PERCEPCIÓN SENSORIAL EN EL AUTISMO YSÍNDROME DE ASPERGEREXPERIENCIAS SENSORIALES DIFERENTES, MUNDOSPERCEPTIVOS DIFERENTES....
con autismo “¡no sienten!”. Esta idea ha sido la causa de mucha parte del maltrato eincomprensión a los que nos hemos enfr...
DE LOS JAMASES, comer nada de eso. Sabía que sí lo hacía me pondría a vomitarfuertemente (Sean Barron).Dice que le duele c...
entendemos tan poco estos problemas, entonces yo debería estudiar más sobre losaspectos sensoriales del autismo y escribir...
Donna Williams dice de los problemas sensoriales del autismo que son como unrefugio privado si se mantienen bajo su propia...
Sería un entorno que tomaría en cuenta la hipersensibilidad en sus variantesmono y sensorial, así como la sobrecarga de in...
autismo”, anteponiendo así la persona al trastorno y evitando utilizar condicionesclínicas como adjetivos.En este libro tr...
son un grupo de reacciones compensatorias determinadas que vienen causadas poralguna(s) alteración(es) fundamental(es) y n...
desarrollar más investigación para descubrir si esos problemas de percepción soncaracterísticas intrínsecas en las anomalí...
SENSORIALES y la PERCEPCIÓN (CAPÍTULO 2). En los CAPÍTULOS 3 y 4 seanalizan las posibles EXPERIENCIAS SENSORIALES y los ES...
CAPÍTULO 1: ¿DISFUNCIÓN SENSORIAL O EXPERIENCIASSENSORIALES DIFERENTES?Durante las últimas décadas han aparecido diferente...
tales como las alteraciones en la interacción social, comunicación y movimientosestereotipados. Gense y Gense (1994) han i...
todos los niveles de funcionamiento de persona. Para establecer un paralelismo, sepuede suponer que el autismo implica la ...
percepción del mundo es diferente, ya que no tienen ningún referente más con el quecomparar dichas percepciones. Bob Morri...
defectuosas. Parece incorrecto el usar métodos propios de las personas sin autismo paratratar a las personas con autismo. ...
3) SISTEMA VESTIBULAR: se refiere a las estructuras que se encuentran dentrodel oído interno. Dicho sistema participa en l...
B) SISTEMA GUSTATIVO: EL SENTIDO DEL GUSTOLos receptores del gusto son las papilas gustativas, que se encuentran en laleng...
C) VISIÓN.Los ojos son los órganos sensoriales de la visión. Su función es recibir la luz ydejar que ésta llegue hasta las...
c) LA RETINA es la capa más interna del ojo, formada por: los conos sonsensibles a los colores y las luces intensas, y los...
C.2) PROCESO DE LA VISIÓN.El cerebro aprende a compensar y completar las partes incompletas de laimagen a través de la inf...
D.1) PARTES DEL OÍDO.El oído consta de tres partes: a) el oído externo: la principal misión de la pinna opabellón (parte s...
E) SISTEMA VESTIBULAR.Los órganos sensoriales del equilibrio y gravedad, están localizados en el oídointerno. Existen tres...
también identifican la cantidad correcta de presión que hay que ejercer para levantaralgo ligero o pesado. La información ...
analizado que no tiene en cuenta ningún objeto externo, sino que es simplemente unacuestión de sensaciones. Éstas poseen c...
acerca del mundo y comprueban constantemente la validez de la misma. Por tanto, lapercepción consiste en extraer informaci...
mundo diferente. En vez de imágenes visuales, ellos poseen conceptos táctiles-motores.Su percepción del espacio y del tiem...
a la hora de tratar los problemas perceptivos. Puede que a algunos niños con autismo seles deba enseñar a usar sus ojos, o...
3) Incrementar la economía en la recogida de información. La combinación deestas dos tendencias del desarrollo ayuda a exp...
2.2), sabemos que la persona que se encuentra más situada a la izquierda debería parecermás pequeña. Si esta persona parec...
3) Ilusiones cognitivas: aquellas causadas por la interpretación cognitiva de losestímulos percibidos, como por ejemplo, c...
3.1. ¿Cómo se percibe el mundo desde el autismo?Aprender la manera en la que funcionan los sentidos de cada persona conaut...
“dibujo” las conexiones, sino que las asigno conscientemente, basándome en elrazonaamiento y en su utilidad. Todas las aso...
Uno de los problemas que experimentan muchas personas con autismo es suincapacidad para distinguir entre los estímulos de ...
Los resultados del estudio de Ozonoff, también han puesto en duda esta teoríaen el autismo. Revelan que en relación con lo...
Louis, un niño con autismo ( 9 años en ese momento) realizó un dibujo deHumpty Dumpty en tan solo diez minutos después de ...
los ruidos que hay en el entorno: las puertas abriéndose, alguien tosiendo, los cochescirculando, etc. Sus oídos recogen t...
siguen aún colgadas sin importar el orden en qué estén, o si alguna se ha descolgadoun poco, o si los pantalones se han me...
involuntarias) que adquiere la persona con el fin de hacer frente a la sobrecarga deinformación sensorial. Las experiencia...
“hipersensibilidad” viene a ser una sensibilidad aguda, por debajo del nivel habitual.Aquí los términos se han restringido...
luces brillantes.- Le asustan los destellos súbitos deluz.- Mira hacía abajo la mayoría deltiempo.- Cierra los ojos o se l...
- No le gustan las tormentas, el mar, lasmuchedumbres, etc.- No le gusta que le corten el pelo.- Elude los sonidos y los r...
también les puede resultar intolerables latextura, color o sonidos que produce. Porejemplo, Alex nunca comería ningunafrut...
lo que tienen que acudir a otras personaspara que lo hagan. Luke Jackson (2002),un adolescente con el síndrome deAsperger,...
SÍNTOMAS A BUSCAR:- No quiere que le toquen.- No tolera la ropa nueva; no quierellevar zapatos puestos.- Reacciona exagera...
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger

16.876 visualizaciones

Publicado el

Es un libro muy interesante

Publicado en: Educación
2 comentarios
18 recomendaciones
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
16.876
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.820
Acciones
Compartido
0
Descargas
520
Comentarios
2
Recomendaciones
18
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Percepción sensorial en el autismo y síndrome de asperger

  1. 1. PERCEPCIÓN SENSORIAL EN EL AUTISMO YSÍNDROME DE ASPERGEREXPERIENCIAS SENSORIALES DIFERENTES, MUNDOSPERCEPTIVOS DIFERENTES.PRÓLOGO.Este libro se refiere a un tema muy interesante que son los “problemassensoriales” y sus asociaciones con el estilo cognitivo. Es un recurso importante tantopara profesionales como para los familiares que se relacionan y conviven con personascon autismo. Solamente a través de la comprensión, nuestro conocimiento puede teneralgún sentido en el mundo en el que todos vivimos. Su objetivo es presentar una visiónequilibrada de cómo una persona con autismo puede experimentar la vida, cómo puedeser su experiencia y cómo esta experiencia puede variar con el tiempo. Prepara elcamino para una visión más completa del “autismo personal e individual”.Muchas veces a las personas con autismo se las “empuja” más allá de suslímites en cuanto a su resistencia sensorial. A menudo esto se debe a que los demás noentienden cuán “doloroso” es sentirse sobrecargado por un exceso de sonido,estimulación visual, demanda emocional y/o física y las expectativas del entorno. Ellector podrá profundizar en la comprensión necesaria para preparar programas deintervención desde la sensatez y la reflexión. Ya no existirá excusa para que laspersonas que se encuentran implicadas en las actividades cotidianas de una persona conautismo, no estén bien preparadas.Este libro explora un estado o forma de ser que está en el corazón de lo quesignifica tener autismo: un estado que las personas sin autismo pueden ocasionalmenteexperimentar cuando se concentran al máximo, o quizás también cuando les invade unpensamiento o sentimiento de forma abrumadora, como el dolor. Este libro toma enconsideración el impacto que la literalidad puede tener sobre la cognición. ¿Qué pasaríasi no pudiésemos separar una frase hecha de su significado literal? ¿Quizás nossentiríamos verdaderamente aterrorizados si alguien dijese que se “partió en dos de larisa”? Esto viene a mostrar los extremos emocionales que una persona con autismo debeatravesar. Pero incluso hoy en día hay bibliografías en donde se afirma que las personas1
  2. 2. con autismo “¡no sienten!”. Esta idea ha sido la causa de mucha parte del maltrato eincomprensión a los que nos hemos enfrentado como personas con autismo.Todavía me topo con el pensamiento que permite a una persona afirmar: “Oh, lohace para llamar la atención”, o “ Si que entiende lo que le digo, pero es demasiadoholgazán para poner de su parte”. Pero a lo mejor las personas con autismo nodisfrutamos del lujo de poder elegir a dónde dirigimos nuestra atención. Incluso puedeque no comprendamos lo que significa “gandul”. Sin embargo son las personas sinautismo las que se aprovechan más a menudo de estos conceptos, ya que ellos sabencómo pensar por adelantado, tramar, planificar y actuar… A veces nuestro estado comopersonas con autismo parece amenazar el mundo del funcionamiento neuronal típico(“neurotípico” o sin autismo) porque hacemos que la gente muestre su cara real. Porfavor, no seamos parte del síndrome del “nosotros” y “ellos”. No sucumbamos a laignorancia o a la típica forma de pensar. Tómense tiempo para conocer el “autismo” yconocernos.Por tanto este libro contribuye a combatir la ignorancia más allá del tratamientoinapropiado de los demás, es decir, de aquellas personas que no han tenido en cuenta loque puede suponer ser una persona con autismo. Para aquellos que lo desconozcan estelibro confirmará su conocimiento y aumentará su confianza. (Wendy Lanson, escritora).PRÓLOGO.Mi sentido del oído es como si llevase un audífono con el volumen bloqueado en“super-alto”. Es como un micrófono abierto que lo recoge todo. Tengo dos opciones:encender el micrófono y abrumarme con tanto sonido, o desconectado (TempleGrandin).Su madre dice que vomita siempre que huele a queso y dice que su profesoraapesta. En medio del horror total de sonidos, el sonido del metal era una excepción.Realmente me gustaba. Por desgracia para mi madre, el timbre de la puerta entrabadentro de esta categoría y yo pasaba mi tiempo tocándolo obsesivamente). (DonnaWilliams).Le duele si toca botones, cremalleras o cualquier cosa metálica, pero puedetocar una estufa caliente sin sentir dolor. Yo era hipersensible a la textura de lacomida, tenía que tocarlo todo con mis dedos para saber qué se sentía antes de meterloen la boca. Detestaba en profundidad que la comida tuviera cosas mezcladas, comofideos con verduras o panes con sus rellenos para hacer sándwiches. No podía JAMÁS2
  3. 3. DE LOS JAMASES, comer nada de eso. Sabía que sí lo hacía me pondría a vomitarfuertemente (Sean Barron).Dice que le duele cuando le cortan el pelo, se niega a ducharse porque duele,pero luego toma un baño sin problemas.Siempre el mismo problema: a estos niños les falta educación…Lo que les hacefalta es aprender a ser como los demás…Dame sólo una semana con ellos que yo lesenseñaré.Hace 30 años, cuando comencé a interesarme por el autismo, empecé por leer ladocumentación científica y aprendí muchísimo, de una forma racional. Pero cuando oíalas anécdotas de los padres aprendí aspectos del autismo, que más o menos quedabandescuidados por la documentación oficial. Mientras que el primer tipo de informaciónse clavaba en mi cerebro, el segundo tipo se clavaba en mi corazón. Y creo que unacomprensión debería incluir al corazón y al cerebro al mismo tiempo.En los últimos años he tenido un sentimiento similar al leer libros escritos porpersonas con autismo que han alcanzado un alto grado de desarrollo de sus capacidades.Podemos aprender mucho de ellos (igual que ellos de nosotros), sobre el autismo y losproblemas sensoriales. Por ejemplo, cuando invité a Gunilla Gerland (“una personareal”) hace un par de años para que presentara unas conferencias en elOpledingscentrum Autisme (Centro de Formación en Autismo) en Antwerp y lepregunté acerca de qué temas prefería hablar, respondió que le gustaría tener unaconferencia sobre problemas sensoriales. Los profesionales del autismo parecencentrarse demasiado en la tríada.Lo que los profesionales ven como “del autismo” es normalmente –por razonesnaturales-lo que pueden ver ellos, no lo que experimentan las personas con autismo.Muchas personas con el síndrome de Asperger/o personas con autismo que alcanzaronun buen nivel de desarrollo de sus capacidades definen que sus problemas deprocesamiento sensorial les incapacitan más que los déficits en sucomunicación/conducta social.Para nuestro público, su conferencia sobre dificultades sensoriales realmente lesabrió los ojos. Por aquella época leí “Autism: An Inside – Out Approach” (Autismo: unenfoque a fondo) de Donna Williams, en el que escribió que su problema en la niñez nose debía tanto a que no comprendiera el mundo, sino que no podía soportarlo, porquemuy a menudo se veía bombardeada por una sobrecarga de información sensorial.Entonces pensé: si las personas con autismo dicen que esto es tan importante y si3
