Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo

164 visualizaciones

Publicado el

Primer capítulo gratis del manual "MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo". Se trata de un módulo formativo de 100 horas que pertenece al certificado profesional «Docencia de la formación profesional para el empleo» (SSCE0110) dentro de la familia profesional servicios socioculturales y a la comunidad, área profesional formación y educación. El módulo está formado por dos unidades de formación la UF1645: Impartición de acciones formativas para el empleo y la UF1646: Tutorización de acciones formativas para el empleo.

Consigue el manual completo "MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo" en la tienda online de Certia Editorial: http://ow.ly/ZjWY30oAjZg

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo

  1. 1. 1MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo MF1444_3. Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo
  2. 2. A mi aita, por vivir cada día en mis sonrisas. A mi mami, por su lucha constante, sus miradas comprensivas y sus palabras siempre sabias. A mi hermano, por allanarme siempre el camino y hacérmelo todo mucho más fácil. A mi marido Alberto, por pintarme de color los días grises. A Yuna, por su amor incondicional. A todas mis vivencias y a las personas que les dan vida.
  3. 3. 4 MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo Índice • INTRODUCCIÓN............................................................................... • UNIDAD DIDÁCTICA 1. Caja y terminal punto de venta.................. 1.1. Caja y equipos utilizados en el cobro y pago de operaciones de venta 1.1.1. Funcionamiento.............................................................................. 1.1.2. Características.................................................................................. 1.2. Sistemas tradicionales................................................................................... 1.2.1. Caja registradora.............................................................................. 1.2.2. Datáfono.......................................................................................... 1.3. Elementos y características del TPV.......................................................... 1.4. Apertura y cierre del TPV........................................................................... 1.5. Escáner y lectura de la información del producto................................... 1.6. Otras funciones auxiliares del TPV............................................................ 1.7. Lenguajes comerciales: codificación de la mercancía, transmisión electrónica de datos (sistema EDI u otros)............................................... 1.8. Descuentos, promociones, vales en el TPV.............................................. 1.9. Utilización del TPV (terminal punto de venta)........................................ RESUMEN......................................................................................... AUTOEVALUACIÓN........................................................................
  4. 4. 5MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo • UNIDAD DIDÁCTICA 2. Procedimientos de cobro y pago de las operaciones de venta............................................................................. 2.1. Caracterización de los sistemas y medios de cobro y pago.................... 2.1.1. Efectivo............................................................................................ 2.1.2. Transferencia y domiciliación bancaria........................................ 2.1.3. Tarjeta de crédito y débito............................................................. 2.1.4. Pago contra reembolso................................................................... 2.1.5. Pago mediante teléfonos móviles, u otros.................................. 2.1.6. Medios de pago online y seguridad del comercio electrónico. 2.2. Los justificantes de pago.............................................................................. 2.2.1. El recibo: elementos y características........................................... 2.2.2. Justificante de trasferencias........................................................... 2.3. Diferencias entre factura y recibo............................................................... 2.3.1. Obligaciones para el comerciante y establecimiento comercial 2.4. Devoluciones y vales.................................................................................... 2.4.1. Normativa........................................................................................ 2.4.2. Procedimientos internos de gestión............................................. 2.5. Registro de las operaciones de cobro y pago............................................ 2.6. Arqueo de caja............................................................................................... 2.6.1. Concepto y finalidad....................................................................... 2.7. Recomendaciones de seguridad e higiene postural en el TPV............... RESUMEN......................................................................................... Datos de los autores Iratxe García Blanco se licencia en Psicología en la especialidad de educación en el año 2008 por la Universidad del País Vasco – Euskal Herriko Unibertsitatea. El mismo año obtiene formación en intervención psicosocial en la Escuela de Práctica Psicológica del Colegio Oficial de Psicólogos de Bilbao. Solo dos meses después de licenciarse obtiene su primer empleo. Desde ese momento su trayectoria profesional se ha desarrollado fundamentalmente en el ámbito de la formación y los servicios sociales, ya que ha trabajado como orientadora sociolaboral, técnica de formación, formadora de formación profesional para el empleo, psicóloga en gerontología y psicóloga escolar. Su afán por mejorar y desarrollarse profesionalmente la ha mantenido en un constante aprendizaje permanente, por lo que ha obtenido formación en igualdad de oportunidades y aplicación práctica en la empresa y los recursos humanos, dificultades de aprendizaje en educación infantil, técnicas de atención temprana en educación infantil, exclusión social y empleo, y un máster en Dirección de Recursos Humanos por la Escuela de Formación Empresarial de Madrid finalizado en enero de 2013. Recientemente, en diciembre del 2013, ha sido premiada con un accésit en la III Edición del Premio Psicofundación Jóvenes Psicólogos Emprendedores, en el que su proyecto de psicología y ocio en 3D ha obtenido una mención de honor por su poder comercial y su afán por dotar a la figura del psicólogo de mayor presencia en la sociedad. En la actualidad su espíritu emprendedor, su carácter responsable y autodidacta y su amor incondicional por la psicología la mantienen en una búsqueda constante de nuevos retos y proyectos profesionales, por lo que combina su profesión de docente y psicóloga con la elaboración de contenidos didácticos adaptados a diferentes niveles formativos.
  5. 5. Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo. Servicios socioculturales y a la comunidad No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del Copyright. Derechos reservados 2015, respecto a la primera edición en español, por Certia Editorial. ISBN: 978-84-16019-96-0 Depósito legal: PO 633-2015 Impreso en España - Printed in Spain Certia Editorial ha incorporado en la elaboración de este material didáctico citas y referencias de obras divulgadas y ha cumplido todos los requisitos establecidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Por los posibles errores y omisiones, se excusa previamente y está dispuesta a introducir las correcciones pertinentes en próximas ediciones y reimpresiones. Fuente fotografia portada: MorgueFile, autoriza a copiar, distribuir, comunicar publicamente la obra y adaptar el trabajo. Ficha Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo. Servicios socioculturales y a la comunidad 1ª Edición Certia Editorial, Pontevedra, 2015 Autor: Iratxe García Blanco Formato: 170 x 240 mm • 361 páginas.
