Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Proyecto anti bullying

730 visualizaciones

Publicado el

Proyecto para quinto de primaria

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Proyecto anti bullying

  1. 1. Cuentos cooperativos Lengua
  2. 2. 1. Analizamos una situación conflictiva en el aula y distinguimos entre eso y lo que es el acoso escolar: no es un conflicto entre iguales sino una situación que se repite, que va a más y que busca la anulación del niño acosado. 2. Realizamos lecturas del libro “Veintiún relatos de acoso acolar”. Cada una de las tres historias que leímos estaba enfocada desde la perspectiva de un agente distinto: acosado, acosador y “mirón”
  3. 3. 3. Estuvimos analizando muchos roles distintos dentro del acoso y escribimos sobre ello: • El acosador es alguien que marca un terreno como un perro de presa. No quiere que la gente descubra sus inseguridades. • El acosado necesita ayuda y se siente angustiado por pedirla. Cree que ha decepcionado a su familia y amigos por no saber resolver sus problemas. • Los mirones son en realidad unos cobardes. Saben que la gente violenta debe atacar a alguien y por eso están cómodos con la situación de ser colaboradores con el acosador. No quieren que les pase a ellos. • Los padres y profesores deben estar atentos, porque denunciar el acoso es un paso que los niños temen y la mayoría de veces no se hace. Hace mucho daño la palabra: CHIVARSE
  4. 4. 4. Aprendimos y practicamos cómo se escribía un cuento: qué características tiene cada una de las tres partes (inicio, nudo y desenlace). Nos enseñaron estructuras para poder escribirlos : “erase una vez, de repente, al instante, finalmente…”
  5. 5. 5. Escribimos un cuento relacionado con la educación en valores: unos sobre el valor de la amistad, otros sobre la solidaridad, otros sobre pedir ayuda, ponerse en el lugar de los demás… Lo leímos en clase y valoramos si debemos escribir de la misma forma que hablamos. Nos dimos cuenta que necesitamos revisar lo que escribimos si no queremos repetirnos mucho o que suene demasiado a una conversación cotidiana. El lenguaje escrito es muy distinto del oral
  6. 6. 6. Creamos en los equipos cooperativos la historia definitiva sobre el acoso escolar que debíamos realizar en clase para que nos evaluasen la escritura. Nos costó mucho ponernos de acuerdo en la historia, porque al principio eran todas muy iguales. Por eso nuestros maestros nos dieron pistas para ponerles un contexto alrededor (para que la gente empatizase con el personaje)
  7. 7. 7. La repartimos de forma equitativa entre todos los miembros del grupo. Teníamos que tener en cuenta más o menos el número de palabras que debíamos escribir. Nos llevó un tiempo, porque muchas veces escribíamos más de la cuenta
  8. 8. 8. La escribimos y la revisamos en clase. Y nos dimos cuenta que no solemos poner las tildes y que tenemos que revisar un texto para no cometer algunas faltas. Abusamos de las comas y no solemos poner puntos. 9. Diseñamos la encuadernación y la construimos entre todos en un tiempo récord. En solo dos sesiones montamos las pastas, creamos las ilustraciones y pegamos los textos. 10. Montamos el libro, lo leímos en clase y analizamos los errores. Nos queda mucho por aprender, pero queremos pasarlo bien por el camino.
  9. 9. Cortometrajes Valores sociales y cívicos
  10. 10. 1. Empezamos viendo un cortometraje sobre acoso escolar: En él se narraba la historia de un niño que sufría burlas de los compañeros y cómo la profesora, la directora del centro y su propia madre, no se tomaban muy en serio la situación. El cortometraje tiene un final trágico y toda la gente se apena mucho. En clase nos estuvimos preguntando por qué no se hizo nada antes de llegar a esta situación.
  11. 11. 2. Estuvimos analizando todas las posturas que se dieron dentro del cortometraje y sacamos conclusiones: Es necesario pedir ayuda y hablar con nuestros padres o profesores. Es importante que los profesores tengan una gran capacidad de observación. Es fundamental que los padres estén dispuestos a escuchar a los maestros sobre sus hijos y no hagan de abogados de ellos.
  12. 12. 3. Conocimos también los primeros auxilios: cortes, quemaduras, atragantamientos…, y aprendimos como aplicarlos. 4. Creamos grupos de trabajo para pensar la historia que queríamos narrar en el cortometraje. Como éramos muchos, no fue fácil ponernos de acuerdo, porque cada uno lo veía de un modo diferente. 5. Diseñamos la historia y nos pusimos a ensayar. Ahí fue donde más libres hemos sido. Nos hemos reído mucho. Cada media hora o así debíamos representarlo a nuestros maestros para que nos fuesen dando visto bueno o decirnos qué cosas debíamos cambiar.
  13. 13. 6. Pensamos en el vestuario y escenografía y creamos un informe para organizarlo. Nos sirvió mucho, porque pensábamos que iba a ser un poco lioso el grabarlo. 7. Hicimos ensayo general para que el resto nos dijera qué era lo que debíamos mejorar. Había muchas cosas que retocar, muchas más de las que creíamos. 8. Grabamos el cortometraje en el colegio. La gente que pasaba nos miraba como si estuviésemos locos. ¡Hasta un repartidor sale en una de las pelis!

×