SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 41
Descargar para leer sin conexión
“SECRETARÍA DE AGRICULTURA, GANADERÍA,
DESARROLLO RURAL, PESCA Y
ALIMENTACIÓN”
Subsecretaría de Desarrollo Rural
Dirección General de Producción Rural Sustentable
en Zonas Prioritarias
IDENTIFICACIÓN Y MANEJO DE PASTOS Y
LEGUMINOSAS PARA SIEMBRA EN AGOSTADEROS Y
PASTIZALES
i
CONTENIDO
1. INTRODUCCIÓN........................................... 1
2. DEFINICIONES.............................................. 1
3. OBJETIVOS DE UN BUEN MANEJO DE
AGOSTADEROS.................................................... 2
4. VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL MANEJO DE
AGOSTADEROS CON FINES PRODUCTIVOS......... 2
4.1. Ventajas................................................ 2
4.2. Desventajas .......................................... 2
5. PROBLEMÁTICA DE LOS AGOSTADEROS EN
MÉXICO ............................................................... 3
6. PRÁCTICAS DE REHABILITACIÓN DE
AGOSTADEROS.................................................... 4
6.1. Establecimiento de especies forrajeras 5
6.1.1. Resiembra de pastos..................... 5
6.1.2. Bancos de proteína ....................... 9
6.2. Surcado Lyster.................................... 12
6.3. Rodillo aereador................................. 14
6.4. Bordos a curvas de nivel..................... 15
6.5. Poceo.................................................. 17
6.6. Las bolsas............................................ 17
6.7. Quema controlada.............................. 18
6.8. Desvarado........................................... 18
6.9. Revegetación...................................... 18
6.9.1. Reforestación con especies nativas
19
6.9.2. Cortinas rompevientos................ 19
6.9.3. Barreras vivas y de división de
potreros..................................................... 20
6.10. Control de cárcavas ........................ 21
7. PRÁCTICAS DE MANEJO DEL AGOSTADERO
22
7.1. Carga animal....................................... 22
7.2. Descanso del pastoreo ....................... 23
7.3. Manejo del pastoreo .......................... 25
7.4. Distribución del ganado...................... 28
7.5. Pastoreo de la especie adecuada....... 28
7.6. Suplementación.................................. 29
8. BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES CONSULTADAS 30
1
IDENTIFICACIÓN Y MANEJO DE PASTOS EN AGOSTADEROS
1. INTRODUCCIÓN
La alimentación del ganado bovino y especies
rumiantes menores se basa en el
aprovechamiento de forrajes que se desarrollan
en condiciones de temporal.
En las zonas áridas y semiáridas, la ganadería es
una explotación extensiva en potreros y
pastizales, que de acuerdo con COTECOCA 1974,
abarcan el 70% del territorio nacional, que ubica
a estas zonas y la actividad ganadera como una
fuente importante de ingresos para los
productores.
Sin embargo, la producción nacional de los
diferentes forrajes es insuficiente para satisfacer
los requerimientos nutricionales del ganado en
pastoreo; debido a la sobrexplotación a que ha
sido sometida la vegetación y los problemas
recurrentes de sequía que limitan la
regeneración.
Dentro de la problemática en el manejo de las
especies vegetales del agostadero, se pueden
mencionar: 1) Factores Naturales. Sequía y
temperaturas invernales extremas como
condicionantes de la producción en condiciones
de temporal; 2) Factores Sociales. Baja capacidad
de asimilación de tecnología por parte de los
productores; sistemas de producción que no
enaltecen el recurso; bajo potencial de
profesionalización de los productores hacia el
pastizal y el hato; y 3) Factores Tecnológicos.
Erosión genética y física de los ecosistemas,
prácticas de manejo inadecuadas, falta de
semilla y tecnología insuficiente para la siembra
de praderas de temporal, baja eficiencia en el
uso de los recursos disponibles en el predio para
promover la mayor densidad y vigor de pastos en
el verano, entre otros.
2. DEFINICIONES
Agostadero: Áreas con vegetación compuesta
por plantas herbáceas (gramíneas y no leñosas) y
leñosas (arbustos), definidas como tipos
vegetativos multiespecíficos, que tienen fuertes
limitantes para la producción: baja precipitación,
suelos delgados o pedregosos, suelos alcalinos,
fuerte pendiente, etc. Normalmente áreas de
bajo potencial agrícola, con estacionalidad de
crecimiento bien definida: gramíneas de
crecimiento y uso veraniego; arbustivas de
crecimiento todo el año y uso, preferentemente
en invierno, para el apoyo del pastoreo durante
el año (Quero-Carrillo et al., 2007). Solo es
posible la ganadería extensiva o la explotación
de la fauna silvestre. En estas superficies, no se
aplican prácticas agronómicas de manejo ni
insumos. Se estima que en México se dedican
110 millones de hectáreas a la ganadería
extensiva, principalmente en el norte del país.
Pastizal: Rzedowski (2006), define un pastizal
como la comunidad vegetal donde el papel
preponderante corresponde a gramíneas. Las
características físicas sobresalientes del pastizal
son:
Zonas planas o de topografía ondulada.
2
Suelos derivados de roca volcánica; pH 6-8;
fácilmente erosionables, medianamente
profundos ubicados en mesetas, valles o
laderas.
Altitudes de 1,100-2,500 m.
Temperatura media anual 12-20 °C con alta
fluctuación.
Precipitación anual de 300-600 mm con un
periodo de 6 a 9 meses secos.
Climas BS, BW, Cw, Aw y Am.
Altura media de la vegetación 20-70 cm.
Cobertura vegetal 50-80.
Es común que se use indistintamente los
términos pastizal y agostadero para referirse a
las áreas donde pasta el ganado. En esta ficha se
empleará el término agostadero para referirse a
áreas o terrenos con cualquier tipo de
vegetación que se utiliza extensivamente para el
pastoreo de animales domésticos y silvestres,
considerando dentro de ésta definición a los
pastizales.
3. OBJETIVOS DE UN BUEN MANEJO
DE AGOSTADEROS
Proveer una fuente disponible de
alimentación al ganado aún bajo condiciones
limitantes de desarrollo.
Asegurar el alimento necesario para el
sistema de producción, gracias al empleo de
prácticas que permitan mejorar las
condiciones en las que crecen las plantas
deseables para la ganadería.
Reducir los procesos erosivos del suelo en
áreas dedicadas al pastoreo extensivo.
Incrementar la productividad de las áreas de
agostadero.
4. VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL
MANEJO DE AGOSTADEROS CON
FINES PRODUCTIVOS
4.1. Ventajas
Las ventajas del manejo de los agostaderos son:
Identificar y promover el establecimiento de
especies vegetales con buenas cualidades
para la alimentación del ganado y con
mejores posibilidades de establecimiento.
Asegurar el alimento necesario para el
sistema de producción.
Incrementar la base alimenticia del ganado
con alimento directamente del agostadero,
reduciendo y/o eliminando costos de
suplementación alimenticia.
Aprovechar áreas con características
climáticas, topográficas y edafológicas no
aptas para la mayoría de los cultivos.
Disminuir la erosión del suelo y mejorar las
condiciones de la cobertura vegetal.
4.2. Desventajas
Dentro de las desventajas que existen en el
manejo de los agostaderos a través de
resiembras se encuentran:
Es necesario seleccionar la especie correcta,
de acuerdo con las condiciones físicas y
climáticas, para evitar el riesgo de fracaso
parcial o total en siembra o resiembras.
Existe una especie para cada condición de
3
pastizal y cada capacidad de inversión
(Quero et al., 2007).
Se requieren conocimientos específicos para
el establecimiento y manejo del pasto, así
como del sistema de pastoreo.
Es necesario elaborar un plan de manejo de
pastoreo de acuerdo a la capacidad de carga
animal del área.
Planear y aprovechar las áreas con humedad
disponible para apoyar la producción de
forraje y reducir la carga animal en épocas
críticas para la sobrevivencia del pasto:
sequía y heladas. No para promover otros
ingresos. Descargar el agostadero debe ser
prioridad.
Considerar costos de establecimiento,
insumos y manejo.
Se requieren de conocimientos técnicos para
establecer algunas de las prácticas de
rehabilitación, conservación y manejo de
agostaderos.
5. PROBLEMÁTICA DE LOS
AGOSTADEROS EN MÉXICO
Los agostaderos en México, al igual que en otros
países han reducido su capacidad productiva; se
ha erosionado la diversidad biológica con la
consecuente pérdida de especies con buenas
cualidades para la alimentación del ganado; la
falta de cobertura ha acelerado la pérdida del
suelo y su compactación. Estas condiciones
modifican las propiedades hidráulicas del suelo,
aumentan el escurrimiento y reducen la
infiltración, con efectos importante en el flujo
del agua y la pérdida de suelo.
El escurrimiento descontrolado arrastra el suelo
superficial, que es el más rico, y se lleva también
mucha semilla, materia orgánica y colonias
microbianas importantes para la mineralización
de nutrientes.
En suelos duros y compactados se reduce el
crecimiento radical y los procesos fisiológicos de
respiración, intercambio de gases y absorción de
nutrimentos. Pueden provocar problemas de
germinación de semilla y, las que logran
germinar tienen impedimentos mecánicos para
su desarrollo. Los agostaderos con estos
problemas se deterioran y la producción de
forraje se reduce dificultando el desarrollo de la
ganadería.
La compactación del suelo es quizá la causa más
importante en la degradación de los agostaderos
y es producto de factores como: desmontes
intensos que dejan suelo desnudo, por lo se
incorpora menos materia orgánica y nutrientes al
suelo; el pisoteo del ganado, en especial cuando
el suelo está muy mojado; así como el golpeteo
de las gotas de lluvia y del granizo sobre la
superficie del suelo. La fuerza que ejercen los
animales con las pezuñas en el suelo es
comparablemente mayor a la que hace un carro
o un tractor agrícola al pasar por el terreno.
La captación de agua de lluvia es una práctica
simple y eficiente para la rehabilitación y
mejoramiento de agostaderos, especialmente en
los más deteriorados, ya que se utiliza para la
siembra de pastos, arbustos y árboles.
4
La siembra de plantas mejora la cobertura
vegetal, la composición florística de la vegetación
y aumenta la producción y calidad del forraje.
En el manejo del agostadero deben aplicarse las
prácticas que contribuyan a reducir la velocidad
de flujo del agua en el agostadero, aumenten la
infiltración y disminuyan la pérdida de suelo y
nutrientes por escurrimiento superficial.
En forma general, para manejar, conservar y
mejorar el pastizal se recomienda:
Respetar el coeficiente de agostadero y
ajustarse a la carga animal óptima.
Elegir la especie animal adecuada, de
acuerdo al tipo de vegetación, clima y
topografía.
Seleccionar el mejor sistema de rotación de
los agostaderos de acuerdo con las
características de la vegetación y la
disponibilidad de forraje.
Distribuir aguajes en el agostadero de la
forma más uniforme posible.
Eliminar el exceso de carga animal
improductiva (equinos).
Establecer cercos perimetrales y
divisionales.
Utilizar saladeros y bloques nutricionales
como suplemento y como herramienta para
lograr una mejor distribución del pastoreo.
Dar a las plantas del agostadero la
oportunidad de recuperación a fin de que
produzcan semilla y se lleve a cabo la
resiembra en forma natural.
Controlar plantas indeseables y tóxicas.
Planear en base a flujo de energía del
pastizal i.e. Verano: pastoreo de gramíneas;
Invierno: pastoreo de arbustivas y
esquilmos, con salvaguarda de la densidad y
vigor de los pastos.
6. PRÁCTICAS DE REHABILITACIÓN DE
AGOSTADEROS
Las prácticas de rehabilitación, son trabajos que
se hacen al agostadero para incrementar el
potencial de producción forrajera con la finalidad
de retener humedad en el suelo, sembrar pastos
o arbustos, controlar vegetación invasora, entre
otros. El sobrepastoreo promueve una reducción
constante de especies perennes, dado que éstas
se debilitan y con los ciclos de sequías normales
reducen su capacidad de sobrevivencia,
resultando en rebrote de anuales y herbáceas
que “enmascaran” el efecto de la reducción de
especies perennes que son las más adaptadas a
la sequía y bajas temperaturas de alta intensidad
y baja frecuencia (Figura 1).
Figura 1. Los ciclos de sobrepastoreo y sequía reducen el vigor y
densidad de especies perennes y al arribo de las lluvias, el rebrote es de
anuales y herbáceas; sin embargo, las especies perennes son las más
resistentes a sequías extraordinarias (Quero et al., 2006).
5
6.1. Establecimiento de especies
forrajeras
Cuando las acciones de manejo no son
suficientes para mantener el agostadero en
buena condición, se pueden seguir dos vías, la
primera es esperar a que el proceso de sucesión
ecológica permita la recuperación del sitio,
proceso muy lento y poco rentable. La segunda
es inducir, mediante técnicas de rehabilitación
y/o mejoramiento, la recuperación paulatina del
agostadero a fin de incrementar su productividad
y la conservación de los recursos naturales.
En aquellos sitios en los que la condición del
agostadero es muy pobre (con menos del 15% de
plantas deseables) es necesario recurrir a
técnicas de rehabilitación de pastizales a través
de resiembra de gramíneas y establecimiento de
arbustivas forrajeras con apoyo de estructuras
de retención de humedad.
La resiembra de gramíneas y el establecimiento
de arbustos forrajeros en algunos sitios son la
única opción viable para el restablecimiento de
la productividad, aunque implican alto riesgo,
éxito bajo y alto costo. Por tanto, deben
considerarse como última opción para rehabilitar
un sitio de pastizal. Sin embargo, cuando se
llevan a cabo con éxito, pueden incrementar la
producción primaria de materia seca en más del
100%, lo cual justifica su aplicación.
6.1.1. Resiembra de pastos
El restablecimiento de la vegetación en los
pastizales no puede aplicarse indistintamente en
cualquier sitio, por lo que antes de iniciar algún
programa de rehabilitación, es recomendable
hacer un diagnóstico del sitio, que incluya el
análisis de la condición actual, la elección de
estrategias y la aplicación de técnicas adecuadas.
Se reconoce que al modificar la cobertura
vegetal, a través del restablecimiento de la
vegetación y el establecimiento de prácticas de
conservación de suelo y agua, incrementan la
infiltración del agua e incrementan la
productividad de sitios del pastizal.
Selección de sitios para la resiembra
En agostaderos se habla siempre de “resiembra”
porque se asume que en un tiempo la superficie
estuvo cubierta de pastos. Por resiembra se
entiende al proceso de establecer vegetación por
medio de la diseminación de semillas u otros
órganos vegetativos.
Las características que deben presentar los sitios
a resembrar en condiciones de temporal son:
Suelos profundos (de más de 50 cm).
Pendientes menores al 10%.
Preferentemente sitios con posibilidades de
encauzar escurrimiento superficial.
Áreas del pastizal indebidamente abiertas al
cultivo.
Sitios en los que predominen poblaciones de
plantas indeseables.
Selección de especies para la resiembra
Las especies a utilizar pueden ser nativas o
introducidas, las nativas tienen la ventaja de
fomentar una sucesión ecológica, sin embargo, el
proceso de recuperación suele ser muy lento.
6
Las especies introducidas presentan también
ventajas, sin embargo, existe el riesgo de que no
se adapten al sitio (sobre todo durante su
establecimiento), que no alcancen a expresar su
potencial productivo y sobre todo a (posible,
pero poco probable) la existencia de alguna
plaga o enfermedad que los elimine
completamente, al carecer de las defensas
naturales con que cuentan las especies nativas.
Las principales especies de pastos adaptados a
diferentes condiciones de clima y suelos en
México se muestran en los Anexos 1 a 4.
En primera instancia se debe considerar la
propagación de especies forrajeras nativas, con
la finalidad de restablecer las especies que
cuentan con todas las ventajas que les da su
condición de nativas. No obstante, es difícil
conseguir en el mercado semilla de estas
especies, su establecimiento es lento y
generalmente su productividad es inferior a las
especies introducidas.
La selección de la especie vegetal susceptible de
resiembra de un sitio particular, debe cumplir las
siguientes características:
Adaptación al sitio.
Tolerancia a sequía.
Alta productividad.
Alto valor nutritivo.
De fácil establecimiento y crecimiento
agresivo (no invasora).
Resistente al pastoreo.
Buena aceptabilidad por el ganado.
La gama de especies que han mostrado ser
sobresalientes para incrementar la producción
de forraje en las zonas áridas y semiáridas es
amplia y algunas poseen buena oferta de semilla
en el mercado (Cuadro 1).
Cuadro 1. Principales especies de gramíneas recomendadas para la
rehabilitación de agostaderos de zonas áridas y semiáridas (FUENTE:
Beltrán L. et. al, 2005).
Origen
Nombre
común
Nombre científico
Nativa Banderilla Bouteloua curtipendula
Nativa Navajita Bouteloua gracilis
Nativa Gigante Leptochloa dubia
Nativa Tempranero Setaria machrostachya
Introducida Buffel Cenchrus ciliaris
Introducida Klein Panicum coloratum
Introducida Llorón Eragrostis curvula
Introducida Rhodes Chloris gayana
Introducida Garrapata Eragrostis superba
Un aspecto importante que debe tomarse en
cuenta, es el abasto en cantidad y calidad de
semilla en el mercado. En general, es difícil
encontrar semilla de las especies nativas, de ahí
que se haya estado recurriendo a especies
introducidas, de las que es posible obtener
cantidades suficientes, en su mayoría de
importación.
Recomendaciones técnicas para el
establecimiento de pastos
Una vez hecho el diagnóstico detallado del sitio y
con la certeza de que la resiembra es la mejor
opción, es necesario aplicar técnicas adecuadas,
que consisten en lo siguiente:
Limpieza selectiva del terreno. Es necesario
evaluar la condición del suelo del área a
revegetar ya que de este diagnóstico
dependerá el tipo de preparación que se
7
realizará. En algunos sitios habrá la
necesidad de realizar previamente una
limpia selectiva de especies vegetales,
eliminando plantas indeseables y
conservando las deseables. En el norte de
México se ha tenido éxito al realizar limpia
en franjas (de la vegetación actual), se limpia
o desmonta una franja en donde se realiza la
resiembra y se deja una franja con la
vegetación natural, alternando franjas de
resiembra entreveradas con vegetación sin
disturbar.
Preparación del terreno de siembra.
Generalmente solo se requiere de un
barbecho y un rastreo a fin de que la semilla
tenga mayores posibilidades de germinar;
sin embargo, cuando el suelo está muy
compactado, se recomienda aplicar subsoleo
a fin de aflojar las capas endurecidas
(pueden utilizarse arado de cinceles, pata de
ganso o multiarado).
Prácticas para la conservación de humedad.
Cualquier actividad de revegetación en las
zonas áridas y semiáridas requiere en forma
indispensable algún tipo de práctica de
captación del agua de lluvia para
incrementan las posibilidades de éxito. Estas
prácticas de conservación de la humedad
son necesarias, ya que los déficits de
humedad son el principal factor limitante
para el establecimiento y producción de las
especies forrajeras. Las prácticas más
comunes y recomendables son: el bordeo en
curvas a nivel, el surcado al contorno y el
surcado lyster (consultar los apartados
subsecuentes).
Fecha de siembra. Las resiembras deben
efectuarse al inicio del período de lluvias, en
los meses de mayo a agosto. No se
recomienda sembrar después del mes de
agosto, ya que las heladas tempranas matan
las plántulas, que para entonces no cuentan
con un sistema radical bien desarrollado. Es
posible sembrar en seco, antes del período
de lluvias, aunque existe el riesgo de pérdida
de semillas por insectos, roedores o por el
viento.
Método de siembra. Es necesario tomar en
cuenta para la elección del método de
siembra la forma de reproducción de la
especie y la condición topográfica del
terreno. En el Cuadro 2 se muestran los
métodos de siembra más recomendables en
función de la pendiente del terreno.
Cuadro 2. Método de siembra recomendable en función de la pendiente
del terreno.
Grado de pendiente (%) Método de siembra
0-8 Al voleo, hilera y trasplante
8-15 Al voleo, hilera y trasplante
15-30 Al voleo y trasplante
30 o más Trasplante
FUENTE: FIRA (1986).
a) Siembra por medio de semilla: los
métodos más usuales son: al voleo y en
hileras.
En la siembra al voleo la semilla se
dispersa la semilla al azar, en algunos
casos con variación en la profundidad de
establecimiento; generalmente se utiliza
mayor cantidad de semilla que en otros
métodos para lograr la población
deseada, lo cual eleva el costo de
establecimiento.
8
La siembra puede efectuarse en forma
manual, por dispersión aérea o con
sembradora. Esta última tiene la ventaja
de lograr una distribución uniforme y
profundidad adecuada de la semilla,
protegiéndola de la acción del viento.
En la siembra en hileras las semillas se
depositan en líneas a una profundidad de
6-12 mm, sobre una banda de fertilizante,
este último depositado a una profundidad
de 25-50 mm, bajo la superficie del suelo.
Para este tipo de siembra, pude utilizarse
la sembradora de disco sencillo o doble,
la de surco profundo o la sembradora
Brillion. Esta última tiene ruedas adelante
y atrás del mecanismo que deposita la
semilla, con la finalidad de comprimir el
suelo después de la siembra y aumentar
la retención de humedad.
Densidad de siembra: Dependiendo del
tamaño de semilla, las especies requieren
diferente densidad de siembra. En el
Anexo 5 se señalan las densidades de
siembra recomendadas para algunas
especies.
Tapado: El tapado de la semilla debe ser
muy ligero; se recomienda no enterrar la
semilla a una profundidad mayor a siete
veces su tamaño. En general, esta
práctica se realiza mediante el paso de
“rastra” de ramas.
b) Siembra por trasplante de órganos
vegetativos. El trasplante es un medio
práctico de reproducción vegetativa, ya
que se obtienen plantas fuertes en poco
tiempo y, a diferencia de la reproducción
por vía sexual, no requiere demasiado
tiempo para germinar, emerger y crecer.
Esta es la única manera de propagar
pastos cuyas semillas son difíciles de
conseguir.
Los órganos vegetativos utilizados son:
Estacas: son cañas maduras y gruesas, se
dividen en trozos que tengan de cuatro a
cinco nudos. Cepa: incluye tanto parte de
las raíces como de los tallos de los pastos.
Corona: representa pedazos de la base de
la planta con raíz. Estolones: tallos de
hábito rastrero que al ponerse en
contacto con el suelo húmedo producen
raíces y se propagan ampliamente.
Para el trasplante es necesario considerar lo
siguiente:
Realizar el trasplante en época de lluvias, o
en lugares que garanticen humedad
suficiente para el desarrollo de plántulas.
Identificar plantas vigorosas y frondosas que
al dividirlas produzcan varias plantas con
buenas cualidades para la siembra.
Preparar pequeños huecos en el suelo para
albergar las plantas-hijuelos.
Los pastos sembrados por esta vía tienen mayor
supervivencia, en comparación con los
sembrados por medio de semilla. Los pastos
nativos son mucho más resistentes que los
pastos mejorados y cultivados; por tanto, esta es
una forma viable para su establecimiento,
siempre y cuando sea en condiciones óptimas de
humedad, ya que en lugares secos esta práctica
9
no prospera (¡Error! No se encuentra el origen
de la referencia.).
Figura 2. Siembra de pastos por medio de trasplante en sólo algunas
franjas del agostadero.
Fertilización. La producción de forraje está
asociada con la aplicación de fertilizantes. El
nitrógeno es el nutrimento de mayor
demanda por las gramíneas; el fósforo es
particularmente importante para el buen
establecimiento de pastos, y la aplicación de
potasio varía; por lo que su recomendación
depende del análisis de suelo.
Generalmente en zonas áridas y templadas
de México, se recomienda la aplicación
anual de 40 a 80 unidades de nitrógeno y de
20 a 40 unidades de fósforo. Para zonas de
clima tropical se consideran las
recomendaciones del Cuadro 3.
Cuadro 3. Fertilización para el establecimiento de pastos en regiones
tropicales.
Precipitación
(mm)
Planta forrajera
Gramíneas Leguminosas Asociaciones
750-1000 40-40-10 10-60-00 50-100-10
1000-1500 50-60-20 10-80-10 50-150-20
1500-2000 50-100-20 10-100-10 50-180-20
2000 o más 50-100-20 10-120-10 50-200-20
FUENTE: FIRA (1986).
Después de cada pastoreo, se sugiere aplicar 50
kg de nitrógeno, la aplicación de una dosis mayor
puede aumentar la producción de forraje y
animal pero aumenta el riesgo de toxicidad por
nitratos. Para asociaciones establecidas en
climas templados y tropicales pueden
consultarse las dosis que se presentan en el
Cuadro 4.
Cuadro 4. Dosis de fertilización recomendable para pastos en asociación
(gramíneas-leguminosas) en temporal en regiones templadas y
tropicales.
Época de aplicación
Nutriente (Kg/ha)
Nitrógeno
(N2)
Fósforo
(P2O5)*
Durante el primer año aplicar
después de cada corte o pastoreo
50 50
Durante el segundo año y
siguientes, aplicar después de
cada corte o pastoreo.
40 40
* Una aplicación al año al inicio de la etapa de crecimiento
FUENTE: FIRA (1986).
Las mejores épocas para aplicar la fertilización de
mantenimiento a los pastos son al inicio del
período de lluvias y hasta días antes de su
finalización. La aplicación al finalizar el período
de lluvias permite reducir las pérdidas del
fertilizante por lixiviación y mejora la
disponibilidad de forraje en el verano.
6.1.2. Bancos de proteína
Un banco de proteína es un área compacta,
sembrada con leguminosas forrajeras herbáceas,
rastreras o erectas, o bien de tipo arbustivo, que
se emplean para corte o pastoreo directo por
rumiantes (bovinos, ovinos o caprinos), como
complemento al pastoreo de praderas de
gramíneas, principalmente en regiones
tropicales.
10
Se obtiene al establecer una alta población de
leguminosas arbustivas o rastreras, sembradas
con el objetivo de utilizarlas como suplemento
alimenticio, en los sistemas de producción
animal donde el alimento fundamental está
constituido por gramíneas (¡Error! No se
encuentra el origen de la referencia.).
Figura 3. Banco de proteína (FUENTE: COLPOS, 2005).
Aunque las asociaciones de gramíneas con
leguminosas pueden dar buenos resultados, es
recomendable establecer los bancos de proteína
en zonas excluidas, donde los animales entren a
pastorear por unas horas durante el día. En
asociaciones, las leguminosas tienden a
desaparecer por la preferencia de los animales
en consumo y agresividad de gramíneas al
establecimiento ya que sus mecanismos
fotosintéticos son más eficientes en condiciones
tropicales.
Las leguminosas no resisten los excesos de
humedad en el suelo, por lo que en el área a
sembrar, no deben ser muy arcillosos, y
preferentemente con buen drenaje; el pH debe
ser de neutro a ligeramente alcalino ya que las
leguminosas no se desarrollan bien en suelos
ácidos.
Preparación del suelo
Esta práctica se efectuará para garantizar una
buena cama a la semilla, que asegure una buena
germinación y baja presencia de plantas
indeseables o maleza y evitando periodos
prolongados de inundación, generalmente se
recomienda que se haga mediante un barbecho y
paso de rastra, con arado de cinceles si la
compactación del suelo lo requiere. Si el pH es
ácido (menor a 6.0), se recomienda aplicar cal
agrícola en dosis de 2 t/ha, por lo menos una
semana antes de sembrar, después de que haya
caído la primera lluvia.
Selección de especies
Las características deseables de una especie a
emplear en un banco de proteína son:
Resistencia a las podas anuales.
Fácil rebrote.
Rápido crecimiento
Buena producción de hoja.
Alta calidad nutritiva para el ganado.
Retención de hoja en época seca.
Adaptabilidad a suelo y clima del área donde
se pretende establecer.
Selección y escarificación de la semilla
La semilla debe ser de buena calidad y recién
cosechada, lo que garantiza buena germinación y
establecimiento.
Muchas semillas de leguminosas forrajeras
tienen testas duras, lo que hace necesaria la
escarificación, proceso que consiste en desgastar
o reblandecer la cutícula de la semilla que
permita la emergencia de la radícula y mejore la
11
capacidad de germinación. Pueden utilizarse
diversas técnicas, el método más sencillo y
práctico consiste en remojar la semilla en agua
por 12 horas o en agua caliente (80 °C) durante
tres minutos. Es importante señalar que la
escarificación se debe hacer antes de la siembra,
la semilla debe secarse, preferentemente a la
sombra (con cambios continuos de exposición al
aire) y, posteriormente sembrarse.
Otro método es que los animales ingieran las
semillas y luego se recuperen en las heces.
La escarificación mecánica (maquinaria
especializada) o químicas (ácidos) son muy
efectivas, no obstante que son costosas o
representan un peligro para el operador.
Método y densidad de siembra
El método de siembra dependerá del hábito de
crecimiento y porte de la especie. Para
arbustivas (guaje o leucaena), se recomienda el
trazo de surcos someros (rayado) poco
profundos de 90 a 120 cm de separación. La
semilla escarificada se deposita cada 7 a 10 cm
de separación. Para especies rastreras y
herbáceas se recomienda sembrar 10 kg/ha de
centrosema o de siratro, y 8 kg/ha de glycine o
kudzú. La separación entre surcos debe ser de 60
a 80 cm. En general, la siembra de estas especies
debe hacerse como cualquier siembra de frijol,
con los mismos cuidados y atenciones.
En el caso de que se empleen especies arbóreas,
debe considerarse una separación entre arboles
acorde con la arquitectura de crecimiento de los
mismos. Todas las condiciones deben prepararse
para comenzar a sembrar cuando comiencen las
lluvias.
Fertilización
Al momento de la siembra se recomienda aplicar
de 50 a 60 kg de fósforo por hectárea (como
superfosfato de calcio triple) y cuando las plantas
tengan 10 cm de altura aplicar de 30 a 40 kg de
nitrógeno por hectárea (como urea).
Posteriormente no se requiere fertilizar con
nitrógeno, mientras que con fósforo debe
hacerse cada dos o tres años.
Utilización
Especies arbustivas como leucaena, están listas
para usarse después seis meses de siembra en
condiciones de temporal y después de seis a
ocho meses en condiciones de riego.
Arachis, kudzú y otras especies herbáceas se
pueden utilizar después de cuatro a seis meses
de su establecimiento, si la siembra se hizo con
semilla y después de dos a tres meses si se
propagó de manera vegetativa.
Manejo del pastoreo
Se recomienda que el banco de proteína ocupe
entre el 10 y el 15 % de la superficie total de
pastoreo (el resto estará ocupada por gramíneas
forrajeras). El pastoreo deberá ser rotacional,
para permitir la recuperación de las franjas
después del periodo de ocupación. Se requieren,
por lo menos dos franjas, donde los animales
puedan pastorear de dos a cuatro horas al día; el
resto del tiempo los animales permanecerán en
los potreros de gramíneas.
12
Para mantener el banco de proteína, es
necesario que no se pastoree durante el
establecimiento y, garantizar el tiempo de
recuperación, variable según la especie, que
debe ser cuando menos de 28 días.
6.2. Surcado Lyster
Es una práctica mecánica aplicada en pastizales;
que consiste en establecer en curvas a nivel una
serie de surcos dobles separados por un
pequeño bordo empastado.
Tiene la finalidad captar el agua de lluvia entre
los surcos dobles para favorecer el
establecimiento de los pastos naturales o
introducidos, evitar la erosión de los suelos y
mejorar la alimentación del ganado.
Esta práctica se recomienda para zonas con baja
productividad forrajera, donde las especies
gramíneas fueron reemplazadas por especies
invasoras de menor valor forrajero. Se adapta en
suelos de textura franco arenosa de profundidad
media a profunda; en suelos con pendiente entre
3 y 12%. Si la pendiente es mayor, se recomienda
combinarla con el sistema de zanja-bordo.
Calculo de la distancia horizontal entre surcos
dobles
Para establecer el surcado Lister se recomienda
seguir la metodología siguiente:
1. Determinar la pendiente media del terreno.
2. Para la zona determinar la lluvia máxima en
24 horas para un periodo de retorno de 5
años. Para ello se pueden usar las Isoyetas
de lluvias máximas en 24 horas de la SCT y
por interpolación obtener el valor de la lluvia
máxima para la frecuencia deseada.
3. Calcular el volumen escurrido, multiplicando
la lluvia máxima en 24 horas por 0.25 si la
pendiente media del terreno es menor al
5%, o por 0.35 si está en el rango de 6 a 12%.
4. La lámina de escurrimiento, se multiplica por
