SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 3
Descargar para leer sin conexión
SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL
Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón
07
LA NATURALEZA DEL HOMBRE
Cuando Dios decidió crear a los seres humanos a su imagen (Gén 1:26, 27), tomó
una porción de la tierra que había creado y le dio la forma que deseaba. Pero esa
vida carecía aún de vida. Entonces Jehová “sopló en su nariz aliento de vida” (2:7)
De este modo Dios le dio a la raza humana la chispa de vida, el principio de vida.
Esto es lo que hace que los humanos sean individuos conscientes e inteligentes. El
polvo de la tierra unido al soplo de vida se transforma en un ser viviente. Sin esta
combinación no hay vida ni existencia, así como no la hubo en la forma que tuvo Adán
hasta que Dios puso en él el aliento de vida. Para que el “alma” pudiera existir,
eran necesarios el cuerpo (polvo) y el espíritu (soplo de vida).
¿Qué clase de ser viviente llegó a ser el hombre? Los animales comparten con los
humanos los ingredientes en la “recetas” de la vida: el polvo de la tierra y el soplo de
vida (cap. 7:21, 22). Pero los seres humanos están en una clase aparte pues sólo ellos
fueron creados a la imagen de Dios. Se le otorgado un tipo especial de inteligencia,
un tipo que no poseen los animales. Física, mental y espiritualmente el hombre
refleja la imagen de Dios. Se caracteriza por una individualidad que tiene la facultad
de pensar, actuar y responder al amor de Dios.
El ser humano es una totalidad. Aunque fuimos creados como seres libres, cada uno de
nosotros es una unidad indivisible de cuerpo, mente y alma, dependiente de Dios para
la vida, el aliento y todo lo demás. Pero Dios concedió a los seres perfectos que había
creado la mayor de las dádivas: la facultad de elección. Sin oportunidades para elegir,
los humanos nunca podrían desarrollar un carácter moral o servir a Dios por amor. Al
darles ese don el Señor corrió el riesgo de que pudieran emplear mal esta facultad.
Cuando nuestros primeros padres le desobedecieron, negaron su dependencia de Él.
Al hacer esto perdieron la capacidad que se les había otorgado de vivir física,
mental, social y espiritualmente como Dios había querido que lo hicieran. Debido al
pecado, las leyes de la herencia, que originalmente fueron una gran bendición
para la raza humana, se transformaron en un mecanismo por el cual las
tendencias pecaminosas también se heredan.
La imagen de Dios según la cual fuimos creados ha sido deteriorada por el pecado.
Todos nosotros compartimos una naturaleza caída y pecaminosa, y sus consecuencias
degenerativas. Es imposible para nosotros, confiando en nuestra propia fortaleza,
rechazar las exigencias de nuestra naturaleza. Heredamos la tendencia al pecado.
Nuestro corazón es “engañoso” “más que todas las cosas, y perverso” (Jer 17:9). Para
colmo, cada uno de nosotros ha pecado. “No hay justo, ni aun uno” (Rom 3:10, 23).
Además, Satanás saca provecho de nuestras debilidades heredadas y nuestras
tendencias pecaminosas para atraparnos en el pecado.
Pero Dios en Cristo reconcilió al mundo a sí mismo y por su Espíritu restaura en los
humanos la imagen del Creador. Perdona nuestros pecados librándonos de la culpa y
la vergüenza, y nos restablece a su compañerismo (Luc 4:18; 1 Juan 1:9; 3:1, 2). Para
hacer frente al problema de nuestra naturaleza pecaminosa Él la transforma (Rom
12:12): hace de nosotros nuevas criaturas (2 Cor 5:17) y cambia nuestra manera
de obrar. Este cambio se denomina nuevo nacimiento (Juan 1:12, 13; 3:3).
SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL
Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón
Una de las consecuencias del pecado para la humanidad fue que la muerte entraría al
mundo; los seres humanos se hicieron mortales (Gén 3:3; Rom 6:23).
A causa del pecado todos los que nacen en este mundo están sometidos a la primera
muerte, pero ésta no es la última “paga del pecado”. La paga real de éste es la segunda
muerte, la que da por resultado el olvido eterno. Es lo opuesto a la vida eterna. Pero
sólo los que elijan seguir una vida pecaminosa la sufrirán. Dios ha provisto una plan
por el cual los humanos pueden escapar de esa “paga”. Cuando aceptamos a Cristo
como nuestro Salvador personal, aceptamos la vida que fue suya porque Él tomó sobre
sí la muerte que era nuestra. Luego de nuestra muerte resucitaremos para inmortalidad.
La caída de Adán y Eva afectó su libertad de elección y la de sus descendientes. El
pecado reina en nuestros cuerpos mortales (Rom 6:12). Por naturaleza somos sus
siervos o esclavos (vers. 17). Estamos bajo el dominio del pecado y de la muerte. Pero
cuando Cristo entra en nuestras vidas, nos libra del imperio del pecado y nos da
poder para escoger liberarnos de éste. En lugar de la muerte tenemos la promesa de
vida eterna (vers. 7-23).
Lectura Auxiliar: Gén 3; Sal 8:4-8; 51:5; Ecl 12:14; Eze 18; Rom 5: 12-17; 7; 1 Cor
15:22; 2 Cor 5: 19, 20; Efe 2: 2-5.
08
EL GRAN CONFLICTO
La humanidad entera es parte de un conflicto de proporciones extraordinarias entre
Cristo y Satanás en relación con el carácter de Dios, su ley y su soberanía.
Según las Escrituras, muchos miles de años atrás, antes que este mundo fuese creado,
