SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 47
Descargar para leer sin conexión
-391795407035<br />Tabla de Contenido<br />Contenido<br />Unidad 1<br />Tema : ¿Todo lo que puedes saber de las hormigas<br />Un gran recorrido …………………………………………………….<br />Origen de las Hormigas……………………………………………….<br />Taxonomía y Evolución……………………………………………….<br />Distribución y Diversidad…………………………………………….<br />Morfología……………………………………………………………..<br />Polimorfismo…………………………………………………………..<br />Desarrollo y reproducción…………………………………………….<br />Comportamiento y Ecología………………………………………….<br />Defensa………………………………………………………………...<br />Aprendizaje……………………………………………………………<br />Alimentación…………………………………………………………..<br />Orientación…………………………………………………………....<br />Locomoción……………………………………………………………<br />Cooperación y Competencia………………………………………….<br />Relación Con otros Organismos……………………………………..<br />Relacion Con Los Humanos………………………………………….<br />HormiGas Como alimento……………………………………………<br />En La Cultera…………………………………………………………<br />Unidad 2<br />Tema: Un mundo Lleno de Hormigas…………………………….<br />Clases De Hormigas………………………………………………..<br />Glosario…………………………………………………………….<br />Insecto himenóptero con el cuerpo dividido en cabeza, tórax y abdomen, antenas acodadas y patas largas: las hormigas con insectos sociales. Persona ahorradora y laboriosa: trabajan como hormigas.<br />3962403462020<br /> <br />Un Gran Recorrido<br />Los formícidos (Formicidae), conocidos comúnmente como hormigas, son una familia de insectos sociales que, como las avispas y las abejas, pertenecen al orden de los himenópteros. Las hormigas evolucionaron de antepasados similares a una avispa a mediados del Cretáceo, hace entre 110 y 130 millones de años, diversificándose tras la expansión de las plantas con flor. Son uno de los grupos zoológicos de mayor éxito y en la actualidad están clasificadas más de 12 000 especies, con estimaciones que superan las 14 000, y con unas tendencias actuales que predicen un total de más de 21 000. Se identifican fácilmente por sus antenas en ángulo y su estructura en tres secciones con una estrecha cintura. La rama de la entomología que las estudia se denomina mirmecología.<br />Forman colonias de un tamaño que se extiende desde unas docenas de individuos predadores que viven en pequeñas cavidades naturales, a colonias muy organizadas que pueden ocupar grandes territorios compuestas por millones de individuos. Estas grandes colonias consisten sobre todo en hembras estériles sin alas que forman castas de «obreras», «soldados» y otros grupos especializados. Las colonias de hormigas también cuentan con algunos machos fértiles y una o varias hembras fértiles llamadas «reinas». Estas colonias son descritas a veces como superorganismos, dado que las hormigas parecen actuar como una entidad única, trabajando colectivamente en apoyo de la colonia.[3]<br />Han colonizado casi todas las zonas terrestres del planeta; los únicos lugares que carecen de hormigas indígenas son la Antártida y algunas islas remotas o inhóspitas. Las hormigas prosperan en la mayor parte de estos ecosistemas y se calcula que pueden formar el 15-25% de la biomasa de los animales terrestres.[4] Se estima que hay entre mil billones (1015) y diez mil billones (1016) de hormigas viviendo sobre la Tierra. Se considera que su éxito en tantos entornos se debe a su organización social y a su capacidad para modificar hábitats, a su aprovechamiento de los recursos y a su capacidad de defensa. Su prolongada coevolución con otras especies las ha llevado a desarrollar relaciones miméticas, comensales, parásitas y mutualistas.[5]<br />Sus sociedades se caracterizan por la división del trabajo, la comunicación entre individuos y la capacidad de resolver problemas complejos.[6] Estos paralelismos con las sociedades humanas han sido durante mucho tiempo fuente de inspiración y objeto de numerosos estudios.[a]<br />Muchas culturas humanas las utilizan como alimento, medicina y como objeto de rituales. Algunas especies son muy valoradas en su papel de agentes de control biológico.[7] Sin embargo, su capacidad de explotar recursos provoca que las hormigas entren en conflicto con los humanos, puesto que pueden dañar cultivos e invadir edificios. Algunas especies, como las hormigas de fuego (género Solenopsis), son consideradas especies invasoras, ya que se han establecido en nuevas áreas donde han sido introducidas casualmente.[8]<br />Origen De Las Hormigas<br />La palabra «hormiga» aparece por primera vez en el siglo XIV y deriva de la palabra latina formīca, que tiene el mismo significado.[9] Tiene el mismo origen que las palabras correspondientes en otras lenguas romances, como por ejemplo formiga (portugués, catalán y gallego), fourmi (francés) y formica (italiano). El nombre de la familia, Formicidae, también deriva del latín formīca.[10]<br />Taxonomía y evolución<br />Hormiga fosilizada en ámbar.<br />La familia Formicidae pertenece al orden de los himenópteros, que también incluye sínfitos, avispas y abejas. Las hormigas evolucionaron de un linaje dentro de las avispas vespoideas. Los análisis filogenéticos sugieren que las hormigas aparecieron a mediados del Cretáceo, hace aproximadamente entre 130 y 110 millones de años. Tras la expansión de las plantas con flor hace unos 100 millones de años, se diversificaron y asumieron una posición ecológica dominante hace unos 60 millones de años.[11] [12] [13] En 1966, E. O. Wilson y sus colegas identificaron los restos fósiles de una hormiga ( HYPERLINK quot;
http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Sphecomyrma_freyi&action=edit&redlink=1quot;
  quot;
Sphecomyrma freyi (aún no redactado)quot;
 Sphecomyrma freyi) que vivió en el Cretáceo. El espécimen, atrapado en ámbar, datado como de hace más de 80 millones de años, tiene características tanto de hormigas como de avispas.[14] Sphecomyrma era probablemente una especie recolectora en la superficie, pero algunos estudios sugieren, en base a grupos como Leptanillinae y Martialinae, que las hormigas primitivas probablemente serían depredadoras bajo el suelo.[2]<br />VespoideaSierolomorphidaeTiphiidaeSapygidaeMutillidaePompilidaeRhopalosomatidaeFormicidaeVespidaeScoliidae<br />Cladograma de la posición filogenética de la familia Formicidae.[15]<br />Durante el período cretácico, unas pocas especies de hormigas primitivas tenían una amplia distribución en el supercontinente Laurasia (el Hemisferio Norte). Eran escasas en comparación con otros insectos, representando aproximadamente el 1% de la población de insectos. Las hormigas se volvieron dominantes tras la radiación adaptativa a principios del período Terciario. Durante el Oligoceno y el Mioceno ya representaban el 20-40% de todos los insectos encontrados en los principales yacimientos fósiles. De las especies que vivieron en la época eocena, aproximadamente un género de cada diez sobrevive en la actualidad. Los géneros que sobreviven hoy comprenden el 56% de los géneros encontrados en fósiles de ámbar bálticos (Oligoceno temprano) y el 92% de los géneros en fósiles de ámbar dominicanos (aparentemente Mioceno temprano).[11] [16]<br />Las termitas, aunque también se las conoce como «hormigas blancas», no son realmente hormigas y pertenecen al orden de los isópteros, por lo que están más estrechamente relacionadas con las cucarachas y las mantis que con las hormigas. El hecho de que las hormigas y las termitas sean ambas eusociales fue motivado por un proceso de convergencia evolutiva.[17] Las hormigas aterciopeladas parecen grandes hormigas, pero realmente son avispas hembras sin alas.[18<br />][]Distribución y diversidad<br />RegiónNúmero deespecies [20]Neotrópico2162Neártico580Europa180África2500Asia2080Melanesia275Australia985Polinesia42<br />Habitan en todos los continentes excepto la Antártida y algunas grandes islas, como Groenlandia, Islandia y partes de Polinesia.[21] Las islas hawaianas también carecen de especies de hormigas nativas.[22] Ocupan una gran variedad de nichos ecológicos y son capaces de explotar una amplia gama de recursos alimenticios actuando como herbívoras directas o indirectas, depredadoras y carroñeras. La mayor parte de especies son omnívoras generalistas pero algunas se alimentan de forma especializada.<br />Se estima que hay entre mil billones (1015) y diez mil billones (1016) de hormigas viviendo sobre la Tierra.[23] [24] Su dominio ecológico se puede medir por su biomasa: estimaciones realizadas en distintos entornos indican que representan por término medio el 15-20% del total de la biomasa de los animales terrestres, que se eleva a casi el 25% en la zona tropical.[25] De acuerdo con estas estimaciones, la biomasa de todas las hormigas existentes en el mundo sería similar a la biomasa total de todos los seres humanos.[26]<br />Su rango de tamaño varía entre 0,75 y 52 milímetros.[27] [28] Su color también varía; la mayoría son rojas o negras, el verde es menos habitual, y algunas especies tropicales tienen un tono metálico. Actualmente se conocen más de 12 000 especies, con una estimación superior de unas 14 000 especies y con unas tendencias actuales que predicen un total de de más de 21 000, con la mayor diversidad localizada en la zona tropical.[29] [30] [31] Los estudios taxonómicos continúan desarrollando su clasificación y sistemática, y las bases de datos en línea de especies de hormigas, incluidas AntBase e Hymenoptera Name Server, ayudan a seguir la pista de las especies conocidas y de las descritas más recientemente.[32] La relativa facilidad con la que se pueden recoger especímenes y estudiar las hormigas en los distintos ecosistemas, las ha hecho muy útiles como especie indicadora en estudios de biodiversidad.[33] [34]<br />Morfología<br />Tienen unas características morfológicas distintas de otros insectos, como las antenas en codo, glándulas metapleurales y una fuerte constricción de su segundo segmento abdominal en un peciolo en forma de nodo. La cabeza, mesosoma (el tórax más el primer segmento abdominal, fusionado a éste) y metasoma o gáster (el abdomen menos los segmentos abdominales del peciolo) son sus tres segmentos corporales claramente diferenciados. El peciolo forma una cintura estrecha entre su mesosoma y el gáster. El peciolo puede estar formado por uno o dos nodos (sólo el segundo, o el segundo y tercer segmento abdominal).[35]<br />Hormiga bulldog mostrando sus potentes mandíbulas y los ojos compuestos relativamente grandes que le proporcionan una visión excelente.<br />06775450Como el resto de los insectos, las hormigas cuentan con exoesqueleto, una cobertura exterior que sirve de carcasa protectora alrededor del cuerpo y de punto de anclaje para los músculos, en contraste con el endoesqueleto de los humanos y otros vertebrados. Los insectos no tienen pulmones; el oxígeno y otros gases como el dióxido de carbono atraviesan el exoesqueleto a través de unas minúsculas válvulas llamadas espiráculos. Los insectos también carecen de vasos sanguíneos cerrados (sistema circulatorio abierto); en cambio, tienen un tubo perforado, largo y delgado (denominado «aorta dorsal»), que se extiende por la parte superior del cuerpo y que hace las funciones de corazón y bombea hemolinfa hacia la cabeza, gobernando así la circulación de los fluidos internos. El sistema nervioso se compone de un cordón nervioso ventral que se extiende a lo largo del cuerpo, con varios ganglios y ramas que llegan a los extremos de los apéndices.[36]<br />3429000-109855<br />Diagrama de una hormiga obrera.<br />La cabeza de una hormiga contiene muchos órganos sensoriales. Como la mayor parte de insectos, tienen ojos compuestos formados por numerosas lentes minúsculas unidas. Sus ojos son adecuados para detectar movimiento, pero no ofrecen una gran resolución. También tienen tres pequeños ocelos (ojos simples) en la parte superior de la cabeza, que detectan el nivel lumínico y la polarización de la luz.[37] En comparación con los vertebrados, la mayoría tienen una visión pobre o mediocre, y algunas especies subterráneas son completamente ciegas. Sin embargo, otras especies, como la hormiga bulldog australiana, tienen una vista excepcional. También en la cabeza cuentan con dos antenas, órganos con los que pueden detectar sustancias químicas, corrientes de aire y vibraciones y sirven a su vez para transmitir y recibir señales por medio del tacto. Disponen de dos fuertes mandíbulas, que usan para transportar alimentos, manipular objetos, construir nidos y para defenderse.[36] Algunas especies tienen una cámara intrabucal, una especie de pequeño bolsillo que almacena alimento, para después pasárselo a otras hormigas o a las larvas.[38]<br />Sus seis patas están ancladas al mesosoma (tórax). Una garra ganchuda situada al final de cada pata ayuda al animal a escalar y a engancharse a varios tipos de superficies. La mayoría de las reinas y los machos tienen alas; las reinas las pierden después del vuelo nupcial, dejando unas marcas visibles que son un rasgo distintivo de las reinas. Sin embargo, en algunas especies las reinas y los machos tampoco tienen alas.[36]<br />El metasoma (abdomen) de las hormigas alberga órganos internos importantes, incluidos los del sistema reproductor, respiratorio (tráquea) y excretor. Las obreras de muchas especies tienen el ovipositor modificado en un aguijón que usan para someter a las presas y defender sus nidos.[36]<br />26670272415Polimorfismo<br />Siete obreras del género Atta de varias castas (izquierda) y dos reinas (derecha).<br />En las colonias de algunas especies hay castas físicas (con obreras de diferentes clases según el tamaño, denominadas obreras menores, medias y mayores). Es habitual que las hormigas de mayor tamaño tengan cabezas desproporcionadamente grandes y, por lo tanto, unas mandíbulas mayores y más fuertes. Estos ejemplares son denominados a veces hormigas «soldados», porque sus mandíbulas más potentes las hacen más eficaces en el combate, a pesar de que continúan siendo obreras y sus «deberes» no suelen variar significativamente de los de las hormigas menores o medias. En algunas especies no existen las medianas y se aprecia una gran diferencia entre las menores y las mayores.[39] Las hormigas tejedoras (género Oecophylla), por ejemplo, tienen una marcada distribución de tamaño bimodal.[40] [41] Otras especies presentan una variación continua en el tamaño de las obreras. Las obreras más pequeñas de la especie Pheidologeton diversus tienen un peso en seco 500 veces inferior al de sus compañeras de mayor tamaño.[42]<br />Las obreras no pueden aparearse; sin embargo, debido al sistema haplodiploide de determinación sexual de las hormigas, las obreras de ciertas especies pueden poner huevos no fertilizados que resultan en machos haploides completamente fértiles. El papel de las obreras puede cambiar con la edad y, en algunas especies como las llamadas hormigas melíferas (género Myrmecocystus), un cierto número de obreras jóvenes son alimentadas hasta que su gáster se hincha de forma desproporcionada y sirven como auténticos depósitos vivientes de alimento.[43] Inicialmente se creyó que este polimorfismo en la morfología y el comportamiento de las obreras estaba determinado por factores ambientales, como la nutrición o la acción de las hormonas, que conducían a diferentes tipos de desarrollo; sin embargo, se han detectado diferencias genéticas entre las castas obreras en especies del género Acromyrmex.[44] Estos polimorfismos son causados por cambios genéticos relativamente pequeños; las diferencias en un único gen de Solenopsis invicta pueden determinar si la colonia tendrá una o varias reinas.[45] La especie australiana Myrmecia pilosula tiene un único par de cromosomas (los machos, en su condición de haploides, sólo tienen un cromosoma); esto representa el número de cromosomas más bajo conocido en el mundo animal, lo que las convierte en un interesante tema de estudio en la genética y la biología del desarrollo de los insectos sociales.[46] [47]<br />Enjambre de hormigas de la carne (Iridomyrmex purpureus) saliendo del nido<br />La vida de una hormiga comienza a partir de un huevo. Si éste es fertilizado, nacerá una hembra (diploide); si no, será un macho (haploide). Este tipo de reproducción, característico de los himenópteros, se llama haplodiploidía.<br />Desarrollo y reproducción<br />Los formícidos son insectos holometábolos, que quiere decir que se desarrollan por metamorfosis completa, es decir, el estadio larval pasa por un estadio pupal antes de transformarse en |imago. La larva permanece prácticamente inmóvil y es alimentada y cuidada por las obreras. A las larvas se les suministra alimento por trofalaxis, un proceso por el cual una hormiga regurgita la comida líquida almacenada en su buche. Los adultos también comparten de este modo los alimentos almacenados dentro del que podemos denominar «estómago social». Las larvas también pueden recibir alimentos sólidos, como por ejemplo huevos tróficos (no fecundados), trozos de presas, semillas traídas por obreras recolectoras o, en el caso de algunas especies, incluso pueden ser transportadas directamente hasta una presa capturada.<br />Las larvas pasan una serie de mudas y alcanzan el estadio pupal. La pupa tiene los miembros libres, no unidos al cuerpo como en las crisálidas de mariposa.[48] En algunas especies la diferenciación entre reinas y obreras (ambas son hembras), y entre las diferentes castas de obreras (cuando existen), está influida por la alimentación que reciben las larvas. Las influencias genéticas y el polifenismo por el ambiente de desarrollo son complejos y la determinación de castas sigue siendo objeto de investigación.[49] Las larvas y las pupas tienen que permanecer a temperatura relativamente constante para asegurar un desarrollo adecuado, por lo que son trasladadas a menudo de una cámara de cría a otra dentro de la colonia.[50]<br />219075347345Una nueva obrera pasa los primeros días de su vida adulta cuidando de la reina y de las crías. Posteriormente es promovida a tareas de excavación y de mantenimiento del hormiguero y, más adelante, a defender el hormiguero y recolectar alimento. Estos cambios pueden ser bastante repentinos, y definen lo que se denomina castas temporales. Una posible explicación de esta secuencia son las numerosas bajas que se producen durante la recolección, por lo que resulta un riesgo solo aceptable para las hormigas más viejas, que probablemente morirían pronto de causas naturales.[51] [52]<br />Hormigas durante el apareamiento.<br />La mayoría de las especies tienen un sistema en que sólo la reina y las hembras fértiles tienen la capacidad de aparearse. Al contrario de la creencia popular, algunos hormigueros tienen múltiples reinas, mientras que otros pueden existir sin reinas. Las obreras capaces de reproducirse reciben el nombre de «gamergates» y las colonias que carecen de reina son llamadas colonias gamergates.[53] [54] Los machos con alas emergen de las pupas junto con las hembras fértiles, también aladas (aunque algunas especies, como las hormigas guerreras, tienen reinas sin alas), y no hacen nada durante su vida aparte de comer y aparearse. La mayoría de las especies de hormigas son univoltinas, y producen una nueva generación cada año.[55] Durante el periodo de apareamiento, que varía dependiendo de la especie, los machos y hembras alados salen al exterior (generalmente los machos lo hacen antes que las hembras) en el llamado vuelo nupcial. Los machos utilizan señales visuales para buscar un lugar de apareamiento común donde convergen otros machos; entonces secretan unas feromonas para que acudan las hembras. Las hembras de algunas especies se aparean con un solo macho, pero las de otras lo hacen con varios machos.[56] Las hembras que se han apareado buscan después un lugar adecuado para empezar una nueva colonia; allí se arrancan las alas y empiezan a poner los huevos y a cuidarlos. Las hembras almacenan el esperma que obtienen durante su vuelo nupcial para fertilizar de manera selectiva los futuros huevos. Las primeras obreras que nacen son débiles y más pequeñas que las que nacen con posterioridad, pero empiezan a servir a la colonia inmediatamente; amplían el hormiguero, buscan alimentos y cuidan de los otros huevos. En la mayoría de las especies, es así como se forman las colonias. En las especies que tienen varias reinas, una de ellas puede abandonar el hormiguero, junto con algunas obreras, para fundar una nueva colonia en otro lugar.[57]<br />Una reina fertilizada comienza a excavar una nueva colonia.<br />Se han descrito una amplia variedad de estrategias reproductivas en distintas especies de hormigas. Se sabe que las hembras de algunas especies tienen la capacidad de reproducirse asexuadamente por partenogénesis telitoquia,[58] y una especie, Mycocepurus smithii, está compuesta sólo por hembras.[59]<br />Las colonias de hormigas pueden ser longevas. Las reinas pueden vivir hasta treinta años, mientras que las obreras viven entre uno y tres. Los machos, sin embargo, tienen una vida más efímera, y sólo viven unas pocas semanas.[60] Se estima que las hormigas reina viven hasta cien veces más que los insectos solitarios de un tamaño similar.[61]<br />Permanecen activas a lo largo de todo el año en la zona tropical, pero, en regiones más frías, sobreviven el invierno en un estado de dormancia o inactividad. Las formas de inactividad son variadas y algunas especies de zonas templadas tienen larvas que entran en estado inactivo (diapausa), mientras que otras, sólo son los adultos los que pasan el invierno en un estado de actividad reducida.[62]<br />Comportamiento y ecología<br />Comunicación<br />Hormigas tejedoras (género Oecophylla) colaborando para desmembrar a una hormiga roja (las dos situadas a los extremos tiran, mientras que la del medio la corta).<br />Las hormigas se comunican entre ellas por medio de feromonas.[63] Estas señales químicas están más desarrolladas en los formícidos que en otros grupos de himenópteros. Como otros insectos, las hormigas perciben olores con sus largas y delgadas antenas móviles, que ofrecen además información sobre la dirección y la intensidad de los olores. Dado que la mayoría viven en tierra, usan la superficie del suelo para dejar rastros de feromonas que las otras hormigas pueden seguir. En las especies que recolectan en grupos, un recolector que encuentra alimento deja un rastro cuando vuelve al hormiguero; las demás siguen este rastro, y después lo refuerzan cuando vuelven a la colonia con alimentos. Cuando se agota la fuente de alimento ya no van dejando el rastro, y las feromonas se disipan lentamente. Este comportamiento les ayuda a adaptarse a los cambios en su ambiente. Por ejemplo, cuando un camino establecido hacia una fuente de alimento queda bloqueado por un obstáculo, las recolectoras lo abandonan para explorar nuevas rutas. Si una hormiga tiene éxito, deja un nuevo rastro durante su regreso para marcar la ruta más corta. Las mejores rutas son seguidas por más hormigas, reforzando el rastro y encontrando de manera gradual el mejor camino.[64]<br />Las hormigas no usan las feromonas sólo para dejar rastros. Por ejemplo, una hormiga aplastada libera una feromona de alarma que lleva a las que se encuentren en las proximidades a un frenesí atacante y atrae a más hormigas de otros lugares. Algunas especies incluso usan «feromonas de propaganda» para confundir a las especies enemigas y hacerlas luchar entre sí.[65] Las feromonas son producidas por una gran variedad de estructuras, como la glándula de Dufour, las glándulas venenosas y las del intestino posterior, el pigidio, el recto, el esternón y la tibia posterior.[61] Las feromonas también pueden ser intercambiadas cuando se mezclan con la comida y son traspasadas por trofalaxia, acción que permite transmitir información dentro de la colonia.[66] Esto también les permite determinar a qué grupo de trabajo (por ejemplo, recolección o mantenimiento del hormiguero) pertenecen los otros miembros de la colonia.[67] En las especies con castas de reinas, las obreras empiezan a criar nuevas reinas en la colonia cuando la reina dominante deja de producir una feromona específica.[68]<br />Algunas hormigas producen sonidos por medio de estridulación (haciendo rozar dos partes del cuerpo), utilizando los segmentos del gáster y las mandíbulas. Los sonidos pueden servir para comunicarse con miembros de la colonia o con otras especies.[69] [70]<br />Defensa<br />Hormiga tejedora en posición de lucha, con las mandíbulas abiertas.<br />Las hormigas atacan y se defienden mordiendo y, en muchas especies, picando (sólo unas pocas especies poseen aguijón propiamente dicho), a menudo inyectando o rociando productos químicos como el ácido fórmico. Se considera que Paraponera clavata, originaria de América Central y América del Sur, tiene la picadura más dolorosa de cualquier insecto, aunque generalmente no suele resultar fatal para los humanos, y recibe la puntuación más alta en el Schmidt Sting Pain Index.[71] La picadura de la especie Myrmecia pilosula puede llegar a ser letal,[72] pero se ha desarrollado un antisuero.[73] Las hormigas del género Solenopsis son las únicas que tienen un saco de veneno que contiene alcaloides de piperidina.[74] Sus picaduras son dolorosas y pueden ser peligrosas para las personas hipersensibles.[75]<br />Para proteger su territorio, las hormigas pueden atacar o defenderse de otras de su misma especie.<br />Las hormigas del género Odontomachus están equipadas con unas mandíbulas llamadas «mandíbulas-trampa», que se cierran más rápido que cualquier otro apéndice predador del reino animal.[76] Un estudio sobre la especie Odontomachus bauri registró velocidades de entre 126 y 230 km/h, con las mandíbulas cerrándose en 130 microsegundos de media. También se comprobó que estas hormigas usaban sus mandíbulas como una catapulta para expulsar intrusos o para lanzarse ellas mismas hacia atrás para evitar una amenaza.[76] Antes de golpear, la hormiga abre al máximo las mandíbulas y quedan trabadas en esa posición gracias a un mecanismo interno. La energía se almacena en un grueso grupo de músculos y se libera de forma explosiva por la estimulación de unos pelos sensoriales en su interior. Las mandíbulas también permiten movimientos lentos y precisos cuando hay que desarrollar otras tareas como el cuidado de las larvas. Las «mandíbulas-trampa» también se encuentran en los géneros Anochetus, Orectognathus y Strumigenys,[76] así como en algunos miembros de la tribu Dacetini,[77] en lo que es un ejemplo de evolución convergente.<br />Una especie de hormiga malaya de la superespecie Camponotus cylindricus ha ampliado las glándulas mandibulares que se extienden en su gaster. Cuando se les molesta, las obreras rompen la membrana del gaster, causando un estallido de secreciones que contienen acetofenonas y otros productos químicos que inmovilizan a pequeños insectos atacantes. A causa de esta acción, la obrera muere.[78] La defensa suicida de obreras también se ha registrado en la hormiga brasileña Forelius pusillus donde un pequeño grupo de hormigas abandona la seguridad del nido después de sellar la entrada exterior cada tarde.[79]<br />Entrada de hormiguero construida de forma que impida que entre el agua de la lluvia.<br />Además de defenderse de los depredadores, tienen que proteger sus colonias de los patógenos. Algunas hormigas obreras se encargan de la higiene de la colonia, y entre sus actividades se incluye eliminar los cadáveres de compañeras muertas (necroforesis).[80] En la especie Atta mexicana se ha identificado el ácido oleico como el compuesto liberado por las hormigas muertas que provoca este comportamiento necroforico,[81] mientras las obreras de Linepithema humile reaccionan a la ausencia de compuestos químicos característicos (dolichodial e iridomyrmecin) presentes en la cutícula de sus compañeras de nido vivas.[82]<br />La elaborada arquitectura del hormiguero las protege de amenazas naturales como por ejemplo las inundaciones y el sobrecalentamiento.[83] [84] Un caso muy curioso es el de las obreras de Cataulacus muticus, una especie arborícola que vive en los huecos de los troncos, que combaten las inundaciones bebiendo agua dentro del nido y expulsándola al exterior.[85] La pequeña Camponotus anderseni, que construye sus nidos en cavidades de los árboles de los manglares, se ha adaptado de una forma notable a las inundaciones provocadas por las mareas; bloquean la entrada al nido con la cabeza de un soldado y evitan la entrada del agua, y ante la falta de aire puro y el incremento de CO2 en el nido, pueden sobrevivir bajo el agua cambiando a una respiración anaeróbica.[86]<br />Aprendizaje<br />Muchos animales pueden aprender comportamientos por imitación, pero es posible que las hormigas sean el único grupo, aparte de los mamíferos, en que se ha observado una enseñanza interactiva. Una recolectora experimentada de Temnothorax albipennis conduce a una compañera inexperta a una fuente de alimento recientemente descubierta por medio del proceso extremadamente lento del llamado «reclutamiento en tándem». La hormiga «alumna» obtiene conocimientos de su «tutora». Tanto la tutora como la alumna reconocen como va el progreso de su compañera, haciendo que la tutora vaya más lenta cuando la alumna se queda atrás, y que acelere cuando la alumna se acerca demasiado.[87]<br />Experimentos controlados con colonias de Cerapachys biroi sugieren que los individuos pueden elegir su papel en el hormiguero basándose en su experiencia anterior. Una generación entera de obreras idénticas fue dividida en dos grupos en los cuales se controló el éxito en la recolección de alimento. Un grupo era recompensado continuamente con presas, mientras que al otro siempre se lo hacía fracasar. Como resultado, los miembros del grupo con éxito intensificaron su actividad recolectora mientras que el grupo sin éxito salía cada vez menos del nido. Un mes más tarde, los recolectores con éxito continuaban con su papel, mientras que el resto había cambiado para especializarse en el cuidado de las crías.[88]<br />Construcción de colonias<br />Artículo principal: colonia de hormigas<br />-285756985635<br />Hormigas tejedoras construyendo un nido de hojas en Pamalican, Filipinas.<br />Muchas especies construyen hormigueros complejos, pero otras son nómadas y no crean estructuras permanentes. Pueden construir colonias subterráneas o construirlas en árboles y otras estructuras naturales o artificiales. Estos nidos pueden encontrarse bajo tierra, bajo piedras o troncos, en el interior de troncos, tallos huecos o incluso bellotas. Los materiales que utilizan para construir el hormiguero generalmente incluyen tierra y materia vegetal.[57] Eligen cuidadosamente el lugar donde construir la colonia; Temnothorax albipennis evita los lugares con hormigas muertas, puesto que esto puede indicar la presencia de parásitos o enfermedades. A la primera señal de amenaza abandonan rápidamente las colonias ya establecidas.[89]<br />Las hormigas legionarias de América del Sur y las hormigas viajeras de África (género Dorylus) no construyen hormigueros permanentes, sino que van alternando el nomadismo con etapas en que las obreras forman un nido temporal. Las obreras utilizan sus propios cuerpos sujetándose unas a otras, creando así la estructura del nido para proteger a la reina y a las larvas, y lo deshacen posteriormente cuando continúan con su viaje.[90]<br />Las obreras de las hormigas tejedoras construyen nidos en los árboles uniendo hojas; primero las sujetan por medio de «puentes» de obreras y después hacen que las larvas produzcan seda mientras las mueven por los bordes de las hojas. Se han observado métodos de construcción similares en algunas especies de Polyrhachis.[91]<br />124777564770Alimentación<br />Muchas especies de hormigas son carroñeras.<br />Hormigas melíferas (género Myrmecocystus) almacenando comida en previsión de posibles carencias.<br />La mayor parte de las hormigas son depredadoras generalistas, carroñeras o herbívoras directas o indirectas,[13] pero algunas especies han evolucionado hacia una especialización en los modos de obtener alimentos.<br />Las hormigas cortadoras de hojas ( HYPERLINK quot;
http://es.wikipedia.org/wiki/Attaquot;