10 para convertirla a milímetros.
5. Se calcula el área (A) de la sección de
infiltración de los surcos, de acuerdo a los
implementos disponibles para establecer el
surcado Lyster. El subsolador puede
utilizarse en forma simple para dar una
sección angosta; o doble, para dar una
sección intermedia. Y el arado de doble
vertedera que se utiliza para dar secciones
anchas.
El surcado Lyster implica secciones dobles,
éstas deben estar separadas por una sección
empastada de 0.5 m.
6. El área de la sección de infiltración (A) se
calcula utilizando la fórmula
correspondiente, de acuerdo al tipo de
implemento utilizado y a las dimensiones
que sobre el terreno tenga dicha sección.
a) Subsolador sencillo, sección angosta:
b) Subsolador sencillo, sección intermedia:
c) Arado de vertedera, sección intermedia:
13
En la Figura se muestra de donde se
obtienen los valores de X y Y.
7. Con la lámina de escurrimientos y el área de
la sección de infiltración (A) se entra al
8. Cuadro 5 para conocer la distancia
horizontal que debe haber entre los surcos
dobles.
Figura 4. Establecimiento del surcador Lister con diferentes implementos (FUENTE: COLPOS, 1991).
Cuadro 5. Calculo de la distancia horizontal entre surcos dobles al contorno o surcado Lyster (FUENTE: COLPOS, 1991).
Lámina de
escurrimiento
(mm)
Área de la sección de infiltración (m
2
)
0.05 0.09 0.14 0.19 0.23 0.29 0.33 0.37 0.42 0.47 0.51 0.56 0.61 0.65 0.7 0.79
Distancia horizontal entre surcos dobles (m)
6.4 7.30 14.65 22.00 29.30 36.60 44.00 51.30 58.60 65.90 73.00 80.90 88.00 95.10 101.30 110.00 118.00
12.7 3.65 7.30 11.00 14.62 18.30 21.95 25.60 29.30 33.00 36.50 40.25 43.90 47.00 51.20 54.80 58.60
19.1 2.44 4.88 7.31 9.75 12.20 14.60 17.10 19.60 22.00 24.40 26.80 29.30 31.75 34.20 36.60 39.00
25.4 1.82 3.65 5.50 7.31 9.15 10.10 12.80 14.60 16.40 18.30 2.20 22.00 23.75 25.60 27.50 29.25
31.4 1.46 2.93 4.40 5.85 7.32 8.80 10.22 11.70 13.20 14.61 16.15 17.60 19.00 20.60 22.00 23.40
38 1.22 2.44 3.65 4.87 6.10 7.31 8.55 9.75 11.00 12.20 13.40 14.60 15.82 17.20 18.30 19.50
44.5 1.04 2.10 3.14 4.19 5.12 6.28 7.31 8.38 9.41 10.43 11.50 12.54 13.60 14.60 15.70 16.70
50.8 0.91 1.82 2.74 3.66 4.75 5.50 6.40 7.31 8.25 9.14 10.30 11.00 11.84 12.80 13.70 14.60
57.2 0.85 1.50 2.44 3.26 4.05 4.88 5.70 6.50 7.32 8.16 8.95 9.00 10.60 11.20 12.50 13.00
63.5 0.73 1.46 2.20 2.95 3.66 4.40 5.12 5.85 6.12 7.32 8.05 8.80 9.50 10.22 11.00 11.70
70 0.67 1.34 1.98 2.65 3.33 4.00 4.66 5.30 5.98 6.65 7.32 8.00 8.62 9.30 10.00 10.62
76.2 0.61 1.22 1.83 2.44 3.05 3.66 4.26 4.88 5.80 6.10 6.70 7.30 7.84 8.53 9.15 9.75
88.9 0.52 1.04 1.56 2.10 2.62 3.15 3.66 4.18 4.70 5.23 5.48 5.75 6.00 6.40 6.88 7.32
101.6 0.46 0.92 1.37 1.83 2.28 2.74 3.20 3.66 4.12 4.58 5.03 5.50 5.90 6.30 6.53 6.80
107.2 0.40 0.83 1.22 1.62 2.04 2.44 2.18 3.26 3.65 4.06 4.48 4.87 5.28 5.70 6.10 6.50
0.5 m
SENCILLO
a) Sección angosta
SUBSOLADOR
A = 2(XY)
x
y
0.5 m
a) Sección intermedia
DOBLE
2x
y
A = 2(2X)Y)
a) Sección intermedia
0.5 m
A = 2( xY)
2
_
ARADO DOBLE
VERTEDERA
x
y
14
9. Una vez determinado el espaciamiento, se
procede al trazo sobre el terreno del surcado
Lyster. Para ello es necesario llevar a cabo el
siguiente procedimiento:
En el área de trabajo se localiza la línea de
pendiente máxima y se marca con una
estaca el punto medio de esa pendiente.
(Figura ).
Figura 5. Ubicación de la línea de pendiente máxima y colocación de la
estaca en la parte media (FUENTE: COLPOS, 1991).
A partir del punto señalado con la estaca
inicial, se procede a marcar la línea guía o
curva de nivel, por medio de estacas
separadas de 15 a 20 m (Figura ). El trazado
se hace con cualquier instrumento de
nivelación (nivel montado, de mano.
caballete, etc.).
Figura 6. Trazo de la línea guía con nivel (FUENTE: COLPOS, 1991).
A partir de ésta línea se traza la siguiente
línea de surcado y así sucesivamente (Figura
).
Figura 7. Trazo del surcado siguiendo la línea guía (FUENTE: COLPOS,
1991).
6.3. Rodillo aereador
El rodillo aereador se utiliza para rehabilitar
agostaderos y praderas deterioradas mediante la
descompactación de suelo y la captación de agua
que se crea en las pequeñas pozas que resultan
después de rodar el cilindro sobre la superficie
del suelo (Figura ).
Figura 8. Paso de rodillo aereador para la rehabilitación en agostaderos.
El rodillo aereador es un cilindro metálico pesado
con dientes o cuchillas soldadas helicoidalmente
a lo largo del mismo para lograr una mayor
penetración en el suelo y una mayor eficiencia
en el rodado, ya que este diseño permite que
todo el peso del cilindro se concentre solamente
en una o dos cuchillas a la vez.
El implemento se engancha en la parte posterior
de un tractor y es rodado sobre la superficie del
terreno; puede utilizarse sin carga pero es
preferible llenarlo con agua y/o acondicionarlo
usando piedras o sacos de arena para darle
mayor peso y lograr mayor penetración de las
cuchillas en el suelo. Los rodillos cuentan
Línea de pendiente máxima
Estaca
Línea guía
Estacas
15-20m
15
generalmente con una sembradora la cual está
adaptada en la parte posterior del cilindro, que
puede utilizarse en la siembra de especies en el
caso de requerirse (Figura ).
Figura 9. Rodillo aereador con sembradora en la parte posterior.
Este implemento puede descompactar, preparar
cama de siembra mediante el trazo de pozas
para captar humedad y sembrar
simultáneamente en un solo pasó de maquinaria.
El rodillo aereador estimula el crecimiento de
vegetación herbácea y gramínea deseable para la
dieta del ganado además de otras especies de
fauna silvestre de importancia cinegética. Este
tratamiento mejora la infiltración del agua en el
suelo, disminuye el escurrimiento superficial y
por lo tanto la erosión hídrica, es de especial
importancia en zonas áridas donde la lluvia es
escasa e incierta, donde se pierde entre 40 y 60%
del agua por escurrimientos.
6.4. Bordos a curvas de nivel
Los bordos o zanjas sobre curvas de nivel son
prácticas muy simples y eficientes para la
rehabilitación de agostaderos que al mismo
tiempo sirven para la captación de agua, se usan
en combinación con la siembra de arbustos o
gramíneas. Consiste en levantar pequeños
bordos a una altura de 40 a 70 centímetros, o
zanjas a una profundidad de 30 a 50 centímetros
para evitar el flujo concentrado del agua de lluvia
y favorecer su distribución sobre el terreno
(Figura 10), Entre las formas más simples
destacan los bordos y zanjas a nivel, los cuales se
pueden trazar con un bordero, arado o con la “V”
que se usa para enterrar manguera o con una
cuchilla frontal de buldózer.
Se recomienda establecerlos en terrenos planos
con suelos de textura media con pendientes de
10 a 15% si la cubierta vegetal es buena, pueden
usarse incluso cuando no se requiere la siembra
de especies. No es recomendable aplicarlos en
terrenos con pendientes muy pronunciadas y en
suelos demasiado arenosos con alto contenido
de piedra o grava.
Figura 10. Bordo a curva de nivel en agostaderos.
Para determinar la distancia cuando sólo se
levanta un bordo, se puede emplear la fórmula
para el espaciamiento entre terrazas de base
angosta (consultar Ficha técnica de terrazas de la
UTE-COUSSA).
Cuando se pretende establecer un sistema de
zanja-bordo, se recomienda aplicar el siguiente
procedimiento para calcular el espaciamiento:
16
1. Se obtiene el escurrimiento de una lluvia
máxima en 24 horas para un periodo de
retorno de 5 años. . Para ello se puede hacer
uso de las Isoyetas de lluvias máximas en 24
horas de la SCT y por interpolación se
obtiene obtener el valor de la lluvia máxima
para la frecuencia deseada.
2. Para el diseño se utiliza una capacidad de
almacenamiento del 50%, es decir se
diseñará para captar la mitad del
escurrimiento.
3. Se calcula el volumen del escurrimiento a
captar por metro lineal de zanja. Para ello se
recomienda una zanja con las siguientes
dimensiones para la zanja: 0.4 m de
profundidad, 0.4 m de ancho y 1 m de largo,
que es igual a 0.16 m³/ml (Figura 1).
Figura 1. Dimensiones recomendadas para un sistema de zanja-bordo.
4. Con estos datos se obtiene el área de
escurrimiento por metro lineal, es decir la
separación entre zanjas, para lo cual se
divide el volumen de escurrimiento o
capacidad de almacenamiento por metro de
zanja entre el escurrimiento a captar (m).
Con esta práctica, sin preparar cama de siembra
ni siembra de especies, se ha logrado producir de
150 a 300 kg/ha de forraje seco adicional en
áreas de matorrales de gobernadora en los
desiertos de Chihuahua y Sonora. En pastizales
medianos abiertos y amacollados en condición
de pobre a regular, los bordos en curvas de nivel
sin siembra se han logrado incrementos de 250 a
400 kilogramos de forraje/ha/año, mientras que
en praderas deterioradas de pasto buffel, donde
se utilizaron bordos y zanjas a nivel para la
siembra de arbustos en la zona de captación de
agua, se lograron incrementos en la producción
de forraje que van de 1,500 a 3,500 kilogramos
de forraje/ha/año.
Las zanjas y bordos sobre curvas de nivel son
efectivos para establecer arbustos forrajeros por
medio de trasplante, como cósahui del norte,
zámota, mezquite, palo verde, palo dulce, palo
blanco y palo fierro, entre otros. Mediante la
cosecha de agua ha sido posible establecer
plantas forrajeras con un 50 a 85% de éxito en
los agostaderos (200 a 800 metros sobre el nivel
del mar).
En áreas de matorrales de gobernadora con
precipitación anual menor de 250 milímetros, se
han sembrado mezclas de pastos en franjas,
aguas arriba de las curvas a nivel y se ha logrado
producir de 250 a 700 kg/ha de forraje adicional.
La siembra en franjas es de mucha ayuda en
zonas de escasa precipitación, ya que el contar
con un área de escurrimiento 2 a 4 veces mayor,
aguas arriba de la franja de siembra, permite
disponer de más agua para asegurar el
establecimiento de las plantas.
ISOMÉTRICO
0.40
0.40
17
6.5. Poceo
El poceo consiste en construir pozas, hoyos o
cavidades sobre la superficie del suelo. Estas
pueden construirse con un arado de discos
modificado, que es en un arado de discos a los
que se les ha cortado una parte a cada lado y al
rodar sobre el terreno van formando pequeños
pozos, donde se capta la lluvia y reducen el
escurrimiento superficial, favoreciendo la
permanencia de la humedad por más tiempo en
el suelo (Figura 2).
Figura 2. Establecimiento de pozas en agostaderos.
Las pozas también se pueden construir con la
cuchilla del buldózer. El tamaño de las pozas
puede variar y se recomienda usarlo en suelos
compactados con problemas de drenaje, libres
de rocas, con poca pendiente y principalmente
en áreas con escasa precipitación.
Esta práctica es también una cama de siembra
ideal para establecer plantas forrajeras en suelos
profundos con poca pendiente. El número y
tamaño de pozas a usar, puede ser muy variable
y depende de las características específicas de
suelo, topografía, vegetación y de los objetivos
que se persigan.
6.6. Las bolsas
Las bolsas son bordos de tierra que se trazan en
el terreno para captar agua de arroyos y
desviarla hacia otras partes del rancho. Las
bolsas, a diferencia de las curvas a nivel, deben
ser trazadas con cierto desnivel para permitir el
movimiento lento del agua y su desplazamiento
aguas abajo, permitiendo infiltrar el agua en el
terreno pero sin reventar los bordos.
Se busca que el agua de escurrimiento captada
se distribuya y beneficie partes del terreno que
difícilmente podrían humedecerse bien debido a
la pendiente. Tienen la ventaja de que permiten
utilizar agua extra proveniente de áreas aledañas
para producir forraje, incluso cuando no llueve
en el área.
Los incrementos en la producción de forraje
logrados con el bolseo en agostaderos y praderas
de Buffel, son similares e incluso pueden resultar
superiores a los logrados con las curvas a nivel,
debido a que estas estructuras están diseñadas
para utilizar también el agua de lluvia que no
necesariamente cae en el área de agostadero y
además, a que frecuentemente se siembran en
las bolsas cultivos muy productivos como es el
caso del sorgo ú otro cultivo forrajero, que
puede ser la base para descargar el predio de
ganado, durante las épocas en las que es
18
importante la mayor sobrevivencia y vigor de las
gramíneas (época seca y de bajas temperaturas).
6.7. Quema controlada
La quema controlada es una práctica que usa el
fuego programado para reducir las infestaciones
de especies arbustivas agresivas de escaso valor
forrajero, como son: chírahui, vinorama y palo
brasil, entre otras, que compiten y limitan la
producción de otras plantas de más interés
forrajero para el ganado y la fauna silvestre.
No puede aplicarse a todos los tipos de
vegetación porque daña especies de arbustos y
árboles que producen buen forraje y protegen el
suelo.
Entre los efectos positivos de las quemas
controladas están la liberación de elementos
minerales por la descomposición acelerada del
material orgánico, incremento en los contenidos
y solubilidad de P, K, Ca, Mg y Na por una rápida
mineralización, y el aumento en la cantidad de
bacterias nitrificantes promotoras de la
producción de NO3. Lo que contribuye en cierta
medida a la regeneración de la vegetación.
Los efectos negativos son la destrucción de la
estructura de suelo; debida a la pérdida de
materia orgánica, disminución del movimiento
de agua y aire en el suelo, entre otras
propiedades físicas relacionadas con estructura
del suelo. Se deben considerar los riesgos de
diseminación descontrolada del fuego y pérdida
de especies con alto valor forrajero o forestal.
Desde el punto de vista productivo, el fuego
aumenta la disponibilidad de forraje, al convertir
pastura no aprovechable en pasto 100%
aprovechable por el ganado (Figura 3).
Figura 3. Quema controlada para regeneración de pastos.
6.8. Desvarado
Es una práctica que se usa para reducir
temporalmente la competencia de altas
densidades de arbustos no deseables.
Se realiza con una desvaradora o chapeadora,
que corta la vegetación por arriba del nivel del
suelo y como los pastos crecen más rápido en
comparación con los arbustos, éstos toman
ventaja de la poda y remoción temporal de la
competencia del arbusto. El implemento no es
efectivo en suelos rocosos y con mucha
pendiente (Figura ).
6.9. Revegetación
La deforestación y el sobrepastoreo son las
principales causas de la pérdida de ecosistemas,
vegetación y suelo en los agostaderos de México.
Por ello es que, al querer establecer un sistema
de manejo de agostaderos es fundamental
incrementar la vegetación arbórea de éstos
19
ecosistemas, lo que contribuirá a disminuir la
erosión.
Figura 14. Desvarado en agostaderos (FUENTE: Gómez F. y Fierro G. L.,
2002).
Algunas alternativas para el incremento de la
vegetación arbórea se presentan a continuación.
6.9.1. Reforestación con especies nativas
La reforestación es el establecimiento inducido
de vegetación forestal en terrenos forestales o
con aptitud forestal, es decir, en terrenos que
están o estuvieron cubiertos por vegetación
forestal y que por sus condiciones de clima, suelo
y topografía, resultan aptos para el uso forestal;
por otro lado, una especie nativa se define como
“especie originaria de un área determinada, que
está adaptada a ese ecosistema y habita
consistentemente en su área natural al estar
asociada con otras especies”.
Los principales objetivos de ésta práctica son
incrementar la cobertura arbórea y reducir la
erosión hídrica y eólica; el empleo de especies
nativas garantiza el cumplimiento de éstos
objetivos.
Las cualidades que debe reunir una especie
forestal con fines de restauración son:
Fácil propagación.
Resistir condiciones limitantes, como baja
fertilidad, sequía, suelos compactados, pH
alto o bajo, salinidad, etc.
Ser de rápido crecimiento y buena
producción de materia orgánica, de
preferencia con una alta relación C/N.
Tener alguna utilidad adicional a su efecto
restaurador (producción de leña, carbón,
forraje de buena calidad, vainas comestibles,
madera o néctar).
No ser hospederos de especies invasoras.
Presencia de nódulos fijadores de nitrógeno
o micorrizas que compensen el bajo nivel de
nitrógeno, fósforo y otros nutrientes en el
suelo.
Que tiendan a favorecer el restablecimiento
de las poblaciones de elementos de la flora y
fauna nativas, proporcionándoles hábitat y
alimento.
6.9.2. Cortinas rompevientos
Las cortinas rompevientos son hileras de árboles
o arbustos que forman una barrera lo
suficientemente alta y densa, que constituye un
obstáculo de paso al viento y aun del polvo
(Figura 4).
Los beneficios del establecimiento de cortinas
rompevientos no solo incluyen los daños
producidos por el viento sino que además
generan un microclima propicio para el
desarrollo de la ganadería.
20
Figura 4. Efecto de la cortina rompevientos en la disminución de la velocidad del viento.
Las especies que se utilizarán en las cortinas
rompevientos deben reunir una serie de
requisitos para que cumplan eficientemente con
sus objetivos; los principales son:
1. Especies adaptadas al clima de la región.
2. Resistentes a la sequía y con un sistema
radicular vigoroso, que aproveche al máximo
la humedad del suelo.
3. De crecimiento rápido y morfología
uniforme.
4. De gran densidad de copa.
5. De preferencia utilizar en las alineaciones
exteriores de la cortina, especies no
apetecibles por el ganado o espinosas que
restrinjan el ramoneo.
6. Que conserven, por lo menos, parte del
follaje todo el año.
7. Se debe evitar el uso de especies de
crecimiento denso o lento si otras especies
nativas satisfacen los requerimientos.
Para mayor información sobre el establecimiento
de ésta práctica consultar la Ficha de Cortinas
Rompevientos de la UTE-COUSSA.
6.9.3. Barreras vivas y de división de
potreros
Las barreras vivas son estructuras lineales
utilizadas en la división de los potreros y en la
delimitación de fincas o predios en el sector
rural, en las que se emplean árboles y/o arbustos
para soportar el alambre de púas o eléctrico
(Figura ). También son utilizadas especies que
debido a su conformación impiden el paso del
ganado y del hombre, o aquellos resistentes al
fuego como el cactus gris (Cereus griseus). Sirven
además para conservar especies nativas locales
de árboles y arbustos.
Las barreras vivas se pueden conformar con
especies forestales y forrajeras que además
aporten ingresos adicionales al productor. Estos
arreglos agroforestales ayudan a mantener la
humedad del suelo, mejoran su estructura,
incrementan su fertilidad al aportar materia
orgánica y nitrógeno por parte las especies
leguminosas, evitan la pérdida de suelo por
escorrentía y por acción de los vientos y
contribuyen al control de la erosión.
21
Figura 16. Barreras vivas para división de potreros.
6.10. Control de cárcavas
La cárcava es una zanja producto de la erosión
que generalmente sigue la pendiente máxima del
terreno y constituye un cauce natural en donde
se concentra y corre el agua proveniente de las
lluvias.
El control de cárcavas en proceso de formación
es sencillo, pues generalmente basta pasar el
arado o la rastra a través de estos canalillos para
que desaparezcan e impedir así su crecimiento.
Cuando las cárcavas crecen y no se pueden
cruzar con los implementos agrícolas, es cuando
estas secciones transversales están sometidas a
procesos de crecimiento laterales hacia los
taludes de la margen derecha e izquierda de la
cárcava, en la parte alta o inicio de la misma y es
cuando es necesario realizar obras y prácticas
para su control (Figura ).
Antes de llevar a cabo el control de las cárcavas,
es necesario identificar las causas de la
formación de éstas. Así como disminuir los
escurrimientos aguas arriba de la formación, ya
sea con la revegetación o prácticas de
conservación de suelo en la ladera.
Figura 17. Vista de una cárcava
Si después de haber tratado la ladera todavía hay
escurrimiento en la cárcava, o en el caso de que
la ladera tenga un sistema de cárcavas continuas
sin una apreciable área de drenaje, se efectuarán
trabajos a nivel de éstas, consistentes en
suavizar taludes, establecer vegetación
(arbustiva, pastizales, árboles), colocar pequeñas
barreras u obstáculos transversales al flujo de
agua o presas permanentes de control de
azolves, a fin de disminuir la velocidad del agua y
favorecer la sedimentación de las partículas que
lleva el agua en suspensión. Todo esto estará en
función del tamaño de la sección transversal de
la cárcava (ancho y profundidad) y del área de
drenaje de la misma.
Para cárcavas medianas y grandes normalmente
se utilizan estructuras estables construidas con
material consolidado de carácter permanente
como son las presas de piedra acomodada
(Figura 5), mampostería y de gaviones que es
posible establecerlas en diferentes secciones
transversales a fin de captar sedimentos y evitar
el crecimiento de la cárcava.
22
Figura 5. Control de una cárcava por medio de cabeceo y presas
filtrantes de piedra acomodada.
Para mayor información sobre el control de la
erosión en cárcavas se recomienda revisar la
Ficha técnica de control de cárcavas de COUSSA.
7. PRÁCTICAS DE MANEJO DEL
AGOSTADERO
7.1. Carga animal
El principal objetivo del manejo de las áreas de
pastoreo, es obtener la máxima producción
animal sostenida (a largo plazo) a la par de la
conservación y/o mejoramiento de los recursos
naturales relacionados. Para lograr este objetivo,
el principal factor a manejar es la carga animal.
El ajuste de la carga animal es el procedimiento
para determinar el número de animales que
permite el potrero según su producción durante
las diversas épocas del año.
La carga animal se define como el número de
unidades animal que pastorean en un área
determinada y en un tiempo específico.
La carga animal adecuada o capacidad de carga,
es el número de animales que, de acuerdo a sus
requerimientos de materia seca, consuman el
50-60% del forraje producido durante el año.
Esto indica, que la carga animal adecuada de una
región puede ser muy distinta a la de otra área,
ya que dependerá del potencial de producción
de forraje de cada lugar.
Estimación de la capacidad de carga
Ésta se debe realizar a finales de la época de
lluvias, o bien cuando las especies forrajeras
hayan alcanzado su máximo crecimiento, con el
fin de determinar la cantidad de forraje
disponible para los animales en pastoreo.
Ajuste de carga animal
Es el procedimiento mediante el cual se
determina el número de animales que el
agostadero puede sostener, con el fin de evitar
el deterioro del suelo y de las plantas.
Para hacer el ajuste de carga, se toma en cuenta
la producción de forraje del agostadero, el
consumo de forraje del ganado en pastoreo, así
como el número de animales existentes en la
unidad de producción. Los pasos a seguir para
hacer el ajuste son los siguientes:
1. Hacer un plano topográfico e identificar las
áreas con cada tipo vegetación existente en
cada sitio.
2. Tomar una muestra de cada tipo de
vegetación existente en cada sitio. Se deben
tomar en cuenta los arbustos y matorrales.
23
3. Estimar la producción de forraje en base a la
muestra obtenida y conociendo el número
de animales del predio, estimar las
necesidades de forraje en pastoreo. Para
esto se considera que cada unidad animal
consume el 3% de su peso, lo que equivale a
13.5 kg de forraje seco al día y que al año
consumirá 4,927.5 kg de forraje seco.
Considerar las equivalencias en unidad
animal para las diferentes especies de
ganado.
4. Considerar un porcentaje de uso no mayor a
60% del forraje disponible, es decir, no
deberá pastorear totalmente las plantas, con
el fin de proteger el suelo y las plantas más
consumidas por el ganado.
5. Suponiendo que se encontró que el número
de cabezas que puede sostener el área de
pastoreo es de 107 UA y la carga animal que
se tiene es de 145 UA, quiere decir que
existe un excedente de 38 UA. Por lo que se
requiere ajustar la carga animal.
Estrategias de apoyo para ajuste de carga
animal
La principal herramienta para optimizar el uso de
agostaderos es a través de la planeación de
acciones de manejo que le permitan mantener
y/o mejorar la producción de forraje a través del
año. Dentro de las acciones se encuentran
prácticas de mejoramiento de agostaderos tales
como: obras de conservación de suelos y agua,
resiembras, fertilización, manejo del pastoreo y
control de maleza, entre otras.
7.2. Descanso del pastoreo
Es un periodo sin pastoreo que se brinda a cada
potrero, con el fin de permitir la recuperación y
reproducción de las plantas después de
pastoreadas. Deben programarse para proteger
cada potrero en forma rotacional durante las
diferentes estaciones y que todas las especies
tengan la misma oportunidad de sobrevivir.
El pastoreo se debe retrasar hasta que las
siembras estén bien establecidas para prevenir
su remoción por el ganado, los cual se alcanza
alrededor de 90 a 120 días después de la
siembra, y las plantas han llegado a los 25 a 30
cm antes del corte o pastoreo. Las plantas se
establecen bien cuando tienen tres o cuatro
hojas y no se desprenden fácilmente del suelo al
tirar de ellas. La prueba se hace estirando las
plantas, cuando resisten el estirón, el ganado no
será capaz de sacarlas durante el pastoreo.
El primer pastoreo siempre deberá hacerse con
una carga animal menor a lo que una pradera
bien establecida podría soportar. En los Cuadro 6
y 7 se detallan el tiempo y la altura de la planta
más recomendables para el primer pastoreo (o
corte) en algunas especies forrajeras.
Los pastoreos posteriores se determinan de
acuerdo a la velocidad de recuperación de la
planta. Se considera que las plantas después de
cortarse requieren de periodo de tiempo para
estar en condiciones de volver a utilizarse. El
tiempo de recuperación depende del manejo
(fertilización, riegos, etc.), la carga animal y
capacidad de recuperación de la especie.
24
Cuadro 6. Tiempo después de la siembra y altura recomendable al
primer pastoreo o corte de algunas especies forrajeras tropicales.
Especie (Nombre común)
Primer pastoreo o
corte después de la
siembra (días)
Altura de
pastoreo o
corte (cm)
Alemán 180 30-50
Bahía 60-90 30-40
Bermuda Cruza 1 60-90 35-50
Buffel 60-120 50-90
Centosema 120-180 45-60
Elefante 120-150 50-80
Estrella de África 60-90 30-40
Glycine 120-180 40-50
Gordura 120-150 40-50
Guinea 120-160 50-80
Jaragua 120-160 40-60
Kikuyo 90-100 30-40
Leucaena 120-180 100-120
Merkerón 50-90 50-100
Pangola 90-120 35-70
Panico o Panizo verde 120-150 40-60
Pará 120-160 60-100
Rhodes 60-120 60-90
Siratro 90-120 50-60
Sorgo negro 40-50 75-100
FUENTE: FIRA (1986).
Cuadro 7. Tiempo después de la siembra y altura recomendable al
primer pastoreo o corte de algunas especies forrajeras de clima
templado.
Especie
Primer pastoreo o corte
después de la siembra (días)
Altura de pastoreo
o corte (cm)
Alfalfa 90-130 40-60
Ballico Anual 70-90 30-40
Ballico Perenne 70-90 30-40
Bermuda X1 60-120 35-50
Bromo suave 90-180 25-40
Búfalo 80-90 20-30
Buffel 90-100 50-90
Festuca alta 90-100 30-40
Kikuyo 75-100 30-40
Leucaena 100-150 90-100
Llorón 100-150 20-30
Orchard 90-100 30-50
Pará 120-150 60-100
Rhodes 90-120 60-90
Sorgo Negro 40-50 75-100
Trébol Blanco 90-120 15-25
Trébol rojo 90-120 15-25
FUENTE: FIRA (1986).
Los Cuadros 8 y 9 muestran los tiempos de
recuperación y altura de planta recomendables
para los pastoreos o cortes subsecuentes.
Cuadro 8. Tiempo de recuperación y altura de pastoreo o corte
(subsecuentes al primero) recomendable, de algunas especies forrajeras
tropicales.
Especie (Nombre común)
Tiempo de
recuperación
(días)
Altura de
pastoreo o corte
(cm)
Alemán 24-28 30-50
Bahía 35-42 30-40
Bermuda Cruza 1 21-30 35-50
Buffel 28-32 50-100
Centosema 35-42 45-60
Desmodium Hoja plateada 35-42 40-50
Desmodium Hoja verde 35-42 35-45
Elefante 50-70 50-80
Estrella de África 21-30 30-40
Glycine 35-42 35-45
Gordura 30-60 30-50
Guinea 30-40 40-80
Jaragua 35-42 40-60
Kikuyo 25-30 30-40
Leucaena 75 100-120
Lotononis 30-40 20-30
Merkerón 30-45 50-75
Pangola 21-35 40-80
Panico o Panizo verde 25-35 40-60
Pará 25-35 60-90
Rhodes 25-35 60-90
Setaria 30-45 60-90
Siratro 35-45 40-80
Sorgo Negro 35-40 60-80
FUENTE: FIRA (1986).
Cuadro 9. Tiempo de recuperación y altura de pastoreo o corte
(subsecuentes al primero) recomendable, de algunas especies forrajeras
de clima templado.
Especie (Nombre
común)
Tiempo de
recuperación (días)*
Altura de pastoreo
o corte (cm)**
Alfalfa 25-35 40-60
Ballico Anual 20-30 30-40
Ballico Perenne 25-35 30-40
Bromo 30-45 25-35
Búfalo 35-40 25-35
Buffel 25-35 50-80
Festuca 25-30 25-35
Kikuyo 30-60 30-40
Orchard 30-40 25-35
Panizo azul 35-56 30-60
Pará 60-80 40-75
Rhodes 60-75 30-40
Sorgo Almum 35-40 60-75
Trébol Blanco 25-35 15-25
Trébol rojo 25-35 15-25
* Se ha considerado una precipitación y/o riego adecuado, así como la
presencia de temperaturas poco extremosas y favorables
** En los zacates estoloniferos, la altura corresponde al largo de las guías.
FUENTE: FIRA (1986).
25
7.3. Manejo del pastoreo
Los diferentes métodos de pastoreo que existen
son los siguientes:
Pastoreo continuo
Es la ocupación prolongada del área de pastoreo
por los animales; los cuales tienen libre acceso a
toda la superficie. Consiste en dejar el ganado en
potreros muy grandes, sin dirigir o racionar su
alimentación. No exige que el ganadero cuente
con conocimientos técnicos, un trabajo continuo,
ni tampoco gastos (Figura 6). Existen dos tipos,
que son:
a) Pastoreo continúo con carga constante: el
pastoreo es ininterrumpido, siendo la carga
constante a lo largo de la estación de
pastoreo.
b) Pastoreo continúo con carga variable: el
pastoreo es ininterrumpido, la carga es
variable a lo largo de la estación de
pastoreo, siendo ajustada a la disponibilidad
de forraje.
Figura 6. Pastoreo continuo (FUENTE: Serrano, J., 2010).
Es el método de pastoreo más utilizado en las
explotaciones ganaderas de México. Esto se
debe a: el alto costo de los cercos tradicionales,
ya que se construyen con insumos caros como
alambre de púas y postes metálicos; así como al
desconocimiento de los ganaderos de la
existencia de otras alternativas (muchos de los
ranchos del país son atendidos por los
mayordomos, vaqueros o caporales, quienes
desconocen las tecnologías disponibles y las
formas de aplicarlas).
Sus características más importantes son:
Se practica en pasturas con bajos
rendimientos, donde las ganancias no
justifican gastos en alambradas y aguajes.
Es inevitable la selectividad del forraje.
Predispone a las especies de mayor valor
nutritivo a eliminación paulatina, por efecto
de selección del ganado e invasión de
especies indeseables.
Hay zonas más afectadas por el pisoteo,
heces y sobrepastoreo, como saladeros,
sombreaderos y aguajes mal ubicados.
Hay desperdicio de forraje en la época de
máximo crecimiento y escasez en las épocas
críticas.
Mezcla de distintas especies de animales en
el pastoreo, lo que da lugar a una mejor
utilización del forraje.
Las ventajas del pastoreo continuo son:
Con baja carga animal, se promueve mayor
consumo de forraje, por animal.
Con cargas bajas o medias, la selección del
consumo permite al animal que la hierba
que consume tenga pocas variaciones en su
26
digestibilidad (como hay selectividad por
parte del animal, la mayoría del forraje
consumido es de la misma calidad nutritiva).
Resulta económico ya que requiere menor
inversión en cercos, depósitos de agua y
supervisión.
Entre las desventajas se encuentran:
Desperdicio de forraje en la época de mayor
crecimiento.
El rechazo del forraje puede ser del 30 al
50% del total producido, principalmente de
plantas endurecidas que reducen la calidad
de la pradera.
Aumenta el riesgo del pisoteo de los
animales ya que no se somete a ningún
control (zonas húmedas, sombreadas y
donde crecen especies preferidas).
La falta de cuidado y vigilancia ocasiona una
ausencia de fertilización mineral, es poco
probable una fertilización mineral
equilibrada.
Si la hierba no está lo suficientemente
nutrida, su producción desciende y se vuelve
muy estacional.
Se acentúan los defectos de las praderas y la
irregularidad de su ritmo de producción.
El animal vuelve, a menudo, a buscar lo que
prefiere: hojas jóvenes, plantas tiernas,
especies con mayor valor nutritivo y
apetencia.
Pastoreo alterno
En este sistema de pastoreo, la superficie de
pastoreo se divide en dos potreros iguales. Los
animales pastorean en una parte, mientras la
otra permanece en descanso, (Figura ).
Figura 20. Pastoreo alterno (FUENTE: Serrano, J., 2010).
Este método permite ajustar mejor la carga
animal que el pastoreo continuo, mejora el uso
de fertilizantes, facilita el control de maleza y
permite ejercer un manejo adecuado de los
