TEJIDOS  VEGETALES
TEJIDOS  VEGETALES1.­ TEJIDOS  MERISTEMÁTICOS     A) MERISTEMOS  APICALES     B) MERISTEMOS LATERALES2.­ TEJIDOS  PROTECTO...
MERISTEMOS   Los meristemos son los encargados del crecimiento de la planta, tanto en longitud como en grosor. Sus células...
­ Meristemos Primarios. Proceden directamente de células embrionarias y se encuentran situados en el extremo de las raíces...
TEJIDOS  PROTECTORES      Estos  tejidos  forman  la  cubierta  externa  de  la  planta  y  son  los  encargados  de prote...
   En la epidermis se forman las siguientes estructuras:      ­  Los  Estomas,  situados  en  el  envés  de  las  hojas  y...
­  Tejido  Suberoso.  Forma  una  capa  gruesa llamada súber o corcho, que constituye la capa epidérmica  de  las  zonas  ...
PARÉNQUIMAS   Constituyen la mayor parte de la masa del vegetal. Sus células están poco diferenciadas, por lo  que  pueden...
­  Parénquima  Aerífero.  Es  típico  de  plantas  acuáticas  cuyas  hojas  flotan  sobre  la superficie  como  los  nenúf...
TEJIDOS  DE  SOSTÉN        Estos  tejidos  se  encargan  de  proporcionar  consistencia  y  rigidez  a  la  planta.  Se en...
Esclerénquima. Este tejido presenta células de paredes muy engrosadas y lignificadas, por lo que están muertas. Se localiz...
TEJIDOS   CONDUCTORES   Estos tejidos se encargan de distribuir los nutrientes por todas las partes del vegetal. Se sitúan...
XILEMA   O  TEJIDO  LEÑOSO   Es un tejido formado por células alargadas dispuestas en hileras, que suelen estar muertas  y...
      Las  Traqueidas  son  propias  de  las  pteridófitas  y  gimnospermas.  No  existen perforaciones entre las paredes ...
FLOEMA   O   TEJIDO  LIBERIANO   Está formado por células alargadas vivas que se disponen en hileras. A través de ellas ci...
Tejidos vegetales
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Tejidos vegetales

1.181 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.181
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
28
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tejidos vegetales

  1. 1. TEJIDOS  VEGETALES
  2. 2. TEJIDOS  VEGETALES1.­ TEJIDOS  MERISTEMÁTICOS A) MERISTEMOS  APICALES     B) MERISTEMOS LATERALES2.­ TEJIDOS  PROTECTORES     A) TEJIDO  EPIDÉRMICO B) TEJIDO  SUBEROSO      C) TEJIDO  SECRETOR3.­ TEJIDOS  FUNDAMENTALES:  PARÉNQUIMAS4.­ TEJIDOS  DE  SOSTÉN      A) COLÉNQUIMA B) ESCLERÉNQUIMA5.­ TEJIDOS  CONDUCTORES A) XILEMA B) FLOEMA 
  3. 3. MERISTEMOS   Los meristemos son los encargados del crecimiento de la planta, tanto en longitud como en grosor. Sus células son totipotentes, es decir, que se multiplican de forma continua y conservan  su  capacidad  para  diferenciarse,  por  lo  que  se  comportan  como  células embrionarias. Por ello, las plantas pueden seguir creciendo durante toda su vida.    Las células meristemáticas son pequeñas y de forma regular. Su pared celular es muy fina y tienen un núcleo grande y vacuolas pequeñas. Se dividen continuamente, dando células superiores aún embrionarias y células inferiores que se diferencian en los distintos tejidos  de  la  planta  según  su  posición.  De  esta  forma,  la  planta  tiene  un  crecimiento continuo.     Se distinguen dos tipos de meristemos: primarios o apicales y secundarios o laterales.
