Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

Asamblea Eclesial Parroquial

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
MANUALDEIMPLEMENTACIÓN
PARROQUIAL
Arquidiócesis de Monterrey
CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA - MISERICORDIOSA
ASAMBLEA ECLESIAL
MANUAL DE IMPLEMENTACIÓN DE LA ASAMBLEA ECLESIAL PARROQUIAL:
CONTEMPLACIÓN, COMUNIDAD, MISERICORDIA.
Arquidiócesis de Mont...
PRESENTACIÓN
“Entre las comunidades eclesiales en las que viven
y se forman los discípulos misioneros de Jesucristo
sobres...
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 44 Anuncio
Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (20)

A los espectadores también les gustó (20)

Anuncio

Similares a Asamblea Eclesial Parroquial (20)

Más de David Jasso (12)

Anuncio

Más reciente (20)

Asamblea Eclesial Parroquial

  1. 1. MANUALDEIMPLEMENTACIÓN PARROQUIAL Arquidiócesis de Monterrey CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA - MISERICORDIOSA ASAMBLEA ECLESIAL
  2. 2. MANUAL DE IMPLEMENTACIÓN DE LA ASAMBLEA ECLESIAL PARROQUIAL: CONTEMPLACIÓN, COMUNIDAD, MISERICORDIA. Arquidiócesis de Monterrey enero de 2016. ¿TIENES PREGUNTAS, DUDAS, SUGERENCIAS O COMENTARIOS? ¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS! VICARÍA EPISCOPAL DE PASTORAL. ZUAZUA  # 1100 SUR. CENTRO, MONTERREY, N.L. TEL  (81) 11582450 – 2477 www.arquidiocesismty.org  
  3. 3. PRESENTACIÓN “Entre las comunidades eclesiales en las que viven y se forman los discípulos misioneros de Jesucristo sobresalen las Parroquias. Ellas son células vivas de la Iglesia y el lugar privilegiado en el que la mayoría de los fieles tienen una experiencia concreta de Cristo y la comunión eclesial. Están llamadas a ser casas y escuelas de comunión” (DA 170). De cara a la elaboración de nuestro Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019, conviene que miremos nuestra Parroquia con mirada agradecida y afectuosa, considerando globalmente la realidad tan rica y multiforme de la vida parroquial, pues son grandes los retos que tenemos y muchas las posibilidades de dar respuestas nuevas, valientes y decididas.   Las Parroquias tienen un papel de primer orden en la evangelización y aunque estamos invitados a una conversión pastoral permanente, sabemos que su papel seguirá siendo insustituible, pues son ellas la presencia de la Iglesia en la ciudad, entre la gente, en la vida real de las familias y las personas, siendo también el centro común en el que todos se encuentran y todos pueden participar, la casa de todos los cristianos, la institución más amplia y abierta en la que las demás instituciones y los diferentes grupos se pueden encontrar y fundirse en la comunidad cristiana que formamos como Iglesia, edificada sobre los elementos comunes de los que todos se alimentan: el anuncio de la Palabra, la vivencia de la Eucaristía y el servicio a los Pobres.   Con la Asamblea Eclesial Diocesana 2015 que vivimos recientemente, iniciamos el proceso para la elaboración del nuevo Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019. Ahí expresamos la necesidad de asumir una mirada contemplativa-comunitaria-misericordiosa sobre la realidad que vivimos, para después definir el Paradigma Misionero y los Programas Pastorales con los que buscaremos responder a esta realidad contemplada y sentida. Esta etapa de VER nuestra realidad la iniciaremos con las Asambleas Eclesiales Parroquiales 2016, mismas que se complementarán con otra serie de Asambleas que se realizarán posteriormente (Decanales, Zonales y Sectoriales). Es por eso que presentamos este “Manual de Implementación de la Asamblea Eclesial Parroquial: Contemplativa-Comunitaria-Misericordiosa, programada en cada comunidad en el mes de enero de 2016 y que prolongará sus trabajos en grupos, movimientos, sectores y comunidades hasta el mes de abril. Con esta Asamblea (de enero) comenzaremos un proceso de sensibilización comunitaria ejercitando nuestra capacidad de contemplar la realidad de nuestras parroquias, sus estructuras pastorales, sus agentes y particularmente y de manera enfocada, algunas realidades concretas que iremos señalando, para que en abril llevemos a cabo una segunda Asamblea que dará como fruto el Diagnóstico de nuestra realidad.   ¡Los invitamos a vivir con entusiasmo esta Asamblea Eclesial Parroquial 2016!
  4. 4. ÍNDICE
  5. 5. LA VOZ DEL PASTOR Les saludo con gozo en el Señor. Terminado el Plan de Pastoral Orgánica 2011-2015, nuestra Iglesia de Monterrey ha iniciado el proceso de elaboración del nuevo Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019. Estamos agradecidos con Dios porque el Jubileo de la Misericordia es un momento de gracia en este año preparatorio de nuestro Plan de Pastoral. El Jubileo nos impulsa a revisar los modos, actitudes y lenguajes con los que salimos al encuentro de nuestros hermanos; al mismo tiempo nos invita a buscar que todos nuestros programas y estructuras pastorales reflejen de manera clara el rostro misericordioso, compasivo y alegre de Jesús, provocándonos para ir al encuentro de los que más nos necesitan. Para la elaboración del Plan el primer paso que necesitamos dar es el VER de manera CONTEMPLATIVA, COMUNITARIA Y MISERICORDIOSA la realidad compleja que vivimos en nuestra gran ciudad. Partiendo de este mirar buscaremos hacer un buen discernimiento de nuestras acciones pastorales a la luz del Evangelio y de las orientaciones del Papa Francisco. Sabemos que no todos vemos lo mismo, por eso queremos pedirle a Dios la gracia de mirar con amor, de mirar como discípulos de Jesús y de mirar como Iglesia, pues solamente así podremos encontrar los caminos para servir y llevar el Evangelio al modo de Jesús. En este VER, una palabra importante la tienen las Comunidades Parroquiales de nuestra Arquidiócesis. Esta es la razón por la que hemos convocado a la realización de una Asamblea Eclesial Parroquial en la segunda quincena del mes de Enero. En estas Asambleas se iniciará un ejercicio de MIRAR DE MANERA CONTEMPLATIVA Y MISERICORDIOSA las diversas realidades que vivimos. Este ejercicio dará como fruto el diagnóstico de la realidad de nuestro Plan de Pastoral. Quiero que sean conscientes de la importancia de este trabajo, por lo que invito a todos a realizarlo con entusiasmo, generosidad y buen espíritu. ¡Queremos ser una Iglesia que anuncia con alegría la vida plena que todos estamos llamados a encontrar en Jesús! Pedimos a Dios su Espíritu que todo lo fecunda, para que lleve a buen término esta obra que va realizando en nosotros y que la Santísima Virgen del Roble, patrona de nuestra Arquidiócesis, nos ayude a llevar a todos el mensaje de salvación. + Mons. Rogelio Cabrera López Arzobispo de Monterrey
  6. 6. En la vida de la Arquidiócesis de Monterrey y de nuestras comunidades hay mucha experiencia hecha a partir de la realización de Asambleas Parroquiales. En estas se han ido acentuando distintos elementos de acuerdo al momento que vivía la Iglesia universal, arquidiocesana o parroquial. Hemos hecho Asambleas de tipo organizativas, otras para designar responsables o coordinadores, otras para hacer planes, otras más celebrativas, de formación o reflexión, etc. Si queremos señalar los elementos más comunes en las Asambleas, podemos decir que la Asamblea Eclesial Parroquial 2016: Es un espacio de tiempo para el encuentro comunitario. Reúne a los agentes de pastoral para buscar la voluntad de Dios. Crea conciencia del ser y quehacer de la Parroquia como “comunidad de comunidades”. Facilita el conocimiento de todos los que forman parte de la comunidad. Orienta en los caminos de crecimiento pastoral comunitario. ¿Qué es la Asamblea Eclesial Parroquial 2016? OBJETIVO GENERAL Enero - Abril 2016 La asimilación parroquial del Modelo Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso. Objetivo Específico Enero 2016 La contemplación de los agentes de pastoral de su realidad parroquial y comunitaria. Objetivo Específico Abril 2016 La presentación del diagnóstico pastoral de la realidad parroquial y comunitaria. ¿A quién convoca la Asamblea Eclesial Parroquial 2016? §  Párroco y Vicario (s). §  Miembros de la Vida Consagrada. §  Consejo de Pastoral Parroquial. §  Coordinadores y Miembros de Sectores §  Coordinadores y Miembros de Pequeñas Comunidades. §  Coordinadores y Miembros de Grupos. §  Coordinadores y Miembros de Movimientos Diocesanos. §  Coordinadores y Miembros de Capilla. §  Personal que colabora en la parroquia. “Los laicos tienen su papel activo en la vida y en la acción de la Iglesia, como partícipes que son del oficio de Cristo Sacerdote, profeta y rey. Su acción dentro de las comunidades de la Iglesia es tan necesaria que sin ella el mismo apostolado de los pastores muchas veces no puede conseguir plenamente su efecto”. Decreto sobre el Apostolado de los Laicos No. 10 INTRODUCCIÓN Para nuestra Asamblea Eclesial Parroquial 2016 señalamos los siguientes objetivos Recordemos que la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 que haremos el mes de enero, prolongará sus trabajos en grupos, movimientos, sectores y comunidades hasta el mes de abril, de tal modo que proponemos dos objetivos: uno General para el proceso completo (enero-abril) y otros Específicos para cada Asamblea. Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  7. 7. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /02 ¿Cómo vivir la Asamblea Eclesial Parroquial 2016? §  Destacando lo celebrativo pues el simple hecho de reunirnos ya es una ocasión para celebrarlo. Celebramos que somos Iglesia y la vida de todos y cada uno. Celebramos a Dios mismo que actúa en nuestra comunidad. §  Uniendo los objetivos de la Asamblea con todo lo que viene trabajando la comunidad parroquial, ya que no es un hecho aislado pues nos prepara para la elaboración del Plan de Pastoral Orgánica. §  Valorando el impulso comunitario ya que habrá momentos de diálogo, interacción y compartir abierto de experiencias vividas, siendo una oportunidad para seguir conociendo a los demás miembros de la parroquial. §  Descubriendo el Reino de Dios en nuestra comunidad, como un signo de la labor pastoral que realizan todos y cada uno de los miembros de la comunidad. El Consejo de Pastoral Parroquial es el responsable de preparar, convocar, animar, coordinar y dar seguimiento todas las acciones necesarias para llevar adelante la Asamblea Eclesial Parroquial 2016. En caso de que todavía no estuviera constituido, creemos que es una ocasión oportuna para convocar a los responsables de las distintas áreas pastorales de la parroquia y conformarlo de tal manera que ellos coordinen todo el trabajo en comunión con el Párroco. Hay comunidades que si bien lo tienen constituido, hace falta dotarle de identidad o consolidarlo, la Asamblea también es ocasión para ello. Sin un Consejo de Pastoral Parroquial, el proceso que ahora iniciaremos se hará con mucha dificultad, pues su participación es necesaria en las siguientes Asambleas a nivel Decanal, Zonal y Sectorial. ¿Quiénes son los responsables de animar la Asamblea Eclesial Parroquial 2016? §  La Tarea Espiritual: Consiste en disponerse de la mejor manera para llevar a cabo las funciones del Consejo de Pastoral. La oración personal y comunitaria de sus miembros, la lectura de la Palabra de Dios y la participación asidua a la Eucaristía dispondrá las mentes y corazones para el discernimiento y para llevar a cabo la Asamblea. §  La Tarea Pedagógica: Consiste en poner las condiciones humanas y evangélicas para que el proceso de preparación a la Asamblea, la realización de la misma y las acciones que se emprenderán, acompañen a los agentes de pastoral en su desarrollo integral poniendo las bases para dar los siguientes pasos. §  La Tarea Funcional: Consiste en buscar y aplicar los elementos técnicos que harán posible y viable la Asamblea. Estos elementos técnicos han de abarcar desde la dinámica de grupos, pasando por las cuestiones administrativas, hasta la dimensión teológica y pastoral del proyecto, detalladas en este Manual. §  La Tarea Evaluativa: Consiste en revisar la manera en que se llevó a cabo la Asamblea en cuanto a su desarrollo y el cumplimiento de sus objetivos. Estas tareas son un servicio muy humilde que hace posible el dinamismo de la comunidad. De la adecuada realización depende el desarrollo posterior de la vida parroquial, de las siguientes Asambleas y de los siguientes pasos en orden a elaboración de nuestro Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019. Tareas del Consejo de Pastoral Parroquial
