SlideShare una empresa de Scribd logo

Cuentos Andinos.docx

Estos relatos, centrados en la vida de los indígenas de Huánuco, están escritos bajo la modalidad realista y naturalista. El autor expone su punto de vista sobre el elemento indígena y la manera en que el indio vive sus pasiones, violencias, supersticiones, atavismos, goces y muertes, configurando su destino que parece regido por una tradición ancestral.6​ En esos relatos impera la violencia, algunas veces a un extremo muy sangriento, como en «Ushanan-jampi» y «El campeón de la muerte». Otro de ellos es una magnífica recreación de una leyenda prehispánica, «Las tres jircas», en la que intervienen los seres divinos de manera arbitraria en el destino de los hombres. Y también hay alguno de tema antropológico, sobre el sabor de la coca, la cual, sea dulce o amarga, advierte al indio sobre su victoria o derrota («Cómo habla la coca»). Para algunos críticos, es «Ushanan-jampi» (el último remedio), el relato que tiene mayor fuerza dramática. Escritores posteriores como José María Arguedas achacaron a López Albújar tener la visión deformada del magistrado que solo conoce a los indios desde su despacho judicial de asuntos penales.7​ Luis Alberto Sánchez reprocha también al autor el hecho de tener solo como referentes a indígenas acusados de delitos, lo que, según él, sería una mala escuela para conocer a una raza o una clase social.8​ Mario Vargas Llosa comparte esas opiniones y describe al libro como «un impresionante catálogo de depravaciones sexuales y furores homicidas del indio»; sin embargo, se equivoca en lo primero, pues en el libro no hay relatos de actos sexuales.9​ Pero a favor de López Albújar está el hecho que esa visión era parte de la realidad que él conocía y que escogió libremente, aunque fuera solo una visión parcial y quizás hasta prejuiciosa. Por eso, tal vez, a diferencia de otros narradores, en la obra de López Albújar no es la fuerza de la naturaleza, ni la opresión de los indios, los asuntos que aparecen en primer plano: es la psicología de los personajes, la naturaleza trágica de los acontecimientos.4​En torno a la ciudad de Huánuco existen tres cerros o jircas: Marabamba, Rondos y Paucarbamba. Una leyenda lugareña, de origen prehispánico, contaba el origen de esos nombres: eran de tres guerreros antiguos, venidos de lejos en busca del amor de una hermosa doncella. El autor recoge esta leyenda y la recrea de manera magistral. El curaca de esa región, llamado Pillco-Rumi, tenía una hermosísima hija única, Cori Huayta (Flor de Oro). El padre no quería que su adorada hija se casara porque para él no existía en su reino un hombre perfecto y capaz de hacerla feliz. Pero al actuar así iba contra las leyes del reino, que obligaban a toda mujer adulta a contraer matrimonio. Varios pretendientes se dispusieron a pelear para conseguir la mano de la bella Cori Huayta, entre ellos tres guerreros famosos: Maray, Runtus y Páucar, venidos de la puna, del mar y de la selva, respectivamente, al frente de numerosos ejércitos. Al verse rodeado 1

