SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 59
23 de Julio de 2017
Ciclo A
El domingo pasado comenzábamos a examinar el capítulo
13 en el que san Mateo nos expone algunas parábolas
pronunciadas por Jesús. A través de cosas sencillas,
como el trigo y la cizaña, el grano de mostaza y la
levadura nos sigue hablando en este día de cosas
importantes para nuestra salvación.
El hombre que teme a Dios
es firme como el camino,
Automático
y sabe que
su destino
es confiar.
El hombre que teme a Dios
es como la levadura
que
contagia
con su
fuerza a
los
demás.
De cosas sencillas Jesús les hablaba:
Jesús
hoy
repite las
mismas
palabras.
Hacer CLICK
Hoy el evangelio nos
presenta principalmente la
parábola del trigo y la
cizaña. Después dice otras
dos pequeñas parábolas,
de las que diremos algo al
final. A nosotros nos
parece medio fácil
entender lo del trigo y la
cizaña, quizá porque lo
hemos oído muchas veces.
Pero no fue así para los
apóstoles, quienes
pidieron a Jesús una
aclaración.
Lo cual hizo Jesús. Veamos la proposición de la parábola
(Mt 13, 14…)
El reino de los cielos se parece a un hombre que
sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la
gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en
medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a
verdear y se formaba la espiga apareció también la
cizaña. Entonces fueron los criados a decirle al amo:
"Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo?
¿De dónde sale la cizaña?" Él les dijo: "Un enemigo lo
ha hecho." Los criados le preguntaron: "¿Quieres que
vayamos a arrancarla?" Pero él les respondió: "No,
que, al arrancar la cizaña, podríais arrancar también el
trigo. Dejadlos crecer juntos hasta la siega y, cuando
llegue la siega, diré a los segadores:
«Arrancad primero la cizaña y atadla en gavillas para
quemarla, y el trigo almacenadlo en mi granero».
Alguna vez se nos hace
raro, en nuestra
mentalidad, que un
enemigo se ponga en
ese trabajo de sembrar
cizaña para hacer el mal;
pero el ambiente de
venganza de aquella
sociedad admite esas
ocurrencias, como signo
de maldad. Veamos la
explicación de Jesús, al
final del evangelio:
Luego Jesús dejó a la gente y se fue a casa. Los
discípulos se le acercaron a decirle: "Acláranos la
parábola de la cizaña en el campo." Él les contestó: "El
que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el
campo es el mundo; la buena semilla son los
ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del
Maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la
cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los
ángeles. Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema,
así será al fin del tiempo: el Hijo del hombre enviará a
sus ángeles, y arrancarán de su reino a todos los
corruptores y malvados y los arrojarán al horno
encendido; allí será el llanto y el rechinar de dientes.
Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de
su Padre. El que tenga oídos, que oiga.
Dios ha hecho todo bueno. La naturaleza es buena. A los
seres humanos les ha dado algo extraordinariamente
bueno, que es la libertad para poder alcanzar méritos
eternos.
Pero el
demonio ha
sembrado
todo lo malo
que hay y
nos dificulta
colaborar
con Dios
para quitar
lo malo y
poner lo
bueno.
Jesús da un sentido hondo y universal a la libertad.
Nosotros somos la semilla, que puede ser buena o mala.
La gran diferencia, debido a nuestra libertad, es que
nosotros sí podemos cambiar de malos a buenos o
viceversa.
Lo
importante
es el final:
lo malo
será
quemado.
La parábola es un canto a la misericordia de Dios. Y
sobre todo a su paciencia. ¿Por qué deja Dios tantos
