Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
1
Tesina de la Construcción del Color en el Impresionismo
Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
Escuela de Arquite...
2
Í n d i c e
1. P o r t a d a ………………………………………………………………..página 1
2. R e s u m e n ……………………………………………………………página 3
3. I n ...
3
Se realizó un estudio de la Construcción del color en el
Impresionismo. Como principales desgloses se encuentra el estud...
4
Introducción
Las obras impresionistas se han asociado con la cualidad de
expresivas por la viveza que se muestra en sus ...
5
contrastes de colores establecidos por Itten, y esquemas del color. En
base a la pregunta en cómo la construcción del tr...
6
Desarrollo
Para lograr tener observaciones del Impresionismo, se llevó a
cabo una metodología de estudio, que fue un lar...
7
que se vieron, terminando en una sola observación, que en su
desarrollo y maduración se convertiría en el argumento para...
8
tradición, para desarrollarla de una nueva manera. La línea de tiempo
se construye considerando en todo momento la obser...
9
también como parte de la obra. Para pintar de debía hacer uso de
lápices palo de colores, porque con esa técnica es posi...
10
El Trazo
Los impresionistas tenías distintas maneras de pintar. A simple
vista una obra impresionista puede verse como ...
11
El aspecto grosor también se encuentra en el trazo. Al ser las
pinceladas muy gruesas, se ven como manchones de lejos, ...
12
Por último, el trazo puede tener distintas direcciones: verticales,
horizontales, diagonales y hasta curvo.
Las vertica...
13
Las diagonales y las curvas son un poco más complejas, porque en la
realidad no se distinguen éstas líneas con facilida...
14
conjunto pueden llegar a ser más confusas, pero el conjunto de trazos
se verá más adelante. Las diagonales o los trazos...
15
La Trama
La trama es el conjunto de los trazos. Las pinceladas se
relacionan entre sí de manera que se posicionan y dis...
16
Por otro lado, existe una trama es hay un juego de trazos dentro de
ella. Las pinceladas tienen distintas direcciones, ...
17
Se entiende que el conjunto de los trazos crean la trama, que será
identificable dependiendo del ordenamiento que tenga...
18
El Color
El trazo es una pincelada que deja su huella sobre el papel. La
huella es un color. Hay que considerar que tod...
19
se entrega la sensación de energía que despierta la mirada. Por lo
mismo, los pintores no mezclaban los colores.
Figura...
20
Son pinturas muy expresivas, pues emplean colores que no se ven
fielmente en la realidad. Para crear luces, sí, a veces...
21
Toda obra impresionista tiene un equilibrio base que conforma la
armonía de la pintura. Dicho equilibrio se logra en ba...
22
justa. Muchas obras impresionistas de exteriores pintaban cielos
azules con luces cálidas del sol, o en interiores, esc...
23
Una vez entendido los rasgos más fundamentales del color en el
Impresionismo, se puede comenzar a hablar sobre el juego...
24
El Color en la Trama
Se tiene por entendido cómo son los trazos y que éstos forman
las tramas. También, que cada trazo ...
25
era relacionarlos unos con otros para crean los nuevos colores. La
cercana ubicación de colores son los que permiten qu...
26
saturación. Y aún menos, al relacionar el azul con un color mucho más
procesado, como un café.
Ocurre también, que los ...
27
en sus pinturas, si no porque ellos creían que el negro se presentaba
de otra manera: mediante la composición de distin...
28
Todo ello, de la idea que la trama es la creadora del color. Como se
dijo anteriormente, hay dos tipos de tramas que so...
29
Esta trama permite visualizar la pureza de cada color. En esta ocasión
un color puede dominar sobre otro, pero como los...
30
Figura 20: Obra contiene
tanto trazos ordenados
como desordenados. La
trama definida de los
árboles permite distinguir
...
31
La otra trama es la desordenada, multidireccional que hace que los
trazos se crucen entre sí, lo que a su vez, genera u...
32
Se entiende entonces, que el color adquiere carácter, o valor al
relacionarse con otros. Todo ello, con una razón, por ...
33
intención del autor por hacer que unos colores se vean distintos de
otros, todo ello, pensando el color y viendo de qué...
34
Conclusión
Luego de entender que el color se construye en base a la
ordenación de la trama, tras un pensamiento del col...
35
denominada trama “peinada”, que es ordenada, limpia y de una
dirección, en la que se ve claramente el trazo. Acá los co...
36
Toda obra impresionista expresa algo que el artista quiere decir.
Esto se ve por ejemplo en las obras, en que la trama ...
37
medida tal vez más obvia, pero que es clara. Como el Diseño Gráfico
se trata sobre crear un lenguaje escrito y dibujado...
38
manera, el diseñador crea una forma para mostrar los elementos
según una intención de por medio. Sólo por nombrar, exis...
39
colores son las que también crean colores o transforman los que ya
están.
Todos estos elementos sobre la construcción d...
40
Bibliografía
A r t e d e l C o l o r , J o h a n ne s I t t e n , E d i c i ó n a b r e v i a d a ,
E d i t o r i a l B...