  6. 6. Familiaprofesional:SERVICIOSSOCIOCULTURALESYALACOMUNIDAD Áreaprofesional:Formaciónyeducación FICHADECERTIFICADODEPROFESIONALIDAD(SSCE0110) DOCENCIADELAFORMACIÓNPROFESIONALPARAELEMPLEO(RD1697/2011,de18de noviembre,modificadoporelRD625/2013,de2deagosto) CorrespondenciaconelCatálogoModulardeFormaciónProfesional H.QMóduloscertificadoH.CPUnidadesformativasHoras 60 MF1442_3:Programacióndidácticadeacciones formativasparaelempleo. 6060 90 MF1443_3:Selección,elaboración,adaptacióny utilizacióndemateriales,mediosyrecursosdidácticos enformaciónprofesionalparaelempleo 9090 120 MF1444_3:Impararticiónytutorizacióndeacciones formativasparaelempleo 100 UF1645:Imparticióndeaccionesformativasparaelempleo70 UF1646:Tutorizacióndeaccionesformativasparaelempleo30 60 MF1445_3:Evaluacióndelprocesodeenseñanza- aprendizajeenformaciónprofesionalparaelempleo 6060 30 MF1446_3:Orientaciónlaboralypromocióndela calidadenlaformaciónprofesionalparaelempleo 3030 MP0353:Módulodeprácticasprofesionalesno laborales 40 360 Duraciónhorastotalescertificadode profesionalidad 380Duraciónhorasmódulosformativos340
  7. 7. 9 Índice • INTRODUCCIÓN...............................................................................17 • UF1645. IMPARTICIÓN DE ACCIONES FORMATIVAS PARA EL EMPLEO..............................................................................................19 Introducción...................................................................................21 Unidad didáctica 1. Aspectos psicopedagógicos del aprendizaje en formación profesional para el empleo............................................23 1.1. El proceso de enseñanza-aprendizaje en la formación de personas adultas......................................................................................................25 1.1.1. Elementos del proceso formativo: alumnado, docente, materia a impartir, métodos, interacción y contexto...........27 1.1.2. Funciones del docente y de los agentes implicados en la formación (tutor, administrador, coordinador, entre otros)................................................................................30 1.1.3. El aprendizaje de adultos: objetivos, características y tipos. Estilos de aprendizaje..............................................................34 1.1.4. Los activadores del aprendizaje: percepción, atención, memoria.....................................................................................40 1.2. La motivación.........................................................................................48 1.2.1. Elementos: necesidad, acción y objetivo...............................48 1.2.2. Proceso de la conducta motivacional....................................52 1.2.3. Aplicación de estrategias para motivar al alumnado...........53 1.3. La comunicación y el proceso de aprendizaje...................................56
  8. 8. 10 1.3.1. El proceso de comunicación didáctica: elementos..............56 1.3.2. Tipos: verbal y no verbal.........................................................59 1.3.3. Interferencias y barreras en la comunicación. La retroalimentación......................................................................67 1.3.4. Factores determinantes de la efectividad de la comunicación en el proceso de enseñanza-aprendizaje. La escucha activa............................................................................70 1.3.5. La comunicación a través de las tecnologías de la información: sincrónica y asincrónica...................................75 Mapa conceptual...........................................................................................79 Ejercios...........................................................................................................81 Evaluación......................................................................................................89 Unidad didáctica 2. Dinamización del aprendizaje en el grupo según modalidad de impartición......................................................93 2.1. Características distintivas del aprendizaje en grupo.........................95 2.2. Tipos de grupos.....................................................................................98 2.3. Fases del desarrollo grupal................................................................ 102 2.4. Técnicas de dinamización grupal, situación y objetivos de aprendizaje........................................................................................... 104 2.4.1. Tormenta de ideas o brainstorming........................................ 108 2.4.2. Phillips 66............................................................................... 108 2.4.3. Estudio de casos.................................................................... 108 2.4.4. Grupo de distensión............................................................. 109 2.4.5. Dramatización o role playing.................................................. 109
  9. 9. 11 2.4.6. Simulación.............................................................................. 109 2.4.7. Seminario................................................................................ 110 2.4.8. Mesa redonda......................................................................... 110 2.5. Coordinación y moderación del grupo........................................... 113 2.6. Tipos de respuestas ante las actuaciones del alumnado............... 116 2.7. Resolución de conflictos.................................................................... 118 Mapa conceptual........................................................................................ 125 Ejercios........................................................................................................ 127 Evaluación................................................................................................... 133 Unidad didáctica 3. Estrategias metodológicas en la formación profesional para el empleo según modalidad de impartición....... 137 3.1. Métodos de enseñanza....................................................................... 139 3.2. Principios metodológicos.................................................................. 143 3.3. Estrategias metodológicas................................................................. 146 3.4. Elección de la estrategia metodológica en función de: resultados de aprendizaje, grupo de aprendizaje, contenidos, recursos y organización........................................................................................ 149 3.4.1. Resultados del aprendizaje................................................... 149 3.4.2. Grupo de aprendizaje........................................................... 150 3.4.3. Contenidos............................................................................. 151 3.4.4. Recursos y organización....................................................... 152 3.5. Habilidades docentes......................................................................... 152
  10. 10. 12 3.5.1. Características......................................................................... 153 3.5.2. Sensibilización como técnica introductoria, variación de estímulos, integración de conocimientos, comunicación no verbal, refuerzo de la motivación y participación, secuencialidad y control de la comprensión...................... 155 3.6. Estilos didácticos................................................................................ 157 3.7. La sesión formativa............................................................................ 160 3.7.1. Organización de una sesión formativa............................... 160 3.7.2. La exposición didáctica: requisitos y características......... 164 3.7.3. Preparación y desarrollo de una sesión formativa............ 167 3.7.4. Utilización de materiales, medios y recursos..................... 168 3.8. La simulación docente: técnicas de microenseñanza, realización y valoración de simulaciones................................................................ 170 3.9. Utilización del aula virtual................................................................. 173 3.9.1. Aula virtual: definición, características y diseño de acciones.............................................................................. 174 3.9.2. Elementos del aula virtual.................................................... 181 Mapa conceptual........................................................................................ 183 Ejercios........................................................................................................ 185 Evaluación................................................................................................... 193 • UF1646. TUTORIZACIÓN DE ACCIONES FORMATIVAS PARA EL EMPLEO...................................................................................... 197 Introducción................................................................................. 199
  11. 11. 13 Unidad didáctica 1. Características de las acciones tutoriales en formación profesional para el empleo.......................................... 201 1.1. Modalidades de formación: presencial, a distancia y mixta......... 203 1.1.1. Formación presencial............................................................ 205 1.1.2. Formación a distancia........................................................... 207 1.1.3. Formación mixta (blended learning)....................................... 210 1.2. Plan tutorial: estrategias y estilos de tutoría y orientación........... 211 1.3. Estrategias de aprendizaje autónomo. Estilos de aprendizaje..... 217 1.4. La comunicación online....................................................................... 219 1.5. La figura del tutor presencial y el tutor en línea: estrategias y estilos de tutoría, roles, funciones, habilidades tutoriales, organización y planificación de las acciones tutoriales, coordinación de grupos y búsqueda de soluciones, supervisión y seguimiento del aprendizaje tutorial.................................................................................................. 221 Mapa conceptual........................................................................................ 229 Ejercios........................................................................................................ 231 Evaluación................................................................................................... 239 Unidad didáctica 2. Desarrollo de la acción tutorial............... 243 2.1. Características del alumnado............................................................. 245 2.2. Temporalización de la acción tutorial.............................................. 249 2.2.1. Fase inicial o de preparación................................................ 249 2.2.2. Presentación del curso y desarrollo de la formación....... 250 2.2.3. Actividad del docente y seguimiento.................................. 250