1 de 5
Descargar para leer sin conexión
Cuentos Andinos
El Toro encantado
Rasuhuillca es una laguna situada a unos quince kilómetros de la
población de Huanta. Está en medio de otras tres lagunas que la
rodean, pero Rasuhuillca es la mas grande, por lo tanto la principal.
La laguna está en la cima de un cerro que domina la entrada del
pueblo, por eso se ha construido en ella una represa que suministra de
agua para el regadío, y para el consumo del pueblo.
La tradición huantina dice que dentro de ésta laguna se encuentra un
toro negro hermoso y corpulento, sujeto con una cadena de oro cuyo
extremo guarda una anciana de cabellos canos. Hace muchos años, el
toro logro vencer a la anciana y salió a la superficie; e inmediatamente
las aguas de la laguna se embravecieron y rompieron los diques con
grandes oleajes, inundaron el pueblo, arrasaron toda la población
produciendo grandes estragos; entonces, los indios de la altura, al
darse cuenta de esto, procedieron rápidamente a echar lazo al toro y
lo hundieron nuevamente. Desde aquel día la gente teme que otra vez
el toro pueda escaparse y la laguna inunde la floreciente ciudad de
Huanta.
El Terror de los puentes
Era, por entonces, explorador y cierto día, después de una ardua tarea
de recorrido por las montañas, durante doce horas, ya cansado y con
las fuerzas rendidas, me vi en la necesidad de retornar al pueblo. Los
últimos rayos del sol se iban perdiendo tras el murallón de los cerros
y aún tenía cinco leguas de camino por delante. La noche se extendió
plena de oscuridad. Apenas si se veía a lo lejos, el fugaz centelleo de
los relámpagos y el parpadeo luminoso de los cocuyos como chispas
de un fuego invisible. Yo seguía sobre mi fatigado caballo, bajo las
sombras nocturnales. Tuve que descender por una quebrada en cuyo
fondo corría un rió caudaloso, continuando la marcha, me acerque a
un puente solitario. La difusa luz de las estrellas se volcaba sobre el
agua. Cuando me aproximé más aún, descubrí una silueta humana
apoyada sobre la barandilla del puente. Le dirigí una mirada sin
acortar el paso. Había llegado casi a la orilla del río, cuando sentí
pronto la necesidad de detenerme. Lo que vi fue, entonces, una
pequeña sombra humana. Me volví acongojado, con un terror
absurdo. No me decidía a moverme en ningún sentido. Mi caballo se
encabrito, pugnando por seguir adelante. Sin saber lo que hacía, volví
hacia atrás y al volver temerosamente la mirada pude observar que la
sombra seguía en su mismo sitio. Un temblor indescriptible recorrió
todo mi cuerpo. Tenía las manos crispadas y me era imposible usar mi
revolver. Quise gritar, pero sentí que las fuerzas me abandonaban.
Iba a desmayarme cuando escuche los lejanos ladridos de algunos
perros y, casi simultáneamente noté que la sombra saltaba hacia el río
y se desvanecía en la superficie del agua.
El Mito del Cóndor
Se dice que en una comunidad, un hombre vivía con su hija. La hija
pastaba las ovejas, llamas y otros animales. Cada día un joven vestido
con elegancia iba a visitarla. Tenía un traje negro hermoso, chalina
blanca, sombrero y todo. Cada día iba a visitar a la mujercita, y se
hicieron buenos amigos. Jugaban a todo. Un día comenzaron a jugar
de esta manera: “Álzame tu y yo te alzaré”. Bueno, comenzaron el
juego, y el joven alzo a la mujercita. Recién cuando la había alzado en
alto, la mujercita se dio cuenta de que estaba volando.
El joven puso a la mujercita dentro de un nicho en un barranco. Allí el
joven se convirtió en cóndor. Por un mes, dos meses, el cóndor criaba
a la mujercita. Le daba toda clase de carne: carne asada, carne cocida.
Cuando habían estado unos años juntos, ella llego a ser mujer. La
jovencita dio a luz un niñito, pero lloraba día y noche por su padre, a
quien había dejado en la comunidad. “¿Cómo puede estar solo mi
padre? ¿Quién está cuidando a mi padre? ¿Quién está cuidando a mis
ovejitas? Devuélveme al lugar de donde me trajiste. Devuélveme allá”,
le suplicaba al cóndor. Pero él no le hacía caso.
Un día un picaflor apareció. La joven le dijo: “¡Ay, picaflorcito, mi
picaflorcito! ¿Quién hay como tú? Tienes alas. Yo no tengo ninguna
manera de bajar de aquí. Hace más de un año, un cóndor,
convirtiéndose en joven, me trajo aquí. Ahora soy mujer. Y he dado a
luz a su niñito”. El picaflor le contestó: “Escúchame joven. No llores.
Te voy a ayudar. Hoy día iré a contarle a tu papá donde estás, y tu papá
vendrá a buscarte”. La joven le dijo: “Escúchame, picaflorcito.
¿Conoces mi casa, no? En mi casa hay hartas flores bellas, te aseguro
que si tú me ayudas, toditas las flores que hay en mi casa serán para
ti”.
Cuando dijo eso, el picaflor volvió contento al pueblo, y fue a decir al
padre de ella: “He descubierto dónde está tu hija. Está en el nicho de
un barranco. Es la mujer de un cóndor. Pero va a ser difícil bajarla.
Tenemos que llevar un burro viejo”, dijo el picaflor, y contó su plan al
viejo. Fueron, llevando un burro viejo. Dejaron el burro muerto en el
suelo. Y mientras el cóndor estaba comiendo el burro, el picaflor y el
viejo ayudaron a la jovencita a bajar del barranco. Después llevaron
dos sapos: uno pequeño, otro grande, y dejaron los sapos en el nicho
del barranco. Bajaron el viejo y su hija y fueron hacia el pueblo. El
picaflor fue donde estaba el cóndor, y le contó: “Oye, cóndor. Tu no
sabes que desgracia hay en tu casa”.
“¿Que ha pasado?” el cóndor le preguntó.
“Tu mujer y tu hijo se han convertido en sapos”. Bueno, el cóndor se
fue volando a ver. Ni la joven, ni su hijo estaban dentro del nicho,
solamente dos sapos. El cóndor se asustó, pero no pudo hacer nada; y
el picaflorcito está todos los días entre las flores en la casa de la
jovencita. Mientras ella, su hijo y su padre viven felices en la
comunidad.
El condenado
Un arriero que traía de Ayacucho cuatro cargas de plata a lomo de
mulos, por encargo de su patrón, se alojó en las inmediaciones de
