SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 20
PRIMERA SEMANA DE CUARESMA
(Ciclo B)
Nos encontramos en el primer hito de la Cuaresma, camino de la luz
gloriosa de la Pascua de Jesús. La renovación de la alianza bautismal,
que Jesucristo renueva en la noche de Pascua con cada cristiano,
para que sea efectiva, necesitamos, un año más, convertirnos al Señor
y a su Evangelio. Es el ejercicio de escuchar la Palabra de Dios y
ponerla en práctica, para mejorar nuestra condición de discípulos de
Cristo que aman a Dios y sirven a su prójimo. Sin embargo, nos
asaltan las tentaciones, con ellas Dios pretende probar nuestra
fidelidad, cuanta calidad tiene nuestra alianza bautismal con ÉL. Israel
sufrió tres tentaciones en el desierto: creer que la vida depende de los
bienes materiales, olvidando que la fuente de la vida es Dios. Pedir
milagros, comprobables, no fiándose de Dios por el camino de la fe. La
tercera fue la idolatría, buscando, lejos de Dios, poder vivir a sus
espaldas. Jesús sale más que vencedor de las tentaciones, y con la
fuerza del Espíritu comienza a proclamar que el Reino de Dios está
cerca. El Reino de Dios está dentro de nosotros, queriendo salir a la
luz en nuestras obras, cosa que conseguiremos sólo venciendo la
tentación, no colocando su contenido por encima de los valores del
Reino. Contamos con la fuerza del Espíritu Santo, que recibimos en el
Bautismo, nueva alianza de Dios con el hombre, más profunda que la
hecha por Dios con Noé, y luego con Abraham y Moisés.
DOMINGO
Lecturas bíblicas:
a.- Gn. 9, 8-15: Pacto de Dios con Noé.
Hablamos de la primera alianza, hecha por Dios con Noé, luego del
diluvio, y donde Dios se arrepintió de aniquilar la humanidad por su
perversión. La segunda alianza, será con Abraham y la tercera con
Moisés en el Sinaí. Se le repiten a Noé las palabras dichas al primer
hombre (cfr. Gn.1). Es una nueva creación, por lo mismo, deben
crecer y multiplicarse, llenar la tierra, dominarla, hacer de ella su
morada. Se da el mandato de respetar la vida, desde el animal hasta
la vida humana, es Dios quien la defiende con su presencia, en esa
que es su imagen y semejanza. La alianza consiste, en que Dios
promete que no habrá otro diluvio universal, siempre que se respete la
vida; es un pacto. Quien ofende la vida, ofende a Dios. El respeto a la
vida propia y del otro, es el núcleo de esta alianza, porque el otro, es
la imagen viva de Dios. La creación y la vida, se convierten en lugares
teológicos, en que la fe ha descubierto la acción creadora de Dios. Se
grafica la alianza con la señal del arco iris: hay un orden natural, un
pacto con la creación entera. Esta señal recuerda a Dios, como
Creador del universo, recuerda su alianza con el hombre. Los justos
como Noé son herederos de esta alianza, en un ámbito de paz, de
vida, de salvación de Dios.
b.- 1Pe. 3,18-22: El bautismo busca impetrar de Dios una
conciencia pura.
La pasión de Cristo, su gloriosa resurrección, define como trasfondo,
la vida del cristiano con todas sus complejidades. El dolor o
sufrimiento a causa de la fe, es uno de esos momentos de la vida en
que el cristiano eleva su mirada a Cristo Jesús, como su mejor modelo
de padecer (cfr. 1Pe.3,14-17). Su dolor no se compara, porque siendo
inocente, el Cordero que quita los pecados del mundo, soportó todo
por amor al hombre pecador, amor infinito por el hombre, nacido de la
obediencia filial a Dios Padre. Muerto en la Cruz, según la carne, pero
poseído por el Espíritu, no significó la corrupción o aniquilación, fue
devuelto a la vida con su resurrección. Vivificado por el Espíritu, se le
concedió una vida nueva, cuyo origen se encuentra en el mismo
Espíritu (cfr. Rm.1,3). Descendió a los infiernos o el hades, lugar de
las almas de los que habían muerto, y que con fe habían esperado al
Salvador, que les viniera a anunciar la Palabra y la salvación, así
como también había venido por los vivos (cfr. Rm. 10.7; Ef. 4, 8-10).
Jesús baja a los infiernos, lugar de los muertos, con una misión
predicar, la salvación a esas almas. Se trata de tender un puente a
aquellos que vivieron antes de Jesucristo, justos e impíos, como los de
la generación de Noé, que les comunique su gracia redentora y los
frutos de su pasión y su resurrección. Así como Noé fue salvado de las
aguas junto con su familia en el arca, así el hombre de hoy es salvado
del pecado, en las aguas del sacramento del Bautismo. Éste tiene toda
su eficacia a través de la resurrección de Jesucristo, porque su muerte
fue por los pecados de cada hombre, y porque Cristo está a la derecha
del Padre, es que puede comunicar la vida verdadera de ser hijos de
Dios a quien lo pide (cfr. Rm. 4, 25). Cada bautizado, ha hecho alianza
con Jesucristo, tener a Dios como su Padre, y ser su discípulo que
ama y sirve al prójimo como lo hizo ÉL. Cristo es Señor, Kyrios para
gloria de Dios Padre.
c.- Mc. 1, 12-15: Jesús es tentado en el desierto.
El evangelista en forma muy sintética, nos narra que Jesús fue al
desierto, fue tentado por Satanás y vivía entre las fieras. Jesús es
arrojado por el Espíritu al desierto, porque lo habita, lo posee, lo
impulsa con todo su ser; el Hijo, se mueve connaturalmente al compás
del Espíritu. “A continuación” (v.12), viene a unir el hecho de la
tentación en el desierto, con el Bautismo en el Jordán. A la tentación
de Satanás, se une la idea de estar en el desierto, la convivencia con
los animales salvajes y el servicio de los ángeles. Marcos, no dice en
qué consistió la tentación, pero el ser tentado, se dio en ese clima
tranquilo y los esfuerzos de Satanás fueron en vano, ya que el Hombre
del Espíritu permaneció en la comunión con Dios. Marcos, presenta a
Jesús como nuevo Adán, que es tentado (cfr. Gn. 23; Rm. 5, 12-21; 1
Cor.15, 21-22. 45-49). Jesús, ha venido a poner por obra el proyecto
original de la creación, mueve la historia desde dentro, según la
voluntad original del Padre. El desierto, en la tradición bíblica, es lugar
de encuentro con Dios (cfr. Mc.1, 35; 6,35), pero además de fracasos
y rebeliones, protagonizadas por el pueblo de Israel y su rebelión
contra Moisés; en cambio, Jesús va al desierto para hacer la voluntad
de Dios. Estuvo ahí cuarenta días, clara alusión a los cuarenta años,
que pasó Israel en el desierto donde fue tentado, pero también lugar
de decisión (cfr. Ex. 24,18; 34,28; Dt.8, 2.15s; 1Re.19,8). Es aquí,
donde ahora es tentado Jesús; tentado de dejar su mesianismo, para
asumir un rol político o triunfalista (cfr. Mc. 8, 33; 1, 35-38; 2,1-3.5).
Pero donde el pueblo sucumbió a la tentación, el Hijo amado de Dios
sale victorioso. Durante su ministerio público conocerá la oposición de
las fuerzas del mal (cfr. Mc.1,27; 3, 22-23.26-27; 14,23). Jesús está
con las fieras y con los ángeles, con lo que se quiere restablecer la
armonía con las criaturas, que el pecado rompió al comienzo de la
historia; en cambio, los profetas cuando miran los tiempos mesiánicos,
ven un renovado entendimiento entre el hombre y los animales (cfr. Lv.
16, 10-22; Sal.91; Is. 11, 6-9; 65, 25). Los ángeles, mensajeros de
Dios, no lo expulsarán, como a Adán del paraíso, es más, lo servirán;
con su actitud de servicio, reflejan una menor dignidad que Jesús. ÉL
anuncia en Galilea la buena noticia de Dios, el evangelio, la salvación
con la cual, Jesús se identifica plenamente, como enviado por el
Padre. Ha llegado la plenitud de los tiempos, se ha cumplido el tiempo,
el Reino ya está presente, el Hijo está presente entre nosotros.
Teresa de Jesús, contada entre las grandes almas que han sabido
amar a Jesucristo, como opción de vida, ha debido padecer grandes
tentaciones en su vida espiritual. Por una mal entendida o falsa
humildad, dejó largo tiempo la oración, por considerarse indigna hasta
que el Señor la fue sacando de este estado calamitoso de vida.
“Tengo para mí que quiere el Señor dar muchas veces al principio, y
otras a la postre, estos tormentos y otras muchas tentaciones que se
ofrecen, para probar a sus amadores, y saber si podrán beber el cáliz
y ayudarle a llevar la cruz, antes que ponga en ellos grandes tesoros.
Y para bien nuestro creo nos quiere Su Majestad llevar por aquí, para
que entendamos bien lo poco que somos; porque son de tan gran
dignidad las mercedes de después, que quiere por experiencia
veamos antes nuestra miseria, primero que nos las dé, porque no nos
acaezca lo que a Lucifer.” (V 11,11).
LUNES
Lecturas bíblicas:
a.- Lev. 19, 1-2.11-18: Ley de santidad.
La primera lectura está tomada del código de santidad o ley de
santidad (cfr. Lev. 17-26). Este código recoge las leyes, que después
del destierro, se dieron al pueblo donde queda reflejada una exquisita
sensibilidad respeto a las relaciones con Dios y su consecuencia
inmediata en el prójimo. La santidad de Yahvé, es la motivación
central, es el dinamismo que posee la santidad de sus fieles: “Habló
Yahveh a Moisés, diciendo: Habla a toda la comunidad de los
israelitas y diles: Sed santos, porque yo, Yahveh, vuestro Dios, soy
santo.” (vv. 1-2). Inmediatamente el texto señala el comportamiento
del creyente respecto del prójimo evitando todo favoritismo, calumnia,
odio y venganza, en definitiva la práctica de la justicia y del amor al
hermano evitando el hacer daño físico y moral al otro. Concluye
diciendo: “No te vengarás ni guardarás rencor contra los hijos de tu
pueblo. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, Yahveh.” (v. 18).
Jesús ampliará, luego de citar este texto, el sentido de prójimo más
allá del pariente y connacional, sino todo hombre, todos los hombres.
Cuando fue consultado por el mandamiento mayor, por un doctor de
la Ley, igualó y unió el amor al prójimo al primero de todos los
mandamientos el amor a Dios con todo el corazón, con toda el alma,
con toda tu mente (cfr. Mt. 22, 34-40; Dt. 6,4). Jesús puso ambos
mandamientos al mismo nivel de importancia, uno no se cumple sin el
otro.
b.- Mt. 25, 31-46: Conmigo lo hicisteis.
El evangelio, nos presenta un escenario universal, es el Juicio final
para todos los hombres, naciones y pueblos, creyentes y ateos,
buenos y malos. Con esta escena, se cierra el tema escatológico de
Mateo, y la enseñanza de Jesús (cfr. Dn. 7, 9ss). Jesús se identifica
con el Hijo del Hombre, enviado por Dios a concluir el último capítulo
de la historia humana y juzgarla en el amor. El texto, supone que el
Evangelio de Jesús llegó a todos los hombres, por ello todos se
reúnen en su presencia como Juez (vv.31-33; cfr. Mt. 24,14), y ÉL
hará una separación entre ellos: unos a su derecha otros a su
izquierda. Le sigue la escena del premio y del castigo, pero donde se
produce una identificación admirable entre el Juez rey y el pobre
necesitado de comida, vestido, ser visitado en la cárcel etc., único
testigo fidedigno para juzgar las acciones de cada uno. El criterio será
la caridad diligente, basado en las obras exigidas en el AT, a favor del
pobre y desde ahora a favor del rey. Este examen final, está centrado
en la caridad el hermano. Él identifica como hermano a todo ser que
sufre, los pobres y marginados, a todo ser humano necesitado. Este
rey soberano, no es al estilo del mundo, con poder y autoridad, su
autoridad consiste en el servicio, a todos los hombres pero en
particular al necesitado. Ese es su modo de reinar en el mundo. A
todos los hombres, les ofrece la misma posibilidad de encontrarle,
socorrerle, servirle, puesto que viene a los suyos, no con ropajes
reales, sino de incógnito, con la ropa y necesidades de sus hermanos
más pobres. En este Juicio, sólo cuentan los gestos de amor, o el
amor al prójimo. Las obras de misericordia, encarnación de nuestro
amor al prójimo, fruto del amor de Dios, que señala Jesús en su
Sermón de la Montaña (cfr. Mt.5), exigen fe, conversión continua,
unión con Dios, cumplimiento fiel de las Bienaventuranzas, actitud
contemplativa del misterio del Reino de Dios que está presente en lo
interior de cada bautizado, y entre los hombres de buena voluntad. En
la síntesis final, todo se reduce a saber, si hemos amado como Dios
quiere ser amado, en nuestro prójimo.
La Santa Madre Teresa de Jesús habla de cómo lleva a cada alma por
un camino distinto. “Y que no piense que, por tener una hermana
cosas semejantes, es mejor que las otras; lleva el Señor a cada una
como ve que es menester. Aparejo es para venir a ser muy sierva de
Dios, si se ayuda; mas, a las veces, lleva Dios por este camino a las
más flacas; y así no hay en esto por qué aprobar ni condenar, sino
mirar a las virtudes, y a quien con más mortificación y humildad y
limpieza de conciencia sirviere a nuestro Señor, que ésa será la más
santa, aunque la certidumbre poco se puede saber acá hasta que el
verdadero Juez dé a cada uno lo que merece. Allá nos espantaremos
de ver cuán diferente es su juicio de lo que acá podemos entender.
¡Sea por siempre alabado, amén!” (6 M 8,10).
MARTES
Lecturas bíblicas:
a.- Is. 55, 10-12: Eficacia de la palabra de Dios.
En la primera lectura, encontramos la conclusión del Segundo Isaías o
libro de la Consolación, donde se destaca la gran invitación final de
Yahvé al banquete escatológico. Está dirigido a todos los hombres de
la tierra, la única condición para asistir es tener hambre y sed de Dios,
necesitarle de verdad. El banquete en la Biblia, es símbolo del amor
de Dios, es el deseo de saciar de forma definitiva su ansia de felicidad
verdadera. La otra condición es escuchar, dar oídos a la palabra de
Dios, pues la fuente de la vida se encuentra en la palabra de Dios,
convertida en precepto, alianza, ley; quiénes tengan oídos para oír,
vivirán. En el NT, esta vida plena, se identificará con la vida eterna,
una vida en Dios. Si el pueblo escucha y vive la palabra, atraerán a
Sión a todos los pueblos de la tierra, por la santidad de Yahvé, por la
fidelidad a la alianza nueva que anuncia el profeta (cfr. Is. 55,3). Esta
