SlideShare una empresa de Scribd logo

Transición 24 Suplemento aniversario de la muerte de Trotsky

Suplemento de Transición 24 Agosto- septiembre de 2020 Boletín de los militantes Mexicanos de la Liga Comunista Internacionalista CORCI

1 de 16
Descargar para leer sin conexión
TRANSICIÓN $25.00
“La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos”
SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO DE 2020
“El mejor líder que la revolu-
ción haya producidojamás”
-A.J.P. Taylor, historia-
dor inglés
S
in embargo, José Stalin envió
a Ramón Mercader del Río
para asesinarlo con un golpe
de piolet en la cabeza; la abe-
rración más grande al atentar contra
alguien de tan alta calidad humana.
Junto a Lenin, Trotsky es uno de los
marxistas más destacados del siglo
XX. Sobre todo, porque es poco proba-
ble que sin ellos la Revolución Rusa
(hasta ahora la única revolución dirigi-
da por un partido revolucionario mar-
xista) se hubiera realizado en su prime-
ra etapa con la toma del poder a través
de los soviets de obreros y soldados, e
instalar por medio de la insurrección
(violencia revolucionaria y armamento
masivo del proletariado) el primer Go-
bierno Obrero y Campesino en la histo-
ria de la lucha de clases de la humani-
dad. Un testigo presencial de las jorna-
das de Octubre fue John Reed, su obra
“Diez Días que estremecieron al Mun-
do” es una crónica de hechos que
muestra el papel destacado e indispen-
sable de Lenin y Trotsky en la Revolu-
ción Rusa.
Trotskyno fue profeta,
ni intelectual , fue un militante
revolucionario
León Trotsky fue un lector precoz, des-
de los 17 años ya era militante político
siendo parte del Grupo populista de
Mikolayev, una especie de paso obliga-
do para acercarse a los círculos mar-
xistas. Corto tiempo después se adhirió
totalmente al método marxista.
La actualidad de las propuestas teóri-
cas de Trotsky, son irrefutables: El Pro-
grama de Transición para la Revolu-
ción Socialista (cuyas líneas generales
extrajo Trotsky desde las lecciones de
la revolución soviética), base y progra-
ma de la fundación de la IV Internacio-
nal en 1938, es toda una propuesta
estratégica válida, mientras no desapa-
rezca el capitalismo de la faz de la tie-
rra. El Programa de Transición es con-
tinuidad del Manifiesto Comunista re-
dactado por Carlos Marx como resoluti-
vo y mandato de la Liga de los Comu-
nistas.
La capacidad de deducción política de
Trotsky siempre fue asombrosa, 10
años antes de 1917, esbozó las formas
que tomaría la Revolución de Octubre.
En su texto “Resultados y perspecti-
vas” plantea las lecciones de la revolu-
ción de 1905, y expone la Teoría de la
Revolución Permanente.
La política noes para hombres ni
mujeres solos…la insurrección
¿ciencia o arte?
En septiembre de 1917, sobre una me-
sa de ajedrez, junto a Antonov Ovs-
sienko, organizó la estrategia para la
insurrección. Un verdadero golpe de
Presentamos este suplemento especial
del Boletín Transición, dedicado al 80
aniversario del asesinato del revolucio-
nario ruso León Trotsky.
Este suplemento se elabora con la inten-
ción de dar a conocer la obra y aportacio-
nes de León Trotsky y su combate por la
construcción de la Cuarta Internacional.
En este número encontraras artículos
aparecidos en el periódico Tribuna de los
Trabajadores , de los compañeros france-
ses del Partido Obrero Independiente
Democrático y aportaciones elaboradas
por la Dirección Política Nacional de la
Liga Comunista Internacionalista.
Esperamos que su lectura sea productiva
y te brinde herramientas en la lucha de
clases
¡Te invitamos a suscribirte a
Transición!
SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020PÁGINA 2
estado proletario, fino y contundente,
en menos de 10 horas, con un número
reducido de muertes, se logró tomar el
poder, pero las condiciones para lo-
grarlo: la intervención en la lucha de
clases; el arduo trabajo de concientiza-
ción y organización de las masas; la
construcción del partido bolchevique
(incluso en condiciones de clandestini-
dad), se construyeron en más de dos
décadas.
Un diálogo entre Lenin y Trotsky refle-
ja parte de esta capacidad de deduc-
ción de ambos, no en vano la militan-
cia política es de grupo, es colectiva,
en consonancia histórica entre Marx y
Engels, desde las decisivas jornadas
de octubre, los nombres y acciones de
Lenin y Trotsky fueron inseparables.
En ocasión de los preparativos de la
insurrección de Octubre, Lenin señala-
ba que para tomar el poder se reque-
ría unos 10 mil hombres armados, -la
insurrección como una ciencia- abun-
daría Lenin. Trotsky le respondería
que la insurrección es un arte. Se trata
de organizar la huelga insurreccional,
ir parando con agitadores una fábrica
tras otra, enviar agitadores a los cuar-
teles aun controlados, que apresen a
los mandos zaristas y designen solda-
dos delegados afines a los soviets y al
bolchevismo… aprovechar el tumulto
de la masa de soldados que en desor-
den y desmoralizados regresan del
campo de batalla, de desempleados
de la guerra, aprovechar la confu-
sión… para organizar e infiltrar pique-
tes armados especializados y a toda
prueba, leales a la revolución, para
que se apoderen con la mayor discre-
ción posible de los puentes, de las
centrales eléctricas, que tomen control
de la telefonía y finalmente tomar por
asalto el Palacio de Invierno apresan-
do a Kerenski.
El pilar fundamental para esta obra fue
la existencia de un partido marxista
revolucionario (Bolchevique), con una
estrategia revolucionaria para la toma
del poder, porque la clase trabajadora
no llegará al poder por medio de las
elecciones burguesas… aun cuando,
participar de ellas sea necesario en
ciertas circunstancias, para los marxis-
tas la democracia electoral no es
asunto de principios sino de táctica.
La cuestión del partidoy de la re-
volución permanente
Lenin y Trotsky en los años previos a
la revolución, tuvieron diferencias en
relación a la estrategia de cómo llevar-
la a cabo y de sus objetivos históricos,
Lenin señalaba que la revolución rusa
debería ser democrática burguesa,
mientras maduraba el desarrollo
capitalista… y luego se lucharía por
el socialismo. Lenin se ceñía a una
visión evolucionista y lineal de los Mo-
dos de Producción establecidos por
Marx (comunismo Primitivo, esclavis-
mo, feudalismo, capitalismo, socialis-
mo, comunismo científico). Trotsky,
lanzó su propuesta diferente basada
en la Teoría de la Revolución Perma-
nente y en la Ley del Desarrollo De-
sigual y Combinado. Las cadenas
opresivas del capitalismo mundial
se pueden romper en los eslabones
más débiles, y pue-
den estallar revolu-
ciones socialistas en
países atrasados,
con la condición de
impulsar o que esta-
llen revoluciones en
los países donde el
capitalismo ha esta-
blecido el desarrollo
productivo…para
que se pueda ayudar
a los países semifeu-
dales. En plena revo-
lución, Lenin debatiría con la dirección
del partido bolchevique, proponiendo
las conocidas “Tesis de Abril” donde,
dando la razón a las posiciones defen-
didas por Trotsky, haría un llamando a
la revolución socialista.
Otra diferencia fue la estrategia de
construcción del Partido. Lenin desde
el segundo congreso del Partido So-
cialdemócrata Ruso, propuso que sólo
puede ser miembro del partido el que
pertenezca a una parte de su estructu-
ra, militantes centralizados y disciplina-
dos, aportando su cuota, colocando la
prensa, rindiendo informe de su mili-
tancia, incluso en clandestinidad. Le-
nin propuso un modelo de organiza-
ción llamado Centralismo Democráti-
co, un partido organizado por células y
con revolucionarios profesionales, cen-
tralizados a través de un Comité Cen-
tral y de su prensa. En aquel congreso
Trotsky, criticó la propuesta de Lenin y
defendió la posición de los Menchevi-
ques (un partido abierto a todo quien
quiera afiliarse) porque la estructura
que planteaba Lenin tarde o temprano
terminaría por burocratizar al partido y
que el Secretario General se convierta
en una especie de dictador. Al final la
historia le daría la razón a Lenin, el
partido que el proponía sería la herra-
mienta para construir la Revolución.
Trotsky, al llegar a la estación del tren
en San Petersburgo en abril de 1917,
en el mitin de recibimiento lanzó la
consigna ¡Viva el partido bolchevique!
Lenin quien lo invitó a integrarse al
Comité Central, diría años después
que desde que Trotsky se integró al
CC, no hubo mejor bolchevique que él.
Estas diferencias alejaron a Lenin y a
Trotsky, en particular la estrategia de
construcción del partido generaría una
Foto tomada por la Policía zarista 1900
Trotsky presidente del Soviet de Petrogrado 1905
SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020 PÁGINA 3
división in-
terna, entre
Bolchevi-
ques
(seguidores
de Lenin) y
Menchevi-
ques, du-
rante algu-
nos años
Trotsky
combatió
por unir a
ambas ten-
dencias sin
logarlo, fue
hasta 1917
al calor de
la revolución, que los más destacados
cuadros revolucionarios mencheviques
y de otras tendencias como, socialistas
revolucionarias, sindicalistas y anar-
quistas se sumaron al partido Bolchevi-
que.
La burocracia estalinista, usaría las
diferencias estratégicas entre ambos,
subsanadas en 1917, para propagar la
perversa historia de “una división des-
de siempre entre Lenin y Trotsky”; una
campaña inmensa de calumnias de
Stalin quien acuñó el término
“trotskismo” para anteponerlo al su-
puesto “leninismo” la doctrina oficial de
desfiguración del verdadero legado de
Lenin y del marxismo, que como ele-
mento sumó el culto a la personalidad,
que seguramente Lenin habría recha-
zado.
Trotsky nunca aceptó el término trots-
kismo, así como Marx en vida nunca
aceptó el término marxismo. Quienes
hoy adherimos a las ideas de Trotsky
consideramos que el “trotskismo” es el
materialismo histórico contemporáneo.
Creador yjefe del ejército rojo, sin
embargo, se negó a usar al ejérci-
to contra Stalin
Orador sobresaliente, teórico, polemis-
ta, agitador, escritor, ateo irreconcilia-
ble…Trotsky sumó a estas cualidades
desarrolladas en la lucha de clases,
sus habilidades de estratega militar.
El gobierno de los Comisarios del Pue-
blo emanado de la Revolución de Oc-
tubre depositó en él la confianza para
organizar, con la mayor rapidez, el ins-
trumento de salvación de la naciente
revolución: El Ejército Rojo, que llegó a
contar con más de 5 millones de solda-
dos.
Con una osadía que fue criticada inclu-
so por miembros del Comité Central;
Trotsky reclutó a los generales zaristas
para dirigir los combates, pero les colo-
có comisarios o delegados bolchevi-
ques de guerra: una vez iniciado el
combate, los generales decidían, pero
los ritmos, pausas o fin de los comba-
tes, los decidía el comisario o delegado
bolchevique.
El Ejército Rojo derrotó a las bandas
armadas de 14 ejércitos invasores im-
perialistas, que quisieron ahogar en
sangre a la naciente revolución. Pero
aun siendo amado por el Ejército Rojo,
en momentos en que las calumnias y
groseras maniobras para eliminarlo del
Buró Político avanzaban, dirigidas por
Kamenev, Bujarin y Stalin, Trotsky se
negó a usar al ejército para liquidar a
Stalin, argumentó que ese hecho hu-
biera acelerado la burocratización del
partido y del estado soviético, su moral
revolucionaria no le permitía usar las
armas para zanjar las diferencias ideo-
lógicas y políticas, que entre revolucio-
narios debían dirimirse con la libre dis-
cusión.
Sus aportaciones al marxismo en
forma de obras, son prolíficas…
Stalin jamás escribió unlibro que
fuera contribución marxista.
Todos los libros de Trotsky son aporta-
ciones al marxismo, válidas para estos
tiempos, en su vida escribió miles de
artículos y libros enteros, entre los que
desctacan: La Revolución Permanente,
Resultados y Perspectivas, Nuevo Cur-
so, la Revolución española, Perfiles de
Revolucionarios, El Joven Lenin. De la
revolución de Octubre a la paz de
Brest Litovsk, Terrorismo y comu-
nismo, Entre el Imperialismo y la
revolución, La Revolución de fe-
brero, Su Moral y la nuestra, La
Revolución Traicionada, Literatura
y Revolución, El socialismo en los
Balcanes, Historia de la Revolu-
ción Rusa, Mi Vida.
Sus obras magistrales maduras:
Historia de la Revolución Rusa y
Mi Vida, son una especie de testa-
mento o legado político, verdade-
ros monumentos de las lecciones
revolucionarias vistas bajo la óptica
marxista, de humanismo marxista, de
ateísmo científico y de una fe y opti-
mismo enormes en la clase obrera y en
la juventud.
Redactó el texto “SI los EU fueran co-
munistas”, todo un plan de gobierno
comunista para el país con el capitalis-
mo más desarrollado de la tierra; es un
texto optimista donde Trotsky muestra
sus habilidades de hombre de Estado.
Su exilio en México: El frente único
antiimperialista yla expropiación
del petróleo mexicano
El 9 de enero de 1937 bajo invitación
de asilo del presidente Lázaro Cárde-
nas, llegó a México. Este asilo fue otor-
gado cuando ninguna nación del mun-
do se atrevió a desafiar a Stalin, quien
junto con Kamenev y Sinoviev habían
expulsado a Trotsky de la URSS y reti-
rado su nacionalidad desde 1929, em-
prendiendo una feroz persecución en
cada lugar que pisaba.
El destacado muralista y comunista
Diego Rivera jugó un papel importante
para que Trotsky obtuviera el asilo. En
ocasión a las discusiones sobre “arte
socialista” o arte en libertad, Lenin ha-
bía señalado que la “ley del desarrollo
desigual y combinado en el caso del
arte y la pintura, en vez de nacer y
desarrollarse en la URSS, se había
fincado a miles de kilómetros en Méxi-
co, a través de Diego Rivera y sus mu-
ralistas.
El organizador de la campaña para
darle asilo a Trotsky fue Octavio Fer-
nández (en aquel momento secretario
de la primera Liga Comunista Interna-
cionalista), quien convenció a Rivera
que fue entonces expulsado del Parti-
do Comunista Mexicano.
Arribando a Petrogrado en
mayo de 1917
Con las tropas del Ejército Rojo y Lenin 1919
SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020PÁGINA 4
La dirección del PCM de la mano con
Vicente Lombardo Toledano (líder de la
CTM y posteriormente del PPS) organi-
zaron bajo las órdenes de Stalin, una
campaña contra la estancia de Trotsky
en México, el propio David Alfaro Si-
queiros organizó un atentado fallido
contra la vida del revolucionario.
La estancia de Trotsky en el país avivó
el debate público, la prensa conserva-
dora y sectores ligados a la embajada
norteamericana acusaban a Cárdenas
de Comunista, de participar en la Cuar-
ta Internacional. Ponían como ejemplo
las medidas nacionalistas que el presi-
dente impulsó como el reparto agrario
o las facilidades para la formación de
sindicatos y ligas campesinas, o su
propuesta de Educación Socialista de
la que surgirían las normales rurales.
La realidad es que Cárdenas, aceptó el
asilo de Trotsky por solidaridad y prin-
cipios democráticos, Trotsky opinaría
de él que el general Cárdenas ocupa
un lugar entre aquellos hombres de
Estado que han desempeñado una
labor comparable a la de Washing-
ton, Jefferson, Lincoln y el general
Grant… Uno tiene verdaderamente
la impresión de que el único go-
bierno valiente y honesto de esta
época es el gobierno de Cárdenas.
Aun si Stalin se hace llamar comu-
nista, en realidad desarrolla una po-
lítica reaccionaria; el gobierno de
México, que no es comunista, ni mu-
cho menos, pero desarrolla una polí-
tica progresista.
Esta valoración llevó a Trotsky a defen-
der las acciones progresistas de Cár-
denas, aun generando diferencias con
la LCI, a quienes les propuso la política
de Frente Único Antimperialista, para
defender el proceso de expropiación
del petróleo mexicano, como una forma
progresista de luchar por la creación de
un incipiente estado soberano en con-
diciones de dominio imperialista…
planteaba que, asimismo, la expropia-
ción de la tierra era un paso obligado
para crear el concepto de nación. Cár-
denas realizaría la reforma agraria.
Unasesinatofríamente calculadoen
vísperas de la II Guerra Mundial
Trotsky fue asesinado por órdenes de
Stalin en agosto de 1940, en vísperas
de la II Guerra Mundial, el estalinismo y
la burguesía internacional, temían que
al igual que durante la primera guerra
las ideas del marxismo revolucionario
obtuvieran un enorme influencia mun-
dial (que pusiera en grave riesgo el
control del estalinismo en la propia
URSS).
Mientras Trotsky revisaba un texto que,
bajo engaños, Ramon Mercader le ha-
bía solicitado corregir este le hundió un
filoso piolet en la cabeza. No era extra-
ño el método perverso del engaño, pa-
ra el estalinismo, justo en vísperas de
la muerte de Lenin, Stalin le aseguró a
Trotsky, que se habría reproducido por
millones en el Pravda el Testamento de
Lenin (un texto lacerante contra la bu-
rocratización y contra el propio Stalin),
cuando en realidad sólo había impreso
un ejemplar para engañarlo. Stalin le
mentiría a Trotsky sobre el día de los
funerales de Lenin, para evitar que lle-
gara a tiempo y comenzar su asila-
miento, para impedir que las masas lo
impulsaran como el heredero de la Re-
volución Rusa. Un revolucionario mar-
xista jamás mentiría ni a los trabajado-
res ni a sus camaradas.
Elestalinismoyeljuiciodeloshechos
Trotsky y Stalin representan los extre-
mos de la mayor de las discusiones de
estrategia revolucionaria en el siglo XX;
Revolución Permanente o “socialismo
en un solo país”.
La degeneración del partido bolchevi-
que, el asesinato de todo su Comité
Central por Stalin, las purgas brutales a
millones de obreros fieles al bolchevis-
mo pero considerados “trotskistas” por
la burocracia termidoriana, la traición a
los procesos revolucionarios y la dege-
neración de los estados obreros como
en Cuba, China, Corea, Vietnam, así
como la quiebra del “socialismo real” y
la desintegración de la URSS, han
puesto al estalinismo en su lugar, de-
mostrando su método antimarxista. No
puede haber “socialismo en un solo
país”.
Trotsky es el militante marxista más
calumniado de todos los tiempos; ca-
lumniado por el estalinismo y por la
burguesía imperialista en plena coinci-
dencia, sobre todo por la formulación
estalinista de la “coexistencia pacífica”
con el imperialismo. La obra y las pro-
puestas de León Trotsky aún están
lejos de reivindicarse y reconocerse,
sobre todo en el interior de Rusia y
países que en su momento conforma-
ron a la URSS.
Han pasado80 años desde su
asesinato
Trotsky se forjó en la adversidad, des-
de muy joven decidió dedicar su vida a
la revolución proletaria, sufrió persecu-
ciones, expulsiones, deportaciones,
cárcel, hasta el fin de sus días. Su vida
estuvo ligada al proceso revolucionario
y al pulso de las masas; así como Le-
nin, su existencia estuvo marcaba por
el ritmo de las masas obreras en la
lucha de clases cotidiana. Aun así tra-
taba de disfrutar de la vida, contempla-
ba el arte, estudiaba lo más avanzado
Únete a la LCI CORCI
Te invitamos a participar en los
Grupos de Estudios Revoluciona-
rios
Donde discutimos los principios
revolucionarios del marxismo, y
como ponerlos en práctica, para
derribar este sistema capitalista
que nos condena a la pobreza, la
discriminación y la esclavitud la-
boral
Te invitamos a
impulsar los
GER en tu es-
cuela, lugar de
trabajo o colo-
nia, solo tie-
nes que invi-
tarnos y jun-
tar a tus com-
pañeros.
Con Diego Rivera en 1940
SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020 PÁGINA 5
del psicoanálisis, se maravillaba con el
cine y la radio, criaba conejos y disfru-
taba el césped verde en la Casa Azul
donde se le brindó asilo en Coyoacán,
solía señalar: “nos han dado otro día
de vida Natasha”.
Para él, la tarea más importante de su
vida como revolucionario fue la cons-
trucción de la Cuarta Internacional, pro-
clamada en 1938, el escribió:
“Probablemente si yo hubiera falta-
do durante las jornadas de Octubre,
Lenin hubiera podido culminar la
toma del poder sin mi intervención…
sin embargo, no es esa la obra más
importante de mi vida…para el pro-
ceso de fundación de la IV interna-
cional, mi papel fue indispensable,
yo era el único en condiciones de
fundar la IV Internacional y salva-
guardar el marxismo…”.
En su agonía, fiel a su vida militante,
no tuvo ninguna queja ni lamentación…
Trotsky expiró exclamando su confian-
za y optimismo en el triunfo de la IV
Internacional.
“La IV Internacional…vencerá”
La IV Internacional es el legado vivo de
León Trotsky, y todo militante marxista
heredero del bolchevismo, tiene el de-
ber de levantar las banderas y el méto-
do, la teoría y práctica revolucionarias
de Marx, Engels, Rosa Luxemburgo,
Lenin y Trotsky.
Quienes se guíen por su estrategia
revolucionaria, tendrán la necesidad
de aprender de las experiencias pa-
sadas y sus aportaciones. Nosotros
militantes del CORCI, ponemos nues-
tros esfuerzos en la lucha por la revo-
lución proletaria, basándonos en el
programa de Transición, ayudando a
la clase trabajadora a tomar concien-
cia de sí misma y de su proyecto his-
tórico: la construcción del socialismo;
conciencia que se materializa en sus
organizaciones, centrales sindicales
independientes, partidos obreros y en
la defensa de las conquistas de los
trabajadores en el contexto del sistema
capitalista en descomposición.
Para acabar con este sistema, conside-
ramos que es necesario, hoy más que
nunca reconstituir, bajo el régimen del
Centralismo Democrático, al Partido
Mundial de la Revolución Socialista, la
Cuarta Internacional heredera de las 3
Internacionales anteriores.
Mientras exista el capitalismo sobre la
tierra, la IV Internacional deberá existir,
acompañando en forma cotidiana las
justas luchas de la clase trabajadora y
sus sectores, incluyendo a la juventud
y a las mujeres proletarias.
Los militantes marxistas, deberán asu-
mir sin culto a la personalidad, que el
trotskismo es el marxismo contemporá-
neo, pero esto no se debe demostrar
en discusiones estériles y sectarias,
menos con corrientes estalinistas ya
cristalizadas o fanatizadas, sino con
propuestas de acción, que llamen a la
unidad de acción de la clase trabajado-
ra, que ayuden a fortalecer su organi-
zación e independencia política ( con la
táctica del Frente Único), se debe de-
mostrar con el fortalecimiento de la
Cuarta Internacional con la cooptación
de nuevos cuadros y con una militancia
digna heredera de la moral bolchevi-
que.
¡La cuarta Internacional
vive y vencerá!
ConFridaKhaloysuEsposaNatalia asullegadaa
En 1998, Ernesto Anaya, músico y arreglista mexicano produjo el “Corrido de
León Trotsky”, como parte de la producción “¡Viva Cárdenas, muchachos!”. En
esta pieza, se cuenta la historia de los últimos días de vida del revolucionario,
recuperando un género musical con amplia difusión en el México revolucionario,
en el que se narran las vidas, historias y hazañas de personajes heroicos como Zapata y Villa a quienes se las han dedicado decenas
de estas piezas, el Corrido de Trotsky tiene la particularidad de que es dedicado a una figura extranjera, algo poco común pero que de-
muestra las raíces que el revolucionario ruso echo en la memoria de los mexicanos.
Vengo a cantar el corrido
del líder Trotsky exiliado
que fue en su casa agredido y
brutalmente inmolado.
De su país expulsado
vagó por varias naciones
por combatir opresiones
estuvo siempre amagado.
Viajó por Francia y Turquía
buscando asilo y reposo
más su enemigo celoso
por doquiera lo seguía.
El Gobierno mexicano
con gesto nunca olvidado
brindo asilo al desterrado
con protección de su mano.
La policía en su mansión
celosa siempre velaba
porque un asalto esperaba de
gran premeditación.
Un extranjero arragán
adicto siempre al horganza
puedo ganar la confianza del
líder de Coyoacán.
Stalin y el asesino
en franca cooperación
su crimen con precisión
llevaron hacia el destino.
Cuando a amistad le fingía un
fuerte golpe le daba
con un piolet que llevaba
y así su encargo cumplía.
Por un momento luchó
el líder con su asesino
pero su fin el destino
en ese instante marcó.
A la cruz verde enseguida
a Trotsky lo condujeron
donde salvarle la vida
los médicos pretendieron.
Su cuerpo batallador
bajó tranquilo a la fosa
la que por siempre amorosa
sabrá salvaguardar sin rencor
El corrido de Trotsky
PÁGINA 6 TRANSICIÓN
E
l 20 de agosto de 1940, en Coyoacán, en las afue-
ras de la Ciudad de México, un agente de la fuer-
za política estalinista que había logrado ingresar al
entorno de Leon Trotsky destrozó el cráneo del
líder revolucionario que falleció la mañana siguiente …
El asesino primero trató de presentarse como el acto de un
partidario de la Cuarta Internacional que estaba brutalmen-
te decepcionado con su líder. Pero la verdad no tardó en
establecerse, confirmada más tarde por los mismos patroci-
nadores del asesinato, ya que después de veinte años de
prisión en México, el asesino, Ramón Mercader (alias Jac-
ques Mornard y Frank Jackson) fue recibido con honores
en la URSS, le fueron otorgadas las condecoraciones más
altas, antes de terminar su vida en Checoslovaquia y luego
en Cuba.
Este 20 de agosto de 2020 marcará el 80 aniversario de
este asesinato y también de la embestida de la Segunda
Guerra Mundial, fue en junio de 1940 que el gobierno de
Pétain exigió un armisticio, una guerra con la que el asesi-
nato de Trotsky estaba estrechamente relacionado.
El asesinato de quien fue pionero en la organización políti-
ca de la clase trabajadora en Rusia a fines del siglo XIX,
una figura destacada en el movimiento obrero internacional,
fue en sí mismo un evento político importante.
Trotsky fue de hecho uno de los líderes de la revolución de
1905, presidente del Soviet de Petrogrado; uno de los parti-
cipantes de todas los debates y controversias dentro del
movimiento obrero ruso en la Segunda Internacional antes
de ser el fundador de la Tercera Internacional junto a Lenin.
Junto a él, fue uno de los principales líderes del Partido Bol-
chevique durante la Revolución de Octubre de 1917, tanto
que la expresión “el partido de Lenin y Trotsky” había pasa-
do a un lenguaje común.
En una situación marcada por el comienzo de la Segunda
Guerra Mundial, su eliminación evocó la muerte de Jean
Jaurès, filmada en agosto de 1914. Pero en un contexto
que resumía perfectamente el título que Victor Serge le ha-
bía dado a una de sus novelas: “si, es la medianoche del
siglo”.
En agosto de 1940, Francia, Bélgica y Holanda fueron colo-
cados directamente bajo el yugo del nazismo. En la Italia de
Mussolini, aliada de Hitler, reina un régimen fascista, como
en España y Portugal. El terror estalinista cayó sin obstácu-
los en la URSS. Las relaciones entre el régimen estalinista
y el régimen nazi eran de lo más cordiales después del pac-
to Hitler-Stalin. No solo los trenes salen de la URSS hacia
Alemania, cargados con materias primas que ayudarán a
fabricar las bombas y proyectiles que caerán sobre la
URSS menos de un año después, sino también militantes
comunistas alemanes, refugiados en la URSS, fueron en-
carcelados por ser considerados “opositores”, para después
ser entregados a Hitler.
¿Por qué, en este momento, tanta implacabilidad, por parte
de un régimen que se jacta de su poder, contra un hombre
aislado y calumniado que solo reúne a su alrededor a una
pequeña minoría de militantes? ¿Por qué la movilización de
todos los recursos de un sistema policial hiperdesarrollado,
la activación de todas las redes que la dominación del lide-
razgo estalinista permite sobre el movimiento obrero, termi-
na en su muerte?
El propio Leon Trotsky da la respuesta después de escapar
milagrosamente de un ataque terrorista el 24 de mayo:
“Como revolucionario, Stalin entiende que el curso de
la guerra debe estimular poderosamente el desarrollo
de la Cuarta Internacional, incluso en la URSS. Es por
eso que Stalin ordenó a sus agentes que lo hicieran
conmigo lo más rápido posible”
En septiembre de 1938, por llamado de León Trotsky,
se fundó la Cuarta Internacional.
Esta evaluación será confirmada por los propios asesinos.
En sus Memorias * Pavel Soudoplatov, uno de los funciona-
rios del servicio secreto de Stalin, recuerda las palabras de
este último:
“Debemos terminar con Trotsky dentro de un año, an-
tes del comienzo de la inevitable guerra (…). La elimina-
ción de Trotsky dará como resultado la eliminación to-
tal del movimiento (…). Si eliminamos a Trotsky, todo
peligro desaparece”
Stalin estaba lejos de estar completamente equivocado.
Para los pequeños grupos que, en las peores condiciones,
habían respondido al llamado de Trotsky, su muerte consti-
tuiría un terrible golpe. Lo que Stalin se negó incluso a con-
siderar fue que los jóvenes militantes, menos experimenta-
dos y carentes de las habilidades de Trotsky, continuarían
la lucha buscando adaptarse a la realidad que el dictador
del Kremlin no podía abolir, la de la lucha de clases. Con
muchos errores y debilidades, esta lucha continuó, a pesar
de la sangrienta represión combinada del nazismo y el es-
talinismo.
En los siguientes artículos volveremos a ciertos aspectos
de la lucha librada desde la muerte de Trotsky y también a
las reacciones provocadas por su desaparición en las se-
manas y meses que siguieron.
Francois de Massot
* Pavel Soudoplatov, Misiones especiales. Memorias del
maestro espía soviético, Umbral, 1994.
RamónMercader,elasesinodeTrotsky