Izcuchaca (Huancavelica), en un lugar denominado “Molino” de
propiedad del señor David, quien tenía su cuidador; éste muy de
madrugada, mientras el arriero cargaba el cuarto mulo, hizo desviar
una carga y arrojó solo al animal.
Mientras el cuidador se repartía el dinero con el propietario del sitio,
el arriero desesperado con su desventura a cuestas, puesto que, para
reparar la pérdida tenía que trabajar el resto de su vida y tal vez hasta
sus descendientes, impetraba de rodillas a los causantes quienes por
la codicia del dinero tornándose indolentes y sordos al clamor el pobre
indio cuyas inocentes lágrimas llegaron hasta el cielo en procura de la
justicia divina.
Al poco tiempo murió el cuidador del “molino”, su mujer y su hijo.
Aquel por ser el culpable directo se condenó, es decir, arrojado “alma
y cuerpo” de la vida ultraterrena, debía refugiarse por entre los montes
tomando la forma de un animal con cabeza humana gritando de vez
en vez: David devuelve la plata… Inclusive creen que por causa del
humo don David, dueño del molino, que aún vive, sufrió de parálisis
en sus piernas.
Algunos indios astutos aprovechan de esta superstición del
“condenado” para llevarse, en época de cosecha, un poco de cereales
de las eras.
La Laguna de Paca
Esta laguna guarda entre sus aguas las más fascinantes historias y
relatos, ubicada en el Valle de Mantaro, en la provincia de Jauja. Se ha
convertido en el punto de encuentro de propios y extraños.
Una vez bajo dios a la tierra. Llamo a la puerta de una casa. Sin abrir
le gritaron, ¡fuera sucio! Entonces siguió su camino. A poco llamo a
otra puerta, vivían allí dos pobres viejecitos que a esa hora preparaban
su comida en una ollita de barro. La comida era tan escasa que apenas
alcanzaba para una persona, entonces dios puso las manos sobre la
ollita y la comida aumento y de ella comieron los tres. Cuando
terminaron dijo dios: Vamos. El viejito antes de salir sacó de su casa
su tambor. Subieron un cerro. Los viejitos caminaban por delante, dios
por detrás. Al cabo de un rato dios pidió al viejito su tambor. Entonces
dijo dios: no vayan a volver la cara y soltó el tambor. El tambor rodaba
sonando cada vez más fuerte. Los viejitos volvieron la cara y quedaron
convertidos en piedra blanca. El tambor rodaba, rodaba, hasta que
llego al pueblo y reventó. De él salió tanta agua que anego los campos,
las casas, hasta convertir el pueblo en una laguna.
El origen de Huancayo
En cada pueblo existen versiones distintas de las historias y creaciones
de los actores sociales, por ejemplo esta es una versión del origen de
Huancayo.
Hace ya mucho tiempo, todo el Valle del Mantaro era una inmensa
laguna. Desde Jauja y Concepción, hasta el sur llegando a Sapallanga
y Pucara, todos esos lugares estaban bajo el agua. Los pobladores del
valle en aquel entonces tenían sus casas en las alturas de los cerros,
incluso hasta ahora podemos ver vestigios de sus construcciones.
En el centro de la gran laguna se podía observar desde las alturas un
enorme peñón oscuro que salía de las aguas cada mañana. Esta gran
peña se llamaba Huanca y estaba donde hoy esta la Plaza
Huamanmarca, junto a la Municipalidad de Huancayo. Paso el tiempo
y la laguna se iba llenando y llenando con las aguas de las lluvias
(recordemos que en esta parte de la sierra las precipitaciones son
altas).
Una vez, cuando los pobladores estaban en sus labores del campo,
porque ellos siempre se dedicaron a la agricultura; se escuchó un
enorme estruendo en una de las quebradas y tras el sonido pudieron
ver que las aguas de la laguna iban disminuyendo rápidamente.
Sucedió que la quebrada de Chupuro se había roto y por allí desaguaba
la laguna.
Pasaron pocas semanas y el valle se fue quedando seco, para acortar
distancias entre los pueblos, los pobladores tuvieron que bajar hacia
las partes planas; siendo allí en donde lograron hacer nuevas
construcciones para poder habitarlas. Pero la laguna no vació del todo.
En jauja se quedó la Laguna de Paca y en Ahuac la Laguna de
Ñahuinpuquio.
Una vez las aguas rompieron la quebrada de Chupuro y por allí
desaguo la laguna. El valle se fue quedando seco y se fundaron
pueblos. Pero la laguna no vació del todo. En Jauja quedó la Laguna
de Paca y Chocón; la de Ñahuinpuquio en Ahuac y la de Llulluchas en
Huayucachi.
Existen muchas lagunas en el Valle del Mantaro, posiblemente parte
del agua que desaguo de la gran laguna, hayan quedado dispersas por
todo el valle. Ahora la Laguna de Paca es una de las más reconocidas y
visitadas por los foráneos.
El Condor y El Pájaro Carpintero Andino
Estaba volando el cóndor llevando en su pico ramas de árboles para
ir terminando su nido que estaba ubicado en lo más alto de un pino.
De pronto hubo un temblor y una roca se deprendió cubriendo el nido.
Desesperado, el cóndor pedía ayuda. Solo el pájaro carpintero andino
se acerco.
– ¿Qué te pasa amigo? – preguntó el pájaro.
– Observa lo que hay en mi nido –
– ¿Cómo cayo esa piedra?
– Se desprendió de la montaña y es tan pesada que no la puedo
sacar. Ayúdame – rogaba el cóndor.
– Hay unas hojas de un árbol llamada Amambaya mágica que
al colocarlas encima de la roca esta va desbaratándose convirtiéndose
en arena. Nace en el pueblo de Colca. Voy a traerlas y llenare el nido
de ellas. Regreso pronto – recomendó el pájaro carpintero
El pájaro carpintero alzo vuelo y se alejo.
Después de cubrir la piedra con muchas hojas, la piedra se convirtió
en arena y fue cayendo por entre las ramas del nido dejando limpio el
espacio para que el cóndor pueda anidar.
El cóndor cansado y hambriento vio al pájaro en una rama del árbol y
se lanzó para comérselo. El pájaro rápido empezó a defenderse
diciéndole así me pagas y se entabló una lucha desigual. Él pájaro
carpintero era tan veloz que le picoteaba la cabeza sacándole todas
las plumas. Furioso el cóndor regreso a su nido pero este ya estaba
ocupado por una serpiente venenosa.
Cuentos Andinos.docx