  8. 8. La Asamblea Eclesial Parroquial 2016 está diseñada en Bloques Temáticos y Momentos Comunitarios. Para cada uno de los Bloques proponemos una Descripción General y para cada Momento proponemos: Objetivo Particular, Duración, Materiales y Recursos y dentro del mismo, algunas Notas para el expositor. Bloques Temáticos y Momentos Comunitarios de la Asamblea Eclesial 2016 IMPLEMENTACIÓN ASAMBLEA ECLESIAL PARROQUIAL 2016 Bloque 1: Tengamos una memoria agradecida y misericordiosa Descripción General Momentos Comunitarios Se ofrece un panorama general de lo que hemos caminado como Arquidiócesis de Monterrey con el Plan de Pastoral Orgánica 2011-2015 enmarcando la Asamblea Eclesial Parroquial en el Año de la Misericordia que vivimos. §  Plan Pastoral 2011-2015: Recordar para agradecer. §  Año de la Misericordia: Marco de nuestra Asamblea. Bloque 2: Miremos nuestra realidad con los ojos de Jesús Objetivo General Momentos Comunitarios Se facilita el proceso de reconocimiento de momentos en los que conscientemente se ha experimentado a Dios en la vida de la comunidad parroquial, para luego reflexionar sobre la necesidad de mirar la realidad y la propia vida con los ojos de Jesús, dejándose mirar por Él con amor y misericordia. §  Momentos de Misericordia: De la memoria al corazón. §  La Mirada de Jesús: Contemplativa y misericordiosa. §  Encuentro con Jesús Eucaristía: Nos dejamos mirar por Él. Bloque 3: Iniciemos el camino hacia nuestro Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 Objetivo General Momentos Comunitarios Se presentan los elementos básicos del Modelo Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso que hemos adoptado para nuestro camino hacia nuestro Plan de Pastoral Orgánica invitándo a la comunidad a realizar un ejercicio de contemplación de su realidad parroquial. §  Modelo Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso §  Lectio Divina Pastoral Parroquial Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  9. 9. ASAMBLEA ECLESIAL PARROQUIAL 2016 DURANTE UN SOLO DÍA (7 HORAS) DURACIÓN ACTIVIDAD 30” Registro y Animación 15” Bienvenida / Oración Inicial BLOQUE 1 30” Plan Pastoral 2011-2015: Recordar para agradecer. 30” Año de la Misericordia: Marco de nuestra Asamblea 15” Receso BLOQUE 2 60” Momentos de Misericordia: De la memoria al corazón 30” La Mirada de Jesús: Contemplativa y misericordiosa 30” Encuentro con Jesús: Nos dejamos mirar por Él 45” Comida BLOQUE 3 30” Modelo Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso 30” Lectio Divina Pastoral Parroquial 15” Receso 60” Misa / Agradecimientos / Clausura ASAMBLEA ECLESIAL PARROQUIAL 2016 UN BLOQUE POR DIA (5 HORAS y 20 MINUTOS) DURACIÓN ACTIVIDAD DIA 1 30” Registro y Animación 10” Bienvenida / Oración Inicial 30” Plan Pastoral 2011-2015: Recordar para agradecer 30” Año de la Misericordia: Marco de nuestra Asamblea 5” Oración del Año de la Misericordia DIA 2 10” Bienvenida / Oración / Enlace con Día 1 60” Momentos de Misericordia: De la memoria al corazón 30” La Mirada de Jesús: Contemplativa y misericordiosa 30” Encuentro con Jesús: Nos dejamos mirar por Él 5” Oración del Año de la Misericordia DIA 3 10” Bienvenida / Oración / Enlace con Día 2 30” Modelo Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso 30” Lectio Divina Pastoral Parroquial 10” Oración del Año de la Misericordia / Agradecimientos / Clausura La distribución en Bloques Temáticos y Momentos Comunitarios, dan la posibilidad distintas modalidades de implementación de la Asamblea adaptándose a cualquier realidad comunitaria en cuanto a días, horarios, lugares, etc. Teniendo claridad en los Objetivos que se persiguen y en los contenidos, cada Consejo de Pastoral con su Párroco, podrá tomar decisiones respecto de cómo adaptarla. Ofrecemos aquí al menos dos modalidades: Modalidades de implementación de la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 NOTA: Esta modalidad, considerada para un solo día podría realizarse por ejemplo, comenzando a las 10:00 am para terminar a las 5:00 pm ya incluido el tiempo para la comida y la celebración de la Misa. Tanto la Misa como la comida, no son precisamente parte integral de la Asamblea, de tal modo que pudiera hacerse en horario corrido, por ejemplo de 3:00 pm a 8:15 pm NOTA: Esta modalidad, considerada para distribuirse cada bloque en un día, tiene elementos que no preciamente forman parte de la Asamblea pero dan unidad e hilación por tratarse de días distintos. La Misa no está considerada pero podría incluirse como parte de la Clausura. No incluye Recesos pero podrían tenerse. Podría realizarse por ejemplo en tres noches de 8:00 pm a 10:00 pm o bien tres mañanas de sábado de 10:00 am a 12:00 pm. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /04
  10. 10. 1.  Registro: En cualquiera de las modalidades que se elija implementar, es de vital importancia que se realice un registro de los asistentes a la Asamblea pues servirá de base para el seguimiento de los resultados y la integración de esta con las Asambleas posteriores. También podrá dividirse previamente a los asistentes en equipos para llevar a cabo algunos de los Momentos Comunitarios. 2.  Animación y Recesos: Como es costumbre, la Animación sirve para romper el hielo y tener un ambiente festivo en la Asamblea. Los Recesos podrán usarse a discreción pudiendo ser más o menos de los sugeridos. 3.  Oraciones: Para ambas modalidades, la Oración Inicial se presenta en los Anexos de este Manual como Formato 1. “Oración Inicial”. Las oraciones indicadas para la modalidad de 5 horas y 20 minutos podrán ser espontáneas. La oración del Año de la Misericordia se encuentra en la contraportada de este Manual. 4.  Misa: No se proponen lecturas ni oraciones particulares para la Misa de la Asamblea, sin embargo podrían hacerse adaptaciones a la celebración comunitaria. Otros momentos de la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  11. 11. Plan Pastoral 2011-2015: Recordar para agradecer. MOMENTO COMUNITARIO INTRODUCCIÓN La comunidad cristiana primordial es la Diócesis, la Iglesia Particular, presidida por el Obispo Diocesano. Es en la comunión de todas las Iglesias particulares donde toma cuerpo y vida la Iglesia Universal y a ellas les comunica su fecundidad maternal: la fecundidad misionera de nacimiento a la fe, la fecundidad catecumenal de crecimiento en la fe y también la fecundidad pastoral de consolidación permanente en la fe y de apertura a la misión, bajo la guía del Pastor Diocesano.   Es por esto que la acción de esta comunidad diocesana es la Pastoral, que ha de entenderse como programática y orgánica, es decir, expresada en un plan concreto que permita ser implementado de manera particular en cada una de las parroquias, decanatos y zonas pastorales. NUESTRO CAMINAR ARQUIDIOCESANO En este espíritu ofrecemos un panorama general de lo que hemos caminado como Arquidiócesis de Monterrey con el Plan de Pastoral Orgánica 2011-2015, como punto de partida para los trabajos de esta Asamblea Eclesial Parroquial, en razón de que tengamos en la mente y el corazón que no partimos desde cero para estos trabajos, sino que forman parte del dinamismo que el Espíritu ha suscitado en esta Iglesia que peregrina en Monterrey.   Recordar estos 5 años de acción pastoral será traer al corazón y a la mente los momentos en que nos hemos descubierto el paso de Dios en nuestra historia sintiéndonos amados por Él. Recordar nos permitirá ser agradecidos para comprometernos en la construcción del Reino como Iglesia Arquidiocesana. El Plan de Pastoral Orgánica 2011-2015 definió los siguientes elementos estratégicos:   •  Misión: Ser una Iglesia evangelizada y evangelizadora para que a partir de la conversión personal y pastoral alcance la renovación parroquial y que por medio de la comunión ponga a todos en estado permanente de misión y lograr con ellos la transformación de la sociedad. Tengamos una memoria agradecida y misericordiosa BLOQUE 1 OBJETIVO PARTICULAR Presentar de manera general los elementos del Plan de Pastoral Orgánica 2011-2015 ubicando a los asistentes en el momento histórico y pastoral que estamos viviendo. MATERIALES Y RECURSOS •  Ejemplares del Plan de Pastoral Orgánica 2011-2015 (como muestra). •  Descargar la Presentación de Apoyo en: www.arquidiocesismty.org/aep2016 •  Consultar los materiales de la Asamblea Eclesial Diocesana en: www.arquidiocesismty.org/aed2015/ DURACIÓN 30 minutos NOTAS PARA EL EXPOSITOR La introducción podría ampliarse tanto como se desee, en razón de explicar a la comunidad algunos conceptos clave como lo son: pastoral, pastoral orgánica, teología pastoral e incluso podría detallarse algunos aspectos del ser y quehacer de los cristianos como bautizados con su dimensión profética, sacerdotal y regia. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /06
  12. 12. §  Visión: Que el pueblo de Dios que peregrina en Monterrey, configurado con Cristo y en Espíritu de comunión, construya el Reino de Dios llevando el Evangelio a todos, preferentemente a los pobres y necesitados en la búsqueda de una renovación pastoral de la Iglesia. §  Objetivo General: Impulsar a todos los sectores del Pueblo de Dios a vivir en auténtico discipulado para que en la profundización de la Palabra de Dios se tenga la experiencia personal y comunitaria de encuentro con Cristo, se renueve la Parroquia como espacio de comunión y fraternidad, se contribuya a la transformación social y convertidos en misioneros vayamos a todos, preferentemente a los marginados y alejados. Además, estableció cuatro grandes líneas de acción a implementar durante este periodo:   §  Primera Línea de Acción: La Experiencia Kerigmática §  Segunda Línea de Acción: La vivencia comunitaria. §  Tercera Línea de Acción: La Formación Bíblico Doctrinal. §  Cuarta Línea de Acción: El compromiso misionero.   Este es el caminar que hemos recorrido en estos años y que se ha hecho concreto de manera distinta en cada una de las parroquias y comunidades, etc. Por supuesto que no se ha cumplido a cabalidad con todo lo que el Plan de Pastoral Orgánica 2011-2015 había establecido, pero esto es motivo para renovar el impulso y agradecer aquello que con la ayuda del Espíritu se ha logrado para seguir pidiendo su asistencia en los trabajos de esta Asamblea. La más reciente Asamblea Eclesial Diocesana se realizó del 30 de noviembre al 2 de diciembre de 2015, en la cual se hizo un recorrido por la historia de nuestra Arquidiócesis donde descubrimod el paso de Dios y agradecidos, nos comprometimos a seguir construyendo el Reino en esta tierra norestense.   Además, fuimos invitados por nuestro Arzobispo a emprender los trabajos de preparación para el desarrollo del próximo Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019; partiendo desde una mirada contemplativa y misericordiosa de la ciudad para asumir la realidad como nuestra y hacer propias las alegrías, los gozos y las tristezas de los hombres y mujeres, del entorno de los que viven a nuestro alrededor.   No dejamos de lado que estamos en el marco del Año de la Misericordia, por lo que, como parte del trabajo de la Asamblea se pidió responder a la siguiente pregunta y de la cual presentamos los resultados que fueron más constantes en los equipos de trabajo: “En este año del Jubileo de la Misericordia ¿qué sugieres a... (Obispos y sacerdotes; Laicos, Vida consagrada) para vivir la misericordia que nos hace familia?”   Obispos y Sacerdotes: §  Ser signos de pastores disponibles cercanos, convertidos, sensibles, signos de unidad y misericordia. §  Tener presencia, acompañamiento, cuidado, atención especialmente a los pobres. §  Ser flexibles en los horarios y los espacios de confesión. NOTAS PARA EL EXPOSITOR Si se considera conveniente, se puede invitar al pleno de la Asamblea Eclesial Parroquial, a hacer un ejercicio de traer a la memoria lo que se realizó en estos 5 años y que es fruto del Plan de Pastoral Orgánica 2011-2015. El facilitador cuidará de guiar este momento para que los aportes que se realicen se enmarquen en elementos concretos emanados del Plan.  