Recomendados

Qué puede aprender la revolución bolivariana del testamento de lenin
Qué puede aprender la revolución bolivariana del testamento de leninQué puede aprender la revolución bolivariana del testamento de lenin
Qué puede aprender la revolución bolivariana del testamento de leninRafael Verde)
 
Resultados y perspectivas. Las fuerzas motrices de la revolución
Resultados y perspectivas. Las fuerzas motrices de la revoluciónResultados y perspectivas. Las fuerzas motrices de la revolución
Resultados y perspectivas. Las fuerzas motrices de la revoluciónKPSSKPSS1
 
La teoría leninista del estado
La teoría leninista del estadoLa teoría leninista del estado
La teoría leninista del estadoAntonio Mosquera
 
Primera formulación de la teoría soviética de las Relaciones Internacionales
Primera formulación de la teoría soviética de las Relaciones InternacionalesPrimera formulación de la teoría soviética de las Relaciones Internacionales
Primera formulación de la teoría soviética de las Relaciones InternacionalesAnna Sama
 
Consideraciones sobre el marxismo occidentalmarx2010
Consideraciones sobre el marxismo occidentalmarx2010Consideraciones sobre el marxismo occidentalmarx2010
Consideraciones sobre el marxismo occidentalmarx2010Octavio Maza
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente (17)

La revolución rusa
La revolución rusaLa revolución rusa
La revolución rusa
 
Althusser, louis para una crítica de la práctica teórica
Althusser, louis   para una crítica de la práctica teóricaAlthusser, louis   para una crítica de la práctica teórica
Althusser, louis para una crítica de la práctica teórica
 