el mal se originó misteriosamente en el corazón de Lucifer, el ángel más exaltado
del cielo. La culpa no fue de Dios pues Lucifer fue creado perfecto (Eze 28:15). Pero
aparentemente éste no estaba satisfecho con su posición. Pensaba que se le debían
rendir los mismos honores que al Señor, particularmente el Hijo (Isa 14:12-14).
Permitió que lo dominaran pensamientos de envidia y celos.
Él debería haber rechazado esos pensamientos. Debería haber conocido que como ser
creado no tenía derecho alguno al homenaje otorgado a la Divinidad. Pero no lo
reconoció. En cambio, albergó pensamientos malignos y los confió a los ángeles, sus
compañeros. Evidentemente no dijo abiertamente: “Yo estoy celoso de Cristo”.
Probablemente formuló preguntas destinadas a sembrar las semillas del descontento y
del desafecto. “¿No les parece que el cielo está estructurado demasiado rígidamente?
¿Por qué el gobierno de Dios necesita leyes? No veo por qué los seres santos deban
necesitarlas. No creo que Dios nos ame como dice; se siente satisfecho dando
órdenes. Es injusto y arbitrario”.
Esta clase de sugerencias e insinuaciones continuaron hasta que la tercera parte de los
ángeles estuvo sólidamente comprometida con Lucifer. Engañados por su canto de
sirena, los ángeles rebeldes pensaron que podían establecer un gobierno superior
al de Dios.
Con infinita paciencia el Señor intentó explicar sus acciones y persuadir a Lucifer y
sus simpatizantes a abandonar el rumbo calamitoso que estaban siguiendo. Procuró
SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL
Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón
poner en claro que las leyes del Cielo están basadas en el amor y son esenciales
para la felicidad. Pero Lucifer y sus rebeldes compañeros fueron intransigentes; se
negaron a aceptar las explicaciones de Dios o responder a sus súplicas.
Las Escrituras dicen que la crisis continuó hasta que “hubo una gran batalla en el
cielo” (Apoc 12:7-9). Lucifer y sus simpatizantes lucharon contra Cristo y los ángeles
fieles tratando de tomar el trono de Dios. Pero fueron vencidos y expulsados del cielo.
El Señor no destruyó inmediatamente a Lucifer y sus seguidores, sino que les dio
tiempo y oportunidad para demostrar si sus acusaciones en contra de su carácter y
de la ley eran justificadas. En la tierra el Señor había colocado a Adán y Eva en el
Jardín del Edén y había previsto una prueba de carácter de modo que ellos pudiesen
demostrar su lealtad a Dios. La prueba era sencilla: Apartó un árbol del Jardín y dijo
a la pareja que no comiera de él (Gén 2:16, 17); la desobediencia causaría la muerte.
Lucifer (hoy llamado Satanás) vio en esto la oportunidad para tentar a la santa
pareja a que comiera el fruto y así se uniese a la rebelión.
Adán y Eva cedieron a la tentación de Satanás. Por misericordia Dios les perdonó la
vida para que pudiesen tener la oportunidad de arrepentirse, pero la pena por haber
quebrantado la ley de Dios debía cumplirse. De modo que Dios ofreció a su propio
Hijo para que viniera a la tierra y muriese como sustituto divino tomando el lugar de
los pecadores. También se predijo un conflicto continuo entre el bien y el mal. (3:15)
A medida que el tiempo transcurrió, las consecuencias del pecado resultaron cada
vez más evidentes, no solo en la raza humana sino en toda la naturaleza. Y los
principios defendidos por Satanás produjeron una cosecha de perversidad. Cuando
Satanás impulsó a los seres humanos a matar a Jesús, todos los habitantes de otros
mundos vieron claramente que Dios estaba en lo correcto y Satanás equivocado.
Todos comprendieron que Dios es amor y que su ley es justa y necesaria. Pero,
con el fin de dar a los habitantes de nuestro planeta amplias oportunidades de entender
los puntos en juego en la gran controversia y elegir de qué lado deseaban estar, Dios
permitió que el drama del pecado continuara por muchos siglos más.
Cristo probó por su muerte en la cruz y su vida sin pecado que la ley divina no
cambia y que puede ser guardada. Cuando la muerte y la resurrección de Cristo
hicieron posible la vida eterna, demostrando que Dios realmente amaba a todos, Dios
expulsó a Satanás del cielo para siempre. Pero Dios no destruyó a los rebeldes,
porque eso hubiera hecho que los humanos lo sirvieran por temor, y no por un
amor que se nutre en la libertad de elección. Y por eso esperamos que las
acusaciones de Satanás puedan ser vistas finalmente a la luz de la verdad.
Hoy el conflicto se aproxima a su fin. Con suma premura e Espíritu Santo y los
ángeles están procurando ayudar a la gente que optó ponerse del lado de Dios y es fiel
al Señor, a la justicia y a la verdad por encima de la vida misma. Las Escrituras dejan
en claro que el resultado final será la completa victoria de Dios, y la vindicación de
su carácter y ley. Pero hasta ese día, en que Él destruya a Satanás y sus seguidores y
purifique la tierra con fuego, el bien y el mal co-existirán, testimonio poderoso de que
esas fuerzas sobrenaturales están siguiendo su lucha iniciada siglos atrás en el cielo.
Lectura Auxiliar: Apoc 12:4-9; Isa 14:12-14; Eze 28:12-18; Gén 3; Rom 1:19-32;
5:12-21; 8:19, 22; Gén 6-8; 2 Ped 3:6; 1 Cor 4:9; Heb 1:14; CS, 546-558; HR, 13-
19; PP, 11-24.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