  4. 4. entendemos tan poco estos problemas, entonces yo debería estudiar más sobre losaspectos sensoriales del autismo y escribir sobre ello. Y a continuación surgió este libroescrito por Olga Bodashina.Sin mencionar el nombre del “Enfoque del Iceberg”, ella usa el mismo enfoquecon respecto al autismo que empleamos nosotros. Básicamente significa que: si se tratacon “conductas desafiantes” en el autismo, no hay que centrarse demasiado en lasconductas en sí mismas, hay que comprender las causas a esas conductas y tratar dedesarrollar un enfoque basado no en los síntomas, sino en la prevención. Las conductasdesafiantes vienen causadas por problemas en la comunicación, comprensión social,imaginación diferente, dificultades sensoriales…Hay que tratar de entender el autismo“desde dentro”. Esto requiere un esfuerzo de imaginación: necesitamos aprender aponernos en el lugar del cerebro de las personas con autismo, y entoncescomprenderemos mejor a través de sus ojos cuáles son los obstáculos en sus intentos desobrevivir entre nosotros.Olga Bodashina incluye mucha información científica, pero también da lapalabra a los “nativos”, los “expertos de nacimiento”, y con un respeto enorme. Siqueremos una mejor convivencia futura con las personas con autismo, ciertamentetendremos que aprender a mirar la vida a través de la “lente del Asperger”.Mis profesores creen que saben más del autismo que yo porque han ido acursos. ¡Pero yo he tenido autismo toda mi vida! (Mathew Stanton).“Tratar de comprender el autismo desde dentro” es el primer eje de nuestroenfoque para comprender el autismo. En primer lugar, hace falta compartir la mente dealguien que es diferente. Mientras escribía un artículo sobre “Autismo y la búsqueda designificado” leí el manuscrito de Olga Bodashina. Yo trataba de explicar cómo, detrásde conductas raras podemos encontrar una búsqueda desesperada de significado (p. ej.detrás de una “mente en blanco”, ecolalia, conducta de eco, pensamiento detallado,conductas repetitivas y estereotipadas, etc). Si tratamos de entender esas “conductasextrañas” desde dentro vemos que también tienen funciones importantes para laspropias personas con autismo y que son mucho menos “raras”que lo que piensan laspersonas sin la “lente de Asperger”. Los padres a menudo confiesan que lo que lesresulta más duro de soportar es que muchas conductas parecen no tener ningúnsignificado o función. Pero una vez que comprendían la causa de dichas conductas suaceptación resultaba menos difícil.4
  5. 5. Donna Williams dice de los problemas sensoriales del autismo que son como unrefugio privado si se mantienen bajo su propia responsabilidad, pero son como uninfierno bajo la responsabilidad de los demás. “En mi níñez mi umbral para procesarbla, bla, era de unos pocos segundos. Para cuando tenía unos 10 años, mi umbral paraprocesar bla, bla, era cerca de 5 a 10 minutos”. Las personas con autismo comienzan atararear, mecerse, girar objetos, agitar las manos y brazos, (“sensorismos”, los llamaOlga): “conductas autoestimulantes”, situaciones difíciles (HIPERSENSIBILIDAD) ofalta de estimulación (HIPOSENSIBILIDAD). Olga Bodashina escribe que esdesaconsejable detener estas conductas, por muy irritantes o carentes de sentido quepuedan parecer. Primero debemos tratar de descubrir a qué funciones sirven estasconductas, para que podamos reemplazarlas con experiencias con la misma función.El segundo eje de nuestro enfoque para comprender el autismo consiste en “laadaptación al entorno”. También se podría definir como “tratar de sacar a las personasque viven en el caos fuera de ese caos”, de modo que encuentren algo de orden y/osignificado. Gunilla Gerland y Donna Williams sugieren que adaptarse al entornosensorial (y desarrollar una “dieta sensorial”) es uno de los elementos esenciales de este“enfoque preeducativo”. Si las personas con autismo tienen que vivir permanentementeen un entorno que no tiene en cuenta su sensibilidad sensorial, entonces viven en unaatmósfera que me recuerda a “situaciones post-traumáticas”. En dichas situaciones, laspersonas con funcionamiento neuronal típico desarrollan problemas sensoriales agudos.La sobrecarga de información puede conducir a la hipersensibilidad sensorial yemocional, y por tanto a una situación de estrés crónico “no se debía tanto a que nocomprendiera el mundo, sino que no podía soportarlo”. Las personas que no están losuficientemente protegidas y que permanentemente tienen que temer que su sistemanervioso central se pueda estrellar, no se hallan en posición de aprender cosas difíciles yenfrentarse a más retos.Algunos fragmentos del libro “Autism: An Inside-Out Approach (Autismo: unenfoque a fondo) en donde Donna Williams habla sobre un entorno educativo ideal sonlos siguientes:Mi entorno educativo ideal sería uno en donde la clase tuviera muy poco eco oluz reflectora, donde la iluminación fuera suave y se proyectara hacía arriba en lugarde hacía abajo…Sería un entorno donde el volumen de la voz del educador sería suave,de modo que tendría que elegir sumamente a él en lugar de sentirme bombardeada…5
  6. 6. Sería un entorno que tomaría en cuenta la hipersensibilidad en sus variantesmono y sensorial, así como la sobrecarga de información, y no asumiría que larealidad sensorial, cognitiva, emocional, social o de percepción del educador fuera laúnica…Hay muchas cosas que las personas con autismo a menudo tratan de evitar:control externo, desorden, caos, ruido, luz intensa, tacto, implicación en general,implicación emocional, ser observados u obligados a observar. Desafortunadamente, lamayoría de entornos educativos se componen, precisamente, de todas estas cosas.Todavía queda mucho camino por delante, ¿no les parece?Aunque éste no sea el primer libro que se publica sobre problemas sensoriales,Olga Bodashina es una pionera. Ha conseguido reunir tantos testimonios de las personascon autismo de alto funcionamiento, aportar tantas visiones interiores profundas.Algunos pueden decir que la información no está validada científicamente. Si estainformación es urgente, entonces no hay tiempo que perder, no hay tiempo que aguardarhasta que cada detalle haya sido científicamente probado. Uno no culpa a un niño ciegopor ser incapaz de nombrar los colores. Y sin embargo, se continúa culpando a losjóvenes con autismo a pesar de sus percepciones distorsionadas, más lentas o másrápidas…Muchos profesionales, a pesar de las pruebas, continúan creyendo que estosproblemas tienen un origen psicológico y no fisiológico. Un enfoque educativo,complementado por un “tratamiento” sensorial, no es una cuestión de “la cantidad dehoras”, sino en “qué mundo de percepción” vivimos. Aprender cómo funcionan lossentidos de cada persona con autismo es una clave crucial para poder entender a cadapersona. (O’Neill). Coincido con Olga Bodashina cuando dice al final: dejemos deintentar convertirles en personas “normales”. Ayudémosles a enfrentarse a susproblemas y a cómo sobrevivir a nivel colectivo.INTRODUCCIÓN.Desde que el autismo fuera identificado por primera vez en 1943 (Kanner), se hadesarrollado estudios para investigar esta condición desde distintas perspectivas. Sinembargo, lo que los expertos en este campo no han tomado en cuenta es la opinión delos “expertos nativos”, o personas con autismo. Algunas personas con autismo prefierenque se las llame “autistas” y esto ha de respetarse en cada caso particular, tras hablarcon la autora y con el fin de promover un lenguaje con actitudes positivas hacia estaspersonas, en la traducción se ha preferido no hablar de “autistas” sino de “personas con6
  7. 7. autismo”, anteponiendo así la persona al trastorno y evitando utilizar condicionesclínicas como adjetivos.En este libro trato de demostrar que “diferente” no significa “anómalo” o“defectuoso”. La “normalidad” es un término muy relativo, dado que la “norma” seaplica a menudo al procedimiento mayorítario, con lo cual estaría mejor justificadodesignarlo como “típico”. Para evitar el término “normal”, las personas con autismo enla Red Internacional de Autismo fundada por Jim Sinclair y Donna Williams en 1992,han introducido un nuevo término: “Funcionamiento Neuronal Típico” para describir alas personas sin autismo.El autismo es una forma de ser, ya que todo lo invade, cada experiencia, cadasensación, percepción, pensamiento, emoción; en resumen, todos y cada uno de losaspectos de la existencia. Ellos no responden en la manera en que esperamos, puestoque tienen sistemas diferentes de percepción y comunicación. Bob Morris (1999)denomina esto como SPHSP: Sentidos, percepciones, habilidades y sistemas depensamiento (SPHSP/SPATS: senses, perceptions, habilitéis and Thinking Systems)que no se realizan en el mismo rango que los de las personas con funcionamientoneuronal típico. Obviamente, resulta muy difícil comunicarse con alguien que empleaun “lenguaje” diferente (y las personas con autismo son como “extranjeros” en mediode cualquier cultura). Pero no es adecuado utilizar métodos de personas sin autismo paraenseñar y tratar a los niños con autismo. Está claro que esos métodos fallarán, a vecesllegando a dañar sus vidas.Hay que renunciar a suposiciones convencionales (las de las personas sinautismo) y aprender de ellos sobre sus sistemas de comunicación, para tender puentesentre los dos mundos. Se puede seguir la recomendación de Donna Williams acerca dela forma de ayudar a personas con autismo:”Si tienes un camello que tiene dificultadespara caminar por el peso de varios fardos, lo más sencillo para facilitar la marcha deese camello quitarle cuantos más fardos sea posible”, en vez de enseñar “…al camellocaminar o aparentar que camina mientras soporta los fardos, no vaya a ser la últimagota que colme el vaso. Para soltar los fardos del lomo del camello, hay que hacer doscosas: una es identificarlos y otra es saber cómo quitarlos” (Williams 1996, pág.87).Actualmente no hay pruebas médicas que detecten el autismo, su diagnóstico sebasa más bien en la presencia de conductas específicas (DSM-IV, ICD-10),concretamente, en la alteración en los campos de interacción social, comunicación eimaginación, conocida como la Tríada de Alteraciones (Wing, 1992). Estas conductas7
  8. 8. son un grupo de reacciones compensatorias determinadas que vienen causadas poralguna(s) alteración(es) fundamental(es) y no pueden ser consideradas comocaracterísticas primarias. Estas características de conducta, no dicen mucho sobre porqué las personas con autismo las muestran y cómo experimentan el mundo. De ahí quesea inútil tratar de eliminar dichas conductas sin haber identificado sus causassubyacentes, independientemente de si esas “extrañas reacciones” interfieren en laenseñanza o el tratamiento de niños con autismo.Desde que Kanner (1943) identificara el autismo, han ido surgiendo distintasteorías sobre los posibles déficits que conlleva el autismo. Y desde los años 70 elprincipal énfasis se ha dirigido hacia el desarrollo cognitivo de niños con autismo, a lavez que se originaban diferentes teorías sobre los déficits cognitivos: “teoría de lamente” (Baron-Cohen, Leslie y Frith 1985); teoría de la coherencia central (Frith,1989); teoría del déficit de funcionamiento ejecutivo (Ozonoff, 1995) y otras más.Todas estas teorías sugieren que los procesos de percepción de bajo nivel están intactosen el autismo, y que se puede asumir que, el procesamiento de la información hasta elpunto de su interpretación por el sistema central, se hace con normalidad en el autismo(Frith, 1989). Actualmente hay muchas causas de autismo y algunos investigadoresincluso distinguen varios tipos de autismo los cuales resultarían todos en algunospatrones de conducta (alteraciones en la interacción social, comunicación eimaginación). Aunque muchos problemas diferentes puedan producir síntomassimilares, lo que en realidad el autismo es una combinación de esos problemasreflejados en la Tríada. Se ha demostrado que los déficits en el procesamiento de lainformación, tanto en la percepción como en la ejecución, se hallan en todas laspersonas dentro del espectro del autismo, aunque el rol de los problemas de percepciónsensorial es aún muy controvertido.En los años 60 y 70 se señalaba la idea de las anomalías en la percepciónsensorial como una característica intrínseca a este trastorno (Rimland, 1964) y seformuló la teoría de la disfunción sensorial (Delacato, 1974). A pesar de que se hanobservado experiencias sensoriales inusuales en las personas con autismo todavía seenumeran como una característica asociada del autismo en las principalesclasificaciones de diagnóstico.Aunque se ha publicado una serie de obras que inciden sobre las anomalías depercepción en el autismo, hoy no se ha investigado sistemáticamente esas posiblesanomalías ni cual sería su papel a la hora de causar conductas del autismo. Hace falta8
