Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

El Cid Campeador.

2.682 visualizaciones

Publicado el

El cid

Publicado en: Arte y fotografía
  • Sé el primero en comentar

El Cid Campeador.

  1. 1. EL CID CAMPEADOR • Rodrigo Díaz de Vivar nació en Vivar, Burgos, a mediados del siglo XI; las distintas propuestas dignas de estudio han oscilado entre 1041 y 1057, aunque lo más probable es que naciera en 1048.Se educó junto a Sancho de Castilla, quien le dio el cargo de alférez de la milicia real al ser nombrado rey bajo el título de Sancho II, y a las órdenes del cual se enfrentó a Sancho IV de Navarra. • En virtud de su cargo, hizo jurar al rey Alfonso VI que no era responsable de la muerte de su hermano, Sancho II, lo que le provocó la enemistad con el monarca. Acusado de deslealtad al rey, fue condenado al destierro en 1081. • Se encaminó entonces con sus vasallos a Zaragoza, donde se puso a las órdenes del gobernante musulmán al- Muqtadir y, posteriormente, de su hijo al-Mu´tamin. Tras la batalla de Zalaca, en el que fueron vencidas las tropas de Alfonso VI, el rey nuevamente le puso a su servicio y encomendó varios dominios en 1086. • En esta segunda etapa junto el monarca castellano emprendió campañas guerreras por el levante peninsular; logró hacer que los reyes musulmanes pagasen tributo a Castilla y conquistó vastos territorios dominados por los almorávides (dinastía musulmana que dominaba en la Península Ibérica en esa época).
  2. 2. EL CID CAMPEADOR • Nuevamente enfrentado a Alfonso VI, fue despojado de todos sus privilegios y hubo de salir al exilio. En esta ocasión se puso al servicio del rey musulmán de Valencia, logrando derrotar y apresar al conde de Barcelona Berenguer Ramón II en 1090. En el punto álgido del poder almorávide en la Península, logró tomar Valencia en 1094, ciudad que no recuperarán hasta algún tiempo después de su muerte, en el año 1102 • La literatura y la historiografía posteriores se encargaron de utilizar su figura y engrandecer la leyenda, siendo citado en composiciones. El momento culminante llega con la elaboración a cargo de un autor anónimo del "Cantar del Mío Cid", en el siglo XII o primeros años del XII. Desde entonces se produce su incorporación a la literatura castellana y la entronización del personaje como símbolo de caballero castellano-español, detentador de valores y virtudes de hondo calado político.
  3. 3. DIFERENCIAS ENTRE EL CID HISTÓRICO Y EL LITERARIO • A pesar de que el Cid Campeador es un personaje histórico real, en el Cantar está muy mitificado y entre su vida y el Cantar de Mío Cid hay grandes diferencias. Pero estas diferencias no hacen sino engrandecer al Cid. Estas son algunas importantes diferencias: • En el libro, el Cid ataca a los moros justo después de ser desterrado, en la realidad primero se convierte en vasallo del conde Berenguer Ramón II y luego del rey moro de Zaragoza Al-Muqtadir y de su hijo. • A diferencia de en el Cantar cuando el Cid emprende su cruzada ya se había reconciliado con el rey.
  4. 4. DIFERENCIAS ENTRE EL CID HISTÓRICO Y EL LITERARIO • En el Cantar del Mío Cid, teniendo este en su posesión Valencia, la ciudad es asediada dos veces, y ambos ataques rechazados, cuando en realidad, tras haber sometido Valencia, esta pasa a manos almorávides y luego es reconquistada por el Cid. • Las hijas del Cid no llegan a casarse con los infantes de Carrión, por lo que la afrenta de Corpes no llegó a ocurrir. En el mundo real las hijas del Cid contraen directamente matrimonio con los infantes de Navarra y Aragón. • Las hijas de Cid no se llamaban Elvira y Sol como cuenta el Cantar, sino María y Cristina.
  5. 5. EL CAMINO DEL CID El Camino del Cid es un itinerario turístico cultural basado en ,Rodrigo Díaz de Vivar, y en la obra literaria: El Cantar de mío Cid. En ambos casos se trata de referencias de ámbito internacional: el Cid, "héroe castellano por excelencia, el caballero más excelso de la España medieval" y el Cantar, "una de las grandes obras clásicas de la literatura europea". La ruta atraviesa ocho provincias españolas (Burgos, Soria, Guadalajara, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante) pertenecientes a cuatro Comunidades Autónomas (Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Comunidad Valenciana). Puede recorrerse tanto por carretera como por sendero. El Camino del Cid, al estar basado en el Cantar, es una ruta literaria. En el poema se citan muchas localidades ligadas al Cid histórico así como pasajes muy concretos.6
  6. 6. EL CAMINO DEL CID • El Camino del Cid cuenta con una amplia diversidad de recursos. A los Patrimonios de la Humanidad de origen medieval como la catedral de Burgos, el mudéja aragonés, la Lonja de Valencia o el Palmeral de Elche, se unen numerosos lugares y poblaciones de importante valor patrimonial como Covarrubias (Burgos),El Burgo de Osma (Soria), Sigüenza (Guadalajara), Daroca (Zaragoza), Albarracín (Teruel), Morella (Castellón), Játiva (Valencia) o Elche y Orihuela (Alicante). • El Camino del Cid puede recorrerse sobre dos plataformas distintas: por carretera y por sendero. El camino por carretera está pensado inicialmente para vehículos de motor, pero al transitar en un 80% por carreteras secundarias con baja densidad de tráfico es elegido por muchos cicloturistas que prefieren el asfalto a los caminos de montaña. Las diferentes rutas por carretera suman un total de 1929 km. • El camino por sendero está destinado principalmente para senderistas, y también para bicicletas de montaña. En total, la longitud de estos caminos verdes es de 1709 kilómetros.
  7. 7. EL CAMINO DEL CID • En cualquier caso, el Camino del Cid no es un camino lineal, sino que es el producto de una trama narrativa que se prolonga durante varios años. En primer lugar, se señalaron los lugares y parajes cidianos citados en el Cantar, siguiendo un desarrollo geográfico y no temporal. Cuando estos lugares resultaban insuficientes para definir la ruta se buscaron enclaves ligados históricamente al Cid. Si con estos dos criterios la ruta no quedaba del todo definida, se decidió optar por lugares con una fuerte impronta medieval, reconocible en su patrimonio actual.
  8. 8. FIN

×