INSTITUTO	
  BIBLICO	
  www.descubrelabiblia.org
Nivel	
  Intermedio
Notas	
  de	
  Hechos	
  19-­‐20	
  Frutos	
  de	
  u...
Jer.3.6. Me dijo Jehová en días del rey Josías: ¿Has visto lo que ha hecho la rebelde
Israel? Ella se va sobre todo monte ...
Hec.2.7. Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos
estos que hablan?
Hec.2.8. ¿Cómo, pues...
Efe.2.16. y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo,
matando en ella las enemistades.
Efe.2.17. Y ...
Hec.19.14. Había siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes,
que hacían esto.
Hec.19.15. Pero respondiend...
Hec.19.24. Porque un platero llamado Demetrio, que hacía de plata
templecillos de Diana, daba no poca ganancia a los artíf...
Hec.19.28. Cuando oyeron estas cosas, se llenaron de ira, y gritaron,
diciendo: ¡Grande es Diana de los efesios!
Hec.19.29...
Hec.19.40. Porque peligro hay de que seamos acusados de sedición por
esto de hoy, no habiendo ninguna causa por la cual po...
Hec.20.9. y un joven llamado Eutico, que estaba sentado en la ventana,
rendido de un sueño profundo, por cuanto Pablo dise...
Hec.20.22. Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber
lo que allá me ha de acontecer;
Hec.20.23. sa...
Hec.20.32. Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su
gracia, que tiene poder para sobreedificaros y da...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

19 Hechos 19 20 Frutos de un ministerio genuino

1.583 visualizaciones

Publicado el

www.descubrelabiblia.org

Publicado en: Educación
0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.583
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
467
Acciones
Compartido
0
Descargas
85
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