41
Índice y tablas de figuras
Figura 1: Trofeos de caza, Claude Monet, 1862, Óleo sobre lienzo,
104 x 75 cm, Museo de Orsa...
42
Figura 11: Madame Manet at Bellevue, Edouard Manet, 1880, Óleo
sobre canvas, 31 x 23 cm, National Gallery of Art, Washi...
43
Metropolitan Museum of Arte, Nueva York, Metmuseum.org, página
32
Figura 23: Esquemas del trazo y color, página 32
44
Anexos
Línea de tiempo
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Tesina presentación

124 visualizaciones

Publicado el

Argumento sobre un punto de vista del color, de las obras impresionistas.

Publicado en: Diseño
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Tesina presentación

  1. 1. 1 Tesina de la Construcción del Color en el Impresionismo Pontificia Universidad Católica de Valparaíso Escuela de Arquitectura y Diseño T R A M A C R E A D O R A D E L C O L O R Catalina Ortúzar Viña del Mar, Chile Septiembre 2015
  2. 2. 2 Í n d i c e 1. P o r t a d a ………………………………………………………………..página 1 2. R e s u m e n ……………………………………………………………página 3 3. I n t r o d u c c i ó n …………………………….…………………………página 4 4. D e s a r r o l l o ……………………………………………………………página 6 5. A r g u m e n t o 1 : E l T r a z o ……………………………………página 10 6. A r g u m e n t o 2 : L a T r a m a ……………………………………página 15 7. A r g u m e n t o 3 : E l C o l o r …………………………………….página 17 8. A r g u m e n t o 4 : E l C o l o r e n l a T r a m a …………………página 24 9. C o n c l u s i ó n ………………………………………………………página 34 10. B i b l i o g r a f í a ………………………………………………página 41 11. Í n d i c e y t a b l a s d e f i g u r a s ………………………página 42
  3. 3. 3 Se realizó un estudio de la Construcción del color en el Impresionismo. Como principales desgloses se encuentra el estudio del trazo del movimiento artístico, el estudio de la trama conformada por el conjunto de trazos, observaciones sobre el uso de color en la vanguardia y por último cómo la trama crea el color en el Impresionismo. Se culminó en una conclusión que hablaba sobre la intencionalidad expresiva del artista impresionista en cada, de lo que se hablara a lo largo del texto. En el último argumento se presenta la pregunta de la que el texto habla y trata de resolver: Cómo la construcción de la trama crea el color. Como objetivo del estudio, se encuentra el poder encontrar en qué medida el Impresionismo construye el diseño grafico de hoy. En el texto a continuación se verán todos los temas en desarrollo, la respuesta a la pregunta antes señalada y se abordará el objetivo ya mencionado.
  4. 4. 4 Introducción Las obras impresionistas se han asociado con la cualidad de expresivas por la viveza que se muestra en sus enérgicos y bruscos trazos, como en la fuerza y pureza de los colores que se emplean. Con una profunda observación se cae en la cuenta que sólo se utilizan éstos colores planos, en una mirada muy cerca de la pintura, pero de lejos, ya no se ven éstos colores puros, sino que la armoniosa composición coherente en su color. Entonces se llega a la pregunta, ¿Cómo se construye el color impresionista? Y se l lega a la respuesta que el pintor impresionista juega con las sensaciones del lector de la obra, haciéndole ver cosas que no se encuentran en las pinturas. Por lo tanto, se deriva a otro cuestionamiento que es el cómo está construido este vivo color. Y la respuesta cae en la trama, en su orden y composición del conjunto de trazos que relaciona los colores, y éstos en su relación, adquieren distintos pigmentos. Entonces la pregunta es: Cómo la construcción de la trama crea el color. Para ello, se fundamentará a lo largo del texto con evidencias pertinentes, representaciones de obras impresionistas, con el apoyo de los
  5. 5. 5 contrastes de colores establecidos por Itten, y esquemas del color. En base a la pregunta en cómo la construcción del trazo influye en la creación del color, se desarrollará el texto a continuación. Se buscaron obras que estuvieran compuestas por distintos tipos de trazos dentro de ellas, para ver cómo se relacionan éstas entre sí y qué resultado adquiere el color en su construcción. Se dibujaron representaciones, a lo largo del curso, de distintas obras impresionistas, con lápiz palo, con la función de imitar la caligrafía de cada autor y desprender la observación más exacta posible del movimiento. Todo ello, con el fin de poder afirmar en qué medida el Impresionismo construye al Diseño Gráfico, qué influencias tiene hoy el Diseño del movimiento artístico. Para ello, el texto se compone de distintos argumentos que se van acercando al tema y a la problemática, hasta acabar en una observación final del Impresionismo, que marca el punto de vista propio y da paso para cumplir el objetivo de la tesina, que es responder la pregunta final, ya señalada.
