manera colectiva las normas de convivencia en el aula y en la escuela en base a principios democráticos. Ejerce el rol de mediador en su grupo haciendo uso de la negociación y el diálogo para el manejo de conflictos. Propone, planifica y ejecuta acciones de manera cooperativa, dirigidas a promover el bien común, la defensa de sus derechos y el cumplimiento de sus responsabilidades como miembro de una comunidad. Delibera sobre asuntos públicos formulando preguntas sobre sus causas y consecuencias, analizando argumentos contrarios a los propios y argumentando su postura basándose en fuentes y en otras opiniones. Nivel esperado al final del ciclo V Convive y participa democráticamente cuando se relaciona con los demás respetando las diferencias, los derechos de cada uno, cumpliendo y evaluando sus responsabilidades. Se interesa por relacionarse con personas de culturas distintas y conocer sus costumbres. Construye y evalúa normas de convivencia tomando en cuenta sus derechos. Maneja conflictos utilizando el diálogo y la mediación en base a criterios de igualdad o equidad. Propone, planifica y realiza acciones colectivas orientadas al bien común, la solidaridad, la protección de las personas vulnerables y la defensa de sus derechos. Delibera sobre asuntos de interés público con argumentos basados en fuentes y toma en cuenta la opinión de los demás. Nivel esperado al final del ciclo IV Convive y participa democráticamente cuando se relaciona con los demás respetando las diferencias, expresando su desacuerdo frente a situaciones que vulneran la convivencia y cumpliendo con sus responsabilidades. Conoce las manifestaciones culturales de su localidad, región o país. Construye y evalúa acuerdos y normas tomando en cuenta el punto de vista de los demás. Recurre al diálogo para manejar conflictos. Propone y realiza acciones colectivas orientadas al bienestar común a partir de la deliberación sobre asuntos de interés público, en la que se da cuenta que existen opiniones distintas a la suya. Nivel esperado al final del ciclo III Convive y participa democráticamente cuando se relaciona con los demás respetando las diferencias y cumpliendo con sus responsabilidades. Conoce las costumbres y características de las personas de su localidad o región. Construye de manera colectiva acuerdos y normas. Usa estrategias sencillas para resolver conflictos. Realiza acciones específicas para el beneficio de todos a partir de la deliberación sobre asuntos de interés común tomando como fuente sus experiencias previas. Nivel esperado fin ciclo II Convive y participa democráticamente cuando interactúa de manera respetuosa con sus compañeros desde su propia iniciativa, cumple con sus responsabilidades y se interesa por conocer más sobre las diferentes costumbres y características de las personas de su entorno inmediato. Participa y propone acuerdos y normas de convivencia para el bien común. Realiza acciones con otros para el buen uso de los espacios, materiales y recursos comunes. Nivel esperado fin ciclo I Convive y participa cuando se relaciona con niños y adultos de su espacio cotidiano desde su propia iniciativa. Manifiesta a través de movimientos, gestos o palabras las situaciones que le agradan o le incomodan. Colabora en el cuidado de los materiales y espacios comunes.
  23. 23. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 23 Competencia Convive y participa democráticamente CICLO I Cuando el niño convive y participa democráticamente combina las siguientes capacidades:  Interactúa con las personas reconociendo que todos tenemos derechos  Construye y asume normas y leyes  Participa en acciones que promueven el bienestar común Descripción del nivel de la competencia esperado al fin del ciclo I Convive y participa cuando se relaciona con niños y adultos de su espacio cotidiano desde su propia iniciativa. Manifiesta a través de movimientos, gestos o palabras las situaciones que le agradan o le incomodan. Colabora en el cuidado de los materiales y espacios comunes. Desempeños 9 meses Cuando el niño convive y participa democráticamente y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Construye una relación de apego con el adulto que lo cuida, lo reconoce, se siente seguro y le muestra afecto.  Muestra cautela cuando se le acercan personas extrañas, por ejemplo, llora si una persona que no conoce lo quiere cargar. Desempeños 18 meses Cuando el niño convive y participa democráticamente y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Construye una relación de apego con el adulto significativo y sin alejarse se relaciona con otras personas de su entorno.  Muestra cautela cuando se le acercan personas extrañas, las observa y se interesa por ellas. Desempeños 24 meses Cuando el niño convive y participa democráticamente y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Interactúa por momentos cortos con otros niños que están en el mismo espacio, juega junto a ellos pero no necesariamente con ellos y vuelve al adulto significativo en situaciones en las que requiere de seguridad o contención.  Pone a prueba los límites que el adulto le da en situaciones cotidianas para sentirse seguro frente a lo que puede y quiere hacer, por ejemplo, cuando le quita un juguete a un compañero, el adulto le explica que el juguete no es suyo y que hay que devolverlo (esto va a suceder en más de una ocasión). Desempeños 36 meses Cuando el niño convive y participa democráticamente y logra el nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Se relaciona con niños y adultos de su entorno a partir de sus propios intereses y posibilidades, se aleja del adulto significativo e interactúa con otros y evita situaciones que le generan malestar o incomodidad.  Juega con otro compañero de acuerdo a sus intereses y busca al adulto en situaciones que le generan inseguridad.  Pone a prueba los límites individuales y grupales que el adulto le da en situaciones cotidianas, para sentirse seguro sobre lo que está permitido y lo que no.  Ayuda en el cuidado de los materiales y espacios que utiliza.
