SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 71
Descargar para leer sin conexión
Día 18 de Junio de 2017
Ciclo A
Cuando decimos “Eucaristía” estamos pensando en el
amor inmenso de Jesús hacia nosotros, que no sólo
murió y resucitó para darnos la verdadera vida, sino que
se quedó permanente en la Eucaristía para mejor
ayudarnos.
Hoy es la
fiesta
especial
de la
Eucaris-
tía.
Que el pan y el vino se convierten en el Cuerpo y la
Sangre de Cristo; que le podemos recibir como el mejor
alimento para la vida eterna; y que sabiendo que está
realmente presente entre nosotros, le podemos adorar y
con ello aumentar nuestro amor.
Sobre la
Eucaristía
hay tres
verdades
principales
que
expresan
el inmenso
amor de
Dios:
En esta fiesta del Corpus (del Cuerpo y Sangre de Cristo)
nos fijamos de una manera especial en su presencia. Y
por ello se organizan solemnes procesiones, donde a
través de ropas, arcos y flores queremos con alegría
vivir esa presencia, como cuando le cantamos:
Bendito,
bendito,
bendito
sea Dios;
Automático
los ángeles cantan y alaban a Dios.
Yo creo, Jesús mío, que estás en el
altar,
oculto en la hostia te vengo a
adorar,
oculto en la hostia te vengo a adorar.
Ben
di-
to,
ben
di-
to,
ben
dito
sea
Di-
os;
los ángeles cantan y alaban a Dios,
los
ángeles
cantan
y alaban
a Dios.
Hacer CLIC
Cuando llevamos en procesión la imagen de la
Virgen o de un santo, queremos venerar a la
Virgen o un santo que está en el cielo.
Y con ello
queremos
indicar que
deseamos
seguir sus
pasos para
ir al cielo.
Pero en la
procesión con
el Santísimo
nosotros le
adoramos,
porque
sabemos que
está realmente
presente.
Durante los primeros siglos del
cristianismo Jesús en la Eucaristía,
después de la misa, se guardaba de una
manera privada. Se hacía para que
sirviera de viático a los enfermos.
Por el año mil o poco
antes hubo varios herejes
que decían que Jesús no
estaba realmente presente
en la Eucaristía después
de la misa, sino sólo en
símbolo. Desde entonces
la Iglesia fomentó la
adoración privada y
solemne, haciendo
sagrarios hermosos y
custodias para la
adoración, hasta que por
fin se instituyó esta fiesta
del Corpus, precisamente
para fomentar la
adoración eucarística.
La ocasión fue un famoso
milagro. Era el año 1264
cuando un sacerdote, que
dudaba de la presencia
eucarística de Jesús, fue a
Roma, a la tumba del
apóstol san Pedro, a pedir
robustecimiento de su fe.
Al pasar por Bolsena y
celebrar la misa, la Sagrada
Forma comenzó a destilar
sangre hasta quedar
completamente mojado el
corporal.
El papa Urbano VI, que estaba en Orvieto, ciudad cercana,
cuando comprobó el milagro, instituyó la fiesta del Corpus
y encargó los himnos de la fiesta a Sto. Tomás de Aquino.
Así que no sólo
sabemos el hecho de
que está Jesús
presente en la
Eucaristía por lo que
atestiguan los
evangelios y el
dogma de la Iglesia,
sino porque Jesús ha
querido hacer
verdaderos milagros
para que podamos
creer que Él está
presente en la
Eucaristía, en el
sagrario.
Jesús,
sé que
estás ahí
en el
sagrario,
Automático
esperando
que alguien
te venga a
acompañar.
Sin hablar,
como en
la cruz,
tus ojos
buscan
donde
descansar.
Jesús, sé que estás aquí en la Eucaristía
ofreciéndote a los hombres por amor.
Es Dios
hecho pan
y vino, Él
que quiere
que yo
vaya a
comulgar.
Aunque sólo soy un niño, yo lo quiero de verdad.
Y le canto con los ángeles
a Jesús en el altar.
Aunque sea muy poquito lo que yo le puedo dar,
a Él le
gusta
que yo
vaya a
buscarlo
en elHacer CLIC
En este año, ciclo A, las
lecturas de la misa
insisten más en la
necesidad de
alimentarnos con el
Cuerpo y Sangre de
Cristo y lo que esto
significa para nuestra
vida religiosa actual y
futura. El evangelio es
una parte de la
proclamación de la
eucaristía, cuando
estaba Jesús en
Cafarnaún. Dice así:
Juan 6,51-58
En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: "Yo soy el pan
vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan
vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para
la vida del mundo." Disputaban los judíos entre sí:
"¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?" Entonces
Jesús les dijo: "Os aseguro que si no coméis la carne del
Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en
vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene
vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Mi carne es
verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El
que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en
él. El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el
Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí.
Éste es el pan que ha bajado del cielo; no como el de
vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que
come este pan vivirá para siempre."
Jesús, para ayudarnos
mejor, nos da a comer
su propio Cuerpo. Lo
llama “pan de vida”. El
pan es, además de
alimento, un símbolo de
bondad. Cuando una
persona es buena se
suele decir: Es más
bueno que el pan. Dios
es más bueno, más
generoso y tierno que
el pan. Dios se deja
comer como el pan.
Jesús al anunciar el “pan
de vida” hace una
comparación con el maná
que los israelitas
comieron por el desierto.
El maná fue un alimento
transitorio, que les ayudó
en aquel periodo de su
vida. La Eucaristía es un
alimento que nos da la
verdadera vida, una vida
que será para siempre. De
ese maná les recordaba
Moisés al final de su vida
para que lo agradeciesen
a Dios. Así nos lo dice la
1ª lectura: Dt 8,2-3.14b-16a
Moisés habló al pueblo, diciendo: "Recuerda el
camino que el Señor, tu Dios, te ha hecho recorrer
estos cuarenta años por el desierto; para afligirte,
para ponerte a prueba y conocer tus intenciones: si