animales.
La ventaja más importante es su bajo costo, con
solo trazar una cerca al centro del rancho se
obtienen dos potreros, solo se utilizará un
comedero y un bebedero.
Su desventaja es la similitud en días de
ocupación y descanso, lo cual afecta la
persistencia de la pradera.
Pastoreo rotacional
El objetivo principal del método es incrementar
la productividad del agostadero. Consiste en
dividir el área de una pradera en varios potreros,
de manera que mientras uno está ocupado, los
demás permanecen en recuperación (descanso),
(Figura 7).
27
Figura 7. Pastoreo rotacional (FUENTE: Serrano, J., 2010).
Las ventajas de este método de pastoreo son:
Mayor producción de forraje por unidad de
superficie.
Evita la selección entre especies, puntos del
potrero y partes de la planta.
Pisoteo intenso en ciertos períodos y nulo en
otros.
Facilita la conservación del forraje estacional
excedente.
Reduce la invasión de maleza y su control
eficiente.
Alta carga instantánea.
Poca selectividad.
Mayor habilidad competitiva de la pastura.
Mejor distribución de las deyecciones.
Mayor uniformidad en la cosecha de forraje.
Permite regular la carga animal de acuerdo
al crecimiento de la pastura.
Permite el manejo adecuado, de praderas
asociadas (gramíneas/leguminosas).
Facilita el manejo animal con la
estratificación del hato.
Se pueden interrumpir los ciclos de
desarrollo de parásitos.
Facilita la fertilización química.
Se puede, en cierta época del año, dejar un
área, para elaborar heno o ensilado.
Y sus desventajas son:
Menor producción por animal.
Manejo más exigente y especializado.
Mayor costo en la construcción de potreros
y mantenimiento de cercos, además
requiere mayor número de bebederos y
comederos.
Pastoreo en franjas o racionado
Consiste en programar el pastores en pequeñas
parcelas o fajas (bandas) de una pradera, ya sea
diariamente o varias veces al día; generalmente
manejadas con cerco eléctrico. Es recomendable
para sistemas de producción especializados, que
requieren alta capacidad de carga y un pastoreo
uniforme.
En el Cuadro 10 se compara la pérdida de
materia seca con los métodos mencionados y
praderas de corte, puede observarse que al
realizar el corte del forraje la eficiencia en el uso
de la materia seca es casi del 95%.
Cuadro 10. Pérdida de materia seca en condiciones normales, según el
método de utilización del forraje producido.
MÉTODO % PERDIDA MATERIA SECA
Pastoreo continuo 40
Pastoreo rotativo 25
Pastoreo en fajas 15
Corte o pastoreo mecánico 5
FUENTE: Jiménez M. (1985).
28
7.4. Distribución del ganado
La presión del pastoreo dentro del agostadero
depende de la distribución del ganado, algunas
veces el tipo de vegetación y la pendiente del
terreno, entre otros factores provocan que el
ganado pastoree algunas áreas más que otras.
Por ejemplo, normalmente el ganado permanece
más tiempo cerca de las fuentes de agua y
sobreutiliza estas áreas y raramente pastorea
áreas más distantes. Por lo tanto, la distribución
del ganado sobre el agostadero es una buena
práctica de manejo, sin embargo, demanda una
buena distribución de aguajes y saladeros y la
construcción de cercos, para aprovechar todas
las áreas disponibles para el pastoreo.
Uso apropiado de cercos
Los cercos, a pesar de su costo, aseguran el
pastoreo en áreas que se desea utilizar, y son de
gran ayuda para sistemas de pastoreo en donde
hay que dejar potreros en descanso.
Distribución de saladeros y suplementaderos
De preferencia estos deberán estar distribuidos
por todo el agostadero y de ser posible ser
movidos constantemente. Deben estar al menos
a 500 m de los puntos de abrevadero.
Distribución de aguajes
Cuando se trata de agostaderos de grandes
dimensiones, un factor que limita el pastoreo
uniforme de los sitios más alejados o de más
difícil acceso, es la disponibilidad de agua para
que abreve el ganado. Para lograr una mejor
distribución del pastoreo será necesario la
construcción o reparación de estructuras de
almacenamiento ubicadas estratégicamente para
evitar el sobrepastoreo en determinadas áreas, y
que se afecte el peso del ganado.
En el Cuadro 11, se muestra el porcentaje de uso
del forraje en un área determinada según la
distancia a puntos de abrevado.
Cuadro 11. Utilización de forraje según la distancia a puntos de agua
(FUENTE: Beltrán, L. et. al., 2007).
Distancia en Km. % de utilización de
forraje
0-0.8 50
0.8-1.6 38
1.6-2.4 26
2.4-3.2 17
3.2-4.0 12
Por ello, no debe perderse de vista la distancia
máxima que debe recorrer una cabeza de
ganado para beber sin que exista detrimento en
su peso, esta distancia se considera de 2,000 m
en terreno plano y 800 m en terreno ondulado
en el caso del ganado mayor. Para ganado menor
se estima que puede recorrer el doble de la
distancia del ganado mayor sin pérdidas
aparente de peso.
7.5. Pastoreo de la especie adecuada
Generalmente el ganado caprino es el que más
daño ocasiona al pastizal; seguido del ovino; el
asnal, mular, caballar y bovino.
Las especies que aprovechan los pastizales por
orden de importancia son los equinos, bovinos,
ovinos y caprinos; sin embargo, los caprinos se
pastorean más en terrenos con vegetación
leñosa o arbustiva que en pastizales, y los
29
equinos, sobre todo el ganado caballar, requiere
pastos finos y nutritivos, la presión de uso de
agostadero está dado por el ganado bovino y el
ovino, que son además las dos especies más
abundantes.
Los ovinos consumen preferentemente plantas
herbáceas, pero por el tipo de dentadura y
habilidad prensil de labios, tienen el hábito de
cortar la hierba muy a ras del suelo, que puede
perjudicar pastizales donde las leguminosas son
abundantes. Por otro lado, en caso de escasez de
pastos, arrancan la poca hierba que encuentran
y, con su paso corto y pezuñas menudas,
pisotean de forma continua al suelo y desgarran
los pastos, condición propicia para alterar la
cobertura vegetal con efectos considerables
sobre la erosión.
El ganado vacuno, por el contrario, perjudica
menos los pastizales; por su habilidad prensil
desarrollada por la lengua, corta lateralmente y
no arranca y por la anchura de pezuña, compacta
menos el suelo. Cuando pasta en terrenos
inclinados traza senderos casi horizontales muy
próximos a la curva de nivel, que pueden
contribuir a consolidar el suelo en el periodo de
lluvias; y con sus pezuñas anchas y planas
aplasta, pero no desgarra, los pastos;
conservando, cuando no se sobrepastorea, los
puntos de crecimiento en buena condición; por
otra parte, se mueve menos que el ganado ovino
y, por lo tanto, castiga menos el suelo.
7.6. Suplementación
La producción de forraje en el agostadero es
estacional a través del año por las condiciones
climáticas propias de las zonas áridas (heladas y
períodos largos de sequía) y los periodos de
crecimiento de las especies que conforman la
comunidad vegetal. Po esto existe la necesidad
de contar fuentes de alimentación adicional que
sirvan de apoyo durante las épocas críticas de
escasez de forraje.
El ganadero debe prever esta situación
anticipadamente y definir estrategias de
solución. Un buen manejo del ganado implica la
planeación de acciones a corto, mediano y largo
plazo que pueden incluir una o más de las que
se mencionan enseguida:
Compra de forraje
Es la adquisición de pacas generalmente de
alfalfa achicalada, de excelente valor nutricional
pero con el inconveniente de ser costoso.
Producción de forrajes de corte en riego.
Es la mejor forma de hacer frente al período
crítico ya que se tiene la oportunidad de planear
el volumen de forraje a producir en función del
número de animales y el período escasez. El
cultivo de alfalfa es el más deseable, sin
embargo, hay que considerar que su producción
demanda grandes volúmenes de agua, factor
limitante en los agostaderos. Se puede planear la
producción de maíz o sorgo forrajero para
ensilaje que aseguren su disponibilidad en los
periodos críticos.
Lo anterior, siempre con la visión de descargar
los pastizales en épocas críticas (sequías e
invierno), promoviendo el vigor y densidad de
30
gramíneas (descarga de potreros) y nunca como
una fuente de ingreso extra por venta de materia
seca, como forraje ú otro producto transformado
(leche, queso, pastura, etc.; Quero et al., 2010).
Producción de forrajes de corte en temporal.
De manera similar al anterior, es posible planear
el volumen de forraje a producir de acuerdo a
sus propias necesidades. Existen dos formas
principales de aprovechar los forrajes de corte
en temporal; una es a través de la producción de
maíz y/o sorgo forrajero, los cuales pueden ser
ensilados en verde, produciendo un forraje de
excelente calidad. Otra opción es la producción
de heno de avena y cebada, los cuales una vez
empacados, pueden ser beneficiados a través de
la aplicación de amoniaco anhidro o urea, para
elevar su valor nutricional.
Uso de esquilmos agrícolas.
Otra forma de alimentar al ganado en la época
crítica es hacer uso de los esquilmos agrícolas
(rastrojo, tazol, pata de sorgo o paja) que quedan
en las áreas de cultivo. Esta se considera una
fuente muy pobre de forraje por su baja calidad,
pero pueden prepararse mezclas enriquecidas,
añadiéndoles aditivos como melaza, urea,
gallinaza, harina de pescado o cualquier otro
producto a fin de obtener un buen alimento.
Uso de recursos naturales del agostadero.
La fuente de forraje más barata es el agostadero,
recurrir a este, aún en épocas críticas, puede
reducir considerablemente los costos de
producción. En el agostadero se produce una
gran diversidad de especies con características
diferentes, debido a esto, aún en épocas críticas,
es factible encontrar forraje proveniente de
algunas especies tolerantes a heladas y sequías
extremas. Tal es caso de varias arbustivas
forrajeras, que permanecen verdes todo el año
(costilla de vaca, mariola, budleja, ramoncillo,
entre otros). El maguey picado y nopal
chamuscado son una fuente de forraje para
algunos ganaderos; sin embargo, no es un forraje
de alto valor nutritivo; se puede complementar
con algún concentrado, heno o mezclas para
satisfacer los requerimientos del ganado. Otras
fuentes de alimento pueden ser la vaina del
mezquite y la flor de yuca.
8. BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES
CONSULTADAS
Chávez, D. J. A. Manejo del ganado bajo
condiciones de sequía en los agostaderos de
Baja California. 2000. INIFAP.
http://simorg.geocyt.com/pdfs/MANEJO-DE-
RANCHOS-
GANADEROS/Manejo%20del%20ganado%20bajo
%20condiciones%20de%20sequia.pdf. Fecha de
consulta: 04 de diciembre.
Cuadrado Capella, et al. Manejo agronómico
de algunos cultivos forrajeros y técnicas para
su conservación en la región Caribe
Colombiana. 2003. Colombia. Corporación
Colombiana de Investigación Agropecuaria.
Cuesta Muñoz, et al. Producción y utilización
de recursos forrajeros en sistemas de
producción bovina de las regiones caribe y
valles interandinos. Página. Consultado el 17
de noviembre de 2011.
31
De León, M. El manejo de los pastizales
naturales. 2004. INTA. Argentina.
http://www.inta.gov.ar/manfredi/info/documen
tos/docprodani/deleon/Inf.%20Tec.%202%20Co
mpl.pdf. Fecha de consulta: 04 de diciembre
de 2011.
Establecimiento y regeneración de praderas
permanentes.
http://www.inia.cl/medios/biblioteca/serieactas
/NR25018.pdf. Fecha de consulta: 18 de
noviembre de 2011.
FAO. Asistencia a los países andinos en la
reducción de riesgos y desastres en el sector
agropecuario.
http://www.fao.org/climatechange/55799/es
Fecha de consulta: 31 de diciembre de 2012.
Federación Colombiana de Ganaderos.
FEDEGAN. Manual práctico del ganadero.
http://portal.fedegan.org.co/pls/portal/docs/PA
GE/FNG_PORTLETS/PUBLICACIONES/MANUALG
ANADERO/CAP%CDTULO%206.PDF Fecha de
consulta: 18 de noviembre de 2011.
FIRA. Instructivos técnicos de apoyo para la
formulación de proyectos de financiamiento
y asistencia técnica. Serie Ganadería
Forrajes. 1986. FIRA. México.
Gómez F. y Fierro G. L. Incremento de forraje
por el efecto del chapeo en pastizales
semiáridos. INIFAP.
http://sites.securemgr.com/folder11341/ind
ex.cfm?fuseaction=browse&id=973105&pag
eid=142 Fecha de consulta: 31 de diciembre
de 2012.
González, V. E. Pastizales. Medidas
culturales para conservarlos en buen estado
y restaurarlos. 1926. Dirección General de
Agricultura y Montes. España.
Hughes, D.H. Forrajes. La Ciencia de la
Agricultura basada en producción de pastos.
1981. EUA. Compañía Editorial Continental.
Jiménez, M.A. Producción de forrajes. 1988.
Departamento de Zootecnia. UACh.
Chapingo, México.
Nuñez Hernández et. al. Manejo agronómico
de praderas. Consultado el 17 de noviembre
de 2011.
Oriella, R. Y. Manejo del establecimiento de
praderas.
Padilla, C. C. Renovación y recuperación de
pastizales. 2006. Instituto de Ciencia
Animal.http://mvz.unipaz.edu.co/textos/lect
uras/pastos-y-forrajes/fundamentos-de-
pastos-y-forrajes/conferencias/renovacion-
y-recuperaciond-e-pastizales.pdf. Fecha de
consulta: 04 de diciembre de 2011.
Quero, C. A. R., J. F. Enríquez Q. y L. Miranda
Jiménez. 2007. Evaluación de especies
forrajeras en América tropical, avances o
status quo. Interciencia. 32 (8): 566-571.
Quero,C. A. R., L. Miranda J., J.,
M. Mellado B., and J. Enríquez Q. 2006.
Arid rangelands desertification: overgrazing,
conservation and social perception in
Mexico. Deserts and desertification –
Challenges and Opportunities UNCCD-UN
Convention to Combat Desertification- Ben
Gurion University of Negev- IYDD. Israel. pp.
77. Abstract.
Quero-Carrillo, A. R., L. Miranda J., A.
Hernández G., and M. Mellado B. 2007.
Common grazing rangelands in Mexico.
Limiting factors for successful utilization.
Proc. of the IV. Congreso Internacional de
32
Manejo de Pastizales. San Luís Potosí, SLP.
10p.
Quero-Carrillo AR, FJ Hernández G, A
Hernández G, J Pérez P y SI Mendoza P.
2010. Análisis de los factores que inciden en
el establecimiento de pastos perennes en
condiciones de temporal de zonas áridas. In:
Contexto Actual del Uso, Manejo y
Tendencias de Investigación en Pastizales y
Recursos Forrajeros en México. I Congreso
Internacional de Manejo de Pastizales Ma. E
Velasco Z, RA. Perezgrovas G, Ma. de L
Adriano A, MS Figueroa (eds.) UA de
Chiapas. Vol. II. Resúmenes in extenso. pp
248-254. Tuxtla Gutiérrez, Chis. 13 al 15 de
Octubre.
Rzedowski, J., 2006. Vegetación de México.
1ra. Edición digital, Comisión Nacional para
el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad,
México, 504 pp.
SARH. Colegio de Postgraduados. 1991.
Manual de conservación del suelo y del
agua. Montecillo, México.
Unión Ganadera Regional de Jalisco. Manejo
de la carga animal y su importancia en la
ganadería.
http://www.ugrj.org.mx/index.php?option=
com_content&task=view&id=452&Itemid=3
76 Fecha de consulta: 04 de diciembre de
2011.
Para comentarios u observaciones al presente
documento contactar a la
Unidad Técnica Especializada (UTE) COUSSA
www.coussa.mx
Dr. Mario R. Martínez Menes
mmario@colpos.mx
Dr. Demetrio S. Fernández Reynoso
demetrio@colpos.mx
Teléfono: (01) 595 95 5 49 92
Colegio de Postgraduados, Campus
Montecillo, México.
ELABORARON:
Dr. Adrián Raymundo Quero Carrillo
Dr. Demetrio S. Fernández Reynoso
Dr. Mario R. Martínez Menes
M.C. Erasmo Rubio Granados
Ing. Ma. Clara Elena Mendoza González
35
ANEXO 1. ADAPTACIÓN AL CLIMA DE LAS PRINCIPALES ESPECIES FORRAJERAS TROPICALES
Nombre común Nombre científico
Tipo de
trópico1
Clasificación
climática2
/
Precipitación
(mm)
Temp.
media
anual (°C)
Resistencia
a sequía
Resistencia
a heladas
Densidad de
siembra Kg/ha
3
/
GRAMINEAS O ZACATES
Alambre, Señal Brachiaria brizantha H Am,Af 11500-200 22-30 Regular Regular 4 a 8 4
Alemán Echinochloa polystachia H Am,Af 1500-3000 22-35 Pobre* Pobre 1000-1500 *
Alicia Cynodon dactyon S,H Aw,Am 550-1500 16-28 Buena Buena 1000-1500 *
Bahía Paspalum notatum S,H Am 1000-1500 18-30 Regular Buena 4 a 6 4
bambatsii Panicum coloratum S Aw 550-900 18-28 Regular Buena 6-7.5 5.5
Bell rhodes Chloris gayana S Aw 630-1100 14-30 Buena Buena 4 a 7 4.5
Bermuda Cynodon dactylon S,H Aw,Am,Af 800-1800 17-35 Regular Regular 1500-2000 *
Buffel común Cenchrus ciliaris S Aw 350-900 14-40 Excelente Buena 4.5-7 4.5
Buffel biloela Cenchrus ciliaris S Aw 350-900 18-40 Excelente Regular 4.5-7 4.5
Buffel gayndah Cenchrus ciliaris S Aw 350-900 14-40 Excelente Buena 4.5-7 4.5
Buffel molopo Cenchrus ciliaris S Aw 350-900 12 a 30 Excelente Excelente 4.5-7 4.5
Carpeta H. ancha Axonopus compresus H Am,Af 1200-1400 18-28 pobre Pobre 1000-1500 *
Carpeta H. angosta Axonopus affinis S,H Aw,Am 800-1525 18-30 Regular Regular 35-45 25
Coloniao Panicum maximum H Am,Af 1200-2000 18-28 Regular Pobre 4 a 8 4.5
Elefante Pennisetum purpureum H Am,Af 1200-3000 17-30 Buena Regular 1500-2000 *
Estrella africana Cynodon nlemfuensis S,H Aw,Am 600-1800 20-40 Buena Regular 1500-2000 *
Estrella Sto.
Domingo
Cynodon nlemfuensis S,H Aw,Am 750-1800 20-38 Buena Regular 1500-2000 *
Estrella surinam Cynodon nlemfuensis S,H Aw,Am 750-1800 20-40 Buena Regular 1500-2000 *
Gamba, Llanero Andropogon gayanus S,H Aw,Am 500-1800 18-35 Buena Pobre 4
Gatton panic Panicum maximum S,H Aw,Am 700-1800 16-35 Excelente Excelente 4 a 8 4
Grama común Cynodon dactylon S,H Aw,Am 550-1500 18-35 Buena Buena 1000-1500 *
Grama o campo Paspalum dilatatum S,H Aw,Am 900-1400 18-35 Buena Buena 1.5-25 15
Green panic Panicum maximum S,H Aw,Am 630-1200 16-34 Excelente Buena 4 a 8 5
Gordura Melinis minutiflora S,H Aw,Am 1000-1500 18-35 Regular Pobre 4.0-7.0 4.5
Guinea o zacatón Panicum maximum S,H Aw,Am,Af 900-2400 18-38 Buena Regular 4.0-8.0 30
Axonopus scoparius H Am,Af 1200-2000 18-35 Buena Buena 30.0-40.0 4.5
Jaragua Hyparrhenia rufa S,H Aw,Am 850-1500 20-38 Buena Regular 4 a 7 4
Kikuyo
Pennisetum
clandestinum
S,H Aw,Am,Af 900-3000 10 a 24 Buena Excelente 4.0-6.0 4
Makarikariense Panicum coloratum S Aw 500-1000 18-28 Excelente Buena 4.0-7.0 4
Makueni Panicum maximum H Am,Af 850-1500 18-28 Buena Excelente 4.0-8.0
Merkeron Pennisetum merkeri H Am,Af 900-3000 18-28 Buena Regular 1000-1500 *
Pangola Digitaria decumbens S,H Aw,Am,Af 500-1000 18-32 Regular Pobre 1000-1500 *
Panizo azul Panicum antidotale S,H Aw,Am 1200-2200 18a 30 Excelente Regular 4.0-8.0 4
Pará Brachiaria mutica S,H Aw,Am 1200-2200 18 a 35 Regular* Pobre 4.0-7.0 4.5
Pentsii Digitaria pentsii H Am,Af 1000-2500 18 a 30 Regular Regular
1,000-
1,500
*
Plicatulum Paspalum plicatulum S,H Aw,Am 500-1200 18 a 35 Buena Regular 4.0-8.0 4.5
Pollock Panicum coloratum S Aw 1000-2000 20-38 Buena Regular 4.0-7.0 4.5
Remolino Paspalum soo. H Am,Af 1200-2000 20-32 Buena Regular 6.0-10.0 6
Rhodes Chloris gayana S Aw 750-1400 12 a 35 Buena Excelente 4.0-7.0 4
Rhodes pioneer Chloris gayana S Aw 500-900 16-35 Buena Buena 4.0-7.0 4
Ruzi o congo Brachiaria ruziziensis H Am,Af 1200-2800 18-34 Pobre Pobre 6.0-8.0 5
Scrobic Paspalum comersonii S,H Aw,Am 550-1000 16-34 Buena Buena 6.0-10.0 5
Señal Brachiaria decumbens H Am,Af 630-1100 18-34 Regular Pobre 4.0-7.0 4
Setaria kazangula Setaria anceps S,H Aw,Am 1500-2000 16-36 Buena Buena 4.0-7.0 5
36
Nombre común Nombre científico
Tipo de
trópico1
Clasificación
climática2
/
Precipitación
(mm)
Temp.
media
anual (°C)
Resistencia
a sequía
Resistencia
a heladas
Densidad de
siembra Kg/ha
3
/
GRAMINEAS O ZACATES
Setaria nandi Setaria anceps H Am 900-1800 18-36 Pobre Pobre 4.0-7.0 5
Setaria narok Setaria anceps H Am 14-34 Pobre Excelente 4.0-7.0 4
sorgo colón Sorghum almum S Aw 16-40 Excelente Regular 30-40 30
Spears grass Heteropogon contortus S Aw 14-36 Buena Buena
Taiwan Pennisetum spp. H Am,Af 18-32 Buena Regular
1,500-
2,000
*
Transval Digitaria smutzii H Am,Af 18-32 Regular Regular
1,500-
2,000
*
LEGUMINOSAS
Archer Dolichos axilliaris S,H Aw,Am 800-1600 18-36 Buena Regular 8.0-10-0 4
Calopo
Calopogonium
muconoides
H Am 1200-2000 18-38 Regular Pobre 6.0-8.0 4
Centro Centrosema pubescens H Am,Af 1200-2400 18-36 Buena Regular 4.0-6.0 2.5
Centro de cuaji Centrosema plumieri S,H Aw,Am 900-1800 18-38 Buena Regular 4.0-6.0 2.5
Chícharo de agua Aeschynomene falcata S,H Aw 600-1100 20-38 Buena Pobre 4.0-6.0 3
Chícharo de vaca Vigna sinensi S,H Aw,Am,Af 430-2200 18-38 Buena* Regular 5.0-8.0 5
Desmodium hetero
Desmodium
heterophyllum
S,H Aw,Am 750-1500 18-38 Regular Pobre 10.0-12.0 6
Desmodium H.
plateada
D. uncinatum S,H Aw,Am 800-1500 18-36 Buena Regular 3.0-5.0 2.5
Desmodium H. verde D. intortum S,H Aw,Am 800-1500 16-36 Buena Buena 4.0-6.0 2.5
Frijol Fasey
Macroptilium
lathyroides
S,H Aw,Am 700-1800 18-36 Regular Regular 4.0-5.0 2.5
Frijol marino Vigna luteola H Am 1500-2000 18-36 Pobre Pobre 4.0-6.0 3
Frijol terciopelo
Stizolobium
deerengianum
S,H Aw,Am 750-1500 18-36 Regular Pobre 8.0-12-0 6
Frijolillo de
campeche
Galactia striata S Aw,Am 750-1100 18-40 Buena Pobre 8.0-10.0 6
Glycine clarence Neonotonia wightii S,H Aw,Am 700-1600 18-36 Buena Pobre 5.0-8.0 3
Glycine Cooper Neonotonia wightii S,H Aw,Am 700-1600 18-36 Excelente Buena 4.0-5.0 2.5
Glycine Tinaroo Neonotonia wightii S,H Aw,Am 700-1600 18-36 Buena Buena 4.0-5.0 2.5
Guaje o huaxin Leucaena leucocephala S Aw 650-1200 18-32 Excelente Regular 4.0-6.0 2.5
Kudzú Pueraria phaseoloides H Am,Af 1400-2200 18-36 Pobre Pobre 10.0-15.0 8
Lablab Dolichos lablab S,H Aw,Am 500-1500 18-36 Buena Regular 4.0-6.0 3
Leichhardt D. uniflorus S,H Aw,Am 600-1500 18-36 Buena Regular 10.0-15.0 6
Lespedeza Lezpedeza striata S,H Aw,Am 800-1300 18-36 Regular Regular 6.0-10.0 6
Lotononis Lotononis bainesii S,H Aw,Am 800-1000 16-36 Buena Buena 5.0-8.0 3
siratro
Macroptilium
atropurpureus
S,H Aw,Am 750-1800 16-36 Regular Buena 3.0-5.0 2.5
Styloshantes Stylosanthes gracilis H Am 1200-2000 16-32 Buena Pobre 4.0-6.0 3
1/H = Tropical húmedo, S= Tropical seco
2/ Clasificación de Koppen modificada por Enriqueta García.
* Material vegetativo
1/ Miles de semilla
3/ cantidad recomendable para praderas mixtas (asociaciones)
37
ANEXO 2. ADAPTACIÓN AL CLIMA DE LAS PRINCIPALES ESPECIES FORRAJERAS DE CLIMA
TEMPLADO, ÁRIDO Y SEMIÁRIDO
Nombre común Género Especie
Tipo de Clima Precipitación
(mm)
Temp. media
anual (°C)
Resistencia
a sequía
Resistencia
a heladas
Denominación 2
/ Clasificación3
/
GRAMINEAS O ZACATES
Alcalino Sporobolus airoides TAS Bs,Bw 400-750 16-18 Buena Regular
Alicia Cynodon dactylon AS* Bs,Bw 500-650 22-28 Regular Regular
Azul de
Kentucky
Poa pratensis T Cm,Cf 750-1600 14-18 Pobre Excelente
Ballico anual Lolium multiflorum TAS* Cm,Cf 800-2000 14-22 Pobre Excelente
Ballico perenne Lolium Perenne TAS* Cm,Cf 800-2000 14-22 Pobre Excelente
Banderilla Bouteloua curtipendula AS Bw 300-500 14-22 Buena Buena
Borreguero Tridens pulchellus As Bw 350-550 14-28 Excelente Buena
Bromo Bromus Catharticus T Cm,Cf 800-2000 12 a 18 Pobre Excelente
Bromo suave Bromus inermis T Cm,Cf 800-2000 12 a 18 Pobre Excelente
Bufalo Bouteloua dactyloides AS Bw 350-500 18 a 22 Buena Buena
Buffel Cenchrus ciliaris AS Bs,Bw 350-650 14 a 28 Excelente Regular
Festuca Festuca arundinacea T Cm,Cf 800-2000 12 a 14 Regular Excelente
Johnson Sorghum halepense TAS Bs,Cm 550-1000 18 a 28 Excelente Buena
Kikuyo Pennisetum clandestinum T Cf 900-3000 12 a 18 Buena Buena
Llorón Eragrostis curvula AS Bw,Cw 400-650 14 a 22 Buena Regular
Navajita azul Bouteloua gracilis AS Bw 350-550 18 a 22 Excelente Buena
Navajita
morada
Bouteloua chondrosioides AS Bw 350-550 18 a 22 Excelente Buena
Navajita negra Bouteloua eriopoda AS Bw 350-551 18 a 22 Excelente Buena
Navajita velluda Bouteloua hirsuta AS Bw 350-552 18 a 22 Excelente Buena
Rhodes Chloris gayana TAS Cm,Bs,Bw 600-1200 17 a 30 Buena Buena
Orchard Dactylis glomerata T Cm,Cf 750-1600 12 a 18 Pobre Excelente
Salado Distichlis spicata TAS Cm 500-950 18 a 22 Regular Buena
Toboso Hilaria mutica AS Bw 350-550 18 a 28 Excelente Buena
Tres barbas Aristida adsensionis AS Bw 350-500 18 a 26 Excelente Buena
LEGUMINOSAS
Alfalfa Medicago sativa TAS* Cm.Cf,Bw 750-2000 12 a 20 Buena Buena
Carretilla Medicago hirsuta T Cm,Bw 750-1600 12 a 18 Pobre Excelente
Ebo o veza Veza spp T Cm,Cf 750-1100 12 a 18 Pobre Excelente
Garbanzo Cicer arietinum T Cm 750-900 18 a 22 Regular Buena
Leucaena Leucaena leucocephala T Cm,Bw 500-750 18-28 Buena Pobre
Lotononis Lotononis bainesii T Cm,Cf 900-2200 12 a 18 Regular Buena
Lotus Lotus spp T Cf 900-2500 12 a 18 Pobre Excelente
Melilotus Melilotus spp T* Cm,Cf 750-1600 12 a 18 Pobre Buena
Tréboles Trifolium spp TAS* Cm,Cf,Bw 900-3000 12 a 24 Pobre Buena
2/ T= templado, A= Árido, S= Semiárido, *Con riego.
3/ Clasificación de Koppen, modificado por Enriqueta
García.
38
ANEXO 3. ADAPTACIÓN AL SUELO DE LAS PRINCIPALES ESPECIES FORRAJERAS TROPICALES
Nombre común Nombre científico
Profundidad
1/
Fertilidad
2/
Tolerancia
Salinidad o
acidez
Inundaciones
GRAMINEAS
Alambre, Señal Brachiaria brizantha M M Pobre Regular
Alemán Echinochloa polystachia G A Pobre Excelente
Alicia Cynodon dactyon B M Excelente Regular
Bahía Paspalum notatum M M Pobre Pobre
Bambatsii Panicum coloratum M M Buena Regular
Bell rhodes Chloris gayana M M Buena Regular
Bermuda X1 Cynodon dactylon M-G M-F Buena Regular
Buffel común Cenchrus ciliaris B-MP B-M Buena Pobre
Buffel biloela Cenchrus ciliaris B-M B-M Buena Pobre
Buffel gayndah Cenchrus ciliaris B-M B-M Buena Pobre
Buffel molopo Cenchrus ciliaris B-M B-M Buena Pobre
Carpeta H. ancha Axonopus compresus M M Regular Buena
Carpeta H. angosta Axonopus affinis M M Regular Regular
Coloniao Panicum maximum M M Pobre Buena
Elefante Pennisetum purpureum G G Pobre Regular
Estrella Sto. Domingo Cynodon nlemfuensis B M Excelente Regular
Estrella surinam Cynodon nlemfuensis B M Excelente Regular
Gatton panic Panicum maximum G A Pobre Regular
Grama común Cynodon dactylon B M Excelente Regular
Grama o campo Paspalum dilatatum M-G M-A Pobre Buena
Gordura Melinis minutiflora B-M B-M Pobre Pobre
Guinea o zacatón Panicum maximum M-G M-A Pobre Regular
Imperial Axonopus scoparius M-A M-A Pobre Regular
Jaragua Hyparrhenia rufa B M Pobre Regular
Kikuyo Penisetum candestinum G A Pobre Regular
Makarikariense Panicum coloratum G A Buena Regular
Makueni Panicum maximum G A Pobre Regular
Merkeron Pennisetum merkeri G A Pobre Regular
Pangola Digitaria decumbens G A Pobre Regular
Panizo azul Panicum antidotale G A Regular Pobre
Pará Brachiaria mutica M-G M-A Regular Excelente
Pentsii Digitaria pentsii G A Pobre Buena
Plicatulum Paspalum plicatulum M-G M-A Pobre Buena
Pollock Panicum coloratum M-G M-A Buena Regular
Remolino Paspalum spp. M-G M-A Pobre Buena
Rhodes Chloris gayana B-M B-M Buena Regular
Rhodes pioneer Chloris gayana M-G M-A Buena Regular
Ruzi o congo Brachiaria ruziziensis G M-A Buena Regular
Scrobic Paspalum comersonii M-G A Pobre Buena
Señal Brachiaria decumbens M-G M-A Pobre Regular
Setaria kazangula Setaria anceps G A Pobre Regular
Setaria nandi Setaria anceps G A Pobre Regular
Setaria narok Setaria anceps G A Pobre Regular
sorgo colón Sorghum almum M-G A Pobre Pobre
Spears grass Heteropogon contortus B B Pobre Pobre
Taiwan Pennisetum spp. G A Pobre Regular
39
Nombre común Nombre científico
Profundidad
1/
Fertilidad
2/
Tolerancia
Salinidad o
acidez
Inundaciones
GRAMINEAS
Transval Digitaria smutzii G A Regular Buena
Urochloa Urochloa mosambisensis B-M B-M Pobre Pobre
LEGUMINOSAS
Archer Dolichos axilliaris M M Buena Pobre
Calopo Caloponium mucunoides M M Regular Regular
Centro Centrosema pubescens M A Regular buena
Centro Centrosema plumieri M-G M-A Pobre Regular
Centro de cuaji Centrosema spp M-G M-A Pobre Pobre
Chícharo de agua Aeschynomene falcata M B-M Regular Excelente
Chícharo de vaca Vigna sinensi G A Regular Regular
Desmodium hetero Desmodium heterophyllum M M Buena Buena
Desmodium H. plateada D. uncinatum M M Excelente Buena
Desmodium H. verde D. intortum M M Buena Regular
Frijol Fasey Macroptilium lathyroides M M Buena Excelente
Frijol marino Vigna luteola M M Regular Excelente
Frijol terciopelo Stizolobium deerengianum B-M B-M Regular Pobre
Frijolillo de campeche Galactia striata B-M B-M Regular Pobre
Glycine clarence Neonotonia wightii G A Pobre Pobre
Glycine Cooper Neonotonia wightii G A Pobre Pobre
Glycine Tinaroo Neonotonia wightii G A Pobre Pobre
Guaje o huaxin Leucaena leucocephala B-M B-M Pobre Pobre
Kudzú Pueraria phaseoloides M-G M-A Excelente Buena
Lablab Dolichos lablab B-M B-M Excelente Regular
Leichhardt D. uniflorus M M Regular Pobre
Lespedeza Lezpedeza striata B-M B-M Regular Regular
Lotononis Lotononis bainesii M M Excelente Excelente
Siratro Macroptilium atropurpureum M M Buena Regular
Styloshantes Stylosanthes gracilis B-M B-M Buena Regular
Stylo Caribe S. hamata B B Buena Pobre
Townsville stylo S. humilis B-M B-M Buena Pobre
1/ 2/
B= Delegada B= Baja
M= Mediana M= Mediana
G= Buena G= Alta
A= Excelente A= Muy alta
40
ANEXO 4. ADAPTACIÓN AL SUELO DE LAS ESPECIES FORRAJERAS DE CLIMAS TEMPLADO, ÁRIDO Y
SEMIÁRIDO
Nombre común Nombre científico
Profundidad
1/
Fertilidad
2/
Tolerancia
Salinidad o
acidez
Inundaciones
GRAMINEAS
Alcalino Sporobolus airoides B-M B-M Regular
alicia Cynodon dactylon M-A B-M Buena Regular
Azul de Kentucky Poa pratensis M-G M-A Pobre Pobre
Ballico anual Lolium multiflorum M-G M-A Buena Pobre
Ballico perenne Lolium perenne M-G M-A Buena Pobre
Banderilla Bouteloua curtipendula B-M B-M Pobre Pobre
Borreguero Tridens pulchellus B-M B-M Regular Pobre
Bromo Bromus catharticus M-G M-A Pobre Pobre
Bromo suave Bromus inermis M-G M-A Pobre Pobre
Búfalo Bouteloua dactyloides B-M B-M Pobre Pobre
Buffel Cenchrus ciliaris B-M B-M Buena Pobre
Festuca Festuca arundinacea M-G M-A Regular Buena
Johnson Sorghum halepense M-G M-A Buena Pobre
Kikuyo Pennisetum clandestinum M-G M-A Pobre Pobre
Llorón Eragrostis curvula M-G M-A Regular Pobre
Navajita azul Bouteloua gracilis B-M B-M Pobre Pobre
Navajita morada Bromus chondrosoides B-M B-M Pobre Pobre
Rhodes Chloris gayana B-M B-M Buena Pobre
Orchard Dactylis glomerata M-G M-A Pobre Pobre
Salado Distichlis spicata B-M B-M Excelente Excelente
Toboso Hilaria mutica B-M B-M Regular Pobre
Tres barbas Aristida adsensionis B-M B-M Regular Pobre
LEGUMINOSAS
Alfalfa Medicago sativa G A Pobre Pobre
Carretilla Medicago hirsuta M-G M-A Pobre Pobre
Ebo Veza spp M-G M-A Pobre Regular
Garbanzo Cicer arietinum G M-A Pobre
Leucaena Leucaena leucocephala M-G M-A Pobre
Lotononis Lotononis bainesii B-M B-M Regular
Lotus Lotus spp M-A M Regular
Melilotus Melilotus spp M-A M Pobre
Tréboles Trifolium spp B-M M-A Pobre
1/ 2/
B= Delegada B= Baja
M= Media M= Media
G= Buena G= Alta
A= Excelente A= Muy alta
41
ANEXO 5. CARACTERÍSTICAS DE LA SIEMBRA DE ALGUNAS ESPECIES FORRAJERAS DE CLIMA TEMPLADO,
ÁRIDO Y SEMIÁRIDO
Nombre común Nombre científico
Densidad de
siembra (kg/ha)
Época de siembra Manejo
Profundidad de
siembra (cm)
GRAMINEAS
Cenchrus pauciflorus 6 a 9 Inicio de lluvias T 3 a 5
Alcalino Sporobolus airoides 6 a 9 Inicio de lluvias T 1 a 2
Alicia Cynodon dactylon 1 a 1.5 ton M.V. Mayo-Junio R y T 5 a 10
Azul de Kentucky Poa pratensis 15 a 20 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.3
Ballico anual Lolium multiflorum 25 a 40 Junio a Noviembre R y T 2 a 3
Ballico perenne Lolium perenne 25 a 40 Septiembre a Diciembre R 2 a 3
Banderilla Bouteloua curtipendula 15 a 25 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.5
Bromo Bromus catharticus 5 a 9 Inicio de lluvias T 0.5 a 1
Bromo suave Bromus inermis 20 a 30 Mayo-Junio T 0.5 a 1
Búfalo Bouteloua dactyloides 1.5 ton M.V. Mayo-Junio T 5 a 7
Buffel Cenchrus ciliaris 5 a 10 Marzo- septiembre T 5 a 8
Festuca Festuca arundinacea 10 a 20 Junio a Noviembre R y T 1 a 2
Johnson Sorghum halepense 25 a 30 Mayo-Junio T 5 a 8
Kikuyo Pennisetum clandestinum 1 a 1.5 ton M.V. Mayo- Octubre R y T 5 a 10
Navajita morada Bromus chondrosoides 8 a 10 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.5
Navajita negra Bromus eriopoda 8 a 10 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.5
Navajita velluda Bromus hirsuta 8 a 10 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.5
Orchard Dactylis glomerata 15 Inicio de lluvias R y T 0.5 a 2
Salado Distichlis spicata 6 a 9 Mayo-Junio T 0.5 a 1
Toboso Hilaria mutica 6 a 9 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.5
Tres barbas Aristida adsensionis 6 a 9 Inicio de lluvias T 0.5 a 1
LEGUMINOSAS
Alfalfa Medicago sativa 25 a 40 Mayo -Diciembre R y T 0.5 a 2
Carretilla Medicago hirsuta 25 a 40 Mayo- Junio R y T 0.5 a 1
Ebo Veza spp 40 a 70 Junio-Noviembre R y T 5 a 10
Garbanzo Cicer arietinum 60 a 70 Agosto-Septiembre T 5 a 10
Leucaena Leucaena leucocephala 8 a 12 Junio-Septiembre R y T 5 a 8
Lotononis Lotononis bainesii 5 a 9 Junio-Septiembre R y T 0.5 a 1
Lotus Lotus spp 4 a 6 Inicio de lluvias T 1 a 2
Melilotus Melilotus spp 4 a 6 Inicio de lluvias T 1 a 2
Tréboles Trifolium spp 4 a 6 R y T 2 a 3
R= Riego T= Temporal