males que hay en el mundo? De hecho es para nuestro
bien. Si todo fuese definitivo, no seríamos libres y no
podríamos conseguir el cielo.
Lo cierto es
que hay
hierba mala
y buena
bajo el
mismo
cielo.
Hierba mala y
hierba buena
nacen bajo el
mismo cielo,
Automático
vil cizaña
y noble
trigo
crecen
sobre el
mismo
suelo.
La historia del hombre malo,
la historia del hombre bueno.
Trigo y
cizaña
sembraron
en los
hombres de
mi tiempo.
Hacer CLICK
Decir eso es muy peligroso porque el fuego puede caer
sobre quien lo está diciendo. Algo así dijeron a Jesús los
apóstoles Juan y Santiago sobre aquella ciudad que no
quiso recibir a Jesús. Pero Jesús les reprendió: “No
sabéis de qué espíritu sois”.
Alguno
puede
decir: Pues
que venga
fuego del
cielo sobre
los malos y
queden
sólo los
buenos.
Ciertamente eso llegará,
como vemos en la
parábola. Llegará el día
del juicio final. Pero
mientras tanto debemos
tener paciencia. Lo
primero para la paciencia
es saber comprender,
porque muchas veces es
muy difícil saber
distinguir los buenos de
los malos. Y luego
esperar, porque un malo
se puede convertir en
bueno.
Respecto a esto se dan en la Iglesia muchas tentaciones.
Algunos, quizá con buena voluntad, han intentado una
total separación de lo bueno y lo malo. Es lo que se llama
el puritanismo. No es fácil huir del mundo, porque el
mundo lo llevamos con nosotros.
No es
fácil
huir de
la
cizaña,
porque
la
solemos
tener en
el
corazón.
Ha habido momentos
en la historia de la
Iglesia en que muchos
santos buscaban
apartarse del mundo
para estar mejor con
Dios. No era fácil,
porque el mundo iba
donde ellos, sobre todo
si era ya un grupo. El
trigo y la cizaña no es
sólo división entre
personas, sino rasgos
diferentes en nuestro
interior.
Por todo ello no es
fácil distinguir el
trigo y la cizaña,
sobre todo al
principio. Eso es
porque nacen de la
misma raíz y están
en la misma persona.
El cambio es muy
delicado y debe ser
con la ayuda de la
gracia de Dios.
Hay personas, a las que creemos malas, porque no tienen
religión o tienen una muy rara. Sin embargo quizá tienen
buenas virtudes y pueden hacer mucho bien. Ya decía el
Conc. Vat II que en todas las religiones se dan “semillas
de la fe”. Por lo tanto, hermano, ten paciencia, como el
labrador que espera la cosecha.
Automático
Como el labrador espera llegue el grano,
debes mantener abiertas tu las manos.
Procura que el tiempo no te haga
olvidar que a cada día bástale su afán.
Ten paciencia, hermano.
Hacer CLICK
Pero ¡Atención!: La paciencia no es una virtud pasiva,
como quien dice: “Qué lo vamos a hacer; estémonos
quietos”. No. La paciencia significa comprensión y
sobre todo trabajo para que el mal se vaya convirtiendo
en bien.
Porque el
mal se
puede
convertir en
bien, es por
lo que
debemos
tener
paciencia.
Cuántas veces pasa
que si hubiésemos
arrancado esa hierba
mala, hubiéramos
arrancado también un
germen del bien. Allá
por el siglo V, san
Pedro Crisólogo tiene
un bonito sermón
explicando que “la
cizaña de hoy se puede
cambiar en trigo”. Y
pone el ejemplo de
muchos santos
convertidos, como san
Pablo.
Por eso es necesario
meditar en la paciencia de
Dios, que está unida a su
misericordia y al perdón.
Con ello muestra
precisamente su poder y
grandeza. Eso para
nosotros es una fuente de
esperanza. Así nos lo dice
el libro de la sabiduría y lo
leemos hoy en la 1ª
lectura:
Sabiduría 12,13.16-19
Fuera de ti, no hay otro dios al cuidado de todo,
ante quien tengas que justificar tu sentencia. Tu
poder es el principio de la justicia, y tu
soberanía universal te hace perdonar a todos.