guardas sus preceptos o no. Él te afligió haciéndote
pasar hambre, y después te alimentó con el maná,
que tú no conocías ni conocieron tus padres, para
enseñarte que no sólo vive el hombre de pan, sino de
todo cuanto sale de la boca de Dios. No te olvides del
Señor, tu Dios, que te sacó de Egipto, de la
esclavitud, que te hizo recorrer aquel desierto
inmenso y terrible, con dragones y alacranes, un
sequedal sin una gota de agua, que sacó agua para ti
de una roca de pedernal; que te alimentó en el
desierto con un maná que no conocían tus padres."
Si los israelitas
debían agradecer a
Dios por ese pan
provisional, ¡Cuánto
más deberemos
nosotros hacerlo por
este Pan de vida! El
hombre puede
alimentarse de Dios.
Es fuerza y energía
para nuestra vida.
Sobre todo la vida
importante, la del
espíritu.
En varias ocasiones,
para que quede claro
que es fuerza y energía,
Dios ha concedido a
algunas personas
mantenerse también en
el cuerpo sin tomar otro
alimento durante largas
temporadas o en varios
años. Algunas de estas
personas han sido
declaradas santas, otras
no; pero han vivido con
intensidad su fe.
Cuando uno toma un alimento, este alimento llega a
mezclarse con nuestra naturaleza llegando a hacerse
parte de nosotros mismos. Pero cuando nos
alimentamos del Cuerpo y Sangre de Cristo, como es un
alimento tan superior, tiende a que nosotros nos
convirtamos en Cristo, nos cristifiquemos.
Pero ello depende de
lo que dejemos actuar
al mismo Jesucristo
que viene a nosotros.
Porque Dios no nos
fuerza, respeta
nuestra libertad. Dios
siempre actúa con
amor. Quiso valerse
del pan para significar
su amor a los
hombres, un amor
misericordioso y
oblativo, un amor que
busca saciar el
principal hambre: el
hambre de Dios.
El ser humano tiene muchas clases de hambres. Hay
hambres de vida, de verdad, de libertad, de belleza, de
bondad. En el fondo es hambre de Dios, porque el
hombre no se puede llenar de nada si no es con Dios.
Pero Dios está
dispuesto a
saciar a sus
hijos. Por eso se
hace Pan, para
darlo gratis y en
abundancia.
Con este Pan de vida podemos conseguir la entrada
para el cielo. El maná sólo valía para esta vida. Este
Pan, que es el Cuerpo de Jesús, tiene valor para la vida
eterna. Esta es una primera gran verdad para apreciar
cada vez más la grandeza de la comunión sacramental.
Otra segunda gran
verdad es que el Pan
de Cristo nos debe
llevar a una unión más
íntima con todos los
demás. Nos debe llevar
a compartir más con
misericordia, con
entrega como Jesús.
Cuerpo de Cristo son
también los pobres.
Cuando uno lo siente
de verdad se debería
uno poner de rodillas
ante los pobres.
Se dice de la vida de san Juan Pablo II que en cierta
ocasión, al dar la comunión a unos niños enfermos
pobres de la India, sintiendo grandemente este mensaje,
se puso de rodillas adorando allí a Cristo no sólo por
estar en la Eucaristía, sino por estar en los pobres
enfermos.
Y de rodillas
para hacerse
como ellos, y
de rodillas
también para
pedirles
perdón.
No es que tengamos que ponernos de rodillas, sino que
vivamos más lo que significa la comunión, que no es
sólo, aunque ya es bastante, el podernos unir cada vez
más con Jesucristo en su vida y sentimientos, sino que
la comunión es signo de unidad universal y es autora de
esa unidad que debemos tener con los demás.
Hoy en la segunda lectura san Pablo nos habla de esa
unidad por medio de la comunión. Nos dice que todos
somos parte del Cuerpo Místico de Jesucristo. Pero lo
mostramos y realizamos al comer el mismo alimento, que
es el mismo Cuerpo de Jesús.
Dice
así:
1Corintios
10,16-17
Hermanos: El cáliz de la bendición
que bendecimos, ¿no es comunión
con la sangre de Cristo? Y el pan
que partimos, ¿no es comunión con
el cuerpo de Cristo? El pan es uno,
y así nosotros, aunque somos
muchos, formamos un solo cuerpo,
porque comemos todos del mismo
pan.
En la eucaristía
encontramos el gozo
de la fraternidad. Está
el encuentro con Dios
a niveles muy
profundos o sublimes;
pero está la urgencia
de caridad. Una
verdadera fraternidad
no se puede dar si no
hay un compromiso de
entrega. A la Eucaris-
tía, donde todos
recibimos el mismo
“Pan”, debemos ir con
el compromiso de
“compartir”.
Au
to
má
ti
co
todo el
mundo
en tu
corazón
Hacer CLICK
Como la Eucaristía es
lo más grandioso en
entrega y amor, este
día del Corpus en
muchas partes es el
día propio de la
caridad; es el día en
que se busca no sólo
compartir buenos
sentimientos, sino
compartir con las
manos y con nuestras
pertenencias
materiales.
La comunión es común unión, pues aun siendo muchos,
somos un solo pan y un solo cuerpo, pues todos
participamos de un solo pan, como nos ha dicho san
Pablo. La unión profunda en Cristo nos lleva a la unión
entre los comensales.
Ese
banquete
es
alimento,
pero es
también
lugar de
encuentro.
El sacramento de la
unidad nos hace
solidarios y fraternales.
De tal manera que,
como nos dice el mismo
Jesús, si vas a
comulgar teniendo en tu
corazón un odio contra
algún hermano, no
puedes comulgar. San
Pablo nos diría: “comes
y bebes tu propio
castigo”.
Recordemos que el amor no se debe expresar sólo con
buenas palabras y sentimientos, sino que se debe
expresar con obras. De esta manera quiere la Iglesia que
participemos en el día del Corpus.
Terminamos
recordando que
Jesús nos quiere
tanto que no sólo
nos ayuda desde
el cielo, sino que
está realmente
muy cerca de
nosotros, en el
sacramento de la
Eucaristía y
permanece en el
Sagrario para
atender todas
nuestras súplicas.
Automático
quiero
morar,
Tu
grande
y
tierno
amor
Llena mi pobre ser,
limpia
mi
corazón.
Hazme tu
rostro ver
en la aflicción..
Llena mi pobre ser,
Hazme tu rostro ver
en la
aflicción.
AMÉN