  6. 6. 6 Desarrollo Para lograr tener observaciones del Impresionismo, se llevó a cabo una metodología de estudio, que fue un largo proceso. Éste se trataba en tareas semanales, donde se debían dibujar tres recreaciones de obras impresionistas. La idea era comenzar con una pregunta o interrogante, algo que llamara la atención de las obras y de lo que se pudiera encontrar nuevos teorías sobre cómo se construye la pintura. Por ello, es que la elección de obras tenía una razón de por sí. Una vez escogidas las pinturas, se procede a imitar lo más fielmente la caligrafía del autor, vale decir, simular su pulso para lograr el trazo requerido. En cuanto al color, se debían elegir colores de manera muy fina, es decir, determinar y distinguir qué colores se ocuparon para lograr el efecto deseado en el color. Desde esta experiencia de dibujar, se van descubriendo nuevos elem entos que a simple vista no es posible visualizar, sólo la experiencia otorga tal observación, porque el imitar detalladamente la construcción de la obra, se entra en la pintura de manera profunda. Una vez terminadas las representaciones, se da pasa a escribir y poder nombras las cosas
  7. 7. 7 que se vieron, terminando en una sola observación, que en su desarrollo y maduración se convertiría en el argumento para la tesina que se escribe ahora. Todo ello se plasmaba en una lámina de exposición, con su derivado título, y con la ayuda de los esquemas de colores y los contrastes de colores establecidos por Itten, se hace un esfuerzo por desglosar la pintura para analizarla con profundidad y luego poder mostrar lo que se vio: con esquemas de colores y otro tipo de esquemas, ya sea presentando el trazo, o la construcción de color, o la sensación de color, para que el lector comprendiera de mejor manera lo que se quería decir. En cada clase, se exponía oralmente la observación y con un diálogo con el profesor se hacían las pertinentes correcciones para la próxima clase llegar con una nueva pregunta, y así sucesivamente. De manera paralela se trabajó en una línea de tiempo de los movimientos artísticos, comenzando por la Edad Media y culminando en el Impresionismo, con el fin de poder establecer relaciones entre la construcción de las obras. Naturalmente se encuentran contrastes, diferencias entre obras pasadas y las impresionistas, pero también se encuentran semejanzas, lo que habla del Impresionismo, toma referencias pasadas, la
  8. 8. 8 tradición, para desarrollarla de una nueva manera. La línea de tiempo se construye considerando en todo momento la observación sobre el color en el Impresionismo, por ende, no se podía salir de ese margen. Se realizaba con el fin de dar un contexto y entender de mejor manera de dónde vienen tales técnicas o intenciones de los artistas y así facilitar la comprensión del lector. Los resultados en cada tarea terminaban dando paso para la siguiente. Se encontraba una observación que se abría hacia otro tema. A medida que se avanzaba en las tareas, se hacía más complejo el tema en cuestión, pero cada vez más analizado, desglosado y entendible, iba adquiriendo más sentido. En la mayoría de los trabajos, se acababa diciendo que era la trama de trazos, finalmente, la que construía en el color en el Impresionismo, por medio de una intención del autor. Los instrumentos requeridos eran en su mayoría papeles especiales para dibujar, que dependían según la obra que se quería representar: se usó papel Fabriano, y las cartulinas Iris de colores café y gris, porque existen algunas obras impresionistas en que el papel actúa
  9. 9. 9 también como parte de la obra. Para pintar de debía hacer uso de lápices palo de colores, porque con esa técnica es posible observar con mayor claridad el trazo y el color empleado. Se asemeja mucho a la técnica impresionista, porque los colores de los lápices no pueden mezclarse, sólo superponerse, pero aún así, el color que está debajo del superior, se nota y es distinguible. Y ello se adapta al Impresionismo porque los artistas no mezclaban sus colores, sólo usaban colores puros. Los otros elementos necesarios se utilizaban para hacer las láminas, pero no se abundará sobre eso.
  10. 10. 10 El Trazo Los impresionistas tenías distintas maneras de pintar. A simple vista una obra impresionista puede verse como un cuadro lleno de brochazos bruscos sobre una tela. Pero estos brochazos o pinceladas no son todas iguales, y si se observa con profundidad, el “ Ductus”, conocido como el camino del pincel dibujado por la caligrafía del pintor, por el propio pulso de la mano, se manifiesta de muchas formas. La técnica del trazar impresionistas, es de manera envolvente, las pinceladas van cubriendo las superficies de los objetos que son coloridos. Los trazos impresionistas son conocidos por ser rápidos, enérgicos, toscos, salvajes y ruidosos, que hablan de una fuerte viveza en la pintura. Sin embargo, éstos tienen distintos aspectos que los diferencian entre sí. La longitud puede ser larga y fina, actuando como delineador o contorno de figuras, que son de un solo color. O puede ser muy corta, cuando los pintores sólo apoyan en una zona el pincel generando pequeños puntos.
  11. 11. 11 El aspecto grosor también se encuentra en el trazo. Al ser las pinceladas muy gruesas, se ven como manchones de lejos, que pueden hablar de una cierta densidad que se quiera mostrar. Mientras que si la línea es muy delgada, hablará de algo plano y para conseguir ese aspecto de densidad, será necesario juntarla con otras más similares a ella. Por ejemplo, en un bosque, los trazos serán muy cortos y gruesos, representando así la densidad de los árboles. Figura 1: Trazos largos y delgados simulan las plumas de los pájaros y la superficie de la pared con sus sombras. En algunos casos, un color oscuro delinea los pájaros.
