La circulación sanguínea fetal
El volumen minuto cardíaco fetal es de 450 ml/kg/min y se denomina gasto
ventricular combin...
GVC, y con el drenaje del seno coronario equivalente al 3% del GVC. VCS y
seno coronario tienen una ubicación espacial que...
y grandes arterias, ubicándose en alrededor de 75 mmHg. Por este motivo, en
el feto los defectos septales tienen flujo bid...
Figura 2.
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La circulación sanguínea fetal

526 visualizaciones

Publicado el

Síntesis de hemodinamia fetal con gráficos de autoaprendizaje reflexivo, para completar.

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
526
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
14
Acciones
Compartido
0
Descargas
10
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La circulación sanguínea fetal

  1. 1. La circulación sanguínea fetal El volumen minuto cardíaco fetal es de 450 ml/kg/min y se denomina gasto ventricular combinado (GVC) porque ambos ventrículos eyectan a la arteria aorta, el izquierdo directamente a la ascendente y el derecho, a través del ductus arterioso (DA), a la descendente. Unos 2/3 del GVC los maneja el ventrículo derecho (VD) y el resto el ventrículo izquierdo. Los porcentajes relativos se verán a continuación. La sangre oxigenada que retorna de la placenta se dirige por la vena umbilical (VU) al hígado. Una parte irriga a este órgano y el resto atraviesa el ductus venoso (DV), estructura inexistente en la vida extrauterina, para adosarse (no mezclarse) con la sangre desoxigenada de la vena cava inferior (VCI). El volumen de sangre total que aporta la VCI a la aurícula derecha (AD) es del 69% del GVC, conformado por un 27% de sangre oxigenada proveniente del DV que pasa directamente a la aurícula izquierda (AI) a través del foramen oval y un 42% de sangre desoxigenada proveniente del tronco y miembros inferiores, que pasa al VD a través de la válvula tricúspide (poner referencias, según texto, en fig. 1). Entonces, a diferencia de la circulación en la vida extrauterina, la AD se comporta como un divisor funcional de flujos, ayudado por una disposición anatómica favorable. La válvula de Eustaquio (un pliegue de la VCI en la AD) direcciona el flujo de la VCI hacia el foramen oval, anatómicamente cercano, siendo el jet preferencial de sangre oxigenada el que lo atraviesa hacia la AI y el resto se mezcla con la sangre desoxigenada de la vena cava superior (VCS) proveniente de cabeza y miembros superiores, cuyo volumen es del 21% del
  2. 2. GVC, y con el drenaje del seno coronario equivalente al 3% del GVC. VCS y seno coronario tienen una ubicación espacial que facilita que sus flujos se dirijan a la válvula tricúspide. Así llega el 66% del GVC al VD (42% de sangre desoxigenada de VCI, 21% de VCS y 3% de seno coronario), equivalente a unos 300 ml/kg/min. Todo este volumen se eyecta del VD a través del tronco de la arteria pulmonar pero solo un 7% se reparte entre las ramas derecha e izquierda de esta arteria, el 59% restante pasa por el DA a la aorta descendente, otra diferencia con la circulación extrauterina (poner referencias, según texto, en fig. 2). Como se dijo, la AI recibe sangre oxigenada por el foramen oval que corresponde al 27% originado en el DV y transportado, sin mezclarse, por la VCI. Junto con el 7% del GVC que le llega por las venas pulmonares se conforma el 34% que maneja el VI. Todo este volumen es eyectado por la aorta ascendente para distribuirse de la siguiente manera: 3% arterias coronarias, 21% vasos braquiocefálicos y el 10% restante aorta descendente, a través del istmo aórtico. Después del istmo, este volumen se suma al proveniente del DA para conformar el 69% que, además de irrigar tronco y miembros inferiores, se dirige a la placenta para su oxigenación y así reiniciar el ciclo. Ahora resulta fácil comprender que, en el feto, los ventrículos trabajan en paralelo. Así, el corazón derecho irriga tronco, miembros inferiores y placenta; mientras que el izquierdo hace lo propio con territorio coronario, cabeza y miembros superiores. Esta singularidad de la hemodinamia fetal es posible por la existencia de tres shunts fisiológicos: DV, foramen oval y DA. Además, estas dos últimas interconexiones equilibran las presiones sistólicas entre ventrículos
  3. 3. y grandes arterias, ubicándose en alrededor de 75 mmHg. Por este motivo, en el feto los defectos septales tienen flujo bidireccional. Por otra parte, el desarrollo de las estructuras vasculares son reflejo de los volúmenes que maneja y no consecuencia de la presiones. Esto explica, en parte, la dominancia derecha fisiológica y la estrechez relativa del istmo aórtico. Tony Terrones Fragmento en prensa Figura 1.
  4. 4. Figura 2.

×