Conviene cerrar este momento agradeciendo a los que aportaron. Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  13. 13. BLOQUE 1  Laicos: §  Mayor compromiso, participación, ser testimonio (sonreír, saludar, ser amables). §  Celebrar y vivir las obras de misericordia con la familia, con la comunidad; adoptar un estilo de vida misericordioso. §  Salir al encuentro del más necesitado (enfermos, ancianos, marginados). Vida Consagrada: §  Vivir los signos de la misericordia, dentro de la comunidad. §  Trabajar en conjunto con las parroquias, dando testimonio de la misericordia de Dios. §  Dar a conocer, con el testimonio, su carisma al pueblo.   A continuación, profundizaremos en el Año de la Misericordia, marco en el que se desarrollará este año de camino hacia nuestro Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 y que servirá de iluminación para nuestro Modelo Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso ya que tiene su fundamento en la Misericordia pues Dios ha sido bueno con su pueblo y por eso estamos alegres. NOTAS PARA EL EXPOSITOR Si se considera conveniente, se puede invitar a quienes asistieron a la Asamblea Eclesial Diocesana 2015 a que compartan algún aspecto que les haya llamado la atención y que sea relevante como complemento de lo que brevemente se ha expuesto. El facilitador cuidará de guiar este momento para que los aportes que se realicen se enmarquen lo vivido. Conviene cerrar este momento agradeciendo a los que hagan algún aporte. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /08
  14. 14. BLOQUE 1 INTRODUCCIÓN Cómo se comentaba en las líneas anteriores, nuestra Asamblea Parroquial se desarrolla en el marco del Año de la Misericordia, que providencialmente el Papa Francisco ha llamado a vivir en la Iglesia entera y que además, va en perfecta sintonía con el Modelo Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso que conoceremos y comenzaremos a ejercitar al final de estos trabajos.   ELEMENTOS PRINCIPALES DEL AÑO DE LA MISERICORDIA Es conveniente que recordemos de manera breve los elementos principales de este Año Santo:   1. Es un Jubileo   El Jubileo o Año Santo es un año especial en que se busca vivir con mayor intensidad el perdón y la reconciliación. Es un año en el que todos los cristianos son invitados a vivir un perdón total (la indulgencia) y a profundizar la relación con Dios y con el prójimo. Por ello, también es una invitación a la conversión.   2. Apertura de la Puerta Santa   La apertura de la puerta significa que se abre un camino nuevo hacia la salvación. Pasar por la Puerta Santa, significa confesar de manera pública nuestra fe en Cristo como Salvador y Redentor y que estamos dispuestos a dejar atrás el pecado para entrar a una vida nueva en la gracia que solo Dios nos puede dar.   En el caso de nuestra Arquidiócesis se realizó en la Catedral y en los templos designados por nuestro Arzobispo, éstas permanecerán abiertas durante todo el jubileo. Año de la Misericordia: Marco de nuestra Asamblea. MOMENTO COMUNITARIO Tengamos una memoria agradecida y misericordiosa BLOQUE 1 OBJETIVO PARTICULAR Dar a conocer el Año de la Misericordia como marco de la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 y como oportunidad para experimentarla de parte de Dios y compartirla con los hermanos más necesitados. MATERIALES Y RECURSOS •  El texto de la Bula “El rostro de la Misericordia” de este Año Jubilar. •  Descargar la Presentación de Apoyo en: www.arquidiocesismty.org/aep2016 •  Consultar otros detalles y pormenores del Jubileo en la página oficial: www.iubilaeummisericordiae.va DURACIÓN 30 minutos NOTAS PARA EL EXPOSITOR Mayor información del Jubileo de la Misericordia en la Arquidiócesis puede consultarse en: www.arquidiocesismty.org/Detalledocumento.asp?op=2&id=1002. Además conviene ilustrar este momento con testimonios si se asistió a algún evento diocesano por el Año Santo o se ha hecho algo especial en la misma comunidad parroquial. Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  15. 15. BLOQUE 1 3. Centrado en la Misericordia del Padre   El Papa Francisco el viernes 13 de marzo de 2015, nos acercaba el sentido profundo de este año: “es un Jubileo extraordinario que tendrá en el centro la misericordia de Dios. Será un Año Santo de la misericordia. Lo queremos vivir a la luz de la Palabra del Señor: ‘Sed misericordiosos como el Padre’”.   La meta para este tiempo es que logremos experimentar en nuestra vida, en la Parroquia y en la Arquidiócesis la misericordia del Padre, para que agradecidos, logremos un cambio de mentalidad para alcanzar la gracia de ser misericordiosos como Él, yendo hacia los que hemos hecho a un lado y se sienten lejos del amor, no sólo del Dios, sino de nosotros como cristianos.   4. El Año de la Misericordia como camino   Para hacer vida este Jubileo podemos seguir los siguiente criterios que se proponen como camino durante este año, emanados de la Bula “El rostro de la Misericordia”: 1.  Experimentar la misericordia de Dios 2.  Mirar de modo contemplativo la realidad 3.  Salir y encontrar al hermano necesitado, alejado, marginado, perdido y olvidado 4.  Revestir de Misericordia toda la acción pastoral 5.  Unir esfuerzos para servir a los demás. 5. El Año de Misericordia como marco de nuestra Asamblea. El espíritu de este Año Jubilar, centrado en el amor del Padre, es el marco ideal para nuestro momento de Asamblea que quiere contemplar nuestra Arquidiócesis de un modo contemplativo comunitario y misericordioso para que saliendo de nuestra indiferencia, seamos capaces de ver nuestra parroquia, barrios, calles y vecinos con la misma mirada con la que Él los ve: con amor y misericordia infinita. El Método Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso que profundizaremos, es precisamente, la manera en cómo viviremos este año, asumiendo la realidad no como algo fuera de nosotros y la parroquia, sino como parte de ella ya que todos somos parte de la ciudad y vivimos en esta porción de la Casa Común: la Arquidiócesis y nuestra comunidad Parroquial. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /10
  16. 16. BLOQUE 2BLOQUE 2 INTRODUCCIÓN “La memoria es una dimensión de nuestra fe que podríamos llamar ‘deuteronómica’, en analogía con la memoria de Israel” (EG 13). Así nos lo narra la Escritura en la predilección de Yahveh por su pueblo, la atención que guardaba con ellos cuando estaban en camino por el desierto, la protección que les daba desde la nube que movía junto con todos. En el Antiguo Testamento, cuando Dios se dirige a su pueblo para revelarle lo que va a hacer por él y más tarde, lo que esperará de él, empieza por recordarle lo que ya antes hizo por él. Antes de darle su Ley en el Decálogo, se presenta de la siguiente manera: "Yo soy Yahvé, tu Dios que te ha sacado de la tierra de Egipto, de la casa de la servidumbre" (Dt. 5, 6).Vemos cómo el acto de memoria cumple una doble función. §  Por una parte, permite acceder a la identidad. En este caso, se trata de la identidad de Dios aunque la constatación vale igualmente para los humanos: cuando una persona tiene dudas sobre mi identidad, solicito su memoria y le recuerdo hechos pasados, o las circunstancias de un encuentro precedente que le ayudarán a situarme. §  Por otra parte, el acto de la memoria establece la confianza: si el pueblo accede a las exigencias, en este caso obedecer la Ley y las promesas de Dios, es porque Él los ha liberado de la servidumbre en Egipto. Ahora bien, esta observación se aplica también para la vida social: si confío hoy del comportamiento que tiene conmigo una persona, es porque me acuerdo del bien que esta me hizo en el pasado. LA MEMORIA Y LA VIDA DE LA COMUNIDAD PARROQUIAL La comunión de la comunidad parroquial depende en gran parte de la relación que mantienen sus miembros con la memoria de su fundación o del momento en que comenzaron a coincidir y caminar juntos. Esa conciencia da identidad y confianza. Momentos de Misericordia: De la memoria al corazón MOMENTO COMUNITARIO Miremos nuestra reaidad con los ojos de Jesús BLOQUE 2 OBJETIVO PARTICULAR Rememorar los Momentos de Misericordia que se han vivido como comunidad parroquial, resaltando aquellos hechos significativos que hacen que se sea consciente de paso de Dios en la historia parroquial. MATERIALES Y RECURSOS •  Copias para coordinadores de equipo del Formato 2. Instrucciones Dinámica: “Momentos de Misericordia de nuestra Parroquia” (Ver en Anexos). •  Copias por equipo del Formato 3. Vaciado Equipo Dinámica: “Momentos de Misericordia Parroquiales”. (Ver en Anexos). •  Formato 4. Vaciado Parroquial Dinámica: “Momentos de Misericordia Parroquiales” •  Descargar la Presentación de Apoyo en: www.arquidiocesismty.org/aep2016 DURACIÓN 60 minutos NOTAS PARA EL EXPOSITOR La primera parte de este Momento Comunitario se lleva a cabo con todos los asistentes reunidos de tal modo que quede claro para todos la relación que existe entre misericordia y memoria. Además se describe el concepto de los “Momentos de Misericordia” (30 minutos) En la segunda parte del Momento se hará la Dinámica, dividiendo a la Asamblea en equipos de trabajo (30 minutos). Puede ayudar que desde el registro se lleve a cabo la división de los asistentes. Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  17. 17. BLOQUE 1 El Papa Francisco, en Evangelii Gaudium No. 13 nos recuerda que “Jesús nos deja la Eucaristía como memoria cotidiana de la Iglesia, que nos introduce cada vez más en la Pascua (cf. Lc 22,19). La alegría evangelizadora siempre brilla sobre el trasfondo de la memoria agradecida: es una gracia que necesitamos pedir. Los Apóstoles jamás olvidaron el momento en que Jesús les tocó el corazón: ‘Era alrededor de las cuatro de la tarde’ (Jn 1,39). Junto con Jesús, la memoria nos hace presente ‘una verdadera nube de testigos’ (Hb 12,1). Entre ellos, se destacan algunas personas que incidieron de manera especial para hacer brotar nuestro gozo creyente: ‘Acordaos de aquellos dirigentes que os anunciaron la Palabra de Dios’ (Hb 13,7)… El creyente es fundamentalmente ‘memorioso’”. Cabe mencionar que cuando uno pierde su memoria, pierde igualmente su identidad y es incapaz de dirigirse o comportarse. Un amnésico no tiene futuro pues si no se recuerda o rememora no se puede vivir. MISERICORDIA Y MEMORIA Ahora bien en este contexto, la misericordia y la memoria se relacionan a través de dos vías: §  En la primera, memoria y misericordia están directamente relacionadas por nuestra condición de redimidos. A todo bautizado se le ha aplicado la Redención de Cristo en el sacramento del Bautismo y a partir de la edad oportuna, en el de la Penitencia. Es nuestra capacidad para el recuerdo lo que nos abre la puerta de la misericordia, lo mismo para agradecer la que Dios ha tenido con nosotros como para practicarla. §  En la segunda, la relación entre memoria y misericordia sitúa a la memoria como mediadora entre la misericordia y la fidelidad. No hay misericordia sin fidelidad. Como creyentes sabemos que Dios ha tenido misericordia con nosotros a través de la historia de la salvación y de nuestra propia historia de fidelidad e infidelidad respecto al amor de Dios.   MOMENTOS DE MISERICORDIA Habiendo dicho lo anterior, ya podemos definir el concepto de “Momentos de Misericordia” como aquellos acontecimientos concretos y significativos de nuestra historia parroquial en los que hemos experimentado de manera consciente a Dios “presente, cercano, providente, santo y misericordioso” (MV 6).   Los Momentos de Misericordia son experiencias profundas que nos marcan, como cuando hemos tenido nuestro primer encuentro con Jesús en algún retiro y en las personas que nos acercaron a la Iglesia con su ejemplo, alcanzamos a descubrir el llamado de Aquél que nos amó primero. “A veces se trata de personas sencillas y cercanas que nos iniciaron en la vida de la fe: ‘Tengo presente la sinceridad de tu fe, esa fe que tuvieron tu abuela Loide y tu madre Eunice’ (2 Tm 1,5)” (EG 13).   Ahora bien, estos acontecimientos no son siempre felices o alegres, como cuando hemos perdido a un ser querido pero nos sentimos fortalecidos por el cariño de quienes nos aman, pues en ellos encontramos, como escondida, la presencia de Dios y le reconocemos; o las situaciones de desgracia en la colonia por algún desastre natural y que la comunidad respondió con solidaridad apoyando a quienes lo perdieron todo; la enfermedad o accidente de algún vecino; la construcción de algún espacio comunitario y/ o algún evento especial de nuestra parroquia.   Traer a nuestro presente estos Momentos de Misericordia nos permite poder disfrutar de todas esas experiencias que guardamos en nuestro corazón a semejanza de María, de manera que nos hace posible ver el día hoy con gozo y una alegre esperanza. NOTAS PARA EL EXPOSITOR Lo expuesto ha servido de base para la realización de la dinámica (30 minutos). Es importante de todos modos que a los que se elijan como coordinadores pudiera dárseles a leer el tema completo con anterioridad, de tal modo que puedan aclarar cualquier duda ya en el momento de realizar la Dinámica en equipo. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /12