08 cristo nuestro sacerdote
08 cristo nuestro sacerdote08 cristo nuestro sacerdote
08 cristo nuestro sacerdotechucho1943
 
Lección 1 genesis
Lección 1 genesisLección 1 genesis
Lección 1 genesisJulio Rodas
 
Bosquejo Esquematizado del libro de Génesis
Bosquejo Esquematizado del libro de GénesisBosquejo Esquematizado del libro de Génesis
Bosquejo Esquematizado del libro de Génesiswilliams_aldana
 
Dios el hijo, su acencion y sacerdocio
Dios el hijo, su acencion y sacerdocioDios el hijo, su acencion y sacerdocio
Dios el hijo, su acencion y sacerdocioevangeliocompleto
 
01 santuario celestial
01 santuario celestial01 santuario celestial
01 santuario celestialchucho1943
 
Alegraos ante el señor el santuario y la adoracion powerpoint ptr nic garza
Alegraos ante el señor el santuario y la adoracion powerpoint ptr nic garzaAlegraos ante el señor el santuario y la adoracion powerpoint ptr nic garza
Alegraos ante el señor el santuario y la adoracion powerpoint ptr nic garzaPt. Nic Garza
 
Genesis Varios 1 11 3 Q08
Genesis Varios 1 11 3 Q08Genesis Varios 1 11 3 Q08
Genesis Varios 1 11 3 Q08guest1075a2
 
Estudio de genesis
Estudio de genesisEstudio de genesis
Estudio de genesisPedro Aguayo
 
¿Estan en el tercer cielo Enoc y Elias?
¿Estan en el tercer cielo Enoc y Elias?¿Estan en el tercer cielo Enoc y Elias?
¿Estan en el tercer cielo Enoc y Elias?Eliud Gamez Gomez
 
Estudio de la biblia wod an v1
Estudio de la biblia wod an v1Estudio de la biblia wod an v1
Estudio de la biblia wod an v1Francisco Ramos
 
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDLECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
1.como estudiar el libro de genesis
1.como estudiar el libro de genesis1.como estudiar el libro de genesis
1.como estudiar el libro de genesisArnaldo Rivera
 

La actualidad más candente (20)

7. antropología
7. antropología7. antropología
7. antropología
 
08 cristo nuestro sacerdote
08 cristo nuestro sacerdote08 cristo nuestro sacerdote
08 cristo nuestro sacerdote
 
6. angeología
6. angeología6. angeología
6. angeología
 
Lección 1 genesis
Lección 1 genesisLección 1 genesis
Lección 1 genesis
 
Bosquejo Esquematizado del libro de Génesis
Bosquejo Esquematizado del libro de GénesisBosquejo Esquematizado del libro de Génesis
Bosquejo Esquematizado del libro de Génesis
 
1 jesus incomparable
1 jesus incomparable1 jesus incomparable
1 jesus incomparable
 
Dios el hijo, su acencion y sacerdocio
Dios el hijo, su acencion y sacerdocioDios el hijo, su acencion y sacerdocio
Dios el hijo, su acencion y sacerdocio
 
01 santuario celestial
01 santuario celestial01 santuario celestial
01 santuario celestial
 
Alegraos ante el señor el santuario y la adoracion powerpoint ptr nic garza
Alegraos ante el señor el santuario y la adoracion powerpoint ptr nic garzaAlegraos ante el señor el santuario y la adoracion powerpoint ptr nic garza
Alegraos ante el señor el santuario y la adoracion powerpoint ptr nic garza
 
Es el santuario
Es el santuarioEs el santuario
Es el santuario
 
5. soteriología
5. soteriología5. soteriología
5. soteriología
 
Ciclo de enseñanza: El Santuario celestial
Ciclo de enseñanza: El Santuario celestialCiclo de enseñanza: El Santuario celestial
Ciclo de enseñanza: El Santuario celestial
 
Genesis Varios 1 11 3 Q08
Genesis Varios 1 11 3 Q08Genesis Varios 1 11 3 Q08
Genesis Varios 1 11 3 Q08
 
Estudio de genesis
Estudio de genesisEstudio de genesis
Estudio de genesis
 
¿Estan en el tercer cielo Enoc y Elias?
¿Estan en el tercer cielo Enoc y Elias?¿Estan en el tercer cielo Enoc y Elias?
¿Estan en el tercer cielo Enoc y Elias?
 