  24. 24. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 24 (*) Esta condición se mantiene para el II ciclo. Condiciones que favorecen el desarrollo de la competencia Convive y participa democráticamente en el ciclo I En relación al espacio y materiales:  Acondicionar los espacios de tal manera que las paredes estén libres de distractores y sean de colores que promuevan la tranquilidad (*)  Los materiales deben ser pertinentes a las características madurativas de los niños y a sus intereses, que sean variados y en cantidad suficiente para el grupo, así no se generan situaciones de conflicto por el material.  Los materiales deben ser de fácil manipulación (tamaño, forma, etc.), de tal manera que el niño se sienta capaz de utilizarlos (*)  Los espacios de actividad autónoma deben incluir materiales que respondan a las características culturales de la región (*) En relación al rol del docente:  Promover un ambiente tranquilo que facilite la interacción entre todos los miembros del grupo(*)  Acompañar a los niños en la resolución de conflictos escuchándolos, mostrando serenidad, ayudándolos a reflexionar sobre lo ocurrido y encontrando alternativas de solución(*)  Acompañar a los niños a reconocer sus propios logros, reafirmándolos en las acciones que realiza. Así no dependerá del juicio del adulto o estímulos externos, como el uso de autoadhesivos o sellos(*)  Promover la toma de decisiones de los niños a partir de las oportunidades que se le brinden: realizar acciones por propia iniciativa, elegir determinado material para jugar, etc. (*)  Promover el conocimiento de las características, costumbres, formas de vida propias y de sus compañeros(*)
  25. 25. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 25 Competencia Convive y participa democráticamente CICLO II Cuando el niño convive y participa democráticamente combina las siguientes capacidades:  Interactúa con las personas reconociendo que todos tenemos derechos  Construye y asume normas y leyes  Participa en acciones que promueven el bienestar común Descripción del nivel de la competencia esperado al fin del ciclo II Convive y participa democráticamente cuando interactúa de manera respetuosa con sus compañeros desde su propia iniciativa, cumple con sus responsabilidades y se interesa por conocer más sobre las diferentes costumbres y características de las personas de su entorno inmediato. Participa y propone acuerdos y normas de convivencia para el bien común. Realiza acciones con otros para el buen uso de los espacios, materiales y recursos comunes. Desempeños 3 años Cuando el niño convive y participa democráticamente y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo II realiza desempeños como los siguientes:  Se relaciona con niños y adultos de su entorno a partir de sus propios intereses y posibilidades.  Juega con sus pares en pequeños grupos y solicita ayuda del adulto en situaciones que le cuesta resolver.  Participa en actividades grupales poniendo en práctica las normas y límites que conoce.  Demuestra cuidado en el uso de recursos, materiales y espacios compartidos. Desempeños 4 años Cuando el niño convive y participa democráticamente y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo II realiza desempeños como los siguientes:  Se integra en actividades grupales, propone ideas de juego y sus normas, sigue la de los demás de acuerdo a sus intereses. Por ejemplo: No vale agarrar la pelota.  Se relaciona con sus compañeros, se interesa por conocer sus costumbres y lugares de procedencia.  Participa en la construcción de acuerdos y normas, basadas en las situaciones que incomodan a todos.  Colabora en actividades colectivas orientadas al cuidado de los recursos, materiales y espacios compartidos. Desempeños 5 años Cuando el niño convive y participa democráticamente y logra el nivel esperado del ciclo II realiza desempeños como los siguientes:  Se integra y disfruta de actividades grupales, propone ideas de juego y sus normas, se pone de acuerdo con todos para elegir un juego.  Realiza responsabilidades en su aula para colaborar con el orden, limpieza y bienestar de todos.  Se relaciona con sus compañeros con respeto y se interesa por conocer sus costumbres y lugares de procedencia.  Participa en la construcción colectiva de acuerdos y normas, basados en situaciones que lo afectan o incomodan a él o a sus compañeros.  Propone y colabora en actividades colectivas a nivel de aula y escuela orientadas al cuidado de recursos, materiales y espacios compartidos. Condiciones que favorecen el desarrollo de la competencia Convive y participa democráticamente en el ciclo II En relación al rol del docente:  Promover la construcción de acuerdos y normas que favorecen una convivencia respetuosa entre los niños y con su entorno.  Aprovechar situaciones en las que se involucre a los niños en la búsqueda de soluciones a los problemas que encuentran y/o conflictos que puedan afectarlo.  Acompañar y alentar a los niños a que escuchen a otros niños y respeten su manera de pensar.