  9. 9. desarrollar más investigación para descubrir si esos problemas de percepción soncaracterísticas intrínsecas en las anomalías del autismo, qué sentidos se ven afectados, laintensidad con que dichos sentidos funcionan, etc.Este libro intenta reconstruir el mundo sensorial del autismo para ayudar acomprender la forma en que las personas con autismo experimentan el mundo, porquesus especialistas, aunque movidos por la mejor de las intenciones, a menudo “fallan alas personas con autismo y la mayoría de las personas con autismo no recibe ningunaayuda en absoluto, muchas de ellas se sienten degradadas y algunas incluso han sidodañadas” (Gerland, 1998), debido a una incorrecta comprensión e interpretación de sucondición. El siguiente es un intento de describir las posibles experiencias sensoriales(no siempre necesariamente anomalías) basado en el testimonio personal de personascon autismo. Si logramos entender las causas de ciertas conductas, podremos aceptarlas.Si sabemos qué buscar, nos será más fácil entender los problemas y habilidades de lapersona, y podremos hallar métodos apropiados para identificar las dificultades. Es más,entender la forma en que las personas con autismo experimentan el mundo conllevaráun respeto hacia las personas con autismo en su intento de sobrevivir y llevar una vidaproductiva en nuestro mundo, en lugar de enfrentarse a la falta de aceptación a menudomostrada por la gente.Lo que les falta a muchos estudios sobre la disfunción sensorial en el autismo esla opinión y puntos de vista del problema que tienen las personas con autismo. BobMorris (1999) lo denomina “error original”, es decir, tratar de reconstruir el “mundo delas personas con autismo” empleando los métodos y percepciones de las personas sinautismo. Para evitar esto debe verse como la principal fuente de información de estacondición. Nuestro enfoque consiste en escuchar a las personas con autismo que deseancomunicarse y explicar cómo experimentan ellos el mundo, sin asumir que sólo nuestravisión puede ser la correcta porque para eso somos especialistas/padres.En este libro, el término “tipos de disfunción sensorial ha sido reemplazado por“tipos de experiencias sensoriales”, dado que no todas sus experiencias resultan ser“disfuncionales”o “defectuosas” sino más bien “diferentes” o “que muestran una super-habilidad” (por ejemplo, “sinestesia”, “resonancia”, “visión aguda/oído agudo”, etc) ypodrían ser consideradas como puntos fuertes más que déficits.Antes de entrar en los posibles patrones de experiencias de percepción sensorialse ofrece una explicación de por qué no se debe ignorar el rol de estas diferencias(CAPÍTULO 1) y considerar los conceptos y problemas generales como los SISTEMAS9
  10. 10. SENSORIALES y la PERCEPCIÓN (CAPÍTULO 2). En los CAPÍTULOS 3 y 4 seanalizan las posibles EXPERIENCIAS SENSORIALES y los ESTILOS DEPERCEPCIÓN en el autismo. Dado que las diferencias en la percepción sensorialafectan a los procesos cognitivos, se profundiza en cómo se reflejan estas diferencias depercepción en las diferencias de PENSAMIENTO. (CAPÍTULO 5). A continuación seincluye la sección “qué síntomas buscar”, para ayudar a la identificación de cadacaracterística particular. A veces no podemos explicar una conducta porque noconocemos su causa. Mientras se leen las descripciones los lectores pueden hacer doscosas: 1, intentar simular estas experiencias sensoriales del autismo para al menosimaginarse lo que sería para ellos, y 2, pensar en alguien con autismo que conozcamos.Otras CONDICIONES SENSORIALES, que son muy comunes en el autismovienen descritas en el CAPÍTULO 6. Las experiencias sensoriales y estilos depercepción se clasifican en 20 categorías. Aunque no sería completa, por lo que serequiere más investigación y cooperación de las personas con autismo.Tras la “exploración” del mundo sensorial, se pasa a considerar los distintostratamientos destinados a eliminar los problemas de percepción sensorial,complementándolo con un debate de las limitaciones y puntos fuertes de los diferentesenfoques y técnicas que tratan las dificultades de percepción sensorial experimentadaspor las personas con autismo (CAPÍTULO 7). Y por último aparecen los “arco iris”:herramienta gráfica desarrollada para ayudar a identificar las posibles experienciasdiferentes de cada niño, para poder trabajar con ellos “en su territorio”.(CAPÍTULO 8).(La Lista de Control de Perfil Sensorial se incluye en el APÉNDICE 1 y se ha diseñadopara identificar las áreas de puntos fuertes y retos para personas con autismo). El Perfilde Percepción Sensorial pretende evaluar el impacto de estas dificultades en cadapersona, así como dar pie a estrategias relevantes y cambios en el entorno para facilitarque se puedan desenvolver mejor. En el CAPÍTULO 9 se dan algunas ideas que ayudana interpretar las conductas causadas por las diferencias de percepción sensorial y aidentificar las dificultades de percepción sensorial que tienen las personas con autismo.A lo largo de todo el libro, se ofrecen ejemplos que ilustran los distintos fenómenos.10
  11. 11. CAPÍTULO 1: ¿DISFUNCIÓN SENSORIAL O EXPERIENCIASSENSORIALES DIFERENTES?Durante las últimas décadas han aparecido diferentes concepciones del autismo,entre las que se destacan las anomalías perceptivas sensoriales como base de lascaracterísticas centrales del trastorno. Algunos investigadores describen el autismocomo un trastorno de los sentidos que una disfunción social, en la que cada sentidoopera de una manera aislada y donde el cerebro es incapaz de organizar los estímulos demanera significativa (Hatch-Rasmussen, 1995). Se ha barajado que los síntomas delautismo sean simplemente la consecuencia de una lesión cerebral que hace que loscerebros de los niños con autismo perciban estímulos e informaciones del mundodiferentes de aquellos cerebros sin autismo. El autismo se define en ocasiones como unadisfunción sensorial (Delacato, 1974), un trastorno integrativo sensorial en el que elcerebro no es capaz de proporcionar significado alguno a las sensaciones, ni deorganizarlas en percepciones y posteriormente en conceptos (Ayres, 1979), etc. Algunosautores afirman que presentar una experiencia sensorial poco común constituye unacaracterística primaria capaz de explicar los síntomas básicos del autismo incluidos enel DSM-IV (cuarta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornosmentales) y el CIE-10 (clasificación internacional de enfermedades). De esa manera, laspercepciones anómalas podrían ocasionar altos niveles de ansiedad, dando lugarsucesivamente a conductas obsesivas o compulsivas convirtiendo de esta forma losproblemas secundarios del desarrollo en los criterios más comunes (Delacato, 1974).A pesar de que no es tan fácil como parece, ya que el autismo es un fenómenomuy complejo de explicar por medio de las experiencias sensoriales, si es cierto que losproblemas perceptivos sensoriales juegan un papel importante en el autismo. La pruebaindirecta viene dada por la investigación de los campos del aislamiento sensorial y delas alteraciones visuales y/o auditivas. Estos estudios (Doman, 1984) muestran que unaislamiento súbito y casi completo de la estimulación a través de los cinco sentidospuede llevar a conductas similares a las halladas en el autismo (retraimiento,movimientos estereotipados, etc). Los síntomas del aislamiento sensorial en losanimales y muchos síntomas del autismo son similares: los animales recluidos en unentorno hostil se muestran excitables y adoptan conductas estereotipadas, llegandoincluso hasta autolesionarse (Grandin, 1996).La investigación en las alteraciones visuales ha mostrado casos en los que sepresentan algunos patrones similares tanto en niños ciegos como en niños con autismo,11
  12. 12. tales como las alteraciones en la interacción social, comunicación y movimientosestereotipados. Gense y Gense (1994) han ilustrado que las formas en las que seasemejan las conductas existentes de los niños con autismo y aquellas de los quepresentan alteraciones visuales. Por ejemplo, conductas como balanceos rítmicos de lacabeza, girar objetos, el “abrazo del entorno físico” (especialmente en espacios amplios)y la necesidad de tocar todo en un cuarto antes de sentarse, son típicas tanto en los niñoscon autismo como en aquellos con deficiencias visuales. A menudo, esta conducta seatribuye en el autismo a conductas rituales obsesivas, sin llegar a dar una explicación dedicha conducta. Las personas con autismo sostienen que la causa original se debe a unanaturaleza perceptiva. Por ejemplo, cuando se le preguntó a Donna Williams, una mujercon autismo que logró un buen nivel de desarrollo de sus capacidades, el motivo por elcual hacía esto último, ella explicó que encontraba dificultad en percibirse a sí misma enrelación con el entorno, a menos que realizara esta conducta, esto le daba seguridad,ayudándole de esa manera a interpretar su contexto ambiental. También se hanobservado características comunes en el desarrollo del lenguaje de los niños conautismo y de aquellos que presentan alteraciones visuales. Por ejemplo, se ha apreciadoque dos características distintivas del “lenguaje propio del autismo”, como son LAECOLALIA y la INVERSIÓN PRONOMINAL, se dan también en el lenguaje de losniños que presentan alteraciones visuales (Fay y Schuler, 1980). Por lo tanto, se puedeafirmar que la estimulación visual juega un papel crítico en el desarrollo de lacomunicación. Existen también características similares a las del autismo en los niñossordos, aunque en menor grado.Alrededor del 75 al 80 por ciento de la información acerca del mundo se recibe através de la visión. Así pues, un niño ciego tiene que entender o procesar un conjuntomuy diferente de información sensorial y como consecuencia puede desarrollarproblemas emocionales y psicológicos dando lugar a conductas como las del autismo.Los investigadores (Cass, 1996) consideran que ese panorama similar al autismoobservado en niños ciegos viene dado por el mismo déficit central que en los niños conautismo videntes. De esta manera, las características que se detallan puedenconsiderarse como “normales”en el caso de los niños ciegos: ausencia de contactovisual, mirada fija, conductas repetitivas, anomalías del lenguaje, conductas deorientación (oler, tocar objetos, etc). Se plantea una cuestión: ¿Son “ciegos” de algunamanera los niños con autismo”?, es decir, ¿está distorsionada su percepción? Aunque laceguera implica que existe una ausencia de información acerca del mundo, ésta afecta a12
  13. 13. todos los niveles de funcionamiento de persona. Para establecer un paralelismo, sepuede suponer que el autismo implica la existencia de distorsiones en la informaciónvisual / auditiva / olfativa/ táctil del mundo. Mientras que la persona con ceguera /sordera / sordoceguera dispone de otros sentidos (que funcionan correctamente) paracompensar dicha falta de visión, audición, y pueden “ver” a través de sus oídos, nariz ymanos, o “escuchar” a través de sus manos y ojos; sin embargo, los de las personas conautismo no pueden a menudo confiar en sus sentidos, ya que estos pueden estarafectados de alguna manera.Merece la pena aprender de qué manera las personas con autismo contemplan ensí mismos el papel de las dificultades perceptivas sensoriales que sufren. Los informespersonales de las personas con autismo revelan que la percepción anómala constituyeuno de los principales problemas que sufren. Así mismo, muchos autores con autismoconsideran el autismo como una condición relacionada en gran parte con el procesosensorial. Por ejemplo, J.G.T. Van Dalen (1995) considera que la causa invisible detodos los problemas emocionales y sociales proviene de una naturaleza perceptiva yque, para que se entienda realmente el autismo, éste tiene que verse por encima de todocomo un déficit perceptivo. Para Donna Williams (1992), sus dificultades de expresiónfueron secundarias y éstas aparecieron a partir de una serie de anomalías primarias quele dificultaban la percepción del mundo que se encontraba a su alrededor. TempleGrandin (1996), una de las mujeres con autismo afirma que algunos episodios de malaconducta estaban causados directamente por las dificultades sensoriales y considera quela mayoría de las personas con autismo sufren continuos problemas de procesamientosensorial, que van desde imágenes fragmentadas e inconexas en un extremo a una ligeraanomalía en el otro.En el Geneva Centre for Autisme (Centro para Autismo de Ginebra) (Walter yCantello, 1994) se llevó a cabo una encuesta con el fin de conseguir nuevaspercepciones dentro de las experiencias sensoriales de las personas con autismo. Se lespidió que completaran la encuesta de forma anónima vía Internet. Según los datosobtenidos, el 81% presentaron diferencias en la percepción visual, el 87% en la auditiva,el 77% en la táctil, el 30% en la gustativa y el 56% en la olfativa. Todos estos datosmuestran algunas evidencias del papel que juega la percepción sensorial distorsionadaen el autismo.Las personas con autismo entienden desde una edad temprana que sondiferentes, pero no saben el porqué. No es extraño que a menudo ignoren que su13