Más contenido relacionado

La actualidad más candente (20)

Pastos y Forrajes UPONIC
Pastos y Forrajes UPONICPastos y Forrajes UPONIC
Pastos y Forrajes UPONIC
 
Presentacion gallinas ponedoras
Presentacion gallinas ponedorasPresentacion gallinas ponedoras
Presentacion gallinas ponedoras
 
Unidad I Cerdos
Unidad I CerdosUnidad I Cerdos
Unidad I Cerdos
 
Nutrición Animal
Nutrición AnimalNutrición Animal
Nutrición Animal
 
Pastos y Forrajes.
Pastos y Forrajes.Pastos y Forrajes.
Pastos y Forrajes.
 
Instalaciones para caprinos y ovinos
Instalaciones  para caprinos y ovinos Instalaciones  para caprinos y ovinos
Instalaciones para caprinos y ovinos
 
Instalaciones Porcinas
Instalaciones PorcinasInstalaciones Porcinas
Instalaciones Porcinas
 
Pastos y Forrajes UPONIC
Pastos y Forrajes UPONICPastos y Forrajes UPONIC
Pastos y Forrajes UPONIC
 
Caprinos
CaprinosCaprinos
Caprinos
 
Métodos formulacion
Métodos formulacionMétodos formulacion
Métodos formulacion
 
Manejo de pastizal
Manejo de pastizalManejo de pastizal
Manejo de pastizal
 
bovinos 1-biotipos
bovinos 1-biotiposbovinos 1-biotipos
bovinos 1-biotipos
 
Guia manejo ponedoras
Guia manejo ponedorasGuia manejo ponedoras
Guia manejo ponedoras
 
Instalaciones para ganado lechero
Instalaciones para ganado lecheroInstalaciones para ganado lechero
Instalaciones para ganado lechero
 
instalaciones y estructuras ganaderas
instalaciones y estructuras ganaderasinstalaciones y estructuras ganaderas
instalaciones y estructuras ganaderas
 
Unidad 2 Sistemas De ProduccióN Animal
Unidad 2  Sistemas De  ProduccióN  AnimalUnidad 2  Sistemas De  ProduccióN  Animal
Unidad 2 Sistemas De ProduccióN Animal
 
Nutricion y alimentacion cunicola
Nutricion y alimentacion cunicolaNutricion y alimentacion cunicola
Nutricion y alimentacion cunicola
 
Nutrición y alimentación bovina
Nutrición y alimentación bovinaNutrición y alimentación bovina
Nutrición y alimentación bovina
 
Pastos y forrajes
Pastos y forrajesPastos y forrajes
Pastos y forrajes
 
Requerimientos nutricionales de los bovinos
Requerimientos nutricionales de los bovinosRequerimientos nutricionales de los bovinos
Requerimientos nutricionales de los bovinos
 

Destacado

Presas subálveas
Presas subálveasPresas subálveas
Presas subálveasCOLPOS
 
Diseño y construcción de bebederos pecuarios
Diseño y construcción de bebederos pecuariosDiseño y construcción de bebederos pecuarios
Diseño y construcción de bebederos pecuariosCOLPOS
 
SIG aplicado a diseño hidrologico de proyectos de conservación de suelo y agua
SIG aplicado a diseño hidrologico de proyectos de conservación de suelo y aguaSIG aplicado a diseño hidrologico de proyectos de conservación de suelo y agua
SIG aplicado a diseño hidrologico de proyectos de conservación de suelo y aguaCOLPOS
 
Identificación y manejo de especies nativas para la reforestación
Identificación y manejo de especies nativas para la reforestaciónIdentificación y manejo de especies nativas para la reforestación
Identificación y manejo de especies nativas para la reforestaciónCOLPOS
 
Presas filtrantes de piedra acomodada
Presas filtrantes de piedra acomodadaPresas filtrantes de piedra acomodada
Presas filtrantes de piedra acomodadaCOLPOS
 
Diseño y construcción de jagüeyes
Diseño y construcción de jagüeyesDiseño y construcción de jagüeyes
Diseño y construcción de jagüeyesCOLPOS
 
Métodos de aforos en proyectos para la conservación del suelo y el agua
Métodos de aforos en proyectos  para la conservación del suelo y el aguaMétodos de aforos en proyectos  para la conservación del suelo y el agua
Métodos de aforos en proyectos para la conservación del suelo y el aguaCOLPOS
 
Georeferenciación de imagenes en Google Earth
Georeferenciación de imagenes en Google EarthGeoreferenciación de imagenes en Google Earth
Georeferenciación de imagenes en Google EarthCOLPOS
 
Análisis geomorfológico aplicado a obras de conservación de suelo y agua
Análisis geomorfológico aplicado a obras de conservación de suelo y aguaAnálisis geomorfológico aplicado a obras de conservación de suelo y agua
Análisis geomorfológico aplicado a obras de conservación de suelo y aguaCOLPOS
 
Cómo construir mejores aguadas para el suministro de agua al ganado
Cómo construir mejores aguadas para el suministro de agua al ganadoCómo construir mejores aguadas para el suministro de agua al ganado
Cómo construir mejores aguadas para el suministro de agua al ganadorazasbovinasdecolombia
 
Capacidad de carga e indices de agostadero
Capacidad de carga e indices de agostaderoCapacidad de carga e indices de agostadero
Capacidad de carga e indices de agostaderoCOLPOS
 
UTILIZACION DE AGUA PLUVIAL PARA CONSUMO HUMANO
UTILIZACION DE AGUA PLUVIAL PARA CONSUMO HUMANOUTILIZACION DE AGUA PLUVIAL PARA CONSUMO HUMANO
UTILIZACION DE AGUA PLUVIAL PARA CONSUMO HUMANOMartoa
 
El SIGPAC y la necesidad de un SIG para el estudio de las Vías Pecuarias
El SIGPAC y la necesidad de un SIG para el estudio de las Vías PecuariasEl SIGPAC y la necesidad de un SIG para el estudio de las Vías Pecuarias
El SIGPAC y la necesidad de un SIG para el estudio de las Vías PecuariasUniversidad Politécnica de Madrid
 
Tratamiento de aguas residuales en procesos productivos wiki 7
Tratamiento de aguas residuales en procesos productivos wiki 7Tratamiento de aguas residuales en procesos productivos wiki 7
Tratamiento de aguas residuales en procesos productivos wiki 7Jenny Garcia
 
121 Sesión Ordinaria de Consejo Directivo
121 Sesión Ordinaria de Consejo Directivo121 Sesión Ordinaria de Consejo Directivo
121 Sesión Ordinaria de Consejo Directivoinformes_cnz
 

Destacado (20)

Presas subálveas
Presas subálveasPresas subálveas
Presas subálveas
 
Diseño y construcción de bebederos pecuarios
Diseño y construcción de bebederos pecuariosDiseño y construcción de bebederos pecuarios
Diseño y construcción de bebederos pecuarios
 
SIG aplicado a diseño hidrologico de proyectos de conservación de suelo y agua
SIG aplicado a diseño hidrologico de proyectos de conservación de suelo y aguaSIG aplicado a diseño hidrologico de proyectos de conservación de suelo y agua
SIG aplicado a diseño hidrologico de proyectos de conservación de suelo y agua
 
Identificación y manejo de especies nativas para la reforestación
Identificación y manejo de especies nativas para la reforestaciónIdentificación y manejo de especies nativas para la reforestación
Identificación y manejo de especies nativas para la reforestación
 
Presas filtrantes de piedra acomodada
Presas filtrantes de piedra acomodadaPresas filtrantes de piedra acomodada
Presas filtrantes de piedra acomodada
 
Diseño y construcción de jagüeyes
Diseño y construcción de jagüeyesDiseño y construcción de jagüeyes
Diseño y construcción de jagüeyes
 
Métodos de aforos en proyectos para la conservación del suelo y el agua
Métodos de aforos en proyectos  para la conservación del suelo y el aguaMétodos de aforos en proyectos  para la conservación del suelo y el agua
Métodos de aforos en proyectos para la conservación del suelo y el agua
 
Georeferenciación de imagenes en Google Earth
Georeferenciación de imagenes en Google EarthGeoreferenciación de imagenes en Google Earth
Georeferenciación de imagenes en Google Earth
 
Análisis geomorfológico aplicado a obras de conservación de suelo y agua
Análisis geomorfológico aplicado a obras de conservación de suelo y aguaAnálisis geomorfológico aplicado a obras de conservación de suelo y agua
Análisis geomorfológico aplicado a obras de conservación de suelo y agua
 
Cómo construir mejores aguadas para el suministro de agua al ganado
Cómo construir mejores aguadas para el suministro de agua al ganadoCómo construir mejores aguadas para el suministro de agua al ganado
Cómo construir mejores aguadas para el suministro de agua al ganado
 
Capacidad de carga e indices de agostadero
Capacidad de carga e indices de agostaderoCapacidad de carga e indices de agostadero
Capacidad de carga e indices de agostadero
 
Instalaciones y equipos ganado de carne
Instalaciones y equipos ganado de carneInstalaciones y equipos ganado de carne
Instalaciones y equipos ganado de carne
 
Instalaciones de ganado vobino
Instalaciones de ganado vobinoInstalaciones de ganado vobino
Instalaciones de ganado vobino
 
IMPERMEABILIZANTES NATURALES
IMPERMEABILIZANTES NATURALESIMPERMEABILIZANTES NATURALES
IMPERMEABILIZANTES NATURALES
 
UTILIZACION DE AGUA PLUVIAL PARA CONSUMO HUMANO
UTILIZACION DE AGUA PLUVIAL PARA CONSUMO HUMANOUTILIZACION DE AGUA PLUVIAL PARA CONSUMO HUMANO
UTILIZACION DE AGUA PLUVIAL PARA CONSUMO HUMANO
 
Presas en carcavas
Presas en carcavasPresas en carcavas
Presas en carcavas
 
El SIGPAC y la necesidad de un SIG para el estudio de las Vías Pecuarias
El SIGPAC y la necesidad de un SIG para el estudio de las Vías PecuariasEl SIGPAC y la necesidad de un SIG para el estudio de las Vías Pecuarias
El SIGPAC y la necesidad de un SIG para el estudio de las Vías Pecuarias
 
Tratamiento de aguas residuales en procesos productivos wiki 7
Tratamiento de aguas residuales en procesos productivos wiki 7Tratamiento de aguas residuales en procesos productivos wiki 7
Tratamiento de aguas residuales en procesos productivos wiki 7
 
121 Sesión Ordinaria de Consejo Directivo
121 Sesión Ordinaria de Consejo Directivo121 Sesión Ordinaria de Consejo Directivo
121 Sesión Ordinaria de Consejo Directivo
 
COMO AFORAR UNA PRADERA
COMO AFORAR UNA PRADERACOMO AFORAR UNA PRADERA
COMO AFORAR UNA PRADERA
 

Similar a Identificación y manejo de pastos en agostaderos

La agricultura, la ganadería y la pesca
La agricultura, la ganadería y la pescaLa agricultura, la ganadería y la pesca
La agricultura, la ganadería y la pescajmcaballeropuebla
 
5.3. degradación y conservación del suelo.
5.3. degradación y conservación del suelo.5.3. degradación y conservación del suelo.
5.3. degradación y conservación del suelo.Belén Ruiz González
 
Página del ganadero 2014 09 14
Página del ganadero 2014 09 14Página del ganadero 2014 09 14
Página del ganadero 2014 09 14Fedegan
 
Nutrición para Rumiantes en Pastoreo
Nutrición para Rumiantes en PastoreoNutrición para Rumiantes en Pastoreo
Nutrición para Rumiantes en PastoreoGardening
 
CLASE 10 SISTEMAS AGRARIOS - copia.pptx
CLASE 10 SISTEMAS AGRARIOS - copia.pptxCLASE 10 SISTEMAS AGRARIOS - copia.pptx
CLASE 10 SISTEMAS AGRARIOS - copia.pptxluiscarlos956805
 
Recuperación de praderas Degradadas de uso Agropecuario en la región de Magal...
Recuperación de praderas Degradadas de uso Agropecuario en la región de Magal...Recuperación de praderas Degradadas de uso Agropecuario en la región de Magal...
Recuperación de praderas Degradadas de uso Agropecuario en la región de Magal...Luis Vásquez Bustamante
 
Manejo sostenibel de_suelos_attra (1)
Manejo sostenibel de_suelos_attra (1)Manejo sostenibel de_suelos_attra (1)
Manejo sostenibel de_suelos_attra (1)Boris Sereño
 
Capitulo ii agricultura
Capitulo ii agriculturaCapitulo ii agricultura
Capitulo ii agriculturaCrhono
 
Capitulo ii agricultura
Capitulo ii agriculturaCapitulo ii agricultura
Capitulo ii agriculturaCrhono
 
Pagina del ganadero 2014 10_26
Pagina del ganadero 2014 10_26Pagina del ganadero 2014 10_26
Pagina del ganadero 2014 10_26lgaona
 
Actividad individual argemiro
Actividad individual argemiroActividad individual argemiro
Actividad individual argemirohumberto1819
 
Tema 3 sector primario
Tema 3 sector primarioTema 3 sector primario
Tema 3 sector primarioVasallo1
 
Plan de manejo ambiental en la ganaderia
Plan de manejo ambiental en la ganaderiaPlan de manejo ambiental en la ganaderia
Plan de manejo ambiental en la ganaderiaLëiibër Bëlträn
 
Medidas para mitigar el extremo verano
Medidas para mitigar el extremo veranoMedidas para mitigar el extremo verano
Medidas para mitigar el extremo veranoFedegan
 

Similar a Identificación y manejo de pastos en agostaderos (20)

Pastos y forrajes
Pastos y forrajesPastos y forrajes
Pastos y forrajes
 
La agricultura, la ganadería y la pesca
La agricultura, la ganadería y la pescaLa agricultura, la ganadería y la pesca
La agricultura, la ganadería y la pesca
 
5.3. degradación y conservación del suelo.
5.3. degradación y conservación del suelo.5.3. degradación y conservación del suelo.
5.3. degradación y conservación del suelo.
 