  12. 12. 2.2.4. Fase final de la acción formativa......................................... 250 2.3. Realización de cronogramas............................................................. 251 2.4. Diseño de un plan de actuación individualizado........................... 253 Mapa conceptual........................................................................................ 255 Ejercios........................................................................................................ 257 Evaluación................................................................................................... 265 Unidad didáctica 3. Desarrollo de la acción tutorial en línea................................................................................................ 269 3.1. Características del alumnado............................................................. 271 3.2. Elaboración de la guía del curso...................................................... 273 3.3. Tareas y actividades, su evaluación y registro de calificaciones... 277 3.4. Responsabilidades administrativas del tutor................................... 279 3.5. Elaboración de videotutoriales con herramientas de diseño sencillas................................................................................................ 281 3.6. Criterios de coordinación con tutores y jefatura de estudios...... 284 Mapa conceptual........................................................................................ 287 Ejercios........................................................................................................ 289 Evaluación................................................................................................... 297 • resumen FINAL............................................................................ 305 • EVALUACIÓN FINAL...................................................................... 339 14
  13. 13. 15 • soluciones................................................................................... 351 • BIBLIOGRAFÍA/WEBGRAFÍA....................................................... 353
  14. 14. 17MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo Introducción Los docentes que imparten formación para el empleo conforman uno de los pilares fundamentales para garantizar el éxito y la calidad de la formación que se imparte. Radica aquí la importancia de este módulo formativo 3 del certificado de profesionalidad de «Docencia de la formación profesional para el empleo (SSCE0110)», en el que se aborda la temática relacionada con la impartición y tutorización de las acciones formativas para el empleo. Es un módulo eminentemente práctico que ofrece un contenido de gran interés para el/la formador/a dada su orientación hacia el conocimiento y el dominio del proceso de enseñanza-aprendizaje. Dado que la actividad formativa es mucho más que la transmisión de información, este módulo tiene como objetivo que el alumnado adquiera las competencias necesarias para facilitar aprendizajes mediante el diseño de actividades adaptadas a los objetivos y características de los/las destinatarios/ as, además de la creación de un entorno motivador que ayude a tales objetivos. Asimismo, a lo largo de dos unidades formativas se abordan las problemáticas fundamentales que el/la formador/a ha de dominar en su práctica docente, y cuestiones tales como las habilidades docentes más apropiadas para provocar la atención y la motivación permanente del alumnado, así como las condiciones básicas para provocar la transmisión de contenidos, destrezas e incluso actitudes en ellos. Se trata de un módulo donde el objetivo último es conocer las funciones y características fundamentales para desarrollarse como un buen docente, al tiempo que se indaga en las peculiaridades de la formación de adultos y en los diversos métodos y estrategias existentes en la actualidad. Sin duda, una metodología amplia que facilita o dificulta la relación de docente-alumnado, y en consecuencia, el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  15. 15. UF1645. IMPARTICIÓN DE ACCIONES FORMATIVAS PARA EL EMPLEO 19
  16. 16. 21MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo Introducción En la presente unidad se expone de forma integral el proceso de enseñanza- aprendizaje y su mejora para la práctica cotidiana con personas adultas, analizando los aspectos más importantes de la formación y todos los factores que influyen en ella. De este modo, se abordan los conceptos y elementos psicopedagógicos que presiden el proceso de enseñanza: docente, alumnado, aprendizaje, teoría de la comunicación, dinámica del aprendizaje en grupo y las técnicas más usuales que se aplican en ella. Se tratan las características de los procesos de enseñanza-aprendizaje y cómo mejorarlos, así como los diferentes aspectos que hacen de la motivación de estas personas un factor clave en el proceso de enseñanza-aprendizaje para aportar una mayor calidad a los contenidos educativos. Igualmente, se analizan los diferentes aspectos que influyen en el acto comunicativo y aquellos elementos sobre los que se debe incidir para la optimización de este proceso. Por último, se entra en los métodos de enseñanza o estrategias metodológicas, respondiendo a las exigencias de la variedad de procedimientos didácticos que se pueden poner en juego con el objeto de conseguir aprendizajes de calidad.
  17. 17. 23MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo Aspectos psicopedagógicos del aprendizaje en formación profesional para el empleo 1 Unidad • Contenido 1.1. El proceso de enseñanza-aprendizaje en la formación de personas adultas 1.2. La motivación 1.3. La comunicación y el proceso de aprendizaje • Mapa conceptual • Ejercicios • Evaluación
  18. 18. 25MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo Alo largo de este primer capítulo la atención se centra en los aspectos psicopedagógicos del aprendizaje en la formación profesional para el empleo. Para ello, se exponen los diferentes elementos que toman parte en dicho proceso formativo: alumnado, docentes, materia a impartir, métodos, interacción educativa y contexto. Además, se especifican las funciones del docente como elemento clave del proceso formativo, y también las de otros agentes implicados en la formación de adultos: tutor/a, coordinador/a, monitor/a de oficios, técnicos/as de formación, responsables de formación, etc., todos ellos con funciones y tareas determinantes para que las acciones formativas consigan los propósitos que se marcan: inserción y recualificación laboral de personas desempleadasy/oactivaslaboralmente.Lateoríadelaandragogíanosservirácomo base del proceso de enseñanza-aprendizaje de la formación de personas adultas, ayudándonos a entender los objetivos y características de dicho aprendizaje. Se abordan además los diferentes estilos de aprendizaje y los activadores esenciales de los mismos: percepción, atención y memoria. Finalmente, se plantea la importancia de la motivación en el proceso de aprendizaje y, como no podía ser de otra manera, la importancia indiscutible de la comunicación como proceso mediante el cual docente y alumnado pueden intercambiar opiniones y puntos de vista. Así, se hará especial hincapié en las barreras comunicativas que pueden existir y en cómo superarlas, en los diferentes tipos de comunicación existentes, así como en la retroalimentación o feedback, la empatía, la asertividad y la escucha activa como piezas fundamentales en el proceso comunicativo, y por ende, en el proceso de enseñanza-aprendizaje. 1 .1 El proceso de enseñanza-aprendizaje en la formación de personas adultas Inevitablemente, y como la propia expresión indica, el hecho de aprender está unido al hecho de enseñar, y más aún cuando se habla de un proceso formal e intencional como es el caso que nos ocupa: la formación profesional para el empleo. Es por esto que las corrientes pedagógicas más recientes unen de manera sistemática ambos conceptos como si se tratase de uno solo, como
  19. 19. 26 MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo si fuesen las dos caras de una misma moneda, los dos extremos de un mismo proceso. Sin embargo, a efectos didácticos, ambos extremos pueden abordarse de manera independiente: enseñanza, que hace referencia a la transmisión de conocimientos, y aprendizaje, que implica la adquisición de los mismos. Para entender el concepto del proceso formativo debe partirse de la definición de educación en la cual se enmarca dicho proceso, definida así por Ausubel y colaboradores en 1990: «El conjunto de conocimientos, órdenes y métodos por medio de los cuales se ayuda al individuo en el desarrollo y mejora de las facultades intelectuales, morales y físicas. La educación no crea facultades en el educando, sino que coopera en su desenvolvimiento y precisión». 1 Dada la definición anterior, se puede entender la educación como el proceso por el cual el ser humano se forma y se define como persona, teniendo en cuenta las diferencias y peculiaridades que se darán en la educación dependiendo del individuo y de la sociedad particular en la que tenga lugar. Por tanto, se puede entender la educación en un sentido amplio y de formación integral del individuo. No obstante, dentro del concepto amplio de educación se incluyen los dos procesos antes mencionados: el de enseñanza y el de aprendizaje, considerando el primero como el proceso o procedimiento por el cual se transmiten los conocimientos o saberes, ya sean generales o específicos; y el segundo como la acción de instruirse y el tiempo que se dedica a dicha acción, así como el procedimiento por el cual una persona es entrenada para dar solución a unas determinadas situaciones. Obviamente, el proceso de enseñanza-aprendizaje se trata de un proceso (sucesión de etapas prefijadas que persiguen un fin) que, como docentes y alumnado sabemos, se da a lo largo de un espacio de tiempo en función de la complejidad de lo que se aprende, dado que el aprendizaje de cualquier competencia profesional no se adquiere de forma inmediata. Sin embargo, el proceso de enseñanza-aprendizaje en personas adultas mantiene sustanciales diferencias con respecto al mismo proceso con menores. Estas diferencias radican básicamente en las experiencias de las personas adultas, las cuales ya tienen habilidades y conocimientos adquiridos y demostrados en su ámbito profesional y/o personal. 1 Texto tomado de la siguiente fuente: MÁRQUEZ PÉREZ, I. M. (2012), Impartición de acciones formativas para el empleo, Málaga, IC Editorial.