  14. 14. percepción del mundo es diferente, ya que no tienen ningún referente más con el quecomparar dichas percepciones. Bob Morris (1999) explica que: si naces con diferentespercepciones, no tienes manera de saber que tus percepciones individuales no son lasmismas que las del 99% de la población hasta que realmente dichas diferencias llamantu atención”. Las personas con autismo se dan cuenta por primera vez de sus diferenciasal final de la etapa adolescente o incluso más tarde. Por ejemplo, pasaron muchos añosantes de que Liane Willey, una mujer con el síndrome de asperger , comprendiera queella realizaba y pensaba muchas cosas que otras personas no hacían. Entonces, se diocuenta de lo peculiar que era su mundo, el cual no era ni equivocado, embarazoso o sinesencia, sino simplemente diferente.A fin de ilustrar la idea de confusión e incorrecta identificación que las personasde desarrollo típico (en este caso sin autismo) tienen acerca de los que tienen autismo,Bob Morris (1999) utiliza el cuento de Andersen “El Patito Feo”. Un huevo de cisne seextravió y apareció en el nido de un pato. A medida que crecía, los demás lo veían comoun pato raro y torpe. Pero, algún tiempo después, y tras una correcta identificación, elcisne se mostró físicamente más majestuoso, esplendoroso y poderoso que lo quecualquier pato hubiera jamás esperado llegar a ser. El autor concluye diciendo que sicomprendemos que todos nosotros tenemos patrones de habilidad complementarios,tanto débiles como fuertes, en nuestros respectivos SPHSP (sentidos, percepciones,habilidades y sistemas de pensamiento), entonces las personas con autismo podránllevar una vida, en lugar de depender de una ayuda vital de por vida. Morris aconseja alos profesionales que se incluyan dichos SPHSP a la hora de llevar a cabo lacomprobación del diagnóstico y que se les enseñe a todos aquellos sabios patos areconocer, tratar y desarrollar un cisne, en vez de intentar modelar el cisne hastaconvertirlo en un pato con defectos.Muchas personas con autismo han confirmado el hecho de que las personas conautismo comparten sistemas de percepción y pensamientos comunes. Así mismo,manifiestan tener pocos problemas a la hora de comunicarse y entenderse con personasde “su mismo tipo” (Dekker, 1999, Williams,1994). Aunque existen múltiplesvariedades en lo que a percepción se refiere, las personas con autismo no son tandiferentes de las de desarrollo típico si se toman en consideración los SPHSP comoconjunto (Morris, 1999). A pesar de que los sistemas trabajan de manera diferente, lasrespuestas a los estímulos sensoriales son “normales” (desde el punto de vista de lapersona con autismo), si bien diferentes y convencionales, pero no por ello anómalas o14
  15. 15. defectuosas. Parece incorrecto el usar métodos propios de las personas sin autismo paratratar a las personas con autismo. Siempre, existen dos maneras de mirar las cosas: lamanera sin autismo y la manera con autismo (Bovee). Nuestra tarea sería aprender aentender la segunda manera.En el siguiente capítulo, trataremos brevemente los conceptos generales queusaremos a lo largo de todo el libro, como pueden ser los SISTEMAS SENSORIALESy de PERCEPCIÓN, y se comparará el desarrollo perceptivo sensorial de los niños conautismo y de los que no tienen autismo.CAPÍTULO 2: LA PERCEPCIÓN.2.1 SISTEMAS SENSORIALES.El filósofo francés, Etienne Bonnet Condillac (1715-1780) sostuvo que todoslos conocimientos, juicios y reflexiones provienen de las sensaciones. A fin de ilustrarel papel que juegan los sentidos en la conformación de la mente, describió una estatuade mármol a la que en un principio se le dotó de un único sentido, el olfativo. Luego, sele proporcionó el gustativo, el táctil y finalmente, el auditivo y el visual, de manera quedicha estatua cobró vida. Para empezar a entender de qué manera sentimos y percibimosel mundo, debemos conocer en primer lugar cómo se construyen los mecanismossensoriales y de qué forma funcionan a la hora de transmitir las sensaciones, es decir,qué tipo de experiencias originan los estímulos. Estos sentidos actúan a través deórganos sensoriales especializados.Los órganos sensoriales o receptores (órganos o células capaces de responder aun estímulo externo, como puede ser la luz, el calor, etc y de transmitir una señal a unnervio sensorial) se pueden clasificar en: a) RECEPTORES EXTEROCEPTIVOS:cuando captan estímulos que se producen fuera del organismo. Se dividen en sentidos adistancia ( vista, oído y olfato) y sentidos por contacto (gusto y tacto). b)RECEPTORES INTEROCEPTIVOS: cuando captan estímulos que se producen dentrodel organismo. Las células interoceptivas operan dentro del cuerpo. Dentro de éstos,tenemos los propioceptores, que tienen como misión informar de la posición ymovimiento del cuerpo. Tradicionalmente, se distinguen los siguientes sistemassensoriales:1) VISIÓN: la facultad de ver.2) AUDITIVO: la facultad de percibir sonidos.15
  16. 16. 3) SISTEMA VESTIBULAR: se refiere a las estructuras que se encuentran dentrodel oído interno. Dicho sistema participa en la captación de la posición de losmovimientos de la cabeza.4) OLFATIVO: la facultad de percibir olores y aromas.5) GUSTATIVO: la facultad de percibir el sabor de una sustancia soluble cuandoésta se encuentra en la boca y garganta.6) TÁCTIL: la facultad de percibir el tacto, presión, dolor, temperatura.7) PROPIOCEPTIVO: la facultad de percibir estímulos que se producen dentro delorganismo, especialmente aquellos relacionados con la posición y movimientodel cuerpo.Los órganos sensoriales transforman los estímulos sensoriales, como la luz,sonidos, olores, sabores, texturas (al tacto), en señales nerviosas eléctricas/químicas, lascuales se identifican, se reúnen y se interpretan en el cerebro. Las señales de cadaórgano sensorial se procesan en áreas especializadas del cerebro. La mayoría de lainformación sensorial (excepto el olor) pasa a través del tálamo y, a continuación, dondese realiza un procesamiento secundario.A) OLFACCIÓN (EL SENTIDO DEL OLFATO).El sistema olfativo es el canal sensorial principal durante la infancia. Losreceptores olfativos están localizados en las fosas nasales, en la pequeña región queconstituye el epitelio olfativo, y es donde se activan las moléculas odorantes que estánpresentes en el aire. Existen alrededor de 10 millones de receptores olfativos en la nariz,de al menos 20 tipos diferentes. Cada tipo detecta una gama diferente de moléculasolfativas. Los receptores responden rápidamente a las diminutas sustancias químicasque se encuentran en el aire. Sin embargo, también se adaptan a ellas en un breveespacio de tiempo, de manera que la intensidad del olor se disipa en un breve lapso detiempo. Las señales nerviosas circulan desde el nervio olfativo hasta el centro olfativodel cerebro, que procesa el patrón de señal electroquímica e identifica el olor. El olfatose diferencia de otros sentidos en dos formas. En primer lugar, es el único sentido que seencuentra conectado directamente con la amígdala (sistema límbico) y, a continuación,a la corteza cerebral, sin tener que pasar antes por el tálamo, una estación de relevosensorial en la que las señales sensoriales se transmiten a otras regiones de la cortezaespecializadas para cada sentido. En segundo lugar, y a diferencia de otros sentidos, nova desde cada fosa nasal al hemisferio opuesto, sino que pasa sin cruzar al mismohemisferio. Juega un gran papel en la percepción de los sabores.16
  17. 17. B) SISTEMA GUSTATIVO: EL SENTIDO DEL GUSTOLos receptores del gusto son las papilas gustativas, que se encuentran en lalengua, la cara interna de las mejillas, el paladar de la boca y en la garganta. Tenemosentre 2000 y 5000 papilas gustativas que se subdividen en diversas categoríasdependiendo de los gustos primarios: dulce (cerca de la punta de la lengua), salado yagrío (en los laterales de la lengua), amargo y picante (en la parte posterior de lalengua). La zona media de la lengua, conocida también como punto ciego de la lengua,no contiene papilas gustativas. Así mismo, la lengua también puede sentir latemperatura y la textura. Este sentido no es muy fuerte sin el sentido del olfato. Esta esla razón por la cual no percibimos ningún sabor o gusto cuando tenemos un resfriado ynuestro sentido del olfato está bloqueado. Los sentidos del olfato y del gusto sedenominan a menudo sentidos químicos debido a que ambos funcionan de manerasimilar: el gusto actúa por contacto de sustancias químicas en los líquidos, y el olfatocon sustancias químicas que flotan en el aire.17
  18. 18. C) VISIÓN.Los ojos son los órganos sensoriales de la visión. Su función es recibir la luz ydejar que ésta llegue hasta las terminaciones nerviosas (receptores de la vista) que seencuentran en la parte posterior de los ojos (la retina). El punto ciego es el lugar en elque se unen las terminaciones nerviosas de los conos y bastones que forman el nervioóptico y sus vasos sanguíneos con la retina. Se denomina de esta manera debido a queesa parte de la retina carece de células sensibles a la luz, por lo que los ojos no recibenluz en dicho lugar. Para hallar el punto ciego dibuja en un folio dos cruces, una en cadaextremo. Lentamente mueva el folio hacia su cara. En algún punto durante esemovimiento hacia usted, una de las cruces parecerá desaparecer. Esto ocurre cuando laimagen cae precisamente dentro de un punto ciego.C.1) DESCRIPCIÓN DEL OJO.El globo ocular está compuesto por tres capas:a) LA ESCLERÓTICA es la parte externa ( lo blanco) del ojo y es la que protegeel globo ocular. La córnea es la parte transparente que está situada en la partedelantera del ojo.b) EL COROIDES es la capa intermedia del globo ocular, que contiene miles devasos sanguíneos y proporciona oxígeno al ojo.18
  19. 19. c) LA RETINA es la capa más interna del ojo, formada por: los conos sonsensibles a los colores y las luces intensas, y los bastones son sensibles aintensidades mínimas de luz.La luz entra en el ojo a través de la pupila. El iris (el área circular coloreadadel ojo) controla la cantidad de luz que llega al ojo. Justo detrás de la pupila seencuentra el cristalino. Éste invierte la imagen, de manera que ésta se proyecta al revéssobre la retina. El cerebro es el encargado de invertir la imagen para que esté en sentidocorrecto. El cristalino a su vez es el encargado de enfocar los rayos de luz. La capacidadde los ojos de ajustar el enfoque mediante el aumento o la disminución del tamaño delcristalino, se llama acomodación. En una visión normal, los rayos de luz se enfocanjusto sobre la retina. Sin embargo, a veces puede ocurrir que la córnea y el cristalinoenfoquen correctamente. En la miopía (visión corta), la luz de los objetos lejanos seenfoca frente a la retina, cuya consecuencia es la percepción de imágenes borrosas. Enla hipermetropía (visión larga), la luz de los objetos cercanos se enfoca detrás de laretina, de manera que la visión de imágenes será asimismo borrosa. El espacio situadoentre la córnea y cristalino está ocupado por un líquido claro y aguado que recibe elnombre de humor acuoso, ayudando a proporcionar el tono adecuado al globo ocular.Directamente detrás de la púpila y del cristalino, la retina tiene una pequeña regióndenominada mancha amarilla, en la que se concentran la mayoría de los conos.19
  20. 20. C.2) PROCESO DE LA VISIÓN.El cerebro aprende a compensar y completar las partes incompletas de laimagen a través de la información de colores y formas que se encuentra alrededor dedicha imagen. Cada campo visual del ojo cubre un área ligeramente diferente y cada ojovisualiza un objeto desde un ángulo ligeramente diferente. El cerebro combina ambasimágenes del objeto dando una única visión. La visión a través de los dos ojos se llamavisión binocular o estereoscópica. Las señales eléctricas se transmiten a lo largo delnervio óptico de cada ojo y cruzan el quiasma óptico, de manera que las señales del ladoderecho del ojo izquierdo y del lado derecho del ojo derecho van al hemisferioderecho y las señales del lado izquierdo de cada ojo van al hemisferio izquierdo. Lacorteza visual del cerebro está compuesta por numerosas áreas, cada una de las cualesprocesa diferentes aspectos de la vista, tales como el color, forma, tamaño, movimiento,profundidad, distancia, etc. De este modo, cada elemento visual se procesa en diferentesáreas del cerebro.D) AUDICIÓN.Los oídos son los órganos sensoriales de la audición. La información sonorade cada oído va a la corteza auditiva del hemisferio contrario.20
