Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Próximo SlideShare
Sesion viernes adviento 1
Sesion viernes adviento 1
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 5 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (20)

Similares a Oracion (20)

Anuncio

Oracion

  1. 1. Cantamos Hoy comienza una nueva era Las lanzas se convierten en podaderas, Y las armas en arados, y los oprimidos son liberados Presentación 2: “Adviento” Libremente cada uno expresamos nuestras acciones de gracias y nuestras peticiones. Pero esto no es nada más que el envoltorio o el papel de regalo de un contenido que la iglesia propone a todos los cristianos para prepararnos a la Navidad. Con esta forma estética, Dios quiere entrar en tu corazón y disponerlo a reconocer a Jesús presente en nuestro mundo, en las personas que tienes a tu lado, y, sobre todo, presente en lo más hondo de cada corazón. ¡Buen camino de Adviento! Rezamos todos… PADRENUESTRO
  2. 2. Camino a Belén - ORACIÓN PARROQUIAL DICIEMBRE 2010 - MANÁ - Los cristianos preparamos la navidad durante cuatro semanas que forman el tiempo llamado adviento. Al igual que se prepara la casa para recibir a un invitado muy especial y celebrar su estancia con nosotros, preparemos nuestra alma para recibir a Cristo y celebrar con Él su presencia entre nosotros. La decisión de Dios de hacerse cercano y de habitar entre nosotros es una noticia insospechada. Ningún dios ha obrado como el Dios anunciado por Jesús de Nazaret. En estos días que anteceden es muy característico pensar: ¿cómo vamos a celebrar la Noche Buena y el día de Navidad? ¿con quien vamos a disfrutar estas fiestas? ¿qué vamos a regalar? Y si bien todo esto es importante no tiene sentido si no consideramos que Jesús es el festejado a quien tenemos que acompañar y agasajar en este día. Él desea que le demos lo más preciado que tenemos, prepararemos ese regalo que el Niño Jesús quiere, tomemos conciencia de lo que vamos a celebrar y de su preparación espiritual. Adviento es el tiempo de trabajar el corazón para ponerlo en sintonía con Dios mismo. Cantamos Preparad el camino al Señor y escuchad la palabra de Dios. (bis)
  3. 3. Lectura del evangelio (Lc 7, 19-23) En aquel tiempo, Juan envió a dos de sus discípulos a decir al Señor: «¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro?». Llegando donde Él aquellos hombres, dijeron: «Juan el Bautista nos ha enviado a decirte: ‘¿Eres tú el que ha de venir o debemos esperar a otro?’». En aquel momento curó a muchos de sus enfermedades y dolencias, y de malos espíritus, y dio vista a muchos ciegos. Y les respondió: «Id y contad a Juan lo que habéis visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, se anuncia a los pobres la Buena Nueva; ¡y dichoso aquel que no halle escándalo en mí!». REFLEXÍON SOBRE LA LECTURA Jesús vino a traernos a todos una gran esperanza. Él es el mensajero de Dios que nos enseña a ser personas verdaderamente humanas. Él es la curación, la recuperación, la paz. Él es “evangelio”, la Buena Noticia, que Dios tiene para comunicar. Pero a veces, Él puede convertirse en ocasión de caída, en obstáculo. Cuando nos aferramos a nuestro egoísmo, su llamada al amor es difícil de oír. Cuando la vergüenza o la culpa son muy fuertes, su llamada a la conversión parece un insulto. ¡Feliz la persona que le acoge con corazón libre!
  4. 4. Presentación: “EL ADVIENTO EN NUESTROS DÍAS”
  5. 5. EL SUEÑO DE MARÍA Tuve un sueño, José.... no lo pude comprender, realmente no, pero creo que se trataba del nacimiento de nuestro Hijo; creo que si era acerca de eso. La gente estaba haciendo los preparativos con seis semanas de anticipación. Decoraban las casas y compraban ropa nueva. Salían de compras muchas veces y adquirían elaborados regalos. Era muy peculiar, ya que todos los regalos no eran para nuestro Hijo. Los envolvían con hermosos papeles y los ataban con preciosos moños, todo lo colocaban debajo de un árbol. Si, un árbol, José, dentro de una casa. Esta gente estaba decorando el árbol también. Las ramas llenas de esferas y adornos que brillaban. Había una figura en lo alto del árbol.. me parecía ver una estrella o un ángel, oh! Era verdaderamente hermoso. Toda la gente estaba feliz y sonriente. Todos estaban emocionados por los regalos; se los intercambiaban unos con otros José, pero, no quedó alguno para nuestro Hijo. Sabes, creo que ni siquiera lo conocen, pues nunca mencionaron su nombre; ¿no te parece extraño que la gente se meta en tantos problemas para celebrar el cumpleaños de alguien que ni siquiera conocen?. Tuve la extraña sensación de que si nuestro Hijo hubiera estado en la celebración, hubiese sido un intruso solamente. Todo estaba tan hermoso José y todo mundo feliz; pero yo sentí enormes ganas de llorar. Que tristeza para Jesús no querer ser deseado en su propia fiesta de cumpleaños. Estoy contenta porque sólo fue un sueño, pero que terrible José, si esto hubiera sido realidad…

×