Ideología
IdeologíaIdeología
Ideología
 
La experiencia histórica de la URSS vista desde adentro
La experiencia histórica de la URSS vista desde adentroLa experiencia histórica de la URSS vista desde adentro
La experiencia histórica de la URSS vista desde adentro
 
Manifiesto
ManifiestoManifiesto
Manifiesto
 
Marxismo
MarxismoMarxismo
Marxismo
 
Origen del anarquismo
Origen del anarquismoOrigen del anarquismo
Origen del anarquismo
 
Nicos poulantzas fascismo agrario y dictadura
Nicos poulantzas fascismo agrario y dictaduraNicos poulantzas fascismo agrario y dictadura
Nicos poulantzas fascismo agrario y dictadura
 
Totalitarismos
TotalitarismosTotalitarismos
Totalitarismos
 
Que hacer
Que hacerQue hacer
Que hacer
 
Los cuatro primeros congresos de la internaciona comunista
Los cuatro primeros congresos de la internaciona comunistaLos cuatro primeros congresos de la internaciona comunista
Los cuatro primeros congresos de la internaciona comunista
 
Rosa luxemburgo def
Rosa luxemburgo defRosa luxemburgo def
Rosa luxemburgo def
 
La escuela de frankfurt
La escuela de frankfurtLa escuela de frankfurt
La escuela de frankfurt
 
El Fascismo
El FascismoEl Fascismo
El Fascismo
 
N. chomsky conversaciones libertarias
N. chomsky   conversaciones libertariasN. chomsky   conversaciones libertarias
N. chomsky conversaciones libertarias
 
Fin de-la-urss
Fin de-la-urssFin de-la-urss
Fin de-la-urss
 
Kohan 05abr03
Kohan 05abr03Kohan 05abr03
Kohan 05abr03
 

Similar a Transición 24 Suplemento aniversario de la muerte de Trotsky

Similar a Transición 24 Suplemento aniversario de la muerte de Trotsky (20)

Marxismo historia
Marxismo historiaMarxismo historia
Marxismo historia
 
Introducción Historia Marxismo
Introducción Historia MarxismoIntroducción Historia Marxismo
Introducción Historia Marxismo
 
Diapositiva del comunismo
Diapositiva del comunismoDiapositiva del comunismo
Diapositiva del comunismo
 
Bloque 2. tema 10 la revolución rusa
Bloque 2. tema 10 la revolución rusaBloque 2. tema 10 la revolución rusa
Bloque 2. tema 10 la revolución rusa
 
Marx
Marx Marx
Marx
 
Anarquismo y comunismo 23
Anarquismo y comunismo 23Anarquismo y comunismo 23
Anarquismo y comunismo 23
 
La RevolucióNrusa
La RevolucióNrusaLa RevolucióNrusa
La RevolucióNrusa
 
Revolución rusa
Revolución rusaRevolución rusa
Revolución rusa
 
Revolución Rusa
Revolución RusaRevolución Rusa
Revolución Rusa
 
La formación del mundo socialista.pdf
La formación del mundo socialista.pdfLa formación del mundo socialista.pdf
La formación del mundo socialista.pdf
 
Revolución rusa
Revolución rusaRevolución rusa
Revolución rusa
 
Trabajo De Investigación Revolución Rusa, Lenin- Stalin
Trabajo De Investigación Revolución Rusa, Lenin- StalinTrabajo De Investigación Revolución Rusa, Lenin- Stalin
Trabajo De Investigación Revolución Rusa, Lenin- Stalin
 
La formación del mundo socialista.pptx
La formación del mundo socialista.pptxLa formación del mundo socialista.pptx
La formación del mundo socialista.pptx
 
Revolucin rusa
Revolucin rusaRevolucin rusa
Revolucin rusa
 
La Revolución Rusa
La Revolución RusaLa Revolución Rusa
La Revolución Rusa
 
Trabajo urss
Trabajo urssTrabajo urss
Trabajo urss
 
Historia del mundo actual pánfilo
Historia del mundo actual pánfiloHistoria del mundo actual pánfilo
Historia del mundo actual pánfilo
 
La revolución rusa
La revolución rusaLa revolución rusa
La revolución rusa
 
Revolcion rusa erlita
Revolcion rusa erlitaRevolcion rusa erlita
Revolcion rusa erlita
 
9. 9 4 la rev rusa
9. 9 4 la rev rusa9. 9 4 la rev rusa
9. 9 4 la rev rusa
 

Más de CORCI Mexico

Transición no 27 corci mexico
Transición no 27   corci mexicoTransición no 27   corci mexico
Transición no 27 corci mexicoCORCI Mexico
 
No 28 Corci Mexico
No 28  Corci MexicoNo 28  Corci Mexico
No 28 Corci MexicoCORCI Mexico
 
Transición 25 especial manifiesto-de-alarma
Transición 25 especial manifiesto-de-alarmaTransición 25 especial manifiesto-de-alarma
Transición 25 especial manifiesto-de-alarmaCORCI Mexico
 
Transición No 26 Diciembre d2 2020
Transición No 26  Diciembre d2 2020Transición No 26  Diciembre d2 2020
Transición No 26 Diciembre d2 2020CORCI Mexico
 
No 23 corci mexico final
No 23   corci mexico finalNo 23   corci mexico final
No 23 corci mexico finalCORCI Mexico
 
No 22 corci mexico 24 paginas final
No 22   corci mexico 24 paginas  finalNo 22   corci mexico 24 paginas  final
No 22 corci mexico 24 paginas finalCORCI Mexico
 
No 21 corci mexico 24 paginas
No 21   corci mexico 24 paginasNo 21   corci mexico 24 paginas
No 21 corci mexico 24 paginasCORCI Mexico
 
No 20 corci mexico version final
No 20   corci mexico version finalNo 20   corci mexico version final
No 20 corci mexico version finalCORCI Mexico
 
Transicion 17 octubre de 2019
Transicion 17 octubre  de 2019 Transicion 17 octubre  de 2019
Transicion 17 octubre de 2019 CORCI Mexico
 
Transicion 18 diciembre de 2019
Transicion 18 diciembre de 2019 Transicion 18 diciembre de 2019
Transicion 18 diciembre de 2019 CORCI Mexico
 
Transicion Suplemento 17 de octubre Baja California
Transicion Suplemento 17 de octubre Baja California Transicion Suplemento 17 de octubre Baja California
Transicion Suplemento 17 de octubre Baja California CORCI Mexico
 
Transicion No 16 Agosto - septiembre 2019
Transicion No 16   Agosto - septiembre 2019Transicion No 16   Agosto - septiembre 2019
Transicion No 16 Agosto - septiembre 2019CORCI Mexico
 
Transición No 14 corci mexico
Transición No 14   corci mexicoTransición No 14   corci mexico
Transición No 14 corci mexicoCORCI Mexico
 
Transición No 13 corci mexico
Transición No 13   corci mexicoTransición No 13   corci mexico
Transición No 13 corci mexicoCORCI Mexico
 

Más de CORCI Mexico (20)

Bt 29 definitivo
Bt 29 definitivoBt 29 definitivo
Bt 29 definitivo
 
Transición no 27 corci mexico
Transición no 27   corci mexicoTransición no 27   corci mexico
Transición no 27 corci mexico
 
No 28 Corci Mexico
No 28  Corci MexicoNo 28  Corci Mexico
No 28 Corci Mexico
 
Transición 25 especial manifiesto-de-alarma
Transición 25 especial manifiesto-de-alarmaTransición 25 especial manifiesto-de-alarma
Transición 25 especial manifiesto-de-alarma
 
Transición No 26 Diciembre d2 2020
Transición No 26  Diciembre d2 2020Transición No 26  Diciembre d2 2020
Transición No 26 Diciembre d2 2020
 
Transición 25
Transición 25 Transición 25
Transición 25
 
Transición No 24
 Transición No 24    Transición No 24
Transición No 24
 
No 23 corci mexico final
No 23   corci mexico finalNo 23   corci mexico final
No 23 corci mexico final
 
No 22 corci mexico 24 paginas final
No 22   corci mexico 24 paginas  finalNo 22   corci mexico 24 paginas  final
No 22 corci mexico 24 paginas final
 
No 21 corci mexico 24 paginas
No 21   corci mexico 24 paginasNo 21   corci mexico 24 paginas
No 21 corci mexico 24 paginas
 
No 20 corci mexico version final
No 20   corci mexico version finalNo 20   corci mexico version final
No 20 corci mexico version final
 
Tranisicion No 19
Tranisicion No 19Tranisicion No 19
Tranisicion No 19
 
Victor chanfreau
Victor chanfreauVictor chanfreau
Victor chanfreau
 
Transicion 17 octubre de 2019
Transicion 17 octubre  de 2019 Transicion 17 octubre  de 2019
Transicion 17 octubre de 2019
 
Transicion 18 diciembre de 2019
Transicion 18 diciembre de 2019 Transicion 18 diciembre de 2019
Transicion 18 diciembre de 2019
 
Transicion Suplemento 17 de octubre Baja California
Transicion Suplemento 17 de octubre Baja California Transicion Suplemento 17 de octubre Baja California
Transicion Suplemento 17 de octubre Baja California
 
Transicion No 16 Agosto - septiembre 2019
Transicion No 16   Agosto - septiembre 2019Transicion No 16   Agosto - septiembre 2019
Transicion No 16 Agosto - septiembre 2019
 
Transición No 15
Transición No 15Transición No 15
Transición No 15
 
Transición No 14 corci mexico
Transición No 14   corci mexicoTransición No 14   corci mexico
Transición No 14 corci mexico
 
Transición No 13 corci mexico
Transición No 13   corci mexicoTransición No 13   corci mexico
Transición No 13 corci mexico
 

Último

El programa del fin de semana de Navartur
El programa del fin de semana de NavarturEl programa del fin de semana de Navartur
El programa del fin de semana de NavarturEdurne Navarro Bueno
 
Informe de impacto de divisas en Honduras
Informe de impacto de divisas en HondurasInforme de impacto de divisas en Honduras
Informe de impacto de divisas en Hondurasmedinaam2
 
DIA DE LA FRATERNIDAD APRISTA FEBRERO 2024.pptx
DIA DE LA FRATERNIDAD APRISTA FEBRERO 2024.pptxDIA DE LA FRATERNIDAD APRISTA FEBRERO 2024.pptx
DIA DE LA FRATERNIDAD APRISTA FEBRERO 2024.pptxManuelAntonioPlacido
 
Tratados de paz y resolución de conflictos internacionales
Tratados de paz y resolución de conflictos internacionalesTratados de paz y resolución de conflictos internacionales
Tratados de paz y resolución de conflictos internacionalesNORACECILIAMUOZSERNA1
 
Análisis de películas Wag The Dog y No Mires Arriba..pdf
Análisis de películas Wag The Dog y No Mires Arriba..pdfAnálisis de películas Wag The Dog y No Mires Arriba..pdf
Análisis de películas Wag The Dog y No Mires Arriba..pdf3019532520101
 
Fiscalía NY pide a Corte de NY admisión de testimonio de exagente de la ley
Fiscalía NY pide a Corte de NY admisión de testimonio de exagente de la leyFiscalía NY pide a Corte de NY admisión de testimonio de exagente de la ley
Fiscalía NY pide a Corte de NY admisión de testimonio de exagente de la leyAndySalgado7
 
Carta pública del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández
Carta pública del expresidente hondureño Juan Orlando HernándezCarta pública del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández
Carta pública del expresidente hondureño Juan Orlando HernándezAndySalgado7
 
El Dólar y el endeudamiento, 19 de febrero del 2024
El Dólar y el endeudamiento, 19 de febrero del 2024El Dólar y el endeudamiento, 19 de febrero del 2024
El Dólar y el endeudamiento, 19 de febrero del 2024CID Gallup
 
Boletin Semanal Informativo 7. Febrero 2024
Boletin Semanal Informativo 7. Febrero 2024Boletin Semanal Informativo 7. Febrero 2024
Boletin Semanal Informativo 7. Febrero 2024Nueva Canarias-BC
 
La Voz de la Sierra 22/02/2024 - Edición impresa
La Voz de la Sierra 22/02/2024 - Edición impresaLa Voz de la Sierra 22/02/2024 - Edición impresa
La Voz de la Sierra 22/02/2024 - Edición impresaLa Voz de la Sierra
 
Estudio de opinión a nivel nacional (12.02.24) (Publicación) .pdf
Estudio de opinión a nivel nacional (12.02.24) (Publicación) .pdfEstudio de opinión a nivel nacional (12.02.24) (Publicación) .pdf
Estudio de opinión a nivel nacional (12.02.24) (Publicación) .pdfmerca6
 
Presentación historia de los Estados Unidos
Presentación historia de los Estados UnidosPresentación historia de los Estados Unidos
Presentación historia de los Estados UnidosAmeliaSols1
 
Comunicado de la CNBS referente a activos virtuales
Comunicado de la CNBS referente a activos virtualesComunicado de la CNBS referente a activos virtuales
Comunicado de la CNBS referente a activos virtualesAndySalgado7
 
Nota de prensa de la sentencia Dani Alves
Nota de prensa de la sentencia Dani AlvesNota de prensa de la sentencia Dani Alves
Nota de prensa de la sentencia Dani Alves20minutos
 
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_25_DE_FEBRERO_AL_2_DE_MARZO_DE_2024.pdf
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_25_DE_FEBRERO_AL_2_DE_MARZO_DE_2024.pdfPRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_25_DE_FEBRERO_AL_2_DE_MARZO_DE_2024.pdf
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_25_DE_FEBRERO_AL_2_DE_MARZO_DE_2024.pdfredaccionxalapa
 

Último (17)

El programa del fin de semana de Navartur
El programa del fin de semana de NavarturEl programa del fin de semana de Navartur
El programa del fin de semana de Navartur
 
Informe de impacto de divisas en Honduras
Informe de impacto de divisas en HondurasInforme de impacto de divisas en Honduras
Informe de impacto de divisas en Honduras
 
DIA DE LA FRATERNIDAD APRISTA FEBRERO 2024.pptx
DIA DE LA FRATERNIDAD APRISTA FEBRERO 2024.pptxDIA DE LA FRATERNIDAD APRISTA FEBRERO 2024.pptx
DIA DE LA FRATERNIDAD APRISTA FEBRERO 2024.pptx
 
Tratados de paz y resolución de conflictos internacionales
Tratados de paz y resolución de conflictos internacionalesTratados de paz y resolución de conflictos internacionales
Tratados de paz y resolución de conflictos internacionales
 
Análisis de películas Wag The Dog y No Mires Arriba..pdf
Análisis de películas Wag The Dog y No Mires Arriba..pdfAnálisis de películas Wag The Dog y No Mires Arriba..pdf
Análisis de películas Wag The Dog y No Mires Arriba..pdf
 
Fiscalía NY pide a Corte de NY admisión de testimonio de exagente de la ley
Fiscalía NY pide a Corte de NY admisión de testimonio de exagente de la leyFiscalía NY pide a Corte de NY admisión de testimonio de exagente de la ley
Fiscalía NY pide a Corte de NY admisión de testimonio de exagente de la ley
 
Carta pública del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández
Carta pública del expresidente hondureño Juan Orlando HernándezCarta pública del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández
Carta pública del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández
 
El Dólar y el endeudamiento, 19 de febrero del 2024
El Dólar y el endeudamiento, 19 de febrero del 2024El Dólar y el endeudamiento, 19 de febrero del 2024
El Dólar y el endeudamiento, 19 de febrero del 2024
 
Boletin Semanal Informativo 7. Febrero 2024
Boletin Semanal Informativo 7. Febrero 2024Boletin Semanal Informativo 7. Febrero 2024
Boletin Semanal Informativo 7. Febrero 2024
 
LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº1069
LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº1069LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº1069
LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº1069
 
La Voz de la Sierra 22/02/2024 - Edición impresa
La Voz de la Sierra 22/02/2024 - Edición impresaLa Voz de la Sierra 22/02/2024 - Edición impresa
La Voz de la Sierra 22/02/2024 - Edición impresa
 