 Atta y Acromyrmex) se alimentan exclusivamente de un hongo que sólo crece dentro de sus colonias. Recogen continuamente hojas que después llevan a la colonia, las cortan en trozos pequeños y las ponen en jardines de hongos. Las obreras se especializan en tareas según su tamaño; las más grandes cortan tallos, las medianas mastican las hojas y las más pequeñas cuidan de los hongos. Estas hormigas son lo bastante sensibles como para reconocer la reacción de los hongos ante diferentes tipos de vegetales, aparentemente detectando señales químicas de los hongos. Si un determinado tipo de hoja es tóxico para el hongo, la colonia ya no recogerá más. Las hormigas se alimentan de unas estructuras producidas por los hongos denominadas gongylidia.[92] Unas bacterias simbióticas que se encuentran en la superficie exterior de las hormigas producen unos antibióticos que eliminan las bacterias que podrían dañar los hongos.[93]<br />En la especie Leptanilla swani (subfamilia Leptanillinae) la larva alimenta con su propia hemolinfa a la reina mediante glándulas especializadas situadas en su protórax y el tercer segmento abdominal.[94] Este comportamiento es similar al de Adetomyrma venatrix (no relacionada con la anterior), una rara y primitiva especie endémica de Madagascar, conocida como hormiga vampiro u hormiga Drácula, debido a que, en lugar de que las larvas regurgiten alimento como es habitual en la mayor parte de las especies, las obreras y las reinas muerden y perforan la piel de las larvas para alimentarse de los fluidos de su cuerpo. Esta sorprendente forma de alimentarse no causa la muerte de la larva, por lo que se denomina «canibalismo no destructivo».[95]<br />Orientación<br />Las hormigas recolectoras recorren distancias de hasta 200 metros desde su nido,[96] y suelen encontrar el camino de regreso gracias a los rastros de olor. Algunas especies salen a buscar el alimento de noche. Las que salen de día en regiones calurosas y áridas corren el peligro de morir por desecación, de forma que la capacidad de encontrar con mayor rapidez el camino de regreso reduce este riesgo. Las hormigas diurnas de zonas desérticas Cataglyphis fortis utilizan referencias visuales en combinación con otros indicios para orientarse.[97] En ausencia de referencias visuales, la especie estrechamente relacionada Cataglyphis bicolor, que habita en el desierto del Sahara, se orienta recordando la dirección y la distancia que ha recorrido, como si tuvieran un podómetro interno que contara cuántos pasos había hecho en cada dirección,[98] y después procesan esta información para encontrar la ruta más corta posible de retorno al nido.[99] Algunas especies son capaces de utilizar el campo magnético terrestre.[100] Sus ojos compuestos tienen células especializadas que detectan la luz polarizada del Sol, que usan para determinar la dirección.[101] [102] Estos detectores de polarización son sensibles a la región ultravioleta del espectro luminoso.[103] En algunas especies de hormigas soldado, un grupo de forrajeras que se separen de la columna principal pueden girarse hasta que la primera hormiga de la fila se une a la última y forman un círculo; de esta forma las obreras siguen girando indefinidamente hasta que mueren por agotamiento.[104]<br />Locomoción<br />Harpegnathos saltator, un tipo de hormiga saltadora.<br />Las obreras no tienen alas y las hembras fértiles las pierden tras el vuelo nupcial para fundar su propia colonia. Por lo tanto, a diferencia de sus antepasados véspidos, la mayoría de hormigas se desplazan andando. Algunas especies son capaces de saltar; por ejemplo, Harpegnathos saltator es capaz de efectuar un salto sincronizando la acción de sus pares de patas medio y posterior.[105] Existen también otras especies, como la Cephalotes atratus, llamadas hormigas «planeadoras» (este suele ser un rasgo común en la mayoría de hormigas arborícolas). Las hormigas con esta habilidad son capaces de controlar la dirección de su descenso mientras caen.[106]<br />Algunas especies pueden formar cadenas para pasar sobre zonas de agua, deslizarse bajo tierra, o a través de espacios entre la vegetación. Otras llegan incluso a crear balsas flotantes que les permiten sobrevivir a las inundaciones. Estas balsas pueden desempeñar un papel importante, dado que permiten a las hormigas colonizar islas.[107] Polyrhachis sokolova, una especie de hormiga que se encuentra en los manglares australianos, puede nadar y vivir en colonias subacuáticas. Como no tienen branquias, estas hormigas respiran gracias a bolsas de aire atrapadas en los hormigueros sumergidos.[108]<br />Cooperación y competencia<br />Iridomyrmex purpureus se alimenta de miel. Las hormigas sociales cooperan y recolectan alimento colectivamente.<br />No todos los formícidos forman el mismo tipo de sociedades. Las hormigas buldog u hormigas gigantes australianas (género Myrmecia) son unas de las más grandes y basales (primitivas). Como prácticamente todas las hormigas, son eusociales, pero su comportamiento social está poco desarrollado en comparación con otras especies. Cada individuo caza solo, utilizando sus grandes ojos en lugar de sus sentidos químicos para encontrar sus presas.[109] [110]<br />Algunas especies (como Tetramorium caespitum) atacan y capturan colonias de hormigas vecinas. Otras son menos expansionistas pero igual de agresivas; invaden colonias para robar huevos o larvas, que luego comen o bien crían como obreras esclavas. Entre las que efectúan razias, hay algunas muy especializadas, como por ejemplo las hormigas amazonas ( HYPERLINK quot;
http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Polyergus&action=edit&redlink=1quot;
  quot;
Polyergus (aún no redactado)quot;
 Polyergus), que son incapaces de alimentarse por sí mismas y necesitan obreras capturadas para sobrevivir.[111] [112] Las obreras capturadas de las especies esclavizadas Temnothorax han desarrollado una estrategia contraria, y llegan a destruir hasta las dos terceras partes de las pupas hembras de la especie esclavista Protomognathus americanus, aunque perdonan a los machos (que no participan en las razias de asalto cuando son adultos).[113]<br />Las hormigas identifican a sus compañeras de colonia por su olor, que proviene de las secreciones de hidrocarburos que cubren su exoesqueleto. Si una hormiga se separa de su colonia original, acaba por perder el olor de su colonia. Cualquier hormiga que entre en un hormiguero sin tener un olor coincidente será atacada.[114]<br />Algunas especies parásitas entran en las colonias de las hormigas hospedantes y se establecen como parásitos sociales; especies como Strumigenys xenos son totalmente dependientes y no tienen obreras, sino que se alimentan de la comida recogida por sus hospedadoras Strumigenys perplexa.[115] [116] Esta forma de parasitismo se puede observar en muchos géneros de formícidos, pero la hormiga parásita por lo general es una especie estrechamente relacionada con su hospedadora. Las parásitas utilizan una gran variedad de métodos para entrar en el hormiguero del hospedador. Una reina parásita puede entrar en el nido hospedante antes de que eclosionen las primeras larvas, por lo que se establece antes que se desarrolle el olor de la colonia. Otras especies utilizan feromonas para confundir a los hospedantes o para engañarlos, de forma que lleven a la reina parásita dentro del nido. Algunas simplemente se abren paso a la fuerza.[117]<br />Un conflicto entre sexos de una misma especie se puede observar en algunas especies de hormigas en que los ejemplares fértiles aparentemente combaten para producir descendencia que esté lo más estrechamente relacionada con ellos como sea posible. La forma más extrema implica la producción de descendencia clónica. El extremo del conflicto sexual se observa en Wasmannia auropunctata, donde las reinas producen solamente hijas clónicas diploides por medio de partenogénesis telitoquia, y sólo se producen machos, también clónicos, por medio de un proceso en el que los machos eliminan la contribución materna del huevo diploide, por lo que resultan hijos con un genoma nuclear idéntico al del macho progenitor.[118]<br />17780370840Relación con otros organismos<br />La hembra de la araña Myrmarachne plataleoides imita una hormiga tejedora para engañar a posibles predadores.<br />Las hormigas tienen relaciones simbióticas con una gran variedad de especies, como otras hormigas, insectos, plantas y hongos. Son la presa de muchos animales e incluso algunos hongos. Algunas especies de artrópodos pasan parte de su vida en hormigueros, bien alimentándose de las hormigas, sus larvas, sus huevos y sus reservas de alimentos, o bien escondiéndose de sus predadores. Estos inquilinos pueden asemejarse mucho en su aspecto a las hormigas. La naturaleza de esta imitación de las hormigas (denominada «mirmecomorfia») varía, y en algunos casos incluye el mimetismo batesiano, en el que el mimetismo reduce el riesgo de depredación. Otros muestran mimetismo wasmaniano, un tipo de mimetismo observado únicamente en inquilinos.[119] [120]<br />19685-302260<br />Hormiga recogiendo mielada de un pulgón.<br />Los pulgones y otros insectos hemípteros secretan un líquido dulce denominado mielada cuando se alimentan de savia. Los azúcares de la mielada son una fuente de alimento con alto contenido energético, que recolectan muchas especies de formícidos.[121] En algunos casos, los pulgones secretan la mielada en respuesta a los golpecitos que les dan con las antenas. Las hormigas, a cambio, mantienen a raya a sus predadores y trasladan a los pulgones de unas zonas de alimentación a otras. Cuando migran a una nueva área, muchas colonias se llevan los pulgones para asegurarse un suministro continuo de mielada. Las hormigas también mantienen cochinillas para recoger su mielada. Estas cochinillas pueden llegar a convertirse en una seria plaga de las piñas si hay hormigas dispuestas a protegerlas de sus enemigos naturales.[122]<br />Las orugas mirmecófilas de la familia Lycaenidae son reunidas en manadas por las hormigas, que las llevan a alimentarse durante el día y las protegen dentro del hormiguero durante la noche. Las orugas tienen una glándula que secreta mielada cuando les dan masajes. Algunas orugas emiten vibraciones y sonidos que son percibidos por las hormigas.[123] Otras orugas han pasado de mirmecófilas a mirmecófagas: emiten una feromona que hace que las hormigas actúen como si la oruga fuera una de sus propias larvas, entonces las hormigas la llevan al hormiguero, donde la oruga devora sus larvas.[124]<br />Las hormigas cultivadoras de hongos (tribu Attini), cultivan ciertas especies de hongos de los géneros Leucoagaricus o Leucocoprinus de la familia Agaricaceae. En este mutualismo entre las hormigas y los hongos, cada especie depende de la otra para sobrevivir. La hormiga Allomerus decemarticulatus ha desarrollado una asociación a tres bandas con la planta hospedadora Hirtella physophora ( HYPERLINK quot;
http://es.wikipedia.org/wiki/Chrysobalanaceaequot;
 Chrysobalanaceae) y un hongo pegajoso que les sirve para atrapar sus presas de insectos.[125]<br />Las incursiones de hormigas guerreras destruyen casi toda la vida animal que se cruza en su camino.<br />Las hormigas guerreras (conocidas popularmente como «marabunta») son nómadas y célebres por sus incursiones o «razias», en las que un enorme número de recolectoras invaden simultáneamente determinadas zonas atacando a sus presas en masa.[126] «Ejércitos» de no menos de 1 500 000 de estas hormigas destruyen casi toda la vida animal que se cruza en su camino.[127] Dorylus spp., conocidas localmente como Siafu,[128] atacan todo lo que encuentran a su paso, incluidos los humanos.[129]<br />Las hormigas Myrmelachista schumanni crean los llamados «jardines del diablo» matando las plantas circundantes inyectándoles ácido fórmico, dejando únicamente los árboles donde hacen sus nidos ( HYPERLINK quot;
http://es.wikipedia.org/wiki/Duroia_hirsutaquot;
 Duroia hirsuta). Esto permite a los árboles multiplicarse y ofrece más lugares para que las hormigas puedan anidar en los troncos de Duroia.[130] Algunos árboles tienen un néctar extrafloral que proporciona alimento a las hormigas, las cuales a cambio protegen la planta de insectos herbívoros.[131] Especies centroamericanas como por ejemplo el cornezuelo (Acacia cornigera) poseen espinas huecas que albergan colonias de hormigas picadoras ( HYPERLINK quot;
http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Pseudomyrmex_ferruginea&action=edit&redlink=1quot;
  quot;
Pseudomyrmex ferruginea (aún no redactado)quot;
 Pseudomyrmex ferruginea) que defienden el árbol de los insectos, mamíferos ramoneadores y enredaderas epifitas. Estudios basados en el marcaje isotópico sugieren que las plantas también obtienen nitrógeno de las hormigas simbióticas.[132] A cambio, las hormigas obtienen alimento de pequeños glóbulos (cuerpos de Belt) ricos en lípidos y proteínas. Otro ejemplo de este tipo de ectosimbiosis es el de los árboles del género Macaranga, que tienen tallos adaptados para alojar colonias de hormigas Crematogaster.<br />Hormiga transportando un áfido.<br />Muchas especies de árboles tropicales tienen semillas que son dispersadas por las hormigas.[133] La dispersión de semillas por parte de las hormigas (denominada mirmecocoria) está muy extendida y recientes estudios estiman que casi el 9% de todas las especies de plantas tienen este tipo de asociación con las hormigas.[134] [135] Algunas plantas en praderas propensas a los incendios son especialmente dependientes de las hormigas para sobrevivir y extenderse, ya que transportan sus semillas a salvo bajo tierra. Muchas de las semillas dispersadas por las hormigas tienen unas estructuras externas especiales, eleosomas, que son utilizadas como alimento por éstas.[136] En los huevos de los insectos palo se puede observar una convergencia, posiblemente una forma de mimetismo. Estos huevos tienen una estructura comestible similar al eleosoma, de forma que las hormigas los llevan a los hormigueros (lo que ayuda a su dispersión y protección), donde eclosionan y abandonan el nido.[137]<br />2476507336155La mayoría de las hormigas son depredadoras y se alimentan y obtienen comida de varios insectos sociales, incluso otras hormigas. Algunas especies se especializan en alimentarse de termitas ( HYPERLINK quot;
http://es.wikipedia.org/wiki/Megaponeraquot;
  quot;
Megaponeraquot;
 Megaponera y Termitopone) mientras que otras especies, como las de la subfamilia Cerapachyinae, se alimentan de otras hormigas.[96] Algunas termitas, como Nasutitermes corniger, forman asociaciones con ciertas especies de formícidos para mantener alejadas a otras especies de hormigas predadoras.[138] La avispa tropical Mischocyttarus drewseni cubre la entrada de su nido con un repelente de hormigas químico.[139] Se cree que muchas avispas tropicales construyen sus nidos en árboles y los cubren para protegerse de las hormigas. Las abejas sin aguijón ( HYPERLINK quot;
http://es.wikipedia.org/wiki/Trigonaquot;
 Trigona y Melipona) usan defensas químicas contra las hormigas.[96]<br />3649980-1404620Las moscas del Viejo Mundo del género Bengalia (familia de los califóridos) son predadoras de las hormigas y cleptoparásitas, robando las presas o las crías de las mandíbulas de las hormigas adultas.[140] Las hembras sin alas ni patas de la mosca jorobada malaya Vestigipoda myrmolarvoidea viven en los nidos de las hormigas del género Aenictus, y son cuidadas por ellas.[140]<br />Los hongos de los géneros Cordyceps y Ophiocordyceps infectan a las hormigas, lo que las hace subir por las plantas y que claven sus mandíbulas en el tejido de las mismas. El hongo mata a la hormiga, crece en su cadáver, y produce un cuerpo fructífero. Parece que el hongo altera el comportamiento de las hormigas para facilitar la dispersión de sus esporas en un microhábitat adecuado para el hongo.[141] [142] Los parásitos estrepsípteros también manipulan su comportamiento haciéndolas subir tallos de hierba, ayudando al parásito a encontrar pareja.[143] Un nemátodo (Myrmeconema neotropicum) que infecta a las hormigas de la especie Cephalotes atratus hace que los gásteres negros de las obreras se vuelvan rojos, y modifica el comportamiento de la hormiga haciendo que lo lleven muy alto. Los pájaros confunden estos conspicuos gásteres rojos con frutos maduros, como por ejemplo el del llorón colorado, y se las comen. Los excrementos de los pájaros son recogidos por otras hormigas, que llevan como alimento a las crías, contribuyendo a la expansión del nemátodo.[144]<br />Una hormiga de la carne cuidando de una ninfa de saltahojas.<br />Las ranas veneno de dardo sudamericanas del género Dendrobates se alimentan principalmente de hormigas, y las toxinas que secretan por la piel pueden tener su origen en estos insectos.[145] Algunos pájaros hormigueros y trepatroncos siguen a hormigas guerreras como Eciton burchellii para alimentarse de los insectos que quedan al descubierto al paso de sus masivas incursiones;[146] [147] por un tiempo este comportamiento fue considerado mutualista, pero estudios más recientes demuestran que en realidad se trata de cleptoparasitismo, puesto que los pájaros roban las presas y las hormigas no solo no se benefician, sino que resultan perjudicadas.[148] Algunas aves tienen un comportamiento peculiar llamado «baño de hormigas» (anting en inglés). Se posan sobre hormigueros, o las cogen para ponérselas en las alas y las plumas; es posible que lo hagan para eliminar ectoparásitos, pero es un comportamiento del que todavía no se sabe demasiado.<br />Los osos hormigueros, pangolines y varias especies marsupiales australianas tienen adaptaciones especiales para vivir a base de una dieta de hormigas. Estas adaptaciones incluyen lenguas largas y pegajosas para capturarlas y fuertes garras para romper los hormigueros. Se ha comprobado que los osos pardos (Ursus arctos) se alimentan de hormigas, y que aproximadamente el 12%, el 16% y el 4% de su volumen fecal en primavera, verano y otoño, respectivamente, está compuesto por hormigas.[149]<br />Relación con los humanos<br />Las hormigas tejedoras se utilizan como control biológico en plantaciones de cítricos del sur de China.<br />Las hormigas desempeñan múltiples papeles ecológicos que resultan beneficiosos para los humanos, como la eliminación de plagas y la aireación del suelo. Se considera que el uso de hormigas tejedoras en el cultivo de cítricos al sur de China es una de las aplicaciones más antiguas conocidas de control biológico.[7] Por otro lado, las hormigas pueden convertirse en un problema cuando invaden edificios, o causan pérdidas económicas en las actividades agrícolas.[150] [151]<br />En algunas partes del mundo (principalmente en África y Sudamérica), se utilizan hormigas grandes, especialmente hormigas guerreras, como sutura. Para hacerlo, aprietan los bordes de la herida uno contra otro mientras se aplican las hormigas; éstas muerden con fuerza con sus mandíbulas y en ese momento se les corta el cuerpo, dejando sólo la cabeza y la mandíbula para mantener la herida cerrada.[152] [153] [154]<br />Algunas especies de la familia Ponerinae poseen un veneno altamente tóxico y potencialmente peligroso, que puede requerir de atención médica. Estas especies incluyen Paraponera clavata (hormiga bala o tocandira) y Dinoponera spp. (falsa tocandira) de América del Sur,[155] así como las Myrmecia de Australia.[156]<br />En Sudáfrica se utilizan para ayudar en la recolección de rooibos (Aspalathus linearis), arbustos que tienen pequeñas semillas utilizadas para hacer infusiones de hierbas. La planta dispersa mucho sus semillas, lo que hace que sea difícil la recolección manual. Las hormigas recogen estas y otras semillas y las almacenan en el hormiguero, de donde los humanos las pueden recoger todas juntas. Se pueden obtener hasta 200 gramos de semillas de cada hormiguero.[157] [158]<br />Aunque la mayor parte de especies sobreviven a las tentativas de los humanos de erradicarlas, unas cuantas se encuentran amenazadas. Son sobre todo especies isleñas que han desarrollado características especializadas, como las especies en peligro de extinción Aneuretus simoni de Sri Lanka y Adetomyrma venatrix de Madagascar.[159]<br />Como alimento<br />Artículo principal: Entomofagia<br />Los escamoles son un plato muy apreciado en México.<br />Las hormigas y sus larvas se comen en diferentes partes del mundo. Los huevos de dos especies son la base del plato mexicano conocido como escamoles. Se los considera una forma de caviar de insecto y pueden alcanzar un precio de hasta 90 dólares/kg, al ser estacionales y difíciles de encontrar. En el departamento colombiano de Santander, las hormigas culonas (Atta laevigata) se comen después de ser tostadas vivas.[160]<br />En zonas de la India y en gran parte de Birmania y Tailandia, se sirve una pasta hecha de una especie de hormiga tejedora ( HYPERLINK quot;
http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Oecophylla_smaragdina&action=edit&redlink=1quot;
  quot;
Oecophylla smaragdina (aún no redactado)quot;
 Oecophylla smaragdina) como condimento con el curry.[161] Los huevos y larvas de esta hormiga, así como las hormigas en sí, se utilizan en una ensalada tailandesa, yum (ยำ), en un plato llamado yum khai mod daeng (ยำไข่มดแดง) o ensalada de huevos de hormiga roja, un plato originario de Tailandia del Nordeste. Saville-Kent, en su obra Naturalist in Australia, escribió «La belleza, en el caso de la hormiga tejedora, es más que superficial. Su atractiva transparencia, casi similar a la de las golosinas, fue posiblemente lo que incitó los primeros intentos de consumirla por parte de los humanos». Trituradas en agua, de manera parecida a la limonada, «estas hormigas producen una agradable bebida ácida que es muy apreciada por los nativos del norte de Queensland, e incluso por muchos paladares europeos».[162]<br />En su obra First Summer in the Sierra, John Muir comenta que los paiute de California se comían los ácidos gásteres de las hormigas carpinteras. Los indios mexicanos se comen las obreras repletas, o almacenes de miel vivientes, de la hormiga melífera ( HYPERLINK quot;
http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Myrmecocystus_mexicanus&action=edit&redlink=1quot;
  quot;
Myrmecocystus mexicanus (aún no redactado)quot;
 Myrmecocystus mexicanus).[162]<br />Como plaga<br />La minúscula hormiga faraón (Monomorium pharaonis) es una plaga importante en hospitales y edificios de oficinas; puede hacer nidos entre hojas de papel.<br />Algunas especies de hormigas son consideradas plagas,[163] y, debido a la naturaleza adaptativa de sus colonias, eliminarlas por completo es casi imposible. Por lo tanto, la gestión de plagas se centra en controlar las poblaciones locales, en lugar de intentar eliminar una colonia entera, y la mayor parte de las tentativas para su control son soluciones temporales.<br />Entre las especies con la consideración de plagas se encuentran Tetramorium caespitum, Anoplolepis gracilipes, Camponotus consobrinus, Monomorium pharaonis, Linepithema humile, Tapinoma sessile, Solenopsis invicta, Myrmica rubra y el género Camponotus. Las poblaciones se controlan por medio de cebos de insecticida, en forma granulada o líquida. Las hormigas recogen el cebo como si fuera comida y lo llevan al hormiguero, donde el insecticida se transmite inadvertidamente a otros miembros de la colonia por trofalaxis. El ácido bórico y el bórax son dos insecticidas habituales, al ser relativamente seguros para los humanos. Se puede esparcir cebo por una zona amplia para controlar especies como Solenopsis invicta, que ocupan grandes áreas. Las colonias de esta especie pueden ser destruidas si se sigue su recorrido hasta el nido y se arroja agua hirviendo en éste para matar a la reina. Esto funciona en aproximadamente el 60% de los casos y requiere unos catorce litros de agua por hormiguero.[164]<br />Como especies invasoras<br />Entre los cien peores organismos invasores incluidos en la Base de Datos Global de Especies Invasoras, compilada por la UICN/SSC Invasive Species Specialist Group (ISSG), se encuentran cinco hormigas: Anoplolepis gracilipes, Linepithema humile, Pheidole megacephala, Solenopsis invicta y Wasmannia auropunctata.[165] Las hormigas invasoras tienen gran impacto en los ecosistemas al afectar su composición y sus interacciones ecológicas. Por ejemplo, varían la composición de las hormigas nativas y afectan sus importantes roles como predadoras, carroñeras, herbívoras, detritívoras y granívoras, así como su función como fuente alimenticia de una variedad de especies especializadas en hormigas. Alteran también interacciones especializadas con plantas en la dispersión de semillas, la polinización, la protección de plantas mirmecófilas y con animales como los hemípteros productores de mielatos. Los ecosistemas de islas son especialmente sensibles a las hormigas invasoras, sobre todo en las islas oceánicas donde hay pocas especies de hormigas y las invasoras no encuentran competidores o predadores. Muchos invertebrados nativos pueden allí declinar o incluso extinguirse al no tener adaptaciones defensivas contra las hormigas exóticas.[166]<br />Como control biológico de plagas<br />Su utilización por el hombre en el control biológico de plagas es muy antiguo. En Yemen se manejaban las hormigas para disminuir las poblaciones de plagas de las palmas datileras.[167] En China desde la Edad Media los agricultores han regulado plagas en los cítricos con la hormiga tejedora Oecophylla smaragdina, y han controlado algunos lepidópteros barrenadores en las plantaciones de caña de azúcar introduciendo colonias de Tetramorium guineense.[168]<br />Algunas hormigas exóticas a pesar de ser calificadas como invasoras son usadas en algunas regiones como controladores biológicos de plagas, por ejemplo, Pheidole megacephala en el control del tetuán del boniato en Cuba,[169] Wasmannia auropunctata en el control de plagas de cacaotales en Gabón y Camerún,[170] o para ahuyentar diversos artrópodos herbívoros con Solenopsis invicta o con Linepithema humile en los Estados Unidos.[171] [172]<br />En la ciencia y la tecnología<br />Véanse también: Biomimesis, Algoritmo hormiga y Sistemas bioinspirados<br />Los mirmecólogos las estudian en el laboratorio y en su entorno natural; sus variables y complejas estructuras sociales hacen de estos insectos unos organismos modelo ideales. La visión ultravioleta en las hormigas fue descubierta por Sir John Lubbock en 1881.[173] El estudio de los formícidos ha puesto a prueba hipótesis en ecología y sociobiología y ha sido especialmente importante a la hora de examinar los postulados de teorías de selección de parentesco y estrategias evolutivamente estables.[174] Se pueden estudiar sus colonias criándolas o manteniéndolas temporalmente en hormigueros artificiales, unas estructuras de vidrio especialmente fabricadas para este uso.[175] Se pueden marcar ejemplares con diferentes colores para su estudio y seguimiento.[176]<br />Las exitosas técnicas utilizadas por las colonias han sido estudiadas en informática y en robótica para producir sistemas distribuidos y tolerantes a fallos para resolver problemas. Este campo de la biomimesis ha encaminado estudios sobre su locomoción, con el resultado de motores de búsqueda basados en su «búsqueda por rastros», sistemas informáticos de almacenamiento tolerante a fallos y algoritmos de red.[177]<br />34836106931025Al igual que con otros animales, se han realizado estudios sobre estos insectos para su aplicación en tácticas militares como el swarming. Así, tras una serie de experimentos basados en simulaciones, realizados en un estudio sobre la forma en que las hormigas depositan feromonas para coordinar sus búsquedas de alimento y otras actividades, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos descubrió que los algoritmos basados en las feromonas consiguieron impresionantes resultados sobre el control de un grupo de vehículos aéreos no tripulados en un ataque sobre objetivos móviles críticos.[178] Otros estudios sobre estrategia militar animal mostraron que las hormigas se diferencian de las abejas y otros insectos sociales por la utilización del swarming no sólo en la búsqueda de comida o en defensa de la colonia, sino también en guerras de expansión territorial contra otras hormigas. Estas guerras son con frecuencia prolongadas, y de una complejidad operacional que las asemeja a las humanas de modo asombroso.[179]<br />En la cultura<br />La cigarra y la hormiga, de Esopo. Ilustración de Milo Winter (1888-1956).<br />35210752157730Las hormigas aparecen a menudo en fábulas e historias para niños, representando el trabajo intenso y el esfuerzo cooperativo. También se las menciona en textos religiosos,[180] [181] como en el libro de los Proverbios de la Biblia, donde son utilizadas como buen ejemplo para los humanos por su trabajo duro y su cooperación. En el Corán, se dice que una hormiga advierte a las demás que vuelvan a casa para evitar ser aplastadas por casualidad por Salomón y su ejército que marcha. Sura 27.18[182] En la fábula atribuida a Esopo, La cigarra y la hormiga, se las utiliza como ejemplo de constancia y trabajo duro, pero que al final tiene recompensa.<br />En algunas partes de África son consideradas mensajeras de los dioses. A menudo se dice que la picadura de algunas especies de hormigas tiene propiedades curativas. Se afirma que la picadura de algunas especies de Pseudomyrmex alivia la fiebre.[183] En la mitología de algunos pueblos amerindios, como por ejemplo la hopi, son consideradas los primeros animales. Otros grupos utilizan su picadura como prueba de resistencia en ritos de iniciación.[184] [185]<br />Las sociedades que forman las hormigas siempre han fascinado a los humanos, y se ha escrito sobre ellas tanto humorística como seriamente. Mark Twain escribió sobre estos insectos en su obra A Tramp Abroad (1880).[186] Algunos autores contemporáneos las han utilizado como ejemplo para tratar el tema de la relación entre la sociedad y el individuo, como Robert Frost en su poema Departmental y T. H. White en su novela de fantasía The Once and Future King. La trama de la trilogía de ciencia ficción del entomólogo y escritor francés Bernard Werber, Las hormigas, se divide entre el mundo de las hormigas y el de los humanos; las hormigas y su comportamiento son descritos utilizando el conocimiento científico actual sobre las mismas. En tiempos recientes se han producido dibujos animados como La hormiga atómica y taquilleras películas de animación en 3D con estos insectos como protagonistas como Antz, Bichos, una aventura en miniatura o The Ant Bully. También existe un superhéroe de los años 1960 de Marvel Comics llamado Ant-Man (El hombre hormiga), sobre el que se ha anunciado el estreno de una película en 2012 dirigida por Edgar Wright. El renombrado mirmecólogo E. O. Wilson escribió en 2010 un relato corto, Trailhead, para la revista The New Yorker, que describe la vida y muerte de una hormiga reina y la subida y caída de su colonia, desde un punto de vista de unas hormigas.[187]<br />Entre finales de la década de 1950 y finales de la década del 1970, las granjas de hormigas eran populares juguetes educativos en los Estados Unidos. Las versiones posteriores usan gel transparente en lugar de tierra, lo que <br />Un mundo de hormigas <br />Los insectos representan más del 80% de todos los seres vivos de la Tierra y, entre ellos, la hormiga es sin duda el más exitoso, representando, al menos, un tercio de toda la biomasa de insectos que existe. De ahí que las hormigas suelan ser los primeros comensales infiltrados en cualquier picnic. La rapidez con la que llegan estos diminutos seres, su gran número y su maestría en el robo de cientos de pequeños trozos de nuestra comida, pudiendo arruinar cualquier merienda si no actuamos con rapidez, no deja indiferente a nadie. Sus impresionantes comportamientos nos muestran cuán productivas e importantes son, y resultan un indicio de por qué prosperan en casi cualquier hábitat. Y es que realmente las hormigas están por todas partes, habitan en todas las latitudes y en casi todos los ecosistemas del planeta. Los científicos estiman que unas 20.000 especies de hormigas caminan sobre la faz de la tierra, de las cuales solamente se han descrito unas 12.460. Para hacernos una idea de la cantidad de hormigas que habitan en el planeta, pensemos que las hormigas son el 10% de la masa corporal del mundo animal y tienen una biomasa diez veces mayor que la de todos los seres humanos. Es decir, si pusiéramos a todas las hormigas juntas en un lado de una balanza ¡pesarían diez veces más que toda la humanidad junta! Solamente la masa combinada de las hormigas de la Amazonia brasileña es aproximadamente cuatro veces mayor que las masas combinadas de todos los mamíferos, aves, reptiles y anfibios que habitan en esta selva, en la que se han llegado a contar 16 especies diferentes de hormigas viviendo en un solo árbol. Su impacto y papel en el ecosistema es vital; incluso son tan eficaces alimentándose que pueden competir con el ganado. Por ejemplo, las hormigas cortadoras de hojas amazónicas son, de los animales herbívoros, las dominantes de los bosques tropicales. Se estima que las semillas del 35% de las plantas herbáceas son dispersadas por estas hormigas, quienes cooperan entre dos grupos altamente especializados. Por un lado, las hormigas cortadoras, de cabeza y músculos grandes, cuyo trabajo es cortar las hierba, y por otro las hormigas de transporte, las que toman el relevo y transportan la cosecha a través de un radio de unos 300 metros alrededor de su base. Su importancia en los diversos ecosistemas también queda clara en el hecho de que cerca de 10.000 especies de invertebrados (sobre todo lepidópteros, coleópteros y dípteros) se han adaptado a lo largo de la evolución a la vida parásita dentro de las colonias de hormigas. Por si fuera poco, las hormigas son los depredadores más eficaces de la tierra ya que consumen mas carne que los leones, los tigres y los lobos juntos y son las responsables del consumo del 90% de todos los insectos muertos y 635006644005otros artrópodos de las selvas tropicales.