  18. 18. BLOQUE 2 DINÁMICA “LOS MOMENTOS DE MISERICORDIA DE NUESTRA PARROQUIA”.   Ahora, con esta Dinámica por equipos, se pretende elaborar un listado de los Momentos de Misericordia que se identifiquen en la historia de la comunidad parroquial y que se hayan vivido en la colonia, el sector, las capillas, en los distintos grupos y que sean significativos para toda la comunidad parroquial.   Se ha de tener cuidado en respetar lo que cada integrante diga, ya que recordemos que cada uno tiene una historia personal, sin embargo, ha de guiarse al grupo a que se refieran a momentos de la comunidad concretos y significativos. Instrucciones:   Antes de comenzar: §  Separar a los asistentes en equipos de entre 10 o 15 personas cómo máximo. §  Solicitar que para cada equipo se elija un Coordinador que guiará la Dinámica (pudiendo haberlo hecho con anticipación) y un Secretario quien tomará nota de las conclusiones en el Formato 3. Vaciado Equipo Dinámica: “Momentos de Misericordia Parroquiales” (Ver en Anexos). §  Recordar a los equipos que se tienen 30 minutos para llevar a cabo la Dinámica, pudiendo ser más o menos en razón de las adaptaciones hechas o modalidad elegida. Durante la Dinámica: §  El Coordinador del equipo, con ayuda del Formato 2. Instrucciones Dinámica: “Momentos de Misericordia de nuestra Parroquia” (Ver en Anexos).recordará a los integrantes qué son los Momentos de Misericordia, asegurándose que haya una comprensión clara del concepto. Acto seguido, él mismo los invitará a tener las siguientes actitudes para el desarrollo óptimo de la Dinámica: §  Memoria agradecida y actitud de discernimiento para reconocer el paso de Dios en nuestra comunidad parroquial §  Fe para reconocer que Dios nos habla y se hace presente a través de todos los acontecimientos. §  Una mirada múltiple, que sabe que toda realidad puede ser mirada desde distintos ángulos. No podemos cerrarnos en una posición, sino abrirnos a otras miradas §  Una actitud de escucha atenta a todos, respetando el turno de la persona que esté hablando hasta que termine. §  Al momento de expresar o compartir, es importante que se hable de manera clara y concreta, buscando ser sintéticos y breves. §  Pedir a los integrantes del equipo que traigan al corazón los acontecimientos que para ellos son los Momentos de Misericordia que se identifiquen en la historia de la comunidad parroquial y que se hayan vivido en la colonia, el sector, las capillas, en los distintos grupos y que sean significativos para toda la comunidad parroquial. §  El Secretario irá tomando nota de las intervenciones de los integrantes del equipo en el Formato 3. Vaciado Equipo Dinámica: “Momentos de Misericordia Parroquiales” (Ver en Anexos), buscando sintetizar el Momento en una frase o pidiéndole a quien lo exponga un nombre o título para la descripción del Momento en sí. §  Una vez que todos o la mayoría ha expuesto, el Secretario leerá al equipo los distintos Momentos y los integrantes deberán elegir los 3 que consideren de mayor relevancia y significado comunitario. Con esto habrán concluido la Dinámica. Después de a Dinámica: §  Se reúne a todos los asistentes nuevamente y los Coordinadores de cada equipo presentan brevemente los 3 Momentos de Misericordia que se eligieron en el equipo. §  Una vez terminada la exposición, los asistentes a la Asamblea eligen entre 5 y 7 Momentos de Misericordia más significativos en la vida de la comunidad parroquial asentándolos en el Formato 4. Vaciado Parroquial Dinámica: “Momentos de Misericordia Parroquiales”. Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  19. 19. BLOQUE 1 CONCLUSIÓN Con los Momentos de Misericordia elegidos, el expositor debe guiar un momento de reflexión sobre los mismos y su impacto en la vida personal y comunitaria. Estos Momentos son prueba de que se comparten las mismas alegrías y penas como miembros de una solo familia. NOTAS PARA EL EXPOSITOR Es conveniente que los Momentos de Misericordia que se eligieron se hagan del conocimiento de toda la comunidad Parroquial de modo que puedan ser conocidos por el mayor número de personas que sea posible. Pueden publicarse en la Hoja Dominical, en el Boletín Parroquial, en los Murales de Avisos del Templo o de los Salones. Podrían también distribuirse en pequeños volantes en los sectores parroquiales y publicarse en las redes sociales y página de internet de la Parroquia. El párroco habrá de llevar el Formato 4. Vaciado Parroquial Dinámica: “Momentos de Misericordia Parroquiales” a la primer Junta de Decanato posterior a la realización de la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 para compartir con los otros sacerdotes lo acontecido en esta Dinámica y poder encontrar Momentos de Misericordia comunes con otras comunidades parroquiales. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /14
  20. 20. ÍNDICE INTRODUCCIÓN Aunque no lo parezca las palabras influyen mucho en nosotros mismos ya que forman parte de nuestras primeras impresiones en este mundo desde pequeños y a través de nuestras vidas. Son parte de nuestros anhelos y también de cómo vemos al mundo. Nuestro sentir y nuestro pensar es más o menos orientado por las palabras. Hay dos verbos en español que pueden ayudarnos a profundizar el sentido de la vista, pero no tienen el mismo significado: §  Ver implica percibir con la vista y la percepción es un proceso que nos permite gracias al modo en que la luz se refleja en los objetos y las características físicas del ojo, darnos cuenta de aquello que nos rodea. §  Mirar, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, en una primera acepción tiene que ver con "dirigir la vista hacia un objeto", es decir, enfocar algo en particular.   Ver y mirar requieren de procesos mas sencillos, el primero necesita de los ojos para reconocer los objetos y el segundo corresponde a la mirada que está dada por una motivación y trata de entender un poco mas la profundidad del porqué de las cosas. Mirar va más allá pues la vista se dirige a algo que nos gusta o interesa, algo que queremos tener en cuenta, atender, pensar, juzgar, consultar, buscar o simplemente conocer más de cerca. MIRAR NOS LLEVA A CONTEMPLAR Mirar, en resumidas cuentas nos lleva a contemplar, a ver más allá de lo superficial, superando la indiferencia, un fenómeno cada vez más establecido en nuestra vida y en nuestras comunidades pues vemos sin mirar y sin poner atención consciente a lo que nos rodea; sin implicarnos de manera personal y mucho menos como comunidad.   Para mirar con claridad y contemplar, se necesitan más que los ojos, porque el acto mismo de conectarnos con lo que nos rodea va más allá del sentido de la vista, pues para ello es necesario utilizar todos nuestros sentidos e involucrar toda la persona. Nuestra capacidad nos da elementos para poder ubicar y direccionar mejor nuestra forma de ver más allá de lo que parece evidente o superficial, de contemplar, que es la manera de mirar de Jesús. LA MIRADA DE JESÚS La fuerza de la mirada de Jesús, es uno de los aspectos que más impresionó a sus discípulos. Los evangelios hablan con frecuencia de cómo veía Él las cosas, de cómo miraba. Enseñó a sus discípulos a saber ver y discernir las cosas. Les animó a que supieran ver los signos de los tiempos, observar la belleza de los lirios del campo, la libertad de los pájaros, la necesidad del prójimo malherido en el camino. Parece como si Jesús pasara su vida viendo y mirando con una infinita capacidad de admiración y de profundidad en su mirada.   La Mirada de Jesús: Contemplativa y misericordiosa MOMENTO COMUNITARIO Miremos nuestra reaidad con los ojos de Jesús BLOQUE 2 OBJETIVO PARTICULAR Reflexionar en la mirada contemplativa y misericordiosa de Jesús aprendiendo de Él a orientar los propios valores, la mirada y la calidad de las relaciones que entablamos con los demás. MATERIALES Y RECURSOS •  Descargar la Presentación de Apoyo en: www.arquidiocesismty.org/aep2016 §  Proponemos el canto: “La Mirada de Jesús” De Santiago Benavides para ambientar este momento (Ver en Anexos) o buscar en: https://www.youtube.com/watch?v=lu6iVblUdIE DURACIÓN 30 minutos Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  21. 21. BLOQUE 2 En el Evangelio encontramos cómo Jesús ve a quienes pasan por su camino: §  En el caso del joven rico, podemos ver la fuerza de su amor, “Entonces Jesús le miró con cariño” (Cfr. Mc. 10, 17-22). §  A Zaqueo lo mira con simpatía: “Cuando Jesús llegó a aquel lugar mirando hacia arriba, le vio y le dijo: Baja enseguida, Zaqueo, porque hoy quiero hospedarme en tu casa” (Cfr. Lc. 19, 5). §  En el caso de la viuda generosa, su mirada está llena de penetración y admiración: “Levantando los ojos, miraba a los ricos que echaban sus ofrendas... Vio también a una viuda muy pobre que echaba dos monedas…” (Lc. 21, 1-2). §  Mirada de compasión y pena la que dirigió a la ciudad de Jerusalén: “Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella” (Cfr. Lc 19, 41). §  Cuando Jesús se encontró con la mujer samaritana, en el pozo de Jacob, se le confesó como el dueño de esa fuente de agua viva que se prueba y colma nuestra sed para siempre. La fuente que todos los hombres ansían pero no saben cómo llegar a ella, pero que cuando la descubren son capaces de vender todo cuanto tienen para quedarse con ella, porque han encontrado la perla que tanto buscaban. LA MIRADA DE JESUS ES CONTEMPLATIVA   Jesús es un contemplativo de su entorno. Con una mirada especial observa la naturaleza, contempla los animales… pero es en las Parábolas donde Jesús “contempla” al hombre en su cotidiano vivir   Jesús ve no sólo con los ojos, pues es capaz de conectarse con la realidad más profunda de las personas, particularmente con aquellas que son consideradas como los últimos de su tiempo: los enfermos, el paralítico, el ciego, en resumen con los que no son ni tienen nada. Él leyó a fondo los signos de su época para discernir los caminos del Padre que promueve la vida de las personas. La contemplación fue una práctica habitual en la vida de Jesús siendo el medio privilegiado para el anuncio del Reino. Si conocemos la mirada de Jesús, nos damos cuenta que Él conoce toda la realidad de la vida. Jesús posee esa mirada que transforma la realidad en el proyecto de su Padre y realiza con ello la presencia de su Reino. Para llegar a esta contemplación de la realidad,Jesús vive tres experiencias fundamentales: 1.  La experiencia del Hijo que se deja mirar por el amor de su Padre. 2.  La experiencia del hombre que mira la historia en la cual su Padre busca manifestarse. 3.  La experiencia del Espíritu Santo que ilumina su mirada y transforma la realidad.   LA MIRADA DE JESÚS ES MISERICORDIOSA Jesús vive un momento de cambio radical en la sociedad de su tiempo, y su mirada contemplativa ve lo emergente, lo alternativo, en las mismas realidades que para otros son un basurero de cosas muertas, de amargura y desaliento. El tiene una sensibilidad para percibir el reino de Dios allí donde aparentemente no está, donde otros ven una masa de pecadores, de malditos que no conocen la ley, de impuros, de publicanos al servicio del Imperio, de poseídos por todo tipo de demonios. Desde la mirada del Padre, Jesús también contempla la vida que la mirada superficial y acostumbra al lenguaje de la sinagoga no es capaz de descubrir. Esta manera de mirar es don del Reino ofrecido a todos: “Bienaventurados los limpios de corazón, porque verán a Dios” (Cfr. Mt 5,8) Hay que limpiar los ojos de visiones viejas con el ojo de sinagoga, de amarguras, que ensombrecen la mirada. MIRAR COMO JESÚS Cambiar nuestra mirada nos ayudará a vivir la vida cotidiana de forma más cristiana, a ver con los ojos del corazón y de la solidaridad. No podemos quedarnos con los “odres viejos” (Mc. 2,22). Cambiar nuestra mirada es pues, una clara invitación a cambiar nuestros esquemas viejos, un cambio de mentalidad que nos permita salir de nuestro encierro personal y comunitario para volcarnos a romper nuestro corazón de piedra, despertar nuestra capacidad dormida de sentir con los otros. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /16