  26. 26. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 26 3.2. Área Psicomotriz3 _________________________________________________________________________________ Todas las personas, desde que nacemos, actuamos y nos relacionamos con el entorno a través de nuestro cuerpo; con él nos movemos, exploramos, experimentamos, comunicamos y aprendemos de una manera única, acorde a nuestras propias características, emociones y pensamientos. De esta manera, los niños y las niñas interactúan y conocen el mundo que los rodea al tocar, sentir, moverse, andar, correr, saltar, entre otras acciones; y se expresan de manera espontánea por medio de sus gestos, posturas, movimientos, desplazamientos y juegos; evidenciando cómo el cuerpo, la emoción y los aprendizajes se encuentran íntimamente ligados en su desarrollo. A esto llamamos Psicomotricidad. Las características propias de los niños y niñas hacen que la mirada curricular en este nivel no sea sobre todas las competencias que deben ser logradas al final de la EBR, sino sobre aquellas que constituyen la base para el desarrollo y aprendizaje del niño y niña en Educación Inicial y en sus aprendizajes futuros. En ese sentido, la competencia que desarrolla los aspectos básicos psicomotrices es Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad y es a partir de esta competencia que se desarrollarán los aprendizajes futuros. 3 Por sus características metodológicas y su pertinencia en cada nivel, en el Educación Inicial, se denomina “Área Psicomotriz”, mientras que en los niveles de Primaria y Secundaria, “Área de Educación Física”.
  27. 27. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 27 x Enfoque del área Psicomotriz En esta área, el marco teórico y metodológico que orienta la enseñanza – aprendizaje corresponde asume el enfoque de construcción de la corporeidad, que se basa en el desarrollo humano y que concibe al hombre como una unidad funcional donde se relacionan aspectos cognitivos, motrices, sociales, emocionales y afectivos interrelacionados estrechamente en el ambiente donde se desarrollan los niños, respetando todos los procesos particulares que configuran su complejidad para su adaptación activa a la realidad. El área pone énfasis, además, en la adquisición de aprendizajes relacionados con la generación de hábitos saludables y de consumo responsable, no solo en la práctica de actividad física, sino también en el desarrollo de una conciencia sociocrítica hacia el cuidado de la salud que empieza desde la valoración de la calidad de vida. Es decir, estos aprendizajes implican un conjunto de conocimientos relacionados con el cuidado de la salud y el bienestar personal, los cuales van a permitir llevar a la práctica dichos aprendizajes. Otro eje central es la relación que establecen las personas que actúan con los otros, a través de la práctica de actividad física y a partir de los roles asumidos y adjudicados en diferentes contextos. Los niños y niñas interactúan ejercitando su práctica social, establecen normas de convivencia, incorporan reglas, pautas de conducta, acuerdos, consensos, y asumen actitudes frente a los desafíos que se le presentan (sociales, ambientales, emocionales, personales, interpersonales, corporales). Este enfoque utiliza contenidos acordes y relacionados con ciencias aplicadas a la educación, que desarrollan no sólo las capacidades físicas, sino también la identidad, autoestima, el pensamiento crítico, creativo, la toma de decisiones y resolución de problemas en contextos de la actividad física y de la vida cotidiana. Es decir, dicho enfoque busca contribuir en el proceso de formación y desarrollo humano de los niños, para su bienestar y el de su entorno. Enfoques transversales Cabe señalar que el concepto de corporeidad relacionado con el desarrollo humano desde el área de Psicomotriz, plantea desde su mirada una característica relacionada con la diversidad, ya que sus prácticas pedagógicas no van hacia la perfección del movimiento, desarrollo de capacidades físicas energéticas o a la enseñanza de fundamentos deportivos, sino hacia la formación del ser humano en todas sus dimensiones. Esto implica la atención de las variabilidades ligadas a la aceptación y respeto por las diferencias