Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

Concepciones de la pragmática

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Próximo SlideShare
Pragmatica - modulo 1 .ppt
Pragmatica - modulo 1 .ppt
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 10 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (20)

A los espectadores también les gustó (20)

Anuncio

Similares a Concepciones de la pragmática (20)

Más de César Calizaya (20)

Anuncio

Concepciones de la pragmática

  1. 1. PRAGMÁTICA • MICROPRAGMÁTICA: Estudia las unidades básicas de la pragmática que se refieren a los hablantes: • 1. La teoría de los actos de habla de Austin y Searle • 2. El principio de cooperación de Grice • 3. Las implicaturas. La teoría de la relevancia de Sperber y Wilson • 4. La teoría de la cortesía de Leech, R. Lakoff y Brown y Levinson
  2. 2. PRAGMÁTICA • MACROPRAGMÁTICA: Es una percepción más sociocomunicativa de las interacciones lingüísticas: • 1. Niveles de contexto y cotexto • 2. Restricciones sociales y dimensión intercultural.
  3. 3. DEFINICIÓN • A un nivel muy elemental, podemos definir la Pragmática como el estudio del uso del lenguaje, o para emplear una definición más elaborada, podemos decir que la Pragmática es el estudio de los fenómenos lingüísticos desde el punto de vista de las propiedades de su uso y procesos. Esta definición no introduce un límite entre pragmática y otras áreas de la Lingüística, tal como puede ser el Análisis del discurso, el Análisis de la conversación o la Sociolingüística. A continuación trataremos de aclarar estos aspectos.
  4. 4. PRAGMÁTICA C. W. Morris (1938)1 introdujo el término pragmática en las ciencias del lenguaje 2 para designar: "[...] la ciencia de los signos en relación con sus intérpretes". Así, la pragmática pasaba a ocupar un lugar junto a disciplinas como la semántica y la sintaxis. En este sentido, pensemos que la semántica se abstrae de los usuarios y se centra en la relación entre los signos y los objetos a que éstos representan; por otra parte, la sintaxis, atiende sólo a las relaciones entre los signos, prescindiendo también de toda alusión a los usuarios; y la pragmática, analiza el lenguaje tal y como se manifiesta, en una situación comunicativa concreta. Esquemáticamente: - sintaxis: combinación de signos - semántica: relaciones entre los signos y sus referente - pragmática: relación de los signos con sus intérpretes
  5. 5. PRAGMÁTICA • Si en el transcurso de una investigación se hace referencia explícita al hablante, o para decirlo en términos más generales, al usuario del lenguaje, entonces la asignamos (la investigación) al campo de la pragmática... Si hacemos abtracción del usuario del lenguaje y analizamos solamente las expresiones y sus designata, nos hallamos en el campo de la semántica. Y, finalmente, si hacemos abstracción también de los designata y analizamos solamente las relaciones entre las expresiones, nos hallamos en la sintaxis (lógica) (cf. Levinson, 1983, 2)
  6. 6. POR QUÉ PRAGMÁTICA • Para justificar el surgimiento de esta nueva disciplina, Escandell (1993) señala tres problemas fundamentales para los que la teoría gramatical carece de explicación: 1. el problema del significado convencional, 2. la sintaxis y el contexto y 3. la referencia y la deíxis. • [Lectura Escandell (1993, apdo. 2 "Tres problemas de pragmática"]
  7. 7. POR QUÉ PRAGMÁTICA • 1. En primer lugar, el problema del significado no convencional. Sobre esto resultan tópicas las ejemplificaciones con textos de Lewis Carroll (Alicia en el país de las maravillas) o este de Voltaire: "Cuando un diplomático dice sí, quiere decir quizá, cuando dice quizá, quiere decir no, y cuando dice no, no es un diplomático. Cuando una dama dice no, quiere decir quizá, cuando dice quizá quiere decir sí, y cuando dice sí no es una dama."
  8. 8. POR QUÉ PRAGMÁTICA • 2. En segundo lugar tenemos el problema de la sintaxis y el contexto. Contexto: No hay lenguaje sin contexto, pero se crea contexto con el lenguaje. El que habla es un alguien, y habla a otro alguien sobre algo en una situación determinada. Si eliminamos estas circunstancias de la acción lingüística será como si en una habitación obscura apagamos la luz y tenemos que andar a tientas. De modo que el lenguaje y el contexto se necesitan y complementan. Ejemplo: de un corpus de conversación real (Calvo Pérez, 1994): 1A- Ya estamos otra vez con lo mismo 2B- Lo dicen desde arriba y nosotros no podemos hacer nada. • En general sabemos que las lenguas recurren a dos procedimientos básicos para expresar las relaciones sintácticas: el orden de palabras y ciertos rasgos morfológicos (ej. concordancia). Pero esto sólo recoge una realidad parcial; los cambios de orden de palabras en lenguas aparentemente flexibles (por ej. el español) suponen diferencias pragmáticas que casi siempre se refieren a las presuposiciones.
  9. 9. POR QUÉ PRAGMÁTICA • POR QUÉ PRAGMÁTICA 3. En tercer lugar tenemos el problema de la referencia y la deíxis. En cualquier mensaje encontramos una serie de elementos cuyo significado referencial depende de la situación comunicativa, del AQUÍ y AHORA de la emisión. Ser hablantes competentes del español no nos capacita lo suficiente como para poder interpretar secuencias del siguiente tipo: "Te espero mañana donde siempre", o "Al llegar a la Facultad me lo encontré esperándome en el aula". Los deícticos sirven para codificar diferentes tipos de elementos que dependen de la situación enunciativa.
  10. 10. POR QUÉ PRAGMÁTICA • POR QUÉ PRAGMÁTICA 3. En tercer lugar tenemos el problema de la referencia y la deíxis. En cualquier mensaje encontramos una serie de elementos cuyo significado referencial depende de la situación comunicativa, del AQUÍ y AHORA de la emisión. Ser hablantes competentes del español no nos capacita lo suficiente como para poder interpretar secuencias del siguiente tipo: "Te espero mañana donde siempre", o "Al llegar a la Facultad me lo encontré esperándome en el aula". Los deícticos sirven para codificar diferentes tipos de elementos que dependen de la situación enunciativa.

×