vuelta de los pueblos a Sión significará el regreso de Israel, al camino
de la conversión a Yahvé, retornar al camino de la vida, vida de
redimidos y perdonados que se cumplirá en Jesús, como definirá:
Camino, Verdad y Vida ( Jn. 14,6). La libertad después del exilio es la
mejor señal de la liberación de todas las otras esclavitudes. Por eso
Yahvé dice, que su palabra es eficaz, verdadera, como la lluvia que
empapa la tierra y la fecunda, así es su Palabra que sale de su boca, y
no vuelve a ÉL vacía, sino que realiza su voluntad (vv. 10-11). La
palabra de Dios, comunica su economía de salvación, su voluntad
eterna, que se realizarán en Cristo Jesús, su palabra hecha carne. El
pan que nos alimenta, es fruto de la lluvia caída del cielo, lo mismo el
banquete de la Eucaristía, que nutre el espíritu, palabra bajada del
cielo, salida de Dios y ofrecida en Sacrificio, alimento que sacia el
hambre de justicia y paz, verdad y amor de Dios, que tiene el hombre.
La carta a los Hebreos, enseña que la Palabra de Dios, que es viva y
eficaz, penetra el corazón del hombre, para develar sus intenciones
(cfr. Hb. 4, 12-13). Cristo Jesús, es la Palabra del Padre en naturaleza
humana, palabra personal de Dios para el hombre que lo acepta con
fe, o que es juicio de condenación para quien lo rechaza. Uno de los
efectos inmediatos de escuchar y acoger la Palabra de Dios es el
deseo de intimidad con Dios en la oración, lo que en vuelo de amor
sabe a respuesta que genera un dinamismo interior que todo lo
transforma. La Palabra de Dios exige una respuesta que encuentra en
el diálogo amoroso con Dios su origen y fortaleza una vez dada.
b.- Mt. 6,7-15: Padre Nuestro.
El evangelio, nos presenta la oración que Jesús enseña a sus
discípulos, para dirigirse a Dios. Es una oración de plena confianza en
el Padre que pide que su Reine llegue a nosotros cada día y cuyo
signos son la reconciliación y fraternidad. “Padre nuestro que estás
en el cielo” (v.9). Jesús, nos introduce en su intimidad con su Dios, su
Padre, del que es Enviado y que anuncia. Es el Dios de Israel, el Dios
de los Patriarcas, Abraham, Isaac, y Jacob, que ahora tiene rostro de
Padre. A diferencia de los padres de familia, Dios habita en el cielo,
metáfora que quiere significar que está por encima del tiempo y el
mundo visible. Lo que no significa que no pueda acercarse a los
hombres, para reconocerle sus hijos como Padre nuestro.
“Santificado sea tu nombre” (v.9). Si son sus hijos, llevan su
Nombre como familia. Ahora bien, si este Nombre es Santo en sí
mismo y por sí mismo, debe ser santificado en la vida de sus hijos. El
Santo Nombre de Dios, puede ser honrado o blasfemado según las
acciones de los creyentes (cfr. Rm.2, 24). “Venga tu Reino; hágase
tu voluntad, así en la tierra como en el cielo” (v.10). Venga tu
Reino, es la primera petición del discípulo que ora a su Padre. Reino
de Dios, que debe hacerse presente, Dios tenerlo como Señor de este
mundo, y que Jesús ha venido a instaurar y que culminará en la
consumación histórica luego del Juicio final. La vida del cristiano, es
hacer reinar a Dios en su vida y defender en la sociedad sus derechos.
La petición es para el tiempo presente, el hoy, si queremos que se
haga la voluntad de Dios, como en el cielo, aquí en la tierra debe
hacerse presente por las obras del cristiano. Jesucristo nos entregó su
Espíritu Santo, precisamente para que conocida la Verdad, la voluntad
de Dios sea cumplida. “Nuestro pan cotidiano dánosle hoy” (v.11).
El Padre nos pide que pidamos el alimento cotidiano, pero también
quiere que sus busquen el Pan celestial, que sacia toda hambre del
ser humano. “Perdónanos nuestras deudas, así como nosotros
perdonamos a nuestros deudores” (v.12). Si el pecador busca el
perdón, debe aprender a perdonar siempre; perdona siempre en la
medida que seas perdonado, si quieres ser perdonado totalmente
perdona todo. “Y no nos dejes caer en tentación” (v.13). Pidamos
que no nos abandone a nuestro libre albedrio, y que nos guie con
paterna solicitud y nos confirme en el buen camino. “Más líbranos del
mal” (v.13). Que nos libre del mal que viene de Satanás, de lo
contrario no podremos gozar del sumo Bien que es Dios mismo.
Santa Teresa de Jesús, al comenzar su “Comentario al Padre Nuestro”
vive profundamente la admiración por esta oración: “Padre nuestro
que estás en los cielos». ¡Oh Hijo de Dios y Señor mío!, ¿cómo dais
tanto junto a la primera palabra? Ya que os humilláis a Vos con
extremo tan grande en juntaros con nosotros al pedir y haceros
hermano de cosa tan baja y miserable, ¿cómo nos dais en nombre de
vuestro Padre todo lo que se puede dar, pues queréis que nos tenga
por hijos, que vuestra palabra no puede faltar? Le obligáis a que la
cumpla, que no es pequeña carga, pues en siendo Padre nos ha de
sufrir por graves que sean las ofensas. Si nos tornamos a Él, como al
hijo pródigo han de perdonar, han de consolar en nuestros trabajos,
han de sustentar como lo ha de hacer un tal Padre, que forzado ha de
ser mejor que todos los padres del mundo, porque en Él no puede
haber sino todo bien cumplido; y después de todo esto hacernos
participantes y herederos con Vos.” (C V 27,1-2).
MIERCOLES
Lecturas bíblicas:
a.- Jon. 3, 1-10: Conversión de los ninivitas.
El profeta Jonás, aparece como quien a huye de Dios. Ha escuchado
su voz, su mensaje, sin embargo, teme hacer la voluntad de Dios (cfr.
Jon.1-2). En este segundo llamado aprendió la lección, no se puede
huir de Dios, más aún no puede ser desobedecido. Va a Nínive, capital
de imperio asirio. El mensaje es que tiene que dar es: “Jonás comenzó
a adentrarse en la ciudad, e hizo un día de camino proclamando:
«Dentro de cuarenta días Nínive será destruida.» (v. 4). El número 40
significa plenitud, tiempo necesario para hacer algo importante. Un
solo día le basta a Jonás de predicación para que Nínive se convierta,
sus habitantes creen en Yahvé, con una fe semejante a la de
Abraham (cfr. Gn. 15, 6). Desde el rey hasta el último habitante hizo
penitencia y se convirtieron al Señor. El contraste con Israel es
asombroso, Nínive supo convertirse, puesto que unió a la penitencia
externa, la conversión interior de vida. La oración del rey es
significativa: “¡Quién sabe! Quizás vuelva Dios y se arrepienta, se
vuelva del ardor de su cólera, y no perezcamos.» Vio Dios lo que
hacían, cómo se convirtieron de su mala conducta, y se arrepintió Dios
del mal que había determinado hacerles, y no lo hizo.” (vv. 9-10). El
oráculo no se cumplió. Es el triunfo del amor de Dios sobre la maldad
humana. Todo está condicionado por la conversión del corazón, al
cambio de vida. La lección fue clara para Israel y para nosotros.
b.- Lc. 11, 29-32: El signo de Jonás, el signo del Hijo del Hombre.
En el evangelio, encontramos a Jesús rodeado de gente que quiere
escucharle y declara que esa generación es malvada, con lo cual no
les echa en cara su pecado, pero sí su ceguera, ante la verdadera
doctrina y obstaculizan los caminos a la fe. Piden signos, cuando han
sido testigos de muchos (cfr. Is. 7, 14; Jc. 6,36-40; 2 Re. 20,8-11; Lc.
1,18; 1,34). No habrá otro signo, que el de Jonás, el de la conversión.
Tenemos de trasfondo la gesta de Jonás entre los ninivitas, al
enrostrarles Jesús a los hombres de su generación, la dureza de su
corazón a la predicación del evangelio, cuando le piden un signo para
creer (cfr. Mt. 12,40). Ese es el único signo que se les dará: el Hijo del
hombre será el signo equivalente, al de Jonás, para esta generación.
Lucas, quiere destacar la conversión de los ninivitas, y la increencia de
los judíos, ante la predicación del profeta Jesús de Nazaret. Si antes
comparó a Jonás, con el Hijo del Hombre, ahora enfrenta a los judíos
con los ninivitas y la Reina de Saba, a Jonás con Salomón, que en el
día del Juicio, los condenarán por su incredulidad. Si la Reina de Saba
vino de lejos cargadas de regalos, como de dudas, que Salomón le
resolvió con una sabiduría admirable, fue para escuchar y descubrir la
verdad en un extranjero y bendijo a Yahvé, por ser la fuente del saber
del rey (cfr. 1Re.10,1-10). El contrapunto lo dan los judíos, que no son
capaces de comprender la sabiduría de Jesús, que es más que
Salomón (v.31). Ese algo, y no ese alguien, es el Reino de Dios,
presente en las palabras, actitudes y obras de Jesús. La Reina de
Saba, les echará en cara su ceguera e incredulidad el día del Juicio.
Ella y los ninivitas creyeron en el mensaje de Jonás, ella recorrió un
largo camino, ellos hicieron penitencia, y lograron cambiar la decisión
de Dios. Ambos eran extranjeros, pero reconocieron a Yahvé, el Dios
de otro pueblo; ambos se levantarán el día del Juicio contra Israel, el
pueblo escogido. Finalmente, Jesús compara su tiempo con el de
Jonás, pero su tiempo es la plenitud, aquí hay algo mayor, que Jonás
y Salomón. Cerrarse a la salvación, o autoexcluirse traerá sus
consecuencias negativas a los que les oyen; de imitar es la actitud de
estos extranjeros que Jesús nos presenta. Los signos de conversión
que nos pide la Cuaresma en este evangelio consisten, en mejorar
nuestra relación con Dios y el prójimo desde el amor, poner más vida
de fe, en las contrariedades de cada día, perdonar las ofensas, desde
la esperanza de conversión personal y del otro. La fidelidad al
evangelio y a la gracia, se vive en lo cotidiano, no a ratos, y en la
sabiduría de la Cruz, fuerza divina, es la que transforma la vida del
cristiano, porque ahí está la vida verdadera en Cristo Jesús. (cfr. 1
Cor.1, 22s).
A la Santa Madre Teresa de Jesús, le llegó también su hora de
conversión al Señor Jesús, los ejemplos de los Santos la ayudaron.
“Acaecióme que, entrando un día en el oratorio, vi una imagen que
habían traído allí a guardar, que se había buscado para cierta fiesta
que se hacía en casa. Era de Cristo muy llagado y tan devota que, en
mirándola, toda me turbó de verle tal, porque representaba bien lo que
pasó por nosotros. Fue tanto lo que sentí de lo mal que había
agradecido aquellas llagas, que el corazón me parece se me partía, y
arrojéme cabe El con grandísimo derramamiento de lágrimas,
suplicándole me fortaleciese ya de una vez para no ofenderle. Mas
esta postrera vez de esta imagen que digo, me parece me aprovechó
más, porque estaba ya muy desconfiada de mí y ponía toda mi
confianza en Dios. Paréceme le dije entonces, que no me había de
levantar de allí hasta que hiciese lo que le suplicaba. Creo cierto me
aprovechó, porque fui mejorando mucho desde entonces.” (Vida 9,1-
3).
JUEVES
Lecturas bíblicas:
a.- Est. 14, 1. 3-5. 12-14: Oración de Ester.
La primera lectura, es una joya de la literatura del AT, como es la
oración de la reina Ester. Plegaria que eleva a Dios, para salvar a su
pueblo del exterminio, decretado por el rey Asuero de Persia.
Viéndose en peligro de muerte ella y su pueblo, invoca al Señor.
Invoca a Dios como Señor, como rey, como único Dios. Se da una
antítesis del “sólo” Dios y Ester que se encuentra “sola”. En Dios
expresa con estos términos, su unicidad, infinitud y omnipotencia de
Yahvé, en cambio, en la reina Ester, viene a significar, abandono e
impotencia. La iniciativa que Ester tiene para salvar a su pueblo, es
riesgosa para su vida. A pesar de todo, Ester sabe por la historia
sagrada de su pueblo Israel, aprendida en su niñez, que es el pueblo
del Señor, su heredad más querida. Las promesas hechas a los
patriarcas, siempre las ha cumplido con exactitud. La evocación de las
grandes hazañas realizadas por Dios, engendran la esperanza, que el
Señor, de alguna manera actuará en este momento de aflicción y de
posible exterminio de su pueblo. Ester, pide palabras acertadas para
cuando se encuentre frente al león, es decir, frente al rey Asuero, para
que pueda cambiar el odio que siente por los judíos, en odio contra los
verdaderos enemigos de su pueblo Aman y los persas. Busca con ese
discurso salvar a su pueblo del exterminio y también salvar su propia
vida. Otra heroína, Judit pedía con palabras semejantes salvar a su
pueblo Israel (cfr. Jdt. 9,13). Esta obra de la literatura del AT., posee
un gran nacionalismo judío, difícil luego de compaginar, con el amor a
todos los hombres y todos los pueblos que nos pide el Evangelio de
Jesucristo. Lo que se quiere destacar, en todo caso, es el poder de la
oración hecha con fe, en momentos difíciles, tanto de los pueblos
como de las personas creyentes.
b.- Mt. 7, 7-12: Todo el que pide recibe.
En el evangelio, hay una invitación a la oración hecha con fe y en
forma perseverante (vv.7-10), porque nuestro Padre nos ama más que
un padre o madre de la tierra (vv.11-12; cfr. Lc. 11,5ss). Si Dios es
Padre, sabe todo lo que se refiere a cada uno, por lo mismo, está
presente para favorecernos. Es en la oración, en donde se descubre si
realmente creemos en Dios, porque confesamos que dependemos de
ÉL y no nos valemos por nosotros mismos. La verdadera oración, es
piedra de tope para nuestra fe y humildad. “Pedid y se os dará” (v.7).
Pareciera una ley: a una cosa necesariamente, le sigue la concesión
de lo que se pide. No se hace alusión al tipo de oración, lo que se
resalta aquí es que Dios nos escucha: si el hombre ora es porque ora
en Dios, vive para ÉL, confía en ÉL. Sabe por experiencia, que todas
sus oraciones hechas, según Dios, son escuchadas apenas las
presenta. Este es el misterio de la oración que Jesús promete será
escuchada, si el hombre vive para el Reino de Dios. Debería ser
normal, incluso sencillo el orar así, con esa confianza, pero es más
admirable todavía, que Dios nos escuche siempre (cfr. Mt.16, 22;
17,20; 18,19s; 20,20-23; 21,20-22). La eficacia de la oración reside,
más que en nuestra insistencia, en la bondad de Dios, que sabe dar lo
que necesita cada uno de sus hijos. En un segundo, momento