  21. 21. D.1) PARTES DEL OÍDO.El oído consta de tres partes: a) el oído externo: la principal misión de la pinna opabellón (parte superior del oído externo) es la de captar o dirigir las ondas sonorashacia el interior del oído. El canal auditivo es un tubo corto que va desde el pabellón ala membrana timpánica (una membrana muy delgada y semitransparente que cierra pordentro el conducto auditivo externo). Cuando las ondas sonoras atraviesan el canalauditivo y pegan en el tímpano, hacen que éste vibre. Las vibraciones llegan a través dela cavidad del oído medio.b) El oído medio: existen tres huesecillos, el martillo, el yunque y el estribo, queforman una cadena a través del oído medio. La vibración de la membrana timpánicaproduce la vibración de estos tres huesecillos, los cuales, a su vez, hacen que vibre laventana oval (otra membrana que se encuentra en el interno, en el lado contrario de lamembrana timpánica). La trompa de Eustaquio es un conducto que conecta el oídomedio como parte trasera de la garganta (laringe) y sirve para igualar la presión de airede los lados del tímpano.c) El oído interno: la vibración de la ventana oval hace que la perilinfa (un fluidoque se encuentra en el oído interno) vibre y se originen ondas de vibración en laendolinfa (un fluido que rodea las terminaciones nerviosas auditivas) y envíainformación electroquímica a lo largo de los receptores auditivos hacía eltroncoencéfalo a través del tálamo a la corteza auditiva del lóbulo temporal para elprocesamiento secundario.21
  22. 22. E) SISTEMA VESTIBULAR.Los órganos sensoriales del equilibrio y gravedad, están localizados en el oídointerno. Existen tres canales semicirculares, que están cubiertos de endolinfa. Estosórganos envían mensajes al cerebro relativos al movimiento y cambios en la posición dela cabeza: cuando movemos nuestra cabeza, nos giramos, nos acostamos, etc. laendolinfa presiona las terminaciones nerviosas situadas detrás de la pared de cada canaly envía el mensaje al cerebro. El sentido del equilibrio se encuentra respaldado por lavisión y por los propioceptores. Es mucho más difícil mantenerse en equilibrio con unpie teniendo los ojos cerrados. A menudo, cuando nos giramos tenemos una sensaciónde vértigo y esto se debe a que el cerebro recibe mensajes confusos acerca de laposición de nuestro cuerpo. A los bebés les lleva tiempo desarrollar la coordinaciónentre el sentido del equilibrio, la vista y los propioceptores.F) PROPIOCEPCIÓN.El sistema propioceptivo (sentido cenestésico) nos proporciona informaciónacerca de los músculos y articulaciones (contracción, estiramiento, doblamiento,compresión, etc) y permite que nos demos cuenta de la posición del cuerpo. Losreceptores que se encuentran en los músculos, tendones y articulaciones informan alcerebro acerca de la posición y postura del cuerpo. Así mismo, los propioceptores22
  23. 23. también identifican la cantidad correcta de presión que hay que ejercer para levantaralgo ligero o pesado. La información propioceptiva se procesa en diferentes zonas delcerebro.G) SISTEMA TÁCTIL.El sentido del tacto es uno de los primeros sentidos en desarrollarse,comenzando dicho desarrollo en el útero. Juega un papel importante a la hora de recibirinformación acerca del entorno y mostrando reacciones de protección. La piel es elórgano sensorial del tacto. Existen cinco tipos de receptores táctiles en las diversascapas de la piel: para el tacto sensible, la presión, el dolor, el calor y el frío. Losdiferentes receptores táctiles responden a distintos tipos de estímulos. Por ejemplo, loscorpúsculos de Pacini son terminaciones nerviosas que responden principalmente aestímulos mecánicos de presión; las terminaciones de Merkel y Meissner, reaccionanante el contacto y las vibraciones pequeñas y rápidas; las de Ruffini perciben loscambios de temperatura; los nociceptores son los receptores primarios del dolororiginado a causa de temperaturas extremas, presión, etc. Tenemos muchos receptorespor toda la piel. Se concentran en mayor número en algunos lugares, como por ejemplo,en las yemas de los dedos, haciendo que éstas sean muy sensibles, y en menor densidaden otros, como en la espalda. Cuando los receptores táctiles se estimulan mediante elcontacto, calor, frío o vibración, estos envían señales a las zonas específicas del cerebro.Cuando nos vestimos, podemos sentir el tacto de nuestra ropa sobre la piel, pero estasensación desaparece gradualmente. Esta pérdida progresiva de sensación se denominaHABITUACIÓN. Ocurre lo mismo con el olfato y el gusto. Si los sentidos se exponen aestímulos continuos, el proceso de habituación aparece rápidamente. Cuando losestímulos cambian, entonces las sensaciones aparecen de nuevo. Al igual que con elolfato y el gusto, los receptores táctiles manifiestan la habituación ante los estímuloscontinuos. Esta es la razón por la cual no sentimos la ropa que llevamos puesta yúnicamente somos conscientes de este hecho si nos la cambiamos o nos la colocamos.2.2. ¿EN QUÉ CONSISTE LA PERCEPCIÓN?Todo aquello que sabemos y conocemos acerca del mundo y de nosotrosmismos proviene de nuestros sentidos. Por consiguiente, todo nuestro conocimiento esproducto de todo aquello que hemos visto, oído, olido, etc. El proceso mediante el cualun organismo recoge, interpreta, comprende la información del mundo exteriormediante los sentidos se denomina PERCEPCIÓN. Éste tiene varias etapas,comenzando por la SENSACIÓN. Éste es un proceso elemental imposible de ser23
  24. 24. analizado que no tiene en cuenta ningún objeto externo, sino que es simplemente unacuestión de sensaciones. Éstas poseen calidad, intensidad y duración. En general sepueden dividir en afectivas, (placer, dolor) y representativas (gusto, tacto, olfato, calor).Desde un nivel perceptivo (material y objetivo), no es comprensible que las cosaspuedan tener un significado más allá del que es perceptivameunte válido (Powell, 2000).Una vez que la información entrante ha pasado por las zonas específicas en el cerebro,las percepciones sensoriales se acoplan junto con las asociaciones cognitivas y sedirigen y se relacionan con los diferentes tipos de cosas que hay en la memoria(conceptos). Por ejemplo, percepción de un bolígrafo se une al concepto de escribir:2.3. DESARROLLO DE LA PERCEPCIÓN SENSORIAL.Un bebé no nace con los conocimientos y estrategias preparadas para percibirlas complejidades de los estímulos ambientales. Esta habilidad se desarrolla con la edad.Después de nacer, la interacción del bebé con el medio ambiente se convierteinmediatamente en una fuente de conocimiento. Los niños adquieren la informaciónEstímulo Sensación Interpretación(percepto)Comprensión (Concepto)Un bolígrafo Un objeto deplásticocilíndrico yalargadoUnbolígrafoPuedoescribir conel24
  25. 25. acerca del mundo y comprueban constantemente la validez de la misma. Por tanto, lapercepción consiste en extraer información mediante la estimulación. (Gibson, 1969).Depende tanto del aprendizaje como de la madurez. Los bebés no nacen con el mundoperceptivo desarrollado en su totalidad sino que ellos mismos lo van creando a través desus propias experiencias, recuerdos y procesos cognitivos. Los bebés no tienenconciencia de la existencia de su cuerpo como un conjunto, como un todo, lo percibencomo “órganos separados, como las manos, boca, brazos, y vientre” y no conocen cómose relacionan las diferentes partes del cuerpo. Aprenden a autopercibirse de una maneragradual y aprenden a controlar las diferentes partes de su cuerpo con el fin de realizarmovimientos intencionados.El bebé aprende a ver, oír, etc. A pesar de que la visión y la audición conllevenla capacidad de recibir visiones y sonidos, ello no implica que se comprendan dichasimágenes visuales y sonidos. Tenemos que aprender a encontrar el significado enaquello que vemos y oímos. Desarrollamos nuestras habilidades en el proceso auditivo yvisual y conseguimos aprenderlas a través de la interacción con el entorno. Los bebésaprenden a diferenciar los diferentes estímulos procedentes de un sinfín de sonidos,formas, patrones, movimientos, y durante los primeros meses de vida consiguendesarrollar la habilidad que les permite llevar a cabo la diferenciación que existe entrelas variaciones de los colores, formas, sonidos, etc. También han de aprender a obtenery almacenar la información procedente de sus sentidos. En realidad, aprenden a usar susórganos sensoriales y a conectar las imágenes sensoriales con sus significados.Si los procesos perceptivos funcionan correctamente, el niño será capaz dedarle sentido a las cosas sin tener que relacionarlas con el entorno. Por otro lado, unaaportación sensorial distorsionada se convierte en información distorsionada. Si sepierde uno o varios sentidos (por ejemplo, la vista o el oído) los demás sentidos sedesarrollan para así poder compensar y crear un equilibrio. Los mundos sensorialesperceptivos de aquellas personas que sufren ceguera o sordera son muy diferentes deaquellas que no presentan estas discapacidades. Aunque cerremos nuestros ojos o nostapemos nuestros oídos, es difícil imaginar como ellos experimentan la vida. Aquípodemos hablar acerca de diferentes percepciones, lenguas, e incluso de diferentesculturas. Por ejemplo, la persona que sufre ceguera vive en un mundotáctil/auditivo/olfativo/gustativo sin ninguna percepción visual. Sus experiencias sebasan en la interacción que establecen con el mundo a través de los sentidosdisponibles. Esto no significa que su mundo sea disfuncional, sino que se trata de un25
  26. 26. mundo diferente. En vez de imágenes visuales, ellos poseen conceptos táctiles-motores.Su percepción del espacio y del tiempo es diferente. Perciben la distancia a través deltiempo, calculando cuánto tiempo les ha llevado llegar a algo o pasarlo. Los invidentescompensan la falta de visión mediante el uso de otros sentidos (a menudo muy agudos)y reconstruyeron ese mundo “sin visión” a través de imágenes sonoras, táctiles y “fotos”olfativas, siendo muy difícil que las personas videntes puedan siquiera imaginar cómohacerlo.Oliver Sacks, en su libro Un antropológo en Marte, escribe sobre un hombreque se llama Virgil y que estuvo ciego durante 45 años. Cuando recuperó la vista, losresultados fueron muy sorprendentes. Podía ver, pero no podía interpretar lo que veía.Seguía permaneciendo “ciego” ante los significados de los estímulos visuales.Únicamente podía lograr ver el significado visual de los objetos si los tocaba, es decir,usando el sistema táctil. Conseguía “ver” con sus oídos, nariz o manos mucho mejor quecon sus ojos, de manera que tuvo que aprender a conectar las experiencias visuales consus significados. Debido a que su mundo se había construido mediante el uso de otrossentidos, le fue verdaderamente difícil aprender a usar sus ojos. Un ejemplo era que élsolamente prestaba atención de una manera visual si se le pedía que lo hiciera de dichaforma. Ya que no poseía experiencia ni memoria visual, tenía grandes problemas a lahora de reconocer los objetos, animales o personas. No podía establecer la distinciónentre un círculo y un cuadrado si no se le permitía tocarlos. Virgil era “mentalmenteinvidente”, era capaz de ver pero no de descifrar lo que estaba viendo. Aquellainformación extraña que le llegaba a través de sus ojos y que no estaba respaldada porexperiencias y memorias visuales, únicamente hacía que su percepción se viera sumidaen un proceso de confusión, de manera que esta información “ajena” interfería con sucapacidad de interpretar al entorno. ¡Podía “ver” mejor sin sus ojos!Las personas que presentan sordera congénita y que recuperan audición enalgún momento de sus vidas también pueden sufrir problemas similares. Al principio,se encuentran a sí mismos sumidos en un mundo de sonidos, siendo incapaces deinterpretarlos (“mentalmente sordos”). Les lleva mucho tiempo aprender a usar susoídos y a darle a cada imagen auditiva su significado correspondiente. Tienen queaprender a “traducir” los estímulos auditivos y convertirlos en estímulosvisuales/olfativos para poder aprender sus significados correspondientes. Aquellos querecuperan la visión o audición a una edad temprana tienen menos problemas a la hora deadaptarse a su nuevo mundo perceptivo, por lo tanto, el factor tiempo es muy importante26
