Definición de Salud OMS
La Constitución de la OMS define la salud como un estado de
completo bienestar físico, mental y so...
la Organización de las Naciones Unidas Mundial de la Salud. La salud
pública incorpora los enfoques interdisciplinarios de...
problemas mundiales de salud pública. La mayoría de los países tienen sus
propias agencias gubernamentales de salud públic...
Promoción de la Salud
Para entender la promoción de la salud es necesario partir de algunas
consideraciones generales sobr...
de condiciones propicias para la salud, o sea, vinculada a las condiciones de
bienestar y desarrollo humanos.
Conceptos Bá...
Esta nueva situación en la historia sanitaria registrada conduce a la
aparición de la "epidemiología de crónicas" como sup...
La Salud Pública, que desde los años 40 había casi desaparecido
confiando en la capacidad de las balas mágicas terapéutica...
C. Están relacionados con la promoción de la salud en el sentido de la
definición de Ottawa.
Uno de los vehículos más inte...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Salud Pública

606 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
606
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
13
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Salud Pública

  1. 1. Definición de Salud OMS La Constitución de la OMS define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Esta definición incluye un componente subjetivo importante que se debe tener en cuenta en las evaluaciones de los riesgos para la salud. Se ha elaborado en el seno del Proyecto Internacional CEM la siguiente definición de trabajo de «peligro para la salud». Un peligro para la salud es un efecto biológico, no comprendido en el margen de compensación fisiológica normal, que es perjudicial para la salud o el bienestar. En esta definición, se entiende por «efecto biológico» una respuesta fisiológica a la exposición. Para que el efecto biológico produzca alguna consecuencia perjudicial para la salud no debe estar comprendido en el margen de compensación normal; es decir, debe estar fuera del intervalo de variación normal de las respuestas del organismo. Salud Pública La salud pública es "la ciencia y el arte de prevenir las enfermedades, prolongar la vida y la promoción de la salud a través de los esfuerzos organizados y decisiones con conocimiento de la sociedad, las organizaciones, públicas y privadas, comunidades e individuos" (1920, CEA Winslow). Se refiere las amenazas a la salud basado en el análisis de salud de la población. La población en cuestión puede ser tan pequeño como un puñado de personas o tan grande como todos los habitantes de varios continentes (por ejemplo, en el caso de una pandemia). Las dimensiones de la salud pueden abarcar "un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades", según lo definido por
  2. 2. la Organización de las Naciones Unidas Mundial de la Salud. La salud pública incorpora los enfoques interdisciplinarios de 5 disciplinas principales: Bioestadística, Epidemiología, Salud Ambiental, Políticas sanitarias/Administración en Salud y de las Ciencias Sociales y del Comportamiento En suma a un sistema integrado interdisciplinario, intersectorial de un conjunto competencias generales: Comunicación e Informática, diversidad y cultura, liderazgo, profesionalismo, Planificación, Biología Salud Pública, y el pensamiento sistémico; tal como se define por la Asociación de Escuelas de Salud Pública. Objetivos de la Salud Pública El enfoque de una intervención de salud pública es prevenir y controlar enfermedades, lesiones y otras condiciones de salud a través de la vigilancia de casos y la promoción de conductas saludables, comunidades y ambientes. Muchas enfermedades se pueden prevenir a través de simples, métodos no médicos. Por ejemplo, la investigación ha demostrado que el simple acto de lavarse las manos con jabón puede prevenir muchas enfermedades contagiosas. En otros casos, el tratamiento de una enfermedad o el control de un patógeno puede ser vital para prevenir su propagación a otros, como por ejemplo durante un brote de las enfermedades infecciosas, o la contaminación de los alimentos o el agua. Los programas de comunicaciones, programas de vacunación y la distribución de condones, son ejemplos de medidas comunes de salud pública. La salud pública juega un papel importante en los esfuerzos de prevención de la enfermedad, tanto en el mundo en desarrollo y en los países desarrollados, a través de los sistemas de salud locales y las organizaciones no gubernamentales. La Organización Mundial de la Salud (OMS) es el organismo internacional que coordina y actúa sobre los