tenemos la comparación que hace Jesús de los padres de la tierra
respecto a su Padre del cielo, que da cosas buenas a sus hijos se
debe comprender desde la fe de creer, que Dios es Padre. Si el padre
de la tierra vela por su familia, mucho más Dios, ya que la diferencia
es que Dios es el Bueno por excelencia, mientras los hombres son
malos. Son palabras muy duras y penetrantes en el misterio del ser
humano. Jesús sabe que en el ser humano está arraigado el mal, no
entendiendo por ello pecados o malas actuaciones, sino esa
inclinación natural hacia el mal. Tendencia tan fuertemente enraizada,
en nosotros, que por ella somos malos, realidad que no nos define, no
somos sólo pecado y mentira, sino que también hay bondad al darle
cosas buenas a nuestros hijos y preservarlos del mal (v.11).
Finalmente, encontramos la Regla de Oro: cuanto deseemos nos
hagan los hombres, lo debemos hacer con cada uno de ellos (v.12).
Tratar a los demás como deseamos nos traten, es norma de conducta
humana, pero no cristiana, ya que esto lo practicaban paganos y
judíos. Jesús, lo asume, pero le da un nuevo sentido desde el amor
que no conoce medida, ni siquiera excluye al enemigo. Este amor es
lo que espero del hermano en la fe, y lo que él puede esperar de mí;
nadie lo debe exigir, pero sí puede hacerlo realidad siendo amable,
sirviendo al prójimo, acogiendo al otro, etc. Se puede pretender para
sí, pero si antes se ha invertido tiempo en practicarlo con el otro,
dejando al otro en libertad de acción. La ley permanece, pero con un
espíritu nuevo (cfr. Mt.5,17). La fe no quita nada de lo bueno y noble,
sublime y prudente que hay en lo humano, pero que Jesús eleva a un
grado de mayor perfección respecto de Dios y su Reino.
Santa Teresa de Jesús en Libro de las Fundaciones, narra todos los
avatares de lo que significó su gran obra fundacional de monasterios
de la Orden del Carmelo reformado por ella misma en la España del s.
XVI. Se daba tiempo para todos los trámites que exige levantar una
construcción, pero también para edificar entre sus hijas e hijos la vida
de contemplativos. En todas partes el orante, puede encontrar espacio
y tiempo para dialogar con Dios que vive en el interior de su espíritu.
“¡Oh, válgame Dios, si entendiésemos cuánta miseria es la nuestra! En
todo hay peligro si no la entendemos; y a esta causa nos es gran bien
que nos manden cosas para ver nuestra bajeza. Y tengo por mayor
merced del Señor un día de propio y humilde conocimiento, aunque
nos haya costado muchas aflicciones y trabajos, que muchos de
oración; cuánto más, que el verdadero amante en toda parte ama y
siempre se acuerda del amado. ¡Recia cosa sería que sólo en los
rincones se pudiese traer oración!” (F 5,17-17).
VIERNES
Lecturas bíblicas:
a.- Ez. 18, 21-28: Dios no quiere la muerte del pecador, sino que
se convierta.
La primera lectura, es todo un canto a la vida del hombre, que practica
la justicia y vive de cara a Yahvé. La conversión, más allá de empeño
personal, es don de Dios, iniciativa suya. La culpa personal, no
disminuye en nada su consecuencia social y la responsabilidad en el
mal provocado. Dios quiere que el hombre viva, y la trasgresión de la
voluntad divina, manifestada en los mandamientos, es muerte para el
hombre y la sociedad. Perdona el pecado, de aquel que se arrepiente
de verdad. Esta lectura, es una llamada a la responsabilidad personal,
donde Ezequiel, se nos presenta como teólogo, sacerdote y profeta.
Hijo fiel de la fe tradicional judía, donde se siente responsable de las
actitudes y de la realidad de su pueblo, pionero de valores que nutren
y enriquecen la revelación y la espiritualidad de su tiempo. Ezequiel,
vive luego de la caída de Jerusalén, en el destierro, castigo por los
muchos pecados de la historia pasada, les enseñaba su mentalidad
religiosa. Pensaban que el castigo quizás era demasiado para ellos,
¿por qué tenían que pagar por el pecados de sus padres? ¿Dónde
había acabado el testimonio de amor y fidelidad de los patriarcas, y
líderes de Israel? Sin templo, rota la alianza, sin culto, sin poder
reconciliarse, sin esperanza alguna; lo mejor pensaban era
acomodarse a esa sociedad pagana, rica, opulenta y olvidar a Yahvé.
Ezequiel, llama a la responsabilidad personal, cada uno debe ponerse
delante de Yahvé (cfr. Jr.31, 29ss; 2 Re.14,6; Dt. 24,16; 30,15). El
pasado puede condicionar o influir, pero no hay que asimilarlo como
herencia negativa, sino que se puede librar de él, reconociendo que
Yahvé no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva. El
profeta, quiere la conversión total del creyente, con lo que Ezequiel,
ahora también es pastor de almas. Sin embargo, muchos consideraron
que era más fácil acusar a Yahvé de injusto, antes que convertirse,
pero Dios les contraataca, pleitea diciéndoles: “¿No será vuestro
proceder el que es injusto? “ (v.25). La invitación final de Yahvé, es a
convertirse, para vivir en la justicia y la verdad, de cara a Dios y los
hombres en limpia y maciza responsabilidad.
b.- Mt. 5, 20-26: La justicia nueva, superior a la antigua.
El evangelio se centra en la nueva justicia, concretamente, en el tema
de no matar (vv.20- 21). La justicia de los discípulos, debe superar a la
que proponen y practican los escribas y fariseos, de lo contrario no
entrarán en el Reino de los cielos. Los discípulos han oído, se dijo, lo
que mandó Dios por medio de Moisés, su mandamiento. La vida viene
de Dios y por lo tanto, sagrada; Dios había autorizado al hombre que
comiera carne. La sangre humana clama al cielo, como la de Abel (cfr.
Gn. 9, 2. 6; 4,10). Ser reo en el tribunal, significa asumir en el juicio de
los hombres el juicio de Dios (Gn. 9, 6; Lev. 24,17-20). “Pues yo os
digo” (v.22). Desde ahora, Dios quiere algo nuevo, a la ira
descontrolada del corazón, Jesús contrapone, el mismo temor que si
se hubiese cometido un homicidio, es más, el asesinato espiritual del
prójimo es tan grave, como un asesinato. Jesús quiere darle al
corazón, sede de las decisiones, lo que sale del hombre, la
importancia que tiene (v.20; 1Jn. 3,15). Jesús agrega dos ejemplos de
ira: quien llama a su hermano imbécil, deberá comparecer ente el
Sanedrín, y si le llama loco o renegado, merece el infierno, a nadie se
le juzgaba por esto, pero por su ira hace como que ya esté para ser
juzgado por los hombres y por Dios. Hermano, en el contexto de Jesús
era un título del pueblo de la alianza; hombre de la misma familia,
sangre y por sobre todo la misma fe. La Iglesia, lo asumió como
hermanos de fe, herederos de Jesucristo, a todos los bautizados de
todas las naciones. Jesús une admirablemente la ofrenda válida y la
auténtica adoración, a la paz del corazón, y la unidad entre los
hermanos (vv. 23-24). Lejos del oferente la discordia y aversión contra
el hermano, pero Jesús es muy claro, basta saber que si alguien tiene
algo contra mí (v.23), se debe dejar la ofrenda e ir a reconciliarse con
esa persona, de lo contrario se hace indigno del sacrificio que
pretende ofrecer. La novedad de Jesús está en unir culto, liturgia, y
vida, más concretamente la vida fraterna que debe reinar en la Iglesia.
Finalmente, Jesús aconseja, ante de ir a juicio con alguno, hay que
aprovechar el tiempo para la reconciliación cuando todavía se puede,
pero hay un acontecimiento que se viene otro Juez y un Juicio
definitivo. El hombre camina hacia ese Juicio de cara a Dios, por lo
mismo, la reconciliación es urgente, mientras se puede, luego será
tarde. No dejar para mañana la reconciliación es un deber, como el
vivir en paz con todos los hermanos.
San Juan de la Cruz, el Doctor del Amor, en la misma línea, invita al
orante a subir al monte de la perfección que es Cristo: Quien “quiere
subir a este Monte ha de hacer de sí mismo un altar en él, en que
ofrezca a Dios sacrificio de amor puro y alabanza y reverencia pura,
que, primero que suba a la cumbre del monte, ha de haber
perfectamente hecho las dichas tres cosas: arroje todos los dioses
ajenos… purifique el dejo que han dejado los apetitos…y poner en el
alma un nuevo entender a Dios en Dios, dejando el viejo entender del
hombre, y un nuevo amar a Dios en Dios” (1S 5,7).
SABADO
Lecturas bíblicas:
a.- Dt. 26, 16-19: Será un pueblo consagrado al Señor.
Israel, como pueblo escogido por Yahvé, debe ser un pueblo santo,
consecuencia de la alianza de la alianza hecha con Dios. El
compromiso es mutuo: El Señor se compromete a ser el Dios de
Israel, al que ha escogido de entre todos los pueblos como su
propiedad, e Israel se compromete a ser un pueblo fiel y que guarda la
alianza, los mandamientos del Señor. Israel será un pueblo santo y
consagrado al Señor (vv. 17-19). Este pasaje está después del código
de leyes, antes de las bendiciones y maldiciones, que sancionan la
obediencia o la desobediencia de Israel (cfr. Dt. 27-28). Si bien, el
texto tiene un carácter jurídico, su contenido es eminentemente
religioso, porque se vive en el culto a la alianza, la del Sinaí. Yahvé
expresa su querer: quiere ser el Dios de Israel e Israel el pueblo de
Yahvé (cfr. Ex. 6,7; Jer.31, 33; Ez.36,28). Mientras Yahvé, promete ser
el Dios de Israel, el pueblo promete obediencia a su ley, ofrece su
aceptación de la ley y pide ser tenido como pueblo santo del Dios de
Israel. A pesar de estas declaraciones, queda claro que este pacto no
es entre iguales, por ello, el autor sagrado, habla de Yahvé, como
Creador y Salvador de Israel, por su amor a sus padres, fiel a sus
descendientes hasta hoy. Por otra parte, la lectura del código
deuteronómico da la impresión que sólo Israel tiene obligaciones,
entendidas como respuesta a la iniciativa de Yahvé: será el pueblo
amado y salvado por Yahvé. La verdad es que el texto supone, que
Yahvé es el Dios de Israel, pero el pueblo es siempre una esperanza,
una labor a construirse siempre, no se hace a partir de una
declaración, sino de la toma de conciencia de ser, lo que está llamado
a ser. Conciencia que ha de creada por cada nueva generación. Se
destaca en la fórmula la libertad del pueblo de aceptar un estilo de
vida de cara a Yahvé y a sí mismo, que le da sentido a su vida, pero
que deja sin él, a quien no cumple lo prometido. Sólo cuando Yahvé
dice que Israel es su pueblo, y éste dice que Yahvé es su Dios, se
convierte en testigo del único Dios Salvador en medio de las naciones
(cfr. Os. 2,25; Jer.13,11; 33,9).
b.- Mt. 5, 43-48: El amor a los enemigos. Sed perfectos como
vuestro Padre celestial.
El evangelio, alude al amor a los enemigos (vv.43-44), y la llamada a
ser hijos de Dios, Santos, como el Padre Celestial es Santo (vv.45-48).
Un primer tema, es el mandamiento del amor al prójimo, el miembro
del mismo pueblo. Este mandamiento se fue poco a poco ampliando
al extranjero que vivía en Israel. La excepción se hacía con el enemigo
de la patria, al adversario armado contra Israel. En ninguna parte del
AT, se habla de odiar al prójimo, lo que sucedía era que si se atacaba
a Israel, se consideraba un ataque a Dios, la respuesta era muy dura
contra el enemigo. “Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos y orad
por los que os persiguen” (v.44). Jesús no toca la tradición o
interpretación del mandamiento, lo que hace es devolverle a la ley su
sentido pleno, que envuelve el ámbito privado y público, ya no hay
amigos y enemigos, el discípulo de Cristo debe amar a todos los
hombres, incluidos los enemigos personales, los que difaman, los
envidiosos, los mal intencionados etc. Jesús y los discípulos, lo han
padecido durante su vida pública, de parte de las autoridades
religiosas y civiles. No deben guardar odio, al contrario, lo deben
vencer con el amor. Es la victoria de quienes oran por todos los
hombres, victoria sin violencia, obtenida con humildad y fe en el amor
del Maestro. El objetivo es llegar a ser verdaderos hijos de Dios (vv.
45-48). El segundo tema, es ser hijos del Padre, no basados en una
humanidad pura y perfecta, sino que en el modelo es Dios, que
prodiga su bondad, sobre todos sus hijos más allá de su dignidad o
gratitud pues dona la luz del día y la lluvia, sobre buenos y malos. Los
discípulos deben aprender a pensar como ÉL, asumir sus mismas
actitudes, imitar a Dios. Si antes se exigía la santidad, derivada del
culto sagrado, con lo Israel debía ser pueblo santo (cfr. Lev.19, 2),
ahora se exige imitar, reproducir el ser y existir de Dios, su manera de
pensar y sentir, su modo de amar divino. La perfección cristiana, sólo
se puede entender desde el amor de Dios y alcanzar por el impulso
que el Padre suscita en el cristiano que lo impulsa a ir más allá de lo
que podría caminar él. Si el amor ha sido derramado en nuestros
corazones por el Espíritu Santo (Rm.5,5), busca la totalidad, la
santidad.
Santa Teresa de Jesús, tiene experiencia de oración, por lo mismo, la
recomienda siempre. “El bien que tiene quien se ejercita en oración,
hay muchos santos y buenos que lo han escrito, digo oración mental.
¡Gloria sea a Dios por ello!; y cuando no fuera esto, aunque soy poco
humilde, no tan soberbia que en esto osara hablar. De lo que yo tengo
experiencias puedo decir; y es que, por males que haga, quien la ha
comenzado no la deje; pues es el medio por donde puede tornarse a
remediar, y sin ella será muy más dificultoso. Y no le tiente el demonio,
por la manera que a mí, a dejarla por humildad; crea que no pueden
faltar sus palabras; que en arrepintiéndonos de veras y
determinándose a no le ofender se torna a la amistad que estaba, y
hacer las mercedes que antes hacía, y a las veces mucho más, si el
arrepentimiento lo merece. Y quien no la ha comenzado, por amor del
Señor le ruego yo no carezca de tanto bien.” (Vida 8,5).
P. Julio González C.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Lección 13 Escuela Sabática
Lección 13 Escuela SabáticaLección 13 Escuela Sabática
Lección 13 Escuela SabáticaAdan Silva Dario
 