19 Hechos 19 20 Frutos de un ministerio genuino

  1. 1. INSTITUTO  BIBLICO  www.descubrelabiblia.org Nivel  Intermedio Notas  de  Hechos  19-­‐20  Frutos  de  un  ministerio  genuino.   (Biblia  RVA  60) Introducción:  Yeshua  dijo   que   en  los  últimos  tiempos  habría   falsos  maestros,  ¿como  podemos   evaluar  el  fruto  y  discernir  la  verdad  de  la  mentira?  en  esta  época  de  tanta   información  ¿como   podremos  saber  si  un  ministerio  es  genuino?  Este  estudio  nos  dará  la  respuesta.... Hec.19.1. Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando a ciertos discípulos, Hec.19.2. les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. - Esta pregunta tiene que ver con la renovación del pacto y re-injerto de la casa de Israel, es decir una conversión y retorno completo al pacto de Moises. Jer.31.31. He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. Jer.31.32. No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. Jer.31.33. Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.
  2. 2. Jer.3.6. Me dijo Jehová en días del rey Josías: ¿Has visto lo que ha hecho la rebelde Israel? Ella se va sobre todo monte alto y debajo de todo árbol frondoso, y allí fornica. Jer.3.7. Y dije: Después de hacer todo esto, se volverá a mí; pero no se volvió, y lo vio su hermana la rebelde Judá. Jer.3.8. Ella vio que por haber fornicado la rebelde Israel, yo la había despedido y dado carta de repudio; pero no tuvo temor la rebelde Judá su hermana, sino que también fue ella y fornicó. Jer.3.9. Y sucedió que por juzgar ella cosa liviana su fornicación, la tierra fue contaminada, y adulteró con la piedra y con el leño. Jer.3.10. Con todo esto, su hermana la rebelde Judá no se volvió a mí de todo corazón, sino fingidamente, dice Jehová. Jer.3.11. Y me dijo Jehová: Ha resultado justa la rebelde Israel en comparación con la desleal Judá. Jer.3.12. Ve y clama estas palabras hacia el norte, y di: Vuélvete, oh rebelde Israel, dice Jehová; no haré caer mi ira sobre ti, porque misericordioso soy yo, dice Jehová, no guardaré para siempre el enojo. Jer.3.13. Reconoce, pues, tu maldad, porque contra Jehová tu Dios has prevaricado, y fornicaste con los extraños debajo de todo árbol frondoso, y no oíste mi voz, dice Jehová. Jer.3.14. Convertíos, hijos rebeldes, dice Jehová, porque yo soy vuestro esposo; y os tomaré uno de cada ciudad, y dos de cada familia, y os introduciré en Sion; Jer.3.15. y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia. Jer.3.1. Dicen: Si alguno dejare a su mujer, y yéndose ésta de él se juntare a otro hombre, ¿volverá a ella más? ¿No será tal tierra del todo amancillada? Tú, pues, has fornicado con muchos amigos; mas ¡vuélvete a mí! dice Jehová. - De modo que Pablo les pregunta a los Efésios si ya experimentaron esta promesa, si de manera sobrenatural recibieron el Espíritu y comenzaron a recitar la torah y a ponerla por obra, veamos un ejemplo previo: Hec.2.1. Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Hec.2.2. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; Hec.2.3. y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Hec.2.4. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Hec.2.5. Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. Hec.2.6. Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua.
  3. 3. Hec.2.7. Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? Hec.2.8. ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? Hec.2.9. Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, Hec.2.10. en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, Hec.2.11. cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. - De modo que estos Galileos como representantes de las 10 tribus del Norte estaban repitiendo con su boca las maravillas de Dios, la palabra escrita ahora en sus corazones, de la abundancia del corazón habla la boca... Hec.19.3. Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. Hec.19.4. Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. - El bautismo de Juan era para el remanente identificado de Israel, los que no habían perdido la identidad hebrea, pero los griegos (Efesios, Corintios, Filipenses, Romanos, etc. etc.) Debian primero convertirse. Hec.19.5. Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. - Conversión oficial al judaísmo de Yeshua, haciéndose ciudadanos de la Nación de Israel bajo la dinastía de David. Efe.2.11. Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne. Efe.2.12. En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Efe.2.13. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Efe.2.14. Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, Efe.2.15. aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,
  4. 4. Efe.2.16. y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades. Efe.2.17. Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca; Efe.2.18. porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. Efe.2.19. Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, Efe.2.20. edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, Efe.2.21. en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; Efe.2.22. en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu. Hec.19.6. Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. - Hablaban la Torah... Hec.19.7. Eran por todos unos doce hombres. - Los gentiles que están lejos completaran las 12 tribus de Israel... Hec.19.8. Y entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios. Hec.19.9. Pero endureciéndose algunos y no creyendo, maldiciendo el Camino delante de la multitud, se apartó Pablo de ellos y separó a los discípulos, discutiendo cada día en la escuela de uno llamado Tiranno. - Dios endureció temporalmente a la casa de Juda para promover el trabajo apostólico entre las naciones. (Rom 9-11) Hec.19.10. Así continuó por espacio de dos años, de manera que todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos, oyeron la palabra del Señor Jesús. Hec.19.11. Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, Hec.19.12. de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían. Hec.19.13. Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo.