Recomendados

Warma kuyay (cuento completo de J.M. ARGUEDAS con actividades escolares)
Warma kuyay (cuento completo  de J.M. ARGUEDAS con actividades escolares)Warma kuyay (cuento completo  de J.M. ARGUEDAS con actividades escolares)
Warma kuyay (cuento completo de J.M. ARGUEDAS con actividades escolares)Aurelio Miró
 
Quena, del mapa de intrumentos populares
Quena, del mapa de intrumentos popularesQuena, del mapa de intrumentos populares
Quena, del mapa de intrumentos popularesEdgar Espinoza Espinoza
 
Guion teatral
Guion teatralGuion teatral
Guion teatralmilalilu
 
Instrumentos Musicales Afroperuanos
Instrumentos  Musicales AfroperuanosInstrumentos  Musicales Afroperuanos
Instrumentos Musicales Afroperuanosjeannepujalt79
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente (20)

Historia de abancay
Historia de abancayHistoria de abancay
Historia de abancay
 
Leyenda de huacachina
Leyenda de huacachinaLeyenda de huacachina
Leyenda de huacachina
 
Cultura chavín
Cultura chavínCultura chavín
Cultura chavín
 
Alucinantes mitos y leyendas de tacna
Alucinantes mitos y leyendas de tacnaAlucinantes mitos y leyendas de tacna
Alucinantes mitos y leyendas de tacna
 
Las culturas más importantes del perú
Las culturas más importantes del perúLas culturas más importantes del perú
Las culturas más importantes del perú
 
DANZAS DE LA SIERRA
DANZAS DE LA SIERRADANZAS DE LA SIERRA
DANZAS DE LA SIERRA
 
Kawsay harawikuna
Kawsay harawikunaKawsay harawikuna
Kawsay harawikuna
 
La musica y su importancia
La musica y  su importanciaLa musica y  su importancia
La musica y su importancia
 
HUAMANGA- AYACUCHO
HUAMANGA- AYACUCHOHUAMANGA- AYACUCHO
HUAMANGA- AYACUCHO
 
Cuento La Ratita Presumida
Cuento  La Ratita PresumidaCuento  La Ratita Presumida
Cuento La Ratita Presumida
 
LA CULTURA WARI
LA CULTURA WARILA CULTURA WARI
LA CULTURA WARI
 
Cultura nazca
Cultura nazcaCultura nazca
Cultura nazca
 
Cómo influye la música en los adolescentes
Cómo influye la música en los adolescentesCómo influye la música en los adolescentes
Cómo influye la música en los adolescentes
 
500 ADIVINANZAS.pdf
500 ADIVINANZAS.pdf500 ADIVINANZAS.pdf
500 ADIVINANZAS.pdf
 
Escudo de chiclayo
Escudo de chiclayoEscudo de chiclayo
Escudo de chiclayo
 
Danzas del peru
Danzas del peruDanzas del peru
Danzas del peru
 
La zampoña
La zampoñaLa zampoña
La zampoña
 
CUENTOS DE LA LINDA CIUDAD DE CERRO DE PASCO
CUENTOS DE LA LINDA CIUDAD DE CERRO DE PASCO CUENTOS DE LA LINDA CIUDAD DE CERRO DE PASCO
CUENTOS DE LA LINDA CIUDAD DE CERRO DE PASCO
 
La Primavera - soneto
 La Primavera - soneto La Primavera - soneto
La Primavera - soneto
 
La música folklórica
La música folklóricaLa música folklórica
La música folklórica
 

Similar a Cuentos Andinos.docx

Leyendas y mitos Colombianos
Leyendas y mitos ColombianosLeyendas y mitos Colombianos
Leyendas y mitos ColombianosNicolasa
 
Tradición Oral en Colombía
Tradición Oral en ColombíaTradición Oral en Colombía
Tradición Oral en ColombíaNicolasa
 
Tradiciones y anécdotas del
Tradiciones y anécdotas delTradiciones y anécdotas del
Tradiciones y anécdotas delvjdrivers
 
Principales Mitos De Cundinamarca, Colombia
Principales Mitos De Cundinamarca, ColombiaPrincipales Mitos De Cundinamarca, Colombia
Principales Mitos De Cundinamarca, ColombiaNelson Roa
 
EL CUENTO,MITO Y LEYENDA.docx
EL CUENTO,MITO Y LEYENDA.docxEL CUENTO,MITO Y LEYENDA.docx
EL CUENTO,MITO Y LEYENDA.docxedgardmorales10
 
La viuda del tamarindo
La viuda del tamarindoLa viuda del tamarindo
La viuda del tamarindojavichoy
 
MITOS Y LEYENDAS
MITOS Y LEYENDASMITOS Y LEYENDAS
MITOS Y LEYENDASCAMILO597
 
Narración oral de pomalca de microsoft office word
Narración oral de pomalca  de microsoft office wordNarración oral de pomalca  de microsoft office word
Narración oral de pomalca de microsoft office wordLiteratura y Tradición
 
La leyenda de la huaca del sol y la luna en trujillo
La leyenda de la huaca del sol y la luna en trujilloLa leyenda de la huaca del sol y la luna en trujillo
La leyenda de la huaca del sol y la luna en trujilloJherson Cabrera Martinez
 
Elaboracion de una memoria
Elaboracion de una memoriaElaboracion de una memoria
Elaboracion de una memoriajackelineJK1
 

Similar a Cuentos Andinos.docx (20)

Leyendas ecuatorianas de renombre
Leyendas ecuatorianas de renombre Leyendas ecuatorianas de renombre
Leyendas ecuatorianas de renombre
 
Leyendas y mitos Colombianos
Leyendas y mitos ColombianosLeyendas y mitos Colombianos
Leyendas y mitos Colombianos
 
10 leyendas
10 leyendas10 leyendas
10 leyendas
 
Tradición Oral en Colombía
Tradición Oral en ColombíaTradición Oral en Colombía
Tradición Oral en Colombía
 
Tradiciones y anécdotas del
Tradiciones y anécdotas delTradiciones y anécdotas del
Tradiciones y anécdotas del
 
LEYENDAS DE CANTABRIA PARA CONTAR 1
LEYENDAS DE CANTABRIA PARA CONTAR 1LEYENDAS DE CANTABRIA PARA CONTAR 1
LEYENDAS DE CANTABRIA PARA CONTAR 1
 
Leyendas del ecuador
Leyendas del ecuadorLeyendas del ecuador
Leyendas del ecuador
 
Leyendas de ilabaya
Leyendas de ilabayaLeyendas de ilabaya
Leyendas de ilabaya
 
Principales Mitos De Cundinamarca, Colombia
Principales Mitos De Cundinamarca, ColombiaPrincipales Mitos De Cundinamarca, Colombia
Principales Mitos De Cundinamarca, Colombia
 