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDLECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulosJesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulosCoke Neto
 
Fr Julio César González Carretti OCD, Decima Tercera Semana del Tiempo Ordina...
Fr Julio César González Carretti OCD, Decima Tercera Semana del Tiempo Ordina...Fr Julio César González Carretti OCD, Decima Tercera Semana del Tiempo Ordina...
Fr Julio César González Carretti OCD, Decima Tercera Semana del Tiempo Ordina...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Benedicto16 año.fe.14.«creo en dios»
Benedicto16 año.fe.14.«creo en dios»Benedicto16 año.fe.14.«creo en dios»
Benedicto16 año.fe.14.«creo en dios»emilioperucha
 
Benedicto16 oracionmoises(5)
Benedicto16 oracionmoises(5)Benedicto16 oracionmoises(5)
Benedicto16 oracionmoises(5)emilioperucha
 
2° Domingo Adviento Ciclo A
2° Domingo Adviento Ciclo A2° Domingo Adviento Ciclo A
2° Domingo Adviento Ciclo AMaike Loes
 
LECTURA ORANTE Tercera Semana de Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCD
LECTURA ORANTE Tercera Semana de  Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCDLECTURA ORANTE Tercera Semana de  Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCD
LECTURA ORANTE Tercera Semana de Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
LECTURA ORANTE: Vigésima Séptima Semana. Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE:  Vigésima Séptima Semana. Fr Julio César González Carretti OCDLECTURA ORANTE:  Vigésima Séptima Semana. Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Vigésima Séptima Semana. Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
4° Domingo de Adviento - Ciclo A
4°  Domingo de Adviento - Ciclo A4°  Domingo de Adviento - Ciclo A
4° Domingo de Adviento - Ciclo AMaike Loes
 
LECTIO DIVINA Navidad, CICLO A, (Lc 2, 1-14)
LECTIO  DIVINA   Navidad, CICLO  A,   (Lc 2, 1-14)LECTIO  DIVINA   Navidad, CICLO  A,   (Lc 2, 1-14)
LECTIO DIVINA Navidad, CICLO A, (Lc 2, 1-14)Maike Loes
 
Introducción a las Alianzas Divinas
Introducción a las Alianzas DivinasIntroducción a las Alianzas Divinas
Introducción a las Alianzas DivinasMarcelo Sánchez
 

La actualidad más candente (20)

Lección 13 Escuela Sabática
Lección 13 Escuela SabáticaLección 13 Escuela Sabática
Lección 13 Escuela Sabática
 
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDLECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
 
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.
 
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulosJesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
 
Fr Julio César González Carretti OCD, Decima Tercera Semana del Tiempo Ordina...
Fr Julio César González Carretti OCD, Decima Tercera Semana del Tiempo Ordina...Fr Julio César González Carretti OCD, Decima Tercera Semana del Tiempo Ordina...
Fr Julio César González Carretti OCD, Decima Tercera Semana del Tiempo Ordina...
 
10.dios ha visitado a su pueblo
10.dios ha visitado a su pueblo10.dios ha visitado a su pueblo
10.dios ha visitado a su pueblo
 
LECTURA ORANTE - SEPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO - C
LECTURA ORANTE - SEPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO - CLECTURA ORANTE - SEPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO - C
LECTURA ORANTE - SEPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO - C
 
Benedicto16 año.fe.14.«creo en dios»
Benedicto16 año.fe.14.«creo en dios»Benedicto16 año.fe.14.«creo en dios»
Benedicto16 año.fe.14.«creo en dios»
 
Benedicto16 oracionmoises(5)
Benedicto16 oracionmoises(5)Benedicto16 oracionmoises(5)
Benedicto16 oracionmoises(5)
 
Guia de estudio del N.T.
Guia de estudio del N.T.Guia de estudio del N.T.
Guia de estudio del N.T.
 
2° Domingo Adviento Ciclo A
2° Domingo Adviento Ciclo A2° Domingo Adviento Ciclo A
2° Domingo Adviento Ciclo A
 
LECTURA ORANTE Tercera Semana de Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCD
LECTURA ORANTE Tercera Semana de  Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCDLECTURA ORANTE Tercera Semana de  Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCD
LECTURA ORANTE Tercera Semana de Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCD
 
Caminoalacruz all
Caminoalacruz allCaminoalacruz all
Caminoalacruz all
 
Jesus15
Jesus15Jesus15
Jesus15
 
Soteriologia total
Soteriologia totalSoteriologia total
Soteriologia total
 
LECTURA ORANTE: Vigésima Séptima Semana. Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE:  Vigésima Séptima Semana. Fr Julio César González Carretti OCDLECTURA ORANTE:  Vigésima Séptima Semana. Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Vigésima Séptima Semana. Fr Julio César González Carretti OCD
 
4° Domingo de Adviento - Ciclo A
4°  Domingo de Adviento - Ciclo A4°  Domingo de Adviento - Ciclo A
4° Domingo de Adviento - Ciclo A
 
LECTIO DIVINA Navidad, CICLO A, (Lc 2, 1-14)
LECTIO  DIVINA   Navidad, CICLO  A,   (Lc 2, 1-14)LECTIO  DIVINA   Navidad, CICLO  A,   (Lc 2, 1-14)
LECTIO DIVINA Navidad, CICLO A, (Lc 2, 1-14)
 
Jesus14
Jesus14Jesus14
Jesus14
 
Introducción a las Alianzas Divinas
Introducción a las Alianzas DivinasIntroducción a las Alianzas Divinas
Introducción a las Alianzas Divinas
 

Destacado (19)

Co%c3%91 ecemos%20a%20auga
Co%c3%91 ecemos%20a%20augaCo%c3%91 ecemos%20a%20auga
Co%c3%91 ecemos%20a%20auga
 
Mub
MubMub
Mub
 
Memo
MemoMemo
Memo
 
La Licuadora Blendtec - Simplemente El Mejor
La Licuadora Blendtec - Simplemente El MejorLa Licuadora Blendtec - Simplemente El Mejor
La Licuadora Blendtec - Simplemente El Mejor
 
Carnéjoven europeo
Carnéjoven europeoCarnéjoven europeo
Carnéjoven europeo
 
Navidad en un Romance, Fray Eugenio Gurruchaga o.c.d.
Navidad en un Romance, Fray Eugenio Gurruchaga o.c.d.Navidad en un Romance, Fray Eugenio Gurruchaga o.c.d.
Navidad en un Romance, Fray Eugenio Gurruchaga o.c.d.
 