  4. 4. ­ Meristemos Primarios. Proceden directamente de células embrionarias y se encuentran situados en el extremo de las raíces y de los tallos (yemas apicales), así como en las yemas o brotes de las ramas (yemas laterales). Son los responsables del  crecimiento  en  longitud  de  las  plantas.  Son  activos durante toda la vida de la planta, por lo que su crecimiento en continuo. MERISTEMO PRIMARIO­  Meristemos  Secundarios.  Sus  células  provienen  de  otras células  adultas  que  han  recuperado  su  capacidad  de multiplicación. Sólo se originan a partir del primer año de vida  de  la  planta,  por  lo  que  sólo  están  presentes  en plantas  leñosas.  Aparecen  como  un  anillo  de  células  que rodea  el  interior  tanto  del  tallo  como  de  la  raíz.  Son  los responsables del crecimiento en grosor y hay dos tipos:       ­  El  Cambium,  situado  en  el  interior  y  provoca  el crecimiento por la formación de nuevos vasos conductores.   ­ El Felógeno, situado bajo la epidermis. Sus células dan una capa externa protectora o súber (corcho) hacia fuera y un parénquima cortical o felodermis hacia dentro. CAMBIUN  Y FELÓGENO
  5. 5. TEJIDOS  PROTECTORES      Estos  tejidos  forman  la  cubierta  externa  de  la  planta  y  son  los  encargados  de protegerla de los  agentes  externos.  Se diferencian dos  tipos: el tejido epidérmico y el tejido suberoso. Además, dentro de él, se localiza el tejido secretor.­  Tejido  Epidérmico.  Forma  la  epidermis,  es  decir,  la capa más externa que recubre la raíz, el tallo herbáceo y las hojas. Está formado por una sola capa de células vivas y sin clorofila, dispuestas unas junto a otras sin dejar espacios entre ellas. La superficie celular externa de  las  células  se  recubre  de  la  cutícula,  una  capa formada por cutina y ceras para impermeabilizarla. En las  partes  aéreas  de  la  planta  la  función  de  la epidermis es protegerlas y permitir la transpiración y el intercambio  gaseoso,  mientras  que  en  la  raíz,  su función  también  es  de  protección,  al  tiempo  que facilita la absorción del agua y de las sales minerales.
  6. 6.    En la epidermis se forman las siguientes estructuras:      ­  Los  Estomas,  situados  en  el  envés  de  las  hojas  y  en  los  tallos  verdes.  Están formados por dos células oclusivas con abundantes cloroplastos y aspecto arriñonado que delimitan un espacio u orificio entre ellas, el ostiolo,  y que pueden abrir o cerrar para  dejar  pasar  los  gases  a  través  de  él.  Por  debajo  se  encuentra  la  cámara subestomática, que es un espacio vacío donde llegan los gases. Su función es regular la transpiración y el intercambio de gases.   ­ Los Pelos o Tricomas, que son expansiones de las células epidérmicas. Los situados en el tallo y en las hojas suelen tener función secretora, siendo especialmente típicos los urticantes, cargados de sustancias nocivas que causan picor. En la raíz se forman los Pelos Absorbentes a través de los cuales se produce la absorción del agua y de las sales minerales.  ESTOMAS PELOS
  7. 7. ­  Tejido  Suberoso.  Forma  una  capa  gruesa llamada súber o corcho, que constituye la capa epidérmica  de  las  zonas  viejas  de  la  planta (raíz y tallo). Está formado por varias capas de células  muertas  recubiertas  de  suberina,  una sustancia  muy  impermeable.  Se  forma  por acción  del  felógeno.  Presenta  poros,  llamados lenticelas,  para  permitir  la  aireación  de  los tejidos que están debajo.­  Tejidos  Secretores.  Son  estructuras  aisladas situadas  en  la  epidermis  o  en  el  súber.  Son glándulas  de  distinta  estructura  (pelos, cavidades,  tubos,  etc.)  que  forman  sustancias que  secretan  al  exterior.  Estas  sustancias pueden  ser  productos  de  desecho  o  bien  son sustancias útiles para la planta.