Cultivo eco uva mesa
Cultivo eco uva mesaCultivo eco uva mesa
Cultivo eco uva mesa
 
Página del ganadero 2014 09 14
Página del ganadero 2014 09 14Página del ganadero 2014 09 14
Página del ganadero 2014 09 14
 
Nutrición para Rumiantes en Pastoreo
Nutrición para Rumiantes en PastoreoNutrición para Rumiantes en Pastoreo
Nutrición para Rumiantes en Pastoreo
 
CLASE 10 SISTEMAS AGRARIOS - copia.pptx
CLASE 10 SISTEMAS AGRARIOS - copia.pptxCLASE 10 SISTEMAS AGRARIOS - copia.pptx
CLASE 10 SISTEMAS AGRARIOS - copia.pptx
 
Tema 9 caracterísiticas y problemas agrarios
Tema 9   caracterísiticas y problemas agrariosTema 9   caracterísiticas y problemas agrarios
Tema 9 caracterísiticas y problemas agrarios
 
Recuperación de praderas Degradadas de uso Agropecuario en la región de Magal...
Recuperación de praderas Degradadas de uso Agropecuario en la región de Magal...Recuperación de praderas Degradadas de uso Agropecuario en la región de Magal...
Recuperación de praderas Degradadas de uso Agropecuario en la región de Magal...
 
T.2. el espacio rural
T.2. el espacio ruralT.2. el espacio rural
T.2. el espacio rural
 
Tema 3. El sector primario
Tema 3. El sector primarioTema 3. El sector primario
Tema 3. El sector primario
 
Manejo sostenibel de_suelos_attra (1)
Manejo sostenibel de_suelos_attra (1)Manejo sostenibel de_suelos_attra (1)
Manejo sostenibel de_suelos_attra (1)
 
Capitulo ii agricultura
Capitulo ii agriculturaCapitulo ii agricultura
Capitulo ii agricultura
 
Capitulo ii agricultura
Capitulo ii agriculturaCapitulo ii agricultura
Capitulo ii agricultura
 
Tema 3 agricultura ganadería y pesca
Tema 3 agricultura ganadería y pescaTema 3 agricultura ganadería y pesca
Tema 3 agricultura ganadería y pesca
 
Pagina del ganadero 2014 10_26
Pagina del ganadero 2014 10_26Pagina del ganadero 2014 10_26
Pagina del ganadero 2014 10_26
 
Actividad individual argemiro
Actividad individual argemiroActividad individual argemiro
Actividad individual argemiro
 
Tema 3 sector primario
Tema 3 sector primarioTema 3 sector primario
Tema 3 sector primario
 
Plan de manejo ambiental en la ganaderia
Plan de manejo ambiental en la ganaderiaPlan de manejo ambiental en la ganaderia
Plan de manejo ambiental en la ganaderia
 
Medidas para mitigar el extremo verano
Medidas para mitigar el extremo veranoMedidas para mitigar el extremo verano
Medidas para mitigar el extremo verano
 

Más de COLPOS

Análisis Hidrológico y Productivo de la Cuenca del río Sordo-Yolatepec, Mixte...
Análisis Hidrológico y Productivo de la Cuenca del río Sordo-Yolatepec, Mixte...Análisis Hidrológico y Productivo de la Cuenca del río Sordo-Yolatepec, Mixte...
Análisis Hidrológico y Productivo de la Cuenca del río Sordo-Yolatepec, Mixte...COLPOS
 
Presas con cortina de tierra compactada para abrevadero y pequeño riego (2da ...
Presas con cortina de tierra compactada para abrevadero y pequeño riego (2da ...Presas con cortina de tierra compactada para abrevadero y pequeño riego (2da ...
Presas con cortina de tierra compactada para abrevadero y pequeño riego (2da ...COLPOS
 
Presas de concreto para abrevadero y pequeño riego (2da ed.)
Presas de concreto para abrevadero y pequeño riego (2da ed.)Presas de concreto para abrevadero y pequeño riego (2da ed.)
Presas de concreto para abrevadero y pequeño riego (2da ed.)COLPOS
 
Presas de mampostería (2da ed.)
Presas de mampostería (2da ed.)Presas de mampostería (2da ed.)
Presas de mampostería (2da ed.)COLPOS
 
Presas filtrantes de piedra acomodada (2da ed.)
Presas filtrantes de piedra acomodada (2da ed.)Presas filtrantes de piedra acomodada (2da ed.)
Presas filtrantes de piedra acomodada (2da ed.)COLPOS
 
Presas filtrantes de costales rellenos de tierra (2da ed.)
Presas filtrantes de costales rellenos de tierra (2da ed.)Presas filtrantes de costales rellenos de tierra (2da ed.)
Presas filtrantes de costales rellenos de tierra (2da ed.)COLPOS
 
Presas de gaviones (2da ed.)
Presas de gaviones (2da ed.)Presas de gaviones (2da ed.)
Presas de gaviones (2da ed.)COLPOS
 
Diseño y construcción de bebederos pecuarios (2da ed.)
Diseño y construcción de bebederos pecuarios (2da ed.)Diseño y construcción de bebederos pecuarios (2da ed.)
Diseño y construcción de bebederos pecuarios (2da ed.)COLPOS
 
Cortinas rompevientos (2da ed.)
Cortinas rompevientos (2da ed.)Cortinas rompevientos (2da ed.)
Cortinas rompevientos (2da ed.)COLPOS
 
Barreras vivas de nopal y maguey (2da ed.)
Barreras vivas de nopal y maguey (2da ed.)Barreras vivas de nopal y maguey (2da ed.)
Barreras vivas de nopal y maguey (2da ed.)COLPOS
 
Pozos de Absorción (2da ed.)
Pozos de Absorción (2da ed.)Pozos de Absorción (2da ed.)
Pozos de Absorción (2da ed.)COLPOS
 
Obras de toma para aprovechamientos hidráulicos (2da ed.)
Obras de toma para aprovechamientos hidráulicos (2da ed.)Obras de toma para aprovechamientos hidráulicos (2da ed.)
Obras de toma para aprovechamientos hidráulicos (2da ed.)COLPOS
 
Obras de excedencias (2da ed.)
Obras de excedencias (2da ed.)Obras de excedencias (2da ed.)
Obras de excedencias (2da ed.)COLPOS
 
Muros de contención (2da ed.)
Muros de contención (2da ed.)Muros de contención (2da ed.)
Muros de contención (2da ed.)COLPOS
 
Líneas de conducción por gravedad (2da ed.)
Líneas de conducción por gravedad (2da ed.)Líneas de conducción por gravedad (2da ed.)
Líneas de conducción por gravedad (2da ed.)COLPOS
 
Disipadores de energía (2da ed.)
Disipadores de energía (2da ed.)Disipadores de energía (2da ed.)
Disipadores de energía (2da ed.)COLPOS
 
Diseño hidráulico de un canal de llamada (2da ed.)
Diseño hidráulico de un canal de llamada (2da ed.)Diseño hidráulico de un canal de llamada (2da ed.)
Diseño hidráulico de un canal de llamada (2da ed.)COLPOS
 
Caminos de acceso y sacacosecha (2da ed.)
Caminos de acceso y sacacosecha (2da ed.)Caminos de acceso y sacacosecha (2da ed.)
Caminos de acceso y sacacosecha (2da ed.)COLPOS
 
Tanques de almacenamiento en concreto y mampostería (2da ed.)
Tanques de almacenamiento en concreto y mampostería (2da ed.)Tanques de almacenamiento en concreto y mampostería (2da ed.)
Tanques de almacenamiento en concreto y mampostería (2da ed.)COLPOS
 
Presas subálveas (2da ed.)
Presas subálveas (2da ed.)Presas subálveas (2da ed.)
Presas subálveas (2da ed.)COLPOS
 

Más de COLPOS (20)

Análisis Hidrológico y Productivo de la Cuenca del río Sordo-Yolatepec, Mixte...
Análisis Hidrológico y Productivo de la Cuenca del río Sordo-Yolatepec, Mixte...Análisis Hidrológico y Productivo de la Cuenca del río Sordo-Yolatepec, Mixte...
Análisis Hidrológico y Productivo de la Cuenca del río Sordo-Yolatepec, Mixte...
 
Presas con cortina de tierra compactada para abrevadero y pequeño riego (2da ...
Presas con cortina de tierra compactada para abrevadero y pequeño riego (2da ...Presas con cortina de tierra compactada para abrevadero y pequeño riego (2da ...
Presas con cortina de tierra compactada para abrevadero y pequeño riego (2da ...
 
Presas de concreto para abrevadero y pequeño riego (2da ed.)
Presas de concreto para abrevadero y pequeño riego (2da ed.)Presas de concreto para abrevadero y pequeño riego (2da ed.)
Presas de concreto para abrevadero y pequeño riego (2da ed.)
 
Presas de mampostería (2da ed.)
Presas de mampostería (2da ed.)Presas de mampostería (2da ed.)
Presas de mampostería (2da ed.)
 
Presas filtrantes de piedra acomodada (2da ed.)
Presas filtrantes de piedra acomodada (2da ed.)Presas filtrantes de piedra acomodada (2da ed.)
Presas filtrantes de piedra acomodada (2da ed.)
 
Presas filtrantes de costales rellenos de tierra (2da ed.)
Presas filtrantes de costales rellenos de tierra (2da ed.)Presas filtrantes de costales rellenos de tierra (2da ed.)
Presas filtrantes de costales rellenos de tierra (2da ed.)
 
Presas de gaviones (2da ed.)
Presas de gaviones (2da ed.)Presas de gaviones (2da ed.)
Presas de gaviones (2da ed.)
 
Diseño y construcción de bebederos pecuarios (2da ed.)
Diseño y construcción de bebederos pecuarios (2da ed.)Diseño y construcción de bebederos pecuarios (2da ed.)
Diseño y construcción de bebederos pecuarios (2da ed.)
 
Cortinas rompevientos (2da ed.)
Cortinas rompevientos (2da ed.)Cortinas rompevientos (2da ed.)
Cortinas rompevientos (2da ed.)
 
Barreras vivas de nopal y maguey (2da ed.)
Barreras vivas de nopal y maguey (2da ed.)Barreras vivas de nopal y maguey (2da ed.)
Barreras vivas de nopal y maguey (2da ed.)
 
Pozos de Absorción (2da ed.)
Pozos de Absorción (2da ed.)Pozos de Absorción (2da ed.)
Pozos de Absorción (2da ed.)
 
Obras de toma para aprovechamientos hidráulicos (2da ed.)
Obras de toma para aprovechamientos hidráulicos (2da ed.)Obras de toma para aprovechamientos hidráulicos (2da ed.)
Obras de toma para aprovechamientos hidráulicos (2da ed.)
 
Obras de excedencias (2da ed.)
Obras de excedencias (2da ed.)Obras de excedencias (2da ed.)
Obras de excedencias (2da ed.)
 
Muros de contención (2da ed.)
Muros de contención (2da ed.)Muros de contención (2da ed.)
Muros de contención (2da ed.)
 
Líneas de conducción por gravedad (2da ed.)
Líneas de conducción por gravedad (2da ed.)Líneas de conducción por gravedad (2da ed.)
Líneas de conducción por gravedad (2da ed.)
 
Disipadores de energía (2da ed.)
Disipadores de energía (2da ed.)Disipadores de energía (2da ed.)
Disipadores de energía (2da ed.)
 
Diseño hidráulico de un canal de llamada (2da ed.)
Diseño hidráulico de un canal de llamada (2da ed.)Diseño hidráulico de un canal de llamada (2da ed.)
Diseño hidráulico de un canal de llamada (2da ed.)
 
Caminos de acceso y sacacosecha (2da ed.)
Caminos de acceso y sacacosecha (2da ed.)Caminos de acceso y sacacosecha (2da ed.)
Caminos de acceso y sacacosecha (2da ed.)
 
Tanques de almacenamiento en concreto y mampostería (2da ed.)
Tanques de almacenamiento en concreto y mampostería (2da ed.)Tanques de almacenamiento en concreto y mampostería (2da ed.)
Tanques de almacenamiento en concreto y mampostería (2da ed.)
 
Presas subálveas (2da ed.)
Presas subálveas (2da ed.)Presas subálveas (2da ed.)
Presas subálveas (2da ed.)
 

Último

LAS 3´R Reduce - Reutiliza - Recicla.pptx
LAS 3´R Reduce - Reutiliza - Recicla.pptxLAS 3´R Reduce - Reutiliza - Recicla.pptx
LAS 3´R Reduce - Reutiliza - Recicla.pptxstefanycerecedocruz
 
Adjudicación, definición Derecho Agrario
Adjudicación, definición Derecho AgrarioAdjudicación, definición Derecho Agrario
Adjudicación, definición Derecho AgrarioIsaacGGuarachi
 
Historieta-ecología/ayudémonos a vivir..
Historieta-ecología/ayudémonos a vivir..Historieta-ecología/ayudémonos a vivir..
Historieta-ecología/ayudémonos a vivir..torrescinthya46
 
Presentación cuidado del medio ambiente .pdf
Presentación cuidado del medio ambiente .pdfPresentación cuidado del medio ambiente .pdf
Presentación cuidado del medio ambiente .pdfMillarayYasminVergar
 
Libro de los Eclipses cuarto año pri.pdf
Libro de los Eclipses cuarto año pri.pdfLibro de los Eclipses cuarto año pri.pdf
Libro de los Eclipses cuarto año pri.pdfNoemiCahuich1
 
Historieta-ecología/ayudemonos a vivir..
Historieta-ecología/ayudemonos a vivir..Historieta-ecología/ayudemonos a vivir..
Historieta-ecología/ayudemonos a vivir..torrescinthya46
 
La importancia de la ecología en nuestro entorno.
La importancia de la ecología en nuestro entorno.La importancia de la ecología en nuestro entorno.
La importancia de la ecología en nuestro entorno.alonsocruz453433
 
Economía de los recursos naturales y del medio ambiente
Economía de los recursos naturales y del medio ambienteEconomía de los recursos naturales y del medio ambiente
Economía de los recursos naturales y del medio ambientekemyespinoza07
 
INFOGRAFIA-GA1-240201524-AA3-EV01 SENA-ATL
INFOGRAFIA-GA1-240201524-AA3-EV01 SENA-ATLINFOGRAFIA-GA1-240201524-AA3-EV01 SENA-ATL
INFOGRAFIA-GA1-240201524-AA3-EV01 SENA-ATLLuisDavidVegaOrozco1
 
Proyecto DECRETO plan ordenamiento territorial de venezuela.pdf
Proyecto DECRETO plan ordenamiento territorial de venezuela.pdfProyecto DECRETO plan ordenamiento territorial de venezuela.pdf
Proyecto DECRETO plan ordenamiento territorial de venezuela.pdfssuserc55dae
 
Introducción al derecho ambiental - Peru
Introducción al derecho ambiental - PeruIntroducción al derecho ambiental - Peru
Introducción al derecho ambiental - Perujuliajimenezbarrante1
 

Último (11)

LAS 3´R Reduce - Reutiliza - Recicla.pptx
LAS 3´R Reduce - Reutiliza - Recicla.pptxLAS 3´R Reduce - Reutiliza - Recicla.pptx
LAS 3´R Reduce - Reutiliza - Recicla.pptx
 
Adjudicación, definición Derecho Agrario
Adjudicación, definición Derecho AgrarioAdjudicación, definición Derecho Agrario
Adjudicación, definición Derecho Agrario
 
Historieta-ecología/ayudémonos a vivir..
Historieta-ecología/ayudémonos a vivir..Historieta-ecología/ayudémonos a vivir..
Historieta-ecología/ayudémonos a vivir..
 
Presentación cuidado del medio ambiente .pdf
Presentación cuidado del medio ambiente .pdfPresentación cuidado del medio ambiente .pdf
Presentación cuidado del medio ambiente .pdf
 
Libro de los Eclipses cuarto año pri.pdf
Libro de los Eclipses cuarto año pri.pdfLibro de los Eclipses cuarto año pri.pdf
Libro de los Eclipses cuarto año pri.pdf
 
Historieta-ecología/ayudemonos a vivir..
Historieta-ecología/ayudemonos a vivir..Historieta-ecología/ayudemonos a vivir..
Historieta-ecología/ayudemonos a vivir..
 
La importancia de la ecología en nuestro entorno.
La importancia de la ecología en nuestro entorno.La importancia de la ecología en nuestro entorno.
La importancia de la ecología en nuestro entorno.
 
Economía de los recursos naturales y del medio ambiente
Economía de los recursos naturales y del medio ambienteEconomía de los recursos naturales y del medio ambiente
Economía de los recursos naturales y del medio ambiente
 
INFOGRAFIA-GA1-240201524-AA3-EV01 SENA-ATL
INFOGRAFIA-GA1-240201524-AA3-EV01 SENA-ATLINFOGRAFIA-GA1-240201524-AA3-EV01 SENA-ATL
INFOGRAFIA-GA1-240201524-AA3-EV01 SENA-ATL
 
Proyecto DECRETO plan ordenamiento territorial de venezuela.pdf
Proyecto DECRETO plan ordenamiento territorial de venezuela.pdfProyecto DECRETO plan ordenamiento territorial de venezuela.pdf
Proyecto DECRETO plan ordenamiento territorial de venezuela.pdf
 
Introducción al derecho ambiental - Peru
Introducción al derecho ambiental - PeruIntroducción al derecho ambiental - Peru
Introducción al derecho ambiental - Peru
 