  27. 27. a la hora de tratar los problemas perceptivos. Puede que a algunos niños con autismo seles deba enseñar a usar sus ojos, oídos, a comer y a moverse. Jim Sinclair (1992), unapersona con autismo de alto funcionamiento expresa que algunas habilidades comoreconocer personas y cosas presuponen otras habilidades aún más simples y básicas,como saber adjudicar un significado a los estímulos visuales. Para entender unaconversación se debe aprender a procesar los sonidos, lo cual a su vez requierereconocer los sonidos como elementos que se pueden procesar. Se ha de reconocercomo una forma de establecer un cierto orden dentro del caos existente. Las personascon autismo pueden tener problemas a la hora de adquirir estas habilidades. Algunasfunciones complejas como una conversación (o cualquiera que requiriese conductasmotoras) necesitan que todas las partes del cuerpo se vean implicadas y que secoordinen todos sus movimientos. Producir cualquier conducta en respuesta a unapercepción requiere el control y la coordinación de las entradas y salidas de informacióna la vez, y con una rapidez suficiente como para mantener el ritmo del cambio en lasentradas de información, pudiendo estas entradas precisar un cambio en las salidas deinformación. Los niños con autismo parecen no poseer estas habilidades. A sí que,¿cómo podemos aprender a usar nuestros sentidos para darle sentido al mundo que nosrodea? Eleanor Gibson (1969), identifica tres tendencias del desarrollo perceptivo:1) Incrementar la especificidad de la discriminación. Los organismos madurosrestringen sus reacciones a los estímulos, es decir, responden únicamente a losestímulos reales o a una aproximación ajustada de éstos. Los jóvenes muestranun aumento continuo en la precisión y consistencia de sus discriminaciones ytambién manifiestan una reducción constante del tiempo que necesitan parallevar a cabo dichas discriminaciones.2) La optimización de la atención. La percepción es un proceso activo que cambiapor factores de desarrollo. Los niños de poca edad son muy enérgicos y activos ysus procesos perceptivos son ahora mucho más agudos que las respuestasperceptivas que se dan en la infancia. Por ejemplo, los movimientos de sus ojosno se centran en un punto o lugar fijo de un objeto, sino que examinan sucontorno buscando rasgos distintivos. Seleccionan la información necesaria delestímulo complejo, prestando atención a los estímulos relevantes y pasando poralto los irrelevantes. Sólo con la edad se aprende a prestar atención a lainformación deseada y a ignorar aquello que se considera irrelevante.27
  28. 28. 3) Incrementar la economía en la recogida de información. La combinación deestas dos tendencias del desarrollo ayuda a explicar la creciente sofisticaciónperceptiva. Los jóvenes aprenden a discriminar un objeto centrándoseúnicamente en aquellos rasgos que lo distinguen. Se pueden aislar algunainvariante, es decir, un rasgo o característica que permanezca constante en eltiempo, habrán mejorado de una manera importante la percepción que tienen deun objeto. De este modo, incrementan su capacidad de procesar varios objetos oacontecimientos a la vez, ya que son capaces de establecer y ver las diferentesrelaciones existentes y de dar forma a las estructuras, lo cual facilita la retencióny la memoria económica.El mundo real y el que se percibe son diferentes. Toda la información querecibimos de nuestros sentidos se construye en nuestro cerebro. Éste no puede procesartodos los estímulos presentes, sin embargo, sí que puede seleccionar los aspectos clavesde la escena, mientras que el resto del mundo queda en un segundo término. El procesode la percepción es un proceso activo que guía al cerebro, el cual tiene dos vías: lainformación procedente de los órganos sensoriales (materia prima) se encuentra influidapor la “información interna” (la información que hemos almacenado adaptado a lasexperiencias vividas con anterioridad).A medida que pasan los años tendemos a menudo a “distorsionar” aquello quepercibimos, ya que con frecuencia añadimos a nuestra percepción de lo que “vemos”,“oímos”, etc. aquello que esperamos oír, ver, etc en determinadas situaciones. Estasexpectativas se basan en nuestra experiencia y conocimiento. No es necesario examinaruna superficie plana vertical con un pomo (picaporte) para saber que es una puerta y quepodemos abrirla para entrar en casa, por ejemplo. Muchas de las constancias“perceptivas” almacenadas en nuestro cerebro nos ayudan a movernos en nuestromundo con seguridad y confianza y a “ahorrar tiempo” para llevar a cabo otros procesoscognitivos (resolver problemas, planificar actividades, etc).Nuestra interpretación (lo que vemos) del mundo se basa en nuestraimaginación, memoria, y experiencia. Por ejemplo, conocemos el tamaño de los objetosy las personas por nuestras experiencias pasadas. Usamos este conocimiento para “ver”e interpretar las cosas y las personas a las cuales nos exponemos en el presente. De estemodo, la imagen final (multi-sensorial: visual, auditiva, olfativa, etc) se vedistorsionada, incluso sin darnos cuenta de que nuestro “mundo percibido” no es unacopia verdadera del mundo real. Si miramos a las cuatro personas de la imagen (figura28
  29. 29. 2.2), sabemos que la persona que se encuentra más situada a la izquierda debería parecermás pequeña. Si esta persona parece tener la misma altura, interpretamos que él o ella esel más alto, aunque las cuatro figuras midan exactamente lo mismo. Esto es un ejemplode ilusión visual. Sin embargo, podemos experimentar ilusiones en cualquier modalidadsensorial.La ilusión es una interpretación errónea de algo que existe realmente y que espercibido por los sentidos. Algunas ilusiones pueden surgir por diversas causas, talescomo un conocimiento o percepción imperfectos, un desarreglo de los sentidos, como esel caso de alguien que ve dos objetos donde sólo hay uno. A diferencia de lasalucinaciones, las ilusiones constituyen errores de percepción y/o construcción, más quefalsas construcciones. Existen varios tipos de ilusiones.1) Ilusiones causadas por algunos procesos fisiológicos y/o mecánicos, porejemplo, el punto ciego: el efecto halo (cuando el resplandor de una luz brillantepersiste incluso después de haberla apagado debido a la activación residual delos receptores de luz en la retina.2) Ilusiones causadas por “el filtro de información de figuras de fondo”, que seproducen cuando nuestra percepción depende de aquello que hemos tomadocomo una imagen de primer plano, como por ejemplo, un jarrón o dos caras(figura 2.3.).29
  30. 30. 3) Ilusiones cognitivas: aquellas causadas por la interpretación cognitiva de losestímulos percibidos, como por ejemplo, cuando “vemos” aquello queesperamos ver.“Ver” o “no ver” ilusiones visuales proporciona una manera objetiva yreproducible de examinar las capacidades visuales y constructivas del cerebro. OliverSacks cuenta el caso de S.B. , una persona invidente que recuperó su visión cuandoestaba ya en la cincuentena. Sus respuestas a las ilusiones visuales fueron muypeculiares. En algunas “ilusiones fisiológicas”, como las líneas paralelas que parecendivergir de líneas divergentes, él las veía como líneas paralelas. Las figuras invertidas(ilusiones filtradas), como los cubos y escaleras dibujadas en perspectiva o figurasambiguas, no se invertían para él y no podía verlas en profundidad. No podía percibir lafluctuación existente entre ellas y el suelo. Simplemente veía una “imagen” sin cambiarde perspectiva de figura a fondo. Sacks interpreta este fallo como una evidencia de laexistencia de construcciones visuales rudimentarias y una ausencia visual temprana.De este modo, siempre hay algo de nosotros en nuestra interpretación de losestímulos. Por un lado, nuestra respuesta no es objetiva, ya que depende de nuestrasexperiencias previas, intereses, motivaciones, etc. Por otro lado, nuestra percepción seve influida por nuestra cultura y aunque cada cerebro construya el mundo de unamanera diferente a cómo los demás – ya que cada cerebro es diferente, las formas queoperan son similares para las personas sin discapacidad. Incluso teniendo en cuenta lasdiferencias perceptivas, vemos que hay similitud como para establecer que un libro esun libro, que gato es un gato, etc.CAPÍTULO 3: POSIBLES EXPERIENCIAS SENSORIALES EN ELAUTISMO.30
  31. 31. 3.1. ¿Cómo se percibe el mundo desde el autismo?Aprender la manera en la que funcionan los sentidos de cada persona conautismo es la clave crucial para entender a esa persona. (O’Neill,1999, pag 31).Aunque las personas con autismo viven en un mundo físico y tratan con lamisma “materia prima”, el mundo perceptivo de éstas resulta ser notablemente al deaquellas sin autismo. Las personas con autismo tienen experiencias sensorialesperceptivas inusuales. Éstas pueden ocasionar hiper- o hipo-, sensibilidad, variaciónentre los diferentes “volúmenes” de percepción, dificultad a la hora de interpretar unsentido, etc. Sin embargo, pueden parecer ser interpretadas de otro modo. Vemos elmundo de acuerdo a la manera en la que experimentamos y percibimos que es. Unaexperiencia diferente facilita una provisión diferente de conocimiento relativa al mundo.Por tanto, nos podemos preguntar ¿podemos estar seguros de que nos movemos en elmismo mundo perceptivo, social, etc, siendo nuestras reconstrucciones de éste tandiferentes? ¿estamos seguros de que vemos, oímos, sentimos, etc, las mismas cosas?¿cómo podemos saber que únicamente nuestra “versión perceptiva” del mundo es lacorrecta y la de ellos, la errónea? Es importante recordar que las personas con autismono pueden dejar de ver u oír aquello que se considera como erróneo y ni ellos mismossaben que aquello que ven u oyen es erróneo. Las conexiones “normales” entre las cosasy los acontecimientos no tienen sentido para ellos, aunque no por carecer de sentidodejan de proporcionarles una sensación abrumadora, de confusión y miedo. Lo máscomplicado es que parecen no existir los mismos patrones de experiencias sensorialesperceptivas en dos personas con autismo. Se pueden distinguir algunos rasgos de“percepción con autismo” siempre basándose en testimonios de personas con autismode alto funcionamiento y en una observación de los niños con autismo. A continuación,trataremos algunos de los fenómenos perceptivos más conocidos. Estas experiencias noson únicas. Todos podemos “sentirnos extraños” de vez en cuando y sufrir experienciassimilares en cualquier momento, especialmente cuando nos sentimos cansados. Lo quesi es único en estas experiencias en el autismo en la intensidad y continuidad de lasmismas: estas experiencias son “normales” para ellos.3.2. LA “PERCEPCIÓN LITERAL”Valoro la mayoría de las cosas a las que me enfrento, sin juzgarlas niinterpretarlas. Las miro de una manera muy individual, concreta y literal. Las miro deuna manera muy individual, concreta y literal. Normalmente no las veo como unconjunto o no las conecto, a menos que busque activamente dicha conexión. No31
  32. 32. “dibujo” las conexiones, sino que las asigno conscientemente, basándome en elrazonaamiento y en su utilidad. Todas las asociaciones que hago están formadas deuna manera consciente y se pueden dividir o romper de la misma manera (Blackburn,1999).Las personas con autismo parecen percibirlo todo tal y como es. Esto es la“PERCEPCIÓN LITERAL”. Por ejemplo, pueden ver cosas sin tener que interpretarlaso entenderlas (VISIÓN LITERAL). El profesor Zinder, que estudia el fenómeno de laspersonas con autismo que poseen un talento extraordinario, sugiere que las personas conautismo miran al mundo de la manera en que éste realmente es.Un buen ejemplo de nuestra incapacidad para ver el mundo como es enrealidad, sin la interferencia del cerebro en este proceso, es la manera en la queinterpretamos los denominados objetos imposibles. Si miramos la parte superior de lafigura, llegamos a la interpretación de que se trata de una construcción con doscolumnas. Sin embargo, si cambiamos la perspectiva y miramos a la parte inferior,cambiaremos de opinión y estableceremos la existencia de tres columnas. Puesto quesabemos que esto es imposible (aunque nuestros ojos nos digan lo contrario),llegaremos a la conclusión de que se trata de un objeto imposible.3.3. INCAPACIDAD PARA DISTINGUIR ENTRE INFORMACIÓN DEPRIMER PLANO Y DE FONDO (PERCEPCIÓN GESTALT).Era como tener un cerebro sin ningún támiz (Williams, 1994).32