<br />La superioridad que representan las hormigas en los bosques tropicales me quedó clara el día en que, cabalgando por la selva amazónica del Manu junto a un grupo de turistas, nuestros caballos se detuvieron de golpe, comenzaron a corcovear muy nerviosos y no pudimos continuar la marcha. El suelo y la vegetación vibraban de una forma que parecía que todo hervía en frente nuestro. En ese momento el guía nos indicó que no podíamos seguir adelante ya que el camino estaba cortado por una batalla de hormigas en la que una especie estaba librando una guerra contra otra para capturar esclavos. Así descubrimos que estas hormigas cada año realizan algunas incursiones en los hormigueros vecinos de otras especies, capturando larvas y pupas que luego criarán en su propio nido, para utilizarlas cuando completen su desarrollo a modo de obreras. Nosotros habíamos sido los afortunados de presenciar una de éstas. Otra historia que escuchamos es que existía una fecha determinada en que hordas de hormigas legionarias recorrían la selva y cubrían de negro incluso algunas casas de los poblados. Cuando esto ocurría nadie debía moverse y había que permanecer en calma mientras una alfombra negra de miles de hormigas migraban por la selva, hormigas cuyas picaduras por su gran número podían matar a los seres humanos si estos se ponían nerviosos y se movían abruptamente. La selva estaba llena de leyendas y entre ellas, las hormigas, tenían un papel protagonista.<br />Creamos o no en estas historias, la realidad del mundo de las hormigas supera con creces cualquiera de las fantasías que en torno a ellas se puedan elucubrar. Estos insectos ya eran bastante exitosos antes de que el ser humano apareciera en la historia de la vida. Hormigas muy parecidas a las que conocemos hoy en día habitan la tierra desde hace unos 120 millones de años. De hecho, hace muy poco se descubrió una especie de hormiga que habita en la selva amazónica, pálida, ciega y depredadora, prácticamente idéntica a estas primeras hormigas. Pero su gran éxito se produjo unos 60 millones de años después, cuando algunas de ellas diversificaron sus dietas y se adaptaron a las plantas con flores, alcanzando así la supremacía ecológica que las caracteriza en nuestros días. Desde esos tiempos, la relación de las hormigas con las plantas sigue siendo muy importante, hasta ejemplificar casos de coevolución y cooperación impresionantes en los que, por ejemplo, algunas plantas proporcionan néctar a las hormigas a cambio de protección contra los herbívoros. Esta protección es tan feroz que he llegado a ver árboles en los que no crece nada en un radio de un metro y a los que realmente no te puedes acercar a más de esta distancia porque si no las hormigas que lo protegen te lanzan un chorro de ácido fórmico que puede ser muy dañino. <br />Supuestamente la agricultura y la ganadería son los grandes inventos e hitos en la historia humana pero, mucho antes, las hormigas ya las habían inventado junto al pastoreo, la esclavitud y hasta los pesticidas. En cuanto a la agricultura, un ejemplo muy claro son las famosas hormigas cortadoras de hojas, quienes cortan pedazos de hoja y los transportan hasta sus hormigueros, donde los usarán como medio de cultivo de los hongos de los que se alimentan, tras trocearlos y humidificarlos. Además, en los cuerpos de algunas de estas especies se han hallado receptáculos en los que crían bacterias a las que alimentan con secreciones de su propio cuerpo. En caso necesario, pueden utilizar a estos microorganismos como pesticidas para defender sus hongos del ataque de parásitos. Siguiendo con la medicina natural, las hormigas rojas buscan la resina seca de los árboles y el esfuerzo que esto les demanda es el equivalente a una persona transportando 10 veces su propio peso en una maratón. Tanto trabajo se justifica, ya que estos montones de resina se distribuyen a lo largo de toda la superficie de la colonia y cada vez que una hormiga pasa por ahí se desinfecta las patas, debido a que la resina, por ser la defensa de los árboles frente a las lesiones, tiene bactericidas y fungicidas que protegen a las hormigas. <br />Además de la invención de la agricultura y el uso de pesticidas, las hormigas inventaron el pastoreo y la ganadería, lo que realmente significa que solo las hormigas y los seres humanos tenemos animales domésticos. Los animales domesticados por las hormigas son los pulgones, a quienes las hormigas les beben la melaza que estos segregan mientras liban los jugos dulces de las plantas. Estas hormigas, al igual que muchas culturas pastoras humanas, son nómadas y cuidan mucho a sus animales domesticados (sus pulgones); los transportan a nuevas plantas con hojas frescas cuando estos agotan sus jugos, llegando incluso a reunir sus rebaños bajo grandes hojas antes de que llueva (cómo las hormigas detectan la lluvia aún es un misterio) y cuidan especialmente a las madres de los pulgones transportándolas sobre su cabeza mientras a los de menor tamaño los trasladan con sus mandíbulas. <br />-26670-401256517907-1651Podríamos dedicar capítulos enteros solamente a más ejemplos increíbles de especialización y adaptación en el mundo de las hormigas. Bastaría con decir que existe una especie que puede sobrevivir hasta dos semanas bajo el agua y que también son los animales más fuertes del planeta en relación a su tamaño, ya que son capaces de levantar 50 veces su propio peso y 30 veces el volumen de su cuerpo. El primer lugar de las armas letales que existen en el reino animal perfectamente se lo podría llevar la “hormiga bomba”, una especie de hormiga asiática que cuenta con soldados que, al igual que los kamikazes o terroristas modernos, entran en el campo de batalla dentro de las filas enemigas de otras especies de hormigas, rompiendo unas glándulas en sus abdómenes y estallando en mil pedazos, literalmente hablando, con las que liberan esquirlas y gases tóxicos, al igual que bombas de racimo, aniquilando a los enemigos que se encuentren en el área a costa de su propia vida y en beneficio de la vida del hormiguero. Podemos hablar también de la vanguardia del “feminismo” en las hormigas, que parece cuestionar la necesidad de los machos para la supervivencia de una especie, ya que una hormiga, “amazónica”, por cierto, ha evolucionado hacia una población formada únicamente por hembras que han renunciado al sexo, prescindiendo de los machos y desarrollando un sistema de reproducción basado en la clonación, en el que todos los ejemplares son clones de la reina de la colonia y su aparato reproductivo se ha degenerado de tal manera que les resulta imposible copular con otros de su especie.
De esta manera, son las hormigas reinas las que controlan la población de las colonias, produciendo hijas idénticas y las obreras, en cambio, son estériles.<br />Pero lo que más llama la atención de las hormigas es, sin duda, su trabajo cooperativo. Se supone que la forma cooperativa de búsqueda de alimento en masa, un elemento dominante en el comportamiento de muchas hormigas, pudo haber comenzado como una manera de cazar a las presas grandes para luego, en el transcurso de la evolución, derivar hacia ir en grupo por una presa más pequeña y de ahí evolucionar a comportamientos cooperativos mas complejos. Caso sorprendente es el de las hormigas “pote de miel” quienes utilizan sus propios cuerpos como contenedores de almacenamiento de alimento para el resto del grupo. Otro comportamiento increíble es el que se observa cuando las hormigas deben emigrar y han de cruzar terrenos inundados, para lo que crean una superficie enlazando las patas de todas las obreras como una balsa salvavidas de hormigas transportando a todos los miembros de la colonia y teniendo especial cuidado en que la hormiga reina disponga del mejor lugar. De la misma forma, las hormigas pueden crear puentes entre ellas para que otras hormigas pueden cruzar de un arbusto a otro. Impresionantes también son los hormigueros subterráneos que construyen gracias a su trabajo en equipo, obras arquitectónicas fascinantes que llegan a tener chimeneas para extraer el exceso de dióxido de carbono. <br />470916069151517907-3175Todos estos ejemplos de cooperación y trabajo en equipo han llevado a pensar que las hormigas trabajan y se sacrifican por el resto. De hecho, del estudio de su comportamiento surgió la idea del altruismo por parentesco y fue esta idea la que llevó a Edward Wilson a intentar ampliar el concepto de selección natural, aplicándolo a los sistemas sociales y a la conducta social de los animales, incluidos los seres humanos, creando una nueva síntesis biológica evolutiva llamada Sociobiología. En esta síntesis las hormigas se convirtieron en los mejores ejemplos de cooperación y búsqueda del bien grupal. Sin embargo, recientemente, la hormiga está cambiando de imagen y perdiendo su papel de “cooperadora por excelencia”. La creencia de que la hormiga reina es de algún modo elegida de forma aleatoria por el resto y con ese fin se alimenta cuidadosamente y que por lo tanto cualquier cría tiene la misma probabilidad de llegar a ser reina parece desmontarse. Los científicos han descubierto que algunos machos se comportan de forma egoísta y pasan sus genes a un grupo selecto de hembras y además protegen solamente a su descendencia para así asegurar el orden de la colonia, en un régimen despótico en el que unos viven a costa del trabajo de la mayoría. Incluso las líneas genéticas de las colonias hacen pensar a los investigadores que los machos portadores del gen que provoca esta conducta egoísta esparcen su esperma en distintas colonias para que nadie note la ventaja que dan a sus descendientes. Las hormigas que poseen determinados genes con ventajas para alcanzar el poder podrían ser detectadas por el resto, por lo que sus padres además las protegen para evitar ser descubiertas. Este estudio ha desmentido el hecho de que las sociedades de las hormigas se basen exclusivamente en la cooperación y el igualitarismo, de forma que la corrupción por el poder en su sistema abunda tanto como en la especie la humana. Así que tomando en cuenta todas estas características, por lo menos en cuanto a manipular y aprovecharse de los demás para hacerse del poder, parece que no hay otro insecto más humano que la hormiga. <br />3583305154940Clase de Hormigas HORMIGA ACRÓBATA <br />Acrobata Ants Crematogaster <br />-838206281420Es una variedad curiosa, cuando se excita mantiene su abdomen sobre la cabeza o el tórax, son de color amarillento o negras y tienen el abdomen en forma de corazón. Rara vez suele vérselas en los hogares, de no ser porque busquen alimentos. Generalmente suelen estar en la madera podrida o semipodrida, muy rara vez en madera en buen estado. <br /> <br />HORMIGA ATERCIOPELADA DE LOS ÁRBOLES <br />Velvety Tree Ant Liometopum <br />36023557040880Se las reconoce por su abdomen negro aterciopelado y brilloso, su tórax es de color rojo y su cabeza de color negro, los nidos se encuentran en arboles viejos o debajo de las cortezas de los mismos. Las obreras entran en los hogares en busca de alimento o bien buscan insectos muertos. Este tipo de hormiga suele picar y producir secreciones olorosas. <br />-12702669540<br />HORMIGA CORTADORA DE HOJAS <br />Cut Ant Atta<br />-450855742305<br />Este tipo de hormigas suele cortar el follaje de la vegetación y llevarlo al hormiguero, luego lo mastican y lo adicionan a jardines subterráneos de hongos que proveen de alimento a la colonia. Son muy rápidas para realizar la tarea, pueden dejar una planta o arbusto sin hojas en una sola noche. Las obreras miden de 2,1 mm a 12,5 mm y son de color marrón oscuro, en el tórax tienen espinas. Suelen anidar en tierra con muy buen drenaje, la superficie del hormiguero puede medir hasta 3,30 mts de profundidad, nunca anidan en interiores, pero pueden entrar a buscar alimentos. <br /> HORMIGA DE CAMPO <br />Field Ant Formica<br />-838202020570<br />-64135544957034194756327140Estas hormigas infectan los campos y jardines. Su tamaño varia de 3,1 mm a 6,25 mm y su color puede ser marrón , negro o rojo o bien, la combinación de estos. Prefieren los alimentos dulces pero también comen insectos. Construyen sus hormigueros con montículos de tierra cerca de caminos. Suelen ser plagas en recreos y poseen la particularidad de secuestrar larvas y pupas de otras especies, que luego crían es sus nidos, para convertirlas en sus esclavas cuando éstas sean adultas. <br />HORMIGA DEL PAVIMENTO <br />Pavement Ant Tetramorium Caespitum<br />-565156418580Esta variedad mide de 3,2 mm a 4,2 mm, son de color marrón tendiendo a negro, las patas y las antenas son mas claras. En el tórax tienen unas pequeñas espinas y todo el cuerpo tiene pelos. Estas hormigas entran a las edificaciones en busca de alimento, siendo atraídas por los dulces y grasas. <br />3401060421513034201108890HORMIGA FALSA MIELERA <br />Small Honey, False Honey Ant Prenolepsis Imparis<br />Las obreras son brillantes, de color marrón oscuro y miden aproximadamente de 3,2 mm a 4,2 mm. Pasan la mayor parte del tiempo en la tierra, estas hormigas anidan en el barro. Dentro del nido se alimentan de grandes cantidades de líquidos azucarados, estos, son almacenados en su abdomen, el cual se dilata en buena forma y es regurgitado cuando otras hormigas lo requieren. <br />HORMIGA GRANDE AMARILLA <br />Yellow or Moisture Ants Acanthomyops<br />35483805659755Son de color rojizo, aladas, y miden cerca de 5 mm, es común confundirlas con termitas. Hacen sus hormigueros en sótanos y cimientos, en el exterior, suelen hacerlos en troncos podridos o debajo de las piedras. Cuando se las aplasta despiden un olor desagradable. Sacan grandes cantidades de desperdicios en la entrada del hormiguero, no causan daño alguno y se alimentan de dulces. <br />3729990-55245<br />HORMIGA LOCA <br />Crazy Ant Paratrechina Longicornis<br />Estas hormigas miden 2,5 mm y son de color marrón oscuro; sus patas y antenas son mas largas que lo normal, en proporción al resto del cuerpo. Se las localiza mas comúnmente en interiores que en exteriores, es muy difícil que sobrevivan en exteriores durante el invierno. Su nombre esta dado porque su hábito en interiores es correr sin rumbo en una habitación. Se alimentan de grasas, insectos y dulces. 0-128270-190502286000<br />HORMIGA PIRÁMIDE <br />Pyramid Ant Conoyra<br />34010604800600Este tipo de hormiga comúnmente es de color marrón o bien, de color rojizo; las obreras tienen un sólo diente en el tórax con forma de pirámide, miden de 1,7 mm a 2,1 mm y se las localiza en jardines o áreas de flores. Se alimentan de las sustancias dulces. Suelen entrar a las casas por diferentes vías. <br />-368306647180HORMIGA ARGENTINA <br />Argentine Ant Iridomyrnex Humilis Mayr<br />363982082842103391535840740e las suele encontrar en casas, las obreras miden de 2 mm a 3,10 mm, son de color marrón oscuro y las reinas pueden llegar a medir de 4,10 mm a 6,25 mm. En un mismo hormiguero pueden existir varias reinas en estado de fertilidad, el apareamiento se realiza dentro del hormiguero. Los hormigueros se localizan en tierra húmeda en contacto con edificaciones, cerca de maderas, plantas y de una fuente de agua. Esta especie prefiere alimentos dulces, secreciones de plantas y jugos de frutas, se adaptan fácilmente en ambientes urbanos y suburbanos y puede ser la única especie en el lugar. Suelen ser muy agresivas. <br />06290945HORMIGA CARPINTERA <br />Carpenter Ant Camponotus<br />Es la hormiga que mas se ve en el interior de las casas, son muy grandes y de color negro, las obreras tienen mandíbulas imponentes con las que pueden morder o dar un fuerte pellizco. Su tamaño varia de 6,25 mm a 18,70 mm de largo y su color es negro con rayas grises en el abdomen. Estas hormigas hacen galerías en las maderas húmedas, que son lisas y tienen un aspecto muy limpio. No usan la madera para alimentarse sino para anidar. Una colonia es madura luego de tres a seis años, para esa época, su población será de 2000 a 3000 unidades. <br />HORMIGA COSECHADORA <br />Harvester ant Pogonomyrmex<br />Son de color rojizo a marrón, su tamaño es relativamente grande, midiendo de 6,25 mm a 12,5 mm, tienen pelos debajo de su cabeza, que utilizan para limpiarse las patas y antenas. Se las localiza en lugares cálidos y secos, normalmente en campos y rara vez invaden las casas. Suelen limpiar muy bien los alrededores del hormiguero y llevan semillas, las cuales son almacenadas en su interior. <br />HORMIGA DE FUEGO <br />Fire Ant Solenopsis<br />33134306665595<br />34658300Se las denomina así porque cuando pican inyectan un veneno que causa una irritación importante, provocando reacciones graves. Son muy activas y agresivas, cuando atacan pueden matar a animales jóvenes, en los humanos, suelen causar dolor y nauseas. Su cuerpo es de color rojizo y su cabeza amarillenta, pueden medir de 5 mm a 6,25 mm, es común encontrar los hormigueros sobre tierra suelta, ocupando un área de 56 a 112 cm cuadrados. Se alimentan de carne, grasa, mantecas, nueces, semillas y vegetales, buscando su alimento en un radio de hasta 90 mts. Las colonias pueden tener hasta 500.000 obreras, una misma colonia puede tener mas de un montículo de tierra comunicados entre sí, a través de galerías subterráneas. <br />HORMIGA DOMÉSTICA OLOROSA <br />Odorous House Tapinoma sessile<br />Es una plaga doméstica, las obreras miden de 2,1 mm a 3,2 mm, son de color marrón negruzco y se las suele confundir con la hormiga argentina, se las diferencia por el color oscuro que presentan. Cuando son aplastadas desprenden un olor muy desagradable, la ubicación de los nidos varia muchísimo, pueden existir tanto en el interior como en el exterior, las colonias son grandes y cada una puede tener varias reinas activas, entran a las casas y buscan alimentos dulces. <br />04333875<br />HORMIGA FARAONA <br />Pharaoh Ant Monomorium Pharaonis<br />Son de color claro amarillento a rojizo, las obreras miden de 2,1 mm a 5 mm, se las localiza generalmente en hogares o cualquier tipo de edificación, al ser de tan pequeño tamaño se pueden introducir fácilmente en ellas, es muy difícil localizar sus nidos debido a que generalmente están en los cimientos, sobre techos, cañerías, etc. Generalmente buscan calor y humedad, se alimentan de una gran variedad de sustancias pero principalmente buscan jarabes, jugos de frutas, miel, gelatinas, insectos muertos, carnes y sangre. Son muy difícil de controlar, suelen aparecer repentinamente en los hogares, cuando se las ataca con distintos tipos de insecticidas, la colonia se divide en subcolonias. Las colonias tienen cientos de miles de obreras y varias reinas, los ejemplares machos y hembras adultos tienen alas pero nunca vuelan, el apareamiento se realiza dentro del hormiguero durante todo el año. <br />-927103474720<br />HORMIGA LADRONA <br />Thief Ant Solenopsis Molesta<br />Es prácticamente la mas pequeña, mide de 1 mm a 1,7 mm, son de color amarillo amarronado. Suelen vivir en hormigueros de otras especies mas grandes y se alimentan de las larvas. Su alimentación también incluye grasas, quesos y carnes, ocasionalmente comen sustancias dulces. Son muy difíciles de detectar y de combatir, suelen anidar en grietas, y aberturas de paredes. <br />HORMIGA PEQUEÑA NEGRA <br />-91440-384175Little Black Ant Monomorium Minimun-1651002971800Es una especie muy pequeña, suele medir hasta 1,7 mm y son de color negro. Se las localiza en áreas abiertas y en maderas en descomposición o mampostería de los edificios, las colonias son muy numerosas. Se alimentas generalmente de las secreciones de las plantas y en ocasiones exploran en casas para conseguir alimentos dulces, grasas o verduras. <br />HORMIGA DEL MAIZAL <br />Cornfield or Moisture Ant Lasius alienus<br />Es muy común encontrarlas en las siembras de maíz. En las casas suelen alimentarse de comida dulce, pero también se alimentan de insectos vivos o muertos, savia de plantas y sustancias dulces de pulgones. Anidan generalmente en leños podridos, troncos o debajo de piedras. Historia natural Comida La mayoría de las hormigas que son fáciles de mantener en la clase son las generalistas que comen una variedad de insectos pequeños que capturan, insectos muertos que encuentran, néctar o zumo dulce (ligamaza). Necesitan una ración equilibrada de carbohidratos y proteínas. Las proteínas son necesitadas especialmente por la reinas para producir los huevos y por las larvas para crecer. <br />Ambiente Natural La mayoría de las especies viven en el suelo. Algunas, como las hormigas carpinteras tambíen viven en la madera (excavan la madera pero no se la comen). Algunas hormigas viven en cavidades que hacen en las plantas tales como bellotas, ramitas y agallas. <br />33731205595620Depredadores Una variedad de reptiles y anfibior (especialmente los lagartos y los sapos), arañas y otros insectos como las chinches asesinas y otras hormigas pueden comerse a las obreras. Murciélagos, pájaros y/o a veces machos que están volando. <br />Comportamientos Interesantes Porque las hormigas son sociales, ellas tienen muchos comportamientos que nos recuerdan a los comportamientos de nuestras familias y de nuestra sociedad. Por ejemplo, las hormigas obreras cuidan a las larvas, las alimentan y las lavan. Las hormigas pueden comunicarse entre ellas. Ellas pueden comunicar, entre otras cosas, direcciones (dónde se halla la comida) y dar alarmas. <br />Impacto en el Ecosistema<br />Positivo y Negativo<br />Positivo<br />Positivo:A través del mundo, las hormigas son uno de los depredadores más importantes de los invertebrados pequeños, incluyendo otros insectos. Las hormigas defoliadoras en los trópicos americanos son los herbívoros (consumidores de plantas) más importantes, superando a los mamíferos de pastoreo. En muchos ecosistemas, las hormigas son importantes dispersores de las semillas que ellas recojen. En las zonas desérticas, son uno de las principales consumidores de semillas. En dondequiera que vivan, ellas trabajan y aerean el suelo tanto como las lombrices de tierra (dependiendo de las especificaciones del ecosistema). (Para más información ver el libro de Hšlldobler Y Wilson)<br />Negativo<br />06199505Algunas especies de hormigas se les considera pestes, porque viven y protegen un territorio que consideramos nuestro o porque ellas quieren consumir productos que nosotros necesitamos. Por ejemplo, las hormigas defoliadoras (ver la sección quot;
Positivoquot;
 arriba) compiten con nosotros por cultivos en los trópicos Americanos. Las hormigas bravas colonizan pastizales húmedos (incluyendo jardines) con una facilidad alarmante. Las hormigas carpinteras que están adaptadas a vivir en madera muerta consideran la madera muerta de las casas un sitio apropiado, especialmente si está mojada. Diversas especies de hormigas oportunistas pueden infestar cocinas, despensas y areas con comida para los animales en busca de alimentos apropiados. También, algunas hormigas (como sus familiares las avispas y las abejas) tienen un potente aguijón. Como con las abejas, algunas personas pueden tener  hipersensibilidad a los picotazos de hormigas. <br />Glosario <br />capullo. Cubierta de seda en cuyo interior se encuentran las ninfas de algunas hormigas y que les sirve de protección.castas. Son los diferentes tipos de hormigas de una misma especie que viven juntas dentro del mismo hormiguero.colonia. Población de hormigas de la misma especie que viven juntas.himenópleros. Orden de insectos que poseen la cabeza. el tórax y el abdomen claramentediferenciados. Incluye las hormigas, las abejas y las avispas.huevos de hormiga. Ninfas de las hormigas dentro de sus capullos.larva. Una de las fases de la metamorfosis o desarrollo de las hormigas de huevo a adulto.metamorfosis. Transformación profunda del cuerpo de las hormigas durante su desarrollo.migración. Desplazamiento más o menos periódico de las hormigas de un lugar a olio.ninfa. Estadio juvenil en el desarrollo o metamorfosis de las hormigas.obreras. Hembras estériles de las hormigas, normalmente incapaces de poner huevos.omnívoro. Animal que se alimenta lanto de vegetales como de oíros animales.presa. Animal que capturan las hormigas para alimentarse.reina. Hembra fértil de las hormigas que pone huevos y tiene descendencia.simbiosis. Asociación entre dos especies diferentes de la cual ambas panes sacan provecho.soldado. Obrera de gran tamaño y potentes mandíbulas que suele ocuparse de la defensa de la colonia. <br />Referencias:<br />↑ Ward, Philip S (2007). «Phylogeny, classification, and species-level taxonomy of ants (Hymenoptera: Formicidae)» (en inglés, PDF). Zootaxa 1668:  pp. 549-563. http://www.mapress.com/zootaxa/2007f/zt01668p563.pdf. Consultado el 30 de mayo de 2009. <br />↑ a b Rabeling C, Brown JM y Verhaagh M (2008). «Newly discovered sister lineage sheds light on early ant evolution» (en inglés, PDF). PNAS 105:  p. 14913. doi:10.1073/pnas.0806187105. PMID 18794530. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2567467/pdf/zpq14913.pdf. Consultado el 31 de diciembre de 2009. <br />↑ Oster GF, Wilson EO (1978) (en inglés). Caste and ecology in the social insects. Princeton: Princeton University Press. pp. 21-22. ISBN 0691023611. http://books.google.com/books?id=RGE0MwY_NWIC&pg=PA21&dq=isbn:0691023611&hl=es#PPA21,M1. <br />↑ Schultz TR (2000). «In search of ant ancestors» (en inglés). Proceedings of the National Academy of Sciences 97 (26):  pp. 14028-14029. doi: HYPERLINK quot;
http://dx.doi.org/10.1073%2Fpnas.011513798quot;
 10.1073/pnas.011513798. PMID 11106367. http://www.pnas.org/content/97/26/14028.full. Consultado el 18 de abril de 2009. <br />↑ Hölldobler y Wilson (1990), p. 471<br />↑ Dicke E, Byde A, Cliff D y Layzell P (2004). A. J. Ispeert, M. Murata y N. Wakamiya. ed (en inglés). Proceedings of Biologically Inspired Approaches to Advanced Information Technology: First International Workshop, BioADIT 2004 LNCS 3141.  pp. 364-379. <br />↑ a b Hölldobler y Wilson (1990), pp. 619-629<br />↑ «Pest Notes: Ants (Publication 7411)» (en inglés). University of California, Agriculture and Natural Resources (2007). Consultado el 18 de abril de 2009.<br />↑ «Formiga» (en catalán). Enciclopèdia Catalana. http://ec.grec.net/lexicx.jsp?GECART=0066217. Consultado el 19 de abril de 2009. <br />↑ Simpson DP (1979). Cassell's Latin Dictionary (5 edición). Londres: Cassell Ltd. ISBN 0-304-52257-0. <br />↑ a b Grimaldi D, Agosti D (2001). «A formicine in New Jersey Cretaceous amber (Hymenoptera: Formicidae) and early evolution of the ants» (en inglés). Proceedings of the National Academy of Sciences 97:  pp. 13678-13683. doi: HYPERLINK quot;
http://dx.doi.org/10.1073%2Fpnas.240452097quot;
 10.1073/pnas.240452097. PMID 11078527. http://www.pnas.org/cgi/ijlink?linkType=ABST&journalCode=pnas&resid=97/25/13678. Consultado el 30 de mayo de 2009. <br />↑ Moreau CS, Bell CD, Vila R, Archibald SB, Pierce NE (2006). «Phylogeny of the ants: Diversification in the Age of Angiosperms» (en inglés). Science 312 (5770):  pp. 101-104. doi: HYPERLINK quot;
http://dx.doi.org/10.1126%2Fscience.1124891quot;
 10.1126/science.1124891. PMID 16601190. http://www.sciencemag.org/cgi/content/abstract/312/5770/101. Consultado el 30 de mayo de 2009. <br />↑ a b Wilson EO, Hölldobler B (2005). «The rise of the ants: A phylogenetic and ecological explanation» (en inglés). Proceedings of the National Academy of Sciences 102 (21):  pp. 7411-7414. doi: HYPERLINK quot;
http://dx.doi.org/10.1073%2Fpnas.0502264102quot;
 10.1073/pnas.0502264102. PMID 15899976. http://www.pnas.org/cgi/content/full/102/21/7411. Consultado el 30 de mayo de 2009. <br />↑ Wilson E O, Carpenter FM, Brown WL (1967). «The first Mesozoic ants» (en inglés). Science 157:  pp. 1038-1040. doi:10.1126/science.157.3792.1038. PMID 17770424. <br />↑ Brothers DJ (1999). «Phylogeny and evolution of wasps, ants and bees (Hymenoptera, Chrysisoidea, Vespoidea, and Apoidea)» (en inglés). Zoologica Scripta 28:  pp. 233-249. doi:10.1046/j.1463-6409.1999.00003.x. <br />↑ Hölldobler y Wilson (1990), pp. 23–24<br />↑ Thorne, Barbara L (1997). «Evolution of eusociality in termites» (en inglés, PDF). Annual Review of Ecology and Systematics 28:  pp. 27–53. doi: HYPERLINK quot;
http://dx.doi.org/10.1146%2Fannurev.ecolsys.28.1.27quot;
 10.1146/annurev.ecolsys.28.1.27. http://www.thornelab.umd.edu/Termite_PDFS/EvolutionEusocialityTermites.pdf. Consultado el 29 de agosto de 2009. <br />↑ «HYPERLINK quot;
http://bugguide.net/node/view/69quot;
Order Isoptera - Termites» (en inglés). Iowa State University Entomology (21 de enero de 2006). Consultado el 19 de abril de 2009.<br />↑ «HYPERLINK quot;
http://bugguide.net/node/view/159/quot;
Family Mutillidae - Velvet ants» (en inglés). Iowa State University Entomology (7 de junio de 2007). Consultado el 19 de abril de 2009.<br />↑ Hölldobler y Wilson (1990), p. 4<br />↑ Jones, Alice S. «Fantastic ants - Did you know?» (en inglés). National Geographic Magazine. Consultado el 20 de abril de 2009.<br />↑ Thomas, Philip (2007). «Pest Ants in Hawaii» (en inglés). Hawaiian Ecosystems at Risk project (HEAR). Consultado el 20 de abril de 2009.<br />↑ Brusca RC y Brusca GJ (2005). «XXVI». Invertebrados (2ª edición). Madrid y otros: McGraw-Hill-Interamericana. p. 1005. ISBN 0-87893-097-3. <br />↑ Mark W. Moffett (1 de agosto de 2006). «Hormigas, insectos civilizados». National Geographic en español. Consultado el 20 de abril de 2009.<br />↑ Schultz TR (2000). «In search of ant ancestors» (en inglés). Proceedings of the National Academy of Sciences 97 (26):  pp. 14028-14029. doi: HYPERLINK quot;
http://dx.doi.org/10.1073%2Fpnas.011513798quot;
 10.1073/pnas.011513798. PMID 11106367. http://www.pnas.org/cgi/content/full/97/26/14028. <br />↑ Holldobler, B y Wilson, EO (2009) (en inglés). The superorganism: the beauty, elegance, and strangeness of insect societies. Nueva York: W. W. Norton. p. 5. ISBN 0393067041. <br />↑ Hölldobler y Wilson (1990), p. 589<br />↑ Shattuck, SO (1999) (en inglés). Australian ants: their biology and identification. Collingwood, Victoria: CSIRO. p. 149. ISBN 0-643-06659-4. <br />↑ Wade, Nicholas (15 de julio de 2008) (en inglés). Taking a Cue From Ants on Evolution of Humans. The New York Times. http://www.nytimes.com/2008/07/15/science/15wils.html. Consultado el 18 de abril de 2009. <br />↑ «Hymenoptera name server. Formicidae species count» (en inglés). Ohio State University. Consultado el 18 de abril de 2009.<br />↑ La nueva taxonomía de hormigas. Páginas 45-48 en Fernández, F. «Introducción a las hormigas de la región neotropical». Instituto Humboldt, Bogotá. 2003. http://antbase.org/ants/publications/20973/20973.pdf. <br />↑ Agosti D, Johnson NF (eds.) (2005). «HYPERLINK quot;
http://www.antbase.org/quot;
Antbase» (en inglés). American Museum of Natural History. Consultado el 20 de abril de 2009.<br />↑ Agosti D, Majer JD, Alonso JE, Schultz TR (eds.) (2000). Ants: Standard methods for measuring and monitoring biodiversity. Smithsonian Institution Press. http://antbase.org/databases/publications_files/publications_20330.htm. Consultado el 30 de mayo de 2009. <br />↑ Johnson, NF (2007). «Hymenoptera Name Server» (en inglés). Ohio State University. Consultado el 20 de abril de 2009.<br />↑ Borror, Triplehorn y Johnson (1989), p. 737<br />↑ a b c d Borror, Triplehorn y Johnson (1989), pp. 24–71<br />↑ Fent K, Rudiger W (1985). «Ocelli: A celestial compass in the desert ant Cataglyphis» (en inglés). Science 228 (4696):  pp. 192-194. doi:10.1126/science.228.4696.192. PMID 17779641. <br />↑ Eisner T, Happ GM (1962). «The infrabuccal pocket of a formicine ant: a social filtration device» (en inglés). Psyche 69:  pp. 10
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas
Hormigas