Lección: La Creación y la Caída
Lección: La Creación y la CaídaLección: La Creación y la Caída
Lección: La Creación y la Caída
 
Estudio de la biblia wod an v1
Estudio de la biblia wod an v1Estudio de la biblia wod an v1
Estudio de la biblia wod an v1
 
Leccion joven la expiacion ofrenda de purificacion
Leccion joven la expiacion ofrenda de purificacionLeccion joven la expiacion ofrenda de purificacion
Leccion joven la expiacion ofrenda de purificacion
 
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDLECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
LECTURA ORANTE: Cuarta Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
 
1.como estudiar el libro de genesis
1.como estudiar el libro de genesis1.como estudiar el libro de genesis
1.como estudiar el libro de genesis
 

Destacado

Amandine Degand : Le journalisme comme objet de recherche. Relecture de la so...
Amandine Degand : Le journalisme comme objet de recherche. Relecture de la so...Amandine Degand : Le journalisme comme objet de recherche. Relecture de la so...
Amandine Degand : Le journalisme comme objet de recherche. Relecture de la so...SFSIC Association
 
Complément medef contreparties
Complément medef contrepartiesComplément medef contreparties
Complément medef contrepartiesbusiboost
 
Journée cree 14 sept 2012 blog
Journée cree 14 sept 2012 blogJournée cree 14 sept 2012 blog
Journée cree 14 sept 2012 blogsylvianelauro
 
Pps secteur17 ok
Pps secteur17 okPps secteur17 ok
Pps secteur17 okZEGHBAB
 
Le baldesillusions
Le baldesillusionsLe baldesillusions
Le baldesillusionsVlad Gireada
 
Webquest Presentation
Webquest PresentationWebquest Presentation
Webquest PresentationLiamHe
 
Human Development Plus: Las Memorias
Human Development Plus: Las MemoriasHuman Development Plus: Las Memorias
Human Development Plus: Las MemoriasHermes Ruiz
 
Le sentier touristique de la Vallée du Rhin
Le sentier touristique de la Vallée du RhinLe sentier touristique de la Vallée du Rhin
Le sentier touristique de la Vallée du RhinMission Val de Loire
 
Découverte de la provence 2011
Découverte de la provence 2011Découverte de la provence 2011
Découverte de la provence 2011Francuski.fr
 
Travai ltic
Travai lticTravai ltic
Travai lticluziae
 
Jean Philippe D’Erceville : Langages de cartographie pour la construction et ...
Jean Philippe D’Erceville : Langages de cartographie pour la construction et ...Jean Philippe D’Erceville : Langages de cartographie pour la construction et ...
Jean Philippe D’Erceville : Langages de cartographie pour la construction et ...SFSIC Association
 
Stratégiénet cci aube_300611
Stratégiénet cci aube_300611Stratégiénet cci aube_300611
Stratégiénet cci aube_300611ludovic bour
 
OleWow - Solutions' Inventors
OleWow  - Solutions' InventorsOleWow  - Solutions' Inventors
OleWow - Solutions' InventorsHermes Ruiz
 

Destacado (20)

Amandine Degand : Le journalisme comme objet de recherche. Relecture de la so...
Amandine Degand : Le journalisme comme objet de recherche. Relecture de la so...Amandine Degand : Le journalisme comme objet de recherche. Relecture de la so...
Amandine Degand : Le journalisme comme objet de recherche. Relecture de la so...
 
Complément medef contreparties
Complément medef contrepartiesComplément medef contreparties
Complément medef contreparties
 
Journée cree 14 sept 2012 blog
Journée cree 14 sept 2012 blogJournée cree 14 sept 2012 blog
Journée cree 14 sept 2012 blog
 
J'emaile avec GMAIL
J'emaile avec GMAILJ'emaile avec GMAIL
J'emaile avec GMAIL
 
Pps secteur17 ok
Pps secteur17 okPps secteur17 ok
Pps secteur17 ok
 
Le baldesillusions
Le baldesillusionsLe baldesillusions
Le baldesillusions
 
23nov2008
23nov200823nov2008
23nov2008
 
Introducción a dropbox
Introducción a dropboxIntroducción a dropbox
Introducción a dropbox
 
Webquest Presentation
Webquest PresentationWebquest Presentation
Webquest Presentation
 
J'emaile avec GMAIL
J'emaile avec GMAILJ'emaile avec GMAIL
J'emaile avec GMAIL
 
Human Development Plus: Las Memorias
Human Development Plus: Las MemoriasHuman Development Plus: Las Memorias
Human Development Plus: Las Memorias
 
Monteil Cosmetics, 75 aniversario
Monteil Cosmetics, 75 aniversarioMonteil Cosmetics, 75 aniversario
Monteil Cosmetics, 75 aniversario
 
Le sentier touristique de la Vallée du Rhin
Le sentier touristique de la Vallée du RhinLe sentier touristique de la Vallée du Rhin
Le sentier touristique de la Vallée du Rhin
 
Découverte de la provence 2011
Découverte de la provence 2011Découverte de la provence 2011
Découverte de la provence 2011
 
Iniciar word 2010
Iniciar word 2010Iniciar word 2010
Iniciar word 2010
 
Trabajo 4
Trabajo 4Trabajo 4
Trabajo 4
 
Travai ltic
Travai lticTravai ltic
Travai ltic
 
Jean Philippe D’Erceville : Langages de cartographie pour la construction et ...
Jean Philippe D’Erceville : Langages de cartographie pour la construction et ...Jean Philippe D’Erceville : Langages de cartographie pour la construction et ...
Jean Philippe D’Erceville : Langages de cartographie pour la construction et ...
 