Estudio de opinión a nivel nacional (12.02.24) (Publicación) .pdf
Estudio de opinión a nivel nacional (12.02.24) (Publicación) .pdfEstudio de opinión a nivel nacional (12.02.24) (Publicación) .pdf
Estudio de opinión a nivel nacional (12.02.24) (Publicación) .pdf
 
Presentación historia de los Estados Unidos
Presentación historia de los Estados UnidosPresentación historia de los Estados Unidos
Presentación historia de los Estados Unidos
 
LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº 1070
LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº 1070LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº 1070
LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº 1070
 
Comunicado de la CNBS referente a activos virtuales
Comunicado de la CNBS referente a activos virtualesComunicado de la CNBS referente a activos virtuales
Comunicado de la CNBS referente a activos virtuales
 
Nota de prensa de la sentencia Dani Alves
Nota de prensa de la sentencia Dani AlvesNota de prensa de la sentencia Dani Alves
Nota de prensa de la sentencia Dani Alves
 
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_25_DE_FEBRERO_AL_2_DE_MARZO_DE_2024.pdf
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_25_DE_FEBRERO_AL_2_DE_MARZO_DE_2024.pdfPRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_25_DE_FEBRERO_AL_2_DE_MARZO_DE_2024.pdf
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_25_DE_FEBRERO_AL_2_DE_MARZO_DE_2024.pdf
 