en las capacidades, necesidades, intereses, ritmo de maduración, condiciones socioculturales, etc. El valor socializador del juego como primera manifestación de tolerancia hacia las y los demás, abre espacios de aprendizaje a través de la psicomotricidad; tomando en cuenta la diversidad de las y los estudiantes en términos de género, cultura, sociedad, etnia, religión, ritmos de aprendizaje y en los niveles de conocimientos, en un contexto de aceptación y apertura, evitando cualquier forma de discriminación al promover la inclusión de todos y todas, ya que la inclusión parte de que todos somos diferentes. En este sentido, las actividades que se plantean para el desarrollo de las competencias propuestas, se encaminan a que tanto niños como niñas puedan participar equitativamente respetando su identidad y diferencias. Asimismo, la Psicomotricidad como área fomenta y garantiza la interculturalidad entendiendo que las culturas no están aisladas sino que interaccionan entre sí y van generando espacios de constante construcción e interacción en donde se deben reconocer las diferencias a fin de incorporarlas en nuestra vida diaria. En ese sentido, hay que reconocer dentro del aula la forma de interactuar de los niños y niñas con sus propios cuerpos. Cada uno de ellos, independientemente de que pertenezca a una población indígena o no, trae consigo una historia particular de relación con su cuerpo y esta comprensión y conciencia de uno mismo está influenciada por factores sociales, físicos, emocionales y psicológicos que contribuyen con su desarrollo integral. Desde el área de Psicomotriz, el enfoque ambiental planteado en diferentes entornos, contribuye a que los niños y niñas puedan interiorizar aspectos relacionados a la protección y conservación del medio ambiente, proporcionándoles conocimientos, habilidades y motivaciones a través de procesos pedagógicos que involucren actividades lúdicas y recreativas que les permitan reconocer el medio natural como espacio para su desarrollo personal, social y cuidado del ambiente. Por eso puede decirse que la psicomotricidad es un medio de adquisición de aptitudes y actitudes para contribuir a una nueva forma de ver y actuar en el mundo que nos rodea, para participar responsablemente en la prevención y solución de los problemas ambientales que están estrechamente relacionados con el desarrollo integral de las personas.
  28. 28. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 28 Vinculación de las competencias del área y las de otras áreas La competencia del área psicomotriz se vincula con las demás competencias que desarrollan los niños y niñas a través de otras áreas, ya que implican procesos cognitivos, afectivos, emocionales y comunicativos. Por ejemplo, con las competencias comunicativas, ya que las y los estudiantes al construir su cuerpo en etapas tempranas de la vida, se expresan a través del gesto, el tono, la postura y sus movimientos, comunicando emociones, sentimientos y pensamientos. En este proceso de construcción del esquema corporal, niños y niñas desarrollan nociones espacio-temporales que, más adelante, en el nivel primario, le servirán para ubicarse en un espacio y tiempo determinados y en el desarrollo de la motricidad fina, ambos como parte del proceso de la lectura y escritura. Características similares son las relacionadas con las competencias que los estudiantes desarrollan a través del área de Matemáticas, ya que las primeras nociones lógicas empiezan con el desarrollo del cálculo en la actividad sensoriomotriz, la exploración y en el juego espontáneo de niños y niñas, al igual que las nociones espacio-temporales. Así mismo, el conocimiento de las características de los objetos y las relaciones de causa-efecto de sus acciones, constituyen elementos fundamentales para el desarrollo de las competencias en el área de Ciencia y Tecnología. De igual modo, la oportunidad de ejercer su aotnomía a nivel corporal y motriz, a través del juego, donde además se fortalece el pensamiento simbólico, favorece el desarrollo de competencias de Personal Social, respecto a la identidad, autoestima y habilidades sociomotrices, las cuales constituyen un papel importante en el desarrollo integral de los niños y niñas.