  12. 12. 12 Por último, el trazo puede tener distintas direcciones: verticales, horizontales, diagonales y hasta curvo. Las verticales son las más comunes, le otorgan cierta simplicidad al objeto. Son usados con mayor frecuencia en superficies lisas, como paredes o mesas. Las horizontales, por otra parte, se presentan como pequeñas pinceladas de colores distintos, que simulan ser los brillos y ref lejos en estas superficies. Son muy comunes en la construcción del agua o los suelos con sus reflejos. Figura 2: Trazos gruesos y cortos que se ven como manchones hablan de la densidad del aire y el volumen de los árboles.
  13. 13. 13 Las diagonales y las curvas son un poco más complejas, porque en la realidad no se distinguen éstas líneas con facilidad, requieren de una observación mayor y mucho más sensible. Al ser líneas que no se ordenan con facilidad, como lo son las verticales u horizontales, en su Figura 3: Líneas horizontales marcan las luces y reflejos en el agua simulando la superficie de ésta con pequeñas olas. Figura 4: Esquemas que muestran la construcción del trazo del agua. Es como una radiografía.
  14. 14. 14 conjunto pueden llegar a ser más confusas, pero el conjunto de trazos se verá más adelante. Las diagonales o los trazos redondeados definen formas y figuras, que pueden relacionarse con las superficies de frutas, el juego de luces o la construcción del aire. El trazo puede pintarse de distintas maneras, en la que cada aspecto que lo identifica, tiene un propósito en la pintura o en la figura que está pintando. Figura 5: Trazos diagonales y curvos forman la pintura. Construyen el aire y el follaje de los árboles.
  15. 15. 15 La Trama La trama es el conjunto de los trazos. Las pinceladas se relacionan entre sí de manera que se posicionan y distribuyen en un espacio a cortas proximidades, que terminan por formar una superficie, como un tejido. Por lo tanto, toda trama es la construcción de los trazos. Dicha construcción se presenta de distintas formas. Las tramas pueden diferenciarse por diversas características formales, pero lo que realmente las distinguen, es su orden. De esto, pueden apreciarse dos tipos de tramas, que son las que se ven fuertemente en las distintas obras impresionistas. Cuando las pinceladas se juntan de forma paralela, se habla de una trama limpia, ordenada y definida, donde los trazos pueden distinguirse a simple vista. La composición de las líneas crea el efecto como si la superficie se peinara hacia una dirección. En la mayoría de los casos, se usa esta trama para lo quieto y estructurado, como los objetos en descanso.
  16. 16. 16 Por otro lado, existe una trama es hay un juego de trazos dentro de ella. Las pinceladas tienen distintas direcciones, que en su conjunto, llegan a cruzarse entre sí. Aquí, se habla de una trama desordenada y crea el efecto de lo enredado. Los trazos se confunden por su compleja composición. Es utilizada cuando se habla de elementos inestables e indefinidos, como por el ejemplo, el cielo, las luces o el movimiento. Figura 6: Al fondo, en la pared, se muestra la trama ordenada de trazos verticales que se peinan hacia abajo. Le brinda cierta superficie lisa y plana, al igual que a la mesa.
  17. 17. 17 Se entiende que el conjunto de los trazos crean la trama, que será identificable dependiendo del ordenamiento que tengan los trazos que la conforman. Cada trazo es referente a un color, por lo tanto, la trama tiene un efecto directo en el color, efecto que se verá a continuación. Figura 7: Trama desordenada en la pared de los juegos de trazos de distintas direcciones que se cruzan y enredan entre sí. De compleja composición, muestra el probable juego de luces en la pared.
  18. 18. 18 El Color El trazo es una pincelada que deja su huella sobre el papel. La huella es un color. Hay que considerar que todo trazo es un color, por lo que los artistas impresionistas debían también tener en consideración el uso de los colores, es decir, no basta sólo c on definir la trama y los trazos que la conforman, sino que también la elección de colores tiene una, si no es mayor, importancia en la pintura. A lo lejos, las obras impresionistas se ven como manchadas por distintos colores, pero en su composición, forman un dibujo coherente en su color. Existen ciertos colores que juntos se relacionan mejor que otros. De estas relaciones se comienza a hacer uso del color. Todo esto se entiende de la idea, que los impresionistas sólo hacían uso de colores puros, es decir, sin mayores alteraciones, porque querían mostrar su carácter más auténtico. Si se les mezclaba con blanco o con negro, pierden su luminosidad y su saturación. Anteriormente se habló que los trazos impresionistas tenían gran viveza. Lo mismo sucede con el color; al pintar sólo con colores puros,
  19. 19. 19 se entrega la sensación de energía que despierta la mirada. Por lo mismo, los pintores no mezclaban los colores. Figura 8: Uso de colores puros: amarillo y azul-violeta sin alteraciones. Figura 9: Esquema del contraste de color cualitativo, en que un blanco sobre celeste hace que el color de abajo pierda su saturación o pigmento y de cierto modo lo rompe, lo hace opaco.