CARMELO DE TERESA, Fr Julio César González Carretti OCD, Santisima Trinidad
CARMELO DE TERESA, Fr Julio César González Carretti OCD, Santisima TrinidadCARMELO DE TERESA, Fr Julio César González Carretti OCD, Santisima Trinidad
CARMELO DE TERESA, Fr Julio César González Carretti OCD, Santisima Trinidad
 
Receita 13
Receita 13Receita 13
Receita 13
 
Teresa de Los Andes
Teresa de Los AndesTeresa de Los Andes
Teresa de Los Andes
 
Horário ipcs
Horário ipcsHorário ipcs
Horário ipcs
 
Ser feliz é uma decisão
Ser feliz é uma decisãoSer feliz é uma decisão
Ser feliz é uma decisão
 
Proposicao 302.00233.2010
Proposicao 302.00233.2010Proposicao 302.00233.2010
Proposicao 302.00233.2010
 
eTtwinning webinar 1 IX 2016
eTtwinning webinar 1 IX 2016eTtwinning webinar 1 IX 2016
eTtwinning webinar 1 IX 2016
 
Carnaval 2011 Gaviões da Fiel Dubai
Carnaval 2011 Gaviões da Fiel   DubaiCarnaval 2011 Gaviões da Fiel   Dubai
Carnaval 2011 Gaviões da Fiel Dubai
 
Datos meteorológicos Gral Conesa (RN)
Datos meteorológicos Gral Conesa (RN)Datos meteorológicos Gral Conesa (RN)
Datos meteorológicos Gral Conesa (RN)
 
Folder
FolderFolder
Folder
 
Relacionamento final
Relacionamento finalRelacionamento final
Relacionamento final
 
La Biblia
La BibliaLa Biblia
La Biblia
 
A terceira idade em portugal (2004)
A terceira idade em portugal (2004)A terceira idade em portugal (2004)
A terceira idade em portugal (2004)
 

Similar a Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD

Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDPrimera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
LECTURA ORANTE:Tercera Semana de Pascua, Fr Julio César González Carretti
LECTURA ORANTE:Tercera Semana de Pascua, Fr Julio César González CarrettiLECTURA ORANTE:Tercera Semana de Pascua, Fr Julio César González Carretti
LECTURA ORANTE:Tercera Semana de Pascua, Fr Julio César González CarrettiORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
XX Domingo TO - ciclo C
XX Domingo TO - ciclo CXX Domingo TO - ciclo C
XX Domingo TO - ciclo CMaike Loes
 
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela SabáticaEl sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabáticajespadill
 
PDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela SabáticaPDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela Sabáticajespadill
 
Triptico Jesucristo (1).pdf
Triptico Jesucristo (1).pdfTriptico Jesucristo (1).pdf
Triptico Jesucristo (1).pdfJohnNiverOxa
 
LECTURA ORANTE: XX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carre...
LECTURA ORANTE: XX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carre...LECTURA ORANTE: XX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carre...
LECTURA ORANTE: XX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carre...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
LECTURA ORANTE: Primer Domingo de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Primer Domingo de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDLECTURA ORANTE: Primer Domingo de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Primer Domingo de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Primera comunión 6
Primera comunión 6Primera comunión 6
Primera comunión 6Puri Murua
 
LECTURA ORANTE: XXV Domingo del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Car...
LECTURA ORANTE: XXV Domingo del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Car...LECTURA ORANTE: XXV Domingo del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Car...
LECTURA ORANTE: XXV Domingo del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Car...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN - EVANGELIZACIÓN PARA TODOS
CATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN - EVANGELIZACIÓN PARA TODOSCATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN - EVANGELIZACIÓN PARA TODOS
CATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN - EVANGELIZACIÓN PARA TODOSWilson Morales
 
Quinta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Quinta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDQuinta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Quinta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Catequesis confirmacion
Catequesis confirmacionCatequesis confirmacion
Catequesis confirmacionWilson Morales
 

Similar a Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD (20)

Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDPrimera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
 
LECTURA ORANTE:Tercera Semana de Pascua, Fr Julio César González Carretti
LECTURA ORANTE:Tercera Semana de Pascua, Fr Julio César González CarrettiLECTURA ORANTE:Tercera Semana de Pascua, Fr Julio César González Carretti
LECTURA ORANTE:Tercera Semana de Pascua, Fr Julio César González Carretti
 
2011 04-08 notasegw
2011 04-08 notasegw2011 04-08 notasegw
2011 04-08 notasegw
 
XX Domingo TO - ciclo C
XX Domingo TO - ciclo CXX Domingo TO - ciclo C
XX Domingo TO - ciclo C
 
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela SabáticaEl sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
 
Tema1
Tema1Tema1
Tema1
 
Tema1
Tema1Tema1
Tema1
 
Tema1
Tema1Tema1
Tema1
 
PDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela SabáticaPDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela Sabática
 
Triptico Jesucristo (1).pdf
Triptico Jesucristo (1).pdfTriptico Jesucristo (1).pdf
Triptico Jesucristo (1).pdf
 
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO CLECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
 
LECTURA ORANTE: XX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carre...
LECTURA ORANTE: XX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carre...LECTURA ORANTE: XX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carre...
LECTURA ORANTE: XX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carre...
 
LECTURA ORANTE: Primer Domingo de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Primer Domingo de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDLECTURA ORANTE: Primer Domingo de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Primer Domingo de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
 
Primera comunión 6
Primera comunión 6Primera comunión 6
Primera comunión 6
 
Fr Julio González Carretti ocd - Segunda Semana de Pascua
Fr Julio González Carretti ocd - Segunda Semana de PascuaFr Julio González Carretti ocd - Segunda Semana de Pascua
Fr Julio González Carretti ocd - Segunda Semana de Pascua
 
LECTURA ORANTE: XXV Domingo del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Car...
LECTURA ORANTE: XXV Domingo del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Car...LECTURA ORANTE: XXV Domingo del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Car...
LECTURA ORANTE: XXV Domingo del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Car...
 
2012 01-03 notasegw
2012 01-03 notasegw2012 01-03 notasegw
2012 01-03 notasegw
 
CATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN - EVANGELIZACIÓN PARA TODOS
CATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN - EVANGELIZACIÓN PARA TODOSCATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN - EVANGELIZACIÓN PARA TODOS
CATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN - EVANGELIZACIÓN PARA TODOS
 
Quinta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Quinta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDQuinta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Quinta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
 
Catequesis confirmacion
Catequesis confirmacionCatequesis confirmacion
Catequesis confirmacion
 

Más de ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS

OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDES
OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDESOOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDES
OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDESORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney Santos
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney SantosCICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney Santos
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney SantosORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 

Más de ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS (20)

Communicationes 358 sp
Communicationes 358 spCommunicationes 358 sp
Communicationes 358 sp
 
201812 carta definitorio-15-es
201812 carta definitorio-15-es201812 carta definitorio-15-es
201812 carta definitorio-15-es
 
ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS CHILE
ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS CHILEORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS CHILE
ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS CHILE
 
OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDES
OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDESOOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDES
OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDES
 
CICLASUR 2016 - Reseña del Congreso de Carmelitas Seglares
CICLASUR 2016 - Reseña del Congreso de Carmelitas SeglaresCICLASUR 2016 - Reseña del Congreso de Carmelitas Seglares
CICLASUR 2016 - Reseña del Congreso de Carmelitas Seglares
 
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney Santos
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney SantosCICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney Santos
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney Santos
 
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...
 
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"
 
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...
 
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...
 
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
 
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"
 
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...
 
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"
 
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
 
OCD COMMUNICATIONES 313 - CURIA GENERAL
OCD COMMUNICATIONES 313 - CURIA GENERALOCD COMMUNICATIONES 313 - CURIA GENERAL
OCD COMMUNICATIONES 313 - CURIA GENERAL
 
CICLASUR - COMUNICACIÓN Nº10 28052016
CICLASUR - COMUNICACIÓN Nº10 28052016CICLASUR - COMUNICACIÓN Nº10 28052016
CICLASUR - COMUNICACIÓN Nº10 28052016
 
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...
 
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
 
LECTURA ORANTE - DOMINGO DE PENTECOSTÉS - C
LECTURA ORANTE - DOMINGO DE PENTECOSTÉS - CLECTURA ORANTE - DOMINGO DE PENTECOSTÉS - C
LECTURA ORANTE - DOMINGO DE PENTECOSTÉS - C
 

Último

PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdfPARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdfAntonio Miguel Salas Sierra
 
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICASEL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICASChristianEstavilloLa
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptxjenune
 
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptxPARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptxAntonio Miguel Salas Sierra
 
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDOEL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDOChristianEstavilloLa
 

Último (6)

PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdfPARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
 
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICASEL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
 
Lleva Frutos Como Cristo - Serie de Enseñanzas
Lleva Frutos Como Cristo - Serie de EnseñanzasLleva Frutos Como Cristo - Serie de Enseñanzas
Lleva Frutos Como Cristo - Serie de Enseñanzas
 
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptxPARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
 
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDOEL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
 

Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD

  • 1. PRIMERA SEMANA DE CUARESMA (Ciclo B) Nos encontramos en el primer hito de la Cuaresma, camino de la luz gloriosa de la Pascua de Jesús. La renovación de la alianza bautismal, que Jesucristo renueva en la noche de Pascua con cada cristiano, para que sea efectiva, necesitamos, un año más, convertirnos al Señor y a su Evangelio. Es el ejercicio de escuchar la Palabra de Dios y ponerla en práctica, para mejorar nuestra condición de discípulos de Cristo que aman a Dios y sirven a su prójimo. Sin embargo, nos asaltan las tentaciones, con ellas Dios pretende probar nuestra fidelidad, cuanta calidad tiene nuestra alianza bautismal con ÉL. Israel sufrió tres tentaciones en el desierto: creer que la vida depende de los bienes materiales, olvidando que la fuente de la vida es Dios. Pedir milagros, comprobables, no fiándose de Dios por el camino de la fe. La tercera fue la idolatría, buscando, lejos de Dios, poder vivir a sus espaldas. Jesús sale más que vencedor de las tentaciones, y con la fuerza del Espíritu comienza a proclamar que el Reino de Dios está cerca. El Reino de Dios está dentro de nosotros, queriendo salir a la luz en nuestras obras, cosa que conseguiremos sólo venciendo la tentación, no colocando su contenido por encima de los valores del Reino. Contamos con la fuerza del Espíritu Santo, que recibimos en el Bautismo, nueva alianza de Dios con el hombre, más profunda que la hecha por Dios con Noé, y luego con Abraham y Moisés. DOMINGO Lecturas bíblicas: a.- Gn. 9, 8-15: Pacto de Dios con Noé.
  • 2. Hablamos de la primera alianza, hecha por Dios con Noé, luego del diluvio, y donde Dios se arrepintió de aniquilar la humanidad por su perversión. La segunda alianza, será con Abraham y la tercera con Moisés en el Sinaí. Se le repiten a Noé las palabras dichas al primer hombre (cfr. Gn.1). Es una nueva creación, por lo mismo, deben crecer y multiplicarse, llenar la tierra, dominarla, hacer de ella su morada. Se da el mandato de respetar la vida, desde el animal hasta la vida humana, es Dios quien la defiende con su presencia, en esa que es su imagen y semejanza. La alianza consiste, en que Dios promete que no habrá otro diluvio universal, siempre que se respete la vida; es un pacto. Quien ofende la vida, ofende a Dios. El respeto a la vida propia y del otro, es el núcleo de esta alianza, porque el otro, es la imagen viva de Dios. La creación y la vida, se convierten en lugares teológicos, en que la fe ha descubierto la acción creadora de Dios. Se grafica la alianza con la señal del arco iris: hay un orden natural, un pacto con la creación entera. Esta señal recuerda a Dios, como Creador del universo, recuerda su alianza con el hombre. Los justos como Noé son herederos de esta alianza, en un ámbito de paz, de vida, de salvación de Dios. b.- 1Pe. 3,18-22: El bautismo busca impetrar de Dios una conciencia pura. La pasión de Cristo, su gloriosa resurrección, define como trasfondo, la vida del cristiano con todas sus complejidades. El dolor o sufrimiento a causa de la fe, es uno de esos momentos de la vida en que el cristiano eleva su mirada a Cristo Jesús, como su mejor modelo de padecer (cfr. 1Pe.3,14-17). Su dolor no se compara, porque siendo inocente, el Cordero que quita los pecados del mundo, soportó todo por amor al hombre pecador, amor infinito por el hombre, nacido de la obediencia filial a Dios Padre. Muerto en la Cruz, según la carne, pero poseído por el Espíritu, no significó la corrupción o aniquilación, fue devuelto a la vida con su resurrección. Vivificado por el Espíritu, se le concedió una vida nueva, cuyo origen se encuentra en el mismo Espíritu (cfr. Rm.1,3). Descendió a los infiernos o el hades, lugar de las almas de los que habían muerto, y que con fe habían esperado al
  • 3. Salvador, que les viniera a anunciar la Palabra y la salvación, así como también había venido por los vivos (cfr. Rm. 10.7; Ef. 4, 8-10). Jesús baja a los infiernos, lugar de los muertos, con una misión predicar, la salvación a esas almas. Se trata de tender un puente a aquellos que vivieron antes de Jesucristo, justos e impíos, como los de la generación de Noé, que les comunique su gracia redentora y los frutos de su pasión y su resurrección. Así como Noé fue salvado de las aguas junto con su familia en el arca, así el hombre de hoy es salvado del pecado, en las aguas del sacramento del Bautismo. Éste tiene toda su eficacia a través de la resurrección de Jesucristo, porque su muerte fue por los pecados de cada hombre, y porque Cristo está a la derecha del Padre, es que puede comunicar la vida verdadera de ser hijos de Dios a quien lo pide (cfr. Rm. 4, 25). Cada bautizado, ha hecho alianza con Jesucristo, tener a Dios como su Padre, y ser su discípulo que ama y sirve al prójimo como lo hizo ÉL. Cristo es Señor, Kyrios para gloria de Dios Padre. c.- Mc. 1, 12-15: Jesús es tentado en el desierto. El evangelista en forma muy sintética, nos narra que Jesús fue al desierto, fue tentado por Satanás y vivía entre las fieras. Jesús es arrojado por el Espíritu al desierto, porque lo habita, lo posee, lo impulsa con todo su ser; el Hijo, se mueve connaturalmente al compás del Espíritu. “A continuación” (v.12), viene a unir el hecho de la tentación en el desierto, con el Bautismo en el Jordán. A la tentación de Satanás, se une la idea de estar en el desierto, la convivencia con los animales salvajes y el servicio de los ángeles. Marcos, no dice en qué consistió la tentación, pero el ser tentado, se dio en ese clima tranquilo y los esfuerzos de Satanás fueron en vano, ya que el Hombre del Espíritu permaneció en la comunión con Dios. Marcos, presenta a Jesús como nuevo Adán, que es tentado (cfr. Gn. 23; Rm. 5, 12-21; 1 Cor.15, 21-22. 45-49). Jesús, ha venido a poner por obra el proyecto original de la creación, mueve la historia desde dentro, según la voluntad original del Padre. El desierto, en la tradición bíblica, es lugar de encuentro con Dios (cfr. Mc.1, 35; 6,35), pero además de fracasos y rebeliones, protagonizadas por el pueblo de Israel y su rebelión
  • 4. contra Moisés; en cambio, Jesús va al desierto para hacer la voluntad de Dios. Estuvo ahí cuarenta días, clara alusión a los cuarenta años, que pasó Israel en el desierto donde fue tentado, pero también lugar de decisión (cfr. Ex. 24,18; 34,28; Dt.8, 2.15s; 1Re.19,8). Es aquí, donde ahora es tentado Jesús; tentado de dejar su mesianismo, para asumir un rol político o triunfalista (cfr. Mc. 8, 33; 1, 35-38; 2,1-3.5). Pero donde el pueblo sucumbió a la tentación, el Hijo amado de Dios sale victorioso. Durante su ministerio público conocerá la oposición de las fuerzas del mal (cfr. Mc.1,27; 3, 22-23.26-27; 14,23). Jesús está con las fieras y con los ángeles, con lo que se quiere restablecer la armonía con las criaturas, que el pecado rompió al comienzo de la historia; en cambio, los profetas cuando miran los tiempos mesiánicos, ven un renovado entendimiento entre el hombre y los animales (cfr. Lv. 16, 10-22; Sal.91; Is. 11, 6-9; 65, 25). Los ángeles, mensajeros de Dios, no lo expulsarán, como a Adán del paraíso, es más, lo servirán; con su actitud de servicio, reflejan una menor dignidad que Jesús. ÉL anuncia en Galilea la buena noticia de Dios, el evangelio, la salvación con la cual, Jesús se identifica plenamente, como enviado por el Padre. Ha llegado la plenitud de los tiempos, se ha cumplido el tiempo, el Reino ya está presente, el Hijo está presente entre nosotros. Teresa de Jesús, contada entre las grandes almas que han sabido amar a Jesucristo, como opción de vida, ha debido padecer grandes tentaciones en su vida espiritual. Por una mal entendida o falsa humildad, dejó largo tiempo la oración, por considerarse indigna hasta que el Señor la fue sacando de este estado calamitoso de vida. “Tengo para mí que quiere el Señor dar muchas veces al principio, y otras a la postre, estos tormentos y otras muchas tentaciones que se ofrecen, para probar a sus amadores, y saber si podrán beber el cáliz y ayudarle a llevar la cruz, antes que ponga en ellos grandes tesoros. Y para bien nuestro creo nos quiere Su Majestad llevar por aquí, para que entendamos bien lo poco que somos; porque son de tan gran dignidad las mercedes de después, que quiere por experiencia veamos antes nuestra miseria, primero que nos las dé, porque no nos acaezca lo que a Lucifer.” (V 11,11).
  • 5. LUNES Lecturas bíblicas: a.- Lev. 19, 1-2.11-18: Ley de santidad. La primera lectura está tomada del código de santidad o ley de santidad (cfr. Lev. 17-26). Este código recoge las leyes, que después del destierro, se dieron al pueblo donde queda reflejada una exquisita sensibilidad respeto a las relaciones con Dios y su consecuencia inmediata en el prójimo. La santidad de Yahvé, es la motivación central, es el dinamismo que posee la santidad de sus fieles: “Habló Yahveh a Moisés, diciendo: Habla a toda la comunidad de los israelitas y diles: Sed santos, porque yo, Yahveh, vuestro Dios, soy santo.” (vv. 1-2). Inmediatamente el texto señala el comportamiento del creyente respecto del prójimo evitando todo favoritismo, calumnia, odio y venganza, en definitiva la práctica de la justicia y del amor al hermano evitando el hacer daño físico y moral al otro. Concluye diciendo: “No te vengarás ni guardarás rencor contra los hijos de tu pueblo. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, Yahveh.” (v. 18). Jesús ampliará, luego de citar este texto, el sentido de prójimo más allá del pariente y connacional, sino todo hombre, todos los hombres. Cuando fue consultado por el mandamiento mayor, por un doctor de la Ley, igualó y unió el amor al prójimo al primero de todos los mandamientos el amor a Dios con todo el corazón, con toda el alma, con toda tu mente (cfr. Mt. 22, 34-40; Dt. 6,4). Jesús puso ambos mandamientos al mismo nivel de importancia, uno no se cumple sin el otro. b.- Mt. 25, 31-46: Conmigo lo hicisteis. El evangelio, nos presenta un escenario universal, es el Juicio final para todos los hombres, naciones y pueblos, creyentes y ateos, buenos y malos. Con esta escena, se cierra el tema escatológico de Mateo, y la enseñanza de Jesús (cfr. Dn. 7, 9ss). Jesús se identifica con el Hijo del Hombre, enviado por Dios a concluir el último capítulo de la historia humana y juzgarla en el amor. El texto, supone que el
  • 6. Evangelio de Jesús llegó a todos los hombres, por ello todos se reúnen en su presencia como Juez (vv.31-33; cfr. Mt. 24,14), y ÉL hará una separación entre ellos: unos a su derecha otros a su izquierda. Le sigue la escena del premio y del castigo, pero donde se produce una identificación admirable entre el Juez rey y el pobre necesitado de comida, vestido, ser visitado en la cárcel etc., único testigo fidedigno para juzgar las acciones de cada uno. El criterio será la caridad diligente, basado en las obras exigidas en el AT, a favor del pobre y desde ahora a favor del rey. Este examen final, está centrado en la caridad el hermano. Él identifica como hermano a todo ser que sufre, los pobres y marginados, a todo ser humano necesitado. Este rey soberano, no es al estilo del mundo, con poder y autoridad, su autoridad consiste en el servicio, a todos los hombres pero en particular al necesitado. Ese es su modo de reinar en el mundo. A todos los hombres, les ofrece la misma posibilidad de encontrarle, socorrerle, servirle, puesto que viene a los suyos, no con ropajes reales, sino de incógnito, con la ropa y necesidades de sus hermanos más pobres. En este Juicio, sólo cuentan los gestos de amor, o el amor al prójimo. Las obras de misericordia, encarnación de nuestro amor al prójimo, fruto del amor de Dios, que señala Jesús en su Sermón de la Montaña (cfr. Mt.5), exigen fe, conversión continua, unión con Dios, cumplimiento fiel de las Bienaventuranzas, actitud contemplativa del misterio del Reino de Dios que está presente en lo interior de cada bautizado, y entre los hombres de buena voluntad. En la síntesis final, todo se reduce a saber, si hemos amado como Dios quiere ser amado, en nuestro prójimo. La Santa Madre Teresa de Jesús habla de cómo lleva a cada alma por un camino distinto. “Y que no piense que, por tener una hermana cosas semejantes, es mejor que las otras; lleva el Señor a cada una como ve que es menester. Aparejo es para venir a ser muy sierva de Dios, si se ayuda; mas, a las veces, lleva Dios por este camino a las más flacas; y así no hay en esto por qué aprobar ni condenar, sino mirar a las virtudes, y a quien con más mortificación y humildad y limpieza de conciencia sirviere a nuestro Señor, que ésa será la más
  • 7. santa, aunque la certidumbre poco se puede saber acá hasta que el verdadero Juez dé a cada uno lo que merece. Allá nos espantaremos de ver cuán diferente es su juicio de lo que acá podemos entender. ¡Sea por siempre alabado, amén!” (6 M 8,10). MARTES Lecturas bíblicas: a.- Is. 55, 10-12: Eficacia de la palabra de Dios. En la primera lectura, encontramos la conclusión del Segundo Isaías o libro de la Consolación, donde se destaca la gran invitación final de Yahvé al banquete escatológico. Está dirigido a todos los hombres de la tierra, la única condición para asistir es tener hambre y sed de Dios, necesitarle de verdad. El banquete en la Biblia, es símbolo del amor de Dios, es el deseo de saciar de forma definitiva su ansia de felicidad verdadera. La otra condición es escuchar, dar oídos a la palabra de Dios, pues la fuente de la vida se encuentra en la palabra de Dios, convertida en precepto, alianza, ley; quiénes tengan oídos para oír, vivirán. En el NT, esta vida plena, se identificará con la vida eterna, una vida en Dios. Si el pueblo escucha y vive la palabra, atraerán a Sión a todos los pueblos de la tierra, por la santidad de Yahvé, por la fidelidad a la alianza nueva que anuncia el profeta (cfr. Is. 55,3). Esta vuelta de los pueblos a Sión significará el regreso de Israel, al camino de la conversión a Yahvé, retornar al camino de la vida, vida de redimidos y perdonados que se cumplirá en Jesús, como definirá: Camino, Verdad y Vida ( Jn. 14,6). La libertad después del exilio es la mejor señal de la liberación de todas las otras esclavitudes. Por eso Yahvé dice, que su palabra es eficaz, verdadera, como la lluvia que empapa la tierra y la fecunda, así es su Palabra que sale de su boca, y no vuelve a ÉL vacía, sino que realiza su voluntad (vv. 10-11). La palabra de Dios, comunica su economía de salvación, su voluntad eterna, que se realizarán en Cristo Jesús, su palabra hecha carne. El pan que nos alimenta, es fruto de la lluvia caída del cielo, lo mismo el