  8. 8. PARÉNQUIMAS   Constituyen la mayor parte de la masa del vegetal. Sus células están poco diferenciadas, por lo  que  pueden  volver  al  estado  embrionario  y  reanudar  la  actividad  meristemática.  De  esto depende la reproducción asexual de las plantas.   Los tejidos parenquimáticos son los encargados de la nutrición de la planta, ya que en ellos tiene  lugar  la  fotosíntesis,  la  respiración,  el  almacenamiento  de  sustancias  de  reserva,  etc. Dependiendo  de  su  localización  y  de  su  función,  se  diferencian  los  siguientes  tipos  de parénquimas:­ Parénquima Clorofílico. Sus células contienen una gran cantidad de cloroplastos, por lo que se encarga de realizar la fotosíntesis. Se encuentra en las partes verdes de las plantas, sobre todo  formando  las  hojas,  en  donde  se  organiza  formando  dos  capas:  una  superior,  el parénquima en empalizada con las células alargadas y próximas entre sí y otra capa inferior, el parénquima lagunar con células irregulares que dejan espacios entre ellas para permitir el paso de los gases.­ Parénquima de Reserva. Sus células se han especializado en acumular sustancias de reserva, como  almidón,  grasas  o  proteínas.  No  contiene  cloroplastos,  con  lo  que  sus  células  son blanquecinas. Se encuentran en tallos, raíces y semillas.­  Parénquima  Acuífero.  Es  propio  de  las  plantas  xerófitas,  como  los  cactus,  cuyas  células parenquimáticas se especializan en acumular grandes cantidades de agua.
  9. 9. ­  Parénquima  Aerífero.  Es  típico  de  plantas  acuáticas  cuyas  hojas  flotan  sobre  la superficie  como  los  nenúfares.  Sus  células  están  muy  separadas  y  entre  ellas  se acumula el aire, actuando como sistema de flotación.­ Parénquima Fundamental o de Relleno. Todos los espacios de la planta que no están ocupados  por  tejidos  especializados  están  rellenos  de  parénquima  sin  ninguna diferenciación especial ni función precisa.  Parénquima Clorofílico Parénquima de Reserva Parénquima Aerífero Parénquima de Relleno
  10. 10. TEJIDOS  DE  SOSTÉN        Estos  tejidos  se  encargan  de  proporcionar  consistencia  y  rigidez  a  la  planta.  Se encuentran, por tanto, en zonas que se encargan de esta función, como el tallo y la raíz. Para llevar a cabo su función, sus células presentan paredes celulares muy engrosadas y, en ocasiones, aparecen reforzadas por lignina.     Existen dos tipos de tejidos de sostén: el Coléquima y el Esclerénquima.Colénquima.  Las  paredes  celulósicas  de  sus células  están  engrosadas  ,  pero  no  están lignificadas.  Son,  pues,  células  vivas, resistentes y extensibles. Su función principal es servir como tejido de sostén a los órganos en crecimiento. Con el tiempo, sus células se endurecen y esas partes de la planta que ya no  van  a  crecer  más  se  tornan  duras  y frágiles. El colénquima se localiza debajo de la  epidermis  de  los  tallos  herbáceos  y  en  las ramas jóvenes de los árboles. 
  11. 11. Esclerénquima. Este tejido presenta células de paredes muy engrosadas y lignificadas, por lo que están muertas. Se localiza en tejidos adultos que ya no crecen, proporcionándoles una gran resistencia. Se diferencian dos tipos de células en este tipo de tejido:   ­ Fibras. Son células alargadas y con extremos puntiagudos, que pueden presentarse dispersas entre  el  parénquima  o  formando  grupos  en  raíces,  tallos,  hojas  y  frutos.  También  podemos encontrarlas  asociadas  en  largas  hileras  en  los  tallos  leñosos  formando  parte  del  tejido conductor, siendo antiguos vasos endurecidos y sin capacidad de transporte, llamándose fibras del xilema.   ­ Esclereidas o Células Pétreas. Son células poligonales, pequeñas y muy lignificadas, que se disponen aisladas distribuidas al azar en algunos frutos o bien formando gruesas capas sólidas formando los huesos de los frutos.