  3. 3. problemas mundiales de salud pública. La mayoría de los países tienen sus propias agencias gubernamentales de salud pública, a veces conocidos como Ministerios de salud, para responder a los problemas de salud nacionales. Por ejemplo, en los Estados Unidos, la primera línea de las iniciativas de salud pública son los departamentos de salud estatal y local. Los Estados Unidos Servicio de Salud Pública (PHS), dirigido por el Cirujano General de los Estados Unidos, y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, con sede en Atlanta, están involucrados en varias actividades internacionales de salud, además de sus deberes nacionales. En Canadá, la Agencia Canadiense de Salud Pública es el organismo nacional encargado de la salud pública, preparación y respuesta ante emergencias y control de enfermedades infecciosas y crónicas y prevención. En la India, la Fundación de Salud Pública de la India se inició en 2006 como respuesta a la creciente preocupación por los problemas de salud pública emergente en ese país. Hay una gran discrepancia en el acceso a servicios de salud y las iniciativas de salud pública entre las naciones desarrolladas y naciones en desarrollo. Inversión Pública en Salud Es el dinero que gasta el Gobierno en la atención directa de la salud de las personas de forma a asegurar el óptimo estado sanitario de la comunidad. Este gasto incluye asistencia médica y hospitalaria de las personas para la promoción, protección y recuperación de la salud, la atención en establecimientos, la vacunación y vigilancia epidemiológica para el control de las enfermedades, entre otros, como el cuidado del ambiente, acceso a agua potable y saneamiento básico.
  4. 4. Promoción de la Salud Para entender la promoción de la salud es necesario partir de algunas consideraciones generales sobre los alcances del concepto de salud. Cuando se alude al concepto de salud vigente, se asigna importancia a los diferentes determinantes de tipo biológico, social, ecológico y de servicios, por considerar que la dinámica que generan, en su estrecha interrelación, es la que finalmente determina la situación de salud en nuestra sociedad. De esa manera se asume que, si bien es cierto la atención de la enfermedad tiene relevancia, especialmente en términos de productividad y de significado para quien " recupera la salud ", conlleva una serie de limitantes significativas que hacen cuestionar su capacidad de respuesta a la situación actual de la salud de la población y a su valor por encima de la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud. Algunas de esas limitantes se expresan en: altos costos económicos y humanos de problemas cada vez más complejos, dificultades para adquirir medicamentos y equipos sofisticados, inexistencia de medicamentos para curar enfermedades que afectan a grandes grupos y que podrían evitarse pero que están asociadas a actitudes y prácticas de la población, grandes desigualdades de salud especialmente en los grupos sociales más desfavorecidos y el agotamiento de la efectividad del modelo de atención directa, en relación con la magnitud y calidad de los problemas de salud. Por otra parte, se asume también, que el peso de las acciones en salud debe orientarse por la concepción que privilegia la salud como fuente de riqueza de la vida cotidiana y por lo tanto hacia la creación y producción de salud, es decir, a un concepto de "ganancia en salud". Se visualiza a la salud pública ampliando su campo de acción hacia la promoción y creación
  5. 5. de condiciones propicias para la salud, o sea, vinculada a las condiciones de bienestar y desarrollo humanos. Conceptos Básicos de la Promoción de la Salud Empoderamiento y Redes La idea y el concepto actual de promoción de la salud como "los procesos que favorecen el control de los individuos y grupos sobre las variables que condicionan su propia salud", surge en la Conferencia de la OMS en Ottawa en 1986. Sin embargo puede resultar útil para su comprensión, el exponer previamente tanto las corrientes de pensamiento sanitario que la han influido como las tendencias políticas y organizativas que han ido conformando la promoción de la salud tal y como la entendemos hoy en día. Los elementos diferenciales de la promoción de la salud con otros modelos de intervención en Salud Pública y en general, en ciencias de la salud, pueden identificarse como: A. Basados en una aproximación holística y no estrictamente médica. B. Centrados en una perspectiva de actuación no paternalista, sino favorecedora de las opciones personales y grupales. Los primeros antecedentes en la práctica de lo que hoy entendemos por Promoción de la Salud, los podemos encontrar en los cambios que se produjeron como consecuencia de la percepción de la importancia de las llamadas enfermedades crónicas en los países desarrollados durante la década de los 50 y 60 del siglo XX.