  22. 22. BLOQUE 2 Fijándonos en la conducta de Jesús, no cabe contemplación que nos aleje del hombre para ir a Dios, ni compromiso liberador del hombre fuera de un sentido global y último. La contemplación se manifiesta en el compromiso histórico; a su vez, éste provoca y abre nuevos horizontes a la contemplación. Por ello la oración y la acción son necesarias y deben articularse adecuadamente. La experiencia cristiana no admite disociación entre amor a Dios y amor al prójimo, entre contemplación y compromiso temporal, entre oración y acción. NOTAS PARA EL EXPOSITOR Terminado este Momento, es importante mantener la conexión con el siguiente, de tal modo que no se perciba como separado, sino como uno solo. Luego de haber rememorado los Momentos de Misericordia y haber reflexionado cómo es la mirada de Jesús, conviene dejarse mirar por Él y en ese contexto agradecerle por su misericordia presentándole el fruto de nuestro compartir comunitario. El siguiente Momento se hará ante el mismo Jesús Sacramentado. Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  23. 23. BLOQUE 2BLOQUE 3 EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO Introducción §  Se entona un canto apropiado para comenzar. §  Se expone el Santísimo en el altar o en un lugar apropiado. Es importante que pueda ser visto por todos. Luego del rito que se acostumbre en el lugar, se hace la invitación a los asistentes a aprovechar este momento de oración para dejarnos ver por Jesús, mirada eterna del que nos ha amado primero y que nos llama a dejarnos inundar por su amor, con estas o semejantes palabras: “Dios tiene un lenguaje muy parecido al que usan las personas que tanto se quieren para encontrarse. Y ese lenguaje que se construye de miradas, palabras, sonrisas, gestos, lágrimas, presencias, alegrías y dolores compartidos, es el lenguaje del amor. Lo que más le importa a Dios para hacer conexión con nosotros es el Amor. Lo principal no está en cuánto lo amamos nosotros a Él, o en si lo amamos mal o bien. Lo más increíble es que Él nos ama primero y no está esperando otra cosa sino que lo miremos. Sí... mirarlo para conectar con Él y su Amor por nosotros”. §  Se entona un canto apropiado de adoración. §  Se deja un momento de silencio. Palabra de Dios. •  Se invita a la comunidad a orar con un fragmento del Salmo 138 usando el Formato 5 “Encuentro con Jesús: Nos dejamos mirar por Él”. Puede hacerse a dos coros o en forma responsorial: §  Se entona el canto: “La Mirada de Dios” de las Hijas del Espíritu Santo para ambientar este momento (Ver Anexos) §  Se deja un momento de silencio. Encuentro con Jesús: Nos dejamos mirar por Él MOMENTO COMUNITARIO Miremos nuestra reaidad con los ojos de Jesús BLOQUE 2 OBJETIVO PARTICULAR Reflexionar en la mirada contemplativa y misericordiosa de Jesús aprendiendo de Él a orientar los propios valores, la mirada y la calidad de las relaciones que entablamos con los demás. MATERIALES Y RECURSOS •  Lo necesario para una Exposición del Santísimo Sacramento. •  Copias del Formato 5 “Encuentro con Jesús: Nos dejamos mirar por Él”. •  Cantos apropiados para la Exposición. •  Proponemos el canto “La Mirada de Dios” de las Hijas del Espíritu Santo para ambientar este momento (Ver en Anexos) o buscar en: https://www.youtube.com/watch?v=ie_tgHXZHjMDURACIÓN 30 minutos CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /18 ¿A dónde iré para estar lejos de tu espíritu? ¿A dónde huire de tu presencia? Si subo al cielo, allí estás tú; si me tiendo en el Abismo, estás presente. Tú conocías hasta el fondo de mi alma y nada de mi ser se te ocultaba, cuando yo era formado en lo secreto, cuando era tejido en lo profundo de la tierra. Tus ojos ya veían mis acciones, todas ellas estaban en tu Libro; mis días estaban escritos y señalados, antes que uno solo de ellos existiera. ¡Qué difíciles son para mí tus designios! ¡Y qué inmenso, Dios mío, es el conjunto de ellos! Si me pongo a contarlos, son más que la arena; y si terminara de hacerlo, aún entonces seguiría a tu lado. Señor, tú me sondeas y me conoces, tú sabes si me siento o me levanto; de lejos percibes lo que pienso, te das cuenta si camino o si descanso, y todos mis pasos te son familiares. Antes que la palabra esté en mi lengua, tú, Señor, la conoces plenamente; me rodeas por detrás y por delante y tienes puesta tu mano sobre mí; una ciencia tan admirable me sobrepasa: es tan alta que no puedo alcanzarla.
  24. 24. BLOQUE 2BLOQUE 3 Oración Comunitaria §  Se realiza la siguiente oración comunitaria invitando a los participantes a responder después de cada invocación, usando el Formato 5 “Encuentro con Jesús: Nos dejamos mirar por Él”.   Oremos. Pedimos, Jesús, tu mirada para quedar perdonados. Tu mirada es compasiva y purificadora. Comprende hasta dentro, sanándolo todo con la medicina de tu amor. ¡Qué bien nos conoces y nos comprendes! Tu mirada se posa misericordiosamente sobre nosotros y los pecados ya ni se recuerdan, o se recuerdan para confesar tu nombre por eso queremos agradecerte diciendo: Gracias, Jesús, porque nos ves con amor. •  Tu mirada es compasiva y purificadora. Penetra hasta dentro, sanándolo todo con la medicina de tu amor, por eso te decimos… •  ¡Qué bien nos conoces y nos comprendes! Tu mirada se posa con ternura sobre nuestra historia y nuestro presente, por eso te decimos… •  Es una mirada que nos dice: te amo desde siempre, desde antes que estuvieras en el seno materno, por eso te decimos… •  Para quedar transformados, ser hombres y mujeres nuevos, tu mirada tiene una capacidad creadora y sólo ve lo mejor que hay en nosotros, por eso te decimos…. •  Tu mirada nos mueve a seguirte, para abrirnos a los más pobres y excluidos. Tu mirada enciende el corazón, por eso te decimos… •  Queremos que nuestros ojos se parezcan a los tuyos, para cambiar la manera de ver los que nos rodean, por eso te decimos…   Oremos: Para que nuestros ojos se parezcan a los tuyos, cuando tú nos miras, pones en nosotros ojos nuevos, ojos que empiezan a parecerse a los tuyos. Hoy nos dices: “Te pareces a mí, porque yo te miro. Te pareces a mí, porque yo te amo”. Todo el que es amado, contagia amor. Todo el que es mirado con misericordia, mirará con misericordia. Somos en gran parte lo que recibimos. Por eso pedimos, Jesús, tu mirada, para parecernos a ti. Amén. Ofrecimiento §  En este momento se hará lectura, a manera de ofrecimiento, de los Momentos de Misericordia que se eligieron, al finalizar de mencionar cada uno, se invita a la comunidad a orar diciendo: Gracias, Señor, por tu mirada misericordiosa. §  Al terminar de leerlos, se invita a los presentes a orar con el Padre nuestro. Conclusión §  Se entona un canto apropiado para terminar. §  Se reserva el Santísimo de manera habitual invitando a los presentes a ofrecerse un saludo de Paz como signo de la alegría de dejarse mirar por Jesús y como reconocimiento de pertenecer a una misma comunidad y familia cristiana y parroquial.   Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  25. 25. Modelo Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso MOMENTO COMUNITARIO Iniciemos el camino hacia nuestro Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 BLOQUE 3 OBJETIVO PARTICULAR Conocer los principales elementos del Modelo Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso que hemos asumido como Arquidiócesis en el camino a la elaboración del Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019. MATERIALES Y RECURSOS •  Descargar la Presentación de Apoyo en: www.arquidiocesismty.org/aep2016 DURACIÓN 30 minutos CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /20 INTRODUCCIÓN “Este método (VER, JUZGAR Y ACTUAR) implica contemplar a Dios con los ojos de la fe a través de su Palabra revelada y el contacto vivificante de los Sacramentos, a fin de que, en la vida cotidiana, veamos la realidad que nos circunda a la luz de su providencia, la juzguemos según Jesucristo, Camino, Verdad y Vida, y actuemos desde la Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo y Sacramento universal de salvación, en la propagación del Reino de Dios” (DA 19). Para la elaboración del nuevo Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 de nuestra Arquidiócesis hemos asumido el Modelo Pastoral Contemplativo Comunitario Misericordioso que implica en si mismo el uso del Método Teológico Pastoral del Ver, Juzgar y Actuar. Conviene tener presente que el Ver, Juzgar y Actuar no es un método temporal, es decir, que primero vemos, luego juzgamos y finalmente actuamos; sino que son acciones íntimamente relacionadas y que están presentes en todo el proceso pastoral. Por ejemplo, cuando nos disponemos a Ver, vemos la realidad desde unos criterios de juicio, ver la realidad desde Jesús, por ejemplo; y cuando nos lanzamos a la acción, lo hacemos con ciertas características concretas y así actuamo como Iglesia, inspirados en alguna actitud de Jesús o en un lugar determinado, por ejemplo. A pesar de lo dicho, metodológicamente es correcto también decir que primero comenzamos a VER, para después iluminar o JUZGAR la realidad vista y por último elaborar los planes de acción con los que buscamos ACTUAR y responder a esa realidad. MODELO PASTORAL CONTEMPLATIVO COMUNITARIO MISERICORDIOSO En la elaboración de nuestro Plan de Pastoral queremos enmarcar este método en un Modelo Pastoral que sea Contemplativo, Comunitario y Misericordioso. Es decir, queremos Ver,Juzgar y Actuar de manera Contemplativa, Comunitaria y Misericordiosa, notas de nuestro ser Iglesia y nuestro quehacer pastoral que según hemos discernido, hoy necesitan realzarse con fuerza y acentuarse concientemente. Siguiendo este Modelo, buscamos definir no solamente los pasos (metodológicamente) que seguiremos en nuestra planeación pastoral sino la intencionalidad con el que buscaremos caminar. Al igual que el Ver, Juzgar y Actuar; lo Cntemplativo, Comunitario y Misericordioso son notas que se correlacionan y que deben estar presentes en todo el proceso de planeación pastoral. Sin embargo, pedagógicamente, es útil y fecundo distinguirlas en tres momentos y de manera integrada: VER CONTEMPLATIVAMENTE JUZGAR COMUNITARIAMENTE ACTUAR MISERICORDIOSAMENTE