  20. 20. 20 Son pinturas muy expresivas, pues emplean colores que no se ven fielmente en la realidad. Para crear luces, sí, a veces de pintaba blanco sobre figuras, pero muchas otras, las luces o los brillos son amarillos o verdes. O como lo es también el caso de las sombras, en vez de oscurecer los colores con cantidades de negros, una so mbra puede ser simplemente azul o violeta, porque el negro convierte a un color en uno apagado y sin resplandor. Como por ejemplo, los impresionistas pintaban las caras de las personas con las luces y sobras que toda expresión facial tiene, pero con colores verdes, rojos, amarillos y violeta. Lo que se quiere explicar, es que son pinturas expresivas porque no tratan de representar fielmente la realidad, sino que los artistas muestran en las obras lo que ellos ven y sienten. Juegan con las sensaciones, como lo dice el nombre: Impresionismo, una impresión.
  21. 21. 21 Toda obra impresionista tiene un equilibrio base que conforma la armonía de la pintura. Dicho equilibrio se logra en base a la implementación de colores muy lejanos entre ellos en el círculo cromático, porque del mismo modo, los extremos dentro del círculo equilibran su eje. Lo que refiere a que la obra logra ese balance gracias a la utilización de colores cálidos con fríos y de los colores que se complementan juntos, los complementarios. Los colores fríos tranquilizan el alma, mientras que los cálidos la activan. Mediante el contraste de ambos, se encuentra la medida Figura 10: Obra expresiva en colores fuera de lo normal, no concuerdan con los colores que se verían en realidad. Luces verdes, amarillas y violetas con sombras azules. Su expresión facial, llena de luces y sombras, en este caso de llena de muchos colores variados.
  22. 22. 22 justa. Muchas obras impresionistas de exteriores pintaban cielos azules con luces cálidas del sol, o en interiores, escenarios y vestimentas frías con luces cálidas. En cuanto a los colores complementarios, se entra en algo un poco más complejo en que se produce un juego con las lejanías o cercanías de éstos en las obras, creando diversas sensaciones, lo que se abordará más adelante. Figura 11: Equilibrio entre colores fríos y cálidos. Azules en el bosque de atrás de la mujer, y amarillos en el gorro y vestido. Brinda una justa y medida sensación.
  23. 23. 23 Una vez entendido los rasgos más fundamentales del color en el Impresionismo, se puede comenzar a hablar sobre el juego que se produce al relacionar los distintos colores, porque unos influyen en otros y otros modifican a unos generando un contraste requerido según la intención del autor. Figura 12: Armonía en colores complementarios en los vestidos de las niñas. El azul-celeste se junta y vibra junto al amarillo anaranjado. Figura 13: Esquema de todos los colores complementarios que se encuentran en la obra, ordenados según el círculo cromático.
  24. 24. 24 El Color en la Trama Se tiene por entendido cómo son los trazos y que éstos forman las tramas. También, que cada trazo es un color, color que corresponde a la teoría del color de los impresionistas. Entonces, una trama es un conjunto de relaciones de colores. Pero, ¿Cómo es este color? ¿Cómo se construye el color? La trama es la que actúa en la creación del color. Es ésta la que compone al color en base a su construcción. Las direcciones y orden del trazo marcan el carácter del color. Por lo tanto, en la manera en que se ordenen los trazos, se caracteriza de distinta manera el color. Entonces, de acuerdo a la composición y orden del trazo, se generan distintos resultados del color. Dependiente de su longitud, grosor, dirección, pero más que nada de la construcción del orden de la trama, los colores, en su relación, pueden crean nuevos colores o adquirir otros pigmentos. Hay un contraste en los colores físicos y la sensación de color que se genera por las relaciones entre colores dentro de una trama. Como en el impresionismo los colores no se mezclan físicamente, lo que hacían
  25. 25. 25 era relacionarlos unos con otros para crean los nuevos colores. La cercana ubicación de colores son los que permiten que se genere una mezcla óptica, donde los diferentes colores en relación, crean uno nuevo. Es decir, la sensación de ver un color que no está pintado. De ésta relación, los colores pueden debilitarse o su inversa, fortalecerse según el color que tengan al lado. Por ejemplo, al relacionar un azul primario con otro primario, como el amarillo, ambos colores mostrarán nítidamente su saturación, no así, al j untar el azul con un violeta secundario, donde el azul perderá un poco su Figura 14: Se encuentran físicamente violetas, azules, naranjos y amarillos que se relacionan entre ellos mediante su alineación y posición paralela. De esta forma crean nuevos colores que no se encuentran en él, como cafés oscuros.
