Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Cuando la sal pierde su sabor

12 visualizaciones

Publicado el

Una crítica sobe ella pérdida de instrumentos fiscales y aduaneros de promoción al comercio exterior de bienes

Publicado en: Derecho
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Cuando la sal pierde su sabor

  1. 1. CUANDO LA SAL PIERDE SU SABOR Alfredo Moreno Dávila www.customs-trade.com Hoy por hoy los beneficios aduaneros y tributarios para el comercio de bienes que sobrevivieron a las últimas reformas son tan poco atractivos que son como la sal cuando pierde su sabor. Con la ultima reforma aduanera y las últimas reformas tributarias realizada por el Gobierno Santos, casi la totalidad de los beneficios legales para la promoción del comercio exterior de bienes han sido suprimidos, quedando solo algunos pocos que ya no son de vanguardia. Es de anotar que algunos de estos beneficios han sido igualados y hasta superados por países vecinos, donde la inversion extranjera ha sido superior que Colombia. Por mencionar algunos de estos beneficios aduaneros, me refiero al caso de las zonas francas, drawbacks, duty reliefs y varios alivios tributarios para bienes de capital que han desarrollado países del hemisferio en los últimos años, a tal punto, que han hecho más atractiva la inversion extranjera. Adicionalmente, varios de estos países del hemisferio han revisando sus tratados de libre comercio para buscar mas atracción de la inversion extranjera. México y Chile son los países que han sido más proactivos en este sentido. Y Colombia? Ya no estamos a la vanguardia como lo fuimos en el pasado. En un estudio comparativo en el 2006 entre Colombia y 9 países del hemisferio para Proexport, donde fui uno de los autores, Colombia era superior en muchos beneficios aduaneros y tributarios para el comercio exterior de bienes. Vale anotar que el Gobierno de Uribe siempre buscó protegerlos hasta el final de su Segundo mandato. Hoy por hoy los beneficios aduaneros y tributarios para el comercio de bienes son tan poco atractivos que se parece a la sal cuando pierde su sabor . Y que nos queda? El comercio exterior de servicios. Colombia es relativamente fuerte en varios servicios de exportación (servicios de ingeniería de sistemas, ingeniería civil, call centers). En los últimos años, los cambios normativos frente a las zonas francas de servicios
  2. 2. dificultaron practicamente la posibilidad real de montar operaciones efectivas de prestacion de servicios desde dichas zonas. Ahora, el Gobierno actual ha estado revisando la exención de IVA en la exportación de servicios para buscar restringirla en aras de la antievasión fiscal y así castrar este incentivo que es el que realmente queda. Para un país donde la tasa de tributación para empresas es de las más altas de América Latina con cerca de un 70% para el 2016, después de Bolivia y Argentina (Informe “Global Paying taxes” de PWC y el Banco Mundial), Colombia no puede suprimir o restringir los beneficios que quedan para el comercio exterior de bienes y mucho menos para el comercio exterior de servicios. Ojalá el Gobierno próximo tome nota atenta a esto.

×