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Museo nacional de Ciencias Naturales
Museo nacional de Ciencias NaturalesMuseo nacional de Ciencias Naturales
Museo nacional de Ciencias NaturalesMaría José Morales
 
Las hormigas y el trabajo en equipo
Las hormigas y el trabajo en equipoLas hormigas y el trabajo en equipo
Las hormigas y el trabajo en equipo110196edu
 
Eltopillocampesino nx powerlite
Eltopillocampesino nx powerliteEltopillocampesino nx powerlite
Eltopillocampesino nx powerliterpdv47
 
REINO ANIMALIA ESPOCH
REINO ANIMALIA ESPOCHREINO ANIMALIA ESPOCH
REINO ANIMALIA ESPOCHKiKe IG
 
Museo Ciencias Silvia, Cristina y Verónica
Museo Ciencias Silvia, Cristina y VerónicaMuseo Ciencias Silvia, Cristina y Verónica
Museo Ciencias Silvia, Cristina y VerónicaMaría José Morales
 
Hormigas Lara y Sebas
Hormigas  Lara  y  SebasHormigas  Lara  y  Sebas
Hormigas Lara y Sebascharo63
 
Dossier completo
Dossier completoDossier completo
Dossier completoDavid
 
Actividad 1 2TRIMESTRE 9 noviembre Biologia
Actividad 1      2TRIMESTRE   9 noviembre  BiologiaActividad 1      2TRIMESTRE   9 noviembre  Biologia
Actividad 1 2TRIMESTRE 9 noviembre BiologiaBioClass1
 
Medicina Veterinaria
Medicina Veterinaria Medicina Veterinaria
Medicina Veterinaria Laura Caro
 
Presentacion reino animalia 2015
Presentacion reino animalia 2015 Presentacion reino animalia 2015
Presentacion reino animalia 2015 Liceo de Coronado
 
Las hormigas del colegio
Las hormigas del colegioLas hormigas del colegio
Las hormigas del colegioLauEstepa20
 
Fisiología de venenos en reptiles, aves y mamíferos.
Fisiología de venenos en reptiles, aves y mamíferos.Fisiología de venenos en reptiles, aves y mamíferos.
Fisiología de venenos en reptiles, aves y mamíferos.Kanikanigoro
 

La actualidad más candente (20)

Museo nacional de Ciencias Naturales
Museo nacional de Ciencias NaturalesMuseo nacional de Ciencias Naturales
Museo nacional de Ciencias Naturales
 
Las hormigas y el trabajo en equipo
Las hormigas y el trabajo en equipoLas hormigas y el trabajo en equipo
Las hormigas y el trabajo en equipo
 
Eltopillocampesino nx powerlite
Eltopillocampesino nx powerliteEltopillocampesino nx powerlite
Eltopillocampesino nx powerlite
 
REINO ANIMALIA ESPOCH
REINO ANIMALIA ESPOCHREINO ANIMALIA ESPOCH
REINO ANIMALIA ESPOCH
 
Museo Ciencias Silvia, Cristina y Verónica
Museo Ciencias Silvia, Cristina y VerónicaMuseo Ciencias Silvia, Cristina y Verónica
Museo Ciencias Silvia, Cristina y Verónica
 
Hormigas Lara y Sebas
Hormigas  Lara  y  SebasHormigas  Lara  y  Sebas
Hormigas Lara y Sebas
 
Dossier completo
Dossier completoDossier completo
Dossier completo
 
Actividad 1 2TRIMESTRE 9 noviembre Biologia
Actividad 1      2TRIMESTRE   9 noviembre  BiologiaActividad 1      2TRIMESTRE   9 noviembre  Biologia
Actividad 1 2TRIMESTRE 9 noviembre Biologia
 
Hormigas
Hormigas Hormigas
Hormigas
 
Medicina Veterinaria
Medicina Veterinaria Medicina Veterinaria
Medicina Veterinaria
 
Los animales
Los animales Los animales
Los animales
 
Presentacion reino animalia 2015
Presentacion reino animalia 2015 Presentacion reino animalia 2015
Presentacion reino animalia 2015
 
La Hormiga
La HormigaLa Hormiga
La Hormiga
 
ANIMALES
ANIMALESANIMALES
ANIMALES
 
Las hormigas del colegio
Las hormigas del colegioLas hormigas del colegio
Las hormigas del colegio
 
Los Animales
Los AnimalesLos Animales
Los Animales
 
Las hormigas
Las hormigasLas hormigas
Las hormigas
 
Biologia
BiologiaBiologia
Biologia
 
Importancia Económica Invertebrados
Importancia Económica InvertebradosImportancia Económica Invertebrados
Importancia Económica Invertebrados
 
Fisiología de venenos en reptiles, aves y mamíferos.
Fisiología de venenos en reptiles, aves y mamíferos.Fisiología de venenos en reptiles, aves y mamíferos.
Fisiología de venenos en reptiles, aves y mamíferos.
 

Destacado

Destacado (20)

Guía4 respiración
Guía4 respiraciónGuía4 respiración
Guía4 respiración
 
Taller climas
Taller climasTaller climas
Taller climas
 
Mi visita al museo histórico natural
Mi visita al museo histórico naturalMi visita al museo histórico natural
Mi visita al museo histórico natural
 
Laboratoriohojasguia13
Laboratoriohojasguia13Laboratoriohojasguia13
Laboratoriohojasguia13
 
Laboratorio reacciones
Laboratorio reaccionesLaboratorio reacciones
Laboratorio reacciones
 
Actividad: Circulación en Seres Vivos
Actividad: Circulación en Seres VivosActividad: Circulación en Seres Vivos
Actividad: Circulación en Seres Vivos
 
Invitación copia
Invitación   copiaInvitación   copia
Invitación copia
 
Reglas para Estados de Oxidación
Reglas para Estados de OxidaciónReglas para Estados de Oxidación
Reglas para Estados de Oxidación
 
Prueba modulo de ciencias.
Prueba modulo de ciencias.Prueba modulo de ciencias.
Prueba modulo de ciencias.
 
Plan estudio Primer Periodo
Plan estudio Primer PeriodoPlan estudio Primer Periodo
Plan estudio Primer Periodo
 
Prueba modulo de ciencias.
Prueba modulo de ciencias.Prueba modulo de ciencias.
Prueba modulo de ciencias.
 