  29. 29. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 29 Competencias, capacidades y estándares de aprendizaje del área Psicomotriz En esta sección se ofrecen las definiciones de las competencias del área de Psicomotriz que todos los estudiantes peruanos deben desarrollar a lo largo de su trayectoria escolar, así como de las capacidades que se combinan en esta actuación. Cada competencia viene acompañada de sus estándares de aprendizaje que son los referentes para la evaluación formativa de las competencias, porque describen niveles de desarrollo de cada competencia desde el inicio hasta el fin de la escolaridad, y definen el nivel esperado al finalizar un ciclo escolar. Los estándares de aprendizaje constituyen criterios precisos y comunes para reportar no solo si se ha alcanzado el estándar, sino para señalar cuán lejos o cerca está cada estudiante de alcanzarlo. De esta manera ofrecen información valiosa para retroalimentar a los estudiantes sobre su aprendizaje y ayudarlos a avanzar, así como, para adecuar la enseñanza a los requerimientos de las necesidades de aprendizaje identificadas. Asimismo, los estándares de aprendizaje sirven como referente para la programación de actividades que permitan demostrar y desarrollar competencias de los estudiantes. La organización de los estándares de aprendizajes en la Educación Básica Regular se muestra en la siguiente tabla: Nivel 8 Nivel destacado Nivel 7 Nivel esperado al final del ciclo VII Nivel 6 Nivel esperado al final del ciclo VI Nivel 5 Nivel esperado al final del ciclo V Nivel 4 Nivel esperado al final del ciclo IV Nivel 3 Nivel esperado al final del ciclo III Nivel 2 Nivel esperado al final del ciclo II Nivel 1 Nivel esperado al final del ciclo I Así mismo, se incluye una ficha con un conjunto de desempeños que ilustran el avance y el logro del nivel esperado de la competencia al final de cada ciclo, según los grados en los que se encuentran los estudiantes.
  30. 30. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 30 Competencia SE DESENVUELVE DE MANERA AUTÓNOMA A TRAVÉS DE SU MOTRICIDAD. Es la comprensión progresiva y toma conciencia de sí mismo en interacción con el espacio y las personas de su entorno, lo que le permite construir su identidad y autoestima. Esto supone que el estudiante se desenvuelva por propia iniciativa y de manera placentera, interiorizando y organizando sus movimientos eficazmente según sus posibilidades, en la práctica de actividades físicas como el juego, el deporte y aquellas que se desarrollan en la vida cotidiana. Este proceso se acompaña naturalmente de la expresión y comunicación a través de su cuerpo, lo que le permite manifestar ideas, emociones y sentimientos con gestos, posturas, tono muscular, entre otros. Esta competencia implica una mirada de la motricidad en la que una acción no solo involucra el movimiento sino que conlleva intención, emoción y pensamiento. En el nivel de Educación Inicial, la competencia Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad está orientada a que los niños y niñas puedan conocerse e ir tomando conciencia de sí mismos, expresándose libremente a través de la vía corporal y motriz. Es decir, los niños irán logrando, progresivamente, la construcción de su imagen y su esquema corporal, a partir de la exploración de sus movimientos, posturas y desplazamientos, en la interacción con el entorno, durante el juego y la actividad autónoma. Todo esto les permitirá lograr, de manera paulatina, el dominio de su cuerpo, el desarrollo y control de sus posturas, la coordinación de sus movimientos, y el sentido de ubicación y organización en razón al tiempo, al espacio y los otros. Igualmente, es importante tomar en cuenta que durante estas vivencias lúdicas, cotidianas y autónomas, los niños y niñas manifiestan de manera espontánea las diversas sensaciones, emociones y sentimientos. Para ello se valen de gestos, posturas, tono, ritmo y movimientos. De este modo, podrán ir ampliando sus posibilidades expresivas y creativas, con un acompañamiento adecuado y respetuoso por su propia forma de ser y de expresarse. Esta competencia implica la combinación de las siguientes capacidades:  Comprende su cuerpo: Es la interiorización progresiva que los estudiantes tienen de su cuerpo en estado estático o en movimiento y con relación al espacio, el tiempo, los otros y los objetos de su entorno, permitiéndoles el desarrollo de su personalidad y la representación mental de su cuerpo.  Se expresa corporalmente: Es el uso del lenguaje corporal para comunicar emociones, sentimientos y pensamientos. Implica utilizar el tono, los gestos, mímicas, posturas y movimientos para expresarse, desarrollando la creatividad al usar todos los recursos que ofrece el cuerpo y el movimiento.