  26. 26. “El proyecto pastoral de la Diócesis, camino de pastoral orgánica, debe ser una respuesta consciente y eficaz para atender las exigencias del mundo de hoy, con indicaciones programáticas concretas, objetivos y métodos de trabajo, de formación y valorización de los agentes y la búsqueda de los medios necesarios, que permiten que el anuncio de Cristo llegue a las personas, modele las comunidades e incida profundamente mediante el testimonio de los valores evangélicos en la sociedad y en la cultura” (DA 371). VER CONTEMPLATIVAMENTE El Papa Francisco nos dice: “Necesitamos reconocer la ciudad desde una mirada contemplativa, esto es, una mirada de fe que descubra al Dios que habita en sus hogares, en sus calles, en sus plazas” (EG 71) y nuestro Arzobispo complementa en su reciente reflexión sobre la Pastoral en la Gran Ciudad que: “La mirada de fe, contemplativa…se basa en el contacto directo con los fieles, en escuchar sus demandas de todo tipo, sobre todo en materia social…en vivir sus esperanzas y angustias” (Mons. Rogelio Cabrera López). Si queremos ser fieles a Jesucristo, Hijo de Dios que se ha encarnado y hecho presente en nuestra historia, no podemos ver la realidad “desde fuera”. Para la elaboración del Plan de Pastoral necesitamos salir de nuestros caminos muchas veces andados, para acercarnos a todas las personas, mirarlas y escucharlas. Hay que ver las cosas con la mente y el corazón. No hay conversión pastoral sin conversión personal. La actitud contemplativa nos hará capaces de “…lograr un diálogo como el que el Señor desarrolló con la Samaritana” (EG 72).   JUZGAR COMUNITARIAMENTE “Porque no serán ustedes quienes hablen, sino el Espíritu de su Padre quien hablará en ustedes” (Mt. 10, 20). Cuando en nuestros grupos, comunidades y parroquias logramos entrar en un diálogo abierto y sincero, la riqueza que vivimos es muy grande. Experimentamos la acción del Espíritu Santo que nos ayuda a discernir la presencia y la voluntad de Dios. La elaboración de Plan de Pastoral nos exigirá una actitud y disponibilidad para entrar en diálogo con todos, un diálogo hacia adentro de la Iglesia y también hacia fuera de ella.Tenemos que superar el individualismo y la tentación a aislarnos. Hay que promover vivencia de la Asamblea a distintos niveles donde la circularidad, es decir la conciencia de que la comunidad parroquial es mucho más que la suma de sus miembros pues lo que le ocurre a uno de inmediato tiene sus repercuciones; y la intersubjetividad que hace posible el entendimiento mutuo, la creación de un espacio común, la toma de acuerdos y consenso, generarán la transformación y conversión que se requiere. “En su misión de fomentar una comunión dinámica, abierta y misionera, (el obispo) tendrá que alentar y procurar la maduración de los mecanismos de participación…y otras formas de diálogo pastoral…el objetivo de estos procesos participativos no será principalmente la organización eclesial, sino el sueño misionero de llegar a todos” (EG 31) ACTUAR MISERICORDIOSAMENTE “Lo que movía a Jesús en todas las circunstancias no era sino la misericordia, con la cual leía el corazón de los interlocutores y respondía a sus necesidades más reales” (MV 8). Agradecemos a Dios en su providencia que la elaboración del Plan de Pastoral tenga como marco el Año de la Misericordia decretado por el Papa Francisco. Esto nos animará y orientará a poner en el centro de nuestros proyectos y programas lo que es esencial en todo el quehacer pastoral de la Iglesia: manifestar la misericordia del Padre que es “…la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia… nada en su anuncio y en su testimonio hacia el mundo puede carecer de misericordia. La credibilidad de la Iglesia pasa a través del camino del amor misericordioso y compasivo” (MV 10).   CONCLUSIÓN Aunque los métodos y modelos tienen su importancia, siempre lo primero serán las personas. Vamos a pedirle al Señor Jesús que sea su Espíritu el que nos vaya guiando en todo. Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  27. 27. Lectio Divina Pastoral Parroquial MOMENTO COMUNITARIO Iniciemos el camino hacia nuestro Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 BLOQUE 3 OBJETIVO PARTICULAR Proponer la realización de la Lectio Divina Pastoral como un Ejercicio individual para recorrer el territorio parroquial con mirada contemplativa comunitaria y misericordiosa. MATERIALES Y RECURSOS •  Descargar la Presentación de Apoyo en: www.arquidiocesismty.org/aep2016 •  Copias del Formato 6 “Pasos de la Lectio Divina Pastoral Parroquial”. •  Copias del Formato 7 “Tabla de Resultados de la Lectio Divina Pastoral Parroquial”. •  Copias del mapa del propio territorio parroquial donde se identiquen los sectores parroquiales, capillas y otros sitios de interés común. DURACIÓN 30 minutos CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /22 INTRODUCCIÓN Como hemos dicho, como Iglesia Arquidiocesana, queremos “asumir una mirada comunitaria” sobre la realidad que vivimos, para después definir el servicio evangelizador que ofreceremos. Esta Lectio Divina Pastoral, pretende ser una lectura orante de un breve pasaje de a Palabra de Dios, pero de manera distinta. Quizá estemos acostumbrados a meditar la Palabra de Dios en un espacio de recogimiento y silencio, pero hoy, con todo el respeto y devoción que el Evangelio merece, los invitamos a hacerlo entre el ruido y el movimiento del territorio parroquial en el que vivimos. Creemos que la situación de “globalización de la indiferencia” que padecemos, como la llama el Papa Francisco, nos ha hecho perder la sensibilidad y la capacidad de asombro, acostumbrándonos a ver la realidad y a las personas de manera rutinaria. Los invitamos a descubrir al mismo Jesús presente en nuestra realidad, a la que Él no es ajeno, en la que nos cuestiona pidiéndonos una respuesta de compasión y misericordia pues necesitamos proyectar una pastoral de luces, de esperanza, de alegría, de fraternidad y atención a los más necesitados. ¿QUÉ ES LA LECTIO DIVINA PASTORAL PARROQUIAL? Es una experiencia de encuentro con Dios en la vida diaria, a la luz de su Palabra y mediante un recorrido por las calles de la ciudad- comunidad, con una mirada contemplativa y misericordiosa que nos permita reconocer lo que pasa en algunos lugares y con las personas que los habitan.   En esta Lectio Divina Pastoral, específicamente proponemos reflexionar a partir de un pasaje del Evangelio, en el que nos encontramos a Jesús mirando más allá de lo superficial, lo que lo lleva a contemplar ahí, una realidad más profunda que le descubre el proyecto de su Padre, de quien recibe la misión de ser compasivo y misericordioso; misión a la que luego invita a sus discípulos para ser signo del Reino que anuncia como Buena Noticia. ¿QUÉ ACTITUDES DEBEMOS TENER ANTE ESTA LECTIO? §  Cambiar nuestra mentalidad. Aprendiendo a desaprender lo que hemos aprendido. El cambio de mentalidad nos ayudará a vivir la vida cotidiana de forma más cristiana, a ver con los ojos del corazón y de la solidaridad. No podemos quedarnos con los “odres viejos” (Mc. 2,22). Si no cambia nuestra mirada seguiremos con la misma percepción de la realidad, seguiremos sin mejorar.
  28. 28. §  Dejar que Jesús nos mire. Experimentando su amor y misericordia. Para que esta experiencia deje los frutos esperados, la actitud contemplativa del que descubre a Dios en los acontecimientos de su propia vida cotidiana, se basa en la capacidad de dejarse mirar por Jesús y para conocerse y reflexionar sobre si mismo. •  Mirar más allá de lo superficial. Dejando que la realidad que miramos nos impresione y asombre. Dejemos por ahora los datos, las estadísticas y los diagnósticos que solo miran lo sociológico y contemplemos, sin criticar, ni racionalizar o moralizar. Hagamos a un lado los señalamientos que vienen de una mirada rápida, de un vistazo, pues algo se revela detrás de la realidad que contemplamos. ¿QUIÉNES ESTÁN LLAMADOS A REALIZARLA? Todos los convocados por el Párroco a la Asamblea Eclesial Parroquial 2016, quienes podrán invitar a participar a otros miembros de sus grupos, movimientos, capillas y/o sectores con la finalidad de ir caminando en el proceso “asumir una mirada comunitaria”, compartiendo la experiencia de contemplar el territorio parroquial. Así mismo, el Párroco en comunión con el Consejo de Pastoral Parroquial podrá invitar a otros los fieles laicos de manera generalizada en las Misas diarias, dominicales u otras reuniones a partir de enero y hasta el mes de abril inclusive, fecha de la siguiente Asamblea Eclesial Parroquial. ¿CÓMO PUEDE HACERSE LA LECTIO DIVINA PASTORAL? §  Individual. Siguiendo los 8 momentos que se presentan a continuación. Aunque se haga de esta manera, la mirada se volverá comunitaria cuando la experiencia se comparta con otros miembros de la comunidad parroquial. §  Grupal. Invitando a algunos miembros de los grupos, movimientos, capillas, etc. Luego de explicar el contexto y reflexionar juntos el pasaje, seguirán los 8 momentos de manera individual, para luego compartir la experiencia de cada uno. ¡Dios vive en la ciudad! Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  29. 29. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /24 INTRODUCCIÓN A LA LECTIO DIVINA PASTORAL PARROQUIAL Para nuestra Lectio Divina Pastoral Parroquial, partamos de un pasaje del Evangelio de Marcos 6,34 según la traducción de la Biblia de Jerusalén. Para apoyar y orientar la reflexión individual o grupal, comentaremos brevemente cada una de las partes que componen este versículo, sin afán de ser exhaustivos. En el contexto de este versículo, Jesús y sus discípulos, que acababan de regresar de su misión evangélica, se reúnen y suben a una barca para apartarse y descansar en un lugar desierto. Sin embargo, la gente los reconoce y se junta alrededor de Jesús porque ha oído y sabe de los milagros que él ha hecho. Marcos 6,34 “Y al desembarcar, vio mucha gente, sintió compasión de ellos, pues estaban como ovejas que no tienen pastor…” a)  SALIR….Y al desembarcar… Jesús desciende de la barca y se encuentra con la multitud de gente. El movimiento de Jesús es claro, al desembarcar deja la comodidad y se acerca a la multitud que lo esperaba, que lo seguía y no se molesta ni se incomoda por el hecho de ver invadida su intimidad, sino que más bien se mueve, sale…¿Cuántas veces nosotros giramos hacia otro lado, para no ver la realidad de los hermanos necesitados?   El primer movimiento de Jesús es el de salida y llegada a un lugar de la ciudad, que como hoy es donde está la gente reunida “…en medio de sus alegrías, anhelos y esperanzas, como también en sus dolores y sufrimientos. Las sombras que marcan lo cotidiano de las ciudades como por ejemplo, la violencia, la pobreza, el individualismo y la exclusión, no pueden impedirnos que busquemos y contemplemos al Dios de la vida también en los ambientes urbanos” (DA 512). Jesús nos muestra, a quienes tendremos la experiencia de recorrer el territorio parroquial, que debemos salir, dejado la comodidad, la rutina, perdiendo el miedo de toparnos con la realidad, con los demás, con uno mismo. b) CONTEMPLAR….vio mucha gente… Podemos distinguir un proceso contemplativo de la realidad desde Jesús. El primer paso es “ver” y “mirar”. No esquiva con sus ojos la realidad dura de su pueblo. Seguramente el haber visto mucha gente lo hizo detenerse viendo lentamente una y otra vez, posando la mirada y tratando de ahondar en su percepción del pueblo.   Jesús tiene una “segunda mirada” que le toca lo más íntimo de sí mismo y es más profunda que la primera, pues sus ojos no se quedan en lo que ve, sino que algo descubre en los rostros, en las miradas, en el lenguaje corporal del pueblo, en la muchedumbre y ve a las personas, a cada uno.   Finalmente, Jesús vive un momento de cambio radical en la sociedad de su tiempo y su otra mirada “la mirada contemplativa” ve lo alternativo y diferente en las mismas realidades que para otros son un basurero de cosas muertas, de amargura y desaliento,   Hay un movimiento interno en Jesús que es ejemplar para nosotros que nos disponemos a realizar esta Lectio: captar la realidad, apropiársela y ser uno con ella. c) SENTIR…sintió compasión… Jesús, luego de mirar de manera contemplativa a la muchedumbre, se da la oportunidad de sentir y lo hace con toda la humanidad de la que es capaz. ¿De qué fue testigo el evangelista? ¿Cómo lo habrá visto Marcos que, sin que Jesús expresara una palabra, interpreta el sentimiento tiene el Maestro en lo más profundo de su ser?   ¿Qué siente Jesús? La mirada le da la capacidad de contemplar la miseria del pueblo disperso. Su corazón sensible sufre la miseria y el abandono de su pueblo. De esa mirada nace la compasión y la misericordia que son el principio de su actuación.