Stratégiénet cci aube_300611
Stratégiénet cci aube_300611Stratégiénet cci aube_300611
Stratégiénet cci aube_300611
 
OleWow - Solutions' Inventors
OleWow  - Solutions' InventorsOleWow  - Solutions' Inventors
OleWow - Solutions' Inventors
 

Similar a Creencias fundamentales 04

12 creacion y evangelio
12 creacion y evangelio12 creacion y evangelio
12 creacion y evangeliochucho1943
 
Lección 13 | El reino de Cristo y la Ley | Escuela Sabática Semanal
Lección 13 | El reino de Cristo y la Ley | Escuela Sabática SemanalLección 13 | El reino de Cristo y la Ley | Escuela Sabática Semanal
Lección 13 | El reino de Cristo y la Ley | Escuela Sabática Semanaljespadill
 
Juicios que caen sobre la tierra
Juicios que caen sobre la tierraJuicios que caen sobre la tierra
Juicios que caen sobre la tierraElmer DaSilva
 
La guerra de todas las guerras. El conflicto entre el bien y el mal
La guerra de todas las guerras. El conflicto entre el bien y el malLa guerra de todas las guerras. El conflicto entre el bien y el mal
La guerra de todas las guerras. El conflicto entre el bien y el malNelitaStorres
 
Leccion 12 - La creacion y el evangelio
Leccion 12 - La creacion y el evangelioLeccion 12 - La creacion y el evangelio
Leccion 12 - La creacion y el evangelioadarmejear
 
notas ellen white escuela sabatica 27/10/2012
notas ellen white escuela sabatica 27/10/2012notas ellen white escuela sabatica 27/10/2012
notas ellen white escuela sabatica 27/10/2012Misión Peruana del Norte
 
Vislumbres de nuestro_Dios_02 (1)
Vislumbres de nuestro_Dios_02 (1)Vislumbres de nuestro_Dios_02 (1)
Vislumbres de nuestro_Dios_02 (1)Mision Punoc
 
04 dios de gracia y juicio
04 dios de gracia y juicio04 dios de gracia y juicio
04 dios de gracia y juiciochucho1943
 

Similar a Creencias fundamentales 04 (20)

Sobrenatural rompimiento
Sobrenatural rompimientoSobrenatural rompimiento
Sobrenatural rompimiento
 
El Dios de gracia y de justicia
El Dios de gracia y de justiciaEl Dios de gracia y de justicia
El Dios de gracia y de justicia
 
12 creacion y evangelio
12 creacion y evangelio12 creacion y evangelio
12 creacion y evangelio
 
Lección 13 | El reino de Cristo y la Ley | Escuela Sabática Semanal
Lección 13 | El reino de Cristo y la Ley | Escuela Sabática SemanalLección 13 | El reino de Cristo y la Ley | Escuela Sabática Semanal
Lección 13 | El reino de Cristo y la Ley | Escuela Sabática Semanal
 
pastor
pastorpastor
pastor
 
Juicios que caen sobre la tierra
Juicios que caen sobre la tierraJuicios que caen sobre la tierra
Juicios que caen sobre la tierra
 
Leccion El reino de Cristo y la ley
Leccion El reino de Cristo y la leyLeccion El reino de Cristo y la ley
Leccion El reino de Cristo y la ley
 
El rescate de jesus
El rescate de jesusEl rescate de jesus
El rescate de jesus
 
La guerra de todas las guerras. El conflicto entre el bien y el mal
La guerra de todas las guerras. El conflicto entre el bien y el malLa guerra de todas las guerras. El conflicto entre el bien y el mal
La guerra de todas las guerras. El conflicto entre el bien y el mal
 
1.-La-convicción.pptx
1.-La-convicción.pptx1.-La-convicción.pptx
1.-La-convicción.pptx
 
¿Por qué existe el sufrimiento?
¿Por qué existe el sufrimiento?¿Por qué existe el sufrimiento?
¿Por qué existe el sufrimiento?
 
Crisis_Final.pdf
Crisis_Final.pdfCrisis_Final.pdf
Crisis_Final.pdf
 
1.-La-convicción.pptx
1.-La-convicción.pptx1.-La-convicción.pptx
1.-La-convicción.pptx
 
Leccion 12 - La creacion y el evangelio
Leccion 12 - La creacion y el evangelioLeccion 12 - La creacion y el evangelio
Leccion 12 - La creacion y el evangelio
 
notas ellen white escuela sabatica 27/10/2012
notas ellen white escuela sabatica 27/10/2012notas ellen white escuela sabatica 27/10/2012
notas ellen white escuela sabatica 27/10/2012
 
Escuela sabatica leccion 12
Escuela sabatica leccion 12Escuela sabatica leccion 12
Escuela sabatica leccion 12
 
Vislumbres de nuestro_Dios_02 (1)
Vislumbres de nuestro_Dios_02 (1)Vislumbres de nuestro_Dios_02 (1)
Vislumbres de nuestro_Dios_02 (1)
 
El pecado
El pecadoEl pecado
El pecado
 
04 dios de gracia y juicio
04 dios de gracia y juicio04 dios de gracia y juicio
04 dios de gracia y juicio
 