  6. 6. Esta nueva situación en la historia sanitaria registrada conduce a la aparición de la "epidemiología de crónicas" como superación de la "epidemiología de infecciosas", que ocurre durante los años 603. Este cambio es consecuencia de la transición epidemiológica y de la incapacidad de los modelos causases de infecciosas y de los postulados de Henle-Koch para explicar adecuadamente los nuevos problemas de salud prioritarios como el cáncer y las cardiovasculares. Un nuevo marco de análisis se vertebra con el texto de McMahon y Pugh, publicado en 1970 y de enorme influencia posterior con su concepto de maraña causal en el desarrollo de métodos de investigación etiológica desde unidades de observación y análisis individuales. A finales de los años sesenta había pues, por un lado algunas piezas de evidencia empírica que habían vinculado algunas conductas individuales con algunas enfermedades crónicas y por otro, un marco de análisis basado en la idea de multicausalidad, novedosa entonces en el pensamiento médico. Se produce una tendencia que vincula aún más a la epidemiología y a la Salud Pública con el modelo médico y, como consecuencia, el análisis de los problemas de salud se plantea desde una perspectiva individual. Se trata pues, de "buscar factores de riesgo para enfermedades crónicas" como antes se buscaban agentes causales en los ecosistemas microbianos para las infecciosas y básicamente esta búsqueda se centra en el comportamiento de los individuos. El correlato en la acción de este abordaje dominante en la interpretación causal, resultaba obvio: al igual que el periodo higienista esterilizó y desinfectó, la epidemiología de crónicas pretendió cambiar conductas individuales.
  7. 7. La Salud Pública, que desde los años 40 había casi desaparecido confiando en la capacidad de las balas mágicas terapéuticas como los antibióticos, vuelve a necesitar de intervenciones poblacionales y reinventa la acción. Para ello, se basa en su propia historia desarrollando una "higiene de las enfermedades crónicas" esto es: la educación sanitaria. Defensa de la salud, capacitación y mediación. La Carta de Ottawa supone, además del nacimiento de la promoción de la salud en un sentido amplio, el inicio de un nuevo estilo de trabajo en Salud Pública que supera los problemas en décadas anteriores. Este marco puede resolver la vía muerta de intentar aplicar el higienismo a nuestros tiempos. Proponía la unión operativa entre información y acción, sugiriendo la incorporación de las tradicionales actividades de vigilancia epidemiológica y vigilancia de la Salud Pública en la función de defensa de la salud. Esto quiere decir que el profesional de Salud Pública ha de pasar de su actual status de subordinación administrativa en el Estado a tener una voz más pública para defender la salud de la población o de un grupo. Esto supone no solo un cambio de status profesional sino también un cambio en la naturaleza de la información que recogemos. Una reunión de la OMS en Barcelona, en 1987, definió la naturaleza de esta nueva información que necesitamos como índices que: A. Son capaces de estimular el cambio debido a su visibilidad política y a su impacto, son sensibles a los cambios y permiten comparaciones. B. Deben recogerse, usarse y entenderse fácilmente por la población y los decisores.
  8. 8. C. Están relacionados con la promoción de la salud en el sentido de la definición de Ottawa. Uno de los vehículos más interesantes en que ha cristalizado esta propuesta de Ottawa y en parte los Criterios de Barcelona, es en la realización de informes de salud periódicos. La idea ha cristalizado tanto desde el ámbito gubernamental como desde asociaciones profesionales o grupos de presión. Estos informes proporcionan información asequible tanto a la población como a los decisores, a través de los medios de comunicación de masas. Se crea así un marco de rendimiento de cuentas público sobre las actuaciones y los programas, que puede poner a la salud y a las actividades de Salud Pública, tanto en la agenda de los políticos como en la de los intereses de los ciudadanos, ayudando a crear un clima social favorable al desarrollo de políticas públicas saludables. Como respuesta a los excesos paternalistas de la educación sanitaria y a sus efectos secundarios de culpabilización de las víctimas y reafirmando el derecho al propio control de la salud por parte de los individuos y grupos, surge en Ottawa la noción de capacitación. No se trata ya de decir a la gente lo que debe o no debe hacer, sino de capacitarlos para una gestión más autónoma de su salud y de los eventuales episodios de pérdida de la misma, incluyendo un uso más autónomo de los servicios sanitarios y la tecnología médica.

×