Transición 24 Suplemento aniversario de la muerte de Trotsky

  • 1. TRANSICIÓN $25.00 “La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos” SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO DE 2020 “El mejor líder que la revolu- ción haya producidojamás” -A.J.P. Taylor, historia- dor inglés S in embargo, José Stalin envió a Ramón Mercader del Río para asesinarlo con un golpe de piolet en la cabeza; la abe- rración más grande al atentar contra alguien de tan alta calidad humana. Junto a Lenin, Trotsky es uno de los marxistas más destacados del siglo XX. Sobre todo, porque es poco proba- ble que sin ellos la Revolución Rusa (hasta ahora la única revolución dirigi- da por un partido revolucionario mar- xista) se hubiera realizado en su prime- ra etapa con la toma del poder a través de los soviets de obreros y soldados, e instalar por medio de la insurrección (violencia revolucionaria y armamento masivo del proletariado) el primer Go- bierno Obrero y Campesino en la histo- ria de la lucha de clases de la humani- dad. Un testigo presencial de las jorna- das de Octubre fue John Reed, su obra “Diez Días que estremecieron al Mun- do” es una crónica de hechos que muestra el papel destacado e indispen- sable de Lenin y Trotsky en la Revolu- ción Rusa. Trotskyno fue profeta, ni intelectual , fue un militante revolucionario León Trotsky fue un lector precoz, des- de los 17 años ya era militante político siendo parte del Grupo populista de Mikolayev, una especie de paso obliga- do para acercarse a los círculos mar- xistas. Corto tiempo después se adhirió totalmente al método marxista. La actualidad de las propuestas teóri- cas de Trotsky, son irrefutables: El Pro- grama de Transición para la Revolu- ción Socialista (cuyas líneas generales extrajo Trotsky desde las lecciones de la revolución soviética), base y progra- ma de la fundación de la IV Internacio- nal en 1938, es toda una propuesta estratégica válida, mientras no desapa- rezca el capitalismo de la faz de la tie- rra. El Programa de Transición es con- tinuidad del Manifiesto Comunista re- dactado por Carlos Marx como resoluti- vo y mandato de la Liga de los Comu- nistas. La capacidad de deducción política de Trotsky siempre fue asombrosa, 10 años antes de 1917, esbozó las formas que tomaría la Revolución de Octubre. En su texto “Resultados y perspecti- vas” plantea las lecciones de la revolu- ción de 1905, y expone la Teoría de la Revolución Permanente. La política noes para hombres ni mujeres solos…la insurrección ¿ciencia o arte? En septiembre de 1917, sobre una me- sa de ajedrez, junto a Antonov Ovs- sienko, organizó la estrategia para la insurrección. Un verdadero golpe de Presentamos este suplemento especial del Boletín Transición, dedicado al 80 aniversario del asesinato del revolucio- nario ruso León Trotsky. Este suplemento se elabora con la inten- ción de dar a conocer la obra y aportacio- nes de León Trotsky y su combate por la construcción de la Cuarta Internacional. En este número encontraras artículos aparecidos en el periódico Tribuna de los Trabajadores , de los compañeros france- ses del Partido Obrero Independiente Democrático y aportaciones elaboradas por la Dirección Política Nacional de la Liga Comunista Internacionalista. Esperamos que su lectura sea productiva y te brinde herramientas en la lucha de clases ¡Te invitamos a suscribirte a Transición!
  • 2. SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020PÁGINA 2 estado proletario, fino y contundente, en menos de 10 horas, con un número reducido de muertes, se logró tomar el poder, pero las condiciones para lo- grarlo: la intervención en la lucha de clases; el arduo trabajo de concientiza- ción y organización de las masas; la construcción del partido bolchevique (incluso en condiciones de clandestini- dad), se construyeron en más de dos décadas. Un diálogo entre Lenin y Trotsky refle- ja parte de esta capacidad de deduc- ción de ambos, no en vano la militan- cia política es de grupo, es colectiva, en consonancia histórica entre Marx y Engels, desde las decisivas jornadas de octubre, los nombres y acciones de Lenin y Trotsky fueron inseparables. En ocasión de los preparativos de la insurrección de Octubre, Lenin señala- ba que para tomar el poder se reque- ría unos 10 mil hombres armados, -la insurrección como una ciencia- abun- daría Lenin. Trotsky le respondería que la insurrección es un arte. Se trata de organizar la huelga insurreccional, ir parando con agitadores una fábrica tras otra, enviar agitadores a los cuar- teles aun controlados, que apresen a los mandos zaristas y designen solda- dos delegados afines a los soviets y al bolchevismo… aprovechar el tumulto de la masa de soldados que en desor- den y desmoralizados regresan del campo de batalla, de desempleados de la guerra, aprovechar la confu- sión… para organizar e infiltrar pique- tes armados especializados y a toda prueba, leales a la revolución, para que se apoderen con la mayor discre- ción posible de los puentes, de las centrales eléctricas, que tomen control de la telefonía y finalmente tomar por asalto el Palacio de Invierno apresan- do a Kerenski. El pilar fundamental para esta obra fue la existencia de un partido marxista revolucionario (Bolchevique), con una estrategia revolucionaria para la toma del poder, porque la clase trabajadora no llegará al poder por medio de las elecciones burguesas… aun cuando, participar de ellas sea necesario en ciertas circunstancias, para los marxis- tas la democracia electoral no es asunto de principios sino de táctica. La cuestión del partidoy de la re- volución permanente Lenin y Trotsky en los años previos a la revolución, tuvieron diferencias en relación a la estrategia de cómo llevar- la a cabo y de sus objetivos históricos, Lenin señalaba que la revolución rusa debería ser democrática burguesa, mientras maduraba el desarrollo capitalista… y luego se lucharía por el socialismo. Lenin se ceñía a una visión evolucionista y lineal de los Mo- dos de Producción establecidos por Marx (comunismo Primitivo, esclavis- mo, feudalismo, capitalismo, socialis- mo, comunismo científico). Trotsky, lanzó su propuesta diferente basada en la Teoría de la Revolución Perma- nente y en la Ley del Desarrollo De- sigual y Combinado. Las cadenas opresivas del capitalismo mundial se pueden romper en los eslabones más débiles, y pue- den estallar revolu- ciones socialistas en países atrasados, con la condición de impulsar o que esta- llen revoluciones en los países donde el capitalismo ha esta- blecido el desarrollo productivo…para que se pueda ayudar a los países semifeu- dales. En plena revo- lución, Lenin debatiría con la dirección del partido bolchevique, proponiendo las conocidas “Tesis de Abril” donde, dando la razón a las posiciones defen- didas por Trotsky, haría un llamando a la revolución socialista. Otra diferencia fue la estrategia de construcción del Partido. Lenin desde el segundo congreso del Partido So- cialdemócrata Ruso, propuso que sólo puede ser miembro del partido el que pertenezca a una parte de su estructu- ra, militantes centralizados y disciplina- dos, aportando su cuota, colocando la prensa, rindiendo informe de su mili- tancia, incluso en clandestinidad. Le- nin propuso un modelo de organiza- ción llamado Centralismo Democráti- co, un partido organizado por células y con revolucionarios profesionales, cen- tralizados a través de un Comité Cen- tral y de su prensa. En aquel congreso Trotsky, criticó la propuesta de Lenin y defendió la posición de los Menchevi- ques (un partido abierto a todo quien quiera afiliarse) porque la estructura que planteaba Lenin tarde o temprano terminaría por burocratizar al partido y que el Secretario General se convierta en una especie de dictador. Al final la historia le daría la razón a Lenin, el partido que el proponía sería la herra- mienta para construir la Revolución. Trotsky, al llegar a la estación del tren en San Petersburgo en abril de 1917, en el mitin de recibimiento lanzó la consigna ¡Viva el partido bolchevique! Lenin quien lo invitó a integrarse al Comité Central, diría años después que desde que Trotsky se integró al CC, no hubo mejor bolchevique que él. Estas diferencias alejaron a Lenin y a Trotsky, en particular la estrategia de construcción del partido generaría una Foto tomada por la Policía zarista 1900 Trotsky presidente del Soviet de Petrogrado 1905
  • 3. SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020 PÁGINA 3 división in- terna, entre Bolchevi- ques (seguidores de Lenin) y Menchevi- ques, du- rante algu- nos años Trotsky combatió por unir a ambas ten- dencias sin logarlo, fue hasta 1917 al calor de la revolución, que los más destacados cuadros revolucionarios mencheviques y de otras tendencias como, socialistas revolucionarias, sindicalistas y anar- quistas se sumaron al partido Bolchevi- que. La burocracia estalinista, usaría las diferencias estratégicas entre ambos, subsanadas en 1917, para propagar la perversa historia de “una división des- de siempre entre Lenin y Trotsky”; una campaña inmensa de calumnias de Stalin quien acuñó el término “trotskismo” para anteponerlo al su- puesto “leninismo” la doctrina oficial de desfiguración del verdadero legado de Lenin y del marxismo, que como ele- mento sumó el culto a la personalidad, que seguramente Lenin habría recha- zado. Trotsky nunca aceptó el término trots- kismo, así como Marx en vida nunca aceptó el término marxismo. Quienes hoy adherimos a las ideas de Trotsky consideramos que el “trotskismo” es el materialismo histórico contemporáneo. Creador yjefe del ejército rojo, sin embargo, se negó a usar al ejérci- to contra Stalin Orador sobresaliente, teórico, polemis- ta, agitador, escritor, ateo irreconcilia- ble…Trotsky sumó a estas cualidades desarrolladas en la lucha de clases, sus habilidades de estratega militar. El gobierno de los Comisarios del Pue- blo emanado de la Revolución de Oc- tubre depositó en él la confianza para organizar, con la mayor rapidez, el ins- trumento de salvación de la naciente revolución: El Ejército Rojo, que llegó a contar con más de 5 millones de solda- dos. Con una osadía que fue criticada inclu- so por miembros del Comité Central; Trotsky reclutó a los generales zaristas para dirigir los combates, pero les colo- có comisarios o delegados bolchevi- ques de guerra: una vez iniciado el combate, los generales decidían, pero los ritmos, pausas o fin de los comba- tes, los decidía el comisario o delegado bolchevique. El Ejército Rojo derrotó a las bandas armadas de 14 ejércitos invasores im- perialistas, que quisieron ahogar en sangre a la naciente revolución. Pero aun siendo amado por el Ejército Rojo, en momentos en que las calumnias y groseras maniobras para eliminarlo del Buró Político avanzaban, dirigidas por Kamenev, Bujarin y Stalin, Trotsky se negó a usar al ejército para liquidar a Stalin, argumentó que ese hecho hu- biera acelerado la burocratización del partido y del estado soviético, su moral revolucionaria no le permitía usar las armas para zanjar las diferencias ideo- lógicas y políticas, que entre revolucio- narios debían dirimirse con la libre dis- cusión. Sus aportaciones al marxismo en forma de obras, son prolíficas… Stalin jamás escribió unlibro que fuera contribución marxista. Todos los libros de Trotsky son aporta- ciones al marxismo, válidas para estos tiempos, en su vida escribió miles de artículos y libros enteros, entre los que desctacan: La Revolución Permanente, Resultados y Perspectivas, Nuevo Cur- so, la Revolución española, Perfiles de Revolucionarios, El Joven Lenin. De la revolución de Octubre a la paz de Brest Litovsk, Terrorismo y comu- nismo, Entre el Imperialismo y la revolución, La Revolución de fe- brero, Su Moral y la nuestra, La Revolución Traicionada, Literatura y Revolución, El socialismo en los Balcanes, Historia de la Revolu- ción Rusa, Mi Vida. Sus obras magistrales maduras: Historia de la Revolución Rusa y Mi Vida, son una especie de testa- mento o legado político, verdade- ros monumentos de las lecciones revolucionarias vistas bajo la óptica marxista, de humanismo marxista, de ateísmo científico y de una fe y opti- mismo enormes en la clase obrera y en la juventud. Redactó el texto “SI los EU fueran co- munistas”, todo un plan de gobierno comunista para el país con el capitalis- mo más desarrollado de la tierra; es un texto optimista donde Trotsky muestra sus habilidades de hombre de Estado. Su exilio en México: El frente único antiimperialista yla expropiación del petróleo mexicano El 9 de enero de 1937 bajo invitación de asilo del presidente Lázaro Cárde- nas, llegó a México. Este asilo fue otor- gado cuando ninguna nación del mun- do se atrevió a desafiar a Stalin, quien junto con Kamenev y Sinoviev habían expulsado a Trotsky de la URSS y reti- rado su nacionalidad desde 1929, em- prendiendo una feroz persecución en cada lugar que pisaba. El destacado muralista y comunista Diego Rivera jugó un papel importante para que Trotsky obtuviera el asilo. En ocasión a las discusiones sobre “arte socialista” o arte en libertad, Lenin ha- bía señalado que la “ley del desarrollo desigual y combinado en el caso del arte y la pintura, en vez de nacer y desarrollarse en la URSS, se había fincado a miles de kilómetros en Méxi- co, a través de Diego Rivera y sus mu- ralistas. El organizador de la campaña para darle asilo a Trotsky fue Octavio Fer- nández (en aquel momento secretario de la primera Liga Comunista Interna- cionalista), quien convenció a Rivera que fue entonces expulsado del Parti- do Comunista Mexicano. Arribando a Petrogrado en mayo de 1917 Con las tropas del Ejército Rojo y Lenin 1919
  • 4. SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020PÁGINA 4 La dirección del PCM de la mano con Vicente Lombardo Toledano (líder de la CTM y posteriormente del PPS) organi- zaron bajo las órdenes de Stalin, una campaña contra la estancia de Trotsky en México, el propio David Alfaro Si- queiros organizó un atentado fallido contra la vida del revolucionario. La estancia de Trotsky en el país avivó el debate público, la prensa conserva- dora y sectores ligados a la embajada norteamericana acusaban a Cárdenas de Comunista, de participar en la Cuar- ta Internacional. Ponían como ejemplo las medidas nacionalistas que el presi- dente impulsó como el reparto agrario o las facilidades para la formación de sindicatos y ligas campesinas, o su propuesta de Educación Socialista de la que surgirían las normales rurales. La realidad es que Cárdenas, aceptó el asilo de Trotsky por solidaridad y prin- cipios democráticos, Trotsky opinaría de él que el general Cárdenas ocupa un lugar entre aquellos hombres de Estado que han desempeñado una labor comparable a la de Washing- ton, Jefferson, Lincoln y el general Grant… Uno tiene verdaderamente la impresión de que el único go- bierno valiente y honesto de esta época es el gobierno de Cárdenas. Aun si Stalin se hace llamar comu- nista, en realidad desarrolla una po- lítica reaccionaria; el gobierno de México, que no es comunista, ni mu- cho menos, pero desarrolla una polí- tica progresista. Esta valoración llevó a Trotsky a defen- der las acciones progresistas de Cár- denas, aun generando diferencias con la LCI, a quienes les propuso la política de Frente Único Antimperialista, para defender el proceso de expropiación del petróleo mexicano, como una forma progresista de luchar por la creación de un incipiente estado soberano en con- diciones de dominio imperialista… planteaba que, asimismo, la expropia- ción de la tierra era un paso obligado para crear el concepto de nación. Cár- denas realizaría la reforma agraria. Unasesinatofríamente calculadoen vísperas de la II Guerra Mundial Trotsky fue asesinado por órdenes de Stalin en agosto de 1940, en vísperas de la II Guerra Mundial, el estalinismo y la burguesía internacional, temían que al igual que durante la primera guerra las ideas del marxismo revolucionario obtuvieran un enorme influencia mun- dial (que pusiera en grave riesgo el control del estalinismo en la propia URSS). Mientras Trotsky revisaba un texto que, bajo engaños, Ramon Mercader le ha- bía solicitado corregir este le hundió un filoso piolet en la cabeza. No era extra- ño el método perverso del engaño, pa- ra el estalinismo, justo en vísperas de la muerte de Lenin, Stalin le aseguró a Trotsky, que se habría reproducido por millones en el Pravda el Testamento de Lenin (un texto lacerante contra la bu- rocratización y contra el propio Stalin), cuando en realidad sólo había impreso un ejemplar para engañarlo. Stalin le mentiría a Trotsky sobre el día de los funerales de Lenin, para evitar que lle- gara a tiempo y comenzar su asila- miento, para impedir que las masas lo impulsaran como el heredero de la Re- volución Rusa. Un revolucionario mar- xista jamás mentiría ni a los trabajado- res ni a sus camaradas. Elestalinismoyeljuiciodeloshechos Trotsky y Stalin representan los extre- mos de la mayor de las discusiones de estrategia revolucionaria en el siglo XX; Revolución Permanente o “socialismo en un solo país”. La degeneración del partido bolchevi- que, el asesinato de todo su Comité Central por Stalin, las purgas brutales a millones de obreros fieles al bolchevis- mo pero considerados “trotskistas” por la burocracia termidoriana, la traición a los procesos revolucionarios y la dege- neración de los estados obreros como en Cuba, China, Corea, Vietnam, así como la quiebra del “socialismo real” y la desintegración de la URSS, han puesto al estalinismo en su lugar, de- mostrando su método antimarxista. No puede haber “socialismo en un solo país”. Trotsky es el militante marxista más calumniado de todos los tiempos; ca- lumniado por el estalinismo y por la burguesía imperialista en plena coinci- dencia, sobre todo por la formulación estalinista de la “coexistencia pacífica” con el imperialismo. La obra y las pro- puestas de León Trotsky aún están lejos de reivindicarse y reconocerse, sobre todo en el interior de Rusia y países que en su momento conforma- ron a la URSS. Han pasado80 años desde su asesinato Trotsky se forjó en la adversidad, des- de muy joven decidió dedicar su vida a la revolución proletaria, sufrió persecu- ciones, expulsiones, deportaciones, cárcel, hasta el fin de sus días. Su vida estuvo ligada al proceso revolucionario y al pulso de las masas; así como Le- nin, su existencia estuvo marcaba por el ritmo de las masas obreras en la lucha de clases cotidiana. Aun así tra- taba de disfrutar de la vida, contempla- ba el arte, estudiaba lo más avanzado Únete a la LCI CORCI Te invitamos a participar en los Grupos de Estudios Revoluciona- rios Donde discutimos los principios revolucionarios del marxismo, y como ponerlos en práctica, para derribar este sistema capitalista que nos condena a la pobreza, la discriminación y la esclavitud la- boral Te invitamos a impulsar los GER en tu es- cuela, lugar de trabajo o colo- nia, solo tie- nes que invi- tarnos y jun- tar a tus com- pañeros. Con Diego Rivera en 1940