  • 8. banquete de la Eucaristía, que nutre el espíritu, palabra bajada del cielo, salida de Dios y ofrecida en Sacrificio, alimento que sacia el hambre de justicia y paz, verdad y amor de Dios, que tiene el hombre. La carta a los Hebreos, enseña que la Palabra de Dios, que es viva y eficaz, penetra el corazón del hombre, para develar sus intenciones (cfr. Hb. 4, 12-13). Cristo Jesús, es la Palabra del Padre en naturaleza humana, palabra personal de Dios para el hombre que lo acepta con fe, o que es juicio de condenación para quien lo rechaza. Uno de los efectos inmediatos de escuchar y acoger la Palabra de Dios es el deseo de intimidad con Dios en la oración, lo que en vuelo de amor sabe a respuesta que genera un dinamismo interior que todo lo transforma. La Palabra de Dios exige una respuesta que encuentra en el diálogo amoroso con Dios su origen y fortaleza una vez dada. b.- Mt. 6,7-15: Padre Nuestro. El evangelio, nos presenta la oración que Jesús enseña a sus discípulos, para dirigirse a Dios. Es una oración de plena confianza en el Padre que pide que su Reine llegue a nosotros cada día y cuyo signos son la reconciliación y fraternidad. “Padre nuestro que estás en el cielo” (v.9). Jesús, nos introduce en su intimidad con su Dios, su Padre, del que es Enviado y que anuncia. Es el Dios de Israel, el Dios de los Patriarcas, Abraham, Isaac, y Jacob, que ahora tiene rostro de Padre. A diferencia de los padres de familia, Dios habita en el cielo, metáfora que quiere significar que está por encima del tiempo y el mundo visible. Lo que no significa que no pueda acercarse a los hombres, para reconocerle sus hijos como Padre nuestro. “Santificado sea tu nombre” (v.9). Si son sus hijos, llevan su Nombre como familia. Ahora bien, si este Nombre es Santo en sí mismo y por sí mismo, debe ser santificado en la vida de sus hijos. El Santo Nombre de Dios, puede ser honrado o blasfemado según las acciones de los creyentes (cfr. Rm.2, 24). “Venga tu Reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo” (v.10). Venga tu Reino, es la primera petición del discípulo que ora a su Padre. Reino de Dios, que debe hacerse presente, Dios tenerlo como Señor de este mundo, y que Jesús ha venido a instaurar y que culminará en la
  • 9. consumación histórica luego del Juicio final. La vida del cristiano, es hacer reinar a Dios en su vida y defender en la sociedad sus derechos. La petición es para el tiempo presente, el hoy, si queremos que se haga la voluntad de Dios, como en el cielo, aquí en la tierra debe hacerse presente por las obras del cristiano. Jesucristo nos entregó su Espíritu Santo, precisamente para que conocida la Verdad, la voluntad de Dios sea cumplida. “Nuestro pan cotidiano dánosle hoy” (v.11). El Padre nos pide que pidamos el alimento cotidiano, pero también quiere que sus busquen el Pan celestial, que sacia toda hambre del ser humano. “Perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores” (v.12). Si el pecador busca el perdón, debe aprender a perdonar siempre; perdona siempre en la medida que seas perdonado, si quieres ser perdonado totalmente perdona todo. “Y no nos dejes caer en tentación” (v.13). Pidamos que no nos abandone a nuestro libre albedrio, y que nos guie con paterna solicitud y nos confirme en el buen camino. “Más líbranos del mal” (v.13). Que nos libre del mal que viene de Satanás, de lo contrario no podremos gozar del sumo Bien que es Dios mismo. Santa Teresa de Jesús, al comenzar su “Comentario al Padre Nuestro” vive profundamente la admiración por esta oración: “Padre nuestro que estás en los cielos». ¡Oh Hijo de Dios y Señor mío!, ¿cómo dais tanto junto a la primera palabra? Ya que os humilláis a Vos con extremo tan grande en juntaros con nosotros al pedir y haceros hermano de cosa tan baja y miserable, ¿cómo nos dais en nombre de vuestro Padre todo lo que se puede dar, pues queréis que nos tenga por hijos, que vuestra palabra no puede faltar? Le obligáis a que la cumpla, que no es pequeña carga, pues en siendo Padre nos ha de sufrir por graves que sean las ofensas. Si nos tornamos a Él, como al hijo pródigo han de perdonar, han de consolar en nuestros trabajos, han de sustentar como lo ha de hacer un tal Padre, que forzado ha de ser mejor que todos los padres del mundo, porque en Él no puede haber sino todo bien cumplido; y después de todo esto hacernos participantes y herederos con Vos.” (C V 27,1-2).
  • 10. MIERCOLES Lecturas bíblicas: a.- Jon. 3, 1-10: Conversión de los ninivitas. El profeta Jonás, aparece como quien a huye de Dios. Ha escuchado su voz, su mensaje, sin embargo, teme hacer la voluntad de Dios (cfr. Jon.1-2). En este segundo llamado aprendió la lección, no se puede huir de Dios, más aún no puede ser desobedecido. Va a Nínive, capital de imperio asirio. El mensaje es que tiene que dar es: “Jonás comenzó a adentrarse en la ciudad, e hizo un día de camino proclamando: «Dentro de cuarenta días Nínive será destruida.» (v. 4). El número 40 significa plenitud, tiempo necesario para hacer algo importante. Un solo día le basta a Jonás de predicación para que Nínive se convierta, sus habitantes creen en Yahvé, con una fe semejante a la de Abraham (cfr. Gn. 15, 6). Desde el rey hasta el último habitante hizo penitencia y se convirtieron al Señor. El contraste con Israel es asombroso, Nínive supo convertirse, puesto que unió a la penitencia externa, la conversión interior de vida. La oración del rey es significativa: “¡Quién sabe! Quizás vuelva Dios y se arrepienta, se vuelva del ardor de su cólera, y no perezcamos.» Vio Dios lo que hacían, cómo se convirtieron de su mala conducta, y se arrepintió Dios del mal que había determinado hacerles, y no lo hizo.” (vv. 9-10). El oráculo no se cumplió. Es el triunfo del amor de Dios sobre la maldad humana. Todo está condicionado por la conversión del corazón, al cambio de vida. La lección fue clara para Israel y para nosotros. b.- Lc. 11, 29-32: El signo de Jonás, el signo del Hijo del Hombre. En el evangelio, encontramos a Jesús rodeado de gente que quiere escucharle y declara que esa generación es malvada, con lo cual no les echa en cara su pecado, pero sí su ceguera, ante la verdadera doctrina y obstaculizan los caminos a la fe. Piden signos, cuando han sido testigos de muchos (cfr. Is. 7, 14; Jc. 6,36-40; 2 Re. 20,8-11; Lc. 1,18; 1,34). No habrá otro signo, que el de Jonás, el de la conversión. Tenemos de trasfondo la gesta de Jonás entre los ninivitas, al
  • 11. enrostrarles Jesús a los hombres de su generación, la dureza de su corazón a la predicación del evangelio, cuando le piden un signo para creer (cfr. Mt. 12,40). Ese es el único signo que se les dará: el Hijo del hombre será el signo equivalente, al de Jonás, para esta generación. Lucas, quiere destacar la conversión de los ninivitas, y la increencia de los judíos, ante la predicación del profeta Jesús de Nazaret. Si antes comparó a Jonás, con el Hijo del Hombre, ahora enfrenta a los judíos con los ninivitas y la Reina de Saba, a Jonás con Salomón, que en el día del Juicio, los condenarán por su incredulidad. Si la Reina de Saba vino de lejos cargadas de regalos, como de dudas, que Salomón le resolvió con una sabiduría admirable, fue para escuchar y descubrir la verdad en un extranjero y bendijo a Yahvé, por ser la fuente del saber del rey (cfr. 1Re.10,1-10). El contrapunto lo dan los judíos, que no son capaces de comprender la sabiduría de Jesús, que es más que Salomón (v.31). Ese algo, y no ese alguien, es el Reino de Dios, presente en las palabras, actitudes y obras de Jesús. La Reina de Saba, les echará en cara su ceguera e incredulidad el día del Juicio. Ella y los ninivitas creyeron en el mensaje de Jonás, ella recorrió un largo camino, ellos hicieron penitencia, y lograron cambiar la decisión de Dios. Ambos eran extranjeros, pero reconocieron a Yahvé, el Dios de otro pueblo; ambos se levantarán el día del Juicio contra Israel, el pueblo escogido. Finalmente, Jesús compara su tiempo con el de Jonás, pero su tiempo es la plenitud, aquí hay algo mayor, que Jonás y Salomón. Cerrarse a la salvación, o autoexcluirse traerá sus consecuencias negativas a los que les oyen; de imitar es la actitud de estos extranjeros que Jesús nos presenta. Los signos de conversión que nos pide la Cuaresma en este evangelio consisten, en mejorar nuestra relación con Dios y el prójimo desde el amor, poner más vida de fe, en las contrariedades de cada día, perdonar las ofensas, desde la esperanza de conversión personal y del otro. La fidelidad al evangelio y a la gracia, se vive en lo cotidiano, no a ratos, y en la sabiduría de la Cruz, fuerza divina, es la que transforma la vida del cristiano, porque ahí está la vida verdadera en Cristo Jesús. (cfr. 1 Cor.1, 22s).
  • 12. A la Santa Madre Teresa de Jesús, le llegó también su hora de conversión al Señor Jesús, los ejemplos de los Santos la ayudaron. “Acaecióme que, entrando un día en el oratorio, vi una imagen que habían traído allí a guardar, que se había buscado para cierta fiesta que se hacía en casa. Era de Cristo muy llagado y tan devota que, en mirándola, toda me turbó de verle tal, porque representaba bien lo que pasó por nosotros. Fue tanto lo que sentí de lo mal que había agradecido aquellas llagas, que el corazón me parece se me partía, y arrojéme cabe El con grandísimo derramamiento de lágrimas, suplicándole me fortaleciese ya de una vez para no ofenderle. Mas esta postrera vez de esta imagen que digo, me parece me aprovechó más, porque estaba ya muy desconfiada de mí y ponía toda mi confianza en Dios. Paréceme le dije entonces, que no me había de levantar de allí hasta que hiciese lo que le suplicaba. Creo cierto me aprovechó, porque fui mejorando mucho desde entonces.” (Vida 9,1- 3). JUEVES Lecturas bíblicas: a.- Est. 14, 1. 3-5. 12-14: Oración de Ester. La primera lectura, es una joya de la literatura del AT, como es la oración de la reina Ester. Plegaria que eleva a Dios, para salvar a su pueblo del exterminio, decretado por el rey Asuero de Persia. Viéndose en peligro de muerte ella y su pueblo, invoca al Señor. Invoca a Dios como Señor, como rey, como único Dios. Se da una antítesis del “sólo” Dios y Ester que se encuentra “sola”. En Dios expresa con estos términos, su unicidad, infinitud y omnipotencia de Yahvé, en cambio, en la reina Ester, viene a significar, abandono e impotencia. La iniciativa que Ester tiene para salvar a su pueblo, es riesgosa para su vida. A pesar de todo, Ester sabe por la historia sagrada de su pueblo Israel, aprendida en su niñez, que es el pueblo del Señor, su heredad más querida. Las promesas hechas a los patriarcas, siempre las ha cumplido con exactitud. La evocación de las grandes hazañas realizadas por Dios, engendran la esperanza, que el
  • 13. Señor, de alguna manera actuará en este momento de aflicción y de posible exterminio de su pueblo. Ester, pide palabras acertadas para cuando se encuentre frente al león, es decir, frente al rey Asuero, para que pueda cambiar el odio que siente por los judíos, en odio contra los verdaderos enemigos de su pueblo Aman y los persas. Busca con ese discurso salvar a su pueblo del exterminio y también salvar su propia vida. Otra heroína, Judit pedía con palabras semejantes salvar a su pueblo Israel (cfr. Jdt. 9,13). Esta obra de la literatura del AT., posee un gran nacionalismo judío, difícil luego de compaginar, con el amor a todos los hombres y todos los pueblos que nos pide el Evangelio de Jesucristo. Lo que se quiere destacar, en todo caso, es el poder de la oración hecha con fe, en momentos difíciles, tanto de los pueblos como de las personas creyentes. b.- Mt. 7, 7-12: Todo el que pide recibe. En el evangelio, hay una invitación a la oración hecha con fe y en forma perseverante (vv.7-10), porque nuestro Padre nos ama más que un padre o madre de la tierra (vv.11-12; cfr. Lc. 11,5ss). Si Dios es Padre, sabe todo lo que se refiere a cada uno, por lo mismo, está presente para favorecernos. Es en la oración, en donde se descubre si realmente creemos en Dios, porque confesamos que dependemos de ÉL y no nos valemos por nosotros mismos. La verdadera oración, es piedra de tope para nuestra fe y humildad. “Pedid y se os dará” (v.7). Pareciera una ley: a una cosa necesariamente, le sigue la concesión de lo que se pide. No se hace alusión al tipo de oración, lo que se resalta aquí es que Dios nos escucha: si el hombre ora es porque ora en Dios, vive para ÉL, confía en ÉL. Sabe por experiencia, que todas sus oraciones hechas, según Dios, son escuchadas apenas las presenta. Este es el misterio de la oración que Jesús promete será escuchada, si el hombre vive para el Reino de Dios. Debería ser normal, incluso sencillo el orar así, con esa confianza, pero es más admirable todavía, que Dios nos escuche siempre (cfr. Mt.16, 22; 17,20; 18,19s; 20,20-23; 21,20-22). La eficacia de la oración reside, más que en nuestra insistencia, en la bondad de Dios, que sabe dar lo que necesita cada uno de sus hijos. En un segundo, momento
