Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
A un olmo seco Antonio Machado Camila Díaz Constanza Bascuñan Rosita Frenkiel
<ul><li>Al olmo viejo, hendido por el rayo  y en su mitad podrido,  con las lluvias de abril y el sol de mayo  algunas hoj...
<ul><li>¡El olmo centenario en la colina  que lame el Duero! Un musgo amarillento  le mancha la corteza blanquecina  al tr...
<ul><li>No será, cual los álamos cantores  que guardan el camino y la ribera,  habitado de pardos ruiseñores.  Ejército de...
<ul><li>Antes que te derribe, olmo del Duero,  con su hacha el leñador, y el carpintero  te convierta en melena de campana...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

A Un Olmo Seco Antonio Machado

4.234 visualizaciones

Publicado el

Trabajo de

Camila Díaz
Constanza Bascuñan
Rosita Frenkiel

Publicado en: Viajes, Empresariales
  • These are one of the best companies for review articles. High quality with cheap rates. ⇒⇒⇒WRITE-MY-PAPER.net ⇐⇐⇐ I highly recommend it :)
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
  • Sé el primero en recomendar esto

A Un Olmo Seco Antonio Machado

  1. 1. A un olmo seco Antonio Machado Camila Díaz Constanza Bascuñan Rosita Frenkiel
  2. 2. <ul><li>Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo algunas hojas verdes le han salido. </li></ul>
  3. 3. <ul><li>¡El olmo centenario en la colina que lame el Duero! Un musgo amarillento le mancha la corteza blanquecina al tronco carcomido y polvoriento. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>No será, cual los álamos cantores que guardan el camino y la ribera, habitado de pardos ruiseñores. Ejército de hormigas en hilera va trepando por él, y en sus entrañas urden sus telas grises las arañas. </li></ul>
  5. 5. <ul><li>Antes que te derribe, olmo del Duero, con su hacha el leñador, y el carpintero te convierta en melena de campana, lanza de carro o yugo de carreta; antes que rojo en el hogar, mañana, ardas en alguna mísera caseta, al borde de un camino; antes que te descuaje un torbellino y tronche el soplo de las sierras blancas; antes que el río hasta la mar te empuje por valles y barrancas, olmo, quiero anotar en mi cartera la gracia de tu rama verdecida. Mi corazón espera también, hacia la luz y hacia la vida, otro milagro de la primavera. </li></ul><ul><li>Antonio Machado </li></ul>

×