  31. 31. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 31 Estándares de aprendizaje de la competencia Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad Nivel Descripción de los niveles de la competencia Nivel destacado Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando evalúa críticamente los procesos físicos, en relación a aspectos sociales, emocionales, afectivos y cognitivos vinculándolos con las características de su desarrollo y su identidad corporal. Demuestra habilidades en la ejecución de movimientos complejos cuando practica actividad física. Crea, se apropia y evalúa prácticas corporales y expresivas de diferentes contextos, fusionando a través del movimiento características de expresión de su cultura y de otras culturas. Nivel esperado al final del ciclo VII Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando toma conciencia de cómo su imagen corporal contribuye a la construcción de su identidad y autoestima. Organiza su cuerpo en relación a las acciones y habilidades motrices según la práctica de actividad física que quiere realizar. Produce con sus compañeros diálogos corporales4 que combinan movimientos en las que expresan emociones, sentimientos y pensamientos sobre temas de su interés en un determinado contexto. Nivel esperado al final del ciclo VI Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando relaciona cómo su imagen corporal y la aceptación de los otros influyen en el concepto de sí mismo. Realiza habilidades motrices específicas, regulando su tono, postura, equilibrio y tomando como referencia la trayectoria de objetos, los otros y sus propios desplazamientos. Produce secuencias de movimientos y gestos corporales para manifestar sus emociones con base en el ritmo y la música y utilizando diferentes materiales. Nivel esperado al final del ciclo V Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando acepta sus posibilidades y limitaciones según su desarrollo e imagen corporal. Realiza secuencias de movimientos coordinados aplicando la alternancia de sus lados corporales de acuerdo a su utilidad. Produce con sus pares secuencias de movimientos corporales, expresivos5 o rítmicos en relación a una intención. Nivel esperado al final del ciclo IV Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando comprende cómo usar su cuerpo explorando la alternancia de sus lados corporales de acuerdo a su utilidad y ajustando la posición del cuerpo en el espacio y en el tiempo en diferentes etapas de las acciones motrices, con una actitud positiva y una voluntad de experimentar situaciones diversas. Experimenta nuevas posibilidades expresivas de su cuerpo y las utiliza para relacionarse y comunicar ideas, emociones, sentimientos, pensamientos. Nivel esperado al final del ciclo III Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando comprende cómo usar su cuerpo en las diferentes acciones que realiza utilizando su lado dominante y realiza movimientos coordinados que le ayudan a sentirse seguro en la práctica de actividades físicas. Se orienta espacialmente en relación a sí mismo y a otros puntos de referencia. Se expresa corporalmente con sus pares de diferentes utilizando el ritmo, gestos y movimientos como recursos para comunicar. Nivel esperado fin ciclo II Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando explora y descubre su lado dominante y sus posibilidades de movimiento por propia iniciativa en situaciones cotidianas. Realiza acciones motrices básicas en las que coordina movimientos para desplazarse con seguridad y utiliza objetos con precisión, orientándose y regulando sus acciones en relación a estos, a las personas, el espacio y el tiempo. Expresa corporalmente sus sensaciones, emociones y sentimientos a través del tono, gesto, posturas, ritmo y movimiento en situaciones de juego. Nivel esperado fin ciclo I Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando explora y descubre desde sus posibilidades de movimiento las partes de su cuerpo y su imagen corporal. Realiza acciones motrices básicas en las que coordina movimientos para desplazarse y manipular objetos. Expresa corporalmente a través del gesto, el tono, las posturas y movimientos sus sensaciones y emociones en situaciones cotidianas.6 4 Entendemos por diálogos corporales a las secuencias rítmicas de movimiento, gestos, coreografías, imágenes, etc. 5 Dichos movimientos pueden expresar ideas, emociones, sentimientos, pensamientos, etc. 6 Pueden ser momentos de cuidado, exploración y/o juego.
  32. 32. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 32 Competencia Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad CICLO I Cuando el niño se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad combina las siguientes capacidades:  Comprende su cuerpo  Se expresa corporalmente Descripción del nivel de logro de la competencia esperado al fin del ciclo I Explora y descubre desde sus posibilidades de movimiento las partes de su cuerpo y su imagen corporal por propia iniciativa; realiza acciones motrices básicas en las que coordina movimientos para desplazarse y manipular objetos. Expresa corporalmente a través del gesto, el tono, las posturas y movimientos sus sensaciones y emociones en situaciones de la vida cotidiana (momentos de cuidado, exploración y juego).