Tú demuestras tu fuerza a los que dudan de tu
poder total, y reprimes la audacia de los que no
lo conocen. Tú, poderoso soberano, juzgas con
moderación y nos gobiernas con gran
indulgencia, porque puedes hacer cuanto
quieres. Obrando así, enseñaste a tu pueblo que
el justo debe ser humano, y diste a tus hijos la
dulce esperanza de que, en el pecado, das lugar
al arrepentimiento.
Sentir la misericordia de Dios es una invitación al
arrepentimiento para que, por lo menos, la cizaña que
hay en nuestro corazón se transforme en trigo bueno.
Con ello
damos un
paso para
ir
cambiando
la cizaña
que hay en
el mundo
en el trigo
que quiere
Jesús.
No es fácil ni es posible con solas nuestras fuerzas. Por
eso debemos pedir la intercesión del Espíritu Santo. Sin
duda que vendrá, si le abrimos el corazón a Dios, que es
Amor. Así nos lo dice san Pablo hoy en la 2ª lectura:
Romanos
8,26-27
Hermanos: El Espíritu viene en ayuda
de nuestra debilidad, porque nosotros
no sabemos pedir lo que nos conviene,
pero el Espíritu mismo intercede por
nosotros con gemidos inefables. Y el
que escudriña los corazones sabe cuál
es el deseo del Espíritu, y que su
intercesión por los santos es según
Dios.
Entre la proposición y
la explicación de la
parábola del trigo y la
cizaña, Jesús propone
dos pequeñas
parábolas. Una es
sobre el grano de
mostaza:
Les propuso esta otra parábola: "El reino de los cielos
se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su
huerta; aunque es la más pequeña de las semillas,
cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un
arbusto más alto que las hortalizas, y vienen los pájaros
a anidar en sus ramas."
Así es la Iglesia. Quizá no se refiere tanto al número, que
aun hoy es relativamente pequeño comparándolo con
todos los habitantes de la tierra, sino a su vitalidad. La
Iglesia ha ido influyendo en el bien universal a través de
la grandeza de corazones en monjes
y en tantas
personas
entregadas
a hacer el
bien a
gentes de
toda raza y
religión.
Viene a demostrar que, sin tener pretensiones de
grandeza, como la pequeña semilla de la mostaza, acoge
entre sus ramas a todos aquellos que buscan la
fraternidad y la paz.
La otra pequeña parábola es la de la levadura. Dice el
evangelio: “Les dijo otra parábola: El reino de los cielos
se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres
medidas de harina, y basta para que todo fermente”.
La
levadura
aparente-
mente es
poca cosa,
pero lo que
hace en la
masa es
muy
importante.
La levadura es como la
virtualidad de la fuerza
de Dios dentro de la
humanidad. Nosotros,
que somos Iglesia,
debemos parecernos
más a la verdadera
levadura, que es fuerza
oculta y silenciosa de
Dios, pero siempre
activa, fermentando el
mundo para que todos
sepan cuál es el
verdadero sentido de la
vida. Pero todo con
paciencia.
Terminamos con el
tema del trigo y la
cizaña: imitar la
paciencia de Dios. Es
la paciencia de la
buena, la que se
tiene trabajando. En
primer lugar
debemos tener
paciencia con
nosotros mismos.
Porque dentro de
nosotros hay mucha
cizaña que quitar.
Y paciencia con los
demás; porque a
veces queremos
quitar demasiado
precipitadamente lo
que en realidad no
está tan mal. Por
eso debemos pedir
esa luz especial al
Espíritu Santo.
Entonces se realizará el definitivo juicio y ya no habrá
más lugar para la paciencia, sino que, como esperamos,
llegará el tiempo del descanso amoroso y de la paz.
Esperamos que sea así, porque al fin del mundo vendrá
el Señor.
Y debemos
recordar que
al final Dios
enviará a sus
ángeles que
harán la
verdadera
separación.
Automático
Y la
alegría
brillará
en su
frente.
AMÉN