EL CUENTO,MITO Y LEYENDA.docx
EL CUENTO,MITO Y LEYENDA.docxEL CUENTO,MITO Y LEYENDA.docx
EL CUENTO,MITO Y LEYENDA.docx
 
La viuda del tamarindo
La viuda del tamarindoLa viuda del tamarindo
La viuda del tamarindo
 
Antologia
AntologiaAntologia
Antologia
 
MITOS Y LEYENDAS
MITOS Y LEYENDASMITOS Y LEYENDAS
MITOS Y LEYENDAS
 
Narración oral de pomalca de microsoft office word
Narración oral de pomalca  de microsoft office wordNarración oral de pomalca  de microsoft office word
Narración oral de pomalca de microsoft office word
 
Mitos y leyendas
Mitos y leyendasMitos y leyendas
Mitos y leyendas
 
La leyenda de la huaca del sol y la luna en trujillo
La leyenda de la huaca del sol y la luna en trujilloLa leyenda de la huaca del sol y la luna en trujillo
La leyenda de la huaca del sol y la luna en trujillo
 
El callejón de las manitas
El callejón de las manitasEl callejón de las manitas
El callejón de las manitas
 
Mitos y leyendas
Mitos y leyendasMitos y leyendas
Mitos y leyendas
 
Elaboracion de una memoria
Elaboracion de una memoriaElaboracion de una memoria
Elaboracion de una memoria
 
Artistica convertido
Artistica convertidoArtistica convertido
Artistica convertido
 

Último

Manejo de Emociones en la Escuela ME2 Ccesa007.pdf
Manejo de Emociones en la Escuela ME2  Ccesa007.pdfManejo de Emociones en la Escuela ME2  Ccesa007.pdf
Manejo de Emociones en la Escuela ME2 Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
FORTI-MARZO 2024.pdf. CULTURA, EDUCACIÓN, DIA DE LA MUJER
FORTI-MARZO 2024.pdf. CULTURA, EDUCACIÓN, DIA DE LA MUJERFORTI-MARZO 2024.pdf. CULTURA, EDUCACIÓN, DIA DE LA MUJER
FORTI-MARZO 2024.pdf. CULTURA, EDUCACIÓN, DIA DE LA MUJEREl Fortí
 
Reinos Y Clasificación Diapositivas.pptx
Reinos Y Clasificación Diapositivas.pptxReinos Y Clasificación Diapositivas.pptx
Reinos Y Clasificación Diapositivas.pptxkarolbustamante2911
 
Diapositivas acerca de la Biología celular
Diapositivas acerca de la  Biología celularDiapositivas acerca de la  Biología celular
Diapositivas acerca de la Biología celularchacaguasaydayana284
 
ACTA OFICIAL DE POSESIÓN DE CARGO 2024.docx
ACTA OFICIAL DE POSESIÓN DE CARGO 2024.docxACTA OFICIAL DE POSESIÓN DE CARGO 2024.docx
ACTA OFICIAL DE POSESIÓN DE CARGO 2024.docxCarlos Muñoz
 
Los lambayecanos no son mochicas (ni mocheros)
Los lambayecanos no son mochicas (ni mocheros)Los lambayecanos no son mochicas (ni mocheros)
Los lambayecanos no son mochicas (ni mocheros)yevivo4827
 
SEMANA DE GESTION I LAS DUNAS primaria.pptx
SEMANA DE GESTION I LAS DUNAS primaria.pptxSEMANA DE GESTION I LAS DUNAS primaria.pptx
SEMANA DE GESTION I LAS DUNAS primaria.pptxMaryCruzHernandez6
 
Presentación Animales de PBA para docentes
Presentación Animales de PBA para docentesPresentación Animales de PBA para docentes
Presentación Animales de PBA para docentesSoVentura2
 
Investigación Calculadora Científica.docx
Investigación Calculadora Científica.docxInvestigación Calculadora Científica.docx
Investigación Calculadora Científica.docxedepmiguelgarcia
 
Tema 3 Clasificación de los seres vivos 2024.pdf
Tema 3 Clasificación de los seres vivos 2024.pdfTema 3 Clasificación de los seres vivos 2024.pdf
Tema 3 Clasificación de los seres vivos 2024.pdfIES Vicent Andres Estelles
 
MODU UNO maestria contemporáneo pedagogía.pdf
MODU UNO  maestria contemporáneo pedagogía.pdfMODU UNO  maestria contemporáneo pedagogía.pdf
MODU UNO maestria contemporáneo pedagogía.pdfMagno Yupanki
 
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁIMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁClaude LaCombe
 
Cambios en los seres vivos , evolución, evidencia.
Cambios en los seres vivos , evolución, evidencia.Cambios en los seres vivos , evolución, evidencia.
Cambios en los seres vivos , evolución, evidencia.CrisEli1
 
Sesión: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!
Sesión: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!Sesión: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!
Sesión: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!https://gramadal.wordpress.com/
 
Francisco Espoz y Mina. Liberal vinculado A Coruña
Francisco Espoz y Mina. Liberal vinculado A CoruñaFrancisco Espoz y Mina. Liberal vinculado A Coruña
Francisco Espoz y Mina. Liberal vinculado A CoruñaAgrela Elvixeo
 
GUÍA DIDÁCTICA UNIDAD 2_Medios Didácticos
GUÍA DIDÁCTICA UNIDAD 2_Medios DidácticosGUÍA DIDÁCTICA UNIDAD 2_Medios Didácticos
GUÍA DIDÁCTICA UNIDAD 2_Medios Didácticoseliecerespinosa
 
La mano de Irulegi y los Vascones: del mito a la ciencia
La mano de Irulegi y los Vascones: del mito a la cienciaLa mano de Irulegi y los Vascones: del mito a la ciencia
La mano de Irulegi y los Vascones: del mito a la cienciaJavier Andreu
 

Último (20)