Leccion adultos: La restauración de todas las cosas
Leccion adultos: La restauración de todas las cosasLeccion adultos: La restauración de todas las cosas
Leccion adultos: La restauración de todas las cosas
 

Más de Misión Peruana del Norte

Guia practica para líder GP II Trimestre 2015
Guia practica para líder GP II Trimestre 2015Guia practica para líder GP II Trimestre 2015
Guia practica para líder GP II Trimestre 2015Misión Peruana del Norte
 
Guia práctica para líderes de grupos pequeños
Guia práctica para líderes de grupos pequeñosGuia práctica para líderes de grupos pequeños
Guia práctica para líderes de grupos pequeñosMisión Peruana del Norte
 
Meditaciones matinales para adultos marzo 2014
Meditaciones matinales para adultos marzo 2014Meditaciones matinales para adultos marzo 2014
Meditaciones matinales para adultos marzo 2014Misión Peruana del Norte
 
Meditaciones matinales para adultos febrero 2014
Meditaciones matinales para adultos febrero 2014Meditaciones matinales para adultos febrero 2014
Meditaciones matinales para adultos febrero 2014Misión Peruana del Norte
 
Meditaciones matinales para adultos enero 2014
Meditaciones matinales para adultos enero 2014Meditaciones matinales para adultos enero 2014
Meditaciones matinales para adultos enero 2014Misión Peruana del Norte
 
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 5
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 5La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 5
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 5Misión Peruana del Norte
 
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 4
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 4La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 4
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 4Misión Peruana del Norte
 
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 3
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 3La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 3
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 3Misión Peruana del Norte
 
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 2
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 2La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 2
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 2Misión Peruana del Norte
 
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 1
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 1La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 1
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 1Misión Peruana del Norte
 

Más de Misión Peruana del Norte (20)

8 hábitos para una pareja feliz.pptx
8 hábitos para una pareja feliz.pptx8 hábitos para una pareja feliz.pptx
8 hábitos para una pareja feliz.pptx
 
Libros originales de Ellen G. White
Libros originales de Ellen G. WhiteLibros originales de Ellen G. White
Libros originales de Ellen G. White
 
Guia practica para líder GP II Trimestre 2015
Guia practica para líder GP II Trimestre 2015Guia practica para líder GP II Trimestre 2015
Guia practica para líder GP II Trimestre 2015
 
Guía práctica para lideres GP
Guía práctica para lideres GPGuía práctica para lideres GP
Guía práctica para lideres GP
 
Guia práctica para líderes de grupos pequeños
Guia práctica para líderes de grupos pequeñosGuia práctica para líderes de grupos pequeños
Guia práctica para líderes de grupos pequeños
 
Meditaciones matinales para adultos marzo 2014
Meditaciones matinales para adultos marzo 2014Meditaciones matinales para adultos marzo 2014
Meditaciones matinales para adultos marzo 2014
 
Meditaciones matinales para adultos febrero 2014
Meditaciones matinales para adultos febrero 2014Meditaciones matinales para adultos febrero 2014
Meditaciones matinales para adultos febrero 2014
 
Meditaciones matinales para adultos enero 2014
Meditaciones matinales para adultos enero 2014Meditaciones matinales para adultos enero 2014
Meditaciones matinales para adultos enero 2014
 
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 5
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 5La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 5
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 5
 
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 4
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 4La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 4
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 4
 
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 3
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 3La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 3
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 3
 
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 2
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 2La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 2
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 2
 
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 1
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 1La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 1
La vida y la Misión de la Iglesia - Russell Burrill 1
 
Forum de Grupos Pequeños DSA 8
Forum de Grupos Pequeños DSA 8Forum de Grupos Pequeños DSA 8
Forum de Grupos Pequeños DSA 8
 
Forum de Grupos Pequeños DSA 7
Forum de Grupos Pequeños DSA 7Forum de Grupos Pequeños DSA 7
Forum de Grupos Pequeños DSA 7
 
Forum de Grupos Pequeños DSA 6
Forum de Grupos Pequeños DSA 6Forum de Grupos Pequeños DSA 6
Forum de Grupos Pequeños DSA 6
 
Forum de Grupos Pequeños DSA 4
Forum de Grupos Pequeños DSA 4Forum de Grupos Pequeños DSA 4
Forum de Grupos Pequeños DSA 4
 
Forum de Grupos Pequeños DSA 3
Forum de Grupos Pequeños DSA 3Forum de Grupos Pequeños DSA 3
Forum de Grupos Pequeños DSA 3
 
Forum de Grupos Pequeños DSA 2
Forum de Grupos Pequeños DSA 2Forum de Grupos Pequeños DSA 2
Forum de Grupos Pequeños DSA 2
 
Forum de Grupos Pequeños DSA 1
Forum de Grupos Pequeños DSA 1Forum de Grupos Pequeños DSA 1
Forum de Grupos Pequeños DSA 1
 