  • 14. tenemos la comparación que hace Jesús de los padres de la tierra respecto a su Padre del cielo, que da cosas buenas a sus hijos se debe comprender desde la fe de creer, que Dios es Padre. Si el padre de la tierra vela por su familia, mucho más Dios, ya que la diferencia es que Dios es el Bueno por excelencia, mientras los hombres son malos. Son palabras muy duras y penetrantes en el misterio del ser humano. Jesús sabe que en el ser humano está arraigado el mal, no entendiendo por ello pecados o malas actuaciones, sino esa inclinación natural hacia el mal. Tendencia tan fuertemente enraizada, en nosotros, que por ella somos malos, realidad que no nos define, no somos sólo pecado y mentira, sino que también hay bondad al darle cosas buenas a nuestros hijos y preservarlos del mal (v.11). Finalmente, encontramos la Regla de Oro: cuanto deseemos nos hagan los hombres, lo debemos hacer con cada uno de ellos (v.12). Tratar a los demás como deseamos nos traten, es norma de conducta humana, pero no cristiana, ya que esto lo practicaban paganos y judíos. Jesús, lo asume, pero le da un nuevo sentido desde el amor que no conoce medida, ni siquiera excluye al enemigo. Este amor es lo que espero del hermano en la fe, y lo que él puede esperar de mí; nadie lo debe exigir, pero sí puede hacerlo realidad siendo amable, sirviendo al prójimo, acogiendo al otro, etc. Se puede pretender para sí, pero si antes se ha invertido tiempo en practicarlo con el otro, dejando al otro en libertad de acción. La ley permanece, pero con un espíritu nuevo (cfr. Mt.5,17). La fe no quita nada de lo bueno y noble, sublime y prudente que hay en lo humano, pero que Jesús eleva a un grado de mayor perfección respecto de Dios y su Reino. Santa Teresa de Jesús en Libro de las Fundaciones, narra todos los avatares de lo que significó su gran obra fundacional de monasterios de la Orden del Carmelo reformado por ella misma en la España del s. XVI. Se daba tiempo para todos los trámites que exige levantar una construcción, pero también para edificar entre sus hijas e hijos la vida de contemplativos. En todas partes el orante, puede encontrar espacio y tiempo para dialogar con Dios que vive en el interior de su espíritu. “¡Oh, válgame Dios, si entendiésemos cuánta miseria es la nuestra! En
  • 15. todo hay peligro si no la entendemos; y a esta causa nos es gran bien que nos manden cosas para ver nuestra bajeza. Y tengo por mayor merced del Señor un día de propio y humilde conocimiento, aunque nos haya costado muchas aflicciones y trabajos, que muchos de oración; cuánto más, que el verdadero amante en toda parte ama y siempre se acuerda del amado. ¡Recia cosa sería que sólo en los rincones se pudiese traer oración!” (F 5,17-17). VIERNES Lecturas bíblicas: a.- Ez. 18, 21-28: Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta. La primera lectura, es todo un canto a la vida del hombre, que practica la justicia y vive de cara a Yahvé. La conversión, más allá de empeño personal, es don de Dios, iniciativa suya. La culpa personal, no disminuye en nada su consecuencia social y la responsabilidad en el mal provocado. Dios quiere que el hombre viva, y la trasgresión de la voluntad divina, manifestada en los mandamientos, es muerte para el hombre y la sociedad. Perdona el pecado, de aquel que se arrepiente de verdad. Esta lectura, es una llamada a la responsabilidad personal, donde Ezequiel, se nos presenta como teólogo, sacerdote y profeta. Hijo fiel de la fe tradicional judía, donde se siente responsable de las actitudes y de la realidad de su pueblo, pionero de valores que nutren y enriquecen la revelación y la espiritualidad de su tiempo. Ezequiel, vive luego de la caída de Jerusalén, en el destierro, castigo por los muchos pecados de la historia pasada, les enseñaba su mentalidad religiosa. Pensaban que el castigo quizás era demasiado para ellos, ¿por qué tenían que pagar por el pecados de sus padres? ¿Dónde había acabado el testimonio de amor y fidelidad de los patriarcas, y líderes de Israel? Sin templo, rota la alianza, sin culto, sin poder reconciliarse, sin esperanza alguna; lo mejor pensaban era acomodarse a esa sociedad pagana, rica, opulenta y olvidar a Yahvé. Ezequiel, llama a la responsabilidad personal, cada uno debe ponerse delante de Yahvé (cfr. Jr.31, 29ss; 2 Re.14,6; Dt. 24,16; 30,15). El
  • 16. pasado puede condicionar o influir, pero no hay que asimilarlo como herencia negativa, sino que se puede librar de él, reconociendo que Yahvé no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva. El profeta, quiere la conversión total del creyente, con lo que Ezequiel, ahora también es pastor de almas. Sin embargo, muchos consideraron que era más fácil acusar a Yahvé de injusto, antes que convertirse, pero Dios les contraataca, pleitea diciéndoles: “¿No será vuestro proceder el que es injusto? “ (v.25). La invitación final de Yahvé, es a convertirse, para vivir en la justicia y la verdad, de cara a Dios y los hombres en limpia y maciza responsabilidad. b.- Mt. 5, 20-26: La justicia nueva, superior a la antigua. El evangelio se centra en la nueva justicia, concretamente, en el tema de no matar (vv.20- 21). La justicia de los discípulos, debe superar a la que proponen y practican los escribas y fariseos, de lo contrario no entrarán en el Reino de los cielos. Los discípulos han oído, se dijo, lo que mandó Dios por medio de Moisés, su mandamiento. La vida viene de Dios y por lo tanto, sagrada; Dios había autorizado al hombre que comiera carne. La sangre humana clama al cielo, como la de Abel (cfr. Gn. 9, 2. 6; 4,10). Ser reo en el tribunal, significa asumir en el juicio de los hombres el juicio de Dios (Gn. 9, 6; Lev. 24,17-20). “Pues yo os digo” (v.22). Desde ahora, Dios quiere algo nuevo, a la ira descontrolada del corazón, Jesús contrapone, el mismo temor que si se hubiese cometido un homicidio, es más, el asesinato espiritual del prójimo es tan grave, como un asesinato. Jesús quiere darle al corazón, sede de las decisiones, lo que sale del hombre, la importancia que tiene (v.20; 1Jn. 3,15). Jesús agrega dos ejemplos de ira: quien llama a su hermano imbécil, deberá comparecer ente el Sanedrín, y si le llama loco o renegado, merece el infierno, a nadie se le juzgaba por esto, pero por su ira hace como que ya esté para ser juzgado por los hombres y por Dios. Hermano, en el contexto de Jesús era un título del pueblo de la alianza; hombre de la misma familia, sangre y por sobre todo la misma fe. La Iglesia, lo asumió como hermanos de fe, herederos de Jesucristo, a todos los bautizados de todas las naciones. Jesús une admirablemente la ofrenda válida y la
  • 17. auténtica adoración, a la paz del corazón, y la unidad entre los hermanos (vv. 23-24). Lejos del oferente la discordia y aversión contra el hermano, pero Jesús es muy claro, basta saber que si alguien tiene algo contra mí (v.23), se debe dejar la ofrenda e ir a reconciliarse con esa persona, de lo contrario se hace indigno del sacrificio que pretende ofrecer. La novedad de Jesús está en unir culto, liturgia, y vida, más concretamente la vida fraterna que debe reinar en la Iglesia. Finalmente, Jesús aconseja, ante de ir a juicio con alguno, hay que aprovechar el tiempo para la reconciliación cuando todavía se puede, pero hay un acontecimiento que se viene otro Juez y un Juicio definitivo. El hombre camina hacia ese Juicio de cara a Dios, por lo mismo, la reconciliación es urgente, mientras se puede, luego será tarde. No dejar para mañana la reconciliación es un deber, como el vivir en paz con todos los hermanos. San Juan de la Cruz, el Doctor del Amor, en la misma línea, invita al orante a subir al monte de la perfección que es Cristo: Quien “quiere subir a este Monte ha de hacer de sí mismo un altar en él, en que ofrezca a Dios sacrificio de amor puro y alabanza y reverencia pura, que, primero que suba a la cumbre del monte, ha de haber perfectamente hecho las dichas tres cosas: arroje todos los dioses ajenos… purifique el dejo que han dejado los apetitos…y poner en el alma un nuevo entender a Dios en Dios, dejando el viejo entender del hombre, y un nuevo amar a Dios en Dios” (1S 5,7). SABADO Lecturas bíblicas: a.- Dt. 26, 16-19: Será un pueblo consagrado al Señor. Israel, como pueblo escogido por Yahvé, debe ser un pueblo santo, consecuencia de la alianza de la alianza hecha con Dios. El compromiso es mutuo: El Señor se compromete a ser el Dios de Israel, al que ha escogido de entre todos los pueblos como su propiedad, e Israel se compromete a ser un pueblo fiel y que guarda la alianza, los mandamientos del Señor. Israel será un pueblo santo y
  • 18. consagrado al Señor (vv. 17-19). Este pasaje está después del código de leyes, antes de las bendiciones y maldiciones, que sancionan la obediencia o la desobediencia de Israel (cfr. Dt. 27-28). Si bien, el texto tiene un carácter jurídico, su contenido es eminentemente religioso, porque se vive en el culto a la alianza, la del Sinaí. Yahvé expresa su querer: quiere ser el Dios de Israel e Israel el pueblo de Yahvé (cfr. Ex. 6,7; Jer.31, 33; Ez.36,28). Mientras Yahvé, promete ser el Dios de Israel, el pueblo promete obediencia a su ley, ofrece su aceptación de la ley y pide ser tenido como pueblo santo del Dios de Israel. A pesar de estas declaraciones, queda claro que este pacto no es entre iguales, por ello, el autor sagrado, habla de Yahvé, como Creador y Salvador de Israel, por su amor a sus padres, fiel a sus descendientes hasta hoy. Por otra parte, la lectura del código deuteronómico da la impresión que sólo Israel tiene obligaciones, entendidas como respuesta a la iniciativa de Yahvé: será el pueblo amado y salvado por Yahvé. La verdad es que el texto supone, que Yahvé es el Dios de Israel, pero el pueblo es siempre una esperanza, una labor a construirse siempre, no se hace a partir de una declaración, sino de la toma de conciencia de ser, lo que está llamado a ser. Conciencia que ha de creada por cada nueva generación. Se destaca en la fórmula la libertad del pueblo de aceptar un estilo de vida de cara a Yahvé y a sí mismo, que le da sentido a su vida, pero que deja sin él, a quien no cumple lo prometido. Sólo cuando Yahvé dice que Israel es su pueblo, y éste dice que Yahvé es su Dios, se convierte en testigo del único Dios Salvador en medio de las naciones (cfr. Os. 2,25; Jer.13,11; 33,9). b.- Mt. 5, 43-48: El amor a los enemigos. Sed perfectos como vuestro Padre celestial. El evangelio, alude al amor a los enemigos (vv.43-44), y la llamada a ser hijos de Dios, Santos, como el Padre Celestial es Santo (vv.45-48). Un primer tema, es el mandamiento del amor al prójimo, el miembro del mismo pueblo. Este mandamiento se fue poco a poco ampliando al extranjero que vivía en Israel. La excepción se hacía con el enemigo de la patria, al adversario armado contra Israel. En ninguna parte del
  • 19. AT, se habla de odiar al prójimo, lo que sucedía era que si se atacaba a Israel, se consideraba un ataque a Dios, la respuesta era muy dura contra el enemigo. “Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen” (v.44). Jesús no toca la tradición o interpretación del mandamiento, lo que hace es devolverle a la ley su sentido pleno, que envuelve el ámbito privado y público, ya no hay amigos y enemigos, el discípulo de Cristo debe amar a todos los hombres, incluidos los enemigos personales, los que difaman, los envidiosos, los mal intencionados etc. Jesús y los discípulos, lo han padecido durante su vida pública, de parte de las autoridades religiosas y civiles. No deben guardar odio, al contrario, lo deben vencer con el amor. Es la victoria de quienes oran por todos los hombres, victoria sin violencia, obtenida con humildad y fe en el amor del Maestro. El objetivo es llegar a ser verdaderos hijos de Dios (vv. 45-48). El segundo tema, es ser hijos del Padre, no basados en una humanidad pura y perfecta, sino que en el modelo es Dios, que prodiga su bondad, sobre todos sus hijos más allá de su dignidad o gratitud pues dona la luz del día y la lluvia, sobre buenos y malos. Los discípulos deben aprender a pensar como ÉL, asumir sus mismas actitudes, imitar a Dios. Si antes se exigía la santidad, derivada del culto sagrado, con lo Israel debía ser pueblo santo (cfr. Lev.19, 2), ahora se exige imitar, reproducir el ser y existir de Dios, su manera de pensar y sentir, su modo de amar divino. La perfección cristiana, sólo se puede entender desde el amor de Dios y alcanzar por el impulso que el Padre suscita en el cristiano que lo impulsa a ir más allá de lo que podría caminar él. Si el amor ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo (Rm.5,5), busca la totalidad, la santidad. Santa Teresa de Jesús, tiene experiencia de oración, por lo mismo, la recomienda siempre. “El bien que tiene quien se ejercita en oración, hay muchos santos y buenos que lo han escrito, digo oración mental. ¡Gloria sea a Dios por ello!; y cuando no fuera esto, aunque soy poco humilde, no tan soberbia que en esto osara hablar. De lo que yo tengo experiencias puedo decir; y es que, por males que haga, quien la ha
  • 20. comenzado no la deje; pues es el medio por donde puede tornarse a remediar, y sin ella será muy más dificultoso. Y no le tiente el demonio, por la manera que a mí, a dejarla por humildad; crea que no pueden faltar sus palabras; que en arrepintiéndonos de veras y determinándose a no le ofender se torna a la amistad que estaba, y hacer las mercedes que antes hacía, y a las veces mucho más, si el arrepentimiento lo merece. Y quien no la ha comenzado, por amor del Señor le ruego yo no carezca de tanto bien.” (Vida 8,5). P. Julio González C.