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Domingo de resurreccion 2012
Domingo de resurreccion 2012Domingo de resurreccion 2012
Domingo de resurreccion 2012Euro Lobo
 
IV Domingo de Pascua 2012
IV Domingo de Pascua 2012IV Domingo de Pascua 2012
IV Domingo de Pascua 2012Euro Lobo
 
El Credo de Nicea y el Credo do los Apostles
El Credo de Nicea y el Credo do los ApostlesEl Credo de Nicea y el Credo do los Apostles
El Credo de Nicea y el Credo do los ApostlesDolores Vasquez
 
Bautismos biblicos hecho por los apostoles i
Bautismos biblicos hecho por los apostoles iBautismos biblicos hecho por los apostoles i
Bautismos biblicos hecho por los apostoles iJesus Caicedo Naggles
 
Nacio la iglesia el dia de pentecostes
Nacio la iglesia el dia de pentecostesNacio la iglesia el dia de pentecostes
Nacio la iglesia el dia de pentecostesantso
 
12 Piedras Fundamentales Clase 2A: El Espíritu Santo
12 Piedras Fundamentales Clase 2A: El Espíritu Santo12 Piedras Fundamentales Clase 2A: El Espíritu Santo
12 Piedras Fundamentales Clase 2A: El Espíritu SantoFreekidstories
 

La actualidad más candente (20)