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Que nos quiere mostrar Dios en medio de la recession
Que nos quiere mostrar Dios en medio de la recessionQue nos quiere mostrar Dios en medio de la recession
Que nos quiere mostrar Dios en medio de la recession
Raul Ccrs
 
Dom cua 5
Dom cua 5Dom cua 5
Lección Escuela Sabática 11 13DIC2014 Preparación para la Siega
Lección Escuela Sabática 11 13DIC2014 Preparación para la SiegaLección Escuela Sabática 11 13DIC2014 Preparación para la Siega
Lección Escuela Sabática 11 13DIC2014 Preparación para la Siega
Iglesia Adventista Moca Central
 

La actualidad más candente (19)

Dia29 jun12.
Dia29 jun12.Dia29 jun12.
Dia29 jun12.
 
Dia29 jun12.
Dia29 jun12.Dia29 jun12.
Dia29 jun12.
 
Bautizados-con-fuego
Bautizados-con-fuegoBautizados-con-fuego
Bautizados-con-fuego
 
J.53. la-nueva_vida
J.53.  la-nueva_vidaJ.53.  la-nueva_vida
J.53. la-nueva_vida
 
SERMONES CALEB 4.0
SERMONES CALEB 4.0SERMONES CALEB 4.0
SERMONES CALEB 4.0
 
E bs21 28
E bs21 28E bs21 28
E bs21 28
 
Apacienta mis ovejas
Apacienta mis ovejasApacienta mis ovejas
Apacienta mis ovejas
 
Lo Primero la Intercesión
Lo Primero la Intercesión Lo Primero la Intercesión
Lo Primero la Intercesión
 
Que nos quiere mostrar Dios en medio de la recession
Que nos quiere mostrar Dios en medio de la recessionQue nos quiere mostrar Dios en medio de la recession
Que nos quiere mostrar Dios en medio de la recession
 
Adoración en el trono de satanás
Adoración en el trono de satanásAdoración en el trono de satanás
Adoración en el trono de satanás
 
Dia28 jun12
Dia28 jun12Dia28 jun12
Dia28 jun12
 
La lluvia tardia y el fuerte pregón
La lluvia tardia y el fuerte pregónLa lluvia tardia y el fuerte pregón
La lluvia tardia y el fuerte pregón
 
Domingo Décimo Sexto
Domingo Décimo SextoDomingo Décimo Sexto
Domingo Décimo Sexto
 
Dia28 jun12
Dia28 jun12Dia28 jun12
Dia28 jun12
 
Escrito esta. 2 co. 9.1-15.
Escrito esta. 2 co. 9.1-15.Escrito esta. 2 co. 9.1-15.
Escrito esta. 2 co. 9.1-15.
 
El caminoa cristo-elenag.dewhite
El caminoa cristo-elenag.dewhiteEl caminoa cristo-elenag.dewhite
El caminoa cristo-elenag.dewhite
 
Dom cua 5
Dom cua 5Dom cua 5
Dom cua 5
 
El Nuevo pacto
El Nuevo pacto El Nuevo pacto
El Nuevo pacto
 
Lección Escuela Sabática 11 13DIC2014 Preparación para la Siega
Lección Escuela Sabática 11 13DIC2014 Preparación para la SiegaLección Escuela Sabática 11 13DIC2014 Preparación para la Siega
Lección Escuela Sabática 11 13DIC2014 Preparación para la Siega
 

Similar a XVI Domingo ordinario ciclo a

11 domingo t.o. b
11 domingo t.o.   b11 domingo t.o.   b
11 domingo t.o. b
Maike Loes
 
Evangelio del-domingo-17-7-11-tiempo-ord-16a
Evangelio del-domingo-17-7-11-tiempo-ord-16aEvangelio del-domingo-17-7-11-tiempo-ord-16a
Evangelio del-domingo-17-7-11-tiempo-ord-16a
Luis Angel Reynoso
 
477Te dedicas a sembrar cizana por donde pasas.ppt
477Te dedicas a sembrar cizana por donde pasas.ppt477Te dedicas a sembrar cizana por donde pasas.ppt
477Te dedicas a sembrar cizana por donde pasas.ppt
EdwinGomez200713
 