  33. 33. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 33 Desempeños 9 meses Cuando el niño se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Participa en los momentos de cuidado mostrando su disponibilidad corporal mediante el tono y los gestos. Por ejemplo, durante el momento del cambio de pañal el bebé sonríe y acomoda su cuerpo según las acciones que el adulto le va anticipando.  Realiza acciones explorando las posibilidades de su cuerpo, el espacio y los materiales, por propia iniciativa y de acuerdo a su interés; cambia la posición de su cuerpo, pasando de boca arriba a boca abajo o viceversa, rueda o repta para desplazarse; afirmando progresivamente sus posturas y la seguridad de sus movimientos.  Explora sus manos o pies, extiende su brazo y coge un objeto que llama su atención, le da vuelta, lo pasa de una mano a otra, lo agita o se lo lleva a la boca, por propia iniciativa, apoyado en su espalda o en la postura que prefiere sobre un piso firme.  Disfruta moverse y jugar espontáneamente y expresa su placer o displacer a través del tono, gestos, posturas y movimientos, en diferentes situaciones de la vida cotidiana (momentos de cuidado, exploración y juego). Desempeños 18 meses Cuando el niño se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Colabora en los momentos de cuidado, realizando acciones o movimientos según las anticipaciones que el adulto va realizando. Por ejemplo, durante el momento del cambio de ropa, cuando el adulto le pide que levante los brazos para sacarle el polo, el niño colabora extendiendo sus brazos. Por propia iniciativa, descubre su imagen corporal en el espejo.  Realiza acciones explorando las posibilidades de su cuerpo, el espacio y los materiales, desde la postura que prefiere y de acuerdo a su interés: se sienta por sí mismo o se arrodilla; gatea o da algunos pasos solo para desplazarse; afirmando progresivamente sus posturas y la seguridad de sus movimientos.  Manipula diversos objetos de su entorno, empleando la mano o los dedos, y los manipula, sin incitación; por ejemplo, sostiene un objeto con una mano y explora con la otra, los lanza, coloca uno dentro del otro, los apila o arma pequeñas torres, se lleva la cuchara a la boca cuando come por sí mismo o el vaso para tomar agua, entre otras acciones.  Disfruta moverse y jugar espontáneamente y expresa su placer o displacer a través del tono, gestos, posturas y movimientos, en diferentes situaciones de la vida cotidiana (momentos de cuidado, exploración y juego). Desempeños 24 meses Cuando el niño se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Colabora en los momentos de cuidado, realizando acciones y movimientos de manera espontánea, tomando en cuenta las anticipaciones que el adulto va realizando. Por ejemplo, cuando es momento de colocarse los zapatos, el niño por propia iniciativa se sienta y estira sus pies para que lo ayuden. Puede reconocer su imagen corporal tanto en el espejo, fotos o videos.  Realiza acciones y movimientos explorando variadas posibilidades de su cuerpo, en relación al espacio y los materiales, de acuerdo a su interés; por ejemplo, se desplaza arrastrando o empujando objetos, camina con soltura y sin apoyo, corre libremente, intenta subir o bajar pendientes, sube escalones con el mismo pie y crea sus propia manera para bajarlos, salta desde pequeñas alturas, etc.; afirmando progresivamente sus posturas y la seguridad en sus movimientos.  Utiliza ambas manos y algunos dedos demostrando coordinación óculo-manual de acuerdo a sus posibilidades, al manipular, jugar o realizar actividades cotidianas de acuerdo a su interés e iniciativa; por ejemplo, utiliza una cuchara para comer solo, llena y vacía recipientes, abre y cierra cajones o grifos, se saca algunas prendas como medias o zapatos, entre otras acciones.  Disfruta moverse y jugar espontáneamente, expresando sus sensaciones y emociones en diversas situaciones de la vida cotidiana, a través del tono, gestos, posturas y movimientos. Por ejemplo, al experimentar diferentes texturas en los objetos, muestra su agrado o desagrado; o al descubrir que puede hacer un movimiento nuevo, se alegra. Desempeños 36 meses Cuando el niño se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad y logra el nivel esperado del ciclo I realiza desempeños como los siguientes:  Realiza acciones y movimientos en diferentes situaciones cotidianas y las relaciona con algunas partes de su cuerpo, puede nombrarlas de manera espontánea o contar que puede hacer con alguna parte de él; por ejemplo, para tirar una pelota se acerca a cogerla primero con la mano y luego puede enunciar que va a patearla con el “pie”. Se reconoce a sí mismo con plena seguridad en fotos o videos, así como frente al espejo, acercándose con la intención clara de ensayar muecas y/o movimientos.  