Domingo de resurreccion 2012
Domingo de resurreccion 2012Domingo de resurreccion 2012
Domingo de resurreccion 2012
 
DOMINGO DE RESURRECCIÓN
DOMINGO DE RESURRECCIÓNDOMINGO DE RESURRECCIÓN
DOMINGO DE RESURRECCIÓN
 
2017 novena a san juan eudes cjm-edición-2
2017 novena a san juan eudes cjm-edición-22017 novena a san juan eudes cjm-edición-2
2017 novena a san juan eudes cjm-edición-2
 
IV Domingo de Pascua 2012
IV Domingo de Pascua 2012IV Domingo de Pascua 2012
IV Domingo de Pascua 2012
 
El Credo de Nicea y el Credo do los Apostles
El Credo de Nicea y el Credo do los ApostlesEl Credo de Nicea y el Credo do los Apostles
El Credo de Nicea y el Credo do los Apostles
 
Bautismos biblicos hecho por los apostoles i
Bautismos biblicos hecho por los apostoles iBautismos biblicos hecho por los apostoles i
Bautismos biblicos hecho por los apostoles i
 
LA IGLESIA
LA IGLESIALA IGLESIA
LA IGLESIA
 
Tenemos hambre de_cristo_experimentando
Tenemos hambre de_cristo_experimentandoTenemos hambre de_cristo_experimentando
Tenemos hambre de_cristo_experimentando
 
55 0123 e contendiendo ardientemente por la fe
55 0123 e contendiendo ardientemente por la fe55 0123 e contendiendo ardientemente por la fe
55 0123 e contendiendo ardientemente por la fe
 
Trinidad (c)
Trinidad (c)Trinidad (c)
Trinidad (c)
 
6. jesús no nos deja solos
6. jesús no nos deja solos6. jesús no nos deja solos
6. jesús no nos deja solos
 
Nacio la iglesia el dia de pentecostes
Nacio la iglesia el dia de pentecostesNacio la iglesia el dia de pentecostes
Nacio la iglesia el dia de pentecostes
 
12 Piedras Fundamentales Clase 2A: El Espíritu Santo
12 Piedras Fundamentales Clase 2A: El Espíritu Santo12 Piedras Fundamentales Clase 2A: El Espíritu Santo
12 Piedras Fundamentales Clase 2A: El Espíritu Santo
 
Doctrina de Dios
Doctrina de DiosDoctrina de Dios
Doctrina de Dios
 
D. de qué nos habla la biblia
D. de qué nos habla la bibliaD. de qué nos habla la biblia
D. de qué nos habla la biblia
 
El orden-de-dios-en-la-iglesia
El orden-de-dios-en-la-iglesiaEl orden-de-dios-en-la-iglesia
El orden-de-dios-en-la-iglesia
 
Jueves santo 2012
Jueves santo 2012Jueves santo 2012
Jueves santo 2012
 
IV Domingo Pascua ciclo a
IV Domingo Pascua ciclo aIV Domingo Pascua ciclo a
IV Domingo Pascua ciclo a
 
Lo que todo buen catolico debe saber
Lo que todo buen catolico debe saberLo que todo buen catolico debe saber
Lo que todo buen catolico debe saber
 
La palabra de jesus no esta a debate -
La palabra de jesus no esta a debate  -La palabra de jesus no esta a debate  -
La palabra de jesus no esta a debate -
 

Similar a La Eucaristía: el inmenso amor de Dios hecho pan

Corpus Christi presentación
Corpus Christi presentaciónCorpus Christi presentación
Corpus Christi presentacióncharity8angel
 
Lectio divina domingo 20 tiempo ordinario
Lectio divina domingo 20 tiempo ordinarioLectio divina domingo 20 tiempo ordinario
Lectio divina domingo 20 tiempo ordinarioComunicación Salesiana
 
La eucaristía (nos hace uno en Cristo)
La eucaristía (nos hace uno en Cristo)La eucaristía (nos hace uno en Cristo)
La eucaristía (nos hace uno en Cristo)Armando
 
Corpus Christi - Culto del cuerpo - Eucaristia
Corpus Christi  - Culto del cuerpo - EucaristiaCorpus Christi  - Culto del cuerpo - Eucaristia
Corpus Christi - Culto del cuerpo - EucaristiaMartin M Flynn
 
El libro de la Eucaristía - Lawrence G. Lovasik
El libro de la Eucaristía - Lawrence G. LovasikEl libro de la Eucaristía - Lawrence G. Lovasik
El libro de la Eucaristía - Lawrence G. LovasikEdwardCrumpp
 