Manejo de Emociones en la Escuela ME2 Ccesa007.pdf
Manejo de Emociones en la Escuela ME2  Ccesa007.pdfManejo de Emociones en la Escuela ME2  Ccesa007.pdf
Manejo de Emociones en la Escuela ME2 Ccesa007.pdf
 
FORTI-MARZO 2024.pdf. CULTURA, EDUCACIÓN, DIA DE LA MUJER
FORTI-MARZO 2024.pdf. CULTURA, EDUCACIÓN, DIA DE LA MUJERFORTI-MARZO 2024.pdf. CULTURA, EDUCACIÓN, DIA DE LA MUJER
FORTI-MARZO 2024.pdf. CULTURA, EDUCACIÓN, DIA DE LA MUJER
 
Reinos Y Clasificación Diapositivas.pptx
Reinos Y Clasificación Diapositivas.pptxReinos Y Clasificación Diapositivas.pptx
Reinos Y Clasificación Diapositivas.pptx
 
Diapositivas acerca de la Biología celular
Diapositivas acerca de la  Biología celularDiapositivas acerca de la  Biología celular
Diapositivas acerca de la Biología celular
 
ACTA OFICIAL DE POSESIÓN DE CARGO 2024.docx
ACTA OFICIAL DE POSESIÓN DE CARGO 2024.docxACTA OFICIAL DE POSESIÓN DE CARGO 2024.docx
ACTA OFICIAL DE POSESIÓN DE CARGO 2024.docx
 
Los lambayecanos no son mochicas (ni mocheros)
Los lambayecanos no son mochicas (ni mocheros)Los lambayecanos no son mochicas (ni mocheros)
Los lambayecanos no son mochicas (ni mocheros)
 
Bendito el que viene en el nombre del Señor
Bendito el que viene en el nombre del SeñorBendito el que viene en el nombre del Señor
Bendito el que viene en el nombre del Señor
 
SEMANA DE GESTION I LAS DUNAS primaria.pptx
SEMANA DE GESTION I LAS DUNAS primaria.pptxSEMANA DE GESTION I LAS DUNAS primaria.pptx
SEMANA DE GESTION I LAS DUNAS primaria.pptx
 
Presentación Animales de PBA para docentes
Presentación Animales de PBA para docentesPresentación Animales de PBA para docentes
Presentación Animales de PBA para docentes
 
Investigación Calculadora Científica.docx
Investigación Calculadora Científica.docxInvestigación Calculadora Científica.docx
Investigación Calculadora Científica.docx
 
Tema 3 Clasificación de los seres vivos 2024.pdf
Tema 3 Clasificación de los seres vivos 2024.pdfTema 3 Clasificación de los seres vivos 2024.pdf
Tema 3 Clasificación de los seres vivos 2024.pdf
 
de la informacion al conocimiento 01.pdf
de la informacion al conocimiento 01.pdfde la informacion al conocimiento 01.pdf
de la informacion al conocimiento 01.pdf
 
Dificultad de la escritura alfabética- Estrategia Pukllaspa yachasun - Curo F...
Dificultad de la escritura alfabética- Estrategia Pukllaspa yachasun - Curo F...Dificultad de la escritura alfabética- Estrategia Pukllaspa yachasun - Curo F...
Dificultad de la escritura alfabética- Estrategia Pukllaspa yachasun - Curo F...
 
MODU UNO maestria contemporáneo pedagogía.pdf
MODU UNO  maestria contemporáneo pedagogía.pdfMODU UNO  maestria contemporáneo pedagogía.pdf
MODU UNO maestria contemporáneo pedagogía.pdf
 
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁIMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES OCULTAS EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
 
Cambios en los seres vivos , evolución, evidencia.
Cambios en los seres vivos , evolución, evidencia.Cambios en los seres vivos , evolución, evidencia.
Cambios en los seres vivos , evolución, evidencia.
 
Sesión: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!
Sesión: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!Sesión: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!
Sesión: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!
 
Francisco Espoz y Mina. Liberal vinculado A Coruña
Francisco Espoz y Mina. Liberal vinculado A CoruñaFrancisco Espoz y Mina. Liberal vinculado A Coruña
Francisco Espoz y Mina. Liberal vinculado A Coruña
 
GUÍA DIDÁCTICA UNIDAD 2_Medios Didácticos
GUÍA DIDÁCTICA UNIDAD 2_Medios DidácticosGUÍA DIDÁCTICA UNIDAD 2_Medios Didácticos
GUÍA DIDÁCTICA UNIDAD 2_Medios Didácticos
 
La mano de Irulegi y los Vascones: del mito a la ciencia
La mano de Irulegi y los Vascones: del mito a la cienciaLa mano de Irulegi y los Vascones: del mito a la ciencia
La mano de Irulegi y los Vascones: del mito a la ciencia
 