Similar a XVI Domingo ordinario ciclo a (20)

Tiempo
TiempoTiempo
Tiempo
 
Dia27 jul12
Dia27 jul12Dia27 jul12
Dia27 jul12
 
Dia27 jul12
Dia27 jul12Dia27 jul12
Dia27 jul12
 
Dia30 jul12
Dia30 jul12Dia30 jul12
Dia30 jul12
 
Xvi to 2014 blog
Xvi to 2014 blogXvi to 2014 blog
Xvi to 2014 blog
 
11 domingo t.o. b
11 domingo t.o.   b11 domingo t.o.   b
11 domingo t.o. b
 
Evangelio del-domingo-17-7-11-tiempo-ord-16a
Evangelio del-domingo-17-7-11-tiempo-ord-16aEvangelio del-domingo-17-7-11-tiempo-ord-16a
Evangelio del-domingo-17-7-11-tiempo-ord-16a
 
40 mat 13.24-58
40 mat 13.24-5840 mat 13.24-58
40 mat 13.24-58
 
Oracion de Jesus
Oracion de JesusOracion de Jesus
Oracion de Jesus
 
III Domingo de Cuaresma ciclo C
III Domingo de Cuaresma ciclo CIII Domingo de Cuaresma ciclo C
III Domingo de Cuaresma ciclo C
 
16. la plenitud de los justos
16. la plenitud de los justos16. la plenitud de los justos
16. la plenitud de los justos
 
Comentarios sobre mateo 13
Comentarios sobre mateo 13Comentarios sobre mateo 13
Comentarios sobre mateo 13
 
20/07/14
20/07/1420/07/14
20/07/14
 
Dia28 jul12
Dia28 jul12Dia28 jul12
Dia28 jul12
 
Trigo o cizaña 777
Trigo o cizaña 777Trigo o cizaña 777
Trigo o cizaña 777
 
Reflex pagola dom16 a11
Reflex pagola dom16 a11Reflex pagola dom16 a11
Reflex pagola dom16 a11
 
Dia28 jul12
Dia28 jul12Dia28 jul12
Dia28 jul12
 
477Te dedicas a sembrar cizana por donde pasas.ppt
477Te dedicas a sembrar cizana por donde pasas.ppt477Te dedicas a sembrar cizana por donde pasas.ppt
477Te dedicas a sembrar cizana por donde pasas.ppt
 
Dia02 agt12
Dia02 agt12Dia02 agt12
Dia02 agt12
 
Dia02 agt12
Dia02 agt12Dia02 agt12
Dia02 agt12
 

Más de Diócesis de Mayagüez

Más de Diócesis de Mayagüez (20)

XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO AXXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
XXV DOMINGO DURANTE EL AÑO - CICLO A
 
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
Domingo Corpus Christi ciclo b (2018)
 
III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b III Domingo de Cauresma ciclo b
III Domingo de Cauresma ciclo b
 
XXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo aXXIV Domingo ordinario ciclo a
XXIV Domingo ordinario ciclo a
 
XXIII Domingo ordinario ciclo a
XXIII Domingo ordinario ciclo aXXIII Domingo ordinario ciclo a
XXIII Domingo ordinario ciclo a
 
XXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo aXXII Domingo ordinario ciclo a
XXII Domingo ordinario ciclo a
 
XXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo aXXI Domingo ordinario ciclo a
XXI Domingo ordinario ciclo a
 
XX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo aXX Domingo ordinario ciclo a
XX Domingo ordinario ciclo a
 
XiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo AXiX Domingo ordinario ciclo A
XiX Domingo ordinario ciclo A
 
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
Domingo de la Transfiguración del Señor, 2017
 
XVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo aXVII Domingo ordinario ciclo a
XVII Domingo ordinario ciclo a
 
XV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo aXV Domingo ordinario ciclo a
XV Domingo ordinario ciclo a
 
XIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo aXIV Domingo ordinario ciclo a
XIV Domingo ordinario ciclo a
 
XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a XIII Domingo ordinario ciclo a
XIII Domingo ordinario ciclo a
 
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
XII Domingo Tiempo Ordinario (ciclo A)
 
Taller de Misionología
Taller de MisionologíaTaller de Misionología
Taller de Misionología
 
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)SOLEMNIDAD:  EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
SOLEMNIDAD: EL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (ciclo a)
 
Domingo Santísima Trinidad ciclo a
Domingo Santísima Trinidad ciclo aDomingo Santísima Trinidad ciclo a
Domingo Santísima Trinidad ciclo a
 
Pentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo APentecostés 2017 ciclo A
Pentecostés 2017 ciclo A
 
Ascensión del Señor ciclo A, 2017
Ascensión del Señor ciclo A, 2017Ascensión del Señor ciclo A, 2017
Ascensión del Señor ciclo A, 2017
 

Último

Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
jenune
 

Último (9)

LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfLA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
 
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesPentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
 
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdfSermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
Sermon Conquistadores - Alegria -2020.pdf
 
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfIDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
 
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdfQuince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
 
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmmUretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
 
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfPRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
 

XVI Domingo ordinario ciclo a

  • 1. 23 de Julio de 2017 Ciclo A
  • 2. El domingo pasado comenzábamos a examinar el capítulo 13 en el que san Mateo nos expone algunas parábolas pronunciadas por Jesús. A través de cosas sencillas, como el trigo y la cizaña, el grano de mostaza y la levadura nos sigue hablando en este día de cosas importantes para nuestra salvación.
  • 3. El hombre que teme a Dios es firme como el camino, Automático
  • 4. y sabe que su destino es confiar.
  • 5. El hombre que teme a Dios es como la levadura
  • 7. De cosas sencillas Jesús les hablaba:
  • 8.
  • 11. Hoy el evangelio nos presenta principalmente la parábola del trigo y la cizaña. Después dice otras dos pequeñas parábolas, de las que diremos algo al final. A nosotros nos parece medio fácil entender lo del trigo y la cizaña, quizá porque lo hemos oído muchas veces. Pero no fue así para los apóstoles, quienes pidieron a Jesús una aclaración. Lo cual hizo Jesús. Veamos la proposición de la parábola (Mt 13, 14…)
  • 12. El reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a verdear y se formaba la espiga apareció también la cizaña. Entonces fueron los criados a decirle al amo: "Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde sale la cizaña?" Él les dijo: "Un enemigo lo ha hecho." Los criados le preguntaron: "¿Quieres que vayamos a arrancarla?" Pero él les respondió: "No, que, al arrancar la cizaña, podríais arrancar también el trigo. Dejadlos crecer juntos hasta la siega y, cuando llegue la siega, diré a los segadores:
  • 13. «Arrancad primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo almacenadlo en mi granero».
  • 14. Alguna vez se nos hace raro, en nuestra mentalidad, que un enemigo se ponga en ese trabajo de sembrar cizaña para hacer el mal; pero el ambiente de venganza de aquella sociedad admite esas ocurrencias, como signo de maldad. Veamos la explicación de Jesús, al final del evangelio:
  • 15. Luego Jesús dejó a la gente y se fue a casa. Los discípulos se le acercaron a decirle: "Acláranos la parábola de la cizaña en el campo." Él les contestó: "El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del Maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los ángeles. Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema, así será al fin del tiempo: el Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y arrancarán de su reino a todos los corruptores y malvados y los arrojarán al horno encendido; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga.
  • 16. Dios ha hecho todo bueno. La naturaleza es buena. A los seres humanos les ha dado algo extraordinariamente bueno, que es la libertad para poder alcanzar méritos eternos. Pero el demonio ha sembrado todo lo malo que hay y nos dificulta colaborar con Dios para quitar lo malo y poner lo bueno.
  • 17. Jesús da un sentido hondo y universal a la libertad. Nosotros somos la semilla, que puede ser buena o mala. La gran diferencia, debido a nuestra libertad, es que nosotros sí podemos cambiar de malos a buenos o viceversa. Lo importante es el final: lo malo será quemado.
  • 18. La parábola es un canto a la misericordia de Dios. Y sobre todo a su paciencia. ¿Por qué deja Dios tantos males que hay en el mundo? De hecho es para nuestro bien. Si todo fuese definitivo, no seríamos libres y no podríamos conseguir el cielo. Lo cierto es que hay hierba mala y buena bajo el mismo cielo.
  • 19. Hierba mala y hierba buena nacen bajo el mismo cielo, Automático
  • 21. La historia del hombre malo, la historia del hombre bueno.
  • 22. Trigo y cizaña sembraron en los hombres de mi tiempo. Hacer CLICK
  • 23. Decir eso es muy peligroso porque el fuego puede caer sobre quien lo está diciendo. Algo así dijeron a Jesús los apóstoles Juan y Santiago sobre aquella ciudad que no quiso recibir a Jesús. Pero Jesús les reprendió: “No sabéis de qué espíritu sois”. Alguno puede decir: Pues que venga fuego del cielo sobre los malos y queden sólo los buenos.
  • 24. Ciertamente eso llegará, como vemos en la parábola. Llegará el día del juicio final. Pero mientras tanto debemos tener paciencia. Lo primero para la paciencia es saber comprender, porque muchas veces es muy difícil saber distinguir los buenos de los malos. Y luego esperar, porque un malo se puede convertir en bueno.
  • 25. Respecto a esto se dan en la Iglesia muchas tentaciones. Algunos, quizá con buena voluntad, han intentado una total separación de lo bueno y lo malo. Es lo que se llama el puritanismo. No es fácil huir del mundo, porque el mundo lo llevamos con nosotros. No es fácil huir de la cizaña, porque la solemos tener en el corazón.
  • 26. Ha habido momentos en la historia de la Iglesia en que muchos santos buscaban apartarse del mundo para estar mejor con Dios. No era fácil, porque el mundo iba donde ellos, sobre todo si era ya un grupo. El trigo y la cizaña no es sólo división entre personas, sino rasgos diferentes en nuestro interior.
  • 27. Por todo ello no es fácil distinguir el trigo y la cizaña, sobre todo al principio. Eso es porque nacen de la misma raíz y están en la misma persona. El cambio es muy delicado y debe ser con la ayuda de la gracia de Dios.
  • 28. Hay personas, a las que creemos malas, porque no tienen religión o tienen una muy rara. Sin embargo quizá tienen buenas virtudes y pueden hacer mucho bien. Ya decía el Conc. Vat II que en todas las religiones se dan “semillas de la fe”. Por lo tanto, hermano, ten paciencia, como el labrador que espera la cosecha.
  • 30. Como el labrador espera llegue el grano, debes mantener abiertas tu las manos.
  • 31.
  • 32. Procura que el tiempo no te haga olvidar que a cada día bástale su afán.
  • 33.
  • 34.
  • 37. Pero ¡Atención!: La paciencia no es una virtud pasiva, como quien dice: “Qué lo vamos a hacer; estémonos quietos”. No. La paciencia significa comprensión y sobre todo trabajo para que el mal se vaya convirtiendo en bien. Porque el mal se puede convertir en bien, es por lo que debemos tener paciencia.
  • 38. Cuántas veces pasa que si hubiésemos arrancado esa hierba mala, hubiéramos arrancado también un germen del bien. Allá por el siglo V, san Pedro Crisólogo tiene un bonito sermón explicando que “la cizaña de hoy se puede cambiar en trigo”. Y pone el ejemplo de muchos santos convertidos, como san Pablo.