HOJA PARROAUIAL. CORPUS CRISTI. CICLO A. DIA 22 DE JUNIO DEL 2014
HOJA PARROAUIAL. CORPUS CRISTI. CICLO A.  DIA 22 DE JUNIO DEL 2014HOJA PARROAUIAL. CORPUS CRISTI. CICLO A.  DIA 22 DE JUNIO DEL 2014
HOJA PARROAUIAL. CORPUS CRISTI. CICLO A. DIA 22 DE JUNIO DEL 2014FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Folleto para la Solemnidad de Corpus Christi
Folleto para la Solemnidad de Corpus ChristiFolleto para la Solemnidad de Corpus Christi
Folleto para la Solemnidad de Corpus ChristiDiocesis Tlaxcala
 
Defensa de la fe católica - Jorge Rodríguez
Defensa de la fe católica - Jorge RodríguezDefensa de la fe católica - Jorge Rodríguez
Defensa de la fe católica - Jorge RodríguezEdwardCrumpp
 
Dom xx. t.o. ciclo 'b'
Dom xx. t.o. ciclo 'b'Dom xx. t.o. ciclo 'b'
Dom xx. t.o. ciclo 'b'Maike Loes
 
Lectio Divina Dominical de Corpus Christi Ciclo A
Lectio Divina Dominical de Corpus Christi Ciclo ALectio Divina Dominical de Corpus Christi Ciclo A
Lectio Divina Dominical de Corpus Christi Ciclo ACristonautas
 
EUCARISTÍA Y RECONCILIACIÓN.pptx
EUCARISTÍA Y RECONCILIACIÓN.pptxEUCARISTÍA Y RECONCILIACIÓN.pptx
EUCARISTÍA Y RECONCILIACIÓN.pptxJulio Blanco
 
La Alegría de la Caridad - 19 de agosto 2018
La Alegría de la Caridad - 19 de agosto 2018La Alegría de la Caridad - 19 de agosto 2018
La Alegría de la Caridad - 19 de agosto 2018Caritas Mexicana IAP
 
Corpus christi
Corpus christiCorpus christi
Corpus christitarsicio56
 
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01Luz Milagro
 

Similar a La Eucaristía: el inmenso amor de Dios hecho pan (20)

Corpus Christi presentación
Corpus Christi presentaciónCorpus Christi presentación
Corpus Christi presentación
 
Lectio divina domingo 20 tiempo ordinario
Lectio divina domingo 20 tiempo ordinarioLectio divina domingo 20 tiempo ordinario
Lectio divina domingo 20 tiempo ordinario
 
La eucaristía (nos hace uno en Cristo)
La eucaristía (nos hace uno en Cristo)La eucaristía (nos hace uno en Cristo)
La eucaristía (nos hace uno en Cristo)
 
CORPUS CHRISTI.pdf
CORPUS CHRISTI.pdfCORPUS CHRISTI.pdf
CORPUS CHRISTI.pdf
 
Corpus Christi - Culto del cuerpo - Eucaristia
Corpus Christi  - Culto del cuerpo - EucaristiaCorpus Christi  - Culto del cuerpo - Eucaristia
Corpus Christi - Culto del cuerpo - Eucaristia
 
El libro de la Eucaristía - Lawrence G. Lovasik
El libro de la Eucaristía - Lawrence G. LovasikEl libro de la Eucaristía - Lawrence G. Lovasik
El libro de la Eucaristía - Lawrence G. Lovasik
 
HOJA PARROAUIAL. CORPUS CRISTI. CICLO A. DIA 22 DE JUNIO DEL 2014
HOJA PARROAUIAL. CORPUS CRISTI. CICLO A.  DIA 22 DE JUNIO DEL 2014HOJA PARROAUIAL. CORPUS CRISTI. CICLO A.  DIA 22 DE JUNIO DEL 2014
HOJA PARROAUIAL. CORPUS CRISTI. CICLO A. DIA 22 DE JUNIO DEL 2014
 
Folleto para la Solemnidad de Corpus Christi
Folleto para la Solemnidad de Corpus ChristiFolleto para la Solemnidad de Corpus Christi
Folleto para la Solemnidad de Corpus Christi
 
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
 
Corpus b (15)
Corpus  b (15)Corpus  b (15)
Corpus b (15)
 
Defensa de la fe católica - Jorge Rodríguez
Defensa de la fe católica - Jorge RodríguezDefensa de la fe católica - Jorge Rodríguez
Defensa de la fe católica - Jorge Rodríguez
 
Dom xx. t.o. ciclo 'b'
Dom xx. t.o. ciclo 'b'Dom xx. t.o. ciclo 'b'
Dom xx. t.o. ciclo 'b'
 