  33. 33. Uno de los problemas que experimentan muchas personas con autismo es suincapacidad para distinguir entre los estímulos de primer plano y los de fondo(incapacidad para filtrar la información de primer plano y la de fondo). A menudo sonincapaces de discriminar los estímulos relevantes e irrelevantes (las dos primeras etapasdel desarrollo perceptivo de Gibson). Lo que puede ser de fondo para otros puedeigualmente ser de primer plano para ellos, ya que ellos lo perciben todo sin llevar a caboningún filtro o selección. A menudo es duro, para una persona con autismo, integraraquello que han experimentado en entidades separadas y únicas, de manera que sepueda dividir la imagen completa en partes con significado.Delacato (1974) descubrió que algunos niños con autismo (“hipervisuales” ensu clasificación), no se dejan engañar por las ilusiones ópticas y lo identificó como unode los “ismos” (conductas) visuales. Han aparecido teorías que intentan explicar elfenómeno de la “inmunidad a las ilusiones ópticas” en el autismo, como son la teoría dela “predicción probable” (Feigenberg, 1986) y la modificación de la “teoría de lacoherencia central débil” (Frith, 1989) a niveles bajos (Happe, 1996)Feigenberg (1986) sugiere que aquello que vemos, oímos, sentimos, etc esmuchas veces aquello que esperamos ver, oír, sentir, etc. El cerebro no necesita procesartodos los estímulos, sino que simplemente “rellena los espacios en blanco” y “predice”la imagen final. Esta es la razón por la cual somos propensos a las ilusiones. Estacapacidad de “ver” antes de ver realmente no está limitada únicamente a la visión. Estomismo se puede observar en el caso de otros sentidos, por ejemplo, podemos “oír” o“sentir” aquello que esperamos oír o sentir.Happé (1996) interpreta la baja sensibilidad a las ilusiones en las personas conautismo como una evidencia de una coherencia central débil, como ilusiones visualesque requieren un procesamiento de la información en el contexto. Si las personas conautismo perciben todas las cosas en fragmentos y se centran en estos sin integrarlosjuntos. Sin embargo, un estudio (Gardner y Hamilton, 2001) ha cuestionado lapropuesta de la coherencia central débil universal en personas con autismo. Handemostrado que algunas personas con autismo son capaces de experimentar ilusionesvisuales y hacer efectiva la coherencia central y, además, se demostró que algunos delos participantes la experimentaban incluso antes que algunas personas sin autismo. Losinvestigadores concluyeron que la idea de que la coherencia central débil es la quedomina toda la experiencia perceptiva de las personas con autismo, es incorrecta.33
  34. 34. Los resultados del estudio de Ozonoff, también han puesto en duda esta teoríaen el autismo. Revelan que en relación con los otros dos grupos de control queparticipaban en el estudio, uno con el síndrome de Tourette y otro con un desarrollonormal, el grupo con autismo no demostró dificultades particulares a la hora de procesarlos rasgos globales de un estímulo ni manifestaron una superioridad en el procesamientode rasgos locales presuponen que las personas con autismo se centran verdaderamenteen los detalles más a un nivel conceptual que perceptivo. Esto, es que no puedesuponerles ningún problema procesar visualmente la imagen completa, sino que ladificultad puede aparecer únicamente cuando los elementos individuales son piezas deinformación con significado que deben combinarse para dar otra forma a una ideageneral o conseguir un entendimiento a un nivel conceptual de orden superior.Esta incapacidad para filtrar la información de figura y fondo puede justificartanto la fuerza como la debilidad de la percepción en el autismo. Por un lado, parece queperciben una información más exacta y una gran cantidad de ella, y, por otro lado, todaesta cantidad de información no seleccionada no puede procesarse simultáneamente ypuede conducir a una sobrecarga de información. Tal y como Donna Williams lodescribe, parece que no tienen un tamiz en su cerebro que seleccione la información a laque deben prestar atención. Esto da como resultado un fenómeno paradógico: lainformación sensorial se recibe llena de detalles y de una manera holística al mismotiempo. Se puede describir como la “percepción gestalt”, esto es, la percepción de laescena completa como una entidad individual llena de detalles percibidos, pero noprocesados, simultáneamente. Deben ser conscientes de la información que se pierde,pero el procesamiento de las “situaciones holísticas” puede ser abrumador.El fenómeno de las personas con autismo que tienen un talento extraordinariopuede contribuir en gran manera a dar una explicación acerca de la “percepción delautismo”. Por ejemplo, Steven Wiltshire, un artista con autismo, pinta cuadros deedificios arquitectónicos con una memoria fotográfica que le ayuda a retener toda laescena. Otra característica interesante de sus cuadros es que podía empezar a pintarlos apartir de cualquier detalle (insignificante) y acabarlo con mucha facilidad. ¿Podría estodeberse a que para él todos estos detalles constituían una única entidad? Si quieresdibujar un círculo, puedes empezar desde cualquier punto y terminarlo. Para laspersonas como Steven, que perciben la “gestalt”, el punto de inicio no tiene importanciaalguna, al igual que para nosotros no tiene importancia desde donde empezamos adibujar un círculo.34
  35. 35. Louis, un niño con autismo ( 9 años en ese momento) realizó un dibujo deHumpty Dumpty en tan solo diez minutos después de haber visto unos dibujosanimados. Existen muchos dibujos de niños con autismo que muestran esta mismatécnica a la hora de realizar un dibujo, aunque éstos no son de una granespectacularidad. Pueden comenzar dibujando un coche por la rueda, un hombre por unpie, etc. La percepción Gestalt puede justificar dicha super-habilidad para versimultáneamente dos imágenes en una (por ejemplo, la conocida imagen del jarrón y delas dos caras). Otras “ilusiones” (por ejemplo, los círculos de Titcher, etc) puedenjustificar el déficit de la “predicción probable” (Feigenberg, 1986).La percepción Gestalt puede resultar abrumadora y conducir a todo tipo dedistorsiones durante el procesamiento de la información, tales como percepciónfragmentada, hipersensibilidad, variación entre la hiper- e hipo-sensibilidad,procesamiento retardado, etc.A las personas con autismo no les gustan los cambios y sí las rutinas o hábitos.Si un detalle, por mínimo que sea, se cambia (por ejemplo, un cuadro de la pared no estáderecho o alguna pieza del mobiliario se ha movido escasos centímetros), la escenacompleta (gestalt) es diferente, es decir, no les resulta familiar. Para que ellos puedanreconocer las cosas, éstas deben estar exactamente igual a como las vieron la última vez.Sólo de esta manera sabrán qué hacer con ellas (Williams, 1996). Lo mismo sucede conlas rutinas: si algo marcha de diferente manera, sabrán qué hacer. La “gestalt” de lasituación es diferente. Todo esto acarrea sufrir sensaciones de miedo, estrés yfrustración. Las personas con autismo tienen más problemas con los cambios pequeñosque con los grandes. Por ejemplo, pueden hacer frente a la situación de ir a algún sitioque no les sea familiar mucho mejor que enfrentarse a algún cambio en el mobiliario desu habitación. Su encuentro con información nueva es una nueva gestalt, la cual sealmacenará mientras que cualquier cambio en la “gestalt familiar” acarrea un estado deconfusión: por un lado, se convierte en una nueva imagen completa y, por otro lado, seestán enfrentando a un entorno que no les resulta familiar en una situación que si lesresulta familiar. Las personas con autismo pueden experimentar la percepción “gestalt”en cualquier modalidad sensorial. Una persona que experimenta la “gestalt” visual tienegrandes dificultades a la hora de centrarse en detalle en particular de una escena y le esprácticamente imposible separar dicho detalle de la imagen completa. Las personas conla percepción “gestalt”auditiva, tienen dificultades para concentrarse en un únicoestímulo auditivo. Por ejemplo, la voz de una persona está combinada junto con todos35
  36. 36. los ruidos que hay en el entorno: las puertas abriéndose, alguien tosiendo, los cochescirculando, etc. Sus oídos recogen todos los sonidos con el mismo nivel de intensidad.Si intentan filtrar el ruido de fondo (separarlo a la voz a la que quieren prestar atención),también filtran la voz que están intentando escuchar. Este mismo problema se producecuando hay varias personas hablando al mismo tiempo: les resulta difícil prestaratención a una única voz y filtrar el resto (Grandin, 1996). Se sienten a menudoahogados en un “mar de ruidos de fondo” y no son capaces de aislar las palabras de lapersona con la que están hablando de aquellas que también lo hacen de la mismahabitación, o en aquella que está cerca de ésta, en el exterior, etc. En aquellos estímulosque se encuentran a su alrededor, venga de la persona que venga, y sea el ruido o sonidoque sea. QUÉ SÍNTOMAS BUSCAR:1) No se deja engañar por ilusiones ópticas.2) Advierte cualquier cambio diminuto en el entorno.3) No reconoce un entorno familiar si se acerca desde una percepción diferente.4) Se frustra con facilidad a la hora de intentar hacer o realizar algo en una habitaciónruidosa o con mucha gente dentro.5) Parece no entender las instrucciones si se las da más de una persona.6) Es incapaz de distinguir entre estímulos táctiles de diferente intensidad (por ejemplo,un contacto ligero y otro fuerte).7) Es incapaz de distinguir entre estímulos táctiles de diferente intensidad (por ejemplo:un contacto ligero y otro fuerte)8) Torpe; se mueve con dificultad.9) Opone resistencia a cambiar la posición o movimiento de la cabeza.Alex se daba cuenta de cualquier cambio que se produjera en el entorno; pordíminuto que éste fuera (“la goma está debajo de la mesa”, “el cuadro ya estátorcido”, etc). Debía tener cuidado con todos estos cambios, ya que el chico no haríanada a menos que “pusiera todo en su lugar correcto”, es decir, colocarlo todo tal ycomo se encontraba antes.Brad Rand, una persona con autismo de alto funcionamiento proporcionaalgunos ejemplos que ilustran este fenómeno:Parece que aprendes cosas en general, como, por ejemplo, que hay camisascolgadas en un armario. A partir de ahí, puedes procesar pequeños cambios sobreestas cosas de una manera rápida y fácil, como puede ser el hecho de que las camisas36
  37. 37. siguen aún colgadas sin importar el orden en qué estén, o si alguna se ha descolgadoun poco, o si los pantalones se han mezclado con las camisas.Sin embargo, algunas personas que son diferentes aprenden cosas específicas.Por ejemplo, cuando hay camisas colgadas en un armario, aprenden el orden exacto enque están colgadas. Cualquier cosa diferente que vean a la vez siguiente no será lo queellos han aprendido. En cierta manera, esto puede ser como cuando los niños aprendena leer, que memorizan las formas de las letras, en vez de los sonidos fónicos. Puedenleer “tapa”, porque han aprendido que la “t” con la “a”, con la “p” y con la “a” selee “tapa”, sin embargo, no pueden leer “capa”, ya que la “c” hace que cambie todo.Cuando llega mucha cantidad de información, es difícil saber a qué estímulosprestar atención. Dado que el almacenamiento de conocimiento que acumulan laspersonas con autismo es diferente, resulta lógico que su capacidad de atención seatambién diferente. Es aquí donde nos planteamos la siguiente cuestión: ¿Contradice laexplicación de la “percepción gestalt” la “teoría de la coherencia central débil” en elautismo? La respuesta es que no la contradice. Así, esta teoría empieza a funcionar enuna fase siguiente a la del proceso de percepción, cuando la percepción “gestalt”conduce inevitablemente a las distorsiones y a la fragmentación, con el fin de limitar lacantidad de información que se procesa.Las diferentes fases (y estilos) de la percepción pueden proporcionar unaexplicación a los descubrimientos que diversas investigaciones están realizando acercade la coherencia central débil y de procesamiento global en el autismo. Por un lado, unade las áreas más fuertes que ejecutan mejor las personas con autismo, que aquellas queno lo tienen, son los tests de las Figuras Enmascaradas (Jollife y Baron-Cohen, 1997,Shah y Frith, 1993) y los resultados se han interpretado como una frustración de lacoherencia central débil en el autismo. Por otro lado, una investigación ha cuestionadoesta idea y muestra que las personas con autismo pueden ver ilusiones ópticas, es decir,que tienen la capacidad de formar un conjunto sólido. Los autores interpretan estosdescubrimientos como la confirmación de la idea de Happé (1999) acerca de que lacoherencia es un continuo y representa un estilo cognitivo. Sea un estilo cognitivo operceptivo, no podemos hablar de un continuo aquí, ya que una misma persona pareceser capaz de manifestar ambos estilos en diferentes momentos. De este modo, el excesode información sensorial que no se puede filtrar y/o procesar simultáneamente puedeoriginar distorsiones en la percepción. La percepción gestalt puede motivar la apariciónde diferentes experiencias sensoriales y estrategias compensatorias (voluntarias e37
