COMUNIÓN.
2 DE NOVIEMBRE DE 2013
Al atardecer de la vida me examinarán del
amor. Al atardecer de la vida me examinarán
del...
Desde lo hondo a ti grito, Señor; Señor, escucha
mi voz; estén tus oídos atentos a la voz de mi
suplica. R/.

HOMILÍA.
CRE...
ACEPTA LA VIDA SEÑOR.
SABER QUE VENDRÁS, SABER QUE ESTARÁS
PARTIENDO A LOS POBRES TU PAN.
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS.
PREF...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Guión de la Eucaristía de la festividad de todos fieles difuntos. día 2 de noviembre del 2013

1.032 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.032
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
73
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Guión de la Eucaristía de la festividad de todos fieles difuntos. día 2 de noviembre del 2013

  1. 1. COMUNIÓN. 2 DE NOVIEMBRE DE 2013 Al atardecer de la vida me examinarán del amor. Al atardecer de la vida me examinarán del amor. Si ofrecí mi pan al hambriento, si al sediento di de beber, si mis manos fueron sus manos, si en mi hogar le quise acoger. Si ayudé a los necesitados, si en el pobre he visto al Señor, si los tristes y los enfermos me encontraron en su dolor. CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS Aunque hablara miles de lenguas, si no tengo amor nada soy. Aunque realizara milagros, si no tengo amor nada soy. RITOS INICIALES CANTO DE ENTRADA. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN. Gracias, Señor, por esta comunión, viático para recorrer el camino. Gracias, por tus palabras de esperanza y certeza de que la muerte no es el final, que Tú nos tienes preparada otra vida mejor. Ayúdanos a vivir cada día el amor, el servicio y la disponibilidad, como camino que nos acerca esperanzados a la meta definitiva. Señor, sé misericordioso con todos los difuntos. ORACIÓN. RITO DE CONCLUSIÓN BENDICIÓN Y DESPEDIDA. Canto. Resucitó, resucitó, resucitó, aleluya. / Aleluya, aleluya, aleluya, resucitó. 1. La muerte, ¿dónde está la muerte? / ¿Dónde está mi muerte? ¿Dónde su victoria? 2. Gracias sean dadas al Padre / que nos pasó a su Reino, donde se vive de amor. 3. Alegría, alegría hermanos, / que si hoy nos queremos, es que resucitó. 4. Si con Él morimos, con Él vivimos, / con Él cantamos, aleluya. Somos un pueblo que camina, y juntos caminando podremos alcanzar otra ciudad que no se acaba, sin penas ni tristezas: ciudad de eternidad. Somos un pueblo que camina, que marcha por el mundo buscando otra ciudad. Somos errantes peregrinos en busca de un destino, destino de unidad. Siempre seremos caminantes, pues sólo caminando podremos alcanzar otra ciudad que no se acaba, sin penas ni tristezas: ciudad de eternidad. SALUDO Y MONICIÓN. ACTO PENITENCIAL. GLORIA. ORACIÓN COLECTA. LITURGIA DE LA PALABRA Lectura del libro de las Lamentaciones 3, 17-26 Me han arrancado la paz, y ni me acuerdo de la dicha; me digo: «Se me acabaron las fuerzas y mi esperanza en el Señor.» Fíjate en mi aflicción y en mi amargura, en la hiel que me envenena; no hago mas que pensar en ello, y estoy abatido. Pero hay algo que traigo a la memoria y me da esperanza: que la misericordia del Señor no termina y no se acaba su compasión; antes bien, se renuevan cada mañana: ¡que grande es tu fidelidad! El Señor es mi lote, me digo, y espero en el. El Señor es bueno para los que en el esperan y lo buscan; es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. PALABRA DE DIOS SALMO RESPONSORIAL. Salmo 129. R/. Desde lo hondo a ti grito, Señor.
  2. 2. Desde lo hondo a ti grito, Señor; Señor, escucha mi voz; estén tus oídos atentos a la voz de mi suplica. R/. HOMILÍA. CREDO. ORACIÓN DE LOS FIELES. Si llevas cuenta de los delitos, Señor, ¿quien podrá resistir? Pero de ti procede el perdón, y así infundes respeto. R/. • modelo de esperanza, de confianza y de Mi alma espera en el Señor, espera en su palabra; mi alma aguarda al Señor, más que el centinela la aurora. R/. Aguarde Israel al Señor, como el centinela la aurora; porque del Señor viene la misericordia, la redención copiosa. Y el redimirá a Israel de todos sus delitos. R/. fe. ROGUEMOS AL SEÑOR. • ALELUYA. Yo soy la resurrección y la vida, dice el Señor. Y quien cree en mí no morirá para siempre. Lectura del santo Evangelio según San Juan 14, 1-6 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino.» Tomás le dice: «Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?» Jesús le responde: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí.» PALABRA DEL SEÑOR Por los que sin fe lloran y se desesperan ante la muerte, para que el Señor les manifieste la luz del Evangelio y les dé la esperanza de la resurrección gloriosa. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 6, 3-9 Hermanos: Los que por el bautismo nos incorporamos a Cristo fuimos incorporados a su muerte. Por el bautismo fuimos sepultados con el en la muerte, para que, así como Cristo fue resucitado de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en una vida nueva. Porque, si nuestra existencia está unida a él en una muerte como la suya, lo estará también en una resurrección como la suya. Comprendamos que nuestra vieja condición ha sido crucificada con Cristo, quedando destruida nuestra personalidad de pecadores, y nosotros libres de la esclavitud al pecado; porque el que muere ha quedado absuelto del pecado. Por tanto, si hemos muerto con Cristo, creemos que también viviremos con el; pues sabemos que Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere más; la muerte ya no tiene dominio sobre el. PALABRA DE DIOS Por la Iglesia, para que sea siempre ROGUEMOS AL SEÑOR. • Por todos los que pierden la vida de forma inesperada, víctimas de la guerra y el terrorismo, accidentes y catástrofes o enfermedades fulminantes, para que el Señor sea misericordioso con ellos y sean para nosotros llamada a vivir en espera vigilante. ROGUEMOS AL SEÑOR. • Por todos los difuntos para que gocen ya de la plenitud de la vida junto a Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR. • Por todos nosotros, para que la participación de la Eucaristía nos mueva a vivir esta vida como peregrinos que caminan al encuentro del Señor. ROGUEMOS AL SEÑOR LITURGIA EUCARÍSTICA OFERTORIO. EN ESTE MUNDO QUE CRISTO NOS DA HACEMOS LA OFRENDA DEL PAN, EL PAN DE NUESTRO TRABAJO SIN FIN Y EL VINO DE NUESTRO CANTAR. TRAIGO ANTE TI NUESTRA JUSTA INQUIETUD, AMAR LA JUSTICIA Y LA PAZ. SABER QUE VENDRÁS, SABER QUE ESTARÁS PARTIENDO A LOS POBRES TU PAN. LA SED DE TODOS LOS HOMBRES SIN LUZ, LA PENA Y EL TRISTE LLORAR, EL ODIO DE LOS QUE MUEREN SIN FE, CANSADOS DE TANTO LUCHAR. EN LA PATENA DE NUESTRA OBLACIÓN
  3. 3. ACEPTA LA VIDA SEÑOR. SABER QUE VENDRÁS, SABER QUE ESTARÁS PARTIENDO A LOS POBRES TU PAN. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS. PREFACIO Y SANTO. PLEGARIA EUCARÍSTICA. RITO DE LA COMUNIÓN PADRE NUESTRO. RITO DE LA PAZ. CORDERO DE DIOS.

×