Corpus christi
Corpus christiCorpus christi
Corpus christi
 
Hoja parroquial nº137
Hoja parroquial nº137Hoja parroquial nº137
Hoja parroquial nº137
 
Lectio Divina Dominical de Corpus Christi Ciclo A
Lectio Divina Dominical de Corpus Christi Ciclo ALectio Divina Dominical de Corpus Christi Ciclo A
Lectio Divina Dominical de Corpus Christi Ciclo A
 
EUCARISTÍA Y RECONCILIACIÓN.pptx
EUCARISTÍA Y RECONCILIACIÓN.pptxEUCARISTÍA Y RECONCILIACIÓN.pptx
EUCARISTÍA Y RECONCILIACIÓN.pptx
 
Cristo eucaristía
Cristo eucaristíaCristo eucaristía
Cristo eucaristía
 
La Alegría de la Caridad - 19 de agosto 2018
La Alegría de la Caridad - 19 de agosto 2018La Alegría de la Caridad - 19 de agosto 2018
La Alegría de la Caridad - 19 de agosto 2018
 
Corpus christi
Corpus christiCorpus christi
Corpus christi
 
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
 

Más de Diócesis de Mayagüez

Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Diócesis de Mayagüez
 

Más de Diócesis de Mayagüez (20)

XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO AXXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
 
III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b
 
XXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo aXXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo a
 
XXIII Domingo ordinario ciclo a
XXIII Domingo ordinario ciclo aXXIII Domingo ordinario ciclo a
XXIII Domingo ordinario ciclo a
 
XXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo aXXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo a
 
XXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo aXXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo a
 
XX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo aXX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo a
 
XiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo AXiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo A
 
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
 
XVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo aXVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo a
 
XVI Domingo ordinario ciclo a
XVI Domingo ordinario ciclo aXVI Domingo ordinario ciclo a
XVI Domingo ordinario ciclo a
 
XV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo aXV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo a
 
XIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo aXIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo a
 
XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a
 
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
 
Taller de Misionología
Taller de MisionologíaTaller de Misionología
Taller de Misionología
 
Pentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo APentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo A
 
Ascensión del Señor ciclo A, 2017
Ascensión del Señor ciclo A, 2017Ascensión del Señor ciclo A, 2017
Ascensión del Señor ciclo A, 2017
 
IV Domingo Pascua ciclo a
IV Domingo Pascua ciclo  aIV Domingo Pascua ciclo  a
IV Domingo Pascua ciclo a
 
III Domingo Pascua ciclo A
III Domingo Pascua ciclo AIII Domingo Pascua ciclo A
III Domingo Pascua ciclo A
 