Netiqueta joven-redes-sociales-poster
Netiqueta joven-redes-sociales-posterNetiqueta joven-redes-sociales-poster
Netiqueta joven-redes-sociales-poster
 
Circulación en Plantas
Circulación en PlantasCirculación en Plantas
Circulación en Plantas
 
Laboratorio separación de mezclas
Laboratorio separación de mezclasLaboratorio separación de mezclas
Laboratorio separación de mezclas
 
Anteproyecto
AnteproyectoAnteproyecto
Anteproyecto
 
Oxidacion y reduccion actividad
Oxidacion y reduccion actividadOxidacion y reduccion actividad
Oxidacion y reduccion actividad
 
Informacion genetica
Informacion geneticaInformacion genetica
Informacion genetica
 
Nutrición
NutriciónNutrición
Nutrición
 
Practica 1 el dinamómetro bloque2
Practica 1 el dinamómetro bloque2Practica 1 el dinamómetro bloque2
Practica 1 el dinamómetro bloque2
 
Prueba la tierra 3ºaño(postitulo)
Prueba la tierra 3ºaño(postitulo)Prueba la tierra 3ºaño(postitulo)
Prueba la tierra 3ºaño(postitulo)
 

Similar a Hormigas

Similar a Hormigas (20)

Insectos.pptx
Insectos.pptxInsectos.pptx
Insectos.pptx
 
Territorialidad y el área de los mamíferos
Territorialidad  y el área de los mamíferosTerritorialidad  y el área de los mamíferos
Territorialidad y el área de los mamíferos
 
Coleopteros
ColeopterosColeopteros
Coleopteros
 
Los insectos
Los insectosLos insectos
Los insectos
 
PHYLUM DE LOS ARTRÓPODOS
PHYLUM DE LOS ARTRÓPODOS PHYLUM DE LOS ARTRÓPODOS
PHYLUM DE LOS ARTRÓPODOS
 
micromamiferos.pdf
micromamiferos.pdfmicromamiferos.pdf
micromamiferos.pdf
 
Diferentes tipos de insectos
Diferentes tipos de insectos Diferentes tipos de insectos
Diferentes tipos de insectos
 
Insectos
Insectos Insectos
Insectos
 
Phylum Animal
Phylum AnimalPhylum Animal
Phylum Animal
 
Phylum Animal
Phylum AnimalPhylum Animal
Phylum Animal
 
BIODIVERSIDAD
BIODIVERSIDADBIODIVERSIDAD
BIODIVERSIDAD
 
Los Invertebredos Ivan
Los Invertebredos IvanLos Invertebredos Ivan
Los Invertebredos Ivan
 
Los Invertebredos Ivan
Los Invertebredos IvanLos Invertebredos Ivan
Los Invertebredos Ivan
 
Trabajo Rpactico De Carlos Mieres
Trabajo Rpactico De Carlos MieresTrabajo Rpactico De Carlos Mieres
Trabajo Rpactico De Carlos Mieres
 
mariposas
mariposasmariposas
mariposas
 
mariposas
mariposasmariposas
mariposas
 
mariposas
mariposasmariposas
mariposas
 
Mamiferos no voladores Tolima.pdf
Mamiferos no voladores Tolima.pdfMamiferos no voladores Tolima.pdf
Mamiferos no voladores Tolima.pdf
 
Clase insecta
Clase insectaClase insecta
Clase insecta
 
ArthropodaZoologialabo fin-1.pptx
ArthropodaZoologialabo fin-1.pptxArthropodaZoologialabo fin-1.pptx
ArthropodaZoologialabo fin-1.pptx
 

Más de Brigitte Castro Prieto

Más de Brigitte Castro Prieto (20)

Taller manejo de residuos sólidos.docx
Taller manejo de residuos sólidos.docxTaller manejo de residuos sólidos.docx
Taller manejo de residuos sólidos.docx
 
Lectura Grado 6° Ciencia, Tecnología y Sociedad
Lectura  Grado 6° Ciencia, Tecnología y SociedadLectura  Grado 6° Ciencia, Tecnología y Sociedad
Lectura Grado 6° Ciencia, Tecnología y Sociedad
 
Lectura Ciencia, Tecnología y Sociedad Grado 9°
Lectura Ciencia, Tecnología y Sociedad Grado 9°Lectura Ciencia, Tecnología y Sociedad Grado 9°
Lectura Ciencia, Tecnología y Sociedad Grado 9°
 
Taller de enlace quimico
Taller de enlace quimicoTaller de enlace quimico
Taller de enlace quimico
 
Taller de gases grado once
Taller de gases grado onceTaller de gases grado once
Taller de gases grado once
 
Genetica humana
Genetica humanaGenetica humana
Genetica humana
 
Taller Clasificación de la materia
Taller Clasificación de la materiaTaller Clasificación de la materia
Taller Clasificación de la materia
 
Colores de Libertad: Ecosistema Colfem
Colores de Libertad: Ecosistema ColfemColores de Libertad: Ecosistema Colfem
Colores de Libertad: Ecosistema Colfem
 
Reproducción en Seres Vivos
Reproducción en Seres VivosReproducción en Seres Vivos
Reproducción en Seres Vivos
 
Reproducción Celular
Reproducción CelularReproducción Celular
Reproducción Celular
 
Investigación
InvestigaciónInvestigación
Investigación
 
COLORES DE LIBERTAD
COLORES DE LIBERTADCOLORES DE LIBERTAD
COLORES DE LIBERTAD
 
Plan de trabajo
Plan de trabajoPlan de trabajo
Plan de trabajo
 
Afiches
AfichesAfiches
Afiches
 
Autoevaluación
AutoevaluaciónAutoevaluación
Autoevaluación
 
Cartas
CartasCartas
Cartas
 
Compromisos Académicos
Compromisos AcadémicosCompromisos Académicos
Compromisos Académicos
 
Plandemejoramiento9°periodo2
Plandemejoramiento9°periodo2Plandemejoramiento9°periodo2
Plandemejoramiento9°periodo2
 
Plan de estudios Tecnología grado sexto
Plan de estudios Tecnología grado sextoPlan de estudios Tecnología grado sexto
Plan de estudios Tecnología grado sexto
 