  12. 12. TEJIDOS   CONDUCTORES   Estos tejidos se encargan de distribuir los nutrientes por todas las partes del vegetal. Se sitúan en el centro de la raíz y del tallo, formando estructuras lineales que los recorren en toda su longitud. También se introducen en las hojas formando los nervios.    Los tejidos conductores son tubos que se asocian formando haces o grupos. Además de las células  principales  del  tejido,  llevan  también  otras  células  acompañantes  que  realizan distintas funciones.        Por  la  morfología  de  sus  células  y  por  su  función  se  diferencian  dos  tipos  de  tejidos conductores: el xilema y el floema.
  13. 13. XILEMA   O  TEJIDO  LEÑOSO   Es un tejido formado por células alargadas dispuestas en hileras, que suelen estar muertas  y  a  veces  forman  tubos  al  perder  los  tabiques  de  separación.  Su  misión  es conducir la savia bruta desde la raíz hasta las hojas.   En el xilema se distinguen distintos tipos de células. Las más características son los elementos traqueales que están muertas, a través de las cuales circula la savia bruta. Junto  a  ellas  se  disponen  las  fibras  del  xilema  que  son  estructuras  de  sostén  y  las células parenquimáticas, que se especializan en acumular sustancias de reserva.     Los elementos  traqueales  o  conductores  son células  alargadas, con  paredes  muy engrosadas  y,  casi  siempre,  reforzada  con  lignina.  Estos  engrosamientos  no  son uniformes, sino que suelen aparecer siguiendo un patrón geométrico, característico de cada especie: punteaduras, líneas circulares, líneas espirales, etc.     Las  células  del  xilema,  longitudinales  y  con  los  extremos  cortados  en  bisel,  se disponen unas sobre otras, formando largas hileras que van desde la raíz, por todo el tallo y llegan hasta las hojas. A lo largo del proceso evolutivo se han formado dos tipos de elementos traqueales en las plantas vasculares: las traqueidas y las tráqueas.
  14. 14.       Las  Traqueidas  son  propias  de  las  pteridófitas  y  gimnospermas.  No  existen perforaciones entre las paredes contiguas de las células en hilera, sino tan sólo pares de poros enfrentados a través de los cuales circula la savia bruta. Por ello, la circulación es lenta y poco eficiente.   Las Tráqueas se encuentran en las angiospermas. Estas células se acortan, haciéndose cilíndricas y sus tabiques de separación se perforan. A veces, desaparece todo el tabique y se forman tubos continuos, los vasos leñosos. Por ello, la circulación de la savia es muy rápida y su ascenso es muy eficaz.
  15. 15. FLOEMA   O   TEJIDO  LIBERIANO   Está formado por células alargadas vivas que se disponen en hileras. A través de ellas circula la savia elaborada.   Los componentes celulares principales de este tejido son los Elementos Cribosos, integrados por las Células Cribosas, que aparecen alineadas formando los tubos cribosos. Junto a ellos aparecen las  Células  Acompañantes  o  Anexas,  que  son  células  parenquimáticas  vivas  asociadas  a  los elementos cribosos, con los que guardan una estrecha relación fisiológica y funcional. También encontramos en este tejido fibras de sostén (esclerénquima) y células parenquimáticas encargadas del almacenamiento de sustancias de reserva.        Las  Células  Cribosas  están  vivas,  y  sus  paredes  no  están  recubiertas  de  sustancias impermeables. Sin embargo, carecen de núcleo y en su interior sólo queda parte del citoplasma, por lo que su supervivencia depende de las células acompañantes.    Las paredes de separación entre células contiguas están perforadas por numerosos orificios o cribas constituyendo las Placas Cribosas. También aparecen cribas en las paredes laterales, sobre todo en las zonas de comunicación con las células acompañantes.    La circulación de la savia elaborada es más lenta por estos vasos que la de la savia bruta por el xilema, ya que es más densa y las perforaciones son más pequeñas. En los árboles, al llegar la época  invernal,  sobre  las  cribas  se  deposita  un  polisacárido,  la  calosa,  con  lo  que  se  impide  la circulación. En primavera, se disuelve la calosa y se reanuda la circulación de la savia.

×