  30. 30. La compasión no es una virtud más, sino es la única manera de mirar la vida, las personas, y los acontecimientos teniendo una actitud más parecida a la de Dios. La compasión, es la única manera de ser humanos. Es saber vibrar con el sentimiento del otro. Jesús vive la compasión en distintos momentos y con ella interioriza el sufrimiento ajeno y le duele. Tuvo una mirada compasiva para los que sufren en la muchedumbre. Vivía enamorado de la gente y tenía gran capacidad de observar el sufrimiento y la necesidad. A Jesús se le caracteriza por su sensibilidad ya que vive una mística de ojos abiertos. El ver a Jesús que siente, nos hace cuestionarnos: ¿Cómo no sufrir como Él? ¿Cómo no hacer nuestros sus sentimientos por la gente de la ciudad? Estamos invitados a experimentar y sentir, porque solo así se crea mayor cercanía personal y comunitaria. d) SENTIR CON Y DESDE LA REALIDAD…pues estaban como ovejas que no tienen pastor. El motivo del pueblo de Dios que necesita un pastor se encuentra en varias historias diferentes en el Antiguo Testamento. Oímos de la necesidad de que haya un pastor para el pueblo (Num. 27,16) y leemos el lamento por la falta de un pastor (1 R 22,17; Jer. 50,6-7; Ez. 34,5).   También hoy en día mucha gente en la ciudad-comunidad camina desorientada, también hoy en día muchos van por el mundo como “ovejas sin pastor”. Parece que cada vez tenemos más problemas y menos soluciones: ¿Qué debemos hacer? ¿Qué debemos creer? ¿En quién podemos confiar? Antes, todo era más simple, más claro y definido. Las verdades de la fe y de la religión parecían inmutables. Pero ahora todo es más complejo y enredado. Ahora todo se mueve, todo se cuestiona, todo se pone en duda. Todo esto, a muchos les produce incertidumbre y hasta angustia porque no están acostumbrados a vivir bajo la influencia de tantas opiniones y tan contradictorias. La multitud que miró Jesús, no tenía rostro ni identidad propia y no obstante, Él dedicó parte de su tiempo a atender las necesidades de las multitudes sin dejar, en ningún momento, que ellas impusieran su agenda sobre la marcha de su propio ministerio. Jesús nos muestra que estar con ellos le daba una valiosa oportunidad para percibir la realidad del pueblo, entender sus luchas y necesidades, tal como lo haremos nosotros en esta Lectio, donde podremos mirar para sentir, pues solo así podremos identificarnos con los demás. Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos
  31. 31. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /26 Haz oración personal si el ejercicio lo estás haciendo de manera individual o dirige la oración comunitaria con el grupo que has convocado. §  Puedes hacerla en el Templo o ante el Santísimo,. §  Recuerda que esta Lectio Divina Pastoral se hace en camino, por lo que podrás orar mientras recorres algún lugar, así estarás en la realidad que contemplarás desde el primer momento. §  Ora de manera sencilla y con tus palabras.I Invoca al Espiritu Santo y encomienda a Dios esta experiencia que vivirás, Pídele que te dé una mirada nueva y diferente; que renueve tu capacidad de asombro librándote de la indiferencia, la rutina y el miedo; que te haga sensible y te disponga a experimentar, a sentir y a identificarte con la realidad. §  Encomienda a otros, que como tú, harán esta Lectio Divina Pastoral. Momento de ORAR 1 MOMENTOS DE LA LECTIO DIVINA PASTORAL PARROQUIAL Te presentamos ahora los 8 Momentos que tiene este Ejercicio individual para recorrer nuestro territorio parroquial con mirada contemplativa comunitaria y misericordiosa. Momento de SALIR 2 Elige qué o dónde contemplarás de entre las opciones que se sugieren en la siguiente Tabla y emprende el camino de manera conciente y decidida. §  Puedes ir a otros sitios que no se encuentran en la Tabla de Lugares pues el terrirtorio parroquial donde vivimos presenta realidades que superan en mucho nuestras expectativas. §  Sal a dónde siempre y como siempre, recorriendo tu camino diario. Puede estar lejos o cerca, lo importante es salir. INSTITUCIONES SOCIALES COMUNIDAD PARROQUIAL CALLE O CIUDAD TRABAJO Y EDUCACIÓN MEDIOS DE TRANSPORTE CENTROS DE ESPARCIMIENTO Hospitales Enfermos Indigentes Empresas y oficinas Taxis Plazas comerciales Asilos Comunidades vulnerables Cruceros y plazas Talleres Estaciones del Metro Cines y restaurantes Orfanatos Colonias y sectores Vías de tren Escuelas Camiones Tiendas y Super- mercados Albergues Esquinas de los barrios Bajo los puentes Centros de capacitación Autobuses Centros deportivos Centros de ayuda Oficinas parroquiales Mercados rodante Librerías y bibliotecas Ecovia y Metrobus Centros de diversion Penales (CERESOS) Sesiones de grupos Ríos, arroyos y baldíos Maquiladoras Avenidas y vialidades Cantinas, antros, casinos. Comedores de los pobres Encuentros y retiros Periferias Bodegas Paradas de camión Estadios y teatros Momento de CONTEMPLAR 3 Ve, observa y mira detenidamente, complementando tu mirada con tus otros sentidos para que puedas identificarte con lo que contemplas. §  Hazlo con respeto, sin juzgar, sin pensar en las causas y consecuencias de lo que miras. §  No caigas en la tentación de dar una respuesta inmediata a la realidad. §  Escucha, huele, toca, saluda, mira detenidamente, encuéntrate. §  Toma el lugar de lo que contemplas e identifícate con aquello y hazte uno con la realidad. NOTA: Puedes tomar, con respeto y prudencia, algunas fotos para contemplar después con detenimiento o compartirlas con quienes también realizan esta Lectio.
  32. 32. Introducción / Implementación / Bloque 1 / Bloque 2 / Bloque 3 / Conclusión / Anexos Momento de SENTIR 4 Ponle nombre a tu sentimiento o a los distintos sentimientos que experimentes, eligiendo alguno (s) de entre la Tabla que te presentamos enseguida. §  Pregúntate ¿Cómo te sientes? ¿Qué te provoca lo que has contemplado? ¿Qué te inspira? ¿Cómo se te manifiesta físicamente? ¿Te duele algo? ¿No sientes nada? ¿Eres sensible como Jesús? §  No te expliques o busques razones del por qué sientes esto o aquello. Solo siente. Recuerda que el sentimiento no es malo. ALEGRIA TRISTEZA MIEDO IRA Cómodo Confiado Contento Enamorado Encantado Entusiasta Eufórico Emocionado Plácido Risueño Alegre Aliviado Apasionado Dichoso Estimulado Feliz Halagado Optimista Radiante Satisfecho Abatido Abrumado Afectado Afligido Anonadado Apenado Decepcionado Deprimido Herido Triste Aburrido Afligido Apenado Celoso Desolado Humillado Melancólico Taciturno Avergonzado Vulnerable Angustiado Ansioso Asustado Aterrado Culpable Dudoso Horrorizado Inquieto Intimidado Molesto Aterrorizado Atormentado Desconfiado Espantado Estupefacto Inquieto Perplejo Preocupado Ridículo Tímido Agitado Amargado Confuso Contrariado Enfurruñado Enojado Exasperado Frustrado Furioso Rabioso Cascarrabias Colérico Hostil Agresivo Impaciente Indignado Irritado Rebelde Rencoroso Vengativo Momento de SENTIR CON Y DESDE LA REALIDAD 5 Pregúntate e imagínate ¿Cómo se siente la realidad y los demás? Sé empático, ponte en sus zapatos. §  ¿Qué te inspira la situación en la que viven? ¿Cómo se te manifiesta físicamente? ¿Te duele algo? ¿No sientes nada? §  No les preguntes cómo se sienten, identificalo como fruto de tu mirada contemplativa. §  No te expliques o busques razones del por qué sienten esto o aquello. Solo sienten, no los juzgues. Momento de REPRESENTAR 6 Describe o representa con una comparación, una alegoría, una imagen o una frase cuál crees que sea el sentimiento de la realidad o de los demás. §  Ante la escena, el evangelista usa la imagen: “como ovejas sin pastor” Tu, ¿Cómo ves la realidad? ¿Cómo ves a las personas? ¿Cómo estan? ¿Puedes expresarlo en una imagen o ejemplo? §  Usa la Lista de Sentimientos que anteriormente presentamos, §  No te preocupes si de momento no puedes ponerle nombre o identificarlo pero es importante hacerlo . §  Trata de ser específico y con una o dos palabras expresa el sentimiento que experimentan. Momento de ESCRIBIR 7 Escribe y registra tu experiencia y conclusiones en la Tabla de Resultados. Esto nos ayudará a a ser concretos para poder compartirlo con los demás en orden a “asumir una mirada comunitaria”. §  Sé muy concreto y específico pues sólo hay espacio para cuatro experiencias de contemplación y para muy pocas palabras. §  Te presentamos una Tabla de Resultados Ejemplo que puede servir para documentar la experiencia. TABLA DE RESULTADOS EJEMPLO ¿A DÓNDE SALÍ? ¿QUÉ CONTEMPLÉ? ¿CÓMO ME SENTÍ? ¿CÓMO SE SIENTEN LOS DEMÁS O LA REALIDAD? ¿CÓMO LO DESCRIBO O REPRESENTO? Momento de AGRADECER 8 Haz oración dando gracias a Dios, por medio de María, por la experiencia de contemplar el territorio parroquial y por lo que te fue revelado o lo que se te irá revelando paulatinamente. §  Reza un Padrenuestro, una Ave María y un Gloria, pidiendo por quienes también realizan esta Lectio Divina Pastoral en otras comunidades parroquiales.