Sistema Nervioso
Sistema NerviosoSistema Nervioso
Sistema Nervioso
 

Hormigas

  • 1. -391795407035<br />Tabla de Contenido<br />Contenido<br />Unidad 1<br />Tema : ¿Todo lo que puedes saber de las hormigas<br />Un gran recorrido …………………………………………………….<br />Origen de las Hormigas……………………………………………….<br />Taxonomía y Evolución……………………………………………….<br />Distribución y Diversidad…………………………………………….<br />Morfología……………………………………………………………..<br />Polimorfismo…………………………………………………………..<br />Desarrollo y reproducción…………………………………………….<br />Comportamiento y Ecología………………………………………….<br />Defensa………………………………………………………………...<br />Aprendizaje……………………………………………………………<br />Alimentación…………………………………………………………..<br />Orientación…………………………………………………………....<br />Locomoción……………………………………………………………<br />Cooperación y Competencia………………………………………….<br />Relación Con otros Organismos……………………………………..<br />Relacion Con Los Humanos………………………………………….<br />HormiGas Como alimento……………………………………………<br />En La Cultera…………………………………………………………<br />Unidad 2<br />Tema: Un mundo Lleno de Hormigas…………………………….<br />Clases De Hormigas………………………………………………..<br />Glosario…………………………………………………………….<br />Insecto himenóptero con el cuerpo dividido en cabeza, tórax y abdomen, antenas acodadas y patas largas: las hormigas con insectos sociales. Persona ahorradora y laboriosa: trabajan como hormigas.<br />3962403462020<br /> <br />Un Gran Recorrido<br />Los formícidos (Formicidae), conocidos comúnmente como hormigas, son una familia de insectos sociales que, como las avispas y las abejas, pertenecen al orden de los himenópteros. Las hormigas evolucionaron de antepasados similares a una avispa a mediados del Cretáceo, hace entre 110 y 130 millones de años, diversificándose tras la expansión de las plantas con flor. Son uno de los grupos zoológicos de mayor éxito y en la actualidad están clasificadas más de 12 000 especies, con estimaciones que superan las 14 000, y con unas tendencias actuales que predicen un total de más de 21 000. Se identifican fácilmente por sus antenas en ángulo y su estructura en tres secciones con una estrecha cintura. La rama de la entomología que las estudia se denomina mirmecología.<br />Forman colonias de un tamaño que se extiende desde unas docenas de individuos predadores que viven en pequeñas cavidades naturales, a colonias muy organizadas que pueden ocupar grandes territorios compuestas por millones de individuos. Estas grandes colonias consisten sobre todo en hembras estériles sin alas que forman castas de «obreras», «soldados» y otros grupos especializados. Las colonias de hormigas también cuentan con algunos machos fértiles y una o varias hembras fértiles llamadas «reinas». Estas colonias son descritas a veces como superorganismos, dado que las hormigas parecen actuar como una entidad única, trabajando colectivamente en apoyo de la colonia.[3]<br />Han colonizado casi todas las zonas terrestres del planeta; los únicos lugares que carecen de hormigas indígenas son la Antártida y algunas islas remotas o inhóspitas. Las hormigas prosperan en la mayor parte de estos ecosistemas y se calcula que pueden formar el 15-25% de la biomasa de los animales terrestres.[4] Se estima que hay entre mil billones (1015) y diez mil billones (1016) de hormigas viviendo sobre la Tierra. Se considera que su éxito en tantos entornos se debe a su organización social y a su capacidad para modificar hábitats, a su aprovechamiento de los recursos y a su capacidad de defensa. Su prolongada coevolución con otras especies las ha llevado a desarrollar relaciones miméticas, comensales, parásitas y mutualistas.[5]<br />Sus sociedades se caracterizan por la división del trabajo, la comunicación entre individuos y la capacidad de resolver problemas complejos.[6] Estos paralelismos con las sociedades humanas han sido durante mucho tiempo fuente de inspiración y objeto de numerosos estudios.[a]<br />Muchas culturas humanas las utilizan como alimento, medicina y como objeto de rituales. Algunas especies son muy valoradas en su papel de agentes de control biológico.[7] Sin embargo, su capacidad de explotar recursos provoca que las hormigas entren en conflicto con los humanos, puesto que pueden dañar cultivos e invadir edificios. Algunas especies, como las hormigas de fuego (género Solenopsis), son consideradas especies invasoras, ya que se han establecido en nuevas áreas donde han sido introducidas casualmente.[8]<br />Origen De Las Hormigas<br />La palabra «hormiga» aparece por primera vez en el siglo XIV y deriva de la palabra latina formīca, que tiene el mismo significado.[9] Tiene el mismo origen que las palabras correspondientes en otras lenguas romances, como por ejemplo formiga (portugués, catalán y gallego), fourmi (francés) y formica (italiano). El nombre de la familia, Formicidae, también deriva del latín formīca.[10]<br />Taxonomía y evolución<br />Hormiga fosilizada en ámbar.<br />La familia Formicidae pertenece al orden de los himenópteros, que también incluye sínfitos, avispas y abejas. Las hormigas evolucionaron de un linaje dentro de las avispas vespoideas. Los análisis filogenéticos sugieren que las hormigas aparecieron a mediados del Cretáceo, hace aproximadamente entre 130 y 110 millones de años. Tras la expansión de las plantas con flor hace unos 100 millones de años, se diversificaron y asumieron una posición ecológica dominante hace unos 60 millones de años.[11] [12] [13] En 1966, E. O. Wilson y sus colegas identificaron los restos fósiles de una hormiga ( HYPERLINK quot; http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Sphecomyrma_freyi&action=edit&redlink=1quot; quot; Sphecomyrma freyi (aún no redactado)quot; Sphecomyrma freyi) que vivió en el Cretáceo. El espécimen, atrapado en ámbar, datado como de hace más de 80 millones de años, tiene características tanto de hormigas como de avispas.[14] Sphecomyrma era probablemente una especie recolectora en la superficie, pero algunos estudios sugieren, en base a grupos como Leptanillinae y Martialinae, que las hormigas primitivas probablemente serían depredadoras bajo el suelo.[2]<br />VespoideaSierolomorphidaeTiphiidaeSapygidaeMutillidaePompilidaeRhopalosomatidaeFormicidaeVespidaeScoliidae<br />Cladograma de la posición filogenética de la familia Formicidae.[15]<br />Durante el período cretácico, unas pocas especies de hormigas primitivas tenían una amplia distribución en el supercontinente Laurasia (el Hemisferio Norte). Eran escasas en comparación con otros insectos, representando aproximadamente el 1% de la población de insectos. Las hormigas se volvieron dominantes tras la radiación adaptativa a principios del período Terciario. Durante el Oligoceno y el Mioceno ya representaban el 20-40% de todos los insectos encontrados en los principales yacimientos fósiles. De las especies que vivieron en la época eocena, aproximadamente un género de cada diez sobrevive en la actualidad. Los géneros que sobreviven hoy comprenden el 56% de los géneros encontrados en fósiles de ámbar bálticos (Oligoceno temprano) y el 92% de los géneros en fósiles de ámbar dominicanos (aparentemente Mioceno temprano).[11] [16]<br />Las termitas, aunque también se las conoce como «hormigas blancas», no son realmente hormigas y pertenecen al orden de los isópteros, por lo que están más estrechamente relacionadas con las cucarachas y las mantis que con las hormigas. El hecho de que las hormigas y las termitas sean ambas eusociales fue motivado por un proceso de convergencia evolutiva.[17] Las hormigas aterciopeladas parecen grandes hormigas, pero realmente son avispas hembras sin alas.[18<br />][]Distribución y diversidad<br />RegiónNúmero deespecies [20]Neotrópico2162Neártico580Europa180África2500Asia2080Melanesia275Australia985Polinesia42<br />Habitan en todos los continentes excepto la Antártida y algunas grandes islas, como Groenlandia, Islandia y partes de Polinesia.[21] Las islas hawaianas también carecen de especies de hormigas nativas.[22] Ocupan una gran variedad de nichos ecológicos y son capaces de explotar una amplia gama de recursos alimenticios actuando como herbívoras directas o indirectas, depredadoras y carroñeras. La mayor parte de especies son omnívoras generalistas pero algunas se alimentan de forma especializada.<br />Se estima que hay entre mil billones (1015) y diez mil billones (1016) de hormigas viviendo sobre la Tierra.[23] [24] Su dominio ecológico se puede medir por su biomasa: estimaciones realizadas en distintos entornos indican que representan por término medio el 15-20% del total de la biomasa de los animales terrestres, que se eleva a casi el 25% en la zona tropical.[25] De acuerdo con estas estimaciones, la biomasa de todas las hormigas existentes en el mundo sería similar a la biomasa total de todos los seres humanos.[26]<br />Su rango de tamaño varía entre 0,75 y 52 milímetros.[27] [28] Su color también varía; la mayoría son rojas o negras, el verde es menos habitual, y algunas especies tropicales tienen un tono metálico. Actualmente se conocen más de 12 000 especies, con una estimación superior de unas 14 000 especies y con unas tendencias actuales que predicen un total de de más de 21 000, con la mayor diversidad localizada en la zona tropical.[29] [30] [31] Los estudios taxonómicos continúan desarrollando su clasificación y sistemática, y las bases de datos en línea de especies de hormigas, incluidas AntBase e Hymenoptera Name Server, ayudan a seguir la pista de las especies conocidas y de las descritas más recientemente.[32] La relativa facilidad con la que se pueden recoger especímenes y estudiar las hormigas en los distintos ecosistemas, las ha hecho muy útiles como especie indicadora en estudios de biodiversidad.[33] [34]<br />Morfología<br />Tienen unas características morfológicas distintas de otros insectos, como las antenas en codo, glándulas metapleurales y una fuerte constricción de su segundo segmento abdominal en un peciolo en forma de nodo. La cabeza, mesosoma (el tórax más el primer segmento abdominal, fusionado a éste) y metasoma o gáster (el abdomen menos los segmentos abdominales del peciolo) son sus tres segmentos corporales claramente diferenciados. El peciolo forma una cintura estrecha entre su mesosoma y el gáster. El peciolo puede estar formado por uno o dos nodos (sólo el segundo, o el segundo y tercer segmento abdominal).[35]<br />Hormiga bulldog mostrando sus potentes mandíbulas y los ojos compuestos relativamente grandes que le proporcionan una visión excelente.<br />06775450Como el resto de los insectos, las hormigas cuentan con exoesqueleto, una cobertura exterior que sirve de carcasa protectora alrededor del cuerpo y de punto de anclaje para los músculos, en contraste con el endoesqueleto de los humanos y otros vertebrados. Los insectos no tienen pulmones; el oxígeno y otros gases como el dióxido de carbono atraviesan el exoesqueleto a través de unas minúsculas válvulas llamadas espiráculos. Los insectos también carecen de vasos sanguíneos cerrados (sistema circulatorio abierto); en cambio, tienen un tubo perforado, largo y delgado (denominado «aorta dorsal»), que se extiende por la parte superior del cuerpo y que hace las funciones de corazón y bombea hemolinfa hacia la cabeza, gobernando así la circulación de los fluidos internos. El sistema nervioso se compone de un cordón nervioso ventral que se extiende a lo largo del cuerpo, con varios ganglios y ramas que llegan a los extremos de los apéndices.[36]<br />3429000-109855<br />Diagrama de una hormiga obrera.<br />La cabeza de una hormiga contiene muchos órganos sensoriales. Como la mayor parte de insectos, tienen ojos compuestos formados por numerosas lentes minúsculas unidas. Sus ojos son adecuados para detectar movimiento, pero no ofrecen una gran resolución. También tienen tres pequeños ocelos (ojos simples) en la parte superior de la cabeza, que detectan el nivel lumínico y la polarización de la luz.[37] En comparación con los vertebrados, la mayoría tienen una visión pobre o mediocre, y algunas especies subterráneas son completamente ciegas. Sin embargo, otras especies, como la hormiga bulldog australiana, tienen una vista excepcional. También en la cabeza cuentan con dos antenas, órganos con los que pueden detectar sustancias químicas, corrientes de aire y vibraciones y sirven a su vez para transmitir y recibir señales por medio del tacto. Disponen de dos fuertes mandíbulas, que usan para transportar alimentos, manipular objetos, construir nidos y para defenderse.[36] Algunas especies tienen una cámara intrabucal, una especie de pequeño bolsillo que almacena alimento, para después pasárselo a otras hormigas o a las larvas.[38]<br />Sus seis patas están ancladas al mesosoma (tórax). Una garra ganchuda situada al final de cada pata ayuda al animal a escalar y a engancharse a varios tipos de superficies. La mayoría de las reinas y los machos tienen alas; las reinas las pierden después del vuelo nupcial, dejando unas marcas visibles que son un rasgo distintivo de las reinas. Sin embargo, en algunas especies las reinas y los machos tampoco tienen alas.[36]<br />El metasoma (abdomen) de las hormigas alberga órganos internos importantes, incluidos los del sistema reproductor, respiratorio (tráquea) y excretor. Las obreras de muchas especies tienen el ovipositor modificado en un aguijón que usan para someter a las presas y defender sus nidos.[36]<br />26670272415Polimorfismo<br />Siete obreras del género Atta de varias castas (izquierda) y dos reinas (derecha).<br />En las colonias de algunas especies hay castas físicas (con obreras de diferentes clases según el tamaño, denominadas obreras menores, medias y mayores). Es habitual que las hormigas de mayor tamaño tengan cabezas desproporcionadamente grandes y, por lo tanto, unas mandíbulas mayores y más fuertes. Estos ejemplares son denominados a veces hormigas «soldados», porque sus mandíbulas más potentes las hacen más eficaces en el combate, a pesar de que continúan siendo obreras y sus «deberes» no suelen variar significativamente de los de las hormigas menores o medias. En algunas especies no existen las medianas y se aprecia una gran diferencia entre las menores y las mayores.[39] Las hormigas tejedoras (género Oecophylla), por ejemplo, tienen una marcada distribución de tamaño bimodal.[40] [41] Otras especies presentan una variación continua en el tamaño de las obreras. Las obreras más pequeñas de la especie Pheidologeton diversus tienen un peso en seco 500 veces inferior al de sus compañeras de mayor tamaño.[42]<br />Las obreras no pueden aparearse; sin embargo, debido al sistema haplodiploide de determinación sexual de las hormigas, las obreras de ciertas especies pueden poner huevos no fertilizados que resultan en machos haploides completamente fértiles. El papel de las obreras puede cambiar con la edad y, en algunas especies como las llamadas hormigas melíferas (género Myrmecocystus), un cierto número de obreras jóvenes son alimentadas hasta que su gáster se hincha de forma desproporcionada y sirven como auténticos depósitos vivientes de alimento.[43] Inicialmente se creyó que este polimorfismo en la morfología y el comportamiento de las obreras estaba determinado por factores ambientales, como la nutrición o la acción de las hormonas, que conducían a diferentes tipos de desarrollo; sin embargo, se han detectado diferencias genéticas entre las castas obreras en especies del género Acromyrmex.[44] Estos polimorfismos son causados por cambios genéticos relativamente pequeños; las diferencias en un único gen de Solenopsis invicta pueden determinar si la colonia tendrá una o varias reinas.[45] La especie australiana Myrmecia pilosula tiene un único par de cromosomas (los machos, en su condición de haploides, sólo tienen un cromosoma); esto representa el número de cromosomas más bajo conocido en el mundo animal, lo que las convierte en un interesante tema de estudio en la genética y la biología del desarrollo de los insectos sociales.[46] [47]<br />Enjambre de hormigas de la carne (Iridomyrmex purpureus) saliendo del nido<br />La vida de una hormiga comienza a partir de un huevo. Si éste es fertilizado, nacerá una hembra (diploide); si no, será un macho (haploide). Este tipo de reproducción, característico de los himenópteros, se llama haplodiploidía.<br />Desarrollo y reproducción<br />Los formícidos son insectos holometábolos, que quiere decir que se desarrollan por metamorfosis completa, es decir, el estadio larval pasa por un estadio pupal antes de transformarse en |imago. La larva permanece prácticamente inmóvil y es alimentada y cuidada por las obreras. A las larvas se les suministra alimento por trofalaxis, un proceso por el cual una hormiga regurgita la comida líquida almacenada en su buche. Los adultos también comparten de este modo los alimentos almacenados dentro del que podemos denominar «estómago social». Las larvas también pueden recibir alimentos sólidos, como por ejemplo huevos tróficos (no fecundados), trozos de presas, semillas traídas por obreras recolectoras o, en el caso de algunas especies, incluso pueden ser transportadas directamente hasta una presa capturada.<br />Las larvas pasan una serie de mudas y alcanzan el estadio pupal. La pupa tiene los miembros libres, no unidos al cuerpo como en las crisálidas de mariposa.[48] En algunas especies la diferenciación entre reinas y obreras (ambas son hembras), y entre las diferentes castas de obreras (cuando existen), está influida por la alimentación que reciben las larvas. Las influencias genéticas y el polifenismo por el ambiente de desarrollo son complejos y la determinación de castas sigue siendo objeto de investigación.[49] Las larvas y las pupas tienen que permanecer a temperatura relativamente constante para asegurar un desarrollo adecuado, por lo que son trasladadas a menudo de una cámara de cría a otra dentro de la colonia.[50]<br />219075347345Una nueva obrera pasa los primeros días de su vida adulta cuidando de la reina y de las crías. Posteriormente es promovida a tareas de excavación y de mantenimiento del hormiguero y, más adelante, a defender el hormiguero y recolectar alimento. Estos cambios pueden ser bastante repentinos, y definen lo que se denomina castas temporales. Una posible explicación de esta secuencia son las numerosas bajas que se producen durante la recolección, por lo que resulta un riesgo solo aceptable para las hormigas más viejas, que probablemente morirían pronto de causas naturales.[51] [52]<br />Hormigas durante el apareamiento.<br />La mayoría de las especies tienen un sistema en que sólo la reina y las hembras fértiles tienen la capacidad de aparearse. Al contrario de la creencia popular, algunos hormigueros tienen múltiples reinas, mientras que otros pueden existir sin reinas. Las obreras capaces de reproducirse reciben el nombre de «gamergates» y las colonias que carecen de reina son llamadas colonias gamergates.[53] [54] Los machos con alas emergen de las pupas junto con las hembras fértiles, también aladas (aunque algunas especies, como las hormigas guerreras, tienen reinas sin alas), y no hacen nada durante su vida aparte de comer y aparearse. La mayoría de las especies de hormigas son univoltinas, y producen una nueva generación cada año.[55] Durante el periodo de apareamiento, que varía dependiendo de la especie, los machos y hembras alados salen al exterior (generalmente los machos lo hacen antes que las hembras) en el llamado vuelo nupcial. Los machos utilizan señales visuales para buscar un lugar de apareamiento común donde convergen otros machos; entonces secretan unas feromonas para que acudan las hembras. Las hembras de algunas especies se aparean con un solo macho, pero las de otras lo hacen con varios machos.[56] Las hembras que se han apareado buscan después un lugar adecuado para empezar una nueva colonia; allí se arrancan las alas y empiezan a poner los huevos y a cuidarlos. Las hembras almacenan el esperma que obtienen durante su vuelo nupcial para fertilizar de manera selectiva los futuros huevos. Las primeras obreras que nacen son débiles y más pequeñas que las que nacen con posterioridad, pero empiezan a servir a la colonia inmediatamente; amplían el hormiguero, buscan alimentos y cuidan de los otros huevos. En la mayoría de las especies, es así como se forman las colonias. En las especies que tienen varias reinas, una de ellas puede abandonar el hormiguero, junto con algunas obreras, para fundar una nueva colonia en otro lugar.[57]<br />Una reina fertilizada comienza a excavar una nueva colonia.<br />Se han descrito una amplia variedad de estrategias reproductivas en distintas especies de hormigas. Se sabe que las hembras de algunas especies tienen la capacidad de reproducirse asexuadamente por partenogénesis telitoquia,[58] y una especie, Mycocepurus smithii, está compuesta sólo por hembras.[59]<br />Las colonias de hormigas pueden ser longevas. Las reinas pueden vivir hasta treinta años, mientras que las obreras viven entre uno y tres. Los machos, sin embargo, tienen una vida más efímera, y sólo viven unas pocas semanas.[60] Se estima que las hormigas reina viven hasta cien veces más que los insectos solitarios de un tamaño similar.[61]<br />Permanecen activas a lo largo de todo el año en la zona tropical, pero, en regiones más frías, sobreviven el invierno en un estado de dormancia o inactividad. Las formas de inactividad son variadas y algunas especies de zonas templadas tienen larvas que entran en estado inactivo (diapausa), mientras que otras, sólo son los adultos los que pasan el invierno en un estado de actividad reducida.[62]<br />Comportamiento y ecología<br />Comunicación<br />Hormigas tejedoras (género Oecophylla) colaborando para desmembrar a una hormiga roja (las dos situadas a los extremos tiran, mientras que la del medio la corta).<br />Las hormigas se comunican entre ellas por medio de feromonas.[63] Estas señales químicas están más desarrolladas en los formícidos que en otros grupos de himenópteros. Como otros insectos, las hormigas perciben olores con sus largas y delgadas antenas móviles, que ofrecen además información sobre la dirección y la intensidad de los olores. Dado que la mayoría viven en tierra, usan la superficie del suelo para dejar rastros de feromonas que las otras hormigas pueden seguir. En las especies que recolectan en grupos, un recolector que encuentra alimento deja un rastro cuando vuelve al hormiguero; las demás siguen este rastro, y después lo refuerzan cuando vuelven a la colonia con alimentos. Cuando se agota la fuente de alimento ya no van dejando el rastro, y las feromonas se disipan lentamente. Este comportamiento les ayuda a adaptarse a los cambios en su ambiente. Por ejemplo, cuando un camino establecido hacia una fuente de alimento queda bloqueado por un obstáculo, las recolectoras lo abandonan para explorar nuevas rutas. Si una hormiga tiene éxito, deja un nuevo rastro durante su regreso para marcar la ruta más corta. Las mejores rutas son seguidas por más hormigas, reforzando el rastro y encontrando de manera gradual el mejor camino.[64]<br />Las hormigas no usan las feromonas sólo para dejar rastros. Por ejemplo, una hormiga aplastada libera una feromona de alarma que lleva a las que se encuentren en las proximidades a un frenesí atacante y atrae a más hormigas de otros lugares. Algunas especies incluso usan «feromonas de propaganda» para confundir a las especies enemigas y hacerlas luchar entre sí.[65] Las feromonas son producidas por una gran variedad de estructuras, como la glándula de Dufour, las glándulas venenosas y las del intestino posterior, el pigidio, el recto, el esternón y la tibia posterior.[61] Las feromonas también pueden ser intercambiadas cuando se mezclan con la comida y son traspasadas por trofalaxia, acción que permite transmitir información dentro de la colonia.[66] Esto también les permite determinar a qué grupo de trabajo (por ejemplo, recolección o mantenimiento del hormiguero) pertenecen los otros miembros de la colonia.[67] En las especies con castas de reinas, las obreras empiezan a criar nuevas reinas en la colonia cuando la reina dominante deja de producir una feromona específica.[68]<br />Algunas hormigas producen sonidos por medio de estridulación (haciendo rozar dos partes del cuerpo), utilizando los segmentos del gáster y las mandíbulas. Los sonidos pueden servir para comunicarse con miembros de la colonia o con otras especies.[69] [70]<br />Defensa<br />Hormiga tejedora en posición de lucha, con las mandíbulas abiertas.<br />Las hormigas atacan y se defienden mordiendo y, en muchas especies, picando (sólo unas pocas especies poseen aguijón propiamente dicho), a menudo inyectando o rociando productos químicos como el ácido fórmico. Se considera que Paraponera clavata, originaria de América Central y América del Sur, tiene la picadura más dolorosa de cualquier insecto, aunque generalmente no suele resultar fatal para los humanos, y recibe la puntuación más alta en el Schmidt Sting Pain Index.[71] La picadura de la especie Myrmecia pilosula puede llegar a ser letal,[72] pero se ha desarrollado un antisuero.[73] Las hormigas del género Solenopsis son las únicas que tienen un saco de veneno que contiene alcaloides de piperidina.[74] Sus picaduras son dolorosas y pueden ser peligrosas para las personas hipersensibles.[75]<br />Para proteger su territorio, las hormigas pueden atacar o defenderse de otras de su misma especie.<br />Las hormigas del género Odontomachus están equipadas con unas mandíbulas llamadas «mandíbulas-trampa», que se cierran más rápido que cualquier otro apéndice predador del reino animal.[76] Un estudio sobre la especie Odontomachus bauri registró velocidades de entre 126 y 230 km/h, con las mandíbulas cerrándose en 130 microsegundos de media. También se comprobó que estas hormigas usaban sus mandíbulas como una catapulta para expulsar intrusos o para lanzarse ellas mismas hacia atrás para evitar una amenaza.[76] Antes de golpear, la hormiga abre al máximo las mandíbulas y quedan trabadas en esa posición gracias a un mecanismo interno. La energía se almacena en un grueso grupo de músculos y se libera de forma explosiva por la estimulación de unos pelos sensoriales en su interior. Las mandíbulas también permiten movimientos lentos y precisos cuando hay que desarrollar otras tareas como el cuidado de las larvas. Las «mandíbulas-trampa» también se encuentran en los géneros Anochetus, Orectognathus y Strumigenys,[76] así como en algunos miembros de la tribu Dacetini,[77] en lo que es un ejemplo de evolución convergente.<br />Una especie de hormiga malaya de la superespecie Camponotus cylindricus ha ampliado las glándulas mandibulares que se extienden en su gaster. Cuando se les molesta, las obreras rompen la membrana del gaster, causando un estallido de secreciones que contienen acetofenonas y otros productos químicos que inmovilizan a pequeños insectos atacantes. A causa de esta acción, la obrera muere.[78] La defensa suicida de obreras también se ha registrado en la hormiga brasileña Forelius pusillus donde un pequeño grupo de hormigas abandona la seguridad del nido después de sellar la entrada exterior cada tarde.[79]<br />Entrada de hormiguero construida de forma que impida que entre el agua de la lluvia.<br />Además de defenderse de los depredadores, tienen que proteger sus colonias de los patógenos. Algunas hormigas obreras se encargan de la higiene de la colonia, y entre sus actividades se incluye eliminar los cadáveres de compañeras muertas (necroforesis).[80] En la especie Atta mexicana se ha identificado el ácido oleico como el compuesto liberado por las hormigas muertas que provoca este comportamiento necroforico,[81] mientras las obreras de Linepithema humile reaccionan a la ausencia de compuestos químicos característicos (dolichodial e iridomyrmecin) presentes en la cutícula de sus compañeras de nido vivas.[82]<br />La elaborada arquitectura del hormiguero las protege de amenazas naturales como por ejemplo las inundaciones y el sobrecalentamiento.[83] [84] Un caso muy curioso es el de las obreras de Cataulacus muticus, una especie arborícola que vive en los huecos de los troncos, que combaten las inundaciones bebiendo agua dentro del nido y expulsándola al exterior.[85] La pequeña Camponotus anderseni, que construye sus nidos en cavidades de los árboles de los manglares, se ha adaptado de una forma notable a las inundaciones provocadas por las mareas; bloquean la entrada al nido con la cabeza de un soldado y evitan la entrada del agua, y ante la falta de aire puro y el incremento de CO2 en el nido, pueden sobrevivir bajo el agua cambiando a una respiración anaeróbica.[86]<br />Aprendizaje<br />Muchos animales pueden aprender comportamientos por imitación, pero es posible que las hormigas sean el único grupo, aparte de los mamíferos, en que se ha observado una enseñanza interactiva. Una recolectora experimentada de Temnothorax albipennis conduce a una compañera inexperta a una fuente de alimento recientemente descubierta por medio del proceso extremadamente lento del llamado «reclutamiento en tándem». La hormiga «alumna» obtiene conocimientos de su «tutora». Tanto la tutora como la alumna reconocen como va el progreso de su compañera, haciendo que la tutora vaya más lenta cuando la alumna se queda atrás, y que acelere cuando la alumna se acerca demasiado.[87]<br />Experimentos controlados con colonias de Cerapachys biroi sugieren que los individuos pueden elegir su papel en el hormiguero basándose en su experiencia anterior. Una generación entera de obreras idénticas fue dividida en dos grupos en los cuales se controló el éxito en la recolección de alimento. Un grupo era recompensado continuamente con presas, mientras que al otro siempre se lo hacía fracasar. Como resultado, los miembros del grupo con éxito intensificaron su actividad recolectora mientras que el grupo sin éxito salía cada vez menos del nido. Un mes más tarde, los recolectores con éxito continuaban con su papel, mientras que el resto había cambiado para especializarse en el cuidado de las crías.[88]<br />Construcción de colonias<br />Artículo principal: colonia de hormigas<br />-285756985635<br />Hormigas tejedoras construyendo un nido de hojas en Pamalican, Filipinas.<br />Muchas especies construyen hormigueros complejos, pero otras son nómadas y no crean estructuras permanentes. Pueden construir colonias subterráneas o construirlas en árboles y otras estructuras naturales o artificiales. Estos nidos pueden encontrarse bajo tierra, bajo piedras o troncos, en el interior de troncos, tallos huecos o incluso bellotas. Los materiales que utilizan para construir el hormiguero generalmente incluyen tierra y materia vegetal.[57] Eligen cuidadosamente el lugar donde construir la colonia; Temnothorax albipennis evita los lugares con hormigas muertas, puesto que esto puede indicar la presencia de parásitos o enfermedades. A la primera señal de amenaza abandonan rápidamente las colonias ya establecidas.[89]<br />Las hormigas legionarias de América del Sur y las hormigas viajeras de África (género Dorylus) no construyen hormigueros permanentes, sino que van alternando el nomadismo con etapas en que las obreras forman un nido temporal. Las obreras utilizan sus propios cuerpos sujetándose unas a otras, creando así la estructura del nido para proteger a la reina y a las larvas, y lo deshacen posteriormente cuando continúan con su viaje.[90]<br />Las obreras de las hormigas tejedoras construyen nidos en los árboles uniendo hojas; primero las sujetan por medio de «puentes» de obreras y después hacen que las larvas produzcan seda mientras las mueven por los bordes de las hojas. Se han observado métodos de construcción similares en algunas especies de Polyrhachis.[91]<br />124777564770Alimentación<br />Muchas especies de hormigas son carroñeras.<br />Hormigas melíferas (género Myrmecocystus) almacenando comida en previsión de posibles carencias.<br />La mayor parte de las hormigas son depredadoras generalistas, carroñeras o herbívoras directas o indirectas,[13] pero algunas especies han evolucionado hacia una especialización en los modos de obtener alimentos.<br />Las hormigas cortadoras de hojas ( HYPERLINK quot; http://es.wikipedia.org/wiki/Attaquot; Atta y Acromyrmex) se alimentan exclusivamente de un hongo que sólo crece dentro de sus colonias. Recogen continuamente hojas que después llevan a la colonia, las cortan en trozos pequeños y las ponen en jardines de hongos. Las obreras se especializan en tareas según su tamaño; las más grandes cortan tallos, las medianas mastican las hojas y las más pequeñas cuidan de los hongos. Estas hormigas son lo bastante sensibles como para reconocer la reacción de los hongos ante diferentes tipos de vegetales, aparentemente detectando señales químicas de los hongos. Si un determinado tipo de hoja es tóxico para el hongo, la colonia ya no recogerá más. Las hormigas se alimentan de unas estructuras producidas por los hongos denominadas gongylidia.