La Eucaristía: el inmenso amor de Dios hecho pan

  • 1. Día 18 de Junio de 2017 Ciclo A
  • 2. Cuando decimos “Eucaristía” estamos pensando en el amor inmenso de Jesús hacia nosotros, que no sólo murió y resucitó para darnos la verdadera vida, sino que se quedó permanente en la Eucaristía para mejor ayudarnos. Hoy es la fiesta especial de la Eucaris- tía.
  • 3. Que el pan y el vino se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo; que le podemos recibir como el mejor alimento para la vida eterna; y que sabiendo que está realmente presente entre nosotros, le podemos adorar y con ello aumentar nuestro amor. Sobre la Eucaristía hay tres verdades principales que expresan el inmenso amor de Dios:
  • 4. En esta fiesta del Corpus (del Cuerpo y Sangre de Cristo) nos fijamos de una manera especial en su presencia. Y por ello se organizan solemnes procesiones, donde a través de ropas, arcos y flores queremos con alegría vivir esa presencia, como cuando le cantamos:
  • 6.
  • 7. los ángeles cantan y alaban a Dios.
  • 8. Yo creo, Jesús mío, que estás en el altar,
  • 9. oculto en la hostia te vengo a adorar,
  • 10. oculto en la hostia te vengo a adorar.
  • 12. los ángeles cantan y alaban a Dios,
  • 14. Cuando llevamos en procesión la imagen de la Virgen o de un santo, queremos venerar a la Virgen o un santo que está en el cielo. Y con ello queremos indicar que deseamos seguir sus pasos para ir al cielo.
  • 15. Pero en la procesión con el Santísimo nosotros le adoramos, porque sabemos que está realmente presente.
  • 16. Durante los primeros siglos del cristianismo Jesús en la Eucaristía, después de la misa, se guardaba de una manera privada. Se hacía para que sirviera de viático a los enfermos.
  • 17. Por el año mil o poco antes hubo varios herejes que decían que Jesús no estaba realmente presente en la Eucaristía después de la misa, sino sólo en símbolo. Desde entonces la Iglesia fomentó la adoración privada y solemne, haciendo sagrarios hermosos y custodias para la adoración, hasta que por fin se instituyó esta fiesta del Corpus, precisamente para fomentar la adoración eucarística.
  • 18. La ocasión fue un famoso milagro. Era el año 1264 cuando un sacerdote, que dudaba de la presencia eucarística de Jesús, fue a Roma, a la tumba del apóstol san Pedro, a pedir robustecimiento de su fe. Al pasar por Bolsena y celebrar la misa, la Sagrada Forma comenzó a destilar sangre hasta quedar completamente mojado el corporal. El papa Urbano VI, que estaba en Orvieto, ciudad cercana, cuando comprobó el milagro, instituyó la fiesta del Corpus y encargó los himnos de la fiesta a Sto. Tomás de Aquino.
  • 19. Así que no sólo sabemos el hecho de que está Jesús presente en la Eucaristía por lo que atestiguan los evangelios y el dogma de la Iglesia, sino porque Jesús ha querido hacer verdaderos milagros para que podamos creer que Él está presente en la Eucaristía, en el sagrario.
  • 20. Jesús, sé que estás ahí en el sagrario, Automático
  • 22. Sin hablar, como en la cruz, tus ojos buscan donde descansar.
  • 23.
  • 24. Jesús, sé que estás aquí en la Eucaristía
  • 25. ofreciéndote a los hombres por amor.
  • 26. Es Dios hecho pan y vino, Él que quiere que yo vaya a comulgar.
  • 27.
  • 28. Aunque sólo soy un niño, yo lo quiero de verdad.
  • 29. Y le canto con los ángeles a Jesús en el altar.
  • 30. Aunque sea muy poquito lo que yo le puedo dar,
  • 31. a Él le gusta que yo vaya a buscarlo en elHacer CLIC
  • 32. En este año, ciclo A, las lecturas de la misa insisten más en la necesidad de alimentarnos con el Cuerpo y Sangre de Cristo y lo que esto significa para nuestra vida religiosa actual y futura. El evangelio es una parte de la proclamación de la eucaristía, cuando estaba Jesús en Cafarnaún. Dice así: Juan 6,51-58
  • 33. En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: "Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo." Disputaban los judíos entre sí: "¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?" Entonces Jesús les dijo: "Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él. El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí. Éste es el pan que ha bajado del cielo; no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre."
  • 34. Jesús, para ayudarnos mejor, nos da a comer su propio Cuerpo. Lo llama “pan de vida”. El pan es, además de alimento, un símbolo de bondad. Cuando una persona es buena se suele decir: Es más bueno que el pan. Dios es más bueno, más generoso y tierno que el pan. Dios se deja comer como el pan.
  • 35. Jesús al anunciar el “pan de vida” hace una comparación con el maná que los israelitas comieron por el desierto. El maná fue un alimento transitorio, que les ayudó en aquel periodo de su vida. La Eucaristía es un alimento que nos da la verdadera vida, una vida que será para siempre. De ese maná les recordaba Moisés al final de su vida para que lo agradeciesen a Dios. Así nos lo dice la 1ª lectura: Dt 8,2-3.14b-16a