  • 5. SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020 PÁGINA 5 del psicoanálisis, se maravillaba con el cine y la radio, criaba conejos y disfru- taba el césped verde en la Casa Azul donde se le brindó asilo en Coyoacán, solía señalar: “nos han dado otro día de vida Natasha”. Para él, la tarea más importante de su vida como revolucionario fue la cons- trucción de la Cuarta Internacional, pro- clamada en 1938, el escribió: “Probablemente si yo hubiera falta- do durante las jornadas de Octubre, Lenin hubiera podido culminar la toma del poder sin mi intervención… sin embargo, no es esa la obra más importante de mi vida…para el pro- ceso de fundación de la IV interna- cional, mi papel fue indispensable, yo era el único en condiciones de fundar la IV Internacional y salva- guardar el marxismo…”. En su agonía, fiel a su vida militante, no tuvo ninguna queja ni lamentación… Trotsky expiró exclamando su confian- za y optimismo en el triunfo de la IV Internacional. “La IV Internacional…vencerá” La IV Internacional es el legado vivo de León Trotsky, y todo militante marxista heredero del bolchevismo, tiene el de- ber de levantar las banderas y el méto- do, la teoría y práctica revolucionarias de Marx, Engels, Rosa Luxemburgo, Lenin y Trotsky. Quienes se guíen por su estrategia revolucionaria, tendrán la necesidad de aprender de las experiencias pa- sadas y sus aportaciones. Nosotros militantes del CORCI, ponemos nues- tros esfuerzos en la lucha por la revo- lución proletaria, basándonos en el programa de Transición, ayudando a la clase trabajadora a tomar concien- cia de sí misma y de su proyecto his- tórico: la construcción del socialismo; conciencia que se materializa en sus organizaciones, centrales sindicales independientes, partidos obreros y en la defensa de las conquistas de los trabajadores en el contexto del sistema capitalista en descomposición. Para acabar con este sistema, conside- ramos que es necesario, hoy más que nunca reconstituir, bajo el régimen del Centralismo Democrático, al Partido Mundial de la Revolución Socialista, la Cuarta Internacional heredera de las 3 Internacionales anteriores. Mientras exista el capitalismo sobre la tierra, la IV Internacional deberá existir, acompañando en forma cotidiana las justas luchas de la clase trabajadora y sus sectores, incluyendo a la juventud y a las mujeres proletarias. Los militantes marxistas, deberán asu- mir sin culto a la personalidad, que el trotskismo es el marxismo contemporá- neo, pero esto no se debe demostrar en discusiones estériles y sectarias, menos con corrientes estalinistas ya cristalizadas o fanatizadas, sino con propuestas de acción, que llamen a la unidad de acción de la clase trabajado- ra, que ayuden a fortalecer su organi- zación e independencia política ( con la táctica del Frente Único), se debe de- mostrar con el fortalecimiento de la Cuarta Internacional con la cooptación de nuevos cuadros y con una militancia digna heredera de la moral bolchevi- que. ¡La cuarta Internacional vive y vencerá! ConFridaKhaloysuEsposaNatalia asullegadaa En 1998, Ernesto Anaya, músico y arreglista mexicano produjo el “Corrido de León Trotsky”, como parte de la producción “¡Viva Cárdenas, muchachos!”. En esta pieza, se cuenta la historia de los últimos días de vida del revolucionario, recuperando un género musical con amplia difusión en el México revolucionario, en el que se narran las vidas, historias y hazañas de personajes heroicos como Zapata y Villa a quienes se las han dedicado decenas de estas piezas, el Corrido de Trotsky tiene la particularidad de que es dedicado a una figura extranjera, algo poco común pero que de- muestra las raíces que el revolucionario ruso echo en la memoria de los mexicanos. Vengo a cantar el corrido del líder Trotsky exiliado que fue en su casa agredido y brutalmente inmolado. De su país expulsado vagó por varias naciones por combatir opresiones estuvo siempre amagado. Viajó por Francia y Turquía buscando asilo y reposo más su enemigo celoso por doquiera lo seguía. El Gobierno mexicano con gesto nunca olvidado brindo asilo al desterrado con protección de su mano. La policía en su mansión celosa siempre velaba porque un asalto esperaba de gran premeditación. Un extranjero arragán adicto siempre al horganza puedo ganar la confianza del líder de Coyoacán. Stalin y el asesino en franca cooperación su crimen con precisión llevaron hacia el destino. Cuando a amistad le fingía un fuerte golpe le daba con un piolet que llevaba y así su encargo cumplía. Por un momento luchó el líder con su asesino pero su fin el destino en ese instante marcó. A la cruz verde enseguida a Trotsky lo condujeron donde salvarle la vida los médicos pretendieron. Su cuerpo batallador bajó tranquilo a la fosa la que por siempre amorosa sabrá salvaguardar sin rencor El corrido de Trotsky
  • 6. PÁGINA 6 TRANSICIÓN E l 20 de agosto de 1940, en Coyoacán, en las afue- ras de la Ciudad de México, un agente de la fuer- za política estalinista que había logrado ingresar al entorno de Leon Trotsky destrozó el cráneo del líder revolucionario que falleció la mañana siguiente … El asesino primero trató de presentarse como el acto de un partidario de la Cuarta Internacional que estaba brutalmen- te decepcionado con su líder. Pero la verdad no tardó en establecerse, confirmada más tarde por los mismos patroci- nadores del asesinato, ya que después de veinte años de prisión en México, el asesino, Ramón Mercader (alias Jac- ques Mornard y Frank Jackson) fue recibido con honores en la URSS, le fueron otorgadas las condecoraciones más altas, antes de terminar su vida en Checoslovaquia y luego en Cuba. Este 20 de agosto de 2020 marcará el 80 aniversario de este asesinato y también de la embestida de la Segunda Guerra Mundial, fue en junio de 1940 que el gobierno de Pétain exigió un armisticio, una guerra con la que el asesi- nato de Trotsky estaba estrechamente relacionado. El asesinato de quien fue pionero en la organización políti- ca de la clase trabajadora en Rusia a fines del siglo XIX, una figura destacada en el movimiento obrero internacional, fue en sí mismo un evento político importante. Trotsky fue de hecho uno de los líderes de la revolución de 1905, presidente del Soviet de Petrogrado; uno de los parti- cipantes de todas los debates y controversias dentro del movimiento obrero ruso en la Segunda Internacional antes de ser el fundador de la Tercera Internacional junto a Lenin. Junto a él, fue uno de los principales líderes del Partido Bol- chevique durante la Revolución de Octubre de 1917, tanto que la expresión “el partido de Lenin y Trotsky” había pasa- do a un lenguaje común. En una situación marcada por el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, su eliminación evocó la muerte de Jean Jaurès, filmada en agosto de 1914. Pero en un contexto que resumía perfectamente el título que Victor Serge le ha- bía dado a una de sus novelas: “si, es la medianoche del siglo”. En agosto de 1940, Francia, Bélgica y Holanda fueron colo- cados directamente bajo el yugo del nazismo. En la Italia de Mussolini, aliada de Hitler, reina un régimen fascista, como en España y Portugal. El terror estalinista cayó sin obstácu- los en la URSS. Las relaciones entre el régimen estalinista y el régimen nazi eran de lo más cordiales después del pac- to Hitler-Stalin. No solo los trenes salen de la URSS hacia Alemania, cargados con materias primas que ayudarán a fabricar las bombas y proyectiles que caerán sobre la URSS menos de un año después, sino también militantes comunistas alemanes, refugiados en la URSS, fueron en- carcelados por ser considerados “opositores”, para después ser entregados a Hitler. ¿Por qué, en este momento, tanta implacabilidad, por parte de un régimen que se jacta de su poder, contra un hombre aislado y calumniado que solo reúne a su alrededor a una pequeña minoría de militantes? ¿Por qué la movilización de todos los recursos de un sistema policial hiperdesarrollado, la activación de todas las redes que la dominación del lide- razgo estalinista permite sobre el movimiento obrero, termi- na en su muerte? El propio Leon Trotsky da la respuesta después de escapar milagrosamente de un ataque terrorista el 24 de mayo: “Como revolucionario, Stalin entiende que el curso de la guerra debe estimular poderosamente el desarrollo de la Cuarta Internacional, incluso en la URSS. Es por eso que Stalin ordenó a sus agentes que lo hicieran conmigo lo más rápido posible” En septiembre de 1938, por llamado de León Trotsky, se fundó la Cuarta Internacional. Esta evaluación será confirmada por los propios asesinos. En sus Memorias * Pavel Soudoplatov, uno de los funciona- rios del servicio secreto de Stalin, recuerda las palabras de este último: “Debemos terminar con Trotsky dentro de un año, an- tes del comienzo de la inevitable guerra (…). La elimina- ción de Trotsky dará como resultado la eliminación to- tal del movimiento (…). Si eliminamos a Trotsky, todo peligro desaparece” Stalin estaba lejos de estar completamente equivocado. Para los pequeños grupos que, en las peores condiciones, habían respondido al llamado de Trotsky, su muerte consti- tuiría un terrible golpe. Lo que Stalin se negó incluso a con- siderar fue que los jóvenes militantes, menos experimenta- dos y carentes de las habilidades de Trotsky, continuarían la lucha buscando adaptarse a la realidad que el dictador del Kremlin no podía abolir, la de la lucha de clases. Con muchos errores y debilidades, esta lucha continuó, a pesar de la sangrienta represión combinada del nazismo y el es- talinismo. En los siguientes artículos volveremos a ciertos aspectos de la lucha librada desde la muerte de Trotsky y también a las reacciones provocadas por su desaparición en las se- manas y meses que siguieron. Francois de Massot * Pavel Soudoplatov, Misiones especiales. Memorias del maestro espía soviético, Umbral, 1994. RamónMercader,elasesinodeTrotsky
  • 7. SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020 PÁGINA 7 N o vamos a llorar por este de- monio. Esto es lo que señala la mano derecha de Hitler, el gran organizador de la pro- paganda nazi, Joseph Goebbels, en su diario después del asesinato de Trotsky. Agrega: “Eso hace que haya un sucio judío me- nos, un criminal. Hubiera merecido una muerte mucho peor. “ La prensa de la principal potencia im- perialista con la que la Alemania nazi estaba en guerra, Gran Bretaña, es ciertamente más sobria y no usa insul- tos antisemitas. Pero el muy respetable London Times (23 de agosto de 1940) escribe: “El asesinato de Trotsky en la Ciudad de México quitará mucha preocupación al Kremlin y debería causar pocas lá- grimas en la mayoría de la humanidad” Es cierto que Winston Churchill, enton- ces Primer Ministro, le dijo al Embaja- dor de la URSS en 1938 que odiaba a Trotsky y que estaba feliz de que Stalin le hubiera ganado … En esta antología de infamias, sin em- bargo, el premio es para el portavoz oficial de los perpetradores del asesi- nato, Pravda en Moscú, quien escribió: “Acaba de morir, el hombre cuyos tra- bajadores del mundo no pronuncian el nombre, solo con desprecio e indigna- ción. “ Pravda afirma que Trotsky fue asesina- do “por sus propios partidarios”, antes de describirlo “como un enemigo de por vida de los trabajadores, como un agente de es- pionaje extranjero (…) que finalmente fue víctima de sus propias intrigas, víc- tima de sus traiciones y crueldades” Pero, ¿qué sentimientos causó la muerte de Trotsky entre los miles de trabajadores militantes que rechaza- ron las mentiras de los delincuen- tes, que no pertenecían a la “gente honesta” a la que se dirigía el Lon- don Times y cuyas voces apenas podían escucharse en la ciudad en agosto de 1940? Un buen ejemplo es el activista laboral alemán Karl Retzlaw. Activo en la iz- quierda del Partido Socialdemócrata alemán desde 1917, opuesto a la gue- rra imperialista, será uno de los funda- dores del Partido Comunista Alemán (PCA). Desempeñará un papel activo en la revolución alemana de 1918, ejerciendo responsabilidades en el go- bierno de la República de los consejos de trabajadores de Munich. Dentro del PCA, apoyo la propuesta el frente úni- co contra el fascismo, oponiéndose a la política de la dirección del partido impuesta por el Kremlin , rompió con la PCA. Refugiado en Francia, después de la toma del poder por Hitler, perte- neció por un tiempo a la organización trotskista. Más tarde, en Gran Bretaña, fue vinculado a organizaciones de la izquierda socialista. Después de la guerra, regresó al Partido Socialdemó- crata sin negar su pasado y se concen- tró en la actividad sindical. El 21 de agosto de 1940, estaba en Marsella, buscando escapar de la trampa mortal que lo amenazaba. De hecho, el gobierno de Vichy ha decidi- do entregar a Hitler a todos los antifas- cistas alemanes que se han refugiado en Francia. Compra un periódico y, como escribe en su recuerdo: “Era un periódico de derecha, infor- maba sobre el asesinato de Trotsky con satisfacción no disimulada. Pa- ra estas personas, obviamente fue un consuelo frente a la humillación de ver al mismo tiempo, en la parte aún desocupada de Francia, que los oficiales alemanes tomaban el con- trol del puerto de Marsella. La noti- cia del asesinato de Trotsky me sor- prendió tanto como la de Rosa Lu- xemburgo y Karl Liebknecht veintiún años antes. El pacto Stalin-Hitler fue seguido por el asesinato del revolu- cionario más odiado por los dos lí- deres. El espíritu creativo de Trotsky, que podría dar a la Unión Soviética nuevos impulsos en el ca- mino hacia el orden social socialis- ta, ya no existía. La astuta crueldad de Stalin organizaría nuevamente la matanza de su propio pueblo y de los socialistas de todo el mundo. No habría más Trotsky para contrarres- tarlo “*. Francois de Massot * Spartacus, Aufstieg und Niedergang. Erinnerungen eines Parteiarbeiters Retzlaw). LA INTERNACIONAL Ya está disponible en México el número doble de La Interna- cional (18-19), revis- ta teórica del Comité de Organización por la Reconstitución de la Cuarta Internacio- nal. Este número in- cluye: Declaración del CORCI del 24 de marzo 2020 Tres Conferencias Marxistas:  Estados Unidos: Los negros, el partido negro y el Labor Party  Crisis mundial del coronavirus: La quiebra del capitalismo, la actualidad del socialismo  La doble opresión de las mujeres: ¿Cómo poner fin? Pierre Lambert (1920 – 2008) La IV Internacional y los sindicatos ¡Adquiérela! Costo: $ 60
  • 8. PÁGINA 8 TRANSICIÓN E n 1940, México era uno de los países donde aún preva- lecía la democracia política. Además, es el apego real a los principios de la democracia lo que explica por qué el gobierno del presi- dente Lázaro Cárdenas fue el único que otorgó asilo político a León Trotsky. Por lo tanto, el derecho a ma- nifestarse se respetaba en México. El funeral de León Trotsky el 22 de agosto de 1940 fue la ocasión para una gran manifestación. Los trabaja- dores estaban en las calles: 300,000 personas se reunieron en su ca- mino, siguieron la procesión fúnebre a lo largo de los doce kilómetros que condujeron al Panteón donde tuvo lugar la cremación. Esta poderosa manifestación popular y de los trabajadores a menudo se pre- senta como resultado de la indignación del pueblo mexicano por el asesinato, en su territorio, de un invitado del país. Por supuesto, el homenaje a Trotsky no significa que todos adhirieran a sus ideas, a su orientación política, a la Cuarta Internacional. Pero hay más en esta profunda movilización que la ex- presión de un estallido legítimo de in- dignación y que, sin duda, fue uno de los factores. No olvidemos que las libertades de las que México podía presumir fueron el resultado de un proceso revolucionario que había comenzado a alejar al país de los regímenes militares bajo el do- minio de los grandes terratenientes y el imperialismo. Esta lucha por la inde- pendencia nacional todavía se enfrentó con el imperialismo: por ejemplo, el gobierno de Cárdenas, que había na- cionalizado la industria petrolera, esta- ba sujeto a “sanciones económicas” por parte del gobierno de los Estados Unidos. Trotsky escribió sobre este tema: “Siempre que haya un conflicto en- tre el gobierno mexicano y los impe- rialistas, debemos brindar nuestro apoyo revolucionario a ese gobierno al tiempo que conservamos toda nuestra independencia organizativa política, nuestro programa y nuestra libertad de movimiento. “(1). Sin embargo, durante años, la organi- zación estalinista en México, dotada con recursos materiales casi ilimitados y utilizando el puesto en el movimiento sindical de su agente Lombardo Tole- dano, uno de los líderes de la Confede- ración de Trabajadores Mexicanos (CTM), había organizado un campaña sistemática contra Trotsky. La CTM lo estigmatizó como enemigo de México y su independencia, como agente de las potencias imperialistas, exigiendo su expulsión. Trotsky fue presentado co- mo un agente a sueldo del nazismo, hasta que el pacto entre Stalin y Hitler resultó en un cambio en el eje de ca- lumnia: Trotsky se convirtió de repente en un agente del gobierno de Roose- velt en un momento en que El imperia- lismo estadounidense estaba aumen- tando su presión contra México. Esta campaña no tuvo éxito. Francisco Zamora, activista político de origen nicaragüense, pero quien, durante años, fue una de las grandes figuras de la izquierda socialista y la lucha por la independencia sindical en México, es- cribió el día después del asesinato de Trotsky, en uno de los principales dia- rios mexicanos, que quienes justifica- ron el ataque fueron “colocados al otro lado de la trinchera que Trotsky ha ocupado desde que dejó de ser un ni- ño” (El Universal, 24 de agosto de 1940). Los trabajadores que se reunieron para saludar a Trotsky sintieron que estaban en el mismo lado de la trinchera que el líder de la Revolución de Octubre. Al mismo tiempo, el presidente Cárdenas envió un mensaje a los trabajadores de México en el que condenaba a los líde- res del Partido Comunista Mexicano: “que habían patrocinado este crimen” como “traidores a la patria, desprecian- do los ideales de emancipación y pro- greso de los trabajadores que ellos afirmaban defender “. Cárdenas concluyó: “la historia juzgará este crimen como un acto infame para quienes lo inspiraron y coope- raron en su realización” (2). Francisco Zamora escribió otro artículo sobre la importancia del asesinato de Trotsky, aún en el diario El Universal (23 de septiembre de 1940). Hagamos una cita amplia: “No pertenezco y nunca he perteneci- do a la Cuarta Internacional; Sin em- bargo, soy completamente ajeno a sus actividades, creo que Stalin es el más repulsivo y el más malvado de los trai- dores que la causa del proletariado ha tenido que soportar y que ningún ser humano sano mental y moralmente puede continuar. ser estalinista (…).