  20. 20. 27MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo Por este motivo, dado que los adultos aprenden de manera diferente a los/las niños/as y adolescentes, los/las formadores/as deberán adoptar mecanismos y estrategias diferentes, entendiendo que el adulto como sujeto educativo destaca por su gran diversidad y demanda una atención educativa específica. En el momento actual, la definición más aceptada de educación de personas adultas es la ofrecida por la UNESCO en su XIX Asamblea General celebrada en el año 1976 en Nairobi (Kenia): La expresión «educación de adultos» designa la totalidad de los procesos organizados de educación, sea cual sea el contenido, el nivel y el método, sean formales o no formales, ya sea que prolonguen o reemplacen la educación inicial dispensada en las escuelasy universidades, y en forma de aprendizaje profesional, gracias a los cuales, las personas consideradas como adultos por la sociedad a la que pertenecen, desarrollan sus aptitudes, enriquecen sus conocimientos, mejoran sus competencias técnicas o profesionales o les da una nueva orientación, y hacen evolucionar sus actitudes o su comportamiento en la doble perspectiva de un enriquecimiento integral del hombre y una participación en un desarrollo socioeconómico y cultural equilibrado e independiente. Sin lugar a dudas es una definición extensa que implica diferentes modalidades (formal o no formal), pretende diferentes objetivos (compensar, reemplazar o prolongar los aprendizajes iniciales), y se dirige a diferentes dimensiones de la persona (conocimientos, competencias, actitudes) y de la realidad social (desarrollo socioeconómico y cultural). 1.1.1. Elementos del proceso formativo: alumnado, docente, materia a impartir, métodos, interacción y contexto El proceso formativo incluye la transmisión de conocimientos teóricos, prácticos y actitudinales. En él entran en juego varios elementos interrelacionados entre sí que se han de considerar y que condicionan de manera decisiva la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje: formador/a, alumnos/as, materia/ contenidos, métodos, interacción y contexto (véase figura 1).
  21. 21. 28 MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo - Formador/a: es el/la protagonista del proceso. La persona que conoce la materia y cuya función es enseñar. Su experiencia laboral y docente, así como su preparación didáctica, su motivación por la enseñanza y sus habilidades condicionan de manera decisiva el éxito del proceso de enseñanza-aprendizaje. Son las personas que pueden, quieren y saben enseñar. Sin lugar a dudas, un buen docente será aquel que aun contando con poco medios y un alumnado inicialmente desmotivado, cumple los objetivos y provoca reacciones positivas y un cambio de actitud en sus educandos. - Alumnado: es uno de los elementos fundamentales del proceso. Los alumnos son los receptores del aprendizaje y, por tanto, son necesarias sus actitudes de cooperación y su implicación en dicho proceso formativo. Son los que pueden, quieren y saben aprender, y deberán tener una predisposición al proceso mencionado; de lo contrario, el aprendizaje no se producirá. El interés y la actitud que muestren, así como su capacidad de trabajo en equipo y el nivel y adecuación de los conocimientos que tienen para poder seguir el proceso serán una ayuda o un contratiempo para el docente, para sus compañeros/as y para la eficiencia de la acción formativa en la que participan. - Materia/contenidos: son los elementos curriculares, es decir, los contenidos sobre los que se deberá trabajar y que se deberán transmitir en el Figura 1. Elementos del proceso enseñanza-aprendizaje. Alumnos/as Materia contenidos Métodos Formador/a - Motivaciones e intereses - Capacidades - Experiencias - Personalidad - Condiciones de su ambiente - Idea del proceso de formación Características del curso: contenidos teóricos, prácticos y actitudinales - Aspecto físico - Motivaciones e intereses - Experiencias anteriores - Conocimientos sobre la materia - Carácter o personalidad Modo en que el docente imparte las sesiones Interacción/relaciones personales - Entre el alumnado - Entre docente y alumno - Con el equipo del centro - Con la comunidad Contexto/Ambiente natural Condiciones del ambiente físico en el que se va a llevar a cabo la formación
  22. 22. 29MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo proceso de enseñanza-aprendizaje. En función de que su contenido sea predominantemente teórico, práctico o actitudinal se optará por un tipo de metodología u otra, y quedará condicionada la manera en que se planifica, se organiza, se presenta y se evalúa la actividad docente. - Métodos: son los medios, herramientas y metodología utilizados en el proceso de enseñanza-aprendizaje con el objetivo de facilitar el acto educativo. De ellos se vale el/la formador/a para transmitir, provocar la asimilación y, finalmente, facilitar la transferencia al puesto de trabajo por parte de los/las alumnos/as de aquello que se enseña. Dichos métodos son muy variados y están fuertemente condicionados por la materia a enseñar, así como por las características del alumnado, la experiencia del docente y la disponibilidad de medios y recursos didácticos. - Contexto: el acto de enseñar y aprender tiene lugar en un determinado marco, influenciado por unas condiciones físico-espaciales, sociales y culturalesdeterminadasquetienenconsecuenciasenelprocesoformativo, el cual se ve envuelto por lo que ocurre fuera y dentro del aula. De este modo, la esencia del contexto es de tipo cualitativo e intangible pero real. Se inscriben en este marco la política de formación de la entidad que organiza la formación (positiva, neutra, negativa) y cuyos efectos se sentirán en el aula, las disponibilidades presupuestarias, las posibilidades de subvención o bonificación, la presión del mercado, la exigencia legal de disponer de carnés profesionales para desempeñar una profesión, etc. Además, entran en el contexto los elementos condicionantes que pueden facilitar o entorpecer el proceso enseñanza-aprendizaje y que pueden ser distintos en diferentes ubicaciones y grupos, aunque la entidad que imparta la formación sea la misma; así, se puede hablar del horario, el confort del aula, la dotación de materiales y medios didácticos disponibles, etc. - Interacción educativa: es el resultado de las situaciones donde el alumnado y el/la formador/a del proceso educativo actúan simultáneamente y de forma recíproca. En función de la metodología que emplee el docente, ya sea magistral, activa y/o participativa, y de sus habilidades de comunicación, se conseguirá o no una relación de calidad entre docente y alumnado que afectará a su vez a la calidad de la interacción en el aula y, en consecuencia, a la eficacia de la acción formativa. Actualmente no se concibe un proceso de enseñanza-aprendizaje de adultos en el que
  23. 23. 30 MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo el alumnado no tome parte directa y activa en su propio proceso de aprender. 1.1.2. Funciones del docente y de los agentes implicados en la formación (tutor, administrador, coordinador, entre otros) En el desarrollo de planes y acciones formativas intervienen una serie de figuras que de manera más o menos directa influyen en la calidad final del proceso de enseñanza-aprendizaje. El agente más importante es el docente, al que acompañarán otras figuras necesarias para la organización, el desarrollo y el control de las acciones formativas tales como el/la responsable de formación, el/la técnico/a de formación, el/la coordinador/a, etc. Es por ello que conviene abordar las funciones y características más importantes de cada uno de estos agentes, dado que formarán parte de un mismo equipo de trabajo. De este modo, es recomendable que cada una de las figuras que componen el equipo de trabajo conozca las funciones y tareas de sus compañeros/as, que deben estar estas claramente delimitadas, pero siempre entendiendo la flexibilidad inherente a un proceso formativo de calidad y cooperando de forma interdisciplinar para lograr la excelencia. 1. El docente. Funciones y características De manera general, diremos que la actuación del formador/a debe discurrir por dos grandes líneas de trabajo: la planificación y el desarrollo (véase figura 2), teniendo siempre presentes los objetivos de la acción formativa y el plan de formación, los cuales a su vez condicionan las dos actividades mencionadas. De este modo, en el plano más operativo, el papel del formador/a debe implicar tareas como las siguientes: diagnosticador, provocador, modelo del alumnado, activador, evaluador y orientador (véase figura 3). Planificación Desarrollo Figura 2. Líneas generales de la actuación del docente.