Asimismo, Identifica y comunica algunas sensaciones o necesidades corporales, como: decir “Me pica la nariz”, avisa cuando quiere ir al baño o solicitar agua cuando tiene sed.  Realiza diversos movimientos, acciones y juegos sensoriomotores, explorando las posibilidades de su cuerpo en relación con el espacio y los materiales y manteniendo el equilibrio, por propia iniciativa y según su interés; por ejemplo, se desplaza trasladando objetos, camina aumentando su velocidad, corre, salta desde pequeñas alturas, sube y baja escalones alternando los pies, hace giros, se desliza, etc.; afirmando progresivamente sus posturas y desplazamientos, y la seguridad en sus movimientos.  Realiza movimientos de coordinación óculo-manual, empleando su mano indiferenciadamente de su brazo y antebrazo, y sus dedos con alguna precisión, de acuerdo a su interés; por ejemplo, coge objetos pequeños, encaja piezas, intenta pelar una fruta, o al modelar, pintar o dibujar con diversos materiales por propia iniciativa. Asimismo, realiza acciones que requieren coordinación óculo-podal, de acuerdo a sus intereses, como patear una pelota o caminar de puntillas.  Disfruta moverse y jugar espontáneamente, expresando sus sensaciones y emociones en diversas situaciones de la vida cotidiana, a través del tono, gestos, posturas y movimientos. Por ejemplo, al experimentar diferentes texturas en los objetos, muestra su agrado o desagrado; o al descubrir que puede hacer un movimiento nuevo, se alegra.
  34. 34. Documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Educación Básica Regular. Abril 2016 34 (*) Esta condición se mantiene para el Ciclo II. Condiciones que favorecen el desarrollo de la competencia Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad en el ciclo I En relación al espacio y materiales:  Proveer espacios amplios y despejados, que permitan a los niños y niñas tener mayores posibilidades para jugar, moverse y desplazarse, de manera cómoda y segura. (*)  Posibilitar tiempos de juego y movimiento, tanto en espacios interiores como exteriores. Estos espacios deben estar delimitados para brindarles seguridad y contención (que sepan hasta dónde pueden llegar y hasta dónde no). (*)  Proporcionar materiales y/o mobiliarios pertinentes, que posibiliten el juego y la exploración a través de su cuerpo, sus posturas y movimientos; por ejemplo: estructuras de madera a una altura adecuada para que los bebés tengan la posibilidad de sujetarse y ponerse en pie, cajas o cajones de madera donde los niños puedan jugar a entrar y salir, túneles, hamacas, telas, etc.  Poner al alcance de los niños diversos objetos y materiales con los que puedan desarrollar variadas acciones motrices, como meter, sacar, lanzar, patear, empujar, arrastrar, etc., por propia iniciativa. Por ejemplo, pelotas de trapo, peluches y/o muñecos suaves, bolsitas rellenas con diferentes pesos, cajas, canastas, bolsas de tela, bateas y recipientes de diferentes tamaños. (*) En relación al rol del docente:  Posibilitar que los niños jueguen y exploren libremente a través de su cuerpo, haciendo uso de sus posibilidades motrices y su creatividad: probando diversos movimientos, posturas y desplazamientos, de acuerdo a sus intereses y posibilidades. (*)  Respetar el desarrollo motor autónomo de cada niño, sus posturas, su forma singular de moverse y sus propios ritmos y tiempos, sin dirigirlos, presionarlos o apurarlos; contribuyendo así con una constitución favorable de su identidad y un desarrollo emocional saludable. (*)  Promover que los niños y niñas puedan medir los riesgos por sí mismos al momento de realizar sus diversos movimientos, posturas y desplazamientos; brindándoles la confianza y seguridad necesarias, a través de nuestras palabras y lenguaje corporal. (*)  Observar a los niños y niñas durante sus juegos y movimientos, prestando atención al proceso antes que a la acción en sí misma; es decir, valorando su esfuerzo, su placer y sus aprendizajes al enfrentarse a diversos retos motrices. (*)  Prestar atención a las diferentes sensaciones y/o emociones que los niños y las niñas expresan a través de sus gestos, tono, posturas, movimientos, desplazamientos y juegos, para acompañarlos asertivamente, respondiendo a sus necesidades. (*)

×