  • 9. SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020 PÁGINA 9 Creo que lo que ha sobrevivido hasta ahora de la Revolución de Octubre, a pesar de Stalin y su pandilla, debe sal- varse mediante la eliminación del esta- linismo (…). Si eso es lo que es ser trotskista, entonces soy trotskista y estoy orgulloso de ello porque en todo momento y en cualquier sociedad, siempre será más digno estar del lado de la víctima cobarde asesinada. que servir como lacayo y apologista de su todopoderoso verdugo. “ Stalin siguió diciéndole a sus secua- ces que la eliminación física de Trotsky significaría el fin de la Cuar- ta Internacional y borraría el nombre de Trotsky de la conciencia de los trabajadores. No es exagerado decir que la empresa de Stalin sufrió su primer revés durante la noche y en la escena del crimen. Francois de Massot (1) Léon Trotsky, OEuvres, volumen 19 p. 252 (2) Olivia Gall, Trotsky en Méxi- co y la vida pública en tiempo de Láza- ro Cárdenas (1937-1940), México 2012. F ue el título del artículo dedica- do al asesinato de León Trotsky en la edición de septiembre de 1940 de Workers International News, un pequeño boletín mimeografiado publicado por una organización británi- ca que afirma ser parte de la Cuarta Internacional (1). El artículo concluye afirmando que "los asesinos de la GPU pueden matar a los revolucionarios, pero no está en poder del imperialismo y de su últi- mo instrumento, el estalinismo, ma- tar a la revolución". En septiembre de 1940, Gran Bretaña vivía bajo la amenaza de una invasión de la Alemania nazi. Sumergido en una guerra imperialista, el movimiento obrero atravesaba tiempos oscuros, sus dirigentes oficiales se sometieron completamente a las demandas de su propio imperialismo. Es entonces cuando este boletín, al mismo tiempo que recupera la acción de Trotsky, lla- ma al optimismo basado en la razón: nada impedirá que continúe la lucha de clases. Este boletín informa sobre acciones organizadas, reuniones públi- cas para honrar la memoria de León Trotsky celebradas en Glasgow, Liver- pool, Edimburgo y Londres, con cien- tos de participantes (por ejemplo, 300 en Londres, 500 en Glasgow), a la convocatoria de militantes trotskistas, pero también a veces de secciones locales o funcionarios del Partido La- borista Independiente, una organiza- ción formada a partir de una ruptura de la izquierda del Partido Laborista. Or- ganización que se había enfrentado políticamente con León Trotsky, se había opuesto a la fundación de la IV Internacional, aunque muchos activis- tas y cuadros obreros consideraban necesarias para honrar la memoria del líder de la Revolución de Octubre. . Al mismo tiempo, comenzó una ola de bombardeos mortales. Las imágenes de miles de londinenses refugiándose en las estaciones de metro siguen siendo un símbolo de esta época. Pero rara vez se menciona que el gobierno de Churchill, para el cual las vidas de los trabajadores londinenses no eran una prioridad, inicialmente se negó a abrir el sistema de metro a quienes buscaban escapar del bombardeo. Fue un movimiento en gran parte espontá- neo, pero también apoyado por activis- tas, ejecutivos locales del Partido La- borista y concejales de la ciudad, lo que obligó al gobierno a cambiar su actitud después de varias semanas. La organización trotskista que luego publi- có Workers International News jugó un papel activo en esta movilización. En Berlín, el régimen de Hitler, sobre la base de sus victorias en Occidente, fortaleció aún más su control y repre- sión. Sin embargo, en estas condicio- nes, un grupo de militantes trotskistas mantuvo, en la más estricta clandesti- nidad, una actividad organizada. Uno de sus dirigentes, Oskar Hippe, explica en sus Memorias (2): “La prensa bur- guesa anunció el asesinato de Trotsky (...). Ninguno de nuestros compañeros quería creer la noticia, pensamos que era información lan- zada por el enemigo de clase para desestabilizar el trabajo de la IV In- ternacional. Los lazos con el secre- tariado internacional ya se habían interrumpido en ese momento (...). En enero de 1941 recibimos un nú- mero de Unser Wort (Nuestro Mun- do, periódico trotskista alemán pu- blicado en el extranjero) confirman- do la muerte de León Trotsky (...). Por primera vez salimos de nuestro estricto escondite, o al menos rela- jamos sus condiciones. En la casa del camarada Trigojess en Charlot- tenburg, compañeros de Berlín se reunieron con los líderes de los gru- pos de cinco y algunos compañeros de las afueras de Berlín para salu- dar a la gran personalidad de Trotsky, continuar la lucha contra el fascismo y defender los cimientos del marxismo. y leninismo. " La lucha de Trotsky continuó, continuó en la construcción de la IV Internacio- nal. Francois de Massot (1) Había entonces en Inglaterra otra organiza- ción que afirmaba ser trotskista, la RSL (Liga Socialista Revolucionaria). Estas dos organiza- ciones se unificarían en 1944 formando el PCR (Partido Comunista Revolucionario). Un proceso similar tuvo lugar en Francia. Se mencionará cuando en esta sección se trate la acción de los trotskistas franceses en 1940. (2) Oskar Hippe: Und unsere Fahne ist rot, Berlín 2018.
  • 10. PÁGINA 10 TRANSICIÓN E ste fue el último mensaje es- crito en 1915 por el activista Joe Hill antes de su ejecu- ción, condenado a muerte tras un juicio amañado -similar al que fueron víctimas Sacco y Vanzetti- y dirigido a sus compañeros de la gran organización sindical revolucionaria IWW (Trabajadores Industriales del Mundo). Esta declaración ha quedado como lema en la memoria del movi- miento obrero estadounidense. (1) Una frase que nos viene naturalmente a la mente cuando hablamos de las reac- ciones del Socialist Workers Party (SWP), la organización trotskista en Estados Unidos tras el asesinato de Leon Trotsky. La brutal muerte de Trotsky fue un golpe terrible para toda la Cuarta Internacional, pero particular- mente severo para su organización estadounidense. Muchos eran los dirigentes y activis- tas del SWP que habían viajado a la Ciudad de México para discutir con Trotsky. Este último estuvo directa- mente involucrado en la configuración de la política del SWP, en sus luchas. Había estado al frente de la lucha polí- tica que se libraba dentro del SWP pa- ra "defender el marxismo", es decir, rechazar en todas sus formas las con- cepciones según las cuales la lucha de clases entre el proletariado y la bur- guesía ya no era el factor esencial de la historia (2). El SWP podría haberse desestabilizado. No lo estaba. El 24 de agosto, tres días después de la muerte de Trotsky, apareció el se- manario Socialist Appeal del SWP. Un gran titular cruza la primera página: "Nombramos a Stalin como el ase- sino de Trotsky. La lucha de Trotsky continúa bajo la bandera de la IV Internacional ”. Este número anun- cia el mitin tributo a Trotsky que se ce- lebrará en Nueva York el 28 de agosto. También hay varios artículos dedica- dos a las luchas de los trabajadores estadounidenses por sus demandas y a la denuncia de las políticas del go- bierno de Roosevelt. Y un llamado del comité nacional a todos los activistas del SWP: "¡Camaradas, luchen hoy como nunca lo han hecho!" Hoy nos inclinamos ante la tumba de nuestro compañero y líder. Mañana camina- remos hacia adelante con determi- nación y firmeza fortalecidas. Leon Trotsky está muerto. Pero el partido de Trotsky vive y vivirá. " En las próximas semanas, las reunio- nes se programan y se realizan no solo en Nueva York, sino en las principales ciudades, en los centros obreros, en Chicago, en Detroit, en Cleveland, en Toledo, en Los Ángeles, en Boston ... Mientras el gobierno de los Estados Unidos se preparaba para la guerra, se aprobó una ley de reclutamiento, se intensificó la presión por la unión sa- grada, estas reuniones no podrían ha- ber tenido éxito sin una intensa movili- zación militante. En Nueva York, se reúnen más de 1.500 trabajadores. En su discurso, el líder del SWP, James P. Cannon, se pregunta: "¿Podrán los par- tidarios de Trotsky cerrar filas y continuar la lucha por la victoria de la Cuarta Inter- nacional?" Sin la menor vaci- lación, responde afirmativa- mente a esta pregunta. Lue- go explica que Trotsky dejó el más rico de los legados, el constituido por su programa, y agrega: “Como Marx, Trotsky estaba convencido de que cuando una idea se apodera de las masas se convierte en una fuerza ma- terial. Por eso, en su lecho de muerte, pudo afirmar su confianza en la futura victo- ria de la IV Internacional, que se cons- tituye a partir de sus ideas”. Cannon concluyó asegurando: "muchas cosas de nuestra terrible épo- ca desaparecerán. Stalin, Hitler y Roo- sevelt y Churchill, todas sus mentiras y toda la hipocresía e injusticia que en- carnan desaparecerán a fuego y san- gre. Pero lo que Trotsky representa no desaparecerá ... Vamos a despedirnos de él de una manera digna de él. No postrados por la desesperación, sino de pie, con los puños blandidos con las palabras de nuestro campo de batalla, la Cuarta Internacional de Trotsky, la Internacional será la humanidad. " Francois de Massot (1) La organización Industrial Workers of the World reunió a un gran sector de la vanguardia militante del proletariado estadounidense. Tuvo que enfrentar olas de represión salvaje después de la revolución de octubre de 1917 en Rusia, varios funcionarios de la IWW y muchos militantes se unieron a la Ter- cera Internacional. Este fue el caso de James P. Cannon, uno de los fundado- res del Partido Comunista Estadouni- dense, quien a partir de 1928 se unió a la lucha de Trotsky. (2) Ver sobre este tema Defensa del marxismo y la introducción de Jean- Jacques Marie a esta colección de es- critos de Trotsky. Esta obra acaba de ser reeditada por Les Éditions du Tra- vail. Nueva York, 28 de octubre de 1940. Mitin en homenaje a Trotsky organizado por el SWP
  • 11. SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020 PÁGINA 11 C on esta línea se abre un apartado del Programa de Transición y las tareas de la IV internacional en 1938, ha- ciendo énfasis en la necesidad de abrir espacios para las mujeres, en la lucha y en la construcción del partido revolucionario y dejar cons- tancia de la importancia de trabajar para el progreso y emancipación de estas, considerándolas un compo- nente fundamental de la clase obre- ra. Los artículos, discursos, fragmentos o capítulos desperdigados en la vasta obra de Trotsky, en los que aborda la cuestión femenina, pueden reunirse según estos dos ejes: la emancipación de las mujeres como una tarea funda- mental de la revolución proletaria (económica, política y cultural) y la reacción conservadora del estalinismo, en la vida cotidiana y la familia, como una demostración cabal de la degene- ración del estado obrero. Si bien, Trotsky no desarrolló un libro enteramente dedicado al tema de la emancipación de la mujer, fue cons- ciente de que no era un asunto se- cundario, que no se deja “para des- pués”; cuando la corrientes más aceptadas en aquel entonces del marxismo, plantean que la libera- ción se lograría casi automática- mente cuando las condiciones eco- nómicas y tecnológicas sean favora- bles a la clase trabajadora en un mo- mento post revolucionario, por lo tanto, el ahora no era el momento para plantearlo o demandarlo. Otro aspecto que hay que comprender en sus obras en relación al tema, es que su discurso de liberación, no pro- venía sólo de mera solidaridad, sino de la comprensión total de la necesidad de cambiar las condiciones subjetivas de los trabajadores tras la toma del poder, hacerlos conscientes, educarlos para poder cambiar las estructuras so- ciales y los hábitos que hacían que la continuidad del socialismo se pusiera en riesgo; en otras palabras, el socia- lismo es un proyecto que se construye conscientemente y no deviene, por sí solo, de ningún automatismo económi- co, ni tampoco culmina en la toma del poder por parte de la clase obrera; allí recién comienza la gigantesca tarea de transformación que atañe, principal- mente, a la liquidación de los viejos vínculos e instituciones que someten a las mujeres a la degradación y a la subordinación respecto de los hom- bres. Es decir, que uno de los elemen- tos fundamentales de la instauración de un sistema verdaderamente socia- lista es también la emancipación de las mujeres y así formen parte de este pro- ceso de revolución permanente. En su discurso frente a las delegadas de la II Conferencia Mundial de Muje- res Comunistas en julio de 1921, Trotsky expone: “en el progreso del movimiento obrero mundial, las muje- res proletarias desempeñan un rol co- losal. Lo digo, [...] porque bastan los números para demostrar qué papel importante ejercen las obreras en el mecanismo del mundo capitalista [...]. Y, hablando en términos generales, en el movimiento obrero mundial la obrera está al nivel, precisamente, del sector del proletariado [...] más atrasado, más oprimido, el más humilde de los humil- des. Y justamente por eso, en los años de la colosal revolución mundial, este sector del proletariado puede y debe convertirse en la parte más activa, más revolucionaria y de mayor iniciativa de la clase obrera. Naturalmente, la sola energía, la sola disposición al ataque, no bastan. Pero al mismo tiempo la historia está llena de hechos como es- te que señalamos, que durante una etapa más o menos prolongada previa a la revolución, en el sector masculino de la clase obrera, especialmente entre sus capas más privilegiadas, se acu- mula excesiva cautela, excesivo con- servadurismo, mucho oportunismo y demasiada adaptabilidad. Y la forma en que reaccionan las mujeres contra su propio atraso y degradación, esa reacción, repito, puede desempeñar un papel colosal en el movimiento revolu- cionario en su conjunto”. Trotsky compartía también aquella máxima usada por Engels y otros socialistas: el grado de emancipa- ción de la mujer en una sociedad es la medida de la emancipación gene- ral, de allí que considerara que la revolución socialista no merecía lla- marse tal en tanto las mujeres si- guieran sometidas a la “esclavitud doméstica” del trabajo del hogar. “ En medio de una situación económica y política difícil para el estado obrero, en pleno curso de burocratización, Trotsky llama a las mujeres a luchar por concretar la mayor socialización del trabajo doméstico que fuera posi- ble; porque está convencido de que “la primera tarea, la más profunda y ur- gente, es la de romper el silencio que rodea a los problemas de la vida coti- diana” Escribe que “desafortunadamente, la inercia y las costumbres son fuerzas poderosas. Las costumbres ciegas y estúpidas son más fuertes en la oscura y oculta vida interior de la familia que en ninguna otra parte. ¿Y quién es la primera en ser llamada contra la bárba- ra situación de la familia si no es la mujer revolucionaria?”. Lo mismo que señala en el último capítulo de Proble- mas de la vida cotidiana:“ Así como tenemos nuestros agitadores de las masas, nuestros agitadores de los in- dustriales, nuestros propagandistas
  • 12. PÁGINA 12 TRANSICIÓN antirreligiosos, debemos formar a nues- tros propagandistas y agitadores en cuestiones de costumbres. Como las mujeres son las más desposeídas debi- do a sus presentes limitaciones, y la costumbre gravita con más peso sobre sus hombros, podemos presuponer que en este aspecto los mejores agita- dores saldrán de sus filas”. Para comprender la actividad del ca- marada Trotsky en relación al tema, no sólo se trataron de discursos o cartas, la visión bolchevique se anclaba en una serie de principios fundamentales: 1. La emancipación de la mujer es una tarea central de la revolución y no una cuestión ad-hoc. 2.-Las mujeres solo podrán emanci- parse mediante su incorporación a la producción social y no por una reconsideración instituida legalmen- te. La eliminación del trabajo domés- tico es esencial para incorporar a las mujeres a la vida pública. La política bolchevique estaba fundada en esta idea: la emancipación de las mujeres depende de la abolición de la propiedad privada y la creación de una economía doméstica colectiva. Bajo el socialismo, las relaciones entre los se- xos estarán basadas en el afecto mu- tuo, no en la propiedad. Regresando a la idea inicial del texto, el ganar la adhesión de las trabajado- ras al partido revolucionario y su pro- grama, será de crucial importancia para la IV internacional: los sectores más oprimidos de la clase obrera –como las mujeres– y quienes no cargan sobre sus hombros las derrotas del pasado – como la juventud– serán quienes po- drán renovar las fuerzas del proletaria- do revolucionario, cuyas organizacio- nes, a fines de los ‘30, considera que están minadas de “burócratas y arribis- tas decepcionados”. Para finalizar y contextualizando en la actualidad del análisis Sus palabras todavía encuentran eco en el presente donde las mujeres constituyen más del 40 % de la clase asalariada a nivel mundial, pero son la inmensa mayoría en el sector más precarizado, superex- plotado y oprimido de esa clase, mien- tras siguen siendo objeto de inusitada violencia machista, discriminaciones y desigualdades en todos los ámbitos de la vida. Todas las personas, sin distin- ción de género, que reivindicamos la lucha contra la opresión desde una perspectiva anticapitalista, socialista y revolucionaria no podemos más que suscribir las palabras de Trotsky, de un siglo atrás: “Es bastante cierto, que en la esfera de la vida cotidiana el egoísmo de los hombres no tiene límites. Si en realidad, queremos transformar las condiciones de vida debemos aprender a mirarlas a tra- vés de los ojos de las mujeres”. Otras referencias consultadas: D´Atri, A. (2020). La emancipación de las muje- res en la obra de León Trotsky. Consultado en https://www.laizquierdadiario.com/La- emancipacion-de-las-mujeres-en-la-obra-de- Leon-Trotsky el 05/08/2020. D´Atri, A. (2013). Pan y Rosas: pertenencia de género y antagonismo de clase en el capitalismo. Ediciones IPS: Argentina. Trotsky, L. (1938).¡Paso a la juventud! ¡Paso a las mujeres trabajadoras! En Programa de Transición. La agonía del capitalismo y las tareas de la IV Internacional. Consultado el 01/08/2020 en Marxists Internet Archive https://www.marxists.org/espanol/trotsky/1938/pr og-trans.htm Trotsky, L. (1923), Problemas de la vida cotidi- ana, cap. XI: Cómo empezar. Trotsky, L. (1923), Problemas de la vida cotidi- ana, cap. XI: Contra la burocracia, progresista y no progresista. A continuación, presentamos la Car- ta abierta impulsada por Esteban Volkov (nieto de Trotsky) y CEIP (Centro de Estudios, Investigaciones y Publicaciones) “León Trotsky”, dirigida a la empresa norteamerica- na Netflix a propósito de la emisión de la miniserie Trotsky, producida a pedido del Vladimir Putin. La carta, lanzada hace poco más de un año desmiente la falsificación histórica realizada por la televisión rusa con el fin de avalar la versión estalinista de la vida de Trotsky y justificar su asesinato. En el contex- to del surgimiento de un amplio descontento social contra el go- bierno antidemocrático de Putin. Y en el cual una nueva generación de obreros y militantes recupera la ex- periencia de la revolución y las en- señanzas de sus protagonistas. A esta carta han adherido cientos de militantes sindicales y políticos de todo el mundo, A continuación re- producimos extractos del texto: En estos días la empresa norteameri- cana Netflix acaba de emitir la minise- rie Trotsky dirigida por Alexander Kott y Konstantin Statsky. Había sido estrena- da en el canal ruso más popular, el estatal Canal Uno de Rusia de la Fede- ración Rusa en noviembre del año 2017. A los 100 años de la Revolución Rusa, Vladimir Putin, que preside de la Federación Rusa, y por ello el canal, eligió a León Trotsky para esta mega producción de 8 episodios. Teniendo en cuenta el pasado estali- nista de Putin como director de la KGB y que no deja de disimular sus añoran- zas por la Gran Rusia zarista, no se podía esperar una serie que reflejara honesta y objetivamente la figura y obra de quien fue junto a Lenin el más importante dirigente de la Revolución de Octubre. ¿Cuál es el objetivo de Putin de reflotar estas falsificaciones? ¿Por qué denigrar a los revolucionarios cuando Rusia avanzó en la restaura- ción capi- talista y nada pa- rece opo- nerse a la nueva burgue- sía rusa ni a Putin que go- bierna hace 18 años? ¿Por qué Netflix que llega a millo- nes de personas en el mundo reproduce esta serie? Aquí algunas de las principales falsifi- caciones de la serie: 1. Según sus autores no es un docu- mental pero dice que está basada en hechos reales. Sin embargo, son las Esteban Volkov