  33. 33. Conclusion  GENERAL     Mencion  de  la  Asamblea  de  Abril       Ofrecer  el  Material  de  la  Bula     Resaltar  la  importancia  de  la  evaluación   CONCLUSIÓN CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /28 ANEXOS INDICE  DE  ANEXOS  
  34. 34. Oración Inicial (Sugerencia: Antes de dirigir la oración, se invita a ver con atención el video “La mirada de Jesús”: https://www.youtube.com/ watch?v=yTHaABGeJFA). Enseguida, damos lugar a la escucha de la Palabra de Dios Lector: Según San Lucas: Habiendo entrado en Jericó, atravesaba la ciudad. Había un hombre llamado Zaqueo, que era jefe de publicanos, y rico.Trataba de ver quién era Jesús, pero no podía a causa de la gente, porque era de pequeña estatura. Se adelantó corriendo y se subió a un sicómoro para verle, pues iba a pasar por allí.Y cuando Jesús llegó a aquel sitio, alzando la vista, le dijo: "Zaqueo, baja pronto; porque conviene que hoy me quede yo en tu casa". Se apresuró a bajar y le recibió con alegría.Al verlo, todos murmuraban diciendo: "Ha ido a hospedarse a casa de un hombre pecador”. Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: "Daré, Señor, la mitad de mis bienes a los pobres; y si en algo defraudé a alguien, le devolveré el cuádruplo”.Jesús le dijo: "Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque también éste es hijo de Abraham, pues el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido". Presidente: Señor Jesús, tú que nos convocas hoy a vivir esta asamblea parroquial, te pedimos que nos otorgues una mirada nueva y profunda, capaz de permanecer más atentos a lo que pasa en nuestra Iglesia. Todos: Necesitamos que nos acompañes para que sepamos ver la realidad, de nuestra comunidad y de nuestra ciudad. Ministro Extraordinario de la Comunión: Queremos encontrarte en nuestros hermanos… Todos: Enséñanos a escuchar su voz. Joven: Queremos crecer como comunidad parroquial… Todos: Danos el don de  la unidad y del servicio. Catequista: Queremos llegar a todos sin excluir a nadie… Todos: Muéstranos el camino de la misión. Matrimonio: Para vivir este camino, en esta Asamblea necesitamos oír tu voz, necesitamos tu compañía, necesitamos sentirte junto a nosotros, Señor… Todos: Danos un corazón cada día más sediento de tí, de tu Palabra, de tu presencia. Religioso (a): Es tanta, Señor, la tarea que tenemos por delante, pero también es tanto lo que ya vivimos. Todos: Queremos celebrar esta vida de la comunidad, queremos contarle a los hermanos de nuestra ciudad todo lo que hacemos, queremos decirles que les abrimos el corazón para que todos sientan que tienen un lugar.Acompáñanos Señor en esta Fiesta.     Presidente: Sabemos que solos no podemos recorrer este camino, por eso nos alegramos de contar siempre con la presencia de nuestra Madre, la Virgen María. Gracias por su cariño, y por su guía. Todos: Gracias a ti, Señor, porque nos llamas a ser parte de tu Reino. Gracias porque nos muestras el amor misericordioso del Padre, y nos animas siempre con tu Espíritu.Amén. Formato 1. “Oración Inicial”.  
  35. 35. •  Formato 2. Instrucciones Dinámica: “Momentos de Misericordia de nuestra Parroquia”
  36. 36. Formato 3.Vaciado Equipo Dinámica: “Momentos de Misericordia Parroquiales”.  
  37. 37. •  Formato 4. Vaciado Parroquial Dinámica: “Momentos de Misericordia Parroquiales”
  38. 38. •  Formato 5 “Encuentro con Jesús: Nos dejamos mirar por Él”.
  39. 39. •  2 CANTOS
  40. 40. •  Formato 6 “Pasos de la Lectio Divina Pastoral Parroquial”.
  41. 41. APÉNDICE CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /38 •  Formato 7 “Tabla de Resultados de la Lectio Divina Pastoral Parroquial”.
  42. 42. APÉNDICE CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /38 ITINERARIO ESPIRITUAL PARA VIVIR EL MODELO PASTORAL CONTEMPLATIVO COMUNITARIO MISERICORDIOSO La vida humana es un itinerario hacia la plena realización de uno mismo. Aplicada a la vida espiritual, la noción de itinerario subraya la idea de crecimiento, dado que se experimenta un progreso constante en dicho caminar espiritual. Incluye momentos de plenitud, de estancamiento e incluso de retroceso.   Es semejante a la “experiencia de un viaje”: para llegar al lugar que tenemos como destino, es necesario tomar en cuenta varios elementos: las horas a invertir, trazar la ruta a seguir, los puntos intermedios donde nos vamos a detener, la inversión económica a realizar, el número de personas a considerar, los alimentos, el equipaje, los medicamentos necesarios, conocer hacia dónde nos dirigimos en el viaje, entre muchas cosas más. Si tomamos en cuenta estos puntos, estaremos formando un “itinerario de viaje”, una herramienta que ayude a la persona a disfrutar del viaje. En nuestro caso, tomaremos esta valiosa propuesta, para prepararnos y disponernos comunitariamente al próximo plan de pastoral. Una vez que hemos hecho el recorrido de los momentos de misericordia en nuestra comunidad, y hemos retomado la mirada de Jesús en nuestra vida, en este momento de nuestra asamblea, daremos las pautas a seguir para que, en comunión con las demás parroquias de nuestra arquidiócesis, logremos estar en sintonía pastoral.   “Hay momentos en los que de un modo mucho más intenso estamos llamados a tener la mirada fija en la misericordia para poder ser también nosotros mismos signo eficaz del obrar del Padre” (MV 3). Para lograr este anhelo de tener una “mirada misericordiosa” en nuestras parroquias, llevaremos a cabo un itinerario formativo-espiritual, es decir, un camino de formación que reúna el marco teórico-práctico del tema de la misericordia, de forma personal y comunitaria. Con este itinerario, buscaremos experimentar y transmitir la misericordia que el Padre nos ha manifestado a través de su hijo Jesucristo. Apoyándonos en el método contemplativo comunitario misericordioso, podremos entender con mayor facilidad este camino de formación. Tendrá como puntos de referencia: mirar la totalidad de la persona, su modo de pensar y de sentir, la manera de decidir y de relacionarse con Dios, con sus semejantes y con el mundo, ya que “no se contempla desde fuera sino desde dentro, reconociendo los lazos con los que el Padre nos ha unido a todos los seres” (LS 220). Este método nos abre las puertas para que nuestra planeación pastoral se lleve a cabo de forma significativa, creativa y pronta. El imperativo de escuchar el clamor de los pobres se hace carne en nosotros cuando se nos estremecen las entrañas ante el dolor ajeno (EG 193). Jesús nos enseña el reconocimiento de nuestros hermanos a través de palabras y gestos. Estamos llamados a descubrir a Cristo en ellos, a “ser sus amigos, a escucharlos, a interpretarlos y a recoger la misteriosa sabiduría que Dios quiere comunicarnos a través de ellos”. Una Pastoral significativa: La mirada contemplativa propone analizar un hecho de vida con el fin de descubrir actitudes y modos de pensar, valoraciones y comportamientos. Se busca las causas y se analiza las consecuencias que pueden tener en las personas, en las comunidades y en las organizaciones sociales. El acento se pone en la persona, no en las ideas ni en las cosas: “es deber permanente de la Iglesia escrutar a fondo los signos de la época e interpretarlos a la luz del Evangelio, de forma que, acomodándose a cada generación, pueda la Iglesia responder a los perennes interrogantes de la humanidad sobre el sentido de la vida presente y de la vida futura y sobre la mutua relación de ambas (GS 4).   Es por ello que nuestra pastoral se vuelve significativa: nuestros planes y actividades se centran en la realidad integral de la persona. No se trata de un análisis económico, sociológico o político de la realidad. Es un análisis desde una determinada perspectiva: la pastoral. Como agentes de pastoral nos acercamos a la realidad, para conocerla, juzgarla y transformarla a la luz del Evangelio.   Una Pastoral creativa: A lo largo de nuestra arquidiócesis nos percatamos de la existencia de muchas culturas y subculturas, las cuales se expresan de diversas maneras: manifestaciones, pintas, vestimentas, vocabulario, etc. Para hacer llegar el mensaje evangélico a estas realidades, sólo con el concurso de los laicos podemos llevar a cabo una nueva evangelización urbana (cfr. Mons. Rogelio Cabrera. La Pastoral en las grandes ciudades).   Bajo la mirada contemplativa, los laicos están invitados a convertirse en los principales protagonistas de una Iglesia más participativa, capaz de darle cabida a la creatividad y a la innovación, a través del canto, la danza, la poesía, las artes plásticas. En este año de la misericordia, aprendamos a descansar en la ternura de los brazos del Padre en medio de la entrega creativa y generosa. Sigamos adelante, démoslo todo, pero dejemos que sea Él quien haga fecundos nuestros esfuerzos como a Él le parezca (EG 279).
  43. 43. APÉNDICE CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA /38 Una Pastoral pronta: Y al desembarcar, vio mucha gente, sintió compasión de ellos, pues estaban como ovejas que no tienen pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas (Mc 6, 34). La mirada contemplativa que se propone en este año nos ayudará a que, entendiendo lo que pasa a nuestro alrededor, podamos salir a atender con compasión las diversas urgencias pastorales de nuestra ciudad.   Estas características serán parte integral de toda nuestra actividad pastoral, en las cuales nuestro itinerario seguirá el siguiente modelo: estará en torno a la Palabra, la Eucaristía y el servicio a los pobres. En torno a la Palabra de Dios: Las Sagradas Escrituras son fuente de la evangelización. Por lo tanto, hace falta que nuestros grupos y movimientos se formen continuamente en la escucha de la Palabra. Es indispensable que la Palabra de Dios sea cada vez más el corazón de toda actividad eclesial.   Por ello, nuestro itinerario contempla la Sagrada Escritura como parte fundamental, haciendo que nuestra pastoral tenga ese seguimiento fiel a la Palabra, a través de Lectio Divinas Comunitarias, Círculos Bíblicos, ya que en nuestro caminar pastoral, “la Palabra proclamada, viva y eficaz, prepara la recepción del Sacramento” (EG 174).   En torno a la Eucaristía: La Eucaristía, si bien constituye la plenitud de la vida sacramental, no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débiles (EG 47). Estas convicciones también tienen consecuencias pastorales que estamos llamados a considerar, ya que nos ayudarán a ejercer nuestras actividades pastorales con prudencia y audacia, siendo facilitadores de la gracia que este sacramento nos participa.   Es por ello que, en nuestras comunidades, debemos de fomentar la participación en la Eucaristía, nos sólo como un acto litúrgico, sino que vaya más allá: “Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones…” (Hechos 2, 42 – 47). Hagamos “eucaristía” algunos de nuestros espacios de misericordia, tomando como ejemplo los momentos celebrativos en la comunidad: las fiestas patronales, los aniversarios de consagración y erección parroquial, entre otros momentos que se pueden presentar.   En torno a los pobres: Cristo, hecho pobre y manteniendo un contacto cercano con los pobres, es quien alienta nuestra acción pastoral hacia los más abandonados de nuestra sociedad. Al tener en nuestro itinerario la mirada misericordiosa presente, actualizaremos el mandato recibido por parte del Señor Jesús: “¡Denles ustedes de comer!” (Mc 6, 37).
  44. 44. Señor Jesucristo, tú nos has enseñado a ser misericordiosos como el Padre del cielo, y nos has dicho que quien te ve, lo ve también a Él. Muéstranos tu rostro y obtendremos la salvación. Tu mirada llena de amor liberó a Zaqueo y a Mateo de la esclavitud del dinero; a la adúltera y a la Magdalena del buscar la felicidad solamente en una creatura; hizo llorar a Pedro luego de la traición, y aseguró el Paraíso al ladrón arrepentido. Haz que cada uno de nosotros escuche como propia la palabra que dijiste a la samaritana: ¡Si conocieras el don de Dios!   Tú eres el rostro visible del Padre invisible, del Dios que manifiesta su omnipotencia sobre todo con el perdón y la misericordia: haz que, en el mundo, la Iglesia sea el rostro visible de Ti, su Señor, resucitado y glorioso. Tú has querido que también tus ministros fueran revestidos de debilidad para que sientan sincera compasión por los que se encuentran en la ignorancia o en el error: haz que quien se acerque a uno de ellos se sienta esperado, amado y perdonado por Dios.   Manda tu Espíritu y conságranos a todos con su unción para que el Jubileo de la Misericordia sea un año de gracia del Señor y tu Iglesia pueda, con renovado entusiasmo, llevar la Buena Nueva a los pobres proclamar la libertad a los prisioneros y oprimidos y restituir la vista a los ciegos. Te lo pedimos por intercesión de María, Madre de la Misericordia, a ti que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén. 

×