[92] Unas bacterias simbióticas que se encuentran en la superficie exterior de las hormigas producen unos antibióticos que eliminan las bacterias que podrían dañar los hongos.[93]<br />En la especie Leptanilla swani (subfamilia Leptanillinae) la larva alimenta con su propia hemolinfa a la reina mediante glándulas especializadas situadas en su protórax y el tercer segmento abdominal.[94] Este comportamiento es similar al de Adetomyrma venatrix (no relacionada con la anterior), una rara y primitiva especie endémica de Madagascar, conocida como hormiga vampiro u hormiga Drácula, debido a que, en lugar de que las larvas regurgiten alimento como es habitual en la mayor parte de las especies, las obreras y las reinas muerden y perforan la piel de las larvas para alimentarse de los fluidos de su cuerpo. Esta sorprendente forma de alimentarse no causa la muerte de la larva, por lo que se denomina «canibalismo no destructivo».[95]<br />Orientación<br />Las hormigas recolectoras recorren distancias de hasta 200 metros desde su nido,[96] y suelen encontrar el camino de regreso gracias a los rastros de olor. Algunas especies salen a buscar el alimento de noche. Las que salen de día en regiones calurosas y áridas corren el peligro de morir por desecación, de forma que la capacidad de encontrar con mayor rapidez el camino de regreso reduce este riesgo. Las hormigas diurnas de zonas desérticas Cataglyphis fortis utilizan referencias visuales en combinación con otros indicios para orientarse.[97] En ausencia de referencias visuales, la especie estrechamente relacionada Cataglyphis bicolor, que habita en el desierto del Sahara, se orienta recordando la dirección y la distancia que ha recorrido, como si tuvieran un podómetro interno que contara cuántos pasos había hecho en cada dirección,[98] y después procesan esta información para encontrar la ruta más corta posible de retorno al nido.[99] Algunas especies son capaces de utilizar el campo magnético terrestre.[100] Sus ojos compuestos tienen células especializadas que detectan la luz polarizada del Sol, que usan para determinar la dirección.[101] [102] Estos detectores de polarización son sensibles a la región ultravioleta del espectro luminoso.[103] En algunas especies de hormigas soldado, un grupo de forrajeras que se separen de la columna principal pueden girarse hasta que la primera hormiga de la fila se une a la última y forman un círculo; de esta forma las obreras siguen girando indefinidamente hasta que mueren por agotamiento.[104]<br />Locomoción<br />Harpegnathos saltator, un tipo de hormiga saltadora.<br />Las obreras no tienen alas y las hembras fértiles las pierden tras el vuelo nupcial para fundar su propia colonia. Por lo tanto, a diferencia de sus antepasados véspidos, la mayoría de hormigas se desplazan andando. Algunas especies son capaces de saltar; por ejemplo, Harpegnathos saltator es capaz de efectuar un salto sincronizando la acción de sus pares de patas medio y posterior.[105] Existen también otras especies, como la Cephalotes atratus, llamadas hormigas «planeadoras» (este suele ser un rasgo común en la mayoría de hormigas arborícolas). Las hormigas con esta habilidad son capaces de controlar la dirección de su descenso mientras caen.[106]<br />Algunas especies pueden formar cadenas para pasar sobre zonas de agua, deslizarse bajo tierra, o a través de espacios entre la vegetación. Otras llegan incluso a crear balsas flotantes que les permiten sobrevivir a las inundaciones. Estas balsas pueden desempeñar un papel importante, dado que permiten a las hormigas colonizar islas.[107] Polyrhachis sokolova, una especie de hormiga que se encuentra en los manglares australianos, puede nadar y vivir en colonias subacuáticas. Como no tienen branquias, estas hormigas respiran gracias a bolsas de aire atrapadas en los hormigueros sumergidos.[108]<br />Cooperación y competencia<br />Iridomyrmex purpureus se alimenta de miel. Las hormigas sociales cooperan y recolectan alimento colectivamente.<br />No todos los formícidos forman el mismo tipo de sociedades. Las hormigas buldog u hormigas gigantes australianas (género Myrmecia) son unas de las más grandes y basales (primitivas). Como prácticamente todas las hormigas, son eusociales, pero su comportamiento social está poco desarrollado en comparación con otras especies. Cada individuo caza solo, utilizando sus grandes ojos en lugar de sus sentidos químicos para encontrar sus presas.[109] [110]<br />Algunas especies (como Tetramorium caespitum) atacan y capturan colonias de hormigas vecinas. Otras son menos expansionistas pero igual de agresivas; invaden colonias para robar huevos o larvas, que luego comen o bien crían como obreras esclavas. Entre las que efectúan razias, hay algunas muy especializadas, como por ejemplo las hormigas amazonas ( HYPERLINK quot; http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Polyergus&action=edit&redlink=1quot; quot; Polyergus (aún no redactado)quot; Polyergus), que son incapaces de alimentarse por sí mismas y necesitan obreras capturadas para sobrevivir.[111] [112] Las obreras capturadas de las especies esclavizadas Temnothorax han desarrollado una estrategia contraria, y llegan a destruir hasta las dos terceras partes de las pupas hembras de la especie esclavista Protomognathus americanus, aunque perdonan a los machos (que no participan en las razias de asalto cuando son adultos).[113]<br />Las hormigas identifican a sus compañeras de colonia por su olor, que proviene de las secreciones de hidrocarburos que cubren su exoesqueleto. Si una hormiga se separa de su colonia original, acaba por perder el olor de su colonia. Cualquier hormiga que entre en un hormiguero sin tener un olor coincidente será atacada.[114]<br />Algunas especies parásitas entran en las colonias de las hormigas hospedantes y se establecen como parásitos sociales; especies como Strumigenys xenos son totalmente dependientes y no tienen obreras, sino que se alimentan de la comida recogida por sus hospedadoras Strumigenys perplexa.[115] [116] Esta forma de parasitismo se puede observar en muchos géneros de formícidos, pero la hormiga parásita por lo general es una especie estrechamente relacionada con su hospedadora. Las parásitas utilizan una gran variedad de métodos para entrar en el hormiguero del hospedador. Una reina parásita puede entrar en el nido hospedante antes de que eclosionen las primeras larvas, por lo que se establece antes que se desarrolle el olor de la colonia. Otras especies utilizan feromonas para confundir a los hospedantes o para engañarlos, de forma que lleven a la reina parásita dentro del nido. Algunas simplemente se abren paso a la fuerza.[117]<br />Un conflicto entre sexos de una misma especie se puede observar en algunas especies de hormigas en que los ejemplares fértiles aparentemente combaten para producir descendencia que esté lo más estrechamente relacionada con ellos como sea posible. La forma más extrema implica la producción de descendencia clónica. El extremo del conflicto sexual se observa en Wasmannia auropunctata, donde las reinas producen solamente hijas clónicas diploides por medio de partenogénesis telitoquia, y sólo se producen machos, también clónicos, por medio de un proceso en el que los machos eliminan la contribución materna del huevo diploide, por lo que resultan hijos con un genoma nuclear idéntico al del macho progenitor.[118]<br />17780370840Relación con otros organismos<br />La hembra de la araña Myrmarachne plataleoides imita una hormiga tejedora para engañar a posibles predadores.<br />Las hormigas tienen relaciones simbióticas con una gran variedad de especies, como otras hormigas, insectos, plantas y hongos. Son la presa de muchos animales e incluso algunos hongos. Algunas especies de artrópodos pasan parte de su vida en hormigueros, bien alimentándose de las hormigas, sus larvas, sus huevos y sus reservas de alimentos, o bien escondiéndose de sus predadores. Estos inquilinos pueden asemejarse mucho en su aspecto a las hormigas. La naturaleza de esta imitación de las hormigas (denominada «mirmecomorfia») varía, y en algunos casos incluye el mimetismo batesiano, en el que el mimetismo reduce el riesgo de depredación. Otros muestran mimetismo wasmaniano, un tipo de mimetismo observado únicamente en inquilinos.[119] [120]<br />19685-302260<br />Hormiga recogiendo mielada de un pulgón.<br />Los pulgones y otros insectos hemípteros secretan un líquido dulce denominado mielada cuando se alimentan de savia. Los azúcares de la mielada son una fuente de alimento con alto contenido energético, que recolectan muchas especies de formícidos.[121] En algunos casos, los pulgones secretan la mielada en respuesta a los golpecitos que les dan con las antenas. Las hormigas, a cambio, mantienen a raya a sus predadores y trasladan a los pulgones de unas zonas de alimentación a otras. Cuando migran a una nueva área, muchas colonias se llevan los pulgones para asegurarse un suministro continuo de mielada. Las hormigas también mantienen cochinillas para recoger su mielada. Estas cochinillas pueden llegar a convertirse en una seria plaga de las piñas si hay hormigas dispuestas a protegerlas de sus enemigos naturales.[122]<br />Las orugas mirmecófilas de la familia Lycaenidae son reunidas en manadas por las hormigas, que las llevan a alimentarse durante el día y las protegen dentro del hormiguero durante la noche. Las orugas tienen una glándula que secreta mielada cuando les dan masajes. Algunas orugas emiten vibraciones y sonidos que son percibidos por las hormigas.[123] Otras orugas han pasado de mirmecófilas a mirmecófagas: emiten una feromona que hace que las hormigas actúen como si la oruga fuera una de sus propias larvas, entonces las hormigas la llevan al hormiguero, donde la oruga devora sus larvas.[124]<br />Las hormigas cultivadoras de hongos (tribu Attini), cultivan ciertas especies de hongos de los géneros Leucoagaricus o Leucocoprinus de la familia Agaricaceae. En este mutualismo entre las hormigas y los hongos, cada especie depende de la otra para sobrevivir. La hormiga Allomerus decemarticulatus ha desarrollado una asociación a tres bandas con la planta hospedadora Hirtella physophora ( HYPERLINK quot; http://es.wikipedia.org/wiki/Chrysobalanaceaequot; Chrysobalanaceae) y un hongo pegajoso que les sirve para atrapar sus presas de insectos.[125]<br />Las incursiones de hormigas guerreras destruyen casi toda la vida animal que se cruza en su camino.<br />Las hormigas guerreras (conocidas popularmente como «marabunta») son nómadas y célebres por sus incursiones o «razias», en las que un enorme número de recolectoras invaden simultáneamente determinadas zonas atacando a sus presas en masa.[126] «Ejércitos» de no menos de 1 500 000 de estas hormigas destruyen casi toda la vida animal que se cruza en su camino.[127] Dorylus spp., conocidas localmente como Siafu,[128] atacan todo lo que encuentran a su paso, incluidos los humanos.[129]<br />Las hormigas Myrmelachista schumanni crean los llamados «jardines del diablo» matando las plantas circundantes inyectándoles ácido fórmico, dejando únicamente los árboles donde hacen sus nidos ( HYPERLINK quot; http://es.wikipedia.org/wiki/Duroia_hirsutaquot; Duroia hirsuta). Esto permite a los árboles multiplicarse y ofrece más lugares para que las hormigas puedan anidar en los troncos de Duroia.[130] Algunos árboles tienen un néctar extrafloral que proporciona alimento a las hormigas, las cuales a cambio protegen la planta de insectos herbívoros.[131] Especies centroamericanas como por ejemplo el cornezuelo (Acacia cornigera) poseen espinas huecas que albergan colonias de hormigas picadoras ( HYPERLINK quot; http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Pseudomyrmex_ferruginea&action=edit&redlink=1quot; quot; Pseudomyrmex ferruginea (aún no redactado)quot; Pseudomyrmex ferruginea) que defienden el árbol de los insectos, mamíferos ramoneadores y enredaderas epifitas. Estudios basados en el marcaje isotópico sugieren que las plantas también obtienen nitrógeno de las hormigas simbióticas.[132] A cambio, las hormigas obtienen alimento de pequeños glóbulos (cuerpos de Belt) ricos en lípidos y proteínas. Otro ejemplo de este tipo de ectosimbiosis es el de los árboles del género Macaranga, que tienen tallos adaptados para alojar colonias de hormigas Crematogaster.<br />Hormiga transportando un áfido.<br />Muchas especies de árboles tropicales tienen semillas que son dispersadas por las hormigas.[133] La dispersión de semillas por parte de las hormigas (denominada mirmecocoria) está muy extendida y recientes estudios estiman que casi el 9% de todas las especies de plantas tienen este tipo de asociación con las hormigas.[134] [135] Algunas plantas en praderas propensas a los incendios son especialmente dependientes de las hormigas para sobrevivir y extenderse, ya que transportan sus semillas a salvo bajo tierra. Muchas de las semillas dispersadas por las hormigas tienen unas estructuras externas especiales, eleosomas, que son utilizadas como alimento por éstas.[136] En los huevos de los insectos palo se puede observar una convergencia, posiblemente una forma de mimetismo. Estos huevos tienen una estructura comestible similar al eleosoma, de forma que las hormigas los llevan a los hormigueros (lo que ayuda a su dispersión y protección), donde eclosionan y abandonan el nido.[137]<br />2476507336155La mayoría de las hormigas son depredadoras y se alimentan y obtienen comida de varios insectos sociales, incluso otras hormigas. Algunas especies se especializan en alimentarse de termitas ( HYPERLINK quot; http://es.wikipedia.org/wiki/Megaponeraquot; quot; Megaponeraquot; Megaponera y Termitopone) mientras que otras especies, como las de la subfamilia Cerapachyinae, se alimentan de otras hormigas.[96] Algunas termitas, como Nasutitermes corniger, forman asociaciones con ciertas especies de formícidos para mantener alejadas a otras especies de hormigas predadoras.[138] La avispa tropical Mischocyttarus drewseni cubre la entrada de su nido con un repelente de hormigas químico.[139] Se cree que muchas avispas tropicales construyen sus nidos en árboles y los cubren para protegerse de las hormigas. Las abejas sin aguijón ( HYPERLINK quot; http://es.wikipedia.org/wiki/Trigonaquot; Trigona y Melipona) usan defensas químicas contra las hormigas.[96]<br />3649980-1404620Las moscas del Viejo Mundo del género Bengalia (familia de los califóridos) son predadoras de las hormigas y cleptoparásitas, robando las presas o las crías de las mandíbulas de las hormigas adultas.[140] Las hembras sin alas ni patas de la mosca jorobada malaya Vestigipoda myrmolarvoidea viven en los nidos de las hormigas del género Aenictus, y son cuidadas por ellas.[140]<br />Los hongos de los géneros Cordyceps y Ophiocordyceps infectan a las hormigas, lo que las hace subir por las plantas y que claven sus mandíbulas en el tejido de las mismas. El hongo mata a la hormiga, crece en su cadáver, y produce un cuerpo fructífero. Parece que el hongo altera el comportamiento de las hormigas para facilitar la dispersión de sus esporas en un microhábitat adecuado para el hongo.[141] [142] Los parásitos estrepsípteros también manipulan su comportamiento haciéndolas subir tallos de hierba, ayudando al parásito a encontrar pareja.[143] Un nemátodo (Myrmeconema neotropicum) que infecta a las hormigas de la especie Cephalotes atratus hace que los gásteres negros de las obreras se vuelvan rojos, y modifica el comportamiento de la hormiga haciendo que lo lleven muy alto. Los pájaros confunden estos conspicuos gásteres rojos con frutos maduros, como por ejemplo el del llorón colorado, y se las comen. Los excrementos de los pájaros son recogidos por otras hormigas, que llevan como alimento a las crías, contribuyendo a la expansión del nemátodo.[144]<br />Una hormiga de la carne cuidando de una ninfa de saltahojas.<br />Las ranas veneno de dardo sudamericanas del género Dendrobates se alimentan principalmente de hormigas, y las toxinas que secretan por la piel pueden tener su origen en estos insectos.[145] Algunos pájaros hormigueros y trepatroncos siguen a hormigas guerreras como Eciton burchellii para alimentarse de los insectos que quedan al descubierto al paso de sus masivas incursiones;[146] [147] por un tiempo este comportamiento fue considerado mutualista, pero estudios más recientes demuestran que en realidad se trata de cleptoparasitismo, puesto que los pájaros roban las presas y las hormigas no solo no se benefician, sino que resultan perjudicadas.[148] Algunas aves tienen un comportamiento peculiar llamado «baño de hormigas» (anting en inglés). Se posan sobre hormigueros, o las cogen para ponérselas en las alas y las plumas; es posible que lo hagan para eliminar ectoparásitos, pero es un comportamiento del que todavía no se sabe demasiado.<br />Los osos hormigueros, pangolines y varias especies marsupiales australianas tienen adaptaciones especiales para vivir a base de una dieta de hormigas. Estas adaptaciones incluyen lenguas largas y pegajosas para capturarlas y fuertes garras para romper los hormigueros. Se ha comprobado que los osos pardos (Ursus arctos) se alimentan de hormigas, y que aproximadamente el 12%, el 16% y el 4% de su volumen fecal en primavera, verano y otoño, respectivamente, está compuesto por hormigas.[149]<br />Relación con los humanos<br />Las hormigas tejedoras se utilizan como control biológico en plantaciones de cítricos del sur de China.<br />Las hormigas desempeñan múltiples papeles ecológicos que resultan beneficiosos para los humanos, como la eliminación de plagas y la aireación del suelo. Se considera que el uso de hormigas tejedoras en el cultivo de cítricos al sur de China es una de las aplicaciones más antiguas conocidas de control biológico.[7] Por otro lado, las hormigas pueden convertirse en un problema cuando invaden edificios, o causan pérdidas económicas en las actividades agrícolas.[150] [151]<br />En algunas partes del mundo (principalmente en África y Sudamérica), se utilizan hormigas grandes, especialmente hormigas guerreras, como sutura. Para hacerlo, aprietan los bordes de la herida uno contra otro mientras se aplican las hormigas; éstas muerden con fuerza con sus mandíbulas y en ese momento se les corta el cuerpo, dejando sólo la cabeza y la mandíbula para mantener la herida cerrada.[152] [153] [154]<br />Algunas especies de la familia Ponerinae poseen un veneno altamente tóxico y potencialmente peligroso, que puede requerir de atención médica. Estas especies incluyen Paraponera clavata (hormiga bala o tocandira) y Dinoponera spp. (falsa tocandira) de América del Sur,[155] así como las Myrmecia de Australia.[156]<br />En Sudáfrica se utilizan para ayudar en la recolección de rooibos (Aspalathus linearis), arbustos que tienen pequeñas semillas utilizadas para hacer infusiones de hierbas. La planta dispersa mucho sus semillas, lo que hace que sea difícil la recolección manual. Las hormigas recogen estas y otras semillas y las almacenan en el hormiguero, de donde los humanos las pueden recoger todas juntas. Se pueden obtener hasta 200 gramos de semillas de cada hormiguero.[157] [158]<br />Aunque la mayor parte de especies sobreviven a las tentativas de los humanos de erradicarlas, unas cuantas se encuentran amenazadas. Son sobre todo especies isleñas que han desarrollado características especializadas, como las especies en peligro de extinción Aneuretus simoni de Sri Lanka y Adetomyrma venatrix de Madagascar.[159]<br />Como alimento<br />Artículo principal: Entomofagia<br />Los escamoles son un plato muy apreciado en México.<br />Las hormigas y sus larvas se comen en diferentes partes del mundo. Los huevos de dos especies son la base del plato mexicano conocido como escamoles. Se los considera una forma de caviar de insecto y pueden alcanzar un precio de hasta 90 dólares/kg, al ser estacionales y difíciles de encontrar. En el departamento colombiano de Santander, las hormigas culonas (Atta laevigata) se comen después de ser tostadas vivas.[160]<br />En zonas de la India y en gran parte de Birmania y Tailandia, se sirve una pasta hecha de una especie de hormiga tejedora ( HYPERLINK quot; http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Oecophylla_smaragdina&action=edit&redlink=1quot; quot; Oecophylla smaragdina (aún no redactado)quot; Oecophylla smaragdina) como condimento con el curry.[161] Los huevos y larvas de esta hormiga, así como las hormigas en sí, se utilizan en una ensalada tailandesa, yum (ยำ), en un plato llamado yum khai mod daeng (ยำไข่มดแดง) o ensalada de huevos de hormiga roja, un plato originario de Tailandia del Nordeste. Saville-Kent, en su obra Naturalist in Australia, escribió «La belleza, en el caso de la hormiga tejedora, es más que superficial. Su atractiva transparencia, casi similar a la de las golosinas, fue posiblemente lo que incitó los primeros intentos de consumirla por parte de los humanos». Trituradas en agua, de manera parecida a la limonada, «estas hormigas producen una agradable bebida ácida que es muy apreciada por los nativos del norte de Queensland, e incluso por muchos paladares europeos».[162]<br />En su obra First Summer in the Sierra, John Muir comenta que los paiute de California se comían los ácidos gásteres de las hormigas carpinteras. Los indios mexicanos se comen las obreras repletas, o almacenes de miel vivientes, de la hormiga melífera ( HYPERLINK quot; http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Myrmecocystus_mexicanus&action=edit&redlink=1quot; quot; Myrmecocystus mexicanus (aún no redactado)quot; Myrmecocystus mexicanus).[162]<br />Como plaga<br />La minúscula hormiga faraón (Monomorium pharaonis) es una plaga importante en hospitales y edificios de oficinas; puede hacer nidos entre hojas de papel.<br />Algunas especies de hormigas son consideradas plagas,[163] y, debido a la naturaleza adaptativa de sus colonias, eliminarlas por completo es casi imposible. Por lo tanto, la gestión de plagas se centra en controlar las poblaciones locales, en lugar de intentar eliminar una colonia entera, y la mayor parte de las tentativas para su control son soluciones temporales.<br />Entre las especies con la consideración de plagas se encuentran Tetramorium caespitum, Anoplolepis gracilipes, Camponotus consobrinus, Monomorium pharaonis, Linepithema humile, Tapinoma sessile, Solenopsis invicta, Myrmica rubra y el género Camponotus. Las poblaciones se controlan por medio de cebos de insecticida, en forma granulada o líquida. Las hormigas recogen el cebo como si fuera comida y lo llevan al hormiguero, donde el insecticida se transmite inadvertidamente a otros miembros de la colonia por trofalaxis. El ácido bórico y el bórax son dos insecticidas habituales, al ser relativamente seguros para los humanos. Se puede esparcir cebo por una zona amplia para controlar especies como Solenopsis invicta, que ocupan grandes áreas. Las colonias de esta especie pueden ser destruidas si se sigue su recorrido hasta el nido y se arroja agua hirviendo en éste para matar a la reina. Esto funciona en aproximadamente el 60% de los casos y requiere unos catorce litros de agua por hormiguero.[164]<br />Como especies invasoras<br />Entre los cien peores organismos invasores incluidos en la Base de Datos Global de Especies Invasoras, compilada por la UICN/SSC Invasive Species Specialist Group (ISSG), se encuentran cinco hormigas: Anoplolepis gracilipes, Linepithema humile, Pheidole megacephala, Solenopsis invicta y Wasmannia auropunctata.[165] Las hormigas invasoras tienen gran impacto en los ecosistemas al afectar su composición y sus interacciones ecológicas. Por ejemplo, varían la composición de las hormigas nativas y afectan sus importantes roles como predadoras, carroñeras, herbívoras, detritívoras y granívoras, así como su función como fuente alimenticia de una variedad de especies especializadas en hormigas. Alteran también interacciones especializadas con plantas en la dispersión de semillas, la polinización, la protección de plantas mirmecófilas y con animales como los hemípteros productores de mielatos. Los ecosistemas de islas son especialmente sensibles a las hormigas invasoras, sobre todo en las islas oceánicas donde hay pocas especies de hormigas y las invasoras no encuentran competidores o predadores. Muchos invertebrados nativos pueden allí declinar o incluso extinguirse al no tener adaptaciones defensivas contra las hormigas exóticas.[166]<br />Como control biológico de plagas<br />Su utilización por el hombre en el control biológico de plagas es muy antiguo. En Yemen se manejaban las hormigas para disminuir las poblaciones de plagas de las palmas datileras.[167] En China desde la Edad Media los agricultores han regulado plagas en los cítricos con la hormiga tejedora Oecophylla smaragdina, y han controlado algunos lepidópteros barrenadores en las plantaciones de caña de azúcar introduciendo colonias de Tetramorium guineense.[168]<br />Algunas hormigas exóticas a pesar de ser calificadas como invasoras son usadas en algunas regiones como controladores biológicos de plagas, por ejemplo, Pheidole megacephala en el control del tetuán del boniato en Cuba,[169] Wasmannia auropunctata en el control de plagas de cacaotales en Gabón y Camerún,[170] o para ahuyentar diversos artrópodos herbívoros con Solenopsis invicta o con Linepithema humile en los Estados Unidos.[171] [172]<br />En la ciencia y la tecnología<br />Véanse también: Biomimesis, Algoritmo hormiga y Sistemas bioinspirados<br />Los mirmecólogos las estudian en el laboratorio y en su entorno natural; sus variables y complejas estructuras sociales hacen de estos insectos unos organismos modelo ideales. La visión ultravioleta en las hormigas fue descubierta por Sir John Lubbock en 1881.[173] El estudio de los formícidos ha puesto a prueba hipótesis en ecología y sociobiología y ha sido especialmente importante a la hora de examinar los postulados de teorías de selección de parentesco y estrategias evolutivamente estables.[174] Se pueden estudiar sus colonias criándolas o manteniéndolas temporalmente en hormigueros artificiales, unas estructuras de vidrio especialmente fabricadas para este uso.[175] Se pueden marcar ejemplares con diferentes colores para su estudio y seguimiento.[176]<br />Las exitosas técnicas utilizadas por las colonias han sido estudiadas en informática y en robótica para producir sistemas distribuidos y tolerantes a fallos para resolver problemas. Este campo de la biomimesis ha encaminado estudios sobre su locomoción, con el resultado de motores de búsqueda basados en su «búsqueda por rastros», sistemas informáticos de almacenamiento tolerante a fallos y algoritmos de red.[177]<br />34836106931025Al igual que con otros animales, se han realizado estudios sobre estos insectos para su aplicación en tácticas militares como el swarming. Así, tras una serie de experimentos basados en simulaciones, realizados en un estudio sobre la forma en que las hormigas depositan feromonas para coordinar sus búsquedas de alimento y otras actividades, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos descubrió que los algoritmos basados en las feromonas consiguieron impresionantes resultados sobre el control de un grupo de vehículos aéreos no tripulados en un ataque sobre objetivos móviles críticos.[178] Otros estudios sobre estrategia militar animal mostraron que las hormigas se diferencian de las abejas y otros insectos sociales por la utilización del swarming no sólo en la búsqueda de comida o en defensa de la colonia, sino también en guerras de expansión territorial contra otras hormigas. Estas guerras son con frecuencia prolongadas, y de una complejidad operacional que las asemeja a las humanas de modo asombroso.[179]<br />En la cultura<br />La cigarra y la hormiga, de Esopo. Ilustración de Milo Winter (1888-1956).<br />35210752157730Las hormigas aparecen a menudo en fábulas e historias para niños, representando el trabajo intenso y el esfuerzo cooperativo. También se las menciona en textos religiosos,[180] [181] como en el libro de los Proverbios de la Biblia, donde son utilizadas como buen ejemplo para los humanos por su trabajo duro y su cooperación. En el Corán, se dice que una hormiga advierte a las demás que vuelvan a casa para evitar ser aplastadas por casualidad por Salomón y su ejército que marcha. Sura 27.18[182] En la fábula atribuida a Esopo, La cigarra y la hormiga, se las utiliza como ejemplo de constancia y trabajo duro, pero que al final tiene recompensa.<br />En algunas partes de África son consideradas mensajeras de los dioses. A menudo se dice que la picadura de algunas especies de hormigas tiene propiedades curativas. Se afirma que la picadura de algunas especies de Pseudomyrmex alivia la fiebre.[183] En la mitología de algunos pueblos amerindios, como por ejemplo la hopi, son consideradas los primeros animales. Otros grupos utilizan su picadura como prueba de resistencia en ritos de iniciación.[184] [185]<br />Las sociedades que forman las hormigas siempre han fascinado a los humanos, y se ha escrito sobre ellas tanto humorística como seriamente. Mark Twain escribió sobre estos insectos en su obra A Tramp Abroad (1880).[186] Algunos autores contemporáneos las han utilizado como ejemplo para tratar el tema de la relación entre la sociedad y el individuo, como Robert Frost en su poema Departmental y T. H. White en su novela de fantasía The Once and Future King. La trama de la trilogía de ciencia ficción del entomólogo y escritor francés Bernard Werber, Las hormigas, se divide entre el mundo de las hormigas y el de los humanos; las hormigas y su comportamiento son descritos utilizando el conocimiento científico actual sobre las mismas. En tiempos recientes se han producido dibujos animados como La hormiga atómica y taquilleras películas de animación en 3D con estos insectos como protagonistas como Antz, Bichos, una aventura en miniatura o The Ant Bully. También existe un superhéroe de los años 1960 de Marvel Comics llamado Ant-Man (El hombre hormiga), sobre el que se ha anunciado el estreno de una película en 2012 dirigida por Edgar Wright. El renombrado mirmecólogo E. O. Wilson escribió en 2010 un relato corto, Trailhead, para la revista The New Yorker, que describe la vida y muerte de una hormiga reina y la subida y caída de su colonia, desde un punto de vista de unas hormigas.[187]<br />Entre finales de la década de 1950 y finales de la década del 1970, las granjas de hormigas eran populares juguetes educativos en los Estados Unidos. Las versiones posteriores usan gel transparente en lugar de tierra, lo que <br />Un mundo de hormigas <br />Los insectos representan más del 80% de todos los seres vivos de la Tierra y, entre ellos, la hormiga es sin duda el más exitoso, representando, al menos, un tercio de toda la biomasa de insectos que existe. De ahí que las hormigas suelan ser los primeros comensales infiltrados en cualquier picnic. La rapidez con la que llegan estos diminutos seres, su gran número y su maestría en el robo de cientos de pequeños trozos de nuestra comida, pudiendo arruinar cualquier merienda si no actuamos con rapidez, no deja indiferente a nadie. Sus impresionantes comportamientos nos muestran cuán productivas e importantes son, y resultan un indicio de por qué prosperan en casi cualquier hábitat. Y es que realmente las hormigas están por todas partes, habitan en todas las latitudes y en casi todos los ecosistemas del planeta. Los científicos estiman que unas 20.000 especies de hormigas caminan sobre la faz de la tierra, de las cuales solamente se han descrito unas 12.460. Para hacernos una idea de la cantidad de hormigas que habitan en el planeta, pensemos que las hormigas son el 10% de la masa corporal del mundo animal y tienen una biomasa diez veces mayor que la de todos los seres humanos. Es decir, si pusiéramos a todas las hormigas juntas en un lado de una balanza ¡pesarían diez veces más que toda la humanidad junta! Solamente la masa combinada de las hormigas de la Amazonia brasileña es aproximadamente cuatro veces mayor que las masas combinadas de todos los mamíferos, aves, reptiles y anfibios que habitan en esta selva, en la que se han llegado a contar 16 especies diferentes de hormigas viviendo en un solo árbol. Su impacto y papel en el ecosistema es vital; incluso son tan eficaces alimentándose que pueden competir con el ganado. Por ejemplo, las hormigas cortadoras de hojas amazónicas son, de los animales herbívoros, las dominantes de los bosques tropicales. Se estima que las semillas del 35% de las plantas herbáceas son dispersadas por estas hormigas, quienes cooperan entre dos grupos altamente especializados. Por un lado, las hormigas cortadoras, de cabeza y músculos grandes, cuyo trabajo es cortar las hierba, y por otro las hormigas de transporte, las que toman el relevo y transportan la cosecha a través de un radio de unos 300 metros alrededor de su base. Su importancia en los diversos ecosistemas también queda clara en el hecho de que cerca de 10.000 especies de invertebrados (sobre todo lepidópteros, coleópteros y dípteros) se han adaptado a lo largo de la evolución a la vida parásita dentro de las colonias de hormigas. Por si fuera poco, las hormigas son los depredadores más eficaces de la tierra ya que consumen mas carne que los leones, los tigres y los lobos juntos y son las responsables del consumo del 90% de todos los insectos muertos y 635006644005otros artrópodos de las selvas tropicales.