  • 13. SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020 PÁGINA 13 mismas falsificaciones que utilizaban los imperialistas y el zarismo o el esta- linismo para defenestrar a Trotsky y sus seguidores cuando avanzaba la burocratización de la URSS. Todas ellas fueron refutadas por la Comisión Dewey formada especialmente por per- sonalidades extrapartidarias en 1937, en México. 2. Contra toda evidencia histórica (…) la personalidad de Trotsky se muestra como egocéntrica, mesiánica, autorita- ria, inhumana, criminal, competitiva, lo que estaría ligado a su siempre recor- dado origen judío. 3. Jackson (Ramón Mercader) es un periodista estalinista honesto, crítico y sensible que entabla una larga relación con Trotsky (…)pero en realidad Trotsky no conocía su adhesión al estalinismo y su rela- ción se restringió a breves encuen- tros siempre por iniciativa de Mer- cader, quien como miembro de la NKVD tenía el encargo de Stalin de asesinar a Trotsky. 4. En las revoluciones rusas se muestra a los obreros, campesinos, soldados y el pueblo ruso manipu- lados por dirigentes ambiciosos (…)que deciden por ellos.(…). La serie, pretende presentar a la revo- lución como una lucha mezquina por el poder y a los revolucionarios como psi- cópatas manipuladores. 5. Denosta todas las relaciones de Trotsky con las mujeres. Grandes bol- cheviques (…)Aleksandra Sokolovs- kaia era la dirigente del primer círculo marxista al que se unió Trotsky a los 16 años. Los dos fueron deportados a Siberia con sus dos hijas y ella fue quien ayudó a Trotsky a huir de Siberia decidiendo quedarse en Rusia. Natalia Sedova perteneció al Comisariado So- viético de Educación a partir de la re- volución. Los cuatro hijas e hijos de Trotsky apoyaban la militancia de sus padres, especialmente León Sedov, el colaborador más íntimo de Trotsky e impulsor y principal organizador de la Oposición de Izquierda rusa en la clan- destinidad. Larissa Reissner escribió sobre la guerra civil pero no desde el tren blindado. Tuvo un puesto impor- tante en el quinto ejército como en la revolución en general. Se embarcó en la flotilla del Volga, tomó parte de los combates y participó en la revolución alemana: fue una de las más destaca- das militantes bolcheviques… 6. La relación con Lenin antes y duran- te la revolución es presentada como una pelea de egos y acuerdos por con- veniencia,(…). La serie omite que Le- nin ya venía desde septiembre de 1917 luchando contra el Comité Central del Partido Bolchevique sobre la necesi- dad inmediata de la insurrección que, coincidiendo con Trotsky, sería el inicio de la dictadura del proletariado… 7. Durante las negociaciones de Brest- Litovsk con el imperio alemán, (la serie NTD) refleja la visión prozarista de Pu- tin. La serie obvia que el Congreso de los Soviets había aprobado el decreto de paz para Rusia en la Primera Gue- rra Mundial (…) Tanto Lenin como Trotsky veían las negociaciones de Brest como una tribuna para impulsar la revolución mundial, especialmente la alemana. 8. Cuando se le encarga la formación del Ejército Rojo se presenta a Trotsky dirigiendo el tren blindado como una estrella de rock, sexsymbol y asesino, que aprueba incluso una masacre de pobladores en un funeral… La serie solo nombra la ofensiva checa y no la de 14 ejércitos imperialistas y al ejérci- to blanco zarista al que el Ejército Rojo tuvo que enfrentar en la inmensidad del territorio soviético. Tampoco nom- bra los años del bloqueo económico imperialista… 9. … Para la serie, la historia de la re- volución termina con la muerte de Le- nin. Es decir, no existe la Oposición de Izquierda fundada por Trotsky ni la época contrarrevolucionaria de Stalin, los Juicios de Moscú, las detenciones, torturas, encierros en campos de con- centración y fusilamientos que sufrie- ron casi todos los dirigentes bolchevi- ques de la revolución y cualquiera que fuese sospechado de oposicionista al poder del régimen burocrático. Dando vuelta la historia, todos estos crímenes son adjudicados a Trotsky… 10. Recién en el último capítulo apare- ce el verdadero nombre de Jackson en una placa y alguien que le exige que haga su tarea ese día. Trotsky enfermo le pide a Jackson que entre a su casa. Mientras, llega un telegrama de la em- bajada canadiense que advierte a Trotsky sobre la falsa identidad de Jackson. Trotsky golpea a Merca- der, el que le responde de frente con un piolet colgado en la pared de la habitación de Trotsky; la serie sugiere que el revolucionario ruso buscó con la provocación que el supuesto periodista lo atacara. La forma en que se presenta el atenta- do, es una nueva falsificación: ocul- ta que Stalin quería concretar la sentencia a muerte de Trotsky antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, ya que sabía que las con- diciones de la guerra podían provo- car la revolución política que éste había previsto para la URSS. Por eso y por la perspectiva de la revolu- ción social en los países capitalistas, Trotsky y sus seguidores fundaron la IV Internacional. En una entrevista en- tre Hitler y el embajador francés Cou- londre en agosto de 1939, el primero dice “Stalin ha abusado del doble jue- go”, y que en caso de haber guerra “el verdadero ganador será Trotsky”. Las burguesías imperialistas le pusieron un nombre propio al espectro de la revolu- ción. Pero la serie es una justificación del asesinato de este supuesto “monstruo” llamado Trotsky. Los firmantes repudiamos esta falsifi- cación que busca enterrar el suceso más importante desde el punto de vista de la lucha por la emancipación de las clases laboriosas de la explotación y opresión capitalista, junto con la obra que legaron sus principales dirigentes. Puedes leerla completa y la lista de firmantes en este sitio: https:// ctxt.es/es/20190220/Firmas/24552/ Documento-CTXT-Esteban-Volkov- Trotsky-Netflix-serie-Slavoj-%C5%
  • 14. PÁGINA 14 TRANSICIÓN nicaciones y Obras Públicas (SCOP) era -según varios testi- monios—"casa abierta" para los colaboradores de Trotsky a quie- nes Múgica atendía y trataba de ayudar, sirviendo de alguna for- ma como enlace entre Coyoacán y Palacio Nacional”, fue el propio Múgica quien entregó de mano a Lázaro Cárdenas la Solicitud de Asilo de Trotsky. “de acuerdo a dos testimonios, el general Múgica le habría solicita- do a Trotsky su opinión acerca del decreto de expropiación pe- trolera, que fue redactado precisamente por Múgica durante los ocho días previos al 18 de marzo de 1938. De acuerdo con el testimonio de Octavio Fernández, entonces secretario de la Liga Comunista Internacionalista (LCl), la organización trotskista mexicana, en esos días el general Múgica se diri- gió personalmente a la casa de Trotsky, donde los dos hom- bres se encerraron a hablar a solas durante un par de horas, tras la orden expresa de Trotsky de que por ningún motivo fueran interrumpidos (…) por otra parte, con el testimonio del recientemente Jean van Hcljenoorl, el más cercano de los secretarios de Trotsky, poco antes del 10 de marzo de 1938, Trotsky le ha- bría entregado a Van Heijenoort un texto de su puño y letra, escrito en francés, en el que trataba algunos aspectos del problema de la expropiación. Le pidió que mantuviera dicho documento en absoluto secreto, que lo tradujera al español, que dejara en blanco las palabras con las que se hacía in- confundiblemente alusión a este tema específico, y que fue- ra a la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas a entregárselo personalmente a Múgica, y a nadie más.” Gall explica que no existe un testimonio documental de es- tas entrevistas, pero añade: “la versión de Van Heijenoort acerca de este hecho me pare- ce mucho más plausible. Sin embargo, nunca pude encon- trar estas cuantas páginas en el Archivo de Múgica; cosa que demuestra o que nunca existieron o que, dada la grave- dad el propio Múgica las destruyó o escondió después de leerlas” La posición publica de Trotsky frente al decreto de ex- propiación de Cárdenas fue de apoyo, aun y cuando es- te generó una polémica al interior del grupo trotskista mexicano, los textos que recogen esta discusión son de relevancia en el contexto actual y están contenidos en una compilación llamada Trotsky escritos latinoamericanos, donde en resumidas cuentas aplica la teoría de la Revolución permanente y explica la necesidad de llevar adelante la táctica del Frente Único Antiimperialista Para Trotsky, en los países semicoloniales como México, el capital imperialista juega un papel decisivo en la economía, la burguesía nacional es relativamente débil y depende del apoyo del imperialismo para mantenerse en el poder, mien- tras que las mayorías son explotadas por ambas fuerzas. Los gobiernos de estas naciones favorecen al imperialismo, pero en momentos de crisis oscilan frente a él tomando co- mo fuerza de apoyo a las masas particularmente a la clase obrera a la cual le otorga concesiones, para lograr apoyo social y margen de maniobra ante el imperialismo. Para Trotsky el apoyo a la expropiación no significó el apoyo político al gobierno de Cárdenas. El programa cardenista no era obrero ni socialista, dadas sus condiciones de depen- dencia acentuadas por la crisis de descomposición del capi- talismo la burguesía nacional no es capaz de llevar hasta el final la lucha contra el imperialismo, esta es una tarea que corresponde a la clase obrera en unidad con las amplias mayorías. En una carta al periódico del Partido Laborista de Gran Bre- taña, Daily Herald, el 14 de Mayo de 1938. Trotsky denuncia al imperialismo y llama a la clase obrera británica a apoyar a la nación mexicana: “Una pequeña camarilla de magnates extranjeros succiona, en todo el sentido de la palabra, la savia vital tanto de Méxi- co como de otra serie de países atrasados o débiles. Los discursos solemnes acerca de la contribución del capital ex- tranjero a la “civilización”, su ayuda al desarrollo de la eco- nomía nacional, y demás, representan el más claro fariseís- mo. La cuestión, en realidad, concierne al saqueo de la ri- queza natural del país. La naturaleza requirió muchos millo- nes de años para depositar en el subsuelo mexicano oro, plata y petróleo. Los imperialistas extranjeros desean sa- quear estas riquezas en el menor tiempo posible, haciendo uso de mano de obra barata y de la protección de su diplo- macia y su flota.” Trotsky explica: "El proletariado internacional no tiene ninguna razón para identificar su programa con el programa del gobierno mexi- cano… Sin renunciar a su propia identidad, todas las organi- zaciones honestas de la clase obrera en el mundo entero, y principalmente en Gran Bretaña, tienen el deber de asumir una posición irreconciliable contra los ladrones imperialistas, Trotsky y la nacionalización Viene de contraportada CAMPAÑA DE SUSCRIPCIÓN VIRTUAL $ 25 MENSUALES Compañero, para la LCI es muy importante evitar la inactividad de la organización de la clase trabajadora en estos momentos de la contingencia por el COVID 19, utilizada por los gobiernos y patrones para hacer caer su costo sobre los trabajadores con despidos y reducciones de salario. ES NECESARIO MANTENER LA ORGANIZACIÓN Y EVITAR SER REDUCIDOS A PERSONAS AISLADAS. En estos momentos que es difícil la venta de mano en mano suscríbete a TRANSICION para hacerte llegar el boletín de manera virtual, recibirás todas nuestras publicaciones a través de vías electrónicas, envíanos un mensaje a corcimexico@gmail.com con tus datos y forma de contacto (WhatsApp, Facebook, twitter…) Depósitos a la tarjeta Santander 5579 0990 1487 5316
  • 15. SUPLEMENTO ESPECIAL AGOSTO 2020 PÁGINA 15 su diplomacia, su prensa y sus áulicos fascistas. La causa de México… es la causa de la clase obrera internacional. La lucha por el petróleo mexicano es sólo una de las escaramu- zas de vanguardia de las futuras batallas entre los opresores y los oprimidos." Para Trotsky era fundamental, que mientras se apoyaba la medida concreta de nacionalización de la industria petrolera, al mismo tiempo organizar a la clase obrera por sus demandas, y lograr su independencia de clase. Esta es la clave del Frente Único Antiimperialista. El desarrollo de los acontecimientos confirmó las previsiones de Trotsky, en su discusión con la LCI, puso énfasis en la necesidad de la construcción de un partido revolucionario del proletariado mexicano, adelantó que en el marco del Bo- napartismo Sui generis, que se vivía en México, la clase obrera se vería sometida a una disyuntiva crucial o avanza- ba hacia un mayor enfrentamiento con la burguesía y el im- perialismo, conquistando en el camino su independencia de clase, apoyándose en las medidas tomadas por Cárdenas; o por el contrario el gobierno, independientemente de las in- tenciones de Cárdenas, a través de la integración de sus organizaciones al partido de Estado (la CNC y la CTM en el PRM-PRI). afianzaba su control sobre los trabajadores, ne- gando su independencia política. Desafortunadamente la falta de una organización política de los trabajadores que colocara en el centro de su accionar los intereses de la cla- se, llevo a lo último. En el sometimiento de la clase obrera mexicana, el papel del estalinismo no fue menor, el PCM actuaba de acuerdo a las necesidades del gobierno de la URSS, por órdenes de Stalin abandono cualquier crítica o expresión de independencia, a nombre de la lucha contra el fascismo se sometió sin condi- ciones al régimen mexicano, mientras otro representante del estalinismo Vicente Lombardo Toledano, líder de la CTM, entrego los sindicatos al PRI y sometió ideológicamente al proletariado mexicano con su teoría de una Revolución Popular en México previa a la Revolución Socialista, una tropicalización de la teoría de la Revolución por etapas. Hay que destacar que tanto el imperialismo como el estali- nismo jugaron un papel decisivo en el futuro de la nación mexicana, logrando evitar la continuidad del proyecto carde- nista y limitando las medidas aplicadas durante su gobierno. En 1940, cuando debía darse el cambio de presidente, fue- ron dos los precandidatos al interior del PRM, Manuel y Francisco J Múgica. Ávila Cama- cho apoyado por la ala más conservadora del PRM, que en el contexto de la Segun- da Guerra Mundial, bus- caba reconciliarse con el imperialismo. El “presidente caba- llero” como fue conocido, por su actuación benévola en la llamada guerra cristera, tuvo la simpatía de los sectores con- servadores más moderados y del empresariado mexicano que lo veían como una persona que pondría orden en las relaciones laborales. La embajada británica y norteamerica- na también le otorgaron su venia. Mientras Múgica, artífice del proyecto Cardenista, a pe- sar de contar con el apoyo de Cárdenas y del ala más radical del PRM, no logró que las organizaciones de ma- sas se movilizaran por su candidatura e imponerla a las cumbres del partido, esto en buena medida se debió a la acción de las direcciones políticas ligadas al estalinismo, Gall escribe “uno de los puntos esgrimidos por la oposición comunista, lombardista y perremista a la candidatura del exgobemador de Michoacán como impedimento mayor para que este llegara a la presidencia fue su supuesta filiación Trotskista” A través de la Revista Clave, los partidarios de Trotsky, des- mintieron que Múgica o Cárdenas fueran miembros de la Cuarta Internacional, expresaron que no apoyaban ni a Mú- gica ni a Ávila, “pues ninguno tiene un "programa obrero". Sin embargo, la voluntad revolucionaria de Múgica no se puede cuestionar, a pesar de las diferencias con la organiza- ción trotskista entendía la urgencia de llevar adelante medi- das para solucionar las problemáticas de la nación. “Una vez derrotado Múgica de la carrera electoral, le envió a Trotsky el siguiente mensaje vía Francisco Zendejas, uno de los colaboradores de este último: "Dígale a don León, que cuando estalle [sic] la revolución permanente estaré a sus órdenes". La elección de Ávila Camacho como candidato del PRM marco el futuro de los trabajadores y de la nación, como pre- sidente restableció las relaciones con la iglesia, y las poten- cia, frenó el desarrollo de las políticas cardenistas, redujo el reparto agrario, termino con la educación socialista, detuvo los intentos por llevar adelante una administración obrera en ferrocarriles y petróleo, sometió y reprimió las movilizaciones sociales, además con prebendas a las direcciones sindicales logro su entera colaboración y sometimiento corporativo. Sin embargo, el avance que representó la expropiación petrolera no pudo ser borrado, el grado de avance en servicios públicos y crecimiento propiciado por contar con esta empresa nacionalizada fue enorme, siendo PÊMEX el pilar fundamental del desarrollo nacional, lle- gando a aportar hasta el 40% del gasto público. La expropia- ción petrolera nunca fue perdonada por el imperialismo es por ello que durante décadas buscaron la forma de echarla abajo y solo se logró de manera parcial hasta hace unos años cuando se aprobó la reforma energética y con ello la privatización. Hoy la tarea de recuperar la soberanía sobre nuestros recur- sos y renacionalizar la industria petrolera está a la orden del día, al igual que en aquella época los obstáculos son enor- mes y se deberá contar con la movilización de toda la pobla- ción, para echar abajo los acuerdos que lo impiden como el Tratado de libre comercio México- Estados Unidos- Canadá TMEC. General Francisco J Múgica 1936
  • 16. L a investigadora Olivia Gall, en su libro: Trotsky en México y la vida política en tiempos de Lázaro Cár- denas (1937-1940), ha dado testimonio de la partici- pación de Trotsky en la elaboración del decreto de expropiación de la industria petrolera, expedido por el Ge- neral Lázaro Cárdenas el 18 de marzo de 1938, colabora- ción poco conocida, pero de una gran relevancia en la vida política económica y social de México. La razón por la cual no se difundió en su momento, se debió a una de las condi- ciones para el asilo de Trotsky su no participación en la política interna de nuestro país. La confirmación de que Trotsky habría participado en la redacción del Decreto de Expropiación hubiera traído gran- des problemas a Cárdenas, quien debido a su política pro- gresista y nacionalista había levantado frente a él una gran oposición. Cárdenas se enfrentaba a la oposición conservadora que rechazaba la implementación de la Educación So- cialista (de la que surgirían las escuelas Normales Ru- rales), en particular a su carácter científico: la teoría de la evolución, la educación sexual. Se enfrentaba a los caciques surgidos de la Revolución que mantenían una gran fuerza al interior de su Partido (PRM posteriormen- te PRI) y controlaban gubernaturas y grandes extensio- nes del territorio nacional; se enfrentaba a los grupos empresariales que se oponían a la implementación de las leyes laborales, en particular al derecho a la sindica- lización. Estas presiones eran sobrellevadas por Cárdenas gracias a su política de masas, es decir el apoyo que le daban las mayorías del país obreros y campesinos, que en aquel pe- riodo se movilizaron y crearon grandes organizaciones so- ciales, campesinas y sindicales logrando cierta apertura del gobierno para resolver sus demandas, como lo fue la refor- ma agraria y el cumplimiento de los derechos laborales. Pero, la presión más importante venía del imperialismo, que actuaba contra el gobierno de Cárdenas dentro y fuera del país. La política exterior del gobierno mexicano era incó- moda para las grandes poten- cias: su defensa de la Republi- ca española y de la soberanía de los pueblos y sobre todo su antifascismo eran una afrenta a la política del go- bierno francés, inglés, alemán, italiano y de la URSS. En par- ticular el asilo otorgado a Trotsky, lo enfrentaba con Sta- lin y sus agentes en todo el mundo. La política de recuperación de las riquezas nacionales, el reparto de tierras y la nacionalización de las indus- trias eran necesarias para lograr la mayor soberanía nacional, la expropiación del petróleo era crucial para lograr la liberación del país, pero Cárdenas, no veían en ella un paso hacia la ruptura con el capitalismo: Obviamente que ni el general Cárdenas, ni el general Múgi- ca, ambos pertenecientes a la corriente comúnmente llama- da "jacobina" de la Revolución mexicana, eran trotskistas o simpatizantes siquiera del pensamiento de Trotsky. Su huésped ruso obviamente tampoco era cardenista. No fue la concordancia de ideas lo que convirtió a estos tres gran- des hombres en amigos. Por ejemplo, no fue ella la que llevó a Múgica a solicitar el punto de vista de Trotsky acerca de la expropiación. Tanto Cárdenas como Múgica tenían perfectamente claro, desde hacía algunos años atrás, la necesidad y el objetivo de dicha medida. Sí acaso realmen- te consultaron su opinión acerca de esto fue porque Trotsky había sido un importantísimo miembro de un joven gobierno revolucionario y socialista: no había por que desdeñar lo sin duda valioso de su experiencia Fue entonces la fidelidad a los respectivos principios y el respeto a la diferencia lo que hizo la "amistad". De ahí su valía. (Gall, p.78). Cárdenas se cuidó mucho de no alimentar las acusaciones en su contra, por ello, jamás se entrevistó en persona con Trotsky, pero mantuvo una vía de comunicación a través de Francisco J Múgica, en aquel entonces Secretario de Co- municaciones y Obras Públicas, y mano derecha de Cárde- nas. La relación Trotsky – Múgica, está retratada en el libro de Olivia Gall y “Francisco J. Múgica: El presidente que no tu- vimos”. escrito por Anna Ribera Carbó, quien presenta a Múgica como ,“un político y militar mexicano que participó en la Revolución Mexicana, desde sus inicios hasta el auge de Lázaro Cárdenas, y que terminó su vida en la oposición izquierdista al nuevo régimen del PRI, al lado del general Miguel Henríquez” Gall escribe: “la Secretaría de Comu- Constructores de la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT) Visita nuestra nueva página de Internet: https://comunistasinter nacionalistas.or g Continua página 14