Las demandas contras las fumigaciones con Glifosato
Estos fueron los cultivos que se lograron cuantificar a pérdida por la...
Se conformó, además, un comité técnico que tendrá la tarea de
buscar, con plazo de un mes, una nueva alternativa de erradi...
Las zonas donde el Glifosato cae hacen que las plantas se quemen
y el lugar quede como deforestado. Se espera saber la otr...
El monto al que hasta el momento asciende la demanda de es de $7
billones de pesos. Es decir, la mitad del presupuesto con...
será la encargada de evaluar y avalar las pruebas que se presenten
sobre el tema de las afectaciones en salud y ambiente.
...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Las demandas contras las fumigaciones con Glifosato

196 visualizaciones

Publicado el

Estos fueron los cultivos que se lograron cuantificar a pérdida por la aspersión de Glifosato en la demanda que ganó Cosurca y las 40 familias de Argelia y Sucre. La suma se acerca a los mil millones. Con información de la demanda.

Publicado en: Noticias y política
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
196
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
29
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Las demandas contras las fumigaciones con Glifosato

  1. 1. Las demandas contras las fumigaciones con Glifosato Estos fueron los cultivos que se lograron cuantificar a pérdida por la aspersión de Glifosato en la demanda que ganó Cosurca y las 40 familias de Argelia y Sucre. La suma se acerca a los mil millones. Con información de la demanda. 08:30 pm 16-mayo El Nuevo Liberal. Reinaldo Hoyos Molina comunicauca@gmail.com El fracaso de la política antidrogas, a través de la aspersión aérea, no solo se evidencia en la decisión de suspender las fumigaciones con Glifosato; sino también en las millonarias demandas que hoy reposan en los juzgados del Cauca. Esta semana terminó la era de las fumigaciones con Glifosato como estrategia para combatir la expansión de los cultivos ilícitos en Colombia, y con ella, parte del sufrimiento de miles de familias que tuvieron que ver como sus cultivos lícitos se marchitaban al caerles el veneno. La decisión fue tomada el pasado 14 de mayo, cuando los miembros del Consejo Nacional de Estupefacientes atendieron la solicitud del Presidente Juan Manuel Santos y las recomendaciones del Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, que orientaban hacía la suspensión de las aspersiones de este químico por el riesgo que significaba para la salud pública.
  2. 2. Se conformó, además, un comité técnico que tendrá la tarea de buscar, con plazo de un mes, una nueva alternativa de erradicación de los cultivos como la coca y la marihuana, en las zonas rurales del país. Como lo explicó el ministro de la justicia, Yesid Reyes al término de la reunión. Esta decisión, para los analistas, indicaría algo que las comunidades campesinas, afros e indígenas del Cauca ya habían advertido: El fracaso de la política antidrogas que priorizaba la estrategia de la fumigación, que había generado más problemas que soluciones y que desembocaron en demandas contra el Estado. Fue el caso que se presentó en los municipios de Argelia y Sucre a mitades del año 2005 y que le significó al Estado una demanda de más de mil millones de pesos, cuando fumigaron los cultivos orgánicos de café, frutales y pancoger a 40 familias, afiliadas a la Cooperativa del Sur del Cauca (Cosurca), y beneficiarias de cooperación internacional o de los programas de sustitución de cultivos ilícitos que maneja el mismo Gobierno Nacional. “Esta es una de las primeras demandas a nivel nacional que prospera y fue por la estrategia que utilizamos: Nosotros nos orientamos a la indemnización por los perjuicios causados a los cultivos orgánicos de los campesinos, no por los daños a la salud, ya que lo primero era fácilmente demostrable”, comentó Alfonso Muñoz, el abogado litigante y quien estuvo al frente del proceso judicial. Lo grave en este caso no solo fueron las pérdidas evidentes de los cultivos lícitos con los cuales se sostenían económicamente las familias; sino que el Glifosato como agente químico contaminó y se quedó en el suelo de dichos predios, lo que hizo que las 40 familias perdieran la certificación de producción orgánica durante cuatro años, y con la cual obtenían mejores ingresos en el mercado internacional. “Las condenaron a quedar sin la esperanza, porque todos sus esfuerzos y trabajo por salir de los cultivos ilícitos se vino al suelo”, agregó Alfonso Muñoz.