Cuentos Andinos.docx

  • 1. Cuentos Andinos El Toro encantado Rasuhuillca es una laguna situada a unos quince kilómetros de la población de Huanta. Está en medio de otras tres lagunas que la rodean, pero Rasuhuillca es la mas grande, por lo tanto la principal. La laguna está en la cima de un cerro que domina la entrada del pueblo, por eso se ha construido en ella una represa que suministra de agua para el regadío, y para el consumo del pueblo. La tradición huantina dice que dentro de ésta laguna se encuentra un toro negro hermoso y corpulento, sujeto con una cadena de oro cuyo extremo guarda una anciana de cabellos canos. Hace muchos años, el toro logro vencer a la anciana y salió a la superficie; e inmediatamente las aguas de la laguna se embravecieron y rompieron los diques con grandes oleajes, inundaron el pueblo, arrasaron toda la población produciendo grandes estragos; entonces, los indios de la altura, al darse cuenta de esto, procedieron rápidamente a echar lazo al toro y lo hundieron nuevamente. Desde aquel día la gente teme que otra vez el toro pueda escaparse y la laguna inunde la floreciente ciudad de Huanta. El Terror de los puentes Era, por entonces, explorador y cierto día, después de una ardua tarea de recorrido por las montañas, durante doce horas, ya cansado y con las fuerzas rendidas, me vi en la necesidad de retornar al pueblo. Los últimos rayos del sol se iban perdiendo tras el murallón de los cerros y aún tenía cinco leguas de camino por delante. La noche se extendió plena de oscuridad. Apenas si se veía a lo lejos, el fugaz centelleo de los relámpagos y el parpadeo luminoso de los cocuyos como chispas de un fuego invisible. Yo seguía sobre mi fatigado caballo, bajo las sombras nocturnales. Tuve que descender por una quebrada en cuyo fondo corría un rió caudaloso, continuando la marcha, me acerque a un puente solitario. La difusa luz de las estrellas se volcaba sobre el agua. Cuando me aproximé más aún, descubrí una silueta humana apoyada sobre la barandilla del puente. Le dirigí una mirada sin acortar el paso. Había llegado casi a la orilla del río, cuando sentí pronto la necesidad de detenerme. Lo que vi fue, entonces, una pequeña sombra humana. Me volví acongojado, con un terror absurdo. No me decidía a moverme en ningún sentido. Mi caballo se encabrito, pugnando por seguir adelante. Sin saber lo que hacía, volví hacia atrás y al volver temerosamente la mirada pude observar que la sombra seguía en su mismo sitio. Un temblor indescriptible recorrió todo mi cuerpo. Tenía las manos crispadas y me era imposible usar mi revolver. Quise gritar, pero sentí que las fuerzas me abandonaban. Iba a desmayarme cuando escuche los lejanos ladridos de algunos perros y, casi simultáneamente noté que la sombra saltaba hacia el río y se desvanecía en la superficie del agua.
  • 2. El Mito del Cóndor Se dice que en una comunidad, un hombre vivía con su hija. La hija pastaba las ovejas, llamas y otros animales. Cada día un joven vestido con elegancia iba a visitarla. Tenía un traje negro hermoso, chalina blanca, sombrero y todo. Cada día iba a visitar a la mujercita, y se hicieron buenos amigos. Jugaban a todo. Un día comenzaron a jugar de esta manera: “Álzame tu y yo te alzaré”. Bueno, comenzaron el juego, y el joven alzo a la mujercita. Recién cuando la había alzado en alto, la mujercita se dio cuenta de que estaba volando. El joven puso a la mujercita dentro de un nicho en un barranco. Allí el joven se convirtió en cóndor. Por un mes, dos meses, el cóndor criaba a la mujercita. Le daba toda clase de carne: carne asada, carne cocida. Cuando habían estado unos años juntos, ella llego a ser mujer. La jovencita dio a luz un niñito, pero lloraba día y noche por su padre, a quien había dejado en la comunidad. “¿Cómo puede estar solo mi padre? ¿Quién está cuidando a mi padre? ¿Quién está cuidando a mis ovejitas? Devuélveme al lugar de donde me trajiste. Devuélveme allá”, le suplicaba al cóndor. Pero él no le hacía caso. Un día un picaflor apareció. La joven le dijo: “¡Ay, picaflorcito, mi picaflorcito! ¿Quién hay como tú? Tienes alas. Yo no tengo ninguna manera de bajar de aquí. Hace más de un año, un cóndor, convirtiéndose en joven, me trajo aquí. Ahora soy mujer. Y he dado a luz a su niñito”. El picaflor le contestó: “Escúchame joven. No llores. Te voy a ayudar. Hoy día iré a contarle a tu papá donde estás, y tu papá vendrá a buscarte”. La joven le dijo: “Escúchame, picaflorcito. ¿Conoces mi casa, no? En mi casa hay hartas flores bellas, te aseguro que si tú me ayudas, toditas las flores que hay en mi casa serán para ti”. Cuando dijo eso, el picaflor volvió contento al pueblo, y fue a decir al padre de ella: “He descubierto dónde está tu hija. Está en el nicho de un barranco. Es la mujer de un cóndor. Pero va a ser difícil bajarla. Tenemos que llevar un burro viejo”, dijo el picaflor, y contó su plan al viejo. Fueron, llevando un burro viejo. Dejaron el burro muerto en el suelo. Y mientras el cóndor estaba comiendo el burro, el picaflor y el viejo ayudaron a la jovencita a bajar del barranco. Después llevaron dos sapos: uno pequeño, otro grande, y dejaron los sapos en el nicho del barranco. Bajaron el viejo y su hija y fueron hacia el pueblo. El picaflor fue donde estaba el cóndor, y le contó: “Oye, cóndor. Tu no sabes que desgracia hay en tu casa”. “¿Que ha pasado?” el cóndor le preguntó. “Tu mujer y tu hijo se han convertido en sapos”. Bueno, el cóndor se fue volando a ver. Ni la joven, ni su hijo estaban dentro del nicho, solamente dos sapos. El cóndor se asustó, pero no pudo hacer nada; y el picaflorcito está todos los días entre las flores en la casa de la jovencita. Mientras ella, su hijo y su padre viven felices en la comunidad. El condenado Un arriero que traía de Ayacucho cuatro cargas de plata a lomo de mulos, por encargo de su patrón, se alojó en las inmediaciones de Izcuchaca (Huancavelica), en un lugar denominado “Molino” de propiedad del señor David, quien tenía su cuidador; éste muy de madrugada, mientras el arriero cargaba el cuarto mulo, hizo desviar una carga y arrojó solo al animal.