  24. 24. 31MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo Así, las cualidades que debe reunir el/la formador/a de adultos que imparte cursos de formación para el empleo para ser capaz de ejecutar con éxito su labor profesional pueden dividirse en tres grandes vertientes como muestra la figura 4: cualidades como profesional, cualidades como persona y cualidades como educador. Además de las cualidades citadas, Michael Birkenbihl (1921-1993), médico Figura 3. Papel del docente desde el plano operativo. CUALIDADES DEL DOCENTE COMO PROFESIONAL COMO PERSONA COMO EDUCADOR - Competente - Con capacidad de supervisión - Dispuesto a aprender permanentemente - Preocupado por la prevención de riesgos laborales - Buen conocedor de la empresa, de sus puestos de trabajo y de la problemática general del sector en donde trabaja - Abierto - Entusiasta - Equilibrado - Flexible - Cumplidor. - Puntual - Conocedor de los principios básicos de la psicología general, psicología de adultos y psicología del aprendizaje - Conocedor de las técnicas para aplicar dichos principios - Objetivo, justo, paciente y comprensivo - Mentalmente ágil - Con personalidad propia y capacidad de decisión - Capaz de comunicar correctamente, adaptando el mensaje al nivel de comprensión del alumnado Figura 4. Cualidades del docente desde una triple perspectiva.
  25. 25. 32 MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo y psicólogo alemán, expone que los docentes con éxito poseen un conjunto de cualidades, capacidades y conocimientos tales como inteligencia, autoridad natural, talento pedagógico, sabiduría psicológica, conocimientos técnicos superiores, capacidad para entusiasmarse y una actitud positiva ante los participantes de la formación. 2. Otros agentes implicados en la formación: responsable de formación, técnico/a de formación, tutor/a, monitor/a de oficios, coordinador/a, administrador/a y alumnado Además de las figuras del docente y el alumnado, las más importantes del proceso de formación, existen otros perfiles profesionales que colaboran de manera decisiva en la organización, desarrollo y control de los planes y acciones de formación. La variedad de los agentes implicados cambiará en función del tamaño de la empresa, así como de la modalidad de la formación. En el ámbito de la mediana y la gran empresa cuentan con un mayor número de agentes implicados en el proceso (véase figura 5); sin embargo en la modalidad de teleformación normalmente no son necesarios tantos agentes implicados, ya que para una correcta ejecución basta con la existencia de un/a tutor/a (experto/a en la materia objeto de estudio), un/a técnico/a que se ocupe del mantenimiento y gestión de la plataforma online y un/a coordinador/a que desempeñará funciones de tipo administrativo así como de regulación y coordinación de todas las personas implicadas en el proceso.
  26. 26. 33MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo Figura 5. Agentes de la formación. RESPONSABLE DE FORMACIÓN Responsable, jefe o director/a de formación. Es la persona encargada de la gestión de la formación. Debe disponer de una gran capacidad para la coordinación de personas y equipos, así como tener una abierta predisposición al cambio permanente e impulsarlo cuando la estrategia de la empresa lo requiera, ya que la formación es una gran herramienta del cambio y de la innovación. Técnicos/as de formación Son las personas que trabajan directamente a las órdenes del responsable de formación. Se ocupan principalmente del tratamiento telemático de las acciones formativas y su justificación documental, exploran el mercado en busca de fuentes de proveedores, realizan labores de preparación documental para el alumnado, preparan las aulas y además desempeñan en muchos caso el papel de coordinador/a (realizar listados del alumnado, coordinar la intervención con los distintos formadores/as, mantener el aula en un estado de confort, organizar los medios y recursos didácticos, proveer de hojas de asistencia para su firma en cada sesión, recoger las calificaciones de las sucesivas evaluaciones, atender al alumnado durante el curso resolviendo sus problemas de viajes, médicos, ausencias justificadas, etc.) El cometido principal del coordinador/a es el de organizar y controlar el desarrollo de la acción formativa. Los elementos que maneja el/la coordinador/a del curso son los docentes, el alumnado, los cronogramas, el material didáctico, las aulas y la documentación justificativa. Coordinador/a del curso Coordinador/a de centro Formadores/as Tutor/a Monitor/a de oficios Sus funciones son: Planificación y desarrollo de la acción formativa. Diagnosticar, provocar, ser modelo para los alumnos, activar, evaluar y orientar. (Véase figura 3) Actúa en el seno de la empresa donde el alumnado va a realizar un programa complementario a su formación teórica. Es la persona responsable de que esas prácticas sigan el guión didáctico que la normativa tiene implantado. Su misión es provocar el desarrollo de las capacidades profesionales y sociales de los/las alumnos/as ligados/as a los procesos de trabajo, a la cultura de la profesión y a su dimensión real en el ámbito de una empresa. Es la persona que tiene como cometido fundamental impartir la formación práctica que lleva incorporada la formación en oficios. Ejerce una función que complementa a la formación teórica de la acción formativa que normalmente imparten formadores titulados. El monitor de oficios enseña a manejar las herramientas, a preparar los materiales, a ejecutar las tareas propias de la especialidad y a evaluar las destrezas y habilidades del alumnado para el ejercicio profesional. Administrador/a Alumnos/as Son los receptores del aprendizaje. Son los que pueden, quieren y saben aprender. (Véase figura 1). Esta figura, si bien no tiene un impacto directo en el proceso de formación, es necesaria para hacer posible la organización, el desarrollo, la eficacia de los diplomas y certificados, así como para la justificación final de las acciones formativas ante las autoridades laborales o educativas.