Creencias fundamentales 04

  • 1. SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón 07 LA NATURALEZA DEL HOMBRE Cuando Dios decidió crear a los seres humanos a su imagen (Gén 1:26, 27), tomó una porción de la tierra que había creado y le dio la forma que deseaba. Pero esa vida carecía aún de vida. Entonces Jehová “sopló en su nariz aliento de vida” (2:7) De este modo Dios le dio a la raza humana la chispa de vida, el principio de vida. Esto es lo que hace que los humanos sean individuos conscientes e inteligentes. El polvo de la tierra unido al soplo de vida se transforma en un ser viviente. Sin esta combinación no hay vida ni existencia, así como no la hubo en la forma que tuvo Adán hasta que Dios puso en él el aliento de vida. Para que el “alma” pudiera existir, eran necesarios el cuerpo (polvo) y el espíritu (soplo de vida). ¿Qué clase de ser viviente llegó a ser el hombre? Los animales comparten con los humanos los ingredientes en la “recetas” de la vida: el polvo de la tierra y el soplo de vida (cap. 7:21, 22). Pero los seres humanos están en una clase aparte pues sólo ellos fueron creados a la imagen de Dios. Se le otorgado un tipo especial de inteligencia, un tipo que no poseen los animales. Física, mental y espiritualmente el hombre refleja la imagen de Dios. Se caracteriza por una individualidad que tiene la facultad de pensar, actuar y responder al amor de Dios. El ser humano es una totalidad. Aunque fuimos creados como seres libres, cada uno de nosotros es una unidad indivisible de cuerpo, mente y alma, dependiente de Dios para la vida, el aliento y todo lo demás. Pero Dios concedió a los seres perfectos que había creado la mayor de las dádivas: la facultad de elección. Sin oportunidades para elegir, los humanos nunca podrían desarrollar un carácter moral o servir a Dios por amor. Al darles ese don el Señor corrió el riesgo de que pudieran emplear mal esta facultad. Cuando nuestros primeros padres le desobedecieron, negaron su dependencia de Él. Al hacer esto perdieron la capacidad que se les había otorgado de vivir física, mental, social y espiritualmente como Dios había querido que lo hicieran. Debido al pecado, las leyes de la herencia, que originalmente fueron una gran bendición para la raza humana, se transformaron en un mecanismo por el cual las tendencias pecaminosas también se heredan. La imagen de Dios según la cual fuimos creados ha sido deteriorada por el pecado. Todos nosotros compartimos una naturaleza caída y pecaminosa, y sus consecuencias degenerativas. Es imposible para nosotros, confiando en nuestra propia fortaleza, rechazar las exigencias de nuestra naturaleza. Heredamos la tendencia al pecado. Nuestro corazón es “engañoso” “más que todas las cosas, y perverso” (Jer 17:9). Para colmo, cada uno de nosotros ha pecado. “No hay justo, ni aun uno” (Rom 3:10, 23). Además, Satanás saca provecho de nuestras debilidades heredadas y nuestras tendencias pecaminosas para atraparnos en el pecado. Pero Dios en Cristo reconcilió al mundo a sí mismo y por su Espíritu restaura en los humanos la imagen del Creador. Perdona nuestros pecados librándonos de la culpa y la vergüenza, y nos restablece a su compañerismo (Luc 4:18; 1 Juan 1:9; 3:1, 2). Para hacer frente al problema de nuestra naturaleza pecaminosa Él la transforma (Rom 12:12): hace de nosotros nuevas criaturas (2 Cor 5:17) y cambia nuestra manera de obrar. Este cambio se denomina nuevo nacimiento (Juan 1:12, 13; 3:3).
  • 2. SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón Una de las consecuencias del pecado para la humanidad fue que la muerte entraría al mundo; los seres humanos se hicieron mortales (Gén 3:3; Rom 6:23). A causa del pecado todos los que nacen en este mundo están sometidos a la primera muerte, pero ésta no es la última “paga del pecado”. La paga real de éste es la segunda muerte, la que da por resultado el olvido eterno. Es lo opuesto a la vida eterna. Pero sólo los que elijan seguir una vida pecaminosa la sufrirán. Dios ha provisto una plan por el cual los humanos pueden escapar de esa “paga”. Cuando aceptamos a Cristo como nuestro Salvador personal, aceptamos la vida que fue suya porque Él tomó sobre sí la muerte que era nuestra. Luego de nuestra muerte resucitaremos para inmortalidad. La caída de Adán y Eva afectó su libertad de elección y la de sus descendientes. El pecado reina en nuestros cuerpos mortales (Rom 6:12). Por naturaleza somos sus siervos o esclavos (vers. 17). Estamos bajo el dominio del pecado y de la muerte. Pero cuando Cristo entra en nuestras vidas, nos libra del imperio del pecado y nos da poder para escoger liberarnos de éste. En lugar de la muerte tenemos la promesa de vida eterna (vers. 7-23). Lectura Auxiliar: Gén 3; Sal 8:4-8; 51:5; Ecl 12:14; Eze 18; Rom 5: 12-17; 7; 1 Cor 15:22; 2 Cor 5: 19, 20; Efe 2: 2-5. 