La hermosa historia de amor de dos números que
fueron capaces de enamorarse, separarse, volver a
enamorarse, hacerse poten...
Érase una vez dos pequeños seises que vivían felices y contentos
en el país de las potencias. Se conocían desde niños y ju...
El tiempo pasó y nuestros dos seises crecieron tanto que a
veces parecían sietes. Al cumplir 6 años, 6 meses y 6 días
se j...
Sin embargo el azar es caprichoso y al acabar sus estudios
los dos seises se encontraron en una fiesta que organizaba
una ...
¡A que te
parto la
parte entera
π¿ ?
a
b
=
Por desgracia, en estas fiestas irracionales (también llamadas
botellones), alg...
Quiero hacer
contigo lo que la
primavera hace
con los cerezos…
Mejor me invitas
a un cubata…
Nuestros dos jóvenes seises s...
=x
¿Quieres
multiplicarte
conmigo?
Poz
zi
Yo os declaro
potencia de seis
Y para aplacar su afán factorizador, nuestros dos...
Al principio todo fue bien. Nuestros dos seises compartieron
sus partes mas íntimas y pasaron la luna de miel
haciéndose m...
Pero la rutina puede ser una enemiga implacable y al cabo del
tiempo y quizás por falta de comunicación nuestros dos seise...
En un desesperado intento por salvar su potencia, nuestros
dos seises decidieron acudir a un reputado asesor matrimonial
q...
Por fin, se sentaron en sus tresillos y vieron que si se
multiplicaban, podrían salir de sus cárceles radicales y
fundirse...
Y aquí termina esta historia feliz y sin pretensiones.
Recuerda siempre que si no estás dispuest@ a
equivocarte nunca lleg...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Bodaseises

366 visualizaciones

Publicado el

Potencias y raíces

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
366
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
126
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Bodaseises

  1. 1. La hermosa historia de amor de dos números que fueron capaces de enamorarse, separarse, volver a enamorarse, hacerse potencia y superar un duro proceso de ruptura y factorización. César Carbajo Olea Dominicas Palencia
  2. 2. Érase una vez dos pequeños seises que vivían felices y contentos en el país de las potencias. Se conocían desde niños y jugaban inocentes a las multiplicaciones. ¿Dos por tres? Yo Felices numeritos, jugaban alegres al cinquillo y veían la tele (la sexta, por supuesto) sentados muy juntos en dos tresillos (o sea 6).
  3. 3. El tiempo pasó y nuestros dos seises crecieron tanto que a veces parecían sietes. Al cumplir 6 años, 6 meses y 6 días se juraron amor eterno. Nunca te olvidaré Yo tampoco me olvidaré de mi mismo Pero como pasa a menudo, la vida separó a nuestros dos seises. Fueron a estudiar a rectas paralelas y poco a poco se fueron olvidando el uno del otro.
  4. 4. Sin embargo el azar es caprichoso y al acabar sus estudios los dos seises se encontraron en una fiesta que organizaba una hermandad de irracionales. Allí estaban 3 , 3, 9,1,01001000100001...π En esas fiestas, los números se multiplicaban, jugaban a pares o nones y bailaban hasta el y mas allá.∞ ¿Integras o derivas? ¿Qué ande trabajas? ¿Lo qué?
  5. 5. ¡A que te parto la parte entera π¿ ? a b = Por desgracia, en estas fiestas irracionales (también llamadas botellones), algunos números intentaban ponerse cocientes, cosa imposible dado su carácter irracional y acababan poniéndose violentos con facilidad. ¡No puedo, no puedo! ¡A que te comes la expresión decimal!
  6. 6. Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos… Mejor me invitas a un cubata… Nuestros dos jóvenes seises se pusieron tontorrones y con la excusa de tomar el aire aprovecharon para conocerse mejor. Y así, con naturalidad, los dos seises se juraron de nuevo amor eterno para toda su vida entera, un amor racional y real que duraría para siempre… o hasta que se acabase…
  7. 7. =x ¿Quieres multiplicarte conmigo? Poz zi Yo os declaro potencia de seis Y para aplacar su afán factorizador, nuestros dos seises decidieron multiplicarse y hacerse potencia para siempre…
  8. 8. Al principio todo fue bien. Nuestros dos seises compartieron sus partes mas íntimas y pasaron la luna de miel haciéndose mutuamente toda clase de factorizaciones. = = x x
  9. 9. Pero la rutina puede ser una enemiga implacable y al cabo del tiempo y quizás por falta de comunicación nuestros dos seises se sentían vacíos y presos en una cárcel radical… Ya no me entiendes Antes molabas
  10. 10. En un desesperado intento por salvar su potencia, nuestros dos seises decidieron acudir a un reputado asesor matrimonial que les dio a ambos un ambiguo consejo… ¡¡¡Multiplícate por cero!!! x 0=0 Me siento vacío. No valgo nada
  11. 11. Por fin, se sentaron en sus tresillos y vieron que si se multiplicaban, podrían salir de sus cárceles radicales y fundirse para siempre en un solo seis. x = = Por fin libres y fundidos en un solo seis.
  12. 12. Y aquí termina esta historia feliz y sin pretensiones. Recuerda siempre que si no estás dispuest@ a equivocarte nunca llegarás a nada original y que si cierras la puerta a todos los errores, también la verdad se quedará fuera. Sed felices.

×