  27. 27. 34 MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo 1.1.3. El aprendizaje de adultos: objetivos, características y tipos. Estilos de aprendizaje El aprendizaje de las personas adultas, tal como se ha indicado en apartados anteriores, posee unas peculiaridades sobre las que cabe reflexionar. Para ello recurrimos a la ciencia de la andragogía. Esta disciplina parte de la antropología y la pedagogía y fue desarrollada inicialmente por Malcolm S. Knowles (1913- 1997), pedagogo estadounidense que introdujo la teoría de andragogía, el arte y la ciencia de ayudar a adultos a aprender. Para Knowles, los adultos necesitan participar activamente en su propio aprendizaje y aprenden de manera diferente al grupo infanto-juvenil, por lo tanto, los docentes deberán actuar como facilitadores de los aprendizajes. Partiendo de estas premisas puede afirmarse que el alumnado adulto, una vez que ha tomado conciencia de la necesidad de someterse al proceso de aprendizaje para dar respuesta a una serie de necesidades e intereses personales, tiene una alta disposición hacia el mismo. Pero, ¿qué es ser adulto? Antes de seguir avanzando, conviene delimitar y determinar qué entendemos por adulto y cuáles son las peculiaridades de este tipo de alumnado. Así, decimos que una persona adulta es aquella que ha adquirido una edad, cierta madurez y autonomía. En teoría, una persona adulta está en condiciones de aceptar responsabilidades, actuar de forma razonada y equilibrar su personalidad. De este modo, entre las características más relevantes que presenta este tipo de alumnado destacan la edad, la personalidad, su papel como responsable de su aprendizaje y trabajo y su autonomía (véase figura 6). Además, es un tipo de alumnado que se encuentra en un contexto laboral, tiene responsabilidades familiares, necesita espacio para el descanso, da valor a su tiempo, busca la utilidad y aplicación inmediata de lo que estudia y desea ser tratado como adulto.
  28. 28. 35MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo De acuerdo con las características expuestas, la andragogía define los siguientes aspectos fundamentales del aprendizaje adulto: - Autoconcepto: el adulto tiene la necesidad psicológica de ser autodirigido, se guía por su propia voluntad. El aprendizaje de adultos tiene siempre una implicación personal que deriva en el desarrollo del autoconcepto, los juicios personales y la autoeficacia. Aprender para un adulto es significativo, dado que dicho aprendizaje le aporta un valor añadido a su existencia. - Experiencia previa: la experiencia acumulada sirve como recurso de aprendizaje y como referente para relacionar aprendizajes nuevos. Dichas experiencias van a constituir la plataforma desde la que construir aprendizajes significativos, ya que valiéndose de sus experiencias anteriores el/la alumno/a adulto puede explorar y/o descubrir su talento y sus capacidades. Dadas estas circunstancias, un requisito básico para el aprendizaje es el «desaprendizaje», el cual supone eliminar lo que hemos aprendido que ya no nos sirve y dejar espacio para que aquello que necesitamos aprender pueda entrar en nuestro cerebro con facilidad. - Prontitud en aprender: esta prisa se fundamenta en la necesidad de cumplir con los papeles y responsabilidades sociales que tienen adquiridos o desean adquirir (responsabilidades laborales, profesionales, familiares, etc.). Figura 6. Características del alumnado adulto. AUTÓNOMO: el/la alumno/a es participante activo de su propia formación. PERSONALIDAD: tiene capacidad física y sensorial, cualidades intelectuales, motivaciones, intereses y actitudes que marcarán tanto la planificación de la acción formativa como la propia actuación del docente. EDAD: debe considerarse en el momento de planificar las acciones formativas, ya que cada etapa posee unas características distintas. RESPONSABLE DE SU PROPIO APRENDIZAJE Y TRABAJO: genera pautas y modelos de aprendizaje para resolver las situaciones problemáticas. CARACTERÍSTICAS DEL ALUMNADO ADULTO
  29. 29. 36 MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo - Orientación para el aprendizaje: las personas adultas tienden a mantener la orientación centrada en situaciones, problemas, decisiones y mejoras, en lugar de en los contenidos de las materias para el aprendizaje. Se buscarán, ante todo, conocimientos para desarrollar habilidades necesarias para aplicar a diferentes situaciones o problemas cotidianos. - Motivación para aprender: los adultos encontrarán más motivación para aprender en factores internos tales como la autoestima, la mejora en la calidad de vida, la autosuperación, la sensación de éxito, etc. La relación de las necesidades del ser humano adulto planteadas en la pirámide diseñada por el psicólogo estadounidense Abraham Maslow (1943) expone una jerarquía de las necesidades del individuo. De las características anteriores, la andragogía deduce que el proceso de enseñanza-aprendizaje con personas adultas debe organizarse y conducirse a través de tareas puntuales que sean claras y específicas y que permitan al alumnado obtener una idea inmediata de la utilidad de los nuevos conocimientos. Asimismo, se deberán incluir actividades y ejemplos de situaciones reales, para que el alumnado pueda relacionarlas con sus experiencias previas y con sus proyectos de vida. Definidas las características del alumnado adulto y las características del modo en que aprenden los mismos, llega el momento de reparar en qué es realmente aprendizaje. Este se define como cualquier cambio de la conducta o del proceso mental que ocurre como resultado de la experiencia. De este modo, a lo largo de nuestra vida aprendemos infinidad de cosas, por lo que es un proceso necesario no solo para nuestra propia maduración y crecimiento, sino también porque de él depende nuestra adaptación al medio. El aprendizaje es permanente y constante en todas las manifestaciones de la vida. De este modo, aprendemos movimientos, emociones, rutinas, etc. Como muestra la figura 7, aprendemos conocimientos (saber), procedimientos (saber hacer) y actitudes (saber ser). El docente deberá tener las estrategias necesarias para fomentar estos aprendizajes, teniendo en cuenta que el aprendizaje de conocimientos no es igual que el de actitudes o el de procedimientos. Un aprendizaje de conocimientos (contenido de tipo conceptual) exige un proceso de comprensión: síntesis, análisis, evaluación y aplicación. Es un aprendizaje en el que la comprensión es mejor que la repetición y donde es necesario conocer la situación inicial del alumnado en cuanto a capacidad,
  30. 30. 37MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo conocimientos y representaciones subjetivas, dado que condicionan su futuro aprendizaje. Este tipo de aprendizaje debe tener sentido y evitar el memorismo, ya que no se aprende lo que no se comprende. Es muy importante, además, hacer partícipes a los/las alumnos/as y dividir la dificultad de los contenidos al tiempo que se permite al alumnado utilizar palabras propias para resumir o exponer los temas. Por su parte, un aprendizaje de procedimientos exige que el docente diferencie entre las habilidades cognitivas de su alumnado (estrategias que va a permitir la transferencia de conocimientos en la resolución de problemas y de situaciones en la vida diaria) y sus destrezas (habilidades motoras o manuales para realizar operaciones que entrañen cierto grado de dificultad). En este caso, el docente deberá actuar como un agente mediador y facilitador del aprendizaje utilizando una metodología basada en procesos y favoreciendo al máximo la transferencia del aprendizaje en el entorno sociolaboral. Por último, un aprendizaje de actitudes implica una predisposición del alumnado a percibir, enjuiciar, opinar y comportarse de una manera determinada y propia. El docente deberá tener en cuenta que cada ocupación lleva relacionadas unasactitudesdeterminadasquesonespecíficasdelamisma,ydeberápotenciarlas en su alumnado. Esto es lo que se denomina contenidos profesionalizadores. Así, adquiriendo los tres vértices de la figura 7 llegamos a convertirnos en personas competentes para una determinada profesión. SABER (conocimientos) SABER HACER (habilidades cognitivas y destrezas) SABER SER (forma de estar y de actuar) COMPETENCIA Figura 7. ¿Qué aprendemos? Competencia.