08 EL GRAN CONFLICTO La humanidad entera es parte de un conflicto de proporciones extraordinarias entre Cristo y Satanás en relación con el carácter de Dios, su ley y su soberanía. Según las Escrituras, muchos miles de años atrás, antes que este mundo fuese creado, el mal se originó misteriosamente en el corazón de Lucifer, el ángel más exaltado del cielo. La culpa no fue de Dios pues Lucifer fue creado perfecto (Eze 28:15). Pero aparentemente éste no estaba satisfecho con su posición. Pensaba que se le debían rendir los mismos honores que al Señor, particularmente el Hijo (Isa 14:12-14). Permitió que lo dominaran pensamientos de envidia y celos. Él debería haber rechazado esos pensamientos. Debería haber conocido que como ser creado no tenía derecho alguno al homenaje otorgado a la Divinidad. Pero no lo reconoció. En cambio, albergó pensamientos malignos y los confió a los ángeles, sus compañeros. Evidentemente no dijo abiertamente: “Yo estoy celoso de Cristo”. Probablemente formuló preguntas destinadas a sembrar las semillas del descontento y del desafecto. “¿No les parece que el cielo está estructurado demasiado rígidamente? ¿Por qué el gobierno de Dios necesita leyes? No veo por qué los seres santos deban necesitarlas. No creo que Dios nos ame como dice; se siente satisfecho dando órdenes. Es injusto y arbitrario”. Esta clase de sugerencias e insinuaciones continuaron hasta que la tercera parte de los ángeles estuvo sólidamente comprometida con Lucifer. Engañados por su canto de sirena, los ángeles rebeldes pensaron que podían establecer un gobierno superior al de Dios. Con infinita paciencia el Señor intentó explicar sus acciones y persuadir a Lucifer y sus simpatizantes a abandonar el rumbo calamitoso que estaban siguiendo. Procuró
  • 3. SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón poner en claro que las leyes del Cielo están basadas en el amor y son esenciales para la felicidad. Pero Lucifer y sus rebeldes compañeros fueron intransigentes; se negaron a aceptar las explicaciones de Dios o responder a sus súplicas. Las Escrituras dicen que la crisis continuó hasta que “hubo una gran batalla en el cielo” (Apoc 12:7-9). Lucifer y sus simpatizantes lucharon contra Cristo y los ángeles fieles tratando de tomar el trono de Dios. Pero fueron vencidos y expulsados del cielo. El Señor no destruyó inmediatamente a Lucifer y sus seguidores, sino que les dio tiempo y oportunidad para demostrar si sus acusaciones en contra de su carácter y de la ley eran justificadas. En la tierra el Señor había colocado a Adán y Eva en el Jardín del Edén y había previsto una prueba de carácter de modo que ellos pudiesen demostrar su lealtad a Dios. La prueba era sencilla: Apartó un árbol del Jardín y dijo a la pareja que no comiera de él (Gén 2:16, 17); la desobediencia causaría la muerte. Lucifer (hoy llamado Satanás) vio en esto la oportunidad para tentar a la santa pareja a que comiera el fruto y así se uniese a la rebelión. Adán y Eva cedieron a la tentación de Satanás. Por misericordia Dios les perdonó la vida para que pudiesen tener la oportunidad de arrepentirse, pero la pena por haber quebrantado la ley de Dios debía cumplirse. De modo que Dios ofreció a su propio Hijo para que viniera a la tierra y muriese como sustituto divino tomando el lugar de los pecadores. También se predijo un conflicto continuo entre el bien y el mal. (3:15) A medida que el tiempo transcurrió, las consecuencias del pecado resultaron cada vez más evidentes, no solo en la raza humana sino en toda la naturaleza. Y los principios defendidos por Satanás produjeron una cosecha de perversidad. Cuando Satanás impulsó a los seres humanos a matar a Jesús, todos los habitantes de otros mundos vieron claramente que Dios estaba en lo correcto y Satanás equivocado. Todos comprendieron que Dios es amor y que su ley es justa y necesaria. Pero, con el fin de dar a los habitantes de nuestro planeta amplias oportunidades de entender los puntos en juego en la gran controversia y elegir de qué lado deseaban estar, Dios permitió que el drama del pecado continuara por muchos siglos más. Cristo probó por su muerte en la cruz y su vida sin pecado que la ley divina no cambia y que puede ser guardada. Cuando la muerte y la resurrección de Cristo hicieron posible la vida eterna, demostrando que Dios realmente amaba a todos, Dios expulsó a Satanás del cielo para siempre. Pero Dios no destruyó a los rebeldes, porque eso hubiera hecho que los humanos lo sirvieran por temor, y no por un amor que se nutre en la libertad de elección. Y por eso esperamos que las acusaciones de Satanás puedan ser vistas finalmente a la luz de la verdad. Hoy el conflicto se aproxima a su fin. Con suma premura e Espíritu Santo y los ángeles están procurando ayudar a la gente que optó ponerse del lado de Dios y es fiel al Señor, a la justicia y a la verdad por encima de la vida misma. Las Escrituras dejan en claro que el resultado final será la completa victoria de Dios, y la vindicación de su carácter y ley. Pero hasta ese día, en que Él destruya a Satanás y sus seguidores y purifique la tierra con fuego, el bien y el mal co-existirán, testimonio poderoso de que esas fuerzas sobrenaturales están siguiendo su lucha iniciada siglos atrás en el cielo. Lectura Auxiliar: Apoc 12:4-9; Isa 14:12-14; Eze 28:12-18; Gén 3; Rom 1:19-32; 5:12-21; 8:19, 22; Gén 6-8; 2 Ped 3:6; 1 Cor 4:9; Heb 1:14; CS, 546-558; HR, 13- 19; PP, 11-24.