Identificación y manejo de pastos en agostaderos

  • 1. “SECRETARÍA DE AGRICULTURA, GANADERÍA, DESARROLLO RURAL, PESCA Y ALIMENTACIÓN” Subsecretaría de Desarrollo Rural Dirección General de Producción Rural Sustentable en Zonas Prioritarias IDENTIFICACIÓN Y MANEJO DE PASTOS Y LEGUMINOSAS PARA SIEMBRA EN AGOSTADEROS Y PASTIZALES
  • 2. i CONTENIDO 1. INTRODUCCIÓN........................................... 1 2. DEFINICIONES.............................................. 1 3. OBJETIVOS DE UN BUEN MANEJO DE AGOSTADEROS.................................................... 2 4. VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL MANEJO DE AGOSTADEROS CON FINES PRODUCTIVOS......... 2 4.1. Ventajas................................................ 2 4.2. Desventajas .......................................... 2 5. PROBLEMÁTICA DE LOS AGOSTADEROS EN MÉXICO ............................................................... 3 6. PRÁCTICAS DE REHABILITACIÓN DE AGOSTADEROS.................................................... 4 6.1. Establecimiento de especies forrajeras 5 6.1.1. Resiembra de pastos..................... 5 6.1.2. Bancos de proteína ....................... 9 6.2. Surcado Lyster.................................... 12 6.3. Rodillo aereador................................. 14 6.4. Bordos a curvas de nivel..................... 15 6.5. Poceo.................................................. 17 6.6. Las bolsas............................................ 17 6.7. Quema controlada.............................. 18 6.8. Desvarado........................................... 18 6.9. Revegetación...................................... 18 6.9.1. Reforestación con especies nativas 19 6.9.2. Cortinas rompevientos................ 19 6.9.3. Barreras vivas y de división de potreros..................................................... 20 6.10. Control de cárcavas ........................ 21 7. PRÁCTICAS DE MANEJO DEL AGOSTADERO 22 7.1. Carga animal....................................... 22 7.2. Descanso del pastoreo ....................... 23 7.3. Manejo del pastoreo .......................... 25 7.4. Distribución del ganado...................... 28 7.5. Pastoreo de la especie adecuada....... 28 7.6. Suplementación.................................. 29 8. BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES CONSULTADAS 30
  • 3. 1 IDENTIFICACIÓN Y MANEJO DE PASTOS EN AGOSTADEROS 1. INTRODUCCIÓN La alimentación del ganado bovino y especies rumiantes menores se basa en el aprovechamiento de forrajes que se desarrollan en condiciones de temporal. En las zonas áridas y semiáridas, la ganadería es una explotación extensiva en potreros y pastizales, que de acuerdo con COTECOCA 1974, abarcan el 70% del territorio nacional, que ubica a estas zonas y la actividad ganadera como una fuente importante de ingresos para los productores. Sin embargo, la producción nacional de los diferentes forrajes es insuficiente para satisfacer los requerimientos nutricionales del ganado en pastoreo; debido a la sobrexplotación a que ha sido sometida la vegetación y los problemas recurrentes de sequía que limitan la regeneración. Dentro de la problemática en el manejo de las especies vegetales del agostadero, se pueden mencionar: 1) Factores Naturales. Sequía y temperaturas invernales extremas como condicionantes de la producción en condiciones de temporal; 2) Factores Sociales. Baja capacidad de asimilación de tecnología por parte de los productores; sistemas de producción que no enaltecen el recurso; bajo potencial de profesionalización de los productores hacia el pastizal y el hato; y 3) Factores Tecnológicos. Erosión genética y física de los ecosistemas, prácticas de manejo inadecuadas, falta de semilla y tecnología insuficiente para la siembra de praderas de temporal, baja eficiencia en el uso de los recursos disponibles en el predio para promover la mayor densidad y vigor de pastos en el verano, entre otros. 2. DEFINICIONES Agostadero: Áreas con vegetación compuesta por plantas herbáceas (gramíneas y no leñosas) y leñosas (arbustos), definidas como tipos vegetativos multiespecíficos, que tienen fuertes limitantes para la producción: baja precipitación, suelos delgados o pedregosos, suelos alcalinos, fuerte pendiente, etc. Normalmente áreas de bajo potencial agrícola, con estacionalidad de crecimiento bien definida: gramíneas de crecimiento y uso veraniego; arbustivas de crecimiento todo el año y uso, preferentemente en invierno, para el apoyo del pastoreo durante el año (Quero-Carrillo et al., 2007). Solo es posible la ganadería extensiva o la explotación de la fauna silvestre. En estas superficies, no se aplican prácticas agronómicas de manejo ni insumos. Se estima que en México se dedican 110 millones de hectáreas a la ganadería extensiva, principalmente en el norte del país. Pastizal: Rzedowski (2006), define un pastizal como la comunidad vegetal donde el papel preponderante corresponde a gramíneas. Las características físicas sobresalientes del pastizal son: Zonas planas o de topografía ondulada.
  • 4. 2 Suelos derivados de roca volcánica; pH 6-8; fácilmente erosionables, medianamente profundos ubicados en mesetas, valles o laderas. Altitudes de 1,100-2,500 m. Temperatura media anual 12-20 °C con alta fluctuación. Precipitación anual de 300-600 mm con un periodo de 6 a 9 meses secos. Climas BS, BW, Cw, Aw y Am. Altura media de la vegetación 20-70 cm. Cobertura vegetal 50-80. Es común que se use indistintamente los términos pastizal y agostadero para referirse a las áreas donde pasta el ganado. En esta ficha se empleará el término agostadero para referirse a áreas o terrenos con cualquier tipo de vegetación que se utiliza extensivamente para el pastoreo de animales domésticos y silvestres, considerando dentro de ésta definición a los pastizales. 3. OBJETIVOS DE UN BUEN MANEJO DE AGOSTADEROS Proveer una fuente disponible de alimentación al ganado aún bajo condiciones limitantes de desarrollo. Asegurar el alimento necesario para el sistema de producción, gracias al empleo de prácticas que permitan mejorar las condiciones en las que crecen las plantas deseables para la ganadería. Reducir los procesos erosivos del suelo en áreas dedicadas al pastoreo extensivo. Incrementar la productividad de las áreas de agostadero. 4. VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL MANEJO DE AGOSTADEROS CON FINES PRODUCTIVOS 4.1. Ventajas Las ventajas del manejo de los agostaderos son: Identificar y promover el establecimiento de especies vegetales con buenas cualidades para la alimentación del ganado y con mejores posibilidades de establecimiento. Asegurar el alimento necesario para el sistema de producción. Incrementar la base alimenticia del ganado con alimento directamente del agostadero, reduciendo y/o eliminando costos de suplementación alimenticia. Aprovechar áreas con características climáticas, topográficas y edafológicas no aptas para la mayoría de los cultivos. Disminuir la erosión del suelo y mejorar las condiciones de la cobertura vegetal. 4.2. Desventajas Dentro de las desventajas que existen en el manejo de los agostaderos a través de resiembras se encuentran: Es necesario seleccionar la especie correcta, de acuerdo con las condiciones físicas y climáticas, para evitar el riesgo de fracaso parcial o total en siembra o resiembras. Existe una especie para cada condición de
  • 5. 3 pastizal y cada capacidad de inversión (Quero et al., 2007). Se requieren conocimientos específicos para el establecimiento y manejo del pasto, así como del sistema de pastoreo. Es necesario elaborar un plan de manejo de pastoreo de acuerdo a la capacidad de carga animal del área. Planear y aprovechar las áreas con humedad disponible para apoyar la producción de forraje y reducir la carga animal en épocas críticas para la sobrevivencia del pasto: sequía y heladas. No para promover otros ingresos. Descargar el agostadero debe ser prioridad. Considerar costos de establecimiento, insumos y manejo. Se requieren de conocimientos técnicos para establecer algunas de las prácticas de rehabilitación, conservación y manejo de agostaderos. 5. PROBLEMÁTICA DE LOS AGOSTADEROS EN MÉXICO Los agostaderos en México, al igual que en otros países han reducido su capacidad productiva; se ha erosionado la diversidad biológica con la consecuente pérdida de especies con buenas cualidades para la alimentación del ganado; la falta de cobertura ha acelerado la pérdida del suelo y su compactación. Estas condiciones modifican las propiedades hidráulicas del suelo, aumentan el escurrimiento y reducen la infiltración, con efectos importante en el flujo del agua y la pérdida de suelo. El escurrimiento descontrolado arrastra el suelo superficial, que es el más rico, y se lleva también mucha semilla, materia orgánica y colonias microbianas importantes para la mineralización de nutrientes. En suelos duros y compactados se reduce el crecimiento radical y los procesos fisiológicos de respiración, intercambio de gases y absorción de nutrimentos. Pueden provocar problemas de germinación de semilla y, las que logran germinar tienen impedimentos mecánicos para su desarrollo. Los agostaderos con estos problemas se deterioran y la producción de forraje se reduce dificultando el desarrollo de la ganadería. La compactación del suelo es quizá la causa más importante en la degradación de los agostaderos y es producto de factores como: desmontes intensos que dejan suelo desnudo, por lo se incorpora menos materia orgánica y nutrientes al suelo; el pisoteo del ganado, en especial cuando el suelo está muy mojado; así como el golpeteo de las gotas de lluvia y del granizo sobre la superficie del suelo. La fuerza que ejercen los animales con las pezuñas en el suelo es comparablemente mayor a la que hace un carro o un tractor agrícola al pasar por el terreno. La captación de agua de lluvia es una práctica simple y eficiente para la rehabilitación y mejoramiento de agostaderos, especialmente en los más deteriorados, ya que se utiliza para la siembra de pastos, arbustos y árboles.
  • 6. 4 La siembra de plantas mejora la cobertura vegetal, la composición florística de la vegetación y aumenta la producción y calidad del forraje. En el manejo del agostadero deben aplicarse las prácticas que contribuyan a reducir la velocidad de flujo del agua en el agostadero, aumenten la infiltración y disminuyan la pérdida de suelo y nutrientes por escurrimiento superficial. En forma general, para manejar, conservar y mejorar el pastizal se recomienda: Respetar el coeficiente de agostadero y ajustarse a la carga animal óptima. Elegir la especie animal adecuada, de acuerdo al tipo de vegetación, clima y topografía. Seleccionar el mejor sistema de rotación de los agostaderos de acuerdo con las características de la vegetación y la disponibilidad de forraje. Distribuir aguajes en el agostadero de la forma más uniforme posible. Eliminar el exceso de carga animal improductiva (equinos). Establecer cercos perimetrales y divisionales. Utilizar saladeros y bloques nutricionales como suplemento y como herramienta para lograr una mejor distribución del pastoreo. Dar a las plantas del agostadero la oportunidad de recuperación a fin de que produzcan semilla y se lleve a cabo la resiembra en forma natural. Controlar plantas indeseables y tóxicas. Planear en base a flujo de energía del pastizal i.e. Verano: pastoreo de gramíneas; Invierno: pastoreo de arbustivas y esquilmos, con salvaguarda de la densidad y vigor de los pastos. 6. PRÁCTICAS DE REHABILITACIÓN DE AGOSTADEROS Las prácticas de rehabilitación, son trabajos que se hacen al agostadero para incrementar el potencial de producción forrajera con la finalidad de retener humedad en el suelo, sembrar pastos o arbustos, controlar vegetación invasora, entre otros. El sobrepastoreo promueve una reducción constante de especies perennes, dado que éstas se debilitan y con los ciclos de sequías normales reducen su capacidad de sobrevivencia, resultando en rebrote de anuales y herbáceas que “enmascaran” el efecto de la reducción de especies perennes que son las más adaptadas a la sequía y bajas temperaturas de alta intensidad y baja frecuencia (Figura 1). Figura 1. Los ciclos de sobrepastoreo y sequía reducen el vigor y densidad de especies perennes y al arribo de las lluvias, el rebrote es de anuales y herbáceas; sin embargo, las especies perennes son las más resistentes a sequías extraordinarias (Quero et al., 2006).
  • 7. 5 6.1. Establecimiento de especies forrajeras Cuando las acciones de manejo no son suficientes para mantener el agostadero en buena condición, se pueden seguir dos vías, la primera es esperar a que el proceso de sucesión ecológica permita la recuperación del sitio, proceso muy lento y poco rentable. La segunda es inducir, mediante técnicas de rehabilitación y/o mejoramiento, la recuperación paulatina del agostadero a fin de incrementar su productividad y la conservación de los recursos naturales. En aquellos sitios en los que la condición del agostadero es muy pobre (con menos del 15% de plantas deseables) es necesario recurrir a técnicas de rehabilitación de pastizales a través de resiembra de gramíneas y establecimiento de arbustivas forrajeras con apoyo de estructuras de retención de humedad. La resiembra de gramíneas y el establecimiento de arbustos forrajeros en algunos sitios son la única opción viable para el restablecimiento de la productividad, aunque implican alto riesgo, éxito bajo y alto costo. Por tanto, deben considerarse como última opción para rehabilitar un sitio de pastizal. Sin embargo, cuando se llevan a cabo con éxito, pueden incrementar la producción primaria de materia seca en más del 100%, lo cual justifica su aplicación. 6.1.1. Resiembra de pastos El restablecimiento de la vegetación en los pastizales no puede aplicarse indistintamente en cualquier sitio, por lo que antes de iniciar algún programa de rehabilitación, es recomendable hacer un diagnóstico del sitio, que incluya el análisis de la condición actual, la elección de estrategias y la aplicación de técnicas adecuadas. Se reconoce que al modificar la cobertura vegetal, a través del restablecimiento de la vegetación y el establecimiento de prácticas de conservación de suelo y agua, incrementan la infiltración del agua e incrementan la productividad de sitios del pastizal. Selección de sitios para la resiembra En agostaderos se habla siempre de “resiembra” porque se asume que en un tiempo la superficie estuvo cubierta de pastos. Por resiembra se entiende al proceso de establecer vegetación por medio de la diseminación de semillas u otros órganos vegetativos. Las características que deben presentar los sitios a resembrar en condiciones de temporal son: Suelos profundos (de más de 50 cm). Pendientes menores al 10%. Preferentemente sitios con posibilidades de encauzar escurrimiento superficial. Áreas del pastizal indebidamente abiertas al cultivo. Sitios en los que predominen poblaciones de plantas indeseables. Selección de especies para la resiembra Las especies a utilizar pueden ser nativas o introducidas, las nativas tienen la ventaja de fomentar una sucesión ecológica, sin embargo, el proceso de recuperación suele ser muy lento.
  • 8. 6 Las especies introducidas presentan también ventajas, sin embargo, existe el riesgo de que no se adapten al sitio (sobre todo durante su establecimiento), que no alcancen a expresar su potencial productivo y sobre todo a (posible, pero poco probable) la existencia de alguna plaga o enfermedad que los elimine completamente, al carecer de las defensas naturales con que cuentan las especies nativas. Las principales especies de pastos adaptados a diferentes condiciones de clima y suelos en México se muestran en los Anexos 1 a 4. En primera instancia se debe considerar la propagación de especies forrajeras nativas, con la finalidad de restablecer las especies que cuentan con todas las ventajas que les da su condición de nativas. No obstante, es difícil conseguir en el mercado semilla de estas especies, su establecimiento es lento y generalmente su productividad es inferior a las especies introducidas. La selección de la especie vegetal susceptible de resiembra de un sitio particular, debe cumplir las siguientes características: Adaptación al sitio. Tolerancia a sequía. Alta productividad. Alto valor nutritivo. De fácil establecimiento y crecimiento agresivo (no invasora). Resistente al pastoreo. Buena aceptabilidad por el ganado. La gama de especies que han mostrado ser sobresalientes para incrementar la producción de forraje en las zonas áridas y semiáridas es amplia y algunas poseen buena oferta de semilla en el mercado (Cuadro 1). Cuadro 1. Principales especies de gramíneas recomendadas para la rehabilitación de agostaderos de zonas áridas y semiáridas (FUENTE: Beltrán L. et. al, 2005). Origen Nombre común Nombre científico Nativa Banderilla Bouteloua curtipendula Nativa Navajita Bouteloua gracilis Nativa Gigante Leptochloa dubia Nativa Tempranero Setaria machrostachya Introducida Buffel Cenchrus ciliaris Introducida Klein Panicum coloratum Introducida Llorón Eragrostis curvula Introducida Rhodes Chloris gayana Introducida Garrapata Eragrostis superba Un aspecto importante que debe tomarse en cuenta, es el abasto en cantidad y calidad de semilla en el mercado. En general, es difícil encontrar semilla de las especies nativas, de ahí que se haya estado recurriendo a especies introducidas, de las que es posible obtener cantidades suficientes, en su mayoría de importación. Recomendaciones técnicas para el establecimiento de pastos Una vez hecho el diagnóstico detallado del sitio y con la certeza de que la resiembra es la mejor opción, es necesario aplicar técnicas adecuadas, que consisten en lo siguiente: Limpieza selectiva del terreno. Es necesario evaluar la condición del suelo del área a revegetar ya que de este diagnóstico dependerá el tipo de preparación que se
  • 9. 7 realizará. En algunos sitios habrá la necesidad de realizar previamente una limpia selectiva de especies vegetales, eliminando plantas indeseables y conservando las deseables. En el norte de México se ha tenido éxito al realizar limpia en franjas (de la vegetación actual), se limpia o desmonta una franja en donde se realiza la resiembra y se deja una franja con la vegetación natural, alternando franjas de resiembra entreveradas con vegetación sin disturbar. Preparación del terreno de siembra. Generalmente solo se requiere de un barbecho y un rastreo a fin de que la semilla tenga mayores posibilidades de germinar; sin embargo, cuando el suelo está muy compactado, se recomienda aplicar subsoleo a fin de aflojar las capas endurecidas (pueden utilizarse arado de cinceles, pata de ganso o multiarado). Prácticas para la conservación de humedad. Cualquier actividad de revegetación en las zonas áridas y semiáridas requiere en forma indispensable algún tipo de práctica de captación del agua de lluvia para incrementan las posibilidades de éxito. Estas prácticas de conservación de la humedad son necesarias, ya que los déficits de humedad son el principal factor limitante para el establecimiento y producción de las especies forrajeras. Las prácticas más comunes y recomendables son: el bordeo en curvas a nivel, el surcado al contorno y el surcado lyster (consultar los apartados subsecuentes). Fecha de siembra. Las resiembras deben efectuarse al inicio del período de lluvias, en los meses de mayo a agosto. No se recomienda sembrar después del mes de agosto, ya que las heladas tempranas matan las plántulas, que para entonces no cuentan con un sistema radical bien desarrollado. Es posible sembrar en seco, antes del período de lluvias, aunque existe el riesgo de pérdida de semillas por insectos, roedores o por el viento. Método de siembra. Es necesario tomar en cuenta para la elección del método de siembra la forma de reproducción de la especie y la condición topográfica del terreno. En el Cuadro 2 se muestran los métodos de siembra más recomendables en función de la pendiente del terreno. Cuadro 2. Método de siembra recomendable en función de la pendiente del terreno. Grado de pendiente (%) Método de siembra 0-8 Al voleo, hilera y trasplante 8-15 Al voleo, hilera y trasplante 15-30 Al voleo y trasplante 30 o más Trasplante FUENTE: FIRA (1986). a) Siembra por medio de semilla: los métodos más usuales son: al voleo y en hileras. En la siembra al voleo la semilla se dispersa la semilla al azar, en algunos casos con variación en la profundidad de establecimiento; generalmente se utiliza mayor cantidad de semilla que en otros métodos para lograr la población deseada, lo cual eleva el costo de establecimiento.
  • 10. 8 La siembra puede efectuarse en forma manual, por dispersión aérea o con sembradora. Esta última tiene la ventaja de lograr una distribución uniforme y profundidad adecuada de la semilla, protegiéndola de la acción del viento. En la siembra en hileras las semillas se depositan en líneas a una profundidad de 6-12 mm, sobre una banda de fertilizante, este último depositado a una profundidad de 25-50 mm, bajo la superficie del suelo. Para este tipo de siembra, pude utilizarse la sembradora de disco sencillo o doble, la de surco profundo o la sembradora Brillion. Esta última tiene ruedas adelante y atrás del mecanismo que deposita la semilla, con la finalidad de comprimir el suelo después de la siembra y aumentar la retención de humedad. Densidad de siembra: Dependiendo del tamaño de semilla, las especies requieren diferente densidad de siembra. En el Anexo 5 se señalan las densidades de siembra recomendadas para algunas especies. Tapado: El tapado de la semilla debe ser muy ligero; se recomienda no enterrar la semilla a una profundidad mayor a siete veces su tamaño. En general, esta práctica se realiza mediante el paso de “rastra” de ramas. b) Siembra por trasplante de órganos vegetativos. El trasplante es un medio práctico de reproducción vegetativa, ya que se obtienen plantas fuertes en poco tiempo y, a diferencia de la reproducción por vía sexual, no requiere demasiado tiempo para germinar, emerger y crecer. Esta es la única manera de propagar pastos cuyas semillas son difíciles de conseguir. Los órganos vegetativos utilizados son: Estacas: son cañas maduras y gruesas, se dividen en trozos que tengan de cuatro a cinco nudos. Cepa: incluye tanto parte de las raíces como de los tallos de los pastos. Corona: representa pedazos de la base de la planta con raíz. Estolones: tallos de hábito rastrero que al ponerse en contacto con el suelo húmedo producen raíces y se propagan ampliamente. Para el trasplante es necesario considerar lo siguiente: Realizar el trasplante en época de lluvias, o en lugares que garanticen humedad suficiente para el desarrollo de plántulas. Identificar plantas vigorosas y frondosas que al dividirlas produzcan varias plantas con buenas cualidades para la siembra. Preparar pequeños huecos en el suelo para albergar las plantas-hijuelos. Los pastos sembrados por esta vía tienen mayor supervivencia, en comparación con los sembrados por medio de semilla. Los pastos nativos son mucho más resistentes que los pastos mejorados y cultivados; por tanto, esta es una forma viable para su establecimiento, siempre y cuando sea en condiciones óptimas de humedad, ya que en lugares secos esta práctica
  • 11. 9 no prospera (¡Error! No se encuentra el origen de la referencia.). Figura 2. Siembra de pastos por medio de trasplante en sólo algunas franjas del agostadero. Fertilización. La producción de forraje está asociada con la aplicación de fertilizantes. El nitrógeno es el nutrimento de mayor demanda por las gramíneas; el fósforo es particularmente importante para el buen establecimiento de pastos, y la aplicación de potasio varía; por lo que su recomendación depende del análisis de suelo. Generalmente en zonas áridas y templadas de México, se recomienda la aplicación anual de 40 a 80 unidades de nitrógeno y de 20 a 40 unidades de fósforo. Para zonas de clima tropical se consideran las recomendaciones del Cuadro 3. Cuadro 3. Fertilización para el establecimiento de pastos en regiones tropicales. Precipitación (mm) Planta forrajera Gramíneas Leguminosas Asociaciones 750-1000 40-40-10 10-60-00 50-100-10 1000-1500 50-60-20 10-80-10 50-150-20 1500-2000 50-100-20 10-100-10 50-180-20 2000 o más 50-100-20 10-120-10 50-200-20 FUENTE: FIRA (1986). Después de cada pastoreo, se sugiere aplicar 50 kg de nitrógeno, la aplicación de una dosis mayor puede aumentar la producción de forraje y animal pero aumenta el riesgo de toxicidad por nitratos. Para asociaciones establecidas en climas templados y tropicales pueden consultarse las dosis que se presentan en el Cuadro 4. Cuadro 4. Dosis de fertilización recomendable para pastos en asociación (gramíneas-leguminosas) en temporal en regiones templadas y tropicales. Época de aplicación Nutriente (Kg/ha) Nitrógeno (N2) Fósforo (P2O5)* Durante el primer año aplicar después de cada corte o pastoreo 50 50 Durante el segundo año y siguientes, aplicar después de cada corte o pastoreo. 40 40 * Una aplicación al año al inicio de la etapa de crecimiento FUENTE: FIRA (1986). Las mejores épocas para aplicar la fertilización de mantenimiento a los pastos son al inicio del período de lluvias y hasta días antes de su finalización. La aplicación al finalizar el período de lluvias permite reducir las pérdidas del fertilizante por lixiviación y mejora la disponibilidad de forraje en el verano. 6.1.2. Bancos de proteína Un banco de proteína es un área compacta, sembrada con leguminosas forrajeras herbáceas, rastreras o erectas, o bien de tipo arbustivo, que se emplean para corte o pastoreo directo por rumiantes (bovinos, ovinos o caprinos), como complemento al pastoreo de praderas de gramíneas, principalmente en regiones tropicales.
  • 12. 10 Se obtiene al establecer una alta población de leguminosas arbustivas o rastreras, sembradas con el objetivo de utilizarlas como suplemento alimenticio, en los sistemas de producción animal donde el alimento fundamental está constituido por gramíneas (¡Error! No se encuentra el origen de la referencia.). Figura 3. Banco de proteína (FUENTE: COLPOS, 2005). Aunque las asociaciones de gramíneas con leguminosas pueden dar buenos resultados, es recomendable establecer los bancos de proteína en zonas excluidas, donde los animales entren a pastorear por unas horas durante el día. En asociaciones, las leguminosas tienden a desaparecer por la preferencia de los animales en consumo y agresividad de gramíneas al establecimiento ya que sus mecanismos fotosintéticos son más eficientes en condiciones tropicales. Las leguminosas no resisten los excesos de humedad en el suelo, por lo que en el área a sembrar, no deben ser muy arcillosos, y preferentemente con buen drenaje; el pH debe ser de neutro a ligeramente alcalino ya que las leguminosas no se desarrollan bien en suelos ácidos. Preparación del suelo Esta práctica se efectuará para garantizar una buena cama a la semilla, que asegure una buena germinación y baja presencia de plantas indeseables o maleza y evitando periodos prolongados de inundación, generalmente se recomienda que se haga mediante un barbecho y paso de rastra, con arado de cinceles si la compactación del suelo lo requiere. Si el pH es ácido (menor a 6.0), se recomienda aplicar cal agrícola en dosis de 2 t/ha, por lo menos una semana antes de sembrar, después de que haya caído la primera lluvia. Selección de especies Las características deseables de una especie a emplear en un banco de proteína son: Resistencia a las podas anuales. Fácil rebrote. Rápido crecimiento Buena producción de hoja. Alta calidad nutritiva para el ganado. Retención de hoja en época seca. Adaptabilidad a suelo y clima del área donde se pretende establecer. Selección y escarificación de la semilla La semilla debe ser de buena calidad y recién cosechada, lo que garantiza buena germinación y establecimiento. Muchas semillas de leguminosas forrajeras tienen testas duras, lo que hace necesaria la escarificación, proceso que consiste en desgastar o reblandecer la cutícula de la semilla que permita la emergencia de la radícula y mejore la
  • 13. 11 capacidad de germinación. Pueden utilizarse diversas técnicas, el método más sencillo y práctico consiste en remojar la semilla en agua por 12 horas o en agua caliente (80 °C) durante tres minutos. Es importante señalar que la escarificación se debe hacer antes de la siembra, la semilla debe secarse, preferentemente a la sombra (con cambios continuos de exposición al aire) y, posteriormente sembrarse. Otro método es que los animales ingieran las semillas y luego se recuperen en las heces. La escarificación mecánica (maquinaria especializada) o químicas (ácidos) son muy efectivas, no obstante que son costosas o representan un peligro para el operador. Método y densidad de siembra El método de siembra dependerá del hábito de crecimiento y porte de la especie. Para arbustivas (guaje o leucaena), se recomienda el trazo de surcos someros (rayado) poco profundos de 90 a 120 cm de separación. La semilla escarificada se deposita cada 7 a 10 cm de separación. Para especies rastreras y herbáceas se recomienda sembrar 10 kg/ha de centrosema o de siratro, y 8 kg/ha de glycine o kudzú. La separación entre surcos debe ser de 60 a 80 cm. En general, la siembra de estas especies debe hacerse como cualquier siembra de frijol, con los mismos cuidados y atenciones. En el caso de que se empleen especies arbóreas, debe considerarse una separación entre arboles acorde con la arquitectura de crecimiento de los mismos. Todas las condiciones deben prepararse para comenzar a sembrar cuando comiencen las lluvias. Fertilización Al momento de la siembra se recomienda aplicar de 50 a 60 kg de fósforo por hectárea (como superfosfato de calcio triple) y cuando las plantas tengan 10 cm de altura aplicar de 30 a 40 kg de nitrógeno por hectárea (como urea). Posteriormente no se requiere fertilizar con nitrógeno, mientras que con fósforo debe hacerse cada dos o tres años. Utilización Especies arbustivas como leucaena, están listas para usarse después seis meses de siembra en condiciones de temporal y después de seis a ocho meses en condiciones de riego. Arachis, kudzú y otras especies herbáceas se pueden utilizar después de cuatro a seis meses de su establecimiento, si la siembra se hizo con semilla y después de dos a tres meses si se propagó de manera vegetativa. Manejo del pastoreo Se recomienda que el banco de proteína ocupe entre el 10 y el 15 % de la superficie total de pastoreo (el resto estará ocupada por gramíneas forrajeras). El pastoreo deberá ser rotacional, para permitir la recuperación de las franjas después del periodo de ocupación. Se requieren, por lo menos dos franjas, donde los animales puedan pastorear de dos a cuatro horas al día; el resto del tiempo los animales permanecerán en los potreros de gramíneas.
  • 14. 12 Para mantener el banco de proteína, es necesario que no se pastoree durante el establecimiento y, garantizar el tiempo de recuperación, variable según la especie, que debe ser cuando menos de 28 días. 6.2. Surcado Lyster Es una práctica mecánica aplicada en pastizales; que consiste en establecer en curvas a nivel una serie de surcos dobles separados por un pequeño bordo empastado. Tiene la finalidad captar el agua de lluvia entre los surcos dobles para favorecer el establecimiento de los pastos naturales o introducidos, evitar la erosión de los suelos y mejorar la alimentación del ganado. Esta práctica se recomienda para zonas con baja productividad forrajera, donde las especies gramíneas fueron reemplazadas por especies invasoras de menor valor forrajero. Se adapta en suelos de textura franco arenosa de profundidad media a profunda; en suelos con pendiente entre 3 y 12%. Si la pendiente es mayor, se recomienda combinarla con el sistema de zanja-bordo. Calculo de la distancia horizontal entre surcos dobles Para establecer el surcado Lister se recomienda seguir la metodología siguiente: 1. Determinar la pendiente media del terreno. 2. Para la zona determinar la lluvia máxima en 24 horas para un periodo de retorno de 5 años. Para ello se pueden usar las Isoyetas de lluvias máximas en 24 horas de la SCT y por interpolación obtener el valor de la lluvia máxima para la frecuencia deseada. 3. Calcular el volumen escurrido, multiplicando la lluvia máxima en 24 horas por 0.25 si la pendiente media del terreno es menor al 5%, o por 0.35 si está en el rango de 6 a 12%. 4. La lámina de escurrimiento, se multiplica por 10 para convertirla a milímetros. 5. Se calcula el área (A) de la sección de infiltración de los surcos, de acuerdo a los implementos disponibles para establecer el surcado Lyster. El subsolador puede utilizarse en forma simple para dar una sección angosta; o doble, para dar una sección intermedia. Y el arado de doble vertedera que se utiliza para dar secciones anchas. El surcado Lyster implica secciones dobles, éstas deben estar separadas por una sección empastada de 0.5 m. 6. El área de la sección de infiltración (A) se calcula utilizando la fórmula correspondiente, de acuerdo al tipo de implemento utilizado y a las dimensiones que sobre el terreno tenga dicha sección. a) Subsolador sencillo, sección angosta: b) Subsolador sencillo, sección intermedia: c) Arado de vertedera, sección intermedia:
  • 15. 13 En la Figura se muestra de donde se obtienen los valores de X y Y. 7. Con la lámina de escurrimientos y el área de la sección de infiltración (A) se entra al 8. Cuadro 5 para conocer la distancia horizontal que debe haber entre los surcos dobles. Figura 4. Establecimiento del surcador Lister con diferentes implementos (FUENTE: COLPOS, 1991). Cuadro 5. Calculo de la distancia horizontal entre surcos dobles al contorno o surcado Lyster (FUENTE: COLPOS, 1991). Lámina de escurrimiento (mm) Área de la sección de infiltración (m 2 ) 0.05 0.09 0.14 0.19 0.23 0.29 0.33 0.37 0.42 0.47 0.51 0.56 0.61 0.65 0.7 0.79 Distancia horizontal entre surcos dobles (m) 6.4 7.30 14.65 22.00 29.30 36.60 44.00 51.30 58.60 65.90 73.00 80.90 88.00 95.10 101.30 110.00 118.00 12.7 3.65 7.30 11.00 14.62 18.30 21.95 25.60 29.30 33.00 36.50 40.25 43.90 47.00 51.20 54.80 58.60 19.1 2.44 4.88 7.31 9.75 12.20 14.60 17.10 19.60 22.00 24.40 26.80 29.30 31.75 34.20 36.60 39.00 25.4 1.82 3.65 5.50 7.31 9.15 10.10 12.80 14.60 16.40 18.30 2.20 22.00 23.75 25.60 27.50 29.25 31.4 1.46 2.93 4.40 5.85 7.32 8.80 10.22 11.70 13.20 14.61 16.15 17.60 19.00 20.60 22.00 23.40 38 1.22 2.44 3.65 4.87 6.10 7.31 8.55 9.75 11.00 12.20 13.40 14.60 15.82 17.20 18.30 19.50 44.5 1.04 2.10 3.14 4.19 5.12 6.28 7.31 8.38 9.41 10.43 11.50 12.54 13.60 14.60 15.70 16.70 50.8 0.91 1.82 2.74 3.66 4.75 5.50 6.40 7.31 8.25 9.14 10.30 11.00 11.84 12.80 13.70 14.60 57.2 0.85 1.50 2.44 3.26 4.05 4.88 5.70 6.50 7.32 8.16 8.95 9.00 10.60 11.20 12.50 13.00 63.5 0.73 1.46 2.20 2.95 3.66 4.40 5.12 5.85 6.12 7.32 8.05 8.80 9.50 10.22 11.00 11.70 70 0.67 1.34 1.98 2.65 3.33 4.00 4.66 5.30 5.98 6.65 7.32 8.00 8.62 9.30 10.00 10.62 76.2 0.61 1.22 1.83 2.44 3.05 3.66 4.26 4.88 5.80 6.10 6.70 7.30 7.84 8.53 9.15 9.75 88.9 0.52 1.04 1.56 2.10 2.62 3.15 3.66 4.18 4.70 5.23 5.48 5.75 6.00 6.40 6.88 7.32 101.6 0.46 0.92 1.37 1.83 2.28 2.74 3.20 3.66 4.12 4.58 5.03 5.50 5.90 6.30 6.53 6.80 107.2 0.40 0.83 1.22 1.62 2.04 2.44 2.18 3.26 3.65 4.06 4.48 4.87 5.28 5.70 6.10 6.50 0.5 m SENCILLO a) Sección angosta SUBSOLADOR A = 2(XY) x y 0.5 m a) Sección intermedia DOBLE 2x y A = 2(2X)Y) a) Sección intermedia 0.5 m A = 2( xY) 2 _ ARADO DOBLE VERTEDERA x y
  • 16. 14 9. Una vez determinado el espaciamiento, se procede al trazo sobre el terreno del surcado Lyster. Para ello es necesario llevar a cabo el siguiente procedimiento: En el área de trabajo se localiza la línea de pendiente máxima y se marca con una estaca el punto medio de esa pendiente. (Figura ). Figura 5. Ubicación de la línea de pendiente máxima y colocación de la estaca en la parte media (FUENTE: COLPOS, 1991). A partir del punto señalado con la estaca inicial, se procede a marcar la línea guía o curva de nivel, por medio de estacas separadas de 15 a 20 m (Figura ). El trazado se hace con cualquier instrumento de nivelación (nivel montado, de mano. caballete, etc.). Figura 6. Trazo de la línea guía con nivel (FUENTE: COLPOS, 1991). A partir de ésta línea se traza la siguiente línea de surcado y así sucesivamente (Figura ). Figura 7. Trazo del surcado siguiendo la línea guía (FUENTE: COLPOS, 1991). 6.3. Rodillo aereador El rodillo aereador se utiliza para rehabilitar agostaderos y praderas deterioradas mediante la descompactación de suelo y la captación de agua que se crea en las pequeñas pozas que resultan después de rodar el cilindro sobre la superficie del suelo (Figura ). Figura 8. Paso de rodillo aereador para la rehabilitación en agostaderos. El rodillo aereador es un cilindro metálico pesado con dientes o cuchillas soldadas helicoidalmente a lo largo del mismo para lograr una mayor penetración en el suelo y una mayor eficiencia en el rodado, ya que este diseño permite que todo el peso del cilindro se concentre solamente en una o dos cuchillas a la vez. El implemento se engancha en la parte posterior de un tractor y es rodado sobre la superficie del terreno; puede utilizarse sin carga pero es preferible llenarlo con agua y/o acondicionarlo usando piedras o sacos de arena para darle mayor peso y lograr mayor penetración de las cuchillas en el suelo. Los rodillos cuentan Línea de pendiente máxima Estaca Línea guía Estacas 15-20m
  • 17. 15 generalmente con una sembradora la cual está adaptada en la parte posterior del cilindro, que puede utilizarse en la siembra de especies en el caso de requerirse (Figura ). Figura 9. Rodillo aereador con sembradora en la parte posterior. Este implemento puede descompactar, preparar cama de siembra mediante el trazo de pozas para captar humedad y sembrar simultáneamente en un solo pasó de maquinaria. El rodillo aereador estimula el crecimiento de vegetación herbácea y gramínea deseable para la dieta del ganado además de otras especies de fauna silvestre de importancia cinegética. Este tratamiento mejora la infiltración del agua en el suelo, disminuye el escurrimiento superficial y por lo tanto la erosión hídrica, es de especial importancia en zonas áridas donde la lluvia es escasa e incierta, donde se pierde entre 40 y 60% del agua por escurrimientos. 6.4. Bordos a curvas de nivel Los bordos o zanjas sobre curvas de nivel son prácticas muy simples y eficientes para la rehabilitación de agostaderos que al mismo tiempo sirven para la captación de agua, se usan en combinación con la siembra de arbustos o gramíneas. Consiste en levantar pequeños bordos a una altura de 40 a 70 centímetros, o zanjas a una profundidad de 30 a 50 centímetros para evitar el flujo concentrado del agua de lluvia y favorecer su distribución sobre el terreno (Figura 10), Entre las formas más simples destacan los bordos y zanjas a nivel, los cuales se pueden trazar con un bordero, arado o con la “V” que se usa para enterrar manguera o con una cuchilla frontal de buldózer. Se recomienda establecerlos en terrenos planos con suelos de textura media con pendientes de 10 a 15% si la cubierta vegetal es buena, pueden usarse incluso cuando no se requiere la siembra de especies. No es recomendable aplicarlos en terrenos con pendientes muy pronunciadas y en suelos demasiado arenosos con alto contenido de piedra o grava. Figura 10. Bordo a curva de nivel en agostaderos. Para determinar la distancia cuando sólo se levanta un bordo, se puede emplear la fórmula para el espaciamiento entre terrazas de base angosta (consultar Ficha técnica de terrazas de la UTE-COUSSA). Cuando se pretende establecer un sistema de zanja-bordo, se recomienda aplicar el siguiente procedimiento para calcular el espaciamiento:
  • 18. 16 1. Se obtiene el escurrimiento de una lluvia máxima en 24 horas para un periodo de retorno de 5 años. . Para ello se puede hacer uso de las Isoyetas de lluvias máximas en 24 horas de la SCT y por interpolación se obtiene obtener el valor de la lluvia máxima para la frecuencia deseada. 2. Para el diseño se utiliza una capacidad de almacenamiento del 50%, es decir se diseñará para captar la mitad del escurrimiento. 3. Se calcula el volumen del escurrimiento a captar por metro lineal de zanja. Para ello se recomienda una zanja con las siguientes dimensiones para la zanja: 0.4 m de profundidad, 0.4 m de ancho y 1 m de largo, que es igual a 0.16 m³/ml (Figura 1). Figura 1. Dimensiones recomendadas para un sistema de zanja-bordo. 4. Con estos datos se obtiene el área de escurrimiento por metro lineal, es decir la separación entre zanjas, para lo cual se divide el volumen de escurrimiento o capacidad de almacenamiento por metro de zanja entre el escurrimiento a captar (m). Con esta práctica, sin preparar cama de siembra ni siembra de especies, se ha logrado producir de 150 a 300 kg/ha de forraje seco adicional en áreas de matorrales de gobernadora en los desiertos de Chihuahua y Sonora. En pastizales medianos abiertos y amacollados en condición de pobre a regular, los bordos en curvas de nivel sin siembra se han logrado incrementos de 250 a 400 kilogramos de forraje/ha/año, mientras que en praderas deterioradas de pasto buffel, donde se utilizaron bordos y zanjas a nivel para la siembra de arbustos en la zona de captación de agua, se lograron incrementos en la producción de forraje que van de 1,500 a 3,500 kilogramos de forraje/ha/año. Las zanjas y bordos sobre curvas de nivel son efectivos para establecer arbustos forrajeros por medio de trasplante, como cósahui del norte, zámota, mezquite, palo verde, palo dulce, palo blanco y palo fierro, entre otros. Mediante la cosecha de agua ha sido posible establecer plantas forrajeras con un 50 a 85% de éxito en los agostaderos (200 a 800 metros sobre el nivel del mar). En áreas de matorrales de gobernadora con precipitación anual menor de 250 milímetros, se han sembrado mezclas de pastos en franjas, aguas arriba de las curvas a nivel y se ha logrado producir de 250 a 700 kg/ha de forraje adicional. La siembra en franjas es de mucha ayuda en zonas de escasa precipitación, ya que el contar con un área de escurrimiento 2 a 4 veces mayor, aguas arriba de la franja de siembra, permite disponer de más agua para asegurar el establecimiento de las plantas. ISOMÉTRICO 0.40 0.40
  • 19. 17 6.5. Poceo El poceo consiste en construir pozas, hoyos o cavidades sobre la superficie del suelo. Estas pueden construirse con un arado de discos modificado, que es en un arado de discos a los que se les ha cortado una parte a cada lado y al rodar sobre el terreno van formando pequeños pozos, donde se capta la lluvia y reducen el escurrimiento superficial, favoreciendo la permanencia de la humedad por más tiempo en el suelo (Figura 2). Figura 2. Establecimiento de pozas en agostaderos. Las pozas también se pueden construir con la cuchilla del buldózer. El tamaño de las pozas puede variar y se recomienda usarlo en suelos compactados con problemas de drenaje, libres de rocas, con poca pendiente y principalmente en áreas con escasa precipitación. Esta práctica es también una cama de siembra ideal para establecer plantas forrajeras en suelos profundos con poca pendiente. El número y tamaño de pozas a usar, puede ser muy variable y depende de las características específicas de suelo, topografía, vegetación y de los objetivos que se persigan. 6.6. Las bolsas Las bolsas son bordos de tierra que se trazan en el terreno para captar agua de arroyos y desviarla hacia otras partes del rancho. Las bolsas, a diferencia de las curvas a nivel, deben ser trazadas con cierto desnivel para permitir el movimiento lento del agua y su desplazamiento aguas abajo, permitiendo infiltrar el agua en el terreno pero sin reventar los bordos. Se busca que el agua de escurrimiento captada se distribuya y beneficie partes del terreno que difícilmente podrían humedecerse bien debido a la pendiente. Tienen la ventaja de que permiten utilizar agua extra proveniente de áreas aledañas para producir forraje, incluso cuando no llueve en el área. Los incrementos en la producción de forraje logrados con el bolseo en agostaderos y praderas de Buffel, son similares e incluso pueden resultar superiores a los logrados con las curvas a nivel, debido a que estas estructuras están diseñadas para utilizar también el agua de lluvia que no necesariamente cae en el área de agostadero y además, a que frecuentemente se siembran en las bolsas cultivos muy productivos como es el caso del sorgo ú otro cultivo forrajero, que puede ser la base para descargar el predio de ganado, durante las épocas en las que es
  • 20. 18 importante la mayor sobrevivencia y vigor de las gramíneas (época seca y de bajas temperaturas). 6.7. Quema controlada La quema controlada es una práctica que usa el fuego programado para reducir las infestaciones de especies arbustivas agresivas de escaso valor forrajero, como son: chírahui, vinorama y palo brasil, entre otras, que compiten y limitan la producción de otras plantas de más interés forrajero para el ganado y la fauna silvestre. No puede aplicarse a todos los tipos de vegetación porque daña especies de arbustos y árboles que producen buen forraje y protegen el suelo. Entre los efectos positivos de las quemas controladas están la liberación de elementos minerales por la descomposición acelerada del material orgánico, incremento en los contenidos y solubilidad de P, K, Ca, Mg y Na por una rápida mineralización, y el aumento en la cantidad de bacterias nitrificantes promotoras de la producción de NO3. Lo que contribuye en cierta medida a la regeneración de la vegetación. Los efectos negativos son la destrucción de la estructura de suelo; debida a la pérdida de materia orgánica, disminución del movimiento de agua y aire en el suelo, entre otras propiedades físicas relacionadas con estructura del suelo. Se deben considerar los riesgos de diseminación descontrolada del fuego y pérdida de especies con alto valor forrajero o forestal. Desde el punto de vista productivo, el fuego aumenta la disponibilidad de forraje, al convertir pastura no aprovechable en pasto 100% aprovechable por el ganado (Figura 3). Figura 3. Quema controlada para regeneración de pastos. 6.8. Desvarado Es una práctica que se usa para reducir temporalmente la competencia de altas densidades de arbustos no deseables. Se realiza con una desvaradora o chapeadora, que corta la vegetación por arriba del nivel del suelo y como los pastos crecen más rápido en comparación con los arbustos, éstos toman ventaja de la poda y remoción temporal de la competencia del arbusto. El implemento no es efectivo en suelos rocosos y con mucha pendiente (Figura ). 6.9. Revegetación La deforestación y el sobrepastoreo son las principales causas de la pérdida de ecosistemas, vegetación y suelo en los agostaderos de México. Por ello es que, al querer establecer un sistema de manejo de agostaderos es fundamental incrementar la vegetación arbórea de éstos
  • 21. 19 ecosistemas, lo que contribuirá a disminuir la erosión. Figura 14. Desvarado en agostaderos (FUENTE: Gómez F. y Fierro G. L., 2002). Algunas alternativas para el incremento de la vegetación arbórea se presentan a continuación. 6.9.1. Reforestación con especies nativas La reforestación es el establecimiento inducido de vegetación forestal en terrenos forestales o con aptitud forestal, es decir, en terrenos que están o estuvieron cubiertos por vegetación forestal y que por sus condiciones de clima, suelo y topografía, resultan aptos para el uso forestal; por otro lado, una especie nativa se define como “especie originaria de un área determinada, que está adaptada a ese ecosistema y habita consistentemente en su área natural al estar asociada con otras especies”. Los principales objetivos de ésta práctica son incrementar la cobertura arbórea y reducir la erosión hídrica y eólica; el empleo de especies nativas garantiza el cumplimiento de éstos objetivos. Las cualidades que debe reunir una especie forestal con fines de restauración son: Fácil propagación. Resistir condiciones limitantes, como baja fertilidad, sequía, suelos compactados, pH alto o bajo, salinidad, etc. Ser de rápido crecimiento y buena producción de materia orgánica, de preferencia con una alta relación C/N. Tener alguna utilidad adicional a su efecto restaurador (producción de leña, carbón, forraje de buena calidad, vainas comestibles, madera o néctar). No ser hospederos de especies invasoras. Presencia de nódulos fijadores de nitrógeno o micorrizas que compensen el bajo nivel de nitrógeno, fósforo y otros nutrientes en el suelo. Que tiendan a favorecer el restablecimiento de las poblaciones de elementos de la flora y fauna nativas, proporcionándoles hábitat y alimento. 6.9.2. Cortinas rompevientos Las cortinas rompevientos son hileras de árboles o arbustos que forman una barrera lo suficientemente alta y densa, que constituye un obstáculo de paso al viento y aun del polvo (Figura 4). Los beneficios del establecimiento de cortinas rompevientos no solo incluyen los daños producidos por el viento sino que además generan un microclima propicio para el desarrollo de la ganadería.
  • 22. 20 Figura 4. Efecto de la cortina rompevientos en la disminución de la velocidad del viento. Las especies que se utilizarán en las cortinas rompevientos deben reunir una serie de requisitos para que cumplan eficientemente con sus objetivos; los principales son: 1. Especies adaptadas al clima de la región. 2. Resistentes a la sequía y con un sistema radicular vigoroso, que aproveche al máximo la humedad del suelo. 3. De crecimiento rápido y morfología uniforme. 4. De gran densidad de copa. 5. De preferencia utilizar en las alineaciones exteriores de la cortina, especies no apetecibles por el ganado o espinosas que restrinjan el ramoneo. 6. Que conserven, por lo menos, parte del follaje todo el año. 7. Se debe evitar el uso de especies de crecimiento denso o lento si otras especies nativas satisfacen los requerimientos. Para mayor información sobre el establecimiento de ésta práctica consultar la Ficha de Cortinas Rompevientos de la UTE-COUSSA. 6.9.3. Barreras vivas y de división de potreros Las barreras vivas son estructuras lineales utilizadas en la división de los potreros y en la delimitación de fincas o predios en el sector rural, en las que se emplean árboles y/o arbustos para soportar el alambre de púas o eléctrico (Figura ). También son utilizadas especies que debido a su conformación impiden el paso del ganado y del hombre, o aquellos resistentes al fuego como el cactus gris (Cereus griseus). Sirven además para conservar especies nativas locales de árboles y arbustos. Las barreras vivas se pueden conformar con especies forestales y forrajeras que además aporten ingresos adicionales al productor. Estos arreglos agroforestales ayudan a mantener la humedad del suelo, mejoran su estructura, incrementan su fertilidad al aportar materia orgánica y nitrógeno por parte las especies leguminosas, evitan la pérdida de suelo por escorrentía y por acción de los vientos y contribuyen al control de la erosión.
  • 23. 21 Figura 16. Barreras vivas para división de potreros. 6.10. Control de cárcavas La cárcava es una zanja producto de la erosión que generalmente sigue la pendiente máxima del terreno y constituye un cauce natural en donde se concentra y corre el agua proveniente de las lluvias. El control de cárcavas en proceso de formación es sencillo, pues generalmente basta pasar el arado o la rastra a través de estos canalillos para que desaparezcan e impedir así su crecimiento. Cuando las cárcavas crecen y no se pueden cruzar con los implementos agrícolas, es cuando estas secciones transversales están sometidas a procesos de crecimiento laterales hacia los taludes de la margen derecha e izquierda de la cárcava, en la parte alta o inicio de la misma y es cuando es necesario realizar obras y prácticas para su control (Figura ). Antes de llevar a cabo el control de las cárcavas, es necesario identificar las causas de la formación de éstas. Así como disminuir los escurrimientos aguas arriba de la formación, ya sea con la revegetación o prácticas de conservación de suelo en la ladera. Figura 17. Vista de una cárcava Si después de haber tratado la ladera todavía hay escurrimiento en la cárcava, o en el caso de que la ladera tenga un sistema de cárcavas continuas sin una apreciable área de drenaje, se efectuarán trabajos a nivel de éstas, consistentes en suavizar taludes, establecer vegetación (arbustiva, pastizales, árboles), colocar pequeñas barreras u obstáculos transversales al flujo de agua o presas permanentes de control de azolves, a fin de disminuir la velocidad del agua y favorecer la sedimentación de las partículas que lleva el agua en suspensión. Todo esto estará en función del tamaño de la sección transversal de la cárcava (ancho y profundidad) y del área de drenaje de la misma. Para cárcavas medianas y grandes normalmente se utilizan estructuras estables construidas con material consolidado de carácter permanente como son las presas de piedra acomodada (Figura 5), mampostería y de gaviones que es posible establecerlas en diferentes secciones transversales a fin de captar sedimentos y evitar el crecimiento de la cárcava.
  • 24. 22 Figura 5. Control de una cárcava por medio de cabeceo y presas filtrantes de piedra acomodada. Para mayor información sobre el control de la erosión en cárcavas se recomienda revisar la Ficha técnica de control de cárcavas de COUSSA. 7. PRÁCTICAS DE MANEJO DEL AGOSTADERO 7.1. Carga animal El principal objetivo del manejo de las áreas de pastoreo, es obtener la máxima producción animal sostenida (a largo plazo) a la par de la conservación y/o mejoramiento de los recursos naturales relacionados. Para lograr este objetivo, el principal factor a manejar es la carga animal. El ajuste de la carga animal es el procedimiento para determinar el número de animales que permite el potrero según su producción durante las diversas épocas del año. La carga animal se define como el número de unidades animal que pastorean en un área determinada y en un tiempo específico. La carga animal adecuada o capacidad de carga, es el número de animales que, de acuerdo a sus requerimientos de materia seca, consuman el 50-60% del forraje producido durante el año. Esto indica, que la carga animal adecuada de una región puede ser muy distinta a la de otra área, ya que dependerá del potencial de producción de forraje de cada lugar. Estimación de la capacidad de carga Ésta se debe realizar a finales de la época de lluvias, o bien cuando las especies forrajeras hayan alcanzado su máximo crecimiento, con el fin de determinar la cantidad de forraje disponible para los animales en pastoreo. Ajuste de carga animal Es el procedimiento mediante el cual se determina el número de animales que el agostadero puede sostener, con el fin de evitar el deterioro del suelo y de las plantas. Para hacer el ajuste de carga, se toma en cuenta la producción de forraje del agostadero, el consumo de forraje del ganado en pastoreo, así como el número de animales existentes en la unidad de producción. Los pasos a seguir para hacer el ajuste son los siguientes: 1. Hacer un plano topográfico e identificar las áreas con cada tipo vegetación existente en cada sitio. 2. Tomar una muestra de cada tipo de vegetación existente en cada sitio. Se deben tomar en cuenta los arbustos y matorrales.
  • 25. 23 3. Estimar la producción de forraje en base a la muestra obtenida y conociendo el número de animales del predio, estimar las necesidades de forraje en pastoreo. Para esto se considera que cada unidad animal consume el 3% de su peso, lo que equivale a 13.5 kg de forraje seco al día y que al año consumirá 4,927.5 kg de forraje seco. Considerar las equivalencias en unidad animal para las diferentes especies de ganado. 4. Considerar un porcentaje de uso no mayor a 60% del forraje disponible, es decir, no deberá pastorear totalmente las plantas, con el fin de proteger el suelo y las plantas más consumidas por el ganado. 5. Suponiendo que se encontró que el número de cabezas que puede sostener el área de pastoreo es de 107 UA y la carga animal que se tiene es de 145 UA, quiere decir que existe un excedente de 38 UA. Por lo que se requiere ajustar la carga animal. Estrategias de apoyo para ajuste de carga animal La principal herramienta para optimizar el uso de agostaderos es a través de la planeación de acciones de manejo que le permitan mantener y/o mejorar la producción de forraje a través del año. Dentro de las acciones se encuentran prácticas de mejoramiento de agostaderos tales como: obras de conservación de suelos y agua, resiembras, fertilización, manejo del pastoreo y control de maleza, entre otras. 7.2. Descanso del pastoreo Es un periodo sin pastoreo que se brinda a cada potrero, con el fin de permitir la recuperación y reproducción de las plantas después de pastoreadas. Deben programarse para proteger cada potrero en forma rotacional durante las diferentes estaciones y que todas las especies tengan la misma oportunidad de sobrevivir. El pastoreo se debe retrasar hasta que las siembras estén bien establecidas para prevenir su remoción por el ganado, los cual se alcanza alrededor de 90 a 120 días después de la siembra, y las plantas han llegado a los 25 a 30 cm antes del corte o pastoreo. Las plantas se establecen bien cuando tienen tres o cuatro hojas y no se desprenden fácilmente del suelo al tirar de ellas. La prueba se hace estirando las plantas, cuando resisten el estirón, el ganado no será capaz de sacarlas durante el pastoreo. El primer pastoreo siempre deberá hacerse con una carga animal menor a lo que una pradera bien establecida podría soportar. En los Cuadro 6 y 7 se detallan el tiempo y la altura de la planta más recomendables para el primer pastoreo (o corte) en algunas especies forrajeras. Los pastoreos posteriores se determinan de acuerdo a la velocidad de recuperación de la planta. Se considera que las plantas después de cortarse requieren de periodo de tiempo para estar en condiciones de volver a utilizarse. El tiempo de recuperación depende del manejo (fertilización, riegos, etc.), la carga animal y capacidad de recuperación de la especie.
  • 26. 24 Cuadro 6. Tiempo después de la siembra y altura recomendable al primer pastoreo o corte de algunas especies forrajeras tropicales. Especie (Nombre común) Primer pastoreo o corte después de la siembra (días) Altura de pastoreo o corte (cm) Alemán 180 30-50 Bahía 60-90 30-40 Bermuda Cruza 1 60-90 35-50 Buffel 60-120 50-90 Centosema 120-180 45-60 Elefante 120-150 50-80 Estrella de África 60-90 30-40 Glycine 120-180 40-50 Gordura 120-150 40-50 Guinea 120-160 50-80 Jaragua 120-160 40-60 Kikuyo 90-100 30-40 Leucaena 120-180 100-120 Merkerón 50-90 50-100 Pangola 90-120 35-70 Panico o Panizo verde 120-150 40-60 Pará 120-160 60-100 Rhodes 60-120 60-90 Siratro 90-120 50-60 Sorgo negro 40-50 75-100 FUENTE: FIRA (1986). Cuadro 7. Tiempo después de la siembra y altura recomendable al primer pastoreo o corte de algunas especies forrajeras de clima templado. Especie Primer pastoreo o corte después de la siembra (días) Altura de pastoreo o corte (cm) Alfalfa 90-130 40-60 Ballico Anual 70-90 30-40 Ballico Perenne 70-90 30-40 Bermuda X1 60-120 35-50 Bromo suave 90-180 25-40 Búfalo 80-90 20-30 Buffel 90-100 50-90 Festuca alta 90-100 30-40 Kikuyo 75-100 30-40 Leucaena 100-150 90-100 Llorón 100-150 20-30 Orchard 90-100 30-50 Pará 120-150 60-100 Rhodes 90-120 60-90 Sorgo Negro 40-50 75-100 Trébol Blanco 90-120 15-25 Trébol rojo 90-120 15-25 FUENTE: FIRA (1986). Los Cuadros 8 y 9 muestran los tiempos de recuperación y altura de planta recomendables para los pastoreos o cortes subsecuentes. Cuadro 8. Tiempo de recuperación y altura de pastoreo o corte (subsecuentes al primero) recomendable, de algunas especies forrajeras tropicales. Especie (Nombre común) Tiempo de recuperación (días) Altura de pastoreo o corte (cm) Alemán 24-28 30-50 Bahía 35-42 30-40 Bermuda Cruza 1 21-30 35-50 Buffel 28-32 50-100 Centosema 35-42 45-60 Desmodium Hoja plateada 35-42 40-50 Desmodium Hoja verde 35-42 35-45 Elefante 50-70 50-80 Estrella de África 21-30 30-40 Glycine 35-42 35-45 Gordura 30-60 30-50 Guinea 30-40 40-80 Jaragua 35-42 40-60 Kikuyo 25-30 30-40 Leucaena 75 100-120 Lotononis 30-40 20-30 Merkerón 30-45 50-75 Pangola 21-35 40-80 Panico o Panizo verde 25-35 40-60 Pará 25-35 60-90 Rhodes 25-35 60-90 Setaria 30-45 60-90 Siratro 35-45 40-80 Sorgo Negro 35-40 60-80 FUENTE: FIRA (1986). Cuadro 9. Tiempo de recuperación y altura de pastoreo o corte (subsecuentes al primero) recomendable, de algunas especies forrajeras de clima templado. Especie (Nombre común) Tiempo de recuperación (días)* Altura de pastoreo o corte (cm)** Alfalfa 25-35 40-60 Ballico Anual 20-30 30-40 Ballico Perenne 25-35 30-40 Bromo 30-45 25-35 Búfalo 35-40 25-35 Buffel 25-35 50-80 Festuca 25-30 25-35 Kikuyo 30-60 30-40 Orchard 30-40 25-35 Panizo azul 35-56 30-60 Pará 60-80 40-75 Rhodes 60-75 30-40 Sorgo Almum 35-40 60-75 Trébol Blanco 25-35 15-25 Trébol rojo 25-35 15-25 * Se ha considerado una precipitación y/o riego adecuado, así como la presencia de temperaturas poco extremosas y favorables ** En los zacates estoloniferos, la altura corresponde al largo de las guías. FUENTE: FIRA (1986).
  • 27. 25 7.3. Manejo del pastoreo Los diferentes métodos de pastoreo que existen son los siguientes: Pastoreo continuo Es la ocupación prolongada del área de pastoreo por los animales; los cuales tienen libre acceso a toda la superficie. Consiste en dejar el ganado en potreros muy grandes, sin dirigir o racionar su alimentación. No exige que el ganadero cuente con conocimientos técnicos, un trabajo continuo, ni tampoco gastos (Figura 6). Existen dos tipos, que son: a) Pastoreo continúo con carga constante: el pastoreo es ininterrumpido, siendo la carga constante a lo largo de la estación de pastoreo. b) Pastoreo continúo con carga variable: el pastoreo es ininterrumpido, la carga es variable a lo largo de la estación de pastoreo, siendo ajustada a la disponibilidad de forraje. Figura 6. Pastoreo continuo (FUENTE: Serrano, J., 2010). Es el método de pastoreo más utilizado en las explotaciones ganaderas de México. Esto se debe a: el alto costo de los cercos tradicionales, ya que se construyen con insumos caros como alambre de púas y postes metálicos; así como al desconocimiento de los ganaderos de la existencia de otras alternativas (muchos de los ranchos del país son atendidos por los mayordomos, vaqueros o caporales, quienes desconocen las tecnologías disponibles y las formas de aplicarlas). Sus características más importantes son: Se practica en pasturas con bajos rendimientos, donde las ganancias no justifican gastos en alambradas y aguajes. Es inevitable la selectividad del forraje. Predispone a las especies de mayor valor nutritivo a eliminación paulatina, por efecto de selección del ganado e invasión de especies indeseables. Hay zonas más afectadas por el pisoteo, heces y sobrepastoreo, como saladeros, sombreaderos y aguajes mal ubicados. Hay desperdicio de forraje en la época de máximo crecimiento y escasez en las épocas críticas. Mezcla de distintas especies de animales en el pastoreo, lo que da lugar a una mejor utilización del forraje. Las ventajas del pastoreo continuo son: Con baja carga animal, se promueve mayor consumo de forraje, por animal. Con cargas bajas o medias, la selección del consumo permite al animal que la hierba que consume tenga pocas variaciones en su
  • 28. 26 digestibilidad (como hay selectividad por parte del animal, la mayoría del forraje consumido es de la misma calidad nutritiva). Resulta económico ya que requiere menor inversión en cercos, depósitos de agua y supervisión. Entre las desventajas se encuentran: Desperdicio de forraje en la época de mayor crecimiento. El rechazo del forraje puede ser del 30 al 50% del total producido, principalmente de plantas endurecidas que reducen la calidad de la pradera. Aumenta el riesgo del pisoteo de los animales ya que no se somete a ningún control (zonas húmedas, sombreadas y donde crecen especies preferidas). La falta de cuidado y vigilancia ocasiona una ausencia de fertilización mineral, es poco probable una fertilización mineral equilibrada. Si la hierba no está lo suficientemente nutrida, su producción desciende y se vuelve muy estacional. Se acentúan los defectos de las praderas y la irregularidad de su ritmo de producción. El animal vuelve, a menudo, a buscar lo que prefiere: hojas jóvenes, plantas tiernas, especies con mayor valor nutritivo y apetencia. Pastoreo alterno En este sistema de pastoreo, la superficie de pastoreo se divide en dos potreros iguales. Los animales pastorean en una parte, mientras la otra permanece en descanso, (Figura ). Figura 20. Pastoreo alterno (FUENTE: Serrano, J., 2010). Este método permite ajustar mejor la carga animal que el pastoreo continuo, mejora el uso de fertilizantes, facilita el control de maleza y permite ejercer un manejo adecuado de los animales. La ventaja más importante es su bajo costo, con solo trazar una cerca al centro del rancho se obtienen dos potreros, solo se utilizará un comedero y un bebedero. Su desventaja es la similitud en días de ocupación y descanso, lo cual afecta la persistencia de la pradera. Pastoreo rotacional El objetivo principal del método es incrementar la productividad del agostadero. Consiste en dividir el área de una pradera en varios potreros, de manera que mientras uno está ocupado, los demás permanecen en recuperación (descanso), (Figura 7).