  • 36. Moisés habló al pueblo, diciendo: "Recuerda el camino que el Señor, tu Dios, te ha hecho recorrer estos cuarenta años por el desierto; para afligirte, para ponerte a prueba y conocer tus intenciones: si guardas sus preceptos o no. Él te afligió haciéndote pasar hambre, y después te alimentó con el maná, que tú no conocías ni conocieron tus padres, para enseñarte que no sólo vive el hombre de pan, sino de todo cuanto sale de la boca de Dios. No te olvides del Señor, tu Dios, que te sacó de Egipto, de la esclavitud, que te hizo recorrer aquel desierto inmenso y terrible, con dragones y alacranes, un sequedal sin una gota de agua, que sacó agua para ti de una roca de pedernal; que te alimentó en el desierto con un maná que no conocían tus padres."
  • 37. Si los israelitas debían agradecer a Dios por ese pan provisional, ¡Cuánto más deberemos nosotros hacerlo por este Pan de vida! El hombre puede alimentarse de Dios. Es fuerza y energía para nuestra vida. Sobre todo la vida importante, la del espíritu.
  • 38. En varias ocasiones, para que quede claro que es fuerza y energía, Dios ha concedido a algunas personas mantenerse también en el cuerpo sin tomar otro alimento durante largas temporadas o en varios años. Algunas de estas personas han sido declaradas santas, otras no; pero han vivido con intensidad su fe.
  • 39. Cuando uno toma un alimento, este alimento llega a mezclarse con nuestra naturaleza llegando a hacerse parte de nosotros mismos. Pero cuando nos alimentamos del Cuerpo y Sangre de Cristo, como es un alimento tan superior, tiende a que nosotros nos convirtamos en Cristo, nos cristifiquemos.
  • 40. Pero ello depende de lo que dejemos actuar al mismo Jesucristo que viene a nosotros. Porque Dios no nos fuerza, respeta nuestra libertad. Dios siempre actúa con amor. Quiso valerse del pan para significar su amor a los hombres, un amor misericordioso y oblativo, un amor que busca saciar el principal hambre: el hambre de Dios.
  • 41. El ser humano tiene muchas clases de hambres. Hay hambres de vida, de verdad, de libertad, de belleza, de bondad. En el fondo es hambre de Dios, porque el hombre no se puede llenar de nada si no es con Dios. Pero Dios está dispuesto a saciar a sus hijos. Por eso se hace Pan, para darlo gratis y en abundancia.
  • 42. Con este Pan de vida podemos conseguir la entrada para el cielo. El maná sólo valía para esta vida. Este Pan, que es el Cuerpo de Jesús, tiene valor para la vida eterna. Esta es una primera gran verdad para apreciar cada vez más la grandeza de la comunión sacramental.
  • 43. Otra segunda gran verdad es que el Pan de Cristo nos debe llevar a una unión más íntima con todos los demás. Nos debe llevar a compartir más con misericordia, con entrega como Jesús. Cuerpo de Cristo son también los pobres. Cuando uno lo siente de verdad se debería uno poner de rodillas ante los pobres.
  • 44. Se dice de la vida de san Juan Pablo II que en cierta ocasión, al dar la comunión a unos niños enfermos pobres de la India, sintiendo grandemente este mensaje, se puso de rodillas adorando allí a Cristo no sólo por estar en la Eucaristía, sino por estar en los pobres enfermos. Y de rodillas para hacerse como ellos, y de rodillas también para pedirles perdón.
  • 45. No es que tengamos que ponernos de rodillas, sino que vivamos más lo que significa la comunión, que no es sólo, aunque ya es bastante, el podernos unir cada vez más con Jesucristo en su vida y sentimientos, sino que la comunión es signo de unidad universal y es autora de esa unidad que debemos tener con los demás.
  • 46. Hoy en la segunda lectura san Pablo nos habla de esa unidad por medio de la comunión. Nos dice que todos somos parte del Cuerpo Místico de Jesucristo. Pero lo mostramos y realizamos al comer el mismo alimento, que es el mismo Cuerpo de Jesús. Dice así: 1Corintios 10,16-17
  • 47. Hermanos: El cáliz de la bendición que bendecimos, ¿no es comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo? El pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan.
  • 48. En la eucaristía encontramos el gozo de la fraternidad. Está el encuentro con Dios a niveles muy profundos o sublimes; pero está la urgencia de caridad. Una verdadera fraternidad no se puede dar si no hay un compromiso de entrega. A la Eucaris- tía, donde todos recibimos el mismo “Pan”, debemos ir con el compromiso de “compartir”.
  • 50.
  • 51.
  • 54. Como la Eucaristía es lo más grandioso en entrega y amor, este día del Corpus en muchas partes es el día propio de la caridad; es el día en que se busca no sólo compartir buenos sentimientos, sino compartir con las manos y con nuestras pertenencias materiales.
  • 55. La comunión es común unión, pues aun siendo muchos, somos un solo pan y un solo cuerpo, pues todos participamos de un solo pan, como nos ha dicho san Pablo. La unión profunda en Cristo nos lleva a la unión entre los comensales. Ese banquete es alimento, pero es también lugar de encuentro.
  • 56. El sacramento de la unidad nos hace solidarios y fraternales. De tal manera que, como nos dice el mismo Jesús, si vas a comulgar teniendo en tu corazón un odio contra algún hermano, no puedes comulgar. San Pablo nos diría: “comes y bebes tu propio castigo”.
  • 57. Recordemos que el amor no se debe expresar sólo con buenas palabras y sentimientos, sino que se debe expresar con obras. De esta manera quiere la Iglesia que participemos en el día del Corpus.
  • 58. Terminamos recordando que Jesús nos quiere tanto que no sólo nos ayuda desde el cielo, sino que está realmente muy cerca de nosotros, en el sacramento de la Eucaristía y permanece en el Sagrario para atender todas nuestras súplicas.
  • 62.
  • 68.
  • 71. AMÉN