  5. 5. Hec.19.14. Había siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes, que hacían esto. Hec.19.15. Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois? Hec.19.16. Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos. Hec.19.17. Y esto fue notorio a todos los que habitaban en Efeso, así judíos como griegos; y tuvieron temor todos ellos, y era magnificado el nombre del Señor Jesús. Hec.19.18. Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos. Hec.19.19. Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su precio, hallaron que era cincuenta mil piezas de plata. - Plata equivalente al salario anual de 150 hombres. - No lo vendieron, ni siquiera lo regalaron, lo destruyeron. Hec.19.20. Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor. - Fruto de destruir toda la literatura, entretenimiento, religión, filosofia que cautiva los pensamientos. - Moraleja: Si no tienes suficiente hambre de la palabra de Dios, si la palabra no te resulta poderosa en tu vida, lo mas probable es que tienes demasiada literatura y distracciones chatarra que es necesario destruir... - Este es un verdadero fruto de arrepentimiento de la casa de Israel... Hec.19.21. Pasadas estas cosas, Pablo se propuso en espíritu ir a Jerusalén, después de recorrer Macedonia y Acaya, diciendo: Después que haya estado allí, me será necesario ver también a Roma. - La fe de Jerusalen tiene que conquistar a Roma... Hec.19.22. Y enviando a Macedonia a dos de los que le ayudaban, Timoteo y Erasto, él se quedó por algún tiempo en Asia. Hec.19.23. Hubo por aquel tiempo un disturbio no pequeño acerca del Camino.
  6. 6. Hec.19.24. Porque un platero llamado Demetrio, que hacía de plata templecillos de Diana, daba no poca ganancia a los artífices; http://es.wikipedia.org/wiki/Templo_de_Artemisa_(Éfeso) El Templo de Artemisa fue un templo ubicado en la ciudad de Éfeso, Turquía, dedicado a la diosa Artemisa, denominada Diana por los romanos. Su construcción fue comenzada por el rey Creso de Lidia y duró unos 120 años. El templo de Artemisa se encontraba en la antigua ciudad de Éfeso, a unos 50 km al sur de la moderna ciudad portuaria de Esmirna, en Turquía, en el valle a los pies de Ayasoluk. A Artemisa, hermana de Apolo, se le rendía en Éfeso un culto en cierto modo prehelenístico, representando más la fertilidad que la virginidad que significaba para los griegos. A la diosa se la representa con una corona amurallada, símbolo de Cibeles, y, al igual que ella, la Artemisa de Éfeso era servida por esclavas llamadas megabyzae. Salvaje, independiente y de una fuerza y belleza superiores. Así aparecía Artemisa, la diosa de la fertilidad, la caza y la guerra, en la mitología griega. Hija de Zeus y hermana gemela de Apolo, es una de las doce grandes divinidades olímpicas. Artemisa era una diosa indomable, que no sólo daba la vida, sino que también la quitaba. En su honor, y para apaciguarla, el rey Creso de Lidia mandó erigir el templo de Artemisa en Éfeso. En el interior de este santuario se hallaba la estatua de Artemisa, una obra de dos metros de altura en madera de vid revestida con plata y oro. Hec.19.25. a los cuales, reunidos con los obreros del mismo oficio, dijo: Varones, sabéis que de este oficio obtenemos nuestra riqueza; Hec.19.26. pero veis y oís que este Pablo, no solamente en Efeso, sino en casi toda Asia, ha apartado a muchas gentes con persuasión, diciendo que no son dioses los que se hacen con las manos. Hec.19.27. Y no solamente hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida la majestad de aquella a quien venera toda Asia, y el mundo entero. - La fe hebrea era y sigue siendo una amenaza para la idolatría, negocio e inmoralidad de las falsas religiones...
  7. 7. Hec.19.28. Cuando oyeron estas cosas, se llenaron de ira, y gritaron, diciendo: ¡Grande es Diana de los efesios! Hec.19.29. Y la ciudad se llenó de confusión, y a una se lanzaron al teatro, arrebatando a Gayo y a Aristarco, macedonios, compañeros de Pablo. - La falsa religión solo produce ira, violencia y confusión... Hec.19.30. Y queriendo Pablo salir al pueblo, los discípulos no le dejaron. Hec.19.31. También algunas de las autoridades de Asia, que eran sus amigos, le enviaron recado, rogándole que no se presentase en el teatro. - Valor y pasión del apóstol Pablo por los gentiles... Hec.19.32. Unos, pues, gritaban una cosa, y otros otra; porque la concurrencia estaba confusa, y los más no sabían por qué se habían reunido. Hec.19.33. Y sacaron de entre la multitud a Alejandro, empujándole los judíos. Entonces Alejandro, pedido silencio con la mano, quería hablar en su defensa ante el pueblo. - La comunidad judía de Efeso manda a su dirigente Alejandro a aclarar que no tienen nada que ver con Pablo, para evitar ser perseguidos como siempre... - Por eso el judaísmo dejo de ser proselitista, por esta clase de reacciones... Hec.19.34. Pero cuando le conocieron que era judío, todos a una voz gritaron casi por dos horas: ¡Grande es Diana de los efesios! Hec.19.35. Entonces el escribano, cuando había apaciguado a la multitud, dijo: Varones efesios, ¿y quién es el hombre que no sabe que la ciudad de los efesios es guardiana del templo de la gran diosa Diana, y de la imagen venida de Júpiter? Hec.19.36. Puesto que esto no puede contradecirse, es necesario que os apacigüéis, y que nada hagáis precipitadamente. Hec.19.37. Porque habéis traído a estos hombres, sin ser sacrílegos ni blasfemadores de vuestra diosa. Hec.19.38. Que si Demetrio y los artífices que están con él tienen pleito contra alguno, audiencias se conceden, y procónsules hay; acúsense los unos a los otros. Hec.19.39. Y si demandáis alguna otra cosa, en legítima asamblea se puede decidir.