  26. 26. 26 saturación. Y aún menos, al relacionar el azul con un color mucho más procesado, como un café. Ocurre también, que los colores, si bien no se mezclan físicamente, el ojo sí lo hace, y crea colores. Por ejemplo, las obras impresionistas casi no hacen uso del negro, no porque los pintores no vieran negro Figura 15: Los verdes de los árboles entre ellos se ven cómodos juntos, mientras que el suelo de líneas amarillas y violetas, crean un contraste que los diferencia y hace que cada uno se vea fuertemente, además de complementarse. Figura 16: Esquemas de contraste del color en sí mismo de Itten. Primero, al juntarse los colores primarios, se ve claramente la pureza de cada uno. Segundo, al juntarse los primarios y secundarios, se ve cierto contraste pero no tan fuerte. Por último, al juntarse sólo terciarios, no se nota gran diferencia y los colores se acomodan entre ellos.
  27. 27. 27 en sus pinturas, si no porque ellos creían que el negro se presentaba de otra manera: mediante la composición de distintos colores. Por lo tanto, es muy fácil encontrar obras que relacionen trazos verdes y azules, que el ojo, percibe como negro. Figura 17: Mezcla óptica de los colores tras el jarro que forman un negro, que no está pintado. Figura 18: Esquemas de los trazos, luego en color y finalmente la sensación del color que se ve.
  28. 28. 28 Todo ello, de la idea que la trama es la creadora del color. Como se dijo anteriormente, hay dos tipos de tramas que son las más reconocibles. La primera es la trama ordenada, limpia y mono direccional, donde cada trazo es distinguible y definido. Acá hay una alineación de colores, cada uno distinto del otro. La cercanía entre trazos de distintos colores relaciona directamente un color otro. Permite que las influencias y la interacción entre colores se desarrolla perfectamente. Figura 19: Muestra de trama limpia en que se identifican los colores de cada trazo, al ser ordenada, hablando de los trajes de las personas o en la pared. Los colores se alinean. Se pueden distinguir colores, azules, rojos, verdes, amarillos y cafés.
  29. 29. 29 Esta trama permite visualizar la pureza de cada color. En esta ocasión un color puede dominar sobre otro, pero como los artistas impresionistas hacían mucho uso de los colores primarios y secundarios, un color al lado de otro hacía que éstos choquen y vibren juntos, porque casa uno quiere dominar al otro, pero ambos son igual de fuertes. Lo mismo sucede con los colores complementarios. Los artistas impresionistas hacían mucho uso de esta complementariedad, porque el acercamiento de estos colores aviva su luminosidad, vibran en su cercanía, y ese es el efecto deseado del impresionista: la vibración y luminosidad del color, que tenga viveza. Lo que también permite de manera clara la complementariedad de colores. Es como el contraste de color en sí mismo. Al juntar dos colores secundarios, o uno secundario con un primario, o aún más, dos primarios, en su cercanía cada uno va a mostrar de mejor manera su pureza y luminosidad, porque ambos se favorecen entre ellos, ambos permiten que el otro se exprese fuertemente.
  30. 30. 30 Figura 20: Obra contiene tanto trazos ordenados como desordenados. La trama definida de los árboles permite distinguir los colores y relacionar su complementariedad, mientras que en el césped de tramas superpuestas, hay tantos colores que se ve un azul de distintos matices indefinidos. Ojo que ambas tramas hacen uso de los mismos colores. Pero se ven de manera distinta. Figura 21: Esquemas del trazo, el color y la superposición.
  31. 31. 31 La otra trama es la desordenada, multidireccional que hace que los trazos se crucen entre sí, lo que a su vez, genera una leve superposición. Los colores se pasan un poco los límites espaciales entre ellos y llegan a tocarse sus extremos. En ella, se crean para el ojo, colores que no están mezclados, es decir, se crean nuevos colores. En esta trama los colores se ven cómodos juntos, en que ningún color domina fuertemente sobre otro. Un color puro sobre otro va creando un nuevo color, indefinido, confuso y de distintos matices. Como cuando se juntan colores complementarios y crean un no color. Crean una masa de color indefinida, difusa, confusa y de distintos matices, conocido también como el efecto de bruma. Es como cuando se mezclan dos colores primarios en el contraste de color cualitativo. Al suceder esto, se rompe la cualidad del color, la saturación de cada uno y se da paso a uno nuevo apagado. A un color ocre, color burro, a un no color.
  32. 32. 32 Se entiende entonces, que el color adquiere carácter, o valor al relacionarse con otros. Todo ello, con una razón, por hacer que unos colores se vean con mayor intensidad por sobre otros, o que unos vibren entre ellos y otros permanezcan quietos. Por lo tanto, hay una Figura 22: Trama desordenada y multidireccion al en la sandía, donde los colores llegan a tocarse entre ellos. Los colores se ven bien juntos a pesar de ser muy diferentes entre ellos. Figura 23: Esquema de la construcción del trazo, luego en color, luego la paleta de colores y por último la sensación de color que deja la trama.
  33. 33. 33 intención del autor por hacer que unos colores se vean distintos de otros, todo ello, pensando el color y viendo de qué manera se puede relacionar con otros colores para lograr el resultado o más bien dicho, la sensación de color que se quiere dejar. Se expresa algo según la intención del artista.