  31. 31. 38 MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo ¿Cómo aprende el/la alumno/a? ¿Aprendemos todos/as de la misma manera? Existen distintos modos de aprendizaje en función de la forma en la que el alumnado adquiere los conocimientos. Es obvio que cada persona va a aprender de una forma propia y diferente, aunque comparta las mismas motivaciones, nivel de instrucción o edad que otra. De este modo, denominamos estilo de aprendizaje al conjunto de características psicológicas, rasgos cognitivos, afectivos y fisiológicos que suelen expresarse conjuntamente cuando una persona debe enfrentar una situación de aprendizaje. Por tanto, como muestra la figura 8, los estilos de aprendizaje se basan en tres rasgos o aspectos fundamentales que determinan el proceso de adquisición de conocimientos: rasgos cognitivos, afectivos y fisiológicos. Estos estilos de aprendizaje marcan las acciones de los/ las estudiantes y determinan la metodología más apropiada para utilizar en el proceso de enseñanza-aprendizaje. No hay estilos de aprendizaje puros; todas las personas utilizan diversos estilos de aprendizaje aunque uno de ellos suele ser el predominante. Dichos estilos son flexibles y relativamente estables aunque pueden cambiar. Tampoco hay estilos mejores o peores, todos ellos tienen un valor neutro y es tarea del docente promover que los/las estudiantes sean conscientes de sus estilos predominantes y trabajen en consonancia a los mismos. A partir de las características citadas surgen diversas clasificaciones entorno a los estilos de aprendizaje. Una de las más utilizadas es la que proponen Honey y Mumford (1992) tal y como muestra la figura 9. RASGOS COGNITIVOS: referidos a la forma en que cada educando estructura los contenidos, los forma y utiliza los conceptos, interpreta la información, resuelve los problemas y selecciona los medios de representación (visual, auditivo, kinestésico). RASGOS AFECTIVOS: vinculados a las motivaciones, intereses y expectativas del alumnado que influyen en el proceso de enseñanza- aprendizaje. RASGOS FISIOLÓGICOS: se relacionan con las características físicas y morfológicas, obtenidas de la estructura corporal del propio alumno, así como de sus biorritmos. Figura 8. Rasgos que determinan el proceso de aprendizaje
  32. 32. 39MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo ¿Cómo se aprende? ¿Cómo una persona adquiere conocimientos? Si nos centramos en el aprendizaje en el aula, podemos comprobar que existen distintas maneras de aprender tal como muestra la figura 10: por ensayo-error, por imitación de modelos, por descubrimiento y de forma incidental. Figura 9. Estilos de aprendizaje propuestos por Honey y Mumford (1992). PRAGMÁTICO: personas a las que les gusta actuar rápidamente y con seguridad en aquellas ideas y proyectos que les atraen. - Características: experimentador/a, práctico/a, directo/a y eficaz. - Aprenderán mejor: imitando modelos, elaborando planes de acción, con indicaciones prácticas y aplicando técnicas. REFLEXIVO: personas que anteponen la reflexión a la acción, observan con detenimiento las distintas experiencias. - Características: cuidadoso/a, concienzudo/a, receptivo/a, analítico/a y exhaustivo/a. - Aprenderá mejor: investigando detenidamente, escuchando, observando a un grupo mientras trabaja, intercambiando opiniones. ACTIVO: personas que buscan experiencias nuevas, de mente abierta, nada escépticas y que acomenten con estusiasmo las tareas nuevas. - Características: animador/a, improvisador/a, arriesgado/a y espontáneo/a. - Aprenderá mejor: compitiendo en equipo, resolviendo problemas, representando roles y con actividades diversas. TEÓRICO: personas que buscan la racionalidad y la objetividad huyendo de lo subjetivo y ambiguo. - Características: metódico/a, lógico/a, objetivo/a, crítico/a y estructurado/a. - Aprenderá mejor: participando en temas abiertos, en situaciones complejas, en sesiones de preguntas y respuestas, en sesiones estructuradas. ESTILOS DE APRENDIZAJE INCIDENTAL: supone aprender sin tener la intención de hacerlo. Como su propio nombre indica, se aprende por accidente, por casualidad. IMITACIÓN DE MODELOS: es el modo más natural y primitivo de aprender, ya que se basa en la imitación o mimetismo (capacidad para asemejarse a otra persona copiando su aspecto exterior, formas de actuar, destrezas, etc.). Aprendemos de un modelo el modo de gesticular, decir, hacer, incluso pensar. Esta manera de aprender, por su naturaleza produce profundas y arraigadas asimilaciones en el alumnado, por lo que debemos cuidar la actuación como docentes en el aula. ENSAYO-ERROR: es el modo en el que alumno/a realiza varios intentos (ensayos) para solucionar un problema. Si no soluciona el problema (error), rectifica y vuelve a intentarlo (nuevo ensayo). Procede de este modo tantas veces como sea necesario hasta dar con la solución correcta al problema. DESCUBRIMIENTO: supone un acercamiento exploratorio, de búsqueda sin la información del modelo. Es la práctica de llegar al conocimiento por uno mismo. El alumnado aprende a buscar y adquirir información de tal manera que esta resulte válida para la solución del problema. Se trata de aprender por descubrimiento, y la reflexión se favorece al máximo en un ambiente de estudio. TIPOS DE APRENDIZAJE Figura 10. Tipos de aprendizaje.