  • 3. Mientras el cuidador se repartía el dinero con el propietario del sitio, el arriero desesperado con su desventura a cuestas, puesto que, para reparar la pérdida tenía que trabajar el resto de su vida y tal vez hasta sus descendientes, impetraba de rodillas a los causantes quienes por la codicia del dinero tornándose indolentes y sordos al clamor el pobre indio cuyas inocentes lágrimas llegaron hasta el cielo en procura de la justicia divina. Al poco tiempo murió el cuidador del “molino”, su mujer y su hijo. Aquel por ser el culpable directo se condenó, es decir, arrojado “alma y cuerpo” de la vida ultraterrena, debía refugiarse por entre los montes tomando la forma de un animal con cabeza humana gritando de vez en vez: David devuelve la plata… Inclusive creen que por causa del humo don David, dueño del molino, que aún vive, sufrió de parálisis en sus piernas. Algunos indios astutos aprovechan de esta superstición del “condenado” para llevarse, en época de cosecha, un poco de cereales de las eras. La Laguna de Paca Esta laguna guarda entre sus aguas las más fascinantes historias y relatos, ubicada en el Valle de Mantaro, en la provincia de Jauja. Se ha convertido en el punto de encuentro de propios y extraños. Una vez bajo dios a la tierra. Llamo a la puerta de una casa. Sin abrir le gritaron, ¡fuera sucio! Entonces siguió su camino. A poco llamo a otra puerta, vivían allí dos pobres viejecitos que a esa hora preparaban su comida en una ollita de barro. La comida era tan escasa que apenas alcanzaba para una persona, entonces dios puso las manos sobre la ollita y la comida aumento y de ella comieron los tres. Cuando terminaron dijo dios: Vamos. El viejito antes de salir sacó de su casa su tambor. Subieron un cerro. Los viejitos caminaban por delante, dios por detrás. Al cabo de un rato dios pidió al viejito su tambor. Entonces dijo dios: no vayan a volver la cara y soltó el tambor. El tambor rodaba sonando cada vez más fuerte. Los viejitos volvieron la cara y quedaron convertidos en piedra blanca. El tambor rodaba, rodaba, hasta que llego al pueblo y reventó. De él salió tanta agua que anego los campos, las casas, hasta convertir el pueblo en una laguna. El origen de Huancayo En cada pueblo existen versiones distintas de las historias y creaciones de los actores sociales, por ejemplo esta es una versión del origen de Huancayo. Hace ya mucho tiempo, todo el Valle del Mantaro era una inmensa laguna. Desde Jauja y Concepción, hasta el sur llegando a Sapallanga y Pucara, todos esos lugares estaban bajo el agua. Los pobladores del valle en aquel entonces tenían sus casas en las alturas de los cerros, incluso hasta ahora podemos ver vestigios de sus construcciones. En el centro de la gran laguna se podía observar desde las alturas un enorme peñón oscuro que salía de las aguas cada mañana. Esta gran peña se llamaba Huanca y estaba donde hoy esta la Plaza Huamanmarca, junto a la Municipalidad de Huancayo. Paso el tiempo y la laguna se iba llenando y llenando con las aguas de las lluvias
  • 4. (recordemos que en esta parte de la sierra las precipitaciones son altas). Una vez, cuando los pobladores estaban en sus labores del campo, porque ellos siempre se dedicaron a la agricultura; se escuchó un enorme estruendo en una de las quebradas y tras el sonido pudieron ver que las aguas de la laguna iban disminuyendo rápidamente. Sucedió que la quebrada de Chupuro se había roto y por allí desaguaba la laguna. Pasaron pocas semanas y el valle se fue quedando seco, para acortar distancias entre los pueblos, los pobladores tuvieron que bajar hacia las partes planas; siendo allí en donde lograron hacer nuevas construcciones para poder habitarlas. Pero la laguna no vació del todo. En jauja se quedó la Laguna de Paca y en Ahuac la Laguna de Ñahuinpuquio. Una vez las aguas rompieron la quebrada de Chupuro y por allí desaguo la laguna. El valle se fue quedando seco y se fundaron pueblos. Pero la laguna no vació del todo. En Jauja quedó la Laguna de Paca y Chocón; la de Ñahuinpuquio en Ahuac y la de Llulluchas en Huayucachi. Existen muchas lagunas en el Valle del Mantaro, posiblemente parte del agua que desaguo de la gran laguna, hayan quedado dispersas por todo el valle. Ahora la Laguna de Paca es una de las más reconocidas y visitadas por los foráneos. El Condor y El Pájaro Carpintero Andino Estaba volando el cóndor llevando en su pico ramas de árboles para ir terminando su nido que estaba ubicado en lo más alto de un pino. De pronto hubo un temblor y una roca se deprendió cubriendo el nido. Desesperado, el cóndor pedía ayuda. Solo el pájaro carpintero andino se acerco. – ¿Qué te pasa amigo? – preguntó el pájaro. – Observa lo que hay en mi nido – – ¿Cómo cayo esa piedra? – Se desprendió de la montaña y es tan pesada que no la puedo sacar. Ayúdame – rogaba el cóndor. – Hay unas hojas de un árbol llamada Amambaya mágica que al colocarlas encima de la roca esta va desbaratándose convirtiéndose en arena. Nace en el pueblo de Colca. Voy a traerlas y llenare el nido de ellas. Regreso pronto – recomendó el pájaro carpintero El pájaro carpintero alzo vuelo y se alejo. Después de cubrir la piedra con muchas hojas, la piedra se convirtió en arena y fue cayendo por entre las ramas del nido dejando limpio el espacio para que el cóndor pueda anidar. El cóndor cansado y hambriento vio al pájaro en una rama del árbol y se lanzó para comérselo. El pájaro rápido empezó a defenderse diciéndole así me pagas y se entabló una lucha desigual. Él pájaro carpintero era tan veloz que le picoteaba la cabeza sacándole todas las plumas. Furioso el cóndor regreso a su nido pero este ya estaba ocupado por una serpiente venenosa.