  • 39. Por eso es necesario meditar en la paciencia de Dios, que está unida a su misericordia y al perdón. Con ello muestra precisamente su poder y grandeza. Eso para nosotros es una fuente de esperanza. Así nos lo dice el libro de la sabiduría y lo leemos hoy en la 1ª lectura: Sabiduría 12,13.16-19
  • 40. Fuera de ti, no hay otro dios al cuidado de todo, ante quien tengas que justificar tu sentencia. Tu poder es el principio de la justicia, y tu soberanía universal te hace perdonar a todos. Tú demuestras tu fuerza a los que dudan de tu poder total, y reprimes la audacia de los que no lo conocen. Tú, poderoso soberano, juzgas con moderación y nos gobiernas con gran indulgencia, porque puedes hacer cuanto quieres. Obrando así, enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser humano, y diste a tus hijos la dulce esperanza de que, en el pecado, das lugar al arrepentimiento.
  • 41. Sentir la misericordia de Dios es una invitación al arrepentimiento para que, por lo menos, la cizaña que hay en nuestro corazón se transforme en trigo bueno. Con ello damos un paso para ir cambiando la cizaña que hay en el mundo en el trigo que quiere Jesús.
  • 42. No es fácil ni es posible con solas nuestras fuerzas. Por eso debemos pedir la intercesión del Espíritu Santo. Sin duda que vendrá, si le abrimos el corazón a Dios, que es Amor. Así nos lo dice san Pablo hoy en la 2ª lectura: Romanos 8,26-27
  • 43. Hermanos: El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad, porque nosotros no sabemos pedir lo que nos conviene, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables. Y el que escudriña los corazones sabe cuál es el deseo del Espíritu, y que su intercesión por los santos es según Dios.
  • 44. Entre la proposición y la explicación de la parábola del trigo y la cizaña, Jesús propone dos pequeñas parábolas. Una es sobre el grano de mostaza: Les propuso esta otra parábola: "El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas, y vienen los pájaros a anidar en sus ramas."
  • 45. Así es la Iglesia. Quizá no se refiere tanto al número, que aun hoy es relativamente pequeño comparándolo con todos los habitantes de la tierra, sino a su vitalidad. La Iglesia ha ido influyendo en el bien universal a través de la grandeza de corazones en monjes y en tantas personas entregadas a hacer el bien a gentes de toda raza y religión.
  • 46. Viene a demostrar que, sin tener pretensiones de grandeza, como la pequeña semilla de la mostaza, acoge entre sus ramas a todos aquellos que buscan la fraternidad y la paz.
  • 47. La otra pequeña parábola es la de la levadura. Dice el evangelio: “Les dijo otra parábola: El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina, y basta para que todo fermente”. La levadura aparente- mente es poca cosa, pero lo que hace en la masa es muy importante.
  • 48. La levadura es como la virtualidad de la fuerza de Dios dentro de la humanidad. Nosotros, que somos Iglesia, debemos parecernos más a la verdadera levadura, que es fuerza oculta y silenciosa de Dios, pero siempre activa, fermentando el mundo para que todos sepan cuál es el verdadero sentido de la vida. Pero todo con paciencia.
  • 49. Terminamos con el tema del trigo y la cizaña: imitar la paciencia de Dios. Es la paciencia de la buena, la que se tiene trabajando. En primer lugar debemos tener paciencia con nosotros mismos. Porque dentro de nosotros hay mucha cizaña que quitar.
  • 50. Y paciencia con los demás; porque a veces queremos quitar demasiado precipitadamente lo que en realidad no está tan mal. Por eso debemos pedir esa luz especial al Espíritu Santo.
  • 51. Entonces se realizará el definitivo juicio y ya no habrá más lugar para la paciencia, sino que, como esperamos, llegará el tiempo del descanso amoroso y de la paz. Esperamos que sea así, porque al fin del mundo vendrá el Señor. Y debemos recordar que al final Dios enviará a sus ángeles que harán la verdadera separación.
  • 53.
  • 54.
  • 55.
  • 56.
  • 57.
  • 59. AMÉN