  33. 33. 40 MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo El objetivo último de aplicar lo expuesto en referencia al aprendizaje, así como a sus tipos y estilos, es la búsqueda de un aprendizaje significativo, resultante de la interacción entre los conocimientos previos que posee el alumnado (producto de la repetición o de su experiencia) y de la información nueva a la que accede el/la alumno/a, la cual le permite alcanzar nuevos conocimientos más complejos y aplicables a otras situaciones. De esta manera, la nueva información debe presentarse en situaciones que tengan sentido para el alumnado, relacionándolas con su mundo y/o vida cotidiana y dándoles la posibilidad de que busquen una nueva aplicabilidad. Es interesante, por tanto, que el docente conozca los conocimientos previos de su alumnado y el grado de asimilación que este posee de dichos conceptos. Finalmente, cabe añadir que con personas adultas se fomenta la socialización y el desarrollo integral de la personalidad a través de una formación abierta, flexible y participativa, lo que a su vez permite el desarrollo de capacidades más allá de las intelectuales. La metodología que se recomienda en este proceso formativo es la aplicación de dinámicas de grupo (véase capítulo 2), sin olvidar que estas deben ser entendidas no como un fin sino como un medio para alcanzar los objetivos marcados. De esta manera, como docentes, podemos actuar en el aula de diferentes formas, que van desde la más directiva y reguladora del trabajo del alumnado (estilo didáctico autoritario) hasta la más independiente en la que el/la alumno/a posee mayor grado de autonomía en la realización de sus trabajos y en su aprendizaje (estilo didáctico «dejar hacer» o «laissez-faire»), pasando por un estilo que favorece la espontaneidad y la interacción (estilo didáctico democrático). Estas actuaciones docentes que tienen como finalidad favorecer el aprendizaje son lo que se conoce como métodos didácticos de enseñanza, los cuales variarán en función del estilo didáctico que poseamos como docentes, así como del contenido a trabajar y de las características del alumnado. Dada la importancia del docente en el proceso de enseñanza-aprendizaje, en los capítulos siguientes se abordarán dichos estilos más exhaustivamente. 1.1.4. Los activadores del aprendizaje: percepción, atención, memoria Cuando aprendemos existen una serie de factores psicológicos que influyen en nosotros, son los llamados activadores del aprendizaje, y para favorecer que el proceso de enseñanza-aprendizaje se desarrolle en condiciones óptimas y con totales garantías, será necesario conocerlos.
  34. 34. 41MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo Son múltiples los factores que intervienen en el proceso de enseñanza- aprendizaje, pero de todos ellos, los que ejercen más influencia a la hora de captar la realidad e interpretarla son la percepción, la atención y la memoria. - Percepción La percepción es un proceso complejo que depende tanto del mundo que nos rodea como de la persona que percibe, es un proceso que tiene dos polos. Cuando percibimos, lo que hacemos es analizar y evaluar las sensaciones que recibimos. De este modo, la percepción se relaciona con la interpretación de la información o la realidad, que sigue un proceso que puede desglosarse en tres pasos: recogida sensorial (búsqueda y recogida de información a través de los sentidos), traducción (codificación en impulsos nerviosos) y comparación (con experiencias previas). Es, por lo tanto, el proceso por el cual se conoce el entorno, ya que a través de él se seleccionan y organizan los estímulos del ambiente y se producen experiencias significativas para las personas. La percepción es el elemento que interrelaciona a cada persona con su medio, y depende tanto de las características físicas y psíquicas de cada persona como de los estímulos que encuentre en el contexto. Para mejorar la percepción del alumnado, el docente debe conocer qué estímulos debe lanzar en cada momento, así como aceptar que no todas las personas van a percibir lo mismo y de la misma forma (véase figura 11). William James, filósofo estadounidense, profesor de psicología y fundador de la psicología funcional, decía: «Parte de lo que percibimos proviene a través de los sentidos, del objeto que tenemos delante; otra parte, procede siempre de nuestra propia mente». Es decir, la percepción es un proceso bipolar que depende tanto Figura 11. Juegos de percepción de la Gestalt (corriente psicológica moderna basada en la percepción. Para los seguidores de esta corriente cada elemento puede ser percibido de forma distinta por cada persona, la cual se verá influenciada por su experiencia y trayectoria vital).
  35. 35. 42 MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo de las características de los estímulos que activan los órganos de los sentidos como de las características de la persona que percibe, o lo que es lo mismo, de sus experiencias, motivaciones, expectativas, aptitudes, personalidad, etc. Por este motivo, cuando percibimos, intervenimos activamente en la percepción, aunque no nos demos cuenta de ello. El hecho de que contemplemos el mundo desde nuestra situación personal determina que cualquier percepción del mundo sea unilateral. Nunca lo contemplamos desde todas las partes, sino únicamente desde nuestra perspectiva, que es parcial, aunque tengamos la tentación de pensar que es la única desde la que puede comprenderse el mundo. - Atención Es la capacidad que se tiene para centrar la actividad psíquica o pensamiento sobre un determinado estímulo en un momento concreto. Constituye un aspecto delapercepción,yaqueelsujetosesitúaendisposicióndepercibiradecuadamente un estímulo en detrimento de otros. Estar atento a algo es, de alguna manera, cerrarse al mundo exterior para centrarnos en lo que nos interesa. Sin atención, nuestras mentes estarían sumergidas en un confuso conjunto de estímulos. Dentro de la atención se distinguen la atención involuntaria, que hace referencia a los estímulos a los que estamos expuestos, y la atención voluntaria, que se fija mediante el esfuerzo y la motivación y que permanece en este estado a pesar de las interferencias que puedan darse. También puede hablarse de atención pasiva, que es aquella que es atraída sin esfuerzo ni interés (véase figura 12). Figura 12. Tipos de atención.
  36. 36. 43MF1444_3 Impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo Sin lugar a dudas, es la atención voluntaria la que nos interesa en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Se trata de una atención estrechamente ligada a la motivación, por lo que a mayor motivación ante un estímulo más capacidad de atención ante el mismo con un esfuerzo mínimo, mientras que cuando el interés es bajo o nulo la capacidad de atención queda mermada y supone un gran esfuerzo mantenerla. Se deduce, por tanto, que el docente deberá esforzarse en conocer los intereses y motivaciones del alumnado para lograr niveles de atención voluntaria adecuados para el aprendizaje. Asimismo, el docente debe estimular la atención evitando exposiciones largas y monótonas, realizando repasos y repeticiones para fijar los aprendizajes, así como descansos para ayudar al alumnado a relajarse. Es conveniente también que utilice ejercicios prácticos, planifique sesiones formativas variadas y en sus exposiciones parta de conceptos simples, próximos y concretos para ir avanzando hacia conceptos más complejos y abstractos. De esta manera, la atención queda estrechamente ligada al rendimiento del educando, que aumenta a medida que aumenta la atención hasta llegar a un nivel óptimo. Una vez alcanzado dicho nivel, si nada se hace para evitarlo, la atención tenderá a disminuir. Será tarea del docente despertar la atención del alumnado hasta alcanzar ese nivel óptimo y mantenerlo para conseguir un mayor rendimiento. Será fundamental evitar las distracciones del educando, que suele distraerse por tres motivos fundamentales: motivación (¿quiere estudiar lo que estudia?), personalidad (¿tiene actitudes y aptitudes para lo que quiere estudiar?) y conocimiento (¿conoce lo indispensable para iniciar el trabajo de la actividad propuesta?). El docente deberá utilizar una metodología adecuada para lograr que no haya lugar a distracciones adecuando las exposiciones y las tareas a las capacidades del grupo y logrando que los/las alumnos/as se interesen por aquello que se les propone. A continuación, en la figura 13 se exponen con claridad los aspectos determinantes que ayudan a mantener la atención, los cuales pueden ser externos o internos.  

×