  8. 8. Hec.19.40. Porque peligro hay de que seamos acusados de sedición por esto de hoy, no habiendo ninguna causa por la cual podamos dar razón de este concurso. Hec.19.41. Y habiendo dicho esto, despidió la asamblea. - Dicho Alboroto podía ser interpretado como una rebelión contra Roma, lo cual causaría una batalla innecesaria... Hec.20.1. Después que cesó el alboroto, llamó Pablo a los discípulos, y habiéndolos exhortado y abrazado, se despidió y salió para ir a Macedonia. - Pablo sin duda se siente sumamente desilusionado de su comunidad judía en Efeso, quien se desligo de su predicación y proselitismo hacia los gentiles... - Pero se consoló con los discípulos... Hec.20.2. Y después de recorrer aquellas regiones, y de exhortarles con abundancia de palabras, llegó a Grecia. Hec.20.3. Después de haber estado allí tres meses, y siéndole puestas asechanzas por los judíos para cuando se embarcase para Siria, tomó la decisión de volver por Macedonia. - Los judíos que se oponían al mensaje de Pablo de predicar a los gentiles debido a los problemas de antisemitismo que causaba... Hec.20.4. Y le acompañaron hasta Asia, Sópater de Berea, Aristarco y Segundo de Tesalónica, Gayo de Derbe, y Timoteo; y de Asia, Tíquico y Trófimo. Hec.20.5. Estos, habiéndose adelantado, nos esperaron en Troas. - Pablo ya anda rodeado de gentiles conversos aquí... Hec.20.6. Y nosotros, pasados los días de los panes sin levadura, navegamos de Filipos, y en cinco días nos reunimos con ellos en Troas, donde nos quedamos siete días. Hec.20.7. El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche. Hec.20.8. Y había muchas lámparas en el aposento alto donde estaban reunidos;
  9. 9. Hec.20.9. y un joven llamado Eutico, que estaba sentado en la ventana, rendido de un sueño profundo, por cuanto Pablo disertaba largamente, vencido del sueño cayó del tercer piso abajo, y fue levantado muerto. Hec.20.10. Entonces descendió Pablo y se echó sobre él, y abrazándole, dijo: No os alarméis, pues está vivo. - El profeta Eliseo hizo algo parecido (2 Rey 4) Hec.20.11. Después de haber subido, y partido el pan y comido, habló largamente hasta el alba; y así salió. - Prueba contundente de que se reunían el sábado por la tarde, no el domingo por la mañana... Hec.20.12. Y llevaron al joven vivo, y fueron grandemente consolados. Hec.20.13. Nosotros, adelantándonos a embarcarnos, navegamos a Asón para recoger allí a Pablo, ya que así lo había determinado, queriendo él ir por tierra. Hec.20.14. Cuando se reunió con nosotros en Asón, tomándole a bordo, vinimos a Mitilene. Hec.20.15. Navegando de allí, al día siguiente llegamos delante de Quío, y al otro día tomamos puerto en Samos; y habiendo hecho escala en Trogilio, al día siguiente llegamos a Mileto. Hec.20.16. Porque Pablo se había propuesto pasar de largo a Efeso, para no detenerse en Asia, pues se apresuraba por estar el día de Pentecostés, si le fuese posible, en Jerusalén. Hec.20.17. Enviando, pues, desde Mileto a Efeso, hizo llamar a los ancianos de la iglesia. Hec.20.18. Cuando vinieron a él, les dijo: Vosotros sabéis cómo me he comportado entre vosotros todo el tiempo, desde el primer día que entré en Asia, Hec.20.19. sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, y pruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos; Hec.20.20. y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas, Hec.20.21. testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.
  10. 10. Hec.20.22. Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; Hec.20.23. salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. Hec.20.24. Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. - Pablo arriesgo el ser expulsado de las comunidades judías, y aun su propia vida por compartir el mensaje a los gentiles y aceptarles como parte del pueblo de Israel... - Heb.13.12. Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta. Heb.13.13. Salgamos, pues, a él, fuera del campamento, llevando su vituperio; Heb.13.14. porque no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir. Hec.20.25. Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro. Hec.20.26. Por tanto, yo os protesto en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos; Hec.20.27. porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios. - Esto solo lo puede decir alguien que enseñó verso por verso toda la Biblia... Hec.20.28. Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Hec.20.29. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Hec.20.30. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. - Profecía sobre los padres de la iglesia (Constantino, Crisostomo, Origenes, Tertuliano, Lutero, etc. etc) que dieron origen al catolicismo y el protestantismo que apartaría a las ovejas del Pastor de Israel (Ezequiel 34) Hec.20.31. Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.
  11. 11. Hec.20.32. Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados. - Solo el estudio diligente de todo el consejo de Dios, de la palabra completa verso por verso te puede edificar y darte herencia con el pueblo Santo de Israel... Hec.20.33. Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. - Pablo jamas le cobró a nadie por enseñar, jamás pidió nada para el... Hec.20.34. Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido. Hec.20.35. En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir. - Tremendo ejemplo de ministerio, de vivir para dar y servir sin esperar nada a cambio... Hec.20.36. Cuando hubo dicho estas cosas, se puso de rodillas, y oró con todos ellos. - Así oraban los judíos en esta época, como Salomon, como Daniel... Hec.20.37. Entonces hubo gran llanto de todos; y echándose al cuello de Pablo, le besaban, Hec.20.38. doliéndose en gran manera por la palabra que dijo, de que no verían más su rostro. Y le acompañaron al barco. - Frutos de un ministerio de amor y enseñanza de la palabra... 1. Pasión por las multitudes para injertarlas a Israel, cueste lo que cueste. 2. Enseñanza paciente y abundante de TODA la palabra de Dios. 3. Renuncia a expectativas de ganancia personal y siembra gratuita y desinteresada. 4. Amor por los discípulos. 5. Gratitud de los discípulos... ORACION...

×