  38. 38. involuntarias) que adquiere la persona con el fin de hacer frente a la sobrecarga deinformación sensorial. Las experiencias sensoriales más comunes en el autismo son:1) Hipersensibilidad y/o hiposensibilidad.2) Alteración y/o fascinación debido a ciertos estímulos.3) Inconsistencia de la percepción (variación entre la hiper- e hipo- sensibilidad).4) Percepción fragmentada.5) Agnosia sensorial.6) Percepción retardada.7) Sobrecarga sensorial.3.3.1) Hipersensibilidad y/o hiposensibilidad.En su libro El extraño por excelencia: el niño con autismo Carl Delacato(1974) clasifica cada canal sensorial de la siguiente manera:Hiper-: el canal se encuentra demasiado abierto, por lo que entra en el cerebrodemasiada estimulación.Hipo-: el canal no se encuentra lo suficientemente abierto, por lo que entrapoca estimulación y el cerebro se ve privado de ella.“Ruido blanco”: el canal crea un estímulo propio debido a su funcionamientodefectuoso, por consiguiente el mensaje que llega desde el exterior se ve dominado porese ruido interno del sistema.Delacato afirmó que cada canal sensorial podría estar afectada de una maneradiferente. Por ejemplo, un niño podría presentar un cuadro de hiposensibilidad visual,“ruido blanco” auditivo, hiposensibilidad a los sabores e hipersensibilidad táctil.A veces se da el caso de que una misma persona puede recibir entradas deinformación sensorial a través de un mismo canal experimentando en diferentesmomentos las tres categorías de Delacato hiper- , hipo- y de “ruido blanco”, dado que laintensidad (el volumen) con que trabaja dicho canal a menudo fluctúa.Por ejemplo, un chico con autismo puede ver “puntos chiribitas” (pequeñaspartículas en el aire) o mostrar malestar hacía luces brillantes (características que defineDelacato cuando se define hipersensibilidad visual) pero igualmente inspecciona confrecuencia objetos que tiene a mano, le gustan los espejos (hiposensibilidad visual) ytiene las pupilas dilatadas, mira a menudo a través de las personas y de objetos, ledesagrada el contacto visual y tiene una experiencia visual distorsionada. (“ruidoblanco”). Las personas con autismo prefieren el uso del término “hipersensibilidad”cuando se trata de sus experiencias sensoriales inusuales. En este libro el término38
  39. 39. “hipersensibilidad” viene a ser una sensibilidad aguda, por debajo del nivel habitual.Aquí los términos se han restringido, dado que parece más justificable el distinguir entrediferentes experiencias, las cuales están a menudo definidas bajo un mismo término. Acontinuación se muestran varios ejemplos de hiper- e hiposensibilidad de todos loscanales que han experimentado personas con autismo.HIPERSENSIBILIDAD HIPOSENSIBILIDAD.HIPERSENSIBILIDAD VISUAL (ver loinvisible). Esto quiere decir que puedenver más que otras personas, es decir, quesu visión es muy aguda. Por ejemplo,Alex, un niño con autismo, a menudo sequeja de que las “motas” (partículas queestán al aire) están volando”. Su visión estan hipersensible que dichas “motas” semezclan a menudo con todo aquello queestá viendo. Annabel Stheli (1991), relataque su hija Georgiana veía “demasiadobien” y exageraba todo aquello que veía,“parecía tener vista de lince”. Porejemplo, cada pelo que veía era “como unespagueti…y por eso, le fascinaba tanto elpelo de la gente”. Jasmine O’Neill (1999)describe a una persona con autismo comoalguien que ve todo aquello que seencuentra a su alrededor con una visiónextremadamente aguda.SÍNTOMAS A BUSCAR:- Mira constantemente a partículasdiminutas. Recoge motas pequeñasde polvo.- No le gustan la oscuridad ni lasA veces, cuando no consiguen suficienteinformación, sus cerebros pueden sentirsevacíos y detener el proceso, por lo que noven ni escuchan nada. Simplemente están.Entonces, pueden conseguir que lainformación empiece a llegar de nuevo asus cerebros y sistema nervioso al agitarsus manos, balancearse, emitir sonidosextraños o golpear sus cabezas contra lasmanos (Rand).HIPOSENSIBILIDAD VISUAL: Algunaspersonas con autismo pueden tenerproblemas para descifrar donde seencuentran los objetos, ya que sólo vensus contornos. Incluso las luces brillantesno son lo suficientemente brillantes paraellos. Pueden mirar fijamente al soldurante mucho tiempo, caminar alrededorde algo, pasar las manos por los bordes deun objeto para entender lo que se trata(Rand). SÍNTOMAS A BUSCAR:- Le atrae la luz.- Mira intensamente a los objetos opersonas.- Mueve los dedos u objetos39
  40. 40. luces brillantes.- Le asustan los destellos súbitos deluz.- Mira hacía abajo la mayoría deltiempo.- Cierra los ojos o se los tapacuando hay luces brillantes.HIPERSENSIBILIDAD AUDITIVA (oírlo inaudible). Temple Grandin (1996)describe su audición como si tuviera unamplificador de sonido con el volumen almáximo y compara sus oídos con unmicrófono que recoge y amplifica lossonidos. Pueden ser capaces de oíralgunas frecuencias que normalmente sólopueden escuchar los animales (Williams,1992). Alex, un chico con autismo, pareceescuchar los ruidos antes que otraspersonas. Puede decir que su padre estállegndo a casa incluso antes de que otrapersona pueda oír el ruido del cocheentrando en el porche (soportal). Alexnormalmente se aparta de lasconversaciones y evita los lugares dondehay mucha gente. Los niños que padecenhiperaudición se tapan a menudo los oídoscuando un ruido les produce dolor, aunquehaya otras personas en la mismahabitación que ni se estén dando cuenta dela existencia de ese ruido.SÍNTOMAS A BUSCAR:- Se tapa los oídos.- Tiene el sueño muy lígero.- Le asustan los animales.enfrente de sus ojos.- Le fascinan los reflejos, los objetosde colores brillantes.- Pasa la mano alrededor de cadaobjeto. Abraza su entorno físico.HIPOSENSIBILIDAD AUDITIVA: amenudo nos encontramos con niños quebuscan sonidos (apoyando el oído encualquier aparato eléctrico o disfrutandodel ruido del gentio, las sirenas, etc). Confrecuencia también crean sus propiossonidos para estimular su audición(cerrando de golpe las puertas, dandogolpecitos a las cosas o vocalizando).SÍNTOMAS A BUSCAR:- Golpea los objetos, cierra laspuertas de golpe.- Le gustan las vibraciones.- Le gusta la cocina, el baño.- Le gustan las muchedumbres, eltráfico, etc.- Rasga el papel, lo arruga en lamano.- Le atraen los sonidos, los ruidos.- Realiza ruidos rítmicos a granvolumen.40
  41. 41. - No le gustan las tormentas, el mar, lasmuchedumbres, etc.- No le gusta que le corten el pelo.- Elude los sonidos y los ruidos.- Realiza ruidos repetitivos para evitar oírotros sonidos.- No le gusta ir al dentista.- En ocasiones puede manifestar miedo alos sonidos.- A veces no le gustan los sonidos agudosni los graves.HIPERSENSIBILIDADGUSTATIVA/OLFATIVA: algunaspersonas con autismo tienen un olfatocomparable al de los perros.(Morris,1999). Para ellos “la mayoría de lascomidas tienen un olor demasiado fuerte”y no “pueden tolerar” el olor de laspersonas, por muy aseados que estén. Noles gustan algunas comidas porque tanto“el olor como el sabor” les resultanintolerables. La hipersensibilidad, adeterminados estímulos que sufren laspersonas con autismo se puede compararcon las alergías (O’Neill, 1999). DonnaWilliams tiene una reacción alérgica aalgunos perfumes, que hace que sientacomo si su nariz se tapiase con arcilla,llegándole incluso hasta las cejas. Conalgunos perfumes tiene incluso lasensación de que le “queman lospulmones”(Williams, 1996). No siemprela intolerancia que sienten hacía la comidatiene que ver con el sabor u olor de ellas,HIPOSENSIBILIDADGUSTATIVA/OLFATIVA: Los niños quetienen hipo-sensibilidad gustativa/olfativa,mastican y huelen todo aquello que lesllega a las manos (hierba, plastilina,perfume, etc).SÍNTOMAS A BUSCAR:- Se huele a sí mismo, a las personasy objetos.- Se embadurna (juega con) losexcrementos.- Le gustan los olores fuertes.- Enuresis (emisión involuntaria dela orina).- Come cualquier cosa.- Lame objetos y se los mete en laboca.- Come comida con saboresmezclados (p. ej. agridulce).- Regurgita.- Come cualquier cosa.- Lame objetos y se los mete en laboca.41
  42. 42. también les puede resultar intolerables latextura, color o sonidos que produce. Porejemplo, Alex nunca comería ningunafruta o verdura de color rojo. Se podríacomer una manzana verde, pero nunca unaroja.SÍNTOMAS A BUSCAR:- Problemas de aseo.- Evita los olores.- Lleva puesta siempre la mismaropa.- Se aparta de la gente.- Come poco.- Usa la punta de la lengua paraprobar la comida.- Vomita con facilidad.- Reclama y ansía ciertos tipos decomida.HIPERSENSIBILIDAD TÁCTIL:algunos niños con autismo se retirancuando alguien intenta abrazarlos porquesienten miedo cuando se les toca. Muchosniños rehúsan ponerse ciertas ropas,debido a que no pueden tolerar la texturade éstas sobre su piel. Estahipersensibilidad puede producirlessensaciones que incluso el tacto másligero puede originarles un ataque depánico. Un ligero arañazo, que la mayoríade las personas ni advierten puedeproducirles un gran dolor a ellos. Lospadres cuentan a menudo que lavarles elpelo o cortarles las uñas a su hijo se puedeconvertir en un auténtico sufrimiento, porHIPOSENSIBILIDAD TÁCTIL: aquellosque padecen ésta parecen no sentir dolorni apreciar los cambios de temperatura.Incluso no se dan cuenta de que tienen unaherida si se pinchan con un objetopunzante o de que tienen un hueso roto.SÍNTOMAS A BUSCAR:- Le gustan las ropas apretadas, lapresión.- Busca la sensación de presión abase de arrastrarse debajo deobjetos pesados.- Abraza con fuerza.- Le gustan los juegos brutos y darvolteretas.- Es propenso a autolesionarse.42
  43. 43. lo que tienen que acudir a otras personaspara que lo hagan. Luke Jackson (2002),un adolescente con el síndrome deAsperger, relata como su hermano Ben,que padece autismo, tiene auténticosproblemas con la ropa. Se pone la ropapara ir al colegio, pero tan pronto llega acasa se la quita inmediatamente, porque¡le duele!. Algunas personas no dejan desentir el contacto de sus ropas sobre la pielhasta pasados varios días, ydesafortunadamente, cuando dejan depercibir esa sensación (o “no sensación”),ya hay que cambiarse y ponerse ropalimpia, por lo que el proceso de habituarsea la misma comienza de nuevo.Gillingham (1991) explica que esta“habilidad especial” que poseen laspersonas con autismo consiste en que lossentidos están tan afinados que hacen queellos sientan cosas que una persona“normal” ni siquiera advertiría, pero confrecuencia esto causa un dolor extremo.Este investigador baraja la hipótesis deque al bloquear este dolor, el cuerpo,produce una serie de endomorfinas que, asu vez, pueden suprimir la informaciónsensorial complementaria.Temple Grandin (2000) indica que la faltade empatía en el autismo puede deberse aun sistema nervioso hipersensible queimpide que un niño con autismo puedasentir una estimulación táctil reconfortantecuando se le abraza.- Escasa reacción al dolor y a latemperatura.43
  44. 44. SÍNTOMAS A BUSCAR:- No quiere que le toquen.- No tolera la ropa nueva; no quierellevar zapatos puestos.- Reacciona exageradamente ante elcalor, el frío, el dolor.- No le gusta estar sucio, o eldesorden.- No le gusta la comida que tieneuna textura determinada.- Evita a la gente.HIPERSENSIBILIDAD VESTIBULAR:se refleja una baja tolerancia a cualquieractividad que implique un movimiento ocambio rápido en la posición del cuerpo.Las personas que la padecen tienengrandes dificultades a la hora de cambiarde dirección y no son buenos en losdeportes. Se sienten desorientadosdespués de girar, saltar, o correr. Amenudo sienten miedo o ansiedad al verque sus pies no tocan el suelo. Ayres(1979) los denominó como “insegurosgravitacionalmente”.SÍNTOMAS A BUSCAR.- Tiene reacciones de miedo anteactividades ordinarias queimpliquen cualquier tipo demovimiento (p.ej. jugar en uncolumpio, tobogán, tiovivo, etc).- Dificultad a la hora de caminar ogatear en superficies desiguales oinestables.- No le gusta tener la cabeza haciaHIPOSENSIBILIDAD VESTIBULAR:disfrutan realizando y buscando todo tipode movimientos. Pueden girar ybalancearse durante bastante tiempo sinsentir vertigos o náuseas. Las personascon autismo que tienen hiposensibilidadvestibular a menudo se balancean sincesar o se mueven en círculos al mismotiempo que balancean el cuerpo.SÍNTOMAS A BUSCAR.- Se divierte en los toboganes,tiovivos, etc.- Gira, corre dando vueltascontinuamente.- Se balancea continuamente hacíadelante y atrás.44

×