  3. 3. Las zonas donde el Glifosato cae hacen que las plantas se quemen y el lugar quede como deforestado. Se espera saber la otra estrategia para evitar la expansión de cultivos ilícitos. Foto: Suministrada. De todos modos, la demanda se resolvió en noviembre del 2010, en segunda instancia en el Tribunal Contencioso Administrativo del Cauca, con un monto total de $1.150.000.000 millones que debieron pagar las instituciones del Estado encargadas del diseño de esta política. Sin embargo, sucedió lo inesperado: El Estado no pagó por completo su deuda. La Dirección Nacional de Estupefacientes dio $490 millones; lo mismo hizo el Ministerio de Defensa, quedando un remanente aproximado de $150 millones de pesos que, aún hoy, no han sido cancelados. Por eso se está preparando una nueva acción legal “para lograr el pago de lo adeudado más los intereses causados por la demora en la cancelación”, explicó el abogado. Aun así, Alfonso Muñoz destaca la importancia del mensaje de un fallo a favor de la comunidad como estos. “Lo que se demuestra aquí es que nosotros (Cosurca) somos un ejemplo de cómo con programas de sustitución de cultivos, apoyados con recursos del gobierno, los campesinos erradican voluntariamente”. Lo que refuerza la propuesta de realizar una nueva estrategia de lucha antidogras concertada con la comunidad. La demanda de los billones Como si el anterior caso no fuera poco, en este momento en el Juzgado Cuarto Administrativo del Cauca, se abre paso una acción de grupo que representa los intereses de 27 mil familias de varios municipios del departamento, que buscan una reparación por los perjuicios causados en las fumigaciones con Glifosato.
  4. 4. El monto al que hasta el momento asciende la demanda de es de $7 billones de pesos. Es decir, la mitad del presupuesto con el cual funciona la ciudad de Bogotá o casi la tercera parte de lo que costaría el metro de la capital colombiana ($20 billones). Según César William Díaz, miembro del Comité del Macizo Colombiano (Cima) y representante de la mesa campesina del Cauca en la Cumbre Agraria, este proceso inició desde el año 2011, como consecuencia de las aspersiones, sobre todo en el macizo colombiano, que se intensificaron desde el 2009. “En el 2011 logramos integrar a 15 mil familias de los municipios de Bolívar, Sucre, Balboa, Patía, Mercaderes y El Tambo. Presentada la demanda, surgen las fumigaciones en la Costa Pacífica del Cauca, sobre todo en Timbiquí y Guapi, y se logró una integración de procesos, llegando 12 mil familias más, para el total de 27 mil”, comentó Díaz. Lo que han hecho es recorrer los municipios y trabajar con las organizaciones campesinas y afros, para que las mismas aporten las pruebas de los daños y las quejas que han realizado ante las autoridades. Todo este material probatorio fue dejado en firme por el juzgado cuando el gobierno intentó controvertir las pruebas. Por eso, desde septiembre del año pasado, cuando se llamó a conciliar al gobierno y este último no llegó, se inició la fase de presentación de pruebas donde el proceso puede avanzar o caerse. “Se ha logrado tasar los daños en la parte económica y alimenticia de las familias, lo que da ese monto de $7 billones. Pero estamos buscando la forma de tasar los daños ambientales y en salud, lo que haría crecer la suma”, comentó el líder campesino. Los casos, hasta el momento, son parecidos a los de la demanda de Cosurca: cultivos lícitos afectados por la aspersión del Glifosato y que además tienen la característica de ser resultado de apoyos de programas nacionales o internacionales. Lo que daría a pensar en un fallo favorable a las comunidades. Pero en este campo aún todo está por decir. “Nosotros estamos con la plena certeza, incluso adelantando contactos y gestiones con organismos internacionales para seguir recogiendo pruebas en los campos de la salud y ambiente”, explicó César William Díaz. De hecho, según el líder campesino, se han venido sumando más entidades, como por ejemplo la Defensoría del Pueblo que ha presentado pruebas que reposan en el proceso que lleva el juzgado. Así como también la intervención de la Universidad del Cauca, que
  5. 5. será la encargada de evaluar y avalar las pruebas que se presenten sobre el tema de las afectaciones en salud y ambiente. “El gobierno debe entender que no tuvieron en cuenta el principio de precaución y por eso se le presentan varias demandas. Es bueno que se piense en una conciliación, nosotros hemos estado dispuestos”, agregó William Díaz. Ante esta situación, la propuesta que realizan es que se tengan en cuenta las ideas de sustitución de cultivos que ha planteado las comunidades, entre las que se incluye la erradicación concertada y con opciones reales de fortalecimiento agropecuario. “De una política que criminaliza a una que previene”, como lo resumió César Díaz. Lo cierto es que por la decisión del pasado 14 de mayo el gobierno le dio la razón a estas 27 mil familias, porque tácitamente está aceptando el fracaso de una política estrella en la lucha contra las drogas, algo que venían advirtiendo las comunidades desde los inicios del Plan Colombia. “Mire, lo que hemos estado haciendo es vaciando plata por un sifón y alguien la está recogiendo con un cedazo, son los proveedores de la guerra”, concluyó el líder campesino. Leer más en: http://www.elpueblo.com.co/elnuevoliberal/las- demandas-contras-las-fumigaciones-con-glifosato/#ixzz3ahOAtKc2

×