<br />La superioridad que representan las hormigas en los bosques tropicales me quedó clara el día en que, cabalgando por la selva amazónica del Manu junto a un grupo de turistas, nuestros caballos se detuvieron de golpe, comenzaron a corcovear muy nerviosos y no pudimos continuar la marcha. El suelo y la vegetación vibraban de una forma que parecía que todo hervía en frente nuestro. En ese momento el guía nos indicó que no podíamos seguir adelante ya que el camino estaba cortado por una batalla de hormigas en la que una especie estaba librando una guerra contra otra para capturar esclavos. Así descubrimos que estas hormigas cada año realizan algunas incursiones en los hormigueros vecinos de otras especies, capturando larvas y pupas que luego criarán en su propio nido, para utilizarlas cuando completen su desarrollo a modo de obreras. Nosotros habíamos sido los afortunados de presenciar una de éstas. Otra historia que escuchamos es que existía una fecha determinada en que hordas de hormigas legionarias recorrían la selva y cubrían de negro incluso algunas casas de los poblados. Cuando esto ocurría nadie debía moverse y había que permanecer en calma mientras una alfombra negra de miles de hormigas migraban por la selva, hormigas cuyas picaduras por su gran número podían matar a los seres humanos si estos se ponían nerviosos y se movían abruptamente. La selva estaba llena de leyendas y entre ellas, las hormigas, tenían un papel protagonista.<br />Creamos o no en estas historias, la realidad del mundo de las hormigas supera con creces cualquiera de las fantasías que en torno a ellas se puedan elucubrar. Estos insectos ya eran bastante exitosos antes de que el ser humano apareciera en la historia de la vida. Hormigas muy parecidas a las que conocemos hoy en día habitan la tierra desde hace unos 120 millones de años. De hecho, hace muy poco se descubrió una especie de hormiga que habita en la selva amazónica, pálida, ciega y depredadora, prácticamente idéntica a estas primeras hormigas. Pero su gran éxito se produjo unos 60 millones de años después, cuando algunas de ellas diversificaron sus dietas y se adaptaron a las plantas con flores, alcanzando así la supremacía ecológica que las caracteriza en nuestros días. Desde esos tiempos, la relación de las hormigas con las plantas sigue siendo muy importante, hasta ejemplificar casos de coevolución y cooperación impresionantes en los que, por ejemplo, algunas plantas proporcionan néctar a las hormigas a cambio de protección contra los herbívoros. Esta protección es tan feroz que he llegado a ver árboles en los que no crece nada en un radio de un metro y a los que realmente no te puedes acercar a más de esta distancia porque si no las hormigas que lo protegen te lanzan un chorro de ácido fórmico que puede ser muy dañino. <br />Supuestamente la agricultura y la ganadería son los grandes inventos e hitos en la historia humana pero, mucho antes, las hormigas ya las habían inventado junto al pastoreo, la esclavitud y hasta los pesticidas. En cuanto a la agricultura, un ejemplo muy claro son las famosas hormigas cortadoras de hojas, quienes cortan pedazos de hoja y los transportan hasta sus hormigueros, donde los usarán como medio de cultivo de los hongos de los que se alimentan, tras trocearlos y humidificarlos. Además, en los cuerpos de algunas de estas especies se han hallado receptáculos en los que crían bacterias a las que alimentan con secreciones de su propio cuerpo. En caso necesario, pueden utilizar a estos microorganismos como pesticidas para defender sus hongos del ataque de parásitos. Siguiendo con la medicina natural, las hormigas rojas buscan la resina seca de los árboles y el esfuerzo que esto les demanda es el equivalente a una persona transportando 10 veces su propio peso en una maratón. Tanto trabajo se justifica, ya que estos montones de resina se distribuyen a lo largo de toda la superficie de la colonia y cada vez que una hormiga pasa por ahí se desinfecta las patas, debido a que la resina, por ser la defensa de los árboles frente a las lesiones, tiene bactericidas y fungicidas que protegen a las hormigas. <br />Además de la invención de la agricultura y el uso de pesticidas, las hormigas inventaron el pastoreo y la ganadería, lo que realmente significa que solo las hormigas y los seres humanos tenemos animales domésticos. Los animales domesticados por las hormigas son los pulgones, a quienes las hormigas les beben la melaza que estos segregan mientras liban los jugos dulces de las plantas. Estas hormigas, al igual que muchas culturas pastoras humanas, son nómadas y cuidan mucho a sus animales domesticados (sus pulgones); los transportan a nuevas plantas con hojas frescas cuando estos agotan sus jugos, llegando incluso a reunir sus rebaños bajo grandes hojas antes de que llueva (cómo las hormigas detectan la lluvia aún es un misterio) y cuidan especialmente a las madres de los pulgones transportándolas sobre su cabeza mientras a los de menor tamaño los trasladan con sus mandíbulas. <br />-26670-401256517907-1651Podríamos dedicar capítulos enteros solamente a más ejemplos increíbles de especialización y adaptación en el mundo de las hormigas. Bastaría con decir que existe una especie que puede sobrevivir hasta dos semanas bajo el agua y que también son los animales más fuertes del planeta en relación a su tamaño, ya que son capaces de levantar 50 veces su propio peso y 30 veces el volumen de su cuerpo. El primer lugar de las armas letales que existen en el reino animal perfectamente se lo podría llevar la “hormiga bomba”, una especie de hormiga asiática que cuenta con soldados que, al igual que los kamikazes o terroristas modernos, entran en el campo de batalla dentro de las filas enemigas de otras especies de hormigas, rompiendo unas glándulas en sus abdómenes y estallando en mil pedazos, literalmente hablando, con las que liberan esquirlas y gases tóxicos, al igual que bombas de racimo, aniquilando a los enemigos que se encuentren en el área a costa de su propia vida y en beneficio de la vida del hormiguero. Podemos hablar también de la vanguardia del “feminismo” en las hormigas, que parece cuestionar la necesidad de los machos para la supervivencia de una especie, ya que una hormiga, “amazónica”, por cierto, ha evolucionado hacia una población formada únicamente por hembras que han renunciado al sexo, prescindiendo de los machos y desarrollando un sistema de reproducción basado en la clonación, en el que todos los ejemplares son clones de la reina de la colonia y su aparato reproductivo se ha degenerado de tal manera que les resulta imposible copular con otros de su especie.
De esta manera, son las hormigas reinas las que controlan la población de las colonias, produciendo hijas idénticas y las obreras, en cambio, son estériles.<br />Pero lo que más llama la atención de las hormigas es, sin duda, su trabajo cooperativo. Se supone que la forma cooperativa de búsqueda de alimento en masa, un elemento dominante en el comportamiento de muchas hormigas, pudo haber comenzado como una manera de cazar a las presas grandes para luego, en el transcurso de la evolución, derivar hacia ir en grupo por una presa más pequeña y de ahí evolucionar a comportamientos cooperativos mas complejos. Caso sorprendente es el de las hormigas “pote de miel” quienes utilizan sus propios cuerpos como contenedores de almacenamiento de alimento para el resto del grupo. Otro comportamiento increíble es el que se observa cuando las hormigas deben emigrar y han de cruzar terrenos inundados, para lo que crean una superficie enlazando las patas de todas las obreras como una balsa salvavidas de hormigas transportando a todos los miembros de la colonia y teniendo especial cuidado en que la hormiga reina disponga del mejor lugar. De la misma forma, las hormigas pueden crear puentes entre ellas para que otras hormigas pueden cruzar de un arbusto a otro. Impresionantes también son los hormigueros subterráneos que construyen gracias a su trabajo en equipo, obras arquitectónicas fascinantes que llegan a tener chimeneas para extraer el exceso de dióxido de carbono. <br />470916069151517907-3175Todos estos ejemplos de cooperación y trabajo en equipo han llevado a pensar que las hormigas trabajan y se sacrifican por el resto. De hecho, del estudio de su comportamiento surgió la idea del altruismo por parentesco y fue esta idea la que llevó a Edward Wilson a intentar ampliar el concepto de selección natural, aplicándolo a los sistemas sociales y a la conducta social de los animales, incluidos los seres humanos, creando una nueva síntesis biológica evolutiva llamada Sociobiología. En esta síntesis las hormigas se convirtieron en los mejores ejemplos de cooperación y búsqueda del bien grupal. Sin embargo, recientemente, la hormiga está cambiando de imagen y perdiendo su papel de “cooperadora por excelencia”. La creencia de que la hormiga reina es de algún modo elegida de forma aleatoria por el resto y con ese fin se alimenta cuidadosamente y que por lo tanto cualquier cría tiene la misma probabilidad de llegar a ser reina parece desmontarse. Los científicos han descubierto que algunos machos se comportan de forma egoísta y pasan sus genes a un grupo selecto de hembras y además protegen solamente a su descendencia para así asegurar el orden de la colonia, en un régimen despótico en el que unos viven a costa del trabajo de la mayoría. Incluso las líneas genéticas de las colonias hacen pensar a los investigadores que los machos portadores del gen que provoca esta conducta egoísta esparcen su esperma en distintas colonias para que nadie note la ventaja que dan a sus descendientes. Las hormigas que poseen determinados genes con ventajas para alcanzar el poder podrían ser detectadas por el resto, por lo que sus padres además las protegen para evitar ser descubiertas. Este estudio ha desmentido el hecho de que las sociedades de las hormigas se basen exclusivamente en la cooperación y el igualitarismo, de forma que la corrupción por el poder en su sistema abunda tanto como en la especie la humana. Así que tomando en cuenta todas estas características, por lo menos en cuanto a manipular y aprovecharse de los demás para hacerse del poder, parece que no hay otro insecto más humano que la hormiga. <br />3583305154940Clase de Hormigas HORMIGA ACRÓBATA <br />Acrobata Ants Crematogaster <br />-838206281420Es una variedad curiosa, cuando se excita mantiene su abdomen sobre la cabeza o el tórax, son de color amarillento o negras y tienen el abdomen en forma de corazón. Rara vez suele vérselas en los hogares, de no ser porque busquen alimentos. Generalmente suelen estar en la madera podrida o semipodrida, muy rara vez en madera en buen estado. <br /> <br />HORMIGA ATERCIOPELADA DE LOS ÁRBOLES <br />Velvety Tree Ant Liometopum <br />36023557040880Se las reconoce por su abdomen negro aterciopelado y brilloso, su tórax es de color rojo y su cabeza de color negro, los nidos se encuentran en arboles viejos o debajo de las cortezas de los mismos. Las obreras entran en los hogares en busca de alimento o bien buscan insectos muertos. Este tipo de hormiga suele picar y producir secreciones olorosas. <br />-12702669540<br />HORMIGA CORTADORA DE HOJAS <br />Cut Ant Atta<br />-450855742305<br />Este tipo de hormigas suele cortar el follaje de la vegetación y llevarlo al hormiguero, luego lo mastican y lo adicionan a jardines subterráneos de hongos que proveen de alimento a la colonia. Son muy rápidas para realizar la tarea, pueden dejar una planta o arbusto sin hojas en una sola noche. Las obreras miden de 2,1 mm a 12,5 mm y son de color marrón oscuro, en el tórax tienen espinas. Suelen anidar en tierra con muy buen drenaje, la superficie del hormiguero puede medir hasta 3,30 mts de profundidad, nunca anidan en interiores, pero pueden entrar a buscar alimentos. <br /> HORMIGA DE CAMPO <br />Field Ant Formica<br />-838202020570<br />-64135544957034194756327140Estas hormigas infectan los campos y jardines. Su tamaño varia de 3,1 mm a 6,25 mm y su color puede ser marrón , negro o rojo o bien, la combinación de estos. Prefieren los alimentos dulces pero también comen insectos. Construyen sus hormigueros con montículos de tierra cerca de caminos. Suelen ser plagas en recreos y poseen la particularidad de secuestrar larvas y pupas de otras especies, que luego crían es sus nidos, para convertirlas en sus esclavas cuando éstas sean adultas. <br />HORMIGA DEL PAVIMENTO <br />Pavement Ant Tetramorium Caespitum<br />-565156418580Esta variedad mide de 3,2 mm a 4,2 mm, son de color marrón tendiendo a negro, las patas y las antenas son mas claras. En el tórax tienen unas pequeñas espinas y todo el cuerpo tiene pelos. Estas hormigas entran a las edificaciones en busca de alimento, siendo atraídas por los dulces y grasas. <br />3401060421513034201108890HORMIGA FALSA MIELERA <br />Small Honey, False Honey Ant Prenolepsis Imparis<br />Las obreras son brillantes, de color marrón oscuro y miden aproximadamente de 3,2 mm a 4,2 mm. Pasan la mayor parte del tiempo en la tierra, estas hormigas anidan en el barro. Dentro del nido se alimentan de grandes cantidades de líquidos azucarados, estos, son almacenados en su abdomen, el cual se dilata en buena forma y es regurgitado cuando otras hormigas lo requieren. <br />HORMIGA GRANDE AMARILLA <br />Yellow or Moisture Ants Acanthomyops<br />35483805659755Son de color rojizo, aladas, y miden cerca de 5 mm, es común confundirlas con termitas. Hacen sus hormigueros en sótanos y cimientos, en el exterior, suelen hacerlos en troncos podridos o debajo de las piedras. Cuando se las aplasta despiden un olor desagradable. Sacan grandes cantidades de desperdicios en la entrada del hormiguero, no causan daño alguno y se alimentan de dulces. <br />3729990-55245<br />HORMIGA LOCA <br />Crazy Ant Paratrechina Longicornis<br />Estas hormigas miden 2,5 mm y son de color marrón oscuro; sus patas y antenas son mas largas que lo normal, en proporción al resto del cuerpo. Se las localiza mas comúnmente en interiores que en exteriores, es muy difícil que sobrevivan en exteriores durante el invierno. Su nombre esta dado porque su hábito en interiores es correr sin rumbo en una habitación. Se alimentan de grasas, insectos y dulces. 0-128270-190502286000<br />HORMIGA PIRÁMIDE <br />Pyramid Ant Conoyra<br />34010604800600Este tipo de hormiga comúnmente es de color marrón o bien, de color rojizo; las obreras tienen un sólo diente en el tórax con forma de pirámide, miden de 1,7 mm a 2,1 mm y se las localiza en jardines o áreas de flores. Se alimentan de las sustancias dulces. Suelen entrar a las casas por diferentes vías. <br />-368306647180HORMIGA ARGENTINA <br />Argentine Ant Iridomyrnex Humilis Mayr<br />363982082842103391535840740e las suele encontrar en casas, las obreras miden de 2 mm a 3,10 mm, son de color marrón oscuro y las reinas pueden llegar a medir de 4,10 mm a 6,25 mm. En un mismo hormiguero pueden existir varias reinas en estado de fertilidad, el apareamiento se realiza dentro del hormiguero. Los hormigueros se localizan en tierra húmeda en contacto con edificaciones, cerca de maderas, plantas y de una fuente de agua. Esta especie prefiere alimentos dulces, secreciones de plantas y jugos de frutas, se adaptan fácilmente en ambientes urbanos y suburbanos y puede ser la única especie en el lugar. Suelen ser muy agresivas. <br />06290945HORMIGA CARPINTERA <br />Carpenter Ant Camponotus<br />Es la hormiga que mas se ve en el interior de las casas, son muy grandes y de color negro, las obreras tienen mandíbulas imponentes con las que pueden morder o dar un fuerte pellizco. Su tamaño varia de 6,25 mm a 18,70 mm de largo y su color es negro con rayas grises en el abdomen. Estas hormigas hacen galerías en las maderas húmedas, que son lisas y tienen un aspecto muy limpio. No usan la madera para alimentarse sino para anidar. Una colonia es madura luego de tres a seis años, para esa época, su población será de 2000 a 3000 unidades. <br />HORMIGA COSECHADORA <br />Harvester ant Pogonomyrmex<br />Son de color rojizo a marrón, su tamaño es relativamente grande, midiendo de 6,25 mm a 12,5 mm, tienen pelos debajo de su cabeza, que utilizan para limpiarse las patas y antenas. Se las localiza en lugares cálidos y secos, normalmente en campos y rara vez invaden las casas. Suelen limpiar muy bien los alrededores del hormiguero y llevan semillas, las cuales son almacenadas en su interior. <br />HORMIGA DE FUEGO <br />Fire Ant Solenopsis<br />33134306665595<br />34658300Se las denomina así porque cuando pican inyectan un veneno que causa una irritación importante, provocando reacciones graves. Son muy activas y agresivas, cuando atacan pueden matar a animales jóvenes, en los humanos, suelen causar dolor y nauseas. Su cuerpo es de color rojizo y su cabeza amarillenta, pueden medir de 5 mm a 6,25 mm, es común encontrar los hormigueros sobre tierra suelta, ocupando un área de 56 a 112 cm cuadrados. Se alimentan de carne, grasa, mantecas, nueces, semillas y vegetales, buscando su alimento en un radio de hasta 90 mts. Las colonias pueden tener hasta 500.000 obreras, una misma colonia puede tener mas de un montículo de tierra comunicados entre sí, a través de galerías subterráneas. <br />HORMIGA DOMÉSTICA OLOROSA <br />Odorous House Tapinoma sessile<br />Es una plaga doméstica, las obreras miden de 2,1 mm a 3,2 mm, son de color marrón negruzco y se las suele confundir con la hormiga argentina, se las diferencia por el color oscuro que presentan. Cuando son aplastadas desprenden un olor muy desagradable, la ubicación de los nidos varia muchísimo, pueden existir tanto en el interior como en el exterior, las colonias son grandes y cada una puede tener varias reinas activas, entran a las casas y buscan alimentos dulces. <br />04333875<br />HORMIGA FARAONA <br />Pharaoh Ant Monomorium Pharaonis<br />Son de color claro amarillento a rojizo, las obreras miden de 2,1 mm a 5 mm, se las localiza generalmente en hogares o cualquier tipo de edificación, al ser de tan pequeño tamaño se pueden introducir fácilmente en ellas, es muy difícil localizar sus nidos debido a que generalmente están en los cimientos, sobre techos, cañerías, etc. Generalmente buscan calor y humedad, se alimentan de una gran variedad de sustancias pero principalmente buscan jarabes, jugos de frutas, miel, gelatinas, insectos muertos, carnes y sangre. Son muy difícil de controlar, suelen aparecer repentinamente en los hogares, cuando se las ataca con distintos tipos de insecticidas, la colonia se divide en subcolonias. Las colonias tienen cientos de miles de obreras y varias reinas, los ejemplares machos y hembras adultos tienen alas pero nunca vuelan, el apareamiento se realiza dentro del hormiguero durante todo el año. <br />-927103474720<br />HORMIGA LADRONA <br />Thief Ant Solenopsis Molesta<br />Es prácticamente la mas pequeña, mide de 1 mm a 1,7 mm, son de color amarillo amarronado. Suelen vivir en hormigueros de otras especies mas grandes y se alimentan de las larvas. Su alimentación también incluye grasas, quesos y carnes, ocasionalmente comen sustancias dulces. Son muy difíciles de detectar y de combatir, suelen anidar en grietas, y aberturas de paredes. <br />HORMIGA PEQUEÑA NEGRA <br />-91440-384175Little Black Ant Monomorium Minimun-1651002971800Es una especie muy pequeña, suele medir hasta 1,7 mm y son de color negro. Se las localiza en áreas abiertas y en maderas en descomposición o mampostería de los edificios, las colonias son muy numerosas. Se alimentas generalmente de las secreciones de las plantas y en ocasiones exploran en casas para conseguir alimentos dulces, grasas o verduras. <br />HORMIGA DEL MAIZAL <br />Cornfield or Moisture Ant Lasius alienus<br />Es muy común encontrarlas en las siembras de maíz. En las casas suelen alimentarse de comida dulce, pero también se alimentan de insectos vivos o muertos, savia de plantas y sustancias dulces de pulgones. Anidan generalmente en leños podridos, troncos o debajo de piedras. Historia natural Comida La mayoría de las hormigas que son fáciles de mantener en la clase son las generalistas que comen una variedad de insectos pequeños que capturan, insectos muertos que encuentran, néctar o zumo dulce (ligamaza). Necesitan una ración equilibrada de carbohidratos y proteínas. Las proteínas son necesitadas especialmente por la reinas para producir los huevos y por las larvas para crecer. <br />Ambiente Natural La mayoría de las especies viven en el suelo. Algunas, como las hormigas carpinteras tambíen viven en la madera (excavan la madera pero no se la comen). Algunas hormigas viven en cavidades que hacen en las plantas tales como bellotas, ramitas y agallas. <br />33731205595620Depredadores Una variedad de reptiles y anfibior (especialmente los lagartos y los sapos), arañas y otros insectos como las chinches asesinas y otras hormigas pueden comerse a las obreras. Murciélagos, pájaros y/o a veces machos que están volando. <br />Comportamientos Interesantes Porque las hormigas son sociales, ellas tienen muchos comportamientos que nos recuerdan a los comportamientos de nuestras familias y de nuestra sociedad. Por ejemplo, las hormigas obreras cuidan a las larvas, las alimentan y las lavan. Las hormigas pueden comunicarse entre ellas. Ellas pueden comunicar, entre otras cosas, direcciones (dónde se halla la comida) y dar alarmas. <br />Impacto en el Ecosistema<br />Positivo y Negativo<br />Positivo<br />Positivo:A través del mundo, las hormigas son uno de los depredadores más importantes de los invertebrados pequeños, incluyendo otros insectos. Las hormigas defoliadoras en los trópicos americanos son los herbívoros (consumidores de plantas) más importantes, superando a los mamíferos de pastoreo. En muchos ecosistemas, las hormigas son importantes dispersores de las semillas que ellas recojen. En las zonas desérticas, son uno de las principales consumidores de semillas. En dondequiera que vivan, ellas trabajan y aerean el suelo tanto como las lombrices de tierra (dependiendo de las especificaciones del ecosistema). (Para más información ver el libro de Hšlldobler Y Wilson)<br />Negativo<br />06199505Algunas especies de hormigas se les considera pestes, porque viven y protegen un territorio que consideramos nuestro o porque ellas quieren consumir productos que nosotros necesitamos. Por ejemplo, las hormigas defoliadoras (ver la sección quot; Positivoquot; arriba) compiten con nosotros por cultivos en los trópicos Americanos. Las hormigas bravas colonizan pastizales húmedos (incluyendo jardines) con una facilidad alarmante. Las hormigas carpinteras que están adaptadas a vivir en madera muerta consideran la madera muerta de las casas un sitio apropiado, especialmente si está mojada. Diversas especies de hormigas oportunistas pueden infestar cocinas, despensas y areas con comida para los animales en busca de alimentos apropiados. También, algunas hormigas (como sus familiares las avispas y las abejas) tienen un potente aguijón. Como con las abejas, algunas personas pueden tener hipersensibilidad a los picotazos de hormigas. <br />Glosario <br />capullo. Cubierta de seda en cuyo interior se encuentran las ninfas de algunas hormigas y que les sirve de protección.castas. Son los diferentes tipos de hormigas de una misma especie que viven juntas dentro del mismo hormiguero.colonia. Población de hormigas de la misma especie que viven juntas.himenópleros. Orden de insectos que poseen la cabeza. el tórax y el abdomen claramentediferenciados. Incluye las hormigas, las abejas y las avispas.huevos de hormiga. Ninfas de las hormigas dentro de sus capullos.larva. Una de las fases de la metamorfosis o desarrollo de las hormigas de huevo a adulto.metamorfosis. Transformación profunda del cuerpo de las hormigas durante su desarrollo.migración. Desplazamiento más o menos periódico de las hormigas de un lugar a olio.ninfa. Estadio juvenil en el desarrollo o metamorfosis de las hormigas.obreras. Hembras estériles de las hormigas, normalmente incapaces de poner huevos.omnívoro. Animal que se alimenta lanto de vegetales como de oíros animales.presa. Animal que capturan las hormigas para alimentarse.reina. Hembra fértil de las hormigas que pone huevos y tiene descendencia.simbiosis. Asociación entre dos especies diferentes de la cual ambas panes sacan provecho.soldado. Obrera de gran tamaño y potentes mandíbulas que suele ocuparse de la defensa de la colonia. <br />Referencias:<br />↑ Ward, Philip S (2007). «Phylogeny, classification, and species-level taxonomy of ants (Hymenoptera: Formicidae)» (en inglés, PDF). Zootaxa 1668:  pp. 549-563. http://www.mapress.com/zootaxa/2007f/zt01668p563.pdf. Consultado el 30 de mayo de 2009. <br />↑ a b Rabeling C, Brown JM y Verhaagh M (2008). «Newly discovered sister lineage sheds light on early ant evolution» (en inglés, PDF). PNAS 105:  p. 14913. doi:10.1073/pnas.0806187105. PMID 18794530. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2567467/pdf/zpq14913.pdf. Consultado el 31 de diciembre de 2009. <br />↑ Oster GF, Wilson EO (1978) (en inglés). Caste and ecology in the social insects. Princeton: Princeton University Press. pp. 21-22. ISBN 0691023611. http://books.google.com/books?id=RGE0MwY_NWIC&pg=PA21&dq=isbn:0691023611&hl=es#PPA21,M1. <br />↑ Schultz TR (2000). «In search of ant ancestors» (en inglés). Proceedings of the National Academy of Sciences 97 (26):  pp. 14028-14029. doi: HYPERLINK quot; http://dx.doi.org/10.1073%2Fpnas.011513798quot; 10.1073/pnas.011513798. PMID 11106367. http://www.pnas.org/content/97/26/14028.full. Consultado el 18 de abril de 2009. <br />↑ Hölldobler y Wilson (1990), p. 471<br />↑ Dicke E, Byde A, Cliff D y Layzell P (2004). A. J. Ispeert, M. Murata y N. Wakamiya. ed (en inglés). Proceedings of Biologically Inspired Approaches to Advanced Information Technology: First International Workshop, BioADIT 2004 LNCS 3141.  pp. 364-379. <br />↑ a b Hölldobler y Wilson (1990), pp. 619-629<br />↑ «Pest Notes: Ants (Publication 7411)» (en inglés). University of California, Agriculture and Natural Resources (2007). Consultado el 18 de abril de 2009.<br />↑ «Formiga» (en catalán). Enciclopèdia Catalana. http://ec.grec.net/lexicx.jsp?GECART=0066217. Consultado el 19 de abril de 2009. <br />↑ Simpson DP (1979). Cassell's Latin Dictionary (5 edición). Londres: Cassell Ltd. ISBN 0-304-52257-0. <br />↑ a b Grimaldi D, Agosti D (2001). «A formicine in New Jersey Cretaceous amber (Hymenoptera: Formicidae) and early evolution of the ants» (en inglés). Proceedings of the National Academy of Sciences 97:  pp. 13678-13683. doi: HYPERLINK quot; http://dx.doi.org/10.1073%2Fpnas.240452097quot; 10.1073/pnas.240452097. PMID 11078527. http://www.pnas.org/cgi/ijlink?linkType=ABST&journalCode=pnas&resid=97/25/13678. Consultado el 30 de mayo de 2009. <br />↑ Moreau CS, Bell CD, Vila R, Archibald SB, Pierce NE (2006). «Phylogeny of the ants: Diversification in the Age of Angiosperms» (en inglés). Science 312 (5770):  pp. 101-104. doi: HYPERLINK quot; http://dx.doi.org/10.1126%2Fscience.1124891quot; 10.1126/science.1124891. PMID 16601190. http://www.sciencemag.org/cgi/content/abstract/312/5770/101. Consultado el 30 de mayo de 2009. <br />↑ a b Wilson EO, Hölldobler B (2005). «The rise of the ants: A phylogenetic and ecological explanation» (en inglés). Proceedings of the National Academy of Sciences 102 (21):  pp. 7411-7414. doi: HYPERLINK quot; http://dx.doi.org/10.1073%2Fpnas.0502264102quot; 10.1073/pnas.0502264102. PMID 15899976. http://www.pnas.org/cgi/content/full/102/21/7411. Consultado el 30 de mayo de 2009. <br />↑ Wilson E O, Carpenter FM, Brown WL (1967). «The first Mesozoic ants» (en inglés). Science 157:  pp. 1038-1040. doi:10.1126/science.157.3792.1038. PMID 17770424. <br />↑ Brothers DJ (1999). «Phylogeny and evolution of wasps, ants and bees (Hymenoptera, Chrysisoidea, Vespoidea, and Apoidea)» (en inglés). Zoologica Scripta 28:  pp. 233-249. doi:10.1046/j.1463-6409.1999.00003.x. <br />↑ Hölldobler y Wilson (1990), pp. 23–24<br />↑ Thorne, Barbara L (1997). «Evolution of eusociality in termites» (en inglés, PDF). Annual Review of Ecology and Systematics 28:  pp. 27–53. doi: HYPERLINK quot; http://dx.doi.org/10.1146%2Fannurev.ecolsys.28.1.27quot; 10.1146/annurev.ecolsys.28.1.27. http://www.thornelab.umd.edu/Termite_PDFS/EvolutionEusocialityTermites.pdf. Consultado el 29 de agosto de 2009. <br />↑ «HYPERLINK quot; http://bugguide.net/node/view/69quot; Order Isoptera - Termites» (en inglés). Iowa State University Entomology (21 de enero de 2006). Consultado el 19 de abril de 2009.<br />↑ «HYPERLINK quot; http://bugguide.net/node/view/159/quot; Family Mutillidae - Velvet ants» (en inglés). Iowa State University Entomology (7 de junio de 2007). Consultado el 19 de abril de 2009.<br />↑ Hölldobler y Wilson (1990), p. 4<br />↑ Jones, Alice S. «Fantastic ants - Did you know?» (en inglés). National Geographic Magazine. Consultado el 20 de abril de 2009.<br />↑ Thomas, Philip (2007). «Pest Ants in Hawaii» (en inglés). Hawaiian Ecosystems at Risk project (HEAR). Consultado el 20 de abril de 2009.<br />↑ Brusca RC y Brusca GJ (2005). «XXVI». Invertebrados (2ª edición). Madrid y otros: McGraw-Hill-Interamericana. p. 1005. ISBN 0-87893-097-3. <br />↑ Mark W. Moffett (1 de agosto de 2006). «Hormigas, insectos civilizados». National Geographic en español. Consultado el 20 de abril de 2009.<br />↑ Schultz TR (2000). «In search of ant ancestors» (en inglés). Proceedings of the National Academy of Sciences 97 (26):  pp. 14028-14029. doi: HYPERLINK quot; http://dx.doi.org/10.1073%2Fpnas.011513798quot; 10.1073/pnas.011513798. PMID 11106367. http://www.pnas.org/cgi/content/full/97/26/14028. <br />↑ Holldobler, B y Wilson, EO (2009) (en inglés). The superorganism: the beauty, elegance, and strangeness of insect societies. Nueva York: W. W. Norton. p. 5. ISBN 0393067041. <br />↑ Hölldobler y Wilson (1990), p. 589<br />↑ Shattuck, SO (1999) (en inglés). Australian ants: their biology and identification. Collingwood, Victoria: CSIRO. p. 149. ISBN 0-643-06659-4. <br />↑ Wade, Nicholas (15 de julio de 2008) (en inglés). Taking a Cue From Ants on Evolution of Humans. The New York Times. http://www.nytimes.com/2008/07/15/science/15wils.html. Consultado el 18 de abril de 2009. <br />↑ «Hymenoptera name server. Formicidae species count» (en inglés). Ohio State University. Consultado el 18 de abril de 2009.<br />↑ La nueva taxonomía de hormigas. Páginas 45-48 en Fernández, F. «Introducción a las hormigas de la región neotropical». Instituto Humboldt, Bogotá. 2003. http://antbase.org/ants/publications/20973/20973.pdf. <br />↑ Agosti D, Johnson NF (eds.) (2005). «HYPERLINK quot; http://www.antbase.org/quot; Antbase» (en inglés). American Museum of Natural History. Consultado el 20 de abril de 2009.<br />↑ Agosti D, Majer JD, Alonso JE, Schultz TR (eds.) (2000). Ants: Standard methods for measuring and monitoring biodiversity. Smithsonian Institution Press. http://antbase.org/databases/publications_files/publications_20330.htm. Consultado el 30 de mayo de 2009. <br />↑ Johnson, NF (2007). «Hymenoptera Name Server» (en inglés). Ohio State University. Consultado el 20 de abril de 2009.<br />↑ Borror, Triplehorn y Johnson (1989), p. 737<br />↑ a b c d Borror, Triplehorn y Johnson (1989), pp. 24–71<br />↑ Fent K, Rudiger W (1985). «Ocelli: A celestial compass in the desert ant Cataglyphis» (en inglés). Science 228 (4696):  pp. 192-194. doi:10.1126/science.228.4696.192. PMID 17779641. <br />↑ Eisner T, Happ GM (1962). «The infrabuccal pocket of a formicine ant: a social filtration device» (en inglés). Psyche 69:  pp. 10