  • 29. 27 Figura 7. Pastoreo rotacional (FUENTE: Serrano, J., 2010). Las ventajas de este método de pastoreo son: Mayor producción de forraje por unidad de superficie. Evita la selección entre especies, puntos del potrero y partes de la planta. Pisoteo intenso en ciertos períodos y nulo en otros. Facilita la conservación del forraje estacional excedente. Reduce la invasión de maleza y su control eficiente. Alta carga instantánea. Poca selectividad. Mayor habilidad competitiva de la pastura. Mejor distribución de las deyecciones. Mayor uniformidad en la cosecha de forraje. Permite regular la carga animal de acuerdo al crecimiento de la pastura. Permite el manejo adecuado, de praderas asociadas (gramíneas/leguminosas). Facilita el manejo animal con la estratificación del hato. Se pueden interrumpir los ciclos de desarrollo de parásitos. Facilita la fertilización química. Se puede, en cierta época del año, dejar un área, para elaborar heno o ensilado. Y sus desventajas son: Menor producción por animal. Manejo más exigente y especializado. Mayor costo en la construcción de potreros y mantenimiento de cercos, además requiere mayor número de bebederos y comederos. Pastoreo en franjas o racionado Consiste en programar el pastores en pequeñas parcelas o fajas (bandas) de una pradera, ya sea diariamente o varias veces al día; generalmente manejadas con cerco eléctrico. Es recomendable para sistemas de producción especializados, que requieren alta capacidad de carga y un pastoreo uniforme. En el Cuadro 10 se compara la pérdida de materia seca con los métodos mencionados y praderas de corte, puede observarse que al realizar el corte del forraje la eficiencia en el uso de la materia seca es casi del 95%. Cuadro 10. Pérdida de materia seca en condiciones normales, según el método de utilización del forraje producido. MÉTODO % PERDIDA MATERIA SECA Pastoreo continuo 40 Pastoreo rotativo 25 Pastoreo en fajas 15 Corte o pastoreo mecánico 5 FUENTE: Jiménez M. (1985).
  • 30. 28 7.4. Distribución del ganado La presión del pastoreo dentro del agostadero depende de la distribución del ganado, algunas veces el tipo de vegetación y la pendiente del terreno, entre otros factores provocan que el ganado pastoree algunas áreas más que otras. Por ejemplo, normalmente el ganado permanece más tiempo cerca de las fuentes de agua y sobreutiliza estas áreas y raramente pastorea áreas más distantes. Por lo tanto, la distribución del ganado sobre el agostadero es una buena práctica de manejo, sin embargo, demanda una buena distribución de aguajes y saladeros y la construcción de cercos, para aprovechar todas las áreas disponibles para el pastoreo. Uso apropiado de cercos Los cercos, a pesar de su costo, aseguran el pastoreo en áreas que se desea utilizar, y son de gran ayuda para sistemas de pastoreo en donde hay que dejar potreros en descanso. Distribución de saladeros y suplementaderos De preferencia estos deberán estar distribuidos por todo el agostadero y de ser posible ser movidos constantemente. Deben estar al menos a 500 m de los puntos de abrevadero. Distribución de aguajes Cuando se trata de agostaderos de grandes dimensiones, un factor que limita el pastoreo uniforme de los sitios más alejados o de más difícil acceso, es la disponibilidad de agua para que abreve el ganado. Para lograr una mejor distribución del pastoreo será necesario la construcción o reparación de estructuras de almacenamiento ubicadas estratégicamente para evitar el sobrepastoreo en determinadas áreas, y que se afecte el peso del ganado. En el Cuadro 11, se muestra el porcentaje de uso del forraje en un área determinada según la distancia a puntos de abrevado. Cuadro 11. Utilización de forraje según la distancia a puntos de agua (FUENTE: Beltrán, L. et. al., 2007). Distancia en Km. % de utilización de forraje 0-0.8 50 0.8-1.6 38 1.6-2.4 26 2.4-3.2 17 3.2-4.0 12 Por ello, no debe perderse de vista la distancia máxima que debe recorrer una cabeza de ganado para beber sin que exista detrimento en su peso, esta distancia se considera de 2,000 m en terreno plano y 800 m en terreno ondulado en el caso del ganado mayor. Para ganado menor se estima que puede recorrer el doble de la distancia del ganado mayor sin pérdidas aparente de peso. 7.5. Pastoreo de la especie adecuada Generalmente el ganado caprino es el que más daño ocasiona al pastizal; seguido del ovino; el asnal, mular, caballar y bovino. Las especies que aprovechan los pastizales por orden de importancia son los equinos, bovinos, ovinos y caprinos; sin embargo, los caprinos se pastorean más en terrenos con vegetación leñosa o arbustiva que en pastizales, y los
  • 31. 29 equinos, sobre todo el ganado caballar, requiere pastos finos y nutritivos, la presión de uso de agostadero está dado por el ganado bovino y el ovino, que son además las dos especies más abundantes. Los ovinos consumen preferentemente plantas herbáceas, pero por el tipo de dentadura y habilidad prensil de labios, tienen el hábito de cortar la hierba muy a ras del suelo, que puede perjudicar pastizales donde las leguminosas son abundantes. Por otro lado, en caso de escasez de pastos, arrancan la poca hierba que encuentran y, con su paso corto y pezuñas menudas, pisotean de forma continua al suelo y desgarran los pastos, condición propicia para alterar la cobertura vegetal con efectos considerables sobre la erosión. El ganado vacuno, por el contrario, perjudica menos los pastizales; por su habilidad prensil desarrollada por la lengua, corta lateralmente y no arranca y por la anchura de pezuña, compacta menos el suelo. Cuando pasta en terrenos inclinados traza senderos casi horizontales muy próximos a la curva de nivel, que pueden contribuir a consolidar el suelo en el periodo de lluvias; y con sus pezuñas anchas y planas aplasta, pero no desgarra, los pastos; conservando, cuando no se sobrepastorea, los puntos de crecimiento en buena condición; por otra parte, se mueve menos que el ganado ovino y, por lo tanto, castiga menos el suelo. 7.6. Suplementación La producción de forraje en el agostadero es estacional a través del año por las condiciones climáticas propias de las zonas áridas (heladas y períodos largos de sequía) y los periodos de crecimiento de las especies que conforman la comunidad vegetal. Po esto existe la necesidad de contar fuentes de alimentación adicional que sirvan de apoyo durante las épocas críticas de escasez de forraje. El ganadero debe prever esta situación anticipadamente y definir estrategias de solución. Un buen manejo del ganado implica la planeación de acciones a corto, mediano y largo plazo que pueden incluir una o más de las que se mencionan enseguida: Compra de forraje Es la adquisición de pacas generalmente de alfalfa achicalada, de excelente valor nutricional pero con el inconveniente de ser costoso. Producción de forrajes de corte en riego. Es la mejor forma de hacer frente al período crítico ya que se tiene la oportunidad de planear el volumen de forraje a producir en función del número de animales y el período escasez. El cultivo de alfalfa es el más deseable, sin embargo, hay que considerar que su producción demanda grandes volúmenes de agua, factor limitante en los agostaderos. Se puede planear la producción de maíz o sorgo forrajero para ensilaje que aseguren su disponibilidad en los periodos críticos. Lo anterior, siempre con la visión de descargar los pastizales en épocas críticas (sequías e invierno), promoviendo el vigor y densidad de
  • 32. 30 gramíneas (descarga de potreros) y nunca como una fuente de ingreso extra por venta de materia seca, como forraje ú otro producto transformado (leche, queso, pastura, etc.; Quero et al., 2010). Producción de forrajes de corte en temporal. De manera similar al anterior, es posible planear el volumen de forraje a producir de acuerdo a sus propias necesidades. Existen dos formas principales de aprovechar los forrajes de corte en temporal; una es a través de la producción de maíz y/o sorgo forrajero, los cuales pueden ser ensilados en verde, produciendo un forraje de excelente calidad. Otra opción es la producción de heno de avena y cebada, los cuales una vez empacados, pueden ser beneficiados a través de la aplicación de amoniaco anhidro o urea, para elevar su valor nutricional. Uso de esquilmos agrícolas. Otra forma de alimentar al ganado en la época crítica es hacer uso de los esquilmos agrícolas (rastrojo, tazol, pata de sorgo o paja) que quedan en las áreas de cultivo. Esta se considera una fuente muy pobre de forraje por su baja calidad, pero pueden prepararse mezclas enriquecidas, añadiéndoles aditivos como melaza, urea, gallinaza, harina de pescado o cualquier otro producto a fin de obtener un buen alimento. Uso de recursos naturales del agostadero. La fuente de forraje más barata es el agostadero, recurrir a este, aún en épocas críticas, puede reducir considerablemente los costos de producción. En el agostadero se produce una gran diversidad de especies con características diferentes, debido a esto, aún en épocas críticas, es factible encontrar forraje proveniente de algunas especies tolerantes a heladas y sequías extremas. Tal es caso de varias arbustivas forrajeras, que permanecen verdes todo el año (costilla de vaca, mariola, budleja, ramoncillo, entre otros). El maguey picado y nopal chamuscado son una fuente de forraje para algunos ganaderos; sin embargo, no es un forraje de alto valor nutritivo; se puede complementar con algún concentrado, heno o mezclas para satisfacer los requerimientos del ganado. Otras fuentes de alimento pueden ser la vaina del mezquite y la flor de yuca. 8. BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES CONSULTADAS Chávez, D. J. A. Manejo del ganado bajo condiciones de sequía en los agostaderos de Baja California. 2000. INIFAP. http://simorg.geocyt.com/pdfs/MANEJO-DE- RANCHOS- GANADEROS/Manejo%20del%20ganado%20bajo %20condiciones%20de%20sequia.pdf. Fecha de consulta: 04 de diciembre. Cuadrado Capella, et al. Manejo agronómico de algunos cultivos forrajeros y técnicas para su conservación en la región Caribe Colombiana. 2003. Colombia. Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria. Cuesta Muñoz, et al. Producción y utilización de recursos forrajeros en sistemas de producción bovina de las regiones caribe y valles interandinos. Página. Consultado el 17 de noviembre de 2011.
  • 33. 31 De León, M. El manejo de los pastizales naturales. 2004. INTA. Argentina. http://www.inta.gov.ar/manfredi/info/documen tos/docprodani/deleon/Inf.%20Tec.%202%20Co mpl.pdf. Fecha de consulta: 04 de diciembre de 2011. Establecimiento y regeneración de praderas permanentes. http://www.inia.cl/medios/biblioteca/serieactas /NR25018.pdf. Fecha de consulta: 18 de noviembre de 2011. FAO. Asistencia a los países andinos en la reducción de riesgos y desastres en el sector agropecuario. http://www.fao.org/climatechange/55799/es Fecha de consulta: 31 de diciembre de 2012. Federación Colombiana de Ganaderos. FEDEGAN. Manual práctico del ganadero. http://portal.fedegan.org.co/pls/portal/docs/PA GE/FNG_PORTLETS/PUBLICACIONES/MANUALG ANADERO/CAP%CDTULO%206.PDF Fecha de consulta: 18 de noviembre de 2011. FIRA. Instructivos técnicos de apoyo para la formulación de proyectos de financiamiento y asistencia técnica. Serie Ganadería Forrajes. 1986. FIRA. México. Gómez F. y Fierro G. L. Incremento de forraje por el efecto del chapeo en pastizales semiáridos. INIFAP. http://sites.securemgr.com/folder11341/ind ex.cfm?fuseaction=browse&id=973105&pag eid=142 Fecha de consulta: 31 de diciembre de 2012. González, V. E. Pastizales. Medidas culturales para conservarlos en buen estado y restaurarlos. 1926. Dirección General de Agricultura y Montes. España. Hughes, D.H. Forrajes. La Ciencia de la Agricultura basada en producción de pastos. 1981. EUA. Compañía Editorial Continental. Jiménez, M.A. Producción de forrajes. 1988. Departamento de Zootecnia. UACh. Chapingo, México. Nuñez Hernández et. al. Manejo agronómico de praderas. Consultado el 17 de noviembre de 2011. Oriella, R. Y. Manejo del establecimiento de praderas. Padilla, C. C. Renovación y recuperación de pastizales. 2006. Instituto de Ciencia Animal.http://mvz.unipaz.edu.co/textos/lect uras/pastos-y-forrajes/fundamentos-de- pastos-y-forrajes/conferencias/renovacion- y-recuperaciond-e-pastizales.pdf. Fecha de consulta: 04 de diciembre de 2011. Quero, C. A. R., J. F. Enríquez Q. y L. Miranda Jiménez. 2007. Evaluación de especies forrajeras en América tropical, avances o status quo. Interciencia. 32 (8): 566-571. Quero,C. A. R., L. Miranda J., J., M. Mellado B., and J. Enríquez Q. 2006. Arid rangelands desertification: overgrazing, conservation and social perception in Mexico. Deserts and desertification – Challenges and Opportunities UNCCD-UN Convention to Combat Desertification- Ben Gurion University of Negev- IYDD. Israel. pp. 77. Abstract. Quero-Carrillo, A. R., L. Miranda J., A. Hernández G., and M. Mellado B. 2007. Common grazing rangelands in Mexico. Limiting factors for successful utilization. Proc. of the IV. Congreso Internacional de
  • 34. 32 Manejo de Pastizales. San Luís Potosí, SLP. 10p. Quero-Carrillo AR, FJ Hernández G, A Hernández G, J Pérez P y SI Mendoza P. 2010. Análisis de los factores que inciden en el establecimiento de pastos perennes en condiciones de temporal de zonas áridas. In: Contexto Actual del Uso, Manejo y Tendencias de Investigación en Pastizales y Recursos Forrajeros en México. I Congreso Internacional de Manejo de Pastizales Ma. E Velasco Z, RA. Perezgrovas G, Ma. de L Adriano A, MS Figueroa (eds.) UA de Chiapas. Vol. II. Resúmenes in extenso. pp 248-254. Tuxtla Gutiérrez, Chis. 13 al 15 de Octubre. Rzedowski, J., 2006. Vegetación de México. 1ra. Edición digital, Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México, 504 pp. SARH. Colegio de Postgraduados. 1991. Manual de conservación del suelo y del agua. Montecillo, México. Unión Ganadera Regional de Jalisco. Manejo de la carga animal y su importancia en la ganadería. http://www.ugrj.org.mx/index.php?option= com_content&task=view&id=452&Itemid=3 76 Fecha de consulta: 04 de diciembre de 2011. Para comentarios u observaciones al presente documento contactar a la Unidad Técnica Especializada (UTE) COUSSA www.coussa.mx Dr. Mario R. Martínez Menes mmario@colpos.mx Dr. Demetrio S. Fernández Reynoso demetrio@colpos.mx Teléfono: (01) 595 95 5 49 92 Colegio de Postgraduados, Campus Montecillo, México. ELABORARON: Dr. Adrián Raymundo Quero Carrillo Dr. Demetrio S. Fernández Reynoso Dr. Mario R. Martínez Menes M.C. Erasmo Rubio Granados Ing. Ma. Clara Elena Mendoza González
  • 35. 35 ANEXO 1. ADAPTACIÓN AL CLIMA DE LAS PRINCIPALES ESPECIES FORRAJERAS TROPICALES Nombre común Nombre científico Tipo de trópico1 Clasificación climática2 / Precipitación (mm) Temp. media anual (°C) Resistencia a sequía Resistencia a heladas Densidad de siembra Kg/ha 3 / GRAMINEAS O ZACATES Alambre, Señal Brachiaria brizantha H Am,Af 11500-200 22-30 Regular Regular 4 a 8 4 Alemán Echinochloa polystachia H Am,Af 1500-3000 22-35 Pobre* Pobre 1000-1500 * Alicia Cynodon dactyon S,H Aw,Am 550-1500 16-28 Buena Buena 1000-1500 * Bahía Paspalum notatum S,H Am 1000-1500 18-30 Regular Buena 4 a 6 4 bambatsii Panicum coloratum S Aw 550-900 18-28 Regular Buena 6-7.5 5.5 Bell rhodes Chloris gayana S Aw 630-1100 14-30 Buena Buena 4 a 7 4.5 Bermuda Cynodon dactylon S,H Aw,Am,Af 800-1800 17-35 Regular Regular 1500-2000 * Buffel común Cenchrus ciliaris S Aw 350-900 14-40 Excelente Buena 4.5-7 4.5 Buffel biloela Cenchrus ciliaris S Aw 350-900 18-40 Excelente Regular 4.5-7 4.5 Buffel gayndah Cenchrus ciliaris S Aw 350-900 14-40 Excelente Buena 4.5-7 4.5 Buffel molopo Cenchrus ciliaris S Aw 350-900 12 a 30 Excelente Excelente 4.5-7 4.5 Carpeta H. ancha Axonopus compresus H Am,Af 1200-1400 18-28 pobre Pobre 1000-1500 * Carpeta H. angosta Axonopus affinis S,H Aw,Am 800-1525 18-30 Regular Regular 35-45 25 Coloniao Panicum maximum H Am,Af 1200-2000 18-28 Regular Pobre 4 a 8 4.5 Elefante Pennisetum purpureum H Am,Af 1200-3000 17-30 Buena Regular 1500-2000 * Estrella africana Cynodon nlemfuensis S,H Aw,Am 600-1800 20-40 Buena Regular 1500-2000 * Estrella Sto. Domingo Cynodon nlemfuensis S,H Aw,Am 750-1800 20-38 Buena Regular 1500-2000 * Estrella surinam Cynodon nlemfuensis S,H Aw,Am 750-1800 20-40 Buena Regular 1500-2000 * Gamba, Llanero Andropogon gayanus S,H Aw,Am 500-1800 18-35 Buena Pobre 4 Gatton panic Panicum maximum S,H Aw,Am 700-1800 16-35 Excelente Excelente 4 a 8 4 Grama común Cynodon dactylon S,H Aw,Am 550-1500 18-35 Buena Buena 1000-1500 * Grama o campo Paspalum dilatatum S,H Aw,Am 900-1400 18-35 Buena Buena 1.5-25 15 Green panic Panicum maximum S,H Aw,Am 630-1200 16-34 Excelente Buena 4 a 8 5 Gordura Melinis minutiflora S,H Aw,Am 1000-1500 18-35 Regular Pobre 4.0-7.0 4.5 Guinea o zacatón Panicum maximum S,H Aw,Am,Af 900-2400 18-38 Buena Regular 4.0-8.0 30 Axonopus scoparius H Am,Af 1200-2000 18-35 Buena Buena 30.0-40.0 4.5 Jaragua Hyparrhenia rufa S,H Aw,Am 850-1500 20-38 Buena Regular 4 a 7 4 Kikuyo Pennisetum clandestinum S,H Aw,Am,Af 900-3000 10 a 24 Buena Excelente 4.0-6.0 4 Makarikariense Panicum coloratum S Aw 500-1000 18-28 Excelente Buena 4.0-7.0 4 Makueni Panicum maximum H Am,Af 850-1500 18-28 Buena Excelente 4.0-8.0 Merkeron Pennisetum merkeri H Am,Af 900-3000 18-28 Buena Regular 1000-1500 * Pangola Digitaria decumbens S,H Aw,Am,Af 500-1000 18-32 Regular Pobre 1000-1500 * Panizo azul Panicum antidotale S,H Aw,Am 1200-2200 18a 30 Excelente Regular 4.0-8.0 4 Pará Brachiaria mutica S,H Aw,Am 1200-2200 18 a 35 Regular* Pobre 4.0-7.0 4.5 Pentsii Digitaria pentsii H Am,Af 1000-2500 18 a 30 Regular Regular 1,000- 1,500 * Plicatulum Paspalum plicatulum S,H Aw,Am 500-1200 18 a 35 Buena Regular 4.0-8.0 4.5 Pollock Panicum coloratum S Aw 1000-2000 20-38 Buena Regular 4.0-7.0 4.5 Remolino Paspalum soo. H Am,Af 1200-2000 20-32 Buena Regular 6.0-10.0 6 Rhodes Chloris gayana S Aw 750-1400 12 a 35 Buena Excelente 4.0-7.0 4 Rhodes pioneer Chloris gayana S Aw 500-900 16-35 Buena Buena 4.0-7.0 4 Ruzi o congo Brachiaria ruziziensis H Am,Af 1200-2800 18-34 Pobre Pobre 6.0-8.0 5 Scrobic Paspalum comersonii S,H Aw,Am 550-1000 16-34 Buena Buena 6.0-10.0 5 Señal Brachiaria decumbens H Am,Af 630-1100 18-34 Regular Pobre 4.0-7.0 4 Setaria kazangula Setaria anceps S,H Aw,Am 1500-2000 16-36 Buena Buena 4.0-7.0 5
  • 36. 36 Nombre común Nombre científico Tipo de trópico1 Clasificación climática2 / Precipitación (mm) Temp. media anual (°C) Resistencia a sequía Resistencia a heladas Densidad de siembra Kg/ha 3 / GRAMINEAS O ZACATES Setaria nandi Setaria anceps H Am 900-1800 18-36 Pobre Pobre 4.0-7.0 5 Setaria narok Setaria anceps H Am 14-34 Pobre Excelente 4.0-7.0 4 sorgo colón Sorghum almum S Aw 16-40 Excelente Regular 30-40 30 Spears grass Heteropogon contortus S Aw 14-36 Buena Buena Taiwan Pennisetum spp. H Am,Af 18-32 Buena Regular 1,500- 2,000 * Transval Digitaria smutzii H Am,Af 18-32 Regular Regular 1,500- 2,000 * LEGUMINOSAS Archer Dolichos axilliaris S,H Aw,Am 800-1600 18-36 Buena Regular 8.0-10-0 4 Calopo Calopogonium muconoides H Am 1200-2000 18-38 Regular Pobre 6.0-8.0 4 Centro Centrosema pubescens H Am,Af 1200-2400 18-36 Buena Regular 4.0-6.0 2.5 Centro de cuaji Centrosema plumieri S,H Aw,Am 900-1800 18-38 Buena Regular 4.0-6.0 2.5 Chícharo de agua Aeschynomene falcata S,H Aw 600-1100 20-38 Buena Pobre 4.0-6.0 3 Chícharo de vaca Vigna sinensi S,H Aw,Am,Af 430-2200 18-38 Buena* Regular 5.0-8.0 5 Desmodium hetero Desmodium heterophyllum S,H Aw,Am 750-1500 18-38 Regular Pobre 10.0-12.0 6 Desmodium H. plateada D. uncinatum S,H Aw,Am 800-1500 18-36 Buena Regular 3.0-5.0 2.5 Desmodium H. verde D. intortum S,H Aw,Am 800-1500 16-36 Buena Buena 4.0-6.0 2.5 Frijol Fasey Macroptilium lathyroides S,H Aw,Am 700-1800 18-36 Regular Regular 4.0-5.0 2.5 Frijol marino Vigna luteola H Am 1500-2000 18-36 Pobre Pobre 4.0-6.0 3 Frijol terciopelo Stizolobium deerengianum S,H Aw,Am 750-1500 18-36 Regular Pobre 8.0-12-0 6 Frijolillo de campeche Galactia striata S Aw,Am 750-1100 18-40 Buena Pobre 8.0-10.0 6 Glycine clarence Neonotonia wightii S,H Aw,Am 700-1600 18-36 Buena Pobre 5.0-8.0 3 Glycine Cooper Neonotonia wightii S,H Aw,Am 700-1600 18-36 Excelente Buena 4.0-5.0 2.5 Glycine Tinaroo Neonotonia wightii S,H Aw,Am 700-1600 18-36 Buena Buena 4.0-5.0 2.5 Guaje o huaxin Leucaena leucocephala S Aw 650-1200 18-32 Excelente Regular 4.0-6.0 2.5 Kudzú Pueraria phaseoloides H Am,Af 1400-2200 18-36 Pobre Pobre 10.0-15.0 8 Lablab Dolichos lablab S,H Aw,Am 500-1500 18-36 Buena Regular 4.0-6.0 3 Leichhardt D. uniflorus S,H Aw,Am 600-1500 18-36 Buena Regular 10.0-15.0 6 Lespedeza Lezpedeza striata S,H Aw,Am 800-1300 18-36 Regular Regular 6.0-10.0 6 Lotononis Lotononis bainesii S,H Aw,Am 800-1000 16-36 Buena Buena 5.0-8.0 3 siratro Macroptilium atropurpureus S,H Aw,Am 750-1800 16-36 Regular Buena 3.0-5.0 2.5 Styloshantes Stylosanthes gracilis H Am 1200-2000 16-32 Buena Pobre 4.0-6.0 3 1/H = Tropical húmedo, S= Tropical seco 2/ Clasificación de Koppen modificada por Enriqueta García. * Material vegetativo 1/ Miles de semilla 3/ cantidad recomendable para praderas mixtas (asociaciones)
  • 37. 37 ANEXO 2. ADAPTACIÓN AL CLIMA DE LAS PRINCIPALES ESPECIES FORRAJERAS DE CLIMA TEMPLADO, ÁRIDO Y SEMIÁRIDO Nombre común Género Especie Tipo de Clima Precipitación (mm) Temp. media anual (°C) Resistencia a sequía Resistencia a heladas Denominación 2 / Clasificación3 / GRAMINEAS O ZACATES Alcalino Sporobolus airoides TAS Bs,Bw 400-750 16-18 Buena Regular Alicia Cynodon dactylon AS* Bs,Bw 500-650 22-28 Regular Regular Azul de Kentucky Poa pratensis T Cm,Cf 750-1600 14-18 Pobre Excelente Ballico anual Lolium multiflorum TAS* Cm,Cf 800-2000 14-22 Pobre Excelente Ballico perenne Lolium Perenne TAS* Cm,Cf 800-2000 14-22 Pobre Excelente Banderilla Bouteloua curtipendula AS Bw 300-500 14-22 Buena Buena Borreguero Tridens pulchellus As Bw 350-550 14-28 Excelente Buena Bromo Bromus Catharticus T Cm,Cf 800-2000 12 a 18 Pobre Excelente Bromo suave Bromus inermis T Cm,Cf 800-2000 12 a 18 Pobre Excelente Bufalo Bouteloua dactyloides AS Bw 350-500 18 a 22 Buena Buena Buffel Cenchrus ciliaris AS Bs,Bw 350-650 14 a 28 Excelente Regular Festuca Festuca arundinacea T Cm,Cf 800-2000 12 a 14 Regular Excelente Johnson Sorghum halepense TAS Bs,Cm 550-1000 18 a 28 Excelente Buena Kikuyo Pennisetum clandestinum T Cf 900-3000 12 a 18 Buena Buena Llorón Eragrostis curvula AS Bw,Cw 400-650 14 a 22 Buena Regular Navajita azul Bouteloua gracilis AS Bw 350-550 18 a 22 Excelente Buena Navajita morada Bouteloua chondrosioides AS Bw 350-550 18 a 22 Excelente Buena Navajita negra Bouteloua eriopoda AS Bw 350-551 18 a 22 Excelente Buena Navajita velluda Bouteloua hirsuta AS Bw 350-552 18 a 22 Excelente Buena Rhodes Chloris gayana TAS Cm,Bs,Bw 600-1200 17 a 30 Buena Buena Orchard Dactylis glomerata T Cm,Cf 750-1600 12 a 18 Pobre Excelente Salado Distichlis spicata TAS Cm 500-950 18 a 22 Regular Buena Toboso Hilaria mutica AS Bw 350-550 18 a 28 Excelente Buena Tres barbas Aristida adsensionis AS Bw 350-500 18 a 26 Excelente Buena LEGUMINOSAS Alfalfa Medicago sativa TAS* Cm.Cf,Bw 750-2000 12 a 20 Buena Buena Carretilla Medicago hirsuta T Cm,Bw 750-1600 12 a 18 Pobre Excelente Ebo o veza Veza spp T Cm,Cf 750-1100 12 a 18 Pobre Excelente Garbanzo Cicer arietinum T Cm 750-900 18 a 22 Regular Buena Leucaena Leucaena leucocephala T Cm,Bw 500-750 18-28 Buena Pobre Lotononis Lotononis bainesii T Cm,Cf 900-2200 12 a 18 Regular Buena Lotus Lotus spp T Cf 900-2500 12 a 18 Pobre Excelente Melilotus Melilotus spp T* Cm,Cf 750-1600 12 a 18 Pobre Buena Tréboles Trifolium spp TAS* Cm,Cf,Bw 900-3000 12 a 24 Pobre Buena 2/ T= templado, A= Árido, S= Semiárido, *Con riego. 3/ Clasificación de Koppen, modificado por Enriqueta García.
  • 38. 38 ANEXO 3. ADAPTACIÓN AL SUELO DE LAS PRINCIPALES ESPECIES FORRAJERAS TROPICALES Nombre común Nombre científico Profundidad 1/ Fertilidad 2/ Tolerancia Salinidad o acidez Inundaciones GRAMINEAS Alambre, Señal Brachiaria brizantha M M Pobre Regular Alemán Echinochloa polystachia G A Pobre Excelente Alicia Cynodon dactyon B M Excelente Regular Bahía Paspalum notatum M M Pobre Pobre Bambatsii Panicum coloratum M M Buena Regular Bell rhodes Chloris gayana M M Buena Regular Bermuda X1 Cynodon dactylon M-G M-F Buena Regular Buffel común Cenchrus ciliaris B-MP B-M Buena Pobre Buffel biloela Cenchrus ciliaris B-M B-M Buena Pobre Buffel gayndah Cenchrus ciliaris B-M B-M Buena Pobre Buffel molopo Cenchrus ciliaris B-M B-M Buena Pobre Carpeta H. ancha Axonopus compresus M M Regular Buena Carpeta H. angosta Axonopus affinis M M Regular Regular Coloniao Panicum maximum M M Pobre Buena Elefante Pennisetum purpureum G G Pobre Regular Estrella Sto. Domingo Cynodon nlemfuensis B M Excelente Regular Estrella surinam Cynodon nlemfuensis B M Excelente Regular Gatton panic Panicum maximum G A Pobre Regular Grama común Cynodon dactylon B M Excelente Regular Grama o campo Paspalum dilatatum M-G M-A Pobre Buena Gordura Melinis minutiflora B-M B-M Pobre Pobre Guinea o zacatón Panicum maximum M-G M-A Pobre Regular Imperial Axonopus scoparius M-A M-A Pobre Regular Jaragua Hyparrhenia rufa B M Pobre Regular Kikuyo Penisetum candestinum G A Pobre Regular Makarikariense Panicum coloratum G A Buena Regular Makueni Panicum maximum G A Pobre Regular Merkeron Pennisetum merkeri G A Pobre Regular Pangola Digitaria decumbens G A Pobre Regular Panizo azul Panicum antidotale G A Regular Pobre Pará Brachiaria mutica M-G M-A Regular Excelente Pentsii Digitaria pentsii G A Pobre Buena Plicatulum Paspalum plicatulum M-G M-A Pobre Buena Pollock Panicum coloratum M-G M-A Buena Regular Remolino Paspalum spp. M-G M-A Pobre Buena Rhodes Chloris gayana B-M B-M Buena Regular Rhodes pioneer Chloris gayana M-G M-A Buena Regular Ruzi o congo Brachiaria ruziziensis G M-A Buena Regular Scrobic Paspalum comersonii M-G A Pobre Buena Señal Brachiaria decumbens M-G M-A Pobre Regular Setaria kazangula Setaria anceps G A Pobre Regular Setaria nandi Setaria anceps G A Pobre Regular Setaria narok Setaria anceps G A Pobre Regular sorgo colón Sorghum almum M-G A Pobre Pobre Spears grass Heteropogon contortus B B Pobre Pobre Taiwan Pennisetum spp. G A Pobre Regular
  • 39. 39 Nombre común Nombre científico Profundidad 1/ Fertilidad 2/ Tolerancia Salinidad o acidez Inundaciones GRAMINEAS Transval Digitaria smutzii G A Regular Buena Urochloa Urochloa mosambisensis B-M B-M Pobre Pobre LEGUMINOSAS Archer Dolichos axilliaris M M Buena Pobre Calopo Caloponium mucunoides M M Regular Regular Centro Centrosema pubescens M A Regular buena Centro Centrosema plumieri M-G M-A Pobre Regular Centro de cuaji Centrosema spp M-G M-A Pobre Pobre Chícharo de agua Aeschynomene falcata M B-M Regular Excelente Chícharo de vaca Vigna sinensi G A Regular Regular Desmodium hetero Desmodium heterophyllum M M Buena Buena Desmodium H. plateada D. uncinatum M M Excelente Buena Desmodium H. verde D. intortum M M Buena Regular Frijol Fasey Macroptilium lathyroides M M Buena Excelente Frijol marino Vigna luteola M M Regular Excelente Frijol terciopelo Stizolobium deerengianum B-M B-M Regular Pobre Frijolillo de campeche Galactia striata B-M B-M Regular Pobre Glycine clarence Neonotonia wightii G A Pobre Pobre Glycine Cooper Neonotonia wightii G A Pobre Pobre Glycine Tinaroo Neonotonia wightii G A Pobre Pobre Guaje o huaxin Leucaena leucocephala B-M B-M Pobre Pobre Kudzú Pueraria phaseoloides M-G M-A Excelente Buena Lablab Dolichos lablab B-M B-M Excelente Regular Leichhardt D. uniflorus M M Regular Pobre Lespedeza Lezpedeza striata B-M B-M Regular Regular Lotononis Lotononis bainesii M M Excelente Excelente Siratro Macroptilium atropurpureum M M Buena Regular Styloshantes Stylosanthes gracilis B-M B-M Buena Regular Stylo Caribe S. hamata B B Buena Pobre Townsville stylo S. humilis B-M B-M Buena Pobre 1/ 2/ B= Delegada B= Baja M= Mediana M= Mediana G= Buena G= Alta A= Excelente A= Muy alta
  • 40. 40 ANEXO 4. ADAPTACIÓN AL SUELO DE LAS ESPECIES FORRAJERAS DE CLIMAS TEMPLADO, ÁRIDO Y SEMIÁRIDO Nombre común Nombre científico Profundidad 1/ Fertilidad 2/ Tolerancia Salinidad o acidez Inundaciones GRAMINEAS Alcalino Sporobolus airoides B-M B-M Regular alicia Cynodon dactylon M-A B-M Buena Regular Azul de Kentucky Poa pratensis M-G M-A Pobre Pobre Ballico anual Lolium multiflorum M-G M-A Buena Pobre Ballico perenne Lolium perenne M-G M-A Buena Pobre Banderilla Bouteloua curtipendula B-M B-M Pobre Pobre Borreguero Tridens pulchellus B-M B-M Regular Pobre Bromo Bromus catharticus M-G M-A Pobre Pobre Bromo suave Bromus inermis M-G M-A Pobre Pobre Búfalo Bouteloua dactyloides B-M B-M Pobre Pobre Buffel Cenchrus ciliaris B-M B-M Buena Pobre Festuca Festuca arundinacea M-G M-A Regular Buena Johnson Sorghum halepense M-G M-A Buena Pobre Kikuyo Pennisetum clandestinum M-G M-A Pobre Pobre Llorón Eragrostis curvula M-G M-A Regular Pobre Navajita azul Bouteloua gracilis B-M B-M Pobre Pobre Navajita morada Bromus chondrosoides B-M B-M Pobre Pobre Rhodes Chloris gayana B-M B-M Buena Pobre Orchard Dactylis glomerata M-G M-A Pobre Pobre Salado Distichlis spicata B-M B-M Excelente Excelente Toboso Hilaria mutica B-M B-M Regular Pobre Tres barbas Aristida adsensionis B-M B-M Regular Pobre LEGUMINOSAS Alfalfa Medicago sativa G A Pobre Pobre Carretilla Medicago hirsuta M-G M-A Pobre Pobre Ebo Veza spp M-G M-A Pobre Regular Garbanzo Cicer arietinum G M-A Pobre Leucaena Leucaena leucocephala M-G M-A Pobre Lotononis Lotononis bainesii B-M B-M Regular Lotus Lotus spp M-A M Regular Melilotus Melilotus spp M-A M Pobre Tréboles Trifolium spp B-M M-A Pobre 1/ 2/ B= Delegada B= Baja M= Media M= Media G= Buena G= Alta A= Excelente A= Muy alta
  • 41. 41 ANEXO 5. CARACTERÍSTICAS DE LA SIEMBRA DE ALGUNAS ESPECIES FORRAJERAS DE CLIMA TEMPLADO, ÁRIDO Y SEMIÁRIDO Nombre común Nombre científico Densidad de siembra (kg/ha) Época de siembra Manejo Profundidad de siembra (cm) GRAMINEAS Cenchrus pauciflorus 6 a 9 Inicio de lluvias T 3 a 5 Alcalino Sporobolus airoides 6 a 9 Inicio de lluvias T 1 a 2 Alicia Cynodon dactylon 1 a 1.5 ton M.V. Mayo-Junio R y T 5 a 10 Azul de Kentucky Poa pratensis 15 a 20 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.3 Ballico anual Lolium multiflorum 25 a 40 Junio a Noviembre R y T 2 a 3 Ballico perenne Lolium perenne 25 a 40 Septiembre a Diciembre R 2 a 3 Banderilla Bouteloua curtipendula 15 a 25 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.5 Bromo Bromus catharticus 5 a 9 Inicio de lluvias T 0.5 a 1 Bromo suave Bromus inermis 20 a 30 Mayo-Junio T 0.5 a 1 Búfalo Bouteloua dactyloides 1.5 ton M.V. Mayo-Junio T 5 a 7 Buffel Cenchrus ciliaris 5 a 10 Marzo- septiembre T 5 a 8 Festuca Festuca arundinacea 10 a 20 Junio a Noviembre R y T 1 a 2 Johnson Sorghum halepense 25 a 30 Mayo-Junio T 5 a 8 Kikuyo Pennisetum clandestinum 1 a 1.5 ton M.V. Mayo- Octubre R y T 5 a 10 Navajita morada Bromus chondrosoides 8 a 10 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.5 Navajita negra Bromus eriopoda 8 a 10 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.5 Navajita velluda Bromus hirsuta 8 a 10 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.5 Orchard Dactylis glomerata 15 Inicio de lluvias R y T 0.5 a 2 Salado Distichlis spicata 6 a 9 Mayo-Junio T 0.5 a 1 Toboso Hilaria mutica 6 a 9 Inicio de lluvias T 0.5 a 1.5 Tres barbas Aristida adsensionis 6 a 9 Inicio de lluvias T 0.5 a 1 LEGUMINOSAS Alfalfa Medicago sativa 25 a 40 Mayo -Diciembre R y T 0.5 a 2 Carretilla Medicago hirsuta 25 a 40 Mayo- Junio R y T 0.5 a 1 Ebo Veza spp 40 a 70 Junio-Noviembre R y T 5 a 10 Garbanzo Cicer arietinum 60 a 70 Agosto-Septiembre T 5 a 10 Leucaena Leucaena leucocephala 8 a 12 Junio-Septiembre R y T 5 a 8 Lotononis Lotononis bainesii 5 a 9 Junio-Septiembre R y T 0.5 a 1 Lotus Lotus spp 4 a 6 Inicio de lluvias T 1 a 2 Melilotus Melilotus spp 4 a 6 Inicio de lluvias T 1 a 2 Tréboles Trifolium spp 4 a 6 R y T 2 a 3 R= Riego T= Temporal