  34. 34. 34 Conclusión Luego de entender que el color se construye en base a la ordenación de la trama, tras un pensamiento del color y de una idea sobre la obra, se llega a la conclusión que hay un propósito en cuanto al color en cada pintura impresionista. Por ello, se define cómo se quiere presentar cada color y de crea cómo poder llevarlo a cabo, en relación a qué color, el color que yo quiero mostrar se verá como tal. La trama es la que actúa en la creación del color. Pero, ¿Cómo la construcción de la trama crea el color? Las direcciones y orden del trazo marcan el carácter del color. Por lo tanto, en la manera en que se ordenen los trazos, los colores adquirieren distintos matices y pigmentos. Por ende, un color puede cambiar según el otro color con que esté relacionado. De ésta relación, los colores pueden fortalecerse o bien, debilitarse. La cercana ubicación de colores son los que permiten que se genere una mezcla óptica, donde los diferentes colores en relación, crean uno nuevo. Son dos los tipos de tramas más reconocibles y que tienen coherencia con lo planteado acerca de la construcción del color. Una es la
  35. 35. 35 denominada trama “peinada”, que es ordenada, limpia y de una dirección, en la que se ve claramente el trazo. Acá los colores se influencian mutuamente por la cercanía que juega en la trama. De ésta manera los colores no se confunden y muestran su pureza, lo que muestra la viveza característica del Impresionismo, con la vibración y complementariedad de colores. La otra trama es la llamada “despeinada”, desordenada, de muchas direcciones, en la que las pinceladas se cruzan, tocan y llegan a superponerse. Acá se produce la sensación de otros colores que no están de manera más notoria. Los colores se ven cómodos juntos, ninguno domina sobre otro. Esto se genera así como la superposición de colores puros crean un nuevo color indefinido y difuso, un no color. Se llega a la conclusión, que hay una intención del artista por hacer que los colores se vean de manera determinada. Es decir, los colores dentro de una obra impresionista no están pintados al azar, sino que son colores pensados que se relacionan de tal manera para que creen una sensación de color.
  36. 36. 36 Toda obra impresionista expresa algo que el artista quiere decir. Esto se ve por ejemplo en las obras, en que la trama desordenada se usa para los cielos o las paredes y la ordenada para las figuras que se encuentran en el centro de la pintura, como las frutas o los vestuarios de las personas. Tomando en cuenta las explicaciones anteriores sobre el efecto de color en cuanto a la composición de las tramas, se podría decir que entonces los cielos o paredes serían de colores indefinidos y extraños y que los vestidos y las frutas mostrarían su pureza y vivacidad en su color. Entonces las últimas figuras señaladas despertarían la mirada y lo que actuaría tal vez como fondo, tendría el objetivo de pasar desapercibido. Esa sería probablemente una decisión del artista por definir la obra, sin embargo, esto e s ya otro tema que tendría como punto de origen esta tesina, pero que da para hablar de más. Sólo se señala que es una posibilidad, de la apertura del tema o continuación de ésta, o tal vez, otra manera de comenzar o abordar esta misma problemática. De vuelta al texto, se retoma el objetivo inicial, sobre en qué medida el impresionismo construye el diseño grafico. A mi parecer, en la
  37. 37. 37 medida tal vez más obvia, pero que es clara. Como el Diseño Gráfico se trata sobre crear un lenguaje escrito y dibujado para mostrarse algo al lector, el Impresionismo actúa de la misma manera. Los impresionistas juegan con las sensaciones y quieren mostrar su intención tras la pintura de manera expresiva, como también lo es el Diseño. Para mostrarlo, hacen uso de distintas técnicas, como es el trazo y la configuración de los colores. Al relacionar los colores de determinada manera, crean diversos efectos en el color, que terminan por mostrarse como el autor quiere que se muestren. Con la finalidad que cree una sensación en el ojo del lector, que perciba la pintura de la manera deseada. Me explico, si el impresionista quiere mostrar texturas en un abrigo, lo hará con una razón en particular. No pintará líneas sobre líneas sobre líneas negras, sino que ideará un sistema para mostrarlo de manera indirecta, con distintos colores, que en su conjunto crearán la sensación de textura del abrigo. O bien, si se quiere mostrar energía acerca de un paisaje, pondrá en relación colores complementarios que brindarán equilibrio y luminosidad a l a obra y el lector la recibirá de esa manera. Hay una idea creativa para mostrar lo que se comunicar. El Diseño Gráfico actúa de la misma
  38. 38. 38 manera, el diseñador crea una forma para mostrar los elementos según una intención de por medio. Sólo por nombrar, existen distintas maneras de crear la tipografía según la función de la letra, o del mismo modo, hay combinaciones de colores que el ojo los entiende de distintas maneras y se recibe el mensaje de distintas formas. Como por ejemplo, hacer un libro de sólo tres colores, blanco, negro y rojo, creará un muy fuerte contraste, que será distinto de leer que un diario, donde las letras pequeñas negras sobre un papel oscuro, harán de él un cuerpo gráfico homogéneo. Los elementos que el Diseño Gráfico puede sustraer del Impresionismo es la construcción del color, porque el color funciona de igual medida en todos los casos en que se implemente, el ojo no cambia y es siempre sensible a las relaciones que se producen entre colores. Se sabe que los colores primarios y secundarios son muy fuertes para el ojo, no así los colores más procesados o alterados, como los terciarios. El conjunto de los colores primarios despiertan la mirada y los complementarios también, además de crear la sensación de complemento y equilibrio en el espacio. Las relaciones entre
  39. 39. 39 colores son las que también crean colores o transforman los que ya están. Todos estos elementos sobre la construcción de color, son de gran utilidad para el buen uso del color y para crear armonía en los trabajos del Diseño Gráfico de hoy.
  40. 40. 40 Bibliografía A r t e d e l C o l o r , J o h a n ne s I t t e n , E d i c i ó n a b r e v i a d a , E d i t o r i a l B o u r e t 1 0, r u e C a s s e t t e , P a r i s V I B e a u t i f u l E v i de n c e , E d w a r d R . T u f t e , G r a ph i c s P r e s s L L C F a r b s y s t e m , J oh a n n e s I t t e n y P a u l K l e e L a I n t e r a c c i ó n d e l C o l o r , Jo s e f A l be r s R e t ó r i c a , H u m a n i s m o y D i se ñ o, R i c h a r d B u c h a m a n , 2 3 . 0 5 . 2 0 0 5 T e s i n a , D e f i n i c i ó n, T e x t o e n t r e g a d o p o r p r o f e s o r
  41. 41. 41 Índice y tablas de figuras Figura 1: Trofeos de caza, Claude Monet, 1862, Óleo sobre lienzo, 104 x 75 cm, Museo de Orsay, Paris, página 11 Figura 2: The Garden at Les Lauves, Paul Cezanne, 1906, Óleo sobre canvas, 31 x 25 cm, Phillips Collection, Washington, Phillipscollection.org, página 12 Figura 3: Las casas del Parlamento Atardecer, Claude Monet, 1903, Óleo sobre canvas, 92 x 81 cm, National Gallery of Art, Washington, NGA.COV, página 13 Figura 4: Esquema del trazo y color, página 13 Figura 5: At the waters Edge, Paul Cezanne, 1890, Óleo sobre canvas, 92 x 73 cm, National Gallery of Art, Washington, NGA.GOV, página 14 Figura 6: Cerezas y Melocotones, Paul Cezanne, 1883, Óleo sobre lienzo, 61 x 50 cm, Country Museum of Art, Venturi, Los Ángeles, página 16 Figura 7: Naturaleza muerta con Melocotones, Pierre Auguste Renoir, 1880, Óleo sobre lienzo, 47 x 38 cm, Museo de Orangere, Paris, página 17 Figura 8: Clownesse Cha-U-Kao, Henri de Toulouse Lautrec, 1895, Óleo sobre cartón, Museo de Orsay, Paris, Musee.Orsay.fr, página 19 Figura 9: Esquema del contraste del color cualitativo, página 19 Figura 10: Auto retrato con oreja vendada, Vincent Van Gogh, 1889, Óleo sobre canvas, 60 x 49 cm, The Courtauld Gallery, Londres, Cortauld.ac.uk, página 21
  42. 42. 42 Figura 11: Madame Manet at Bellevue, Edouard Manet, 1880, Óleo sobre canvas, 31 x 23 cm, National Gallery of Art, Washington, página 22 Figura 12: Ballet Dancers, Edwars Degas, 1877, 29 x 26 cm, Pastel y Acuarela opaca sobre Monotipo, National Gallery of Art, Washington, NGA.gov, página 23 Figura 13: Esquema de colores complementarios, página 23 Figura 14: Bibemus, Paul Cezanne, 1906, Óleo sobre canvas, 28 x 25 cm, Nueva York, Gugenheim.org, página 25 Figura 15: Olive Trees, Vincent Van Gogh, 1889, Óleo sobre Canvas, 36 x 28 cm, Metropolitan Museum of Art, Nueva York, Metmuseum.org, página 26 Figura 16: Esquema del contraste del color en sí mismo de Johannes Itten, página 26 Figura 17: Still Life with Water Jua, Paul Cezanne, 1892, National Gallery, Nationalgallery.uk, página 27 Figura 18: Esquema del trazo y color, página 27 Figura 19: Alfred La Ghigne, Henri de Toulouse Lautrec, 1894, Óleo sobre Cartón, 65 x 50 cm, National Gallery of Art, Washington, NGA.gov, página 28 Figura 20: The Four Trees, Claude Monet, Óleo sobre Canvas, 1891, 32 x 32 cm, Metropolitan Museum of Art, Nueva York, Metmuseum.org, página 30 Figura 21: Esquemas de trazo color, página 30 Figura 22: Still Life with Watermelon and Domegranates, Paul Cezanne, 1900, 48 x 31 cm, Acuarela sobre papel gris, grafito,
  43. 43. 43 Metropolitan Museum of Arte, Nueva York, Metmuseum.org, página 32 Figura 23: Esquemas del trazo y color, página 32
  44. 44. 44 Anexos Línea de tiempo

×